Ya no hay bandas de perros en bucarest según el país

Comparte
avatar
carlos
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 3019
Reputación : 3421
Fecha de inscripción : 05/08/2009

Ya no hay bandas de perros en bucarest según el país

Mensaje por carlos el Lun Abr 26, 2010 3:17 pm

"Ya no hay bandas de perros en Bucarest", según El País

Mientras leo el artículo publicado por El País con ese título sobre la capital rumana, escucho desde mi terraza a una banda de perros ladrando por las calles, un sonido habitual en los barrios populares de Bucarest. Claro que el periodista del grupo PRISA no tenía seguramente como objetivo describir los grandes problemas que tiene la ciudad hoy, sino darse una vuelta por el centro y criticar, de paso, aunque sea manipulando sobre su que su pasado comunista.

"En las calles de Bucarest ya no se ven las famosas bandas independientes de perros cojos, sólo algún can suelto, sin pretensiones. La capital rumana es una ciudad con nervio, moderna y vieja, divertida, que despega deprisa".

Así comienza el artículo, mientras me quedo boquiabierto sin saber de qué ciudad está hablando el autor ¿Habrá visitado esta ciudad realmente, o sólo se habrá dado una vueltecita por Google Earth?

El resto del artículo es otra muestra mas de la "objetividad" habitual de los medios al servicio de la ideologia vigente.

"Míster Stalin se llevó todo. Y ahora no lo quiere devolver", parece que les comentó el taxista que les recogió del aeropuerto. Muy apropiado para el objetivo pretendido: hay que dignificar el desastre provocado por el capitalismo en Rumania, especialmente en Bucarest, y aprovechar para vender la imagen de que los rumanos y los bucarestinos viven hoy mejor. Algo bastante poco ajustado al código deontológico periodistico de informar sobre la realidad, y mas cercano a la mercenarización actual, según la cual quien paga es el que define lo que se escribe.

Mientras, como digo, contemplo las calles del barrio donde vivo, y veo alguno de los miles de perros que vaganbundean por la capital de Rumania (algo que no pasaba ni mucho menos hace 20 años), hago un repaso al artículo, que a mi me parece estar escrito por alguien que, o no ha venido realmente a Bucarest, o se ha esforzado muy poco por conocerla. O, mas bien, cuyo objetivo real no era describir la realidad de la ciudad, sino hacer un ejercicio de manipulación ideológica, habitual en los medios de desinformación masiva al servicio del capital.

Es cierto que el primer edificio espectacular que se ve viniendo desde el aeropuerto es la Casa Scanteii, sede del periódico oficial del Partido Comunista Rumano, un regalo de Moscu emulando a la Universidad Lomonosov de la capital rusa. Aunque el artículo afirma que es el edificio "mas alto de la ciudad", no es así, ya que desde hace bastantes años, incluyendo la "época de Ceausescu", le superan edificios como el Hotel Intercontinental, en el mismisimo centro de la capital. Parece que el periodista no miró demasiado a los edificios bucarestinos, o los mirò a través de la idea preconcebida desde la redacción del periódico. Además, y con mucho cinismo, define al antiguo periodico Scanteia (La Chispa) como "el periódico de propaganda comunista", algo que podría ser aceptable si no viniera de parte de uno de los periódicos de propaganda capitalista, que no duda en manipular con fines politicos (en definitiva económicos) las cosas mas evidentes.

Lo cierto es que Mario, el supuesto taxista, hizo la carrera del dia, puesto que de Otopeni a Bucarest un taxi (a precio de contador) sale por unos 35 lei, aunque lo que si es cierto es que si "regateas" con un rumano, el va a ser mucho mas listo que tu. Pero esta novatada la pagamos todos, es normal. Asi que cuando vengáis a Bucarest en vez de intentar engañar vosotros al taxista, mejor pagar el precio oficial, que no es demasiado caro (como digo, 35 o 40 lei -unos 10 euros-).

Siguiendo con el artículo, veo que pemanentemente repite las consignas por las que se paga hoy en periódicos como El Pais:

Refiriendose a la Plaza Victoria, donde se encuentra el palacio del gobierno, dice:

"La rodean bulevares anchos con aire europeo, bizantino y soviético. Bucarest aún está despegando, tiene Zara, Mango y democracia, pero el cableado de las calles en más bien vietnamita. De vez en cuando pasa el tranvía y los tubos de cables se menean".

La identificación entre democracia, esta "democracia", con Zara y Mango no es, por ser en verdad cierta, vomitiva. Sin embargo, tenemos que reconocer que aquí el autor ha sido realista y casi sincero: hoy la democracia se identifica con tener Zara, Mango y similares en las calles, aunque solo unos pocos puedan acceder a ellas. Que los ciudadanos esten en la miseria o que solo participen en la gestión de su futuro cuando "toca", cada cuatro años, mientras el resto del tiempo otros se reparten el pastel por ellos, "nu conteaza" como diria un rumano (no es importante).

Además el autor ni siquiera se ha informado como era Bucarest antes de 1990. Los cables que identifica como "vietnamitas", como si en Vietnan hubiera algo así, no existian antes de 1990. Bucarest hoy es "la ciudad de los cables" debido a que el Ayuntamiento no ha intervenido para nada en el desarrollo de los canales privados de televisión, que aqui es totalmente por cable, y de los suministradores de internet. Es decir, cada uno pone su propio cable, y teniendo en cuenta la cantidad de canales y suministradores privados es lógico que en los lugares mas habitados una multitud de cables oscurezcan el cielo de la ciudad. Pero el señor periodista obvia interesadamente que esto es producto de su amado capitalismo, no del comunismo, y ademas miente al hacer creer que algo similar existe en Vietnan, lamentablemente para él un pais comunista.

Otro ejemplo de la poca profesionalidad, aunque seguro bien pagada, del artículo es que ni siquiera se informa de qué es lo que ve. Por ejemplo, enfrente de la banca CEC, ciertamente la unica banca de la Rumania comunista, una banca del estado, no privada, esta el Museo Nacional de Historia, y no, como dice, el Museo de Historia Natural ¿Otra vez sin prestar atención? Quizas es que identificar este tipo de edificios no importaba tanto como mentir sobre el presente de la ciudad, o mas bien, sobre sus ultimos 20 años desastrosos, y por supuesto sobre la responsabilidad de la situación del comunismo (por cierto añorada por el 60% de los rumanos).

"Ya en la calle Victoria asoma un Bucarest más cercano a Viena o París. El Palatul CEC es un elegante palacete neoclásico de 1900 que albergaba la única banca de tiempos de Ceausescu. Casi enfrente, el inmenso Museo de Historia Natural", dice.

Para terminar, aunque podriamos analizar el caracter ideologico del articulo durante horas, en este ejercicio de propaganda no han podido dejar pasar hablar de la Casa del Pueblo, el edificio construido en los años 80 por el gobierno de Ceausescu y que es el segundo mas grande del mundo, tras el Pentagono. Para el periodista es "una construcción inquietante levantada en los 80". Desde mi punto de vista, mucho mas "inquietante" es el Pentagono, sede donde se deciden los mayores crimenes y genocidios del planeta.

Sin embargo, esta "construccion inquietante", la Casa Poporului, es el edificio mas visitado de Bucarest, y fue construido, esto no se dice habitualmente, integramente con productos rumanos, tanto materiales de construcción (marmol, ladrillo, cemento, lamparas, cristales) como en las herramientas (gruas, camiones, destornilladores, carretillas). Es decir, no se utilizo ningún material importado, y su objetivo fue mostrar algo que nunca le perdonaron a Rumania las potencias capitalistas: Rumania habia alcanzado practicamente la autosuficiencia, no tenia deuda externa, y podia producir casi todo lo que necesitaba. Lamentablemente, tras 1990, toda la capacidad industrial y productiva de Rumania se destruyo, para convertirla en un pais totalmente importador (y pasando de tener pleno empleo a que mas de un millon de rumanos huyeran del pais para poder comer).

En definitiva, y vosotros podeis leer el artículo a continuación, al terminar de leerlo en mi terraza, mientras escuchaba ladrar a los perros abandonados de la ciudad, pensaba que el periodista deberia haberse dado una vuelta por los barrios de la capital, donde podria haber visto quizas menos cables capitalistas, tomarse menos cervezas en sitios turisticos, y comprobar como se vive realmente en la Bucarest que "despierta al capitalismo". Quizás al ver calles sin asfaltar, niños mal vestidos, gente viviendo en casas ruinosas, hogares que no tienen calefacción, o pensionistas pidiendo por las calles, le habria costado mas escribir lo que le mandan sus pagadores y hubiera escrito el articulo como un periodista, es decir, denunciando la cruda y desilusionante realidad.
avatar
NSV Liit
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 5387
Reputación : 6719
Fecha de inscripción : 01/02/2010
Localización : República Socialista Soviética Húngara

Re: Ya no hay bandas de perros en bucarest según el país

Mensaje por NSV Liit el Lun Abr 26, 2010 11:24 pm

Ese artículo es del blog Un vallecano en Rumania, que ya se ha mencionado aquí en numerosas ocasiones, se lo recomiendo a todos los compañeros: http://www.imbratisare.blogspot.com/

Por cierto, la última vez que estuve en Rumanía había muchos perros sueltos por las calles (no estuve en Bucarest, sino en provincias), y todavía en el 2009 he leído varios artículos en los que se seguían mencionando los perros y los problemas que causan. Así que como que no me suena lo que dice el periódico (además claro, de lo que comenta el compañero vallecano, del que me fío mucho más que cualquier mamarracho anticomunista).

Y sobre El País, pues bueno, sin palabras... desde luego el que se crea una sola palabra de las que escribe ese periódico es que es que no tiene ni idea del mundo en el que vive.

Salud y gracias por dejar aquí el artículo, camarada

    Fecha y hora actual: Sáb Nov 25, 2017 4:58 am