Samora Machel, presidente de Mozambique

Comparte
avatar
Galin
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1177
Reputación : 1560
Fecha de inscripción : 27/05/2013

Samora Machel, presidente de Mozambique

Mensaje por Galin el Jue Ene 30, 2014 4:39 pm

Samora Machel, presidente de Mozambique

De: http://arqueohistoriacritica.blogspot.com.es/2014/01/samora-machel-presidente-de-mozambique.html?updated-min=2014-01-01T00:00:00%2B01:00&updated-max=2015-01-01T00:00:00%2B01:00&max-results=8


Bandera de la República Popular de Mozambique

Introducción

               La vida de Samora Machel está muy ligada a la lucha por la independencia de Mozambique y la construcción del socialismo en este país, además de la lucha contra el sistema del apartheid sudafricano. La historia del socialismo en los manuales suele centrarse principalmente en los procesos que tuvieron lugar en la Unión Soviética, Europa del Este y la República Popular China, quedando en un segundo plano Cuba, Vietnam y, quizás, Corea del Norte. No existe apenas bibliografía sobre episodios socialistas en el mundo árabe o africano. Por este motivo considero necesario reivindicarlos, del mismo modo que en otros artículos traté Afganistán, Etiopía o Yemen del Sur.

               La información que dispongo para hablar del tema se basa en la hemeroteca de diarios nacionales y extranjeros, destacando El País. Todavía está por escribirse la historia del socialismo africano, espero aportar mi grano de arena a esta tarea.

Antecedentes

               La zona geográfica que hoy en día conocemos como Mozambique en África fue explorada en el año 1498 por el navegante portugués Vasco de Gama. Años más tarde, en 1505, Portugal conquistará y convertirá en colonia a este territorio y a sus habitantes.



Vasco de Gama

En los años 30 del siglo XX, un antiguo abogado, economista y profesor llamado António Oliveira de Salazar alcanzará el cargo de Primer Ministro de Portugal, instaurando lo que denominó “Estado Novo”, de corte autoritario y corporativista. Se inicia la etapa conocida como “Salazarismo” (en alusión a Salazar, su apellido). Este régimen dictatorial apoyará al general Francisco Franco durante la Guerra Civil española y mantendrá en cambio una posición neutral en la Segunda Guerra Mundial, apostando de forma oportunista por los Aliados casi al final del conflicto. Así mismo, defenderá firmemente su posición en las colonias africanas, entre ellas, Mozambique, que convertirá en provincia de ultramar en 1951.

En los años sesenta, debido al gran impulso anti-colonialista y anti-imperialista que surge en diferentes lugares del Tercer Mundo, el pueblo mozambiqueño se levantará en armas contra el régimen colonial portugués. El 25 de junio de 1962 se crea en el exilio el Frente para la Liberación de Mozambique (FRELIMO), que estará formado por tres organizaciones nacionalistas: El Mozambique African National Union (MANU), Uniao Democrática Nacional de Moçambique (UDENAMO) y la Unión Nacional Africana para Mozambique Independiente (UNAMI). Apostarán por un ideario marxista y contará tanto con el apoyo de la URSS como de la República Popular China y de Corea del Norte.



Logo de FRELIMO

Es en este contexto cuando aparece una figura crucial para la Historia de Mozambique: Samora Machel.

¿Quién fue Samora Machel?

Samora Moisés Machel nació el 29 de septiembre de 1933 (el mismo año en que se aprueba la Constitución del régimen salarista portugués) en el seno de una familia de granjeros muy humildes de la etnia Shangana. Su nacimiento, al igual que el de muchos de sus compatriotas, tuvo lugar en una choza.

Una escuela administrada por misioneros católicos se encargará de su educación primaria. Años más tarde estudiará Medicina en la capital del país: Lourenço Marques (que tras la independencia cambiará su nombre por Maputo).



Samora Machel

Se instruirá en la ideología marxista y acabará apostando por la vía armada contra el sistema colonial. Para ello, partirá hacia Tanzania en 1962 y en Dar es-Salaam comenzará su militancia en el FRELIMO. No permanecerá exclusivamente en territorio tanzano, sino que visitará los campos de entrenamiento de Argelia, Swazilandia y Botswana. En este último país conocerá a militantes del Congreso Nacional Africano (el partido donde militaba Nelson Mandela) y comprende que tanto la lucha anti-colonial de Mozambique así como la de los negros sudafricanos contra el Apartheid es la misma.

Lucha por la independencia

El FRELIMO estará liderado por Eduardo Mondlane desde su creación en 1962. Será asesinado en 1969 mediante la explosión de una bomba. Samora Machel se convertirá en uno de los líderes de esta organización desde entonces.



Machel y Mondlane

Emplearán la guerra de guerrillas como medio de lucha contra el régimen colonialista, llegando a controlar un 30% del territorio mozambiqueño. Sin embargo, sus acciones no son todavía suficientes para derrocarle. El número de soldados portugueses aumenta con la aparición del FRELIMO: en 1964 había 35.000 soldados en Mozambique, en 1967 pasan a 70.000 y en 1970 a 90.000.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adopta la resolución 322 en noviembre de 1972, la cual condena el sistema colonial portugués y exige negociaciones entre los colonos y los grupos armados nacionalistas.



Guerrilla del FRELIMO

El hecho que condicionó la caída del régimen colonial tuvo lugar el 25 de abril de 1974. Un levantamiento formado por militares progresistas portugueses se rebelaron contra el gobierno de Marcelo Caetano (líder del régimen salazarista desde la muerte de Salazar en 1970), poniendo fin a la dictadura europea que más tiempo se mantuvo en el poder. A este levantamiento se le denomina Revolución de los Claveles.

Los nuevos militares serán proclives al desmantelamiento del sistema colonial, aunque el nuevo presidente, António Spínola, no estaba dispuesto a renunciar fácilmente a la administración de Angola y Mozambique. En su lugar, propone un referéndum a la población mozambiqueña, algo a lo que se opone enérgicamente Samora Machel:

“No se le pide a un esclavo si desea ser libre, sobre todo cuando ya ha estado en rebelión, y mucho menos si quieres pasar a ser propietario de esclavos”.

Se conforma un gobierno de transición en Lusaka (capital de Zambia) liderado por Joaquin Chissano en 1974, que promete a los colonos blancos portugueses que no sufrirán represalias, salvo aquellos que hayan estado vinculados a crímenes durante el colonialismo. Tras largas negociaciones con los portugueses, Mozambique alcanza la independencia el 25 de junio de 1975 tras la retirada del ejército del país. Se pone fin a 470 años de dominio portugués.

Presidencia


a) Reformas progresistas:

Al alcanzar la independencia, Samora Machel será elegido presidente de Mozambique. Llevará a cabo reformas progresistas para el país, alineándose con diferentes países socialistas de Europa, Asia, África y Latinoamérica. Nace así la República Popular de Mozambique, cuya constitución fue redactada en 1975. En el Tercer Congreso de 1977, el FRELIMO adoptará oficialmente la ideología marxista-leninista y su objetivo principal será la instauración del socialismo en el país.



Escudo de la República Popular de Mozambique

Aprobará una reforma agraria que obtendrá su inspiración en los koljov y los sovjov de la Unión Soviética, llevará a cabo una gran campaña de alfabetización (antes de la independencia, el 90% de los mozambiqueños eran analfabetos), proclamará la laicidad del Estado, reduciendo así la enorme influencia de la Iglesia Católica en la zona, e introducirá en las decisiones y cargos de la política a mujeres, entre ellas su mujer Graça Zimbine (Ministra de Educación y Cultura). Se nacionalizarán los sectores de educación, salud, justicia y vivienda. Contará con el respaldo técnico de los soviéticos, de los chinos y de los cubanos.

Pese a los intentos de reconciliación durante el gobierno de transición entre los nativos y los colonos, alrededor de 200.000 portugueses que vivían en Mozambique se fueron del país, lo que tendrá repercusiones negativas en la economía. En cambio, existirá una buena convivencia entre los distintos grupos tribales: macondes, maraves, chonas, tsongas, etc.

Se crean grupos de vigilancia revolucionaria, inspirándose en el modelo cubano, que se encargarán de resolver los problemas de organización de cada fábrica. El juego, el narcotráfico y la prostitución quedan completamente ilegalizados.

b) Relaciones Internacionales:

El gobierno de Samora Machel, en plena Guerra Fría, se alía con el bloque comunista. En relación al conflicto sino-soviético, Machel apostará por mantener buenas relaciones con ambas potencias. Así mismo, mantendrá relaciones diplomáticas con países capitalistas como EEUU, Francia, Italia o Brasil.



Agostinho Neto (presidente de Angola) y Samora Machel

Apoyará a los diferentes movimientos de liberación africanos, entre ellos Rodesia, Angola, Sudáfrica, Namibia o Guinea-Bissau. Por este motivo, los gobiernos reaccionarios de Rodesia y Sudáfrica se mantendrán hostiles al nuevo gobierno mozambiqueño.



Fidel Castro y Samora Machel

Mantendrá buenas relaciones con el presidente estadounidense James Carter, con el que mantuvo diálogos acerca de cómo conseguir una transición en los regímenes reaccionarios de África. Machel considera las propuestas de Carter para Rodesia y Namibia como positivas, aunque señala algunos defectos del mismo ante la Asamblea General de la ONU en 1977:

“(…) dicho plan contiene muchos elementos negativos y no proporciona respuesta a cuestiones fundamentales”.

“Gran Bretaña trata de asegurarse todo el poder en el período de transición y, por otro lado, se mantiene por completo todo el aparato estatal del régimen ilegal de Ian Smith. Dos potencias están preocupadas en garantizar la posición de los blancos. Es así como se imponen limitaciones profundas y no democráticas a la plena soberanía del pueblo de Rodesia”

Tras la victoria del movimiento de liberación rodesio, liderado por Robert Mugabe, ambos líderes tendrán encuentros tanto en Mozambique como en Zimbabue (nuevo nombre de Rodesia). Mugabe, que actualmente tiene mala fama pero por entonces era admirado por ser un líder libertador, será alabado por Machel:

“Robert Mugabe se ha convertido en uno de los dirigentes africanos más respetados.”

“Hoy hay en Zimbabue blancos y negros y su lengua materna puede ser el shona o el ndele, pero también pueden hablar el inglés, el afrikaaner e incluso el portugués.”

Machel dio refugio en Mozambique a 150.000 refugiados rodesios, razón por la cual este país recibió ataques de las tropas de Salisbury.

Cabe señalar también el apoyo a los refugiados de las diferentes dictaduras latinoamericanas del momento.

c) Liberalización de la economía:

El 18 de marzo 1980, el presidente Machel manifestó públicamente su apoyo a los pequeños propietarios de negocios (restaurantes, panaderías, zapaterías, barberías…). Desde Occidente se interpretó estas declaraciones a una vuelta al sistema capitalista, al igual que ha ocurrido en años recientes con Raúl Castro en Cuba.

En una entrevista de El País a Prakachi Ratilal, viceministro y vicegobernador del Banco de Mozambique, se desmintió:

“- ¿Cómo deben interpretarse los últimos discursos del presidente Samora Machel?

– De una manera muy diferente a como lo ha hecho Europa. No se trata de ningún viraje. El discurso del presidente del 18 de marzo de 1980 está en la línea coherente y evolutiva del proceso revolucionario de nuestro país, y no se trata de ningún abandono de la construcción del socialismo”

“(…) Lo que Machel dijo públicamente es que eso no era tarea del Estado, sino del sector privado, que en nuestro país tiene una tarea muy importante que realizar. Sin embargo, esto no es nada nuevo, pues ya la constitución de 1975-1976 y las tesis de nuestro congreso de 1977 lo definieron así claramente.”

Se autoriza también las inversiones extranjeras:

“Lo que ocurre, efectivamente, es una apertura al capital extranjero, ya definida en nuestra Constitución de 1975, que autoriza las inversiones extranjeras en el marco de la política económica del Estado. La inversión exterior tiene su lugar en Mozambique porque necesitamos beneficiarnos de la tecnología de algunas empresas occidentales para desarrollar nuestras riquezas.”

d) Conflicto con Sudáfrica:

Como mencioné anteriormente, Samora Machel concebía la lucha del Congreso Nacional Africano contra el régimen del apartheid como la suya propia. Apoyó abiertamente a este partido, acogiendo en Mozambique a diferentes activistas y permitiendo la existencia de campos de entrenamiento militar en territorio mozambiqueño. Junto con Julius Nyere (presidente de Tanzania), Kenneth Kaunda (presidente de Zambia) y Agostinho Neto (presidente de Angola), Machel formará parte de una alianza denominada Línea del Frente Antiapartheid.

Por su parte, Sudáfrica (y la Rodesia antes de Mugabe) entrenará a mozambiqueños contrarios al sistema comunista con la intención de derrocar a Machel. Se trata de la Resistencia Nacional Mozambiqueña (RENAMO), la cual recibía también cierto apoyo de la CIA. Sus acciones costaron muchas vidas mozambiqueñas, además de fuertes daños a la economía.

Debido a los daños que la organización RENAMO ocasionó al país, Machel se vio obligado a negociar con Sudáfrica. En el año 1984 se reunirá con el presidente sudafricano Pieter Willem Botha y acordarán un pacto de no agresión conocido como Acuerdos de Nkomati. Para la firma, Machel llevó el uniforme de Jefe de las Fuerzas Armadas de Mozambique como señal de que aquello no era una rendición.



Bandera de la organización RENAMO

Entre los puntos del pacto podemos señalar los siguientes:

· Respetar la independencia y soberanía de cada país, sin interferir en asuntos internos.

· Resolver las posibles diferencias de forma pacífica.

· No permitir que los respectivos territorios sean usados como base para actividades militares de otros gobiernos ni por organizaciones que planeen cometer actos de violencia, terrorismo, etc.

En 1986, Machel y Botha volverán a reunirse en Swazilandia para analizar los resultados de aquellos acuerdos. No obstante, aunque de forma oficial ambos países mantenían aquellos acuerdos, lo cierto es que Sudáfrica siguió financiando a la organización RENAMO y Mozambique al CNA.

Últimos años

En 1985, Mozambique se distanciará de la URSS a consecuencia de las reformas de la Perestroika introducidas por Mijail Gorbachov, si bien mantendrá las relaciones diplomáticas con este país. También visitará por primera vez Washington y se reunirá con el presidente Ronald Reagan.

En 1986 tendrá lugar su muerte en extrañas circunstancias. En un vuelo de Mbala (Zambia) hacia Mozambique, el avión donde iba Machel se estrella en suelo sudafricano a un kilómetro de distancia de la frontera de su país. Gran parte de la tripulación, incluido el presidente Machel, morirá.

Hubo numerosas acusaciones hacia el gobierno sudafricano de perpetrar aquel accidente, tanto por parte del CNA, así como de países como Zimbabue, Zambia o Argelia. El piloto del avión, de origen soviético, sobrevivió a aquel accidente. Afirmó que algo se había estrellado contra el avión. Sin embargo, pese a todo, no se ha demostrado a día de hoy que aquello fuera perpetrado por Sudáfrica. Su viuda se casó con el líder sudafricano Nelson Mandela en 1998.

Tras morir, Machel es sucedido por Joaquim Chissano, el mismo que había liderado el gobierno de transición tras la independencia. Mantuvo el sistema socialista hasta 1992, un año después del desmantelamiento de la Unión Soviética. El 4 de octubre de 1992 tendrá lugar el Tratado de Paz en Roma con los militantes de RENAMO, optando por unas futuras elecciones multipartidistas.

En 1994 realiza las primeras elecciones de este tipo, resultando vencedor de nuevo el FRELIMO. Sin embargo, éste abandonará la ideología marxista por la socialdemocracia y se convertirá en miembro de la Internacional Socialista.

    Fecha y hora actual: Sáb Nov 25, 2017 8:58 am