Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Comparte

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Sáb Nov 08, 2014 7:03 pm

    Debido a varios ataques trolls hace muchos meses atrás y otros más actuales, justificando la Euro Maidán y otras conductas inaceptables y vergonzosas de la actualidad en Ucrania, me he tomado la libertad de hacer e invitar a la participación en una recopilación de crimenes de guerra cometidos por Nacionalistas Ucranianos (TODOS) y fuerzas de la Alemania Nazi, tanto de forma exclusiva como en conjunto en Ucrania durante la 2° Guerra Mundial.

    Las bases son sencillas:

    -La recopilación en sí trata sobre los crimenes de guerra tanto de Stepán Bandera y sus nacionalistas ucranianos (dentro y fuera de Ucrania), como de los Nazis, ambos de forma exlusiva o en conjunto.
    -Pueden ser documentales o pseudo-documentales que cuenten con evidencia sólida al respecto, aun si están en YT.
    -Los datos, fotografías, imagenes y análisis de historiadores tambien serán válidos.
    -Los documentales, datos y análisis falseados de Occidente sobre Stepán Bandera (o la OUN y UPA) y las SS se podrán añadir cómo material de estudio de la apología de sus crímenes únicamente.
    -El material que transcurra de la 2°GM pasando a la actualidad solo se quedará una vez sometido a votación entre los que hallan aportado en el hilo.
    -Si el material aportado lo consideran demasiado fuerte para sí mismos, siéntanse libres de tomarlo con calma antes de postearlo. Por material fuerte, aclaro, que será gráficamente sangriento y que dañe la sensibilidad de otros usuarios, independientemente de su edad.
    -La paciencia de uno mismo es el único límite en su busqueda.

    Para aclarar un poco los parámetros del tema e invitar a la participación en esta, inicio yo con una muestra, como solía hacerlo cuando posteaba:

    Un "footage" soviético acerca del avance nazi desde el Oeste de Ucrania, traducido al inglés:


    La Masacre de Volhyinia (Advertencia: material fotográfico fuerte):


    El Pogromo de Lvov (del que nazis alemanes y nacionalistas ucranianos actuaron en conjunto):



    Documental "The SS in Ukraine" (cuidado con el argumento de este documental):





    Un posiblemente apologético documental acerca de Stapán Bandera (proviene de Ucrania):


    Otro documental de Bandera, posiblemente desde la perspectiva prorrusa (priviene de Rusia):


    Esta es una muestra de lo que puede buscarse, la invitación a participar en la recopilación se mantendrá abierta y el tema será sometido inicialmente al criterio de los moderadores. Si el tema ya existe, pueden deliberar en qué hacer con él.

    Saludos a todos.

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Dom Nov 09, 2014 12:37 am

    Volhynia no fue a única región afectada por las masacres vinculadas a Bandera y sus hordas (creo que ese vendría siendo el termino adecuado, si acaso, para describir como era el comportamiento de los "nacionalistas ucranianos"), Galitzia del Este tambien sufrió una masacre, con el objetivo de cumplir las políticas de este más que obvio colaboracionista nazi, por cierto se repite parte del material anteriormente añadido sobre Volhynia:

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Mar Nov 11, 2014 12:04 am

    Babi Yar es más que solo otra muestra del orgullo y negacionismo de las atrocidades que los nacionalistas ucranianos hicieron junto a las SS, a pesar de que personajes descarados como Yushchenko y Poroshenko acudiesen a las ceremonias de conmemoración de las víctimas, es una de las más ineludibles cicatrices en la historia de Ucrania como Estado, algo que se ha vuelto más que por la fuerza uno más de los recordatorios severos de lo que no debe volver a pasar (por ser parte del Holocausto), acompañado de una tristeza que solo podría describirse a través de cierta partitura de Shostakovich...pero ya nos hemos equivocado antes: ¿No es así?

    La Masacre de Babi Yar (desafortunadamente, recopila trozos del pogromo de Lvov):


    Dentro de la serie documental "Vlast Fakta", se toca tambien el tema de Babi Yar, junto a otros temas que pueden saltarse opcionalmente, hasta llegar al minuto 20:00 :


    El compositor Dmitri Shostakovich posteriormente escribió la Sinfonía No. 13, con el objetivo de conmemorar a las víctimas de la masacre, y a partir de ese momento, otras personas harian de forma similar tributos para conmemorarles:


    Última edición por Zaitzev el Vie Nov 14, 2014 5:26 am, editado 1 vez

    Ifkeys
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 903
    Reputación : 1102
    Fecha de inscripción : 31/05/2014
    Edad : 21
    Localización : Galiza, fogar de Breogán.

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Ifkeys el Mar Nov 11, 2014 12:39 am

    Una duda camarada, en el segundo vídeo, dice que el bando nacionalista ukraniano mató a muchos y muchos católicos. Pero, el bando ukraniano estaba aliado con el partido nazi. No era el partido nazi católico?

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Mar Nov 11, 2014 6:01 am

    Ifkeys escribió:Una duda camarada, en el segundo vídeo, dice que el bando nacionalista ukraniano mató a muchos y muchos católicos. Pero, el bando ukraniano estaba aliado con el partido nazi. No era el partido nazi católico?
    Esa es una interesante cuestión, porque cabe mencionar que a pesar de que no toda la iglesia católica apoyó a Hitler siempre, el caso de Bandera tiene un detalle particular: la Iglesia Católica de Ucrania (o Iglesia Greco-Católica) sí le ha apoyado y sigue apoyando a nacionalistas ucranianos, aun en su categoría de nazis...porque Bandera era católico. Sí es una contradicción interesante, a no ser que sus huestes pensaran que era una oposición o porque tambien eran polacos, en dado caso de que te refieras a la masacre de Volhynia.


    Última edición por Zaitzev el Vie Nov 14, 2014 5:31 am, editado 1 vez

    surfas
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4268
    Reputación : 4309
    Fecha de inscripción : 15/10/2011

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por surfas el Vie Nov 14, 2014 4:01 am

    Hay que remarcar que en 1939 cuando Alemania ingresa en Polonia, alrededor de 100 mil judios, dependiendo la fuente, escaparon del nazismo o se autoexiliaron en la Lvov sovietica. A los cuales se les otorgó en su gran mayoria la ciudadania sovietica y los mismos derechos y deberes que cualquier sovietico. Casi la misma cantidad que ya tenia la ciudad. Esos judios fueron los primeros en sufrir a las hordas banderistas y nazis cuando el Ejercito Aleman y sus aliados nacionalistas ucranianos  tomaron el poder en Lvov, acusados de comunistas, colaboracionistas de Stalin.

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Miér Nov 19, 2014 6:13 pm

    Este es otro ejemplo de apología criminal a los Nacionalistas Ucranianos que se debe de estudiar con respecto a ciertos documentales para saber como es que mienten ciertos "historiadores":

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Miér Nov 19, 2014 7:41 pm

    Y aquí hay un documental que parece (recuerden esa palabra: "parece") ser interesante, pero tambien para estudio de apología criminal, porque como en el anterior se utiliza el pretexto de Holodomor (lo que muchos ukronazis siguen usando de pretexto aun a sabiendas que ese teatrito se le cayó a Yushchenko hace mucho), en este "documental" tambien se emplea un argumento similar para Lituania:

    Por cierto, aguas con el contenido: hay interpretaciones que siguen siendo anti-comunistas, por eso es que ambos deben estudiarse como "apología del nazismo".

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Jue Mar 26, 2015 1:36 am

    Me topé con este artículo que estaba en cirílico, una entrevista sobre una antigua investigación de origen soviético hecha acerca de las actividades de los nacionalistas ucranianos a partir de 1941, que se supone que despues de la caida de la USSR se había eliminado por motivos que me parecen demasiado raros:

    http://politikus.ru/articles/46369-voennye-arhivisty-predali-oglaske-zhutkie-zlodeyaniya-ukrainskih-nacional-radikalov.html

    Neta, si puedo no dejaré este hilo muerto, un saludo.

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Jue Mar 26, 2015 2:47 am

    Las controversias de wikipedia sobre la relación entre el nacionalismo ucraniano y las SS:

    Por un lado, se sostiene que en 1943, Otto von Wächter (gobernador de Lvov tras el pogromo de 1941) sugirió la formación de una división de las SS en Ucrania, y que Andryi Melnik, de la facción OUN-M apoyó la idea de su formación, formándose así la 14° División de Infantería de las SS "Galizien" (refiriéndose a la región del imperio austro-húngaro, cuando la sección occidental de Ucrania estaba repartida entre Polonia, Austria-Hungria e incluso Alemania) abiertamente, mientras que Stepán Bandera se opuso a la formación porque "estaba fuera del control de la OUN": http://en.wikipedia.org/wiki/14th_Waffen_Grenadier_Division_of_the_SS_%281st_Galician%29


    Pero los Batallones Nachtigall y Roland del Abwerh se formaron en 1941, segun este artículo, con miembros abiertamente voluntarios de la facción OUN-B (cortesía de Bandera), con Róman Shukheyevich como uno de sus oficiales junto a Theodor Öberlander y posteriomente junto a Hans-Albrecht Herzner. La cuestión aquí fue que en 1941, parece que los nazis le permitieron a Bandera que se movieran sus miembros a otros grupos, incluso a la División Galitzia como tambien a la UPA: http://en.wikipedia.org/wiki/Nachtigall_Battalion , http://en.wikipedia.org/wiki/Roland_Battalion

    Perpectivas en conflicto: ambas perspectivas acusan mutuamente a Melnyk y a Bandera de colaboracionismo nazi, pero entran en conflicto al explicar el origen de los grupos irregulares de paramilitares nazis, toda vez que las acusaciones hacia Melnyk siempre han sido uno de los argumentos de los ukros actuales para minimizar y justificar a Bandera.

    granados
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 721
    Reputación : 757
    Fecha de inscripción : 15/01/2012

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por granados el Sáb Abr 04, 2015 7:43 pm

    Interesante noticia de una publicacion de los maidanistas,con stalin de protagonista; está claro que a pesar de la asfixiante propaganda la gente no se cree la mentira de stalin cómo "exterminador del pueblo ucraniano y ruso ".

    http://euromaidanpress.com/2015/03/31/half-of-russians-say-stalins-repressions-justified-by-results-double-of-2012/

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Miér Jun 03, 2015 3:38 am

    granados escribió:Interesante noticia de una publicacion de los maidanistas,con stalin de protagonista; está claro que a pesar de la asfixiante propaganda la gente no se cree la mentira de stalin cómo "exterminador del pueblo ucraniano y ruso ".

    http://euromaidanpress.com/2015/03/31/half-of-russians-say-stalins-repressions-justified-by-results-double-of-2012/
    Apenas le echo un vistazo y pareciera que intentan hacer una anti-tesis malograda de South Front, considerando que siguen sin poder aceptar el hecho de que en su "calidad" de ukros (y por calidad, me refiero en realidad a "calaña"), siguen siendo carne de cañón junto a un hormiguero para los oligarcas.

    Disculpa la tardanza. Razz

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Mar Nov 24, 2015 3:22 pm

    Esta colección de fotografías muestra cómo estuvieron coludidos los nacionalistas ucranianos con la Alemania Nazi durante la "Operación Barbarroja", muchas de estas muestras fueron tomadas en varios sectores de Ucrania Occidental, dónde aun prolifera el nacionalismo ucraniano, con un auge realzado por la Euro Maidán, esta ideología aprovechó mucho de la influencia de la ideología nazi, pese a ser una ideología proto-fascista inicialmente. En esta colección, desafortunadamente no se muestra material que vincule a la OUN-B con el Abwehr, pero se ve el resultado principal del colaboracionismo nazi en Ucrania gracias a la OUN en general. Hoy en día, deberíamos recordar las lecciones del pasado para entender que no se puede glorificar bajo ninguna circunstancia el nazismo, bajo ninguna circunstancia.
    https://www.facebook.com/yana.mikhailovskaya.9/media_set?set=a.930418567030516.1073741846.100001871457539&type=3

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Jue Mayo 19, 2016 9:21 pm

    Artículo sobre la División Galizien:
    El origen de la SS-Freiwilligen-Division “Galizien”
    Publicado por @nsanzo ⋅ mayo 19, 2016

    La derrota en Stalingrado en 1943 iba a convertirse en un punto de inflexión para la Alemania nazi, un cambio definitivo al que también contribuían el avance del Ejército Rojo en las tierras orientales limítrofes con Ucrania y el de los aliados en el Norte de África.

    La nueva realidad geopolítica contribuyó a reforzar las posiciones de los sectores que, en Alemania, defendían la cooperación con los movimientos nacionalistas opuestos a la URSS en el este de Europa. Estos movimientos, que pretendían representar al conjunto de sus naciones, aparecían como aliados potenciales frente a los ejércitos de Stalin en el frente oriental. La indicación de un cambio en la política de alianzas de Hitler se tradujo, ya a principios de 1943, en la formación de grandes unidades de Waffen SS en Letonia y Lituania. Pronto llegaría el turno de la creación de otra unidad militar de voluntarios extranjeros para las SS en la zona occidental de la actual Ucrania.

    En un apéndice al libro de Wolf-Dietrich Heike, The Ukrainian Division ‘Galicia’, 1943-45, el principal promotor de la Division Galizien, Volodymyr Kubiiovych, explica con detalle los orígenes de la creación de esta División de las Waffen SS. Kubiiovich era, desde la ocupación alemana, el jefe de la administración civil ucraniana de Galicia en el Gobierno General (Generalgouvernement).

    El 8 de marzo de 1943, el líder ucraniano remitió una carta al gobernador Hans Frank para pedirle la fundación de una unidad militar ucraniana voluntaria en el territorio del Gobierno General que “combatiría codo con codo con los alemanes en contra de los soviéticos”. Ese mismo día, trató la cuestión con el director de Asuntos Internos en el Gobierno General, y ex vicegobernador de Galicia, Ludwig Losacker, que compartía la visión de Kubiiovych sobre la necesidad de la cooperación entre alemanes y ucranianos.

    La iniciativa coincidió en el tiempo con otra paralela. Alfred Rosenberg, encargado por Hitler de supervisar los territorios soviéticos ocupados, se acercó en marzo de 1943 a los responsables de las SS para pedir asistencia en la constitución de un comité nacional ucraniano que apoyara el esfuerzo de guerra alemán

    El entonces gobernador de Galicia Otto Wächter, con conexiones directas con Himmler por su rango de SS Gruppenführer, iba a ser el encargado de hacer llegar el proyecto a buen puerto, imponiendo sus tesis frente a conocidos antinacionalistas ucranianos como Eric Koch. A través de su experiencia de trabajo con sus ayudantes -Losacker, Otto Bauer y el coronel Alfred-Bisanz- y de sus contactos con oficiales ucranianos, Wächter asumió que era necesario un grado mucho mayor de colaboración entre la administración alemana y los ucranianos. De origen austriaco, veía en Galicia una zona abierta a la influencia de Alemania y creía que, con excepción de los más altos cargos, la administración de la región debía dejarse en manos de los ucranianos.

    Ese mismo mes de marzo de 1943, Wächter llevó a Berlín su propuesta de creación de una unidad militar ucraniana en Galicia. Analizó el asunto con el jefe de las SS Hauptamt, Gottlob Berger, que supervisaba las formaciones voluntarias extranjeras en las Waffen SS, y con Himmler. Volvió a Galicia con una autorización general para establecer una nueva formación militar de voluntarios ucranianos.

    Kubiiovych iba a encargarse de que la constitución de la nueva División se pactara con los nacionalistas ucranianos. El 3 de abril inició sus conversaciones con Wächter y Bauer en las que volvió a plantear el “deseo de los ucranianos de combatir junto a los alemanes contra los bolcheviques” y les pidió que buscara “una base política firme de apoyo en la comunidad ucraniana”.

    El 18 de abril, Kubiiovych presentó en Lviv un documento a favor de la creación de la División en una reunión de dirección del Comité Nacional Ucraniano en el que defendía la necesidad de un “compromiso entre las ideas de Reich y las necesidades de otras naciones”.

    Su idea principal era que, para poder tener alguna influencia política en medio de una guerra despiadada, era necesaria “la creación de nuestra propia fuerza armada”. Con esas fuerzas armadas ucranianas, “nos convertiríamos entonces en una fuerza de combate aliada reconocida por haber sacrificado su sangre por nuestra causa. De esta manera, nos convertiremos en una fuerza activa en la política”, sostenía. Aunque había diversas unidades formadas por nacionalistas ucranianos en los territorios orientales, no estaban orgánicamente vinculadas a las estructuras políticas del nacionalismo ucraniano, lo que limitaba su influencia política.

    Según Kubiiovych, la creación de una División ucraniana supondría un acto de aceptación política, relacionado al menos en parte con la cuestión más amplia del reconocimiento de la cuestión de la estatalidad ucraniana. Además de contribuir a relajar el estricto régimen político del Gobierno General para mantener la “sustancia ucraniana” del territorio de Galicia, también esperaba que la creación de la División pudiera alentar una extensión al este de las políticas de Wächter con la creación de una base de poder ucraniana (sobre todo militar) más allá de las fronteras de Galicia.

    A cambio de su compromiso militar, el nacionalismo ucraniano también esperaba concesiones prácticas muy concretas, como acceder a nuevos puestos en la administración de Galicia. Para ello, el Comité Central Ucraniano presentó las siguientes demandas ante las autoridades alemanas:

    *   Amnistía para todos los presos políticos, en particular para los miembros de la Organización de Ucranianos Nacionalistas (OUN).

    *   Privatización de todos los activos de Ucrania, lo que de facto incluía también la participación en el reparto del saqueo a la población judía y al Estado soviético.

    *   Autonomía para la policía auxiliar de distrito ucraniana.

    *   Devolución al nacionalismo del control sobre la prensa.

    *   Mejora de las condiciones de los Ostarbeiter, los trabajadores ucranianos en Alemania.

    En el ámbito militar, las reivindicaciones se centraron en la extensión del reclutamiento al territorio del Reich (la zona gobernada desde Kiev, no sometida al Gobierno General) y la transferencia de todo el personal ucraniano en otras unidades militares o paramilitares alemanas a la nueva División.

    Durante las posteriores negociaciones con Wächter, Kubiiovych comprobó que el poder del Gobernador de Galicia era limitado y que la oposición anti-ucraniana iba a impedir que se consiguieran todas las reivindicaciones nacionalistas. Además de Eric Koch, altos mandos de la Gestapo veían negativamente a los ucranianos, en especial desde la perspectiva de la inteligencia militar [Abwehr). La principal consecuencia fue que el nacionalismo ucraniano tuvo que conformarse inicialmente con una dimensión regional para su unidad, limitada al territorio de Galicia, y sin otros símbolos propios para la unidad que los de las Waffen SS. Así nacería el 28 de mayo la SS-Freiwilligen-Division “Galizien”, la División de voluntarios de las SS Galicia. Los altos mandos de la unidad no serían además ucranianos sino alemanes.

    El nacionalismo ucraniano sí había conseguido garantizarse el control ideológico interno de la unidad. En particular, los asuntos religiosos quedaron en exclusiva en manos de religiosos ucranianos. La Iglesia greco-católica se comprometió de forma decisiva, a cambio, con la nueva División. Kubiiovych señala en concreto que su primera reunión para constituir la unidad de voluntarios ucranianos fue con “el más importante de las figuras con autoridad ucranianas”, el Metropolitano Andrei Sheptytsky. Éste le transmitió entonces palabras similares a las que le pudo escuchar en el verano de 1941: “No hay casi precio alguno que no debería pagarse por la creación de un ejército ucraniano”.

    Aunque la OUN-B de Bandera mantuvo inicialmente una postura ambigua, apostando por el Ejército Insurgente Ucraniano (UPA) como fuerza irregular, su posición fue girando hacia un compromiso directo con la División en especial tras la debacle de Brody en 1944. Por su parte, la OUN-M de Melnyk y otros grupos menores apoyaron desde el primer momento el impulso a la nueva unidad militar.

    En la ceremonia de constitución de la nueva División Galizien, el 28 de mayo, se leyeron dos manifiestos, uno del Gobernador General Hans Frank, representado por Wächter, y otro del propio Kubiiovych. Ambos manifiestos explicaban que la Division “Galizien” se formaba “de conformidad con el principio de participación voluntaria en la guerra contra los bolcheviques”.

    Según Kubiiovych, “entre los ucranianos que contribuyeron con sus energías a la organización de la División, todos tenían exclusivamente intereses ucranianos en mente”. Desde su punto de vista, la causa de Ucrania requería “la organización de una gran unidad militar ucraniana como base para un ejército ucraniano, y sabían que a los alemanes había que pagarles de alguna manera por esto. No se acercaron a la cuestión de manera sentimental, sino con frío cálculo político”.

    Aunque en el momento de la creación de la División empezaba a hacerse evidente la previsible derrota de Alemania, los nacionalistas ucranianos suponían que esa derrota no tenía por qué suponer de forma directa una victoria de los “bolcheviques”. Todavía se podía esperar “una situación de caos político en Europa Central y una invasión de los Balcanes por los aliados occidentales”. Los ucranianos esperaban una rápida confrontación entre las fuerzas anglo-americanas y la URSS que terminaría con la destrucción del sistema comunista, aunque después de un periodo transitorio similar al del periodo 1918-1920. En tal escenario, la División podría jugar un papel importante como “ejército nacional de Ucrania”, susceptible de condicionar la transición hacia la formación de un Estado propio.

    Sin embargo, el compromiso del nacionalismo ucraniano con el nazismo distaba mucho de ser meramente instrumental. Reflejaba una visión estratégica concreta: convertirse “en una parte reconocida de la lucha contra el bolchevismo” y entrar, a través de la Alemania de Hitler, o de los aliados anglo-americanos, “en la arena política” de Europa y del mundo. Kubiiovych lo resumía diciendo que, con su acuerdo con la Alemania nazi, “Nuestra guerra con Moscú tomará forma oficial”.

    En el prefacio a su libro, Heike, el Jefe de Estado Mayor de la División Galizien, se atreve a señalar que los ucranianos de su unidad lucharon “por una causa que consideraban justa” y “por la verdadera democracia”. Aunque es difícil concebir que un oficial de la Wehrmacht en una unidad de las SS de los años 40 pueda tener una idea aproximada de lo que es la “verdadera democracia”, hay algo con lo que ésta resulta en todo caso incompatible: la inequívoca voluntad de aniquilación del adversario. Según Heike, el enorme “potencial político de la División” era su papel de “instrumento para movilizar las energías nacionales ucranianas en la lucha alemana contra el comunismo soviético”.

    Es precisamente ese inequívoco punto de voluntad común de destrucción lo que hizo posible la convergencia de intereses del nacionalismo ucraniano con la Alemania nazi en los años 40. Más allá de sus divergencias tácticas, ambos compartían la perspectiva de una comunidad de naciones dispuestas a aceptar una Europa sin población judía, gitana, comunista o moscovita.

    - https://slavyangrad.es/2016/05/19/el-origen-de-la-ss-freiwilligen-division-galizien/

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Miér Jun 01, 2016 7:17 pm

    La caída de la División Galizia:
    La rendición del Ejército Nacional Ucraniano
    Publicado por @nsanzo ⋅ junio 1, 2016

    “Ucranianos del Este se enfrentaban a los del Oeste”

    De la División Galicia al Ejército Nacional Ucraniano

    El progresivo deterioro de la posición de Hitler en su lucha contra la Unión Soviética facilitó, ya avanzada la guerra, la creación de un ejército ucraniano vinculado a la Alemania nazi. En noviembre de 1944, Alemania da el primer paso en esa dirección con el reconocimiento de la dimensión ucraniana de la División Galicia, renombrada como 14ª División de Granaderos de las Waffen SS, Ucraniana nº 1 [14. Waffen-Grenadier-Division der SS (ukrainische Nr. 1)].

    El siguiente paso es la formación de UNA, siglas tanto ucranianas como alemanas del Ejército Nacional Ucraniano. La creación de UNA culmina el cambio de estrategia de la Alemania nazi, en esos momentos orientada a una política de alianzas con los diferentes nacionalismos en el este de Europa. Incapaz de controlar el territorio, la nueva Ostpolitik pretendía establecer una Confederación de Estados autónomos, aliados del Eje, que ejercieran de barrera de protección contra la URSS. La apertura de Alemania a las fuerzas nacionalistas locales se traduce en la aprobación formal de un Comité Nacional Ucraniano (Український Національний Комітет), embrión de un futuro Estado ucraniano aliado de la Alemania nazi.

    El 25 de abril de 1945, Pavlo Shandruk es proclamado líder del Comité Nacional Ucraniano y comandante en jefe de todas las formaciones militares ucranianas. Culmina de esta forma, cuando la derrota alemana era ya inevitable, el modelo de alianza política y militar que venía promoviendo desde 1943 Volodymyr Kubiiovych.

    En sus memorias, Wolf-Dietrich Heike, Jefe de Estado Mayor de la División ucraniana, señala que Shandruk se desplazó ese 25 de abril al frente austriaco para realizar el acto formal de declaración de lealtad al pueblo de Ucrania del nuevo ejército nacionalista. Con él llegaron el antiguo gobernador de Galicia y promotor de la División, Otto Wächter, su ayudante el Coronel Alfred Bisanz y Fritz Rudolf Arlt, otro destacado oficial SS del periodo de ocupación nazi de Polonia. Shandruk trajo consigo insignias con el tridente ucraniano para que los soldados las llevaran en sus uniformes. Según Heike, en un momento en el que el Ejército Rojo intensificaba la “propaganda para la rendición”, la presencia de Shandruk, con un uniforme de Ucrania, causó una profunda impresión en los ucranianos de la División y mejoró enormemente su moral.

    Pero este hecho no oculta el formalismo del cambio. La UNA era la nueva versión de la original Galizien Division de las SS, convertida en 1ª División de un ejército que seguía siendo parte de las fuerzas armadas de la Alemania nazi, la 1. Ukrainische Division der Ukrainischen National-Armee, su nombre oficial en alemán. No habría tiempo para constituir la 2ª División, proyectada como la confluencia de prisioneros de guerra, civiles y trabajadores forzosos ucranianos y de nacionales de Ucrania presentes en otras unidades alemanas. Como tal, la UNA apenas existirá entre el 25 de abril y el 8 de mayo, día en el que se acuerda su capitulación, como una más de las fuerzas militares de la Alemania nazi.

    El mando de Shandruk también fue meramente formal. Pocos días después de su llegada al frente, lo abandonó para unirse, en Völkermarkt, al regimiento de entrenamiento donde esta parte de la División ucraniana tenía su cuartel, muy lejos del campo de batalla donde actuaba la División ucraniana, entre Feldbach y Gleichenberg. Más allá de las pretensiones de mando que muestra en sus memorias, su papel efectivo en los días finales de lo que nació como División Galicia fue prácticamente nulo.

    Es llamativo que la rendición de la UNA se produjera en el sur de la actual Austria, muy lejos de la Galicia en la que se formó la División ucraniana. ¿Qué papel desempeñaban entonces, tan lejos de Ucrania, los oficiales y reclutas de esa División, convertida ya en núcleo de un ejército nacional que colaboraba con la Alemania nazi?

    Después de quedar prácticamente diezmada en la Batalla de Brody, durante el avance soviético del verano de 1944, a los restos de la División Galizia de las SS les espera una nueva tarea. Reagrupada y renovada con nuevos reclutas, su principal papel se centrará a partir de entonces en prevenir el avance de las fuerzas partisanas que se enfrentaban a Hitler, una tarea que en la práctica suponía también contribuir a la represión de todos los movimientos nacionales de liberación opuestos a la Alemania nazi.

    Eslovaquia

    Esta acción anti-partisana, que constituía uno de los ámbitos clave de la formación recibida por los reclutas ucranianos, se aplicaría inicialmente en Eslovaquia.

    Los 22.000 soldados de la todavía División Galicia se dirigen a ese país a partir del 15 octubre de 1944. El objetivo principal es contribuir a la supresión de la insurrección en marcha contra la ocupación alemana y hacer frente a la actividad partisana paralela que había empezado a desarrollarse con fuerza. En un momento en el que las fuerzas de la Wehrmacht eran requeridas en el frente oriental, la División ucraniana tenía que contribuir a mantener el control policial y militar alemán en territorio eslovaco.

    El área bajo su control incluyó, en lo fundamental, el distrito de Zilina. Ahí se encarga de asegurar las principales vías de transporte y la continuidad de la producción industrial, en particular en la fabricación de munición en Povazska Bystrica. En toda esta zona, los combates con los grupos partisanos llegaron a ser frecuentes. Según Heike, desde el primer momento de su llegada a Eslovaquia, las unidades ucranianas participaron activamente en misiones de búsqueda y destrucción de las fuerzas partisanas.

    Además de esta actividad, más propia de una fuerza policial de dimensión represiva, los ucranianos también participaron en actividades propiamente militares. La principal actuación correspondió al Batallón, dirigido por el teniente coronel Wildner, que participó de forma directa en el ataque de noviembre de 1944 contra el feudo de los insurrectos en Banska Bystrica. En esa zona, en el distrito de Zvolen-Banska Bystrica, los combates con los partisanos fueron constantes y llegaron hasta las zonas de montaña cercanas, en el área Fatra-Tatra.

    Justificada como de inspiración bolchevique (según Heike, comisarios y oficiales soviéticos constituían la columna vertebral de un movimiento con poco apoyo entre el nacionalismo local), la insurrección eslovaca de 1944 era en realidad una rebelión de la mayor parte del ejército. En su introducción a las memorias de Heike, John A. Armstrong considera que se trataba de un intento de liberación del nazismo que incluso buscaba adelantarse al avance de las fuerzas comunistas en el país.

    Al final de su estancia en Eslovaquia, la División ucraniana participó en la preparación de posiciones defensivas para hacer frente al avance del ejército soviético. En ese periodo, el área bajo su control se extendió hasta el valle del Nitra. A finales de diciembre de 1944 y primeros de 1945, la División envió un grupo de combate al sur de Eslovaquia, en la zona de Banska Stiavnica, donde se enfrentó directamente al Ejército Rojo.

    Estiria y Eslovenia

    Después de su participación en la represión del movimiento de resistencia eslovaco, la División ucraniana es transferida a partir del 31 de enero de 1945 a la conflictiva región de Estiria, donde vuelve a demostrar su papel de aliado de la Alemania nazi en su lucha contra los movimientos locales de liberación. Esta región austriaca había sido de facto extendida para incluir la parte norte de Eslovenia. La ocupación alemana de esta zona de la Yugoslavia de pre-guerra se basó en la estructura regional nazi, con el nombre CdZ-Gebiet Untersteiermark [Territorio de la Baja Estiria], perdurando entre abril de 1941 hasta la liberación en mayo de 1945.

    Estiria, de histórica población mixta eslovena-alemana constituía un territorio reivindicado tanto por Alemania como por el movimiento de liberación esloveno. Las tropas ucranianas se desplegaron en un área que va de Deutschlandsberg en Austria a Slovenska Bistrica, entonces llamada Windish-Feistritz. Esta zona incluía el núcleo industrial situado entre las ciudades eslovenas de Celje y Maribor. Ahí completan su despliegue el 28 de febrero de 1945, asumiendo el control de una de las zonas de seguridad en las que habían quedado divididas por los alemanes las provincias de Estiria y Carintia.

    El objetivo de la División en la llamada Baja Estiria era liderar la acción contra los partisanos eslovenos de Tito que controlaban gran parte de la zona, con apenas algunas excepciones. Una de ellas era el distrito al este de Maribor, dominado por chetniks eslovenos leales al régimen hitleriano.

    La lucha contra los partisanos de Tito se desarrolló de forma continuada para dejar libres las principales arterias de comunicación y transporte, en especial entre Celje y Maribor. A diferencia de Eslovaquia, donde las fuerzas alemanas consiguieron acorralar a los partisanos y alejarlos hacia las montañas, en la Eslovenia de 1945 nunca llegaron a rodearlos y destruirlos. La confrontación con las unidades partisanas no terminaban siempre además con una posición de fuerza de las unidades alemanas, entre ellas la División ucraniana, sino que éstas se veían con frecuencia forzadas a retroceder.

    La División trató de rodear a los partisanos en los picos nevados entre Ljubliana y Menina Planina y, algunos días más tarde en los distritos de Mozirje, Ljubno y Solcava, al lado del macizo de Boskovec, en ambos casos sin éxito, sufriendo en esas operaciones ataques aéreos por parte de los aliados. La penetración directa en las zonas partisanas se hacía prácticamente imposible porque, en un territorio con menor presencia de fuerzas militares alemanas, un ataque directo masivo dejaba al descubierto las propias bases centrales alemanas y ucranianas ante los ataques partisanos. En su política de control territorial, sólo consiguieron cierto éxito en el distrito del río Sava, cerca de Celje.

    Las bases políticas de la acción contra la insurrección

    Como muestra Heike en sus memorias, en la lucha contra los partisanos y demás fuerzas insurrectas en Eslovaquia y Eslovenia, la División ucraniana se apoyó en los principales movimientos de la extrema derecha local.

    En Eslovaquia, Heike menciona “la relación cortés” de la División ucraniana con la Guardia Hlinka y su partido, el Partido Popular Eslovaco, las principales bases de las fuerzas ultraderechistas y violentas que apoyaban al Eje en Eslovaquia.

    En la llamada Baja Estiria, hoy eslovena, la base política de apoyo a los ucranianos no era el partido nazi, inexistente en la zona, sino el Steirischer Heimatsbund de Franz Steindl. Un miembro de la primera época de las SA, entre 1938 y 1941 se había encargado de impulsar el NSDAP, el partido nazi, en la zona antes de formar los batallones paramilitares pro-nazis que representaban el Heimatsbund.

    Como señala Heike, el apoyo de esta organización a la División ucraniana se mantendría hasta la rendición final. Resultó decisiva en todo momento en las tareas de control de la línea del frente, por ejemplo en la consolidación de sus posiciones a lo largo del río Mur. Ahí contarían temporalmente también con el apoyo de un destacamento de artillería de las fuerzas militares de la Hungría pro-Eje, en retirada ante el avance de las tropas soviéticas.

    La otra cara de la acción ucraniana: los regimientos de policía y los batallones de trabajo

    Como señala Heike, antes de la rendición final de Alemania, la División ucraniana participó también en la organización de batallones de trabajo en Austria. En sus orígenes, la creación de División Galicia no sólo sirvió para participar del esfuerzo bélico alemán, también para colaborar en su acción de represión policial. Lo reflejan los cinco regimientos de policía SS que se constituyeron a partir de los voluntarios reclutados en 1943 para la División Galicia. Los reclutas menos cualificados para la acción militar fueron derivados hacia esos regimientos policiales.

    Estos voluntarios fueron entrenados para formar parte de la maquinaria policial de las SS alemanas en distintas zonas de Francia, tanto en el norte (Metz) como en la zona sudoccidental (Pau, Tarbes y Salies de Béarn, en la frontera con la zona del País Vasco francés). Durante su periodo de formación, estas fuerzas también participaron en la lucha contra los partisanos franceses (aunque algunos de sus miembros acabaran uniéndose a ellos, por ejemplo el grupo de Osyp Kurkovsky que se une a las fuerzas del General Legrand). Tras finalizar su formación en 1944, los miembros de los regimientos ucranianos de las SS fueron enviadas a distintos destinos, entre los que se han señalado el sur de Francia, Alsacia, los Países Bajos, Alemania, Polonia,

    No ha sido investigado con detalle la historia de estos regimientos como tampoco el papel de la División ucraniana como policía represiva en un periodo en el que el asesinato de disidentes y minorías era un rasgo esencial del régimen nazi. Pero muchos indicios apuntan a la participación de estas fuerzas en los crímenes de guerra de la Alemania de Hitler. Entre los observados en la zona de presencia de las fuerzas ucranianas en Eslovaquia, Austria y Eslovenia, destacan algunos hechos.

    El primero de ellos es la participación destacada de guardias ucranianos en la gestión brutal de determinados campos de concentración, por ejemplo Strasshof, al sur de Viena.

    Un segundo elemento es la participación en las llamadas marchas de la muerte que se desarrollaron al final de la guerra en el sudeste de Austria y que tuvieron una importancia relevante en la suerte final de la población judía húngara enviada a campos de labor a aquel territorio. Según algunas fuentes, recogidas por AK Hinterland, había en la zona de Feldbach, donde se encontraba la División ucraniana, varias unidades de las Waffen-SS que tenían funciones de guardia y que, en especial en marzo y abril de 1945, se vieron implicadas en fusilamientos de judíos húngaros utilizados como trabajadores forzosos. Fuentes creíbles señalan que miembros ucranianos de las Waffen SS participaron en algunas de esas marchas.

    En tercer lugar, debe señalarse la actuación de las fuerzas de la División ucraniana en sus acciones antipartisanas. A pesar de su posición favorable hacia los ucranianos, Heike reconoce la existencia de abusos contra las poblaciones locales. En Eslovaquia señala “casos aislados de excesos hacia la población civil”, inevitables según él dado el apoyo de la población a los partisanos. Según Heike, los “ucranianos fueron acusados por varios partidos de excesos de los que no fueron responsables”. Sugiere que muchos de los excesos eran en realidad atribuibles a la Brigada Dirlewanger de las Waffen SS y al llamado Osttürkischer Waffenverband (Grupo de Combate Turco-oriental). Esas unidades, en cambio, atribuían esos excesos a los ucranianos.

    En Eslovenia, Heike afirma que “no hubo casi excesos cometidos contra la población local. Lo que pudo haber ocurrido se dio durante el combate con los partisanos, cuando era a menudo difícil distinguir civiles inocentes del enemigo”. Como en Eslovaquia, en Eslovenia también algunas unidades alemanas acusaron de acciones criminales a la División ucraniana.

    La defensa del frente nazi en Austria y la rendición final

    Al sur del río Drava, la División ucraniana preparó a mediados de marzo de 1945 una última operación de envergadura, destinada a neutralizar a la brigada partisana de la llanura de Pohorje (Bachern), la principal fuerza antialemana en la zona.

    Era el último intento de neutralizar a los partisanos antes del definitivo envío al frente austriaco. La pinza que suponía la acción partisana en el norte de Eslovenia y el avance desde Hungría del Ejército Rojo iba a forzar el repliegue de las fuerzas ucranianas de la Alemania nazi a la parte austriaca de Estiria. Ahí se unirían a las unidades de combate alemanas, entre ellas los voluntarios nórdicos de la 5ª División Panzer SS Wiking. La División ucraniana acabaría configurando una de las fuerzas destinadas a fortalecer el llamado Ostwall, el último muro destinado en el sureste de Austria, incluyendo el área controlada de Maribor, a frenar el avance soviético. Esto suponía también pasar de una acción básicamente contrainsurgente, con una fuerte dimensión policial de control del territorio, al enfrentamiento militar directo.

    A finales de marzo, la División ucraniana se encarga de organizar la defensa alemana de Maribor y el control del río Mur en Spielfeld, algunos kilómetros al norte de Maribor. Está igualmente presente en el distrito de Radkersburg. Antes de replegarse a Völkermarkt, el regimiento de reserva-formación de los ucranianos se mantenía en Deutschlandberg y ahí seguía combatiendo a las formaciones partisanas.

    Pero es en el área entre Feldbach y Gleichenberg en la que se centrará la intervención de esta División en favor de la Alemania de Hitler. Ahí, las unidades de reconocimiento soviéticas habían descubierto una brecha entre el 2º Ejército Panzer y el 6º Ejército de Alemania. La División ucraniana asumiría a partir del 31 de marzo el objetivo de cerrar esa brecha tras quedar integrada en el 2º Ejército.

    El avance de los ucranianos se inicia oficialmente el 1 de abril de 1945, tomando control del pueblo de Straden antes de capturar las elevaciones de Stradner-Kogel, Gleichenberg-Kogel y el castillo de Gleichenberg. En esta localidad la batalla por su control resulta particularmente dura pero culmina con el cierre de la brecha entre los entre los dos ejércitos alemanes.

    Durante el mes de abril y primeros de mayo se inicia un periodo de ataques y contraataques en el frente austriaco. La División ucraniana se enfrenta ahí al llamado 3er Frente Ucraniano del Ejército Rojo, una situación que Heike resumía así: “Ucranianos del Este se enfrentaban a los del Oeste”. El ejército soviético pronto se haría con las elevaciones de Stradner-Kogel y Gleichenberg-Kogel. La División nazi ucraniana solo consiguió mantener el estratégico castillo de Gleichenberg.

    El frente austriaco se estabiliza por entonces en torno a la línea Gnass/Bad Gleichenberg/Stradner-Kogel/Feldbach, un frente que empieza a hacerse insostenible a finales de abril. Ante el inminente colapso de Alemania, en los primeros días de mayo las fuerzas militares en el Ostwall empiezan a pensar en la retirada, con un objetivo principal en mente: entregarse ante los aliados anglo-americanos para evitar caer en manos del Ejército Rojo. A partir del día 7 de mayo de 1945 se inicia una retirada completa, con abandono sobre el terreno de todo el material militar, haciendo efectivo el acuerdo final de retirada adoptado un día antes. Ese día 6, Shandruk, Wachter, Bisanz y Arlt retornan al frente para ordenar una retirada rápida que permitiera a la División ucraniana no caer en manos de los soviéticos.

    En la mañana del día 8 de mayo de 1945, el grueso del entonces denominado Ejército Nacional Ucraniano de la Alemania nazi inició su retirada en dirección al noroeste, tras cambiar el rumbo inicial previsto hacia Völkermarkt, bajo control de los partisanos de Tito. Salvo algún ataque aislado, mantenido hasta el día 10, el ejército soviético dejó hacer y no organizó una ofensiva en toda regla a lo largo del frente.

    Una parte de la División ucraniana se rendiría en Radstadt ante el Ejército de Estados Unidos, pero su núcleo principal lo hizo en Spittal ante el ejército británico. Antes, se había concentrado en el área entre Tamsweg y Saint Andrä junto a sus mandos alemanes. Llevado por la desesperación ante la noticia de que los aliados estaban internando a todas las unidades extranjeras y a las Waffen SS en Tamsweg, el General Freitag, comandante principal de la División ucraniana, optó por el suicidio. Su principal impulsor, Otto Wächter, desapareció por su parte en dirección a las montañas austriacas. Según Heike, “ésta fue la forma en la que el cuartel general de la División quedó disuelto, más bien prematuramente. El suicidio del comandante da testimonio de su falta de responsabilidad hacia su unidad”.

    De esta forma, con la rendición de unos 10.000 combatientes del nuevo Ejército Nacional Ucraniano antes las tropas británicas y norteamericanas, terminó la participación ucraniana en el esfuerzo de guerra de la Alemania de Hitler.

    Pero ahí empezó otra historia, la que llega hasta nuestros días. Amparándose en su condición legal de antiguos ciudadanos polacos (aunque no todos lo eran) en el Gobierno General hitleriano de Polonia, británicos y estadounidenses acordaron no entregar a los miembros de la División ucraniana a la Unión Soviética. No correrían así la suerte de sus aliados cosacos rusos. A pesar de su levantamiento contra las nuevas autoridades aliadas en Judenburg, acabarían siendo entregados a las autoridades soviéticas, de acuerdo con los acuerdos concluidos entre las fuerzas vencedoras de la Guerra.

    De Spittal, los ucranianos (ahora convertidos en polacos protegidos por las autoridades del Vaticano) fueron enviados al campo británico de Rimini antes de ser distribuidos en distintos lugares del Reino Unido y Norteamérica. Un primer grupo de “estudiantes ucranianos” procedentes de Rimini llegó a España en diciembre de 1946. En sus diferentes destinos, el nacionalismo ucraniano que había colaborado con Hitler se recompondría para continuar su eterna lucha contra la URSS y Rusia, ahora con el apoyo de sus nuevos aliados. Como la Alemania nazi, los nacionalistas ucranianos y los aliados anglosajones pusieron las bases de una estrategia compartida: liquidar a la Unión Soviética y al comunismo.

    Pero a pesar de su actual posición de victoria y su intento por reescribir la historia, el nacionalismo ucraniano nunca podrá cambiar el sentido de los hechos. Este nacionalismo extremista decidió, de forma consciente, asumir la derrota y rendición de la División Galicia de las SS como Ejército Nacional Ucraniano. Puede que lo hiciera como un acto de afirmación de la nación ucraniana pero ese acto no puede obviar las consecuencias prácticas de aquellas decisiones. Siempre será recordado por la historia como el compromiso inequívoco del nacionalismo ucraniano con la Alemania nazi. En el sur de Austria, las fuerzas ucranianas se convirtieron de hecho en uno de los pilares de la última resistencia de la Alemania nazi. Y es con el nombre de Ejército Nacional Ucraniano como el nacionalismo extremista de la Galicia ucraniana formará siempre parte de los derrotados en la Segunda Guerra Mundial.
    https://slavyangrad.es/2016/06/01/la-rendicion-del-ejercito-nacional-ucraniano/

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Dom Jun 05, 2016 11:26 pm

    Las huellas de la División Galizia, un fantasma en Europa:


    Huellas de la División Galicia y el Ejército Nacional Ucraniano
    Publicado por @nsanzo ⋅ junio 5, 2016

    Lejos de Lviv, donde se formó y donde la División también cuenta con un monumento bien cuidado y frecuentemente visitado en uno de los cementerios locales, las huellas de los últimos pasos de los soldados ucranianos que lucharon del lado de la Alemania nazi aún pueden seguirse en los últimos lugares en los que combatieron antes de la rendición.

    El cambio final de denominación de la original Division Galicia, y su conversión formal en Ejército Nacional Ucraniano (UNA), no sólo sirvió para evitar que sus miembros fueran deportados a la Unión Soviética. Ese cambio de nombre ha hecho posible que, en lugares como Austria, se hayan mantenido hasta la actualidad monumentos en recuerdo a lo que, en realidad, fue una división de las SS. Junto a otros recuerdos del pasado hitleriano, configura una ruta, no del todo encubierta, de homenaje a las fuerzas militares de la Alemania nazi.

    Es llamativo que esa ruta se centre en lo que fue la línea del frente mantenida por la División ucraniana, entre Feldbach y Bad Gleichenberg. La Cruz Negra austriaca se encarga de mantener ese recuerdo.

    Feldbach

    Como se describe de forma precisa y detallada en el blog AK Hinterland, la presencia de la División ucraniana de las SS en la zona de Feldbach está acreditada por distintos monumentos o placas conmemorativas.

    Uno de ellos es una piedra monumental dedicada a la UNA. Se encuentra en el espacio conmemorativo dedicado a los héroes caídos (Heldengedenkstätte) situado al lado del parking de la iglesia principal de la ciudad. Se accede a él por la Franz-Josef Strasse, justo al final de la plaza central de Feldbach (Hauptplatz). Llama la atención que se levante en pie de igualdad con los demás monumentos conmemorativos de las grandes guerras austro-alemanas, la de 1918 y la de 1945.

    Algo similar ocurre con la capilla anexa a la iglesia principal por la que se accede a esta en la actualidad. En esa capilla están recogidos en distintas placas monumentales los nombres de muertos de las dos guerras mundiales (Heldengedächtnisstätte). En la esquina a la izquierda de la puerta de entrada, la más monumental de las placas presentes en la capilla es el emblema de la División Galizia y del Ejército Nacional Ucraniano, el león que también representa a la zona de Lviv.

    El tercer monumento está en el Soldatenshof [Cementerio Militar] de Mühldorf bei Feldbach en el que yacen los muertos de las dos últimas guerras procedentes de la zona. Pasada la entrada, a la derecha, se conmemora, en alfabeto cirílico y latino, a los muertos de la UNA. A su lado, en el largo montículo en el que consiste el cementerio, están las tumbas de los soldados alemanes de la Segunda Guerra Mundial, muchos de ellos soldados desconocidos. Entre los nombres alemanes o austriacos hay también apellidos ucranianos como Poroschenko.

    En la esquina más alta del cementerio militar, a la derecha y por completo separado del resto, en casi completa oposición al monumento ucraniano colocado a la izquierda de la entrada, se encuentra una pequeña placa dedicada a los ciudadanos de Rusia muertos entre 1939 y 1945. La placa procede de otro cementerio de la región en el que hoy sólo quedan dos lápidas.

    A diferencia de la descuidada y esquinada placa que recuerda a los “rusos” (ni siquiera algo menos genérico como soldados rusos) en el Soldatenfriedhof de Mühldorf, los tres monumentos dedicados al Ejército Nacional Ucraniano están perfectamente mantenidos. En particular, las letras doradas del que puede verse en la iglesia parroquial de Feldbach se mantienen en perfecto estado tras su última restauración. Todos los monumentos esconden que la división actuó como unidad de las Waffen SS, escudándose convenientemente en una denominación, la de Ejército Nacional Ucraniano, bajo la que la unidad solo operó en las últimas dos semanas de guerra. Todos ellos utilizan además la enseña original de esta unidad de las SS, algo que, en teoría, es ilegal en Austria.

    Feldbach y su zona, en particular Gniebing, constituye un lugar de atracción para los herederos directos e indirectos del nazismo, sus admiradores. Un monumento dedicado a los paracaidistas que invadieron Creta, constituye un punto anual de reunión de la extrema derecha austriaca. De estética completamente nazi, tanto por su diseño como por las dedicatorias de las placas conmemorativas, está presidido por un águila vigilante y exterminadora.

    Bad Gleichenberg, Trautmannsdorf y Gnas

    En Bad Gleichenberg, el principal punto de combate de la División ucraniana, el monumento erigido en su nombre está muy alejado del centro. Se sitúa a la izquierda de la entrada al cementerio general de la localidad, al lado de la carretera principal y de la que lleva a Traumanndorf. Ahí una placa agradece el papel de la UNA en la zona.

    A pocos kilómetros, en la parte destinada a los soldados fallecidos en la Segunda Guerra Mundial de Trautmanndorf, otro monumento recuerda a los miembros de la UNA fallecidos en combate. Este monumento fue levantado a iniciativa de los antiguos miembros de la División ubicados en Gran Bretaña.

    En una zona paralela, destinada a la población judía, están presentes tres tumbas. Una de ellas recuerda a la población judía asesinada en la zona, en lo que parece ser una fosa común. Es posible que se trate de parte de la mano de obra judía esclava que trabajaba en la zona, compuesta en su mayoría por personas deportadas de Hungría.

    En Gnas, muy cerca de Trautmannsdorf, otra placa de la Österreicher Schwarz Kreuz recuerda en su cementerio civil al soldado desconocido. Además de soldados alemanes, en la placa aparecen también algunos miembros de la División Galicia.

    Siguiendo en dirección a Völkermarkt, en Sankt Stefan un pequeño edificio-crucero recuerda a los muertos en las grandes guerras, entre ellos a miembros de la División Galicia.

    El contraste con el olvido de la lucha partisana: De Völkermarkt a Bad Eisenkappel y Klagenfurt

    En Völkermarkt también hay puntos que recuerdan el paso de las fuerzas ucranianas de la Alemania nazi. Esta localidad se convirtió, en los meses finales de la Segunda Guerra Mundial, en lugar de concentración del mando de las tropas alemanas que trataban de hacer frente a los partisanos, junto a sus colaboradores “internacionales”, entre ellos los dirigentes de las fuerzas de la Galizien Division ucraniana. Ahí se ubicarían Fritz Freitag, el comandante de la División ucraniana y Pavlo Sandruk, máximo líder militar ucraniano, además de los mandos de las fuerzas cosacas rusas que colaboraban con Hitler. Estaban alojados en lo que era entonces el único hotel de la ciudad, en una zona algo retirada de la plaza principal de la ciudad.

    La visita a Völkermarkt revela por qué se trata del lugar ideal para cumplir esta función de punto de reunión de los cuarteles generales de las fuerzas militares alemanas en la zona cercana a Estiria. Por una parte, está suficientemente alejado del frente y, por otro, ante cualquier posible avance de los partisanos llegados de las montañas controladas por las fuerzas de Tito, se encuentra protegida por el río Drau.

    La acción partisana resultaba importante unos cuantos kilómetros más lejos, en especial en torno a la localidad de Bad Eisenkappel. Cerca de ahí, los soldados nazis cometerían una de sus últimas masacres contra la población eslovena vinculada a la resistencia, el asesinato de once personas en lo que hoy es la casa en la que está enclavado el Museo Pearsman. La casa memorial está situada en el valle de Lepena (Leppen en alemán) en el que se encontraba uno de los búnkeres de los partisanos. Cerca de ahí, en el valle paralelo de Lobning, se encontraba la casa de la partisana Zala, retratada en el libro Partisanas. Un libro que ayuda a entender la sensación de opresión que sentía la población eslovena en esta zona de Austria germanizada por la fuerza.

    Al lado del Museo Pearsman, un memorial recuerda la lucha de los partisanos en esta zona de población mixta, alemana y eslovena, hoy parte de Austria. Erigido inicialmente en Sankt Ruperth, cerca de Völkermarkt, el memorial tuvo que ser trasladado a Lepena tras sufrir un ataque terrorista que lo destruyó en gran parte.

    No es precisamente Estiria el mejor lugar para buscar un recuerdo agradecido a quienes lucharon contra el nazismo. Pero tampoco lo es Carintia. En Klagenfurt, sus autoridades federales han levantado una placa de denuncia de los crímenes de los partisanos. Quienes traten de buscarlo no podrán encontrar un memorial equivalente de denuncia de los cometidos por las fuerzas que apoyaron a la Alemania nazi.

    Sankt Andrä

    También en Carintia, a unos 100 kilómetros al norte de Klagenfurt, se encuentra Tamsweg, la localidad a la que llegó el núcleo principal de la División ucraniana, junto a sus mandos alemanes, para entregarse ante las fuerzas británicas. A unos 3 kilómetros de la localidad, el cementerio de Sankt Andrä acoge la tumba del que fue comandante de la División, y paradójicamente, el personaje probablemente más crítico con la actitud de los ucranianos durante la guerra, Fritz Freitag, que comandó la División desde noviembre de 1943 hasta su rendición en mayo de 1945.

    Escondida en la parte trasera de la iglesia parroquial, la losa de Freitag se encuentra alejada de las demás tumbas, todo da a entender que por su condición de suicida.

    El tiesto de flores secas colocado sobre la lápida por la Österreicher Schrwarzer Kreuz ocultaba el nombre de Fritz Freitag. En una cinta con los colores de la bandera austriaca se podía leer: Im Treuer Gedenken.

    Spittal an der Drau

    Al sur, a unos 60 kilómetros en dirección hacia Italia o Eslovenia, la localidad de Spittal an der Drau acogió finalmente a los miembros de la División ucraniana antes de su envío al campo británico de Rimini. Ahí puede visitarse la zona del Lager, el antiguo campo nazi para prisioneros de guerra. Este campo se convirtió tras el final de la guerra en un Centro de Deportados, un eufemismo para ocultar la concentración de colaboradores del nazismo e incluso de fuerzas de su ejército, en particular los miembros de la Division ucraniana de las SS.

    En el cuartel Turk, una lápida colocada recientemente por el Ejército austriaco recuerda el pasado del Lager. La barraca nº18 del actual cuartel también parece sacada de las fotos de la época nazi. Del cuartel sale en cualquier caso la Lagerstrasse, el lugar en el que se encontraba este centro en el que fueron detenidos muchos miembros del Ejército Rojo.

    Siguiendo en dirección sur la carretera al barrio de Aich, pasado el mismo, se llega a una zona rural de Spittal, cerca del río. Ahí, rodeado de una pequeña valla, se encuentra el monumento erigido a los alrededores de 4.000 soldados rusos (la versión rusa precisa que se trata de soldados del Ejército Soviético) y civiles que ahí yacen, víctimas del Lager de Spittal.

    Aunque deteriorado por el tiempo y la falta de cuidados, el monolito ha mantenido su estrella roja. En la parte inferior se puede observar una pequeña placa en alemán y otra, algo más grande, en ruso. Como otros monumentos soviéticos de homenaje a los soldados y civiles caídos en la guerra, el texto de la placa promete recuerdo eterno para los allí enterrados, aunque el lugar da una imagen de abandono y olvido. Aparte de la pequeña rama de olivo que dejamos a nuestro paso, y de un recipiente de cristal para colocar unas velas, sólo hacen compañía al monumento dos estampas religiosas ortodoxas escritas en cirílico y un pequeño ángel de juguete. En la ciudad, ni siquiera las empleadas de la oficina de turismo son capaces de indicar dónde se encuentra el monumento.

    Quienes sostienen que es preciso conocer la historia para no volver a repetirla saldrán defraudados de un viaje por estas zonas de Austria en las que las simpatías por el nazismo resultan, como en Ucrania, más que evidentes. Sólo que, a diferencia del país de Bandera, se trata de un sentimiento que no se puede expresar públicamente. Salvo en algunos días señalados como el que acoge las ofrendas florales ante monumentos como el dedicado a las fuerzas paracaidistas nazis de Gniebing.
    https://slavyangrad.es/2016/06/05/huellas-de-la-division-galicia-y-el-ejercito-nacional-ucraniano/

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Miér Jun 22, 2016 7:51 am

    El paradigma de Roman Shukhévych:
    ¿Hizo algo malo Roman Shujevych?
    Publicado por @nsanzo ⋅ junio 21, 2016

    Artículo Original: Denis Seleznev / Vzglyad

    El viernes, 17 de junio, varias docenas de personas se manifestaron frente a la embajada de Polonia en Kiev para protestar contra la idea de reconocer como genocidio la masacre de polacos llevada a cabo por el Ejército Insurgente Ucraniano (UPA por sus siglas en ucraniano) en 1943. Tradicionalmente, los nacionalistas han optado siempre por culpar de todo al Gobierno soviético. Pero en 1943, la región estaba gobernada por Alemania, por lo que en este caso es imposible. Así que sigamos.

    Prácticamente cada verano, en los círculos políticos de Polonia se plantean nuevas formas para honrar la memoria de los polacos que fueron víctimas de la masacre de Volinia en 1943. Este año no ha sido excepción. El Parlamento polaco registró una propuesta según la cual proponía establecer una fecha para recordar a las víctimas del genocidio organizado por OUN-UPA en las zonas del este del Estado Polaco.

    Obviamente, si algo así fuera planteado por los diputados rusos, los políticos ucranianos responderían con sus habituales modales, a base de risas y palabras malsonantes. Sin embargo, los polacos son ahora los hermanos mayores en la integración europea y no se les puede amenazar. Por otra parte, además de UPA, Ucrania ha hecho todo lo posible a lo largo de la historia para hacerse “popular”, así que un último intento “por todos nosotros”, probablemente no sea deseable para Polonia.

    Para cargar con la culpa se envió a alguien que no tiene nada de que arrepentirse: la viceprimera ministra para la Integración Europea Ivanna Klympush-Tsintsadze, que ha fraguado toda su carrera como funcionaria a base de dinero estadounidense e infinitamente lejos del drama entre Ucrania y Polonia de hace setenta años.

    Pareció no importarle mucho qué les pasó a los residentes de Volinia en aquellos días, cuando Estados Unidos todavía no repartía dinero en Ucrania. Y su respuesta a los polacos fue simple y poco convincente. Por ejemplo, creemos una comisión conjunta para comprender los hechos y si por un casual encontramos que el comandante de UPA Roman Shujevych “hizo algo malo”, Ucrania, por supuesto, pedirá perdón.

    ¡En serio! ¿Cómo pudo hacer algo malo un hombre que en la década de 1930 estuvo involucrado en asesinatos políticos y que en la década de 1940 sirvió en un batallón alemán (algo que la historiografía ucraniana prefiere ignorar)? ¡Impensable! Sin embargo, la funcionaria admitió que, si esos actos existen, seguramente se trata de alguien que se hizo pasar por UPA. Ahí está el sinsentido del discurso de los más altos representantes de Ucrania.

    En realidad, los estadounidenses no exigen demasiado de sus protegidos. En el fondo, es posible que ni siquiera sepa lo que tiene que decir ahora. Dudo que la viceprimera ministra de Ucrania vaya a leer el diario Vzglyad, pero creo que aun así es útil tratar brevemente el tema de la masacre de Volinia. Al menos así se podrá evitar hacer el ridículo ante los políticos polacos.

    En primer lugar, ¿qué es la masacre de Volinia?

    En la primavera y el verano de 1943, los agricultores de Volinia, bajo el liderazgo de las élites de Galicia, asesinaron, a base de balas, hachas y otros métodos improvisados, a decenas de miles de polacos que vivían en los pueblos y ciudades de la región. Como con cualquier tragedia de este tipo, las razones y motivaciones se acumulan como una bola de nieve. Pero hay dos principales.

    La cúpula política de OUN, en su mayoría de Galicia, comprendió rápidamente en 1943 que Alemania podía perder la guerra y se preparó para una nueva división de Europa. Aparecía así la posibilidad de recrear la Polonia destruida por los alemanes. Para que no pudieran reclamar esa zona por la presencia de población polaca allí, decidieron simplemente deshacerse de ella. Les dieron ultimátum de 48 horas para abandonar la región. Y entonces comenzó la masacre. Una simple forma de Galicia para solucionar las disputas territoriales.

    La segunda causa se debe a los problemas de los campesinos de Volinia, que debido a la naturaleza de la región carecían de suficiente tierra. Además, las décadas anteriores habían sido de extrema pobreza, situación que la guerra había intensificado. Deshacerse de los vecinos polacos les había dado la oportunidad de hacerse con la tierra y, en segundo lugar, quedarse con los beneficios de las propiedades robadas a las familias polacas asesinadas.

    Durante la época de entreguerras, la población polaca había disfrutado de privilegios, mientras que la población ucraniana había sufrido opresión económica y cultural. Eso agravó aún más la situación. Además, a principios de 1943, los alemanes preferían para los puestos de policía de esta región a residentes polacos y no ucranianos, lo que no favoreció a la convivencia entre grupos étnicos.

    En aquel momento, miles de campesinos de Volinia, armados con hachas y otras armas, lideraron pequeños destacamentos de UPA y participaron activamente en las masacres. La analogía más cercana a estos hechos podrían serlas masacres de hutus y tutsis en Ruanda en 1995.

    Por cierto, también se puede encontrar una analogía más moderna de la región Volinia-Galicia. En 2014, durante el Maidan ucraniano, las masas de campesinos, muchos de ellos de Volinia, incitaron pogromos y asesinatos de agentes de la ley. Más adelante fueron utilizados como carne de cañón en la guerra en el este. Ahora, con la explotación ilegal del ámbar, en la que se utiliza también trabajo infantil, vuelve a causar enfrentamientos armados y Volinia regresa al mismo estado en el que se encontraba hace setenta años.

    Puede que por eso se haya hecho popular en Ucrania la publicación del periodista, antes de Moscú y ahora de Lviv, Ivan Yakovin, elocuentemente titulada “Del genocidio a la prosperidad. Cómo Ruanda se convirtió en el Singapur de África”.

    Pero sigamos y no nos olvidemos del mencionado Roman Shujevych. La viceprimera ministra de Ucrania, a causa de una casi completa incompetencia en materia de historia, probablemente cree que en UPA no había nadie más que Roman Shujievych.

    Sin embargo, en el momento de la masacre de Volinia, Shujevych no tenía gran relevancia en UPA y era en realidad una figura política de OUN. Hasta principios de 1944, a la cabeza de UPA estaba Dmitry Kleczkowski, a quien en Polonia se considera el principal organizador de la masacre. No hay nada especialmente interesante sobre este hombre. Naturalmente, también formaba parte de la élite de Galicia.

    En 1940, Stepan Bandera decidió que era urgente organizar una insurrección contra la Unión Soviética en Galicia. La decisión era absurda: la insurrección fracasó y los conspiradores fueron rápidamente capturados. Kleczkowski fue uno de ellos. A principios de 1941, un tribunal de Lviv le condenó a muerte. Pero Kleczkowski recurrió la sentencia y el Tribunal Supremo de la Unión Soviética redujo la condena a diez años de cárcel.

    En el proceso contra Kleczkowski se juzgaba también a 58 personas, todas ellas de Lviv, que recibieron condenas severas que, en la mayoría de los casos, fueron reducidas tras los correspondientes recursos. Kleczkowski fue encarcelado para ser liberado solo meses después por las tropas alemanas.

    Y aquí, por cierto, se produce una clara disonancia con las historias ucranianas de ejecuciones masivas e indiscriminadas de prisioneros a cargo del NKVD antes de la retirada. De alguna manera, tanto este personaje como otros muchos como él, no fueron ejecutados en el proceso. Kleczkowski murió en 1945 por una bala de un sargento soviético. Es decir, caído en combate. Quizá sea algo en que pensar para la viceprimera ministra.

    Ucrania intenta argumentar que alguien se hizo pasar por Shujevych y UPA durante las masacres de polacos para dejar en mal lugar a los buenos campesinos de Volinia, dificultando así la futura integración europea de Ucrania. Tradicionalmente, la culpa recae sobre los moskali. Sí, de hecho Sydir Kovpak [líder partisano soviético cuyos grupos actuaban en los territorios ucranianos] actuaba en esa zona y en sus informes denunció las masacres que se habían producido en las localidades polacas.

    Y existe la tentación de decir que se hizo pasar por Shujevych (en realidad, por Kleczkowski), se quitó la gorra con la estrella roja y se cambió a la gorra de UPA. Sin embargo, la viceprimera ministra se va a llevar una decepción, ya que en 1998, el Gobierno ucraniano creó una comisión de historiadores para investigar las actividades de OUN-UPA. La comisión, formada por líderes pro-nacionalistas del Instituto de Histórica de Ucrania y otros como los ya medio olvidados Kulchinsky o Shapoval, trabajó durante seis años.

    El documento final presentado por la comisión contiene numerosos elogios a los rebeldes ucranianos, pero en lo que respecta a la masacre de Volinia, se vio obligada a admitir que ni alemanes ni soviéticos tuvieron nada que ver con la masacre, de la que solo fueron testigos.

    Además, para intentar tapar las atrocidades de los campesinos de Volinia y para evitar que resurgiera el odio mutuo, la historiografía polaca y soviética siempre intenaron ocultar lo ocurrido. Solo cuando, durante Euromaidan reapareció el odio étnico, la masacre de Volinia volvió a estar de actualidad. Así que la idea de una tapadera no puede ser utilizada aquí, ya que la propia comisión ucraniana lo hizo imposible.

    Finalmente, también hay que decir que, si todo lo referido al pasado lejano se mantiene oficialmente en la sombra, también hay que observar las tendencias más recientes.

    Hace mucho tiempo que ya se implementó la comisión independiente ucraniano-polaca que ahora se propone. En 2003, la comisión trabajó al más alto nivel. Lideraba la representación ucraniana el entonces jefe de la administración presidencial, Viktor Medvedchuk, y por parte de Polonia, el jefe del Consejo de Seguridad Nacional, Siwiec. La comisión concluyó con acuerdo. Porque, al fin y al cabo, en esta historia los polacos no eran víctimas inocentes. Solo les sucedió en Volinia lo mismo que a los ucranianos les ocurrió en la cercana región de Jolm [donde la población nacionalista ucraniana, en minoría, sufrió un proceso de imposición de la cultura polaca]. En vistas de todo eso, en 2003 se inventó la fórmula “perdonar y pedir perdón” que se ha utilizado en memoriales y homenajes conjuntos y que también se ha reflejado en las decisiones de los parlamentos de Ucrania y de Polonia.

    Así que es más que probable que la idea de la viceprimera ministra no ayude en absoluto. Los polacos, muy similares a los ucranianos, no son contrarios a utilizar políticamente las tragedias del pasado. Así, por ejemplo, Ucrania utiliza el asunto de la deportación de los tártaros de Crimea para organizar un espectáculo. Pero también sabe que Polonia no ha olvidado que le pertenecían las tierras de Volinia y Galicia, por lo que para el Gobierno que representa Klympush-Tsintsadze, buscar más problemas para Ucrania seguramente no es lo más adecuado. En ese caso sería muy útil la memoria de esas tierras habitadas por población polaca, masacrada por UPA. No es nada personal, solo es política.

    https://slavyangrad.es/2016/06/21/hizo-algo-malo-roman-shujevych/

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Dom Jun 26, 2016 1:24 am

    La perspectiva falente de miembros de la División Wiking sobre los nacionalistas ucranianos:
    Los recuerdos de Olav Tuff
    Publicado por @nsanzo ⋅ junio 24, 2016

    En noviembre de 2004, un medio noruego recogía las opiniones políticas de un antiguo miembro de la Panzer Division Wiking de las SS, Olav Tuff. En sus declaraciones, este veterano noruego asumía la posición habitual de los miembros de estos grupos formados con voluntarios no alemanes: la negación de cualquier participación en acciones criminales.

    Enfrentado a la afirmación de que la División había participado en la sistemática masacre de población judía y civiles en Rusia y Ucrania, afirmaba rotundo: “Eso es mentira”. Según él, nunca vio u oyó nada acerca de posibles masacres de población de origen judío, la División Wiking simplemente se enfrentó a otros soldados en los campos de batalla del este de Europa.

    Al contrario, en la entrevista Tuff pasaba a la ofensiva y hacía referencia a la liquidación de los intelectuales ucranianos por los rusos. También reafirmaba su compromiso de lucha contra un comunismo que veía como el principal peligro para su país, algo que era compartido por toda la prensa liberal de la época. Por eso, en el momento de alistarse, pidió no luchar contra Inglaterra sino en el frente oriental.

    Sin embargo, en 2013, nueve años después, el mismo Olav Tuff aportaba una visión muy diferente de su experiencia en la Segunda Guerra Mundial. En unas declaraciones a NRK1, Tuff se adentraba en los crímenes cometidos por las fuerzas de la Alemania nazi, incluidos los batallones de voluntarios no alemanes, y sus colaboradores nacionalistas.

    En su relato, Tuff cuenta cómo operaban las unidades alemanas contra la población judía. A medida que se acercaban, sus aldeas y sus casas eran quemadas. Sacaban de uno en uno a toda la población residente. Los que se resistían o trataban de huir eran fusilados en el acto y las sinagogas eran destruidas de forma sistemática.

    Tuff llama la atención sobre la “bestialidad” de los nacionalistas ucranianos locales y de los más “monstruosos” dentro de las SS alemanas y menciona que, en una ocasión, vio como la población civil era conducida como ganado hacia una iglesia. Poco después, los soldados de su unidad vertieron gasolina sobre la iglesia y entre 200 y 300 personas fueron quemadas en el interior. Era en Ucrania, en el otoño de 1941. “Estuve de guardia y nadie salió”, afirma Tuff. Según relata, se oían gritos y susurros dentro de la iglesia, y casi no podía creer que fueran parte de aquella acción criminal. Pero era poco lo que podían hacer. “Teníamos que hacer lo que se nos ordenaba”. Por esa razón, afirma nunca haberse sentido culpable. “Sólo estoy contando la forma en que lo viví”, decía. Para Tuff, el incidente de la iglesia fue terrible pero sólo uno más de los muchos episodios de la guerra. Con el tiempo, a medida que se desarrollaba la guerra y se centraba en los campos de batalla, la muerte estaba tan presente que era imposible no acostumbrarse a ella.

    Con origen en una familia muy pobre, con apenas 18 años Tuff se vio influido por uno de sus hermanos, que ya se había alistado para combatir al comunismo. Otra motivación para alistarse fue la promesa de la entrega de 300 acres de tierra fértil de Ucrania después de la guerra, una promesa vacía que se repite actualmente.

    Las declaraciones de Tuff tienen un doble interés. En el aspecto humano, es llamativo el cambio que representa pasar de negar toda relación con el crimen a señalar el shock que le supuso la vivencia del incomprensible odio alemán al judío. Además del hambre y las penurias, eso le llevó a advertir a su hermano pequeño Hermod de que no se enrolara. Para entonces, ya lo había hecho.

    Pero el relato del soldado noruego de las SS ayuda a entender el papel de estas Divisiones de voluntarios extranjeros en la liquidación de la población judía en la Ucrania de 1941. Tuff llegó por primera vez a ese país en agosto de 1941.

    Ya en el camino desde Alemania se enfrentó a un anticipo de lo que le esperaba. Durante su viaje en tren a través de Polonia, en la ciudad de Cracovia vio cómo un grupo de judíos habían sido colgados de los árboles y los postes de la luz. “Los cuerpos colgaban como muñecos de trapo”, recuerda.

    A la llegada a territorio soviético, en el oeste de Ucrania, volvió a enfrentarse a escenas similares. Durante la captura de Lviv, Tuff afirma haber visto a población judía asesinada por el camino. Tuff recuerda también cuerpos colgados que comenzaron a moverse cuando los soldados en marcha hicieron moverse un puente.

    Todo eso habría sido imposible en Ucrania sin la posición colaboracionista de sectores de la población local. Otro miembro de la División Wiking, holandés, mostraba en un informe de julio de 1941 la absoluta complacencia de la población local ucraniana con los alemanes. En todas partes eran recibidos al grito de “Heil Hitler”, con el apoyo de los grupos locales del Comité Nacional Ucraniano.

    Es la otra parte de una acción presidida, desde el lado alemán, por una actitud despiadada hacia la población judía. Según ese soldado holandés de las SS, a menudo era la propia población local la que concentraba a los residentes judíos para que recibieran el “merecido castigo”. Era la versión alemana y ucraniana del Ojo por Ojo y Diente por Diente, una cruel burla a la justicia que se pretendía legitimar con los asesinatos previos de nacionalistas ucranianos a manos de soviéticos o judíos.

    Olav Tuff participó en extensas batallas, tanto en Ucrania como en Chechenia, por las que llegó a recibir la Cruz de Hierro. Después de la guerra, Olav Tuff fue condenado a tres años y ocho meses de prisión por traición. Y sólo empezó a hablar de lo que realmente vio casi 70 años después, como señalaba en otra parte de la entrevista de 2004, porque asistió y vio cosas que le dejaron una marca para siempre, algo que nunca pudo llegar a olvidar. Algunas de ellas, solo las pudo llegar a contar después de cumplir los 90 años.

    Las declaraciones de Tuff no pasarían de ser un ejemplo de la necesidad de aceptar la responsabilidad propia en los crímenes del pasado si no fuera por la idealización que una parte del nacionalismo ucraniano, y de algunas otras zonas de Europa, realiza de quienes los cometieron. Arbolando de nuevo el discurso del peligro del comunismo, unidades de las SS como la Wiking vuelven a ser referencia en estrategias de destrucción política del oponente de Europa. Una Europa en la que algunos grupos, como la Misanthrophic Division, recuperan las ideas, la estética y los símbolos de aquellos que, en los años 30 y 40 del pasado siglo, intentaron aplicar esa política de destrucción por las distintas tierras de Europa.

    https://slavyangrad.es/2016/06/24/los-recuerdos-de-olav-tuff/

    ¡Venga ya! ¿Permiten eso en Ucrania y todavía creen que pueden cuestionar a los ukros? ¡Pero si ellos tambien son nazis despues de todo, el Abwehr les avaló! No, no estoy siendo sarcástico en lo más mínimo...

    ajuan
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 8426
    Reputación : 9994
    Fecha de inscripción : 09/05/2010
    Localización : Latinoamerica

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por ajuan el Dom Jun 26, 2016 5:58 am

    Interesante hilo camarada


    ------------------------------
    ¡Dormir,combativas águilas,
    dormid con el alma tranquila!
    Habéis merecido, hermanos
    eterna paz y gloria.


    "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos.Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."

    John Reed
    :urss: :urss:

    La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida

    Blog sobre Vladimir Lenin:
    http://vlenin.blogspot.com.ar/

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Vie Jul 01, 2016 5:11 pm

    Hago lo que puedo con lo que tengo. Razz

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Miér Jul 13, 2016 8:07 pm

    Esta fotografía fue tomada un día como hoy, pero del año de 1944: nacionalistas ucranianos de la División Galizia prisioneros tras la ofensiva Lvov-Sandomyerz, durante la Batalla de Brody: los razgos característicos son obvios, la gorra típica de los militantes de la OUN-B, junto con insignias y uniformes alemanes, a juzgar por quienes les rodean, puede verse que pudieron haber sido diezmados y tomados prisioneros por partisanos, probablemente en Ternopol.

    *Se recomienda respaldar esta imagen para mantenerla en el foro.

    Zaitzev
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5502
    Reputación : 5916
    Fecha de inscripción : 16/11/2010
    Edad : 26
    Localización : En una tierra llamada "Sonora", con la novedad de que llueven novatos pendejos. ;)

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Zaitzev el Sáb Sep 24, 2016 8:58 am

    Einzatsgruppen, "sonderkommandos" que destacan en el asunto de Babi Yar, retomar Babi Yar debería ser desde una perspectiva más o menos acorde al contenido...no obstante, me veo forzado a mostrar material que puede contener discursos neutrales y anti-stalin que simplemente no gustan por apócrifos, se instruye a leer con cuidado el contenido del artículo:

    http://www.elmundo.es/la-aventura-de-la-historia/2016/09/23/57e3f646268e3ead288b46b3.html

    Como otrora propuse, se debe exhibir material y desglosarlo, independientemente de su orígen, si es propaganda nazi, tratarla como tal; si es un discurso neutral, se instruye a ignorar el mismo; si es una justificación del nacionalismo ucraniano, el chiste se cuenta solo otra vez.

    El contenido del material en parte pretende hacer pasar desapercibida la principal actuación y responsabilidad de los nacionalistas ucranianos, a través de centrar la atención en los Einzatsgruppen que colaboraron con ellos en el momento. Recuerdese que la OUN es responsable anteriores masacres abiertas en el sureste polaco y en territorio ucraniano, ganándose su glorificación abierta por los nazis en su rancia posteridad.

    Contenido patrocinado

    Re: Ucrania en la 2° GM (crimenes de guerra de Bandera y las SS)

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:04 am


      Fecha y hora actual: Dom Dic 11, 2016 5:04 am