Contradicciones, clases y lucha de clases en el socialismo - publicado en el blog Tiempos Rojos

Comparte
avatar
Platon
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2354
Reputación : 3479
Fecha de inscripción : 06/02/2012

Contradicciones, clases y lucha de clases en el socialismo - publicado en el blog Tiempos Rojos

Mensaje por Platon el Jue Nov 28, 2013 6:49 pm

«La lucha implacable contra los elementos anti-marxistas, su expulsión del Partido es la condición previa para luchar con éxito contra el imperialismo.» (Stalin)

«La vieja teoría de que el oportunismo es un “matiz legítimo” dentro de un partido único y ajeno a los “extremismos” se ha convertido hoy en día en el engaño más grande de la clase obrera, en el mayor obstáculo para el movimiento obrero.» (Lenin)

«Un partido marxista-leninista que se respete no puede permitir la existencia de dos líneas en el Partido.» (Hoxha)


¡Hay que mantenerse firmes en la posición marxista-leninista!

Contradicciones, clases y lucha de clases en el socialismo
Foto Çami
(Fragmento de Problems of Socialism in the Light of the Marxist-Leninist Theory and the Historical Experience of the Party of Labour of Albania)
publicado en Albania Today, 1980, #2

La revolución y el socialismo en Albania se han desarrollado con éxito y han ido siempre hacia delante porque el Partido del Trabajo de Albania se ha atenido consecuentemente a la línea de la lucha de clases, aplicándola con determinación en la práctica, tratando y solucionando correctamente las distintas contradicciones de nuestra sociedad socialista.

Todo el período de la construcción del socialismo ha sido un período de una feroz lucha de clases librada en todos los frentes (político, económico, ideológico y militar), contra los enemigos internos y externos, tanto en las filas del Partido como en medio del pueblo. Los enemigos nos han combatido con todas las armas y medios, con el chantaje y las provocaciones, con la presión y la interferencia, para estancar y minar la construcción del socialismo y, finalmente, destruirlo por completo. Sin embargo, todos los esfuerzos realizados por la coalición de enemigos extranjeros y nacionales, que actuaban en convivencia el uno con el otro, encontraron el fracaso completo debido a la aguda vigilancia del Partido y a la unidad irrompible de éste con el pueblo. Un fracaso similar les espera a los enemigos en el futuro, puesto que en Albania trabaja un pueblo valiente e indomable conducido por un partido que tiene vista de águila; por un Partido que es el filo de la espada de la clase obrera y que desarrolla constantemente las enseñanzas del marxismo-leninismo.

De esta rica experiencia, así como del ascenso contrarrevolucionario que tuvo lugar en la Unión Soviética, China y en otros lugares, nuestro Partido ha sacado conclusiones de vital importancia, que constituyen un desarrollo posterior de la teoría marxista-leninista de la lucha de clases. Estos problemas deben ser reexaminados hoy no sólo porque deben ser tratados cada vez con más profundidad, sino también debido a que, por un lado, existe algún malentendido que debe ser aclarado y, por otro lado, a que deben ser refutadas las distorsiones de los revisionistas modernos, y en particular las de los revisionistas chinos.

Los revisionistas chinos han salido con gran pretensión al campo de la teoría, presentando el llamado “pensamiento Mao Tsetung” como una nueva etapa superior en el desarrollo del marxismo-leninismo, como el marxismo-leninismo de nuestra época. En su destacada obra, “El imperialismo y la revolución”, y en su diario político, “Reflexiones sobre China”, el camarada Enver Hoxha ha realizado una crítica de principios, exhaustiva e integral del revisionismo chino, y de la teoría y práctica del “pensamiento Mao Tsetung”.

La propaganda china dice que “la contribución más importante que Mao Tsetung ha hecho al marxismo-leninismo es la teoría de la continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado”. Hay que decir desde el principio que si Mao Tsetung tiene algún “mérito” en esta cuestión, es debido a que ha confundido y mal deformado este problema. Por lo que no sólo no ha hecho ninguna contribución a la teoría marxista, sino que ha causado una gran confusión y realizado una flagrante deformación de ella.
El texto completo se puede leer en el siguiente link: http://tiemposrojos.wordpress.com/2013/11/27/contradicciones-clases-y-lucha-en-el-socialismo/
avatar
AliveRC
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1322
Reputación : 1452
Fecha de inscripción : 09/05/2011
Edad : 22

Re: Contradicciones, clases y lucha de clases en el socialismo - publicado en el blog Tiempos Rojos

Mensaje por AliveRC el Vie Nov 29, 2013 10:14 pm

Veo que los comunistas albaneses de aquella época consideraban como el mayor frente de lucha el ideológico, aquel en el que la burguesía más influencia tiene. Menospreciaban la base de todo, la infraestructura, el frente económico, las fuerzas productivas, y le daban mucha importancia a la superestructura que se deriva de ello, o eso parece según el texto.

Además, la mayor causa de restauración capitalista para ellos es la herencia, el legado que décadas de capitalismo y siglos y siglos de sistemas explotadores dejaba. No veían la posibilidad de que la restauración capitalista surgiese debido a contradicciones que, por una u otra razón, tenía el socialismo de aquella época.
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7221
Reputación : 7671
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: Contradicciones, clases y lucha de clases en el socialismo - publicado en el blog Tiempos Rojos

Mensaje por Razion el Vie Nov 29, 2013 10:42 pm

No lo creo, he leído en las críticas de textos hoxistas a Mao, precisamente el énfasis que éstos ponían en el desarrollo industrial pesado (y la industria mecanizada si no me equivoco, o por ahí le robo a Lenin, aunque básicamente apunta a lo mismo) y acelerado. Es decir, ponderaban la importancia del desarrollo de las fuerzas productivas y de la organización económica. ¿Por ese lado no vienen las divergencias y enfrentamientos con la Yugoslavia de Tito, respecto al papel a la que ésta última pretendía relegar a Albania?

Saludos


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
AliveRC
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1322
Reputación : 1452
Fecha de inscripción : 09/05/2011
Edad : 22

Re: Contradicciones, clases y lucha de clases en el socialismo - publicado en el blog Tiempos Rojos

Mensaje por AliveRC el Vie Nov 29, 2013 10:54 pm

Razion escribió:No lo creo, he leído en las críticas de textos hoxistas a Mao, precisamente el énfasis que éstos ponían en el desarrollo industrial pesado (y la industria mecanizada si no me equivoco, o por ahí le robo a Lenin, aunque básicamente apunta a lo mismo) y acelerado. Es decir, ponderaban la importancia del desarrollo de las fuerzas productivas y de la organización económica. ¿Por ese lado no vienen las divergencias y enfrentamientos con la Yugoslavia de Tito, respecto al papel a la que ésta última pretendía relegar a Albania?

Saludos
El desarrollo de las fuerzas productivas no previene ni disminuye el riesgo de que un país socialista sufra una restauración capitalista. Véase la URSS de antes de Kruschev con sus grandes cifras de crecimiento, que no evitaron la restauración burguesa. La "forma" en que se desarrollen esas fuerzas productivas: qué estímulos se aplican en la economía (un debate clásico. El Che habló mucho de esto), de qué manera, si más centralizada o menos, se planifica la economía, si existe la pequeña burguesía... para los que escriben el texto, no importa nada de esto, el "frente económico" apenas importa. La burguesía para ellos, en el socialismo, no surge en la producción económica y por tanto no hay que combatirla en ese ámbito; surge y tiene importancia sobre todo en la ideología, en las ideas, y todos los esfuerzos se han de dedicar a combatirla en ese frente. Esto es lo que quería decir. No sé si ahora me he explicado.
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7221
Reputación : 7671
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: Contradicciones, clases y lucha de clases en el socialismo - publicado en el blog Tiempos Rojos

Mensaje por Razion el Vie Nov 29, 2013 10:57 pm

AliveRC escribió:
Razion escribió:No lo creo, he leído en las críticas de textos hoxistas a Mao, precisamente el énfasis que éstos ponían en el desarrollo industrial pesado (y la industria mecanizada si no me equivoco, o por ahí le robo a Lenin, aunque básicamente apunta a lo mismo) y acelerado. Es decir, ponderaban la importancia del desarrollo de las fuerzas productivas y de la organización económica. ¿Por ese lado no vienen las divergencias y enfrentamientos con la Yugoslavia de Tito, respecto al papel a la que ésta última pretendía relegar a Albania?

Saludos
El desarrollo de las fuerzas productivas no previene ni disminuye el riesgo de que un país socialista sufra una restauración capitalista. Véase la URSS de antes de Kruschev con sus grandes cifras de crecimiento, que no evitaron la restauración burguesa. La "forma" en que se desarrollen esas fuerzas productivas: qué estímulos se aplican en la economía (un debate clásico. El Che habló mucho de esto), de qué manera, si más centralizada o menos, se planifica la economía, si existe la pequeña burguesía... para los que escriben el texto, no importa nada de esto, el "frente económico" apenas importa. La burguesía para ellos, en el socialismo, no surge en la producción económica y por tanto no hay que combatirla en ese ámbito; surge y tiene importancia sobre todo en la ideología, en las ideas, y todos los esfuerzos se han de dedicar a combatirla en ese frente. Esto es lo que quería decir. No sé si ahora me he explicado.
Perfectamente, y estoy de acuerdo con lo primero que mencionás. Sobre lo último ahí desconozco mucho respecto a las corrientes de pensamiento que existían en Albania, y que debates se daban al respecto. Lo que puedo aventurar, es que se posicionaban en favor de la centralización y de la socialización de la mayor parte de los aspectos de la economía (a diferencia del caso chino).

Saludos


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
avatar
Platon
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2354
Reputación : 3479
Fecha de inscripción : 06/02/2012

Re: Contradicciones, clases y lucha de clases en el socialismo - publicado en el blog Tiempos Rojos

Mensaje por Platon el Sáb Nov 30, 2013 12:51 am

No tiene mucho sentido detenerse en tu "critica" y demostrarte con textos lo errada que está, AliveRC, puesto que se basa en una mala comprensión de la intención de un fragmento de un articulo.

El autor jamás sostiene que el frente ideológico sea el frente más importante en el socialismo, jamás pretende establecer una formula, jamás afirma que la restauración capitalista no tiene una base económica (todo lo que los albaneses escribieron sobre la restauración en la URSS desmiente este frase muy bonita).

Lo que afirma es que en los '80, cuando la restauración capitalista en la URSS era un hecho evidente, cuando China abandonaba la hipocresía y se presentaba ante el mundo como una potencia imperialista, cuando no quedaba en Europa un sólo país socialista a excepción de Albania, cuando las fuerzas productivas de Albania no podía alcanzar -en lineas generales para ese momento- un desarrollo mucho más alto; en ese entonces y sólo en ese entonces el frente ideológico era el más importante. ¿O acaso no sostenían los fundadores del marxismo que la conciencia social siempre va retrasada del ser ser social?

Sólo si uno desea lanzar una frase vacua -que suena muy bien, es verdad-, se puede afirmar que para los comunistas albaneses la burguesía "no surge en la producción económica" (sic!).

Razion escribió: Lo que puedo aventurar, es que se posicionaban en favor de la centralización y de la socialización de la mayor parte de los aspectos de la economía (a diferencia del caso chino).
Es correcta tu presunción, Razion. En los textos que se ocupan del tema, no como el fragmento de un artciulo aquí reproducido, se puede observar esta posición.

NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2037
Reputación : 2274
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: Contradicciones, clases y lucha de clases en el socialismo - publicado en el blog Tiempos Rojos

Mensaje por NG el Sáb Nov 30, 2013 12:58 am

Hola camarada AliveRC, verás, estas equivocado en algunas perspectivas sobre los albaneses:

"Veo que los comunistas albaneses de aquella época consideraban como el mayor frente de lucha el ideológico". AliveRC

Esto depende como se vea, si hablamos de la etapa del 1977, que es el libro que hemos traduccido hace poco para precisamente ver la visión albanesa de la lucha de clases, sí:

Nexhmije HOXHA - Algunas Cuestiones Fundamentales de la Política Revolucionaria el Partido del Trabajo de Albania Sobre el Desarrollo de la Lucha de Clases (1977)

http://bitacoradeunnicaraguense.blogspot.com.es/2013/11/algunas-cuestiones-fundamentales-de-la.html

Porque como ellos dicen:

«El Partido siempre ha dejado claro que las contradicciones antagónicas no han desaparecido en nuestro país con la eliminación de las clases explotadoras como tales, sino que existen además otras contradicciones no antagónicas que permanecen aún inmutables en ciertos campos como se vera ahora. La contradicción antagónica fundamental es siempre la contradicción entre el socialismo y el capitalismo, entre el camino socialista y el camino capitalista, esto no se ha movido. Esta contradicción, como toda la experiencia de los programas de lucha revolucionaria ha mostrado con claridad, se resuelve poco a poco, de acuerdo con las etapas de la revolución, primero en el plano político con la toma del poder político por la clase obrera, con su partido a la cabeza, en la nivel económico con la construcción de la base económica del socialismo en la ciudad y el campo, y en el plano ideológico con el triunfo completo de la ideología del proletariado sobre la ideología burguesa, de la moral comunista sobre la moral burguesa. Ahí queda la cuestión clave a estudiar, la llamada victoria en el campo ideológico no se logra inmediatamente después de la toma del poder y el establecimiento de las relaciones socialistas de producción». (Nexhmije HOXHA - Algunas Cuestiones Fundamentales de la Política Revolucionaria el Partido del Trabajo de Albania Sobre el Desarrollo de la Lucha de Clases (1977)

Entonces, como creo que estaremos todos de acuerdo, la contradicción principal que premia desde el viraje del capitalismo al comunismo es si prima la vía capitalista o la socialista, y dentro de esta elección, una vez conquistado y amarrado el poder y sin dejar de vigilar este punto y el económico tras poner las bases de la construcción socialista, el campo más difícil de premiar es el ideológico, pero igualmente como recalca Enver Hoxha:

«A menos que se libre en todas sus direcciones principales: política, económica e ideológica, la lucha de clases nunca se puede se completar plenamente. En determinados períodos, ahora uno ahora o la otra forma de lucha de clases puede pasar a primer plano, pero en todo caso debe ser llevada a cabo en todos los frentes. No debemos olvidar que el enemigo, también, libra su lucha en todas las direcciones: ideológica, económica y política». (6) (Enver Hoxha, Informe al VIIº Congreso del PTA, 1976)

Destaque por tanto una u otra dependiendo del periodo, los albaneses arengabas a no flaquear en ningún campo. En el campo económico que comentas, precisamente sería una idiotez decir que no prestaron atención a este campo, ya que fue el único país de Europa del Este que tras la llegada del jruschoviano siguió con el programa estipulado en el ámbito industrial desarrollo de las fuerzas productivas, y en el ámbito de terminar la colectivización, cosa que parecera una tontería, pero en países como Polonia, Gomulka en tiempo record desmontó las colectividades, quedando el campo polaco como reflejo del yugoslavo: en un mar de pequeños propietarios privados, otro ejemplo sería el soviético, donde las parcelas o ganado otorgados en los koljoses se ampliaron y el modo de distribucción dejaba mucho que desear. La preocupación de los albaneses por terminar la colectivización y pasar a formar superiores de propiedad social directa fue planteada en trabajos como el de Nexhumedin Dumani y Zydi Pepa de 1984:

http://www.forocomunista.com/t26165-la-trasformacion-socialista-de-la-agricultura-en-albania-texto-de-nexhumedin-dumani-y-zydi-pepa-publicado-en-revista-albania-hoy-en-1984

En el ámbito de la industria, a diferencia de los gobiernos homólogos no aprobó un incrementos de las estimulaciones materiales, ni la introducción de descentralizaciones, o impulso a la industria ligera. Rechazaron tanto las tendencias colonialistas y de sabotaje yugoslavas de los 40, como las soviéticas de los 60, como por último los sabotajes chinos de mediados de los 70, todas estas acciones hostiles que sufrieron llamaban a un fin único; que Albania aceptara tesis económicas que nunca aceptó. Pasado esto, en el propio partido se siguió atizando durante a los que querían introduccir las mismas reformas que ya habían sufrido los países revisionistas y que los países enemigos querían que Albania introdujera, un ejemplo de esto sería la lucha contra las ideas de Abdyl Këllez; encargado de uno de los puestos económicos más relevantes del Estado como era la Comisión de Planificación, intentó introducir en la década de los 70 -en coordinación con la ofensiva en otros frentes contra el PTA- métodos económicos que significaban la ruptura con las leyes de la construcción del socialismo; descentralización, rentabilidad empresarial, mayor autonomía de las empresas, etc, etc. Estas actividades a espaldas del CC del PTA fueron realizadas a la vez que se apuntalaba una labor de zapa en campos tan importantes y tan desarrollados como el Partido como el del petróleo, gas, y otros puntos clave de la economía. La intención de estos sabotajes era introducir a la fuerza un cambio económico hacia la industria ligera en detrimento de la industria pesada, intentando dar a pensar en el Partido las concepciones económicas revisionistas. La eliminación del grupo económico como el grupo militar hostil al Partido suscitaron un abierto bloqueo económico por parte de China hacia Albania, el lector interesado puede repasar el extenso material del PTA para comprobar esto. De igual forma existen abundante material sobre el control obrero, sobre la lucha contra la burocratización, etc., que habla del tema económico, por no hablar de los extensos informes de los congresos del PTA que como cualquier otro informe de otro partido, dan buena idea de su concepto sobre el tema económico y la lucha de clases.

Y el ejemplo más plausible de todo lo que hablo -la lucha sobre el frente ideológico, económico y político- sería la purga de mediados de los 70 sobre las células existentes en el ámbitocultural, económico y militar que quería enquistar estas mismas prácticas -y otras que he omitido- en Albania;

«Estamos en contra de la descentralización de la economía socialista de la economía socialista y en la lucha irreconciliable contra la teoría capitalista-revisionista de la «autogestión», «el autogobierno de las empresas», que el titismo y sus partidarios han tratado de introducir de contrabando a nuestro país a través de los traidores como Beqir Balluku, Abdyl Këllezi, Koço Theodhosi y otros. La economía socialista de nuestro país se está desarrollando sobre una base científica, de acuerdo con un plan general unificado, con el objetivo de satisfacer las necesidades materiales y culturales de nuestra sociedad. Nuestra Constitución dice: El Estado organiza, administra y desarrolla toda la vida económica y social de un plan general unificado». (Enver Hoxha, Informe ante el CC del PTA en el VII Congreso del PTA, 1976)

«Está muy claro, y creo que este tipo de gestos hostiles contra nosotros aumentarán porque los chinos no están de acuerdo con la línea de nuestro Partido, están profundamente disgustados al saber que nosotros no seguiremos su línea liberal, proestadounidense y prooccidental. Obviamente estaban disgustados al saber que hemos descubierto y atacado a los militares traidores de Beqir Balluku y sus hombres, con los cuales tenían el directo asesoramiento sobre la «defensa» que Chou En-lai les había dado. Por otro lado también les hemos causado molestia a los dirigentes chinos con el golpe que dimos a los enemigos Abdyl Këllezi, Koço Theodhosi, etc., no porque Abdyl Këllezi fuera el presidente de la Asociación de Amistad sino-albanesa, sino porque él estaba de acuerdo con las ideas políticas y económicas de su «querido amigo» Chou En-lai, esta hostilidad no surge por otras cosas que no sean estas. La descentralización de la economía, la evolución hacia «autogestión», el sabotaje en la industria petrolera, la inflación de la burocracia y otros males de Abdyl Këllezi y compañía eran muy del agrado de Chou En-lai, de hecho fue Chou En-lai mismo quien les sugirió a ellos que introdujeran todas estas cosas. Chou y su gente sospechan que descubrimos todo lo que estaban haciendo a nuestras espaldas, y tienen toda la razón, porque nosotros no nos expresamos sobre ello excepto en base a los hechos que ellos mismos nos han dado». (Enver Hoxha, La actitud de los chinos hacia nosotros va a peor, 1975, Reflexiones sobre China, Tomo II)


"Menospreciaban la base de todo, la infraestructura, el frente económico, las fuerzas productivas, y le daban mucha importancia a la superestructura que se deriva de ello, o eso parece según el texto". AliveRC

Como he demostrado eso no es cierto, pero daré otra prueba de que el PTA no menospreciaba la lucha de clases en ámbitos que no fueran el ideológico, o que sobrestimaban la superestructura;

«El marxismo enseña que las cuestiones fundamentales de la construcción del socialismo son comunes a todos, que las leyes de desarrollo de la sociedad no conocen fronteras. La experiencia histórica indica que estas cuestiones comunes son: la dictadura del proletariado o dicho de otra manera, la instauración del poder político de la clase obrera bajo la dirección del partido marxista-leninista el fortalecimiento por todos los medios de la alianza de la clase obrera con el campesinado y otras capas trabajadoras; la liquidación de la propiedad capitalista y la instauración de la propiedad socialista sobre los principales medios de producción; la organización socialista de la agricultura y el desarrollo planificado de la economía; la función de guía de la teoría revolucionaria marxista-leninista y la defensa resuelta de las conquistas de la revolución socialista contra los atentados de las viejas clases explotadoras y de los Estados imperialistas». (Enver Hoxha, Sobre la situación internacional, 1957)

Siendo por tanto tu afirmación no sólo incorrecta, sino que además veo que ignoraras precisamente toda la lucha del PTA contra el PCCh que precisamente si sobreestimaba la superestructura, hasta el punto que precisamente ignoraban las leyes en la construcción socialista apoyándose en la revolución ideológica que llevaba el partido -con una dirigerencia que implataba "ideas revolucionarias" revisionistas-. El ejemplo más claro de esto creo que puede ser la reforma salarial de 1956 en China, que se presentó como una revolucionalización del marxismo bajo institucionalización de leyes antiobreras, el informe de Deng Xiaoping de entonces lo confirma.

Pongamos otro ejemplo de como veía Enver Hoxha el tema de la estructura y la superestructura a diferencia de Mao Zedong:

«Engels nos aclara que, en último análisis, el factor más importante, el factor decisivo en la historia es la «producción y la reproducción» de la vida real Esto debe ser bien entendido, nos enseña, es decir, la economía es la base, pero no el único factor determinante, ya que existen asimismo otros elementos, como son las formas políticas de la lucha de clases y sus resultados, las constituciones establecidas por las clases vencedoras, las formas jurídicas, las concepciones religiosas, las diversas teorías políticas, etc. Todo esto influencia con su acción y naturalmente deja huellas. Hay, pues —dice Engels—, acción y reacción de todos estos factores, pero entre ellos resalta, se destaca e influye el factor económico. Este es el factor más importante, el que a fin de cuentas se abre paso entre todos los demás factores. Si se estudia el proceso objetivo del desarrollo de nuestra sociedad se verá con claridad también sobre qué base se ha operado la transformación de la conciencia de nuestras gentes y cómo se han manifestado impetuosamente nuevas ideas, creadas por las nuevas condiciones sociales. Para comprender debidamente este proceso y no permitir conclusiones vulgares, todas las transformaciones que trae consigo el desarrollo de nuestra sociedad deben ser estudiadas de acuerdo con el método dialéctico, desde el momento en que nacen, cuando se desarrollan y progresan, cuando llegan a su caducidad y finalmente se transforman y son reemplazadas por otras nuevas. Pero, como nos enseñan los clásicos del marxismo-leninismo, no puede ser negado el papel de las ideas en el desarrollo social. Engels critica el «materialismo económico»-, que pretende que sólo el desarrollo de las fuerzas económicas tiene importancia. «Esto es materialismo vulgar», dice Engels. Sin embargo, es necesario tener siempre presente que las ideas no desempeñan el papel decisivo y esto Marx lo explica de manera brillante. Las propias ideas son el producto y el reflejo del desarrollo material de la sociedad. Al transformar las condiciones materiales de la sociedad, el hombre crea una nueva conciencia, y en el proceso del desarrollo social produce asimismo nuevos principios e ideas de acuerdo con las situaciones materiales creadas. Son pues los cambios en el desarrollo material de la sociedad los que están en la base, a partir de los que nacen nuevas ideas y se crea una nueva conciencia. Así como el materialismo en general explica la conciencia por el ser y no al hombre por las ideas, también la conciencia social debe ser explicada por el ser social. Nuestro Partido, al combatir el peligro del subjetivismo idealista que ignora el papel decisivo del factor económico, valora al mismo tiempo de manera marxista-leninista el grande y activo papel de las ideas y de la superestructura en general, y desecha toda manifestación de fatalismo y de sumisión a la espontaneidad. El gran proceso de revolucionarización de toda la vida de nuestro país para hacer avanzar de forma constante la revolución socialista y para cerrar el paso al peligro del revisionismo y de retroceso al capitalismo, está relacionado en primer lugar y ante todo con la revolucionarización de la superestructura socialista, del Partido y del Estado de dictadura del proletariado, de la enseñanza y de la cultura, y principalmente de la conciencia de los trabajadores. Esto es aplicación práctica, concretización y desarrollo de las enseñanzas del marxismo-leninismo sobre el grande y activo papel del factor subjetivo en la historia». (Enver Hoxha, Estudiemos la teoría marxista-leninista en estrecho enlace con la práctica revolucionaria, 1970)

Recomiendo que leas la crítica a la concepción maoísta de la superestructura hecha por un autor pro albanés:

El idealismo y la metafísica en la definición del papel de la política en la economía; Capítulo del libro; Sobre el Manual de Economía Política de Shanghái, 2004

http://bitacoradeunnicaraguense.blogspot.com.es/2013/11/el-idealismo-y-la-metafisica-en-la.html

Creo igualmente que la esencia del artículo no es discutir si los albaneses tenían una idea de sobreestimación de la ideología, sino si las ideas de lucha de clases eran ideas abiertamente marxistas, y si sus críticas a las teorías revisionistas chinas sobre la lucha de clases son correctas o no.

PD: Gracias al camarada Platon por ese gran artículo.
avatar
AliveRC
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1322
Reputación : 1452
Fecha de inscripción : 09/05/2011
Edad : 22

Re: Contradicciones, clases y lucha de clases en el socialismo - publicado en el blog Tiempos Rojos

Mensaje por AliveRC el Sáb Nov 30, 2013 1:00 pm

NG escribió:

Creo igualmente que la esencia del artículo no es discutir si los albaneses tenían una idea de sobreestimación de la ideología, sino si las ideas de lucha de clases eran ideas abiertamente marxistas, y si sus críticas a las teorías revisionistas chinas sobre la lucha de clases son correctas o no.

Gracias por la información. Sé que el objetivo del texto es analizar las tesis de Mao sobre la lucha de clases, pero me llamó la atención esas referencias al frente ideológico, aunque fuese un aspecto secundario del texto.

Chus Ditas
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2870
Reputación : 5829
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Re: Contradicciones, clases y lucha de clases en el socialismo - publicado en el blog Tiempos Rojos

Mensaje por Chus Ditas el Sáb Mar 29, 2014 11:56 am

Nuevamente sobre las contradicciones y el socialismo

traducido y publicado por el blog Tiempos Rojos en diciembre de 2013

La dialéctica es la doctrina de cómo los contrarios pueden ser y cómo suelen ser (cómo devienen) idénticos, – en qué condiciones suelen ser idénticos, convirtiéndose el uno en el otro, – porque el entendimiento humano no debe considerar estos contrarios como muertos, petrificados, sino como vivos, condicionales, móviles y que se convierten el uno en el otro” - Lenin, Cuadernos filosóficos, año 1915

Sobre las contradicciones en la sociedad socialista

Alfred Uçi


año 1977 - publicado en Albania Today

Como siempre, en su 7mo Congreso el PTA dedicó gran atención a la argumentación teórica de su línea y actividad práctica, de su programa, estrategia y táctica de luchas. El informe del camarada Enver Hoxha a este congreso es excepcional por su profundo análisis dialéctico, en un espíritu de clase, de todos los problemas fundamentales de la construcción socialista y la situación internacional.

A fin de orientarse correctamente en los procesos complicados y las situaciones de la vida social en la cual innumerable cantidad de diferentes factores se relacionan, a fin de entender correctamente tanto la situación actual como las perspectivas futuras, a fin de evaluar correctamente la proporción de fuerzas y su naturaleza, el Partido confía en un arma irremplazable, la dialéctica materialista del marxismo, y sobre todo en la teoría de las contradicciones, que Lenin ha llamado la esencia del método dialéctico. La teoría dialéctica de contradicciones es penetrada por un espíritu profundamente revolucionario, porque argumenta la necesidad objetiva del derrocamiento del pedido burgués a través de la revolución proletaria y el triunfo inevitable del comunismo. La teoría dialéctica de las contradicciones está impregnada de un profundo espíritu revolucionario, porque argumenta la necesidad objetiva del derrocamiento del orden burgués a través de la revolución proletaria y el triunfo inevitable del comunismo. A causa de esto, en su lucha contra el marxismo-leninismo, los ideólogos burgueses y los oportunistas de toda clase nunca se olvidan de apuntar sus flechas a la teoría dialéctica de las contradicciones. “La dialéctica”, escribió Marx en su tiempo, “a los ojos de la burguesía y de sus profesores, no es más que escándalo y horror, porque, al lado de la comprensión positiva de lo que existe, ella engloba, a la vez, la comprensión de la negación y de la ruina necesaria del estado de cosas existente. La dialéctica concibe cada forma en el flujo del movimiento, es decir, en su aspecto transitorio. Ella no se inclina ante nada y es, por esencia, crítica y revolucionaria“.

La historia de la internacional comunista y del movimiento obrero muestra que el problema de las contradicciones, de su naturaleza y su papel en el proceso del desarrollo de la vida social, siempre ha sido el centro histórico de las diferencias de principio entre el marxismo-leninismo y los adversarios ideológicos de la clase obrera. A fin de justificar su desviación del marxismo, Bernstein y los otros jefes del oportunista de la Segunda International lanzaron el célebre lema, “¡Volvamos a Kant!” que era una llamada para renunciar y abandonar la dialéctica materialista de contradicciones y saltos cualitativos, y sustituirla por el evolucionismo vulgar. Su revisión de la teoría dialéctica de las contradicciones preparó el terreno para qué los partidos socialdemócratas de la Segunda Internacional se transformasen por completo, de partidos de la revolución social, a partidos de conciliación de clases, reformistas. Resumiendo la nueva experiencia histórica de la época del imperialismo, Lenin reveló las contradicciones fundamentales de esta época y la ley objetiva de su inevitable agudización y aportó pruebas de las nuevas perspectivas del movimiento revolucionario de la clase obrera, que fueron coronados con el triunfo de la Revolución de Octubre.

El problema de las contradicciones ocupó también un lugar muy importante en las grandes polémicas del movimiento comunista con el trotskismo y el bujarinismo. Por una lado, J.V. Stalin criticó las opiniones enmascaradas con fraseología “de izquierda” de los trotskistas que admitían sólo las contradicciones antagónicas en la sociedad socialista, que consideraban que las contradicciones antagónicas internas eran completamente irresolubles en las condiciones del cerco capitalista, y que de ello deducían que la degeneración burguesa del partido socialista y la restauración de capitalismo formaban parte de un proceso inevitable. Por otro lado, Stalin emprendió una lucha irreconciliable, también, contra las opiniones derechistas de los bujarinistas, que admitían sólo las contradicciones no-antagonistas, que, con su célebre teoría “del equilibrio”, negaban la lucha de clases y apoyaban la idea de la “integración” espontánea de los elementos capitalistas en el socialismo. Sólo mediante la ruptura de las opiniones metafísicas de derecha y “de izquierda” sobre las contradicciones en el socialismo, el Partido Bolchevique liderado por Stalin fue capaz de defender y poner en práctica el programa Leninista de la construcción socialista en las condiciones del cerco capitalista.

Tras la muerte de Stalin, la Unión Soviética se desvió de la senda socialista gracias a la traición de los revisionistas jruschovistas, que revivieron las viejas teorías anti-dialécticas y las pusieron al servicio de su política contrarrevolucionaria. Los revisionistas modernos mostraron un especial celo en negar tanto la base objetiva de clase como las leyes de la agudización de las contradicciones antagónicas entre el socialismo y el capitalismo, entre el proletariado y la burguesía, entre la revolución y la contrarrevolución, entre los pueblos oprimidos y el imperialismo y de otras contradicciones de nuestro tiempo. Una posición oportunista frente a las contradicciones fue la que asistió a los revisionistas modernos a la hora de preparar y llevar a cabo la inversión contrarrevolucionaria del curso que venían desarrollando la Unión Soviética y el resto de los antiguos países socialistas, hacia la restauración del capitalismo.

La experiencia internacional de los partidos comunistas y obreros llevó al PTA a dar una gran importancia a la defensa de la teoría marxista-leninista de las contradicciones frente a las distorsiones de los revisionistas modernos, y a que la implemente en el análisis de cualquier problema, por pequeño que sea, presente en el desarrollo de la sociedad socialista. Nuestro Partido considera a las contradicciones objetivas como la fuente y la fuerza motriz del desarrollo del mundo en general, y de la vida social, en particular. La sociedad socialista, también, se mueve y se desarrolla a través de diferentes contradicciones.

Con el fin de comprender los problemas fundamentales del desarrollo de la sociedad en el período de la transición del capitalismo al comunismo correctamente, es de gran importancia no sólo admitir las contradicciones en general, sino también distinguir los diferentes tipos de contradicciones, sus rasgos específicos. El camarada Enver Hoxha ha subrayado que la clave para realizar un análisis profundo de la evolución en este período es el reconocimiento de dos tipos de contradicciones: las antagónicas y las no-antagónicas, que desempeñan un papel decisivo en todo el proceso de la construcción de la nueva sociedad socialista. Esta tesis está en completa oposición a las opiniones de los revisionistas modernos, que afirman que el movimiento de la sociedad socialista se produce sólo a través de contradicciones no-antagónicas.

En el período de transición del capitalismo al comunismo, junto con las contradicciones no-antagónicas, también hay muchas contradicciones antagónicas, que describimos también como contradicciones entre nosotros y el enemigo. Las contradicciones antagónicas son contradicciones entre las fuerzas de las clases sociales con intereses económicos y políticos fundamentales diametralmente opuestos, que surgen de las relaciones de dominación de una fuerza sobre la otra. En el período de transición, existen contradicciones antagónicas de este tipo no sólo como contradicciones externas (entre cualquier país que está construyendo el socialismo y el frente externo de las fuerzas contrarrevolucionarias – el imperialismo, el socialimperialismo, la reacción mundial), sino también contradicciones internas (entre la clase obrera a la cabeza y las clases explotadoras y todos los enemigos del socialismo).

Existen contradicciones antagónicas, incluso después de que las clases explotadoras han sido liquidadas y después de que la base económica del socialismo se ha construido.

El socialismo se construye cuando los antagonismos entre las clases sociales no han sido eliminados de la sociedad. Esto está relacionado con la existencia de restos de las clases explotadoras, de enemigos surgen desde las filas de la clase obrera, de la influencia de la ideología burguesa y revisionista y con otros factores. Estos son factores con un largo alcance y periodo de actividad, que deben ser tenidos en cuenta durante la totalidad del período de transición y no deben, de ninguna manera, ser subestimados, tanto más cuanto que actúan en coordinación con las fuerzas enemigas externas.

La posición marxista-leninista se diferencia de la posición revisionista, no sólo en que admite dos tipos de contradicciones, sino también en la evaluación del papel de las contradicciones antagónicas en el período de la transición del capitalismo al comunismo. El contenido principal de la lucha de clases en este período se relaciona con la lucha entre los dos caminos, el camino capitalista y el camino socialista de desarrollo. De ahí que, además de las contradicciones no-antagónicas, las contradicciones antagónicas se presentan como contradicciones fundamentales, primarias, en el período de transición, y no como contradicciones temporales y esporádicas. Esta evaluación del papel de las contradicciones antagónicas de este período está en concordancia con las enseñanzas de V.I. Lenin, quien en su trabajo “La economía y la política de la dictadura del proletariado”, escribe: “Teóricamente, no cabe duda de que entre el capitalismo y el comunismo existe cierto período de transición. Este período no puede dejar de reunir los rasgos o las propiedades de ambas formaciones de la economía social, no puede dejar de ser un período de lucha entre el capitalismo agonizante y el comunismo naciente; o en otras palabras: entre el capitalismo vencido, pero no aniquilado, y el comunismo ya nacido, pero muy débil aún.”

La experiencia histórica ha confirmado totalmente estas enseñanzas de Lenin. Ella demuestra que si las contradicciones antagónicas son desatendidas y su papel es subestimado, la vigilancia revolucionaria de las masas trabajadoras se relaja y el capitalismo puede ser restaurado, incluso hasta después de que hayan sido liquidadas las clases explotadoras, como ocurrió en la Unión Soviética y en los otros países revisionistas. La revelación hecha por nuestro Partido y el pueblo de la actividad conspirativa y de sabotaje en los últimos años muestra claramente qué proporciones peligrosas puede alcanzar esta actividad y qué importante es la solución de las contradicciones antagónicas internas, que se combinan con las contradicciones externas, para el destino de la dictadura del proletariado y el socialismo.

El camarada Enver Hoxha ha indicado que admitir la existencia de contradicciones antagónicas en el período de transición del capitalismo al comunismo no es suficiente, sino que también hay que manejar estas contradicciones correctamente, hay que resolverlas de aquellos modos y por aquellos métodos que corresponden a su naturaleza. Las contradicciones antagónicas son contradicciones entre, por un lado, las fuerzas sociales que quieren la restauración del sistema de opresión y de explotación del hombre por hombre y, por otro lado, fuerzas sociales que se esfuerzan por eliminar cualquier fuente de degeneración revisionista-burguesa, por construir la sociedad comunista sin clases, es decir, sin contradicciones entre fuerzas sociales que se excluyen mutuamente. La lucha entre ellas es una lucha de vida o muerte, puesto que directamente afecta a sus intereses más vitales. Por lo tanto, las contradicciones antagónicas sólo pueden ser resueltas a través de una severa lucha de clases entre estas fuerzas. Dentro del orden socialista, la clase obrera, conducida por su partido marxista-leninista y en alianza con el campesinado trabajador, está en condiciones de resolver las contradicciones antagónicas internas. La posibilidad de la construcción completa del socialismo en las condiciones de cerco capitalista depende, en primer lugar, de esto. “Mientras la lucha de clases continúe,” dice el camarada Enver Hoxha, “y ésta no está siendo incitada artificialmente, sino que existe objetivamente como una lucha entre dos caminos de desarrollo, el socialista y el capitalista, no hay lugar para un espíritu de relajación, autosatisfacción y liberalismo, porque hemos suprimido según se afirma todos los males y nos hemos escapado de cualquier peligro. Por el contrario, el borde de la lucha de clases siempre debe mantenerse afilado, porque es nuestra arma más poderosa que nos defiende de los enemigos, que nos limpia de los males, que nos moldea como revolucionarios proletarios. Debemos emprender esta lucha, consecuentemente, siempre dejando claro el carácter antagónico o no-antagónico de las contradicciones y basándonos firmemente en las masas.“ El fortalecimiento del orden socialista en el proceso de esta lucha es una condición previa para ésta y, a la vez, su objetivo. En esta lucha por resolver las contradicciones antagónicas de la dictadura del proletariado se utiliza el método de la violencia, de la coacción, de la compulsión hacia los enemigos que tratan de privar a la clase obrera de su poder estatal a través de la contrarrevolución.

Los oportunistas de diverso tipo distorsionan la naturaleza de las contradicciones antagónicas, oscurecen sus características, con el fin de negar la necesidad absoluta de la utilización de la violencia contra los enemigos. Ellos predican que la dictadura del proletariado debe ser generosa con los enemigos del socialismo, lograr algún tipo de “coexistencia pacífica” con ellos, e incluso llevar a cabo algún tipo de “diálogo constructivo” con ellos. Este es un tratamiento liberal, oportunista de las contradicciones antagónicas, que niega la esencia de clase y la propia necesidad de la existencia de la dictadura del proletariado, que, aun siendo la más amplia y verdadera democracia para las masas trabajadoras, no puede dejar de ejercer la violencia revolucionaria contra los enemigos del socialismo. Siempre dejando claro el carácter de las contradicciones antagónicas, combatiendo el manejo oportunista-liberal de ellas, nuestro Partido nunca las ha confundido con las contradicciones no-antagónicas. Confundirlas significa invitar al lobo al redil, calentar la serpiente en el pecho, cesar la lucha contra el enemigo.

En el período de transición del capitalismo al comunismo también juegan un papel importante las contradicciones no-antagónicas, que describimos como contradicciones en las filas del pueblo. Son contradicciones entre fuerzas sociales que objetivamente tienen en común gran cantidad de intereses fundamentales, pero que, al mismo tiempo, también tienen intereses diferentes sobre temas de importancia secundaria. Tales son, por ejemplo, las contradicciones entre la clase obrera y la clase campesina trabajadora, entre los aspectos particulares de las relaciones de producción y las fuerzas productivas, entre las viejas formas de organización y gestión del trabajo y de la producción social y las nuevas exigencias del desarrollo de la fuerzas productivas, entre el nuevo nivel ideológico-político, cultural y técnico-profesional de los trabajadores y el nivel de producción, entre las formas administrativas y los métodos de gestión de la economía y la participación de las masas en esta gestión, etc.

En el proceso de la lucha por la solución de las contradicciones no-antagónicas, el método que corresponde a su naturaleza específica es el de la persuasión, de la educación, crítica y autocrítica. Estas contradicciones se resuelven ampliando continuamente la base de intereses comunes y estrechando gradualmente las diferencias que existen entre las fuerzas sociales portadoras de este tipo de contradicciones. El PTA ha acumulado una rica experiencia en la resolución de las contradicciones no-antagónicas en nuestra sociedad, que se manifiesta, entre otras cosas, en el refuerzo de la unidad del pueblo en torno al Partido, en el refuerzo de la alianza de la clase obrera con la clase campesina cooperativista, que constituye el más alto principio de la dictadura del proletariado.

La unidad de las masas trabajadoras, dirigidas por la clase obrera y el Partido no es un factor dado de una vez para siempre, sino que se atenúa y refuerza a través de la lucha por resolver las contradicciones antagónicas y no-antagónicas. El 7mo Congreso del Partido señaló que el refuerzo de esta unidad es una de las tareas principales del Partido, para cuya realización se “requiere que mantengamos nuestra vigilancia revolucionaria a un alto nivel, emprendamos la lucha de clases de una manera correcta e ininterrumpida, llevemos a cabo las directivas del Partido al pie de la letra, encontremos las soluciones oportunas para las diferentes contradicciones que surgen entre las filas del pueblo”. Si no se muestra una preocupación apropiada por resolver las contradicciones no-antagónicas y las condiciones adecuadas no están listas para esto, y si se permite que se hagan más agudas y no las se resuelve a tiempo y por los medios apropiados, entonces, se transformarán de una fuerza que conduce hacia adelante el desarrollo de nuestra sociedad, en una fuerza que lo estanca y dificulta seriamente, creando todas clases de dificultades de políticas, económicas, administrativas, etc.

En el período de transición del capitalismo al comunismo, las contradicciones no-antagónicas surgen, cambian, maduran y se resuelven dentro de ese marco social en el cual también existen las contradicciones antagónicas, tanto internas como externas, que ejercen una influencia muy potente en las primeras. Mediante la difusión de su ideología entre las masas trabajadoras, las fuerzas contrarrevolucionarias intentan atraerlas a las actividades anti- socialistas y colocarlas en relaciones antagónicas con el socialismo, con la dictadura del proletariado. Por ello, el 7mo Congreso del Partido condenó las actitudes liberales hacia las influencias extranjeras en la conciencia de nuestro pueblo, las actitudes que subestiman el daño que hacen y el peligro que suponen para la dictadura del proletariado. La lucha contra la influencia de las ideologías extrañas en las filas del pueblo es un aspecto de la lucha de clases en el que el método de la persuasión, de la crítica y la autocrítica es el método más utilizado, con el objetivo de combatir la enfermedad y de salvar al paciente, de manera que nadie del pueblo trabajador pase a ser una reserva del enemigo y se acerque a sus posiciones. El camarada Enver Hoxha ha subrayado que el método de persuasión debería ser usado para ayudar a cualquier trabajador que esté equivocado por no entender las cosas, pero si, hasta después de un paciente y persistente trabajo educativo, bajo la influencia de una ideología extraña al socialismo, realiza actos hostiles al socialismo, entonces la dictadura del proletariado lo abatirá.

Distinguiendo claramente las contradicciones antagónicas de las no-antagónicas, el PTA ha librado correctamente la lucha de clases, ha asegurado la incesante marcha de la revolución proletaria en Albania, y está dirigiendo al pueblo en la lucha por la completa construcción del socialismo.


Contenido patrocinado

Re: Contradicciones, clases y lucha de clases en el socialismo - publicado en el blog Tiempos Rojos

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér Ago 15, 2018 10:23 pm