Leonid Brézhnev y de la Reforma de Kosiguin?

    Comparte

    VanderStalin
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 2
    Reputación : 6
    Fecha de inscripción : 25/02/2015

    Leonid Brézhnev y de la Reforma de Kosiguin?

    Mensaje por VanderStalin el Miér Feb 25, 2015 9:36 pm

    Hola Camaradas, saludos desde Partido Comunista Accion Proletaria PC (AP), soy nuevo en el foro y estoy buscando informacion sobre la Reforma de Kosiguin, alguien puede aportar información imparcial respecto al tema? gracias!

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Re: Leonid Brézhnev y de la Reforma de Kosiguin?

    Mensaje por NSV Liit el Sáb Feb 28, 2015 6:21 am

    VanderStalin escribió:Hola Camaradas, saludos desde Partido Comunista Accion Proletaria PC (AP), soy nuevo en el foro y estoy buscando informacion sobre la Reforma de Kosiguin, alguien puede aportar información imparcial respecto al tema? gracias!

    El camarada RDC y yo tuvimos una discusión sobre la naturaleza de la URSS en la que tocamos esa cuestión. A partir de aquí:

    http://www.forocomunista.com/t858p350-problemas-de-la-experiencia-socialista-en-la-urss#157196

    la discusión ocupa varias páginas y hay también comentarios de otros camaradas, bastante interesantes. El tema no es exactamente las reformas de Kosiguin, pero se toca en varias ocasiones.

    También mencioné un poco sobre el tema aquí:

    http://www.forocomunista.com/t14871-que-opinais-de-leonid-brezhnev#192875

    Espero que te sean útiles los enlaces. Salud, camarada.


    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4766
    Reputación : 5461
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: Leonid Brézhnev y de la Reforma de Kosiguin?

    Mensaje por sorge el Dom Mar 01, 2015 8:29 pm

    Conflicto Breznev-Kossyguin
    Las primeras tentativas de reforma las emprendió Khruschev en 1957. Intentaban en esencia operar una descentralización de las decisiones económicas. Se supri­mieron gran número de ministerios nacionales Y se crea­ron un centenar de sovnarjoses o consejos económicos regionales. Los resultados fueron decepcionantes en extremo. Rápidamente se dió cuenta de que no se con­seguía sino desplazar los problemas Y añadir a ello un desorden general. En nada cambiaban los métodos organizativos y sólo se lograba crear el malestar entre la dirección central, que se veía privada de una parte de sus poderes, cuando no se mostraba contraria a irse de las provincias. También se decidió, a partir de los años 1961-62,considerar la toma de medidas más radicales y extensi vas.Ciertos fragmentos de las discusiones que durante algún tiempo se mantuvieron entre los economistas, Se hicieron públicas. El 9 de septiembre de 1962 aparecieron en Pravda, el célebre artículo del profesor Liberman, "Planificación, beneficio y precio"que proponía el  reemplazo de los "índices" tradicionales por el índice del rendimiento.

    Kruschev, utilizó en dos ocasiones los servicios de Liberman, en septiembre de 1962 y después en septiembre de 1964. El segundo artículo se titulaba modestamente: "Algo más sobre la planificación, el beneficio y las pri­mas", ¡Como si no hubieran transcurrido dos años desde la aparición de su primer texto!. Dos años que habían estado marcados por luchas muy severas tanto en la di­rección del partido como entre los prácticos de la eco­nomía, entre los que aceptaban y los que rehusaban la introducción de nuevos métodos.. ¿Pero en qué consis­tían estos nuevos métodos? Esencialmente en una suavi­zación de la planificación, lo que conllevaba: Mayor autonomía de las empresas. 2) La sustitución de los " índices" tradicionales por el "índice" de rendimiento. 3) El desarrollo de las primas y de las diferentes formas de participación en los resultados. 4) Revisión del sistema de los precios. 5) La descentralización del sistema de créditos.
    Los reformistas, entre los que hay que colocar a Kossyguin, se defendían de la acusación de querer cuestionar los principios fundamentales de la economía sovietica. La planificación debía conservar su carácter imperativo y las opciones que llevaba consigo sólo podían ser tomadas por la dirección del partido. No era cuestión dejar decidir a las empresas la naturaleza de su producción y ampliar sus actividades a dominios no previstos por la planificación. Sin embargo, el problema estaba centrado en saber si los directivos de los ministerios debían ser tan precisos y tajantes como en el pasado, o si no valía más tener en cuenta los intereses de la empresa y reformar el sistema de planificación de manera que coincidieran estos intereses y los de la sociedad entera.

    Ahora bien, ¿cuales pueden ser los "intereses" de una empresa sovietica? Los reformistas responden: producir de la manera racional posible los mejores productos posibles, de forma que se satisfaga a los clientes y se aseguren los beneficios más importantes que permitirán distribuir en su entorno unas primas más elevadas. La relación entre el beneficio obtenido y los capitales próductivos utilizados se elevara y las recompensas atribuidas a la empresa será importantes. Esto significa que después de haber obligado a una empresa a realizar un conjunto de fabricaciones específicas en unos plazos determinados, los ministerios industriales le dejarán la elección de los metodos de producción y la autorizarán para que establezca contratos con sus diferencias clientes.

    ¿Significa esto un abandono de los principios socialistas y una vuelta parcial a los mecanismos capitalistas? No, escriben los reformistas-y entre ellos el profesor Liberman- porque por una parte, el beneficio no va ligado a los intercambios considerados(que nunca han dejado de existir en la URSS) y por otra, lo esencial de los beneficios logrados continuará siendo recogido por el Estado. Se trata simplemente de establecer la gestión de las diferentes unidades económicas sobre su rendimiento(y no a partir de los "indices" habituales) y de crear nuevos estimulos materiales al ir ligada la atribución de primas a la importancia de este rendimiento. Las empresas no pueden disponer esto libremente y la adquisición de cualquier parte del capital colectivo por personas privadas está totalmente prohíbido.

    Estas tesis inspiradoras de las reformas de 1965, van a tropezar con una fuerte resistencia, y es que los cambios propuestos cuestionan en la practica los controles ejercidos por el partido. Hasta ese momento, sus miembros tenían por misión vigilar, hasta los minimos detalles, la actuación de los directivos de la maquinaria económica. A sus ojos, estos directivos presentaban un contenido político: traducían en términos concretos la línea del partido. Había pues que explicarsela a los trabajadores y vigilar que los responsables de las empresas la aplicasen escrupulosamente. En la vida cotidiana siempre existian desviaciones, pero el partido siempre encontraban los medios para ponerles fin.

    ¿Quien se convertirá en la autoridad de los cuadros del partido para la dirección de las empresas de una región o de una ciudad? ¿Y quien tendrá peso en el interior de las empresas? Los directores y los ingenieros ya no se estremecerían ante ellos; los obreros no tendrían que hacerles discursos. Si los rendimientos conseguidos son importantes, las primas serán interesantes y Moscú se mostrará satisfecho. Y sólo en el caso de que las cosas marchasen mal se reclamaría a los funcionarios del partido para que se ocuparan de ellos....o al menos para que enviaran a un tecnico que resolviera el problema.

    Tambien Kruschev, y después de él Kossyguin, se verán obligados a transigir. Pondrán en marchas reformas, porque de todas modos hay que relanzar la economía, pero mostrarán prudentes y cuidarán los intereses del partido. Dos empresas de la confección,"Bolchevitichka" en Moscu y "Maiak" en Gorki, servirán de cobayas en 1964. Sin esperar las directrices del ministerio de Industria Ligera, estas dos unidades pilotos estableceran contratos con diferentes almacenes.

    Estos contratos precisan la cantidad  y sobre todo la calidad(teniendo en cuenta las demandas de la clientela) de las mercancias que deberan ser entregadas. Los precios se establecen por mutuo acuerdo pero no deben alejarse demasiado de los precios fijados nacionalmente.
    Despues las dos empresas someten sus proyectos de actividad al ministerio, que las inscribe en el marco de la planificación general. La administración puede pedir la modificación de algunos contratos pero esta vez sus directivos son mucho más flexibles. "Bolchevitchka" y "Maiak" son libres para escoger las técnicas de ejecución que les parezcan mejores. No se les impone ninguna "norma" en lo concerniente a la mano de obra y las materias primas(no obstante los "bonos de compra" sigue siendo dados por el ministerio puesto que la experiencia se ejecuta sobre los almacenes, y no sobre los fabricas textiles). Al final se juzgan los resultados por la ejecución del plan de producción, pero también en función de los rendimientos obtenidos. Se les obliga a caminar por una via que tiende según una formula de Nemtchinov, "a sustituir el plan-mandato por el plan-deber."

    Resistencia de la dirección del partido.
    La dirección central sólo acepto esta reforma bajo la presión de los hechos económicos y no sin oposición.
    Los sovnarjoses regionales fueron suprimidos y los ministerios industriales nacionales restablecidos(muy a menudo bajo la dirección de sus antiguos titulares) Baibakov, al que Kruschev habia desplazado en 1957, vuelve a ser el presidente del gosplan. Las reglas que se habian fijado para la "renovación sistematica de los cuadros" fueron prácticamente abandonadas, pero, por encima de todo, el partido reafirmara sus derechos a la intervención y a la supervisión.

    No era todo esto lo que querían los reformistas. Michel Tatú ha referido maravillosamente la lucha que con este motivo se desarrolló durante la primavera y el verano de 1965 entre el presidente del congreso, Kossyguin, y el secretario del partido Brezhnev, es decir, los dos hombre que algunos meses antes se habian aliado para derribar a Kruschev. Tomando la palabra antes los principales colaboradores del gosplan. Kossyguin declaraba en marzo de 1965: "Debemos liberarnos completamente(...) de todo lo que ataba a los trabajadores de la planificación y les obligaba a establecer los planes de una manera diferente a lo que exigían los intereses de la economía(...) Examinando numerosas cuestiones importantes, nos encontramos a menudo prisioneros de unos cánones que nosotros mismos hemos fábricados y que despúes de mucho tiempo, hay que reemplazar por principios nuevos que respondan a las modernas condiciones del desarrollo de la producción".

    Pravda(que dependia directamente de la dirección del partido) público un gran artículo del "teórico" Stepanov(entonces redactor jefe del Kommunist) en el que se reafirmaba con firmeza el primado de la ideología. Stepanov decía en resumen, que no se trataba sólo de realizar una producción determinada, sino de saber por qué medio iba a obtenerse.
    Y añadia que en este terreno podía seguirse a los que Lenin llamaba los "negociaciones cabecillas" y que habia que "tener en cuenta ante toda la elaboración ténica de todos los principios del comunismo, de las vias que se siguen y de los medios por los que se edifica."

    Algunos días más tarde, el secretario de la organización de Lenigrado, Popov, escribía a su vez en Pravda "El dirigente del partido es un funcionario político, y aborda la solución de las tareas de la producción de otra forma, y actúa con otros metodos que los dirigentes economicos. Los refuerza, los completa, pero no los sustituye en modo alguno(...) La promoción de espcialistas en la dirección de los organismos  del partido no significa que pueda relajarse la atención en torno al trabajo político y a la organización del partido, renunciar a las tradiciones, formas y métodos de la dirección del partido ya probados y verificados por la vida".

    Esto réplica dibujaba la grandes líneas del deseado compromiso. Se transigia en dejar más libertad a los técnicos de la economía y a los directores de empresa con la condición de que los hombres del partido pudieran conservar el derecho a intervenir en la gestión ecónomica y en  caso de conflicto, tuviera la última palabra. Los reformistas replicaron a su vez por el canal de Izvestia(que, en tanto organo del gobierno, se revela en principio al servicio de Kossyguin). Convertirán en irrisorias las "campañas de emulación" que los funcionarios del partido continúan organizando impertubablemente. Defenderán a los directores de las fábricas que en su inmensa mayoría sólo podían ser considerados, afirmaban, como "negociantes". Recordarán por fin que Lenin jamás había opuesto interes material y entusiasmo.

    Al término del largo enfrentamiento, en el otoño de 1965, se adoptó la reforma. Tenía mucho menos alcance de lo que los reformistas deseaban. El rendimiento fue adoptado como uno de los criterios que permitían juzgar la gestión de una empresa, pero no era el único.
    La parte de los beneficios dejados a disposición de los directores (y retribuidas bajo la forma de primas) fue aumentada, pero las alianzas directas entre las empresas sólo eran autorizadas en cierto número de casos.
    Los suministros y productos continuaban  siendo objeto de una distribución administrativa. La ordenación de los precios que encabezaba toda reforma fue aplazada para el año 1967.Mientras tanto, algunas disposiciones fueron inmediatamente tomadas en el terreno de los precios agricolas: se acordaron primas para las entregas sobre las cuotas previstas.

    A pesar de las concesiones hechas a los campesinos, la relación entre los precios industriales y los agrícolas resultaban desfavorable para estos últimos, lo que explica en parte el debil rendimiento de la producción de los koljoses. En 1970, el 36% de los recursos de las familias campesinas provenían siempre de las parcelas individuales, y solamente el 37% de las rentas distribuidas por los koljoses.(Los salarios exteriores del Estado y los fondos sociales representaban el resto).

    Las relaciones entre el salario obrero más bajo y el más elevado era de 1 a 3 a principios de los años 50. Fue de 1 a 2 a partir del XX congreso (1956) y despues, de nuevo se convirtio en 1 a 3 en 1966

    Contenido patrocinado

    Re: Leonid Brézhnev y de la Reforma de Kosiguin?

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:30 am


      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 11:30 am