[PCOE - Islas Baleares] Las luchas espontáneas continúan reproduciéndose

Comparte
avatar
Ленина
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 128
Reputación : 164
Fecha de inscripción : 27/09/2012

[PCOE - Islas Baleares] Las luchas espontáneas continúan reproduciéndose

Mensaje por Ленина el Mar Mar 25, 2014 10:38 pm

Este 22 de marzo, las clases trabajadoras, acuciadas por el paro masivo que existe en España, los miles de desahucios que se han ejecutado y que quedan por ejecutar, el empeoramiento progresivo de las condiciones laborales y salariales, la aprobación de leyes represivas que minan incluso los derechos más básicos, el desmantelamiento de la educación y la sanidad públicas…; han salido a la calle una vez más para manifestarse en contra de esta situación.

La gran novedad de estas Marchas por la Dignidad con respecto a la mayor parte de las movilizaciones anteriores, es que de algún modo logra canalizar las diversas reivindicaciones que vienen formulando los movimientos sociales. Esto es, se convierte en una movilización que, si bien no unifica a nivel político e ideológico todas las luchas espontáneas, sí que las congrega en una misma convocatoria. Las plataformas en defensa de la vivienda, de los servicios públicos, etc., se han manifestado de forma conjunta, lo cual parece señalar ante los ojos de las mayorías explotadas, aún siempre desde la conciencia espontánea, la existencia de un trasfondo común en estas reivindicaciones parciales.

Ahora bien, es necesario señalar los límites de la conciencia espontánea, incapaz de percibir el carácter de clase de las luchas y su necesaria superación mediante la lucha revolucionaria por el socialismo. La conciencia espontánea es aquella que desarrollan los obreros por sí mismos, abrumados por la brutal crudeza de la situación, pero incapaces de rebasar los límites de la ideología burguesa, dominante de manera natural entre las clases explotadas al ser éstas un producto del propio sistema de producción capitalista. Esta conciencia espontánea se manifiesta en forma de movimientos espontáneos, como son el conjunto de las plataformas sociales, que formulan reivindicaciones parciales y convocan movilizaciones igualmente espontáneas, como no podía ser de otro modo.

Si bien se evidencia el hecho de que la conciencia espontánea es, a todas luces, insuficiente para desarrollar una lucha decidida contra el sistema capitalista, causante de todos los males que sufren en sus carnes los obreros y obreras; ésta no puede ser despreciada, pues es la antesala del movimiento consciente si existe un destacamento de vanguardia capaz de inocular, desde fuera de la lucha económica, la conciencia revolucionaria. Esto es, desarrollar cualitativamente la conciencia de las masas, rebasando los límites del espontaneísmo para interiorizar de lleno la conciencia de clase para sí.

Ante la inexistencia del Partido Comunista, entendido éste como el destacamento de vanguardia de la clase obrera, estas luchas espontáneas son fagocitadas por el oportunismo, en sus muy diversas vertientes: partidos políticos proclamados de izquierdas como Izquierda Unida o Podemos, o sindicatos que sacrifican los derechos de los obreros ante las exigencias de la patronal, como CCOO y UGT. Estas organizaciones oportunistas, que sirven para continuar aglutinando el descontento de las masas explotadas en la órbita del propio sistema capitalista, proclaman ante las clases trabajadoras que la solución al problema es una suerte de III República, o la dimisión del Gobierno y la celebración de unas nuevas elecciones. Así pues, las masas obreras que han desarrollado la conciencia espontánea, quedan raptadas por el oportunismo, logrando éste último que no se pongan en cuestión el Estado burgués y el sistema capitalista, mientras niegan sistemáticamente la lucha de clases y el carácter de clase del Estado.

Los comunistas, ante esta situación, debemos actuar en torno a cuatro tareas fundamentales. Por una parte, inocular a la clase obrera la conciencia revolucionaria, es decir, fomentar el salto cualitativo de conciencia de clase en sí, a conciencia de clase para sí; luchando por eliminar hasta el último resquicio de conciencia burguesa entre los obreros. Por otra parte, disputar al oportunismo -representante de la pequeña burguesía y la aristocracia obrera- la dirección de las movilizaciones obreras, emprendiendo una lucha político-ideológica sin cuartel contra la ideología burguesa en el seno del Movimiento Obrero -el revisionismo-, y contra sus organizaciones políticas y sindicales. En tercer lugar, debemos participar en el desarrollo del Partido Comunista, fundiendo la teoría del socialismo científico con las masas obreras, y encaminándonos hacia la unidad de los comunistas, que es un proceso eminentemente práctico que jamás podrá ser fruto de acuerdos formales entre los dirigentes de las diferentes organizaciones autoproclamadas marxista-leninistas. Por último, es tarea de los comunistas incentivar la creación de órganos de Poder Popular, tejiendo progresivamente una estructura obrera democrática en la que se organice el conjunto de la clase obrera, convirtiéndose ésta en un verdadero embrión del futuro Estado obrero. Esta propuesta es, nada más y nada menos que el Frente Único del Pueblo.

Así pues, a través de este proceso de lucha contra el revisionismo, de desarrollo del Partido Comunista, de creación de los órganos de Poder Popular, y de sustitución de la conciencia espontánea por conciencia revolucionaria; podremos garantizar la independencia política e ideológica de la clase obrera y su erección en sujeto revolucionario consciente, capaz de emprender la lucha revolucionaria por el socialismo.

La participación de los comunistas en estas movilizaciones para portar el mensaje revolucionario se torna, de este modo, absolutamente necesaria. De lo contrario, se estaría abandonando a la clase obrera a las garras del oportunismo y, por tanto, de la burguesía. Aunque el resultado sería igualmente fatal si los comunistas asumiéramos esta participación como tomar parte de las manifestaciones asumiendo su naturaleza, en lugar de tratar de transformarla. En uno y otro error incurren hoy muchos comunistas del Estado Español.

El Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en las Islas Baleares actúa en base a esta línea, y reafirma su compromiso para con la clase obrera, en la lucha por su emancipación.


¡Unamos todas las luchas en un solo puño!

¡Socialismo o barbarie!


Comisión Ideológica de las Islas Baleares del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E)



Fuente: http://pcoebalears.wordpress.com/2014/03/23/sobre-las-luchas-espontaneas/

    Fecha y hora actual: Lun Nov 20, 2017 3:14 am