[Partido Comunista de China] Centralismo Democrático: Núcleo del mecanismo del sistema político chino

Comparte
avatar
CMLX
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 67
Reputación : 77
Fecha de inscripción : 16/05/2013

[Partido Comunista de China] Centralismo Democrático: Núcleo del mecanismo del sistema político chino

Mensaje por CMLX el Vie Dic 20, 2013 6:35 pm

Centralismo Democrático: Núcleo del mecanismo del sistema político chino (*)

Wang Chuanzi

En los últimos años, numerosos estudiosos y personas de visión en China y en el extranjero han tratado de identificar las razones e instituciones políticas que han sido responsables del éxito económico de China.

Muchos de ellos han utilizado términos como "la dominación del Estado", "democracia vertical", "la centralización política se combina con la libertad económica", "sistema de autoridad responsable" y "sistema de partido único eficaz" en un intento de resumir las características del sistema de China.

Sin embargo, hay una cosa que han descuidado a considerar, y es la importancia del centralismo democrático, un sistema que aparece de forma explícita en los Estatutos del Partido Comunista de China y en la Constitución de la República Popular China. De hecho, es el centralismo democrático lo que sirve como mecanismo básico del sistema político de China y las Instituciones se basan en ese sistema.

I. La práctica del centralismo democrático en los asuntos tanto del Partido como del Estado es la característica más importante del sistema político socialista de China

Tras su creación, el Partido Comunista de China identificó el centralismo democrático como su principio organizativo, usándolo como guía para todas sus actividades. Después de la fundación de la República Popular de China en 1949, el Partido tomó la medida innovadora de aplicar el centralismo democrático en las actividades políticas del Estado socialista, estableciendo así un sistema político socialista basada en el principio fundamental del centralismo democrático.

El centralismo democrático es el principio fundamental de organización del PCCh.El artículo tercero de los Estatutos del Partido Comunista de China, actualizados en junio de 1927, estipula que "el principio rector (del Partido) es el centralismo democrático". Esta fue la primera vez que el centralismo democrático fue definido en los Estatutos del Partido, y ha permanecido allí desde entonces. En la más reciente enmienda de los Estatutos del Partido Comunista de China, que se aprobó en el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China, el Programa General ofrece cuatro requisitos esenciales en relación con la construcción del Partido, el cuarto de los cuales es de defender el centralismo democrático. La disposición dice: "Es (el centralismo democrático) el principio fundamental de organización del Partido, así como el medio para aplicar la línea de masas en las actividades políticas del Partido."

En el Capítulo II de los Estatutos sobre el Sistema de Organización del Partido, establece que "El Partido es un cuerpo integral organizado dentro de su programa y de los Estatutos sobre la base del centralismo democrático". Tomando el principio del centralismo democrático como base, el Partido también ha formulado un conjunto de reglas básicas y normas de desarrollo con el fin de regular las actividades políticas y el equilibrio de las relaciones internas dentro del Partido, todo lo cual ha creado un rasgo organizativo distintivo en la construcción del Partido.

El centralismo democrático es el principio fundamental del sistema político de China y el principio fundamental para el fortalecimiento de su gobierno. Ya en 1940, Mao Zedong identificó el centralismo democrático como el sistema de gobierno en la república de nueva democracia en su ensayo "Sobre la nueva democracia". En su informe "Sobre el gobierno de coalición", que escribió en 1945, Mao Zedong señaló que "el principio de organización del nuevo estado democrático debe ser el centralismo democrático". Después de la fundación de la República Popular de China, el principio del centralismo democrático fue establecido en el gobierno.

De acuerdo con el artículo 15 del Programa Común en la Constitución interina, que sirvió como una Constitución provisional, todos los órganos del Estado están obligados a poner en práctica el centralismo democrático. La Primera Constitución china fue aprobada en 1954. De acuerdo con el artículo 2 del documento, la Asamblea Popular Nacional, las asambleas populares a todos los niveles y todos los demás órganos del Estado están obligados a poner en práctica el centralismo democrático. La Constitución actual de China, que fue adoptada en 1982 y desde entonces ha sido modificada cuatro veces, dispone claramente que en los órganos del Estado de la República Popular de China se aplican el principio del centralismo democrático.

El centralismo democrático es el sistema de organización fundamental y el sistema de dirección del Partido y del Estado.

Mao Zedong destacó: "Sin el centralismo democrático sería imposible consolidar la dictadura del proletariado". Deng Xiaoping se refiere a la búsqueda de la verdad de los hechos, la línea de masas, y el centralismo democrático como las tres principales tradiciones del Partido, diciendo que: "Si no somos capaces de practicar el centralismo democrático de manera satisfactoria, el Partido, el Estado, el socialismo... pueden degenerar." Jiang Zemin señaló tres cosas que eran indispensables para China: el papel dominante de la propiedad pública en la economía, la práctica del centralismo democrático en la política, y el papel de guía del marxismo en la cultura. En repetidas ocasiones recalcó: "No solo no se puede debilitar el centralismo democrático, sino que debe mejorarse y desarrollarse". Hu Jintao señaló: "la defensa del centralismo democrático es la clave para consolidar la unidad del Partido y potenciar la innovación y su vitalidad". Además, Xi Jinping señaló: "El centralismo democrático es el sistema de organización y liderazgo fundamental de nuestro Partido, el centralismo democrático es un sistema científico, racional y eficaz, lo que constituye la mayor ventaja institucional de nuestro Partido".

Desde el inicio de la campaña de reforma y apertura, nuevas exigencias en relación con la práctica y la mejora del centralismo democrático se han expuesto en los Congresos nacionales del Partido Comunista de China, en las "Directrices para la vida dentro del Partido", que fueron aprobadas en la Quinta Sesión Plenaria del XI Comité Central del PCCh, y en las resoluciones que fueron aprobadas en la Cuarta Sesión Plenaria del XIV Comité Central del PCCh, la VI Sesión Plenaria del XV Comité Central del PCCh, la Cuarta Sesión Plenaria del XVI Comité Central del PCCh, y la Cuarta Sesión Plenaria del XVII Comité Central del PCCh, respectivamente.

II. La esencia del centralismo democrático es la relación de la democracia con el liderazgo

En primer lugar, democracia y centralismo constituyen una unidad de contrarios. Mao Zedong declaró que el centralismo democrático "es a la vez democrático y centralizado, con los dos opuestos aparentes de la democracia y la centralización unidos en una forma definida." También dijo: "No hay un intransitable abismo entre la democracia y el centralismo". Según Mao Zedong, la democracia es correlativa con el centralismo, y la libertad es correlativa con la disciplina. Son las dos caras opuestas de una misma entidad. En otras palabras, la democracia y el centralismo, y la libertad y la disciplina, están en conflicto y unificados a la vez. Por esta razón, no podemos enfatizar una cara, mientras que negamos la otra. En la práctica, como dijo Mao Zedong, "Nuestro objetivo es crear una situación política en la que tengamos tanto centralismo como democracia, tanta disciplina como libertad, tanta unidad de voluntad como satisfacción y vivacidad individual."

En segundo lugar, la esencia del centralismo democrático es la democracia. En su esencia, el sistema político socialista supone que el pueblo es el dueño de su propio país. La democracia es el espíritu del Partido y el espíritu del socialismo. En la unidad de contrarios que representan la democracia y el centralismo, la democracia no solo es la base y la condición previa, sino que es el factor decisivo y la esencia.

Esto se debe a que el centralismo correcto no puede existir sin democracia plena y completa. En el Partido, tenemos que proporcionar los canales más amplios y accesibles para la práctica de la democracia. Esto significa ayudar a los miembros del Partido para mantenerte informado y participar en los asuntos del Partido, y alentar a los miembros y organizaciones del Partido para liberar sus mentes, a buscar la verdad de los hechos, para explorar nuevo camino, para decir lo que piensan, expresar plenamente sus opiniones sobre las iniciativas del Partido, y participar en la discusión completa de las políticas del Partido.

Sólo así seremos capaces de aprovechar la mayor sabiduría para reunir los puntos de vista correctos y formular las decisiones correctas. Con respecto a los asuntos políticos del Estado, debemos mejorar constantemente los sistemas democráticos, introducir más diversas formas de democracia y ampliar el alcance de la democracia a fin de que el entusiasmo político del pueblo continúe creciendo.

Esto significa ampliar la participación ordenada de los ciudadanos en las actividades políticas a todos los niveles y en todas las áreas y significa la implementación de las elecciones democráticas, la toma democrática de la política, la gestión democrática y la supervisión democrática de conformidad con la ley.

Sólo así el Partido y el gobierno serán capaces de ganar un generalizado y sólido apoyo de las masas a sus políticas, y aunar la sabiduría y la fuerza de las personas en un esfuerzo conjunto para lograr los objetivos nacionales de desarrollo. El Partido siempre ha estado comprometido con su línea de masas "de las masas, a las masas". En esencia, la línea de masas es un acercamiento a la democracia y el centralismo democrático representa la aplicación de la línea de masas en los asuntos políticos del Partido y el Estado.

En tercer lugar, el centralismo es un requisito inherente a la democracia, sin el cual no puede existir la democracia. La democracia ha sido siempre objeto de organización y liderazgo. La democracia totalmente espontánea es inexistente, y el anarquismo no puede ser considerado como democracia. En la vida real, la democracia no funciona sin un necesario grado de centralización, y la democracia sin centralismo está destinada a ser infructuosa. La democracia en ausencia de centralismo, o la democracia extrema, se traduce en nada más que un estado de anarquía.

De acuerdo con Mao Zedong, el centralismo democrático "está centralizado sobre la base de la democracia y es democrático bajo una dirección centralizada. Este es el único sistema que puede dar plena expresión a la democracia con plenos poderes conferidos a las Asambleas Populares a todos los niveles y, al mismo tiempo, garantizar una administración centralizada con los gobiernos en todos los niveles el ejercicio de una gestión centralizada de todos los asuntos que les encomiende las Asambleas Populares a nivel correspondiente y salvaguardar todo lo que es esencial para la vida democrática de la gente."

Deng Xiaoping también dijo: "Las medidas adoptadas para el desarrollo de la democracia interna del partido no tienen la intención de debilitar la centralización necesaria en el partido, sino suministrarle una base potente y vigorosa." La democracia bajo una dirección centralizada es democracia que está sujeta a la dirección. De hecho, la principal función de los partidos políticos en los gobiernos modernos es utilizar la democracia.

La única diferencia es que los diferentes partidos políticos y gobiernos de diferentes países lo hacen por diferentes medios. La democracia en los Estados Unidos, por ejemplo, es controlada por los partidos Demócrata y Republicano. En lugar de llamar a las elecciones elecciones populares, sería más adecuado que las llamaran elecciones de los partidos políticos. Esto es porque a partir de la presentación de candidatos y la recaudación de fondos electorales hasta en la organización de las campañas electorales, las elecciones en los EE.UU., tanto en el Congreso y presidenciales, están controlados por los partidos políticos. Aunque los candidatos independientes de vez en cuando aparecen, son a lo sumo una excepción, estando allí principalmente como adorno.

En cuarto lugar, la clave para el centralismo democrático es el mantenimiento de un equilibrio adecuado entre la democracia y el centralismo. En el curso de la práctica, nuestro Partido no sólo ha reunido experiencia exitosa en la implementación del centralismo democrático, sino que también ha aprendido lecciones dolorosas de la catástrofe que el Partido y el país sufrió cuando el centralismo democrático fue gravemente dañado. La historia nos ha enseñado que si se puede mantener un buen equilibrio entre la democracia y el centralismo, a continuación, la aplicación del centralismo democrático será efectiva, la causa del Partido y el pueblo florecerá, nuestras iniciativas avanzarán sin problemas, y las dificultades que encontramos se resolverán con relativa facilidad.

Pero si no se puede mantener un buen equilibrio entre la democracia y el centralismo, a continuación, el centralismo democrático es violado o incluso destruido, entonces, como resultado de ello, las iniciativas del Partido y del pueblo sufrirán. Por lo tanto, la clave para el manejo de la relación entre la democracia y el centralismo radica en el mantenimiento de un equilibrio adecuado entre los dos.

En una situación en la que existe centralismo en ausencia de democracia, o cuando hay excesivo centralismo y la democracia es insuficiente, es probable que los individuos o pequeñas minorías actúen de manera arbitraria, y provoquen la inhibición y hasta apaguen la vitalidad del Partido y el gobierno. Por el contrario, en una situación en la que la democracia existe en ausencia de centralismo, o cuando exista una democracia excesiva y el centralismo sea insuficiente, el resultado probable será la indecisión, incapacidad para hacer cumplir las decisiones, y la falta de una agenda común, que a su vez hará que el gobierno sea ineficaz e incluso ello pueda conducir a un estado de anarquía.

Sólo mediante la búsqueda y posterior mantenimiento de un equilibrio natural entre la centralización sobre la base de la democracia y la democracia bajo una dirección centralizada, seremos capaces de garantizar el buen funcionamiento y la eficacia del centralismo democrático.

III. En el centralismo democrático se definen las características y ventajas del sistema político de China

En primer lugar, el centralismo democrático encarna la esencia del sistema socialista. Deng Xiaoping dijo una vez:

"El centralismo democrático es una parte integral del sistema socialista. Bajo este sistema, los intereses personales deben subordinarse a los colectivos, los intereses de la parte a las del conjunto, y los inmediatos a los intereses a largo plazo. En otras palabras, los intereses limitados deben subordinarse a los intereses generales y los intereses menores a los mayores. Nuestra defensa y práctica de estos principios de ninguna manera significa que podamos ignorar los intereses personales, locales o inmediatos. En el análisis final, bajo el sistema socialista hay una unidad de intereses personales e intereses colectivos, de los intereses de la parte y los del conjunto, y de los intereses inmediatos y de largo plazo. Debemos ajustar las relaciones entre estos diferentes tipos de interés, de acuerdo con el principio de tomar a todos en la debida consideración."

También dijo: "En el análisis final, las relaciones entre la democracia y el centralismo y entre los derechos y los deberes son la política y expresiones jurídicas de las relaciones entre estos diversos intereses."

Estas palabras revelan la esencia del centralismo democrático.

En segundo lugar, el centralismo democrático garantiza una estrecha integración entre la dirección del partido, la posición del pueblo como dueño del país, y la unidad orgánica del Estado de Derecho, que es un requisito inherente del sistema político socialista de China. En primer lugar, la dirección del Partido constituye el núcleo. En la búsqueda de preservar el papel del Partido como núcleo dirigente que ejerce el liderazgo general y coordina los esfuerzos de todas las partes relacionadas, tenemos que aumentar la capacidad del Partido para dirigir científicamente, democráticamente, y de conformidad con la ley, y con ello garantizar que el Partido es capaz de conducir al pueblo en el gobierno del país de manera efectiva.

En segundo lugar, la posición del pueblo como dueño del país es la base. En cumplimiento del principio de que todo el poder del Estado pertenece al pueblo, es necesario ampliar la participación pública ordenada en los asuntos políticos en todos los niveles y en todos los campos, y organizar la más amplia participación ciudadana en la administración de los asuntos del Estado, los asuntos sociales, la economía, y programas culturales, de conformidad con la ley.

En tercer lugar, el Estado de Derecho ofrece la garantía. Manteniendo el compromiso con el imperio de la ley como un principio fundamental, debemos establecer el concepto de la regla socialista de la ley, garantizar que todas las iniciativas del gobierno se llevan a cabo de conformidad con la ley, y salvaguardar los derechos e intereses legales de los ciudadanos. La puesta en práctica y efectiva del centralismo democrático es la clave para mantener el equilibrio y la estrecha integración entre estos tres aspectos. Sin centralismo democrático, la integración de los tres sólo puede existir como principio, pero no en la práctica.

En tercer lugar, el centralismo democrático es capaz de optimizar la relación entre la democracia y la eficiencia. Una combinación de la democracia y la eficiencia ha sido siempre un ideal al que el pueblo ha aspirado en el diseño de los sistemas sociales. La característica más superior del centralismo democrático es que combina las fortalezas de la democracia y la eficiencia. Deng Xiaoping dijo una vez que el centralismo democrático es el sistema más sencillo y racional, y por lo tanto nunca se debe perder. Nosotros decimos que el centralismo democrático es un sistema racional, ya que da la debida consideración a los intereses de todas las partes, y es propicio para equilibrar los intereses personales y los colectivos, los intereses de la parte y los del conjunto, los intereses inmediatos y los intereses a largo plazo, la democracia y el sistema legal, la disciplina y la libertad, así como los derechos y obligaciones.

También decimos que el centralismo democrático es fácil de implementar. Esto se debe a que el centralismo, siempre y cuando se aplique con un enfoque adecuado, puede formarse sobre la base de la democracia, lo que da lugar a corregir principios, políticas y decisiones.

Este sistema es capaz de unir la voluntad del Partido y el pueblo, integrar de manera efectiva los recursos, permitir la aplicación eficaz de las políticas y decisiones, y evitar las diferentes aplicaciones de obstaculizar y limitar el uno al otro. A su vez, esto conduce a la prosperidad y el desarrollo del país. En los últimos años, bajo el impacto de la crisis financiera internacional, los países occidentales han sido rehenes de su "política del voto", enfrentándose al dilema de desencadenar un colapso económico si no se reforman, o al riesgo de un colapso del gobierno si lo hacen. Las deficiencias de este sistema han sido muy criticadas.

En cuarto lugar, el centralismo democrático debe mejorarse constantemente durante el transcurso de la práctica. Debemos ser conscientes de que el perfeccionamiento constante de la democracia y el centralismo deben estar presentes en los asuntos políticos prácticos del Partido y del Estado. En algunas localidades y departamentos, el poder está excesivamente centralizado en pocos individuos y pequeñas minorías actúan arbitrariamente, mientras que en otras localidades y departamentos, las órdenes, restricciones y políticas de las autoridades superiores son ignoradas o no se cumplen con rigor, y se socavan con contramedidas.

Así las cosas, tenemos que trabajar constantemente para mejorar el centralismo democrático en línea con las nuevas circunstancias. Por un lado, hay que asegurarse de que cada miembro del partido es igual en los asuntos internos del Partido y salvaguardar los derechos democráticos que son establecidos por los Estatutos y otras normas del Partido. Esto asegurará que todos los miembros del Partido son capaces de participar en la discusión, toma de decisiones y la gestión de los asuntos internos del Partido, desempeñando así su papel como actores principales.

Por otro lado, el centralismo y la unidad son la fuente de la fuerza del Partido y la garantía fundamental para el desarrollo económico y social, la solidaridad étnica y el progreso, y la paz duradera y la estabilidad nacional. Cuanto más compleja sea la situación a la que el Partido se enfrenta, y cuanto más ardua sea la tarea que asuma, más necesario es mantener el centralismo y la unidad del Partido. Sólo con el centralismo y la unidad sobre la base de la democracia, seremos capaces de mejorar la creatividad, la cohesión y la capacidad del Partido, y con ello garantizar el avance de la reforma y apertura de China hacia la unidad y la modernización socialista.
________________________________________
(*) Aparecido por primera vez en la edición china del Órgano del Comité Central del PCCh Nº10 de 2013. El autor Wang Chuanzi es su redactor jefe.

http://english.qstheory.cn/politics/201311/t20131113_290377.htm
http://www.qstheory.cn/zxdk/2013/201310/201305/t20130513_230301.htm

    Fecha y hora actual: Sáb Nov 18, 2017 1:13 pm