[Iniciativa Comunista d´Asturies] Ante la realidad asturiana

Comparte
avatar
Pokrovski
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 21
Reputación : 35
Fecha de inscripción : 27/10/2013
Localización : Asturies

[Iniciativa Comunista d´Asturies] Ante la realidad asturiana

Mensaje por Pokrovski el Mar Nov 26, 2013 2:07 pm

Comunicado de Iniciativa Comunista d'Asturies ante la realidad asturiana




Castellano



El desmantelamiento de los sectores productivos ha sido una constante en Asturies desde varias décadas atrás, aumentando su agresividad en los momentos de crisis del sistema. En los últimos años estamos viviendo una de las situaciones más duras jamás recordada en cuanto a destrucción de empleo.

Por una parte las empresas del sector público están siendo privatizadas haciendo que los beneficios económicos pasen de las arcas públicas directamente a manos de los empresarios y también a restringir servicios a la población supeditando estos a que sean rentables. En el sector privado, además de las quiebras de gran cantidad de pymes, nos encontramos con empresarios únicamente en búsqueda de subvenciones, o empresas que se van a otras latitudes para encontrar condiciones laborales cercanas al esclavismo. Este todo vale ha llevado a Asturies al límite teniendo como consecuencia tantas luchas por parte de los y las trabajadores/as que se hace imposible enumerarlas sin saltarse alguna. Son especialmente representativas las luchas de la minería (cierre de las explotaciones de Hunosa, los viles movimientos de Vitorino Alonso jugando con los trabajadores de Coto Minero Cantabrico), el sector metalúrgico (despidos en Duro Felguera y cierre del Tallerón, los EREs de Arcelor ), las luchas de la naval, las de Suzuki, Albo, la Fábrica de Armas de Trubia, Monroe,... Así como innumerables EREs y cierres, sin contar con los despidos silenciosos y a cuenta gotas del sector servicios completamente precarizado.

A principios del año 2008 existían alrededor de 40.000 parados en nuestra tierra, hoy la cifra se sitúa en más de 120.000. Los números son contundentes y nuestra realidad y la de nuestras familias cruel al igual que desesperanzadora. En cuanto a la economía, en el año 2000 el PIB en Asturies era de 14.000 millones de €, subiendo durante toda la década de forma constante hasta mantenerse prácticamente estable en los últimos años, hasta el 2012 en aproximadamente 22.000 millones de €. ¿¡Cómo es posible un incremento tal de la economía y a la par esta desgraciada situación para la clase trabajadora!? El sistema capitalista es maravilloso... para el gran empresario.

En este sentido, la clase trabajadora asturiana está siendo atacada diariamente al tiempo que la burguesía del Estado español aumenta la opresión. Con la última reforma laboral, los recortes en el sector público y el cierre de sectores productivos en nuestra tierra, hemos sufrido una gran pérdida de derechos y puestos de trabajo situándonos en condiciones de miseria. En consonancia, las políticas de la Unión Europea expolian y explotan a nuestro pueblo, que ha visto como su campo y su industria se desmantelaban por orden del capital. La UE es sin duda alguna el aparato de dominación que maneja el capitalismo del ámbito europeo para esquilmar nuestros recursos mientras recrudecen dramáticamente nuestras condiciones laborales. No hay futuro bajo este sanguinario sistema.

En este marco, las mujeres trabajadoras sufrimos con especial crudeza todos los ataques del sistema capitalista decrépito gracias a su siempre aliado, el sistema patriarcal. Se sirve de este para desvalorizar nuestra fuerza de trabajo y nuestros derechos, pudiendo así implantar una brecha salarial de más del 33% entre nuestros compañeros y nosotras, despedirnos por quedarnos embarazadas o simplemente no contratarnos, el aumento de los contratos temporales… Pero siempre acompañado de medidas misóginas que profundizan en la desigualdad y la feminización de la pobreza.

Los últimos ataques que estamos sufriendo por parte del sistema capitalista y patriarcal atacan directamente a nuestro derecho a decidir libremente sobre nuestra maternidad y nuestra vida. Un ejemplo de ello es la aprobación de la IPL el pasado 15 de noviembre en la Junta General del Principado, iniciativa promovida por grupos ultracatólicos. Con esta IPL se valoran opiniones privadas y creencias religiosas como elemento científico de análisis. Pretender legislar nuestras vidas y nuestros cuerpos es vulnerar gravemente nuestros derechos fundamentales. Con este tipo de medidas, como la intención de reformar la actual ley del aborto, mientras los sectores reaccionarios criminalizan a las mujeres que pretenden vivir sus vidas tomando sus propias decisiones; recortan escandalosamente todas las iniciativas del feminismo por prevenir los embarazos no deseados. En este sentido recortan en educación sexual y pretenden enseñar a nuestros hijos a asumir su responsabilidad como padres hipócritamente; dan apoyo a las embarazadas pero con la otra mano recortan en escuelas de 0-3, atención sanitaria, educación pública, comedores públicos y un largo etcétera.

Es especialmente alarmante como aumenta la violencia machistas entre nuestros jóvenes al tiempo que recortan en planes de educación afectivo-sexual. También aumenta la violencia simbólica que a su vez retroalimenta la violencia física, desde el lenguaje que ridiculiza a las mujeres hasta la divulgación indiscriminada por los medios de comunicación de la imagen de las mujeres ridiculizada, violada, asesinada. Y así, este año ya van 49 mujeres asesinadas, mientras sufrimos todos estos ataques y sostenemos a nuestras familias como podemos, el capital se ahorra su buena tajada en el trabajo de cuidados, imprescindible para el funcionamiento del sistema capitalista.

Pero la situación no mejora para nuestra juventud, ya que actualmente más del 50% está en paro debido a la crisis estructural del sistema capitalista, mientras que por otra parte el resto de la juventud popular trabaja en condiciones de precariedad y temporalidad debido a su condición. Cada vez aumentan más los contratos basura, los minijobs y los contratos en prácticas. En este marco la juventud trabajadora no tiene esperanza de conseguir un trabajo digno y estable antes de los treintaytantos por lo que tiene que permanecer en el domicilio familiar o vivir en condiciones de miseria.

A esta situación se le añade la mercantilización de la educación que lleva gestándose desde hace años con una paulatina pérdida de calidad al tiempo que aumentan las tasas universitarias, se reducen las becas y el presupuesto para educación, incluida la FP. Esto conlleva que muchos/as estudiantes de las clases populares tengan que abandonar sus estudios por no poder costeárselos o por la imposibilidad cada vez mayor de conciliar vida laboral con los estudios. De este modo, el capital reserva los nichos de la ciencia y el conocimiento a sus hijos/as mientras expulsa a los hijos/as de la clase trabajadora del acceso a la educación y los aboca a un futuro incierto.

La juventud obrera y popular ante esta situación solo ve la salida de la emigración aunque no resulta una alternativa mucho más esperanzadora, dado que las condiciones laborales en los países de destino no son mejores por la crisis . Ante esto, a la juventud solo le queda una salida: acabar con el sistema capitalista y construir el socialismo, un sistema al servicio de la clase trabajadora y el pueblo.

Sin embargo, nos encontramos ante un movimiento obrero desvertebrado y la desconfianza de la clase trabajadora hacia la cúpula de UGT y CCOO es total. En algunos centros, los delegados de estas organizaciones mantienen, debido a la experiencia de lucha demostrada, cierto nivel de reconocimiento por las bases trabajadoras; aunque cada vez se le hace más difícil explicar la actuación de la dirección sindical. Por otro lado, los sindicatos minoritarios más combativos como CSI o CGT no han logrado presentarse como alternativa a nivel general frente los sindicatos colaboracionistas. Esto permite que CCOO y UGT, defendiendo sus intereses económicos y corporativos al margen de los intereses de la clase trabajadora, se conviertan en aliados fundamentales de la burguesía. La burocracia que dirige estos sindicatos se convierte de este modo en uno de los principales obstáculos para levantar luchas clasistas, combativas, unitarias y coherentes contra la pérdida de derechos laborales, el empeoramiento de las condiciones de vida de la clase trabajadora y la privatización de los servicios públicos.

En este sentido, se hace imprescindible la reivindicación constante de la asamblea decisoria y la auto-organización así como la lucha contra las direcciones burocráticas y entreguistas. Las asambleas de trabajadores/as, al margen de las cúpulas sindicales y sus intereses, son el marco donde se irá demostrando la necesidad de construir otro sindicalismo de clase y combativo al que aún no le podemos poner nombre puesto que aún no existe como tal.

Y para este modelo que planteamos, la Historia de Asturies está plagada con emotivos referentes de lucha y resistencia de sus clases oprimidas, que a día de hoy nos deben servir como ejemplo de lucha y sacrificio. Desde finales del siglo XIX el potente proletariado asturiano aprendió a organizarse a y luchar, primero por la conquista de sus derechos más inmediatos y más tarde por la utopía de una sociedad más justa. El 5 de Octubre de 1934 la clase obrera asturiana sorprendió al mundo lanzándose a tomar el cielo por asalto, con la consigna de la unidad proletaria por bandera. Tras la dura represión que sucedió a la derrota de la comuna asturiana, volvimos a levantarnos contra la bestia negra del fascismo, demostrando coherencia y responsabilidad. Perdido el frente norte, con la entrada a sangre y fuego de las hordas fascistas, nuestros montes fueron testigos de más de 10 años de heroica guerrilla antifranquista.

Con el cambio de estrategia de finales de los años 50, los y las comunistas supimos llevar nuestras consignas hacía el pueblo trabajador asturiano, agudizando la contradicción capital-trabajo en el seno de la dictadura fascista. El resurgimiento de un potente movimiento obrero asturiano fue visualizado a escala internacional con las huelgas mineras del 62-63 y la creación de un sindicalismo de base y combativo como fueron las comisiones de obreros. Desgraciadamente el cáncer del revisionismo no tenía como objetivo la conquista del socialismo y la derrota de la dictadura, sino la supervivencia del capitalismo bajo una careta más amable. Las expulsiones de honrados militantes con años de lucha y cárcel, los pactos con la burguesía y los nuevos demócratas, así como el abandono del leninismo, terminarán con la dantesca escenificación de la crisis de Perlora en 1979, que envía a cientos de comunistas a sus casas. Desde entonces los distintos intentos por la construcción de verdadero referente revolucionario en Asturies se han visto truncados por oscuros intereses, sectarismos y estrategias pactistas.

En la situación actual nos encontramos con un panorama bastante desolador, el movimiento comunista asturiano es tan solo una burda caricatura de lo que llegó a ser en su momento. Desde el mesianismo más extremo de autoproclamadas vanguardias obreras, hasta la sinrazón de los reformistas que piensan que todo vale y lo importante es estar por estar. En este contexto de atomización y tacticismo, de pérdida absoluta de contacto con los movimientos sociales y con la clase obrera, es necesario cortar por lo sano y recuperar la ilusión.

Es por eso que ha llegado la hora de construir una nueva etapa para las y los comunistas en Asturies, una etapa marcada por la elaboración de un proyecto revolucionario que tenga como objetivo la emancipación de la humanidad, la destrucción del patriarcado y la construcción del socialismo. Una etapa donde no quepan más sectarismos, donde la honradez de las y los comunistas sea nuestra herramienta, una etapa marcada por el trabajo de calle, a pie de barrio, de curro y de centro de estudios.

¡Asturies se salva luchando! ¡Es la hora de organizarse y vencer!

¡TOMA LA INICIATIVA!



Asturianu



Comunicáu d'Iniciativa Comunista d'Asturies ante la realidá asturiana

L'esmantelamientu de los sectores productivos foi una constante en Asturies dende delles décades atras, aumentando la so agresividá nos momentos de crisis del sistema. Nos últimos años tamos viviendo una de les situaciones más dures enxamás recordada tocantes a destrucción d'empléu.

Per una parte les empreses del sector públicu tán siendo privatizaes faciendo que los beneficios económicos pasen de les arques públiques directamente a manos de los empresarios y tamién a acutar servicios a la población supeditando estos a que sían rentables. Nel sector priváu, amás de les quiebres de gran cantidá de pymes, atopámonos con empresarios namás en busca de subvenciones, o empreses que se van a otres llatitúes p'atopar condiciones llaborales cercanes al esclavismu. Este too val llevó a Asturies a la llende teniendo de resultes tantes lluches per parte de los y les trabayadores/as que se fai imposible numberales ensin saltase dalguna. Son especialmente representatives les lluches de la minería (zarru de les esplotaciones d'Hunosa, los llainos movimientos de Vitorino Alonso xugando con el trabayadores de Cotu Mineru Cantabrico), el sector metalúrxicu (despidos en Duro Felguera y zarru del Tallerón, ser d'Arcelor ), les lluches de la naval, les de Suzuki, Albo, la Fábrica d'Armes de Trubia, Monroe,... Asina como innumberables eres y zarros, ensin cuntar colos despidos silenciosos y a cuenta gotes del sector servicios dafechu precarizau.

A entamos del añu 2008 esistíen alredor de 40.000 paraos na nuesa tierra, güei la cifra asitiase en más de 120.000. Los númberos son contundentes y la nuesa realidá y la de les nueses families cruel al igual que desesperanzadora. Tocantes a la economía, nel añu 2000 el PIB en Asturies yera de 14.000 millones de €, xubiendo mientres tola década de forma constante hasta caltenese prácticamente estable nos últimos años, fasta'l 2012 n'aprosimao 22.000 millones de €. ¿¡Cómo ye posible una medra tal de la economía y al par esta desgraciada situación pa la clase trabayadora!? El sistema capitalista ye maraviyosu... pal gran empresariu.

Nesti sentíu, la clase trabayadora asturiana ta siendo atacada diariamente de la que la burguesía del Estáu español aumenta la opresión. Cola última reforma llaboral, los retayos nel sector públicu y el zarru de sectores productivos na nuesa tierra, sufrimos una gran perda de drechos y puestos de trabayu asitiándonos en condiciones de miseria. D'acordies, les polítiques de la Unión Europea expolian y esploten al nuesu pueblu, que vio como'l so campu y la so industria yera desmantelada por orde del capital. La UE ye ensin dala dulda l'aparatu de dominación que remana'l capitalismu del ámbitu européu pa esquilmar los nuesos recursos mientres enfosquen dramáticamente les nueses condiciones llaborales. Nun hai futuru so esti sanguinariu sistema.

Nesti marcu, les muyeres trabayadores sufrimos con especial crudeza tolos ataques del sistema capitalista decrépito gracies a el so siempres aliáu, el sistema patriarcal. Sírvese d'esti pa desvalorizar la nuesa fuerza de trabayu y los nuesos drechos, pudiendo asina enllantar una fienda salarial de más del 33% ente los nuesos compañeros y nós, despidennos por quedanos embarazaes o a cencielles nun nos contrataten, l'aumentu de los contratos temporales… Pero siempres acompañáu de midíes misóxines qu'afonden na desigualdá y la feminización de la probeza.

Los últimos ataques que tamos sufriendo per parte del sistema capitalista y patriarcal ataquen directamente al nuesu derechu a decidir llibremente sobre la nuesa maternidá y la nuesa vida. Un exemplu d'ello ye l'aprobación de la IPL el pasáu 15 de Payares na Xunta Xeneral del Principáu, iniciativa promovida por grupos ultracatólicos. Con esta IPL valórense opiniones privaes y creencies relixoses como elementu científicu d'análisis. Pretender llexislar les nueses vides y los nuesos cuerpos ye frayar gravemente los nuesos derechos fundamentales. Con esti tipu de midíes, como la intención de reformar l'actual llei del albuertu, mientres los sectores reaccionarios criminalicen a les muyeres que pretenden vivir les sos vides tomando les sos propies decisiones; retayen escandalosamente toles iniciatives del feminismu por prevenir los embarazos ensin deseyar. Nesti sentíu retayen n'educación sexual y pretenden enseñar a los nuesos fíos a asumir la so responsabilidá como padres hipócritamente; dan sofitu a les embarazaes pero cola otra mano retayen n'escueles de 0-3, atención sanitaria, educación pública, comedores públicos y un llargu etcétera.

Ye especialmente alarmante como aumenta la violencia machista ente los nuesos mozos de la que retayen en planes d'educación afeutivu-sexual. Tamién aumenta la violencia simbólica que de la mesma retroalimenta la violencia física, dende'l llinguaxe que fai risión a les muyeres fasta la divulgación indiscriminada pelos medios de comunicación de la imaxe de les muyeres facer risión, violada, asesinada. Y asina, anguaño yá van 49 muyeres asesinaes, mientres sufrimos toos estos ataques y sostenemos a les nueses families como podemos, el capital afórrase la so bona tayada nel trabayu de cuidos, imprescindible pal funcionamientu del sistema capitalista.

Pero la situación nun ameyora pa la nuesa mocedá, yá que anguaño más del 50% ta en paru por cuenta de la crisis estructural del sistema capitalista, ente que per otra parte el restu de la mocedá popular trabaya en condiciones de precariedá y temporalidá por cuenta de la so condición. Cada vez aumenten más los contratos basura, los minijobs y los contratos en práctiques. Nesti marcu la mocedá trabayadora nun tien esperanza de consiguir un trabayu dignu y estable antes de los treintaytantos polo que tien que permanecer na casa familiar o vivir en condiciones de miseria.

A esta situación añedir la mercantilización de la educación que lleva xestándose dende va años con una paulatina perdida de calidá de la qu'aumenten les tases universitaries, amenórguense les beques y el presupuestu pa educación, incluyida la FP. Esto trai que munchos/as estudiantes de les clases populares tengan qu'abandonar los sos estudios por non poder costeáselos o pola imposibilidá cada vez mayor de conciliar vida llaboral colos estudios. D'esta miente, el capital acuta los nichos de la ciencia y la conocencia a los sos fíos/as mientres espulsa a los fíos/as de la clase trabayadora del accesu a la educación y emponer a un futuru inciertu.

La mocedá obrero y popular ante esta situación solo ve la salida de la emigración anque nun resulta una alternativa muncho más esperanzadora, cuidao que les condiciones llaborales nos países de destín nun son meyores pola crisis. Ante esto, a la mocedá solo quéda-y una salida: acabar col sistema capitalista y construyir el socialismu, un sistema al serviciu de la clase trabayadora y el pueblu.

Sicasí, atopamos ante un movimientu obreru desvertebrado y la rocea de la clase trabayadora escontra la cúpula d'UXT y CCOO ye total. En dellos centros, los delegaos d'estes organizaciones caltienen, por cuenta de la esperiencia de llucha demostrada, ciertu nivel de reconocencia poles bases trabayadores; anque cada vez se-y fai más difícil esplicar l'actuación de la dirección sindical. Per otru llau, los sindicatos minoritarios más combativos como CSI o CGT nun llograron presentase como alternativa a nivel xeneral frente los sindicatos collaboracionistes. Esto dexa que CCOO y UXT, defendiendo los sos intereses económicu y corporativu al marxe de los intereses de la clase trabayadora, convertir n'aliaos fundamentales de la burguesía. La burocracia que dirixe estos sindicatos conviértese d'esta miente n'unu de les principales torgues pa llevantar lluches clasistes, combatives, unitaries y coherentes contra la perda de derechos llaborales, l'empeoramientu de les condiciones de vida de la clase trabayadora y la privatización de los servicios públicos.

Nesti sentíu, faise imprescindible la reivindicación constante de l'asamblea decisoria y l'autu-organización asina como la llucha contra les direcciones burocrátiques y entreguistas. Les asamblees de trabayadores/as, al marxe de les cúpules sindicales y los sos intereses, son el marcu onde se va dir demostrando la necesidá de construyir otru sindicalismu de clase y combativu al qu'entá non podemos pone-y nome porque que entá nun esiste como tal.

Y pa esti modelu que plantegamos, la Hestoria de Asturies ta llabrada con emotivos referentes de llucha y resistencia de les sos clases oprimies, qu'a día de güei deben servirnos como exemplu de llucha y sacrificiu. Dende finales del sieglu XIX el potente proletariáu asturianu aprendió a organizase a y lluchar, primero pola conquista de los sos derechos más inmediatos y más tarde pola utopía d'una sociedá más xusta. El 5 d'Ochobre de 1934 la clase obrera asturiana sosprendió al mundu llanzándose a tomar el cielu por asaltu, cola conseña de la unidá proletaria por bandera. Tres la dura represión qu'asocedió a la derrota de la comuña asturiana, volvimos llevantanos contra la bestia negra del fascismu, demostrando coherencia y responsabilidá. Perdíu'l frente norte, cola entrada a sangre y fueu de les hordas fascistes, los nuesos montes fueron testigos de más de 10 años d'heroica guerrilla antifranquista.

Col cambéu d'estratexa de finales de los años 50, los y les comunistes supimos llevar les nueses conseñes facía'l pueblu trabayador asturianu, agudizando la contradicción capital-trabayu nel senu de la dictadura fascista. El resurdimientu d'un potente movimientu obreru asturianu foi visualizáu a escala internacional coles fuelgues mineres del 62-63 y la creación d'un sindicalismu de base y combativu como fueron les comisiones d'obreros. Desgraciadamente'l cáncer del revisionismu nun tenía como oxetivu la conquista del socialismu y la derrota de la dictadura, sinón la supervivencia del capitalismu so un mazcaritu más amable. Les espulsiones d'honraos militantes con años de llucha y cárcel, los pactos cola burguesía y los nuevos demócrates, según l'abandonu del leninismo, van terminar cola dantesca escenificación de la crisis de Perlora en 1979, qu'unvia a cientos de comunistes a les sos cases. Dende entós los distintos intentos pola construcción de verdaderu referente revolucionariu en Asturies viéronse truncaos por escuros intereses, sectarismos y estratexes pactistes.

Na situación actual atopámonos con un panorama bastante desolador, el movimientu comunista asturianu ye tan solo una burda caricatura de lo que foia nel so momentu. Dende'l mesianismu más estremu de autoproclamaes vanguardies obreres, fasta la sinrazón de los reformistes que piensen que tou vale y lo importante ye tar por tar. Nesti contestu d'atomización y tacticismu, de perddidaa absoluta de contactu colos movimientos sociales y cola clase obrera, ye necesariu cortar polo sano y recuperar la ilusión.

Ye por eso que llegó la hora de construyir una nueva etapa pa les y los comunistes en Asturies, una etapa marcada pola ellaboración d'un proyectu revolucionariu que tenga como oxetivu la emancipación de la humanidá, la destrucción del patriarcáu y la construcción del socialismu. Una etapa onde nun quepan más sectarismos, onde la honradez de les y los comunistes sía la nuesa ferramienta, una etapa marcada pol trabayu de cai, a pie de barriu, de tayu y de centru d'estudios.

¡Asturies sálvase lluchando! ¡Ye la hora d'organizase y vencer!

TOMA LA NICIATIVA


http://iniciativacomunista.org/

https://twitter.com/ICAsturies
avatar
IeR
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 198
Reputación : 404
Fecha de inscripción : 28/11/2010

Re: [Iniciativa Comunista d´Asturies] Ante la realidad asturiana

Mensaje por IeR el Miér Nov 27, 2013 12:02 am


    Fecha y hora actual: Jue Nov 23, 2017 11:08 pm