¿Stalin fue mejor o peor que Roosevelt y Truman? - artículo escrito por Alexander Shirokorad - Fuente original: Pravda

    Comparte

    Chus Ditas
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2862
    Reputación : 5821
    Fecha de inscripción : 24/03/2011

    ¿Stalin fue mejor o peor que Roosevelt y Truman? - artículo escrito por Alexander Shirokorad - Fuente original: Pravda

    Mensaje por Chus Ditas el Miér Mayo 21, 2014 7:31 pm

    —¿Stalin fue mejor o peor que Roosevelt y Truman?

    artículo escrito por Alexander Shirokorad

    Fuente original: http://english.pravda.ru/society/stories/21-03-2013/124128-stalin-0/

    traducido por Enrique Castells Turia

    Bombas atómicas, ciudades indefensas arrasadas, campos de exterminio, etnias enteras exterminadas... Estos son algunos de los crímenes del occidente democrático que algunos silencian esgrimiendo el anticomunismo primitivo y la retórica democrática y de los falsos derechos humanos.

    Una feroz disputa sobre la interpretación de eventos y acciones cometidas por varias personas en nuestra historia nunca se detiene. ¿Quién fue un tirano y quién un benefactor?. ¿Quién merece monumentos en su honor y quién debe ser culpado de todos los pecados capitales?. Nuestro escritor Alexander Shirokorad alienta a los opositores a que dejen de manipular y se ajusten a los hechos abandonando sus conceptos pseudocientíficos.

    Aquí tenemos una fotografía espeluznante: niños-prisioneros del Gulag. La inscripción en el tablero de madera sobre ellos lee: "Los que hablen a través del alambre morirán". En el cartel está escrito: "Rusia, el sucesor del sistema soviético. Gulag colectivo". Esto es asqueroso.


    ¿Gulag de Stalin?. No, gulag finlandés

    Pero hubo un malvado estalinista que publicó la foto en su totalidad. Resultó que la parte superior de la inscripción en el tablero de madera estaba escrita en la lengua finlandesa. Los niños en las fotos son prisioneros del Gulag, sí, pero de un campamento finlandés: el 6 º campo de concentración finlandés en Petrozavodsk. Durante la ocupación de la Carelia Soviética por los finlandeses hubo siete campos construidos en la ciudad de Petrozavodsk para pobladores de lengua rusa. El campo Nº 6 albergaba a 7.000 personas. La foto en cuestión fue tomada después de que las tropas soviéticas liberaran Petrozavodsk el 28 de junio de 1944.

    Esta fotografía fue presentada como parte de las pruebas en los juicios de crímenes de guerra de Nuremberg.

    La chica, que ocupa el segundo lugar de la columna, es Claudia Nyuppieva. Muchos años después de ese momento publicó sus memorias: "recuerdo como las personas se desmayaban de calor en la llamada casa de baños y luego vertían agua fría sobre ellos. Recuerdo la desinfección de los cuarteles, después de lo cual sufríamos zumbidos en los oídos. Muchos tenían hemorragias nasales".

    Otra foto muestra una montaña de cadáveres humanos. Título: "víctimas del Gulag". Por desgracia, esa foto también se presentó en Nüremberg. Se trata de una foto del campo de Klooge en Estonia.

    ¿De qué se trata?. ¿De errores separados?. No. Antiestalinistas liberales rusos han estado tratando de convencer al pueblo ruso durante medio siglo de que los campos de concentración fueron inventados por Stalin. Sólo se necesita echar un vistazo a los medios de comunicación en Internet y prestar atención a los adjetivos que se utilizan con la combinación de la palabra "campo de concentración". Ochenta por ciento de esos casos será "Campos de concentración de Stalin" y 20 por ciento "Campos de concentración de Hitler". En cambio, los británicos, polacos, finlandeses, americanos y otros campos de concentración no son mencionados en absoluto, no hay referencias. Probablemente sólo se encuentran en la literatura especializada con una tirada de 100-500 ejemplares.

    Sin embargo, son los "marineros ilustrados" los que deben ser considerados como los pioneros de los campos de la muerte. En 1900, los británicos intentaron obligar a todos civiles boers (descendientes de colonos holandeses) a internarse en campamentos, es decir, a las mujeres y los niños, porque a todos los hombres los enviaron a campos de concentración en la isla de Santa Elena y en la India. Hasta 4.000 mujeres y 22.000 niños murieron en campos de concentración en sólo dos años.

    No parece mucho en comparación con 3 millones de prisioneros del Gulag. Sin embargo, estos 3 millones era la cantidad de prisioneros durante 70 años en un país de 180 millones de habitantes. Los británicos aniquilaron a una sexta parte de las mujeres y niños Boers en dos años. Según otras fuentes, hubo 30 mil mujeres y niños asesinados.

    Los estadounidenses aniquilaron a más 90% de los indios en el siglo XIX, mientras que los británicos exterminaron más del 90% de la población aborigen en Australia. En la isla de Tasmania, cuyo tamaño es igual a las regiones de Moscú y Vladimir combinadas, las tropas coloniales y los colonos blancos arrasaron el territorio durante 40 años, matando a todos los residentes locales, incluyendo mujeres y niños. El tiempo en que el mundo vio nacer a Iosif Dzhugashvili (Stalin), ¡todos los nativos de Tasmania habían sido exterminados, hasta el último de ellos!

    Durante la II Guerra Mundial, la estrategia básica de Inglaterra y los Estados Unidos fue el asesinato de mujeres y niños. Mientras que los rusos y los alemanes estaban luchando cerca de Moscú, Kiev, Leningrado, Stalingrado y Kursk, los angloamericanos estaban aniquilando sistemáticamente a los niños y mujeres alemanes. Se gastaron enormes cantidades de dinero en la construcción de miles de grandes bombarderos estratégicos que destruyeron decenas de ciudades alemanas, pero no fueron muy efectivos en las operaciones contra los tanques y la infantería.

    Sólo en Dresde, en febrero de 1945, los aliados mataron a más de 250.000 civiles en tres días. No había fábricas militares en la ciudad. Toda su artillería antiaérea fue enviada al frente oriental y los tanques soviéticos estaban lejos, a 70 kilómetros de Dresde.

    Sorprendentemente, propagandistas occidentales responsabilizaron a Stalin de haber matado a 250.000 mujeres y niños en Dresde. Stalin supuestamente había convencido a Churchill en Yalta para bombardear la ciudad. Churchill presuntamente intentó resistir, gritó, pero al final no soportó la presión del dictador del Kremlin. De hecho, con la destrucción de Dresde, el primer ministro británico quería asustar al "Tío Joe" antes de la Conferencia de Yalta. Pero la climatología se volvió en contra y resultó que la ciudad fue destruida después del final de la Conferencia.

    Los aliados estaban peleando contra la población civil japonesa en 1942-1945 de manera similar. Los japoneses en Pearl Harbor, Singapur, Darwin, Colombo y otros lugares atacaron sólo objetivos militares y no tocaron barrios residenciales. Los yankees preferían por el contrario las grandes ciudades de Japón. En Hiroshima no había ningún objetivo militar. Pero los estrategas estadounidenses no estaban interesados en esos objetivos. Estaban concentrados sobre la densidad de viviendas de la ciudad y su gran porcentaje de casas de madera.

    Incluso el 8 de agosto de 1945, el ejército japonés estaba ocupando áreas mucho más grandes que durante el inicio de la guerra. El ejército rojo durante un mes, desde el 9 de agosto al 9 de septiembre, derrotó al ejército de Kwantung, un millón y medio de japoneses que habían ocupado toda Manchuria. Nuestros tanques llegaron a unos 100 kilómetros de Pekín. ¿Y qué hicieron los americanos durante ese mes?. Siguiendo la tradición, bombardearon las ciudades japonesas.

    ¿Cuántos millones de civiles en el norte y el Sur de Vietnam mataron entre 1960 y 1970 los americanos?.

    Pero volvamos a nuestras antiestalinistas. Su argumento preferido es el siguiente: "¿Quieres ser arrojado al Gulag?" No, por supuesto. Pero si tuviera que elegir entre la prisión de Monasterio Solovetsky del siglo XIX, un campo de concentración británico en 1918 en la península de Kola y en Arkhangelsk, un campo de Solovetsky en la década de 1920-1930 o una moderna prisión secreta estadounidense en Bahía de Guantánamo, no dudaría en elegir un campo de Solovetsky. Y, por supuesto, no sería por reverencias a Stalin, sino por sentido de autoprotección. Tendría más posibilidades de sobrevivir.

    Se han escrito miles de artículos y decenas de libros sobre cómo los presos estaban construyendo Belomorbalt, y los canales Moscú y Volga-Don. Había una masa de gente espeluznante, pero, por desgracia, técnicamente estos libros son analfabetos en detalles. Por alguna razón, ningún hombre honesto los ha comparado con la construcción de los canales de Panamá y de Suez. ¿Cuántas personas trabajaban allí?. ¿Cuántos murieron en términos absolutos y relativos?. Por desgracia, los antiestalinistas rusos no tienen ningún interés en cualquier tipo de canales. Sólo quieren historias aterradoras.

    Por ejemplo, el Canal Volga-Don fue iniciado por los sultanes turcos y Pedro el Grande lo construyó durante diez años. Fue Stalin quien completó la construcción en 3 años y medio.

    Como con la construcción de otros canales, se utilizó mano de obra prisionera masivamente. Unos 236.778 presos participaron en las obras. "De éstos, 114.492 personas fueron liberadas, 1.766 murieron y 1.123 se fugaron. El número máximo de trabajadores presos cayó el 1 de enero de 1952 a 118.178 personas..."

    15 ex presos fueron condecorados con la Orden de la Bandera Roja del Trabajo, 120 recibieron la Orden del Honor, 1433 la medalla "Al Valor del Trabajo" y la medalla "Por el Trabajo", 1.432 personas. Por lo tanto, después de tres años de duro trabajo la mitad de los presos estaba libre y 3.000 de ellos recibieron premios del gobierno.

    Tengo curiosidad: ¿cómo reaccionarían los presos de las cárceles coloniales de la primera mitad del siglo XX de Gran Bretaña y Francia ante la propuesta de ir a la construcción del Volga-Don?. Me temo que se apresurarían a escoger el Gulag.

    En Rusia durante los últimos 20 años hay una situación paradójica. Los "estalinistas" piden que se abran todos los archivos de la NKVD sin excepción, para saber la verdad sobre los crímenes de Stalin, incluidos los presos, los cargos contra ellos, etc. Los antiestalinistas, que fueron echando espuma por la boca antes de 1992 exigiendo transparencia y archivos abiertos, de repente cambiaron su mente. ¿Cómo no tener miedo?. Ellos se oponen firmemente a la apertura de archivos de la NKVD. Las listas de los nombres de los presos contienen cientos de miles de trotskistas, Makhno, bandidos tipo Levki Zadoff, Kronstadt, "kleshnikov", nacionalistas basmachis, ucranianos, bálticos y otros. Hay también cientos de miles de personas honestas represaliadas. Pero no es un negocio decir quién las denunció. Aquí es donde está el mayor miedo de nuestra intelectualidad "refinada". Porque entre los denunciantes se encuentran sus ídolos, maestros, parientes. En Ucrania se abrieron los archivos y encontraron que en el este del país cerca de un tercio de las víctimas habían sido reprimidas por realizar falsas acusaciones.

    ¿Cuántas lágrimas se derraman sobre el pobre Bulgakov, perseguido por Stalin, que asistía regularmente a sus obras en el teatro de arte de Moscú?. Bulgakov murió en su cama. Pero quienes escribieron denuncias contra Bulgakov, como Kerzhentsev y la compañía entera de nacionalistas ucranianos, murieron en otro lugar y con otras circunstancias. ¡Pero todos ellos también han sido rehabilitados por los antiestalinistas!

    Esto es lo que dice una de las líderes de los antiestalinistas rusos, Marietta Chudakova, en respuesta a las preguntas de los jóvenes: "Dicen que los archivos están cerrados y no se sabe nada. ¿Cómo que se desconoce?". Y a continuación enumera una larga lista de libros de sus adherentes. Chudakova ofrece un montón de literatura fantástica pseudocientífica y afirma que los archivos no importan en absoluto. Pero para aquellos incrédulos existe el Gulag, perdón, nuestros campos de concentración democráticos. Los demócratas ya propusieron despedir del trabajo a todos los que alaban a Stalin.

    El verano pasado ella se acercó con una lancha motora a Solovki. A lo largo del área del Mar Blanco está el campo Balta deshabitado. Durante la vida de Stalin se levantaron fábricas y nuevas ciudades. Pero ahora la gran mayoría de la población ha huido. Las viviendas se han vaciado, no hay casas de cultura, escuelas, jardines de infancia. Incluso no hay personas sin hogar. Pero en cambio, los campos se han llenado completamente de gente.

    Chudakova dice: "Sin embargo, Stalin hizo todo lo que pudo para que no ganáramos la guerra". Bueno, con la tesis de la "victoria del pueblo a pesar de Stalin" aparecen decenas de miles de expertos científicos.

    Es una pesadilla nocturna pensar cómo hombres con guadañas podrían luchar contra los panzers alemanes. La gente fue a la evacuación, donde inició la fabricación de tanques y cañones, y en 1942 fabricaban más que cualquier otro país del mundo. Es el pueblo que fue a Teherán, Yalta y Potsdam, y ganó la victoria diplomática más grande en la historia de Rusia. Tengan en cuenta que después de Catalina la Grande, nuestros líderes estaban constantemente perdiendo batallas diplomáticas, incluso después de ganar guerras, como sucedió en 1812- 1814 y 1877-1878, respectivamente.

    Imagínese por un momento qué pasaría si ganan Svanidze y Chudakova. Stalin y todas sus obras serán malditas. Pero, ¿fueron mejores Pedro el Grande, Iván IV e Iván III?. Destruyeron un porcentaje mucho mayor de sus súbditos que Stalin. ¿Respetaron más los derechos humanos?. Quizás el pueblo ruso tiene que reconocer que su Estado ha sido engendrado por monstruos de la raza humana. Y todos tenemos que arrodillarnos y arrepentirnos en voz alta ante el "mundo civilizado": ¡perdónennos a todos los pecadores!.

    Las Islas Kuriles, Carelia, Smolensk, Krasnodar, el sector ruso del Ártico: ¡quédense con todo, Rusia es bastante grande!.

    Cualquiera puede ir a una librería y comprar allí un “best seller” titulado "La bestia en el trono". Se trata de una biografía de Pedro el Grande. Por cierto, el 90 por ciento de lo que dice de él es cierto. Si se comparan a nuestros "tiranos sanguinarios" con los dirigentes de Oriente y Occidente en el mismo tiempo, los dos Ivanes, Pedro y Stalin se ven como sanguinarios, aunque gobernantes bastante moderados.

    ¿Es hora de recordar que hay cientos de monumentos a Napoleón en Francia e Italia, que muchas calles y plazas tienen su nombre?.

    En los Estados Unidos, Roosevelt y Truman son considerados héroes nacionales. Fueron los presidentes que ordenaron matar a millones de mujeres y niños.

    En Turquía, todavía hay un culto de Ataturk, y es más fuerte que el culto de Lenin en la URSS durante la década de 1970. Los turcos lo veneran por el asesinato en masa de cientos de miles de armenios y griegos. El día del 19 de mayo es fiesta en Turquía y Grecia. Los turcos celebran el día en honor de Ataturk, que ordenó sacrificar a los griegos. Los griegos marcan el día como el día del genocidio del pueblo ponto.

    En Finlandia hay un héroe nacional, el Mariscal Mannerheim. Fue él quien en verano de 1918 organizó el primer campo de concentración en el antiguo Imperio ruso.

    Polonia tiene también un héroe nacional, el Mariscal Pilsudski. Creó los primeros campos de concentración en el país en 1919. En 1921 unos 70.000 prisioneros de guerra soviéticos fueron asesinados en los campos de Polonia.

    ¿No es suficiente? Tomemos al gran Mao, que mató a 20 veces más personas que Stalin. ¿Por qué hay tantos monumentos al Gran Timonel en China?. Y esto no impidió a los chinos convertir a su economía en la segunda mayor del mundo después de Estados Unidos.

    En Mongolia, levantaron monumentos al héroe nacional mongol Genghis Khan.

    Por último, consideremos un pequeño ejemplo, que ha sido un tema de acalorado debate en el país y en el extranjero hace 80 años. Estamos hablando del famoso Pavlik Morozov. Fue su madre, Tatiana Morozov, quien testificó contra el padre, Trofim Morozov. Pavlik, su hijo, sólo confirmó el testimonio de su madre. Al contrario de lo que se dijo nunca fue pionero, y tampoco había ninguna organización de pioneros en su pueblo.

    Tatiana escribió: "camaradas, mi esposo da certificados falsos a los campesinos ricos para que puedan regresar, y vive desde hace tres años con su joven amante. ¡Castiguen al delincuente y devuélvanlo a la familia!".

    Trofim Morozov fue condenado a diez años. A los tres años estaba trabajando en la construcción de Belomorbalt, fue puesto en libertad y recibió un premio por su trabajo de choque. Luego vivió tranquilamente en Tyumen.

    El 4 de septiembre de 1932 fueron encontrados los cuerpos de Pavlik de 14 años de edad y su hermano Fedor de 9 años en el bosque. Los muchachos fueron apuñalados. El puñal nunca se encontró y no se pudo establecer la autoría del crimen. Sin embargo, las autoridades masacraron a todo el clan de Morozov. Se dice que el abuelo de 81 años de edad y la abuela ciega de 80 años fueron torturados en la cárcel. El tío y el primo de Pavlik fueron ejecutados.

    ¿Y si no hubiera existido Stalin sería lo mismo?. En la Rusia zarista Trofim Morozov no hubiera sido encarcelado. Sería removido de su cargo y habría sobornado a un capitán de la policía. El asesinato de Pavlik se diluiría a falta de pruebas directas, y teniendo en cuenta la sensibilidad de la situación. Recordemos la historia de Gorky "viciado".

    Curiosamente en Estados Unidos se realizaron encuestas para estudiar la opinión pública sobre los actos cometidos por Pavlik Morozov. La inmensa mayoría de los estadounidenses aprobó denuncias contra su padre y dijo que Pavlik había cumplido adecuadamente con su deber cívico.
     

      Fecha y hora actual: Mar Dic 06, 2016 8:51 pm