La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Comparte
    avatar
    Federos
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 59
    Reputación : 111
    Fecha de inscripción : 13/02/2015

    La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por Federos el Sáb Feb 14, 2015 12:27 am


    La lectura de Estado y revolución, quizá el libro más importante de Lenin, constituyó una de las experiencias más extrañas que he tenido recientemente: algunos pasajes me parecían tan acertados y perspicaces que me daban ganas de aplaudir, en tanto que otros me resultaban demasiado ingenuos y, a la luz de lo que ocurrió con el experimento soviético, francamente risibles. Como haya sido, es uno de los pocos libros del canon socialista que no me han llenado de irritación y que incluso releería voluntariamente.
    Lenin dedica el primer capítulo a explorar la naturaleza del Estado a partir de la teoría marxista de la lucha de clases. Aunque las etiquetas ofrecidas por el marxismo para designar a las distintas clases (básicamente "proletariado" y "burguesía") resultan hoy burdas e insuficientes, la intuición que se encuentra detrás de dicha teoría es correcta: el conflicto es algo inherente a la condición humana y siempre existirán choques de intereses entre individuos y grupos. Con base en las enseñanzas de Marx, Lenin concluye que el Estado surgió como un mecanismo para moderar los choques entre clases, aunque con ese pretexto de crear "orden" el Estado se convirtió paulatinamente en un órgano de dominio, es decir, en un mecanismo al servicio de una clase para oprimir a otra.
    Lo anterior es estrictamente cierto, pues incluso en las farsas conocidas como "democracias" los gobiernos están constituidos por grupos de personas que disfruta del monopolio de la violencia y que la utilizan para oprimir a todos los demás y para arrogarse el derecho a decidir, por ejemplo, en qué y bajo qué circunstancias podemos trabajar, con quién podemos hacer negocios, cuánto de nuestro dinero debemos entregar en forma de "impuestos" para la manutención de la propia clase gobernante, qué sustancias podemos o no consumir, si se nos está permitido o no interrumpir un embarazo, a dónde podemos viajar y por cuánto tiempo, etcétera, etcétera. Los gobiernos institucionales disfrutan de facultades para inmiscuirse en casi todos los aspectos de nuestra vida y obligarnos a obedecer.
    Lenin elabora también una detallada exposición de la maraña de cuerpos y relaciones perversas que se tejen al interior del Estado. Denuncia cómo "se promulgan leyes especiales que proclaman la santidad y la inviolabilidad de los burócratas" y cómo éstos, amparados en el poder público y con el "derecho" a recaudar impuestos, se colocan por encima de la sociedad a la que dicen servir. También señala cómo los individuos más ricos se alían con el gobierno para proteger sus propios intereses y cómo sobornan a los funcionarios públicos directamente con dinero, o indirectamente con puestos en empresas privadas una vez que se retiran del "servicio público". Y como remate, Lenin señala que no sólo existe una alianza entre el gobierno y los grandes capitalistas, sino también entre el gobierno y las organizaciones obreras, cuyos líderes se venden a cambio de dinero y prebendas. Todo lo anterior, con algunas salvedades, continúa siendo válido y actual.
    Lenin se mofa de los que creen que el voto es un mecanismo efectivo para influir sobre la maquinaria estatal, y reprocha violentamente a los que "instilan en la mente del pueblo la falsa noción de que el sufragio universal [...] es capaz de expresar la voluntad de la mayoría de la clase trabajadora y de asegurar su implementación". Lo anterior, para no variar, es correcto: en todas las democracias el voto se ha convertido en un mecanismo para hacer creer a la gente que tiene alguna influencia sobre el desarrollo de las cosas cuando en realidad lo único que hace es legitimar a la clase dominante, es decir, a una pandilla de ladrones, narcisistas y sociópatas que primero ven por sus propios intereses y que sólo escuchan a las clases oprimidas y fingen hacer algo por ellas cuando así conviene a sus propios intereses. Así era en el tiempo de Lenin y así sigue siendo.
    El discurso de Lenin, al menos en el primer capítulo de Estado y revolución, se nos presenta casi como el de un moderno libertario, pues no sólo expone con gran elocuencia y penetración la naturaleza esencialmente violenta y opresora del Estado, sino que además recalca una y otra vez que su abolición debería ser el objetivo último de cualquier movimiento revolucionario. Lenin habla explícitamente de que existe una "maquinaria burocrática-militar estatal" que debe ser aplastada y destruida por el bien de la sociedad, y que todas las personas deberían involucrarse activamente en la toma de decisiones de interés público. Las intuiciones y los propósitos expresados por Lenin en las primeras páginas del libro resultan válidos, interesantes y encomiables... pero un vez que dejamos atrás estas líneas repletas de perspicacia y fuego libertario, Estado y revolución se convierte en una broma ante la que no sabemos si reír o llorar.
    No debemos olvidar que, pese a las apariencias, en el fondo Lenin no era ni de lejos un libertario. De hecho, como todos los socialistas, Lenin era profundamente autoritario. La promesa del socialismo es que una vez instaurado el nuevo orden todos seremos realmente libres... pero Lenin sabía perfectamente que el orden socialista implicaba medidas que van en contra de la libertad humana y que sólo podrían imponerse a sangre y fuego. En las primeras páginas del libro Lenin denuncia altivamente que el poder del Estado se sustenta "en cuerpos especiales de hombres armados con prisiones, etcétera, a sus órdenes", pero tal declaración teñida de superioridad moral se transforma en hipocresía cuando recordamos que el propio Lenin mandó formar a finales de 1917 una "fuerza especial", la famosa Cheka, con poderes ilimitados para detener, torturar y fusilar a todo el que se opusiera al nuevo gobierno bolchevique.
    Para calibrar en toda su magnitud la incongruencia de su discurso es necesario hacer un examen de las etapas que según el propio Lenin nos conducirán a las glorias del comunismo. Su descripción se encuentra en el capítulo V del libro y puede resumirse de la siguiente manera:
    La mayor parte de la humanidad pertenece a la clase llamada proletariado, la cual vive oprimida por los capitalistas burgueses. El proletariado es la única clase verdaderamente revolucionaria y con la capacidad para acabar con la explotación capitalista. La "vanguardia del proletariado" (es decir, Lenin y sus camaradas) debe liderar a las masas de obreros para derrocar a la burguesía e instaurar una "dictadura del proletariado", la cual se apoyará en las viejas estructuras estatales y echará mano de toda la violencia necesaria para aplastar la resistencia de los grupos reaccionarios y suprimir la propiedad privada de los medios de producción. La "dictadura del proletariado" constituirá el "socialismo", que será una etapa pasajera y a la cual seguirá propiamente el advenimiento del "comunismo", durante el cual los individuos desarrollarán plenamente todas sus capacidades y trabajarán por gusto y no por necesidad, conoceremos al fin el verdadero potencial de las fuerzas productivas de la sociedad y disfrutaremos de una abundancia sin límites, desaparecerán todos los conflictos y, con ellos, la necesidad de un Estado opresor.
    Lo anterior constituye una verdadera visión escatológica del Fin de los Tiempos, una fulgurante promesa del Reino cuyas puertas se abrirán ante nosotros después de la Noche Oscura del combate entre las fuerzas del Bien (el Proletariado) y las del Mal (la Burguesía). En ese sentido, no resulta exagerado decir que si Marx y Engels escribieron los Evangelios del comunismo, Lenin escribió su Apocalipsis.
    Como buen profeta, Lenin se abstiene de entrar en detalles acerca del comunismo en sí, y en cambio se explaya acerca de las características que presentará la "dictadura del proletariado". Y lo que dice al respecto resulta al mismo tiempo feroz e hilarante.
    Uno de los pasajes más significativos de Estado y revolución es aquel donde Lenin afirma muy seriamente que el servicio postal constituye un modelo para organizar el sistema económico socialista. Es la misma patraña a la que recurre Michael Moore (¿influenciado por Lenin?) en su documental Sicko para intentar convencernos de que la socialización de la medicina es posible porque existen empresas gubernamentales, como el servicio postal, que supuestamente funcionan bien. ¿De verdad? Se necesita ser un verdadero cínico para no admitir que los sistemas postales gubernamentales son lentos, ineficientes y poco confiables en comparación con los sistemas privados. Cuando necesitamos hacer un envío urgente nunca recurrimos al sistema postal del gobierno porque existe una enorme probabilidad de que nuestro paquete se retrase o se pierda en el camino.
    Que Lenin pudiera creer que el sistema postal constituía una organización digna de imitarse es revelador de la psicología profunda de los socialistas. Aunque no lo digan así, el plan de los socialistas desde Marx, pasando por Lenin, hasta Hugo Chávez y otros "revolucionarios" modernos, es simplemente mantener el sistema de producción capitalista pero sin capitalistas. En general los socialistas admiran el impresionante poder del capitalismo para inundarnos con un tremendo caudal de productos y servicios y para elevar el nivel de vida de las personas... pero no soportan que los hombres y las mujeres al frente de los procesos productivos más exitosos sean en muchos casos enormemente ricos. Todos los revolucionarios e intelectuales socialistas han visto las corporaciones y compañías capitalistas como enormes mecanismos de producción de riqueza ya completamente armados y listos para expropiarse, y Lenin creía sinceramente que para mantenerlos andando sólo hacía falta conservar a las personas en sus puestos y obligarlas a reproducir las tareas que ya estaban acostumbradas a hacer.
    El plan de Lenin parecía a prueba de tontos: la clave estaba en hacer que todos los proletarios participaran en la administración del Estado, pues en realidad eso no era difícil, ¿cierto?, sólo se necesitaba saber leer, escribir y hacer las operaciones aritméticas elementales. Una vez que el proletariado se hubiera apropiado de los puestos de "control y contabilidad", sólo necesitaría someter a punta de pistola a todos los técnicos, ingenieros y científicos que "actualmente trabajan subordinados a los capitalistas [y que] mañana trabajarán aún mejor subordinados a los trabajadores armados". Lenin declara además que su propósito inmediato es que "los técnicos, los capataces, los contadores, así como todos los oficiales, reciban salarios no mayores que 'el sueldo de un obrero'", y el proletariado contaría con las persuasivas puntas de sus bayonetas para asegurarse de que todos se conformaran con esa situación. Al principio resultaría un poco duro, es verdad, pero el nuevo orden socialista acabaría convirtiéndose en un "hábito" entre las personas y no habría mayor problema. En síntesis: después de unas gloriosas primeras páginas contra la opresión del gobierno, Estado y revolución se convierte en una apología de la opresión gubernamental. Lenin critica y condena la violencia institucional... sólo para decir inmediatamente después que la revolución sólo podrá hacerse y mantenerse a través de la violencia.
    La "dictadura del proletariado" en su versión dura persiste en unos pocos países del mundo, tales como Corea del Norte y Cuba. Sin embargo, en muchos otros países podemos encontrar versiones "blandas" de esta fantasía de expropiar las empresas privadas y mantenerlas en funcionamiento como si se tratara del servicio postal. Al momento de escribir estas líneas, el pueblo venezolano continúa sufriendo las consecuencias de esa absurda doctrina. Hugo Chávez llegó al poder en 1999 y durante los trece años que ocupó la presidencia implementó una política de expropiaciones que puso alrededor de 1200 empresas privadas bajo el control del gobierno. Progresivamente ocurrió con esas empresas lo que ocurre siempre cuando los burócratas toman el control: la marcha del aparato productivo se hizo cada vez más lenta e ineficiente porque los nuevos "jefes", a diferencia de los empresarios que la dirigían antes, no tenían ningún interés personal en el buen funcionamiento de la organización. Que la empresa tuviera ganancias o sufriera pérdidas no les concernía en lo más mínimo, pues siendo empleados del gobierno nadie los iba a despedir jamás y tampoco se les recortaría el sueldo por llegar tarde e irse temprano o robarse los bienes de la compañía: en las empresas estatales lo importante no es ser productivo y servir bien a los clientes, sino respetar la cadena de mando, rendir pleitesía al Glorioso Líder y acudir puntualmente a los mítines y las asambleas del partido. Hacia el final de la dictadura de Hugo Chávez el aparato productivo venezolano ya no era ni la sombra de lo que solía ser, y no es ningún secreto que ahora el país debe importar los alimentos que antes producía localmente, alimentos que con frecuencia se quedan pudriendo en los muelles porque los burócratas a cargo de las aduanas y de los sistemas de transporte no tienen ningún incentivo para distribuirlos con rapidez.
    Una empresa pública no es realmente de nadie, y quienes estén al frente de ella sólo se dedicarán a repetir lo que ya saben porque no se benefician de innovar o de recortar costos o de mejorar la cadena de distribución. Un mundo cuyo aparato productivo imite la organización de un sistema postal se convertirá en un mundo estancado y lento, exactamente como ocurrió en la Unión Soviética después de Lenin: la "dictadura del proletariado" (es decir, la dictadura del Partido Comunista y sus líderes), comenzó a dirigir centralizadamente la economía y lo único que propició fue ineficiencia, escasez, desperdicio, baja productividad, arbitrariedad, corrupción y pobreza. Ese mundo es la verdadera consecuencia de expropiar el aparato productivo y pretender que funcione como los servicios postales.
    La incongruencia y la miopía de Lenin continúan muy vivas en los modernos intelectuales de izquierda, en figuras llenas de fuego e indignación, tales como Noam Chomsky, Slavoj Zizek o Eduardo Galeano: identifican los problemas y perciben que el causante de ellos es el gobierno... ¡pero la solución que proponen para esos problemas es más gobierno!
    El libertarismo comparte las intuiciones de Lenin en cuanto a la naturaleza opresora del Estado y sus efectos destructivos, pero nos ofrece una visión infinitamente más detallada, coherente y sugestiva de cómo sería un mundo sin gobiernos institucionales (el texto definitivo al respecto, en mi opinión, es For a new liberty, de Murray Rothbard). Sin embargo, considero que Estado y revolución es una lectura recomendable tanto por su interés histórico como por su carácter de cautionary tale: Lenin nos recuerda que la buena intención de liberar a la humanidad del Estado puede llevarnos al infierno si coqueteamos así sea por un segundo con la idea de servirnos del Estado para alcanzar nuestro fin.
    avatar
    Máquina
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1166
    Reputación : 1248
    Fecha de inscripción : 04/08/2014
    Localización : Asturies

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por Máquina el Dom Feb 15, 2015 1:06 am

    Lenin entendía qué es, y como funciona un Estado, la única forma de saber usarlo. El no solo sabía conducir el coche sino como era su mecánica interna.

    Te sorprende por "libertario" el análisis de Lenin sobre el Estado en la medida que no sabes u olvidas que el Estado socialista no es eterno sino que se debe diluir llegado el momento.

    En resumen, a ti te Molan las partes del libro que coinciden con tu pensamiento, y las que no, pues no, un humano vaya.

    Un apunte, el anarquismo es socialista, los anacap son como los NZBOL, engendros, decir que todo socialismo es autoritario es = Error. Es más, el anarquismo es la única ideología no autoritaria, si eres docto me encuentras otra y me refutas.

    De la racha iluminada de párrafos explicando como piensan y que envidian/ hacen los comunistas qué decir, siempre es un placer tener a un famoso de su nivel entre nosotros señor Inda.
    avatar
    Iván456
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 49
    Reputación : 53
    Fecha de inscripción : 11/09/2014
    Edad : 24
    Localización : México, Distrito Federal

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por Iván456 el Dom Feb 15, 2015 3:06 am

    ¿Esto es una tergiversación o qué? Digo, puedo decir que Ludwig Von Mises nos describe al mercado como un vació donde bellas hadas invisibles establecen precios en "La acción humana" pero esto no pasa de ser una suposición hasta que se someta a un análisis y eso mismo pienso hacer con tu aporte y es que, aunque no lo creas, resulta igual de absurdo que mi suposición pero vayamos por partes.

    En primer lugar nos sales con esto:

    Federos escribió:Con base en las enseñanzas de Marx, Lenin concluye que el Estado surgió como un mecanismo para moderar los choques entre clases.

    Definitivamente absurdo. Te preguntaras, ¿Por qué?, bueno, porque Lenin, en las primeras secciones de "El estado y la revolución" no desarrolla esta tesis, por el contrario, la refuta. Lenin dice que esta teoría, propia de las artimañas de los teóricos de la burguesía, es una negación de lo que es en realidad el estado pues nos expone como este, lejos de amortiguar los choques entre las clases, funge como arma de la clase dominante para oprimir al resto.

    Lenin jamás habla de la burocracia como "casta gobernante" ni dilucida algo similar al supuesto liberal de que el estado explota a la sociedad en general, por el contrario, nos dice que el estado capitalista es el instrumento mediante el cuál se sostiene la explotación de la clase trabajadora por la clase burguesa y nos explica como los impuestos son el medio por el cuál se mantienen estos instrumentos de represión al servicio de una clase.

    En torno a lo anterior Lenin se aleja de las posturas anarquistas o "libertarias" que le adjudicas al plantear que los obreros han de tomar en sus manos toda la maquina burocrático-militar del estado capitalista y reemplazar sus instituciones para eliminar gastos innecesarios (cómo hicieron en su tiempo los obreros de París), entre ellos el gasto de representación y el gasto de manutención del ejercito permanente, promoviendo incluso la reducción de los salarios de todos los burócratas al nivel de un obrero común.

    Sin duda Lenin se aleja totalmente de la visión oscura que le tienes donde, aparentemente (y cómo buen libertario) piensas que dice, pues, que para conseguir su "liberación", el proletariado ha de someterse a la más brutal dictadura de un gobierno autoritario y sangriento que, milagrosamente, caerá y abrirá la puerta al paraíso. O al menos eso es lo que expresas en las siguientes lineas:

    Federos escribió:La mayor parte de la humanidad pertenece a la clase llamada proletariado, la cual vive oprimida por los capitalistas burgueses. El proletariado es la única clase verdaderamente revolucionaria y con la capacidad para acabar con la explotación capitalista. La "vanguardia del proletariado" (es decir, Lenin y sus camaradas) debe liderar a las masas de obreros para derrocar a la burguesía e instaurar una "dictadura del proletariado", la cual se apoyará en las viejas estructuras estatales y echará mano de toda la violencia necesaria para aplastar la resistencia de los grupos reaccionarios y suprimir la propiedad privada de los medios de producción. La "dictadura del proletariado" constituirá el "socialismo", que será una etapa pasajera y a la cual seguirá propiamente el advenimiento del "comunismo", durante el cual los individuos desarrollarán plenamente todas sus capacidades y trabajarán por gusto y no por necesidad, conoceremos al fin el verdadero potencial de las fuerzas productivas de la sociedad y disfrutaremos de una abundancia sin límites, desaparecerán todos los conflictos y, con ellos, la necesidad de un Estado opresor.
    Lo anterior constituye una verdadera visión escatológica del Fin de los Tiempos, una fulgurante promesa del Reino cuyas puertas se abrirán ante nosotros después de la Noche Oscura del combate entre las fuerzas del Bien (el Proletariado) y las del Mal (la Burguesía). En ese sentido, no resulta exagerado decir que si Marx y Engels escribieron los Evangelios del comunismo, Lenin escribió su Apocalipsis.

    Lo que es peor es que nos dices que Lenin dijo esto cuando, naturalmente, no estuvo ni cerca de una postura tan ingenua. Primero, Lenin no dijo que se ha de "suprimir" la propiedad privada de los medios de producción, sino que ha de "abolirse". Segundo, Lenin jamás supuso que la dictadura del proletariado ha de eliminar a todos los grupos reaccionarios, sino defender la postura del proletariado como clase dominante mientras expande la revolución y, a la vez, crear las condiciones de su desaparición (algo que Lenin identifica en la democracia radical)

    Podría responder el resto de tu nota pero no me alcanza el tiempo, espero algún camarada este de humor para hacerlo.

    Saludos.

    NacionalComunista
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 471
    Reputación : 511
    Fecha de inscripción : 02/11/2013

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por NacionalComunista el Mar Feb 17, 2015 3:59 am

    Federos escribió:Uno de los pasajes más significativos de Estado y revolución es aquel donde Lenin afirma muy seriamente que el servicio postal constituye un modelo para organizar el sistema económico socialista. Es la misma patraña a la que recurre Michael Moore (¿influenciado por Lenin?) en su documental Sicko para intentar convencernos de que la socialización de la medicina es posible porque existen empresas gubernamentales, como el servicio postal, que supuestamente funcionan bien. ¿De verdad? Se necesita ser un verdadero cínico para no admitir que los sistemas postales gubernamentales son lentos, ineficientes y poco confiables en comparación con los sistemas privados. Cuando necesitamos hacer un envío urgente nunca recurrimos al sistema postal del gobierno porque existe una enorme probabilidad de que nuestro paquete se retrase o se pierda en el camino.
    Ya estamos defendiendo al lucro, la explotación y el beneficio? madre del amor hermoso...
    avatar
    ñángara
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 432
    Reputación : 735
    Fecha de inscripción : 18/02/2010
    Localización : Venezuela

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por ñángara el Miér Feb 18, 2015 3:53 pm

    Hay ciertas ideas que aclarar:

    Marx no dedicó tanto estudio a la transición a una sociedad socialista como sí lo hizo al análisis a la sociedad capitalista en su monumental "Crítica de la Economía Política"

    Los bolcheviques, de hecho, aplicaron ciertas medidas esbozadas en el Manifiesto Comunista, tal como la de expropiar a los expropiadores y concentrar en manos del Estado los medios de producción.

    El problema está en que con una guerra civil en que participaban 14 potencias extranjeras para acabar con el bolchevismo no hay mucho espacio para maniobrar en la revolución social. Tal como dijo Rosa Luxemburgo, los bolcheviques por necesidad tuvieron que utilizar el viejo aparato estatal zarista y reponer a muchos capitalistas al frente de sus fábricas.

    Lenin estaba consciente de esto cuando se refirió al propio gobierno bolchevique como "la misma burocracia zarista, pintarrajeada de rojo" (1918).

    Lo malo es, como también señaló Rosa Luxemburgo, convertir una necesidad en una virtud.

    Una revolución socialista es una lucha por la verdadera democracia que solo puede comenzar a construir el gobierno de los trabajadores = la dictadura del proletariado.

    Perpetuar la necesidad inicial que definió Lenin como confundir al Estado monopólico para el beneficio de todos como "socialismo" dio pie al "socialismo de Estado", donde el Estado su(b)stituye a la burguesía. Algo, a todas luces, que es una aberración anti-marxista. Posteriormente los gerentes encargados por el partido para dirigir los medios de producción se convertirían en un estamento pequeño-burgués que derrocaría al mismo Partido y reinstauraría el capitalismo.

    Federos escribió:...en muchos otros países podemos encontrar versiones "blandas" de esta fantasía de expropiar las empresas privadas y mantenerlas en funcionamiento como si se tratara del servicio postal. Al momento de escribir estas líneas, el pueblo venezolano continúa sufriendo las consecuencias de esa absurda doctrina. Hugo Chávez llegó al poder en 1999 y durante los trece años que ocupó la presidencia implementó una política de expropiaciones que puso alrededor de 1200 empresas privadas bajo el control del gobierno. Progresivamente ocurrió con esas empresas lo que ocurre siempre cuando los burócratas toman el control: la marcha del aparato productivo se hizo cada vez más lenta e ineficiente porque los nuevos "jefes", a diferencia de los empresarios que la dirigían antes, no tenían ningún interés personal en el buen funcionamiento de la organización. Que la empresa tuviera ganancias o sufriera pérdidas no les concernía en lo más mínimo, pues siendo empleados del gobierno nadie los iba a despedir jamás y tampoco se les recortaría el sueldo por llegar tarde e irse temprano o robarse los bienes de la compañía: en las empresas estatales lo importante no es ser productivo y servir bien a los clientes, sino respetar la cadena de mando, rendir pleitesía al Glorioso Líder y acudir puntualmente a los mítines y las asambleas del partido. Hacia el final de la dictadura de Hugo Chávez el aparato productivo venezolano ya no era ni la sombra de lo que solía ser, y no es ningún secreto que ahora el país debe importar los alimentos que antes producía localmente, alimentos que con frecuencia se quedan pudriendo en los muelles porque los burócratas a cargo de las aduanas y de los sistemas de transporte no tienen ningún incentivo para distribuirlos con rapidez...
    Aquí falla el anásisis político del PO ("posteador" original). Quiere aplicarle las mismas críticas al Gran Lenin y a la URSS también al reformista Hugo Chávez, y su "régimen chavista", que no pasa de gobierno bonapartista sui géneris, al estilo de Perón en la Argentina, Lárzaro Cárdenas en México, etc.

    Las expropiaciones por interés público están consagradas en la legislación de cualquier país del mundo. Si el Estado suministra la materia prima barata a empresas privadas que luego especulan con los precios, es su potestad eliminar intermediarios indeseables.

    Ha sido tan pequeño su número en Venezuela que es una falacia echarle la culpa de la crisis económica conque la burguesía "criolla" sirviente de los intereses financieros gringos pretende "hacer chillar la economía", tal como hacían con Allende en 1973.

    Lo que sí se ha repetido en Venezuela, tal como sucedió en la URSS, es que los gerentes encargados por el gobierno para dirigir las empresas nacionalizadas se creen nuevos burgueses que van a sacar provecho personal de su función burocrática, en desmedro de los obreros que en muchos casos fueron los que tomaron sus fábricas, abandonadas o subutilizadas por los dueños escuálidos a los fines de desestabilizar el gobierno chavista.
    avatar
    현욱한
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 873
    Reputación : 1011
    Fecha de inscripción : 08/01/2015
    Edad : 20
    Localización : Madrid

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por 현욱한 el Miér Feb 18, 2015 5:50 pm

    Uy qué aire a anarcocapitalismo se respira en el ambiente...
    avatar
    ñángara
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 432
    Reputación : 735
    Fecha de inscripción : 18/02/2010
    Localización : Venezuela

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por ñángara el Miér Feb 18, 2015 6:26 pm

    현욱한 escribió:Uy qué aire a anarcocapitalismo se respira en el ambiente...
    No exactamente. Federos tiene mensajes en los que aparece claramente como un epígono y exégeta del capitalismo. Por mi parte, solo soy un humilde marxista del siglo XXI.
    avatar
    Likos
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 419
    Reputación : 468
    Fecha de inscripción : 14/12/2014
    Localización : La trinchera de 'alante.

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por Likos el Miér Feb 18, 2015 6:42 pm

    ñángara escribió:
    현욱한 escribió:Uy qué aire a anarcocapitalismo se respira en el ambiente...
    No exactamente. Federos tiene mensajes en los que aparece claramente como un epígono y exégeta del capitalismo. Por mi parte, solo soy un humilde marxista del siglo XXI.

    También para este señor, o lo que da a entender en sus mensajes, el estado es una traba de la que hay que deshacerse de ella por medio del libre comercio y de la propiedad privada. De hay deducimos que sea un anarcocapitalista. O eso entiendo yo por anarcocapitalista.
    avatar
    Iván456
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 49
    Reputación : 53
    Fecha de inscripción : 11/09/2014
    Edad : 24
    Localización : México, Distrito Federal

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por Iván456 el Jue Feb 19, 2015 4:45 am

    ñángara escribió:Aquí falla el anásisis político del PO ("posteador" original). Quiere aplicarle las mismas críticas al Gran Lenin y a la URSS también al reformista Hugo Chávez, y su "régimen chavista", que no pasa de gobierno bonapartista sui géneris, al estilo de Perón en la Argentina, Lárzaro Cárdenas en México, etc.

    El error de nuestro compañero es que se apega demasiado a los tópicos libertarios sobre las formas de propiedad. No identifica las diferencias entre las diversas formas de estatismo y equipara las condiciones de una economía centralmente planificada y rigurosamente controlada como la soviética con una economía de libre mercado intervenida como la venezolana.

    Hasta rídiculo es hablarle de bonapartismo, ni ha de saber que es.
    avatar
    Federos
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 59
    Reputación : 111
    Fecha de inscripción : 13/02/2015

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por Federos el Jue Feb 19, 2015 5:10 am

    Iván456 escribió:
    ñángara escribió:Aquí falla el anásisis político del PO ("posteador" original). Quiere aplicarle las mismas críticas al Gran Lenin y a la URSS también al reformista Hugo Chávez, y su "régimen chavista", que no pasa de gobierno bonapartista sui géneris, al estilo de Perón en la Argentina, Lárzaro Cárdenas en México, etc.

    El error de nuestro compañero es que se apega demasiado a los tópicos libertarios sobre las formas de propiedad. No identifica las diferencias entre las diversas formas de estatismo y equipara las condiciones de una economía centralmente planificada y rigurosamente controlada como la soviética con una economía de libre mercado intervenida como la venezolana.

    Hasta rídiculo es hablarle de bonapartismo, ni ha de saber que es.

    No es que me apegue es que ha demostrado viabilidad, mira yo trabajo en la Secretaria de Hacienda y credito publico en Mexico soy funcionario publico, trabajo en la direccion de proyectos de productividad, tengo un puesto menor apenas entre, pero en lo que llevo trabajando se me ha demostrado que el comunismo es inviable, lo hemos podido constatar, para que  pais salga de la pobreza necesita elevar su PIB con productividad, competitividad y mejorar condicones para que la inversion llegue y asi generar empleos y riqueza.

    Aunque soy funcionario critico el estatismo, se necesita una mejor organizacion estatal y dejar el asistencialismo y populismo en otro lado, Mexico tienene un gran potencial, tenemos riquezas petroleras, gas, minerales, tierras fertiles, etc, tenemos todo para ser potencia economica, el caso es saber como administrar los ingresos, pro eso se esta haciendo este ajuste para el presupuesto, por eso nuestro presidente otorgo creditos la semana pasada a jovenes emprendedores, eso es lo que necesitamos, emprendedores.
    avatar
    Likos
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 419
    Reputación : 468
    Fecha de inscripción : 14/12/2014
    Localización : La trinchera de 'alante.

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por Likos el Jue Feb 19, 2015 1:49 pm

    Federos escribió:No es que me apegue es que ha demostrado viabilidad, mira yo trabajo en la Secretaria de Hacienda y credito publico en Mexico soy funcionario publico, trabajo en la direccion de proyectos de productividad, tengo un puesto menor apenas entre, pero en lo que llevo trabajando se me ha demostrado que el comunismo es inviable, lo hemos podido constatar, para que  pais salga de la pobreza necesita elevar su PIB con productividad, competitividad y mejorar condicones para que la inversion llegue y asi generar empleos y riqueza.

    Entonces, ¿Cómo explicas el crecimiento económico de Corea del Norte y de Cuba?
    avatar
    ñángara
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 432
    Reputación : 735
    Fecha de inscripción : 18/02/2010
    Localización : Venezuela

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por ñángara el Jue Feb 19, 2015 2:33 pm

    Federos escribió:
    Iván456 escribió:...Hasta rídiculo es hablarle de bonapartismo, ni ha de saber que es.

    yo trabajo en ... Mexico soy funcionario publico ...

    ...Mexico tienene un gran potencial, tenemos riquezas petroleras, gas, minerales, tierras fertiles, etc, ... nuestro presidente otorgo creditos la semana pasada a jovenes emprendedores, eso es lo que necesitamos, emprendedores.
    Por supuesto que demuestra que no tiene ningún conocimiento de la ideología proletaria. ¿No debería estar aprendiendo en este foro en vez de pontificar sobre las bondades del capitalismo?

    Creo que se trata del mismo mexicano que apareció en años anteriores en los foros de Aporrea en Venezuela.

    Ridículo es catalagor a semejante epígono y exégeta del capitalismo como "anarco-capitalista". Es que no llega ni siquiera a reformista social-demócrata.

    El gobierno del neoliberal sirviente de los intereses gringos Peña Nieto ha mostrado sus intenciones de seguir esclavizando a los trabajadores mexicanos mediante medidas como la privatización de petróleos mexicanos, en la aceptación de las semillas transgénicas que provocan la miseria de los campesinos, quienes son canalizados a los ee.uu.gringos como trabajadores precarios.

    Es que los estudiantes desaparecidos o muertos en Ayotzinapa demuestran que el narcotráfico ha convertido a México en un Estado fallido.
    avatar
    Federos
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 59
    Reputación : 111
    Fecha de inscripción : 13/02/2015

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por Federos el Jue Feb 19, 2015 9:21 pm

    Likos escribió:
    Federos escribió:No es que me apegue es que ha demostrado viabilidad, mira yo trabajo en la Secretaria de Hacienda y credito publico en Mexico soy funcionario publico, trabajo en la direccion de proyectos de productividad, tengo un puesto menor apenas entre, pero en lo que llevo trabajando se me ha demostrado que el comunismo es inviable, lo hemos podido constatar, para que  pais salga de la pobreza necesita elevar su PIB con productividad, competitividad y mejorar condicones para que la inversion llegue y asi generar empleos y riqueza.

    Entonces, ¿Cómo explicas el crecimiento económico de Corea del Norte y de Cuba?

    No han crecido, tienes su buwnas cosas, pero ya. No se comparan con paises con libertad economica.
    avatar
    Iván456
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 49
    Reputación : 53
    Fecha de inscripción : 11/09/2014
    Edad : 24
    Localización : México, Distrito Federal

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por Iván456 el Jue Feb 19, 2015 10:34 pm

    Federos escribió:"No es que me apegue es que ha demostrado viabilidad"

    No, no la ha demostrado, el simplismo que tienen los conceptos libertarios solo confunde, en especial cuando es llevado a los extremos por alguno que otro payaso, como el caso del profesor español que dice que el imperio romano cayo a causa del socialismo.

    Federos escribió:pero en lo que llevo trabajando se me ha demostrado que el comunismo es inviable

    Pero es que es imposible que esto te haya quedado claro trabajando en el gobierno de México ya que este jamas ha desarrollado alguna labor socialista en sus proyectos y/o reformas, aparte es un estado controlado casi a tope por posiciones de centro-derecha o derecha y una que otra posición de la izquierda reformista que no es socialista ni de nombre.

    Federos escribió:para que pais salga de la pobreza necesita elevar su PIB con productividad, competitividad y mejorar condicones para que la inversion llegue y asi generar empleos y riqueza

    Pues aquí hallamos el error de las políticas neoliberales: el problema de la escasez de capitales invertibles piensa ser solucionado mediante el manejo de capitales extranjeros, pero cuando esto confluye con la falta de competitividad la acción se torna contraproducente para la industria nacional que queda en desventaja, es lo mismo que vender el país.

    Federos escribió:pro eso se esta haciendo este ajuste para el presupuesto, por eso nuestro presidente otorgo creditos la semana pasada a jovenes emprendedores, eso es lo que necesitamos, emprendedores.

    Pues no pareces ser muy conocedor de temas económicos, el ajuste presupuestario, en relación al resto de reformas, no es, ni por asomo, una forma de apoyar la producción, busca, en primer plano, la obtención de rentas altas por la propiedad de territorios y recursos a los capitales grandes.
    avatar
    Likos
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 419
    Reputación : 468
    Fecha de inscripción : 14/12/2014
    Localización : La trinchera de 'alante.

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por Likos el Jue Feb 19, 2015 10:41 pm

    Palabras de Cao de Benos para una entrevista:

    Entre los años 1995 y 2000, los ciudadanos coreanos vivieron grandes dificultades. Corea del Norte es rica en minerales, pero sólo el 15% de su terreno es cultivable, en un paisaje rocoso y de clima extremo (hasta 50 grados bajo cero al norte del país). La imposibilidad de crecimiento de alimentos produjo hambrunas y grandes padecimientos, y algunos norcoreanos tuvieron que ser asilados por China. Sin embargo, el trabajo constante y la organización bajo los parámetros socialistas consiguieron la recuperación de la nación, que ahora mismo se encuentra en expansión, ya que su crecimiento económico actual es del 12%.

    http://www.larepublica.es/2013/01/entrevista-con-alejandro-cao-de-benos/


    Contenido patrocinado

    Re: La "receta" de Lenin para liberarnos del Estado.

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue Jul 27, 2017 8:36 am