¿Desmentida la versión "oficial" de la masacre de Katyn? - Descubrimientos en un sitio de asesinato masivo alemán en Ucrania, de Grover Furr (extractos) - año 2013 - publicado en el blog Crítica Marxista-Leninista el día 16 de enero de 2014

    Comparte

    Chus Ditas
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2862
    Reputación : 5821
    Fecha de inscripción : 24/03/2011

    ¿Desmentida la versión "oficial" de la masacre de Katyn? - Descubrimientos en un sitio de asesinato masivo alemán en Ucrania, de Grover Furr (extractos) - año 2013 - publicado en el blog Crítica Marxista-Leninista el día 16 de enero de 2014

    Mensaje por Chus Ditas el Dom Abr 13, 2014 7:41 pm

    ¿Desmentida la versión "oficial" de la masacre de Katyn?

    blog Crítica Marxista-Leninista - 16 de enero de 2014

    traducido por Inessa de la Torre y Thiago R.

    fuente: http://criticamarxista-leninista.blogspot.com.es/2014/01/Desmentida-la-version-oficial-de-la-masacre-de-Katyn.html

    El texto completo se puede descargar en: (pulsar la pestaña Archivo y después Descargar)

    https://docs.google.com/file/d/0ByP565N0sPRSX29SMW5IMnZrdFk/edit?pli=1


    La masacre de Katyn es el único "crimen" del stalinismo debidamente documentado, que hasta hace poco pasaba por ser un caso cerrado en la que culpabilidad de Stalin y el gobierno soviético estaba "demostrada". Grover Furr, otros estudiosos, nuevas evidencias y una interpretación objetiva y científica de las anteriores evidencias, nos dicen que este caso está lejos de ser cerrrado y que las "conclusiones" -respaldadas por el reconocimiento de Gorbachov y Putin- no tienen bases sólidas. Por el contrario, las evidencias materiales conocidas hasta la fecha respaldan la tesis de que la masacre de Katyn, en la que murieron polacos y también miles de ciudadanos soviéticos, fue un acto perpetrado por los nazi-fascistas alemanes. En el estudio que publicamos a continuación, Grover Furr refuta las evidencias documentales que sirven de base a la versión "oficial" que echa la culpa a los soviéticos de la masacre de Katyn.

    Descubrimientos en un sitio de asesinato masivo alemán en Ucrania - Grover Furr (extractos)

    ¿Qué sucedió, realmente?

    Los descubrimientos en las fosas comunes de Volodymyr-Volyns’kiy constituyen un golpe mortal a la versión “oficial” de la Masacre de Katyn. Esto es algo que debe interesarnos a todos nosotros. Katyn ha sido el más famoso supuesto delito de Stalin y el gobierno soviético. Ha sido el crimen más firmemente basado en pruebas documentales. Por ejemplo, es diferente al presunto “Holodomor” o a la inanición supuestamente deliberada por parte de Stalin de millones de ucranianos en la hambruna de 1932-1933, para las que nunca ha habido evidencia fundada [44].

    Todos los Estados post-soviéticos emplean hoy las historias de las “atrocidades soviéticas” para justificar las acciones pro-fascistas, antisemitas y pro-nazis de las fuerzas que se pusieron del lado de los alemanes contra la Unión Soviética, antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Katyn es la piedra angular del nacionalismo de extrema derecha polaco contemporánea. Katyn es también un componente clave de la propaganda antistalinista, antisoviética y anticomunista en general. Hasta ahora, ha sido la más conocida de tales supuestas atrocidades y, de lejos, la mejor documentada. Katyn ha sido el “crimen del estalinismo” mejor probado. Pero, ya no es así.

    Pero ¿qué sucedió, realmente? Mi punto de vista –y aquí estoy siguiendo a una serie de investigadores rusos muy competentes que han concluido igualmente que la versión “oficial” está equivocada– es que los soviéticos ejecutaron a algunos polacos.

    Sabemos que, en septiembre de 1939, después de ocupar Bielorrusia occidental y Ucrania occidental, antiguamente Polonia oriental, el NKVD soviético buscó a polacos que habían participado en la guerra de 1920-1921 en la que Polonia había quitado esos territorios a la República Socialista de Rusia, que entonces estaba exhausta tras cuatro años de guerra civil e intervención de los aliados, epidemia de tifus y hambruna [45]. La Polonia imperialista había privado de muchos de sus derechos nacionales y civiles a las poblaciones mayoritarias –bielorrusos, ucranianos y judíos– [46]. El gobierno polaco había enviado “colonos” (osadnicy) –principalmente ex oficiales militares– a “polonizar” (“hacer más polacas”) esas tierras, dándoles propiedades y haciéndoles funcionarios públicos y profesores. Polonia había reprimido violentamente al movimiento comunista y a las minorías ucraniana, bielorrusa y judía en esas tierras, al igual que en la misma Polonia. Además: durante la guerra ruso-polaca de 1920-1921 en alguna parte murieron en cautiverio polaco entre 18,000 y 60,000 prisioneros de guerra del Ejército Rojo. Hay buena documentación de que fueron tratados brutalmente, muertos de hambre, congelados y muchos de ellos abiertamente asesinados [47].

    Por lo tanto, es probable que los soviéticos detuvieran y procesaran a cualquier prisionero de guerra y civiles polacos que descubrieron habían estado implicados en esos crímenes. Muchas de estas personas fueron deportadas a lugares de exilio en lo profundo de la URSS (donde muchos de ellos sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial, muy lejos de sus antiguos hogares, donde los combates y las matanzas masivas de nazis y ucranianos [48] fueron de los más feroces). Otros deben haber sido juzgados, condenados y ejecutados o enviados a campos de trabajo.

    Es probable que un número considerable de los prisioneros de guerra polacos –oficiales militares, policías y guardias de diversa índole– hayan estado involucrados en la represión o en las atrocidades contra las tropas soviéticas, comunistas, sindicalistas, obreros, campesinos, escuelas e instituciones bielorrusas, ucranianas y judías. La Unión Soviética les habría procesado. También es probable que algunos de los prisioneros de guerra polacos fueran condenados a trabajar en las zonas en que fueron capturados por los alemanes cuando invadieron la URSS en 1941, y posteriormente ejecutados, como lo fueron Kuligowski y Małowiejski.

    Los ex funcionarios del NKVD Soprunenko, Tokarev y Syromiatnikov testificaron que sabían de algunas ejecuciones de prisioneros polacos. Así que no hay razón para dudar de que los soviéticos fusilaran a algunos polacos. Pero los descubrimientos en Volodymyr Volyns’kiy prueban que los documentos de “tránsito” o de “embarque” no registran el envío de prisioneros para su ejecución. Esta es la base de la versión “oficial” de la Masacre de Katyn: ahora se ha demostrado que esto es falso. Los prisioneros de guerra polacos no estaban siendo enviados a la ejecución cuando los campamentos en que estaban recluidos fueron cerrados en abril-mayo de 1940.

    Mi predicción es que en el mundo académico “predominante” –es decir, anticomunista– el discurso sobre la Masacre de Katyn cambiará muy poco. El anticomunismo predominante está motivado mucho más por la “corrección política” –por motivos políticos– que por el deseo de descubrir la verdad. Si los eruditos anticomunistas predominantes mencionan los descubrimientos Volodymyr-Volyns’kiy será sólo para descartarlos. Una forma de hacer esto se encuentra en el informe arqueológico ucraniano citado a continuación –que afirma que el NKVD realizó esas ejecuciones. Pueden inventarse otros subterfugios similares. Negarán, cueste lo que cueste, la importancia central de estos descubrimientos para el entendimiento objetivo de este infame acontecimiento histórico.

    Tal vez el informe arqueológico polaco anticipaba esto al relegar a una nota a pie de página el hallazgo de la insignia de Kuligowski. Se puede considerar un acto de principios, e incluso valiente, de la arqueóloga Dra. Dominika Sieminska, el revelar el descubrimiento de la insignia y dar los detalles importantes sobre él en el informe, sin importar cuán minimizado y subvalorado esté. Nadie la obligó a insertar esta información, que dirige la atención del lector a la contradicción entre el descubrimiento en Volodymyr-Volyns’skiy y la versión “oficial” de Katyn. El cuestionamiento de la versión “oficial” no es tolerado en la esfera pública en Polonia. Esperamos que la carrera de la Dra. Sieminska no sufra a causa de su adhesión a la objetividad científica.

    El informe de la parte ucraniana del mismo equipo no menciona el descubrimiento de ninguna insignia. Más aún, el informe ucraniano se sale de su camino al sugerir que los soviéticos pueden aún ser, de alguna manera, responsables de las ejecuciones en masa. Discute el hallazgo del informe polaco de que las fosas utilizaron el “sistema de la Jeckeln”, “ya que sólo comenzó a ser utilizado por los nazis a finales de 1941 y a principios de 1942”. No incluye ninguna evidencia en apoyo de esta afirmación.

    [...]

    Además queremos señalar que este método de ejecución al que nuestros colegas polacos se refieren no debería ser llamado el “sistema Jeckeln”. Este método nazi no fue utilizado para las ejecuciones en una fosa funeraria. Además, comenzó a ser utilizado sólo a finales de 1941 y a principios de 1942 en Riga, lo que no se corresponde cronológicamente con las ejecuciones Volodymyr.

    El informe ucraniano menciona el hecho de que los casquillos de bala alemanes encontrados eran de 1941, pero luego afirma “Se sabe que los órganos soviéticos del NKVD utilizaron armas alemanas en ejecuciones masivas de ciudadanos polacos” [49].

    [...]

    En las fosas funerarias se encontraron casquillos idénticos, principalmente de calibre 9 mm. La mayoría de ellos tienen la marca “dnh” (producción de la fábrica Werk Drulach [50] en Karlsruhe, Alemania) y “kam” (producción de la fábrica Hasag en Skarżysko-Kamienna [51], Polonia) de 1941. Sin embargo también se encontraron unos pocos casquillos de tipo soviético. Todo esto requiere de una mayor investigación, puesto que no es objetivo afirmar que los disparos fueron realizados por los hitlerianos cuando en las fosas se encontraron casquillos de tipo soviético. Son hechos conocidos (incluyendo los hechos del fusilamiento de militares polacos en Katyn) que los órganos soviéticos del NKVD utilizaron armas alemanas en fusilamientos.

    Los detalles de los casquillos, 150 en total, encontrados en la fosa Nº 1 se dan en la nota a pie de página 3, página 8 del informe polaco, pero están ausentes en el informe ucraniano:

    1. “kam, 67, 19, 41”- 137 szt; 2. “dnh, *, 1, 41” - 7 szt; 3. Geco, 9 mm – 1 szt; 4. łuski bez oznaczeń, 7,62 x 25, wz. 30, produkcja ZSRR – 5 szt.

    1. “kam , 67, 19 , 41” – 137 unidades ; 2. “dnh, *, 1, 41” – 7 unidades; 3. Geco, 9 mm. – 1 unidad; 4. Casquillos sin marcas, calibre 7.62 x 25, producción de la URSS del tipo 1930 – 5 unidades.

    Estas marcas de identificación en los casquillos de bala se conocen como “headstamps”. De acuerdo con el análisis realizado por Sergei Strygin “kam, 67, 19, 41” significa la fábrica Hasag en Skarżysko-Kamienna, “67” el porcentaje de cobre en la bala, “19” el número de lote, y “41” el año de producción. “Dnh,*, 1, 41” significa la fábrica Durlach, “*” significa que el casquillo se revistió en latón; “1” es el número de lote y “41” el año de producción. Ciento cuarenta y cuatro, o el 96% de los 150 casquillos encontrados, eran de fabricación alemana y se pueden fechar en 1941 [52].

    El informe polaco, pero no el ucraniano, también especifica los casquillos encontrados en la fosa Nº 2:

    1. “kam, 67. 19, 41” – 205 szt; 2. “dnh, *, 1, 41” – 17 szt; 3. łuski bez oznaczeń. 7.62 x 25. wz. 30, produkcja ZSRR – 2 szt; 4. łuska “B , 1906”

    1. “Kam, 67, 19, 41” – 205 unidades; 2. “Dny, *, 1, 41 – 17 unidades; 3. Casquillos sin marcas, calibre 7.62 x 25 – producción de la URSS de 1930 – 2 unidades; (un) casquillo “B, 1906”.

    De 225 casquillos encontrados en esta fosa, 205 son del tipo “Hasag” 1941 alemán, 17 son del tipo “Durlach” 1941 alemán, 2 son de tipo soviético de 1930 sin marca, y uno tiene marcado “B 1906” [53]. Entonces, el 98,67% de los casquillos son de fabricación alemana 1941.

    Por el contrario, ninguno de los informes ucranianos cita el número de cada tipo de casquillo o el hecho de que los casquillos alemanes fabricados en 1941 constituyen la inmensa mayoría de las que se encontraron. El siguiente párrafo aparece palabra por palabra en cada uno:

    [...]

    En las fosas se encontraron casquillos idénticos, principalmente de calibre 9 mm. La mayoría de ellos tienen la marca “dnh” (planta de producción Werk Durlach en Karlsruhe, Alemania), y “kam” (fábrica de producción en Hasag Skarżysko Kamienna, Polonia) en 1941. Sin embargo, también se encontraron varios casquillos de bala de modelo soviético. Todo esto requiere de más investigación en la medida en que no es objetivo afirmar que los fusilamientos fueron realizados por los hitlerianos cuando en las fosas funerarias se encontró casquillos de modelo soviético. Se conocen ejemplos (incluidos los datos de los fusilamientos de soldados polacos en Katyn) en que los órganos soviéticos del NKVD utilizaron armas alemanas en las ejecuciones.

    Hay algunos problemas con la conclusión del informe ucraniano. En primer lugar, es un ejemplo de razonamiento circular. Asume que los asesinatos en masa en Katyn, que hasta los alemanes admiten ​​se llevaron a cabo con munición alemana, fueron un crimen soviético. Pero esa es la suposición que los descubrimientos en Volodymyr-Volyns’kiy cuestionan.

    En segundo lugar, asume que incluso la enorme preponderancia de pertrechos alemanes no es suficiente para establecer que los asesinatos fueron realizados por los alemanes, ya que los soviéticos también pudieron utilizar la munición alemana. Sin duda, esta es la razón por la que el informe ucraniano no da el número de casquillos o el porcentaje de ellos que son de fabricación alemana de 1941. (Los informes ucranianos debieron haber añadido que los alemanes también pudieron utilizar munición soviética. Los alemanes capturaron inmensas cantidades de armas y municiones soviéticas en 1941).

    El informe ucraniano anota que en las fosas comunes también se encontró mujeres sosteniendo a sus hijos en sus pechos.

    [...]

    También se observa que las personas asesinadas a menudo cubrían sus rostros con las manos, o abrazaban a otra víctima (las mujeres se abrazaban ellas mismas y cubrían a los niños).

    No hay ejemplos en ningún lugar de que el NKVD soviético disparara a niños.

    El arqueólogo ucraniano Oleksei Zlatohorskyy (en ruso: Aleksei Zlatogorskii) ha señalado los problemas políticos que plantea la identificación arqueológica polaca de los alemanes como los asesinos:

    [...]

    Declaraciones imprudentes de los arqueólogos polacos acerca de las pertenencias de los restos encontrados en las tierras del castillo de Kazimir Velikii en Vladimir-Volynskii podrían poner en duda los crímenes ya conocidos del NKVD en relación con los oficiales polacos, dijo el director de la empresa estatal “Antigüedades Volyn” Aleksei Zlatogorskii en un comentario a Gazeta.ua [55].

    Los únicos “crímenes ya conocidos del NKVD en relación con los oficiales polacos” es la Masacre de Katyn –para ser más precisos, la versión “oficial” de la Masacre de Katyn. El profesor Zlatohorskyy no explica de qué forma el informe polaco “pone en duda” la versión “oficial” de Katyn.

    El informe ucraniano antes citado parece ser una versión corta, tal vez la versión para Internet, de un informe más extenso escrito por Zlatohorskyy y otros dos arqueólogos ucranianos, S.D. Panishko y M.P. Vasheta. Este informe (Zvit) omite cualquier mención de Kuligowski, Małowiejski y sus insignias. Su apéndice sí incluye fotografías que también se encuentran en el informe polaco. Entre ellos se encuentra una foto de la charretera de policía polaco y la disposición “empaque de sardina” de los cadáveres de la fosa Nº 2 (Zvit 91, 92, 97). La disposición muy “ordenada” de los cuerpos contradice la descripción del profesor Kola.

    Se ha anunciado, para el 5 de marzo de 2013, la inauguración de una exposición en relación con este sitio en el Museo Histórico Volodymyr-Volyns’kiy. El artículo que lo acompaña dice solamente que en 1997 los investigadores asumieron que las víctimas enterradas allí eran polacos fusilados por el NKVD en 1939-40 y sugiere que esta sigue siendo su conclusión.

    [...]

    La exposición habla de los resultados de los trabajos de exhumación en los años 2010-2012, y revela a los visitantes los hitos básicos de otro gran castillo de Volhynia y de un crimen horroroso oculto para los ojos humanos [56].

    Incluso si dejamos de lado todas las pruebas de que los alemanes mataron a las víctimas en Volodymyr-Volyns’kiy, queda el hecho de que la mayor parte de la munición utilizada fue fabricada en 1941. Los documentos de “tránsito” o “embarque” son de abril-mayo de 1940. Kuligowski y Małowiejski no pudieron haber sido asesinados antes de 1941. Nadie ha sugerido que fueran asesinados en Kalinin y Jarkiv en abril-mayo de 1940 y que luego sus insignias fueran llevadas a la fosa común en Volodymyr-Volyns’kiy, a cientos de kilómetros de distancia, y arrojadas a la fosa funeraria.

    En efecto, Kuligowski y Małowiejski fueron enviados fuera de sus campamentos de prisioneros de guerra en abril de 1940, según consta en las listas de tránsito soviéticos publicadas por Tucholski en 1991. Pero ninguno de ellos estaba siendo enviado para su ejecución. Fueron asesinados en 1941 en Volodymyr-Volyns’kiy, RSS de Ucrania. De acuerdo con la evidencia ahora disponible fueron asesinados por los alemanes. Pero esto no es importante para nuestros actuales propósitos. Lo importante es esto: no es válido concluir que alguno de los prisioneros enviados fuera de los campos de prisioneros de guerra polacos en abril-mayo 1940 estaba siendo enviado a su muerte. Esto por sí solo refuta la versión “oficial” de la Masacre de Katyn.

    Conclusión

    Las opiniones de las personas que están motivadas por el deseo de conocer la verdad sobre Katyn y sobre cuestiones históricas en general, pueden ser modificadas por la evidencia descubierta en Volodymyr-Volyns’kiy. Esto sólo puede suceder si la noticia del descubrimiento, y de sus implicaciones para la comprensión del tema de Katyn, se hace ampliamente conocida y comprendida.

    Este no es un asunto fácil. Aparte de un pequeño número de investigadores, lo que la mayoría de la gente sabe sobre el tema de Katyn refleja la versión “oficial”. La discusión de Katyn se desalienta activamente en los círculos académicos y políticos predominantes bajo el pretexto de que el asunto ha sido tan firmemente establecido mediante pruebas que sólo comunistas y maniáticos pueden cuestionarlo.


    Chus Ditas
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2862
    Reputación : 5821
    Fecha de inscripción : 24/03/2011

    Re: ¿Desmentida la versión "oficial" de la masacre de Katyn? - Descubrimientos en un sitio de asesinato masivo alemán en Ucrania, de Grover Furr (extractos) - año 2013 - publicado en el blog Crítica Marxista-Leninista el día 16 de enero de 2014

    Mensaje por Chus Ditas el Dom Abr 13, 2014 7:42 pm

    No he sido capaz de encontrar este texto en el foro. Me extraña que no esté publicado hasta hoy, así que si lo he repetido, mis disculpas.

    ☭товарищ Игорь★
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 20
    Reputación : 22
    Fecha de inscripción : 04/03/2014
    Edad : 32
    Localización : Valladolid

    Re: ¿Desmentida la versión "oficial" de la masacre de Katyn? - Descubrimientos en un sitio de asesinato masivo alemán en Ucrania, de Grover Furr (extractos) - año 2013 - publicado en el blog Crítica Marxista-Leninista el día 16 de enero de 2014

    Mensaje por ☭товарищ Игорь★ el Dom Mayo 04, 2014 1:56 pm

    Sobre lo que hicieron los sovieticos en Polonia la mayor parte de la información proviene de la Alemania Nazi y sus colaboradores que creaban datos y hechos para justificar su invasión a la URSS con políticas de exterminio. Pasa lo mismo con el Holodomor, por ejemplo.

    granados
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 721
    Reputación : 757
    Fecha de inscripción : 15/01/2012

    Re: ¿Desmentida la versión "oficial" de la masacre de Katyn? - Descubrimientos en un sitio de asesinato masivo alemán en Ucrania, de Grover Furr (extractos) - año 2013 - publicado en el blog Crítica Marxista-Leninista el día 16 de enero de 2014

    Mensaje por granados el Dom Oct 05, 2014 9:03 pm

    Interesante aportación de Grover Furr en su ultimo libro " Blood Lies: The Evidence that Every Accusation against Joseph Stalin and the Soviet Union in Timothy Snyder's Bloodlands Is False "(2014)

    En el informe oficial nazi (amtliches) se fotografiaron los casquillos de bala de modo lateral, lo que hace imposible su identificación y serie de fabricación.

    Furr sospecha que el motivo es que las balas se habían fabricado en 1941.


    Snyder assumes Soviet guilt for the killings at Katyn. Furr observes, “German shell casings were found in these mass graves. The official German report contains photographs of the shell casings. In a telling omission, these photographs are side views of these casings. There are no photographs of the ‘head-stamps’ or ends where the percussion cap and identifying marks are located. Most German bullets of the era had date stamps, just as most of those found at Volodymyr-Volyns’kiy did. If any of those had been stamped 1940 or earlier the Germans would surely have photographed them, since they would have been excellent proof of Soviet guilt. The fact that they did not suggests that the head-stamps contained numbers or codes indicating manufacture in 1941. This is consistent with the other circumstantial evidence now available that points strongly to German, not Soviet, guilt.” He sums up the debate on Katyn: “all the evidence we now have suggests that the Germans and Ukrainian Nationalists, not the Soviets, shot the Polish officers whose corpses the Germans exhumed at Katyn in April-June 1943.”


    http://www.amazon.com/Blood-Lies-Evidence-Accusation-Bloodlands/product-reviews/0692200991/ref=sr_1_1_cm_cr_acr_txt/180-5568557-4307521?ie=UTF8&showViewpoints=1

    Contenido patrocinado

    Re: ¿Desmentida la versión "oficial" de la masacre de Katyn? - Descubrimientos en un sitio de asesinato masivo alemán en Ucrania, de Grover Furr (extractos) - año 2013 - publicado en el blog Crítica Marxista-Leninista el día 16 de enero de 2014

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:16 pm


      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 11:16 pm