¿Qué se oculta tras las huelgas de los obreros de los puertos polacos del Báltico?; Enver Hoxha, 1980

Galin
Galin
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1175
Reputación : 1554
Fecha de inscripción : 27/05/2013

¿Qué se oculta tras las huelgas de los obreros de los puertos polacos del Báltico?; Enver Hoxha, 1980 Empty ¿Qué se oculta tras las huelgas de los obreros de los puertos polacos del Báltico?; Enver Hoxha, 1980

Mensaje por Galin el Dom Mayo 25, 2014 11:31 am

¿Qué se oculta tras las huelgas de los obreros de los puertos polacos del Báltico?; Enver Hoxha, 1980
[Enlaces de DESCARGA del texto en PDF al final del documento]

¿Quién no ha oído hablar de las sucesivas huelgas y reivindicaciones en Polonia en los años ochentas que dieron lugar al famoso sindicato de «Solidarność» –Solidaridad– que una década después llevaron al poder a su líder Lech Wałesa? Hoy analizamos a través de este documento cual era la situación en la Polonia revisionista y el Partido Obrero Unificado Polaco de inicios de los años 80.

Para entender el contexto hay que tomar en cuenta que la Polonia socialista había caído como la mayoría de países tras el XXº Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética de 1956, bajo influencia del jruschovismo de la mano de Władysław Gomułka. Casi treinta años después, a inicio de los ochentas la Polonia revisionista se encontraba bajo un estado de soberanía política, económica y cultural cercenada por el Estado revisionista e imperialista de la Unión Soviética, a la cual estaba atada por el Pacto de Varsovia en lo militar, y al Consejo de Ayuda Mutua Económica en lo económico. Y si bien Polonia estaba dentro del círculo de influencia del revisionismo soviético, no pudo impedir que –sobre todo desde la llegada al poder de Edvard Gierek– Polonia hubiera contraído grandes deudas y acuerdos comerciales con los países imperialistas de Occidente:

«La usurpación del poder por los revisionistas modernos, y su transformación de Polonia en país capitalista, inevitablemente provocó que la contradicción entre el trabajo y el capital, la burguesía y el proletariado, se exacerbaran e hicieran cada vez más profundas. Como resultado de la operación de las leyes capitalistas, la situación era cada vez más onerosa para el proletariado polaco. El día [la situación de agitación social - anotación de B.N.] estaba predestinado a venir cuando los trabajadores no pudieran tolerar más la catástrofe económica que afecta al país, el aumento de la pobreza y la escasez en el mercado, la gran diferenciación de clases, las grandes injusticias socioeconómicas que fueron perpetradas abiertamente a su costa, la espiral de los precios, el desempleo crónico, la alta inflación, las deudas catastróficas, la declinación continua del producto nacional total y el nivel de vida, etc». (Spiro Dede; La contrarrevolución dentro de la contrarrevolución; acerca de los eventos en Polonia entre 1980 y entre 1983, 1983)

Bajo este panorama donde además la oposición pro Occidente de Solidarność –que todavía se presentaba como a fin al régimen revisionista– iba cobrando fuerza y pidiendo más cotas de poder, veremos como la dirigencia del entonces Partido Unificado Polaco encabezada por Edvard Gierek, afronta unas huelgas y reivindicaciones de similar calado a las ocurridas en 1970, y 1976.

Así, tendremos la oportunidad de comprender qué factores específicos tomaban partida en esta guerra de nervios entre las dos superpotencias de entonces –los Estados Unidos y la Unión Soviética–. ¿Podía o quería en esos instantes Occidente atraer a la Polonia revisionista a la OTAN y la Comunidad Económica Europea? ¿Qué elementos podría usar para este fin? Es por ello que como el autor del texto dice, había que tomar muy en cuenta la influencia de corrientes reaccionarias como la iglesia católica o la fobia antirusa que la propia dirigencia polaca usaba como chantaje en sus relaciones con la Unión Soviética. ¿Qué factores podría usar la Unión Soviética para mantener a Polonia bajo su campo? No habría que descartar aplicar en la práctica la teoría soviética de la «soberanía limitada» para los países que quisieran salirse de sus organismos políticos y económicos, y en caso de que la dirigencia polaca se negara a aplicar cualquier deseo, haría bien en no olvidar las intervenciones en Checoslovaquia o Afganistán antes de calcular cualquier paso.

¿Cómo acabaría todo este coctel de intereses y contradicciones tan fascinante para un historiador? En la dimisión de Edvard Gierek en 1980 y el nombramiento de Wojciech Jaruzelski, quién a deseo soviético resolvió la crisis con un golpe de bastón y la introducción de la «ley marcial» de 1981, que acabaría con toda concesión a Solidarność. Dicho estado de excepción no ahondaría en la solución de los problemas internos de su política revisionista y una década más tarde, el movimiento suprimido a la fuerza, volvió a emerger, y Wojciech Jaruzelski entregaría gustoso el poder –esta vez con beneplácito soviético– a Lech Wałesa, convirtiendo a Polonia, en una república al estilo Occidental.

El documento:

¿Qué se oculta tras las huelgas de los obreros de los puertos polacos del Báltico?; Enver Hoxha, 1980 Qu%C3%A9+se+oculta+tras+las+huelgas+de+los+obreros+de+los+puertos+polacos+del+B%C3%A1ltico,+Enver+Hoxha;+Bit%C3%A1cora+de+un+NICARAG%C3%9CENSE

Fuente: http://bitacoradeunnicaraguense.blogspot.com.es/2014/05/que-se-oculta-tras-las-huelgas-de-los.html

LECTURA ONLINE http://es.scribd.com/doc/225678301/Que-se-oculta-tras-las-huelgas-de-los-obreros-de-los-puertos-polacos-del-Baltico-Enver-Hoxha

DESCARGA https://mega.co.nz/#!CIxn3RBZ!gP0mlRSYvb7oOjPj_OtwEjDs8LhpXM-57kyzf6wH6wk

    Fecha y hora actual: Sáb Jul 20, 2019 12:55 am