Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Comparte

    UyL
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 382
    Reputación : 399
    Fecha de inscripción : 23/01/2012

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por UyL el Mar Oct 27, 2015 1:04 pm

    nunca escribió:Lo cierto es que las mujeres sí tienen problemas específicos por ser mujeres, el problema es pensar que solo lo tienen las mujeres.
    Ok, es un avance. Una vez establecido eso puede discutirse en qué consisten esos problemas específicos, sus causas y qué proponemos.

    Jordi de Terrassa
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 3801
    Reputación : 3931
    Fecha de inscripción : 21/03/2011
    Edad : 58
    Localización : Terrassa

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por Jordi de Terrassa el Mar Oct 27, 2015 1:10 pm

    UyL escribió:Ya se explicó cómo se manifiesta la opresión de género en numerosos casos, desde el de las mujeres obligadas a usar chador hasta la señora Cristina
    Señor UyL, el que ha explicado como diferentes ideologías de género oprimen a hombres y mujeres he sido yo, usted se ha limitado a repetir algunas, otras las ha silenciado. Pero hasta ahora ha sido incapaz, a pesar de sus grandes conocimientos del marxismo, de decir quién oprime, y explicar de qué forma lo hace, a la señora Cristina Fernández. Porque que se sepa nadie obliga a dicha señora a portar el chador, ni le han amputado el clítoris, ni… Sin embargo ella es la jefa de los mayores explotadores y opresores argentinos.

    Como ya hemos acordado que la mayoría de los hombres y de las mujeres están explotados y oprimidos por una minoría de mujeres y hombres. En la teoría comunista el instrumento de opresión es el estado. Por este motivo le resulta imposible explicar quién y en qué forma el estado argentino oprime a su jefe ni a los miembros de la clase dominante en Argentina. Lo mismo ocurre en todas las formaciones sociales divididas en clase, y por el mismo motivo en las sociedades comunistas donde no existe explotación, no existe estado y en consecuencia no existe opresión.

    Saludos.


    UyL
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 382
    Reputación : 399
    Fecha de inscripción : 23/01/2012

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por UyL el Mar Oct 27, 2015 3:47 pm

    Si yo repito lo del chador y los otros ejemplos es porque demuestran la opresión de las mujeres ¿cuál es el problema si uno lo dijo antes?

    Si querés ejemplos originales, uso uno que tengo a mano porque surgió en otro hilo, el hecho de que las mujeres durante la mayor parte de la historia humana tuvieron vedado el acceso a la educación, todavía hoy lo tienen en algunos lugares ¿Cómo se explica eso? Estamos ante el mismo problema, vos vas a decir que son las ideologías de género y yo que es el papel subordinado de la mujer. Y ante cada ejemplo que demuestre la opresión de las mujeres va a surgir tu explicación y la mía, por lo que no me explico la insistencia.

    Ya dije todo lo que tenía para decir de Cristina, tampoco se explica la insistencia en este caso.

    Para ir a lo importante, la diferencia entre tu posición y la mía está en que vos sostenés que sólo son oprimidos los trabajadores. Eso es una comprensión errónea del marxismo.

    Según tu hipótesis, si sólo son oprimidos los trabajadores, los homosexuales no son oprimidos salvo que sean trabajadores (y en ese caso serían explotados). Sin embargo a mí me parece que, en esta sociedad y en este momento, es evidente que los homosexuales son oprimidos, sean trabajadores o burgueses. Si llega a la presidencia un homosexual, que seguramente más de un caso habrá, eso no significa que los homosexuales dejen de ser oprimidos, ni tampoco significa que ese presidente homosexual no sea oprimido, a su vez, por su condición de homosexual.

    Y se puede decir más o menos lo mismo de la opresión de los judios, de los negros, de los pueblos originarios, y un largo etc.

    El compañero nunca aportó, de manera resumida, las causas de la opresión que sufren los homosexuales. Esa explicación es básicamente correcta, pero quizá vos expliqués la opresión de los homosexuales por las ideologías heterosexualistas o algo así, mientras planteás al mismo tiempo que los homosexuales sólo son oprimidos si carecen de medios de producción.

    Que una mujer de las clases dominantes puede ser oprimida lo demostraste vos al señalar el hecho de que el Estado español prioriza al varón en la línea sucesoria. Y sin importar la explicación que le des a eso, constituye un claro acto de discriminación, y eso es opresión.


    Jordi de Terrassa
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 3801
    Reputación : 3931
    Fecha de inscripción : 21/03/2011
    Edad : 58
    Localización : Terrassa

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por Jordi de Terrassa el Mar Oct 27, 2015 4:59 pm

    UyL escribió:Si yo repito lo del chador y los otros ejemplos es porque demuestran la opresión de las mujeres ¿cuál es el problema si uno lo dijo antes?
    No existiría ningún problema, señor UyL, sino ocultara la opresión de los hombres también expuesta por ese uno, y lo que demuestran dichos ejemplo es que en algunas formaciones sociales, unas mujeres no todas, están oprimidas por determinadas ideologías de género de la clases dominante. De la misma forma que esas mismas ideologías oprimen a unos hombres no todos.

    UyL escribió:Ya dije todo lo que tenía para decir de Cristina, tampoco se explica la insistencia en este caso.
    Si señor UyL, usted dijo todo lo que podía decir sobre la opresión que sufre la señora Cristina Fernández, y sobre quién la oprime, que es exactamente nada. Por otro lado la señora Cristina Fernández no parece que hay carecido de acceso a la educación, y millones de hombres son analfabetos, por lo que la ausencia de educación no es una forma de opresión especifica de las mujeres.

    UyL escribió:Para ir a lo importante, la diferencia entre tu posición y la mía está en que vos sostenés que sólo son oprimidos los trabajadores. Eso es una comprensión errónea del marxismo.  
    No señor  UyL, vuelve a estar completamente equivocado, quien oprime son las clases dominantes mediante su ideología, que es la ideología dominante, y el instrumento que utilizan es el estado. Por lo que ningún miembro de las clases dominantes está oprimido, y el único objeto de la opresión es apropiarse del valor creado por fuerza de trabajo ajena, y en las sociedades sin clases sociales no existe opresión alguna, al menos para la teoría comunista;
    Lenin en el estado y la revolución escribió:1. EL ESTADO, PRODUCTO DEL CARACTER IRRECONCILIABLE DE LAS CONTRADICCIONES DE CLASE

    Ocurre hoy con la doctrina de Marx lo que ha solido ocurrir en la historia repetidas veces con las doctrinas de los pensadores revolucionarios y de los jefes de las clases oprimidas en su lucha por la liberación. En vida de los grandes revolucionarios, las clases opresoras les someten a constantes persecuciones, acogen sus doctrinas con la rabia más salvaje, con el odio más furioso, con la campaña más desenfrenada de mentiras y calumnias. Después de su muerte, se intenta convertirlos en iconos inofensivos, canonizarlos, por decirlo así, rodear sus nombres de una cierta aureola de gloria para "consolar" y engañar a las clases oprimidas, castrando el contenido de su doctrina revolucionaria, mellando su filo revolucionario, envileciéndola. En semejante "arreglo" del marxismo se dan la mano actualmente la burguesía y los oportunistas dentro del movimiento obrero. Olvidan, relegan a un segundo plano, tergiversan el aspecto revolucionario de esta doctrina, su espíritu revolucionario. Hacen pasar a primer plano, ensalzan lo que es o parece ser aceptable para la burguesía. Todos los socialchovinistas son hoy -- ¡bromas aparte! -- "marxistas". Y cada vez con mayor frecuencia los sabios burgueses alemanes, que ayer todavía eran especialistas en pulverizar el marxismo, hablan hoy ¡de un Marx "nacional-alemán" que, según ellos, educó estas asociaciones obreras tan magníficamente organizadas para llevar a cabo la guerra de rapiña!…

    3. EL ESTADO, ARMA DE EXPLOTACION DE LA CLASE OPRIMIDA
    https://www.marxists.org/espanol/lenin/obras/1910s/estyrev/hoja2.htm
    Como puede leer, señor UyL, en la teoría comunista la opresión es de clase, existen clases sociales opresoras y clases sociales oprimidas. Las ideologías de género no son otra cosa que ideologías de las clases dominantes, ya que ocultan el verdadero carácter de clase de la explotación y la opresión.

    UyL escribió:Que una mujer de las clases dominantes puede ser oprimida lo demostraste vos al señalar el hecho de que el Estado español prioriza al varón en la línea sucesoria. Y sin importar la explicación que le des a eso, constituye un claro acto de discriminación, y eso es opresión.
    Mire usted señor UyL, si las infantas de España renunciaran a apropiarse del valor creado por trabajo ajeno dejarían de estar discriminadas en la sucesión a la jefatura del estado español. Cuestión que afecta a la totalidad de los varones españoles a excepción del hijo primogénito del rey o de la reina. Por lo que la imposibilidad de acceder a la jefatura del estado español no es una forma de opresión específica de las mujeres españolas, ya que la totalidad de ellas están excluidas de la línea sucesoria salvo si es hija primogénita del rey o la reina. Lo que se demuestra es que la elección de la jefatura del estado español no es democrática.

    Como puede ver, señor UyL, hasta ahora todos los ejemplos de opresión específica de las mujeres, que usted ha presentado, no solo resulta que no son específicos de todas las mujeres sino que también algunos de ellos los sufren los hombres.

    Saludos.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por nunca el Mar Oct 27, 2015 6:34 pm


    Según tu hipótesis, si sólo son oprimidos los trabajadores, los homosexuales no son oprimidos salvo que sean trabajadores (y en ese caso serían explotados). Sin embargo a mí me parece que, en esta sociedad y en este momento, es evidente que los homosexuales son oprimidos, sean trabajadores o burgueses. Si llega a la presidencia un homosexual, que seguramente más de un caso habrá, eso no significa que los homosexuales dejen de ser oprimidos, ni tampoco significa que ese presidente homosexual no sea oprimido, a su vez, por su condición de homosexual.
    De todas formas, yo no creo que podamos equiparar a los homosexuales con los mujeres, los homosexuales son una minoría, las mujeres no, y las mujeres se evidencia por fuera que son mujeres, los homosexuales no, los heterosexuales apenas sufren opresiones, los varones, al igual que las mujeres, sí. Lo que sí es cierto es que a nivel de superestructura en occidente (a excepeción de al ausencia del matrimonio igualitario en algunos países) no hay nada que oprima ni a homosexuales ni a mujeres, otra cosa es la infraestructura. Aunque también es cierto que aquí la clase también tiene su influencia, los homosexuales de clases más acomodadas suelen tenerlo más fácil, incluido en ambientes homófobos, pensemos que un homosexual con poder y/o dinero puede tener sus amantes sin que lo descubran aunque esté casado.

    walking
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 733
    Reputación : 812
    Fecha de inscripción : 08/11/2013
    Edad : 16
    Localización : bogota

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por walking el Mar Oct 27, 2015 10:18 pm

    falta que digan que la reina isabel II de inglaterra esta oprimida

    Jordi de Terrassa
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 3801
    Reputación : 3931
    Fecha de inscripción : 21/03/2011
    Edad : 58
    Localización : Terrassa

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por Jordi de Terrassa el Mar Oct 27, 2015 10:44 pm

    Apreciado walking,

    Ya se ha dicho, y pretendiendo además que dicha afirmación es ideología y teoría comunista.

    Saludos.

    UyL
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 382
    Reputación : 399
    Fecha de inscripción : 23/01/2012

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por UyL el Miér Oct 28, 2015 3:30 am

    Qué manera de enredar y pudrir un debate, para colmo con lo que cuesta entender un mensaje de Jordi.

    El usuario Jordi se equivoca cuando dice que el marxismo afirma que la Reina Isabel es oprimida, el marxismo no dice eso. La Reina Isabel no es oprimida, pero existe una clara discriminación de las mujeres en la política, y esa discriminación la sufren de una u otra manera las mujeres de todas las clases sociales. El resto es ruido.

    Me queda la duda de cómo explica el usuario Jordi que las mujeres no hayan podido acceder a los establecimientos educativos durante siglos y aún hoy algunas no puedan hacerlo por ser mujeres, me insistió tanto que pensé que iba a decir algo.

    nunca escribió:Aunque también es cierto que aquí la clase también tiene su influencia, los homosexuales de clases más acomodadas suelen tenerlo más fácil, incluido en ambientes homófobos, pensemos que un homosexual con poder y/o dinero puede tener sus amantes sin que lo descubran aunque esté casado.
    Otro buen aporte, pensar que acá hay gente que piensa que es inteligente cuando pregunta cómo se gradúa la opresión.



    walking
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 733
    Reputación : 812
    Fecha de inscripción : 08/11/2013
    Edad : 16
    Localización : bogota

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por walking el Miér Oct 28, 2015 1:49 pm

    para colmo con lo que cuesta entender un mensaje de Jordi.
    ese es el principal problema aca y me explico:

    El usuario Jordi se equivoca cuando dice que el marxismo afirma que la Reina Isabel es oprimida, el marxismo no dice eso. La Reina Isabel no es oprimida,
    jordi nunca dijo "que  el marxismo afirma" eso , lo que decia era que algunos pretendian... o si no entienden pues cambiemolo por suponian o imaginaban.

    imaginaban que esta forma de ver las cosas hace parte de la teoria comunista.

    y como en este momento se empieza a pedir explicaciones de cosas que ya se dijeron en algun punto o al reves nunca se hicieron .


    Última edición por walking el Miér Oct 28, 2015 7:20 pm, editado 1 vez

    Jordi de Terrassa
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 3801
    Reputación : 3931
    Fecha de inscripción : 21/03/2011
    Edad : 58
    Localización : Terrassa

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por Jordi de Terrassa el Miér Oct 28, 2015 6:15 pm

    UyL escribió:El usuario Jordi se equivoca cuando dice que el marxismo afirma que la Reina Isabel es oprimida, el marxismo no dice eso. La Reina Isabel no es oprimida,…
    No señor UyL el usuario Jordi no se equivoca puesto que no ha hecho tal afirmación, y usted señor UyL miente cuando le atribuye dicha tesis, puesto que el usuario Jordi no solo niega que todas las mujeres están oprimidas, sino que afirma que existen mujeres que oprimen tanto a hombres como a mujeres, entre éstas están Isabel II y Cristina Fernández, y usted lo sabe.

    Por el contrario, señor UyL, quién está afirmando que todas las mujeres están oprimidas por ser mujeres es usted, y haciéndolo en nombre del marxismo, y que se sepa Isabel II es una mujer y forma pare de la clase dominante británica, una burguesía o más exactamente una oligarquía financiera. Para muestra de sus afirmaciones unos botones;
    UyL escribió:Que una mujer de las clases dominantes puede ser oprimida lo demostraste vos…

    Las mujeres burguesas sufren sólo la opresión de género
    http://www.forocomunista.com/t3103p110-sobre-el-patriarcado-y-sus-implicaciones#408498
    UyL escribió:…yo le explico: que todas las mujeres sufran, de una u otra manera, una opresión específica…
    http://www.forocomunista.com/t3103p110-sobre-el-patriarcado-y-sus-implicaciones#408511
    UyL escribió:Exactamente. Afirmo que todas las mujeres sufren, de una forma u otra, la opresión de género,…
    http://www.forocomunista.com/t3103p110-sobre-el-patriarcado-y-sus-implicaciones#408517
    UyL escribió:Jordi, está cometiendo un error al sembrar confusión sobre el punto central que se está debatiendo, que es el hecho de que las mujeres sufren una opresión específica por ser mujeres…
    http://www.forocomunista.com/t3103p100-sobre-el-patriarcado-y-sus-implicaciones#408393
    UyL escribió:La opresión de las mujeres es social, y efectivamente pesa sobre todas las mujeres, porque el conjunto de las mujeres ocupa un lugar subordinado en la sociedad.
    http://www.forocomunista.com/t3103p100-sobre-el-patriarcado-y-sus-implicaciones#408495
    UyL escribió:Cristina Fernández de Kirchner es mujer y por lo tanto sufre esta opresión de género.
    http://www.forocomunista.com/t3103p100-sobre-el-patriarcado-y-sus-implicaciones#408495
    Señor UyL ahora reconoce que el marxismo afirma que no todas las mujeres, las que forman parte de las clases dominantes, no solo no están oprimidas sino que son opresoras, del resto de hombres y mujeres. Por otro lado, la señora Isabel II, o la señora Cristina Fernández, no solo son opresoras sino que son las jefas del aparato de opresión de las clases dominante en sus respectivas sociedades.

    Teniendo en cuenta lo anterior ¿sigue afirmando que todas las mujeres están oprimidas por ser mujeres, incluso las que forman parte de las clases dominantes?, y si la respuesta es afirmativa ¿quién y cómo las oprime?

    Saludos.

    UyL
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 382
    Reputación : 399
    Fecha de inscripción : 23/01/2012

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por UyL el Jue Oct 29, 2015 4:42 am

    Veníamos complicados y empezó a hablar en tercera persona...

    Le informo que esto no es un interrogatorio, no sé de dónde sacó la idea de que yo estoy aquí para responder sus preguntas.

    Si usted quiere discutir sobre citas que manipula, donde no respeta ni siquiera la frase completa, ciertamente no califica para este debate. O no califico yo, que no estoy dispuesto a perder el tiempo discutiendo sobre frases, dejé de hacerlo cuando aprendí sujeto y predicado.

    Podría, en un ejercicio más sincero, sin necesidad de manipular lo que usted dice, demostrarle las contradicciones groseras de su posición, pero estaríamos ante el mismo problema, la absoluta irrelevancia. Recuerdo que el usuario Máquina también quiso debatir y fue llevado hacia lo irrelevante.

    Le mando un saludo.


    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por nunca el Jue Oct 29, 2015 3:00 pm

    Tengo que decir que antes cometí un error usando mal algunos términos. Cuando dije que solo existía el patriarcado a nivel de infraestructura quería decir como superestructura, es decir, donde sí existe patriarcado/sexismo es en la superestructura ideológica, para ser un poco más exactos. Dicho de otra manera, no hay nada que impide que una mujer llegue a puestos de poder político o económico, que creo que es a lo que se refiere Jordi.

    Luego hay una cosa que se llama los roles de género culturales, donde, usando jerga feminista, existe una balanza de privilegios y opresiones para ambos sexos.

    Jordi de Terrassa
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 3801
    Reputación : 3931
    Fecha de inscripción : 21/03/2011
    Edad : 58
    Localización : Terrassa

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por Jordi de Terrassa el Jue Oct 29, 2015 4:14 pm

    UyL escribió:Le informo que esto no es un interrogatorio, no sé de dónde sacó la idea de que yo estoy aquí para responder sus preguntas.
    Señor UyL, usted es libre de intervenir en el foro en la forma que lo desee, esta libertad incluye a todos los usuarios del foro, siempre respetando las normas que establece el reglamento. De la misma forma que se pueden formular preguntas, se puede responder dichas preguntas o no hacerlo. Incluso se pude afirmar al mismo tiempo que todas las mujeres están oprimidas por ser mujeres, y afirmar lo contrario que no todas las mujeres están oprimidas, como usted hace.

    Por otro lado, señor UyL, no existe manipulación alguna por mi parte, pues las frases a las que hace referencia recogen afirmaciones suyas en las que defiende una posición, otras frases suyas donde defiende la posición contraria, los enlaces para poder leer el mensaje completo y sin comentario alguno por mi parte.

    No obstante, manipulación es lo que usted hace en su mensaje nº 133 sobre lo que yo afirmo en el mensaje nº 132, pues me atribuye una afirmación que no solo no hago sino a sabiendas que mantengo la posición contraria.

    Pero fíjese, señor UyL, que con su inestimable colaboración, se ha establecido que para  la teoría comunista no todas las mujeres están oprimidas, por lo menos usted afirma que la señora Isabel II no lo está, o lo que es lo mismo que no existe una opresión específica que afecte a todas las mujeres por ser mujeres. Que existen diferentes ideologías que utilizan las clases sociales dominantes, compuestas por hombres y mujeres, para oprimir al resto de clases sociales y para dividirlas por cuestiones de sexo, nacionales, de raza, compuestas por hombres y mujeres, que cada clase social dominante utiliza ideologías específicas para oprimir a sus pueblos, y que dichas ideologías están determinadas por el diferente desarrollo histórico, social y físico, de cada formación social, ideologías que justifican y reproducen la explotación sobre las diferentes clases trabajadoras.

    Las ideologías de las clases sociales dominantes son las ideologías dominantes en sus formaciones sociales, estas ideologías están difundidas por los estados, y esta opresión, sobre las clases sociales populares, es la primera línea de defensa de los intereses económicos de las clases dominantes, aunque en última instancia mantienen el aparato represivo del estado en defensa de dichos intereses económicos. De igual modo las clases populares y trabajadoras desarrollan diferentes ideologías que recogen sus interese como clases sociales.

    Saludos.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por nunca el Mar Nov 24, 2015 6:07 pm


    Todo el mundo se da golpes de pecho para oponerse a la discriminación por razón de sexo. Excepto cuando se aplica a los hombres. Entonces no se oye ni una mosca, desde la ONU hasta la concejalía provincial de igualdad.

    Recordemos también el actual primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se considera a sí mismo "orgulloso de ser feminista", lo cual no impide que su gobierno rechace la entrada de refugiados que sean hombres sin familia.

    Cito del artículo: "Cuando Pelletier le preguntó directamente si era feminista, Trudeau dijo que estaba orgulloso de ser feminista".

    Aquello de que el sufrimiento masculino se va a arreglar con más feminismo vuelve a hacer aguas por todas partes.

    http://www.antena3.com/noticias/mundo/canada-solo-aceptara-mujeres-ninos-familias-como-refugiados-sirios-atentados_2015112300295.html

    Canadá sólo aceptará mujeres, niños y familias como refugiados por la alarma antiterrorista

    Canadá ha anunciado que sólo aceptará a mujeres, niños y familias como refugiados sirios por motivos de seguridad. Mientras que los varones sirios que no estén acompañados por sus familias no serán aceptados como refugiados. Los detalles del plan para aceptar a 25.000 refugiados sirios serán dados a conocer mañana por el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por nunca el Jue Nov 26, 2015 5:58 pm


    Más allá de la misoginia: el rechazo de los hombres a contraer matrimonio en la literatura antigua y medieval

    Publicado el octubre 31, 2015 por Carlos Rodríguez

    -¡A cuántas mujeres podemos ver, y tú conoces algunas querida Cristina, que por culpa de la crueldad de un marido desgastan sus vidas en la desgracia, encadenadas a un matrimonio donde reciben peor tratamiento que las esclavas de los moros! ¡Dios mío cómo les pegan, a todas horas y sin razón! ¡Cuántas humillaciones, ataques, ofensas, injurias tienen que aguantar mujeres leales, sin gritar siquiera para pedir ayuda! Piensa en todas esas mujeres que pasan hambre y se mueren de pena en unas casas llenas de hijos, mientras sus maridos se enfrascan y andan vagando por todos los burdeles y tabernas de la ciudad. Y todavía, cuando ellos vuelven, ellas pueden recibir como cena unos buenos golpes. Dime si miento o si no es el caso de algunas vecinas tuyas.

    Con este famoso pasaje, Cristina de Pizán (1365-1430 d.C.) protestó el trato recibido por muchas mujeres dentro del matrimonio, presentando un diálogo entre ella misma y Razón en su obra La ciudad de las damas. Cuando leemos a autoras medievales como ella describiendo a maridos maltratadores y derrochadores, no tenemos reparos en aceptar que este tipo de personas existían antes como existen ahora. La protesta de Pizán, quien por supuesto no la aplicaba a todos los hombres, era una legítima.

    Por el contrario, cuando autores masculinos premodernos protestan el trato recibido por muchos hombres dentro del matrimonio, son simplemente tildados de misóginos. Desde luego muchos de estos textos contienen un grado importante de odio y desprecio hacia el sexo femenino, al extender las cualidades de algunas mujeres a todas ellas (como en Las lamentaciones de Mateolo, 1295 d.C.), y en ocasiones exagerando con el propósito de hacer sátira. Sin embargo, ¿no podemos aceptar que, al igual que Cristina de Pizán, estos autores estaban refiriéndose a casos que conocían? ¿Podría ser que los textos, pese a sus exageraciones y generalizaciones, resonaban con otros oyentes porque se basaban en una realidad?

    Nuestra entrada se centrará principalmente en dos escritos: la Sátira VI de Juvenal (siglo II d.C.) y el poema anónimo “De coniuge non ducenda” (no tomes esposa) compuesto en el siglo XIII. Ambos textos comparten un tema común: el rechazo a contraer matrimonio. Sin embargo, según la ideología de género dominante ésta es una institución que beneficia al varón para explotar a la mujer (tanto en el pasado como en el presente). ¿Qué podría llevar, pues, a los autores a rechazarlo? Lo que ambos textos nos indican es que la dinámica de poder en el matrimonio no siempre era una de subordinación de la mujer al hombre, y que en muchos casos ocurría justo lo contrario. Leamos lo que ambos dicen. El resaltado es mío, y con él no indicaré los aspectos de maltrato, sino aquellos que muestran una relación inversa de subordinación dentro del matrimonio.

    Juvenal. Sátira VI (siglo II d.C.)

    Estabas cuerdo, es verdad, ¿pero, es que te casas, Póstumo? Dime: ¿Qué Tesifone, qué culebra te persigue? ¿Puedes soportar una tal servidumbre, cuando tienes a salvo todas las cuerdas, cuando se te abren tan altas y oscuras ventanas, cuando próximo a tu casa se te ofrece el puente Emilio? [Lo que quiere decir Juvenal es: “¿por qué vas a casarte cuando puedes ahorcarte o arrojarte por un puente, mientras estás a tiempo?”]. Pero si ninguna de estas fatales soluciones te agrada, ¿por qué no piensas que es mejor dormir con un amigo? Un cualquiera que no riña por la noche, que no te exija ningún pequeño regalo cuando descansa a tu lado y no se queje de que hagas descansar a tus riñones y no anheles sus órdenes (…).

    Pero si, llevado de tu simplicidad de marido bonachón te entregas al amor de una sola, agacha la cabeza y dispón tu cerviz para aguantar el yugo. No encontrarás a ninguna que mire por el que la ama, por muy ardorosa que se muestre; siempre se goza en atormentarle y en despojarle. Así pues, cuanto más bueno y deseable marido sea, tanto menos propicia le será. Nunca podrás regalar nada sin la opinión de ella, ni vender si ella se opone, ni comprar si ella no quiere (…).

    Aleja al amigo algo maduro cuya primera barba ha visto tu puerta. Mientras un alcahuete, un lanista, un gladiador pueden testar libremente y la arena les da el mismo derecho, a ti ya te impondrán más de un rival. “Este esclavo, a la cruz”, dice ella. “Pero, ¿qué crimen ha cometido para merecer tal castigo? No hay testigos, nadie le ha denunciado. Escucha: nunca es larga la espera cuando se trata de la muerte de un hombre”. “¡Ah, loco! ¿Acaso un esclavo es un ser humano? ¿Qué no ha hecho nada? Bueno, pero lo quiero yo, lo ordeno yo, valga mi voluntad como razón.”

    Así impone su mando sobre el marido. Más pronto abandonará este reinado, cambiará de casa, pisoteará el velo nupcial, después volverá a ocupar su puesto en el lecho que despreció. Abandonará las puertas que acaban de adornar los velos aún colgados y las verdes guirnaldas sobre el dintel. Así crece el número de maridos, ocho en cinco otoños, asunto digno de un epitafio (…) [aquí hace alusión al divorcio, que tanto hombres como mujeres podían obtener con facilidad].

    Juvenal también añade una protesta sobre la atracción femenina hacia los hombres agresivos e incluso violentos.

    ¿Qué tipo ha abrasado a Epia, qué juventud la ha seducido? ¿Qué habrá visto para que la llamen gladiadora? Pues que Sergio ha comenzado a afeitarse la nuez y a esperar el descanso por el brazo que le cortaron; mostraba la cara llena de defectos, una gran joroba en medio de la nariz maltratada por el casco y un acre humor que le destilaba de un ojo. ¡Ah, pero era un gladiador! Con eso basta para convertirlos en Jacintos y darles preferencia sobre la patria, sobre los hijos, sobre la hermana y sobre el marido.

    Lo interesante de este texto es que nos presenta una percepción del matrimonio que poco tiene que ver con la concepción que actualmente se tiene sobre esta institución en tiempos de los romanos. El paterfamilias podía tener una gran autoridad legal, pero en la negociación privada de poder entre los miembros de la pareja, la lucha de voluntades podía imponer la de la mujer y subvertir el orden dictado en más de un matrimonio, hasta un punto de abuso tan intolerable que hombres como Juvenal consideraban esta institución igual o peor que la muerte.

    Juvenal, sin embargo, no estaba solo. Ya en el siglo II a.C. el político y orador Metelo Numídico también se pronunció al respecto diciendo:

    Romanos, si pudiéramos prescindir de esposas, todos nos evitaríamos esta molestia; pero, ya que la naturaleza ha dispuesto las cosas de tal suerte que no se puede vivir cómodamente con una mujer ni vivir sin mujer, aseguremos la perpetuidad de nuestra nación antes que el placer de nuestra corta vida.

    -Aulo Gelio, Noches áticas I, 6. Traducido por Javier García Gibert en De la soltería.

    Y por supuesto no podemos ignorar el impuesto Aes Uxorium, que gravaba a los solteros de ambos sexos y, según algunas fuentes, obligaba a los hombres a casarse con las viudas de soldados caídos (p. 7), aunque se discute en qué fecha fue impuesto por primera vez.

    El rechazo de los hombres al matrimonio, sin embargo, no era un fenómeno único del mundo romano. En la Edad Media también podemos encontrar literatura que refleja esta preferencia por la soltería. Uno de los ejemplos más conocidos es De coniuge non ducenda (no tomes esposa), un poema anónimo escrito en el norte de Francia entre 1222 y 1250.

    “De coniuge non ducenda” (no tomes esposa)

    La mujer fue creada como ayuda, para preservar la simiente del género humano; en todo lo demás es para el hombre una carga y, no obstante, quiere ser la dueña de su dueño.

    Por naturaleza la mujer es irascible, mentirosa, envidiosa y nunca humilde. El marido se convierte casi en un asno que está siempre dispuesto a las cargas.

    La mujer soportará sobre sí a todo hombre y, bien sometida, vencerá a todo testículo. ¿Quién puede colmar el sexo de la mujer? (…). Por eso muchísimas se vuelven adúlteras y asquea a muchas que sus maridos vivan; así, puesto que ninguno puede bastar a una mujer, digo que a nadie le conviene casarse.

    La lengua en la boca de la mujer es una espada con la que el hombre es atravesado como por un rayo; por ella huye del hombre la alegría y su casa es destruida como por un torbellino meridional.

    En la esposa la fidelidad es exigua, una vez que ha cogido los cuernos de la soberbia: de la lengua impía y nociva de la esposa salen rayos y truenos.

    Una mujer irritada pierde la razón y abre el camino al homicidio: somete su criminal cuerpo a un leproso para que la lepra mancille a su propio marido.

    La voluntad de la mujer siempre se cumple, si no, disputa, llora y se irrita; el marido, paciente, es vencido por el clamor y, cediendo a la esposa, se va de casa.

    El humo, la mujer y las goteras echan al hombre de su propia casa: el marido habla dulcemente, dice palabras tiernas, ella multiplica las disputas y las discusiones.

    La muerte es más amarga que todos los suplicios y, con todo, la mujer es más cruel que la muerte; pues la muerte pasa como el más leve instante pero una enfermedad bastante prolongada supera a la muerte.

    El que toma mujer también recibe la muerte; y el que antes era sensato entonces por vez primera desvaría. Mientras vive la esposa, languidece pero, una vez muerta, rápidamente recobra la vida.

    Al tomar mujer también recibe la muerte y, pensando en vivir, ya empieza a morir. En su mente concibe el hastío de vivir.

    El que está con una esposa, siempre se aflige y, deseando morir, se ve constreñido por la enfermedad: dolor este que dicen el más grande de los dolores, como zarza que arde y no se consume.


    Mientras que el texto de Juvenal se centra en la posición subordinada del marido, De coniuge parece describir el abuso psicológico prolongado que puede llevar al hombre a una muerte temprana. A este respecto, el artículo de la revista TIME titulado “¿Quién lo habría sabido? Los maridos pueden ser atosigados hasta la muerte”, recoge un estudio danés que explica cómo una esposa exigente y proclive a la discusión podía acortar la vida de los hombres en unos diez años. El diario The Telegraph expande esta información para añadir que el conflicto marital no tenía el mismo efecto en las mujeres, pero suponía cientos de muertes masculinas adicionales anualmente.

    La revista TIME se preguntaba “¿quién lo habría sabido?” y sin embargo muchos hombres en el pasado ya lo afirmaban antes de la aparición de este estudio, pero hay que ver más allá de la misoginia y valorar que en sus palabras pueda haber algo de verdad, siempre recordando que no se debe generalizar.

    “De coniuge” habla incluso de la transmisión intencional de enfermedades al marido, algo que ocurre también hoy por parte de ambos cónyuges.

    El maltrato físico es mencionado en las Las lamentaciones de Mateolo y en Espill (1460 d.C.), aunque de la única forma aceptable tanto en el pasado como en el presente: el humor. Sin embargo, el fenómeno sin duda existía. Como recogimos en una entrada anterior sobre el tema:

    Cuando se trataba del varón, la intención de la cencerrada era humillar al marido maltratado. De hecho en Francia durante la Baja Edad Media y la Edad Moderna la comunidad lo obligaba a pasear en burro sentado hacia atrás y agarrándole el rabo mientras se burlaban de él. Algo similar ocurría en Inglaterra (p. 4), y en España. Podría decirse que quizá la mujer maltratadora era castigada indirectamente a través de la humillación de su marido, pues la pérdida de estatus y aceptación social de este último terminarían afectándole a ella, pero en cualquier caso el tratamiento de las víctimas de abuso en base a su sexo es marcadamente diferente.


    Detalle de “Salterio de Lutrell”, obra de Geoffrey Lutrell. Londres, entre 1320 y 1340 d.C.

    ¿Por qué, pese a la autoridad que la ley otorgaba al varón, aceptarían hombres este tipo de situaciones? Las razones pueden ser muchas, desde la dependencia emocional hasta los distintos niveles de agresividad en ambos miembros de la pareja, pasando por las creencias religiosas. Pero incluso aquellos hombres con disposición a la violencia y hasta el asesinato podrían encontrarse poco inclinados a actuar. En el Arcipestre de Talavera (1438 d.C.) encontramos a un marido que desea vengarse del adulterio de su esposa:

    Si la mato, perdido soy; que tiene dos cosas por sí: parientes, que procederán contra mí; la justicia porque ninguno no debe tomarla por sí sin conocimiento de derecho y legítimos testigos, dignos de fe y buenas probanzas, con instrumentos y otras escrituras auténticas –e esto delante aquel que es por la justicia del Rey presidente o gobernador, corregidor o regidor- y ninguno por sí no debe tomar venganza ni punir a otro ninguno. Y según esto, pues yo de mí sin probanzas no lo puedo hacer. Ítem más, los parientes dirán que se lo levanté por matarla y quererme con otra de nuevo ayuntar; haberlos he por enemigos.

    Como describimos en una entrada anterior, no sólo en casos de asesinato, sino también de malos tratos, los familiares de la mujer constituían su primera línea de defensa. Los hermanos especialmente eran los encargados de velar para que su hermana no fuera maltratada (punto 2). Así, algunos autores como Petrarca (1304-1374) en De los remedios contra próspera y adversa fortuna incluso aconsejan a los maridos doloridos que toleren el adulterio, según él muy extendido:

    Poco menos se usa ya el adulterio que el casamiento (…). Por ventura quisieras tú una hembra toda entera y solamente para ti, lo que nunca los más feroces tiranos ni los mayores reyes pudieron alcanzar en tus tiempos, ni pudieran en los pasados. Dejo agora las cosas nuevas por no ofender algunos de los presentes.

    En conclusión, tanto la Sátira VI como “De coniuge” parecen mostrarnos una realidad distinta del matrimonio en la Antigüedad y la Edad Media, donde el poder tradicional otorgado a la mujer en la esfera doméstica podía emplearse para atormentar al marido, igual que la autoridad de éste podía también utilizarse para maltratar a la mujer. La Historia de la violencia matrimonial no es únicamente la descrita por Cristina de Pizán. Tampoco la expuesta por Juvenal o “De coniuge”. Son todas ellas y muchas otras. En definitiva, escuchemos a los autores antiguos, pero escuchémoslos a todos.

    Anexo 1. La soltería más allá de la Edad Media

    Por supuesto el rechazo al matrimonio no fue ni mucho menos un fenómeno que terminara en la Edad Media. A finales del siglo XIX encontramos un interesante caso en Estados Unidos, recogido por Peter Wright y Anja Eriud:

    Una tal Sra. Charlotte Smith, en 1896, estaba tan enfurecida y asustada por el número de hombres que rehusaban casarse que comenzó una campaña para forzarlos a contraer matrimonio, invocando a oficiales y funcionarios a “hacer algo” sobre esta calumnia contra las mujeres:

    La vilificación de los solteros por parte de la Sra. Smith comenzó con ataques hacia oficiales y funcionarios, diciendo que los solteros siempre habían sido fracasados, y que políticos solteros eran especialmente “cerrados de mente, egoístas, egocéntricos y cobardes”. Dijo más: “es hora de organizar clubs antisolteros en este Estado. Debería ser el objetivo de cada mujer joven comprobar el registro de cada uno de los hombres que está pidiendo votos y, si su carácter moral lo hiciera inadecuado para gobernar, ésta deficiencia debería ser objeto de ataque por parte de las mujeres antisolteras de Massachusetts.”

    “Hay 47.000 chicas con edades entre 20 y 29 años en este Estado que no pueden encontrar marido… [y] los políticos solteros no se atreven a discutir este mal social.” Y afirmó:

    “Ningún hombre puede ser un ciudadano bueno, honorable y recto sin haber entrado en el enlace sagrado del matrimonio”.


    Anexo 2. Textos antiguos y medievales “profemeninos”

    En la Edad Media y la Antigüedad podemos encontrar una cantidad considerable de textos misóginos, aunque también existe un número importante que alaba a la mujer y ataca al hombre como sexo, no como categoría universal que representa al ser humano. Un ejemplo lo encontramos en Ovidio (43-18 a.C.) quien si bien criticó a las mujeres, también escribió en Arte de amar, Libro III, 7-24, 29-41:

    Entre los muchos hombres tal vez alguno diga: “¿Por qué das más veneno a las serpientes y a la loba rabiosa le entregas el rebaño?” No atribuyáis a todas la culpa de unas pocas. Que sea cada mujer considerada de acuerdo con los méritos que tiene. Si el Atrida menor puede abrumar a Helena con su grave acusación, y el Atrida mayor a la hermana de Helena; si por el crimen de Erifila, hija de Tálao, cayó al Éstige el Eclida vivo y llevado por caballos vivos, sin embargo Penélope fue fiel a su marido mientras erraba, durante dos lustros, y otros dos lustros mientras guerreaba. Mira al Filácida, y a la que, cuentan, acompañó a su esposo y murió antes de tiempo. Libró al hijo de Feres de los Hados su esposa, la que había nacido en Págasas, y fue, en vez del esposo, la mujer llevada en las exequias del marido. “Tómame, Capaneo” –dijo la hija de Ifis- “hechos cenizas nos confundiremos”, y se lanzó hacia el centro de la pira. Es la misma Virtud también mujer por su aspecto y su nombre: no es extraño que sea ella del agrado de su pueblo (…).

    La mujer ni a las llamas ni al cruel arco se opone. Veo que dañan esos dardos con más moderación a los varones. Traicionan los varones muchas veces, no tantas las muchachas tiernas. Pocas son culpables de engaño, si investigas. A la que nació cerca del río Fasis la abandonó, cuando ella ya era madre, Jasón el mentiroso. Y otra esposa fue a parar a los brazos del Esonio. Llamándote, Teseo, cuánto temió a las aves marinas Ariadna, abandonada, sola en aquel lugar desconocido. Tú pregunta por qué “Nueve Caminos” se llama al que es uno, y oirás que los bosques a Filis la lloraron, dejando caer al suelo sus cabellos. Tiene tu huésped fama de piadoso, Elisa, pero él te dio la espada y además el motivo de muerte.


    Más allá fue Martín de Córdoba en la obra Jardín de nobles doncellas, publicada a finales del siglo XV. Aquí vemos un argumento que parece el antecesor de artículos actuales como “El varón, arma de destrucción masiva”:

    Decían asimismo los que en esta materia hablaban (…) que los hombres son los que tienen bandos, levantan sediciones, sustentan guerras, andan enemistados, traen armas, derraman sangre y hacen todos los insultos, de las cuales cosas son libres las mujeres, ca ni tienen bandos, ni matan hombres, ni saltean caminos, ni traen armas, ni derraman sangre, sino que vemos que la priesa que se dan los hombres a matar se dan las mujeres a parir. Pues esto es así, más razón es que sean mandados los hombres, pues disminuyen a la república [el bien común], que no las mujeres, pues son causa de aumentarla (…).

    En El triunfo de las donas, Juan Rodríguez del Padrón (1390-1450 d.C.) va más allá, y enumera hasta 50 razones por las que la mujer es superior al hombre. Aquí les dejo la primera, que viene a decir que las cosas creadas por Dios fueron de menor a mayor nobleza, culminando en la mujer. Añade también que las menos nobles debían servir a las más nobles, como los animales al hombre, y por tanto el hombre a la mujer:

    “La primera es por aver seido después de todas las cosas criada; commo las criaturas menos nobles ayan seido primeramente en el mundo criada e las más nobles últimamente, por que las menos nobles pudiesen por (h)orden a las más nobles servir, segund que la materia sin forma primeramente criada servió a la criaçión de los sinples quatro elementos, e los sinples quatro elementos al vapor, por dellos conpuesto, e el conpuesto vapor a las vivas plantas, e las vivas plantas a las sentibles bestias, e las sentibles bestias al primero animal razonable, et el primero animal razonable a la muger, después de la qual ninguna cosa a que servir deviese se falla criada; e de la criatura razonable el humano cuerpo fue criado primero que fuesse él ante, por ser menos noble, en servimiento d[e]ella formado.”e las más nobles últimamente, por que las menos nobles pudiesen por (h)orden a las más nobles servir, segund que la materia sin forma primeramente criada servió a la criaçión de los sinples quatro elementos, e los sinples quatro elementos al vapor, por dellos conpuesto, e el conpuesto vapor a las vivas plantas, e las vivas plantas a las sentibles bestias, e las sentibles bestias al primero animal razonable, et el primero animal razonable a la muger, después de la qual ninguna cosa a que servir deviese se falla criada; e de la criatura razonable el humano cuerpo fue criado primero que fuesse él ante, por ser menos noble, en servimiento d[e]ella formado.”, e las más nobles últimamente, por que las menos nobles pudiesen por (h)orden a las más nobles servir, segund que la materia sin forma primeramente criada servió a la criaçión de los sinples quatro elementos, e los sinples quatro elementos al vapor, por dellos conpuesto, e el conpuesto vapor a las vivas plantas, e las vivas plantas a las sentibles bestias, e las sentibles bestias al primero animal razonable, et el primero animal razonable a la muger, después de la qual ninguna cosa a que servir deviese se falla criada; e de la criatura razonable el humano cuerpo fue criado primero que fuesse él ante, por ser menos noble, en servimiento d[e]ella formado.”

    Hay muchos otros autores en esta línea, como Enrique de Villena, Diego de Valera, Álvaro de Luna, Diego de San Pedro y esto sólo dentro de los reinos hispanos.

    https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2015/10/31/mas-alla-de-la-misoginia-el-rechazo-de-los-hombres-a-contraer-matrimonio-en-la-literatura-antigua-y-medieval/

    Máquina
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1090
    Reputación : 1171
    Fecha de inscripción : 04/08/2014
    Localización : Asturies

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por Máquina el Jue Nov 26, 2015 6:48 pm

    Yo no sé que coños cuesta reconocer que uno se equivoca. Antes pensaba que la percepción del peligro era algo cuantitativo fácil de medir y no me he muerto por reconocer que defendía una parida inconmensurable.

    Seamos sinceros y progresemos, que errores los comete cualquiera, de hecho, por eso hablamos por este foro en lugar de debatir en el Parlamento.

    Saludos y no sean ceporros.

    UyL escribió:Si usted quiere discutir sobre citas que manipula, donde no respeta ni siquiera la frase completa, ciertamente no califica para este debate. O no califico yo, que no estoy dispuesto a perder el tiempo discutiendo sobre frases, dejé de hacerlo cuando aprendí sujeto y predicado.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por nunca el Jue Nov 26, 2015 6:52 pm

    Yo no sé que coños cuesta reconocer que uno se equivoca. Antes pensaba que la percepción del peligro era algo cuantitativo fácil de medir y no me he muerto por reconocer que defendía una parida inconmensurable.

    Un gesto de humildad y de honestidad por tu parte de la que todos (incluido yo) deberíamos tomar nota.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por nunca el Mar Dic 08, 2015 2:55 pm

    ¿Quién toma las decisiones en el hogar? (Estados Unidos)

    *26% el hombre toma más decisiones
    *31% ambos toman la misma cantidad de decisiones
    *43% las mujeres toman más decisiones

    Fuente: http://www.pewsocialtrends.org/2008/09/25/women-call-the-shots-at-home-public-mixed-on-gender-roles-in-jobs/




    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por nunca el Dom Dic 13, 2015 1:37 pm

    IU sigue cubriéndose de gloria.
    https://plus.google.com/+DavidPrieto100/posts/f6U4gGvi7qt
    Cada vez que oigo una referencia al patriarcado, lo que viene después suele ser mentira evidente y perezosa, de las que se desmienten en un pispás.

    En este caso +IzquierdaUnida se saca de la manga que las familias pobres que no pueden pagar dos carreras priorizan los estudios del hijo sobre los de la hija, y concluyen que eso es muestra y prueba de que vivimos en un patriarcado.

    Después de buscar literalmente dos minutos en Google, he encontrado unos datos del CIS referentes a 2013 que demuestran lo contrario: no solo hay más universitarias que universitarios, sino que es en las clases bajas donde se produce esta desigualdad: las familias pobres que no pueden pagar dos carreras optan por sus hijas el doble que por sus hijos.

    Supongo que cuando IU se entere de estos datos rápidamente los tendremos diciendo que vivimos en un matriarcado.




    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por nunca el Lun Dic 28, 2015 5:26 pm

    Dentro vienen más enlaces.
    La discriminación masculina en el sistema penal y la aplicación de la pena de muerte

    Publicado el diciembre 27, 2015 por Carlos Rodríguez

    Es sobradamente conocido que los hombres cometen más crímenes violentos que las mujeres, incluyendo el asesinato, lo que en principio causaría la disparidad sexual en la aplicación de la pena capital. Nuestro artículo, sin embargo, demostrará que este hecho por sí mismo es insuficiente para explicar el desproporcionado número de varones que son ejecutados en comparación con las mujeres, constituyendo más del 99% a nivel mundial. Ofreceremos causas alternativas basándonos el contexto de otras discriminaciones penales existentes, así como factores culturales relacionados.

    Pasado y presente del trato discriminatorio en Estados Unidos

    Comenzamos con Estados Unidos por contar con las estadísticas más abundantes y fiables sobre la aplicación de la pena capital.

    En su artículo “Unequal Before the Law: Men, Women and the Death Penalty” (Desiguales ante la ley: hombres, mujeres y la pena de muerte), Andrea Shapiro señalaba que aunque las mujeres cometen el 10% de los asesinatos, constituyen únicamente el 0,5% de los ejecutados (p. 447-448), y que la disparidad persiste incluso cuando el historial criminal es similar (p. 453)

    ¿Qué explica pues, esta diferencia de trato? Siempre es bueno consultar la Historia para sentar las bases del asunto, y lo que me resultó especialmente revelador fue una columna recogida en el Ohio Law Bulletin (Boletín Legal de Ohio) del año 1912, Volumen 57. Su título era “Mujeres jurado para juzgar a las asesinas”. Allí se relataba el problema que suponía para un jurado enteramente masculino condenar a mujeres asesinas en Chicago (no hablamos de sentenciar a muerte, sólo de condenarlas a cualquier pena). Las mujeres todavía no podían formar parte del jurado en el Estado de Illinois, y se argumentaba que esta participación sería la única manera de conseguir que las asesinas recibieran su merecido castigo. Veamos algunos fragmentos (p. 500-501):

    “Es prácticamente imposible asegurar la condena de una mujer imputada por homicidio en Chicago bajo el presente sistema de jurado” dice Mr. Wayman [el fiscal del Estado]. “Doce hombres simplemente no pueden ser convencidos, no importa lo clara que sea la evidencia, de que una mujer sea culpable del crimen más grave posible. Por tanto he decidido anunciar que estoy a favor de tener mujeres jurado para juzgar a otras mujeres en casos de homicidio”.

    Se realizó una investigación entre las mujeres confinadas en la cárcel del Condado de Cook a la espera de ser juzgadas por homicidio para determinar su reacción ante la posibilidad de que jurados de mujeres se encargaran de sus casos. Casi sin oposición parecían rechazar fuertemente a la idea. Fueron sinceras en sus declaraciones donde afirmaban que no querían mujeres en sus jurados.



    St. Stephe consiguió de hecho recoger algunas de estas declaraciones:


    Sra. Louise Vermilya, acusada de envenenar a nueve personas: “No creo que un jurado de mujeres fuera justo conmigo. Debo insistir en que sean hombres quienes me juzguen”.

    Sra. Antonio Musso, acusada de asesinar a su marido: “Fui maltratada y abusada, pero un jurado de mujeres sólo sentiría pena por mi marido. Las mujeres son demasiado emocionales y sentimentales como para ser jurado en casos graves”.

    Sra. Harriet Burnham, acusada de disparar a su marido hasta matarlo: “Las mujeres son vengativas. No mostrarían piedad hacia una mujer. Obtendrían placer condenándome.”

    Sra. Louise Lindloff, imputada por siete muertes por envenenamiento: “Quiero justicia y las mujeres han sido muy exitosas a la hora de obtenerla con jurados compuestos por hombres. No quiero que ninguna mujer se siente en el jurado que va a juzgarme”.

    Lulu Blackwell, imputada por asesinar a Charles Vaughn. “Sería una necedad consentir que fuera un jurado de mujeres quien me juzgara. Quiero que un jurado de hombres se siente en mi caso”.

    Margaret McCabe, acusada de matar a Edward Lee: “Yo no quiero mujeres. Si el Fiscal del Estado desea jurados de mujeres, ésa es razón suficiente para que yo no los quiera”.

    Elizabeth Buchanan, acusada de asesinar a Josephine Rice: “Nunca consentiría ser juzgada por mujeres, debo decir. Siento que sólo puedo obtener justicia de los hombres”.

    En el artículo de Shapiro encontramos un caso de 1941 que sí terminó con la ejecución de una mujer (Eithel Spinelli) pese a las numerosas objeciones despertadas. 30 presos varones incluso ofrecieron echar a suertes que uno de ellos fuera ejecutado en su lugar. Los presos escribieron esta carta al gobernador argumentando (Shapiro, p. 457):

    (…) que la ejecución de la Sra. Spinelli sería repulsiva para el pueblo de California; que ninguna mujer en su sano juicio cometería el crimen del que ha sido acusada; que la ejecución de una mujer dañaría [la reputación de] California a ojos del mundo; que tanto la ley como la voluntad de la gente eran contrarios a la ejecución; que la Sra. Spinelli, como madre de tres hijos, debería tener una consideración especial; que el orgulloso historial de California de nunca haber ejecutado a una mujer no debería ser mancillado(…).

    Estas citas nos hacen pensar que la disparidad actual, al menos décadas atrás, podía ser en buena parte explicada por la actitud caballeresca de los varones. La cuestión por supuesto es si una actitud parecida persiste en la actualidad y si también alcanza a las propias mujeres, teniendo en cuenta que el discurso de género imperante constituye una continuación de la dicotomía hombre-agresor y mujer-víctima.

    El artículo de Shapiro contiene una cita interesante del profesor Victor L. Streib, quien estudió la aplicación de la pena de muerte a mujeres en 1990 y llegó a la conclusión de que existe un “rechazo, particularmente entre los jueces, para condenar y sentenciar a una mujer a la pena de muerte” (p. 455), añadiendo además que (455-56):

    Incluso cuando todos los factores agravantes y atenuantes específicos son los mismos para los acusados varones o mujeres, las mujeres todavía tienden a recibir sentencias significativamente menores en casos criminales por lo general. Los jueces admiten que tienden a ser más indulgentes hacia las mujeres acusadas, particularmente en crímenes graves, por una variedad de razones culturalmente arraigadas (…) Esta tendencia es consistente con el extraordinariamente bajo número de sentencias de pena de muerte y ejecuciones de mujeres adultas a lo largo de nuestra Historia.

    Y como señala la propia Shapiro sobre esta cita (el resaltado es mío, p. 456):

    Si los jueces admiten que son más indulgentes hacia las mujeres y más reacios a condenarlas, se entiende que por tanto son más duros con los hombres y su discriminación por razón de sexo es consciente y resuelta. Puede que no sepan explicar por qué se sienten así, pero ciertamente parecen reconocer que efectivamente se sienten de esta forma, y que actúan en respuesta específicamente a ese sentir.

    Pero si 1990 todavía les parece lejano en el tiempo, existe un estudio de 2005 realizado por Elizabeth Marie Reza y publicado por Duke Journal of Gender Law and Policy, que confirma al “factor caballeresco” a la hora de aplicar la pena de muerte.

    Comienza indicando que existen diversos factores para explicar la disparidad, como por ejemplo el hecho de que los asesinatos a extraños se consideran más graves que los asesinatos a miembros de la familia o compañeros íntimos (y las mujeres tienden a predominar en este último caso) o que los factores agravantes recogidos por la ley se basan en las formas de matar adoptadas generalmente por hombres, mientas que los factores mitigantes tienden a adecuarse a las circunstancias en que matan las mujeres (también resultado de la mentalidad caballeresca). Pero como Reza afirma, ambos factores por sí solos no terminan por explicar la disparidad, señalando el prejuicio sexista como un elemento de gran importancia (p. 207-208).

    Las conclusiones a las que podemos llegar sobre la pena de muerte son además consistentes con las penas impuestas a hombres y mujeres en otro tipo de delitos. En el pasado señalamos la existencia de un estudio del año 2012 realizado por la académica Sonja Starr donde se determinaba que aunque los hombres cometen efectivamente más crímenes, por el mismo delito terminaban en la cárcel el doble de veces que las mujeres y recibían condenas un 63% más largas. Este resultado se producía tras controlar otras variables, como por ejemplo el historial criminal.

    Podemos concluir, por tanto, que en Estados Unidos existe un prejuicio sexual históricamente arraigado a la hora de imponer condenas a hombres y mujeres, incluyendo la capital. Ahora bien, ¿se trata de un prejuicio único de este país o puede extenderse a otros?

    Un prejuicio global

    Cuando se trata de otorgar un trato diferente a los hombres, Estados Unidos es difícilmente una excepción. De hecho hay bastantes países que discriminan a los varones no ya en la aplicación de las penas, sino en la propia redacción de la ley. Por ejemplo:

    En 6 países sólo los hombres pueden ser condenados a cadena perpetua
    De los 33 países donde todavía es legal el castigo corporal, en 19 de ellos sólo se permite su aplicación a hombres y niños varones. Esto incluye castigos por delitos criminales y medidas disciplinarias en el ejército, las prisiones o la escuela.
    De hecho, 5 países mantienen que sólo los hombres pueden ser condenados a muerte (si bien 4 de ellos apenas aplican la pena en la práctica).
    Tampoco olvidemos que Naciones Unidas, como ya mencionamos en un artículo anterior, apremia a los gobiernos para que no envíen a las mujeres a prisión salvo por delitos graves o violentos, implícitamente señalando que sólo los hombres deberían cumplir este tipo de penas.

    Por supuesto hasta ahora sólo nos hemos limitado a las penas de cárcel, pero también existe discriminación legal en otros ámbitos como la trata de personas, y prejuicios antimasculinos en el sistema educativo que aunque no sean legales continúan siendo bastante problemáticos. Por ejemplo un estudio de la OCDE basado en más de 60 países revelaba cómo el profesorado otorgaba mejores notas a las chicas que a los chicos por el mismo trabajo debido al mejor comportamiento en clase de las primeras (p. 55).

    Regresando al mundo penal, todo indica que la disparidad a la hora de aplicar la pena de muerte constituye un prejuicio global. Ahora bien, puede que se estén preguntando, ¿por qué deberíamos preocuparnos de que haya más asesinos varones ejecutados que asesinos mujeres? No estoy pidiendo en ningún caso que se ejecute a más mujeres, sino más bien al contrario: que se ejecute a menos hombres. Ahora bien, como veremos a continuación, no es el destino de los asesinos lo que realmente me preocupa, e incluso los partidarios de la pena de muerte encontrarán razones para replantear su postura sobre este tema en el siguiente apartado.

    Por qué debería importarnos

    Quizá porque Estados Unidos es uno de los pocos países Occidentales donde la pena de muerte se aplica con cierta regularidad, tendemos a asociar la sentencia con la peor clase de crímenes violentos, y sobre todo el asesinato. Sin embargo en otras regiones, particularmente Oriente Medio y Asia Oriental, existen crímenes no violentos que acarrean esta pena, como el tráfico de drogas y los crímenes económicos. Sin embargo, y sin minimizar su uso en los casos anteriores, existen otros cargos donde la aplicación de esta pena es sencillamente intolerable:

    Adulterio
    Homosexualidad
    Blasfemia
    Apostasía
    Brujería
    También ha habido mujeres ejecutadas por este tipo de crímenes. Sin embargo, es importante recordar que como ya tratamos en un artículo anterior, el gobierno Iraní ha lapidado hasta morir a más hombres que a mujeres, y que allí la homosexualidad masculina es castigada con la horca a la primera ofensa, mientras que la femenina sólo se pena con la muerte a la cuarta ofensa. Esto explicaría en parte por qué 145 hombres han sido ejecutados por este “crimen” pero ninguna mujer.

    Del mismo modo, pese a que la mayoría de las personas acusadas de brujería en Arabia Saudí son mujeres (principalmente empleadas del hogar), sólo una ha sido ejecutada hasta la fecha, frente a tres hombres (2011, 2012, 2014). Para hacernos una idea en 2014 Arabia Saudí ejecutó a 86 hombres y 2 mujeres. Ellas fueron condenadas por asesinato. Ellos por asesinato (46), violación (6), tráfico de drogas (33) y brujería (1, ya mencionado).

    Además hemos de recordar que las garantías procesales en los países que tipifican estos delitos son como mínimo deficientes, cuando no suponen una violación de los derechos humanos. Por ello tampoco podemos descartar que haya habido inocentes ejecutados por crímenes graves como el asesinato.

    Algunos ejemplos de por qué esta disparidad es un tema grave:

    Este año Indonesia ejecutó a 8 hombres por tráfico de drogas.
    Actualmente un 72% de las condenas a muerte en Arabia Saudí se emiten para crímenes no violentos (aunque no necesariamente las ejecuciones).
    China ejecuta unas 3.000 personas anualmente (más que el resto del mundo combinado), y de los 55 delitos que la ley puede castigar con la muerte, 31 no son violentos.
    Y dejamos lo mejor para el final. Naciones Unidas, la misma que recomendaba la anulación de penas de cárcel para la mayoría de las mujeres, continuará financiando el programa antidrogas de Irán con unos 5,4 millones de dólares, incluyendo vehículos, perros policía y programas de entrenamiento. Este país realiza el mayor número de ejecuciones per cápita del mundo, y sólo en 2014 ejecutó a 753 personas, con al menos 318 por delitos de drogas, todos ellos hombres en esta categoría excepto por 4 ejecutadas. También hemos de recordar que la pena de muerte en estos casos (así como para adulterio, apostasía y homosexualidad, entre otros) no es una opción para el juez sino que se trata de una pena obligada cuando se es hallado culpable.

    Conclusiones

    Como es natural este artículo no puede ser concluyente en cuanto a un problema tan extenso y complejo, ni lo pretende. Sin embargo, al igual que otros escritos anteriores en este espacio, se trata de una punta de lanza con la que abrir un camino para futuras áreas de investigación desde una perspectiva de género.

    Hay indicaciones, por ejemplo, de que en los perdones presidenciales de la primera legislatura de Barack Obama un 30% de sus receptores fueron mujeres, pese a constituir una población carcelaria menor, y también hay una mayor tendencia a extender el perdón a las mujeres en Canadá. Sin embargo, no hay estadísticas comparables (o fiables) para países no Occidentales.

    Otro ángulo a considerar es la disparidad en la publicidad que reciben ciertas ejecuciones por razón de sexo. Por ejemplo el caso de Karla Faye Tucker (1998), la primera mujer ejecutada en Estados Unidos desde 1984 y en Texas desde 1863. Su caso no sólo provocó peticiones de perdón en Estados Unidos (principalmente entre el sector conservador), sino también por parte de Naciones Unidas, el Consejo Mundial de las Iglesias, el Papa Juan Pablo II o el primer ministro italiano Romano Prodi. También encontramos un trato desigual hacia las ejecuciones en otros países, como por ejemplo en casos de lapidación.

    Concluyendo, al igual que otros problemas tradicionalmente considerados “sociales” o “de derechos humanos” (que también lo son) he pretendido mostrar que la pena de muerte cuenta con un ángulo de género a menudo subestimado, especialmente fuera de los Estados Unidos. Se trata de un problema indudablemente masculino aunque a menudo se nos presente en términos neutrales, y deberíamos tener esta perspectiva en mente para futuros trabajos que aborden el tema siempre que exista la posibilidad.

    Nota sobre las citas

    En dos de las fuentes, las referentes al castigo corporal y la cadena perpetua, he citado a Wikipedia para evitar tener que enumerar 24 citas diferentes referentes a cada uno de los códigos penales de estos países, algo que dificultaría la lectura. Sin embargo pueden encontrar la misma información en otras páginas. Para el castigo corporal pueden visitar CorPun.com, y para la cadena perpetua Legislation Online, donde encontrarán los códigos penales de 4 de los 5 países que imponen esta pena sólo a los hombres (para el quinto, Bielorrusia, pueden encontrar la información aquí).

    Otra fuente que he utilizado en este artículo, CapitalPunishmentUK.com, aunque no forma parte de una institución gubernamental o académica, ha sido frecuentemente citada por numerosos autores en este área, incluyendo Death Penal Worldwide (Universidad de Cornell), el intelectual Kwame Anthony Appiah o el académico Gregory J. Durston, entre otros.

    https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2015/12/27/la-discriminacion-masculina-en-el-sistema-penal-y-la-aplicacion-de-la-pena-de-muerte/


    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por nunca el Vie Ene 01, 2016 1:41 pm

    ¿Qué opináis de esto? ¿a qué se refiere la Guardia Civil?

    https://twitter.com/guardiacivil/status/682297674238832640
    Pese a los errores de enfoque en violencia machista pasados y, probablemente, futuros, del perfil de la guardia civil, yo aquí veo un tweet sobre el garrafón... Y soy el primero atento a lecturas críticas y comprometido con el feminismo, de verdad, pero no veo lo que decís.
    Entiendo que parezca que hace alusión a la violencia machista por el uso de hashtags, no tanto el de #denuncia (que es lógico que sea muy usado por la guardia civil en muchísimos temas), como el de #NoConsientas, que se usa, habitualmente, para hablar de la violencia machista.
    Por una parte, me parece que si todo el mundo usa un hashtag para una cosa, aunque el sentido de las palabras que lo componen puedan aplicarse a temas diferentes, si uno le da un uso diferente es que quiere visibilizarse de forma un tanto cutre, o que no entiende nada de redes sociales (y, eso, para un community manager, es grave), por lo que, como mínimo, el tweet me parece imprudente o, directamente, torpe, pero no sé si interpretable con la intención que le adjudicáis.
    Lo cierto es que, si bien podemos considerar ese hashtag "mal usado", si lo que pretendían era hablar del garrafón, también es cierto que lo hacen con todo. ¿Hay alguna lectura machista en un tweet sobre vecinos ruidosos, por ejemplo? Pues ahí también lo ponen: https://twitter.com/guardiacivil/status/660214638622040064 (y es sólo un ejemplo, usan muchísimo ese hashtag)
    Aunque se hayan ganado el que se hagan estas interpretaciones de sus tweets, en este caso, creo que os equivocáis, y creo, también, hablando de imprudencias y torpezas y siendo justo, que era vuestra obligación periodística hacer la misma búsqueda rápida que he hecho yo para aseguraros de que ese uso del hashtag era una excepción malintencionada y no, como es el caso, una costumbre en su perfil.


    La Guardia Civil culpa a las mujeres de la violencia contra ellas en las fiestas nocturnas



    La Guardia Civil ha vuelto a tropezar en Twitter con un mensaje sobre la violencia machista, que sólo ha conseguido que le lluevan las críticas por centrar la responsabilidad en las víctimas en vez de en los agresores. Junto a las palabras destacadas como hashtag #NoConsientas y #Denuncia, aparece la imagen de una chica con un vaso en la mano y presumiblemente una gran resaca en un tuit publicado el 31 de diciembre a pocas horas de las fiestas de Nochevieja. Relaciona el consumo excesivo de alcohol de esa chica, además de con un supuesto garrafón, con un ataque o acoso que le hace despertar llorando al día siguiente.

    No es la primera vez que la cuenta oficial de la Guardia Civil comete un grave error en este asunto. En abril, equiparó la violencia de hombres y mujeres utilizando  una imagen manipulada de una campaña contra la violencia machista, sacada de una organización que ataca las leyes que defienden a las mujeres maltratadas.

    Al día siguiente, la cuenta oficial tuvo que borrar el tuit y pedir disculpas.

    En junio, la cuenta de Facebook de la Guardia Civil en la localidad madrileña de Tomelloso volvió a incidir en la misma manipulación, esta vez con un comentario que destacaba que también lucha contra las denuncias falsas, como si su incidencia fuera la misma que la de la violencia machista.

    http://www.eldiario.es/rastreador/Guardia_Civil-Twitter-violencia_machista_6_468663142.html


    Working Class Hero
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 4
    Reputación : 8
    Fecha de inscripción : 19/12/2015
    Edad : 17
    Localización : Málaga

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por Working Class Hero el Mar Ene 12, 2016 7:38 pm

    Que vivimos en una sociedad machista y patriarcal es algo innegable y quien no lo ve es porque no quiere. Nuestro día a día está lleno de ejemplos: viváis en el país que viváis, estoy seguro que la violencia de género es un gran problema que arrebata la vida a muchas mujeres al cabo del año; la brecha salarial entre hombres y mujeres es otro dato objetivo que demuestra la clara desigualdad entre géneros; en las películas y series que vemos, canciones que escuchamos, novelas que leemos, actividades de ocio que realizamos y cualquier otro aspecto de nuestra vida cotidiana se ve igualmente reflejada la influencia del patriarcado de forma más o menos clara. Aunque sí es verdad que en los últimos años hemos podido apreciar ciertos avances en este tema, todavía nos queda muchísimo por hacer. No olvidéis que el comunismo necesita del femenismo y viceversa.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por nunca el Miér Ene 13, 2016 1:48 pm

    Bueno working, antes de entrar a un hilo como un elefante en una cacharreía a comentar a un a exponer tus conclusiones sin fundamentarlas te aconsejo que te leas el hilo entero y demás hilos relacionados (en este caso con el tema de la cuestión femenina) en este subforo.

    la brecha salarial entre hombres y mujeres es otro dato objetivo que demuestra la clara desigualdad entre géneros
    ¿Por qué hay tanta gente que se cree esta mentira? Es tan fácil como ir a un centro de trabajo y preguntar si se cobra más/menos por cuestión de sexo y se verá que es falso.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por nunca el Dom Ene 24, 2016 5:40 pm

    A continuación daré la otra versíon de este tema.

    Los estereotipos de género en política

    Un estudio reciente sobre la carrera política de diputados de todo el mundo muestra que las mujeres políticas tienen por término medio menos hijos, suelen estar solteras o divorciadas en mayor medida, tienen mayores niveles de formación y más edad

    Marta Fraile - Científica Titular del CSIC
    20/01/2016 - 20:23h

    El reciente gesto de la diputada Bescansa de llevar a su bebe al Congreso y amamantarlo ha generado un aluvión de polémicos comentarios en los medios tradicionales y en las redes sociales. Se han desarrollado todo tipo de argumentos conectados con la necesidad de dar relevancia pública a los problemas de conciliación a los que millones de ciudadanas se enfrentan a diario, sobre los modelos de crianza, sobre la falta de implicación de los hombres, sobre las largas jornadas laborales que padres y madres sufren en España. Debates necesarios y que aplaudo.

    Sin embargo, las implicaciones de este gesto respecto a su simbología política han pasado desapercibidas. A pesar de que en esta XI legislatura el nuevo Congreso incluye a más mujeres que nunca (un 40%  frente a menos del 10% de las primeras legislaturas), no debemos olvidar que en el terreno político los hombres siguen siendo mayoría. Y aunque haya cambios relevantes, cuesta incorporarlos.

    Las mujeres que deciden dedicarse a la política deben superar más obstáculos que los hombres. Un estudio reciente sobre la carrera política de diputados de todo el mundo realizado por la organización Women in Parliaments muestra que las mujeres políticas (y en comparación con los hombres) tienen por término medio menos hijos, suelen estar solteras o divorciadas en mayor medida, tienen mayores niveles de formación y más edad. Entre los distintos obstáculos a los que se enfrentan las mujeres que aspiran a hacer carrera política existe uno sutil sobre el que no se habla pero que opera de forma silenciosa. Se llama estereotipo y rema contra las mujeres.

    Los estereotipos de género son concepciones sobre los roles, las características  y los comportamientos más típicos de hombres y mujeres. Los estereotipos femeninos dibujan a las mujeres como emocionales, empáticas, cuidadoras, conciliadoras mientras que los hombres aparecen como competitivos, luchadores, preparados, seguros de sí mismos. Los estereotipos masculinos aventajan a los hombres en el terreno político porque se adecuan más a la idea de político tradicional a la que la ciudadanía está acostumbrada.

    No está claro el efecto que estos estereotipos pueden tener en la percepción que los votantes poseen de las candidatas en unas elecciones. Si la ciudadanía piensa que las mujeres tienen menos capacidad de liderazgo, o son demasiado emocionales como para dedicarse con profesionalidad al mundo de la política, entonces es poco probable que veamos alguna vez a una presidenta del Gobierno.

    Echo de menos que sea noticia la paternidad de los diputados y sus problemas de conciliación

    No se sabe si estos estereotipos afectan a la percepción que todos los ciudadanos tienen de las mujeres políticas, o solamente a las generaciones mayores, que se socializaron en un modelo de sociedad donde la presencia de mujeres en política era anecdótica. Sin embargo, investigaciones recientes en el campo de la psicología muestran que la gente utiliza los estereotipos para juzgar a los demás especialmente cuando los mismos se activan a través de los medios de comunicación o las redes sociales.

    El gesto de la diputada Bescansa alienta un necesario debate sobre los problemas de conciliación en España. Pero no olvidemos que este gesto también puede alimentar los estereotipos de género tan presentes en nuestra sociedad.  Echo de menos que sea noticia la paternidad de los diputados y sus problemas de conciliación, la contundencia y profesionalidad con la que responsables políticas afrontan decisiones complicadas, el peinado de un candidato en un debate, las aficiones deportivas de las candidatas. Si queremos ver algún día a una mujer presidenta, los medios y los políticos deberían estar más atentos y no contribuir a activar los estereotipos de género que tan difíciles resultan de neutralizar.

    http://www.eldiario.es/tribunaabierta/estereotipos-genero-politica_6_475662446.html


    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por nunca el Dom Ene 24, 2016 5:44 pm

    https://plus.google.com/+DavidPrieto100/posts/HUHxuatQET2
    Hoy me han llegado unos datos curiosos sobre las mujeres que deciden dedicarse a la política.

    Se trata del artículo de +eldiarioes que veis en la imagen, según el cual tienen más nivel educativo que sus compañeros masculinos, y (debido a la dificultad de compaginar familia y política) tienden a quedarse solteras, a tener menos hijos y a empezar su carrera después.

    Los datos de +eldiarioes venían de este estudio financiado por el Banco Mundial (goo.gl/Hs4Xgy) y como cada vez que me da por comprobar algo planteado desde la perspectiva de género, han resultado ser falsos.
    http://www.womeninparliaments.org/wp-content/uploads/2015/01/Final_13012015_The-Female-Political-Career.pdf

    Por ejemplo, +eldiarioes dice que las mujeres comienzan su carrera política más tarde que los hombres, pero la gráfica 1 (sacada del propio estudio) lo desmiente. Según esa gráfica, entre los 20 y los 40 años de edad hay más mujeres que hombres consiguiendo su primer puesto político. De los 40 a los 47 hay más hombres, de los 47 a los 55 vuelve a haber más mujeres, y a partir de ahí vuelve a haber más hombres.

    Los autores del estudio, al describir la gráfica, deciden ignorar el primer dato y quedarse solo con el tercero. Y claro, concluyen que las políticas empiezan después. Y +eldiarioes se lo traga.

    +eldiarioes también dice que tienden a estar solteras o divorciadas. La gráfica 3 revela que esto también es una verdad a medias, porque aun siendo cierto que las divorciadas, separadas y viudas abundan más que entre los hombres, también ocurre lo mismo con las casadas.

    Los autores del estudio vuelven a ignorar este último dato y se quedan solo con el primero, dando a entender que las mujeres con familia no pueden dedicarse a la política. Y +eldiarioes se lo traga.

    +eldiarioes también dice que tienden a tener menos hijos. Esto sí es cierto, pero remite a otra gráfica malinterpretada por los autores del estudio: la número 4, que contabiliza el número de horas dedicadas al cuidado de la familia.

    Según esa gráfica abundan más los hombres que dedican 0-5 horas a estas tareas, pero también los que dedican 11-25 horas, y los que dedican más de 40. Por otra parte abundan más las mujeres que dedican 6-10 horas y las que dedican 26-40.

    Al describir la gráfica los autores prefieren decir solamente que muchos hombres dedican 0-5 horas y muchas mujeres dedican 26-40, dando a entender que ellos no cuidan de su familia pero ellas sí.

    Por último, +eldiarioes dice que estas mujeres tienen más estudios que sus compañeros hombres. La gráfica 19 lo revela de nuevo como falso: abundan más las mujeres que tienen la secundaria o un título universitario, pero abundan más los hombres que tienen un máster o un doctorado.

    En esta ocasión los autores del estudio prefieren decir simplemente que ambos sexos tienen un nivel de estudios similar, pero esto no desanima a +eldiarioes y ellos sí se atreven a decir claramente que el nivel de ellas es mayor.



    https://plus.google.com/+DavidPrieto100/posts/TZmumcHmRTu

    Hay otro dato llamativo en el estudio (goo.gl/6H3JQF) que dice que las mujeres que deciden dedicarse a la política lo tienen peor que los hombres.

    En una pregunta concreta las encuestadas debían decir si su familia las había apoyado en su decisión, o si por el contrario se había opuesto. Resultó que al comparar sus respuestas con las de los hombres, muy pocas de ellas habían tenido apoyo y muchísimas habían tenido que pelear por su carrera contra la opinión de su propia familia.

    Los autores lo tomaron como prueba del rechazo social que sufren las mujeres que rompen su rol de género, y de que ellas atraviesan más dificultades.

    UY, NO, PERDÓN. Resultó que al comparar sus respuestas con las de los hombres muchísimas habían tenido el apoyo de su familia y que poquísimas (la mitad que en el caso de los hombres) habían sufrido su oposición.

    Los autores lo tomaron como prueba de que las mujeres solo se pueden dedicar a la política si cuentan con apoyo familiar, y que las que no lo tienen no pueden. O sea, que ellas atraviesan más dificultades.

    ¿Os sabéis aquello de que todos los caminos llevan a Roma? Pues con los estudios de género ocurre lo mismo: realizas un experimento, y todos los resultados posibles llevan a la misma conclusión.



    Contenido patrocinado

    Re: Sobre el patriarcado y sus implicaciones

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:58 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 7:58 am