Enver Hoxha - Profundicemos la lucha ideológica contra las manifestaciones extrañas al socialismo y contra las actitudes liberales ante ellas; 1973

Galin
Galin
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1175
Reputación : 1554
Fecha de inscripción : 27/05/2013

Enver Hoxha - Profundicemos la lucha ideológica contra las manifestaciones extrañas al socialismo y contra las actitudes liberales ante ellas; 1973 Empty Enver Hoxha - Profundicemos la lucha ideológica contra las manifestaciones extrañas al socialismo y contra las actitudes liberales ante ellas; 1973

Mensaje por Galin el Miér Abr 16, 2014 8:16 pm

Profundicemos la lucha ideológica contra las manifestaciones extrañas al socialismo y contra las actitudes liberales ante ellas; Enver Hoxha, 1973

http://bitacoradeunnicaraguense.blogspot.com.es/2013/04/profundicemos-la-lucha-ideologica.html

«Nuestra crítica, así como nuestra literatura y arte deben guiarse siempre por los principios del método del realismo socialista, que son el fruto de la experiencia mundial del arte revolucionario del proletariado, han sido elaborados por la estética marxista-leninista y confirmados por la práctica literaria y artística de nuestro país. Estos principios son inconmovibles y la fidelidad a ellos es indispensable, porque de lo contrario corremos el peligro de ser presa de las influencias extrañas y de alejarnos de las tradiciones revolucionarias. La innovación no implica la violación de los principios, sino por el contrario su justa aplicación». (Enver Hoxha; Profundicemos la lucha ideológica contra las manifestaciones extrañas al socialismo y contra las actitudes liberales ante ellas, 1973)

Enver Hoxha - Profundicemos la lucha ideológica contra las manifestaciones extrañas al socialismo y contra las actitudes liberales ante ellas; 1973 Profundicemos+la+lucha+ideol%C3%B3gica+contra+las+manifestaciones+extra%C3%B1as+al+socialismo+y+contra+las+actitudes+liberales+ante+ellas,+Enver+Hoxha;+Bit%C3%A1cora+de+un+NICARAG%C3%9CEN

El siguiente texto es una clara muestra del despliegue de la lucha de clases sobre el frente ideológico, en este caso, el contexto histórico de la elaboración de este informe proviene de un periodo en el cual la República Popular de Albania y su dirigente el Partido del Trabajo de Albania, ejecutan medidas para poner freno a las desviaciones localizadas en el ámbito ideológico de la sociedad, desviaciones de carácter liberal. Entre los factores objetivos que alentaban esto citamos el obvio cerco capitalista-revisionista sobre Albania, y entre los factores concretos que podrían haber incitado concretamente estos hechos se podría enumerar que:

«Los enemigos utilizaban a este fin todo lo que tenían a su alcance; aprovechaban especialmente la apertura de la China «socialista» hacia los Estados Unidos. Intentaban aprovechar también, en interés de sus fines, la lucha que llevaba a cabo el Partido del Trabajo de Albania contra el burocratismo y el conservadurismo para ampliar la democracia socialista, esforzándose por tergiversar esta lucha, y también cierta euforia que se percibía en bastantes trabajadores y cuadros debido a los grandes logros alcanzados en el desarrollo económico, social, cultural, etc». (Historia del Partido del Trabajo de Albania, segunda edición, 1982)

Estas desviaciones ideológicas por supuesto eran proyectadas por los Estados antagónicos capitalistas al interior como método para corroer el sistema albanés socialista. Tampoco eran, digámoslo así, métodos nuevos de subversión, pero pese a ello su alcance no sólo afectaron al ámbito ideológico de la cultura –aunque veamos que en este informe y en todo el pleno se denuncia la actividad de Fadil Paçrami que había influido de modo nefasto en el campo cultural–, ya que en los próximos meses se detectarían desviaciones de similar carácter liberal en la economía, el ejército, etc.

Nunca hay que olvidar que en estos factores de presión ideológica objetiva exterior se sumaba a su vez a los factores interiores, hablamos de la herencia ideológica del pasado en Albania –la sociedad patriarcal, la gran influencia religiosa, etc.–, que pese a registrar para 1973 grandes avances en su eliminación, no habían sido eliminados en su totalidad como es normal, de igual modo surgían otros –como el burocratismo, intelectualismo, autosatisfacción por los éxitos en la construcción socialista etc.–, todo ello hacía que los factores internos y externos se complementaran, y es lo que hace que la lucha en el campo ideológico sea la más compleja, y la última a resolver por el partido comunista en la sociedad dada su dificultad:

«La contradicción antagónica fundamental es siempre la contradicción entre el socialismo y el capitalismo, entre el camino socialista y el camino capitalista, esto no se ha movido. Esta contradicción, como toda la experiencia de los programas de lucha revolucionaria ha mostrado con claridad, se resuelve poco a poco, de acuerdo con las etapas de la revolución, primero en el plano político con la toma del poder político por la clase obrera, con su partido a la cabeza, en el nivel económico con la construcción de la base económica del socialismo en la ciudad y el campo, y en el plano ideológico con el triunfo completo de la ideología del proletariado sobre la ideología burguesa, de la moral comunista sobre la moral burguesa». (Nexhmije Hoxha; Algunas cuestiones fundamentales de la política revolucionaria el Partido del Trabajo de Albania sobre el desarrollo de la lucha de clases, 1977)

Este documento sobre la cuestión cultura en la sociedad socialista tiene especial importancia, porque como ya hemos afirmado en otras ocasiones y documentos: «hacer una excepción en cualquier campo sobre la lucha de clases que enfrenta al proletariado contra la burguesía es el gesto más notable de oportunismo». El tema del realismo socialista en la sociedad socialista se tocara de lleno como tema en el documento, lo que ayudará a aclarar dudas al lector.

Para ampliar más nuestro conocimiento, no está de más recordar el siguiente axioma:

«El enemigo de clase tiene como objetivo debilitar y eliminar no sólo la dictadura del proletaria y la independencia nacional, sino también el orden económico socialista y la ideología del proletariado; en consecuencia a esto actúa en tres campos y en los tres campos existe el peligro de la degeneración burguesa-revisionista; esta lucha de clases se libra en tres campos claros por tanto, entre nosotros y los enemigos –político–, entre el camino socialista y el camino capitalista –económico–, entre la ideología proletaria y la ideología burguesa-revisionista –ideológico–». (Nexhmije Hoxha; Algunas cuestiones fundamentales de la política revolucionaria el Partido del Trabajo de Albania sobre el desarrollo de la lucha de clases, 1977)

Es por ello que el partido comunista como tal, para poder defenderse del enemigo no puede dejar de aplicar la lucha de clases en ningún campo, y como tal, ya que se autoproclama revolucionario, que hace la revolución contra lo caduco de la sociedad, no puede sino atacar y llevar su posición revolucionaria a todos los campos sin evadir ninguno de estos, sin permitir a la burguesía que resista en ninguno de ellos, o que lo retome por falta de vigilancia:

«La lucha de clases se libra en todos los frentes, no sólo porque los enemigos externos aplican su lucha en todas las direcciones, sino porque, en primer lugar, estamos desarrollando la revolución en todos los campos y direcciones. Lo que hace que el ejecutar la lucha de clases en esas tres direcciones fundamentales –ideológica, política y económica– sean puntos muy importantes. Si la lucha se debilita en una dirección, toda la lucha de clases se debilitará y se condenara a un mayor castigo inmediato en el futuro». (Nexhmije Hoxha; Algunas cuestiones fundamentales de la política revolucionaria el Partido del Trabajo de Albania sobre el desarrollo de la lucha de clases, 1977)

Como curiosidad inherente al documento, en este Pleno del Comité Central de 1973 donde se critican las actitudes liberales, la crítica tocó de lleno a Ramiz Alia, que para quién no lo sepa, fue el Secretario General del Partido del Trabajo de Albania y llevó a cabo las reformas revisionistas que encaminarían a Albania hacia la restauración completa del capitalismo. En las sucesivas sesiones de este pleno a diferencia de otros desviacionistas de derechista como Fadil Paçrami y Todi Lubonja, él practicó una rápida colaboración y autocrítica, lo que le salvó de las sospechas de que sus desviaciones no fueran algo puntual, perdurable y consciente; como en efecto eran.

Como el lector habrá podido comprobar en otros documentos editados por nosotros; por ejemplo los que analizan la experiencia polaca, se habrá percatado que otros desviacionistas como Władysław Gomułka ya practicaron esta técnica de la falsa autocrítica para intentar escabullirse de la expulsión del partido cuando sus planes de imponer su ideología «extraña» fallaban, sólo que ellos, a diferencia de Ramiz Alia, intentaron implantar de nuevo sus ideas en el partido en momentos que el partido mantenía su coherencia marxista-leninista y con sus máximas figuras todavía en comandancia –sólo la llegada del jruschovismo haría que estos elementos impusieran finalmente sus ideas– condenándose ellos solos por su reiteraciones de revisionismo al ostracismo político. Ramiz Alia sin embargo, no fue impaciente, y esperó a la muerte de Enver Hoxha, para ir introduciendo de forma paulatina sus ideas revisionistas. En ambas experiencias, se demuestra la debilidad de los dos partidos que faltos de la figura clave de su liderazgo no supieron ya hacer frente la regresión contrarrevolucionaria.


LECTURA ONLINE http://es.scribd.com/doc/136211888/Profundicemos-la-lucha-ideologica-contra-las-manifestaciones-extranas-al-socialismo-y-contra-las-actitudes-liberales-ante-ellas-Enver-Hoxha

DESCARGA https://mega.co.nz/#!eJxihLoA!m_EAl6DZAUFNLJXTct_TfHHgPK4v40MgEd4lZkHzpTk

    Fecha y hora actual: Mar Jul 16, 2019 11:21 pm