¿Un estado criminal? texto del Partido del Trabajo de Bélgica

Comparte
avatar
Tripero
Moderador de Reserva
Moderador de Reserva

Cantidad de envíos : 921
Reputación : 1161
Fecha de inscripción : 04/01/2013
Localización : Sudamérica

¿Un estado criminal? texto del Partido del Trabajo de Bélgica

Mensaje por Tripero el Lun Oct 20, 2014 6:34 am

Texto rescatado de unos archivos de Web Archive la extinta página leninismo.org.


De el Partido del Trabajo de Belgica.


ÍNDICE
1. ACTUALIDAD. CINCO RESPUESTAS A CINCO MENTIRAS EN LOS MEDIOS (CÉCILE CHAMS)
2. LA OCUPACIÓN DE EEUU ES LA GUERRA
Una frontera arbitraria decretada por un general norteamericano
EEUU fuerza a Seúl a cederle territorio para sus misiles
Un ejército colonial en Corea del Sur
Repetición de la guerra contra Corea del Norte
3. COREA EN EL CENTRO DE INTERESES ESTRATÉGICOS
Los americanos pierden su primera batalla nuclear contra Corea
Asia: eje principal
El punto de mira de EEUU: Corea del Norte y China
El socialismo: la alternativa para los pueblos del Tercer Mundo




1. ACTUALIDAD: CINCO RESPUESTAS A CINCO MENTIRAS EN LOS MEDIOS [2]

1.“Corea del Norte ha reconocido oficialmente tener armamento nuclear”.

Según un portavoz de la Casa Blanca, “el gobierno norcoreano ha reconocido haber desarrollado secretamente armas nucleares”. Según el Rodong Sinmun, órgano del Partido del Trabajo de Corea, esta afirmación es errónea y belicosa. Son habladurías arbitrarias del enviado especial del presidente americano, añade el Ministro de Asuntos Extranjeros. El gobierno de la RPDC ha buscado siempre una solución pacifica a la cuestión nuclear en la península coreana. El reconocimiento del Gobierno coreano se refiere a un “programa nuclear” y no a un “programa nuclear militar”. EEUU sólo busca un pretexto para incumplir sus compromisos con la República Popular Democrática de Corea, firmados en 1994.




Planta Nuclear de Corea



2. “Corea del Norte ha violado el acuerdo con EEUU”.

El acuerdo al que se llegó en octubre de 1994 preveía la construcción por parte de los EEUU de una central nuclear de agua ligera a cambio del gel de la central nuclear de grafito que ya poseía la RPDC. Aunque la prensa occidental pretende difundir que es Corea la que ha violado el acuerdo, han sido los EEUU quienes de manera sistemática han violado lo acordado.


La nueva central debía estar operativa en 2003 (artículo 1, párr. 1 y 3), pero todavía no están terminados ¡ni los cimientos! EEUU debía proveer 500.000 toneladas de petróleo cada año hasta la puesta en funcionamiento de la nueva central, con el fin de abastecer las necesidades de electricidad y combustible de Corea (art. 1 párr. 2). En repetidas ocasiones EEUU ha retrasado las entregas, y en diciembre de 2002 decidió suspenderlas unilateralmente. EEUU debía garantizar formalmente que no iba a utilizar la amenaza nuclear contra Corea (art. 3, párr. 1), pero han designado a ésta como parte del “eje del mal” y la han convertido en punto de mira potencial de un “ataque nuclear preventivo”.


3. “Corea del Norte retoma la construcción de armas nucleares”.

El periodista de Corea del Sur Pol Mathil repite al pie de la letra la propaganda americana: “Corea del Norte (...), ignorando las presiones diplomáticas, ha tomado medidas efectivas para fabricar plutonio militar”. Pero relanzar una central nuclear no tiene nada que ver con la fabricación de una bomba atómica: el tratamiento de los desechos del plutonio para un uso militar necesita una tecnología avanzada y costosa, de la que Corea carece.


“Corea ha decidido retomar la construcción de una central nuclear para producir electricidad”, explica el Ministro coreano de Asuntos Exteriores, puesto que la suspensión del suministro de petróleo por EEUU provoca una penuria de electricidad en el país, algo que Occidente achaca cínicamente al socialismo.


4. “Corea del Norte es la principal vendedora de misiles”.

Donald Rumsfeld, Ministro de Defensa norteamericano, califica a Corea del Norte como la principal proveedora de misiles del mundo. Es una tremenda ironía pues, según las estadísticas de las Naciones Unidas de 1996-2002, EEUU domina el mercado mundial con el 45% de todo el armamento vendido. En el 2000, EEUU vendió 14.000 millones de dólares en armas, el doble que sus principales competidores, Gran Bretaña y Rusia.


5. “Corea del Norte es una amenaza para el mundo”.

Frente a la amenaza militar estadounidense, la RPDC está obligada a consagrar a su defensa el 14% de su escueto presupuesto, con el fin de replicar a cualquier agresión de los EEUU y defender su derecho a la existencia y a la soberanía. La posesión de misiles de autodefensa no supone una amenaza para ningún país.




Tropas del ejército americano en Corea del Sur



¿Y EEUU? Este país tiene 1,5 millones de soldados desplegados por todo el mundo y consagra más de 500.000 millones anuales a su presupuesto militar. Sólo en Corea del Sur dispone de 37.000 hombres y cerca de un millar de cabezas nucleares. El 17 de diciembre, el general norteamericano Ronald Kadish, director de la Missile Defense Agency, anunció al Pentágono el nuevo plan de despliegue de misiles estadounidenses para 2004 y 2005. Prevé la construcción de 10 nuevas bases militares terrestres, equipadas con misiles Patriot de nueva generación, y de 10-20 nuevas bases navales equipadas con buques de guerra. El Ministro de Defensa piensa pedir 1.500 millones de dólares suplementarios al Congreso para este programa, además de los 8.000 millones anuales ya aprobados para el plan de misiles.


En los casi 58 años que Corea transita bajo la senda del socialismo, todavía no ha entrado en conflicto con ningún país, pese a sufrir continuas presiones y hostilidades por parte del imperialismo. ¿Acaso puede EEUU decir lo mismo en este período?


6. ¿Quién amenaza a quién?

EEUU y los servicios mediáticos occidentales acusan a la República Popular Democrática de Corea del Norte (RPDC) de estar desarrollando un arsenal nuclear. La RPDC no esconde que fabrica tecnología avanzada, la cual incluye misiles de corto, medio y largo alcance, y que está decidida a utilizar si es necesario. No sólo para defenderse, sino también para contraatacar: si los americanos (u otros imperialistas) la agreden, Corea puede adoptar como medida el lanzamiento de sus misiles sobre objetivos seleccionados, incluso sobre EEUU si fuera necesario.


Corea no niega que vende sus misiles al extranjero, entre otros a Oriente Medio (Iraq, Irán,...). Es más, reivindica este derecho: los imperialistas venden sin problemas las armas más diversas, en número incomparablemente más elevado y a muchos más países. Un Primer Ministro escandinavo que estaba de visita en Corea les pidió que detuvieran estas ventas “ya que podrían amenazar a Europa”... Pero Corea no vende más que misiles de corto alcance, por lo que, con estas armas, ningún país de Oriente Medio podría amenazar a Europa.


La Corea socialista, por el contrario, no posee armas atómicas ni otras “armas de destrucción masiva”. Nada que ver con las más de 1.000 cabezas nucleares estadounidenses desplegadas en Corea del Sur.


En los 58 años de República Popular, Corea del Norte no ha agredido ni mostrado hostilidad hacia ningún país. Nada que ver con todo el historial de guerras, abusos y crímenes de EEUU, el auténtico peligro para la humanidad.




2. LA OCUPACIÓN DE EEUU ES LA GUERRA

Poco después del final de la Copa del Mundo de Fútbol de 2002, buques militares de Corea del Norte y del Sur intercambiaron disparos en el Mar del Oeste, el día 29 de junio. Se registraron pérdidas humanas en los dos bandos. Un navío norcoreano resultó dañado y uno del sur hundido. “Este incidente fue una provocación militar del ejército surcoreano de la A a la Z”, estima la agencia de prensa del Norte. Según el Ejército Popular de Corea (EPC), “dos buques del EPC efectuaban una patrulla de rutina en el Mar del Oeste. Intentaban interceptar el paso a los buques de guerra surcoreanos, que habían penetrado en aguas norcoreanas, al suroeste del islote de Yonphyong, seguidos por una docena de barcos de pesca. Los buques de patrulla norcoreanos sufrieron un centenar de disparos. A continuación dieron réplica”.


Todo esto no ocurriría si el país no estuviera divido, una división impuesta por EEUU y garantizada por la ocupación masiva del sur de Corea por las tropas norteamericanas.



2.1. Una frontera arbitraria decretada por un general norteamericano

Una observación fundamental para comprender este conflicto y varios conflictos más existentes en esta zona. Durante la Conferencia del Armisticio de 1953 (fin de la guerra de Corea), los delegados norteamericanos y norcoreanos se pusieron de acuerdo sobre la línea de demarcación terrestre, pero no sobre la marítima.


El 30 de agosto de 1953, el general norteamericano Maxwell Clark proclamó unilateralmente este “límite fronterizo”, que Corea del Norte no ha aceptado jamás. Por el contrario, Corea del Norte aceptó el control estadounidense sobre las cinco islas, pero añadió que mantenía el control de las aguas que las rodean y estableci el límite de sus aguas territoriales a 12 millas náuticas.



2.2. EEUU fuerza a Seúl a cederle territorio para sus misiles

Pero la ocupación no es únicamente marítima. En efecto, el 9 de mayo de 2002 se supo que las tropas norteamericanas estacionadas en Corea del Sur habían pedido a las autoridades surcoreanas que les cedieran 561.000 m2 de terreno para la construcción de una nueva base militar.




Soldados americanos en Corea del Sur (2001)


Según el periódico surcoreano Joong Ang Ilbo, el ejército norteamericano ambiciona el territorio situado cerca de su base Camp Humphrey en Pyongtaek, en la provincia de Kyonggi, para poder ampliar su unidad de misiles Patriot.

El periódico informa que el asunto es tan serio que las autoridades surcoreanas no tienen más remedio que ofrecer sus terrenos a los americanos en virtud del humillante acuerdo existente entre las fuerzas americanas y surcoreanas, el ROK-US Status of Forces Agreement, conocido como SOFA.



2.3. Un ejército colonial en Corea del Sur

“Es increíble pero cierto, cada día se lanzan de forma regular de 400 a 600 bombas en el marco de los ejercicios de tiro de los aviones americanos A-10 y F-16, en los alrededores de una docena de pequeños pueblos campesinos. Maehyang-ri está situado a apenas 500 metros de la zona de ejercicios. Esto sucede en Corea del Sur, a 75 kilómetros al sur de Seúl, en la costa suroeste (...)”. Así es como comienza el discurso de Karen Talbot, del Centro Internacional para la Paz y la Justicia y redactora del Covert Action Quarterly, que se creó en julio de 2000 en Corea del Sur. Describe la actuación de un ejército colonial en un territorio conquistado. Con el más profundo deprecio hacia la población local, 37.000 soldados norteamericanos aún se encuentran estacionados en 97 bases militares.



2.4. Repetición de la guerra contra Corea del Norte

Desde la guerra de Corea, todos los años EEUU realiza maniobras militares en Corea del Sur, cada vez de mayor envergadura. En ellas participan los 37.000 soldados americanos en Corea del Sur, así como algunos millares más establecidos en varias bases de Japón, de Guam y de los EEUU. Este año, los 650.000 soldados surcoreanos también han participado.


Estas maniobras tienen como objetivo poner a prueba la complementariedad de los dos ejércitos y la rapidez de intervención de las tropas americanas desde el exterior. En estas maniobras se prevé el uso de armas nucleares.


Estos ejercicios preparan un “holocausto nuclear” sobre la península norcoreana, según Corea del Norte. Las autoridades de este país informan que EEUU ha designado a su país como punto de mira de una guerra nuclear. EEUU dispone de al menos 20.000 cabezas nucleares, de las cuales más de un millar están desplegadas en Corea del Sur.


Un informe del Pentágono desvelado por la prensa americana confirma este análisis. EEUU prevé el uso de armas nucleares, incluso como respuesta a ataques militares no nucleares.


EEUU quiere vender asimismo sus nuevos aviones al ejército surcoreano. En marzo de 2001, George W. Bush, en el marco de su encuentro con el presidente surcoreano Kim Dae Jung, defendió el acta de Boeing para la compra de aviones militares americanos por parte del ejército surcoreano. El secretario de estado Colin Powel hizo lo propio con su homólogo, el ministro de Asuntos Externos surcoreano. Siguiendo estos pasos, la empresa Boeing ha enviado una delegación a Seúl compuesta principalmente por diputados del estado de Missouri, republicanos y demócratas. El senador republicano Christopher Bond advirtió que “podrían producirse sucesos molestos” en las relaciones americano-surcoreanas si Seúl decidía no comprar los aviones Boeing.


Pero para favorecer el desarrollo del armamento es necesario que éste se utilice un día u otro. La política agresiva de EEUU sólo puede conducir a la guerra. Queriendo evitar por todos los medios la reunificación de Corea, EEUU no tendrá otro recurso más que la guerra para imponer su voluntad y asegurar beneficios para su economía.


EEUU siempre ha considerado al ejército surcoreano como un instrumento importante en su estrategia militar en Asia. Pero deberían tener cuidado: un día su arrogancia acabará por agotar a sus aliados de Seúl.




3. COREA EN EL CENTRO DE INTERESES ESTRATÉGICOS

Extremadamente satisfecho con la actuación norteamericana en Afganistán, George Bush se dirigió al Congreso y anunció que EEUU extendería la guerra en dos direcciones. Por un lado, se encargaría de eliminar a los grupos supuestamente terroristas que sus gobiernos aliados le indiquen; y, además, actuaría directamente sobre los gobiernos que EEUU entienda pueden ser una amenaza para ellos, siempre bajo la referencia del 11-S. En este sentido incluyó a Corea del Norte en el ya famoso “eje del mal”. Corea del Norte se halla bajo la amenaza directa de una agresión militar de envergadura por parte de los EEUU.


El triunfo de la contrarrevolución en la URSS y en los países socialistas de Europa entre 1989 y 1990 inauguró el “nuevo orden mundial” imperialista.


Para los dirigentes imperialistas, definitivamente se ponía fin al mundo bipolar en el que se enfrentaban el capitalismo y el socialismo. Por el bien de la historia, el socialismo desaparecía, y por fin, el capitalismo podía extender los amplios beneficios de su economía de mercado y de su democracia parlamentaria.


Evidentemente, para los ciudadanos, especialmente de las clases populares y trabajadoras, y para todo el Tercer Mundo, esta visión está completamente desenfocada. Para todos ellos, la caída del campo socialista ha supuesto el regreso al imperialismo más salvaje, a la mayor agresión contra la clase trabajadora internacional.


EEUU ha puesto a punto una estrategia de guerra muy bien definida, en la que merece la pena que nos detengamos un poco.


El 30 de septiembre de 2001, apenas dos semanas después de los ataques del 11-S, el Departamento de Defensa americano publica su informe cuatrienal, el Quadrennial Defense Review Report. Este informe ya estaba muy bien definido mucho antes del 11-S. El Secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, dijo en su presentación: “ha sido elaborado en un momento crucial de transición a una nueva época. Intenta poner a punto las condiciones para extender la influencia americana. La estrategia resultante se articula en torno a cuatro objetivos clave que guiarán el desarrollo de las fuerzas armadas americanas, sus posibilidades, su empleo y su utilización:
• Asegurar a los aliados y amigos la capacidad de EEUU de cumplir sus compromisos en materia de seguridad.
• Disuadir a los adversarios de emprender programas u operaciones que puedan amenazar intereses americanos o aliados.
• Disuadir de toda agresión o intento de agresión, desarrollando la capacidad de responder rápidamente a ataques sobre el terreno e imponer sanciones severas con el fin de mermar la capacidad militar y logística del enemigo para cualquier agresión.
• Eliminar al enemigo de forma decisiva si la disuasión no tiene éxito.



3.1. Los americanos pierden su primera batalla nuclear contra Corea

Corea disponía de una central nuclear clásica por necesidades exclusivamente energéticas, toda vez que no posee ni petróleo ni gas natural. La administración del presidente Clinton acusó con virulencia a Corea de producir plutonio para bombas atómicas, en vez de electricidad. Por tanto, Clinton exigió a Corea que aceptase el control de la Agencia Internacional de Energía (AIE). Como respuesta, Corea desafió a EEUU a aportar la menor prueba de su acusación. No pudieron aportar ninguna. Así pues, Corea rechazó el control de la AIE y abandonó esta organización en señal de protesta. Por su parte, EEUU impuso sanciones suplementarias y profirió nuevas amenazas. Corea amenazó entonces con abandonar también el Tratado de No Proliferación. Temiendo que otros países del Tercer Mundo siguiesen su ejemplo, y puesto que no había aportado ninguna prueba que demostrara sus acusaciones, EEUU tuvo que dar marcha atrás. Corea se declaró dispuesta a desmantelar la central si los americanos le suministraban una central de agua ligera –que no se puede utilizar para la fabricación de plutonio. Viéndose comprometido por sus propias palabras, Clinton se vio obligado a firmar un acuerdo en 1994 que comprometía a EEUU a construir una central de agua ligera para 2003, mientras que debía suministrar anualmente a Corea del Norte 500.000 toneladas de petróleo. El razonamiento de Clinton era claro: en un plazo de dos años Corea se vendría abajo.


Los cálculos fueron completamente erróneos, como hemos visto. EEUU se dedicó entonces a acusar a Corea de fabricar “armas de destrucción masiva”, que se encontrarían ocultas en profundos escondrijos subterráneos. Clinton pretendía conocer incluso el emplazamiento exacto. A este respecto, Corea del Norte invitó a los americanos a inspeccionar el terreno: nuevamente los americanos no pudieron aportar la más mínima prueba.


Ahora Bush continúa con la misma campaña. Desde que llegó al poder lleva intentando romper el acuerdo del petróleo con Pyongyang, a la vez que ha vuelto a las acusaciones de las armas de destrucción masivas: estas acusaciones eran falsas con Clinton y lo siguen siendo con Bush, que tampoco ha aportado ninguna prueba, pero a quien tampoco parecen hacerle falta a la vista de la situación de Iraq.



3.2. Asia: eje principal

El informe trata también de los ejes geoestratégicos clave:


“Aunque EEUU no tendrá que hacer frente a una concurrencia de fuerzas similar en un período próximo, existe el potencial para que fuerzas regionales desarrollen medios suficientes para amenazar la estabilidad en regiones críticas para los intereses americanos.


"En particular, Asia emerge gradualmente como una región susceptible de experimentar el desarrollo de una competencia militar a gran escala [es decir, contra EEUU]. Desde Oriente Medio al Noreste de Asia se extiende una amplia zona de inestabilidad que contiene una mezcla volátil de potencias regionales en crecimiento y en retroceso. Los gobiernos de algunos de estos estados son vulnerables y podrían ser depuestos por fuerzas o movimientos internos radicales o extremistas. Varios de estos gobiernos tienen grades ejércitos y poseen el potencial de desarrollar o adquirir armas de destrucción masiva”.


Mantener un equilibrio estable en Asia sería una tarea compleja. Existe la posibilidad de que surja en la región un competidor militar que disponga de una base de apoyo. En Asia las distancias son enormes, por lo que la operatividad de las bases norteamericanas y la infraestructura de apoyo logístico son aquí más débiles que en otras regiones críticas.


“EEUU tiene allí menos garantías de acceso a suministros. Esto da prioridad a la tarea de garantizar el acceso suplementario y los acuerdos que conciernan a la infraestructura, y a la de desarrollar sistemas que puedan mantener operaciones de larga duración a grandes distancias con un mínimo de apoyo local”.



3.3. El punto de mira de EEUU: Corea del Norte y China

El informe, que prácticamente no cita ningún país por su nombre, sin embargo repite sin cesar que dos regiones son particularmente críticas para EEUU: el Noreste y el Sudoeste de Asia. En otros términos: Corea, China y Oriente Medio.


La insistencia del informe en la necesidad de establecer bases militares y puntos de apoyo muy cercanos a las zonas de posible conflicto clarifica al menos uno de los objetivos de la guerra en Afganistán, a las puertas de China. El envío de tropas norteamericanas a Filipinas, bajo el pretexto de combatir a los terroristas de Abu Sayaf, aliado de Bin Laden, apunta a la readquisición de los enormes complejos militares navales y aéreos de los que EEUU gozaba con el dictador Ferdinand Marcos, pero que bajo la presión de las luchas populares y revolucionarias fueron retiradas en 1991. La lucha del imperialismo contra el “terrorismo internacional” es un medio para instalar bases militares allí donde se necesiten, específicamente en las zonas de importancia estratégica, con el objetivo de preparar guerras de envergadura, como en el caso de Corea del Norte y China.


A finales de diciembre de 2001, el Consejo Nacional de Inteligencia, bajo la autoridad de la CIA, publicaba un informe sobre “las amenazas de misiles balísticos” que tendría que afrontar EEUU hasta el 2015. Las primeras líneas del documento dicen así: “La mayoría de las agencias de seguridad estiman que antes del 2015 EEUU tendrá que hacer frente, muy probablemente, a amenazas de ICBM (misiles intercontinentales) por parte de Corea del Norte y de Irán, y eventualmente de Iraq, además de ataques balísticos de largo alcance de Rusia y China.


"Los misiles de corto y medio alcance representan ya una amenaza significativa para los intereses y las fuerzas militares de los aliados de EEUU. La proliferación de tecnologías, materiales y expertos ligados a los misiles balísticos, especialmente en Rusia, China y Corea del Norte, ha permitido a los Estados emergentes acelerar el desarrollo de misiles”.


En un informe de septiembre del 2000 al Congreso americano, el Ministerio de Defensa de EEUU pretendía ya “que Corea del Norte es el país que más podría empujar a EEUU a una guerra de envergadura”. Nombrando específicamente a Corea del Norte en su discurso sobre el Estado de la Unión del 29 de enero de 2002, Bush no se dejó llevar de ningún modo por la cólera. Su discurso no fue sino pura retórica. El imperialismo americano ya había decidido emprender una estrategia de guerra, y la está realizando paso por paso.



3.4. El socialismo: la alternativa para los pueblos del Tercer Mundo

La principal razón, y casi la única que invocan, es la supuesta amenaza de ataques con misiles balísticos coreanos. Esta amenaza no puede tomarse en serio desde ningún punto de vista. La República Popular Democrática de Corea, con 21 millones de habitantes, es un país relativamente pequeño. Sufre un embargo total desde hace decenas de años por los principales países imperialistas, especialmente duro desde la caída del campo socialista y de su principal socio económico, la URSS; a pesar de los espectaculares desarrollos a nivel económico, político y social, la RPD de Corea es aún un país del Tercer Mundo. La RPD de Corea ha sido ampliamente atacada y ha sufrido agresiones militares de crudeza inaudita, como para no querer otra cosa que no sea la paz. ¿Por qué razón iba a agredir a una superpotencia militar, mucho más preparada que la propia Corea? El periodista Selig S. Harrison escribió muy recientemente en el World Policy Journal: “A la vuelta de una misión presidencial en Corea del Norte, en septiembre de 1999, el antiguo Secretario de Defensa William Perry respondía a la pregunta '¿Por qué quiere desarrollar Corea del Norte misiles de largo alcance?: ‘Creo que su primera razón es la seguridad, como disuasión'. '¿Disuasión frente a qué?' 'Quieren disuadir a los EEUU: nosotros no vemos a Corea del Norte como una amenaza, pero ellos a nosotros sí’".


Es evidente que los misiles balísticos norcoreanos no pueden ser la razón de las amenazas norteamericanas. Es necesario buscar más en profundidad.


En primer lugar, el Nuevo Orden Mundial es incompatible con la construcción del socialismo. La mundialización imperialista es incompatible con la existencia de regímenes que se sustraen al control de la superpotencia americana. Corea del Norte ha mantenido la vía de la construcción del socialismo, a pesar de las inmensas presiones y amenazas imperialistas y al tiempo que ha tenido que superar graves problemas debidos a catástrofes naturales. Un Partido que ha permanecido fiel a los principios del marxismo-leninismo, un gobierno decidido a construir el socialismo cada día, una población dueña de su destino y celosa de su independencia, han tenido al imperialismo en jaque permanente. Además la RPD de Corea ha conseguido obtener el reconocimiento de casi todos los países miembros de la ONU. Los imperialistas quieren impedir a cualquier precio que los pueblos oprimidos y los trabajadores vean en los países socialistas el fin de su opresión y explotación cada vez más insoportables. De ahí la avalancha de mentiras en los medios de información con respecto a Corea del Norte y los demás países socialistas. Pero como las mentiras no pueden durar eternamente, los imperialistas cuentan con la guerra como recurso final, al igual que contra la URSS antes y después de la II Guerra Mundial.





Estatua del fundador del Estado socialista, Kim Il Sung




-------------------------------------------

[1] Título original: 'Un Etat Voyou?'. <http://www.ptb.be/>



[2] Título original: 'Cinq médiamensonges sur la Corée du Nord, cinq réponses'

<http://www.ptb.be/international/article.phtml?section=A1AAABBO&object_id=17455>



http://web.archive.org/web/20041217005801/http://www.leninismo.org/estado_criminal.htm


------------------------------
"Está claro, me parece, que los clamores contra el famoso burocratismo no son más que un medio de encubrir el descontento por la composición de los organismos centrales, no son más que una hoja de parra... ¡Eres un burócrata, porque has sido designado por el Congreso sin mi voluntad y contra ella! Eres un formalista, porque te apoyas los acuerdos formales del Congreso, y no en mi consentimiento. Obras de un modo brutalmente mecánico, porque te remites a la mayoría "mecánica" del Congreso del Partido y no prestas atención a mi deseo de ser cooptado. Eres un autócrata, porque no quieres poner el poder en manos de la vieja tertulia de buenos compadres!"

    Fecha y hora actual: Jue Ene 17, 2019 5:38 am