Foro de debate, intercambio y opinión


Mao Zedong analiza la Revolución Cultural

Wendy Oldbag
Wendy Oldbag
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 266
Reputación : 484
Fecha de inscripción : 23/01/2010
Localización : Leek Spinning in Area11

Mao Zedong analiza la Revolución Cultural Empty Mao Zedong analiza la Revolución Cultural

Mensaje por Wendy Oldbag el Sáb Abr 24, 2010 4:39 pm

Extraido de ''Histoire de la Révolucion Culturelle Prolétarienne en Chine'', de Jean Daubier. Cuando se publicó este libro la Revolución Cultural no había finalizado todavía (1970). Los nombres chinos estarán escritos en el método de transcripción fonética WG.

Esto que voy a copiar ahora es tan solo la primera parte de todo el texto de Mao, que es bastante largo y por lo tanto tardaré bastante en poder copiarlo entero. Perdonad por favor si hay faltas de ortografía.



El texto que sigue es una recopilación de declaraciones de Mao Tse-tung, hechas probablemene en julio de 1967. Fue publicado en forma de carteles en las calles de Pekín y difundido por grupos revolucionarios en todo el país, enforma de volantes o pequeños folletos dos meses más tarde. Como no se trata de un artículo de Mao Tse-tung sino de declaraciones suyas, sin duda en respuesta a algunas preguntas y puesto que en la actualidad no es posible confrontar esta traducción con el original chino, no puede considerarse el documento siguiente como la expresión rigurosa y organizada de sus opiniones, aunque no se dude de su autenticidad. Varias revistas en lengua inglesa han publicado este texto. Los carteles fijados en Pekín indican que Mao Tse-tung se dirigía a una delegación extranjera.

1º Las etapas de la Revolución Cultural

En el primer año de la Revolución Cultural se han hecho los preparativos; el segundo año es el de la victoria, del establecimiento de los órganos provisionales del poder y de la transformación revolucionaria de los espíritus; el tercer año será el de la puesta en orden. En la actualidad, las tareas más importantes son la crítica de masas y la realización de las Grandes Alianzas y la Triple Unión.

La publicacion del artículo de Yao Wen-huan fue la señal de partida. Peng Cheng y otros pusieron obstáculos; incluso mi sugerencia de hacerlo publicar en forma de folleto fue rechazada. También tuve que redactar el circular del 16 de mayo, donde se planteaba claramente la cuestión de las dos líneas y las dos vías. Numerosas personas pensaban entonces que mis opiniones habían sido rebasadas y a veces fui el único en defenderlas. Fue con este mismo espíritu con que me presenté a la 11ª sesión plenaria, donde una pequeña mayoría me apoyó, mientras que muchos camaradas no estaban de acuerdo: Li Cing-suan, por ejemplo, y también Liu Lan-tao. De la publicación del artículo de Yao Wen-huan en la 11ª sesión plenaria se desprende la primera fase de la Revolución Cultural.

Después de la reunión de trabajo del CC, se acentuó la crítica de la línea reaccionaria burguesa. Esta crítica ocasionó el entusiasmo de numerosos revolucionarios. Los intelectuales revolucionarios y los jóvenes estudiantes fueron los primeros en adquirir conciencia, lo que corresponde a las leyes del desenvolvimiento de la revolución. En enero de este año los obreros de Shanghai se movilizaron, tal como hicieron los obreros y campesinos de todo el país; así fue como la tempestad de enero barrió el país. El progreso del movimiento demostró que los obreros y los campesinos siguen siendo la fuerza principal -los soldados no son más que obreros y campesinos en uniforme-; cuando se habla de soldados, en lo fundamental no son más que obreros y campesinos. Una vez que se levanten las grandes masas de obreros y campesinos, la basura burguesa será barrida de manera radical, mientras que los intelectuales revolucionarios y los jóvenes estudiantes volverán a ocupar un lugar secundario.

¿Acaso no es así? Desde que los obreros se movilizaron, han destruido el economismo reaccionario, arrancando el poder de manos de las personas que ocupan puestos dirigentes ue siguen el camino capitalista y estimulado de las grandes alianzas revolucionarias y la Triple Unión. Ésta es una ley del desenvolvimiento del movimiento revolucionario; así sucedió en la Revolución democrática y así sucede en la RC. Cuando el movimiento del 4 de mayo, qye era un movimiento democrático revolucionario, los intelectuales fueron los primeros en ponerlo en marcha, pero inmediatamente después los obreros y los campesinos se convirtieron en la fuerza principal en los movimientos revolucionarios de la Expedición del Norte y la Gran Marcha.

El período que va de la 11ª sesión plenaria a la Revolución de enero puede ser considerado como la segunda etapa. Después de enero los cambios de poder, las grandes alianzas y la Triple Unión pueden ser considerados como la tercera fase. Aunque las grandes masas de obreros y campesinos hayan impulsado las Grandes Alianzas y la Triple Unión y aunque el Comité Central haya esperado que las grandes alianzas se consolidasen con rapidez, el proletariado debe transformar el mundo según su concepción de él, mientras que la burguesía se esfuerza por transformarlo según su concepción. La ideología burguesa y pequeñoburguesa, que estaba en pleno desarrollo entre los intelectuales y los jóvenes estudiantes, ha arruinado esta situación. Cada clase aún busca expresarse. Puesto que las leyes de lucha de clases no pueden ser modificadas según los deseos subjetivos de los hombres, no hemos podido formar grandes alianzas y aquellas que fueron realizadas fueron destruidas muy rápidamente y no existen más. Ésta es la razón por la cual en el movimiento actual hemos debido moderar un poco el movimiento.

Después de la publicación del artículo de Tsi Pen-yu, Patriotismo o derrotismo y La esencia del perfeccionamiento individual es traición a la dictadura del proletariado, el movimiento inició su cuarta fase. Éste fue un momento crítico de la lucha entre dos líneas y dos clases. Aquí, por otra parte, tengo lazo que decir sobre aquellos que fueron engañados. La mayor parte son obreros, campesinos y cuadros del Partido y de la Liga de las Juventudes Comunistas. Debemos confiar en el 95 por ciento de las masas y los cuadros. Así pues, debemos mantener nuestra confianza en aquellos que han sido engañados temporalmente. Éste es un problema que cada uno debe meditar seriamente.

Los obreros, los campesinos y los soldados no tienen contactos directos con los contrarrevolucionarios revisionistas. Además, éstos agitan banderas rojas. Toman por su cuenta las directivas del Comité Central. Los obreros, los campesinos y los soldados, así como los cuadros son la armazón del Partido y de la Liga, tienen profundos sentimientos proletarios. Así, fue posible engañarlos con facilidad; pero una vez que transformen su ideología, todo marchará bien.

Hoy se ha levantado la tapadera de la lucha de clases. Las masas de obreros y campesinos se han armado realmente con el marxismo; es una poderosa fuerza material. Los intelectuales siempre han actuado más rápidamente que los obreros y los campesinos, pero también son más inestables y se inclinan mucho al oportunismo. Si los intelectuales revolucionarios en verdad desean llevar la revolución hasta sus últimas consecuencias, continuamente deben transformarse mediante la práctica del trabajo manual. Esto se debe a que han recibido, junto con los jóvenes estudiantes, una educación fundamentalmente burguesa. Ella está en ellos y, a menos que no hagan grandes esfuerzos para transformar su concepción del mundo, las cosas se cambiarán en sus contrarios. Siempe he creído que la gran mayoría de los intelectuales, dentro o fuera el partido, esencialmente siguen siendo burgueses. En este momento decisivo de la lucha de clases debemos hacer hincapié en la reforma de nuestra concepción del mundo.

Los siguientes textos que suba serán más breves, especialmente el último. De todos modos, si no os interesa mucho, podemos dejarlo como está ahora.

:mao:
Erazmo
Erazmo
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1305
Reputación : 1446
Fecha de inscripción : 21/04/2010

Mao Zedong analiza la Revolución Cultural Empty Re: Mao Zedong analiza la Revolución Cultural

Mensaje por Erazmo el Sáb Abr 24, 2010 9:13 pm

Buen escrito camarada, creo que la transcripciòn no es deficiente, porque su conjunto y su forma de expresiòn es similar a otras declaraciones tambièn colocadas en forma de grandes papelògrafos en las ciudades chinas, incluso durante el periodo de guerra revolucionaria. Mao en toda su grandeza revolucionaria, nadie captò con màs brillantes que el la forma milenaria de como en china se hizo agitaciòn, propaganda o se expresaron ideas, directamente al pueblo sin intermediarios y mediantes proclamas concisas, precisas, y con una exquisita forma literaria, siempre he sostenido que China sigue un plan bièn elaborado su milenaria cultura y sabidurìa la han sabido conservar como ningùn otro pueblo en esta tierra, paciencia y sangre frìa, saben la fragilidad de los medios materiales y que la fortaleza està en la conciencia, conocimientos y el espìritu; tampoco olvidan afrentas y humillaciones, y por eso creo que las denostaciones de capitalismo, traidores y otras torpezas màs que les han proferido se caeràn cuàndo se levanten y al primero que derriben para siempre, sea al yanqui es cosa de tiempo, y por como van los acontecimientos mundiales no mucho tiempo màs.
javicho II
javicho II
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 660
Reputación : 933
Fecha de inscripción : 30/07/2010

Mao Zedong analiza la Revolución Cultural Empty Re: Mao Zedong analiza la Revolución Cultural

Mensaje por javicho II el Vie Feb 15, 2013 1:47 pm

Lástima que el que abrió este hilo no continuó posteando los textos de Mao sobre la GRCP.
Aquí un texto de Mao Tse Tung de 1964 como preludio a la GRCP.


EL MOVIMIENTO SOCIALISTA DE EDUCACIÓN COMO PRELUDIO A LA REVOLUCIÓN CULTURAL: “NOS APOYAMOS EN LOS CH'EN YUNG-KUEI'S

¿Por qué los “diez puntos de antes” y los “sesenta puntos” pueden movilizar a las fuerzas humanas?
[1964?]


Porque disolvieron las contradicciones en el pueblo, entre mandos y masas; porque contribuyeron a la organización de nuestras fuerzas. El hombre es el elemento decisivo de nuestras fuerzas. El hombre es el elemento decisivo entre todos los factores que constituyen las fuerzas de producción. El hombre, los mediso de trabajo (entre ellos el ganado de labor, equipos agrícolas, abonos ,etc.) y el objeto de trabajo son los tres grandes factores de las fuerzas de producción; los “sesenta puntos” y las “dos versiones de los diez puntos” fueron puestos en práctica desde simepre por hombres, animales, equipos agrícolas, el suelo, etc., pero ahora el resultado es completamente diferente. (Después de hablra sobre la “campaña socialista de educación” comenta el lema “¡la actitud interior de los campesinos pobres y medianos es correcta, y la actitud de los terratenientes y grandes campesinos es de obediencia”.). No siempre es así. Si se dice que la actitud de los campesinos pobres y medianos es correcta, existe la posibilidad de que siga siendo correcta más tarde o que se convierta en una actitud incorrecta. A pesar de que el lema es “la actitud interior de los terratenientes y grandes campesinos es de obediencia” tampoco todos mostrarán obediencias.
(Comentario sobre el hecho de que en Hsiaochan hubo un falso “obrero ejemplar” quien no trabajaba en absoluto y obtuvo en un año más de 15.000 puntos de trabajo y una remuneración de 2.000 Yüan): éste pertenece a la clase de los explotadores; hay que quitarle su puesto a toda costa. La cuenta deberá ser compensada, y, en todo caso, debe devolver lo que ha cobrado demás.
Existe todavía el tipo del pequeño potentado; a estos también hay que someterlos a “rectificación”.
El desfalco, soborno y abuso de la ley existe tanto en la burguesía como en el proletariado; así son de complicada las cosas. Si no fuera así, nos sorprendería mucho; además, es mejor que exista una contraposición. (Cuando decía que el pueblo de Ch'en Yü-mei había sufrido una derrota, que la producción de Pro-mou había bajado de 500 chin a 300 chin y que ha vuelto a subir en el año pasado de 300 a 600 chin): hemos de seguir apoyándonos en el siguiente lema: “Confianza en las propias fuerzas”. La situación cambia constantemente y causa, a veces, alguna derrota al bueno. Por ejemplo, Molotov sufrió una derrota y la producción bajó de 500 a 300 chin. Personas como Ch'en Yü-mei no estudiaron jamás en una escuela de enseñanza primaria ni en la universidad; sin embargo, sabían cumplir bien sus tareas.
Si el revisionismo vuelve al escenario, vuelve también la burguesía, y esto es amargo. Entonces ocurre lo mismo que en la aldea de Ch'enchiachuang; allí cortaron los árboles y las vides, luego llevaron todas las mesas y sillas de seis casas; cuando después apareció un buen hombre en el escenario, todo volvió a cambiar. Kruschev también quería transformar la Unión Soviética cortando los árboles y las vides; lo principal es para él conseguir ventajas; para ello, tomaría prestado dinero al demonio. Nosotros no seguimos este rumbo, el demonio no nos concede créditos; y si nos la concediera, no la querríamos aceptar. Nos queremos apoyar en Ch'en Yü-mei de Ch'enchiachuang y en Ch'en Yung-kuei de Tachai. No se debe mirar solamente el lado negro, pues en todas las cosas existe “la división de uno en dos”; el diez por ciento de “trabajadores ejemplares” arrastra a la mayoría y “rectifican” al diez o veinte por ciento de las malas personas.
Existe algunas células del partido que están realmente dominadas por antiguos miembros muy buenos. Tienen sus propios métodos para oponerse a los comités de distrito: “¿Sabes cuántos miembros hay en el Comité Central y cómo se llaman con nombres y apellidos?” Si no sabes la respuesta , afirma entonces, tus problemas tienen aún menos posibilidades de resolverse. Quiénes ocupan los altos mandos ya no tienen tiempo de ir a la base y no tiene idea de la situación real.

NOTAS DEL TRADUCTOR DEL TEXTO

Según el traductor de este extracto, de los escritos y discursos de Mao, sostiene que pudo ser revisado y modificado durante la revolución cultural (por ello que algunas partes del texto no haya coherencia). En todo caso es un escrito que tuvo una función como de transición a la Gran Revolución cultural Proletaria que empezó en 1966. El escrito está basado en la campaña del movimiento de educación socialista contra la liberalización; Liu chao chi esquivará hábilmente este movimiento mediante el control del partido. Mao se basó para esta campaña con el apoyo de los campesinos pobre y medios que se juntaron en asociaciones.

“Los anteriores diez puntos” , de mayo de 1963 son una resolución del Comité Central sobre la realización de la campaña, “los diez puntos posteriores” son una revisión de Liu Chaochi de septiembre de 1963.

“Los sesenta puntos sobre método de trabajo” del 19 de febrero de 1958 fueron publicados por el Comité Central en forma de manuscritos redactado por Mao. Constituye el inicio del Gran Salto.

Ch'en Yü-nei: Obrero modelo de Chénchiachuang en Ch'üfu, provincia de Shantung (domicilio de los descendientes de Confucio), participó activamente en 1974 en la campaña contra Confucio.

Ch'en Yung-kuei: Obrero modelo de agricultura, de Tachai, distrito de Hsiyang, provincia de Shansi, participó activamente en la Revolución Cultural. Desde 1967 es vicepresidentye del comité revolucionario de Shansi y miembro del Politburó desde el X Congreso del partido en 1973.

HELMUT MARTIN(Recopilador y traductor). "Mao íntimo. Barcelona: Dopesa, 1975.














Contenido patrocinado

Mao Zedong analiza la Revolución Cultural Empty Re: Mao Zedong analiza la Revolución Cultural

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun Nov 18, 2019 8:50 pm