Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Comparte
    avatar
    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Dzerjinskii el Mar Oct 09, 2012 5:18 am

    Como para terminar de ganarme el odio de los foreros de por aquí, voy a hacer algunos comentarios muy inoportunos en medio de esta euforia por el triunfo del comandante Chávez...

    Siempre he calificado al régimen de Chávez como un típico intento oportunista de las burguesías nacionales más atrevidas por renegociar su asociación al imperialismo, aprovechando las nuevas oportunidades que brinda por un lado la "multipolaridad", es decir, el incremento de las luchas antiimperialistas, y por otro el auge de las luchas populares que genera la crisis del capitalismo. Esto último en particular es lo más destacable, ya que como ha ocurrido muchas veces en la historia de América Latina, alguna facción burguesa presenta luchas populares como demostración de fuerza para imponer sus intereses. La propuesta a los imperialista asociados a los intermediarios locales es simple:  O permiten estimular el mercado interno y desarrollar un capitalismo autónomo  que logre cooptar a los pueblos gracias a la recuperación del empleo y las  concesiones que estimulan el consumo, o el caos y la guerra civil no permitirán hacer negocios a nadie…

    En mi país (Argentina) tenemos grandes ejemplo de estos casos… allá por el 25 dé agosto de 1944, en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, el coronel Perón decía:

    "Yo llamo a la reflexión a los señores para que piensen en manos de quiénes estaban las masas obreras argentinas y cuál podía ser el porvenir de esas masas, que en un crecido porcentaje se encontraban en manos de los comunistas".

    "Un objetivo inmediato del gobierno ha de ser asegurar la tranquilidad social del país, evitando por todos los medios un posible cataclismo de esta naturaleza, ya que si él se produjera de nada valdrían las riquezas acumuladas, los bienes poseídos, los campos ni los ganados".

    "Hay que saber dar un treinta por ciento a tiempo, antes que perder todo a posteriori"


    Y recientemente la presidenta Cristina Fernández, con la brillantez que la caracteriza, nos ha dejado frases celebres como:
     
    “Combatir hoy la pobreza para lograr más y mejores usuarios y consumidores, es la mejor inversión que se pueda hacer (…)”

    (Cristina Fernández en el 155° aniversarios de la Bolsa de Comercio. Jueves, 27 de agosto de 2009)

    “(…)"yo pregunto a algunos, no son muchos pero con mucho poder de despliegue económico, si los argentinos no tienen trabajo de qué les va a servir importar, quién les va a comprar las cosas que importan. Ya nos pasó durante la convertibilidad, donde se importaba todo y hubo un momento que el 25 por ciento de los argentinos no tenía trabajo y ni siquiera ellos podían hacer buenos negocios."

    (Cristina Fernández en el Acto Día de la Industria. Martes, 01 de septiembre de 2009)

    “Yo no quiero Empresarios buenos y sensibles, quiero Empresarios inteligentes y que sepan contar (que sea en ese orden), primero inteligentes porque algunos solamente saben contar y entonces se aferran a proyectos o economías casino y burbujas, que tienen poca sustentabilidad en el tiempo y que finalmente hacen que el conjunto se desplome.”

    (Discurso de Cristina Fernández en el Teatro Argentino de La Plata 19 de julio de 2007)

    Pero debo reconocer que el comandante Chávez se lo ha explicado a los burgueses mucho mejor. Vean a partir del minuto 52:10

    avatar
    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Dzerjinskii el Miér Oct 10, 2012 12:09 am

    "Los empresarios ahí tiene sus empresas (...) La victoria de Chávez les conviene (...) les conviene a los dueños de las grandes empresas privadas, a la gran burguesía (...) porque con Chávez aquí, se garantiza la estabilidad y el desarrollo (...) deberían votar por Chávez, yo soy garantía para ustedes, un seguro de estabilidad (...) si piensan bien deberían votar por Chávez"


    El que avisa no es traidor…

    avatar
    ArgentoRojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1110
    Reputación : 1159
    Fecha de inscripción : 14/05/2011

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por ArgentoRojo el Miér Oct 10, 2012 1:47 am

    Dzerjinskii escribió:"Los empresarios ahí tiene sus empresas (...) La victoria de Chávez les conviene (...) les conviene a los dueños de las grandes empresas privadas, a la gran burguesía (...) porque con Chávez aquí, se garantiza la estabilidad y el desarrollo (...) deberían votar por Chávez, yo soy garantía para ustedes, un seguro de estabilidad (...) si piensan bien deberían votar por Chávez"


    El que avisa no es traidor…


    Jeje, Perón en la bolsa de 1944.

    avatar
    PezBetta
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 180
    Reputación : 186
    Fecha de inscripción : 10/09/2012

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por PezBetta el Miér Oct 10, 2012 10:53 am

    Y vuelta la burra al trigo... Si Chávez beneficia a la burguesía venezolana ¿cómo es que hay tantos burgueses venezolanos que han venido a España "huyendo de Chávez"? Y os aseguro que conozco a un montón, alguno incluso amigo de amigo de mi familia.
    Sacar extractos de sus discursos descontextualizando queda muy bien pero no se ajusta a la realidad. Chávez manda un mensaje de tranquilidad a la burguesía venezolana, vuelvo a repetir, si empieza hablando como debería hablar, toda la fortuna de Venezuela se piraría a otros países, la economía recaería como antes de su mandato y el proyecto que está llevando a cabo se iría a la mierda. Volvería a gobernar la derecha. Yo no me fijo en las palabras, sino en los hechos, y los hechos demuestran que Chávez está trabajando para eliminar el hambre, para que la educación y la sanidad lleguen a los más pobres, para que todo el mundo tenga la oportunidad que merece, para un reparto más equitativo. Y los burgueses, huyendo.
    avatar
    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Dzerjinskii el Miér Oct 10, 2012 10:46 pm

    PezBetta escribió:Y vuelta la burra al trigo... Si Chávez beneficia a la burguesía venezolana ¿cómo es que hay tantos burgueses venezolanos que han venido a España "huyendo de Chávez"? Y os aseguro que conozco a un montón, alguno incluso amigo de amigo de mi familia.
    Sacar extractos de sus discursos descontextualizando queda muy bien pero no se ajusta a la realidad. Chávez manda un mensaje de tranquilidad a la burguesía venezolana, vuelvo a repetir, si empieza hablando como debería hablar, toda la fortuna de Venezuela se piraría a otros países, la economía recaería como antes de su mandato y el proyecto que está llevando a cabo se iría a la mierda. Volvería a gobernar la derecha. Yo no me fijo en las palabras, sino en los hechos, y los hechos demuestran que Chávez está trabajando para eliminar el hambre, para que la educación y la sanidad lleguen a los más pobres, para que todo el mundo tenga la oportunidad que merece, para un reparto más equitativo. Y los burgueses, huyendo.

    ¿Los burgueses se llevarían las fabricas, los caminos, los campos, los puentes y vías férreas, los puertos etc. etc.? ¡pedaso de barquito! je je

    Parece que desde tu visión liberal no se puede hacer nada sin los dólares del capital financiero internacional... ¿que diría Marx que siempre fijó como determinantes las fuerzas productivas objetivas...?

    Ahora bien, menudo argumento lo del “amigo del amigo”, pues yo tengo un amigo de un amigo de un sobrino de un tío mío que estuvo en Venezuela y me dijo que no hay socialismo... vamos camarada un poco más de seriedad.

    Creo que has caído en la típica trampa reformista de reducir el socialismo a educación salud y salarios que te permitan comer... si esto es socialismo no se para que Marx escribió el Capital…

    En mi país la educación pública gratuita y obligatoria la instauraron para toda la población ya hacia fines del 1800 y eran regímenes liberales... incluso fundaron colonias agrícolas con tierras del Estado. Luego el bonapartismo peronista, con una marcada simpatía hacia el fascismo, construyo cientos de hospitales enormes y de gran calidad asegurando la salud pública y gratuita para todos los argentinos, además legislo los derechos del trabajo, garantizo el salario mínimo vital y móvil, implementó masivamente las jubilaciones y las pensiones... ¡ y como olvidar la vacaciones pagas y el sueldo anual complementario! o los hoteles para los sindicatos y el turismo social... ni hablar de las estatizaciones, que pagamos en divisas contantes y sonantes pero que fueron un orgullo nacional… ¿y sabes que? Nunca hasta el actual régimen se llego a un crecimiento económico como el de esa época y nunca la tasa de explotación fue tan alta… y zas! salimos de las terribles consecuencias de la crisis del 30 todos contentos… en ese momento se llamó "socialismo nacional" hoy le llaman "socialismo de siglo XXI"...

    Mira camarada, yo puedo entender que se vean las medidas anti cíclicas como superadoras gracias a las luchas de los años 90, ya que esto generó un mejor escenario para la acumulación de fuerzas entre los trabajadores; que ahora sí tienen empleo y no están pidiendo por favor ser explotados como ocurria en los años 90… mejor aun, hoy están obligados a luchar por su salario ante la inflación que generan estos modelos de estimulo al mercado para atenuar la crisis de subconsumo y surgen todos los días luchas aquí y allá dentro de las empresas que son una escuela de lucha… pero de ahí a que lo llamemos a estos procesos "tránsito al socialismo" y hagamos apología de estos regímenes haciéndole bajar la guardia a los sectores populares, hay un paso muy grande...ni más ni menos que el paso que se da desde el marxismo al revisionismo...

    También todos los bonapartistas latinoamericanos llamaron a la paz cuando se estabilizaba el sistema en los periodos inter crisis, y ya podían poner fin al ciclo de concesiones… y así fue, los trabajadores y el pueblo esperaron en paz al verdugo…

    saludos.

    PD. por favor no digas que saco de contexto las palabras de Cháves, he puesto la entrevista completa... solo hay que saver escuchar y ser realmente marxista leninista para entender lo que realmente dicen los bonapartistas.

    avatar
    JoseKRK
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 2465
    Reputación : 2639
    Fecha de inscripción : 15/10/2011
    Edad : 56
    Localización : Celtiberialandia

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por JoseKRK el Miér Oct 10, 2012 11:24 pm

    Bueno, he de decir que, básicamente, estoy de acuerdo con tu caracterización del proceso venezolano dirigido por Chávez, camarada Dzerjinskii, si bien hay notables diferencias ideológicas entre el caso argentino (del peronismo, sobre todo) y el venezolano, que se autodefine abiertamente como "socialista" incluso a través del partido en el gobierno, y respecto a sus alizanzas con fuerzas pretendidamente comunistas, pero en su esencia y en los hechos, al final viene a ser como lo describes. De socialismo no tiene nada en realidad, por mucho que algunos pequeñoburgueses hayan huído de allí echando pestes del gobierno "socialista". Aquello sigue sin ser ni de lejos una dictadura del proletariado construyendo el socialismo de manera real y científica, orientados por el Marxismo-leninismo.


    Yo sigo caracterizándolo como un proceso reformista democrático burgués y antimmperialismo yanqui, destinado, muy probablemente, a independizar las fuerzas productivas burguesas operantes en Venezuela de la batuta yanqui, sanearlas sobre esa base, disparar su productividad y competitividad y todo para ir estructurando, mucho me temo, un futuro polo imperialista propio en la zona, encabezado por Venezuela y sus principales aliados.

    Es una coyuntura, en mi opinión, muy buena para aprovechar, por sus ropajes socialistas, para constituir un verdadero PC allí y empezar a organizar un verdadero proceso revolucionario comunista, ya que las masas trabajadoras están demandando y deseando cada vez mas conscientemente un socialismo que no se les va a dar ni se les va a permitir edificar al final. Esas cosas sólo las puede hacer consecuentemente y hasta el final el proletariado mediante su propia dictadura.

    Antes o después, estoy bastante convencido de que el sueño "socialista del s. XXI" se convertirá en pesadilla para el proletariado venezolano, tras una etapa de vacas gordas y de "estado del bienestar" que les deslumbrará y enjabonará los ojos con una elevación temporal de su nivel de vida y una brutal sobreexplotación laboral con tecnicas modernas, en vez con el semifeudalismo colonial actual en extinción o retroceso, si ese proyecto en marcha tiene éxito.

    Si fracasa, la pesadilla les llegará antes y de manera mucho más sangrienta por la intervención del imperialismo yanqui, poniendo orden en esa parte de su "patio trasero". Pero en ningún caso, el "Socialismo del S. XXI" desembocará en Socialismo, salvo que se le aparte del caminbo en un proceso verdaderamente revolucionario.

    Esta etapa de modernización, liberación nacional y democratización, debería de estar encabezada y dirigida por la dictadura del proletariado para que fuera premisa de la construcción socialista, como una etapa de ésta. Pero dirigida por el PSUV, me temo que será lo que acabo de describir.

    Así al menos lo veo yo al analizar el asunto desde la perspectiva de las clases sociales en lucha y la manera en que se está desarrollando allí, con una ausencia total de dirección e intervención comunista, revolucionaria.

    avatar
    kantaria
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 813
    Reputación : 912
    Fecha de inscripción : 12/05/2011

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por kantaria el Jue Oct 11, 2012 2:27 am

    Excelente aporte Camarada Dzer, en medio de tanta "alegría" revisionista un análisis serio del tema venezolano nunca cae mal.
    avatar
    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Dzerjinskii el Jue Oct 11, 2012 3:36 am

    JoseKRK escribió:[justify]Bueno, he de decir que, básicamente, estoy de acuerdo con tu caracterización del proceso venezolano dirigido por Chávez, camarada Dzerjinskii, si bien hay notables diferencias ideológicas entre el caso argentino (del peronismo, sobre todo) y el venezolano, que se autodefine abiertamente como "socialista" incluso a través del partido en el gobierno, y respecto a sus alizanzas con fuerzas pretendidamente comunistas,


    No te creas "JoseKRK" Perón persiguió a los comunistas desde que participa del golpe de estado de 1943, él es el principal funcionario que divide a los sindicatos otorgando conceciones economicas y reclutando reformistas y oprtunistas, lo que aisla a los comunistas que terminan torturados y encarcelados. Pero con la victoria del revicionismo en el PCA, casi al mismo tiempo que en la URSS, la cosa cambia y el PCA llega a poner un ministro de economía en el gobierno de Peron del año 73... con partidos comunistas copados por la pequeña burguesia estas alianzas entre el nacionalismo burgues y los "comunistas" se explican sin ningun problema. No importa el folklore discursivo, de fondo tienen los mismos intereces de clase: rajuniar un pedacito del negocio a los imperialistas y estimular un poco el mercado interno que es el que los nutre a ellos, porque en el mercado interno esta la demanda que necesitan para sus empresas y porque al hacerlo se garantizan los votos...


    JoseKRK escribió: Es una coyuntura, en mi opinión, muy buena para aprovechar, por sus ropajes socialistas, para constituir un verdadero PC allí y empezar a organizar un verdadero proceso revolucionario comunista, ya que las masas trabajadoras están demandando y deseando cada vez mas conscientemente un socialismo que no se les va a dar ni se les va a permitir edificar al final. Esas cosas sólo las puede hacer consecuentemente y hasta el final el proletariado mediante su propia dictadura.

    No es tan fácil, al cooptar a los sectores populares gracias a las concesiones económicas que son al mismo tiempo el estimulo al consumo que necesitan para amortiguar la crisis, los comunistas quedamos aislados y es difícil implementar una táctica adecuada. Fíjate lo que pasa en este foro donde supuestamente hay comunistas y muchos han caído en el embustero discurso del "socialismo de siglo XXI". Imagínate lo que ocurre entonces entre los sectores populares... Esta confusión es un caldo de cultivo ideal para las desviaciones. Comienzan los oportunistas a predicar su "tránsito al socialismo" con elecciones y burguesía incluida, se hacen fogosos discursos que solo llaman a la calma y a apoyar al gobierno porque es lo mejor que hay en este momento... surge el quietismo y el seguidismo, los oportunistas se rasgan las vestiduras por la participación electoral y se desviven por ocupar cargos en los ministerios, cebados por dos o tres puestitos que Bonaparte les tira a propósito para cooptarlos... y por el otro lado, al verse cada vez más aislados y perseguidos se empieza a perder la calma y unos buscan alianzas con cualquiera, incluso facciones burguesas recalcitrantes o se lanzan a acciones aventureras y suicidas ciegos de un principismo infantil. Es quizás el peor escenario para los partidos débiles ideológicamente, y eso es lo que abunda, ya que no se ha saldado la cuestión de los revisionismos y nos falta experiencia... venimos de derrotas muy duras como para esperar milagros.

    Solo con astucia, precaución y paciencia es que podemos aprovechar este contexto. Hay que sembrar dudas entre los sectores populares, no permitir que bajen la guardia, pero no desde un discurso de barricada contra los Bonaparte. Hay que afilar el arte de la persuasión. Hay que aprovechar los conflictos cotidianos a nivel de empresa para hacer escuela entre los trabajadores, no hace falta definirse a favor o en contra del gobierno continuamente y en todos lados, hay que saber esperar.
    Muy distinto es hacia adentro del partido, ahí hay que ser inflexible y aprovechar estos periodos en los que asoman la cabeza los oportunistas y reformistas para purgar la organización.

    JoseKRK escribió: Antes o después, estoy bastante convencido de que el sueño "socialista del s. XXI" se convertirá en pesadilla para el proletariado venezolano, tras una etapa de vacas gordas y de "estado del bienestar" que les deslumbrará y enjabonará los ojos con una elevación temporal de su nivel de vida

    Coincido, y en el momento que los bonapartistas le quieran dejar el lugar al "partido del sable y la sotana" hay que saber aprovechar incluso a los sectores populares que honestamente creyeron en estos procesos y no permitir que los "inviten a la paz" y los mande a su casa como siempre hicieron los bonapartistas... para ese momento hay que prepararse por eso no podemos ganarnos inútilmente la desconfianza de los sectores populares con un discurso principista y de barricada. Mantener la autonomía sabiendo golpear y retroceder para no quedar pegados a las otras facciones burguesas es lo que nos puede permitir llegar en buenas condiciones al momento que se pondrá en evidencia el carácter vacilante y traicionero de estos regímenes.

    Saludos


    avatar
    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Dzerjinskii el Jue Oct 11, 2012 3:54 am

    kantaria escribió:Excelente aporte Camarada Dzer, en medio de tanta "alegría" revisionista un análisis serio del tema venezolano nunca cae mal.

    Gracias "kantaria" y a ver qué opinas tú que hace rato que no debatimos. Me gustaría saber tu opinión sobre algo que me anda dando vueltas por la cabeza... estoy convencido que tarde o temprano esto de intentar “dar a unos sin quitarle a los otros” va a colapsar. Incluso se nota que ya están haciendo malabares… por más que lo ninguneen entre el caudal de votos de Capriles hay votos de trabajadores… y entre los que protestan contra Cristina Kirchner también hay trabajadores golpeados por la inflación y asqueados de las mafias del sistema, los sindicalistas, los policías, los políticos en general, los lumpenes etc. pero por otro lado la gran burguesía y los imperialistas parecen haber bajado el tono contra estos bonapartistas, sospecho que la magnitud de la crisis mundial los está haciendo aceptar que es preferible un mercado regional como América Latina estable, aunque el precio sea soportar que algunos burgueses locales les roben una parte del botín… es verdad que con el golpe en Paraguay parece confirmarse la tendencia a terminar con las “concesiones” pero ¿Qué pasa si la crisis se agudiza en Europa y EEUU? ¿No los obligará a tolerar las la medidas anticiclicas más tiempo? ¿No será esto un contexto para que efectivamente la UNASUR se consolide como mercado “válvula de escape” y tengamos bonapartistas para rato?

    Saludos


    avatar
    kantaria
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 813
    Reputación : 912
    Fecha de inscripción : 12/05/2011

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por kantaria el Jue Oct 11, 2012 6:14 am


    ¡Qué gusto encontrarnos nuevamente camarada Dzer!, (y poder a los tiempos sostener un debate serio en este foro); en mi opinión estos gobiernos, que desde mi punto de vista como lo expuesto en varias ocasiones son gobiernos que manifiestan una particular forma de fascismo latinoamericano, lo único que ha hecho ha sido sostener y enriquecer a la burguesía compradora de sus respectivos países y permitir la formación de bloques económicos regionales que alternativamente coquetean con las diferentes potencias imperialistas; lo que desde mi perspectiva significa el ascenso al poder en Sudamérica de una facción de la misma clase burguesa ligada íntimamente a la reproducción burocrática semicolonial capitalista propia de la región; dejando de lado a facciones más atadas a la agroexportación, que fueron quienes habían controlado la política nacional y regional a raíz de mediados del siglo XX.
    Considerando el colapso que el capitalismo experimenta en Europa y además podemos ver que el mismo no tiene una salida y la convulsión social es inminente e irrefrenable, en gran parte debido a que la crisis económica se origina en una gigantesca movilización de las fuerzas productivas hacia el sudeste asiático y hacia Brasil, y la concentración de capital financiero en Alemania, que condena al resto de Europa a una creciente pauperización, y sin lugar a dudas el imperialismo tiene un fierro caliente entre manos que de seguro no se va a enfriar rápido; es sumamente importante que América Latina no se les vaya de las manos.
    América Latina, se halla totalmente apaciguada debido a la cooptación que estos gobiernos han hecho de la organización popular, y esto es sumamente beneficioso para el capital, pues tras toda la verborrea de estos caudillos, se esconden negocios gigantescos con las transnacionales del petróleo, de la minería, y por supuesto con las potencias imperialistas; esto ha permitido que la burguesía compradora hegemonizada como nueva facción burguesa dominante, haya llegado a acuerdos con el imperialismo, como por ejemplo podemos observar en los casos concretos de los acuerdos comerciales con China o el hecho de que en Ecuador o Venezuela, el principal socio comercial continúe siendo los EEUU .
    Analizando este punto, el sostenimiento de estos gobiernos fascistoides, dependerá en gran medida de como los mismos sean efectivos para controlar la convulsión social, y no interrumpan la reestructuración del dominio imperialista en relación con la nueva facción burguesa compradora dominante; viendo así el triunfo de Chávez, funciona mucho más como lo que tu catalogas muy acertadamente como “válvula de escape” , que un triunfo de Capriles, puesto que este (Capriles) representa a la vieja burguesía agrexportadora, que en este momento no representa un interés fundamental para el imperialismo (que en este momento se halla concentrado en la explotación de recursos naturales fundamentalmente minerales), y que de ninguna manera se halla dentro de los intereses económicos inmediatos y principales del imperialismo.

    En otras palabras, desde mi perspectiva, la UNASUR es el bloque regional de esta burguesía compradora en ascenso a facción dominante, que renegocia el sometimiento de los países sudamericanos al imperialismo norteamericano, o a su vez, que abre las puertas a los otros imperialismos en disputa, como el chino o el ruso.

    El tema de Paraguay, desde mi perspectiva, lejos de ser un “fin de las concesiones” parecería ser un acomodo de fuerzas de la misma burguesía paraguaya, la que además debemos saber, se halla fuertemente influenciada por la iglesia, que en dicho país continua teniendo un control de la política sumamente fuerte, y que parecería que tuvo mucho que ver con la caída de Lugo.
    Por esto, yo dudo mucho que esa facción compradora en realidad interfiera en los negocios fundamentales de las potencias imperialistas, antes bien creo que las contradicciones van por el lado de las dificultades propias de una renegociación del papel del imperialismo en los países y las nuevas tasas de ganancia que se establecen; y por supuesto el deterioro de las relaciones con la burguesía agroexportadora en crisis.

    Siendo así, el enfrentamiento entre Chávez y Capriles, no es sino un enfrentamiento entre las dos facciones burguesas que luchan por hegemonizar la sociedad venezolana, la burguesía agroexportadora, y la burguesía compradora, el triunfo del primero, simplemente ratifica el hecho económico previo, es decir la decadencia de una, y el auge de otra; ambos fenómenos determinados por los intereses del imperialismo, no por el pueblo venezolano.
    Saludos.

    avatar
    JoseKRK
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 2465
    Reputación : 2639
    Fecha de inscripción : 15/10/2011
    Edad : 56
    Localización : Celtiberialandia

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por JoseKRK el Jue Oct 11, 2012 10:51 am

    Camarada Dzerjinskii:

    Completamente de acuerdo en tu comentario al mio anterior.

    Solo quiero puntualizar que cuando me referia a aprovechar la conyuntura favorable, me referia a la constitución del verdadero PC en Venezuela, mas que al propio proceso revolucionario en si, que es imposible sin el Partido Comunista, en primer lugar. Creo que la coyuntura politica es favorable para que los comunistas puedan ponerse a esa tarea interna de reconstitución o constitución del Partido sin necesidad de hacerlo en la clandestinidad absoluta, dado el ambiente de libertad politica y de democracia "en general" creado por el momento en Venezuela, la profusión de las obras escritas del Marxismo-leninismo y su facil acceso, que la palabra "socialismo" esta de moda, etc., lo que haria muy complicado y dificil el justificar una ilegalización de actividades organizativas partidarias serias.

    El proceso revolucionario, en primer lugar hoy dia es imposible, ya que en Venezuela parece no haber verdadero PC, por un lado y, por otro, las masas trabajadoras estan aun deslumbradas con este "socialismo del S.XXI" sin comprender su verdadero alcance y cara, mas alla de que les esta dando un oxigeno que jamas respiraron antes, pero incapaces de ver que se les da para que esten en mejores condiciones de rendir a la fracción de la burguesia que lleva la batuta ahora y que aspira a llevarla en adelante. Es mas, puede que a la mayoria, pensando que esas mejoras seran permanentes, ni les importe, en la convicción de que a partir de ahora y si apoyan el chavismo, viviran mejor per secula seculorum.

    Pero la existencia de una democracia mucho mas popular que la habida hasta ahora, creo que favorece la actividad de reconstitución del Partido y sentar buenas bases con los sectores de las masas mas conscientes de cual es la verdadera situación.

    A eso me referia, no a todo el proceso revolucionario en si, si no a sus bases mas elementales, que considero aun por construir en Venezuela.

    Salud.

    avatar
    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 7115
    Reputación : 7545
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Razion el Jue Oct 11, 2012 5:37 pm

    "Razion" reconoces que en Venezuela hay capitalismo pero evades definir el carácter de clase del Estado de ese país. En Argentina durante el gobierno de Perón los sindicatos no solo tuvieron participación en el directorio de las empresas estatales sino que además impusieron varios diputados en el parlamento y en algún que otro ministerio. ¿Marchaba el régimen peronista hacia el socialismo? De este proceso surgió incluso el texto del artículo 14bis que exhorta a la “participación en las ganancias”

    Compañero Dzerjinskii: Traigo el debate del otro hilo, a este, para incorporar elementos que se han tratado aquí.

    Para hablar del proceso Bolivariano, debo referirme a consideraciones que tengo respecto del proceso.
    (A estas las he abordado en otros hilos)
    Considero que el Movimiento Bolivariano representa un clásico movimiento de Liberación Nacional y Social. Hay que tener en cuenta que Venezuela era una semicolonia yanqui por sobre todo, dirigida por gobiernos claramente proimperialistas. El movimiento Bolivariano que arroja a Chávez como su principal figura, consistió en un Movimiento Nacional Revolucionario o con sus potencialidades. Nótese que me refiero al movimiento como nacional revolucionario teniendo en cuenta que un movimiento nacionalista burgués puede ser revolucionario o no (como ya lo marcara Lenin, y es por eso que se hace necesaria la aclaración).
    La popularidad Chávez la gana precisamente con el intento de golpe del 92. Podemos decir que comienza a tomar forma (a grandes rasgos), lo que es el Bolivarianismo actual). El movimiento bolivariano queda entonces (y se podría decir que hoy continúa siéndolo) dirigido por sectores radicales de izquierda, o de la pequeña burguesía nacionalista radicalizada, apoyada por el resto de la izquierda revolucionaria (digo revolucionaria por la procedencia de los numerosos grupos que apoyaron esta lucha). El deber de los comunistas, de los sectores revolucionarios, era (y es) disputar la dirección del movimiento de liberación nacional (o nacional revolucionario). Indudablemente que este movimiento queda conformado por numerosos sectores de izquierda revolucionaria que luchan por asumir su dirección, pero la falta de organicidad, es decir de un Partido Revolucionario, que articule su accionar, que les permita dar un salto en calidad y tomar la dirección del movimiento, ha sido su principal debilidad.
    Chávez triunfa en las elecciones, y comienza con un programa de reformas que tiende a concretar las tareas nacionales y democráticas pendientes en Venezuela, así como también abordar las "problemáticas" de los sectores populares que han sido su sostén principal.
    El programa del Socialismo del SXXI, es comparable, más que con Perón, con la Socialdemocracia clásica (de principio de siglo XX), que incluso rescataba a Marx, en una versión nueva que rescata a las luchas del siglo XX (me atrevería a hablar de Cárdenas, pero me excede el conocimiento del proceso mexicano). El factor subjetivo no es menor, es muy necesario para la concientización de las masas, y considero que la difusión marxista que se da en Venezuela, el impulso a las organización popular, la reivindicación de la lucha revolucionaria, la lucha armada, y demás, no son elementos menores a tener en cuenta. Si querés compararlo con el peronismo, tendría más sentido hacerlo con la primavera Camporista, que con los gobiernos "del Viejo" (profundamente anticomunista, hábil conocedor del marxismo y de la teoría revolucionaria, así como manipulador de la misma, pero que nunca dejó de demostrar su posición respecto al socialismo -solo hay que ver "Actualización Doctrinaria"-), por otra parte Perón reaccionó violentamente ante el aumento de la organización revolucionaria, con sus brigadas fascistas parapoliciales. Chávez (cuando hablo de Chávez me refiero a la dirección del PSUV o del movimiento bolivariano) incentiva la organización (por ello no veo el carácter fascista desmovilizador que tiende a destruir las fuerzas revolucionarias como marca Kantaria). Por el contrario, mi apreciación subjetiva es que el proceso Venezolano actúa como catalizador de la lucha revolucionaria, que debe superarlo necesariamente.
    La cuestión de fondo en todo movimiento nacional, antiimperialista, es precisamente por quién está dirigido. Si no es dirigido por el proletariado está condenado al fracaso, dado que las burguesías nacionales (prácticamente integradas al gran capital imperialista) no tienen capacidad ni intención de oponerse al imperialismo, por lo tanto, aprovechan el impulso revolucionario para reacomodarse y negociar nuevamente con el imperialismo su integración más favorable. Por lo tanto es necesario el triunfo de los sectores socialistas revolucionarios en la dirección del movimiento bolivariano para conducirlo al socialismo, y superar las limitaciones (lógicas y claras) del actual proceso (y del programa del Socialismo del SXXI). Un programa reformista no puede triunfar ni conducir al socialismo, pero puede mejorar las condiciones de luchas de las masas, y agudizar las contradicciones interburguesas.


    Seamos realistas, derrotamos al neoliberalismo y logramos tener más trabajadores activos y obligados a luchar por sus salarios ante la inflación que provocan estas medidas de estimulo al consumo... mejoró el escenario ya que antes teníamos que luchar contra el desempleo y pedir ser explotados... ahora la cosa cambia, ahora podemos llevar la militancia hacia adentro de las fabricas en mejores condiciones ya que la miseria extrema no favorece el reclutamiento de cuadros y solo nos quedamos en acciones espontaneas y en reivindicaciones mínimas... ahora tenemos a favor el terreno pero no a estos regímenes que saben esto y nos están cazando uno a uno en medio de la confusión y aprovechando que tienen cooptados a grandes sectores populares y al activismo izquierdista... sumarce al existismo y favorecer la confución es lo peor que podemos hacer ahora. Tanto las manifestaciones contra Cristina, como el reagrupamiento y caudal de votos de la opocición a Chávez son un escenario propicio para, llegado el momento, los bonapartistas levanten campamento y entreguen a sus pueblos con la guardia baja a las garras del partido del orden.
    Hay que estar atentos a lo que pase en el mundo. Si la crisis se agudiza en Europa y EEUU puede que no les qude otra y la idea del UNASUR como bloque estable y mercado estabilizador a nivel mundial cobre fuerza y tengamos bonapartistas para rato, con sus medidas de estimulo y empleo. Ese sería el mejor escenario, pero yo no soy muy optimista.

    Coincido en general con este párrafo, pero en particular con lo remarcado.
    Si la mejora de las condiciones del pueblo, conduce a la desmovilización o al disciplinamiento, es deber de los comunistas venezolanos construir un partido que supere estos problemas, que movilice al Pueblo, que lo radicalice y que avance. No se puede de ninguna manera optar por la opción "cuanto peor, mejor". Es necesario pasar de las reivindicaciones economicistas (muy comunes en nuestros países) a la lucha por el Poder, superar estas limitaciones y dar un salto cualitativo.

    Me queda bastante por abordar. La cuestión del Estado, de las diferencias que veo entre el gobierno bolivariano y el resto de los gobiernos de la región, el video que has subido, etc, pero por lo menos abordé una parte importante.

    Saludos


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa
    avatar
    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Erazmo el Sáb Oct 27, 2012 7:29 pm

    Siempre he calificado al régimen de Chávez como un típico intento oportunista de las burguesías nacionales, más atrevidas por renegociar su asociación al imperialismo, aprovechando las nuevas oportunidades que brinda por un lado la "multipolaridad", es decir, el incremento de las luchas antiimperialistas, y por otro el auge de las luchas populares que genera la crisis del capitalismo. Esto último en particular es lo más destacable, ya que como ha ocurrido muchas veces en la historia de América Latina, alguna facción burguesa presenta luchas populares como demostración de fuerza para imponer sus intereses. La propuesta a los imperialista asociados a los intermediarios locales es simple: O permiten estimular el mercado interno y desarrollar un capitalismo autónomo que logre cooptar a los pueblos gracias a la recuperación del empleo y las concesiones que estimulan el consumo, o el caos y la guerra civil no permitirán hacer negocios a nadie…

    Pero el Gobierno del Presidente Chávez tiene 2 orgánicas aliadas el PSUV y el PCV, el Bolivarianismo sigue el trazado político elaborado por la extinta Unidad Popular de Chile, la diferencia es que los dirigentes políticos venezolanos y el Presidente Chávez lo han hecho mucho mejor, y finalmente Lenin lo señaló con brillantez en su obra "Guerra de Guerrillas", escrita en 1906, "Todas las formas de lucha son válidas", y lo mejor es que el pueblo venezolano está con el proceso, todas las criticas positivas y negativas (como la de este artículo) se les presta atención en su justa y exacta medida, sí es que tienen alguna medida.

    General Perón escribió:El 25 dé agosto de 1944, en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires:
    "Yo llamo a la reflexión a los señores para que piensen en manos de quiénes estaban las masas obreras argentinas y cuál podía ser el porvenir de esas masas, que en un crecido porcentaje se encontraban en manos de los comunistas". "Un objetivo inmediato del gobierno ha de ser asegurar la tranquilidad social del país, evitando por todos los medios un posible cataclismo de esta naturaleza, ya que si él se produjera de nada valdrían las riquezas acumuladas, los bienes poseídos, los campos ni los ganados".
    "Hay que saber dar un treinta por ciento a tiempo, antes que perder todo a posteriori"
    ¿Que tiene que ver Perón? el mismo miliquillo que al primer balazo, se subió a una lancha, remontó el río y llegó al paraguay de stroessner, protector de nazis por mandato de la cia-mossad, y de ahí a un avión a la españa del tarado franco, quién debe a hitler-mussolini su mandato sobre la españa, santificado después por truman-churchill, ese miliquillo perón ¿que tiene que ver con el Presidente Chávez? que fue rescatado por el pueblo desde su prisión.
    Que mal hace el despecho y la frustración.

    Saludos Revolucionarios
    avatar
    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Dzerjinskii el Mar Oct 30, 2012 12:56 am

    Camarada "razion", entiendo su punto. Pero la pregunta es cuánto hay de "proceso de liberación nacional" en el caso venezolano y cuanto de un bonapartismo oportunista que al primer signo de lucha independiente de los sectores populares correrá a refugiarse bajo las faldas del imperialismo o se suicidara de forma tan honorable como cobarde al estilo Allende.

    Mi impresión es que ya no hay lugar en el siglo XXI para liberaciones nacionales que no sean dirigidas desde un principio por los sectores populares con su partido de clase.
    La consigan de convertir la liberación nacional en liberación social fue la consigna del PCA durante años. Y su “confianza” en que el movimiento peronista podría dar ese salto encubría la complicidad de Gelbart con el tercer gobierno de Perón. Sabrá entender por qué me cuesta tanto aceptar estas consignas. No obstante saludo que su preocupación pase por la táctica, y que su esperanza esté depositada en los sectores populares que están por debajo del PSUV. Pero reconocer que muchos de los sectores populares que hoy están siguiendo al chavismo, mañana pueden desbordar en la lucha y resistir la retirada del bonapartismo y la llegada del partido del “sable y la sotana” es crucial para no caer en el sectarismo y el principismo que termia mirando pasar la historia por la ventana y siendo cómplice de la reacción.
    Pero entre comunistas debemos hablar claro. Y después de tantos desastres causados por el seguidismo oportunista a los bonapartistas de turno, es criminal no alertar sobre los peligros de esta situación.
    Le dejo un artículo que analiza un proceso similar y del que se pueden sacar varias enseñanzas.


    Enver Hoxha

    EL GOLPE FASCISTA EN INDONESIA Y LAS ENSEÑANZAS QUE EXTRAEN DE EL LOS COMUNISTAS


    Artículo publicado en «Zëri i popullit»
    11 de mayo de 1966
    Extraído de: Obras Escogidas Tomo IV
    Casa editora «8 Nëntori»
    Tirana 1979


    (...) La evolución de los acontecimientos en Indonesia es una triste realidad para los comunistas y para todos los revolucionarios. Pero a pesar de ello, lo ocurrido en Indonesia representa una gran experiencia que debe ser atentamente estudiada, y de la que deben extraerse valiosas enseñanzas. La revolución no se desarrolla jamás en línea recta. Avanza a través de victorias y de derrotas. Los revolucionarios, los marxistas-Leninistas, tienen el deber de consolidar las victorias así como de aprender de los fracasos temporales, sacando las conclusiones necesarias de manera que la revolución se eleve a un nivel superior y se desarrolle con más fuerza. La experiencia de una revolución es útil no solamente para los revolucionarios y los comunistas de un país, sino para todos los revolucionarios, para todos los marxistas-leninistas del mundo. Por ello, además de los comunistas indonesios todos los revolucionarios y los comunistas de diversos países deben sacar de los acontecimientos de Indonesia las debidas enseñanzas. Esto es de importancia primordial.

    El Partido Comunista de Indonesia creció y se desarrolló como partido marxista-leninista, en una dura lucha de clase contra los enemigos del interior y del exterior. Después de los duros golpes que recibió de la reacción en 1927 y en 1948, cuando fueron masacrados miles de comunistas y toda la dirección del partido, el Partido Comunista de Indonesia, gracias a su lucha y a sus esfuerzos, logró recobrarse, hasta el punto de llegar a ser una fuerza que, por el número de sus miembros, representaba el más grande partido comunista de los países capitalistas. No cabe duda de que incluso tras las graves pérdidas que está sufriendo, con su lucha valerosa, consecuente y revolucionaria marxista-leninista, poco a poco, recobrará de nuevo sus fuerzas. Nosotros, los comunistas albaneses, estamos firmemente convencidos de que los comunistas indonesios analizarán cuidadosamente el trabajo realizado hasta el presente, descubrirán los errores, los defectos y las deficiencias que se han manifestado en el trabajo del partido, extraerán las conclusiones necesarias de manera que en el futuro el PC de Indonesia pueda dirigir con éxito al pueblo indonesio por la senda de la revolución. Mejor que ellos mismos, nadie puede hacerlo.

    Los acontecimientos de Indonesia no son un fenómeno aislado. Constituyen el eslabón de una cadena, un elemento integrante de la ofensiva de la reacción internacional contra el movimiento comunista y la lucha de liberación de los pueblos. Están enlazados con la actividad agresiva del imperialismo norteamericano en Viet Nam y en otros países, con las sangrientas intervenciones de los imperialistas en la República Dominicana y en toda América Latina, tienen que ver con la organización de golpes de Estado contrarrevolucionarios en algunos nuevos países de África, con la actividad subversiva y escisionista que vienen desarrollando desde hace tiempo los revisionistas jruschovistas en el seno del movimiento comunista internacional, con el sabotaje de la lucha de liberación nacional de los pueblos, con su activo apoyo al imperialismo norteamericano y a todos los diversos reaccionarios.

    Por esta razón, los revolucionarios y los comunistas de los diferentes países deben detenerse seriamente ante estos fenómenos, analizarlos cuidadosamente y extraer las debidas enseñanzas, de modo que la lucha revolucionaria avance constantemente de victoria en victoria.


    EL VALOR DE LAS «LIBERTADES DEMOCRATICAS» EN UN ESTADO BURGUES Y EL MODO DE APROVECHARLAS


    La burguesía y, junto a ella, los revisionistas modernos, hablan y hacen cálculos sobre las llamadas «libertades democráticas». En efecto, en cada Estado burgués denominado democrático, existen algunas «libertades» democráticas» relativas. Decimos relativas, porque no rebasan jamás el límite de la concepción burguesa de la «libertad» y de la «democracia», porque llegan precisamente hasta el punto de no perjudicar los intereses vitales de la burguesía en el poder.

    Naturalmente, la clase obrera y los hombres progresistas aprovechan estas condiciones para organizarse, para difundir sus concepciones y su ideología, y preparar el derrocamiento de las clases explotadoras y la toma del poder.

    Después de la Segunda Guerra Mundial, en muchos países capitalistas de Europa, como resultado de la victoria sobre el fascismo y del papel desempeñado por los partidos comunistas en la lucha antifascista, estos partidos llegaron incluso a participar en el gobierno (por ejemplo en Francia, en Italia, en Finlandia, etc.), y hasta tener un gran número de diputados en el parlamento, importantes cargos en el aparato del Estado, e inclusive en el ejército, etc.

    Asimismo, en diferentes períodos durante estos últimos 15 años, se crearon condiciones favorables para él partido de la clase obrera y las fuerzas progresistas en algunos países del Medio Oriente, como Irán e Irak, y de América Latina, como "Guatemala, Brasil, Ecuador, Venezuela y otros. En Indonesia se creó una situación bastante favorable. El Partido Comunista de Indonesia creció con rapidez, formaba parte del gobierno y ejercía una gran influencia en la política interior y exterior del país, etc.

    Pero, también en las condiciones de las «libertades democráticas», se desarrolla una aguda lucha de clases, una lucha a vida o muerte, entre la revolución y la reacción, entre el proletariado y la burguesía. Si el proletariado y su partido se esfuerzan por consolidar sus posiciones, por su parte, la reacción y la burguesía no duermen. Por el contrario, valiéndose del aparato estatal burgués, de la policía y las fuerzas armadas, practicando la corrupción y la subversión, alimentando el oportunismo y las ilusiones reformistas y pacifistas en el seno de la clase obrera, etc., se preparan seriamente para consolidar sus posiciones y desbaratar a las fuerzas revolucionarias.

    El desarrollo de los acontecimientos tras la Segunda Guerra Mundial muestra que, en el marco de las «libertades democráticas», la burguesía ha actuado enérgicamente y en diferentes formas para liquidar el movimiento revolucionario de la clase obrera.

    Después que la burguesía y la reacción lograron consolidar sus posiciones, expulsaron a los comunistas del gobierno, de los puestos importantes en el aparato del Estado y del ejército, como sucedió en Italia, Francia y Finlandia. En Inglaterra, Austria y otros países, ni siquiera se toleró la presencia de los comunistas en el parlamento, mientras que en Grecia fueron encarcelados y combatidos por la fuerza de las armas.

    Cuando la burguesía y la reacción constatan que su poder está amenazado por la fuerza y el prestigio crecientes del partido comunista y de1 movimiento revolucionario de las masas, juegan su última carta: ponen en acción a las fuerzas armadas, organizan pogromos para aplastar y liquidar al movimiento revolucionario y a los partidos comunistas, como sucedió en Irán e Irak, y, recientemente, con los trágicos acontecimientos de Indonesia. En tales casos la reacción y la burguesía de un país dado han aprovechado directamente también la ayuda de la reacción mundial, incluso el apoyo de sus fuerzas armadas como ha ocurrido en la República Dominicana y otros lugares.

    ¿Qué conclusiones se pueden sacar de esta experiencia histórica?

    Primero, que las llamadas «libertad burguesa» y «libertad democrática» en los países capitalistas no son como para permitir a los partidos comunistas y a los grupos revolucionarios alcanzar sus objetivos. De ningún modo. La burguesía y la reacción toleran la actividad de los revolucionarios mientras no constituya un peligro para el poder de clase de la burguesía. Cuando este poder está en peligro, o cuando la reacción encuentra el momento propicio, sofoca las libertades democráticas, recurre a todos los medios, sin ningún escrúpulo moral ni político, para destruir a las fuerzas revolucionarias. En todos los países en que se ha permitido a los partidos comunistas militar abiertamente, la burguesía y la reacción aprovechan esa situación para conocer toda la actividad, las personas, los métodos de trabajo y de lucha de los partidos marxista-leninistas y de los revolucionarlos, Por eso, los comunistas y sus partidos auténticamente marxistas-leninistas cometerían un error fatal si tuvieran confianza en las «libertades» burguesas que les proporciona la coyuntura, si 10 hicieran todo abiertamente y no guardaran el secreto de su organización y de sus planes. Los comunistas deben aprovechar las condiciones del trabajo legal, incluso para desarrollar un amplio trabajo propagandístico y organizativo, pero, al mismo tiempo, deben estar preparados para el trabajo clandestino.

    Segundo, las ilusiones oportunistas sobre la «vía pacífica» para la toma del poder son un bluf y representan un gran peligro para el movimiento revolucionario. En apariencia, el Partido Comunista de Indonesia parecía tener el terreno más favorable para alcanzar su objetivo siguiendo esta vía. No obstante, los comunistas indonesios habían declarado más de una vez que no se forjaban ilusiones sobre la «vía pacífica». En su saludo al congreso del PC de Nueva Zelanda, la delegación del Comité Central del PC de Indonesia confirmaba que «los acontecimientos de Indonesia han demostrado una vez más que no existe ninguna clase dominante, ni fuerza reaccionaria que permita a las fuerzas revolucionarias conquistar la victoria por la «vía pacífica». Los comunistas extraen de los trágicos acontecimientos de Indonesia la enseñanza de que no es suficiente desechar las ilusiones oportunistas sobre la «vía pacífica» y reconocer que la única vía para la toma del poder es la vía revolucionaria de la lucha armada. El partido del proletariado, los marxistas-leninistas y todo revolucionario deben tomar medidas efectivas para preparar la revolución, comenzando por la educación de los comunistas y de las masas en el espíritu militante revolucionario y llegando hasta su preparación concreta para hacer frente a la violencia contrarrevolucionaria de la reacción con la lucha armada revolucionaria de las masas populares.

    Tercero, independientemente de las condiciones y de las posiciones favorables que puede disfrutar en un determinado momento, el partido de la clase obrera no debe relajar un solo instante la vigilancia revolucionaria, sobrestimar sus fuerzas y las de sus aliados y subestimar la fuerza del adversario, de la burguesía y la reacción. El Partido Comunista de Indonesia gozaba de una gran influencia en el país, pero parece que sobrestimó en particular la fuerza política de Sukarno y del sector de la burguesía que le apoyaba, y tuvo demasiada confianza en esta fuerza. Al mismo tiempo, parece que subestimó la fuerza de la reacción, en particular de la reacción en el ejército, Al parecer los camaradas indonesios pensaban que el que tenía a Sukarno de su parte, tenía la llave de Indonesia, sin analizar debidamente en qué consistía la fuerza de Sukarno y hasta qué punto esta fuerza era real, particularmente entre el pueblo. Los recientes acontecimientos de Indonesia demostraron claramente que el prestigio y la autoridad de Sukarno no se apoyaban en una base social, económica y política sólida. Los generales reaccionarios lograron neutralizar a Sukarno, e incluso, mientras les convenía, le explotaron para sus fines contrarrevolucionarios.

    Cuarto, el partido marxista-leninista y todos los auténticos revolucionarios deben seguir consecuente y resueltamente una línea revolucionaria y luchar audazmente contra el oportunismo y su más sórdida manifestación, el revisionismo moderno, tanto el jruschovista como el títista. Los oportunistas y los revisionistas modernos han hecho de la lucha por las «libertades» burguesas su bandera y han renunciado a la revolución, preconizan la «vía pacífica» como la única vía para la toma del poder. Precisamente la línea oportunista y revisionista, la influencia de los revisionistas jruschovistas, etc., han transformado a numerosos partidos comunistas, que en el pasado constituían una gran fuerza revolucionaria, en partidos de las reformas sociales, en apéndices y furgones de cola de la burguesía reaccionaria. Esto sucedió con los partidos comunistas de Italia, de Francia, de Finlandia, de Inglaterra, de Austria y otros. La aplicación de la línea oportunista del XX Congreso de los jruschovistas condujo a la catástrofe y a la liquidación al Partido Comunista de Irak, al antiguo Partido Comunista del Brasil, al Partido Comunista de Argelia, etc. El Partido Comunista de Indonesia se opone al revisionismo moderno. Los últimos acontecimientos de Indonesia y el papel de zapa que los revisionistas jruschovistas jugaron allí, demuestran que un verdadero partido revolucionario, fiel al marxismo-leninismo, decidido a llevar audazmente adelante la revolución, debe mantener una actitud bien definida frente al oportunismo, al revisionismo jruschovista y titista. No basta solidarizarse con la lucha de los marxistas-leninistas contra el revisionismo, es preciso también que el partido luche de manera intransigente y abierta contra la traición revisionista, porque únicamente así pueden los comunistas educarse en un espíritu revolucionario y puede ser preservado el partido de todo peligro de revisionismo. Sin combatir resuelta y consecuentemente contra el oportunismo y el revisionismo jruschovista, no se puede combatir al imperialismo, no se puede combatir a la reacción, no se puede impulsar la causa de la revolución y el socialismo.


    LOS COMUNISTAS Y LAS ALIANZAS CON LAS FUERZAS PROGRESISTAS


    La experiencia histórica demuestra que, en su lucha revolucionaria, los comunistas se han aliado y se alían con diferentes fuerzas progresistas. Porque, particularmente cuando se trata de las revoluciones democráticas o de la liberación nacional del yugo imperialista y colonial, no sólo los auténticos comunistas y revolucionarios, sino también otras amplias capas de la población, desde los obreros y los campesinos hasta la burguesía nacional y otras personas progresistas, están interesados en la realización de estos objetivos. Sería erróneo, sectario y nocivo para la revolución que no se unieran, en aras de su triunfo, todos aquellos que son susceptibles de ser unidos. Y los comunistas y los auténticos revolucionarios, como los luchadores más audaces y los representantes más fieles de las amplias masas populares, están siempre interesados en la unión de todos los que aspiran a hacer avanzar la revolución.

    Los acontecimientos de Indonesia constituyen asimismo una importante enseñanza con respecto a las alianzas. En Indonesia existía desde tiempo atrás la NASAKOM, que representaba la alianza de las fuerzas nacionalistas, religiosas y comunistas. El PC de Indonesia hizo bien en participar en la NASAKOM. A través de ella; consolidó sus propias posiciones y las de la clase obrera en toda la vida del país. Pero, como demostraron los acontecimientos, no se llevó a cabo en ella un trabajo organizativo y revolucionario sano, se toleró una euforia funesta y se ensalzó en exceso a la propia NASAKOM, la unidad de las tres fuerzas que la constituían y la «libertad de acción». El hecho es que al primer embate toda la fortaleza de la NASAKOM se vino abajo. La NASAKOM no fue un dique suficientemente fuerte para hacer frente a la ola de la contrarrevolución.

    Por eso, los comunistas y los revolucionarios jamás deben contentarse en su lucha con la conclusión formal de las alianzas. No deben entusiasmarse con las declaraciones sobre la «vitalidad» de estas alianzas, sino que deben actuar de manera que éstas sirvan lo mejor posible a la revolución.

    Es indispensable por tanto que, en los diferentes frentes populares, democráticos, nacionales y de liberación nacional, los auténticos partidos marxistas-leninistas, con su trabajo y su lucha, se ganen la confianza de sus aliados, se coloquen a la cabeza de esos frentes y los dirijan efectivamente. La dirección del partido marxista-leninista, su acertada línea revolucionaria en interés de las amplias masas unidas en el frente, son la garantía de la fuerza y la vitalidad de los frentes mismos y de su gran papel en el logro de los objetivos de la revolución. Se ha comprobado más de una vez que, cuando estos frentes están dirigidos por otras fuerzas sociales o partidos políticos, no son estables, no aplican una línea revolucionaria consecuente, son utilizados frecuentemente con fines contrarrevolucionarios Y estallan como pompas de jabón al primer choque con la reacción.

    Siguiendo la línea de la unidad con todos los que pueden ser unidos en un frente, los partidos marxistas-leninistas, en oposición a los puntos de vista de los revisionistas modernos, deben no sólo salvaguardar su independencia y su función dirigente, sino al mismo tiempo combatir las vacilaciones de sus distintos aliados, sus tendencias reaccionarias y sus tentativas de dividir los frentes y de dedicarse a chalaneos con las fuerzas de la reacción. La línea de la unidad y de la lucha contribuye al fortalecimiento de los frentes, a su depuración de los elementos reaccionarios y contrarrevolucionarios, a la consolidación de la cohesión y del espíritu revolucionario, a la obtención de una unidad más elevada y asentada sobre una base más sólida. Aplicar únicamente la línea de la unidad y renunciar a la lucha conduce a una unidad falsa formal y permite a los elementos y fuerzas reaccionarias socavarla y liquidarla fácilmente, asestando así un rudo golpe a la propia causa de la revolución.

    En las alianzas con diferentes capas y fuerzas sociales para la realización de tales o cuales objetivos en las diferentes etapas de la revolución, es importante que los comunistas jamás olviden su objetivo final: el triunfo del socialismo.

    «Es necesario saber unir la lucha por la democracia con la lucha por la revolución socialista, subordinando la primera a la segunda, -ha dicho Lenin- Aquí reside toda la dificultad, esta es toda la esencia... No olvidar lo principal (lar revolución socialista); ponerla en primer plano... subordinando a la revolución socialista todas las exigencias democráticas, coordinándolas con ella, haciendo que dependan de ella... »(V. I. Lenin. (Obras, t. XXXV, págs. 260-261, ed. en albanés.)

    En sus alianzas con otras fuerzas sociales los comunistas son sinceros, luchan resueltamente por la aplicación de los programas de los frentes únicos, pero, al mismo tiempo no ocultan en absoluto sus ideales y, después de la realización de las tareas democráticas nacionales, están decididos a no quedarse a medio camino, sino a impulsar la revolución hasta el triunfo del socialismo y el comunismo.

    La actividad de nuestro Partido durante la Lucha de Liberación Nacional, los acuerdos; las discusiones con los elementos progresistas, e incluso con las fracciones de la burguesía reaccionaria, nos enseñaron a orientarnos correctamente y con éxito en este laberinto. La experiencia así adquirida en la lucha le ha sido y le es extraordinariamente útil a nuestro Partido en la aplicación de su correcta política con las masas trabajadoras, le ayuda en su política interior y en la orientación de su política exterior, en el estudio y solución de las contradicciones, tanto dentro como fuera del país, así como en el movimiento comunista internacional.


    Última edición por Dzerjinskii el Mar Oct 30, 2012 1:18 am, editado 1 vez
    avatar
    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Dzerjinskii el Mar Oct 30, 2012 1:00 am

    Erazmo escribió:
    ¿que tiene que ver con el Presidente Chávez? que fue rescatado por el pueblo desde su prisión.
    Que mal hace el despecho y la frustración.

    Saludos Revolucionarios

    Que gusto de volver a maltratarte amigito "erazmo"!

    mira te dejo una tarea para el hogar... averigua que paso el 17 de octubre de 1945 en argentina y a quien sacó de la carcel el pueblo...

    un abrazo.
    avatar
    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Erazmo el Mar Oct 30, 2012 1:49 am

    Dzerjinskii escribió:
    Que gusto de volver a maltratarte amigito "erazmo"!
    mira te dejo una tarea para el hogar... averigua que paso el 17 de octubre de 1945 en argentina y a quien sacó de la carcel el pueblo...
    un abrazo.

    ¿maltratar? en virtualidad eso no existe

    Así que las "patas en la fuente" del 17-10-1945, que contó con la aprobación de los imperialistas ¿es igual a la gesta de abril de 2002? auspiciada por el imperialismo.

    Reitero que mal hace el despecho y la frustración.

    Una tarea para la casa, ¿quién quería transformar a los obreros en consumidores y alejarlos así del comunismo?

    En todo caso no hago más off topic, es el Presidente Chávez el tema y no perón.....¿quién es perón?


    Saludos Revolucionarios
    avatar
    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 7115
    Reputación : 7545
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Razion el Miér Oct 31, 2012 4:02 pm

    Dzerjinskii escribió:Camarada "razion", entiendo su punto. Pero la pregunta es cuánto hay de "proceso de liberación nacional" en el caso venezolano y cuanto de un bonapartismo oportunista que al primer signo de lucha independiente de los sectores populares correrá a refugiarse bajo las faldas del imperialismo o se suicidara de forma tan honorable como cobarde al estilo Allende.

    Mi impresión es que ya no hay lugar en el siglo XXI para liberaciones nacionales que no sean dirigidas desde un principio por los sectores populares con su partido de clase.
    La consigan de convertir la liberación nacional en liberación social fue la consigna del PCA durante años. Y su “confianza” en que el movimiento peronista podría dar ese salto encubría la complicidad de Gelbart con el tercer gobierno de Perón. Sabrá entender por qué me cuesta tanto aceptar estas consignas. No obstante saludo que su preocupación pase por la táctica, y que su esperanza esté depositada en los sectores populares que están por debajo del PSUV. Pero reconocer que muchos de los sectores populares que hoy están siguiendo al chavismo, mañana pueden desbordar en la lucha y resistir la retirada del bonapartismo y la llegada del partido del “sable y la sotana” es crucial para no caer en el sectarismo y el principismo que termia mirando pasar la historia por la ventana y siendo cómplice de la reacción.
    Pero entre comunistas debemos hablar claro. Y después de tantos desastres causados por el seguidismo oportunista a los bonapartistas de turno, es criminal no alertar sobre los peligros de esta situación.
    Le dejo un artículo que analiza un proceso similar y del que se pueden sacar varias enseñanzas.


    Gracias por el artículo camarada.
    Tenía entiendido que el PCA si bien intentó poner gente en el gobierno o formar alianzas con los partidos burgueses para llegar al gobierno, recién en el congreso XVI acepta la línea de liberación nacional y social (incluso los Montoneros o el PRT, salvando las diferencias aventajaban al partido comunista, en esta propuesta -sobre todo porque en el caso del PRT no aceptaban ningún tipo de subordinación a la burguesía en la dirección del Frente de Liberación-), ¿o es que ya desde antes se perfilaba esta línea (muy en sintonía con el texto que compartió la otra vez respecto a los gobiernos de orientación socialista)?

    Erazmo:
    Así que las "patas en la fuente" del 17-10-1945, que contó con la aprobación de los imperialistas ¿es igual a la gesta de abril de 2002? auspiciada por el imperialismo.
    Tampoco se puede desconocer el carácter popular del 17 de octubre. Para mal o para bien, fue una demostración popular, y a los sectores obreros les importaba tres huevos si los imperialistas lo aprobaban o no. Es conocido que desbordaron las organizaciones y que hubo muchísimos dirigentes clasistas impulsándolo (algunos como Cipriano Reyes, gran organizador de esta movilización, que fue torturado por defender la independencia de clase del movimiento obrero frente a Perón). Sino se cae en suponer que todos ellos estaban a sueldo del imperialismo.



    Saludos.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa
    avatar
    omarelrockero1
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 128
    Reputación : 191
    Fecha de inscripción : 02/08/2012
    Edad : 34
    Localización : VENEZUELA

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por omarelrockero1 el Jue Nov 01, 2012 5:35 am

    Dzerjinskii escribió:
    Enver Hoxha

    EL GOLPE FASCISTA EN INDONESIA Y LAS ENSEÑANZAS QUE EXTRAEN DE EL LOS COMUNISTAS


    Artículo publicado en «Zëri i popullit»
    11 de mayo de 1966
    Extraído de: Obras Escogidas Tomo IV
    Casa editora «8 Nëntori»
    Tirana 1979


    Camarada gracias por compartir este articulo no lo habia leido antes, nos da mucho que pensar y refleccionar. Nunca hay que confiar de nuestros principales enemigos la Burguesia, sus amigos los reaccionarios y sus aliados los revisionistas, ellos nunca sederan el poder total por las vias pacificas mas si atentan contra sus intereses. Los comunistas no debemos descuidarnos ni un momento en el transcurso de los procesos revolucionarios ni en la llegada al poder, como dicen en mi tierra si te duermes pierdes. Seguir fielmente la linea marxista-leninista, es la unica linea en la cual debemos confiar y seguir.
    avatar
    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Dzerjinskii el Jue Nov 01, 2012 9:10 pm

    Camarada "omarelrockero1" solo quiero hacer una aclaración. En el texto, Hoxha alerta sobre el peligro de golpe militar, obviamente por el caso particular de Indonesia, en el caso de Venezuela a simple vista parece que esta posibilidad no existe por el apoyo de un sector del ejército a Chávez... pero no hay que dejarse llevar por apariencias... Uno de los principales oficiales que salvó a Chávez durante el intento de golpe se ha pasado a las filas de la oposición, lo que no sería más que otra apariencia, pero si analizamos el fondo de la cuestión vemos que por ahora siguen convencidos que Chávez es funcional, se asustaron con el movimiento popular y ante el peligro de una guerra civil prefirieron prolongar el ciclo de concesiones. La crisis mundial no les ayuda y estimular el mercado interno todavía les es necesario... Pero esto no va a durar por siempre. Las medidas anti cíclicas que aplican los gobiernos latinoamericanos no están exentas de las contradicciones principales del sistema. No resuelven la contradicción entre producción social y acumulación privada. Si antes la clase obrera generaba riqueza por 100 y se les retribuía por 10 ahora genera riqueza por 100 y se les retribuye 15, 20 o incluso más, pero sigue existiendo plusvalía, y por lo tanto, tarde o temprano saturación de mercados, lo que en las condiciones actuales de mercados altamente monopolizados genera, además de recesión, inflación. Ya que castrada la libre competencia ante un estimulo al consumo los empresarios optan por ganar vía precios y no vía producción. La ampliación de la producción implica ampliar la capacidad instalada, lo que es no más ni menos que invertir sabiendo que los ciclos de crisis del capitalismo son cada vez más cortos y los periodos de recuperación inter crisis no alcanzan para amortizar la inversión comparativamente con las ventajas de otros mercados, en un contexto de trafico de capitales mucho más accesible en un mundo globalizado. Solo un desastre en el resto del mundo hará que los burgueses latinoamericanos y sus socios imperialistas se tomen en serio un mercado regional estable y ampliado en América latina, y así y todo esto esa en oposición a la repatriación de capitales que urge en los países imperialistas para atenuar las consecuencias de la crisis.
    Creer en que se puede avanzar hacia el socialismo sin un drástico golpe a la propiedad privada y a la burguesía como clase es ira a una trampa como sucedió en Indonesia y Chile. Más aun, pensar que se puede hacer con las instituciones de la democracia burguesa y sin sustituir el ejército del Estado burgués por fuerzas armadas surgidas de la lucha popular, fogueadas en la guerra civil, es suicida.
    No soy quien para cuestionar la táctica de los comunista venezolanos, quizás no hay tienen otra opción ante un bonapartismo que jugarla de “aliado”, incluso, de ser cierta la posibilidad de tener verdadero margen de acción como “aliado”,(lo que es difícil porque los Bonaparte no son boludos….) no dudaría en unirme a las milicias bolivarianas… pero no para ir a escuchar los discursos de Chávez y hacer campañas electorales, sino para conseguir un arma y organizar batallones capaces de actuar independientemente, con o sin Chávez, se le ocurra a este enfrentar el golpe o hacer la de Allende o la de Perón…
    Pero vuelvo a repetir la misma pregunta que hice en otros post: ¿Cuántos comunistas hay en las milicias bolivarianas? ¿Cuántos kalashnikov a repartido Chávez? Muy lindo el ministerio de cultura, el de la mujer y todos esos carguitos que tanto le gustan a los revisionistas… pero en las fuerzas armadas ¿quién está? Allende también pensaba que tenía generales leales… ¿y qué pasó? O no eran tan leales o se los eliminaron frente a sus ojos… ¿qué podía hacer ante esto? Armar a los sindicatos, al pueblo y dar el golpe primero… ¿lo hizo? No. Así son los reformista y revisionistas, así son las burguesías nacionales.

    Saludos
    avatar
    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Dzerjinskii el Jue Nov 01, 2012 9:19 pm

    Enver Hoxha

    LOS TRAGICOS ACONTECIMIENTOS DE CHILE, ENSEÑANZA PARA LOS REVOLUCIONARIOS DE TODO EL MUNDO

    Artículo publicado en «Zëri i popullit»
    2 de octubre 1973
    Extraído de: Obras Escogidas
    Tomo IV
    Casa editora «8 Nëntori»
    Tirana 1979
    Páginas: 890 a 606



    La tormenta contrarrevolucionaria en Chile continúa azotando furiosamente a las masas trabajadoras, a los patriotas y a los combatientes de ese país. Las fuerzas de derecha, que llegaron al poder por medio del golpe de Estado del 11 de septiembre, están imponiendo semejante terror que hasta los hitlerianos les envidiarían. La gente es asesinada y masacrada en plena calle, en los centros de trabajo, en todas partes, sin juicio y bajo cualquier pretexto. Incluso los estadios deportivos han sido transformados en campos de concentración. Está siendo pisoteada la cultura progresista y son quemados en las plazas, al estilo nazi, los libros marxistas. Los partidos democráticos, los sindicatos y las organizaciones democráticas han sido declarados fuera de ley, y un obscurantismo medieval envuelve a todo el país. Aparecen en la primera línea del escenario político las fuerzas más tenebrosas, los ultrarreaccionarios fanáticos, los agentes del imperialismo norteamericano. Las libertades democráticas, que el pueblo había conquistado con su lucha y con su sangre, desaparecieron en un solo día.

    Los acontecimientos de Chile afectan no sólo al pueblo chileno, sino a todas las fuerzas revolucionarias, progresistas y amantes de la paz en el mundo, por ello, corresponde extraer lecciones de ellos no sólo a los revolucionarios y a los trabajadores de Chile, sino también a los de los demás países. Aquí, naturalmente, no se trata de analizar los detalles y las circunstancias de simple carácter nacional, o bien los actos específicos de la revolución chilena, las deficiencias y los errores que no rebasan su marco interno. Nos referimos a aquellas leyes generales que ninguna revolución puede soslayar y que, por el contrario, toda revolución está obligada a aplicar. Se trata de enfocar y de apreciar a la luz de los acontecimientos chilenos los puntos de vista correctos y los erróneos en la cuestión de la teoría y de la práctica de la revolución, de verificar cuáles son tesis revolucionarias y cuáles oportunistas, de establecer cuáles son las posiciones y actuaciones que contribuyen a la revolución y cuáles a la contrarrevolución.

    Hay que decir en primer lugar que el período en que el gobierno de Allende permaneció en el poder no es un período que pueda ser fácilmente borrado de la vida del pueblo chileno, así como de toda la historia de América Latina. Constituyéndose en intérprete de las reivindicaciones y los anhelos de las amplias masas populares, el gobierno de la Unidad Popular emprendió una serie de medidas y puso en práctica una serie de reformas, encaminadas a la consolidación de la libertad y de la independencia del país, al desarrollo independiente de su economía.

    El gobierno de Allende golpeó duramente tanto a la oligarquía nacional como a los monopolios norteamericanos que tenían en sus manos todas las llaves y hacían la ley en el país. El inspirador de esta línea progresista y antiimperialista fue el presidente Salvador Allende, una de las figuras más nobles que América Latina ha dado al mundo, eminente patriota y combatiente demócrata. Bajo su dirección el pueblo chileno luchó por la realización de la reforma agraria, luchó por la nacionalización de las compañías extranjeras, luchó por la democratización de la vida del país y por arrancar a Chile de la influencia norteamericana. Allende apoyó enérgicamente los movimientos antiimperialistas de liberación en América Latina y convirtió su país en refugio para todos los combatientes por la libertad perseguidos por los reaccionarios y las juntas militares de América del Sur. Respaldó sin reservas los movimientos de liberación y antiimperialistas de los pueblos y se solidarizó consecuentemente con la lucha que libran los pueblos vietnamita, camboyano, palestino y otros.

    ¿Podían los latifundistas chilenos perdonar a Allende esta línea y esta actividad, viendo que su tierra era distribuida a los campesinos pobres? ¿Podían soportarle los fabricantes de Santiago que habían sido expulsados de las fábricas al ser nacionalizadas? ¿O bien las compañías norteamericanas, que perdieron su poderío? Era seguro, que estos se confabularían un día para derrocarlo y restablecer sus privilegios perdidos. Pero aquí se plantea una pregunta lógica: ¿Sentía Allende la atmósfera que le rodeaba, se daba cuenta de los complots que se tramaban contra su gobierno? Por supuesto que sí. La reacción actuaba abiertamente. Asesinaba a ministros, a funcionarios de los partidos gubernamentales y a simples empleados. A instigación de la reacción y bajo su dirección fueron organizadas las huelgas contrarrevolucionarias de los transportistas, de los comerciantes, los médicos y otras capas pequeñoburguesas. La reacción finalmente, incluso probó su fuerza con un golpe de Estado militar llevado a cabo en junio, pero que no alcanzó su objetivo. Fueron descubiertos algunos planes de la CIA para derrocar el gobierno legítimo.

    Estas embestidas de la reacción interna y externa debían haber sido suficientes para hacer sonar la alarma y para meditar bien las cosas. Deberían haber sido suficientes para poner en práctica la gran ley de toda revolución, es decir oponer a la violencia contrarrevolucionaria la violencia revolucionaria. Pero el presidente Allende no hizo nada, ni siquiera se movió. Desde luego, él no puede ser acusado de carencia de ideales. Amaba con toda su alma la causa por la que luchaba y estaba firmemente convencido de su justeza. No le faltaba valor personal y estaba resuelto a llegar, como efectivamente llegó, incluso, hasta el sacrificio supremo. Pero su tragedia radica en que confiaba en el recurso a la razón para convencer a las fuerzas reaccionarias de que renunciaran a su actividad y cedieran por las buenas sus antiguas posiciones y privilegios.

    En Chile se pensaba que las más o menos viejas tradiciones democráticas, el parlamento, la actividad legal de los partidos políticos, la existencia de una prensa libre, etc. representaban un obstáculo insuperable para cualquier fuerza reaccionaria que intentara adueñarse del poder por medio de la violencia. Pero la realidad confirmó lo contrario. El golpe de Estado de las fuerzas de derecha probó que la burguesía tolera algunas libertades en tanto que no resulten lesionados sus intereses esenciales, y que cuando ve éstos amenazados, entonces no tiene en cuenta ética alguna.

    Las fuerzas revolucionarias y progresistas de Chile han sufrido ahora una derrota, que, aunque bastante grave, es también pasajera. Se puede derrocar un gobierno constitucional, se puede asesinar a miles de personas y crear decenas de campos de concentración. Pero el ansia de libertad, el espíritu rebelde de un pueblo no pueden ser asesinados ni encarcelados. El pueblo resiste y eso demuestra que las masas trabajadoras no se conforman con la derrota, que están resueltas a extraer enseñanzas de ella y a continuar avanzando por el camino revolucionario. La lucha de liberación contra la reacción y el imperialismo tiene sus zigzags y sus altibajos. No cabe duda de que el pueblo chileno, que tantas pruebas de elevado patriotismo ha dado, que ha manifestado tanto amor a la libertad y a la justicia, que tanto odia al imperialismo y la reacción, sabrá movilizar sus fuerzas, luchar medida por medida contra sus enemigos y garantizar la victoria definitiva.

    Pero aquello que para los chilenos es una grave desgracia, aunque pasajera, para los revisionistas modernos representa un fracaso en todos los aspectos, una nueva bancarrota de sus teorías oportunistas. Comenzando por los revisionistas de Moscú y hasta los revisionistas italianos, franceses y otros, la «experiencia chilena» era presentada como el ejemplo concreto que confirmaba sus -nuevas teorías- sobre el «camino pacífico de la revolución», el tránsito al socialismo bajo la dirección de numerosos partidos, acerca del atemperamíento del imperialismo, de la extinción de la lucha de clases en las condiciones de la coexistencia pacífica, etc. La prensa revisionista especulaba sobremanera con el «camino chileno», para sostener las tesis oportunistas del XX Congreso del PCUS y los programas reformistas y utópicos de tipo togliattista.

    Los revisionistas esperaban de la «experiencia chilena» no sólo una confirmación de sus «teorías» sobre el «camino parlamentario», sino también el modelo «clásico» de construcción del socialismo bajo la dirección de una coalición de partidos marxistas y burgueses. Esperaban que se confirmara la posibilidad de marchar al socialismo por medio de las elecciones parlamentarias y sin revolución, de construir el socialismo no sólo sin la destrucción del viejo aparato estatal de la burguesía, sino incluso con su ayuda, no sólo sin la instauración del poder revolucionario popular, sino incluso negando éste.

    Las teorías de la «coexistencia pacífica» y del «tránsito pacífico parlamentario» preconizadas en primer lugar por los revisionistas soviéticos, por los revisionistas italianos, franceses y sus secuaces son en considerable medida responsables de la difusión de ilusiones pacifistas y de posiciones oportunistas frente a la burguesía y del alejamiento de la lucha revolucionaria.

    En todos los documentos programáticos de los partidos revisionistas de Occidente, publicados tras el XX Congreso del PCUS, se ha absolutizado el «camino parlamentario» de transición del capitalismo al socialismo, mientras que el camino no pacífico ha sido excluido definitivamente. En la práctica esto se ha traducido en la renuncia definitiva de estos partidos a la lucha revolucionaria y en la sola reivindicación de reformas ordinarias de carácter puramente económico o administrativo. Se han transformado en partidos de la oposición burguesa y han presentado su candidatura para hacerse cargo de la administración de los bienes de la burguesía, tal como hasta el presente vienen haciendo los viejos partidos socialdemócratas.

    El Partido Comunista de Chile, una de las principales fuerzas del gobierno de Allende, era fervoroso partidario de las tesis jruschovistas sobre la «transición pacífica» tanto en la teoría como en la práctica. Acatando el bastón de mando de Moscú, este partido pretendía que la burguesía del país, así como el imperialismo, se han ablandado, se han hecho tolerantes, razonables, que en las supuestamente nuevas condiciones de clase creadas por el actual desarrollo mundial, ya no están en condiciones de recurrir a la contrarrevolución.

    Pero semejantes teorías, u otras similares, producen, como demostró una vez más el presente caso de Chile, la indecisión y desorientación de las masas trabajadoras, el decaimiento de su espíritu revolucionario, su desmovilización frente a las amenazas de la burguesía; producen la paralización de su capacidad y sus posibilidades de acción revolucionaria decisiva contra los planes y la actividad contrarrevolucionarios de la burguesía.

    Los revisionistas, como previeron los auténticos partidos marxistas-leninistas y como confirmó el tiempo, estaban contra la revolución y aspiraban a transformar la Unión Soviética, como de hecho la transformaron, en un país capitalista, de una base de la revolución en una base de la contrarrevolución. Han trabajado durante largo tiempo para sembrar confusión en las filas de los revolucionarios y para minar la revolución. Por todas partes y en todo momento han actuado como apagafuegos de las batallas revolucionarias y de los estallidos de las luchas de liberación nacional. Pese a que por demagogia se pronuncian a favor de la revolución, con sus puntos de vista y su actividad se esfuerzan por asfixiarla en embrión o por sabotearla cuando ya ha estallado.

    El abandono del marxismo-leninismo, la renuncia a los intereses de clase del proletariado y la traición a la causa de la liberación nacional de los pueblos condujeron a los revisionistas a la completa negación de la revolución. La teoría y la práctica de la revolución quedaron reducidas para ellos a unas cuantas reivindicaciones reformistas, posibles de aplicar en el marco del régimen capitalista y sin dañar sus bases. Los revisionistas pretenden demostrar que hoy ha desaparecido la línea de demarcación entre la revolución y las reformas, que en las actuales condiciones del desarrollo mundial ya no son necesarias las transformaciones revolucionarias, ya que, según ellos, la actual revolución técnico-científica estaría eliminando las contradicciones sociales de clase de la sociedad burguesa y representaría un medio de integración del capitalismo en el socialismo y de creación de una «nueva sociedad», en la que se alcanzará el bienestar general. Por tanto, según esta pervertida lógica, ya no se puede hablar de explotadores y explotados, es decir, se hace innecesaria la revolución social, así como la destrucción de la máquina del Estado burgués y la instauración de la dictadura del proletariado.

    Tras la máscara del leninismo y de su desarrollo creador, los revisionistas aspiran a dominar el mundo transformándose en socialimperialistas. Comenzaron con la «coexistencia pacífica», con la «emulación pacífica», con el «mundo sin armas y sin guerras», con el «camino parlamentario» jruschovistas, etc., para terminar en una Unión Soviética donde ha sido restaurado el capitalismo y el socialismo ha degenerado en socialimperialismo.

    Así pues, estaban contra la revolución y la lucha de los pueblos por la liberación, contra los partidos comunistas que se mantuvieron fieles al marxismo-leninismo y lo defendían. Para alcanzar sus objetivos, especialmente la extinción de las luchas de liberación y de los movimientos revolucionarios, los revisionistas cimentaron su «teoría» en el «camino pacífico». Revisando el marxismo en una cuestión fundamental, como es la teoría sobre la revolución, y haciendo propaganda de sus tesis oportunistas, pretendían convencer a los obreros de que renunciaran a la lucha revolucionaria de clase, se sometieran a la burguesía y aceptasen la esclavitud capitalista.

    Por otro lado, la «coexistencia pacífica» que los dirigentes soviéticos proclamaron como línea fundamental de su política exterior y que pretendieron imponer a todo el movimiento comunista y de liberación nacional mundial, representaba todo un plan estratégico para llegar a un amplio acuerdo con el imperialismo, con el fin de sofocar los movimientos revolucionarios y las luchas de liberación, intentando así conservar y ampliar las zonas de influencia. Esta suerte de «coexistencia», que era también de la completa conveniencia del imperialismo y la burguesía, los revisionistas querían utilizarla, como efectivamente hicieron, como una gran diversión destinada a desarmar a las masas ideológica y políticamente, a relajar su vigilancia revolucionaria y a des movilizarlas, a dejarlas indefensas ante los futuros ataques de los imperialistas y los socialimperialistas.

    Los revisionistas soviéticos y los demás revisionistas que habían logrado usurpar el poder, socavaron el partido, despojándolo de la teoría revolucionaria, echaron por tierra y pisotearon todas las normas leninistas, abrieron el camino al liberalismo y a la degeneración en el país. Difundiendo sus tesis antimarxistas de que el «capitalismo se está integrando en el socialismo», que «también los partidos no proletarios pueden ser portadores de los ideales del socialismo y dirigentes de la lucha por el socialismo», que «también marchan hacia el socialismo países donde la burguesía nacional está en el poder», los revisionistas pretendían no sólo negar la teoría sobre el partido de vanguardia de la clase obrera, sino también dejar a esta última sin dirección ante los ataques organizados de la burguesía y la reacción.

    La historia ha demostrado y los acontecimientos de Chile -donde todavía no se trataba de socialismo, sino de un régimen democrático-, pusieron nuevamente de manifiesto que la instauración del socialismo a través del camino parlamentario es completamente imposible. En primer lugar debe decirse que hasta hoy la burguesía nunca ha permitido que los comunistas obtengan la mayoría en el parlamento y formen su propio gobierno. Incluso en algún caso especial en que los comunistas y sus aliados han podido lograr un equilibrio a su favor en el parlamento y participar en el gobierno, esto no ha conducido a la transformación del carácter burgués ni del parlamento ni del gobierno, y la actividad de aquéllos jamás ha llegado al punto de posibilitar la destrucción de la vieja máquina estatal y la creación de otra nueva.

    Mientras la burguesía tiene en sus manos el aparato burocrático-administrativo, el obtener una «mayoría parlamentaria» que cambie los destinos del país, es no sólo improbable, sino además imposible. Los instrumentos fundamentales de la máquina estatal de la burguesía son el poder político y económico y las fuerzas armadas. Mientras estas fuerzas se mantengan intactas, es decir mientras no sean suprimidas y creadas en su lugar otras nuevas, mientras se conserve el viejo aparato de la policía, de los servicios secretos de información, etc., no hay ninguna garantía de que un parlamento o un gobierno democrático puedan tener larga vida. No sólo el caso de Chile, sino tantos y tantos otros, han demostrado que son precisamente las fuerzas armadas comandadas por la burguesía quiénes han llevado a cabo los golpes de Estado contrarrevolucionarios.

    Los revisionistas jruschovistas han tergiversado deliberadamente y han creado una enorme confusión en tomo a las tesis tan claras y precisas de Lenin sobre la participación de los comunistas en el parlamento burgués y sobre la toma del poder de las manos de la burguesía. Es sabido que Lenin no rechazaba la participación de los comunistas, en determinados casos, en el parlamento burgués. Pero consideraba esta participación únicamente como una tribuna para defender los intereses de la clase obrera, para desenmascarar a la burguesía y su poder, para imponer a la burguesía la adopción de alguna medida en favor de los trabajadores. Pero, al mismo tiempo, Lenin advertía que, al luchar por la utilización del parlamento en interés de la clase obrera, hay que precaverse contra la creación de ilusiones parlamentarias y contra la falsedad del parlamentarismo burgués.

    «El partido revolucionario del proletariado -decía Lenin- necesita participar en el parlamentarismo burgués a fin de abrir los ojos a las masas por medio de las elecciones y la lucha del partido en el parlamento. Pero limitar la lucha de clases a la lucha parlamentaria, considerar ésta como la forma suprema y decisiva de lucha, a la que deben supeditarse todas las demás, significa de hecho pasarse al campo de la burguesía contra el proletariado.» ( V. I. Lenin. Obras, t. XXX, págs. 304-305, ed. en albanés. )


    Lenin, al criticar el «cretinismo parlamentario» de los representantes de la II Internacional, que transformaron sus partidos en partidos electorales, ha demostrado claramente a dónde conduce el parlamentarismo en lo ideológico, en lo político y en lo práctico. Lenin subrayaba:

    «Este (el Estado burgués) no puede sustituirse por el Estado proletario (por la dictadura del proletariado) mediante la «extinción», sino sólo, como regla general, mediante la revolución violenta» (V. I. Lenin. Obras, t. XXV, pág. 473, ed. en albanés.)


    Puntualizaba que:

    «la necesidad de educar sistemáticamente a las masas en ésta, precisamente en esta idea de la revolución violenta, constituye la base de toda la doctrina de Marx y Engels» (V. I. Lenin. Obras, t. XXV, pág. 473, ed. en albanés.)


    Aferrándose al «camino parlamentario», los revisionistas modernos no hacen sino seguir ciegamente el camino, de Kautsky y de sus seguidores. Pero cuanto más avanzan por este camino, tanto más se desenmascaran y tanto mayores son sus derrotas. Toda la historia del movimiento comunista y obrero internacional ha demostrado que la revolución violenta, la destrucción de la máquina estatal de la burguesía y el establecimiento de la dictadura del proletariado constituyen la ley general de la revolución proletaria.

    «El desarrollo progresivo, es decir, el desarrollo hacia el comunismo -señalaba Lenin- pasa por la dictadura del proletariado, y sólo puede ser así, ya que no hay otra fuerza ni otro camino para romper la resistencia de los explotadores capitalistas» (V. I. Lenin. Obras, t. XXV, pág. 548, ed. en albanés.)

    En la etapa del imperialismo, tanto en sus inicios como en la actualidad, ha existido y existe siempre el peligro de la instauración de la dictadura militar fascista cuantas veces los monopolios capitalistas entiendan que sus intereses están amenazados. Además, es un hecho probado, sobre todo a partir del final de la Segunda Guerra Mundial y hasta hoy, que el imperialismo estadounidense, el inglés y otros han acudido en ayuda de las burguesías de diversos países para eliminar aquellos gobiernos o para reprimir aquellas fuerzas revolucionarias que, en una forma u otra, ponían en peligro aunque fuese mínimamente los cimientos del sistema capitalista.

    Dado que existe el imperialismo existe también la base, la posibilidad, su invariable política de intervenir en los asuntos internos de los demás países, de tramar complots contrarrevolucionarios, de derrocar los gobiernos legítimos, de liquidar a las fuerzas democráticas y progresistas, de asfixiar la revolución.

    Es el imperialismo norteamericano quien ha mantenido y mantiene en pie a los regímenes fascistas en España y Portugal, quien incita el resurgimiento del fascismo alemán y del militarismo japonés, quien apoya a los regímenes racistas de África del Sur y de Rodesia y mantiene en su país la discriminación racial, quien ayuda a los regímenes reaccionarios de Corea del Sur y a los fantoches de Saigón y de Pnom Penh, en fin, quien instiga la agresión sionista y ayuda a Israel a mantener la ocupación de los territorios árabes. En los Estados Unidos han tenido y tienen su origen todos los vientos furiosos del anticomunismo, de la opresión nacional y de la explotación capitalista. En los países de América Latina, con alguna rara excepción, el imperialismo norteamericano ha instalado en el poder regímenes fascistas tiránicos, que oprimen y explotan implacablemente a sus pueblos. Todas las armas que en este continente disparan contra los manifestantes, asesinan a obreros y campesinos, no sólo son de fabricación norteamericana, sino también suministradas por los norteamericanos.

    El golpe militar fascista de Chile no es obra únicamente de la reacción interna, sino también del imperialismo. A lo largo de tres años, sin descanso, durante todo el tiempo en que el presidente Salvador Allende estuvo en el poder, las fuerzas chilenas de derecha fueron instigadas, organizadas e impulsadas en su acción contrarrevolucionaria por los Estados Unidos. La reacción chilena y los monopolios norteamericanos se vengaron del presidente Allende por la política progresista y antiimperialista que aplicaba. La actividad de zapa de los partidos de derecha y de todas las fuerzas reaccionarias, sus actos de violencia y de terror estaban estrechamente combinados con las presiones que los monopolios norteamericanos ejercían desde el exterior, con el bloqueo económico y la guerra política que le hacía a Chile el gobierno norteamericano. Detrás de la junta militar estaba la CIA, la misma mano criminal que tantos golpes de Estado ha perpetrado en América Latina, en Indonesia, en Irán y en otros países. Los acontecimientos de Chile dejaron al desnudo una vez más el verdadero rostro del imperialismo norteamericano. Probaron nuevamente que éste ha sido y sigue siendo enemigo rabioso de todos los pueblos, brutal enemigo de la justicia y del progreso, de las luchas por la libertad y la independencia, de la revolución y del socialismo.

    Pero la contrarrevolución en Chile no es solamente obra de las fuerzas reaccionarias declaradas y de los imperialistas norteamericanos. El gobierno de Allende fue saboteado y combatido con la mayor dureza asimismo por los democratacristianos y las otras corrientes de la burguesía, denominadas progresistas y democráticas, fuerzas similares a aquéllas con las que los partidos comunistas de Italia y de Francia pretenden marchar conjuntamente al socialismo mediante las reformas y la vía pacifica parlamentaria. Sobre el partido de Frei en Chile no recae únicamente la «responsabilidad intelectual», como pretende alguno, por haberse negado a negociar y a colaborar con el gobierno de Allende, o por haberle faltado la lealtad hacia el gobierno legítimo. Este partido es responsable por haber saboteado por todos los medios la actividad normal del gobierno, por haberse unido con las fuerzas de derecha para minar la economía nacionalizada y provocar la confusión en el país, por haber cometido mil y un actos de subversión. Este partido luchó por la creación de esa atmósfera política y espiritual que precede a la contrarrevolución,

    También los revisionistas soviéticos están implicados en los acontecimientos de Chile. Miles de hilos unen a los dirigentes soviéticos con el imperialismo norteamericano cuando se trata de intrigas y complots. Ellos no pensaron ni quisieron ayudar al gobierno de Allende cuando estaba en el poder porque así se enfrentarían con el imperialismo norteamericano y dañarían sus cordiales relaciones con él.

    Estas posiciones de los revisionistas jruschovistas hacia Chile y la teoría de la revolución no se han confirmado tan sólo en el caso de los acontecimientos chilenos; se habían verificado también con anterioridad. Se confirmaron en los repetidos acontecimientos trágicos de Irán, cuando la reacción interna asesinó y encarceló a cientos y miles de comunistas y revolucionarios progresistas, en tanto que los revisionistas soviéticos ¡no se tomaron siquiera la molestia de levantar un dedo y mucho menos de romper las relaciones diplomáticas! Exactamente lo mismo se verificó en los acontecimientos estremecedores de Indonesia, donde fueron asesinados y masacrados alrededor de 500 000 comunistas y hombres progresistas. Tampoco en este caso hicieron nada los revisionistas soviéticos, no emprendieron acción alguna y ni siquiera pensaron en retirar su embajada de Yakarta (1). Estas posiciones de los revisionistas soviéticos no son casuales. Son testimonio de la existencia de una colaboración secreta con los imperialistas norteamericanos para sabotear los movimientos revolucionarios y para sofocar las luchas de liberación de los pueblos.

    Esta actitud ilumina asimismo el carácter demagógico de la actual y ruidosa ruptura de las relaciones diplomáticas con Chile.

    Esta es la realidad. Sus palabras sobre la supuesta solidaridad con el pueblo chileno, así como todas sus consignas demagógicas, son máscaras para engañar a la opinión pública y para ocultar su traición a la revolución y a los movimientos de liberación de los pueblos.

    El gobierno soviético rompe sus relaciones diplomáticas con Chile tratando de aprovechar la ocasión para hacerse pasar por defensor de las víctimas de la reacción, para aparentar que está del lado de los que luchan por la libertad y la independencia, como si los revisionistas estuvieran a favor de la defensa de los regímenes progresistas.

    Los revisionistas soviéticos ayudan a algún régimen progresista mientras esto redunde en favor de sus intereses imperialistas. Pero no van más allá. Ni siquiera se avergüenzan de mantener relaciones diplomáticas regulares con un régimen tan desacreditado y fracasado como el de Lon Nol, levantando por otro lado una cortina de silencio ante la gran lucha de liberación que libra el pueblo camboyano.

    Los acontecimientos de Chile evidenciaron una vez más toda la tragedia que pesa sobre los pueblos de América Latina. Asimismo pusieron de manifiesto nuevamente las deficiencias, las faltas y las debilidades de la revolución en este continente, así como los dificilísimos caminos, erizados de obstáculos, por los que transcurre. Pero estos acontecimientos no constituyen una lección sólo para los revolucionarios de América Latina. Deben extraer lecciones de ellos todos los revolucionarios del mundo, todos los que luchan por la liberación nacional y social, contra la intervención y la violencia imperialista, por la democracia y el progreso de la humanidad. Aquí están incluidos también los, revolucionarios de la Unión Soviética, quienes deben levantarse contra los cabecillas revisionistas de su país y echar abajo, junto al revisionismo, todas las teorías oportunistas y antileninistas. También los revolucionarios de Italia, de Francia y de otros países capitalistas desarrollados deben extraer enseñanzas de los acontecimientos de Chile, deben combatir resueltamente al revisionismo y rechazar las teorías reaccionarías de los «caminos pacíficos parlamentarios» que difunden los togliattistas y los demás, revisionistas.

    Estamos convencidos de que los acontecimientos de Chile, la embestida fascista de la reacción contra las conquistas democráticas del pueblo chileno, la brutal intervención del imperialismo yanqui y el respaldo que éste presta a la junta militar, constituirán un acicate para que todos los pueblos del mundo se mantengan vigilantes, rechacen decididamente las consignas demagógicas de los imperialistas y revisionistas y de los oportunistas de todo pelaje y movilicen todas sus fuerzas para defender audazmente la libertad y la independencia nacional, la paz y la seguridad.

    (1) Los revisionistas soviéticos expulsaron de la Unión Soviética al corresponsal del órgano del PCI «Harjan Rakjat» y reservaron una buena acogida a la visita de Adam Malik, en esa época ministro de Asuntos Exteriores del régimen fascista indonesio. Continuaron asimismo abasteciendo a Indonesia con armas soviéticas.
    avatar
    Erazmo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1305
    Reputación : 1446
    Fecha de inscripción : 21/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Erazmo el Sáb Nov 03, 2012 5:21 pm

    Sí bien es cierto este hilo es sobre el triunfo electoral del Bolivarianismo y del Presidente Chávez, no es off topic comentar el artículo insertado en mensaje N°20 ya que es un análisis sobre el desplome de la Unidad Popular y el Presidente chileno Salvador Allende, quiénes son los autores del guión que adoptó el Presidente Chávez y el movimiento Bolivariano para transitar al socialismo mediante una vía basada en las elecciones.
    Por tanto dado que la historia de la Unidad Popular surtió parte del arsenal ideológico del Bolivarianismo, es atingente al hilo comentar el análisis del camarada Enver Hoxa, que era a la sazón el último stalinista en estado puro en una época donde el socialismo de estilo soviético se diluía inexorablemente y en las narices de sus propios supuestos defensores.

    Llama la atención que si bien es cierto el escrito tiene tres semanas tras la asonada golpista, Hoxa no hace ningún análisis del tipo dialéctico, es decir detallando las contradicciones de clase-las relaciones de las fuerzas productivas-las relaciones interimperialistas (ya que hoxa consideraba a los yanquis imperialistas fascistas y a los soviéticos social-imperialistas).
    Las letras de hoxa se centran en los individuos, "El inspirador de esta línea progresista y antiimperialista fue el presidente Salvador Allende, una de las figuras más nobles que América Latina ha dado al mundo, eminente patriota y combatiente demócrata." ¿y el pueblo su historia y derrotero no pesaban nada?
    Prosigue hoxa con un análisis extraño y fruto de mucha desinformación, "¿Podían los latifundistas chilenos perdonar a Allende esta línea y esta actividad, viendo que su tierra era distribuida a los campesinos pobres? ¿Podían soportarle los fabricantes de Santiago que habían sido expulsados de las fábricas al ser nacionalizadas? ¿O bien las compañías norteamericanas, que perdieron su poderío?"; los mayores latifundios no fueron tocados en el periódo de la UP, los fabricantes de santiago no lamentaban ninguna nacionalización si en chile el desarrollo industrial era mínimo en esa época, las compañías yanquis a través de la financiación eran dueños de las explotaciones de futuro algo de lo que poco se menciona y que bajo el régimen fascista les permitió volver y a los miliquillos les facilitó no derogar el decreto de nacionalización del cobre. Enver queda en evidencia al no haberse documentado más y escribir un artículo poco referenciado, típico de hoxa y su falta de previsión.

    Ahora las perlas de hoxa, "El Partido Comunista de Chile, una de las principales fuerzas del gobierno de Allende, era fervoroso partidario de las tesis jruschovistas sobre la «transición pacífica» tanto en la teoría como en la práctica. Acatando el bastón de mando de Moscú", el PC de chile fué pro-soviético fervoroso a partir de 1924 y tras la muerte de Luís Emilio Recabarren, uno de sus fundadores, y que en vida jamás hubiése permitido ese ridículo proceder del PC de chile que le trajo tantas crísis por ese error, y Enver demuestra que poco o nada sabía de chile ya que la transición pacífica en chile es parte de la historia del pueblo ya que nunca hubo en chile levantamientos populares armados, la lucha del pueblo de chile siempre fue organización-movimiento de masas, sigue errando enver por desinformado y sectario.

    Y esto es despecho, "También los revisionistas soviéticos están implicados en los acontecimientos de Chile. Miles de hilos unen a los dirigentes soviéticos con el imperialismo norteamericano cuando se trata de intrigas y complots. Ellos no pensaron ni quisieron ayudar al gobierno de Allende cuando estaba en el poder porque así se enfrentarían con el imperialismo norteamericano y dañarían sus cordiales relaciones con él.", es obvio que la URSS de brezhnev no estuvo implicada en el putsch fascista, varios cientos de chilenos encontraron asilo en la URSS, el rompimiento diplomático de la URSS con el régimen fascista fue una concesión al prosovietismo del PC, una canallada las letras de Enver pero así es el despecho y la frustración.

    Y para el gran final, "«Este (el Estado burgués) no puede sustituirse por el Estado proletario (por la dictadura del proletariado) mediante la «extinción», sino sólo, como regla general, mediante la revolución violenta» (V. I. Lenin. Obras, t. XXV, pág. 473, ed. en albanés.)
    «la necesidad de educar sistemáticamente a las masas en ésta, precisamente en esta idea de la revolución violenta, constituye la base de toda la doctrina de Marx y Engels» (V. I. Lenin. Obras, t. XXV, pág. 473, ed. en albanés.)
    Aferrándose al «camino parlamentario», los revisionistas modernos no hacen sino seguir ciegamente el camino, de Kautsky y de sus seguidores. Pero cuanto más avanzan por este camino, tanto más se desenmascaran y tanto mayores son sus derrotas. Toda la historia del movimiento comunista y obrero internacional ha demostrado que la revolución violenta, la destrucción de la máquina estatal de la burguesía y el establecimiento de la dictadura del proletariado constituyen la ley general de la revolución proletaria.

    Enver interpreta mecánicamente todo, Lenin escribió sobre la situación del pueblo ruso bajo la dictadura zarista, nunca jamás hizo generalizaciones a todo tiempo y lugar, se olvida enver que en 1906 en la obra "Guerra de guerrillas" Lenin escribió "Todas las formas de lucha son válidas", pero Enver no es dialéctico en el análisis ni en su proceder, enver es stalinista y olvida la mayor enseñanza de stalin su tiempo e historia "las cosas funcionan mientras está el líder supremo, ya que al morir es una certeza matemática que todo se desplomará y extinguirá".

    Y respecto de que la Unidad Popular no adoptó un plan para resistir por medio de las armas una asonada golpista es muy cierto, incluso Fidel Castro al visitar chile en diciembre de 1971 se lo hizo saber al Presidente Allende y los demás dirigentes de la Unidad Popular pero estos no le respondieron, y ello porque en chile el desarrollo de la lucha social nunca fue armado luego para aprender había que vivir el drama, la manera usual en que aprenden pueblos y personas y un análisis que también es parte del desarrollo de la dialéctica, materia que el sectarismo-dogmatismo nunca aprobará.

    Y sea el patético momento actual de la Albania de Enver Hoxa, transformada en colonia militar de la otan, la muestra histórica de lo mal que hace infiltrar de sectarismo-dogmatismo las contradicciones de clase-el desarrollo de las fuerzas productivas-las relaciones interimperialistas.


    Saludos Revolucionarios
    avatar
    sorge
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 4965
    Reputación : 5694
    Fecha de inscripción : 15/12/2009

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por sorge el Dom Nov 04, 2012 12:13 pm

    EDITADO:
    TROLL

    ADVERTENCIA POR MENSAJE ABSURDO SIN CONTENIDO


    avatar
    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Dzerjinskii el Mar Nov 06, 2012 2:05 am

    Erazmo escribió:
    Llama la atención que si bien es cierto el escrito tiene tres semanas tras la asonada golpista, Hoxa no hace ningún análisis del tipo dialéctico, es decir detallando las contradicciones de clase-las relaciones de las fuerzas productivas-las relaciones interimperialistas (ya que hoxa consideraba a los yanquis imperialistas fascistas y a los soviéticos social-imperialistas).
    detallado = dialéctico ¡eres un genio! por fin entendí las leyes de la dialéctica...
    Erazmo escribió: Las letras de hoxa se centran en los individuos, "El inspirador de esta línea progresista y antiimperialista fue el presidente Salvador Allende, una de las figuras más nobles que América Latina ha dado al mundo, eminente patriota y combatiente demócrata." ¿y el pueblo su historia y derrotero no pesaban nada?

    Acto seguido tu mismo citas partes que hablan de los latifundistas, de los industriales en fin, como Marx en La lucha de clases en Francia, habla de las clase sociales y las facciones de clase... pero bueno, ya sabemos cómo es nuestro amiguito “erazmo” y sus contradicciones...
    Erazmo escribió: Prosigue hoxa con un análisis extraño y fruto de mucha desinformación, "¿Podían los latifundistas chilenos perdonar a Allende esta línea y esta actividad, viendo que su tierra era distribuida a los campesinos pobres? ¿Podían soportarle los fabricantes de Santiago que habían sido expulsados de las fábricas al ser nacionalizadas? ¿O bien las compañías norteamericanas, que perdieron su poderío?"; los mayores latifundios no fueron tocados en el periódo de la UP, los fabricantes de santiago no lamentaban ninguna nacionalización si en chile el desarrollo industrial era mínimo en esa época, las compañías yanquis a través de la financiación eran dueños de las explotaciones de futuro algo de lo que poco se menciona y que bajo el régimen fascista les permitió volver y a los miliquillos les facilitó no derogar el decreto de nacionalización del cobre. Enver queda en evidencia al no haberse documentado más y escribir un artículo poco referenciado, típico de hoxa y su falta de previsión.

    madre mía! el que se acordaba del pueblo, no como el elitista Hoxa, parece que no sabe que los propios peones rurales, los aparceros, medieros etc. se lanzaron a ocupar las tierras de los latifundistas sin el “permiso” de Allende... y que esto provocó la paranoia histérica de la reacción... igual en las ciudades con las medidas contra el agiotismo y la especulación que enloquecieron a los comerciantes e industriales... ni hablar lo que pasó con el estado de asamblea permanente en que se encontraban los mineros... pero claro, el desinformado es Hoxa... y las compañías y gobierno yanqui estaban encantados de tener una situación así en América del sur…
    Erazmo escribió: Ahora las perlas de hoxa, "El Partido Comunista de Chile, una de las principales fuerzas del gobierno de Allende, era fervoroso partidario de las tesis jruschovistas sobre la «transición pacífica» tanto en la teoría como en la práctica. Acatando el bastón de mando de Moscú", el PC de chile fué pro-soviético fervoroso a partir de 1924 y tras la muerte de Luís Emilio Recabarren, uno de sus fundadores, y que en vida jamás hubiése permitido ese ridículo proceder del PC de chile que le trajo tantas crísis por ese error, y Enver demuestra que poco o nada sabía de chile ya que la transición pacífica en chile es parte de la historia del pueblo ya que nunca hubo en chile levantamientos populares armados, la lucha del pueblo de chile siempre fue organización-movimiento de masas, sigue errando enver por desinformado y sectario.
    entonces el PCCH es ridículo por apoyar a la URSS y seguir la política de la internacional desde 1924... Muy bien, muy bien, aplaudan al charlatan trozquizante, pero ojo, para "erazmito" seguir la línea de los revisionistas desde el XX congreso está bien porque en chile había “tradición democrática”... en fin, troskismo, revisionismo y cualquier cosa menos marxismo leninismo... ahora una pregunta: ¿que se pensaron los revisionistas? ¿Que los atentados terroristas y la desestabilización eran parte de las costumbres democráticas de la burguesía chilena? ¿Qué pasó con las tradiciones democráticas de Chile? ¿Quién tenia razón Hoxa o Jruschov?
    Erazmo escribió: Y esto es despecho, "También los revisionistas soviéticos están implicados en los acontecimientos de Chile. Miles de hilos unen a los dirigentes soviéticos con el imperialismo norteamericano cuando se trata de intrigas y complots. Ellos no pensaron ni quisieron ayudar al gobierno de Allende cuando estaba en el poder porque así se enfrentarían con el imperialismo norteamericano y dañarían sus cordiales relaciones con él.", es obvio que la URSS de brezhnev no estuvo implicada en el putsch fascista, varios cientos de chilenos encontraron asilo en la URSS, el rompimiento diplomático de la URSS con el régimen fascista fue una concesión al prosovietismo del PC, una canallada las letras de Enver pero así es el despecho y la frustración.
    ¿Despecho frustración? je je “erazmo” se cree psicólogo de personajes históricos, con Stalin ha hecho lo mismo varias veces... por favor lo que hay que leer en este foro... ahora otra pregunta ¿por qué la URSS permitió que los EEUU movieran buques de guerra de la flota del pacifico para cañonear la costa de Chile si era necesario durante el golpe, sin mover ni un submarino? el internacionalismo no se hace con palabras amiguito “erazmo” se hace como hizo el PTA y el pueblo Albanes enviando armas, voluntarios y recibiendo heridos y fugados de Grecia durante la guerra civil... se hace como hizo Stalin y la URSS con el apoyo a la República Española, pero claro, los cobardes revisionistas todo lo arreglan con un discursito y lamentándose luego por la barbarie capitalista... ¿y por qué no aprobar el crédito que solicito el gobierno de Allende?, solo los países escandinavos dieron crédito a Allende ¿la URSS no tenía dinero acaso? te recomiendo al menos ver el documental "La batalla por Chile"... es lo menso que puedes hacer… me da vergüenza ajena tu ignorancia…
    Erazmo escribió: se olvida enver que en 1906 en la obra "Guerra de guerrillas" Lenin escribió "Todas las formas de lucha son válidas",

    je je je pequeño detalle: Lenin se refería a todos los métodos de lucha VIOLENTA en ese texto... mientras denunciaba la cobardía legalista y pequeñoburguesa que no aceptaba como método el terrorismo y las "expropiaciones" para financiar la organización...
    Erazmo escribió: Enver es stalinista y olvida la mayor enseñanza de stalin su tiempo e historia "las cosas funcionan mientras está el líder supremo, ya que al morir es una certeza matemática que todo se desplomará y extinguirá".
    ¿Puedes citarme el texto a si leo en contexto esa cita?
    Erazmo escribió: Y respecto de que la Unidad Popular no adoptó un plan para resistir por medio de las armas una asonada golpista es muy cierto, incluso Fidel Castro al visitar chile en diciembre de 1971 se lo hizo saber al Presidente Allende y los demás dirigentes de la Unidad Popular pero estos no le respondieron, y ello porque en chile el desarrollo de la lucha social nunca fue armado luego para aprender había que vivir el drama, la manera usual en que aprenden pueblos y personas y un análisis que también es parte del desarrollo de la dialéctica, materia que el sectarismo-dogmatismo nunca aprobará.

    Este Fidel y su dogmatismo, pucha che, que barbaridad... je je ahora me pregunto ¿qué pasó con los heterodoxos y librepensadores de Chile? haaa ciento los torturaron y fusilaron en un estadio de futbol... pero bueno, eso es mejor que ser un dogmatico que comete el gran pecado de buscar leyes históricas y generalizar, aprendiendo del pasado, esto es muy anticientífico ¿no “erazmo”? seguro es más dialectico caer en el empirismo que tiene que tocar el fuego para saber que quema... pensando así seguro eres un gran estadista... je je
    Erazmo escribió: Y sea el patético momento actual de la Albania de Enver Hoxa, transformada en colonia militar de la otan, la muestra histórica de lo mal que hace infiltrar de sectarismo-dogmatismo las contradicciones de clase-el desarrollo de las fuerzas productivas-las relaciones interimperialistas.
    interesante razonamiento por el cual por analogía no tenemos que lee a Lenin porque Rusia se convirtió en un país capitalista que no duda en reducir a cenizas Grozni con mujeres niños y todo lo que esté allí... moraleja ¡no lean a Lenin no lean a Hoxha la derrota de las experiencias socialistas es la prueba de que el socialismo no funciona! haaa por cierto la rebelión popular del año 1997 y las grandes manifestaciones de los últimos años que toman como símbolo de resistencia el ex museo de Enver Hoxha puede que explique mejor que tus maquinaciones por que la OTAN ha militarizado la pequeña Albania desde el desembarco de tropas italianas en 1997... Pero parece que como siempre Albania no es noticia para los revisionistas, a Albania no se la defiende como a Libia o Siria cuando la ocupa la OTAN … parece una tradición de los progres revicionsitas y reformistas de Europa mirar para otro lado cuando el pueblo albanes es agredido…



    avatar
    Dzerjinskii
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1801
    Reputación : 2245
    Fecha de inscripción : 29/04/2010

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Dzerjinskii el Mar Nov 06, 2012 2:08 am

    perdon: la intervención de "sorge" no es acaso la de un troll... yo no veo un texto que aporte alguna idea, información o algo...

    Saludos
    avatar
    ajuan
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 9220
    Reputación : 10928
    Fecha de inscripción : 09/05/2010
    Localización : Latinoamerica

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por ajuan el Mar Nov 06, 2012 2:16 am

    Toda la razón dzerjinskii.


    ------------------------------
    :minihoz: "Y comprendí de pronto que el devoto pueblo ruso no necesitaba ya sacerdotes que le ayudasen a impetrar el reino de los cielos. Este pueblo estaba construyendo en la Tierra un reino tan esplendoroso como no hay en ningun otro cielo,reino por el cual era una dicha morir..."John Reed  :minihoz:

    Blog sobre Vladimir Lenin:  :urss:
    http://vlenin.blogspot.com.ar/

    Contenido patrocinado

    Re: Sobre el carácter de Chávez, el chavismo, y el socialismo del siglo XXI

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Sáb Sep 23, 2017 8:20 pm