22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Comparte

    Trabant
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 688
    Reputación : 767
    Fecha de inscripción : 17/12/2013
    Edad : 35
    Localización : Vigo

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Trabant el Miér Mar 05, 2014 8:56 pm

    Para un no pequeño sector comunista, y mas concretamente en el Estado Español, lo cómodo, lo fácil, es ponerse una máscara de hermitaños y no acercarse a las masas, alegando discursos de cualquier estilo ( la gente de mi pueblo no se mueve, la sociedad española es facha... ), cayendo en un profundo izquierdismo con tics de taberneo.

    Hablar de Frentes amplios y Repúblicas Populares para los marxistas leninistas no son el final, ni muchos menos, son una parte del camino que no es.otro que el de ganarnos la mayor influencia en todos aquellos sectores que se puedan sentir representados bajo estos términos, abriendo brecha hacia el Socialismo.

    El 22 M no es ni mucho menos lo que los revolucionarios quisieramos, pero si nos lo curramos, dirigiendo, ooorganizando el descontento, elevando las consignas y dotándolas de objetivos políticos concretos como la unidad de clase , puede ser un punto a nuestro favor.

    Kirtash
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 261
    Reputación : 275
    Fecha de inscripción : 16/07/2012
    Localización : Barcelona

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Kirtash el Jue Mar 06, 2014 11:13 am

    Yo creo que debemos proponer abiertamente el socialismo, y no abogar por una etapa intermedia republicana. Evidentemente no debemos hablar en marxiano, y la gente tiene que entender lo que decimos. Pero no tenemos porque ocultar nuestras intenciones.

    Es tan radical decir que el fruto del trabajo de la todos tiene que servir para mejorar la calidad de vida de todos en vez de para enriquiquecer a unos pocos? Creeis que esto no lo puede entender la gente?
    Es tan radical decir que no queremos vivir bajo la dictadura de las grandes empresas y queremos un sistema democrático, donde la mayoría tenga el poder?
    El socialismo no es radical, qualquiera que sepa que es y tenga algo de sentido común estará de acuerdo, el problema es que se tiene una idea equivocada sobre este y nuestra tarea es cambiarlo.


    Tenemos que decir abiertamente que somos comunistas, proponer abiertamente el socialismo y explicar en que consiste. Objetivamente a la mayoria de la población le interesa contruir el socialismo tan solo tenemos que explicar que és, no tenemos porque ocultar nuestras intenciones.

    De verdad que no creo que sea mucho más fácil construir una república popular que no el socialismo, y más teniendo en cuenta que hoy en dia en España no hoy ningún sector de la burguesia que este interesado por la república. Es decir, no nos sirve para ganar aliados.

    Y por otro lado, estoy de acuerdo que los comunistas tenemos que estar al frente en todas las luchas, en todos los frentes de massas.

    succo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 694
    Reputación : 795
    Fecha de inscripción : 31/12/2010
    Edad : 37
    Localización : Andalucia

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por succo el Sáb Mar 08, 2014 2:30 pm

    asterisco escribió:Las marchas de la dignidad? Aparte de ser un tinglado de IU para ir preparando la precampaña, que en el fondo eso me da igual y es lo que se espera de ellos, igual que de una mosca se espera que toque las narices, lo peor de esas marchas es que se están convirtiendo en un estorbo y un freno para la organización de las verdaderas luchas populares y obreras que surgen a causa de todos los conflictos derivados de la crisis.
    Lo he vivido y lo estoy viviendo y sufriendo en primera persona, de dos maneras:

    -primera, allí donde surgen de manera más o menos espontanea protestas de la clase obrera, en cuanto se les trata de dar un poco de organización para que tiren adelante, se desarrollen, crezcan, y consigan sus objetivos inmediatos ademas de servir de escuela de lucha para la clase obrera, aparece siempre por medio la gente de las marchas de la dignidad tratando de llevar incautos a su redil, y operando como un factor que en vez de organizar a la clase obrera, hace todo lo contrario, le impide organzarse, o al menos estorba y dificulta el trabajo de los que intentamos organizarlo.
    -segunda, los elementos de las marchas de la dignidad que participan en otro tipo de protestas, lo hacen siempre desde las posiciones más blandas, y aunque la gente tenga animos para luchar con decision, los de las marchas tratan en todo lo posible de diluir esa actitud hacia lo más blando posible, por ejemplo el simple hecho de que espontaneamente una concentracion se convierta en una manifestación les horroriza por motivos absolutamente bajunos (como que al dia siguiente tienen ellos su desfile de la dignidad y no quieren quitarle protagonismo, o que se pueda entender como un ataque  a sus queridisimos gobiernos de iu, de los cuales en Asturias sabemos bien que no son mas caretas del capital pintadas de rojo)

    No solo no actuan como vanguardia de la clase, si no que ni siquieran actuan como miembros de la clase. Queriendo o sin querer, eso es discutible, a los unicos que se favorece desde las marchas de la dignidad es a la burguesía.

    Los del m-l planteando que las marchas dejen un poso organzativo, es ya de traca. Una de dos: o no han tenido el menor contacto con las marchas y hablan sin saber, o es que están metidos en ellas y tratan de tomarle el pelo a la gente bienintencionada.

    Informate mejor porque IU no la organizó en un principio sino el SAT y otros movimientos sociales y colectivos. Iu se ha sumado a última hora.

    Soldado Rojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 578
    Reputación : 762
    Fecha de inscripción : 01/01/2012

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Soldado Rojo el Sáb Mar 08, 2014 7:58 pm

    Kirtash, todos los comunistas puros (marxistas-leninistas) sabemos muy bien la teoría de análisis de las relaciones de producción del capitalismo, la sociedad que crea y la naturaleza de cada clase, sabemos que el último objetivo es la revolución de clase trabajadora que tome el poder político (el Estado) y como objetivo final implantar el Socialismo.

    Pero hay que trabajar con lo que tenemos y lo digas como lo digas nunca vas a conseguir que la masas que vivían adormecidas e incluso identificadas con el sistema que les oprime durante la "época dulce" de la dictadura burguesa con careta democrática con ciertas concesiones sociales (migajas) y sueldos de 2000 euros a los peones de obra durante la burbuja inmobiliaria y que solo ahora, en los más profundo de la crisis para el pueblo, empiezan a "despertar de ese largo sueño embrutecedor" (citando literalmente a Ernesto "Che" Guevara en su discurso ante la ONU) no van a ir directamente hacia el modelo Socialista todos en consenso de masas por puro análisis de las circunstancias y el contexto (están recién despertados, tienen programado mediante décadas de repetir machaconamente en televisión que el comunismo es una dictadura y que las dictadura del carácter que sea son malas y antidemocráticas, que el Socialismo fracasó como experiencia, etc-) así que mejor empezar uniendo a frentes de masas trabajadoras bajo una alianza de comunistas con formaciones de izquierdas rupturistas/transformadoras como la CUT-BAI de Sánchez Gordillo, formaciones abertzales, grupos de izquierda soberanistas como Resistencia Galega, etc. formando un amplio Bloque Popular que lleve a las masas en la lucha por la República Federal de carácter social/público que ya sería un "gran salto adelante" (como dijo el Presidente Mao) desde donde poder profundizar, concienciar y hacer propaganda ya de forma más libre y con una sociedad más avanzada, crítica y receptiva a objetivos más altos llegar al Socialismo.

    Ninguna revolución se hzo desde el minuto 1 con un PC guiando a las masas al Socialismo, si no recuerdo mal la consigna de la Revolución de Octubre en 1917 era "paz, pan y trabajo", no "comunismo".

    Cada cosa a su tiempo y los comunismas debemos amoldar y ceñir las estrategias y discursos a cada contexto y a las circunstancias históricas y sociales de cada momento.

    Trabant
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 688
    Reputación : 767
    Fecha de inscripción : 17/12/2013
    Edad : 35
    Localización : Vigo

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Trabant el Sáb Mar 08, 2014 9:55 pm

    Además, yo añadiría que relacionar República Popular con burguesía es de por sí contradictorio. Cuando se habla de República Popular, se habla de un modelo político no burgués, si no donde las clases populares tengan el control de las herramientas estatales.

    Soldado Rojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 578
    Reputación : 762
    Fecha de inscripción : 01/01/2012

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Soldado Rojo el Sáb Mar 08, 2014 10:30 pm

    O al menos definir a esa República como "de carácter social" ya implica que el Estado garantiza los derechos, el empleo y una vida digna para toda la población, en ese contexto político republina, federal y social la burguesía o huiría a otros paraísos del Capital o se iría pudriendo y extinguien por la pérdida de poder político, y desde ahí sería más fácil el discurso socialista y la revolución de las masas trabajadoras que implante el Socialismo como modelo de Estado, de economía, etc. Además el hecho de ser federal y la inherente autodeterminación de los Pueblos de España constituidos en Estado soberanos sería anti-monopolio, anti-imperialista y profundamente anti-burgués en el marco de España.

    Kirtash
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 261
    Reputación : 275
    Fecha de inscripción : 16/07/2012
    Localización : Barcelona

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Kirtash el Mar Mar 11, 2014 8:42 am

    Sigo sin estar de acuerdo xdd

    Cuando existe una contradicción en el seno de la burguesia, se puede explotar, como cuando hay una lucha antifascista o antiimperialista. Una parte de la burguesia se puede posicionar en contra de esto, y aliarse con las clases populares. Entonces es cuando tiene sentido luchar por una república popular, algo del estilo Venezuela o la Segunda República. Porque podemos ganar aliados y crear contradicciones en el bando enemigo.

    Sin embargo, hoy en dia en España no hay ningun sector de laa burguesia con el que se pueda formar una alianza. Por lo tanto no veo sentido en construir una etapa republicana no socialista intermedia. El socialismo es lo que le interesa objetivamente a la clase obrera y es lo que debemos defender abiertamente. No creo que tengamos más éxito reivindicando una república popular antes que una república socialista.

    Además, voy a formular un caso hipotetico. Imaginaros que los comunistas nos unimos todos y ponemos todos nuestros esfuerzos en luchar por esa república popular. Pues bien, puede suceder que en unos años el Rey Juan Carlos la palme, y a a burguesia española de soporte a una república por miedo a revueltas o a una insurrección. Pues todo el trabajo que hayamos realizado se va al carajo xdd

    Una república no socialista es algo que puede asumir la burguesia perfectamente, tal vez no con ese caracter popular, pero hay matizes y matizes. Una república socialista es algo que jamás podran aceptar, es donde tenemos que poner nuestra trinchera.

    Trabant escribió:Además, yo añadiría que relacionar República Popular con burguesía es de por sí contradictorio. Cuando se habla de República Popular, se habla de un modelo político no burgués, si no donde las clases populares tengan el control de las herramientas estatales.

    Que diferencia hay para ti entre una república popular y una república socialista? Yo consideraba la república popular como una alianza interclasista entre un sector de la burguesia y las clases populares.

    Evidentemente los trabajadores no van a luchar expontaneamente por el socialismo. Lo habitual es que se den saltos de conciencia, es decir que los trabajadores luchen primero por sus problemas concretos. (desde los sindicatos u otras estructuras, contra los recortes, contra la nueva ley del aborto, contra lo que sea). Y los comunistas tenemos que estar allí, y elevar el nivel de conciencia de la gente.

    Los trabajadores tampoco salen expontaneamente a luchar por una república popular, de manera que estamos en la misma situación que con la república socialista.

    Trabant
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 688
    Reputación : 767
    Fecha de inscripción : 17/12/2013
    Edad : 35
    Localización : Vigo

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Trabant el Mar Mar 11, 2014 10:17 am

    Intentaré ser breve:

    1. Cuando hablo de República Popular, " fase intermedia " ( el propio Lenin decía que las tareas de conquistas democráticas van de la mano con la revolución socialista, asi que hablar de etapas es izquierdista ), hablo desde el punto de vista que en el Estado Español no hubo una auténtica ruptura con el régimen anterior. Estamos en un proceso de formalidad democrática, con amplios vacíos que se agudizan más ( ley mordaza, ley aborto ). Es decir, la fascistización es inminente. Así pues, hablo de superación de este marco político, una república que puede durar muy poco, como paso imprescindible hacia el Socialismo.

    2. No hablo de alianzas interclasistas en el sentido de burguesía y el resto ( me hace gracia esto de clase contra clase es más propio de los trotskos ). Hablo de suma de fuerzas, donde también habrá autonómos, pequeño burgueses, y de un gobierno popular, es decir, control en la vida política. Bien diferente del Socialismo, donde los medios de producción serían controlados estatalmente, control de las relaciones económicas.


    Kirtash
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 261
    Reputación : 275
    Fecha de inscripción : 16/07/2012
    Localización : Barcelona

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Kirtash el Mar Mar 11, 2014 10:33 am

    Trabant escribió:
    1. Cuando hablo de República Popular, " fase intermedia " ( el propio Lenin decía que las tareas de conquistas democráticas van de la mano con la revolución socialista, asi que hablar de etapas es izquierdista ), hablo desde el punto de vista que en el Estado Español no hubo una auténtica ruptura con el régimen anterior. Estamos en un proceso de formalidad democrática, con amplios vacíos que se agudizan más ( ley mordaza, ley aborto ). Es decir, la fascistización es inminente. Así pues, hablo de superación de este marco político, una república que puede durar muy poco, como paso imprescindible hacia el Socialismo.
    Las circumstancias de Rusia y de España son muy distintas. En Rusia habia un sector de la burguesia interesado en derrocar al Tzar, en España eso no lo tenemos. Por eso sigo pensando que no es necesaria una fase o etapa intermedia, porque no ganaremos nada con esta.
    Yo considero España como una "democracia burguesa", pese a que tiene todavia algunas reminiscencias del fascismo. Una "democracia burguesa" en realidad no es democràtica, sigue siendo la dictadura del capital, sigue habiendo represión. Hay democracias burguesas en el mundo que tienen los niveles de represión más elevados que España.


    Trabant escribió:2. No hablo de alianzas interclasistas en el sentido de burguesía y el resto ( me hace gracia esto de clase contra clase es más propio de los trotskos ). Hablo de suma de fuerzas, donde también habrá autonómos, pequeño burgueses, y de un gobierno popular, es decir, control en la vida política. Bien diferente del Socialismo, donde los medios de producción serían controlados estatalmente, control de las relaciones económicas.

    Aunque yo luche por construir una república socialista, no puedo de entrada nacionalizar todas y cada una de las empresas. Primero empezaré por los sectores estrategicos y las grandes empresas y se tardará un tiempo hasta transformar la economia en 100% socialista. En esta república popular, las grandes empresas estarán nacionalizadas? Porque tengo la sensación de que estamos hablando de lo mismo.

    Saludos!

    Trabant
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 688
    Reputación : 767
    Fecha de inscripción : 17/12/2013
    Edad : 35
    Localización : Vigo

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Trabant el Mar Mar 11, 2014 12:20 pm

    Se está desvirtuando el tema principal de la entrada, pero bueno, respondiendo al último comentario muy brevemente:

    1. Hay un sector de la pequeña burguesía, ( repito que esa república será democrática popular, no democrática burguesa ) que sí parece interesarle una República de estas características, hablo de los socialdemócratas de izquierdas ( iu, podemos, anova en un pequeño sector... ) con los que ante la fascistización cada vez más evidente, los marxistas leninistas proponemos frentes amplios. No se trata de dejar a un lado nuestra política por la revolución socialista, si no de un programa mínimo rupturista.

    2. Ese marco nuevo, obviamente nacionalizará los sectores estratégicos porque será una medida del bien común. La econonía estaría al servicio de las clases populares, no al revés. Si nosotros generamos riqueza, ¿ porque no repartirla de manera justa y eficiente ?

    lairy
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 228
    Reputación : 252
    Fecha de inscripción : 11/08/2013

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por lairy el Lun Mar 17, 2014 5:31 pm

    Por mi parte tengo claro que hay que apoyar a las marchas que se están dirigiendo a Madrid.El 22 de Marzo habrá, supongo, incluso millones de personas en las calles declarando este gobierno como ilegítimo.El ataque a todo derecho social ha sido sangrante, le depauperización de toda la ciudadanía es evidente, el nivel de ppobreza es de un veinte po ciento.No solo como denuncia ciudadana individual, si no como alternativa política es imprescindible demostrar la posibilidad de otras opciones.Muchos partidos políticos recogerán la ira, ya es ira por fin.Aprovechar la circumstancia para dar a conocer un modelo que se desconoce en general es imprescindible, incluso por responsabilidad.Por mi parte espero que suponga un punto de ruptura, y en ese a partir de entonces el comunismo tiene una alta posibilidad de ser escuchado.

    AliveRC
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1322
    Reputación : 1452
    Fecha de inscripción : 09/05/2011
    Edad : 21

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por AliveRC el Lun Mar 17, 2014 11:05 pm

    ¿Millones de personas protestando en las calles? No nos emocionemos tan exageradamente, que luego nos decepcionamos mucho en la realidad.

    succo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 694
    Reputación : 795
    Fecha de inscripción : 31/12/2010
    Edad : 37
    Localización : Andalucia

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por succo el Sáb Mayo 10, 2014 2:05 pm

    A todos los agoreros: ¿Como fue?
    ¿Porque machacasteis las marchas desde un inicio?
    Nunca había visto más hoz y martillos juntas en mi vida...

    Ленина
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 128
    Reputación : 164
    Fecha de inscripción : 27/09/2012

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Ленина el Sáb Mayo 10, 2014 2:55 pm

    Aporto este interesante artículo.

    PCOE Baleares escribió:
    Las luchas espontáneas continúan reproduciéndose
    Este 22 de marzo, las clases trabajadoras, acuciadas por el paro masivo que existe en España, los miles de desahucios que se han ejecutado y que quedan por ejecutar, el empeoramiento progresivo de las condiciones laborales y salariales, la aprobación de leyes represivas que minan incluso los derechos más básicos, el desmantelamiento de la educación y la sanidad públicas…; han salido a la calle una vez más para manifestarse en contra de esta situación.

    La gran novedad de estas Marchas por la Dignidad con respecto a la mayor parte de las movilizaciones anteriores, es que de algún modo logra canalizar las diversas reivindicaciones que vienen formulando los movimientos sociales. Esto es, se convierte en una movilización que, si bien no unifica a nivel político e ideológico todas las luchas espontáneas, sí que las congrega en una misma convocatoria. Las plataformas en defensa de la vivienda, de los servicios públicos, etc., se han manifestado de forma conjunta, lo cual parece señalar ante los ojos de las mayorías explotadas, aún siempre desde la conciencia espontánea, la existencia de un trasfondo común en estas reivindicaciones parciales.

    Ahora bien, es necesario señalar los límites de la conciencia espontánea, incapaz de percibir el carácter de clase de las luchas y su necesaria superación mediante la lucha revolucionaria por el socialismo. La conciencia espontánea es aquella que desarrollan los obreros por sí mismos, abrumados por la brutal crudeza de la situación, pero incapaces de rebasar los límites de la ideología burguesa, dominante de manera natural entre las clases explotadas al ser éstas un producto del propio sistema de producción capitalista. Esta conciencia espontánea se manifiesta en forma de movimientos espontáneos, como son el conjunto de las plataformas sociales, que formulan reivindicaciones parciales y convocan movilizaciones igualmente espontáneas, como no podía ser de otro modo.

    Si bien se evidencia el hecho de que la conciencia espontánea es, a todas luces, insuficiente para desarrollar una lucha decidida contra el sistema capitalista, causante de todos los males que sufren en sus carnes los obreros y obreras; ésta no puede ser despreciada, pues es la antesala del movimiento consciente si existe un destacamento de vanguardia capaz de inocular, desde fuera de la lucha económica, la conciencia revolucionaria. Esto es, desarrollar cualitativamente la conciencia de las masas, rebasando los límites del espontaneísmo para interiorizar de lleno la conciencia de clase para sí.

    Ante la inexistencia del Partido Comunista, entendido éste como el destacamento de vanguardia de la clase obrera, estas luchas espontáneas son fagocitadas por el oportunismo, en sus muy diversas vertientes: partidos políticos proclamados de izquierdas como Izquierda Unida o Podemos, o sindicatos que sacrifican los derechos de los obreros ante las exigencias de la patronal, como CCOO y UGT. Estas organizaciones oportunistas, que sirven para continuar aglutinando el descontento de las masas explotadas en la órbita del propio sistema capitalista, proclaman ante las clases trabajadoras que la solución al problema es una suerte de III República, o la dimisión del Gobierno y la celebración de unas nuevas elecciones. Así pues, las masas obreras que han desarrollado la conciencia espontánea, quedan raptadas por el oportunismo, logrando éste último que no se pongan en cuestión el Estado burgués y el sistema capitalista, mientras niegan sistemáticamente la lucha de clases y el carácter de clase del Estado.

    Los comunistas, ante esta situación, debemos actuar en torno a cuatro tareas fundamentales. Por una parte, inocular a la clase obrera la conciencia revolucionaria, es decir, fomentar el salto cualitativo de conciencia de clase en sí, a conciencia de clase para sí; luchando por eliminar hasta el último resquicio de conciencia burguesa entre los obreros. Por otra parte, disputar al oportunismo -representante de la pequeña burguesía y la aristocracia obrera- la dirección de las movilizaciones obreras, emprendiendo una lucha político-ideológica sin cuartel contra la ideología burguesa en el seno del Movimiento Obrero -el revisionismo-, y contra sus organizaciones políticas y sindicales. En tercer lugar, debemos participar en el desarrollo del Partido Comunista, fundiendo la teoría del socialismo científico con las masas obreras, y encaminándonos hacia la unidad de los comunistas, que es un proceso eminentemente práctico que jamás podrá ser fruto de acuerdos formales entre los dirigentes de las diferentes organizaciones autoproclamadas marxista-leninistas. Por último, es tarea de los comunistas incentivar la creación de órganos de Poder Popular, tejiendo progresivamente una estructura obrera democrática en la que se organice el conjunto de la clase obrera, convirtiéndose ésta en un verdadero embrión del futuro Estado obrero. Esta propuesta es, nada más y nada menos que el Frente Único del Pueblo.

    Así pues, a través de este proceso de lucha contra el revisionismo, de desarrollo del Partido Comunista, de creación de los órganos de Poder Popular, y de sustitución de la conciencia espontánea por conciencia revolucionaria; podremos garantizar la independencia política e ideológica de la clase obrera y su erección en sujeto revolucionario consciente, capaz de emprender la lucha revolucionaria por el socialismo.

    La participación de los comunistas en estas movilizaciones para portar el mensaje revolucionario se torna, de este modo, absolutamente necesaria. De lo contrario, se estaría abandonando a la clase obrera a las garras del oportunismo y, por tanto, de la burguesía. Aunque el resultado sería igualmente fatal si los comunistas asumiéramos esta participación como tomar parte de las manifestaciones asumiendo su naturaleza, en lugar de tratar de transformarla. En uno y otro error incurren hoy muchos comunistas del Estado Español.

    El Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en las Islas Baleares actúa en base a esta línea, y reafirma su compromiso para con la clase obrera, en la lucha por su emancipación.
    ¡Unamos todas las luchas en un solo puño!

    ¡Socialismo o barbarie!

    Comisión Ideológica de las Islas Baleares del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E)


    Fuente: http://pcoebalears.wordpress.com/2014/03/23/sobre-las-luchas-espontaneas/

    succo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 694
    Reputación : 795
    Fecha de inscripción : 31/12/2010
    Edad : 37
    Localización : Andalucia

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por succo el Dom Mayo 11, 2014 8:50 am

    Ленина escribió:Aporto este interesante artículo.

    PCOE Baleares escribió:
    Las luchas espontáneas continúan reproduciéndose
    Este 22 de marzo, las clases trabajadoras, acuciadas por el paro masivo que existe en España, los miles de desahucios que se han ejecutado y que quedan por ejecutar, el empeoramiento progresivo de las condiciones laborales y salariales, la aprobación de leyes represivas que minan incluso los derechos más básicos, el desmantelamiento de la educación y la sanidad públicas…; han salido a la calle una vez más para manifestarse en contra de esta situación.

    La gran novedad de estas Marchas por la Dignidad con respecto a la mayor parte de las movilizaciones anteriores, es que de algún modo logra canalizar las diversas reivindicaciones que vienen formulando los movimientos sociales. Esto es, se convierte en una movilización que, si bien no unifica a nivel político e ideológico todas las luchas espontáneas, sí que las congrega en una misma convocatoria. Las plataformas en defensa de la vivienda, de los servicios públicos, etc., se han manifestado de forma conjunta, lo cual parece señalar ante los ojos de las mayorías explotadas, aún siempre desde la conciencia espontánea, la existencia de un trasfondo común en estas reivindicaciones parciales.

    Ahora bien, es necesario señalar los límites de la conciencia espontánea, incapaz de percibir el carácter de clase de las luchas y su necesaria superación mediante la lucha revolucionaria por el socialismo. La conciencia espontánea es aquella que desarrollan los obreros por sí mismos, abrumados por la brutal crudeza de la situación, pero incapaces de rebasar los límites de la ideología burguesa, dominante de manera natural entre las clases explotadas al ser éstas un producto del propio sistema de producción capitalista. Esta conciencia espontánea se manifiesta en forma de movimientos espontáneos, como son el conjunto de las plataformas sociales, que formulan reivindicaciones parciales y convocan movilizaciones igualmente espontáneas, como no podía ser de otro modo.

    Si bien se evidencia el hecho de que la conciencia espontánea es, a todas luces, insuficiente para desarrollar una lucha decidida contra el sistema capitalista, causante de todos los males que sufren en sus carnes los obreros y obreras; ésta no puede ser despreciada, pues es la antesala del movimiento consciente si existe un destacamento de vanguardia capaz de inocular, desde fuera de la lucha económica, la conciencia revolucionaria. Esto es, desarrollar cualitativamente la conciencia de las masas, rebasando los límites del espontaneísmo para interiorizar de lleno la conciencia de clase para sí.

    Ante la inexistencia del Partido Comunista, entendido éste como el destacamento de vanguardia de la clase obrera, estas luchas espontáneas son fagocitadas por el oportunismo, en sus muy diversas vertientes: partidos políticos proclamados de izquierdas como Izquierda Unida o Podemos, o sindicatos que sacrifican los derechos de los obreros ante las exigencias de la patronal, como CCOO y UGT. Estas organizaciones oportunistas, que sirven para continuar aglutinando el descontento de las masas explotadas en la órbita del propio sistema capitalista, proclaman ante las clases trabajadoras que la solución al problema es una suerte de III República, o la dimisión del Gobierno y la celebración de unas nuevas elecciones. Así pues, las masas obreras que han desarrollado la conciencia espontánea, quedan raptadas por el oportunismo, logrando éste último que no se pongan en cuestión el Estado burgués y el sistema capitalista, mientras niegan sistemáticamente la lucha de clases y el carácter de clase del Estado.

    Los comunistas, ante esta situación, debemos actuar en torno a cuatro tareas fundamentales. Por una parte, inocular a la clase obrera la conciencia revolucionaria, es decir, fomentar el salto cualitativo de conciencia de clase en sí, a conciencia de clase para sí; luchando por eliminar hasta el último resquicio de conciencia burguesa entre los obreros. Por otra parte, disputar al oportunismo -representante de la pequeña burguesía y la aristocracia obrera- la dirección de las movilizaciones obreras, emprendiendo una lucha político-ideológica sin cuartel contra la ideología burguesa en el seno del Movimiento Obrero -el revisionismo-, y contra sus organizaciones políticas y sindicales. En tercer lugar, debemos participar en el desarrollo del Partido Comunista, fundiendo la teoría del socialismo científico con las masas obreras, y encaminándonos hacia la unidad de los comunistas, que es un proceso eminentemente práctico que jamás podrá ser fruto de acuerdos formales entre los dirigentes de las diferentes organizaciones autoproclamadas marxista-leninistas. Por último, es tarea de los comunistas incentivar la creación de órganos de Poder Popular, tejiendo progresivamente una estructura obrera democrática en la que se organice el conjunto de la clase obrera, convirtiéndose ésta en un verdadero embrión del futuro Estado obrero. Esta propuesta es, nada más y nada menos que el Frente Único del Pueblo.

    Así pues, a través de este proceso de lucha contra el revisionismo, de desarrollo del Partido Comunista, de creación de los órganos de Poder Popular, y de sustitución de la conciencia espontánea por conciencia revolucionaria; podremos garantizar la independencia política e ideológica de la clase obrera y su erección en sujeto revolucionario consciente, capaz de emprender la lucha revolucionaria por el socialismo.

    La participación de los comunistas en estas movilizaciones para portar el mensaje revolucionario se torna, de este modo, absolutamente necesaria. De lo contrario, se estaría abandonando a la clase obrera a las garras del oportunismo y, por tanto, de la burguesía. Aunque el resultado sería igualmente fatal si los comunistas asumiéramos esta participación como tomar parte de las manifestaciones asumiendo su naturaleza, en lugar de tratar de transformarla. En uno y otro error incurren hoy muchos comunistas del Estado Español.

    El Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en las Islas Baleares actúa en base a esta línea, y reafirma su compromiso para con la clase obrera, en la lucha por su emancipación.
    ¡Unamos todas las luchas en un solo puño!

    ¡Socialismo o barbarie!

    Comisión Ideológica de las Islas Baleares del Partido Comunista Obrero Español (P.C.O.E)


    Fuente: http://pcoebalears.wordpress.com/2014/03/23/sobre-las-luchas-espontaneas/

    Siento disentir pues el 22m no puede incluirse dentro de la espontaneidad de las masas, es un avance frente al 15M incluso en cuestiones de clase, aunque aún falta metodología y un debate ideológico profundo. Además de no tener la hegemonía los comunistas en este movimiento pues también tienen mucha fuerza los anarquistas.

    Chus Ditas
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2862
    Reputación : 5821
    Fecha de inscripción : 24/03/2011

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Chus Ditas el Lun Mayo 12, 2014 9:16 pm

    22M. Mucho más que una cifra de participantes en una manifestación.

    Albert Pons - publicado en SpaiMarx - 24/03/2014

    Especular con la cifra de participantes que asistieron el sábado 22 de marzo a Madrid, reduce y simplifica a la mínima expresión un acontecimiento político-social de dimensiones infinitamente más grandes que el número de asistentes.

    La cifra existe, los medios técnicos para calcularla también, los helicópteros que sobrevolaban Madrid, pueden saber con gran precisión el número de participantes. Pero a pie de calle es imposible calcular, es más, cuando se barajan cifras de cientos de miles de personas es difícil saber si eramos uno, dos o tres millones, no puedes contar ni aproximadamente como solemos hacer en una manifestación de miles, por poner un ejemplo la columna del nordeste cuando llegaba a Atocha cuatro horas después de iniciar su marcha en San Blas se había multiplicado, de la misma manera que se añadía gente también habría quienes dejaban la columna para añadirse más tarde a la manifestación central donde confluían todas las columnas . Por otro lado hay un número indeterminado de asistentes cuya participación nunca estuvo coordinada por ningún núcleo organizador, incluso hubieron tantos grupos de asistentes que se autorganizaron como grupos que se añadieron a la organización coordinada de "Marchas de la dignidad".

    Sencillamente esta dificultad del cálculo por lo inmenso y por la autorganización no coordinada es lo que hace que la asistencia sea un gran éxito. La cifra concreta jamás se sabrá, pues quienes la saben o pueden saberla su objetivo es esconderla.

    Pero más allá de la cifra, los verdaderos datos de esta manifestación, la verdadera lectura que hay a retener se basa en otros elementos de mayor relevancia. La manifestación del 22M no es una convocatoria puntual, ni un fin en si mismo, ni el objetivo de una lucha como estamos acostumbrados a entender una manifestación.

    El 22M viene precedido de muchos días de marchas desde distintos lugares del Estado español, con el firme compromiso que reflejan sus participantes realizando una acción de estas características. Pasando por muchos pueblos con la complicidad y empatía de muchos conciudadanos, algunos sumándose y haciendo crecer las columnas humanas.

    El 22M es reflejo de que una parte importante de la sociedad está avanzando en consciencia política y social, se está organizando y está dejando a atrás la indiferencia y el apoliticismo generado por el propio sistema para tenernos pasivos.

    El 22M viene precedido también de meses de reflexión y acciones de muchos colectivos comprometidos en la lucha. Es la expresión de la complicidad entre los movimientos sociales y movimientos políticos anticapitalistas, rompiendo los sectarismos, inútiles protagonismos y mezquinas ambiciones de liderar, poniendo en evidencia la certeza de que las Unidades Populares las construye el pueblo organizado, activo y con criterio, y pasar página a la estrecha e inmadura visión de que la coalición de ciertos grupos elitistas alejados de la lucha y con el pueblo pasivo defenderán nuestros intereses milagrosamente en las instituciones. La expresión política revolucionaria o se nutre del pueblo activo y es consecuencia de este o es estéril.

    El 22M pone en evidencia por enésima vez, pero quizá con más contundencia la absoluta inutilidad de las dos grandes estructuras "agentes sociales" para liderar el movimiento popular y obrero. Hoy la huelga general, se concibe al margen de ellos.

    El 22M escucha y atiende la reflexión final del 15-M "de la indignación a la organización" y refleja el resultado de la lucha, el trabajo lento de estos tres años puliendo formas, despejando dudas y aprendiendo a hacer política desde la base y en el sentido más puro.

    Y el 22M a parte de ser consecuencia de todo esto y mucho más, también es causa, origen y punto de partida. Es un salto cualitativo en la visión de la lucha organizada en el futuro. Nos ayuda a ver el camino común, un poquito más claro, hacia el horizonte y nos facilita entender que hay que trabajar en los pueblos y barrios desde éste espíritu de complicidad de las luchas como ingrediente indispensable de poder popular.

    Todavía somos pocos, el trabajo bien hecho necesita su tiempo, la formación de lo que entendemos como Unidad Popular es incipiente. Pero ahora tenemos brotes verdes y sanos, cuidémoslos para que crezcan fuertes y grandes.

    Volveremos a Madrid, pero esa vez acompañados de muchos más, de todos los que se irán sumando al compromiso ciudadano del día a día, el verdadero 22 de marzo.


    succo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 694
    Reputación : 795
    Fecha de inscripción : 31/12/2010
    Edad : 37
    Localización : Andalucia

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por succo el Lun Mayo 12, 2014 10:33 pm

    A pesar de todo eso muchos en este mismo hilo denigraban al movimiento... Me alegro que la realidad supere a la ficción...

    Chus Ditas
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2862
    Reputación : 5821
    Fecha de inscripción : 24/03/2011

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Chus Ditas el Miér Mayo 14, 2014 10:46 pm

    Un largo camino por delante - Reflexiones sobre el 22M

    texto de Carlos Gutiérrez - publicado en SpaiMarx - 24/03/2014

    Creo que hay que situar las Marchas en su justo término para no entusiasmarse demasiado o, por el contrario, pensar que no han servido para nada. En este sentido me parece importante hacer una reflexión parecida a la que se puede hacer sobre el 15M, salvando las distancias. Quién viese el 15M como una posibilidad real de cambiar las cosas de inmediato, además de confundirse, corrió el peligro de desanimarse e irse a casa. Por el contrario, el 15M fue un importantísimo paso adelante. y supuso que bastante gente se animase a participar en la lucha social y política. Si lo vemos desde esta segunda perspectiva no podemos decir que el 15M fue un fracaso, repito, quien lo viese como una posibilidad inminente de cambiar las cosas de modo radical si pudo salir muy decepcionado.

    La movilización de ayer, y más que nada, el proceso preparatorio, ha supuesto experiencias muy importantes para gran cantidad de militantes y ha establecido estructuras organizativas que en algunos lugares pueden tener continuidad, sobre esto soy más escéptico, pero creo que algo perdurará. Además hemos sacado varias lecciones, para mí algunas de ellas son las siguientes: las movilizaciones hay que organizarlas con tiempo y seriedad, si se hace así salen tan bien como la de ayer, además es posible buscar acuerdos y encuentros entre organizaciones que pudieran parecer bastante enfrentadas. Me parece que está claro que vale mucho más una Marcha de la Dignidad22M que cien “asalta el Congreso” o cosas parecidas convocadas sin medir cuales son tus propias fuerzas. Los fracasos o las convocatorias que pinchan no hacen otra cosa que fortalecer al enemigo.

    Pienso que es también muy importante que se haya demostrado que somos capaces de convocar masivamente sin contar con los sindicatos llamados mayoritarios, CCOO y UGT, que para mí no son más que rémoras del pasado y mastodontes que deambulan buscando su cementerio de elefantes particular. Tampoco se ha contado con la “impagable ayuda” del PSOE, ni de sus montajes como la famosa y muy “activa” Cumbre Social. Que un germen de organización popular “desde abajo” sea capaz de hacer algo tan impresionante se manifiesta como un síntoma de que el avance organizativo, en serio y para cambiar las cosas, está dando pasos en sentido positivo. Sólo avanzando en este sentido seremos capaces de cambiar las cosas de modo real. También pienso que nos tienen más miedo que el que realmente nos deberían tener, eso es bueno, ya que el poder vislumbra que no está tan seguro, que "el miedo puede cambiar de bando" y que todo ya no va a ser tan sencillo.

    En estos días vamos a tener, al calor de la muerte de Suárez, una amplia campaña que va a volver a ensalzar lo buena que fue la Transición y lo terrible que es que alguien despierte a las Dos Españas, o lo malísimo que es que se pretenda cambiar las cosas desde la calle. Con el golpe de Tejero intentaron, en su tiempo, tanto legitimar el Régimen como meter el miedo en el cuerpo de la gente que quería ir más allá, no sé que harán ahora, pero todo dependerá de la correlación de fuerzas que seamos capaces de construir. De momento, aseguro que la campaña se va a centrar en cantar las bondades de la democracia que hemos construido “entre todos” y que, por supuesto, se debe limitar al bonito ejercicio de ir a votar cada cuatro años, y después aguantarnos con lo que los gobernantes de turno quieran imponer.

    Las Marchas no son el fin, ni tampoco el principio, son una etapa, importante, de un proceso del que somos responsables de que siga adelante. No tenemos que caer en el desánimo sino seguir como hasta ahora, organizados y teniendo las cosas claras. Contra lo que luchamos es poderoso, no se puede derribar con unas marchas o con un movimiento, ni siquiera votando. El Sistema está en nosotros mismos y en nuestra forma de vida cotidiana, por lo tanto derribarlo es muy difícil y exige paciencia, organización y voluntad. La mejor lección de las Marchas es que las cosas se pueden hacer bien, que las podemos hacer bien desde abajo. No necesitamos "ni dioses ni reyes ni tribunos", nosotros mismos somos nuestros salvadores, los únicos que podemos cambiar el mundo de base.


    Contenido patrocinado

    Re: 22-M: jornada de movilización ciudadana en Madrid, ¿opinión?

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:10 am


      Fecha y hora actual: Dom Dic 04, 2016 7:10 am