El porqué de cualquier discusión

    Comparte

    James Randi
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 30
    Reputación : 38
    Fecha de inscripción : 28/12/2013
    Edad : 22
    Localización : Barcelona

    El porqué de cualquier discusión

    Mensaje por James Randi el Dom Ene 12, 2014 7:46 pm

    Sinceramente, estoy en pijama, con la bata, la estufa a medio metro, las piernas y las nalgas entumecidas de no hacer nada y con los apuntes de hibridación orbital y termodinámica delante, y no me apetece seguir estudiando. Así que os contaré un secreto: El por qué nunca una persona se pone de acuerdo con otra respecto ciertos temas.

    En primer lugar, voy a dar una serie de definiciones que se usarán a lo largo del hilo.
    Relativo: Que no es total ni absoluto y depende de una serie de factores, elementos o circunstancias.

    Moral: son las reglas o normas por las que se rige la conducta o el comportamiento de un ser humano en relación a la sociedad
    Por lo que decir "Esta acción no es moral" no tiene sentido. La moral no es ni buena ni mala, sólo es el comportamiento, la conducta humana.

    Axioma: es una proposición que se considera «evidente» y se acepta sin requerir demostración previa. A veces se compara a los axiomas con semillas, porque de ellos surge toda la teoría de la cual son axiomas.
    Es decir, es algo que damos por verdadero (que no tiene por qué serlo) y a partir de ello se construye toda la teoría.

    Absoluto: Permanece invariante en todo lugar y tiempo.
    Global: Permanece invariante en todo lugar y en un tiempo determinado.



    El por qué de las discusiones y lo absurdas que son algunas de ellas


    En este hilo os explicaré qué es el relativismo moral, algo que poca gente en el foro entiende por lo que he podido comprobar en ciertos debates. Por ejemplo, he estado en algunos debates en la que dos foreros han chocado en el tema del aborto. Uno de ellos no consideraba bueno el aborto y el otro sí. Ambos daban razones de peso, pero ambos estaban muy convencidos de que era el otro el que estaba equivocado. O por ejemplo, sobre los trasngénicos. O sobre el veganismo o el maltrato animal. O sobre política, sobre el estado de bienestar, sobre liberalismo, sobre comunismo, sobre socialismo... Un sin fin de temas. El objetivo del hilo es que tú puedas ver que es inútil intentar argumentar contra argumentos morales (que aunque parezca que no, muchos argumentos son morales).
    Para ello nos vamos a ir hasta John Locke y el Contrato social. ¿Qué es el contrato social?





    En filosofía política, ciencia política y sociología, el contrato social es un acuerdo real o hipotético realizado en el interior de un grupo por sus miembros, como por ejemplo el que se adquiere en un Estado con relación a sus derechos y deberes y los de sus ciudadanos. Se parte de la idea de que todos los miembros del grupo están de acuerdo, por voluntad propia, con el contrato social, en virtud de lo cual admiten la existencia de una autoridad, de unas normas morales y de unas leyes a las que se someten. El pacto social es una hipótesis explicativa de la autoridad política y del orden social.

    Es decir, por razones históricas, la sociedad acepta unos axiomas morales. Unas proposiciones como puede ser "Todo el mundo tiene derecho a la vida". Esto es llamado un axioma moral y consiste en una premisa que aceptamos en nuestra sociedad sin necesidad de argumentación. Gran parte del mundo, entre ellos occidente, es conocido por tener una moral occidental característica en la que lo bueno es el buen vivir, el bienestar, la paz, la democracia, la justicia, el altruismo... Todo lo que nosotros entendemos por bueno.

    Estos axiomas pueden encontrarse preguntando el por qué varias veces a una afirmación moral. Por ejemplo: ¿Qué pensarías una persona que pasea tranquilamente por la calle, se parase de repente y te dijera que matar a un inocente está bien? Supongo que lo más probable es que le lances un par de injurias, te des la vuelta y sigas tu camino murmurando y criticando su locura. Pero espera, piénsalo fríamente: ¿Por qué está mal torturar a un inocente? La respuesta, a priori, parece obvia.
    “Esa persona es inocente, no ha hecho nada. ¿Por qué íbamos a matarlo? ¡Si no ha hecho nada! Está libre de culpa.”  – Te preguntarías.
    Rebobinemos e hilemos todo el argumento: Matar a un inocente está mal porque no ha hecho nada. Parece lógico. Pero comprobemos un pequeño detalle del argumento. Definamos como inocente como aquel individuo que no ha hecho nada, que es equivalente a estar libre de culpa. Es decir, que no ha sido el percutor o culpable de ninguna acción. Volvamos a mirar el argumento: “Matar a un inocente está mal porque no ha hecho nada”. Ahora, de acuerdo con la definición, substituyamos “no ha hecho nada” de la argumentación por su definición anterior, “inocente”. Nos queda un argumento equivalente: Matar a un inocente está mal porque es inocente. Esta premisa es del tipo X es así porque es X.

    Matar a un inocente está mal porque es inocente. ¿Verdad? Hoy va a llover porque va a llover. Las cosas caen hacia el suelo porque caen hacia al suelo. ¿Suena estúpido, verdad? Esto se llama razonamiento circular. Si argumentamos o intentamos dar una respuesta a un fenómeno, no podemos incluir la definición dentro de la misma definición. Si definimos a un inocente como aquella persona que no ha hecho nada, decir que está mal matar a un inocente porque no ha hecho nada es lo mismo que decir que matar a un inocente está mal porque es inocente.
    En resumen, las premisas del tipo Es X porque X. serán nuestros axiomas morales. Aquellos ladrillos en los que descansa toda nuestra moral, todo lo que nosotros llamamos lo bueno y lo malo. Son nuestras normas morales.

    Dentro de nuestro sistema de normas morales podemos establecer qué es lo bueno y qué es lo malo ( o lo correcto y lo incorrecto). Pero fuera NO. No podemos decirle a un individuo que está fuera de nuestro contrato social lo que es bueno y lo que no por la sencilla razón de que él tiene otro contrato social diferente al nuestro: Diferente moral y cultura. Para nosotros lo bueno no tiene por qué ser lo mismo que para él, igual que para él lo bueno no es lo mismo que para nosotros. No podemos establecer qué es lo bueno y lo malo FUERA de nuestro sistema de normas morales. Por ejemplo:

    Hay una persona A que siempre suma linealmente, y otra B que siempre lo hace en un sistema de reloj (es decir, suma como si estuviera sumando horas en un reloj de 12 horas). La persona A le dice a la B: ¡11+4=15!, y la persona B replica a la A: ¡No, 11+4=3! (Ya que en un sistema de reloj, después del 12 va el 1).

    Aquí vemos como ambos tienen un sistema propio (equivalente al contrato social de su respectiva sociedad). Cada uno tiene sus axiomas: La persona A suma linealmente. La persona B suma circularmente.
    ¿Tiene sentido preguntarse qué sistema es mejor? Para nada. Cada sistema simplemente no es ni mejor, ni peor. No tenemos nada para poder señalar el por qué es mejor uno sobre otro. Entonces cabe señalar que nuestra moral (la occidental) no es mejor (más buena) o peor (más mala) que otras.

    Esta "discusión" anterior de la personas A y B sería el equivalente a una discusión entre un abortista y un antiabortista. Ninguno de los dos jamás (idealizando la situación) llegará a un acuerdo con el otro porque sus axiomas morales son incompatibles. Y por el hecho de que cada invididuo posee una moral distinta no tiene sentido decir que la moral del antiabortista es mejor (más ética, como se le suele decir) que la del abortista y viceversa.

    Cualquiera de los famosos Derechos humanos son puros axiomas morales tan relativos como cualquier otros. O el famoso y ardiente derecho a la autodeterminación, que últimamente está en boca de todos. No son más que eso, axiomas. Axiomas que pueden ser reconocidos o no.

    De hecho, cualquier discusión en la que entre en juego un axioma moral es una discusión perdida a no ser que ambas personas simpaticen con ese mismo axioma y lo compartan. Por eso, y por todo lo expuesto anteriormente, considero necesario que se tenga una mínima idea de lo que es el relativismo moral: No existe una moral universal, ni derechos universales, ni acciones buenas y malas universales. Cada persona crea su propio concepto del bien y del mal. Más allá de la persona, el bien y el mal no existen.

    Así que bienvenidos al loco mundo donde todo vale, donde lo malo puede ser bueno y lo bueno malo, donde no hay normas universales, ni ética, ni moral. Sólo nosotros.


    xVlad
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 16
    Reputación : 16
    Fecha de inscripción : 28/09/2013

    Re: El porqué de cualquier discusión

    Mensaje por xVlad el Jue Ene 16, 2014 10:37 pm

    Este artículo destila relativismo cultural e individual por un tubo.

    markovich
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 25
    Reputación : 35
    Fecha de inscripción : 11/01/2014
    Edad : 19
    Localización : Cataluña, Barcelona

    Re: El porqué de cualquier discusión

    Mensaje por markovich el Jue Ene 16, 2014 11:14 pm

    no me gusta la relatividad, es demasiado para mi cerebro de adolescente gilipollas  rabbit rabbit rabbit rabbit rabbit rabbit rabbit

    namregpxp
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 477
    Reputación : 581
    Fecha de inscripción : 02/10/2013
    Edad : 18
    Localización : Cantabria-Guarnizo.

    Re: El porqué de cualquier discusión

    Mensaje por namregpxp el Vie Ene 17, 2014 3:30 pm

    muy bueno, esta tarde me voy a dedicar a analizar los axiomas morales de mis amigos y mis padres.

    Contenido patrocinado

    Re: El porqué de cualquier discusión

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:53 pm


      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 12:53 pm