[Red Roja - Estado español] Arkaitz Bellón, otro preso político que fallece en las cárceles españolas.

Comparte
avatar
1521
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 378
Reputación : 625
Fecha de inscripción : 01/03/2010
Edad : 28
Localización : República Socialista Castellana de Trabajadores

[Red Roja - Estado español] Arkaitz Bellón, otro preso político que fallece en las cárceles españolas.

Mensaje por 1521 el Lun Mar 03, 2014 3:46 am

http://redroja.net/index.php/comunicados/2257-arkaitz-bellon-otro-preso-politico-que-fallece-en-las-carceles-espanolas

El pasado miércoles, en Cádiz, fallecía Arkaitz Bellón, víctima del último crimen perpetrado por el Estado español.

Secuestrado a más de mil kilómetros de su hogar durante más de una década, torturado y agredido en repetidas ocasiones por sus carceleros, el miércoles se consumaba en su persona la política represiva penitenciaria en forma de asesinato. Es intrínseco al sistema carcelario que padecemos: exterminio, agudización y perpetuación de las desigualdades entre clases. ¿Quién si no lxs pobres y lxs luchadorxs por un sistema más justo van a la cárcel?

Contra la extensión y profundización de estas prácticas políticas represivas se hace cada vez más necesario y urgente la organización popular. En el barrio burgalés de Gamonal lo hemos podido comprobar hace poco: solo la unión y organización del pueblo es garantía para su propia defensa. Los pasos necesariamente han de pasar por la presión y la desobediencia, partiendo de la base de la organización popular. Esta última será la clave para incapacitar al sistema para asimilar las reivindicaciones a través de silenciamientos, tergiversaciones clasistas de sus 'mass media' y ocultaciones de las luchas, o inocuas depuraciones de responsabilidades políticas.

Desde Red Roja queremos manifestar nuestro dolor por el trágico suceso de la muerte Arkaitz y mostrar todo nuestro apoyo y solidaridad con sus familiares y gente cercana, así como extender este sentimiento por las muertes de los presos políticos vascos Anjel Figueroa y Xabier López Peña, ambas ocurridas en el 2013. Que sea el tiempo y nunca el olvido quien caiga sobre las tumbas de todxs lxs luchadorxs por una sociedad más justa.

Es imprescindible señalar la agudización de la escalada represiva que hemos vivido en las últimas semanas: cómo las fuerzas de choque policiales han desahuciado a una persona con una enfermedad crónica pasando por encima de sus vecinos y vecinas, o cómo en Valladolid la acción violenta del Estado ha enviado al hospital con un derrame cerebral a una mujer luchadora, y cómo después la Policía ha presionado a familiares y médicos exigiendo los partes médicos, cerrando toda la planta del hospital, etc. Aunque con las fisuras propias de las contradicciones dentro de la clase dominante, estas acciones son apoyadas por los medios de desinformación. Son estos mismos medios -algunos autodenominados 'progresistas'- los que no han vacilado en señalar a Arkaitz como militante de una organización armada cuando ni siquiera había sido condenado por ello.

Esto señala lo evidente: el problema no viene únicamente de un gobierno corrupto, ni estamos en una democracia imperfecta que hay que mejorar. Vivimos en un sistema capitalista bajo el dominio de su Estado de clase, que como tantas veces en la Historia, está dispuesto a llegar cada vez a más para que la minoría dominante siga siendo propietaria del poder y la riqueza que pertenece por derecho a todo el pueblo trabajador.

Algunos grupos políticos se pierden en su propia retórica y siguen buscando el fantasma perdido del 'Estado del Bienestar', buscando darle un contenido social a una UE que esclaviza a los pueblos mediante la deuda externa que los ahoga. Pero la realidad grita desde la memoria de Arkaitz, desde el dolor de Valladolid, desde las calles de Gamonal, y nos dice que el Estado no es neutro, que nunca lo ha sido, y no puede serlo.

Por eso las fuerzas revolucionarias sabemos que la salida de la crisis no pasa por el Parlamento europeo ni por la cosecha de votos, sino por la negativa al pago de toda la deuda, por la salida de la UE y, en definitiva, por la construcción popular de un futuro para la mayoría. Un futuro donde no existirá el drama del desahucio, donde una mujer no será apaleada y su familia amenazada por exigir sus derechos más básicos, donde la juventud luchadora que representa Arkaitz no será lentamente triturada en los calabozos del Estado.

Eso es lo que da sentido a sus luchas. Y a la nuestra.

Y para terminar, queremos también volver a denunciar, porque lo que por sabido no se dice, por no dicho se olvida, las medidas de excepción de la llamada “ley antiterrorista” por mantener la cobertura legal para la dispersión, las detenciones ilegales, las extorsiones, los secuestros y las torturas.

¡No a la dispersión!

¡Amnistía para lxs presxs políticxs!

    Fecha y hora actual: Lun Dic 18, 2017 7:21 pm