XIX Congreso del PCE

    Comparte

    Aprendiz.
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 389
    Reputación : 577
    Fecha de inscripción : 22/10/2013
    Edad : 20
    Localización : Comuna de Zaragoza

    XIX Congreso del PCE

    Mensaje por Aprendiz. el Vie Nov 01, 2013 4:00 pm

    Saludos camaradas. Que esperan ustedes del próximo Congreso del PCE a celebrar entre los días 15 y 17 de este mes de noviembre.

    http://www.pce.es/descarga/doc_xix_congreso_pce.pdf

    Les dejo un escrito del histórico dirigente del PCE y de IU, Julio Anguita, sobre este congreso:

    La dirección de Mundo Obrero me ha pedido que escriba mi opinión sobre el próximo XIX Congreso del PCE. Dado el espacio del que dispongo, solamente puedo hacer unas reflexiones a vuela pluma que nacen tanto de mi experiencia de 41 años de militancia en el Partido y con altas responsabilidades en el mismo, como de mi personal obsesión, inducida por el Manifiesto-Programa de 1975, de concretar un contrapoder político, social y cultural que construya lo que hemos convenido en denominar La Alternativa, la triple alternativa: de Gobierno, de modelo de Estado y de Sociedad. Debo añadir que junto a todo ello, tengo muy presente también la experiencia del fracasado proyecto de Manifiesto–Programa que el XVII Congreso puso en marcha. Fracaso imputable a deficiencias estructurales y personales pero también a prácticas obstruccionistas sistematizadas en diversos niveles de nuestra organización: autonómicos, provinciales y locales.

    Creo que el XIX Congreso debe, desde la consciencia de que los tiempos reclaman decisiones audaces, innovadoras y efectivas, preparar los ejes de un inmediatamente próximo XX Congreso que refunde el PCE. Al contrario que en Noviembre de 1959 y en Bad Godesberg, donde la Socialdemocracia alemana abandonó el marxismo y asumió la llamada economía de mercado, para mí refundar el PCE es ir a las fuentes del comunismo marxista, depurar las excrecencias acumuladas como consecuencia del devenir histórico y plantearse, con carácter de impulso para la acción y organización consecuente, una pregunta clave ¿Cómo hubiesen escrito hoy Marx y Engels el Manifiesto Comunista de 1847-1848?

    Asumir ese reto, tan necesario a mi juicio, significa que el XIX Congreso debiera impulsar un proceso de discusión y de práctica política comenzando por elegir una dirección dispuesta a ello y desde luego donde desapareciesen los dirigentes del cuoteo por federaciones o los electos “honoris causa”. El que en todas las direcciones y en todos los niveles ocupen un lugar quienes se apresten a dedicarse enteramente a ello, es la piedra básica. También significa que a partir de ese momento el concepto militancia debe ir unido a tarea específica, ineludible, libremente aceptada y asumida en el día a día. Y ello significa también un esfuerzo colectivo y personal para que nuestras reuniones lo sean organizadas, sistematizadas y con un carácter político alejado de las discusiones a imagen y semejanza de las tertulias. Para ello las direcciones deben renovarse, cambiar o aceptar consecuentemente la nueva situación.

    ¿Qué cuestiones conlleva el proceso de debate y organización consecuente? A mi modo de ver y en apretadísima síntesis indico algunas:

    Sustituir la apelación a la ”unidad de la izquierda” por la de “unidad popular”, “unidad de la mayoría” o el de “construir un contrapoder”. La “unidad de la izquierda” lleva inherente, a causa de su puesta en práctica, confusión y exclusiva traducción institucional en función de las siglas y la opinión publicada.

    El PCE no puede ser una IU duplicada. Hicimos una apuesta hace años y ello significaba y significa otro tipo de estructura organizativa y de funcionamiento.

    El PCE no puede ligarse a ninguna central sindical específica. Somos parte del Movimiento Obrero y como tal parte estableceremos nuestras alianzas en función de programas, prácticas y valores. La Historia de las últimas décadas me excusa de mayores comentarios.

    El PCE debe asumir y desarrollar en toda su plenitud el concepto gramsciano de hegemonía y ello es inseparable del estudio, el debate teórico y práctico y la capacidad organiza de trasladar propuestas como tal PCE o a través de sus militantes donde quiera que ellos estén incardinados.

    El PCE debe visualizarse como el proyecto político e ideológico que se caracteriza por plantear situaciones, soluciones y propuestas más allá de la coyuntura del momento. Esto último debe hacerse en las instancias unitarias en las que estemos.

    Los métodos de elaboración de materiales y de discusión de los mismos no pueden seguir siendo los del llamado “informe-río” en el todo cabe y nada se debate en serio.

    La estructura federal del PCE es la que conlleva un concepto de unidad de debate, acción y control para todo el Estado español. Una organización federal es aquella que construye su unidad de otra manera. Y unidad significa jerarquía democrática.

    La entidad del llamado sujeto revolucionario debe ser analizada a la luz de los tiempos actuales. La clase obrera ya no es en exclusiva la que puede protagonizar el cambio. Y no es un problema de alianzas sino de Bloque Plural Alternativo que además de combatir como un contrapoder en gestación permanente, va elaborando y poniendo en práctica experiencias de organización social alternativa. Somos una fuerza de lucha pero ello es inseparable de la construcción de la alternativa.

    Creo que no podemos seguir demorando el enfrentarnos mejor organizados, desde nuestra opción ideológica y política, a los tiempos excepcionales en que nos hallamos.
    PD: Llevo poco tiempo en el foro, y no estoy seguro de que este post sea pertinente o que este en el lugar adecuado... Si la administración desea borrarlo o cambiarlo, no pondré ninguna pega.

    SlavaCCCP
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 184
    Reputación : 185
    Fecha de inscripción : 30/03/2013
    Localización : Madrid

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por SlavaCCCP el Vie Nov 01, 2013 8:27 pm

    "La clase obrera ya no es en exclusiva la que puede protagonizar el cambio."

    Nada más que decir.

    el_republicano2
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2371
    Reputación : 2802
    Fecha de inscripción : 10/12/2009

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por el_republicano2 el Vie Nov 01, 2013 9:19 pm

    "Se puede reformar la casa cuando aún está en pie, no cuando está derruida; cuando está derruida ya no se reforma, se vuelve a construir." L. Montes en Reformar el PCE desde dentro: una postura reformista.

    Kiroen
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 118
    Reputación : 156
    Fecha de inscripción : 12/04/2013
    Edad : 22
    Localización : Buscando las vías al socialismo

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por Kiroen el Sáb Nov 02, 2013 1:16 pm

    SlavaCCCP escribió:"La clase obrera ya no es en exclusiva la que puede protagonizar el cambio."

    Nada más que decir.
    Una crítica muy constructiva, la suya.

    En el PCE se llama "clase obrera" a los trabajadores que participan en el proceso de producción. En España la clase obrera es, por tanto, bastante escasa, debido a la enorme cantidad de gente que trabaja en servicios, son autónomos, etc, que no suelen organizarse en torno a sindicatos (si bien no debemos dejar de animarles a ello).

    La clase obrera se ha mudado, casi en su mayoría, al tercer mundo, así que si tenemos que esperar a que la clase obrera de aquí monte una revolución vamos apañados.

    el_republicano2
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2371
    Reputación : 2802
    Fecha de inscripción : 10/12/2009

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por el_republicano2 el Sáb Nov 02, 2013 1:51 pm

    Entiendo que lo que viene a decir el PCE en la frase que ha comentado el camarada SlavaCCCP es que la clase obrera ya no es la que puede dirigir el cambio. Es decir, que la clase obrera ya no es la clase de vanguardia, para entendernos. Al menos así lo he entendido yo.

    fusiles contra el patrón
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 185
    Reputación : 192
    Fecha de inscripción : 18/06/2012

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por fusiles contra el patrón el Sáb Nov 02, 2013 2:56 pm

    el_republicano2 escribió:
    Entiendo que lo que viene a decir el PCE en la frase que ha comentado el camarada SlavaCCCP es que la clase obrera ya no es la que puede dirigir el cambio. Es decir, que la clase obrera ya no es la clase de vanguardia, para entendernos. Al menos así lo he entendido yo.
    Exacto, ellos hablan de protagonizar no de realizar, lo cual tampoco tendría sentido, puesto que las tomas de poder jamás las han llevado las clases proletarias en exclusiva.

    Intentar salvar el culo al PCE a estas alturas... madre mía.

    SlavaCCCP
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 184
    Reputación : 185
    Fecha de inscripción : 30/03/2013
    Localización : Madrid

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por SlavaCCCP el Sáb Nov 02, 2013 4:47 pm

    Kiroen escribió:
    SlavaCCCP escribió:"La clase obrera ya no es en exclusiva la que puede protagonizar el cambio."

    Nada más que decir.
    Una crítica muy constructiva, la suya.

    En el PCE se llama "clase obrera" a los trabajadores que participan en el proceso de producción. En España la clase obrera es, por tanto, bastante escasa, debido a la enorme cantidad de gente que trabaja en servicios, son autónomos, etc, que no suelen organizarse en torno a sindicatos (si bien no debemos dejar de animarles a ello).

    La clase obrera se ha mudado, casi en su mayoría, al tercer mundo, así que si tenemos que esperar a que la clase obrera de aquí monte una revolución vamos apañados.
    Entonces el PCE no considera proletarios a una camarera, al personal de limpieza, a un recepcionista, etc? Y qué los considera exactamente? Los autónomos son pequeña burguesía, pequeños explotadores, pero explotadores al fin y al cabo. Esta es la hegemonía que propone el PCE?
    Entonces resumiendo, en el estado español no tenemos clase obrera, pero menos mal que tenemos al PCE que ya nos monta él solito la Revolución. Pues que alivio.

    Kiroen
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 118
    Reputación : 156
    Fecha de inscripción : 12/04/2013
    Edad : 22
    Localización : Buscando las vías al socialismo

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por Kiroen el Sáb Nov 02, 2013 6:16 pm

    SlavaCCCP escribió:Entonces el PCE no considera proletarios a una camarera, al personal de limpieza, a un recepcionista, etc? Y qué los considera exactamente? Los autónomos son pequeña burguesía, pequeños explotadores, pero explotadores al fin y al cabo. Esta es la hegemonía que propone el PCE?
    Entonces resumiendo, en el estado español no tenemos clase obrera, pero menos mal que tenemos al PCE que ya nos monta él solito la Revolución. Pues que alivio.
    Los taxistas, que se explotan a sí mismos Laughing 

    De acuerdo a su definición, la clase obrera son proletarios, pero no todos los proletarios son clase obrera. Respecto a los autónomos, juraría que la mayoría de autónomos no son "terratenientes de terraza" (digo, de pequeños negocios), sino electricistas, fontaneros... Con lo que resulta más difícil establecer organizaciones de clase que en un estado con una gran cantidad de trabajadores de fábrica.

    AlejoSola
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 929
    Reputación : 1145
    Fecha de inscripción : 02/02/2012
    Edad : 21
    Localización : Baza y/o Granada

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por AlejoSola el Sáb Nov 02, 2013 7:12 pm

    Kiroen escribió:
    SlavaCCCP escribió:Entonces el PCE no considera proletarios a una camarera, al personal de limpieza, a un recepcionista, etc? Y qué los considera exactamente? Los autónomos son pequeña burguesía, pequeños explotadores, pero explotadores al fin y al cabo. Esta es la hegemonía que propone el PCE?
    Entonces resumiendo, en el estado español no tenemos clase obrera, pero menos mal que tenemos al PCE que ya nos monta él solito la Revolución. Pues que alivio.
    Los taxistas, que se explotan a sí mismos Laughing 

    De acuerdo a su definición, la clase obrera son proletarios, pero no todos los proletarios son clase obrera. Respecto a los autónomos, juraría que la mayoría de autónomos no son "terratenientes de terraza" (digo, de pequeños negocios), sino electricistas, fontaneros... Con lo que resulta más difícil establecer organizaciones de clase que en un estado con una gran cantidad de trabajadores de fábrica.
    Estoy de parte de Kiroen; los autónomos surgieron de escollos de la clase obrera desesperados por períodos de escasez para ésta y que se tuvieron que lanzar al mercado, endeudados con entidades financieras, por su cuenta porque no existían puestos de trabajo como asalariados para ellos.
    Conozco muchos casos de autónomos en que ellos mismos son trabajadores iguales (en la medida de lo posible) a quienes contratan; es decir, no se pueden costear la posición de capitalista por lo que necesitan mezclar situaciones de clase.
    En general, el gobierno burgués alienta a éstos autónomos a procrear su situación porque son "empresas" muy fáciles de absorber. Así, dejan que se especialicen (por ejemplo, "Recambios Manolo") para que empresas mayores puedan absorberlas y crecer horizontal y verticalmente ("Coches Pepe Luis, S.L."-por ejemplo- absorbe a los "Recambios Manolo" y se asegura un propio taller dedicado a la especialización de recambios, convirtiendo al susodicho Manolo, el autónomo, en un asalariado de la S.L.).
    Dicen, excusándolo, que "ésto crea puestos de trabajo". Resulta que la competencia misma genera la necesidad de abaratamiento de costes, así que, de crear más puestos de trabajo, abarataría el precio de éstos, o bien mantendría el mismo precio de la fuerza de trabajo destruyendo esos puestos y aumentando la plusvalía extraída a los trabajadores que quedasen.
    Por eso, los autónomos sufren al capitalismo igual. Pero su alienación es inmensa, y jamás (o en muy raros casos) se sentirían identificados con los intereses de la clase obrera (a los que son más cercanos) si bien se aproximarían, como les dictó la educación, a los de la clase burguesa, convirtiéndose así en simples marionetas de ésta.
    Luego están los funcionarios, clase media; o clase obrera que por el carácter de gestión del sistema que su trabajo posee, pueden vender su fuerza de trabajo a mayor precio, si bien no están atados a la producción de valor, como lo están los obreros y campesinos como tales.
    Aún así, la clase obrera sigue siendo la clase de vanguardia porque el capitalismo al que se enfrentan; la clase burguesa que tienen enfrente y que los explota, está al frente de la manutención del sistema (el capitalismo financiero no podría subsistir sin capitalismo industrial, igual que los terratenientes son meros escollos del segundo, de menor importancia que la burguesía en sí, por lo que volvemos a ver la necesidad de la organización vanguardista de quienes desempeñan trabajos relacionados a la producción de valor).
    Los funcionarios son la pequeña burguesía, junto a "grandes autónomos" (es decir, los autónomos que no han crecido lo suficiente como para ser absorbidos por grandes empresas, o los que, una vez hecho ésto, han quedado en puestos de gestión de "su rama de producción", siendo éstos quienes disfrutan de "algo" de equilibrio económico en el capitalismo).
    Sabemos que los funcionarios, "clase media" (pequeña burguesía y aristocracia obrera) sufren igual los ciclos del capitalismo que los obreros (con menos intensidad, pero los notan), y que el caso de los grandes autónomos ésto no es tan común.
    Así, son clase trabajadora: obreros, campesinos, pequeños autónomos, y funcionarios no elitizados. En un país de sector servicios como España, son éstos a quienes hay que dirigir la necesidad de revolución y dictadura del proletariado.
    Lo contrario sería en los países del tercer mundo, donde una revolución de obreros y campesinos, a la "antigua", sería todavía más que factible, y de necesidad primera en el orden de revoluciones mundiales. Es decir, que primero tendría que caer la burguesía de esos países para hacer caer a su situación a países de sector servicios (España, Grecia, etc...) y que, una vez consecuida la revolución en éstos, se destruyese el escollo del orden burgués mundial (EEUU, Alemania, Canadá, países nórdicos, etc...).
    Es un tema mucho más complicado de lo que parece.
    Salud!


    Última edición por AlejoSola el Dom Nov 03, 2013 2:50 am, editado 1 vez

    PequeñoBurgués
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 7474
    Reputación : 7884
    Fecha de inscripción : 12/10/2010

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por PequeñoBurgués el Sáb Nov 02, 2013 7:30 pm

    alienación es inmensa,
    En realidad los autónomos tienen la misma alienación que los asalariados, lo que los diferencia de verdad de los asalariados es lo que comenta Kiroen, que como bien dice su palabra, son autónomos, no pueden organizarse de la misma manera que un grupo de asalariados, de hecho en la mayoría de los casos, no pueden organizarse de ninguna forma.

    Luego en estos tiempos modernos hay que destacar la figura del """""""autónomo""""""", gracias a los cambios en materia laboral ahora un autónomo puede trabajar casi en exclusiva para una empresa (creo que 90% de ingresos), por lo que tenemos la figura del asalariado disfrazado de autónomo, por ejemplo una "empresa de operador de troqueladoras" trabajando en una fábrica de coches, pues para un empresario es mil veces más lucrativo contratar autónomos que asalariados.

    Saludos.

    Kiroen
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 118
    Reputación : 156
    Fecha de inscripción : 12/04/2013
    Edad : 22
    Localización : Buscando las vías al socialismo

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por Kiroen el Sáb Nov 02, 2013 8:02 pm

    AlejoSola escribió:Así, son clase trabajadora: obreros, campesinos, pequeños autónomos, y funcionarios no elitizados. En un país de sector servicios como España, son éstos a quienes hay que dirigir la necesidad de revolución y dictadura del proletariado.
    Yo añadiría a los trabajadores asalariados en sector de servicios, y especialmente a los que están en negocios pequeños en economía sumergida, porque aunque se les quiera incluir entre los obreros, la situación no es exactamente la misma. Los que están en economía sumergida, aunque son los más explotados por diferencia, suelen estar bajo la atenta mirada de los jefes. A lo que hay que sumarle que, a veces, a los mismos jefes les va mal, porque aunque estén sacando plusvalía de los trabajadores, el consumo baja pero los intereses de las deudas que tengan con la banca siguen siendo los mismos. Esto puede provocar dos cosas: 1.Que la idea de la autogestión a los trabajadores de ese negocio no les resulte muy (o nada) atractiva, y 2.Que se identifiquen más con sus jefes por estar también "perjudicados por la crisis" que con el resto de asalariados o no propietarios.

    Y a los casos de los autónomos (no subcontratados) y funcionarios hay que sumarle también que ellos no participan directamente en el proceso de extracción de plusvalía, aunque se acaben viendo perjudicados con el mismo. De este modo, es muy fácil hacer pedagogía sobre "la crisis" y "los bancos", pero no tanto hacerla sobre el capitalismo.[/quote][/quote]

    AlejoSola
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 929
    Reputación : 1145
    Fecha de inscripción : 02/02/2012
    Edad : 21
    Localización : Baza y/o Granada

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por AlejoSola el Sáb Nov 02, 2013 8:32 pm

    Kiroen escribió:
    AlejoSola escribió:Así, son clase trabajadora: obreros, campesinos, pequeños autónomos, y funcionarios no elitizados. En un país de sector servicios como España, son éstos a quienes hay que dirigir la necesidad de revolución y dictadura del proletariado.
    Yo añadiría a los trabajadores asalariados en sector de servicios, y especialmente a los que están en negocios pequeños en economía sumergida, porque aunque se les quiera incluir entre los obreros, la situación no es exactamente la misma. Los que están en economía sumergida, aunque son los más explotados por diferencia, suelen estar bajo la atenta mirada de los jefes. A lo que hay que sumarle que, a veces, a los mismos jefes les va mal, porque aunque estén sacando plusvalía de los trabajadores, el consumo baja pero los intereses de las deudas que tengan con la banca siguen siendo los mismos. Esto puede provocar dos cosas: 1.Que la idea de la autogestión a los trabajadores de ese negocio no les resulte muy (o nada) atractiva, y 2.Que se identifiquen más con sus jefes por estar también "perjudicados por la crisis" que con el resto de asalariados o no propietarios.

    Y a los casos de los autónomos (no subcontratados) y funcionarios hay que sumarle también que ellos no participan directamente en el proceso de extracción de plusvalía, aunque se acaben viendo perjudicados con el mismo. De este modo, es muy fácil hacer pedagogía sobre "la crisis" y "los bancos", pero no tanto hacerla sobre el capitalismo.
    [/quote][/quote]
    Sí, con obreros me refería a todos aquellos dedicados a una actividad no rural y que produjese valor. Quizá generalicé mucho ahí, y se me olvidó especificar el tema de la economía sumergida y demás. Así, disculpas por el malentendido.

    A los jefes en economía sumergida no les puede ir nunca (o en el 99% de los casos) mal; está tan monopolizada que se convierte en un "mírame pero no me toques" para el capitalismo "legal"; es decir, en un sector de importancia para la acumulación de capitales, proceso básico del capitalismo.

    Sin embargo, entiendo que te refieres a cualquier empresario en competencia capitalista con un empresario de igual tamaño; es decir, al burgués perdedor de la competencia con otro burgués. Sin embargo, es el mismo proceso de competencia el que genera el aumento de la pobreza del trabajador, por el abaratamiento del costo de su fuerza de trabajo. Así, ésto no es resultado de que un burgués salga derrotado, sino del proceso natural y obvio de competencia capitalista. Igualmente, si un burgués sale derrotado de la competencia, se convertiría en servidor del burgués vencedor, ya sea siendo un gestor del capital de éste, o siendo rebajado a la situación de tener que vender su fuerza de trabajo en el inhumano mercado laboral.

    Lo demás creí haberlo mencionado.

    Salud!

    AliveRC
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1322
    Reputación : 1452
    Fecha de inscripción : 09/05/2011
    Edad : 21

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por AliveRC el Sáb Nov 02, 2013 10:11 pm

    PequeñoBurgués escribió:
    alienación es inmensa,
    En realidad los autónomos tienen la misma alienación que los asalariados, lo que los diferencia de verdad de los asalariados es lo que comenta Kiroen, que como bien dice su palabra, son autónomos, no pueden organizarse de la misma manera que un grupo de asalariados, de hecho en la mayoría de los casos, no pueden organizarse de ninguna forma.

    Luego en estos tiempos modernos hay que destacar la figura del """""""autónomo""""""", gracias a los cambios en materia laboral ahora un autónomo puede trabajar casi en exclusiva para una empresa (creo que 90% de ingresos), por lo que tenemos la figura del asalariado disfrazado de autónomo, por ejemplo una "empresa de operador de troqueladoras" trabajando en una fábrica de coches, pues para un empresario es mil veces más lucrativo contratar autónomos que asalariados.

    Saludos.
    El fenómeno que comentas, de asalariados disfrazados de autónomos, en España se da mucho en el sector del transporte camionero.


    Sobre quiénes forman parte de la clase trabajadora y quiénes no, creo que había que distinguir entre pueblo y clase trabajadora. La pequeña burguesía es una clase que explota y es explotada en el capitalismo, cuyas condiciones de vida suelen ser iguales a las de los asalariados, pero esto no significa que forme parte de la clase trabajadora, sino del pueblo, de las masas populares.

    SlavaCCCP
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 184
    Reputación : 185
    Fecha de inscripción : 30/03/2013
    Localización : Madrid

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por SlavaCCCP el Sáb Nov 02, 2013 10:23 pm

    Kiroen escribió:
    SlavaCCCP escribió:Entonces el PCE no considera proletarios a una camarera, al personal de limpieza, a un recepcionista, etc? Y qué los considera exactamente? Los autónomos son pequeña burguesía, pequeños explotadores, pero explotadores al fin y al cabo. Esta es la hegemonía que propone el PCE?
    Entonces resumiendo, en el estado español no tenemos clase obrera, pero menos mal que tenemos al PCE que ya nos monta él solito la Revolución. Pues que alivio.
    Los taxistas, que se explotan a sí mismos Laughing 

    De acuerdo a su definición, la clase obrera son proletarios, pero no todos los proletarios son clase obrera. Respecto a los autónomos, juraría que la mayoría de autónomos no son "terratenientes de terraza" (digo, de pequeños negocios), sino electricistas, fontaneros... Con lo que resulta más difícil establecer organizaciones de clase que en un estado con una gran cantidad de trabajadores de fábrica.
    Y si no son clase obrera, qué son?

    Aprendiz.
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 389
    Reputación : 577
    Fecha de inscripción : 22/10/2013
    Edad : 20
    Localización : Comuna de Zaragoza

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por Aprendiz. el Vie Nov 15, 2013 11:21 am

    Entrevista a el Secretario General del PCE, José Luis Centella, en el Diario Público.

    El 'número dos' de Cayo Lara en IU afronta la asamblea con tranquilidad y con la esperanza de que el debate sirva para lanzar un mensaje claro de dónde se quiere posicionar el PCE en temas clave como la deuda, Europa, el proceso constituyente o la regeneración democrática.

    Algunas de las tesis que se defenderán de aquí al viernes son distintas a la política general de IU, lo que de alguna manera da aire a un PCE que, como reconoce el propio Centella, pasó por una situación complicada pero que ha crecido con su presencia en el conflicto social. "Estar en el tajo", que lo llama el secretario general, ha sido la clave de un trabajo que prefiere no se personalice en él, sino en la organización como colectivo.

    El pasado miércoles, en un receso durante el debate sobre los Presupuestos Generales para 2014, atendió a Público en las dependencias de la Izquierda Plural del Congreso de los diputados.

    PREGUNTA: Póngase una nota del 0 al 10 en sus primeros cuatro años al frente del PCE

    RESPUESTA: Si me tuviese que valorar en lo personal diría un no sabe, no contesta, pero como colectivo me pongo un siete. Por la personalidad que tengo, si algo ha caracterizado mi mandato es que ha sido colectivo.

    P: Nada más ser elegido secretario general le dijo a los suyos que la prioridad debía ser promover la movilización en la calle y tratar de vencer la batalla ideológica al capitalismo. ¿Han ganado o han perdido?

    R: Hemos ganado en unas y hemos perdido en otras porque la mayoría absoluta del Partido Popular pesa mucho. Cuando dije eso hace cuatro años era más una voluntad, el PCE era una fuerza política que en aquel momento tenía dificultades y poco espacio. Pero se ha avanzado en cuanto al convencimiento de que esta lucha hay que ganarla en la calle y hoy se puede afirmar que el PCE ha estado en las movilizaciones junto con otras organizaciones, nunca buscando protagonismos pero sí aportando nuestra gente y nuestra ayuda, para dar la batalla y conseguir una salida social de la crisis.

    P: ¿El PCE se ha modernizado o la crisis económica, política y social ha provocado que las tesis del comunismo estén más vigentes que nunca?

    R: La palabra modernizar es una aberración, el PCE no tiene que modernizarse, sino ser capaz de ganar influencia en la gente. El marxismo plantea como uno de sus elementos fundamentales el análisis de la realidad concreta en un momento concreto y por tanto el PCE necesita situarse en el siglo XXI, tiene que dirigirse a la clase obrera del siglo XXI y adoptar las formas de lucha propias del siglo XXI, lo que no choca con las formas de lucha clásicas como puede ser la huelga general.

    P: ¿Cuáles son esas luchas del siglo XXI?

    R: Son las que parten de una capacidad de organizar a la gente frente a las agresiones del capital, las que generan un mecanismo de autodefensa, de solidaridad, de alternativa que va más allá de la confrontación política. Por ejemplo, las redes de solidaridad, que se organizan en torno a cooperativas de consumo, a través del autoempleo, que protegen a las personas que más están sufriendo la crisis. También, la desobediencia civil. Son formas de nuevas de lucha que se complementan con las clásicas.

    P: ¿Cuál es el reto del PCE para estos próximos cuatro años?

    R: La prioridad número uno es darle la vuelta a la hegemonía del capital su salida antisocial de la crisis, que la están pagando los que menos culpa tienen, los trabajadores. Otro reto es conseguir una mayor unidad de la izquierda: la izquierda social, la política y la sindical. Unidad, que no tiene que significar uniformismo, cada uno debe trabajar en su ámbito, pero sabiendo que todos formamos parte de la misma lucha.  

    P: Los movimientos sociales y la izquierda política han dado pasos en ese sentido, ¿cree que los sindicatos han afrontado la crisis como debían?

    R: Es cierto que los sindicatos han resultado muy afectados por la crisis, aunque soy muy respetuoso con ellos. Yo soy militante de CCOO y estoy muy orgulloso. Todos, 15-M, izquierda y sindicatos tenemos que ser muy autocríticos con cuál ha sido nuestra evolución, pero la autocrítica nunca puede ser ataque. Efectivamente, los sindicatos tienen que hacer una reflexión de cómo se hace el sindicalismo del siglo XXI, un sindicalismo que para mi tiene que ser sociopolítico, reivindicativo, de clase, pero todos somos fundamentales y cuando la derecha ataca a los sindicatos como lo está haciendo yo hago piña para defenderlos. Espero lo mismo de ellos cuando nos ataquen a nosotros.

    P: El Congreso que empieza hoy se plantea como el del debate y las propuestas, ¿en qué se centrarán?

    R: Hace un año dijimos que queríamos hacer un Congreso de propuestas, no de identidad. No vamos a ver quién es más o menos comunista, cosa que nos ha pasado en otras ocasiones. Por eso hay varios bloques que queremos resaltar. Sobre economía queremos dar una alternativa al neoliberalismo y contraponer ideas: por ejemplo, frente a las privatizaciones, sector público; frente al mercado, la planificación democrática de la economía. Esta propuesta económica va ligada al modelo de Unión Europea, vamos a plantear que no hay posibilidad a una salida social de la crisis en el marco actual del euro y a poner de manifiesto como esa UE sólo se preocupa de garantizar los beneficios de la banca y del capital.

    P: Entiendo que es una postura muy similar a la del Partido de la Izquierda Europea, es decir, que hay que refundar Europa y democratizar las instituciones europeas pero con el euro, ¿O el PCE  es contrario a la permanencia en el euro?

    R: Nosotros somos un poco más audaces que el Partido de la Izquierda Europea. No decimos que haya que refundar las instituciones, sino que hay que hacer otro proceso de integración territorial y ahí tenemos América Latina como ejemplo del que se puede aprender. Ellos tienen incluso una moneda comunitaria, que es el sucre, pero que no sirve de moneda de cajero, sino para hacer transacciones entre los países y hacer de contrapeso al dólar. Si hablamos de refundación, hay que hablar de la refundación de Europa superando la Unión Europea.

    R: Después, sobre la moneda, no creo que el sí o no al euro sea el debate de este Congreso. El debate es cómo acabamos con el euro porque hoy en día es una losa. Ahora mismo no es posible una moneda única porque no se cumplen las condiciones adecuadas. La moneda única es la culminación de un proceso, no el inicio de un proceso porque lo que ocurre al final es que, por ejemplo, nos equiparamos en precios y no en salarios. Nos equiparamos en lo negativo y no en lo positivo. Todo esto ya lo decíamos con el Tratado de Maastricht y la gente nos miraba como si estuviéramos locos.

    P: ¿Y sobre el pago de la deuda, en qué orilla está el PCE?

    R: En la que apoya enfrentarse a la deuda, que es lo que hoy provoca que no haya políticas sociales en este país. Con sólo dejar de pagar 10.000 millones de euros de los 36.000 millones que el Gobierno destina al pago de intereses se podrían duplicar las inversiones.

    Estamos a favor de la auditoría ciudadana de la deuda y que se declare ilegítima porque esa deuda surge del sector privado. Nosotros no somos unos ilusos y unos irresponsables, siempre pongo los ejemplos de los Gobiernos latinoamericanos que han sido valientes y que hasta que no empezaron a combatir la deuda externa no empezaron a respirar.

    Como me dijo una vez el presidente Correa, cuando uno le debe 3.000 euros al banco, el problema es de uno. Cuando uno le debe 30.000 euros al banco, el problema lo tiene el banco. El Gobierno es el que tiene el poder y el que puede llegar un día y decir que vamos a renegociar la deuda. Eso permitiría hacer una economía de verdad, para la gente.

    P: ¿Qué plantearán en el ámbito político?

    R: Pues que no puede haber una alternativa social y anticapitalista que no sea democrática y en eso el PCE tiene experiencia. Igual que salimos a la calle en los años cuarenta, cincuenta, etc.... queremos salir ahora mismo a la calle para defender la democracia. Vamos a hacer propuestas que van a la raíz del tema, los partidos, para que sean más democráticos y más participativos. Vamos a hacer hincapié en el control. Control a través de la revocabilidad y la rendición de cuentas. Un cargo público que sale elegido por cuatro años no puede tener un cheque en blanco y tiene que haber mecanismos para que la ciudadanía pueda revocarle si no cumple con sus promesas. Es necesario un mecanismo de rendición de cuentas y evaluación anual y esto afectaría por igual a un diputado, a un secretario general o a cualquier dirigente político.

    También debe haber un control de los programas. Lo mismo que hay un Tribunal de Cuentas y un Tribunal Constitucional tiene que haber un Consejo que haga un seguimiento de los programas. Cuando alguien presenta un programa está firmando un contrato, que debe ser evaluado y si no se cumple eso tiene que tener consecuencias. Es una desvergüenza cuando Rajoy dice que no conocía lo que había en España. Cuando uno se presenta a unas elecciones tiene que conocer la realidad y si no, no puede prometer ciertas cosas en un programa.  

    Esto al mismo tiempo tiene que permitir la participación, los ciudadanos deben tener la posibilidad de ser escuchados en esta casa. El Parlamento no puede ser un edificio rodeado de vallas, tiene que ser la casa del pueblo. Aquí existe una Comisión de Peticiones y cuando haya un proyecto de ley, un conflicto social, los ciudadanos tienen que saber que pueden venir a decir lo que piensen. La participación directa es lo único que puede resolver el divorcio entre la ciudadanía y la política. Se trata de recuperar la política de la democracia.

    P: ¿Puede ser más concreto, cómo se articularían las revocaciones?

    R: Nosotros queremos plantear el debate. El concepto es que, por ejemplo, si yo tengo 90.000 votos en Sevilla y alguien recoge 90.000 firmas, podría hacer un referéndum revocatorio sobre mi gestión como diputado. La articulación no es sencilla y pasa como con otros elementos de participación directa, hay que regularlo bien porque si no, al final podemos generar un esperpento. Primero hay que tener bien clara la idea y después darle la forma jurídica óptima para que no dé lugar a ningún tipo de abuso. De lo que se trata es de reforzar la democracia. Ahora mismo nuestra democracia se rige por el ‘usted vote, que ya me encargo yo de gestionar durante cuatro años' y por una economía que no se decide en el Parlamento sino en el Banco Central Europeo. Queremos otro concepto de democracia.

    P: Imagino que es aquí donde entra a debate el proceso constituyente

    R: Haremos una propuesta de ruptura con el bipartidismo monárquico, que intenta perpetuarse detrás de una Constitución que para muchos es un mito pero que en realidad es una mera fachada. Fachada porque PP y PSOE se han encargado de modificarla, como pasó con el Artículo 135, con el que supeditaron la economía al pago de los intereses de la deuda en lugar de al interés general. Vamos a plantear la aglutinación de toda la izquierda alternativa frente a ese pacto constitucional monárquico bipartidista y la necesidad de iniciar un proceso constituyente en el que la ciudadanía pueda plantear y votar una nueva Constitución. La del 78, simplemente por una cuestión de edad, hay millones de personas que no la votaron.

    P: De los cuatro cimientos que sustentan ese pacto, es decir, monarquía, poder económico, bipartidismo e Iglesia, ¿cuál cree que caerá primero?

    R: Creo que caerán juntos y seguramente el último será la Iglesia por una cuestión histórica. La monarquía no puede mantenerse sin la monarquía y viceversa. Se necesitan mutuamente y se retroalimentan, de ahí que la principal conclusión de la Conferencia Política del PSOE sea que no cuestiona el pacto constitucional, que es el que le une al PP en defensa, por ejemplo, de la ley electoral, como se ha podido ver en Asturias; que le une al PP en la configuración del Consejo General del Poder Judicial; y por el que el PSOE no vota en contra de la sección que habla de la Casa Real en los Presupuestos del Estado. Cuando caiga uno caerán los demás.

    P: ¿Ve similitudes entre el proceso de convergencia iniciada por IU y la integración del PCE en IU en 1986?

    R: Son épocas históricas distintas aunque es cierto que la base es la misma. El PCE y otros grupos llegamos a la conclusión en el año 86 de que la política sobrepasaba a los partidos clásicos y que había que formar estructuras que fuesen no de partido. De hecho IU nace como un movimiento político y social. Eso durante un tiempo entró en crisis, porque IU se convirtió como un partido y además mal organizado. En estos momentos se trata de recuperar el valor de la política, la participación, lo programático, más que lo matemático.

    La similitud que hay es el germen, la diferencia es que son tiempos diferentes. En aquel momento había más estructuras de partidos y hoy hay más fuerza en los colectivos sociales. Sí que había una gran diferencia con respecto ahora y que ninguno hemos sido capaces aún de entroncar. En los ochenta las asambleas eran presenciales, mientras que ahora cada uno puede estar elaborando un programa en su casa y luego ponerlo en común a través de la red o reunirse en el último momento.

    Eso es algo que habrá que incorporar. No hablo de poner la democracia en función de internet, como algunos llegarán a plantear, para mí eso es un error porque habrá mucha gente que se quede sin participar, pero sí de incorporar lo que nos dan las nuevas tecnologías.

    P: ¿El candidato de IU para las europeas lo pondrá el PCE o lo pondrá IU?

    R:El PCE no lo pondrá, no lo ha puesto nunca y creo que tampoco lo va a poner IU, lo pondrá el colectivo. Además, nosotros no tenemos candidatos, tenemos candidaturas. No hay un cabeza de lista, habrá una lista que además va a ser muy plural.

    P: ¿Estaría a favor de que Willy Meyer siguiera en esa lista?

    R: Yo creo que Willy Meyer ha hecho un gran trabajo, pero repito, la candidatura la elegirá el colectivo y no estamos aún en esa fase. Lo importante ahora mismo es el programa, las alianzas y, después, elaborar la candidatura para poner en práctica ese programa.

    P: ¿Se ha convertido el PCE hoy en una especie de laboratorio de ideas para IU?

    R: No es un laboratorio de ideas de IU, el PCE no es ninguna fundación. El PCE es un partido que, salvo en el tema institucional, ejerce todas sus competencias. Es verdad que una labor importante es aportar ideas, no solamente a IU sino también a los sindicatos, a los movimientos sociales... Pero otra parte importante está en el conflicto, nosotros no seríamos el PCE si no estuviésemos en las huelgas generales, en las mareas o en los barrios. Eso es fundamental, no sólo aportar ideas, hay que estar en el tajo.

    P: ¿El debate 'IU sí, IU' no está cerrado del todo?

    R: Sí, pero más que cerrado, es un debate superado. En este Congreso vamos a plantear de hecho que todos los militantes del PCE estén en IU. Hace cuatro años hubo una apuesta valiente cuando decidimos mantenernos dentro de IU hoy la realidad nos ha dado la razón.

    P: ¿Y las disputas han terminado?

    R: No, pero están en otro nivel. En cualquier colectivo humano hay tensión, pero sí es verdad que hoy estamos muy a gusto en IU y que no hay ninguna confrontación dramática. Esto no quiere decir que no haya debate, el propio funcionamiento de la Izquierda Plural ayuda y creo que demuestra que la izquierda puede trabajar junta, incluso cuando éramos gente que hace ocho años estábamos peleándonos. Desde luego el dramatismo de los debates se ha terminado, no digo que no haya disputas, pero el dramatismo sí ha terminado.

    P: ¿Entonces qué opina de lo que está pasando en la Federación de Izquierda Unida en Madrid? ¿Qué responsabilidad tiene el PCE en ello, si es que cree que tiene alguna?

    R: Todos tenemos responsabilidades pero hay que resolver los conflictos por la vía del diálogo y del acuerdo. En eso vamos a trabajar y en eso voy a trabajar.

    P: ¿Se compromete personalmente a trabajar por resolver la situación?

    R: A trabajar en función del acuerdo y de la síntesis porque todo el mundo se referencia hoy en la dimensión federal. Yo sé que se arrastran años de divergencias pero hay que superarlos desde lo positivo porque hay muchas más cosas que unen a la gente de IU en Madrid que las que los separan. Y sobre todo hay mucha gente en la calle esperando a que hablemos de política y no de nosotros mismos.

    Aprendiz.
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 389
    Reputación : 577
    Fecha de inscripción : 22/10/2013
    Edad : 20
    Localización : Comuna de Zaragoza

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por Aprendiz. el Vie Nov 15, 2013 11:31 am

    Otra entrevista a Centella. Esta vez en La Marea.

    MADRID // El secretario federal del Partido Comunista de España (PCE), José Luis Centella, llega al XIX Congreso del partido con la tranquilidad de una reelección asegurada. Sin pujas por el cargo, el debate se centra en las ideas. Como el PSOE hace una semana, pero sin los recursos, el marketing y los “grandes medios” de su parte, critica Centella. Entre las novedades, el Congreso propondrá que los líderes políticos puedan ser revocados por la ciudadanía (presidentes, alcaldes, concejales…) o por su militancia, si no cumplen con sus promesas.

    Con la reelección asegurada, ¿qué espera del congreso del PCE de este fin de semana?

    Vamos a hacer un congreso más de propuestas que de personas. La mayoría social trabajadora de España necesita que se le diga cómo salir de la crisis. El gobierno le dice que espere dos años a que se recuperen para crear empleo, pero la respuesta es que la crisis no tiene solución. No se trata de gestionar mejor el capitalismo, sino de superar el capitalismo.

    ¿Qué líneas de trabajo habrá en el XIX Congreso?

    Plantearemos una salida anticapitalista y democrática de la crisis. En sentido contrario de lo que plantea la Troika, que plantea avanzar por el camino del neoliberalismo. Hay que poner la economía al servicio de la gente y, para eso, hace falta una planificación democrática de la economía, un sector público potente para que los intereses de la mayoría sean defendidos desde el Estado y propuestas que creen empleo directamente.

    La banca privada no es una ONG. Su objetivo es ganar dinero y no se le puede pedir que, en momentos de crisis, cree empleo. Por eso planteamos una banca pública y que los sectores estratégicos de la economía, como son la industria o las comunicaciones, en lugar de avanzar hacia la privatización, estén en manos del sector público.

    ¿Hay que poner también patas arriba el modelo económico?

    El sector especulativo no puede ser el eje de la economía, sino el productivo, el que genera riqueza. El trabajo es la fuente de toda riqueza y legitimidad social. Lo que genera riqueza no son lo que llaman, con cierto eufemismo, “emprendedores”, sino los trabajadores.

    También hay que fortalecer los partidos políticos, no acabar con ellos: hay que hacerlos más democráticos y transparentes. Al congreso vamos a llevar propuestas como la de poder revocar a cargos y partidos: que a mitad de mandato, si la ciudadanía no está de acuerdo con un concejal, un alcalde o un presidente del Gobierno lo pueda revocar. Que haya que rendir cuentas anualmente. Pero también la militancia respecto a los responsables de los partidos. Queremos que haya un control público de los programas electorales: no pueden ser cartas a los reyes magos.

    ¿Y quién decidiría si está cumpliendo o no?

    Queremos hacer un gran debate sobre esto.

    ¿Qué otras propuestas afectarían a los partidos políticos?

    Las campañas electorales no pueden ser un elemento de marketing, sino de debate: hay que disminuir los gastos y potenciar los elementos de debate y discusión. Medidas contra la corrupción: que no sea legal la donación más allá de la cuota de empresarios o personas privadas. En política, como en la vida, quien paga, manda. Si alguien hace un donativo de 100.000 euros a un partido, no es gratis. Y queremos una legislación que permita recuperar el dinero estafado y revertirlo en lo público.

    Y esto, hacerlo a través de un proceso constituyente, donde se ponga en cuestión el modelo de Estado, donde los españoles decidan entre monarquía o república. Se ha generado una gran mentira: la votación de 1978 no legitimó en las urnas a la monarquía: se votó una monarquía con las leyes fundamentales del franquismo o una monarquía constitucional. Si hubiese salido el “no”, no habría habido república, sino otro tipo de monarquía. Es el momento de que haya un referéndum sobre el modelo de Estado.

    El PSOE dice haberse redefinido este fin de semana en su Conferencia Política. ¿En qué se diferencia IU del nuevo PSOE? ¿Encaja esa renovación en un hipotético pacto de gobierno?

    Nosotros no estamos en política con una vara de medir respecto al PSOE. Tenemos un perfil propio. La izquierda significa mayor reparto de la riqueza, pero también confrontar con un modelo productivo diseñado desde Maastricht y la Europa del euro, que es contrario al desarrollo de la economía española. Y seguimos apostando por la república y la democracia participativa. Si alguien encuentra algún punto de encuentro con lo que ha salido del encuentro de este fin de semana del PSOE…

    Al igual que el PSOE, ¿el PCE también necesita una mano de pintura?

    Nosotros, el PCE, tenemos cedida nuestra representación institucional en Izquierda Unida. Por tanto, no tenemos que tener una operación de marketing. El problema de las operaciones de marketing en política es que tienen un recorrido. Para marketing, ni tenemos voluntad, ni medios. El marketing tiene problemas al conectarlo con la realidad: alguien confió en Zapatero y se encontró después con la realidad de Zapatero.

    ¿Qué debería corregir el PCE?

    Nosotros hemos pasado una etapa complicada, pero estamos mejor que hace cuatro años. Vamos a debatir sobre cómo organizarnos mejor. Hemos tenido una estructura muy territorial desde la Transición. Queremos avanzar hacia una más sectorial, que es la que tenía el Partido Comunista cuando luchaba contra la dictadura, más implicado en los sectores. Con más protagonismo en la Educación, en la Sanidad, en los centros de trabajo, la Universidad… Siempre se ha dicho que el oro del PCE era la militancia. Nosotros no buscamos subir dos puntos en las encuestas del CIS, sino formar un gran bloque con la gente que está afectada por la crisis para crear una alternativa, otro modelo de sociedad.

    Hay sectores de la población a los que la palabra “comunista” le sigue infundiendo miedo. ¿La derecha les ha ganado la batalla de la propaganda?

    Sí. La derecha ha ganado alguna batalla, pero no la guerra. Ha ganado hegemonía cultural. Intenta plantear que el comunismo es lo antiguo y el liberalismo, lo nuevo. Hay una hegemonía potenciada por los grandes medios de comunicación. Pero el liberalismo es más antiguo. Incluso la monarquía es más antigua que la república. La explotación del hombre es más antigua que lo que plantea el comunismo.

    ¿El abandono de la cultura fue uno de los errores del comunismo en el siglo XX?

    Sí. De la izquierda en general… y del partido comunista de forma muy especial. Es cierto que hubo un abandono por parte de la izquierda de la batalla cultural, pero también una ofensiva por parte del sistema, con subvenciones de por medio, para acaparar. El problema fue creerse que la batalla era ganar un diputado más o un concejal más. La gran derrota de la izquierda en el siglo XXI, no sólo la comunista, viene de derrotas culturales en el siglo XX.

    La izquierda no apostó por la cultura, por defender a los intelectuales. Y no hemos sido capaces de defender los medios de comunicación críticos. Y eso se está pagando en el siglo XXI con el dominio de la derecha ideológica y económica, que tiene un control terrible sobre los medios de comunicación.

    Los controles económicos sobre los medios de comunicación son tremendos. Y en la cultura… el que se mueve no sale en la subvención de Felipe González, Aznar, Zapatero, Rajoy, las comunidades o los ayuntamientos. Esto hace difícil plantear una cultura crítica. Pero la hay. Lo importante es plantear una batalla contra el pensamiento único. Responde al intento del capital de plantear un pensamiento único. Todo lo que no sea liberalismo económico e individualismo, no existe. Es marginado o condenado a que es algo viejo y rancio.

    ¿Qué otros errores cometió el comunismo en el siglo XX?

    La izquierda en el siglo XX, y el Partido Comunista dentro de esa izquierda, hubo un momento en el que no fue capaz de plantear una alternativa. Frente a lo que era la socialdemocracia, que planteaba que gestionando bien el capital se podía llegar a resolver los problemas de la gente, mediante lo que se llamó el Estado del Bienestar, parecía que no había necesidad de cambiar el sistema. Si el sistema capitalista te da la pensión, te da la posibilidad de tener una vivienda, sanidad, educación… todo gratis. ¿Para qué iba uno a querer cambiar el sistema capitalista? La izquierda y el PC no plantearon un sistema alternativo. ¿Pero qué pasó? Que al capitalismo no se le ha podido domesticar. Ahora vemos el capitalismo ya sin careta. Y nos encontramos con que el capitalismo ya no asegura la sanidad, la educación, ni cualquier tipo de bienestar. Ese no era el objetivo del capitalismo.

    Y eso va ligado también a que, cuando desaparece la Unión Soviética, desaparece el referente. Y todo era en función de ese referente. Hacía falta que cada Partido Comunista plantease una alternativa en su propio país, independientemente de lo que ocurriese en otros países. Nadie cuestiona el capitalismo porque salga mal en África o en Asia. Había demasiada dependencia de un país. La caída del muro de Berlín fue un motivo de desconcierto. ¿Y qué ha ocurrido? Han pasado bastantes años y hemos comprobado que el problema no estaba al otro lado del muro, sino en éste. La idea comunista está por encima de los momentos históricos. Hoy, es más fácil explicarlo que hace 15 años.

    En nombre del comunismo se han cometido errores. Barbaridades. Pero también en el nombre del cristianismo. Y nadie piensa que por la Inquisición se tiene que acabar con el cristianismo. En nombre de la revolución francesa se cometieron también muchas barbaridades, pero nadie piensa que la democracia que surgió después sea inútil por lo que se hizo en otra época.

    Si se puede atacar al comunismo pero a otros no, es echarle mucha cara. Nadie puede negarle al Partido Comunista que ha luchado por la democracia y la libertad en este país. El congreso de este fin de semana es de recuperación de nuestro orgullo. El del comunismo es el mejor ideal por el que uno puede dar su vida.

    Pero el capitalismo parece resistir…

    El mundo ha demostrado que el capitalismo no resuelve los problemas de la humanidad. El capitalismo siempre necesita un enemigo contra el que combatir. Porque, entre otras cosas, se basa en la industria del armamento. Pero hoy no tiene la excusa de que existen dos bloques. Ahora aparece de una forma difusa el terrorismo. Pero la clave es que hoy hay más pobreza, más miseria y más gente que muere por enfermedades curables que hace 25 años, cuando cayó el muro. Cuando planteamos que había que construir una sociedad diferente al capitalismo, algo de razón teníamos.

    ¿Se le exige más al comunismo?

    Siempre. Porque el capital tiene medios y hegemonía. Si lo que ha estallado estos días sobre el espionaje hubiese sido por parte de Cuba, en lugar de EEUU… el tratamiento habría sido diferente.

    ¿Qué diferencias hay entre el comunismo del siglo XX y el del XXI?

    Ninguna revolución puede copiar a otra. Revolución significa cambiar, no reformar. Y yo quiero cambiar este sistema, no reformarlo. Porque este sistema no tiene capacidad de reforma. Y a esto me refiero cuando digo la palabra revolución. ¿Qué diferencia hay? En el siglo XIX y, sobre todo, en el XX, la revolución era tomar el poder. Lenin tomó el poder y, desde ahí, consiguió el apoyo de las masas para hacer la revolución. Fidel Castro desembarcó del Granma, llegó a la Habana en 1959 y, desde ahí, hizo la revolución.

    Hoy, los procesos revolucionarios nacen antes, con la acumulación de fuerzas. La revolución tiene que ser de mayorías. El proceso no es tomar el poder, sino construir el poder. Y lo estamos viendo en América Latina. Cuando Evo Morales llegó al poder en Bolivia, por ejemplo, tenía cientos de cooperativas detrás y gremios unidos. Es el poder popular lo que le hizo ganar las elecciones. Hay que aprender de todas las revoluciones, pero hay que preparar la revolución del s.XXI, que es la revolución de la mayoría.

    Nosotros estamos creando y apoyando la creación de una Red de Solidaridad Popular, en la que los trabajadores tengan formas de autodefensa, a través de cooperativas de autoconsumo, de trabajo… que generen mecanismos de autodefensa frente a un sistema que cada vez va a dar menos derechos y menos protección. Va generando islas de poder popular dentro del mar del capitalismo. Quiero que, cuando podamos llegar a la Zarzuela, ya haya muchas islas. Es mucho más profundo que crear cuatro leyes. Pero hay que cambiar la mentalidad y la forma de vida de la gente.

    El concepto de comunismo tiene diferentes connotaciones para cada persona. ¿Qué es el comunismo para usted?

    Es un ideal y una organización. Si no se mezclan las dos cosas, no tiene sentido. Es un ideal que plantea una alternativa al sistema actual, al capitalismo, en una sociedad en la que la explotación, la plusvalía no vaya a manos privadas, sino a la colectividad. Si el valor añadido de un zapato es del 70%, no tiene que ir al bolsillo de un empresario, sino a la Sanidad, la Educación… Eso es un ideal. Un ideal donde, además, la cultura no busque que uno consuma, sino que cada uno desarrolle sus cualidades.

    Luego, tiene que haber una organización que haga que ese ideal se lleve a la realidad. Por lo tanto, no hay comunismo sin Partido Comunista, que es la fuerza política. Y tiene que hacerlo con la mayoría, con la clase trabajadora.

    ¿Cree usted en el proceso constituyente?

    No es una cuestión de fe, es una constatación. Hay una máxima marxista que dice que las constituciones no son fotos fijas: son fruto de la acumulación de fuerzas en un momento determinado. Si esa acumulación es de derechas, la constitución irá hacia ese lado. Y, desde que se aprobó la Constitución [de 1978], la derecha comenzó un proceso constituyente de vaciar de contenido con lo que le interesa: la Sanidad, la vivienda, la Educación… mientras que el derecho o la posibilidad de crear colegios privados se potencia. La derecha está en un proceso constituyente. Nos han cambiado el artículo 135 para priorizar los pagos a la banca antes que el derecho a la Sanidad o la Educación. La derecha mantiene la fachada de la Constitución, pero la está desmontando por detrás.

    Queremos que, en la constitución, los derechos sociales no sean una carta a los reyes magos, sino que estén garantizados por ley: una vivienda o educación pública, gratuita y de calidad, por ejemplo. Significa una constitución diferente, más social, republicana y federal. Y eso tiene que ver con un concepto de democracia participativa, donde el ciudadano no sea un mero extra en la política, un ente que pasa por ahí un día, vota y, si te he visto, no me acuerdo.

    Tenemos que cambiar el Parlamento y las instituciones, muy en línea con lo que plantea el 15-M. El 15-M puso en valor cosas que nosotros decíamos hace 20 años… pero en los papeles. El 15-M lo sacó a las calles.

    No puede valer más la tierra, el territorio, que las personas. Hace falta un proceso constituyente y la derecha lo está haciendo: la Constitución de hoy no tiene nada que ver con la de hace 10 años. Y menos todavía con la de 1978. La derecha lo está haciendo de forma camuflada, sin consultar a la población. La modificación del artículo 135 es radical: significa que uno puede cerrar escuelas y hospitales, pero no puede dejar de pagar a la banca. Hay decenas de miles de millones para pagar a la banca que nadie discute.

    ¿Ve igual de convencido a Cayo Lara con el proceso constituyente?

    Sí. Aunque cada uno tiene su forma de hablar y pone el acento donde lo quiere poner. Sobre el proceso constituyente, en IU no hay diferencias, más allá de que somos una fuerza plural. Cada uno puede poner más énfasis en el federalismo, en un concepto más clásico de lucha de clases o en el proceso democrático.

    Últimamente les reprochan que Erico Berlinguer, secretario general del Partido Comunista de Italia, fue uno de los promotores del concepto de austeridad como elemento de avance de la vida pública.

    Sí, pero Berlinguer no planteaba la austeridad como los recortes, sino en sentido contrario: no poner el consumismo como elemento fundamental, sino la riqueza individual como persona. Ser austero no es recortar en Sanidad, Educación, Democracia… Es que no haya diferencias entre los de arriba y los de abajo. Lo de la UE no es austeridad, sino austericidio. Gastar menos en gastos superfluos es austeridad; hacerlo en Sanidad y Educación es austericidio.

    En la Comunidad de Madrid se acaba de incluir en su reglamento interno sanciones para los militantes que critiquen en público a los coordinadores. ¿No es poco democrático?

    Es un debate sobredimensionado. IU es la fuerza más plural, que menos ha utilizado los estatutos para solucionar las discrepancias. Si alguien conoce a militantes de IU que estén sancionados por sus ideas, que lo ponga encima de la mesa. En Extremadura, IU está permitiendo un gobierno del PP; en Andalucía, gobernando con el PSOE; en Asturias, había un acuerdo con el PSOE… Y no hay sanciones. Quien plantee que en IU hay sanciones contra el discrepante, tiene maldad.

    Pero que se incluya esta sanción en la Comunidad de Madrid, ahora que están enfrentados el 51% contra el 49% de IU-CM es sospechoso. ¿No?

    Yo no milito en Madrid y soy respetuoso con lo que allí se decida. De todos modos, esa sanción no es novedad porque ya existe en otros sitios. Desde el PCE queremos plantear una reflexión, pero en positivo, dentro de la coherencia. Si hay un sitio donde hay debate de ideas y confrontación, es en Madrid. Y no tengo constancia de que haya habido sanciones contra voces discrepantes… y en los últimos 20 años ha habido muchas. IU es la fuerza más abierta, democrática y participativa que ha habido en la historia de la democracia en España.

    A usted le definen como un equilibrista en IU, que se lleva bien con todo el mundo, y valoran su diplomacia. En Madrid, el coordinador general, Eddy Sánchez, dijo hace unas semanas que pone la mano en el fuego por Moral Santín, imputado por el caso Bankia, y por cualquiera de sus compañeros. ¿Usted también la pone?

    Yo no pongo la mano en el fuego por nadie. Y soy contrario a la práctica que Moral Santín ha hecho en Caja Madrid. Él ya no pertenece a IU, no tiene ninguna relación con IU. Y no comparto cómo se ha actuado.

    ¿Y qué le parece que el coordinador general de IU-CM sí lo haga?

    No opino sobre mis compañeros.

    ¿Las aspiraciones del PCE son gobernar algún día España o ser un think tank dentro de IU?

    Las aspiraciones son que haya una república comunista. Las inmediatas, solucionar la crisis. Hay un elemento de lucha social, pero también otra institucional. Estamos muy cómodos dentro de IU y esperamos que llegue al gobierno. Pero llegar al gobierno sin hacer un trabajo social previo, sería la muerte de IU. Si tuviésemos 170 diputados, pero no tuviésemos en las calles a dos millones de personas organizadas en colectivos sociales de vivienda, sanidad, cooperativas de consumo… en dos días estaríamos fuera. El cambio electoral tiene que ser consecuencia del cambio social.

    ¿Y respecto a los que propugnan por sacar el PCE de IU e iniciar una marcha en solitario?

    Esa batalla la ganamos hace cuatro años, cuando ese debate era arriesgado e IU apenas tenía el 3% de los votos. Seguir apostando por IU tenía algo de valentía. Hoy en día, con IU consolidada y a la ofensiva, es más fácil. Nadie en el Partido Comunista, ni una sola persona, ha planteado salirse de IU.

    La hegemonía actual del PCE dentro de IU no tiene nada que ver con la etapa de Gaspar Llamazares. Este ascenso del PCE incomoda a algunas corrientes y familias dentro de IU.

    El 30% de los militantes de IU son del PCE, no somos mayoría. Si alguien del PCE tiene un cargo dentro de IU es porque la gente de IU le ha votado. En IU no hay cuotas. Si Cayo Lara es el coordinador general es porque la gente le ha votado, no porque sea del PCE. Trabajamos para que haya pluralidad y respeto.

    ¿El ascenso en las encuestas de IU es mérito de suyo o demérito del PSOE?

    Es acierto. Cuando nosotros dijimos que Maastricht era un engaño, que nos llevaba a la ruina de España, a la Europa antidemocrática vendida al capital, hubo quien no lo entendió. Cuando dijimos que la Constitución europea era mala y promovimos el “No”, cuando dijimos que la burbuja inmobiliaria era un boom que nos lleva a la ruina, que el trabajo había que repartirlo porque, si no trabajamos todos menos, era imposible que pudiésemos trabajar todos… la gente nos miraba como extraños. La gente nos decía: “¿Y yo para qué quiero banca pública, si voy a la caja de ahorros de la esquina y el director me abre la puerta, me regala cosas y, cuando le pido 3.000 euros para un coche, me da 5.000?”. Ahora, ese director te persigue para quitarte la casa. Es tu enemigo. Hace cinco años, hablar de banca pública era difícil. Pero hemos tenido un discurso acertado y lo hemos mantenido. Lo fácil habría sido rebajar el discurso. A Julio Anguita le decían que era de otro planeta, otro mundo. Hoy, ese otro mundo lo tenemos aquí.

    En las encuestas, su ascenso se está frenando. ¿Tienen fuerzas ustedes para aguantar el tirón del PSOE?

    Nosotros tenemos una capacidad mediática que tiene un límite. El PSOE, no. Cuesta más trabajo porque para llegar a un 30% te tienen que conocer en cualquier pueblo de España. Y eso se consigue a través de la televisión, que es quien decide quién llega o no llega. Agradecemos el espacio de la prensa alternativa porque da oportunidades de que el discurso sea plural, pero en los grandes medios de comunicación hay una apuesta por el bipartidismo. Y esto hace que el crecimiento, a partir del 12% o el 13% sea más complicado.

    No me preocupa el PSOE, sino que nosotros seamos capaces de romper el bloqueo mediático. La Conferencia del PSOE ha reafirmado el acuerdo bipartidista que tiene la Corona. Y el bipartidismo va a reaccionar. Y nos va a tratar de ocultar. Aunque la prensa alternativa tiene cada vez más potencia. Lo que se va a decidir en los próximos años es la batalla entre el bipartidismo monárquico y los que planteamos que hay que cambiar el sistema. Vamos a luchar contra el bipartidismo. Tenemos un claro convencimiento de que vamos a superar ese cerco mediático con la apuesta de la unidad de la izquierda, con el bloque social. Como pasó en Galicia. Somos capaces de romper y no tenemos que mirar al PSOE.

    ¿Quiere decir que el futuro de la monarquía depende de la presencia de IU en telediarios y tertulias?

    Depende de que el pacto del PSOE se mantenga y de que la sociedad recupere el debate sobre la monarquía. La gente ha visto que lo que había detrás del juancarlismo era una fachada. Más cosas oscuras que realidad. Necesita el apoyo mediático y hay una ofensiva para sostener a una monarquía cada vez más cuestionada por la gente joven. Entre los menores de 45 años, la república está más valorada que la monarquía. Y ésa es la encuesta que a mí me vale para dentro de cinco o diez años. La monarquía es imposible que se sustente con los mayores de 55 años, como ocurre ahora.

    ¿Le da cinco o diez años a la monarquía, entonces?

    Me gustaría que fuesen menos, pero no es un mal horizonte.

    El PSOE tiene al menos cinco posibles candidatos (Madina, Chacón, Patxi López, Rubalcaba, Page…). ¿Qué planteamiento tienen ustedes? ¿Repetirá Cayo Lara?

    Nosotros tenemos dificultades de comunicación. Cayo Lara fue elegido en una asamblea donde más del 30% de los votantes no eran militantes de IU. Eso lo sabe poca gente y hay que ponerlo en valor. De cara al futuro, Cayo Lara es el mejor candidato que puede tener IU. Y no sólo IU, sino la izquierda en este país. Lo ha demostrado en su tarea social y parlamentaria. Cayo Lara se ha consolidado como un buen parlamentario y un buen dirigente político. Es el mejor candidato de toda la izquierda… pero ya veremos los mecanismos. Queda mucho.

    En los últimos años, les han crecido los enanos alrededor de IU: Equo, Compromís, CUP, Cañamero…

    A nosotros no nos crecen los enanos: nos crecen las flores en el jardín de la izquierda. Estamos intentando crear un proyecto común. Un ejemplo es Valencia, donde crece Compromís, pero también la IU del País Valenciano. Si algo hemos aprendido en el PCE es que la izquierda es plural, no puede haber tabiques. No hay un espacio único en la izquierda. Es un espacio plural para compartir. El futuro de la izquierda es mucho más unida que de diferencias.

    Habla de Valencia y de Compromís. ¿Ya han hecho las paces y se puede pensar en un tripartit?

    Son dos proyectos distintos que están creciendo. Las relaciones se marcan en el ámbito valenciano. Y, respecto al gobierno, será algo para después de las elecciones. Dependerá de los programas electorales, de la capacidad que dé el electorado a cada grupo político… Pero lo que tenemos claro es que en Valencia no va a volver a gobernar el PP. Si es apoyando a un presidente o formando gobierno, lo decidirán los compañeros de Valencia.

    ¿El problema para crear una Syriza española, como bloque de izquierdas, son los nacionalismos?

    La Syriza griega se construye, en parte tras una ruptura del PASOK, algo que no ocurre en España con el PSOE. Respecto a la unidad de la izquierda, hoy incluye a todos los nacionalismos. A diferencia de otros países europeos, hay componentes de la izquierda nacionalista que no se entienden en Italia, Francia, Grecia… es algo diferente, pero no un impedimento. Nosotros estamos trabajando muy a gusto, por ejemplo, con Anova [Galicia], con ICV [Cataluña], con CHA [Aragón]… La izquierda nacionalista no es el problema para la unidad de la izquierda.

    Pero, de cara a las elecciones europeas de 2014, podría haber cinco propuestas a la izquierda del PSOE. ¿Esto es un fracaso del intento de unir a la izquierda?

    No. Es la situación de la que veníamos hace cuatro años. Y el grupo de IU, como se llame, tendrá un gran avance. Tiene mucho que ver con lo partidos europeos. Que Equo se presente separado de IU tiene que ver con que el Partido Verde Europeo quiere tener candidatura en España. También existe otro grupo de los nacionalistas. Eso no es un fracaso, sino una realidad que existe. Y eso es más fácil superarlo en las generales que en las europeas. Yo antepongo la alianza española a las relaciones europeas, pero no todos lo ven así. ICV compite en Cataluña con ERC y es difícil pensar que vayan a ir a las europeas juntos. En Galicia, AGE compite con el BNG. Unificar eso es más complicado.

    La izquierda tiene un proceso de unidad complicado. La derecha se pone de acuerdo en torno a la economía y los intereses. Lo importante es que avancemos porque hemos estado muchos años retrocediendo, desde los años 90 hasta los primeros años de la década de 2000, retrocedimos. Ahora estamos avanzando. Si alguien cree que en cuatro años se puede conseguir la unidad de la izquierda en España, es un iluso o tiene maldad y busca poner después la palabra “fracaso”.

    Pero en la década de 1930 se consiguió.

    Se consiguió en el Frente Popular después de años de confrontación. Se consiguió la unidad de parte de la izquierda.

    ¿Ponemos un candidato para las europeas?

    Yo no estoy en primera línea, no sé. Lo importante es plantear un buen programa que confronte con las reformas de PSOE y PP. Y una buena política de alianzas, que en la candidatura haya el mayor número posible de integrantes. Los nombres, lo último. Quien quiera anteponer los nombres a todo lo demás se sale de lo que para mí es IU: pensar en el colectivo y huir de personalismos, que debe de ser lo último.

    En los distintos territorios del Estado, el PCE no tiene los mismos planteamientos. ¿El partido se ha convertido en una franquicia?

    El PCE está viviendo una etapa de normalidad que no la hemos vivido en muchos años. No tenemos diferencias. Defendemos un modelo federal y un estado español, que no es uniforme. Esto ya lo dijo el PCE, en los años 50. Frente a la propuesta de Wert de españolizar Cataluña, nosotros apostamos por los territorios. Pero tiene que haber una caja única de la Seguridad Social, por ejemplo. No hay diferencias dentro del PCE como puede haber con otros partidos hermanos en Cataluña o Galicia.

    JuanmaVP
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 254
    Reputación : 286
    Fecha de inscripción : 09/12/2011
    Localización : Catalunya

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por JuanmaVP el Vie Nov 15, 2013 6:37 pm

    SlavaCCCP escribió:
    Kiroen escribió:
    SlavaCCCP escribió:Entonces el PCE no considera proletarios a una camarera, al personal de limpieza, a un recepcionista, etc? Y qué los considera exactamente? Los autónomos son pequeña burguesía, pequeños explotadores, pero explotadores al fin y al cabo. Esta es la hegemonía que propone el PCE?
    Entonces resumiendo, en el estado español no tenemos clase obrera, pero menos mal que tenemos al PCE que ya nos monta él solito la Revolución. Pues que alivio.
    Los taxistas, que se explotan a sí mismos Laughing 

    De acuerdo a su definición, la clase obrera son proletarios, pero no todos los proletarios son clase obrera. Respecto a los autónomos, juraría que la mayoría de autónomos no son "terratenientes de terraza" (digo, de pequeños negocios), sino electricistas, fontaneros... Con lo que resulta más difícil establecer organizaciones de clase que en un estado con una gran cantidad de trabajadores de fábrica.
    Y si no son clase obrera, qué son?
    Y es que asi, copiando las formas de hace 70 años cuando el capitalismo actual proviene de los años 70 es como vamos a derrotar al capitalismo. Usted no puede criticar a Anguita por el simple hecho de que diga que los obreros no seran los protagonistas, usted no entiende las peculiaridades que presenta occidente. El discurso de que sera el obrero el motor de la revolucion funcionaria y seria efectivo en una sociedad industrial pero en un pais donde la industria no representa ni el 15% del PIB hay que mirar a un abanico mas amplio de trabajadores que al fin y al cabo tambien se les extrae la plusvalia y todos esos conceptos marxistas.

    asterisco
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 274
    Reputación : 301
    Fecha de inscripción : 13/10/2010
    Localización : Asturias

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por asterisco el Sáb Nov 16, 2013 4:40 am

    JuanmaVP escribió:
    SlavaCCCP escribió:
    Kiroen escribió:
    SlavaCCCP escribió:Entonces el PCE no considera proletarios a una camarera, al personal de limpieza, a un recepcionista, etc? Y qué los considera exactamente? Los autónomos son pequeña burguesía, pequeños explotadores, pero explotadores al fin y al cabo. Esta es la hegemonía que propone el PCE?
    Entonces resumiendo, en el estado español no tenemos clase obrera, pero menos mal que tenemos al PCE que ya nos monta él solito la Revolución. Pues que alivio.
    Los taxistas, que se explotan a sí mismos Laughing 

    De acuerdo a su definición, la clase obrera son proletarios, pero no todos los proletarios son clase obrera. Respecto a los autónomos, juraría que la mayoría de autónomos no son "terratenientes de terraza" (digo, de pequeños negocios), sino electricistas, fontaneros... Con lo que resulta más difícil establecer organizaciones de clase que en un estado con una gran cantidad de trabajadores de fábrica.
    Y si no son clase obrera, qué son?
    Y es que asi, copiando las formas de hace 70 años cuando el capitalismo actual proviene de los años 70 es como vamos a derrotar al capitalismo. Usted no puede criticar a Anguita por el simple hecho de que diga que los obreros no seran los protagonistas, usted no entiende las peculiaridades que presenta occidente. El discurso de que sera el obrero el motor de la revolucion funcionaria y seria efectivo en una sociedad industrial pero en un pais donde la industria no representa ni el 15% del PIB hay que mirar a un abanico mas amplio de trabajadores que al fin y al cabo tambien se les extrae la plusvalia y todos esos conceptos marxistas.
    Sí, claro, ahora resulta que donde los obreros no son mayoría no puede haber revolución proletaria. Pues mírate las estadisticas de Rusia en 1917 y verás que el proletariado industrial era una parte mínima de la población.
    Por otra parte decir que el capitalismo actual es diferente del de hace 70 años, nos llevaría a afirmar que ya hemos pasado la fase de los monopolios imperialistas. Entonces, ya que eso mismo es lo que afirmas, ¿podrías decirnos en qué nueva fase estamos, y qué tiene de diferente el capitalismo de hoy al de hace 70 años?.
    Y te pongo una cita reciente del KKE, sacada del número 4 de la Revista Comunista Internacional, que espero que os abra los ojos a todos los seguidores de las tesis del "post-obrerismo":
    "El carácter de la revolución no se determina por la correlación de fuerzas existente, sino por la maduración de las condiciones materiales para el socialismo. El nivel mínimo de maduración de las condiciones materiales existe también cuando la clase obrera, siendo una fuerza minoritaria como porcentaje de la población económicamente activa, toma conciencia de su misión histórica con la formación de su Partido"

    camaradavorodin
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1490
    Reputación : 1763
    Fecha de inscripción : 31/01/2010

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por camaradavorodin el Sáb Nov 16, 2013 11:46 pm

    Bueno, y no olvidemos, según los auténticos y verdaderos comunistas, el papel fundamental del campesinado revolucionario español.
    Yo no sé, si como ha dicho antes otro verdadero y genuino comunista:menos mal que tenemos al PCE que ya nos monta él solito la Revolución. Pues que alivio, lo que sí sé es que como la Revolución la tengan que montar los demás, los verdaderos y genuinos comunistas, yo calculo, mas o menos, que nos quedan otros cinco o seis mil años de capitalismo en España.
    Ale, a seguir haciendo la revolución por internet,  que eso del trabajo diario y callado es muy revisionista.

    SlavaCCCP
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 184
    Reputación : 185
    Fecha de inscripción : 30/03/2013
    Localización : Madrid

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por SlavaCCCP el Dom Nov 17, 2013 7:49 am

    JuanmaVP escribió:
    SlavaCCCP escribió:
    Kiroen escribió:
    SlavaCCCP escribió:Entonces el PCE no considera proletarios a una camarera, al personal de limpieza, a un recepcionista, etc? Y qué los considera exactamente? Los autónomos son pequeña burguesía, pequeños explotadores, pero explotadores al fin y al cabo. Esta es la hegemonía que propone el PCE?
    Entonces resumiendo, en el estado español no tenemos clase obrera, pero menos mal que tenemos al PCE que ya nos monta él solito la Revolución. Pues que alivio.
    Los taxistas, que se explotan a sí mismos Laughing 

    De acuerdo a su definición, la clase obrera son proletarios, pero no todos los proletarios son clase obrera. Respecto a los autónomos, juraría que la mayoría de autónomos no son "terratenientes de terraza" (digo, de pequeños negocios), sino electricistas, fontaneros... Con lo que resulta más difícil establecer organizaciones de clase que en un estado con una gran cantidad de trabajadores de fábrica.
    Y si no son clase obrera, qué son?
    Y es que asi, copiando las formas de hace 70 años cuando el capitalismo actual proviene de los años 70 es como vamos a derrotar al capitalismo. Usted no puede criticar a Anguita por el simple hecho de que diga que los obreros no seran los protagonistas, usted no entiende las peculiaridades que presenta occidente. El discurso de que sera el obrero el motor de la revolucion funcionaria y seria efectivo en una sociedad industrial pero en un pais donde la industria no representa ni el 15% del PIB hay que mirar a un abanico mas amplio de trabajadores que al fin y al cabo tambien se les extrae la plusvalia y todos esos conceptos marxistas.
    Las "peculiaridades de occidente" esas a las que aludes no son más que una excusa para aplicar tesis reformistas y derechistas como hace el pce. Yo a Anguita le defiendo unas cosas y le critico otras, pero para mi clase obrera/proletaria/asalariada o como quieras llamarlo es la misma cosa y con los mismos protagonistas.

    AlbertEinstein
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 214
    Reputación : 216
    Fecha de inscripción : 31/01/2010

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por AlbertEinstein el Dom Nov 17, 2013 1:25 pm

    Lo que me gustaría saber es si han abandonado (de una puñetera vez) el federalismo.

    el_republicano2
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2371
    Reputación : 2802
    Fecha de inscripción : 10/12/2009

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por el_republicano2 el Lun Nov 18, 2013 9:48 pm

    Después de leer cosas como estas dudo que nadie, mínimamente cuerdo, sea capaz de decir que el P"C"E puede reconstruirse.

    Contenido patrocinado

    Re: XIX Congreso del PCE

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:20 pm


      Fecha y hora actual: Vie Dic 09, 2016 4:20 pm