Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Comparte

Sondeo

El capitalismo puede seguir desarrollando las fuerzas productivas?

[ 5 ]
42% [42%] 
[ 2 ]
17% [17%] 
[ 3 ]
25% [25%] 
[ 2 ]
16% [16%] 

Votos Totales: 12
avatar
inmundo
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 459
Reputación : 487
Fecha de inscripción : 29/07/2011
Localización : Argentina

Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por inmundo el Miér Jul 02, 2014 11:06 pm



Este post no es una explicación sino una pregunta, que no se propone descubrir exactamente cuál es la etapa histórica que nos toca vivir, sino cuáles y cuán difundidas son las ideas sobre esta etapa, que predominan en la izquierda.
Como sabemos, el análisis de cada etapa es el primer paso para determinar una estrategia política. Así, tras la derrota del 48, Marx reconoció que la revolución no sería inminente, y se propuso preparar al movimiento obrero para una fase de lucha con el objetivo de acumular fuerzas para cuando llegase el momento crítico.

Entonces la cuestión es la siguiente: ¿cuál es el diagnóstico que hacemos sobre los años de posguerra y especialmente sobre los últimos cuarenta años? ¿Se desarrollaron las fuerzas productivas o está la economía en el mismo nivel que en el 38 o el 45 o el 76?

A partir de lo anterior, ¿está agotado el capitalismo y la revolución es inminente? O el capitalismo no está agotado y es capaz de dar concesiones parciales a la clase trabajadora (al menos en etapas de crecimiento) que dificultan o postergan la revolución.

¿El capitalismo puede salir de la actual crisis, si derrota a la clase trabajadora como tantas veces, o ésta es una crisis terminal?

Finalmente, en el campo de la lucha política e ideológica, ¿estamos en una etapa prerrevolucionaria, o venimos de una derrota sin precedentes que parte de la crisis del 76 si no de antes? ¿Existe hoy consciencia de clase en el proletariado, o construirla es nuestra tarea a largo plazo, como condición previa a cualquier revolución?

Según lo que se responda a lo anterior, ¿estamos en una etapa defensiva u ofensiva? ¿Qué táctica corresponde a cada cuál?
Ante cada conflicto, ¿qué hacemos? ¿Planteamos la revolución hoy (o mañana), en el tono del Programa de transición trotskista, o vamos a la defensa de las conquistas obreras con la tarea de crear consciencia y acumular la masa crítica que se conforme como condición real de cualquier revolución? La última opción, que es la del programa mínimo en una etapa defensiva, que defendieron Marx, Engels y Lenin en etapas defensivas, es mi postura. Pero me interesa conocer cuáles son las posturas de cada grupo de izquierda. No conozco el análisis de etapa del guevarismo, del stalinismo, del maoismo, etc.
avatar
surfas
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 4118
Reputación : 4334
Fecha de inscripción : 15/10/2011

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por surfas el Jue Jul 03, 2014 12:18 am

Sobre la llamada Teoria de Las Fuerzas, el economicismo, el renegado Kautsky y la bancarrota de la II internacional.

2) Crítica de la "teoría" de la espontaneidad, o sobre el papel de la vanguardia en el movimiento. La "teoría" de la espontaneidad es la teoría del oportunismo, la teoría de la prosternación ante la espontaneidad en el movimiento obrero, la teoría de la negación práctica del papel dirigente de la vanguardia de la clase obrera, del Partido de la clase obrera.

La teoría de la prosternación ante la espontaneidad es una teoría decididamente contraria al carácter revolucionario del movimiento obrero, contraria a la orientación del movimiento hacia la lucha contra los fundamentos del capitalismo; aboga por que el movimiento marche exclusivamente por la senda de las reivindicaciones "posibles", "aceptables" para el capitalismo, aboga de manera absoluta por la "vía de la menor resistencia". La teoría de la espontaneidad es la ideología del tradeunionismo.

La teoría de la prosternación ante la espontaneidad es decididamente contraria a que se imprima al movimiento espontáneo un carácter consciente, regular, es contraria a que el Partido marche al frente de la clase obrera, a que el Partido haga conscientes a las masas, a que el Partido marche a la cabeza del movimiento; aboga por que los elementos conscientes del movimiento no impidan a éste seguir su camino, aboga por que el Partido no haga más que prestar oído al movimiento espontáneo y se arrastre a la zaga de él. La teoría de la espontaneidad es la teoría de la subestimación del papel del elemento consciente en el movimiento, es la ideología del "seguidismo", la base lógica de todo oportunismo.

Prácticamente, esta teoría, que salió a escena ya antes de la primera revolución rusa, llevó a que sus adeptos, los llamados "economistas", negaran la necesidad de un partido obrero independiente en Rusia, se manifestasen contra la lucha revolucionaría de la clase obrera por el derrocamiento del zarismo, predicaran una política tradeunionista en el movimiento, y, en general, abandonasen a la burguesía liberal la hegemonía en el movimiento obrero.

La lucha de la vieja "Iskra" y la brillante crítica de la teoría del "seguidismo" hecha por Lenin en su folleto "¿Qué hacer?" no sólo derrotaron al llamado "economismo" sino que, además, sentaron las bases teóricas para un movimiento realmente revolucionario de la clase obrera rusa.

Sin esta lucha, ni siquiera hubiera podido pensarse en crear en Rusia un partido obrero independiente, ni en el papel dirigente de éste en la revolución.

Pero la teoría de la prosternación ante la espontaneidad no es un fenómeno exclusivamente ruso. Esta teoría se halla muy extendida -cierto es que bajo una forma algo distinta- en todos los partidos de la II Internacional, sin excepción. Me refiero a la llamada teoría de las "fuerzas productivas", vulgarizada por los líderes de la II Internacional, teoría que lo justifica todo y reconcilia a todos, que registra los hechos, los explica cuando ya todo el mundo está harto de ellos y, después de registrarlos, se da por satisfecha. Marx decía que la teoría materialista no puede limitarse a interpretar el mundo, sino que, además, debe transformarlo. Pero a Kautsky y Cía. no les preocupa esto y prefieren no rebasar la primera parte de la fórmula de Marx.

He aquí uno de tantos ejemplos de aplicación de esta "teoría". Dícese que, antes de la guerra imperialista, los partidos de la II Internacional amenazaban con declarar la "guerra a la guerra", en el caso de que los imperialistas la comenzaran. Dícese que, en vísperas de la guerra, estos partidos metieron bajo el tapete la consigna de "guerra a la guerra" y aplicaron la consigna contraria, la consigna de "guerra por la patria imperialista". Dícese que este cambio de consignas causó millones de víctimas entre los obreros. Pero sería un error pensar que alguien tuvo la culpa de ello, que alguien fue infiel o traidor a la clase obrera. ¡Nada de eso! Ocurrió lo que tenía que ocurrir. En primer lugar, porque resulta que la Internacional es un "instrumento de paz", y no de guerra; y, en segundo lugar, porque, dado el "nivel de las fuerzas productivas" en aquel entonces, ninguna otra cosa podía hacerse. La "culpa" es de las "fuerzas productivas". Así, exactamente, "nos" lo explica la "teoría de las fuerzas productivas" del señor Kautsky. Y quien no crea en esta "teoría", no es marxista. ¿El papel de los partidos? ¿Su importancia en el movimiento? Pero ¿qué puede hacer un partido ante un factor tan decisivo como el "nivel de las fuerzas productivas"?...

Podríamos citar todo un montón de ejemplos semejantes de falsificación del marxismo.

No creo que sea necesario demostrar que este "marxismo" contrahecho, destinado a cubrir las vergüenzas del oportunismo, no es más que una variante a la europea de esa misma teoría del "seguidismo" combatida por Lenin ya antes de la primera revolución rusa.

No creo que sea necesario demostrar que demoler esa falsificación teórica es una condición preliminar para la creación de partidos verdaderamente revolucionarios en el Occidente.

3) Teoría de la revolución proletaria. La teoría leninista de la revolución proletaria parte de tres tesis fundamentales.

Primera tesis. La dominación del capital financiero en los países capitalistas adelantados; la emisión de títulos de valor, como una operación importantísima del capital financiero; la exportación de capitales a las fuentes de materias primas, como una de las bases del imperialismo; la omnipotencia de la oligarquía financiera, como resultado de la dominación del capital financiero; todo esto pone al descubierto el burdo carácter parasitario del capitalismo monopolista, hace cien veces más doloroso el yugo de los trusts y de los sindicatos capitalistas, acrecienta la indignación de la clase obrera contra los fundamentos del capitalismo y lleva las masas a la revolución proletaria como única salvación. (v. "El imperialismo", de Lenin).

De aquí se desprende la primera conclusión: agudización de la crisis revolucionaria en los países capitalistas; acrecentamiento de los elementos de un estallido en el frente interior, en el frente proletario de las "metrópolis".

Segunda tesis. La exportación intensificada de capitales a las colonias y los países dependientes; la extensión de las "esferas de influencia" y de los dominios coloniales, que llegan a abarcar todo el planeta; la transformación del capitalismo en un sistema mundial de esclavización financiera y de opresión colonial de la gigantesca mayoría de la población del Globo por un puñado de países "adelantados"; todo esto, de una parte, ha convertido las distintas economías nacionales y los distintos territorios nacionales en eslabones de una misma cadena, llamada economía mundial; de otra parte, ha dividido a la población del planeta en dos campos: el de un puñado de países capitalistas "adelantados", que explotan y oprimen vastas colonias y vastos países dependientes, y el de la enorme mayoría de colonias y países dependientes, que se ven obligados a luchar por liberarse del yugo imperialista (v. "El imperialismo").

De aquí se desprende la segunda conclusión: agudización de la crisis revolucionaria en las colonias; acrecentamiento de la indignación contra el imperialismo en el frente exterior, en el frente colonial.

Tercera tesis. La posesión monopolista de las "esferas de influencia" y de las colonias; el desarrollo desigual de los países capitalistas, que lleva a una lucha furiosa por un nuevo reparto del mundo entre los países que ya se han apoderado de los territorios y los que desean obtener su "parte"; las tierras imperialistas, como único medio de restablecer el "equilibrio" roto; todo esto conduce al fortalecimiento del tercer frente, del frente intercapitalista, que debilita al imperialismo y facilita la unión de los dos primeros frentes -el frente proletario revolucionario y el frente de la liberación nacional contra el imperialismo" (v. "El imperialismo").

De ahí se desprende la tercera conclusión: ineluctabilidad de las guerras bajo el imperialismo e inevitabilidad de la coalición de la revolución proletaria de Europa con la revolución colonial del Oriente, formando un solo frente mundial de la revolución contra el frente mundial del imperialismo.

Lenin suma todas estas conclusiones en una conclusión general: "El imperialismo es la antesala de la revolución socialista" (v. t. XIX, pág. 71).

Stalin, "Los fundamentos del Leninismo"




La falsa teoría de las fuerzas productivas


Tan erróneo es concebir la pedagogía sin la economía como ésta sin aquella. Los que creen que la formación de un “hombre nuevo” es una labor puramente educativa, de persuasión, se equivoca. La mejor pedagogía para las masas es la práctica, su participación activa en la revolución y en la construcción del socialismo.

Es bastante común identificar al marxismo con una especie de “determinismo económico”, como si la historia fuera un carro empujado por un par de mulas llamadas “fuerzas productivas” y “relaciones de producción” respectivamente. A veces esa caricatura se presenta en forma de edificio en donde la planta baja la ocupa la economía y el piso superior es una superestructura, es decir, todo lo demás. Casi nada.

En cualquier caso los marxistas siempre damos la impresión de otorgar alguna clase de preferencia a la economía, por encima de cualquier otra actividad humana. Por fin, la economía parece ser una colección de cifras y porcentajes relativos a conceptos poco menos que cabalísticos, tales como producto interior bruto, inflación o balanza de pagos.

Si eso es así, si la explicación de los fenómenos históricos se pretende hacer depender de tales variables, me borrare inmediatamente de las filas del marxismo. No digo que eso sea una simplificación del marxismo, sino que el marxismo es totalmente ajeno a esa clase de “explicaciones”.

En primer lugar, el marxismo no solo no diferencia la economía de las demás actividades humanas sino que habla explícitamente de “economía política”, siguiendo una larga tradición científica que sólo la burguesía ha intentado eliminar. Esa expresión no destaca sólo la unidad entre economía y la política sino que quiere decir además, que la economía está igualmente unida a cualquier otra actividad humana de manera indisoluble.

Se trata justamente de eso: de la economía como actividad, es decir, como práctica y, en consecuencia, en este punto el marxismo es consecuente consigo mismo, con la primacía de la práctica. Pero sucede que si la noción de la economía está adulterada, la de la práctica no lo está menos por lo que habría que pasar a precisar su significado. A los efectos que aquí nos interesan, basta decir que la economía es una actividad productiva, trabajo, lo que sugiere por si misma la noción de movimiento, cambio y transformación, es decir, de dinamismo. Pero además el trabajo, como cualquier otro tipo de práctica (científica, cultural, política, sindical) reúne otra serie de circunstancias, entre las cuales quizá habría que recordar que, como parece obvio, se trata de una actividad social y, por tanto, del hombre en colectividad y no de ningún “fenómeno natural”. Cabe añadir también que el trabajo es algo inmediato, concreto y no una entelequia. Para terminar, quizá no sea ocioso consignar, también, que cuando los marxistas aludimos a la práctica no es sólo en oposición a la teoría sino para huir de la “teoría” tal y como aparece en el pensamiento burgués, es decir, de la teoría como la racionalidad, el saber o el conocimiento científico limpio y depurado de connotaciones ajenas y peyorativas como lo irracional, lo subjetivo o lo emocional. La noción de práctica no sólo separa sino que une el saber a la ignorancia, lo consciente a lo inconsciente, etc.

En segundo lugar, como consecuencia de una concepción mecanicista de la economía política (y de la practica) aparece una concepción igualmente mecanicista de la noción de fuerzas de productivas, reducidas a los medios de producción y al materias primas, a la tierra, a las herramientas, a las maquinas, al combustible, etc. Indudablemente todo eso son fuerzas productivas, pero no son las únicas fuerzas productivas. Además de ellas, también lo son:
a) los trabajadores
b) la organización del trabajo
c) la ciencia y la tecnología

Todo eso son las fuerzas productivas, un concepto lo suficientemente amplio como para que no podamos entrar a detallar con un mínimo detenimiento cada uno de sus componentes. Pero esa simple enumeración si nos permite aclarar a que nos referimos los marxistas cuando hablamos de “desarrollar las fuerzas productivas” como uno de los objetivos importantes del socialismo, en el sentido preciso de que los humanistas burgueses nos reprochan que nosotros descuidamos al hombre y que solo nos preocupamos de las cosas materiales. El mismo hecho de plantear así el fenómeno, ya es falso porque los hombres no estamos separados ni nos oponemos a las cosas, o lo que es lo mismo: sólo puede transformarse al hombre transformando las cosas que le rodean y, a su vez, para transformar estas cosas hay que transformar al hombre mismo. Esa transformación (del hombre y de las cosas) es justamente el trabajo, es decir, la actividad productiva. Durante el trabajo el hombre se transforma a si mismo transformando las cosas. Esto es importante destacarlo porque la burguesía opone el trabajo productivo a la educación y considera que ésta sí transforma al hombre, pero el trabajo no porque el trabajo embrutece, aliena. Naturalmente la burguesía no puede reconocer que lo que embrutece es el trabajo explotado.

Otro equivoco es el enfrentar el desarrollo de las fuerzas productivas a la revolución y, más concretamente, a la revolución socialista y al propio socialismo, con la peregrina idea de que en toda revolución los trabajadores tienen que “salir a la calle”, es decir, tienen que dejar de trabajar o declararse en huelga. Por eso concluyen que toda revolución, como el “gran salto adelante” o la “revolución cultural” en China, destruyen las fuerzas productivas porque para desarrollarlas hay que imponer una disciplina estricta en las fábricas, sacar el látigo e imponer jornadas laborales agotadoras. Hay quien quiere hacer creer que el “milagro” económico soviético, una vez que no les queda otro remedio que reconocerlo, no tuvo otro fundamento que ése: el stajanovismo y el trabajo forzoso, lo cual cuadra bastante bien con la imagen de laboratorio que la burguesía nos quiere legar: en la Unión Soviética tanto el trabajo como la colectivización fueron forzosos; allá todo era forzoso.

Eso es una completa falsedad; las fuerzas productivas no se pueden desarrollar en unas condiciones laborales que no se aceptan conscientemente después de una campaña política e ideológica entre la clase obrera. Por decirlo en términos de la Revolución Cultural, se trata de “hacer la revolución y promover la producción”, de que una cosa es imposible sin la otra. Si no se lleva adelante y no se profundiza en la revolución, es imposible la participación de la clase obrera en las tareas económicas de una manera consciente; en esos casos, el socialismo degenera en una imposición guiada por una élite burocrática de expertos que elaboran sus planes sin contar con las aspiraciones y con los intereses de la clase obrera; es la antesala del capitalismo y de la reacción. El socialismo no sólo nutre el estómago sino también la cabeza de las masas, que padecen tanto el hambre como el analfabetismo. Finalmente, hay que insistir en que no se trata de que nadie lleve la cuchara a la boca de los trabajadores sino de que ellos mismos lo hagan, de que ellos sean protagonistas: “la liberación de la clase obrera será obra de la misma clase obrera”, decía la Primera Internacional.

Ahora bien, eso no tiene nada que ver con el espontaneísmo. El socialismo no se improvisa; exige la organización de las masas (que es una autoorganización), incluida su vanguardia comunista, su partido, y exige también la planificación y, por tanto, la socialización de los medios de producción. Todo esto se puede resumir diciendo que el socialismo es una creación consciente y como tal supone que la conciencia (política, ideológica, cultural) debe desarrollarse incesantemente. Lo que debe quedar claro es que ese desarrollo no es un mero crecimiento cuantitativo, sino que, como sabemos, es un proceso dialéctico, es decir, que esos cambios cuantitativos conducen a saltos cualitativos siempre, esto es, conducen a la revolución o, por decirlo de otra forma, a una revolución dentro de la revolución.

Tan erróneo es concebir la pedagogía sin la economía como ésta sin aquella. Los que creen que la formación de un “hombre nuevo” es una labor puramente educativa, de persuasión, se equivoca. La mejor pedagogía para las masas es la práctica, su participación activa en la revolución y en la construcción del socialismo. Es la práctica la que nos educa y cualquier tipo de formación debe estar ligada a aquella. Por eso los países socialistas y todos aquellos que han vivido procesos revolucionarios han sido los primeros (y estoy tentado de decir que los únicos) que han alfabetizado a las masas, que han creado escuelas nocturnas para los obreros y que han facilitado el acceso de las masas a la universidad y los estudios superiores. No se puede construir el socialismo sin un elevado nivel cultural de las masas. Eso quiere decir que la cultura es una fuerza productiva y que la ignorancia, el analfabetismo y el fracaso escolar son lacras del capitalismo.

Eso es importante que lo tomen en consideración los que equiparan la cultura a las “humanidades” a las carreras “de letras”, por oposición a las “científicas” o “técnicas”. Es imposible esa separación y, como también se decía durante la Revolución Cultural, los comunistas queremos “rojos y expertos” o, en otras palabras, queremos convertir a los obreros en “ingenieros de almas”, como decía Stalin, en ingenieros con conciencia de clase. No nos vale un experto que no sea rojo ni un rojo que no sea experto.

De todo esto se desprenden varias conclusiones muy importantes, de las que voy a enumerar dos. La primera es que el socialismo pretende la eliminación del desfase existente entre el trabajo manual y el trabajo intelectual. La segunda es que para superar el propio socialismo hay que superar las clases sociales sobre la base de convertir a toda la humanidad en trabajadores.

Para terminar, cuando los comunistas hablamos de fuerzas productivas no podemos olvidar que, como decía Stalin, “el hombre es el capital más precioso” o lo que es lo mismo, que no sólo hablamos de maquinas, sino de los trabajadores que las utilizan.

Juan Manuel Olarieta Alberdi
avatar
inmundo
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 459
Reputación : 487
Fecha de inscripción : 29/07/2011
Localización : Argentina

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por inmundo el Jue Jul 03, 2014 1:30 am

Supongo que lo anterior representa al stalinismo, pero no me queda claro si sostienen que las FFPP se siguen desarrollando o no.
avatar
Flashy
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 221
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 09/05/2014

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por Flashy el Jue Jul 03, 2014 6:44 pm

El capitalismo goza de una salud excelente,(el que lo dude es que no sabe lo que es el capitalismo) y su longevidad se adivina muuuy larga. Esto se debe básicamente a que la gente prefiere vivir de rodillas que morir de pie, de lo contrario el mundo sería muy distinto.
avatar
inmundo
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 459
Reputación : 487
Fecha de inscripción : 29/07/2011
Localización : Argentina

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por inmundo el Vie Jul 04, 2014 3:20 pm

Flashy escribió:El capitalismo goza de una salud excelente,(el que lo dude es que no sabe lo que es el capitalismo) y su longevidad se adivina muuuy larga. Esto se debe básicamente a que la gente prefiere vivir de rodillas que morir de pie, de lo contrario el mundo sería muy distinto.

Por lo menos somos dos, lástima que no se pueda saber cuántos piensan lo contrario.
avatar
Flashy
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 221
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 09/05/2014

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por Flashy el Lun Jul 07, 2014 7:53 pm

El comunismo se basa en el altruismo y la cooperación (como la pareja, que es la expresión más reducida de una comuna), mientras que el capitalismo se basa en el egoísmo y la competencia. Es obvio que en la sociedad actual impera lo segundo (una prueba es que la mayoría de las parejas fracasan). Lo cual me lleva a plantearme que las personas no dependen tanto de los sistemas políticos y económicos como éstos de aquellas. Son las personas las que determinan el tipo de sociedad. En un mundo de egoístas es inviable el comunismo.
avatar
Ashandarei
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 293
Reputación : 301
Fecha de inscripción : 20/07/2012
Edad : 25

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por Ashandarei el Lun Jul 07, 2014 11:56 pm

Flashy escribió:El comunismo se basa en el altruismo y la cooperación (como la pareja, que es la expresión más reducida de una comuna), mientras que el capitalismo se basa en el egoísmo y la competencia. Es obvio que en la sociedad actual impera lo segundo (una prueba es que la mayoría de las parejas fracasan). Lo cual me lleva a plantearme que las personas no dependen tanto de los sistemas políticos y económicos como éstos de aquellas. Son las personas las que determinan el tipo de sociedad. En un mundo de egoístas es inviable el comunismo.

Oh dios mío, acabas de desmontar toda la sociología materialista y toda la doctrina basada en el materialismo histórico en 4 líneas, felicidades en tu increíble intento de demostrar que el ser humano es egoísta desde un punto de vista científico y no pararte a analizar los motivos de que éste egoísmo.

Vamos, venir aquí a decir que el ser humano es X por naturaleza (lo cual se ha demostrado como falso a lo largo de la historia) es de facto negar la capacidad de cambio de la sociedad, algo que de nuevo, se ha demostrado como falso. Los hombres somos opresores por naturaleza y la mujer oprimida, los blancos somos opresores por naturaleza y los negros oprimidos, y así es imposible cambiar nada. Por lo tanto, según tu, cualquier intento de cambio es inútil, y por lo tanto debemos luchar por aquellas leves reformas que sí podamos lograr (que es en definitiva la conclusión de esa línea de pensamiento).

Reformismo basado en la capitulación.
avatar
MolotoK
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 603
Reputación : 633
Fecha de inscripción : 21/12/2013
Edad : 34
Localización : Madrid, España

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por MolotoK el Mar Jul 08, 2014 10:52 am

Esto me recuerda a...

Flashy escribió:El capitalismo goza de una salud excelente,(el que lo dude es que no sabe lo que es el capitalismo) y su longevidad se adivina muuuy larga. Esto se debe básicamente a que la gente prefiere vivir de rodillas que morir de pie, de lo contrario el mundo sería muy distinto.

El primer síntoma de que un sistema falla son las crisis, luego el capitalismo no goza de una salud excelente. Con esto no pretendo decir que su fin llegue mañana, pero sí que dada la naturaleza del capitalismo los propios capitalistas están cavando su propia tumba. Un sistema que requiere de consumo constante en una sociedad cada vez más desigual es insostenible.

Flashy escribió:El comunismo se basa en el altruismo y la cooperación (como la pareja, que es la expresión más reducida de una comuna), mientras que el capitalismo se basa en el egoísmo y la competencia. Es obvio que en la sociedad actual impera lo segundo (una prueba es que la mayoría de las parejas fracasan). Lo cual me lleva a plantearme que las personas no dependen tanto de los sistemas políticos y económicos como éstos de aquellas. Son las personas las que determinan el tipo de sociedad. En un mundo de egoístas es inviable el comunismo.

El ser humano no es altruista ni egoísta, es un superviviente. Si necesita mantener relaciones recíprocas con sus semejantes para comer, así lo hará, como también los traicionará si eso lo mantiene vivo. No es el ser humano el que educa el sistema, es el sistema el que educa al ser humano. Cuando la sociedad mantiene relaciones de producción comunistas, la competencia es innecesaria e improductiva. Como también lo es invertir capital en la erradicación del hambre en África bajo las relaciones de producción capitalistas.
avatar
Flashy
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 221
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 09/05/2014

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por Flashy el Mar Jul 08, 2014 6:48 pm

Ashandarei escribió:
Flashy escribió:El comunismo se basa en el altruismo y la cooperación (como la pareja, que es la expresión más reducida de una comuna), mientras que el capitalismo se basa en el egoísmo y la competencia. Es obvio que en la sociedad actual impera lo segundo (una prueba es que la mayoría de las parejas fracasan). Lo cual me lleva a plantearme que las personas no dependen tanto de los sistemas políticos y económicos como éstos de aquellas. Son las personas las que determinan el tipo de sociedad. En un mundo de egoístas es inviable el comunismo.

Oh dios mío, acabas de desmontar toda la sociología materialista y toda la doctrina basada en el materialismo histórico en 4 líneas, felicidades en tu increíble intento de demostrar que el ser humano es egoísta desde un punto de vista científico y no pararte a analizar los motivos de que éste egoísmo.

Vamos, venir aquí a decir que el ser humano es X por naturaleza (lo cual se ha demostrado como falso a lo largo de la historia) es de facto negar la capacidad de cambio de la sociedad, algo que de nuevo, se ha demostrado como falso. Los hombres somos opresores por naturaleza y la mujer oprimida, los blancos somos opresores por naturaleza y los negros oprimidos, y así es imposible cambiar nada. Por lo tanto, según tu, cualquier intento de cambio es inútil, y por lo tanto debemos luchar por aquellas leves reformas que sí podamos lograr (que es en definitiva la conclusión de esa línea de pensamiento).

Reformismo basado en la capitulación.

La realidad es muy dura, pero es la que hay. Los sistemas políticos y económicos los hacen las personas a su imagen y semejanza, no salen de la nada. Y la Historia lo que demuestra es que siempre ha habido una clase dominante y una clase sometida. Y esto no va a cambiar porque las personas son como son, y eso lo ves si te das una vuelta por la calle.
avatar
Flashy
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 221
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 09/05/2014

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por Flashy el Mar Jul 08, 2014 6:53 pm

MolotoK escribió:Esto me recuerda a...

Flashy escribió:El capitalismo goza de una salud excelente,(el que lo dude es que no sabe lo que es el capitalismo) y su longevidad se adivina muuuy larga. Esto se debe básicamente a que la gente prefiere vivir de rodillas que morir de pie, de lo contrario el mundo sería muy distinto.

El primer síntoma de que un sistema falla son las crisis, luego el capitalismo no goza de una salud excelente. Con esto no pretendo decir que su fin llegue mañana, pero sí que dada la naturaleza del capitalismo los propios capitalistas están cavando su propia tumba. Un sistema que requiere de consumo constante en una sociedad cada vez más desigual es insostenible.

Flashy escribió:El comunismo se basa en el altruismo y la cooperación (como la pareja, que es la expresión más reducida de una comuna), mientras que el capitalismo se basa en el egoísmo y la competencia. Es obvio que en la sociedad actual impera lo segundo (una prueba es que la mayoría de las parejas fracasan). Lo cual me lleva a plantearme que las personas no dependen tanto de los sistemas políticos y económicos como éstos de aquellas. Son las personas las que determinan el tipo de sociedad. En un mundo de egoístas es inviable el comunismo.

El ser humano no es altruista ni egoísta, es un superviviente. Si necesita mantener relaciones recíprocas con sus semejantes para comer, así lo hará, como también los traicionará si eso lo mantiene vivo. No es el ser humano el que educa el sistema, es el sistema el que educa al ser humano. Cuando la sociedad mantiene relaciones de producción comunistas, la competencia es innecesaria e improductiva. Como también lo es invertir capital en la erradicación del hambre en África bajo las relaciones de producción capitalistas.

Hombre, lo de la crisis es muy engañoso. Yo lo que veo es que los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. Justo lo que propugna el capitalismo. La crisis consigue generar miedo en los trabajadores y hacerlos más dóciles. Y que yo sepa esto beneficia a la burguesía. Y por otra parte se consigue la concentración de la riqueza en menos manos todavía. Y en cuanto a los sistemas, no salen de la nada, los instauran las personas y lo hacen a su imagen y semejanza.
avatar
Ashandarei
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 293
Reputación : 301
Fecha de inscripción : 20/07/2012
Edad : 25

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por Ashandarei el Mar Jul 08, 2014 8:34 pm

Flashy escribió:
Hombre, lo de la crisis es muy engañoso. Yo lo que veo es que los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. Justo lo que propugna el capitalismo. La crisis consigue generar miedo en los trabajadores y hacerlos más dóciles. Y que yo sepa esto beneficia a la burguesía. Y por otra parte se consigue la concentración de la riqueza en menos manos todavía. Y en cuanto a los sistemas, no salen de la nada, los instauran las personas y lo hacen a su imagen y semejanza.

Pasamos del capitulacionismo al idealismo puro y duro. Ya no son las condiciones materiales las que determinan al hombre y cómo se organiza a éste, sino que es algún tipo de componente biológico o espiritual el que lo hace. Resulta ser que tal y como planteas tu visión de la historia y los modos de producción, éstos no se adaptan al desarrollo de las fuerzas productivas (y te invito a demostrar que esto no ocurre así), sino que dependen de ese "reflejo" de algunos dirigentes (éste más belicoso porque su naturaleza es así, aquel más pacifista porque el ser humano es cooperativo por naturaleza, y en ésta región no hay dirigentes sino que viven en comunas, porque sus genes deben decirlo así).

Al final, un conjunto de ideas disparatadas que desarman a la sociedad de cualquier posibilidad de cambio, no hablando ya del socialismo, sino que según tú aún deberíamos estar anclados en la época de comunismo primitivo (porque esa era la organización social primigenia), o en el esclavismo (posesión incluso de las personas).

Por otro lado, el hecho de que los valores sociales hayan cambiado con cada sociedad, la forma de la familia, la forma de producción y distribución, el cómo se configuran las relaciones sociales, etc. desmienten de nuevo en su conjunto esa visión tuya de que nada se puede cambiar porque somos egoístas por naturaleza. Al contrario, el hecho de que la sociedad se divida en clases es la que origina la "idea" de que está bien la explotación, y de que el mejor sistema para las libertades individuales-colectivas es el capitalismo (si no se mantuviese esa visión hegemónica el sistema capitalista hace tiempo se habría "hundido", tal y como dijo Marx, y vemos que no es así).


Me encantaría saber si estás intentando formarte en el comunismo o si simplemente crees que nada se puede cambiar y que cada uno debe tener un ideal estético o algo por el estilo.
avatar
Flashy
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 221
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 09/05/2014

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por Flashy el Mar Jul 08, 2014 8:53 pm

Ashandarei escribió:
Flashy escribió:
Hombre, lo de la crisis es muy engañoso. Yo lo que veo es que los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. Justo lo que propugna el capitalismo. La crisis consigue generar miedo en los trabajadores y hacerlos más dóciles. Y que yo sepa esto beneficia a la burguesía. Y por otra parte se consigue la concentración de la riqueza en menos manos todavía. Y en cuanto a los sistemas, no salen de la nada, los instauran las personas y lo hacen a su imagen y semejanza.

Pasamos del capitulacionismo al idealismo puro y duro. Ya no son las condiciones materiales las que determinan al hombre y cómo se organiza a éste, sino que es algún tipo de componente biológico o espiritual el que lo hace. Resulta ser que tal y como planteas tu visión de la historia y los modos de producción, éstos no se adaptan al desarrollo de las fuerzas productivas (y te invito a demostrar que esto no ocurre así), sino que dependen de ese "reflejo" de algunos dirigentes (éste más belicoso porque su naturaleza es así, aquel más pacifista porque el ser humano es cooperativo por naturaleza, y en ésta región no hay dirigentes sino que viven en comunas, porque sus genes deben decirlo así).

Al final, un conjunto de ideas disparatadas que desarman a la sociedad de cualquier posibilidad de cambio, no hablando ya del socialismo, sino que según tú aún deberíamos estar anclados en la época de comunismo primitivo (porque esa era la organización social primigenia), o en el esclavismo (posesión incluso de las personas).

Por otro lado, el hecho de que los valores sociales hayan cambiado con cada sociedad, la forma de la familia, la forma de producción y distribución, el cómo se configuran las relaciones sociales, etc. desmienten de nuevo en su conjunto esa visión tuya de que nada se puede cambiar porque somos egoístas por naturaleza. Al contrario, el hecho de que la sociedad se divida en clases es la que origina la "idea" de que está bien la explotación, y de que el mejor sistema para las libertades individuales-colectivas es el capitalismo (si no se mantuviese esa visión hegemónica el sistema capitalista hace tiempo se habría "hundido", tal y como dijo Marx, y vemos que no es así).


Me encantaría saber si estás intentando formarte en el comunismo o si simplemente crees que nada se puede cambiar y que cada uno debe tener un ideal estético o algo por el estilo.


Si a ti te parece que los sistemas económicos y políticos surgen de la nada, pues enhorabuena. Yo lo que quiero que entiendas es que el ser humano es el que determina la sociedad en que vive, no al contrario.Todo se reduce a las personas. Si no cambias a las personas no puedes cambiar nada. Y eso que no comulgo al 100% con la teoría del gen egoísta de Dawkins. Obviamente hay excepciones, pero son tan pocas que su influencia es nula.
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7167
Reputación : 7599
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por Razion el Mar Jul 08, 2014 9:43 pm

En segundo lugar, como consecuencia de una concepción mecanicista de la economía política (y de la practica) aparece una concepción igualmente mecanicista de la noción de fuerzas de productivas, reducidas a los medios de producción y al materias primas, a la tierra, a las herramientas, a las maquinas, al combustible, etc. Indudablemente todo eso son fuerzas productivas, pero no son las únicas fuerzas productivas. Además de ellas, también lo son:
a) los trabajadores
b) la organización del trabajo
c) la ciencia y la tecnología

Me parece un buen tema el propuesto por Inmundo. Hago una breve intervención, y reconozco que me faltan elementos como para enriquecer el debate.

Tomo esta parte del escrito que compartió surfas, para referirme al desarrollo de las fuerzas productivas. Si consideramos que efectivamente las fuerzas productivas son éstos elementos (a mi entender la ciencia y la tecnología, no pueden quedar fuera de la definición de fuerzas productivas), considero que el capitalismo las sigue desarrollando. Por otra parte, el capitalismo ha sido un eficiente organizador del trabajo (grandes empresas estructuradas de forma altamente eficiente, por ejemplo -el Che se refiere a éste fenómeno el que visualiza por los 60 y compara con la Empresa socialista soviética-).
Lo que también ocurre, es que en los períodos de crisis, destruye -el capitalismo- mucho de lo que "ha creado" (en realidad todo se hace gracias a la explotación de los trabajadores) por ejemplo parte de los medios de producción (el famoso desmantelamiento de empresas y fábricas) y que cada vez mayor es el rédito capitalista y menor la inversión productiva -aunque necesitaría datos de ésto-. No me queda claro de hasta que punto puede ésto continuar, si un reacomodo total del sistema. Supongo también, que el surgimiento de nuevas potencias imperialistas que concentran gran parte de la producción mundial (como China, hace falta su producción por rubro, en base al porcentaje de la producción mundial) y ciertas respuestas de las burguesías "nacionales" de los países denominados periféricos se deben a éste reacomodo.

Saludos


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
Ashandarei
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 293
Reputación : 301
Fecha de inscripción : 20/07/2012
Edad : 25

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por Ashandarei el Mar Jul 08, 2014 10:51 pm

Flashy escribió:
Si a ti te parece que los sistemas económicos y políticos surgen de la nada, pues enhorabuena. Yo lo que quiero que entiendas es que el ser humano es el que determina la sociedad en que vive, no al contrario.Todo se reduce a las personas. Si no cambias a las personas no puedes cambiar nada. Y eso que no comulgo al 100% con la teoría del gen egoísta de Dawkins. Obviamente hay excepciones, pero son tan pocas que su influencia es nula.

Parece ser que no has estudiado en la vida filosofía, y como seguro es el caso, te recomiendo empieces con ello. Materialismo dialéctico y materialismo histórico, y tienes montones de autores que tratan dicho tema.

Para ti, debe ser que las ideas se originan de la nada, y no de las condiciones materiales en que se desarrolla el ser humano, y si éste cocina los alimentos, no debe ser por una necesidad (desinfección, mejoras en las cualidades organolépticas, etc), sino que debe ser a algún tipo de ciencia infusa que Dios nos ha debido conceder.

Pero entrando al tema de los sistemas económicos, fue la división del trabajo (sexual y manual-intelectual) la que dio lugar a una sociedad dividida en clases, y no a las perversas mentes de unos pocos que decidieron ser malvados (¿por qué el resto de la sociedad que también es egoísta no hizo lo mismo, y por qué los explotados no se rebelan si son egoístas? Eso es algo que los marxistas podemos explicar porque conocemos el materialismo dialéctico y la relación entre materia-pensamiento).

El hecho de que se produjera esa división unido al aumento de la producción (desarrollo de las fuerzas productivas) dio lugar a que fuera útil para algunos la esclavitud, evidentemente, cuando el total de la producción iba destinada a satisfacer tus necesidades mínimas, el esclavismo no tenía ningún sentido.

Igualmente, el desarrollo de las fuerzas productivas durante el feudalismo en las burgos provocó un conflicto entre diversas clases (burguesía naciente y señores feudales), pero para ti deben ser que tras cientos de años unos señores burgueses por ciencia infusa y no un factor objetivo decidieron sublevarse contra el orden existente. Vaya, pero si el modelo que proponían era, precisamente,¡el acorde al desarrollo de las nuevas fuerzas productivas! ¡A la necesidad de contratar mano de obra y acabar con los privilegios feudales para dar rienda al capitalismo!

Pero para ti eso debe ser la voluntad de unos cuantos de imponer su propio sistema (curioso es que ese sistema sea el mismo en el caso de los burgueses, debe ser Dios o la naturaleza humana que ha perfilado dicho sistema en sus mentes, y no las condiciones objetivas!)


Pero oye, en cualquier caso, tu línea de pensamiento sigue llevándonos a derroteros capitulacionistas, de imposibilidad de cambio, y de estancamiento eterno en el capitalismo (como algunos burgueses que han pregonado ya miles de veces que el capitalismo es eterno, y que nunca éste va a terminar).

avatar
Flashy
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 221
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 09/05/2014

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por Flashy el Mar Jul 08, 2014 11:07 pm

Ashandarei escribió:
Flashy escribió:
Si a ti te parece que los sistemas económicos y políticos surgen de la nada, pues enhorabuena. Yo lo que quiero que entiendas es que el ser humano es el que determina la sociedad en que vive, no al contrario.Todo se reduce a las personas. Si no cambias a las personas no puedes cambiar nada. Y eso que no comulgo al 100% con la teoría del gen egoísta de Dawkins. Obviamente hay excepciones, pero son tan pocas que su influencia es nula.

Parece ser que no has estudiado en la vida filosofía, y como seguro es el caso, te recomiendo empieces con ello. Materialismo dialéctico y materialismo histórico, y tienes montones de autores que tratan dicho tema.

Para ti, debe ser que las ideas se originan de la nada, y no de las condiciones materiales en que se desarrolla el ser humano, y si éste cocina los alimentos, no debe ser por una necesidad (desinfección, mejoras en las cualidades organolépticas, etc), sino que debe ser a algún tipo de ciencia infusa que Dios nos ha debido conceder.

Pero entrando al tema de los sistemas económicos, fue la división del trabajo (sexual y manual-intelectual) la que dio lugar a una sociedad dividida en clases, y no a las perversas mentes de unos pocos que decidieron ser malvados (¿por qué el resto de la sociedad que también es egoísta no hizo lo mismo, y por qué los explotados no se rebelan si son egoístas? Eso es algo que los marxistas podemos explicar porque conocemos el materialismo dialéctico y la relación entre materia-pensamiento).

El hecho de que se produjera esa división unido al aumento de la producción (desarrollo de las fuerzas productivas) dio lugar a que fuera útil para algunos la esclavitud, evidentemente, cuando el total de la producción iba destinada a satisfacer tus necesidades mínimas, el esclavismo no tenía ningún sentido.

Igualmente, el desarrollo de las fuerzas productivas durante el feudalismo en las burgos provocó un conflicto entre diversas clases (burguesía naciente y señores feudales), pero para ti deben ser que tras cientos de años unos señores burgueses por ciencia infusa y no un factor objetivo decidieron sublevarse contra el orden existente. Vaya, pero si el modelo que proponían era, precisamente,¡el acorde al desarrollo de las nuevas fuerzas productivas! ¡A la necesidad de contratar mano de obra y acabar con los privilegios feudales para dar rienda al capitalismo!

Pero para ti eso debe ser la voluntad de unos cuantos de imponer su propio sistema (curioso es que ese sistema sea el mismo en el caso de los burgueses, debe ser Dios o la naturaleza humana que ha perfilado dicho sistema en sus mentes, y no las condiciones objetivas!)


Pero oye, en cualquier caso, tu línea de pensamiento sigue llevándonos a derroteros capitulacionistas, de imposibilidad de cambio, y de estancamiento eterno en el capitalismo (como algunos burgueses que han pregonado ya miles de veces que el capitalismo es eterno, y que nunca éste va a terminar).


No los sistemas no los determinan las personas, lo debe determinar el chamán de tu tribu. Si descalificas te arriesgas a que te descalifiquen. Comunista de salón.
avatar
inmundo
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 459
Reputación : 487
Fecha de inscripción : 29/07/2011
Localización : Argentina

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por inmundo el Miér Jul 09, 2014 2:48 am

Razion escribió:
En segundo lugar, como consecuencia de una concepción mecanicista de la economía política (y de la practica) aparece una concepción igualmente mecanicista de la noción de fuerzas de productivas, reducidas a los medios de producción y al materias primas, a la tierra, a las herramientas, a las maquinas, al combustible, etc. Indudablemente todo eso son fuerzas productivas, pero no son las únicas fuerzas productivas. Además de ellas, también lo son:
a) los trabajadores
b) la organización del trabajo
c) la ciencia y la tecnología

Me parece un buen tema el propuesto por Inmundo. Hago una breve intervención, y reconozco que me faltan elementos como para enriquecer el debate.

Tomo esta parte del escrito que compartió surfas, para referirme al desarrollo de las fuerzas productivas. Si consideramos que efectivamente las fuerzas productivas son éstos elementos (a mi entender la ciencia y la tecnología, no pueden quedar fuera de la definición de fuerzas productivas), considero que el capitalismo las sigue desarrollando. Por otra parte, el capitalismo ha sido un eficiente organizador del trabajo (grandes empresas estructuradas de forma altamente eficiente, por ejemplo -el Che se refiere a éste fenómeno el que visualiza por los 60 y compara con la Empresa socialista soviética-).
Lo que también ocurre, es que en los períodos de crisis, destruye -el capitalismo- mucho de lo que "ha creado" (en realidad todo se hace gracias a la explotación de los trabajadores) por ejemplo parte de los medios de producción (el famoso desmantelamiento de empresas y fábricas) y que cada vez mayor es el rédito capitalista y menor la inversión productiva -aunque necesitaría datos de ésto-. No me queda claro de hasta que punto puede ésto continuar, si un reacomodo total del sistema. Supongo también, que el surgimiento de nuevas potencias imperialistas que concentran gran parte de la producción mundial (como China, hace falta su producción por rubro, en base al porcentaje de la producción mundial) y ciertas respuestas de las burguesías "nacionales" de los países denominados periféricos se deben a éste reacomodo.

Saludos

Agradezco que se vuelva al tema del hilo.
Agradecería también que se intenten evitar las digresiones que nos alejan del debate, la cuestión de la naturaleza humana, etc, seguramente han sido debatidas en otros posts.
Volvamos al punto de partida que determina toda nuestra política revolucionaria, y tratemos de determinar si las fuerzas productivas se desarrollan, y en qué medida.
avatar
HastaLaVictoriaSiempre
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 344
Reputación : 371
Fecha de inscripción : 24/07/2013

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por HastaLaVictoriaSiempre el Miér Jul 09, 2014 2:58 am

A ver las crisis responden a un motivo: el peligro de la sobreproduccion, toda crisis capitalista es utilizada para la destrucción de fuerzas productivas (mediante por ejemplo el cierre de empresas).

No se tiran y destruyen toneladas de comida y electrodomésticos, autos y mas producción por nada.

Me parece claro que el capitalismo no va a caer solo por impulsos objetivos mientras nos quedamos con los brazos cruzados y miramos la historia pasar frente a nuestros ojos como si de verdad no tuviéramos influencia en la historia.

Lo cual tampoco significa que todo se basa en la voluntad de los revolucionarios, hay impulsos objetivos muy importantes e influyentes, como la ley de la tasa decreciente de la ganancia del capital, esta ley por ejemplo es tan importante que yo creo que si siguen desarrollándose las consecuencias de esta como lo vienen haciendo se va a llegar a un momento que la explotación necesaria para mantener la ganancia de los capitalistas va a ser muy alta, y eso va a tener gran influencia en la caída del capitalismo, la gente cada ves mas va a tener que necesitar una revolución ya que la miseria va a ser muy alta, mas que ahora, eso creo yo.

El capitalismo se va a terminar, lo veo inevitable, lo que de verdad me preocupa es como va a estar el mundo cuando esto pase, espero que no sea lo suficientemente tarde ya que creo que la explotación de los recursos naturales no va a cesar, antes hable de la tasa decreciente de la ganancia del capital, y creo que en pleno escenario de actuación radical de esta ley los burgueses no van a arriesgarse a perder ganancia cesando la explotación de los recursos naturales.

Todo esto son hipótesis que me he estado planteando pero creo que son bastante acertadas.

Respondiendo a la preguntas hecha al principio;

¿estamos en una etapa prerrevolucionaria, o venimos de una derrota sin precedentes que parte de la crisis del 76 si no de antes?

Estamos en una etapa de reconstrucción del MCI, reconstrucción que tiene que estar acompañada por una auto-critica permanente y un combate al revisionismo en todas sus posturas. Esa es mi opinión.

Que las fuerzas productivas se desarrollan en mi opinión no es ningún misterio, decir lo contrario seria decir que la historia no avanza, no se mueve, que esta constantemente estancada en un punto lo cual iría en contra del materialismo dialéctico en si, o seria también decir que el movimiento de la historia al menos no depende del desarrollo de las fuerzas productivas, también estaríamos diciendo al fin y al cabo que desde sus inicios la sociedad tiene la misma capacidad de producción. Ademas el desarrollo de las fuerzas productivas puede medirse mediante la escala Kardashov-Sagan.

Saludos!
avatar
inmundo
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 459
Reputación : 487
Fecha de inscripción : 29/07/2011
Localización : Argentina

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por inmundo el Miér Jul 09, 2014 5:56 am

Sólo una acotación. El tema de la tasa decreciente es algo muy estudiado y sobre lo que no he hecho un balance ni mínimamente exhaustivo. Pero creo que existe cierto consenso en que la tasa no tiende a decrecer a través de todos los ciclos capitalistas, sino dentro de cada ciclo. Después de cada crisis, la tasa se recupera (por destrucción de capital, mayor explotación) y sólo a partir de allí vuelve a bajar, si es que baja (lo que también es una cuestión empírica). Por lo tanto, no esperaría que tarde o temprano la tasa llegue a un nivel definitivamente inviable, dentro de una tendencia secular, digamos, desde 1800 hasta el 2000 y pico.
Saludos.
avatar
MolotoK
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 603
Reputación : 633
Fecha de inscripción : 21/12/2013
Edad : 34
Localización : Madrid, España

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por MolotoK el Miér Jul 09, 2014 1:52 pm

Comparto la opinión del camarada HastaLaVictoriaSiempre. Actualmente el movimiento revolucionario está en una fase de reconstrucción tras la dura caída del socialismo soviético. Y el movimiento reaccionario está en fase imperialista, aunque con una discreta decadencia.

Una crisis en lenguaje de economía política, es cuando el desarrollo de las fuerzas productivas es frenado (o incluso detenido) debido a las relaciones de producción que mantienen. La burguesía para obtener el máximo beneficio necesita extraer toda la plusvalía posible de los proletarios. Cuando los capitalistas no pueden extraer más plusvalía, necesitan desarrollar las fuerzas productivas para seguir enriqueciéndose, pero al hacerlo pierden los beneficios que han ganado. Y esta contradicción es la que mina las relaciones de producción capitalistas, pues solo desarrollará las fuerzas productivas proporcionalmente a la extracción de plusvalía. Y si no se desarrollan las fuerzas productivas, no se pueden satisfacer las necesidades humanas.

¿Cuando llegará el cambio revolucionario? Pues deduzco que cuando los capitalistas hayan obtenido beneficios por encima de sus posibilidades. Cuando los seres humanos estén obligados a producir para satisfacer las necesidades humanas y no para lucrarse (elegir entre vivir y morir) es cuando se producirá el cambio social, si no lo hacen antes los proletarios concienciados. Vamos que no creo que sea una cuestión de lucha ideológica, sino de lucha por la supervivencia.
avatar
surfas
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 4118
Reputación : 4334
Fecha de inscripción : 15/10/2011

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por surfas el Lun Jul 28, 2014 5:01 am

inmundo escribió:Supongo que lo anterior representa al stalinismo, pero no me queda claro si sostienen que las FFPP se siguen desarrollando o no.


Lo anterior no representa necesariamente a nadie, son aportaciones al tema sin mas. ¿A que se refiere con stalinismo? Lo que a usted no le ha quedado claro en los pasillos de la facultad yo no lo voy a poder solucionar. Porque deberia explicar antes de las disccusiones bizantinas con el no-graduado, que opina de la obra "El imperialismo, fase superior del capitalismo" de Lenin y que opina del partido de nuevo tipo y su programa de dictadura del proletariado.

Salga a la calle.
avatar
inmundo
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 459
Reputación : 487
Fecha de inscripción : 29/07/2011
Localización : Argentina

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por inmundo el Lun Jul 28, 2014 6:15 am

surfas escribió:
inmundo escribió:Supongo que lo anterior representa al stalinismo, pero no me queda claro si sostienen que las FFPP se siguen desarrollando o no.


Lo anterior no representa necesariamente a nadie, son aportaciones al tema sin mas. ¿A que se refiere con stalinismo? Lo que a usted no le ha quedado claro en los pasillos de la facultad yo no lo voy a poder solucionar. Porque deberia explicar antes de las disccusiones bizantinas con el no-graduado, que opina de la obra "El imperialismo, fase superior del capitalismo" de Lenin y que opina del partido de nuevo tipo y su programa de dictadura del proletariado.

Salga a la calle.

¿Citas de Stalin "no representan necesariamente" al stalinismo? ¿A qué estamos jugando?
No quiere aclarar si en su opinión o en la del stalinismo las FFPP se desarrollaron y se desarrollan... ¿le da pudor? ¿es muy ridícula su posición? ¿Tengo que abrir la puerta y dar un paso en la calle para que me llegue la iluminación de cuál es su postura? ¿El pisar la vereda introducirá en mi mente datos sobre crecimiento del PBI y de la acumulación de capital fijo?
Por ahí a usted le pasan esas cosas, en tal caso, hágase ver...

P.D: si quiere conocer las posiciones del "no-graduado" (curioso el detalle burocrático-elitista) lea sus libros y artículos. Algo me dice que no lo va a hacer.

Contenido patrocinado

Re: Análisis de la etapa: ¿de dónde venimos y dónde estamos?

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb Nov 25, 2017 3:10 am