Conociendo más de Trotsky - Manuel Taibo

Tripero
Tripero
Moderador de Reserva
Moderador de Reserva

Cantidad de envíos : 923
Reputación : 1163
Fecha de inscripción : 04/01/2013
Localización : Sudamérica

Conociendo más de Trotsky - Manuel Taibo  Empty Conociendo más de Trotsky - Manuel Taibo

Mensaje por Tripero el Vie Dic 05, 2014 5:31 am

texto de Manuel Taibo para Diario Octubre


[quote]Conociendo más de Trotsky
24/08/2012 19:05·Comentarios desactivadosLecturas:
Por Manuel Taibo |
para Octubre |

Este fin de semana escogí un libro en la pequeña biblioteca de mi casa. Tomé al azar un libro de Trotsky, (asesinado hace varias décadas en México por el comunista español Ramón Mercader, al servicio de Stalin) el cual ya había leído hace mucho tiempo. Lo mucho que se ha comentado del trotskismo durante muchos años, y hasta lo que la cuestión había influido en mi vida, me intrigaba; nada más natural que aprovechase esa ocasión única para saber algo más, ya que todavía hasta esta fecha, tenía dudas, me había sido imposible toda la ilustración sobre el tema.

Esa edición tiene un prólogo dedicado a la edición francesa no largo, como de seis páginas. También tiene otro de la edición original rusa. Su título, ¿A dónde va Inglaterra? No dudaba que si algo había de cierto en sus palabras, tendría allí alguna confirmación. Ojeo algo de los prólogos. Lo mejor del libro. En él sienta la premisa de que “Estados Unidos e Inglaterra son como dos estrellas cuyo brillo se lo roba una a la otra”. Pero lo más extraordinario, lo casi misterioso, lo halle principalmente en estas palabras, que repase bien para fijarlas en mi memoria: “¿Quién empuja a Inglaterra a la Revolución?… No es Moscú, sino Nueva York… Los Estados Unidos no pueden ampliar su Imperio sino a costa de Inglaterra.”

—Y esto, asombroso en labios de Trotsky: “El Komintern es hoy una cosa casi reaccionaria comparada con la formidable Bolsa de Nueva York; allí se forja verdaderamente la revolución europea.”

Quedé, al llegar aquí, sumido en la confusión más tremenda. La “sinceridad” comunista de Trotsky era evidente. Su meta revolucionaria la fijaba en la destrucción de la última ciudadela del capitalismo, en la destrucción de los Estados Unidos de América.

En tales reflexiones estaba, cuando mire la fecha del prólogo francés: mayo de 1926 ¿Mayo de 1926, la edición francesa?… La rusa debió ser muy anterior, naturalmente.

Me pregunté, ¿soy tan ingenuo que no tengo en cuenta la fecha de un libro político?…

Este libro ha sido escrito por un Trotsky en el poder: Presidente del Consejo Superior de Guerra, generalísimo del Ejército Rojo, Comisario de Guerra…, heredero seguro de Lenin… ¿Nada es para mí todo eso?… Ese derrumbamiento de Inglaterra que vaticinaba y propugnaba entonces, ¿a quién hubiera beneficiado en aquel momento?…

¿Ha de ser idéntica la actitud de Trotski cuando él era dueño de gran parte del Poder y esperaba serlo en absoluto, que la de errante y perseguido, en permanente conspiración para recobrarlo?… No, evidentemente, no. ¿A quien beneficiaria la revolución en Inglaterra?… ¿Al comunismo, a la U.R.S.S.?… Evidente, para Trotski, el comunismo y la U.R.S.S. era mera “forma” y mero “medio”, realmente sería el beneficiado Stalin… ¿Y eso no lo estimaba lo bastante para cambiar su actitud táctica?

Eso del “comunismo”, eso de la U.R.S.S., ¿Qué eran para Trotsky?… Meras formas, meros medios… —no negamos la importancia de las formas políticas, no negamos la importancia de los medios, porque no despreciamos su importancia si poseen adecuación con el fin—; pero, salvado este aspecto, formas y medios son sólo instrumentos a manejar con arte político para lograr un fin… ¿Cuál era el de Trotsky?… Uno, sólo: el mismo que mueve hoy a todo ente político—excluida la entelequia de dios para siempre—, uno: el Poder, el dominio.

Trotsky: yerno del banquero Givotovski, asociado con los banqueros Warburg y a la vez, socios y parientes de Jacob Schiff, Presidente de la Banca Kuhn & Loeb de Wall Street, una de las cinco de la Federal Reserve.

El clan judío utilizó a Trotsky como caballo de Troya para tratar de apoderarse del poder en la Rusia post-revolución, y a través de él lograr la eliminación de Lenin. (Como así sucedió).

Trotsky, se lanza al gran juego: Hasta ese momento fue medroso como la raposa, en ese instante se transforma en lobo…, si los contrincantes seguían siendo estúpidos, lo verían tal cual era, lo verían tigre.

La conspiración encabezada por Trotsky, tenía la complicidad y la ayuda de fuerzas internacionales muy poderosas. En primer término, la Finanza Internacional, a través de un círculo financiero de Wall Street, el más fuerte de los Estados Unidos, cuyo poder es enorme sobre toda la economía americana, europea y del mundo, al cual obedecen gobiernos y políticos de muchas naciones del Orbe. Fue convenido con la Finanza que la guerra que iba a estallar en cualquier momento terminaría cuando fuera fusilado Stalin, el Politburó y sus hombres más fieles.

Veamos: Una opinión de Trotsky sobre la Europa de antes de la guerra:

Es posible que también esta vez la diplomacia logre llegar a un corrupto compromiso sobre el conflicto español. Pero no durará mucho. La guerra es inevitable, y estallará en un futuro inmediato. Las crisis internacionales se suceden. Estas convulsiones son los dolores de parto de la próxima guerra. Cada nuevo paroxismo será más agudo y peligroso. Actualmente no veo en el mundo ninguna fuerza que pueda detener el desarrollo de este proceso, es decir, el nacimiento de la guerra. Indefectiblemente una horrible masacre hará presa de la humanidad.

—Comentario sobre la guerra de España:

La batalla entre sombras que en España se libró; la primera, que el trotskismo, en unión con sus aliados, tenían contra Stalin:

Sospechaba Stalin, que sus enemigos aprovecharían esa aventura de España para establecer contactos con Gobiernos y elementos internacionales que les eran afines; no en vano siendo ellos los más antiguos revolucionarios, los que más tiempo habían pasado en el extranjero, presentaban mayor capacidad y talento para actuar en la guerra española, que era un asunto muy complejo. Aun no conociendo con exactitud los motivos por los cuales fueron fusilados, en agosto de 1936, Zinoviev y Kamenev, era evidente que Stalin había tocado en el nervio… Algo habría pronto que aún lo evidenciaría más. Pero, en concreto, los dos bandos, Stalin por un lado, Inglaterra y sus aliados de otro, estaban en una lucha sorda, pero violenta, sobre la arena española. A Inglaterra la secundaba Francia, y a las dos los trotskistas. Stalin creía que, los hombres enviados a España por el trotskismo, eran sus más eficientes enemigos. Desde luego, trabajaban con fervor por el triunfo de los republicanos; pero con una condición: que entre los leales se beneficiara del triunfo su fracción, y si no podía ser, que el Gobierno que imperara, fuera burgués, anarquista, trotskista o una mezcla de ellos, obedeciera en su política internacional a Inglaterra; esto era condición “sine qua non”. Era importante, y se les antojaba facilísimo, porque las fuerzas que manejaban en España eran mucho más poderosas que las de Stalin y además contaban con la traición. Era curioso: Moscú se decidió en España por un solo bando. Londres trabajaba con los dos.

—Otra opinión más de Trotsky:

“Por supuesto, una oportuna acción revolucionaria del proletariado internacional podría paralizar el trabajo rapaz de los imperialistas. Pero tenemos que mirar cara a cara la realidad. La inmensa mayoría de las masas trabajadoras europeas siguen la dirección de la `Segunda y la Tercera Internacional’. Los dirigentes de la Internacional Sindical de Ámsterdam apoyan plenamente la política de la Segunda y la Tercera y participan con ellas en los llamados `frentes populares”.

—Los hechos:

La política del “frente popular”, como lo demostraron los ejemplos de España, Francia y otros países, consistía en subordinar al proletariado al ala izquierda de la burguesía. Pero toda la burguesía de los países capitalistas, tanto la de derecha como la de “izquierda”, estába impregnada de chovinismo e imperialismo. El “frente popular” sirvió para hacer de los obreros españoles carne de cañón de la burguesía imperialista.

—La Internacional de Ámsterdam: con este nombre se conocía popularmente a la Federación Sindical Internacional, dominada por los socialdemócratas, cuyo centro estaba en Ámsterdam. “El Frente Popular” era la coalición gubernamental de los partidos comunistas y socialistas dominada por los partidos burgueses alrededor de un programa capitalista liberal.

—Me quedé perplejo: Bailaban las palabras de Trotsky en mi cerebro sin sedimentarse siquiera; pero no podía negar que su “dialéctica” rivalizaba con la misma de Woodrow Wilson o un Churchill… “¡Que intrincada es la cosa política!” —pensé—.

—Sí, Trotsky quería que la dictadura mundial la ejercieran ciertos banqueros judíos, sirviéndose de los comunistas para lograrlo.

–Trotski: “Escribía muy bonito cuando él era dueño de la mitad del Poder y esperaba serlo en absoluto a la muerte de Lenin”. (Bernard Shaw)

—Otra vez Bernard Shaw: “Sé bien el efecto diabólico que en cerebros poco preparados provoca ese rey de los polemilistas”.

__________________________
¡

http://www.diario-octubre.com/2012/08/24/conociendo-mas-de-trotsky/


------------------------------
"Está claro, me parece, que los clamores contra el famoso burocratismo no son más que un medio de encubrir el descontento por la composición de los organismos centrales, no son más que una hoja de parra... ¡Eres un burócrata, porque has sido designado por el Congreso sin mi voluntad y contra ella! Eres un formalista, porque te apoyas los acuerdos formales del Congreso, y no en mi consentimiento. Obras de un modo brutalmente mecánico, porque te remites a la mayoría "mecánica" del Congreso del Partido y no prestas atención a mi deseo de ser cooptado. Eres un autócrata, porque no quieres poner el poder en manos de la vieja tertulia de buenos compadres!"

    Fecha y hora actual: Jue Dic 05, 2019 5:47 pm