Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Comparte
avatar
Antifascista
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 113
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 05/08/2013

Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Antifascista el Lun Ago 05, 2013 1:45 pm

Nota previa del autor:

El breve comentario que vas a leer, defiende una idea ante todo, y es la siguiente:

El movimiento de resistencia antifascista que se inició en España en 1936, sigue teniendo actualmente vigencia. La historiografía fascista y sus propagandistas, el revisionismo, silencian y dan de lado a la continuidad de este movimiento a partir de los años 70, ya que ellos lo traicionaron.

En este breve comentario se critica a organizaciones como el PCPE y el PCOE. Pero hay que dejar claro que en ningún momento se cirscunscriben las responsabilidades a todos aquellos jóvenes que hoy pueblan sus filas.

Aún así hay que recalcar que el estado actual de estas organizaciones va ligado a que tienen algo que a otros les es negado: la libertad de acción. Sin duda este espacio de trabajo cómodo se lo han ganado. ¿Cómo? No  haciendo nada.


En este breve comentario vamos a hablar de algo que a nuestros revisionistas no le gusta: de una parte importante de la historia de este país. Esa parte de la historia que ellos se han empeñado en ocultar.








     El mejor homenaje: Continuar la lucha.

Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista. (Sobre el comunicado de hoy de los CJC recordando a las 13 Rosas Rojas. Memoria selectiva).


En 1939, Roberto Conesa fue partícipe del asesinato de las 13 rosas. En 1979, participó en el asesinado de Delgado de Codes, Secretario General del PCE(r).

¿Diferencias?

Las 13 Rosas Rojas eran heroinas ejemplares de la resistencia contra el fascismo, mientras Juan Carlos Delgado de Codes era un blanquista y pequeñoburgués. O eso al menos nos enseñan los CJC a través de sus comunicados.

Los CJC son la muestra más exaltada del bipolarismo. Defienden a unos antifascistas y a otros los mandan a la hoguera, que nada se sepa de ellos.

Tan pronto están “homenajeando” a la resistencia antifascista, como más tarde están denunciando como terroristas a aquellos que continuaron esa resistencia. Esa resistencia antifascista no continua, porque para ellos ya no hay nada a lo que resistir.

Nuestros revisionistas dicen querer que nombres como los de la 13 Rosas Rojas no se borren. Es decir, que no quieren sepultar esos nombres de la resistencia obrera y popular contra el fascismo en este pais de 1936 a 1975.

¿Y quien quiere borrar los nombres de la resistencia antifascista? El fascismo, sin duda. ¿Y qué es lo que le permite al fascismo deshacerse de esta? El cuento de la transición. Del que ellos son cómplices a través de su silencio.

Realmente sin el caramelo de la transición ni siquiera hay motivo para hablar de la memoria del movimiento antifascista. Más que nada porque no habría ningún pretexto por el cual esa resistencia hubiese finalizado. Esa resistencia antifascista tendría que ser continuada. No seria una memoria a la que “homenajear” (a través de blogs de internet), si no sería el presente. La resistencia antifascista continuaría hoy hasta alcanzar su fin: la ofensiva contra el fascismo y la posterior derrota de este.

Pero para los CJC la historia deja ciertos vacios, como el niño que coge un lapiz para dibujar y en medio del dibujo lo suelta para ver la televisión. Los hechos se muestran incompletos.

Los revisionisas establecen una linea histórica de la resistencia antifascista española desde 1936. Pasan por las batallas más importantes de nuestra Guerra, luego por la lucha republicana en la resistencia francesa y en la defensa de la URSS. Nos hablan del maquis en España, las agrupaciones de guerrilleros, sus enlaces, la lucha clandestina de las organizaciones obreras y populares, la organización en el exilio etc... Y toda una historia de guerrillas urbanas y de un temple de acero de aquellos que sufrieron las consecuencias de esta lucha: como Julian Grimau. Incluso nos hablan del gran papel que jugó el PCE de José Díaz, al que ellos pretenden continuar, eso sí, folcloricamente, no continuando su papel como dirigente del movimiento antifascista.

Porque los CJC “homenajean” a todos y a cada uno de estos combatientes y exigen que se les recuerde. Lo que pasa es que no cuentan que ellos son los propios culpables del olvido de la resistencia antifascista.

Sí seguimos el hilo histórico del que estamos hablando, nos daremos cuenta que en 1975 se produce un parón. Ya no hay hilo. La historia de resistencia antifascista no continua. Se queda ahí, se detiene para siempre: queda para el recuerdo, para la memoria, para los “homenajes” a través de Internet. La Guerra Popular Antifascista queda entonces como motivo de homenaje e historietas, una mera estética...lo mismo han hecho con la revolución bolchevique.

A partir de entonces nuestros revisionistas no quieren saber nada de la historia. El niño ha dejado de dibujar y se ha puesto a ver la televisión. Y toda la lucha obrera y popular duerme hasta 2009 cuando el PCPE descubre que hay una crisis capitalista y que ya no queda otra alternativa que la Revolución Socialista (a diferencia de antes que propugnaban la Republica Antimonopolista y el Frente de Izquierdas). España empieza de nuevo en el 2007, con la crisis sistémica. ¿Lo demás? ¿Lo que hay entre 1975 y 2007? Como si no hubiera sucedido. Quizás porque durante esas fechas sus dirigentes estaban bailándole el agua a la socialdemocracia reformista y en consecuencia, al régimen.

1.España es un ente abstracto.

Como España ha perdido su historia y su sentido, no hay ningún elemento nacional que incorporar a la linea revolucionaria en España. Solamente la mera importación de consignas universales. Es decir, que sirven para España, para Portugal, para Grecia y para Alemania: la lucha de la clase obrera contra el monopolismo.

Si bien esta consigna es correcta, no puede quedarse en una mera abstracción. Habrá que explicar muy bien que forma toma, por ejemplo, el monopolismo en España y esto no podemos hacerlo sin el materialismo histórico, sin la historia. Y tendremos que darnos cuenta de que los que hacen posible que el monopolismo se instaure en nuestro país son los que se levantan contra la República Popular en 1936. Si no, nos quedariamos en abstracciones internacionales, pero sin linea particular.

El Camarada G.Dimitrov acertadamente identifica este error:

“La teoría revolucionaria es la experiencia condensada, generalizada del movimiento revolucionario; los comunistas deben utilizar cuidadosamente en sus países no sólo la experiencia de las luchas pasadas, sino también, la de las luchas actuales de otros destacamentos del movimiento obrero internacional.Pero, utilizar acertadamente esta experiencia, no significa, en modo alguno, transplantar mecánicamente, en forma acabada, las formas y los métodos de lucha de unas condiciones a otras, de un país a otro, como se hace con harta frecuencia en nuestros Partidos.La imitación escueta, el limitarse a copiar los métodos y las formas de trabajo, aunque sean los del mismo Partido Comunista de la Unión Soviética, en países donde todavía impera el capitalismo, puede, con las mejores intenciones del mundo, dañar más que favorecer, como ha ocurrido en realidad no pocas veces.Precisamente, la experiencia de los bolcheviques rusos debe enseñarnos a aplicar de un modo vivo y concreto la línea internacional única de la lucha contra el capital a las particularidades de cada país, extirpando implacablemente, poniendo en la picota, entregando a las burlas de todo el pueblo las frases, los patrones, lapedantería y el doctrinarismo. ”

Hoy en día podemos escuchar decir incluso a los más reaccionarios reformistas que la transición fue una falacia. Lo dicen incluso periodistas del El Pais y de los medios que precisamente no destacan por ser los más revolucionarios. Lo dicen en La Tuerka, lo dice Julio Anguita e incluso los más variopintos filósofos apolíticos. ¿Quien se cree la historia oficial de los fascistas?

¿Quien puede negar hoy que la transición no fue más que una maniobra del fascismo? ¿Quien puede negar que no fue más que una reforma de un régimen monopolista en crisis? ¿Cúales eran las tareas del movimiento antifascista ante esta situación?

G.Dimitrov y la III Internacional, que son los que  desarrollaron el concepto marxista-leninista de fascismo, es decir, le dieron un significado y un estudio científico (a través del materialismo histórico), ya avisaron de lo que podía suceder en un Estado Fascista en crisis, que era la situación en la que se encontraba el fascismo español en los años 70 (donde empieza ese vacío histórico de nuestros revisionistas).

“En unos países, principalmente allí, donde el fascismo no cuenta con una amplia base de masas y donde la lucha entre los distintos grupos en el campo de la propia burguesía fascista es bastante dura, el fascismo no se decide inmediatamente a acabar con el parlamento y permite a los demás partidos burgueses, así como a la socialdemocracia, cierta legalidad. En otros países, donde la burguesía dominante teme el próximo estallido de la revolución, el fascismo establece el monopolio político ilimitado, bien de golpe y porrazo, bien intensificando cada vez más el terror y el ajuste de cuentas con todos los partidos y agrupaciones rivales, lo cual no excluye que el fascismo, en el momento en que se agudezcade un modo especial su situación, intente extender su base para combinar -sin alterar su carácter de clase- la dictadura terrorista abierta con una burda falsificación del parlamentarismo.”

¿Acaso la incorporación del PSOE y del PCE al régimen fascista en los 70, no es un pilar fundamental para el cuento de la transición? ¿Es esto una Democracia-Burguesa con tintes fascistas o es, al contrario un Estado Fascista con tintes democrático-burgueses?

Los CJC no responden a esta pregunta. Porque no quieren hablar de la transición. Porque no quieren hablar de la historia. No saben explicar como desaparece el fascismo en España y solo pueden hacerlo mediante teorías abstractas, como siempre. Por ejemplo que el fascismo y la democracia burguesa son formas de dominación de cualquier Estado Burgués y mientras más autoritarismo y represión hay, se están usando formas de dominación fascistas y mientras más aperturismo y democracia se están usando métodos democráticos burgueses. Teoría falsa puesto que la democracia-burguesa y el fascismo son formas de dominación, por lo tanto son siempre represivas y autoritarias. La cuestión está en que unas son formas de dominación correspondientes a la etapa premonopolista del capitalismo y las otras a la etapa imperialista. Esto es lo que dicen los comunistas de la III Internacional, es decir, los que se enfrentaron a sangre y fuego con el fascismo.

Pero como decimos, ni PCPE, ni PCOE ni ninguna banda revisionista quiere hablar de los 70, porque ellos en los 70 o estaban en el PCE o estaban escondidos debajo de las piedras cuando el régimen impuso el terror por todo el país. O estaban con los que besaron la bandera de Franco y la Corona del Rey designado por Franco o estaban con el rabo entre las piernas.

Claro, luego ellos rompieron con el PCE en los 80, no por motivos de la traición de Carrillo a la clase obrera y al pueblo español, no. Si no por motivos de la traición al prosovietismo que estaban haciendo los eurocomunistas. Como vemos, España y su historia nunca les han interesado. Solo la URSS, las banderas rojas y el folclore socialista (que en ese momento representaban sus hermanos del este, sería una vergüenza llamarlos soviéticos). “Cuando la URSS cayó, cabamos una trinchera y nos resguardamos en ella”, decía Carmelo Suarez (Secretario General del PCPE) hace unos meses.

En cuanto a los del PCOE, también manifiestaban ese prosovietismo capitulador. Incluso hoy en día se les puede ver rescatando ese mote de “¡Prochinos!” (qué era como los revisionistas llamaban a los que se oponían a la traición jrushevista) cuando intentan atacar a los comunistas.

El PCOE se funda antes de la transición, de la reforma del régimen, de la mentira que perpetuo el monopolismo en este país...¿Y qué hizo para detenerlo?

Por cierto, en aquella época el PCOE defendía la “Democratización de España”. Ese “etapismo” del que les gusta hablar ultimamente a todos estos grupos, es el que ellos profesaron por mucho tiempo. De todos modos, “etapistas” o no, hay una regla general en el revisionismo: quedarse solo en los papeles.

2. El Movimiento Antifascista del 36 se difumina en los 70 sin motivo aparente

Como revisionistas, como burguesía disfrazada dentro del movimiento obrero, nos reproducen en la teoría y en la práctica todas y cada unas de las chapuzas historiográficas del fascismo: España dejó de ser fascista y pasó a ser un Estado Democrático-Burgués, el Rey ni pincha ni corta y no importa nada que un país sea monárquico o republicano y la Guerra “Civil” y la posterior resistencia antifascista son cosas del pasado y no hay que reabrir viejas heridas.

No hay que reabrir viejas heridas, estas fueron cerradas en la transición. La Resistencia contra el fascismo, que era el movimiento revolucionario de la clase obrera y el pueblo, acaba en 1975 (cuando Carrillo se casa con el Borbón) y no hay nada más que hablar. Siguen la máxima de la ideología burguesa del Carpe Diem. Vivamos el presente y no hablemos del pasado.

Historiografía burguesa y Revisionismo se unen. No es raro. Unos son los enemigos externos y otros los enemigos internos, dentro de las propias filas del proletariado.

Sin embargo vemos como en todas las manifestaciones y concentraciones que se dan a lo largo y ancho del país, salen jóvenes con la bandera republicana, la bandera de la resistencia. Vemos como cada día hay decenas de personas que condenan el golpe de Estado del 18 de Julio, que no quieren que esto quede como una derrota. Por eso hablan de la III República. Pero hay un vacio creado intencionadamente, como decimos, para no ligar el presente con el pasado y para así no darle forma a la linea revolucionaria en este país.

Sí el enemigo de 1936, era el mismo que en 1940, el mismo que en 1950, el mismo que en 1965, el mismo que en 1975 y, como se ve cada día, el mismo enemigo que en 1980 y 2013 (el monopolismo y sus formas de dominación fascistas), la resistencia antifascista también tiene que tener una continuidad: una historia paralela. Y es que efectivamente la hay.

Porque el PCPE y el PCOE nos cuenten que hay un vacío histórico desde 1975 hasta hoy, no significa que esto sea así. Por muchoque, al igual que los burgueses, tengan la total libertad para difundir esto en su propaganda, en sus webs y ante nuevos jóvenes que intentan captar.

Por tanto, si los socialdemócratas están aceptando incluso que en la transición se da una reforma del propio Estado. ¿Cúal debería haber sido la tarea principal del movimiento antifascista que nació en 1936? Denunciar la farsa. ¿Había otra alternativa?

3. Nuestros revisionistas mienten, la resistencia que ellos traicionaron: continua.

El PCPE y el PCOE no lo cuentan, pero hubo organizaciones antifascistas de todo tipo que denunciaron la maniobra del régimen. Por ejemplo: el Partido Comunista de España (reconstituido), los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre, el Socorro Rojo, la Organización Democrática de Estudiantes Antifascistas, la Unión de Juventudes Antifascistas, Pueblo y Cultura, Mujeres Antifascistas etc... En definitiva, una serie de organizaciones que denunciaron la farsa hasta las últimas consecuencias (la persecución y la ilegalidad).

Estamos hablando de hombres y mujeres que no salieron de la nada. Muchos venian de organizaciones traidoras y claudicadoras, incluso del mismo PCE. Y en un proceso que duró años, intentaron retomar la dirección e impulsar ese movimiento antifascista traicionado.

La represión fascista recayó entonces sobre su enemigo natural: los antifascistas que no se vendieron. Los legítimos continuadores de las 13 Rosas Rojas y José Díaz. No eran legítimos porque lo dijesen los papeles, no. Si no porque lo demostraron con hechos, en la calle.

Al final hay que darle la razón a Roque Dalton cuando decía:

“La política se hace jugándose la vida o no se habla de ella. Claro, se  puede hacerla sin jugarse la vida, pero uno suponía que sólo en el  campo enemigo.”

Y es cierto, por supuesto, que el movimiento antifascista perdió a una gran parte de su fuerza durante la transición. ¿Pero quien tiene la culpa?.

¿De quien es la culpa de que hoy en día no se hable de la actualidad de la resistencia? ¿De los propios antifascistas? ¿O de los que defienden y propagan el cuento de la transición? Osea: de los que le hacen el juego al fascismo.

No será la culpa de los 31 asesinados o de los 1300 encarcelados de las anteriores organizaciones citadas (de los cuales algunos continuan en las cárceles).Ni tampoco del Movimiento de Liberación Nacional Vasco y parte del Catalán y Gallego que siguieron la lucha (con decenas de muertos y centenas de presos actualmente, recordemos). Mucho menos culpa de los 600 muertos durante la transición en las manifestaciones contra el régimen.

Gracias a nuestros revisionistas el Movimiento Obrero y Popular en este país no se encuentra a si mismo, porque le han robado su historia. Le han aturdido. Y el movimiento obrero y popular tiene que reencontrarse con su pasado para entender su presente. Su significado: la lucha contra el mismo enemigo.

En las manifestaciones por toda Europa, aún resuenan consignas como el “No pasarán”. La consigna del pueblo madrileño se ha internacionalizado, pero el movimiento que la engendró ha sido traicionado.

¿Cómo hablarles a los progresistas venezolanos de su lucha sin Bolivar y la Independencia del Imperio Español? ¿Como hablarles a los revolucionarios cubanos sin la lucha en el Báyamo contra el colonialismo a finales del siglo XIX? ¿Y a la resistencia francesa contra el nazismo sin 1789? Es imposible

Porque el Movimiento Antifascista en este país no nace solamente como expresión del movimiento obrero y popular contra el fascismo y el monopolismo, si no que tiene unos objetivos muy claros: la recuperación de la República Popular que los fascistas nos robaron para así poder realizar la tarea histórica del socialismo. Por el carácter monopolista de este Estado, ya no caben medias tintas. Sin la Dictadura del Proletariado no se puede hablar de una República Popular y sin República Popular no podemos hablar de la Dictadura del Proletariado. No hace falta decir que la lucha por el derecho de autodeterminación del pueblo vasco, catalán y gallego va estrechamente unido a los objetivos estratégicos de la resistencia antifascista.

El silencio intencionado del revisionismo deja estos objetivos como inconclusos. Para ellos la historia de la resistencia antifascista se pierde en los 70 para siempre, solo porque ellos, los del PCPE y el PCOE, no hicieron nada en los 70 para parar la reforma del régimen.

La burguesía no considera a la Historia como una ciencia porque a través de ella su chiringuito se cae a pedazos en todo el mundo.

Aquel 20 de Abril de 1979, cuando Juan Carlos Delgado de Codes se encontraba en la puerta del metro de Lavapies, fue rodeado por tres policias. Uno de ellos acercó la pistola a la sien de Juan Carlos (que estaba desarmado) y disparó. Su delito: continuar la resistencia.


Juan Carlos Delgado de Codes, Secretario General del PCE(r)
Deciamos al principio que el responsable de su asesinato fue el mismo que el de los fusilamientos de las 13 Rosas Rojas. Casualmente 40 años depués. Es decir, que cuando los revisionistas del PCPE dicen que nuestro país ya había dejado atrás el fascismo y se había incorporado a las magníficas bendiciones y derechos de la democracia-burguesa (aunque no expliquen como se da este proceso), la misma bota que aplastaba antes a los revolucionarios, seguía haciéndolo.

Para el revisionismo hay héroes de la resistencia antifascista que son de primera y heroes de segunda (o tercera o incluso olvidados y silenciados). Mientras más alejados en el tiempo están, mejor, así no tendrán que ser consecuentes y responder con actos a aquellos que denuncian.

En definitiva: la Resistencia Antifascista en España no es ninguna memoria que llorar, señores de los CJC, está más viva que nunca y cumplirá el papel por el cúal nació. Hablamos de su “homenaje” a las 13 Rosas Rojas entre comillas porque no hacen ningún homenaje.

El mejor homenaje: continuar la lucha.



Emilio Moyano Aguado

avatar
Echospace
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2508
Reputación : 2950
Fecha de inscripción : 10/10/2011

La lucha antifascista sigue, le pese a quien le pese

Mensaje por Echospace el Lun Ago 05, 2013 6:41 pm

Aunque discrepo en cuanto a la caracterización que se hace en este artículo sobre el Estado español, estoy totalmente de acuerdo con el resumen que aquí se hace sobre aquellos que tienden a obviar que hoy en día sigue habiendo gente en lucha abierta contra éste y sus elementos más reaccionarios. Precisamente, son esos elementos los que perpetuaron la dominación de la burguesía fascista a través de un cambio de imagen, que sin embargo apenas sufrió cambios en su forma. Es más que evidente que la lucha antifascista no se detuvo en 1975, ya que varios grupos de camaradas continuaron luchando contra fascistas sanguinarios del antiguo régimen, o mejor dicho... de la fase burda y descarada, anterior a la actual sofisticación en los métodos coercitivos en la que los fascistas sanguinarios pasaron a ser "demócratas" que firmaban sentencias de muerte desde la Moncloa, u ocupaban altos cargos en el Ejército o la Guardia Civil.

Como he opinado anteriormente, no estoy de acuerdo con calificar al Estado español con el término "fascista". Creo que se trata de una democracia burguesa en forma de contrarrevolución preventiva dirigida por elementos fascistas, pero de ahí al fascismo hay un buen trecho. En ocasiones anteriores he dicho que los comunistas deberíamos sentarnos a discutir las nuevas particularidades del fascismo, porque como toda la materia, el fascismo también se encuentra en constante movimiento, muta. Pero claro, cuando el Movimiento Comunista Español está copado por elementos oportunistas cuyo estilo de trabajo es puramente social-democráta pasan cosas como que la legalidad se convierta en una norma casi divina, bajo la excusa de la inexistencia de unas condiciones subjetivas que nunca parecen llegar, donde la pega de carteles se convierte en el componente más radical al que muchos camaradas honestos aspiran por culpa de un puñado de revisionistas que, pese a vanagloriarse ser superiores al PCE tanto en lo ideológico como en lo práctico, han heredado la mayoría de sus enfermedades.

En fin, la lucha antifascista sigue, le pese a quien le pese.
avatar
Antifascista
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 113
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 05/08/2013

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Antifascista el Lun Ago 05, 2013 7:02 pm

Echospace escribió:Aunque discrepo en cuanto a la caracterización que se hace en este artículo sobre el Estado español, estoy totalmente de acuerdo con el resumen que aquí se hace sobre aquellos que tienden a obviar que hoy en día sigue habiendo gente en lucha abierta contra éste y sus elementos más reaccionarios. Precisamente, son esos elementos los que perpetuaron la dominación de la burguesía fascista a través de un cambio de imagen, que sin embargo apenas sufrió cambios en su forma. Es más que evidente que la lucha antifascista no se detuvo en 1975, ya que varios grupos de camaradas continuaron luchando contra fascistas sanguinarios del antiguo régimen, o mejor dicho... de la fase burda y descarada, anterior a la actual sofisticación en los métodos coercitivos en la que los fascistas sanguinarios pasaron a ser "demócratas" que firmaban sentencias de muerte desde la Moncloa, u ocupaban altos cargos en el Ejército o la Guardia Civil.

Como he opinado anteriormente, no estoy de acuerdo con calificar al Estado español con el término "fascista". Creo que se trata de una democracia burguesa en forma de contrarrevolución preventiva dirigida por elementos fascistas, pero de ahí al fascismo hay un buen trecho. En ocasiones anteriores he dicho que los comunistas deberíamos sentarnos a discutir las nuevas particularidades del fascismo, porque como toda la materia, el fascismo también se encuentra en constante movimiento, muta. Pero claro, cuando el Movimiento Comunista Español está copado por elementos oportunistas cuyo estilo de trabajo es puramente social-democráta pasan cosas como que la legalidad se convierta en una norma casi divina, bajo la excusa de la inexistencia de unas condiciones subjetivas que nunca parecen llegar, donde la pega de carteles se convierte en el componente más radical al que muchos camaradas honestos aspiran por culpa de un puñado de revisionistas que, pese a vanagloriarse ser superiores al PCE tanto en lo ideológico como en lo práctico, han heredado la mayoría de sus enfermedades.

En fin, la lucha antifascista sigue, le pese a quien le pese.

Dices que del Estado actual al Estado fascista, hay un buen trecho. Pero todo lo que dices de la continuación del fascismo, de las sentencias de muerte, del terrorismo de Estado y todas las marranadas que se han venido haciendo.... más que darme argumentos de que falta un buen trecho para que este Estado sea fascista, me estás dando argumentos para todo lo contrario: para seguir pensando que este Estado es fascista.

Verás, el fascismo no son campos de concentración, ni sindicatos verticales, ni asesinatos indiscriminados por la calle. No es toda la propaganda de Hollywood que nos han ido vendiendo y que los "comunistas" hemos ido comprando.

Tú mismo defines concretamente lo que es la esencia del fascismo: la contrarrevolución preventiva, la contrarrevolución armada. Una represión a la revolución socialista. ¿Por qué? Porque el fascismo es la forma de dominación del imperialismo, cuyo enemigo principal es la revolución socialista.

Siempre que hablamos de fascismo intentamos tener de referentes a la Alemania hitleriana, a la Italia fascista, a la España franquista etc... Esa forma de fascismo corresponde a una etapa muy concreta de la historia. El fascismo se ha ido puliendo, como tú dices, todo se desarrolla: el fascismo también.

Decía Olarieta (escritor prohibido por estos lares), que donde había que estudiar el desarrollo del fascismo, no era en Alemania ni en Italia, si no en aquellos paises donde el fascismo ha perdurado en el tiempo, como en España. Y vemos en el caso de España como el fascismo en crisis reacciona de una manera, que ya anuncia Dimitrov (y viene puesta en el texto de aquí arriba): ampliando su base social, incorporando una falsificación del parlamentarismo etc...

Hay que quitarse las ideas peliculeras sobre el fascismo, el fascismo son las formas de dominación contra la revolución socialista, como tú muy bien señalas.

Y cuando los que decimos que este es una Estado Fascista, no lo decimos por romanticismo ni por "izquierdismo". Que no.

Tú ponte en la situación de una organización marxista-leninista (no digo cómo los traidores del PCE y los cagones prosovieticos del PCOE) ¿Qué hubieras hecho si en los 70 el propio fascismo empieza a reformarse para que nada cambie?

Respondiendo a esta pregunta, seguramente podrás entender el por qué de muchas cosas.

Un saludo antifascista!
avatar
Red_Saymoc
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 80
Reputación : 95
Fecha de inscripción : 20/12/2011

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Red_Saymoc el Lun Ago 05, 2013 7:40 pm

Hombre, compartiendo gran parte de la crítica que se hace a esa manera "mediática" de enfocar la cuestión histórica de la lucha antifascista yo también debo discrepar en lo relativo al carácter fascista de la forma de dominación burguesa en la actualidad en nuestro Estado.

Entendamos que el fascismo como forma de dominación se construye como reflejo de la existencia de una fracción de la burguesía monopolista que concentra para sí el poder político rehuyendo a construir herramientas de democracia para el conjunto de la clase burguesa (Fase en la que la dominación revestiría la forma de la Democracia Burguesa). Así pues la contienda entre el fascismo y la democracia-burguesa es la consecuencia política (que no la extrapolación mecánica) de la contradicción en el capitalismo que se da entre dos fenómenos: La competencia y la tendencia al monopolio.

Creo que sería aventurero no señalar que en los 70/80 hay un cambio cualitativo en la forma de dominación que la burguesía emplea en España. Ciertamente no son las amplias masas populares las que vencen a esos sectores más reaccionarios de la burguesía (Aunque las amplias masas, dirigidas por el revisionismo, jueguen un papel fundamental en dañar la capacidad política de estos sectores) y es este el que orquesta la transformación de la superestructura en una forma democrático-burguesa. ¿Por qué?

Habría que estudiar diferentes factores, pero sobre todo entender que las contradicciones entre diferentes bloques de la burguesía del Estado ya no eran antagónicos y podían resolver sus contradicciones por medios "pacíficos" entre ellas. Por ejemplo podemos observar la evolución de la burguesía catalana, que pasa de encontrarse desprovista completamente de derechos políticos a obtener las fórmulas y herramientas para ejercer su parcela de influencia en el seno del nuevo marco estatal existente (Un factor fundamental son las cesiones de tipo lingüistico y cultural en la constitución del 78 a estos sectores; otros el marco que se concede para el autogobierno en el Estado de las autonomías). Ciertamente la transición es un proceso dirigido por esta capa "más reaccionaria" de la oliarquía que fue la que articuló el fascismo en España, sin embargo lo hace en connivencia con otros sectores de la burguesía excluidos de la participación política hasta ese momento. Así podemos encontrar que este proceso de modificación de la forma sustancial del Estado toma un desarrollo irregular, integrando capas de la pequeña burguesía a las que incluso se les permite, una vez aceptan las normas del bloque burgués dominante, incluso gestionar muchísimos ayuntamientos y ser una fuerza política relevante a nivel autonómico (Bildu).

No estoy de acuerdo en la afirmación que se hace de que la democracia burguesa sea premonopolista y el fascismo monopolista. Las formas más avanzadas de la Democracia Burguesa pudieron darse en experiencias como Weimar y la muchos Estados europeos no asumieron esta forma en el premonopolismo, sino la autocracia que posibilitó el desarrollo del capitalismo en estos países (Alemania imperial, austrohungría, Imperio Otomano...)

La actual forma de Democracia Burguesa posibilita la participación política de distintas fracciones de la burguesía, eso no quita que porque el Estado sea de "Democracia burguesa" no tienda profundamenta a la reacción e incluso ese sector de ramalazos, en algunas ocasiones, que asusten con volver al antiguo estado de una fracción de la burguesía monopolizando el poder político frente a las otras.

No creo, sin embargo, que esto se diera por una "evolución natural", los factores externos que resolvieron las contradicciones en el sentido del cambio de forma de Estado creo que hay que buscarlo en el escenario internacional (Entre otras cosas los intereses de diferentes potencias imperialistas en España) así como la propia presión de las masas obreras y populares en su lucha por los derechos democráticos (Aunque sí, fueran mayoritariamente dirigidas por el oportunismo e incluso en connivencia con alguna potencia imperialista extranjera).

Sí creo que es un debate interesante que requiere un profundo estudio histórico. No cargado de nostalgia, homenajes, frases pomposas y lloros al sol por los "caidos", sino de meticuloso análisis materialista en lo referente a la evolución política de los órganos de poder de la burguesía y los cambios de correlación de fuerza en España durante ese periodo.
avatar
PequeñoBurgués
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 7895
Reputación : 8268
Fecha de inscripción : 12/10/2010

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por PequeñoBurgués el Lun Ago 05, 2013 7:42 pm

yo también debo discrepar en lo relativo al carácter fascista de la forma de dominación burguesa en la actualidad en nuestro Estado.
avatar
Antifascista
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 113
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 05/08/2013

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Antifascista el Lun Ago 05, 2013 8:00 pm

Red_Saymoc escribió:Hombre, compartiendo gran parte de la crítica que se hace a esa manera "mediática" de enfocar la cuestión histórica de la lucha antifascista yo también debo discrepar en lo relativo al carácter fascista de la forma de dominación burguesa en la actualidad en nuestro Estado.

Entendamos que el fascismo como forma de dominación se construye como reflejo de la existencia de una fracción de la burguesía monopolista que concentra para sí el poder político rehuyendo a construir herramientas de democracia para el conjunto de la clase burguesa (Fase en la que la dominación revestiría la forma de la Democracia Burguesa). Así pues la contienda entre el fascismo y la democracia-burguesa es la consecuencia política (que no la extrapolación mecánica) de la contradicción en el capitalismo que se da entre dos fenómenos: La competencia y la tendencia al monopolio.

Creo que sería aventurero no señalar que en los 70/80 hay un cambio cualitativo en la forma de dominación que la burguesía emplea en España. Ciertamente no son las amplias masas populares las que vencen a esos sectores más reaccionarios de la burguesía (Aunque las amplias masas, dirigidas por el revisionismo, jueguen un papel fundamental en dañar la capacidad política de estos sectores) y es este el que orquesta la transformación de la superestructura en una forma democrático-burguesa. ¿Por qué?

Habría que estudiar diferentes factores, pero sobre todo entender que las contradicciones entre diferentes bloques de la burguesía del Estado ya no eran antagónicos y podían resolver sus contradicciones por medios "pacíficos" entre ellas. Por ejemplo podemos observar la evolución de la burguesía catalana, que pasa de encontrarse desprovista completamente de derechos políticos a obtener las fórmulas y herramientas para ejercer su parcela de influencia en el seno del nuevo marco estatal existente (Un factor fundamental son las cesiones de tipo lingüistico y cultural en la constitución del 78 a estos sectores; otros el marco que se concede para el autogobierno en el Estado de las autonomías). Ciertamente la transición es un proceso dirigido por esta capa "más reaccionaria" de la oliarquía que fue la que articuló el fascismo en España, sin embargo lo hace en connivencia con otros sectores de la burguesía excluidos de la participación política hasta ese momento. Así podemos encontrar que este proceso de modificación de la forma sustancial del Estado toma un desarrollo irregular, integrando capas de la pequeña burguesía a las que incluso se les permite, una vez aceptan las normas del bloque burgués dominante, incluso gestionar muchísimos ayuntamientos y ser una fuerza política relevante a nivel autonómico (Bildu).

No estoy de acuerdo en la afirmación que se hace de que la democracia burguesa sea premonopolista y el fascismo monopolista. Las formas más avanzadas de la Democracia Burguesa pudieron darse en experiencias como Weimar y la muchos Estados europeos no asumieron esta forma en el premonopolismo, sino la autocracia que posibilitó el desarrollo del capitalismo en estos países (Alemania imperial, austrohungría, Imperio Otomano...)

La actual forma de Democracia Burguesa posibilita la participación política de distintas fracciones de la burguesía, eso no quita que porque el Estado sea de "Democracia burguesa" no tienda profundamenta a la reacción e incluso ese sector de ramalazos, en algunas ocasiones, que asusten con volver al antiguo estado de una fracción de la burguesía monopolizando el poder político frente a las otras.

No creo, sin embargo, que esto se diera por una "evolución natural", los factores externos que resolvieron las contradicciones en el sentido del cambio de forma de Estado creo que hay que buscarlo en el escenario internacional (Entre otras cosas los intereses de diferentes potencias imperialistas en España) así como la propia presión de las masas obreras y populares en su lucha por los derechos democráticos (Aunque sí, fueran mayoritariamente dirigidas por el oportunismo e incluso en connivencia con alguna potencia imperialista extranjera).

Sí creo que es un debate interesante que requiere un profundo estudio histórico. No cargado de nostalgia, homenajes, frases pomposas y lloros al sol por los "caidos", sino de meticuloso análisis materialista en lo referente a la evolución política de los órganos de poder de la burguesía y los cambios de correlación de fuerza en España durante ese periodo.


Claro, es que ese es el meollo de la cuestión.

El discurso del cambio de la esencia del Estado y la Democracia Burguesa, sí pero no, sí pero con.... Es un discurso que viene de aquellos que durante  esa reforma fascista estaban apoyándola o estaban a su bola (a putear a Carrillo por no ser tan prosovieticos como ellos).

Claro, ¿qué van a decirnos ellos?

Pero hay otro discurso, que es el de los que en los 70, en los 80 y hasta hoy han sido reprimidos. Los que se levantaron contra esa reforma fascista, tienen otro discurso. ¿Pero que van a decir estos?

Hay que ponerse en las circustancias históricas, como decía a Echospace. Sí tú luchas contra una reforma del propio fascismo y este te machaca. En el 75, 76, 77, 78, 79, 80, 81, 82 etc... Los mismos torturadores. Qué no es un brindis al sol, que podemos tirar de bibliografía si lo deseas.


Esa reforma del fascismo que estás describiendo tú (de la incorporación de la pequeña burguesía etc...) es que ya la anunciaron Dimitrov y la III Internacional. Que tenían muy claro que el fascismo no era un Estado con parlamento o sin parlamento. Que tenían muy claro era una serie de formas de dominación correspondienten a una etapa, a la etapa monopolista.

La República de Weimar, Inglaterra a principios del siglo XX...claro. No eran fascistas, por supuesto. Pero es que nadie dice lo contrario. En el marxismo hablamos de tendencias no de leyes fijas. Dimitrov lo dice:

"Todos los países burgueses pasan uno tras otro, tarde o temprano, al fascismo -por medio de golpes de Estado o de manera "pacífica"; de manera máa brutal o "más suave"- los métodos de transición pueden ser diversos y dependen de las particularidades, de las circunstancias, de la estructura social y de la correlación de las fuerzas de clase y políticas en un país determinado."

Ahí Dimitrov está hablando de tendencias, que es como los marxistas entendemos las leyes. Con sus avances y motivos de retroceso. Pero al final cae. Por eso Lenin dice: "En su etapa imperialista, el capitalismo tiende a la reacción política." Es una tendencia y quien le da forma a esa "reacción política" que habla Lenin, es Dimitrov y la III Internacional.

Por eso nadie está diciendo que un Estado monopolista tenga que ser fascista, claro que no. Ahora, que tiende al fascismo y a formas de dominación fascistas... ¡Por supuesto!.

Es aventurero decir que no hubo un cambio cualitativo en la "transición"...¿Cuál fue el cambio cualitativo? ¿A los del PCE ya nos los metían en la cárcel si decían que eran comunistas? ¡Para eso pactaron con el fascismo ¿no?! Dimitrov y la III Internacional ya avisan de que esto podía pasar.

¿El cambio cualitativo es que no se mataba en las cárceles? Se mataba. ¿Qué no se mataba en las manifestaciones? Se mataba y se mata. ¿Qué podías hacer política con cualquier programa? No, aquí los programas que ponen en jaque al monopolismo son perseguidos: Ley de Partidos.

¿Qué ya no se mata tanto? Por supuesto. Porque ya se cepillaron a todos años atrás, desde el 36. Es absurdo que salgan por la calle ahora reprimiendo a un enemigo inexistente. Ya las barbaridades que hicieron han sido cubiertas por el revisionismo.

Entonces ¿qué vamos a hablar? ¿La postura de denunciar al régimen cuando este se estaba reformando no es correcta?

Es que lo otro es el discurso de los que no hicieron nada y le lavaron la cara al régimen, joder.
avatar
Red_Saymoc
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 80
Reputación : 95
Fecha de inscripción : 20/12/2011

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Red_Saymoc el Lun Ago 05, 2013 8:19 pm

Pero vamos a ver, creo que empiezas bien pero acabas cayendo en un sentimentalismo y simplismo histórico similar al que criticas acertadamente a otras organizaciones.

Preguntas qué ha cambiado cualitativamente en la forma de dominación burguesa en este país. Rápidamente saltas a la simplificación que nunca hice en mi intervención pero que sí denunciaste previamente, asimilar la "Democracia Burguesa" con la "ausencia de represión". Ya cometes un error de fundamento aquí. La búsqueda del cambio cualitativo no se da en la clase que ostenta el poder político (que sigue siendo, en su universalidad, la burguesía) sino que se da en la forma en que esta clase ostenta el poder político como conjunto (No es una fracción la que lo hace sino que incorpora a la participación del poder político del Estado a otros sectores y fracciones de la burguesía - e incluso de la pequeña burguesía - cediéndoles derechos políticos y capacidad para hacerlos efectivos). Y dices... "¿Acaso no se mataba, acaso no se reprimía?" Claro que sí, se mataba y se reprimía a los revolucionarios o a aquellos que mantuvieron posiciones progresistas de denuncia de la permanencia de estos sectores que habían desarrollado el fascismo en su país en este cambio de "careta" de la dominación burguesa en nuestro país. Sin embargo yo te preguntaré, ¿acaso en la república democrática de la burguesía no se mata, acaso no se encarcela, acaso no se persigue a los revolucionarios, acaso no se medran y debilitan los derechos democráticos de las amplias masas e incluso de sectores de la sociedad que no "pasan por el aro"? (Pequeña burguesía vasca en el caso de ETA y la Izquierda Abertzale por ejemplo). La cuestión de qué clase ejerce el poder político está claro, de que manera lo hace es en lo que discrepamos.

El hecho cualitativo es que el poder político ya no lo concentra sólo una fracción de la burguesía, la fracción más reaccionaria, y mediante esta concentración reprime a la clase obrera pero exhime de la participación política y de sus diferentes proyectos a otros sectores de la burguesía - e incluso otros sectores de la sociedad parcialmente como alguna capa intermedia con aspiración política no revolucionaria -. El ciclo de la revolución mundial iniciada en la Unión Soviética fortalece que esta tendencia a la reacción inherente en el capitalismo se truncara en formas de dominación fascista, dónde el sector más reaccionario de la oligarquía de cada país se hacía rápidamente con el poder para paliar las contradicciones entre las diferentes capas y fracciones de la sociedad evitando que los comunistas la aprovecharan para un posible ascenso al poder. Aquí estamos de acuerdo.

Sin embargo, como bien indicas, la tendencia es hacia la reacción, pero como tendencia no es acabada ni está finalizada en una forma de ejercer esa reacción. ¿No es acaso la república democrática reaccionaria cuando blinda constitucionalmente la propiedad privada en Weimar?, ¿No son acaso las formas de gestión democrática de la burguesía una forma de emplear la Democracia para la burguesía pero la dictadura para las amplias masas obreras?

Así pues es cierto que aun quedan instituciones, formas estatales e incluso sólidos "totems culturales" en la superestructura de tipo fascista, aun siendo la realidad general más propia de una Democracia burguesa. ¿Por qué? Porque como señalé en la anterior intervención el paso de una forma de dominación estatal a otra también señala el fin del antagonismo entre las diferentes contradicciones que se daban en el seno de la burguesía. Hoy por ejemplo la burguesía catalana ha podido ganar, hasta la fecha, muchas elecciones e incluso desarrollar proyectos de unidad lingüistica y cultural sin que esto haya supuesto la quiebra del "orden social existente" y su aprovechamiento por parte de las fuerzas revolucionarias para imponer la Dictadura del Proletariado. Sin embargo esto podría llegar a cambiar, y un cambio en el carácter particular de la contradicción entre la fracción más reaccionaria de la burguesía y el resto de grupos podría tender a la imposición de una forma de dominación estatal fascista. Esto puede ocurrir a colación de muchos hechos, entre otros el auge de una fuerza revolucionaria que sí sea capaz de emplear esas contradicciones como reservas indirectas en su camino hacia la revolución.

En conclusión: El fascismo es reacción, pero no toda la reacción es fascismo. Lo que determina la tendencia hacia la reacción del sistema capitalista es el carácter reaccionario de la clase dominante que ha agotado su papel histórico y no la forma de dominación que emplee (Que varía en función de cada circunstancia particular)
avatar
Antifascista
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 113
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 05/08/2013

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Antifascista el Lun Ago 05, 2013 8:37 pm

Red_Saymoc escribió:Pero vamos a ver, creo que empiezas bien pero acabas cayendo en un sentimentalismo y simplismo histórico similar al que criticas acertadamente a otras organizaciones.

Preguntas qué ha cambiado cualitativamente en la forma de dominación burguesa en este país. Rápidamente saltas a la simplificación que nunca hice en mi intervención pero que sí denunciaste previamente, asimilar la "Democracia Burguesa" con la "ausencia de represión". Ya cometes un error de fundamento aquí. La búsqueda del cambio cualitativo no se da en la clase que ostenta el poder político (que sigue siendo, en su universalidad, la burguesía) sino que se da en la forma en que esta clase ostenta el poder político como conjunto (No es una fracción la que lo hace sino que incorpora a la participación del poder político del Estado a otros sectores y fracciones de la burguesía - e incluso de la pequeña burguesía - cediéndoles derechos políticos y capacidad para hacerlos efectivos). Y dices... "¿Acaso no se mataba, acaso no se reprimía?" Claro que sí, se mataba y se reprimía a los revolucionarios o a aquellos que mantuvieron posiciones progresistas de denuncia de la permanencia de estos sectores que habían desarrollado el fascismo en su país en este cambio de "careta" de la dominación burguesa en nuestro país. Sin embargo yo te preguntaré, ¿acaso en la república democrática de la burguesía no se mata, acaso no se encarcela, acaso no se persigue a los revolucionarios, acaso no se medran y debilitan los derechos democráticos de las amplias masas e incluso de sectores de la sociedad que no "pasan por el aro"? (Pequeña burguesía vasca en el caso de ETA y la Izquierda Abertzale por ejemplo). La cuestión de qué clase ejerce el poder político está claro, de que manera lo hace es en lo que discrepamos.

El hecho cualitativo es que el poder político ya no lo concentra sólo una fracción de la burguesía, la fracción más reaccionaria, y mediante esta concentración reprime a la clase obrera pero exhime de la participación política y de sus diferentes proyectos a otros sectores de la burguesía - e incluso otros sectores de la sociedad parcialmente como alguna capa intermedia con aspiración política no revolucionaria -. El ciclo de la revolución mundial iniciada en la Unión Soviética fortalece que esta tendencia a la reacción inherente en el capitalismo se truncara en formas de dominación fascista, dónde el sector más reaccionario de la oligarquía de cada país se hacía rápidamente con el poder para paliar las contradicciones entre las diferentes capas y fracciones de la sociedad evitando que los comunistas la aprovecharan para un posible ascenso al poder. Aquí estamos de acuerdo.

Sin embargo, como bien indicas, la tendencia es hacia la reacción, pero como tendencia no es acabada ni está finalizada en una forma de ejercer esa reacción. ¿No es acaso la república democrática reaccionaria cuando blinda constitucionalmente la propiedad privada en Weimar?, ¿No son acaso las formas de gestión democrática de la burguesía una forma de emplear la Democracia para la burguesía pero la dictadura para las amplias masas obreras?

Así pues es cierto que aun quedan instituciones, formas estatales e incluso sólidos "totems culturales" en la superestructura de tipo fascista, aun siendo la realidad general más propia de una Democracia burguesa. ¿Por qué? Porque como señalé en la anterior intervención el paso de una forma de dominación estatal a otra también señala el fin del antagonismo entre las diferentes contradicciones que se daban en el seno de la burguesía. Hoy por ejemplo la burguesía catalana ha podido ganar, hasta la fecha, muchas elecciones e incluso desarrollar proyectos de unidad lingüistica y cultural sin que esto haya supuesto la quiebra del "orden social existente" y su aprovechamiento por parte de las fuerzas revolucionarias para imponer la Dictadura del Proletariado. Sin embargo esto podría llegar a cambiar, y un cambio en el carácter particular de la contradicción entre la fracción más reaccionaria de la burguesía y el resto de grupos podría tender a la imposición de una forma de dominación estatal fascista. Esto puede ocurrir a colación de muchos hechos, entre otros el auge de una fuerza revolucionaria que sí sea capaz de emplear esas contradicciones como reservas indirectas en su camino hacia la revolución.

En conclusión: El fascismo es reacción, pero no toda la reacción es fascismo. Lo que determina la tendencia hacia la reacción del sistema capitalista es el carácter reaccionario de la clase dominante que ha agotado su papel histórico y no la forma de dominación que emplee (Que varía en función de cada circunstancia particular)


Pues a eso me refiero, qué la Democracia Burguesa y el Fascismo son ambos represivos, como tú bien dices, lo que cambia es el tipo de represión. No solo a quien se reprime, si no como se ejerce esa represión, como está estructurada etc... Hoy en día este Estado desde 1936 es la contrarrevolución armada.

Entiendo perfectamente tu punto. Tu punto es que hay partes de la burguesía española que ahora en política tienen ciertos espacios y ahora esa burguesía fascista (osea la de que desde los 50 lleva gobernando este país) no esta sola. Por lo tanto ya no hay un monopolismo político. Y pones de ejemplo a la burguesía catalana.

Pero es que una cosa son los partidos, que concurren en un parlamento (que no sirve para nada, como sabemos) y otra es la burguesía monopolista. Que cuando ahora se disfraza de CIU ayer estaba alzando el brazo al generalísimo. Y no hablo de Artur Mas, hablo de capitalistas.

Gas Natural Fenosa, empresa catalana. ¿Acaso Gas Natural Fenosa no se desarrolló con la etapa franquista del fascismo?.

Es que en el franquismo, también había sectores de la burguesía en pugna. Es un error creer que la oligarquía franquista era un ente compacto. Pero como ningún país monopolista todos los capitalistas y oligarcas se dan la mano, no, se dan de hostias.



El debate que plantea el artículo te habrás dado cuenta que no es este, como principal digo. Si no el texto de arriba lo que plantea es lo siguiente: el fascismo se reforma a si mismo. (No hay ninguna fuerza antifascista que lo derrote como sí pasa en Alemania, Francia etc...). Amplia su base social, como dice Dimitrov, porque se haya en crisis.

¿Qué hacemos los comunistas en esta situación? ¿Qué hace el movimiento antifascista que viene del 36 en esta encrucijada?

Eso es lo que plantea el texto.

¿Acaso no había que denunciar y luchar contra la farsa que iba a perpetuar en el monopolismo a este país?

Salud.
avatar
Red_Saymoc
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 80
Reputación : 95
Fecha de inscripción : 20/12/2011

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Red_Saymoc el Lun Ago 05, 2013 9:13 pm

Obviamente esa burguesía no deja de existir (Si fuera así no podría volver a "entrar en escena"). Como bien indicas se sigue desarrollando, sin embargo sus aspiraciones políticas propias son subsumidas y aisladas. No tienen capacidad de participación democrática en las instituciones de la Dictadura Burguesa, sólo pueden acumular capital y desarrollarse al calor político de esa capa más reaccionaria de la burguesía pero no en la dirección que pudiera interesar a estas capas de la burguesía que en un contexto de Democracia Burguesa gozarían de una libertad y autonomía (siempre relativa) más amplia. Por ejemplo, la burguesía catalana se integra como acertadamente señalas en el bloque dominante bajo la dirección de esta fracción más reaccionaria (fascista) de la oligarquía española. Sin embargo el cambio es sustancial, porque el desarrollo en la actualidad dota a la burguesía catalana de diferentes concesiones y espacios de desarrollo político que le permiten, por ejemplo, concentrar y descentralizar competencias en beneficio de los intereses de sectores de la burguesía o la pequeña buguesía/ mediana burguesía de esta región (Su plasmación política con ERC y la capacidad de participación en gobiernos autonómicos es un hecho de esta nueva circunstancia). La burguesía catalana y las otras capas tienen ahora herramientas para renegociar la cuestión fiscal y beneficiar así a los intereses de un sector de la burguesía frente a los del resto. Por otro lado la burguesía vasca o incluso la naciente fracción de la burguesía canaria pueden, mediante su representación política, vender caro la formación de un gobierno de un parlamento disperso con vistas a obtener sus diferentes cotas de poder y mantener sus diferentes intereses.

El ejemplo más paradigmático es la formación del gobierno de José María Aznar. Las nuevas formas de dominación de la burguesía habían articulado, en lo particular, un parlamento para representar los diferentes intereses de la burguesía. Aznar necesitará del apoyo de los represetantes de las burguesías vasca, catalana y canaria (CIU, PNV y CC) para poder sacar adelante su gobierno. Tendrá que hacer diferentes concesiones a estas burguesías entre las que se encuentran cesiones de diferentes competencias, excesiones fiscales, redistribución de presupuesto público (Herramienta del capitalismo colectivo) en manos de las instituciones controladas por las expresones políticas de estas capas de la burguesía e... ¡incluso un retroceso a uno de los estandartes de la reacción española como era el servicio militar obligatoria y la cesión a las reivindicaciones de la pequeña burguesía que exigía el fin de este hecho!. Obviamente sí te daré la razón en que esa "burguesía fascista" o "más reaccionaria" tiene una posición de ventaja frente al resto e inunda con expresiones políticas del franquismo resortes fundamentales de la superestructura. No hablo sólo de la Audiencia Nacional o la Monarquía, sino incluso la propia construcción del Tribunal Constitucional que está estratégicamente controlado para evitar los "excesos" de diferentes sectores de la burguesía que intentan escapar del "orden establecido" (Y no hablemos sólo de las burguesías nacionales, también analicemos proyecto de nuevos burgueses venidos a más... podemos encontrar a Mario Conde o al propio Jesús Gil, personajes que tuvieron la capacidad para desarrollar sus proyectos políticos y económicos - muestra del carácter "democrático-burgués" - pero una vez sobrepasaron los límites fijados por el conjunto de la burguesía y particularmente por esta capa más reaccionaria fueron perseguidos y aplastados, negando las expresiones políticos de sus proyectos "sui generis" - muestra del carácter aun fascista de esa permanencia de esta capa y su dirección en el proceso de transformación de la superestructura - )

Planteas que qué deben hacer los comunistas en la situación ocurrida. La pregunta es compleja y la respuesta aun más. Está claro que la deriva derechista de los principales "Partidos Comunistas" ha demostrado ser un fracaso y una claudicación impotente ante unas fuerzas a las que no podían vencer y con las que se congenieron para intentar conseguir una "parte del pastel". Sin embargo creo que siendo esto cierto debemos entender que la traición del eurocomunismo (y otros sectores) también supone en lo subjetivo un elemento sustancial, sobre todo porque al consumarse esta traición la correlación de fuerzas queda seriamente alterada.

¿Deben renunciar los comunistas a señalar el continuismo existente en la transición? No, deben señalar ese continuismo, denunciarlo y luchar contra él. Aunque señalarlo en su justa medida (aquí nuestros análisis difieren)

¿Es la táctica correcta del proletariado ante este reflujo y este cambio en la correlación de fuerzas lanzarse a la confrontación armada sin el apoyo de las masas para derrocar el orden existente utilizando como pieza clave la pervivencia de los elementos fascistas en el régimen? Aquí discreparíamos, realmente sí considero que desarrollar esta forma de lucha a destiempo y sin apoyo de las masas es practicar el terrorismo (En el sentido leninista de la palabra, y no en el bugués, mediatizado que busca la criminalización y la identificación de la desviación que debe ser corregida).

¿Debemos defender a los que continuaron luchando contra los elementos fascistas - fuera correcta o no su táctica - y son hoy en día represialiados políticos? Por supuesto. Debemos señalar lo inmediato de su liberación en la agitación y lo justo que había en su lucha en la propaganda (Así como las críticas que desde los destacamentos señalemos oportuna, siempre que ayuden a desarrollar la lucha de clases en el sentido de la instauración del Nuevo Poder proletario)

En definitiva, señalar lo reaccionario de la transición, denunciar este proceso como farsa, como una conciliación en el seno de la burguesía para prolonga y perpetuar la represión sobre el proletariado y las masas populares. Defender a aquellos que se mantuvieron firmes en esta denunciando luchando por su libertad e incorporación de nuevo a la lucha, recuperando lo justo de sus posiciones a la vez que siendo críticos de los errores tácticos (o incluso estratégicos) que cometieron con vistas a que el movimiento de resistencia pueda corregirlo y pueda avanzarse a la reconstitución del Partido de Vanguardia en este país en una estrecha unidad, como no puede ser de otra manera, con las amplias masas que son las que realmente deben ejercitar el derrocamiento de la oligarquía y la efectividad del Nuevo Poder obrero.
avatar
Shenin
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1712
Reputación : 1969
Fecha de inscripción : 09/12/2009

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Shenin el Lun Ago 05, 2013 9:34 pm

Ante todo, hay que reconocer que las denuncias que realiza el texto hacia los homenajes folcóricos y oportunistas de determinados sectores que se reclaman del movimiento comunista no pueden ser más justas.

Sin embargo, yo también discrepo con la caracterización del Estado español como fascista. Ante todo porque me parece fundamental no confundir la forma de Estado con la forma de gobierno. Lo que caracteriza a la superestructura burguesa en la fase monopolista o imperialista del capitalismo no es el fascismo, sino el capitalismo monopolista de Estado, la fusión del Estado no ya con la vieja burguesía ascensional, sino con las grandes corporaciones capitalistas. Otra cosa es que la tendencia hacia la reacción inherente al capitalismo monopolista, haga del fascismo un peligro, como decía Dimitrov, constante y creciente. (Véase aquí). Pero las tendencias, aunque contundentes, no son lineales y tienen, por así decirlo, "ciclos", avances y retrocesos. Y estos avances y retrocesos no dependen solamente de la dinámica de acumulación de capital, sino también del desarrollo de la lucha de clases, así como de sus flujos y reflujos. Y no solo porque la agudización de la lucha de clases agudice a su vez la represión, sino que esa misma lucha de clases en determinadas condiciones puede arrancar conquistas al Estado burgués, ya sea en el terreno económico o en el terreno político. Conquistas que la burguesía puede revertir en cualquier momento, pero que, bien utilizadas por el movimiento revolucionario (y no por los reformistas), pueden favorecer la preparación de las condiciones para la revolución.

Porque no es cierto que Dimitrov y la Komintern afirmaran que todo Estado del capital monopolista sea fascista. Esa burda falsificación del parlamentarismo que señala Dimitrov no se refiere al régimen parlamentario español actual, sino a mecanismos más semejantes a los de la denominada "democracia orgánica" de Franco o la "asamblea nacional consultiva" de Primo de Ribera, órganos en los ni la propia burguesía decidía nada de su política. De hecho, ni Dimitrov ni la Komintern caracterizaron nunca como fascistas a los estados británico y norteamericano, aunque no por ello dejaran de denunciar las tendencias reaccionarias existentes en su seno. Lo que señaló Dimitrov fue la tendencia hacia el fascismo y no que necesariamente todo Estado burgués fuese fascista en la etapa monopolista del capitalismo.

El parlamentarismo burgués es una farsa para la clase obrera, pero no lo es para las distintas fracciones de la clase burguesa que lo utilizan a modo de "junta de accionistas" para delimitar el reparto de la plusvalía entre dichas fracciones, mientras que en los Estados fascistas esos órganos no pasan de ser meras conferencias consultivas en el mejor de los casos. En los Estados fascistas, además de desatarse una represión abierta y terrorista contra el movimiento obrero, estas contradicciones intercapitalistas son gestionadas de modo burocrático-militar. No solo se reprime al proletariado ante la perspectiva de una revolución socialista, sino que también se cierra filas de modo cuartelero en las propias filas de la clase dominante para evitar la menor fisura. Por ello el Estado español actual combina elementos fascistas y democrático-burgueses, combina elementos de ambas formas de gobierno. El desarrollo de órganos formalmente democrático-burgueses para incorporar a todas las fracciones del capital a la gestión del Estado se combina con los distintos mecanismos fascistas de terrorismo de Estado y de Estado de Excepción permanente.

Eso sí, también hay que ser prudentes al calificar al Estado español como democrático-burgués, pues se corre el riesgo de embellecer la dictadura del capital monopolista. Porque es esto lo que tiene continuidad desde 1939, la dictadura de la oligarquía, y es lo que se debe denunciar (y aspirar a derrocar). El problema no es el fascismo, es la dictadura de la oligarquía financiera, es el capitalismo monopolista de Estado. El fascismo es una de sus formas.

Y para complementar esto reproduzco aquí la intervención que tuve en otro hilo en el que se trataba esta misma cuestión acerca del Estado español:

Shenin escribió:Mi opinión, camaradas, es que las oligarquías financieras han aprendido de la experiencia del siglo XX y, también conforme al desarrollo del capital monopolista*, han desarrollado sus formas políticas e ideológicas de dominación hacia un híbrido entre democracia burguesa y fascismo. Lo único que está claro es que, como decía Dimitrov, bajo las condiciones del capitalismo monopolista, el peligro fascista es constante y creciente.
[...]
* Sobre esto hay que tener en cuenta que el capital monopolista no solamente desplaza al no monopolista del control de la producción. La evolución reciente de grandes multinacionales como Toyota, demuestra que también hay un cierto desarrollo de la pequeña burguesía subordinada cada vez más al gran capital, eso sí, y con menor control sobre la producción. Todo ello  por medio de sistemas de subcontratas, de relaciones entre empresas filiales y matrices, de la propiedad por acciones en la que participan grandes grupos de inversión burgueses a la par que pequeñas fortunas, etc. La tendencia del capital hacia el monopolio, por tanto, no es lineal, sino en espiral. El capital se concentra, centraliza la producción, pero a la vez crea pequeñas "industrias auxiliares" formalmente independientes, pero efectivamente dependientes.

Por otro lado, también discrepo en cuanto al planteamiento de la República Popular. La República Popular es el Estado que realiza las conquistas de la revolución democrático-popular, es decir, de la revolución burguesa bajo dirección proletaria. Aunque los diversos intentos de revolución burguesa en España han fracasado, con el desarrollo de las fuerzas productivas y la concentración de capitales que tuvo lugar sobre todo en los años 60 y 70 ya se ha agotado la fase burguesa de la revolución, pues ya no estamos en un país semi-feudal, siendo ahora solo vigente la revolución socialista. Y esta revolución sólo puede ser realizada por la dictadura del proletariado, por la República Socialista. Otra cosa es la forma concreta que adopte como denominación dicha república. Quizá la República Popular se plantee como consigna (lo cual también es discutible), pero el concepto marxista de República Popular no es sinónimo de Dictadura del proletariado, sino de dictadura democrático-popular como bien explica Mao en sus escritos sobre la nueva democracia. Y eso conviene aclararlo.


Última edición por Shenin el Lun Ago 05, 2013 9:38 pm, editado 1 vez
avatar
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Dzerjinskii el Lun Ago 05, 2013 9:37 pm

Shenin escribió:Ante todo, hay que reconocer que las denuncias que realiza el texto hacia los homenajes folcóricos y oportunistas de determinados sectores que se reclaman del movimiento comunista no pueden ser más justas.

Coincido completamente.

Con respecto a lo demás pienso que hay que encuadrar la discusión. Democracia burguesa y fascismo no son compartimientos estancos. Una se va transformando en la otra a medida que la crisis económica y de dominación se agudiza y se intensifican las luchas obreras y populares. Es un típico proceso de acumulación cuantitativa y salto cualitativo. Hoy vemos que se suman los hechos de impunidad de las fuerzas de represión que torturan y no son juzgadas por la ley del Estado de derecho vigente y mañana veremos como dan el salto de calidad y se sacan de encima la mascarada del Estado de derecho y ya ni podemos presentar habeas corpus... No hay que ser metafísico al hacer una caracterización.

Saludos
avatar
Antifascista
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 113
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 05/08/2013

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Antifascista el Lun Ago 05, 2013 9:46 pm

Red_Saymoc escribió:Obviamente esa burguesía no deja de existir (Si fuera así no podría volver a "entrar en escena"). Como bien indicas se sigue desarrollando, sin embargo sus aspiraciones políticas propias son subsumidas y aisladas. No tienen capacidad de participación democrática en las instituciones de la Dictadura Burguesa, sólo pueden acumular capital y desarrollarse al calor político de esa capa más reaccionaria de la burguesía pero no en la dirección que pudiera interesar a estas capas de la burguesía que en un contexto de Democracia Burguesa gozarían de una libertad y autonomía (siempre relativa) más amplia. Por ejemplo, la burguesía catalana se integra como acertadamente señalas en el bloque dominante bajo la dirección de esta fracción más reaccionaria (fascista) de la oligarquía española. Sin embargo el cambio es sustancial, porque el desarrollo en la actualidad dota a la burguesía catalana de diferentes concesiones y espacios de desarrollo político que le permiten, por ejemplo, concentrar y descentralizar competencias en beneficio de los intereses de sectores de la burguesía o la pequeña buguesía/ mediana burguesía de esta región (Su plasmación política con ERC y la capacidad de participación en gobiernos autonómicos es un hecho de esta nueva circunstancia). La burguesía catalana y las otras capas tienen ahora herramientas para renegociar la cuestión fiscal y beneficiar así a los intereses de un sector de la burguesía frente a los del resto. Por otro lado la burguesía vasca o incluso la naciente fracción de la burguesía canaria pueden, mediante su representación política, vender caro la formación de un gobierno de un parlamento disperso con vistas a obtener sus diferentes cotas de poder y mantener sus diferentes intereses.

El ejemplo más paradigmático es la formación del gobierno de José María Aznar. Las nuevas formas de dominación de la burguesía habían articulado, en lo particular, un parlamento para representar los diferentes intereses de la burguesía. Aznar necesitará del apoyo de los represetantes de las burguesías vasca, catalana y canaria (CIU, PNV y CC) para poder sacar adelante su gobierno. Tendrá que hacer diferentes concesiones a estas burguesías entre las que se encuentran cesiones de diferentes competencias, excesiones fiscales, redistribución de presupuesto público (Herramienta del capitalismo colectivo) en manos de las instituciones controladas por las expresones políticas de estas capas de la burguesía e... ¡incluso un retroceso a uno de los estandartes de la reacción española como era el servicio militar obligatoria y la cesión a las reivindicaciones de la pequeña burguesía que exigía el fin de este hecho!. Obviamente sí te daré la razón en que esa "burguesía fascista" o "más reaccionaria" tiene una posición de ventaja frente al resto e inunda con expresiones políticas del franquismo resortes fundamentales de la superestructura. No hablo sólo de la Audiencia Nacional o la Monarquía, sino incluso la propia construcción del Tribunal Constitucional que está estratégicamente controlado para evitar los "excesos" de diferentes sectores de la burguesía que intentan escapar del "orden establecido" (Y no hablemos sólo de las burguesías nacionales, también analicemos proyecto de nuevos burgueses venidos a más... podemos encontrar a Mario Conde o al propio Jesús Gil, personajes que tuvieron la capacidad para desarrollar sus proyectos políticos y económicos - muestra del carácter "democrático-burgués" - pero una vez sobrepasaron los límites fijados por el conjunto de la burguesía y particularmente por esta capa más reaccionaria fueron perseguidos y aplastados, negando las expresiones políticos de sus proyectos "sui generis" - muestra del carácter aun fascista de esa permanencia de esta capa y su dirección en el proceso de transformación de la superestructura - )

Planteas que qué deben hacer los comunistas en la situación ocurrida. La pregunta es compleja y la respuesta aun más. Está claro que la deriva derechista de los principales "Partidos Comunistas" ha demostrado ser un fracaso y una claudicación impotente ante unas fuerzas a las que no podían vencer y con las que se congenieron para intentar conseguir una "parte del pastel". Sin embargo creo que siendo esto cierto debemos entender que la traición del eurocomunismo (y otros sectores) también supone en lo subjetivo un elemento sustancial, sobre todo porque al consumarse esta traición la correlación de fuerzas queda seriamente alterada.

¿Deben renunciar los comunistas a señalar el continuismo existente en la transición? No, deben señalar ese continuismo, denunciarlo y luchar contra él. Aunque señalarlo en su justa medida (aquí nuestros análisis difieren)

¿Es la táctica correcta del proletariado ante este reflujo y este cambio en la correlación de fuerzas lanzarse a la confrontación armada sin el apoyo de las masas para derrocar el orden existente utilizando como pieza clave la pervivencia de los elementos fascistas en el régimen? Aquí discreparíamos, realmente sí considero que desarrollar esta forma de lucha a destiempo y sin apoyo de las masas es practicar el terrorismo (En el sentido leninista de la palabra, y no en el bugués, mediatizado que busca la criminalización y la identificación de la desviación que debe ser corregida).

¿Debemos defender a los que continuaron luchando contra los elementos fascistas - fuera correcta o no su táctica - y son hoy en día represialiados políticos? Por supuesto. Debemos señalar lo inmediato de su liberación en la agitación y lo justo que había en su lucha en la propaganda (Así como las críticas que desde los destacamentos señalemos oportuna, siempre que ayuden a desarrollar la lucha de clases en el sentido de la instauración del Nuevo Poder proletario)

En definitiva, señalar lo reaccionario de la transición, denunciar este proceso como farsa, como una conciliación en el seno de la burguesía para prolonga y perpetuar la represión sobre el proletariado y las masas populares. Defender a aquellos que se mantuvieron firmes en esta denunciando luchando por su libertad e incorporación de nuevo a la lucha, recuperando lo justo de sus posiciones a la vez que siendo críticos de los errores tácticos (o incluso estratégicos) que cometieron con vistas a que el movimiento de resistencia pueda corregirlo y pueda avanzarse a la reconstitución del Partido de Vanguardia en este país en una estrecha unidad, como no puede ser de otra manera, con las amplias masas que son las que realmente deben ejercitar el derrocamiento de la oligarquía y la efectividad del Nuevo Poder obrero.

Tu punto es el siguiente: En la etapa franquista la burguesía catalana callaba y se subió al carro. Ahora, que supuestamente ahi democracia-burguesa, la burguesía catalana puede realizar sus aspiraciones políticas (por ejemplo las linguísticas).

¿Y por qué no lo piensas al revés, de la manera contraria?

La burguesía que tenía un verdadero programa político, de derechos nacionales en Catalunya, fue fusilada ya, con el Golpe de Estado fascista. Esa la burguesía que perseguía esos derechos.

Y los que la fusilaron, los hijos de puta que hoy son de ENDESA, DANONE etc... de Catalunya... pueden usar todos los recursos de nacionalismo para doblegar a las masas que quieran, pero sabemos quienes son: los que se ventilaron a los verdaderos nacionalistas.

¿Que ahora una burguesía catalana puede intentar independizarse, desligarse de ese bloque monopolista? Por supuesto. ¿Pero quien dice que antes no?
¿Es que no hubo disputas dentro del monopolismo franquista para salir a Europa? Es que disputas ha habido siempre entre los monopolistas joder. La historia avanza y con ella, las formas de esas disputas cambian. Pero cambian las formas, las disputas se dan siempre.

En el franquismo se daban por ejemplo, con la CIA ventilándose a Carrero y ahora se da con el Artur Mas diciendo que quiere un Estado Libre Asociado (que ya vemos cuanto le ha durado la cantinela).






En cuanto a la otro.

Qué la lucha armada no se “lanza”. Que la lucha armada está ahí. Lo que tiene que hacer una organización de vanguardia es organizarla. Que es lo que les recriminó Lenin a los socialdemócratas en 1905.

Es que en la España de los 70, había como 10 o 12 movimientos armados (con siglas, no contemos ya las expresiones “espontaneas” de lucha armada). Es que en la España de los 70 se mataba en la calle a los manifestantes y se fusilaba legalmente a la gente.

Lo que pasa es que siempre hablamos del apoyo de las masas. Pero el Primero de Octubre de 1975, fue aplaudido hasta por gente del PCE. Era una respuesta a los fusilamientos de los 5 antifascistas.

Osea, que no estamos hablando de lanzar la lucha armada, de nos reunimos y decimos: vamos a crear la lucha armada. No.

Estamos hablando de organizar todo ese movimiento guerrillero que venía desde 1939 (con sus altibajos, claro). Ese era un método de lucha fundamental del Movimiento Antifascista de Resistencia, del que habla el artículo de aquí arriba.

Pero claro, ahora en 2013 podemos decir, es que esa gente luego no tenía a las grandes masas etc... Joder, es que la represión es muy dura. Pero se cargaron el Movimiento Antifascista de Resistencia y se han cargado del MLNV (tal como lo conociamos).

Y tú cuando te pones a fijar una linea revolucionaria en 1975, en 1977... No tienes una bola de cristal con todo lo que iba a suceder posteriormente.

Osea, yo creo que era le linea correcta y hay que reconocerlo como tal. Y ahí están, no solo los textos de aquellos años, si no los hechos.

Yo creo que el fallo es el no haber estudiado esos posicionamientos, la historia bien. El fallo es tener en la cabeza eso del “etapismo” (una cosa que no se ha defendido nunca, al contrario, se criticó al PCE(ml) y a todos estos por no tener como estrategia la dictadura del proletariado), lo del terrorismo y esas muletillas.

Pero que ETA, PCE(r), los GRAPO, el MPAIAC etc... pusieron contra las cuerdas al Estado en muchas ocasiones y llevaron al Estado a usar en multitud de veces la guerra sucia, los servicios secretos.

Para muestra Delgado de Codes. Si no era un peligro ¿por qué la policia lo mató?

El Movimiento de Resistencia Antifascista que no claudicó, fue y es perseguido. Y esto no es sentimentalismo, son los hechos. Porque si no fuese sentimentalismo te diría “pobrecitos” o “mira que valientes”. El terrorismo de Estado está ahí, los tiroteos están ahí.

Pero creo que esto se va del debate y va hacia otro debate. Yo creo que el artículo tiene un límite, una idea principal y es defender que aquellos que son los dirgentes de estos “Partidos Comunistas”, jugaron un papel traidor y de silencio durante la transición.
avatar
Shenin
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1712
Reputación : 1969
Fecha de inscripción : 09/12/2009

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Shenin el Lun Ago 05, 2013 9:54 pm

Dzerjinskii

Pero ese proceso ya no será como en los años 30 y a la vez sí, pues como sabemos, el desarrollo histórico es en espiral.

Los Estados capitalistas actuales tienen muchos más elementos incipientes de fascismo que las democracias burguesas de los años 30 del siglo pasado. Porque, pese a que la burguesía combine fascismo y democracia burguesa, según el desarrollo de la contradicción capital-trabajo y la contradicción entre sus distintas fracciones, pese a las reformas, e incluso a las purgas que hubo tras la Segunda Guerra Mundial, el fascismo ha seguido vivo en todo momento en el mundo capitalista tras 1945. Como decía Engels citando a Sismondi, el capitalismo sufre un círculo vicioso, pero que se estrecha cada vez más, de ahí la justeza de la fórmula de Dimitrov del fascismo como peligro constante y creciente. Porque el imperialismo se ha encargado de que el fascismo nunca muriese del todo, o más bien de que el movimiento comunista no pudiera matarlo del todo.
avatar
Shenin
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1712
Reputación : 1969
Fecha de inscripción : 09/12/2009

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Shenin el Lun Ago 05, 2013 10:10 pm

Antifascista escribió:¿Es que no hubo disputas dentro del monopolismo franquista para salir a Europa? Es que disputas ha habido siempre entre los monopolistas joder. La historia avanza y con ella, las formas de esas disputas cambian. Pero cambian las formas, las disputas se dan siempre.

La cuestión no está en que existan o no contradicciones intercapitalistas, sino precisamente en el modo y las formas con que se gestionan. Eso es lo que define una u otra forma de gobierno burgués.
avatar
Antifascista
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 113
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 05/08/2013

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Antifascista el Lun Ago 05, 2013 10:18 pm

Shenin escribió:Ante todo, hay que reconocer que las denuncias que realiza el texto hacia los homenajes folcóricos y oportunistas de determinados sectores que se reclaman del movimiento comunista no pueden ser más justas.

Sin embargo, yo también discrepo con la caracterización del Estado español como fascista. Ante todo porque me parece fundamental no confundir la forma de Estado con la forma de gobierno. Lo que caracteriza a la superestructura burguesa en la fase monopolista o imperialista del capitalismo no es el fascismo, sino el capitalismo monopolista de Estado, la fusión del Estado no ya con la vieja burguesía ascensional, sino con las grandes corporaciones capitalistas. Otra cosa es que la tendencia hacia la reacción inherente al capitalismo monopolista, haga del fascismo un peligro, como decía Dimitrov, constante y creciente. . Pero las tendencias, aunque contundentes, no son lineales y tienen, por así decirlo, "ciclos", avances y retrocesos. Y estos avances y retrocesos no dependen solamente de la dinámica de acumulación de capital, sino también del desarrollo de la lucha de clases, así como de sus flujos y reflujos. Y no solo porque la agudización de la lucha de clases agudice a su vez la represión, sino que esa misma lucha de clases en determinadas condiciones puede arrancar conquistas al Estado burgués, ya sea en el terreno económico o en el terreno político. Conquistas que la burguesía puede revertir en cualquier momento, pero que, bien utilizadas por el movimiento revolucionario (y no por los reformistas), pueden favorecer la preparación de las condiciones para la revolución.

Porque no es cierto que Dimitrov y la Komintern afirmaran que todo Estado del capital monopolista sea fascista. Esa burda falsificación del parlamentarismo que señala Dimitrov no se refiere al régimen parlamentario español actual, sino a mecanismos más semejantes a los de la denominada "democracia orgánica" de Franco o la "asamblea nacional consultiva" de Primo de Ribera, órganos en los ni la propia burguesía decidía nada de su política. De hecho, ni Dimitrov ni la Komintern caracterizaron nunca como fascistas a los estados británico y norteamericano, aunque no por ello dejaran de denunciar las tendencias reaccionarias existentes en su seno. Lo que señaló Dimitrov fue la tendencia hacia el fascismo y no que necesariamente todo Estado burgués fuese fascista en la etapa monopolista del capitalismo.

El parlamentarismo burgués es una farsa para la clase obrera, pero no lo es para las distintas fracciones de la clase burguesa que lo utilizan a modo de "junta de accionistas" para delimitar el reparto de la plusvalía entre dichas fracciones, mientras que en los Estados fascistas esos órganos no pasan de ser meras conferencias consultivas en el mejor de los casos. En los Estados fascistas, además de desatarse una represión abierta y terrorista contra el movimiento obrero, estas contradicciones intercapitalistas son gestionadas de modo burocrático-militar. No solo se reprime al proletariado ante la perspectiva de una revolución socialista, sino que también se cierra filas de modo cuartelero en las propias filas de la clase dominante para evitar la menor fisura. Por ello el Estado español actual combina elementos fascistas y democrático-burgueses, combina elementos de ambas formas de gobierno. El desarrollo de órganos formalmente democrático-burgueses para incorporar a todas las fracciones del capital a la gestión del Estado se combina con los distintos mecanismos fascistas de terrorismo de Estado y de Estado de Excepción permanente.

Eso sí, también hay que ser prudentes al calificar al Estado español como democrático-burgués, pues se corre el riesgo de embellecer la dictadura del capital monopolista. Porque es esto lo que tiene continuidad desde 1939, la dictadura de la oligarquía, y es lo que se debe denunciar (y aspirar a derrocar). El problema no es el fascismo, es la dictadura de la oligarquía financiera, es el capitalismo monopolista de Estado. El fascismo es una de sus formas.

Y para complementar esto reproduzco aquí la intervención que tuve en otro hilo en el que se trataba esta misma cuestión acerca del Estado español:

Shenin escribió:Mi opinión, camaradas, es que las oligarquías financieras han aprendido de la experiencia del siglo XX y, también conforme al desarrollo del capital monopolista*, han desarrollado sus formas políticas e ideológicas de dominación hacia un híbrido entre democracia burguesa y fascismo. Lo único que está claro es que, como decía Dimitrov, bajo las condiciones del capitalismo monopolista, el peligro fascista es constante y creciente.
[...]
* Sobre esto hay que tener en cuenta que el capital monopolista no solamente desplaza al no monopolista del control de la producción. La evolución reciente de grandes multinacionales como Toyota, demuestra que también hay un cierto desarrollo de la pequeña burguesía subordinada cada vez más al gran capital, eso sí, y con menor control sobre la producción. Todo ello  por medio de sistemas de subcontratas, de relaciones entre empresas filiales y matrices, de la propiedad por acciones en la que participan grandes grupos de inversión burgueses a la par que pequeñas fortunas, etc. La tendencia del capital hacia el monopolio, por tanto, no es lineal, sino en espiral. El capital se concentra, centraliza la producción, pero a la vez crea pequeñas "industrias auxiliares" formalmente independientes, pero efectivamente dependientes.

Por otro lado, también discrepo en cuanto al planteamiento de la República Popular. La República Popular es el Estado que realiza las conquistas de la revolución democrático-popular, es decir, de la revolución burguesa bajo dirección proletaria. Aunque los diversos intentos de revolución burguesa en España han fracasado, con el desarrollo de las fuerzas productivas y la concentración de capitales que tuvo lugar sobre todo en los años 60 y 70 ya se ha agotado la fase burguesa de la revolución, pues ya no estamos en un país semi-feudal, siendo ahora solo vigente la revolución socialista. Y esta revolución sólo puede ser realizada por la dictadura del proletariado, por la República Socialista. Otra cosa es la forma concreta que adopte como denominación dicha república. Quizá la República Popular se plantee como consigna (lo cual también es discutible), pero el concepto marxista de República Popular no es sinónimo de Dictadura del proletariado, sino de dictadura democrático-popular como bien explica Mao en sus escritos sobre la nueva democracia. Y eso conviene aclararlo.

Buenas, te dejo lo que le he puesto a Red_Saymoc en cuanto a eso de que la Internacional nunca caracterizó a todo país monopolista de fascismo:

“La República de Weimar, Inglaterra a principios del siglo XX...claro. No eran fascistas, por supuesto. Pero es que nadie dice lo contrario. En el marxismo hablamos de tendencias no de leyes fijas. Dimitrov lo dice:

"Todos los países burgueses pasan uno tras otro, tarde o temprano, al fascismo -por medio de golpes de Estado o de manera "pacífica"; de manera máa brutal o "más suave"- los métodos de transición pueden ser diversos y dependen de las particularidades, de las circunstancias, de la estructura social y de la correlación de las fuerzas de clase y políticas en un país determinado."

Ahí Dimitrov está hablando de tendencias, que es como los marxistas entendemos las leyes. Con sus avances y motivos de retroceso. Pero al final cae. Por eso Lenin dice: "En su etapa imperialista, el capitalismo tiende a la reacción política." Es una tendencia y quien le da forma a esa "reacción política" que habla Lenin, es Dimitrov y la III Internacional. 

Por eso nadie está diciendo que un Estado monopolista tenga que ser fascista, claro que no. Ahora, que tiende al fascismo y a formas de dominación fascistas... ¡Por supuesto!.”



Verás, hablas de la combinación de elementos fascistas y democrático-burgueses. No existe un Estado Híbrido ¿Podría existir un Estado que a la vez fuera premonopolista y monopolista? ¿Es que porque haya pequeña propiedad en un país, este no es monopolista? ¿Ya es híbrido?.

Luego sacas a relucir eso de la burocracia-militar que caracterizaría el fascismo. Aunque el fascismo, de la mano del monopolismo traigan una gran burocratización y traiga el Ejército Profesional y todo esto, no podemos tener como referencia para ver si un país es fascista o no, el si hay una burocracia-militar constituida que... Eso son elementos cuantitativos. Lo cualitativo es ese terrorismo, esa represión contra la revolución socialista, esa contrarrevolución armada que es el facismo. Sin embargo mira por donde, en España si tenemos esa burocracia-militar. Porque uno de los poderes económicos y políticos del país (la monarquía) es la jefatura del ejército. Y en la constitución, en los primeros artículos se dice que el Ejército es el garante de la “democracia”.

Y es más: fue la Junta Militar Central la que redacto (algunos) y aprobó (todos) los artículos de la constitución española (constitución ilegal, por cierto. No hubo elecciones a una asamblea constituyente).


Lo que estás sacando tú es la teoría de la combinación. No hay tal combinación, no hay híbridos como te estoy diciendo. La burguesía no dice democracia-burguesa o fascismo...o las dos juntas. (Como tú hablas en el caso de España).

Por eso dices, el problema es el capitalismo financiero, el fascismo es una de sus formas. Y aquí el error. El fascismo no es una de sus formas: es su forma. Y se termina imponiendo.

Y el fascismo no tiene nada que ver con las películas de Hollywood.


Vamos a hablar de fascismo utilizando algunos análisis de Dimitrov y la III Internacional, si os parece.

Primero que el fascismo esa la forma de dominación natural que utiliza la burguesia financiera, contra su enemigo, la revolución socialista.

“(Los círculos imperialistas)Intentan adelantarse al crecimiento de las fuerzas de la revolución mediante el aplastamiento del movimiento revolucionario de los obreros y campesinos y el ataque militar contra la Unión Soviética, baluarte del proletariado mundial. Para esto, necesitan el fascismo.”

Intentan adelantarse a la revolución, qué es lo que ocurre en España, que la victoria del Frente Popular viene a acelerar el proceso revolucionario. Dimitrov y la III Internacional hablan del mismo caso, pero para Alemania.

“En una serie de países -particularmente en Alemania- estos círculos imperialistas lograron, antes del viraje decisivo de las masas hacia la revolución, infligir al proletariado una derrota e instaurar la dictadura fascista.”

Existen diferentes variedades de fascismo. No tiene porque ser todo como Hollywood, como las películas muestran al nazismo que en este caso, en palabras de Dimitrov:

“La variedad más reaccionaria del fascismo es la de tipo alemán. Tiene la osadía de llamarse nacionalsocialismo, a pesar de no tener nada de común con el socialismo. El fascismo alemán no es solamente un nacionalismo burgués, es un chovinismo bestial. Es el sistema de gobierno del bandidaje político, un sistema de provocaciones y torturas contra la clase obrera y los elementos revolucionarios del campesinado, de la pequeña burguesía y de los intelectuales. Es la crueldad y la barbarie medievales, la agresividad desenfrenada contra los demás pueblos y países.”



En cuanto a lo de la República Popular... la historia de siempre.

Somos tan universalistas (como el artículo critica al PCPE y al PCOE), que nos quedamos en las consignas abstractas. Tanto que no somos capaces de ver lo que tenemos delante de nuestras narices: Qué la República Popular es un nombre, ¡un nombre! Una denominación.

Qué la República Popular no está formulada como una etapa previa... (cosa que defendía el PCPE y el PCOE hasta ayer). No.

Qué lo de la Asamblea Constituyente simplemente es la explicación de como se va a llevar a cabo el proceso de la instauración de lo que tu llamas nuevo poder. Porque una constitución no se hace antes del poder, si no despúes. Cuando tomas el poder, haces una constitución. Y tienes que hacer mejorar democratico-revolucionarias y socialistas, las cuales no están separadas por ninguna muralla china (lo explica Lenin).

Sí tú quieres ver ahí un “etapismo”, pues vale. Está muy claro que los que formulan lo de la República Popular lo que intentan es darle una forma a la dictadura del proletariado en nuestro país. Te dejo dos referencias, una es del artículo que estamos discutiendo:

“Porque el Movimiento Antifascista en este país no nace solamente como expresión del movimiento obrero y popular contra el fascismo y el monopolismo, si no que tiene unos objetivos muy claros: la recuperación de la República Popular que los fascistas nos robaron para así poder realizar la tarea histórica del socialismo. Por el carácter monopolista de este Estado, ya no caben medias tintas. Sin la Dictadura del Proletariado no se puede hablar de una República Popular y sin República Popular no podemos hablar de la Dictadura del Proletariado. No hace falta decir que la lucha por el derecho de autodeterminación del pueblo vasco, catalán y gallego va estrechamente unido a los objetivos estratégicos de la resistencia antifascista.”


Y otra es de un texto de Manuel Pérez Martinez:

“En España, como señala el proyecto de Programa de nuestro Partido, no existe ninguna etapa revolucionaria intermedia, ningún peldaño de la escalera histórica anterior a la revolución socialista. El desarrollo industrial, la transformación capitalista del campo, etc., la entrada, en suma, del capitalismo en la fase monopolista, imperialista, última de su desarrollo, ha terminado hace ya tiempo con los remanentes del régimen semifeudal y ha creado las bases económicas y sociales que hacen posible y necesario el paso al socialismo. Por consiguiente, el objetivo estratégico que persigue el partido es la expropiación de la oligarquía financiero-terrateniente, la demolición del Estado fascista e imperialista y la implantación de la República Popular. Como vemos, aquí queda claramente establecido que en España no queda más revolución pendiente que la socialista, y en consonancia con ese objetivo estratégico se avanzan algunas de las medidas que van a permitir acercarnos a ese periodo de comienzo de la reestructuración socialista. Para ese comienzo, no pueden ser lanzadas consignas netamente socialistas, tales como poder obrero o dictadura del proletariado, que ni serían comprendidas ni aceptadas por las grandes masas. A esa etapa corresponden consignas de carácter democrático-revolucionario que pueden ser compartidas por amplios sectores de la población, no sólo por el proletariado, aunque, ciertamente, sólo la clase obrera está interesada y luchará por llevarlas a cabo de manera consecuente hasta el final, es decir, hasta propiciar el salto de la cantidad de democracia a la nueva cualidad socialista una vez que se han creado todas las condiciones para ello, para que ese salto sea realmente revolucionario, encuentre una sólida base de masas, y no sea un salto en el vacío. ”


¿Aún no queda claro o vamos a seguir repitiendo los clichés que nos dan los que en la transición se escondieron, los del prosovietimo claudicador? Normal que estos últimos tengan tanto pavor a los revolucionarios que vayan soltando esos clichés por ahí a los jóvenes de sus partidos.
avatar
Shenin
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1712
Reputación : 1969
Fecha de inscripción : 09/12/2009

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Shenin el Lun Ago 05, 2013 11:24 pm

Empiezo por el final.

Antifascista escribió:Somos tan universalistas (como el artículo critica al PCPE y al PCOE), que nos quedamos en las consignas abstractas. Tanto que no somos capaces de ver lo que tenemos delante de nuestras narices: Qué la República Popular es un nombre, ¡un nombre! Una denominación.

¿Y qué es lo que he dicho?

Shenin escribió:Y esta revolución sólo puede ser realizada por la dictadura del proletariado, por la República Socialista. Otra cosa es la forma concreta que adopte como denominación dicha república. Quizá la República Popular se plantee como consigna (lo cual también es discutible),

Lo que pongo en cuestión es que "República Popular" sea la mejor forma de denominar a la dictadura del proletariado, precisamente por el significado histórico que tiene. Parece que no soy yo el que no ve lo que tiene ante sus narices.

Antifascista escribió:Por eso nadie está diciendo que un Estado monopolista tenga que ser fascista, claro que no. Ahora, que tiende al fascismo y a formas de dominación fascistas... ¡Por supuesto!.

Antifascista escribió:Verás, hablas de la combinación de elementos fascistas y democrático-burgueses. No existe un Estado Híbrido ¿Podría existir un Estado que a la vez fuera premonopolista y monopolista? ¿Es que porque haya pequeña propiedad en un país, este no es monopolista? ¿Ya es híbrido?.

Antifascista escribió:Lo que estás sacando tú es la teoría de la combinación. No hay tal combinación, no hay híbridos como te estoy diciendo. La burguesía no dice democracia-burguesa o fascismo...o las dos juntas. (Como tú hablas en el caso de España).

Por eso dices, el problema es el capitalismo financiero, el fascismo es una de sus formas. Y aquí el error. El fascismo no es una de sus formas: es su forma. Y se termina imponiendo.

Precisamente eso de definir el fascismo como el Estado del capitalismo monopolista es lo que he puesto en cuestión. Partes para rebatirme de lo que debes demostrar. La forma de Estado de la burguesía monopolista es el capitalismo monopolista de Estado. El fascismo es una forma de gobierno, de gestionarlo (y con él sus contradicciones tanto entre el capital y el trabajo como entre las distintas fracciones del capital), que se va haciendo dominante conforme se desarrolla la lucha de clases. Pero esto es una tendencia HISTÓRICA que, como tú mismo reconoces, tiene avances y retrocesos, según la coyuntura política. Por eso hablo de "combinaciones" y de "híbridos". Porque el desarrollo no es lineal, aunque su tendencia esté clara. Si hay avances y retrocesos, entonces hay situaciones transitorias. Y no es cierto que la democracia burguesa sea la forma de Estado de la burguesía ascensional en el capitalismo premonopolista. La democracia burguesa en el capitalismo premonopolista no es la norma sino la EXCEPCIÓN. ¿Democracia burguesa en las monarquías absolutistas de los albores del capitalismo? ¿Democracia burguesa en la Francia napoleónica? ¿Democracia burguesa en el Estado prusiano? ¡JA! ¡JA! ¡JA!

Antifascista escribió:Luego sacas a relucir eso de la burocracia-militar que caracterizaría el fascismo. Aunque el fascismo, de la mano del monopolismo traigan una gran burocratización y traiga el Ejército Profesional y todo esto, no podemos tener como referencia para ver si un país es fascista o no, el si hay una burocracia-militar constituida que... Eso son elementos cuantitativos. Lo cualitativo es ese terrorismo, esa represión contra la revolución socialista, esa contrarrevolución armada que es el facismo. Sin embargo mira por donde, en España si tenemos esa burocracia-militar. Porque uno de los poderes económicos y políticos del país (la monarquía) es la jefatura del ejército. Y en la constitución, en los primeros artículos se dice que el Ejército es el garante de la “democracia”.

Veamos qué tiene que ver todo esto con lo que yo he planteado:

Shenin escribió:El parlamentarismo burgués es una farsa para la clase obrera, pero no lo es para las distintas fracciones de la clase burguesa que lo utilizan a modo de "junta de accionistas" para delimitar el reparto de la plusvalía entre dichas fracciones, mientras que en los Estados fascistas esos órganos no pasan de ser meras conferencias consultivas en el mejor de los casos. En los Estados fascistas, además de desatarse una represión abierta y terrorista contra el movimiento obrero, estas contradicciones intercapitalistas son gestionadas de modo burocrático-militar. No solo se reprime al proletariado ante la perspectiva de una revolución socialista, sino que también se cierra filas de modo cuartelero en las propias filas de la clase dominante para evitar la menor fisura. Por ello el Estado español actual combina elementos fascistas y democrático-burgueses, combina elementos de ambas formas de gobierno. El desarrollo de órganos formalmente democrático-burgueses para incorporar a todas las fracciones del capital a la gestión del Estado se combina con los distintos mecanismos fascistas de terrorismo de Estado y de Estado de Excepción permanente.

Es decir, NADA. Porque no hablo de la existencia del aparato burocrático-militar, que es inherente a todo Estado del capital monopolista, sino que la presupongo. Hablo de la aplicación de MECANISMOS burocrático-militares para GESTIONAR las contradicciones INTERCAPITALISTAS, entre las distintas fracciones del capital.

Y no vale eso de citar de Dimitrov solo lo que nos mola:

Dimitrov escribió:El fascismo en el poder, camaradas, es, como acertadamente lo ha caracterizado el XIII Pleno del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista, la dictadura terrorista abierta de los elementos más reaccionarios, más chovinistas y más imperialistas del capital financiero.
[...]
Camaradas, no hay que representarse la subida del fascismo al poder de una forma tan simplista y llana, como si un comité cualquiera del capital financiero tomase el acuerdo de implantar en tal o cual día la dictadura fascista. En realidad, el fascismo llega generalmente al poder en lucha, a veces enconada, con los viejos partidos burgueses o con determinada parte de éstos, en lucha incluso en el seno del propio campo fascista, que muchas veces conduce a choques armados, como hemos visto en Alemania, Austria y otros países.

Ahí queda claro cómo Dimitrov no define el fascismo como dictadura abierta y terrorista del capital monopolista en general, sino como la ejercida por la fracción más reaccionaria de dicho capital monopolista no solo contra el pueblo trabajador, sino también contra fracciones de la propia clase burguesa.
avatar
Antifascista
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 113
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 05/08/2013

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Antifascista el Lun Ago 05, 2013 11:55 pm

Shenin escribió:Empiezo por el final.

Antifascista escribió:Somos tan universalistas (como el artículo critica al PCPE y al PCOE), que nos quedamos en las consignas abstractas. Tanto que no somos capaces de ver lo que tenemos delante de nuestras narices: Qué la República Popular es un nombre, ¡un nombre! Una denominación.

¿Y qué es lo que he dicho?

Shenin escribió:Y esta revolución sólo puede ser realizada por la dictadura del proletariado, por la República Socialista. Otra cosa es la forma concreta que adopte como denominación dicha república. Quizá la República Popular se plantee como consigna (lo cual también es discutible),

Lo que pongo en cuestión es que "República Popular" sea la mejor forma de denominar a la dictadura del proletariado, precisamente por el significado histórico que tiene. Parece que no soy yo el que no ve lo que tiene ante sus narices.

Antifascista escribió:Por eso nadie está diciendo que un Estado monopolista tenga que ser fascista, claro que no. Ahora, que tiende al fascismo y a formas de dominación fascistas... ¡Por supuesto!.

Antifascista escribió:Verás, hablas de la combinación de elementos fascistas y democrático-burgueses. No existe un Estado Híbrido ¿Podría existir un Estado que a la vez fuera premonopolista y monopolista? ¿Es que porque haya pequeña propiedad en un país, este no es monopolista? ¿Ya es híbrido?.

Antifascista escribió:Lo que estás sacando tú es la teoría de la combinación. No hay tal combinación, no hay híbridos como te estoy diciendo. La burguesía no dice democracia-burguesa o fascismo...o las dos juntas. (Como tú hablas en el caso de España).

Por eso dices, el problema es el capitalismo financiero, el fascismo es una de sus formas. Y aquí el error. El fascismo no es una de sus formas: es su forma. Y se termina imponiendo.

Precisamente eso de definir el fascismo como el Estado de la burguesía monopolista es lo que he puesto en cuestión. Partes para rebatirme de lo que debes demostrar. La forma de Estado de la burguesía monopolista es el capitalismo monopolista de Estado. El fascismo es una forma de gobierno, de gestionarlo (y con él sus contradicciones tanto entre el capital y el trabajo como entre las distintas fracciones del capital), que se va haciendo dominante conforme se desarrolla la lucha de clases. Pero esto es una tendencia HISTÓRICA que, como tú mismo reconoces, tiene avances y retrocesos, según la coyuntura política. Por eso hablo de "combinaciones" y de "híbridos". Porque el desarrollo no es lineal, aunque su tendencia esté clara. Si hay avances y retrocesos, entonces hay situaciones transitorias. Y no es cierto que la democracia burguesa sea la forma de Estado de la burguesía ascensional en el capitalismo premonopolista. La democracia burguesa en el capitalismo premonopolista no es la norma sino la EXCEPCIÓN. ¿Democracia burguesa en las monarquías absolutistas de los albores del capitalismo? ¿Democracia burguesa en la Francia napoleónica? ¿Democracia burguesa en el Estado prusiano? ¡JA! ¡JA! ¡JA!

Antifascista escribió:Luego sacas a relucir eso de la burocracia-militar que caracterizaría el fascismo. Aunque el fascismo, de la mano del monopolismo traigan una gran burocratización y traiga el Ejército Profesional y todo esto, no podemos tener como referencia para ver si un país es fascista o no, el si hay una burocracia-militar constituida que... Eso son elementos cuantitativos. Lo cualitativo es ese terrorismo, esa represión contra la revolución socialista, esa contrarrevolución armada que es el facismo. Sin embargo mira por donde, en España si tenemos esa burocracia-militar. Porque uno de los poderes económicos y políticos del país (la monarquía) es la jefatura del ejército. Y en la constitución, en los primeros artículos se dice que el Ejército es el garante de la “democracia”.

Veamos qué tiene que ver todo esto con lo que yo he planteado:

Shenin escribió:El parlamentarismo burgués es una farsa para la clase obrera, pero no lo es para las distintas fracciones de la clase burguesa que lo utilizan a modo de "junta de accionistas" para delimitar el reparto de la plusvalía entre dichas fracciones, mientras que en los Estados fascistas esos órganos no pasan de ser meras conferencias consultivas en el mejor de los casos. En los Estados fascistas, además de desatarse una represión abierta y terrorista contra el movimiento obrero, estas contradicciones intercapitalistas son gestionadas de modo burocrático-militar. No solo se reprime al proletariado ante la perspectiva de una revolución socialista, sino que también se cierra filas de modo cuartelero en las propias filas de la clase dominante para evitar la menor fisura. Por ello el Estado español actual combina elementos fascistas y democrático-burgueses, combina elementos de ambas formas de gobierno. El desarrollo de órganos formalmente democrático-burgueses para incorporar a todas las fracciones del capital a la gestión del Estado se combina con los distintos mecanismos fascistas de terrorismo de Estado y de Estado de Excepción permanente.

Es decir, NADA. Porque no hablo de la existencia del aparato burocrático-militar, que es inherente a todo Estado del capital monopolista, sino que la presupongo. Hablo de la aplicación de MECANISMOS burocrático-militares para GESTIONAR las contradicciones INTERCAPITALISTAS, entre las distintas fracciones del capital.

Y no vale eso de citar de Dimitrov solo lo que nos mola:

Dimitrov escribió:El fascismo en el poder, camaradas, es, como acertadamente lo ha caracterizado el XIII Pleno del Comité Ejecutivo de la Internacional Comunista, la dictadura terrorista abierta de los elementos más reaccionarios, más chovinistas y más imperialistas del capital financiero.
[...]
Camaradas, no hay que representarse la subida del fascismo al poder de una forma tan simplista y llana, como si un comité cualquiera del capital financiero tomase el acuerdo de implantar en tal o cual día la dictadura fascista. En realidad, el fascismo llega generalmente al poder en lucha, a veces enconada, con los viejos partidos burgueses o con determinada parte de éstos, en lucha incluso en el seno del propio campo fascista, que muchas veces conduce a choques armados, como hemos visto en Alemania, Austria y otros países.

Ahí queda claro cómo Dimitrov no define el fascismo como dictadura abierta y terrorista del capital monopolista en general, sino como la ejercida por la fracción más reaccionaria de dicho capital monopolista no solo contra el pueblo trabajador, sino también contra fracciones de la propia clase burguesa.

¿Citar lo que nos mola? No sé si para ti, como para muchos de Twitter, Facebook y demás moderneces la revolución es un "hobbie", pero te aseguro que no lo es para mi.

¿Es que cuando hablamos de que el capital financiero está en el poder en la etapa del imperialismo... estamos hablando de todos los elementos del capital financiero? ¿Todos tienen el mismo poder? ¿Es que no existen monopolios más fuertes que otros?

Tú me sacas esa cita. Yo puedo sacar otras que si generalizan el fascismo a un fenómeno del monopolismo en general:

-"Desenmascarar el fascismo como destructor y sepulturero del movimiento sindical; desenmascarar el fascismo como ideolgía del capital bancario y del imperialismo."

-"Hemos de darnos perfectamente cuenta de que el fascismo no es un fenómeno local, temporal o transitorio, sino que representa un sistema de dominación de clase de la burguesía capitalista y de su dictadura en la época del imperialismo y de la revolución social."

Y cuando dices:

" La forma de Estado de la burguesía monopolista es el capitalismo monopolista de Estado. El fascismo es una forma de gobierno, de gestionarlo (y con él sus contradicciones tanto entre el capital y el trabajo como entre las distintas fracciones del capital), que se va haciendo dominante conforme se desarrolla la lucha de clases."

Podemos contestar que como dice Dimitrov, el fascismo no es una forma de gobierno, si no una forma de Estado:

"La subida del fascismo al poder no es un simple cambio de un gobierno burgués por otro, sino la sustitución de una forma estatal de la dominación de clase de la burguesía -la democracia burguesa- por otra, por la dictadura terrorista abierta. "





Por otro lado, respecto a lo de la República Popular.

La denominación viene dado que el fascismo robó a las masas obreras y populares de este país, la República del Frente Popular. Yo creo que la cosa viene de ahí: de darle un sentido histórico, nacional. Esto está muy alejado de las abstracciones o las importaciones del KKE a España. (No te acuso de eso, solo te digo mi postura en cuanto a que las revoluciones se dan en una realidad concreta y formada históricamente.)

No viene de la nueva democracia China ni de las Repúblicas Populares del Este. Tiene un sentido relacionado con la historia del país y de la lucha contra el fascismo y el monopolismo impuesto por ese. Pero vuelvo a decir: es un nombre. Lo importante es el contenido: la dictadura del proletariado.
avatar
Shenin
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1712
Reputación : 1969
Fecha de inscripción : 09/12/2009

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Shenin el Mar Ago 06, 2013 12:42 am

Antifascista escribió:¿Es que cuando hablamos de que el capital financiero está en el poder en la etapa del imperialismo... estamos hablando de todos los elementos del capital financiero? ¿Todos tienen el mismo poder? ¿Es que no existen monopolios más fuertes que otros?

Efectivamente, unos tienen más poder que otros, puesto unos tienen mayor capital acumulado que otros. La cuestión está en el modo de gestionar las contradicciones entre ellos, como no me he cansado de repetir.

Luego me sacas citas de Dimitrov que no hacen más que darme la razón.

"Desenmascarar el fascismo como destructor y sepulturero del movimiento sindical; desenmascarar el fascismo como ideolgía del capital bancario y del imperialismo."

"Como ideología del imperialismo", como ideología funcional a la dictadura de los monopolios, no como la única forma de gobierno posible en la etapa imperialista. Eso no lo dice por ninguna parte.

"Hemos de darnos perfectamente cuenta de que el fascismo no es un fenómeno local, temporal o transitorio, sino que representa un sistema de dominación de clase de la burguesía capitalista y de su dictadura en la época del imperialismo y de la revolución social."

UN sistema de dominación de clase. No EL sistema de dominación de clase, tal y como decías antes.

Antifascista escribió:Podemos contestar que como dice Dimitrov, el fascismo no es una forma de gobierno, si no una forma de Estado:

"La subida del fascismo al poder no es un simple cambio de un gobierno burgués por otro, sino la sustitución de una forma estatal de la dominación de clase de la burguesía -la democracia burguesa- por otra, por la dictadura terrorista abierta. "

Sin embargo, en otros textos, Dimitrov, se expresa con más claridad...

"La particularidad consiste en el hecho de que, a diferencia, por ejemplo, del fascismo de Italia, en dichos países el fascismo viene predominantemente no desde abajo, por medio de un movimiento de masas hasta su establecimiento como una forma estatal de gobierno, sino al contrario desde arriba."

Y completa la formulación hasta "forma estatal de GOBIERNO". Si Dimitrov tuvo un lapsus en su discurso ante el congreso de la Komintern, ya es su problema. Además, el debate va más allá de las citas. Como he comentado, es falso ese esquema de democracia burguesa=Estado del capitalismo premonopolista y fascismo=Estado del capital monopolista, pues la democracia burguesa es la excepción y no la norma en el capitalismo premonopolista. Y también es fundamental la caracterización que hace la Komintern del fascismo señalándolo como dictadura abierta y terrorista de los elementos más reaccionarios del gran capital monopolista, señalando que los métodos terroristas no se extienden solo al proletariado, sino también a fracciones de la propia clase burguesa.

Sobre la República Popular.

El fascismo no robó a las masas ninguna república popular, puesto que la Segunda República siempre fue una república burguesa. Incluso a partir del 36 era la pequeña burguesía la que dirigía el Estado y no el proletariado. Otra cosa es que en el marco de la revolución democrático-burguesa la pequeña burguesía, y alguna no tan pequeña, al frente del Estado se viera entre la espada y la pared ante un golpe fascista contra ella y tuviera que apoyarse en las masas obreras y populares. Eso sí, no sin miedo ni tampoco sin traicionarlas al final de la guerra. Lo de que la República del Frente Popular era ya de carácter popular (¡sin la dirección del proletariado!) es precisamente un mito inventado por revisionistas como Dolores Ibárruri. Así que no sé de dónde te sacas eso del "sentido relacionado con la historia del país y de la lucha contra el fascismo y el monopolismo impuesto por ese". Que, por cierto, no es el fascismo el que impone el monopolismo sino AL REVÉS.

Pero el caso es que, incluso desde el punto de vista histórico local que planteas, me parece erróneo hablar de República Popular.
avatar
Antifascista
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 113
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 05/08/2013

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Antifascista el Mar Ago 06, 2013 1:52 am

Shenin escribió:
Antifascista escribió:¿Es que cuando hablamos de que el capital financiero está en el poder en la etapa del imperialismo... estamos hablando de todos los elementos del capital financiero? ¿Todos tienen el mismo poder? ¿Es que no existen monopolios más fuertes que otros?

Efectivamente, unos tienen más poder que otros, puesto unos tienen mayor capital acumulado que otros. La cuestión está en el modo de gestionar las contradicciones entre ellos, como no me he cansado de repetir.

Luego me sacas citas de Dimitrov que no hacen más que darme la razón.

"Desenmascarar el fascismo como destructor y sepulturero del movimiento sindical; desenmascarar el fascismo como ideolgía del capital bancario y del imperialismo."

"Como ideología del imperialismo", como ideología funcional a la dictadura de los monopolios, no como la única forma de gobierno posible en la etapa imperialista. Eso no lo dice por ninguna parte.

"Hemos de darnos perfectamente cuenta de que el fascismo no es un fenómeno local, temporal o transitorio, sino que representa un sistema de dominación de clase de la burguesía capitalista y de su dictadura en la época del imperialismo y de la revolución social."

UN sistema de dominación de clase. No EL sistema de dominación de clase, tal y como decías antes.

Antifascista escribió:Podemos contestar que como dice Dimitrov, el fascismo no es una forma de gobierno, si no una forma de Estado:

"La subida del fascismo al poder no es un simple cambio de un gobierno burgués por otro, sino la sustitución de una forma estatal de la dominación de clase de la burguesía -la democracia burguesa- por otra, por la dictadura terrorista abierta. "

Sin embargo, en otros textos, Dimitrov, se expresa con más claridad...

"La particularidad consiste en el hecho de que, a diferencia, por ejemplo, del fascismo de Italia, en dichos países el fascismo viene predominantemente no desde abajo, por medio de un movimiento de masas hasta su establecimiento como una forma estatal de gobierno, sino al contrario desde arriba."

Y completa la formulación hasta "forma estatal de GOBIERNO". Si Dimitrov tuvo un lapsus en su discurso ante el congreso de la Komintern, ya es su problema. Además, el debate va más allá de las citas. Como he comentado, es falso ese esquema de democracia burguesa=Estado del capitalismo premonopolista y fascismo=Estado del capital monopolista, pues la democracia burguesa es la excepción y no la norma en el capitalismo premonopolista. Y también es fundamental la caracterización que hace la Komintern del fascismo señalándolo como dictadura abierta y terrorista de los elementos más reaccionarios del gran capital monopolista, señalando que los métodos terroristas no se extienden solo al proletariado, sino también a fracciones de la propia clase burguesa.

Sobre la República Popular.

El fascismo no robó a las masas ninguna república popular, puesto que la Segunda República siempre fue una república burguesa. Incluso a partir del 36 era la pequeña burguesía la que dirigía el Estado y no el proletariado. Otra cosa es que en el marco de la revolución democrático-burguesa la pequeña burguesía, y alguna no tan pequeña, al frente del Estado se viera entre la espada y la pared ante un golpe fascista contra ella y tuviera que apoyarse en las masas obreras y populares. Eso sí, no sin miedo ni tampoco sin traicionarlas al final de la guerra. Lo de que la República del Frente Popular era ya de carácter popular (¡sin la dirección del proletariado!) es precisamente un mito inventado por revisionistas como Dolores Ibárruri. Así que no sé de dónde te sacas eso del "sentido relacionado con la historia del país y de la lucha contra el fascismo y el monopolismo impuesto por ese". Que, por cierto, no es el fascismo el que impone el monopolismo sino AL REVÉS.

Pero el caso es que, incluso desde el punto de vista histórico local que planteas, me parece erróneo hablar de República Popular.


Mira, me da igual que mires las comas, los puntos y los "un". Incluso que Dimitrov tuviera lapsus y aciertos cuando a ti te interesa.

Dimitrov está estableciendo el fascismo como la forma de dominación de un Estado Imperialista, contra la revolución socialista. Y lo establece como una ley (como una tendencia, con sus avances y retrocesos).

Sí Dimitrov estuviera hablando de una forma más de dominación del imperialismo, no lo establecería como una ley, como algo que se tiene que dar en todos los paises:

"El fascismo es la última fase de la (¡Hey mira! Aquí dice "la) dominación de clase de la burguesía. Todos los países burgueses pasan uno tras otro, tarde o temprano, al fascismo -por medio de golpes de Estado o de manera "pacífica"; de manera más brutal o "más suave"- los métodos de transición pueden ser diversos y dependen de las particularidades, de las circunstancias, de la estructura social y de la correlación de las fuerzas de clase y políticas en un país determinado."

Supongo que es otro lapsus dimitroviano. En fin...


En cuanto a la República Popular.

Qué me da igual, que es una denominación. El Partido del que estamos hablando la consideró acertada, yo entiendo que por los argumentos que te he dado. Fin. Un término que vienen defendiendo desde hace años, junto el tema de la dictadura del proletariado como única salida (¡40 años que todos esos partiditos de la democracia burguesa!).

Cómo Mao habla de "Nueva democracia popular", ya no se puede usar el nombre de República Popular. Es un término que está "cogido" ¿no?. Mao tiene el copyright ¿cierto?.

Unión Proletaria lo llamaba República Democrática (¿Pero eso no está ya cogido por el Congo, Afganistán y la RDA?).

Cuba se llama República de Cuba.

El nombre viene determinado por las circustancias nacionales entiendo yo. Tú pones el grito en el cielo. ¡El Frente Popular no estaba dirigido por el proletariado! (A pesar de estar formado por el PCE, si eso no era el proletariado... Con la propia estrategia de la III Internacional, que era hacer que la burguesía trabajase a rebujo del proletariado con los frentes populares).

Que ya sabemos que la República del 36 no era socialismo. Pero el referente histórico del pueblo español en cuanto a libertades ¿No son acaso las dos experiencias republicanas? (Quizás para ti también lo sea la experiencia actual, el regimen antifascista del 78, ironía).

Por último terminar con eso de que yo he cometido el error de la vida diciendo que el fascismo impone el monopolismo en este país. Porque claro ¡Es al revés!.

Es cierto, el fascismo es la forma de dominación del capital monopolista. Pero como sabemos, esto no deja de ser una ley del materialismo histórico, es decir, no podemos verlo como algo estático. Cómo dice Dimitrov el fascismo aparece en diferentes circustancias, según sus particularidades.

En el caso de España lamento decirte que no es un país monopolista hasta los años 50 (sin el fascismo no podría haber sido así). Lamento tu falta de conocimiento sobre la historia de tu país. Lo mismo eres como los del PCPE y el PCOE, que vives en las abstracciones, en la nubes de los enterados. El suelo es para "terroristas" y revolucionarios que sí sienten que forman parte de la lucha de la clase obrera y el pueblo español, que padecen la opresión y se oponen a ella con hechos.
avatar
Shenin
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1712
Reputación : 1969
Fecha de inscripción : 09/12/2009

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Shenin el Mar Ago 06, 2013 3:51 am

Mi falta de conocimiento de la historia de este país es muy grande, pero no me impide saber que fue precisamente el capital monopolista, concretamente la familia March, quien financió el golpe de Estado fascista de 1936. Porque el capital monopolista y el capital financiero existían ya en España antes de 1950, sobre todo en sectores estratégicos como el transporte ferroviario o el energético, participados, además, por el capital monopolista extranjero. Otra cosa es que, dado el carácter semifeudal del país, estuviera menos desarrollado que en otros países y tuviera que aliarse con la oligarquía terrateniente. Además, la fase monopolista del capitalismo no es nacional, sino internacional. No entra en ella cada país a su bola. El capital monopolista domina la vida económica de todos los países, no solo de los imperialistas. Por eso una de las características del imperialismo es la exportación de capitales. No en vano, el fascismo en España se impone gracias a la intervención, en mayor o menor medida, de los países imperialistas, tanto "aliados" como del Eje. ¡Toma abstracción!

Por otra parte, más allá de las chorradas sobre el copyright, sería interesante que nos dijeras cuándo dirigió el PCE el frente popular. Ya te adelanto que no vas a poder, porque el frente popular en España siempre estuvo dirigido por la pequeña burguesía, ya fuera a través de la izquierda republicana o a través del PSOE. Que la Komintern y el PCE planearan dirigirlo no quiere decir que eso se llegara a hacer. Esas "condiciones nacionales" no son tales. Porque esas repúblicas, pese a sus colosales conquistas democráticas, no fueron populares ni tampoco las masas las conmemoran como tales. Es más, ni siquiera se denominaban como tales, siendo su nombre el de "República Española", y ya. Y sí, como bien dices, solo es una denominación. Pero el problema viene cuando para explicar su por qué traes a colación "condiciones nacionales" que, como digo, no existen.

Antifascista escribió:Mira, me da igual que mires las comas, los puntos y los "un". Incluso que Dimitrov tuviera lapsus y aciertos cuando a ti te interesa.

Dimitrov está estableciendo el fascismo como la forma de dominación de un Estado Imperialista, contra la revolución socialista. Y lo establece como una ley (como una tendencia, con sus avances y retrocesos).

Sí Dimitrov estuviera hablando de una forma más de dominación del imperialismo, no lo establecería como una ley, como algo que se tiene que dar en todos los paises:

"El fascismo es la última fase de la (¡Hey mira! Aquí dice "la) dominación de clase de la burguesía. Todos los países burgueses pasan uno tras otro, tarde o temprano, al fascismo -por medio de golpes de Estado o de manera "pacífica"; de manera más brutal o "más suave"- los métodos de transición pueden ser diversos y dependen de las particularidades, de las circunstancias, de la estructura social y de la correlación de las fuerzas de clase y políticas en un país determinado."

Supongo que es otro lapsus dimitroviano. En fin...

Dimitrov lo que establece es una TENDENCIA HISTÓRICA hacia el fascismo como forma de gestionar las contradicciones del capitalismo conforme se agudiza la lucha de clases. No que el fascismo sea la forma de gestionar esas contradicciones necesariamente en todo momento y en cualquier país capitalista a partir de tal o cual momento. También la tendencia hacia la revolución socialista está ahí y no por eso deja de haber reflujos, incluso que duran décadas. Dimitrov habla y escribe en un contexto en el que existe la URSS como base de apoyo de la revolución mundial y en el que era o, al menos parecía, inminente un estallido revolucionario. Tú coges la tendencia y ya das por culminado el proceso. Luego nos hablas de que el proceso tiene avances y retrocesos, a ver si nos contentamos con ese "barniz dialéctico". Eso sí, que no falte el aferrarse a las citas, que no falte el argumento de autoridad.
avatar
Antifascista
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 113
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 05/08/2013

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Antifascista el Mar Ago 06, 2013 11:16 am

Shenin escribió:Mi falta de conocimiento de la historia de este país es muy grande, pero no me impide saber que fue precisamente el capital monopolista, concretamente la familia March, quien financió el golpe de Estado fascista de 1936. Porque el capital monopolista y el capital financiero existían ya en España antes de 1950, sobre todo en sectores estratégicos como el transporte ferroviario o el energético, participados, además, por el capital monopolista extranjero. Otra cosa es que, dado el carácter semifeudal del país, estuviera menos desarrollado que en otros países y tuviera que aliarse con la oligarquía terrateniente. Además, la fase monopolista del capitalismo no es nacional, sino internacional. No entra en ella cada país a su bola. El capital monopolista domina la vida económica de todos los países, no solo de los imperialistas. Por eso una de las características del imperialismo es la exportación de capitales. No en vano, el fascismo en España se impone gracias a la intervención, en mayor o menor medida, de los países imperialistas, tanto "aliados" como del Eje. ¡Toma abstracción!

Por otra parte, más allá de las chorradas sobre el copyright, sería interesante que nos dijeras cuándo dirigió el PCE el frente popular. Ya te adelanto que no vas a poder, porque el frente popular en España siempre estuvo dirigido por la pequeña burguesía, ya fuera a través de la izquierda republicana o a través del PSOE. Que la Komintern y el PCE planearan dirigirlo no quiere decir que eso se llegara a hacer. Esas "condiciones nacionales" no son tales. Porque esas repúblicas, pese a sus colosales conquistas democráticas, no fueron populares ni tampoco las masas las conmemoran como tales. Es más, ni siquiera se denominaban como tales, siendo su nombre el de "República Española", y ya. Y sí, como bien dices, solo es una denominación. Pero el problema viene cuando para explicar su por qué traes a colación "condiciones nacionales" que, como digo, no existen.

Antifascista escribió:Mira, me da igual que mires las comas, los puntos y los "un". Incluso que Dimitrov tuviera lapsus y aciertos cuando a ti te interesa.

Dimitrov está estableciendo el fascismo como la forma de dominación de un Estado Imperialista, contra la revolución socialista. Y lo establece como una ley (como una tendencia, con sus avances y retrocesos).

Sí Dimitrov estuviera hablando de una forma más de dominación del imperialismo, no lo establecería como una ley, como algo que se tiene que dar en todos los paises:

"El fascismo es la última fase de la (¡Hey mira! Aquí dice "la) dominación de clase de la burguesía. Todos los países burgueses pasan uno tras otro, tarde o temprano, al fascismo -por medio de golpes de Estado o de manera "pacífica"; de manera más brutal o "más suave"- los métodos de transición pueden ser diversos y dependen de las particularidades, de las circunstancias, de la estructura social y de la correlación de las fuerzas de clase y políticas en un país determinado."

Supongo que es otro lapsus dimitroviano. En fin...

Dimitrov lo que establece es una TENDENCIA HISTÓRICA hacia el fascismo como forma de gestionar las contradicciones del capitalismo conforme se agudiza la lucha de clases. No que el fascismo sea la forma de gestionar esas contradicciones necesariamente en todo momento y en cualquier país capitalista a partir de tal o cual momento. También la tendencia hacia la revolución socialista está ahí y no por eso deja de haber reflujos, incluso que duran décadas. Dimitrov habla y escribe en un contexto en el que existe la URSS como base de apoyo de la revolución mundial y en el que era o, al menos parecía, inminente un estallido revolucionario. Tú coges la tendencia y ya das por culminado el proceso. Luego nos hablas de que el proceso tiene avances y retrocesos, a ver si nos contentamos con ese "barniz dialéctico". Eso sí, que no falte el aferrarse a las citas, que no falte el argumento de autoridad.


1. Sobre el monopolismo en España estamos diciendo lo mismo. Cuando yo digo que el fascismo trae el monopolismo a este país, estoy diciendo que convierte a España en un país imperialista. No creo que esto niegue la existencia de monopolistas en los años 30, ni una financiación imperialsta. ¿No?.

2. Yo no he dicho que el PCE dirigiese el Frente Popular, si no que formaba parte de él y por lo tanto el proletariado si jugó un papel de dirigente en algunos aspectos. Cómo por ejemplo en la formación del Ejército Popular.

3. Lo de la tendencia es algo que vengo diciendo en todos mis comentarios. Tú dices que una tendencia es la revolución socialista, entendemos entonces lo mismo por tendencia: una ley del materialismo histórico. ¿Dónde está la contradicción?.

Me acusas de darle un barniz dialéctico ¿Por qué? Tú haces lo mismo "no por eso deja de haber reflujos, incluso que duran décadas.". ¿Dónde está entonces el problema?.

¿Me puedes decir cuando he dicho yo que el fascismo "sea la forma de gestionar esas contradicciones necesariamente en todo momento y en cualquier país capitalista a partir de tal o cual momento."? Porque eso significaría que el fascismo se impone directamente en todo país imperialista y yo no he dicho eso. Yo vengo diciendo en todos los comentarios que el fascismo es una tendencia en todos y cada uno de los países imperialistas.

Lo vengo diciendo desde el principio.

PD: Con lo de las citas y la autoridad... lo que no sé es como tienes tú la "Autoridad" de recriminar eso, cuando tienes que agarrarte a los "un", para justificar algo que luego tienes que desmentir en el siguiente mensaje. Antes el fascismo era "una" forma de dominación del capital monopolista. Ahora, cuando yo te he puesto lo que sigue la cita, es una tendencia. Te mueves de un lado para el otro, como un combate de boxeo, para tumbar al rival. Ya veo lo que son los foros comunistas.
avatar
Shenin
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1712
Reputación : 1969
Fecha de inscripción : 09/12/2009

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Shenin el Mar Ago 06, 2013 11:56 am

Antifascista escribió:1. Sobre el monopolismo en España estamos diciendo lo mismo. Cuando yo digo que el fascismo trae el monopolismo a este país, estoy diciendo que convierte a España en un país imperialista. No creo que esto niegue la existencia de monopolistas en los años 30, ni una financiación imperialsta. ¿No?.

¿Pero entonces el capital monopolista impuso el fascismo en España sí o no?

Antifscista escribió:2. Yo no he dicho que el PCE dirigiese el Frente Popular, si no que formaba parte de él y por lo tanto el proletariado si jugó un papel de dirigente en algunos aspectos. Cómo por ejemplo en la formación del Ejército Popular.

Y ese Ejército Popular lo dirigía el PSOE, que era el que tenía la cartera de Guerra. El PCE nunca llegó a dirigir el Frente Popular. La pequeña burguesía entregó Madrid a los fascistas antes de que eso sucediera.

Antifascista escribió:3. Lo de la tendencia es algo que vengo diciendo en todos mis comentarios. Tú dices que una tendencia es la revolución socialista, entendemos entonces lo mismo por tendencia: una ley del materialismo histórico. ¿Dónde está la contradicción?.

Me acusas de darle un barniz dialéctico ¿Por qué? Tú haces lo mismo "no por eso deja de haber reflujos, incluso que duran décadas.". ¿Dónde está entonces el problema?.

¿Me puedes decir cuando he dicho yo que el fascismo "sea la forma de gestionar esas contradicciones necesariamente en todo momento y en cualquier país capitalista a partir de tal o cual momento."? Porque eso significaría que el fascismo se impone directamente en todo país imperialista y yo no he dicho eso. Yo vengo diciendo en todos los comentarios que el fascismo es una tendencia en todos y cada uno de los países imperialistas.

Lo vengo diciendo desde el principio.

El problema está cuando hablas de avances y retrocesos sólo de boquilla, sin identificar los retrocesos que puede experimentar la tendencia histórica hacia el fascismo en cada coyuntura. Yo sí lo hago. Por eso, como le comenté a Dzerjinskii, ni caracterizo como fascistas la mayoría de Estados capitalistas de hoy ni los caracterizo como democracias burguesas, sino que expongo cómo actualmente se dan elementos de lo uno y de lo otro y que no se parte de la democracia burguesa que existía previamente al auge del fascismo en los años 20 y 30. Y no sólo en España, sino también en los demás países capitalistas. Precisamente, porque en mi caso la dialéctica no es un simple barniz, tengo en cuenta que existen situaciones transitorias, tanto de avance como de retroceso.

Antifascista escribió:PD: Con lo de las citas y la autoridad... lo que no sé es como tienes tú la "Autoridad" de recriminar eso, cuando tienes que agarrarte a los "un", para justificar algo que luego tienes que desmentir en el siguiente mensaje. Antes el fascismo era "una" forma de dominación del capital monopolista. Ahora, cuando yo te he puesto lo que sigue la cita, es una tendencia. Te mueves de un lado para el otro, como un combate de boxeo, para tumbar al rival. Ya veo lo que son los foros comunistas.

Pues no, porque yo no me limito a los "un", pues ya he dicho que la cosa va más allá de las citas. Precisamente he argumentado cómo no es cierto que la democracia burguesa sea el Estado del capitalismo pre-monopolista y he planteado la cuestión de las formas de Estado y las formas de gobierno y la relación de estas últimas con las formas de gestión de las distintas contradicciones del capitalismo y relacionándolo con la tendencia hacia la reacción del capitalismo en su fase monopolista. Incluso me he referido al papel orgánico que juegan hoy en día en el Estado español instituciones como el parlamento en la forma de gestionar las contradicciones del capitalismo español, tanto entre la burguesía y el proletariado como entre las distintas fracciones de la burguesía. Mientras, tú eres incapaz de caracterizar el fascismo sin citar a Dimitrov hasta para poner la lavadora.

Y ya me parece que nos estamos repitiendo. Las posiciones están perfectamente delimitadas. No estamos aportando nada nuevo al debate.
avatar
Antifascista
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 113
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 05/08/2013

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Antifascista el Mar Ago 06, 2013 12:52 pm

Shenin escribió:
Antifascista escribió:1. Sobre el monopolismo en España estamos diciendo lo mismo. Cuando yo digo que el fascismo trae el monopolismo a este país, estoy diciendo que convierte a España en un país imperialista. No creo que esto niegue la existencia de monopolistas en los años 30, ni una financiación imperialsta. ¿No?.

¿Pero entonces el capital monopolista impuso el fascismo en España sí o no?

Antifscista escribió:2. Yo no he dicho que el PCE dirigiese el Frente Popular, si no que formaba parte de él y por lo tanto el proletariado si jugó un papel de dirigente en algunos aspectos. Cómo por ejemplo en la formación del Ejército Popular.

Y ese Ejército Popular lo dirigía el PSOE, que era el que tenía la cartera de Guerra. El PCE nunca llegó a dirigir el Frente Popular. La pequeña burguesía entregó Madrid a los fascistas antes de que eso sucediera.

Antifascista escribió:3. Lo de la tendencia es algo que vengo diciendo en todos mis comentarios. Tú dices que una tendencia es la revolución socialista, entendemos entonces lo mismo por tendencia: una ley del materialismo histórico. ¿Dónde está la contradicción?.

Me acusas de darle un barniz dialéctico ¿Por qué? Tú haces lo mismo "no por eso deja de haber reflujos, incluso que duran décadas.". ¿Dónde está entonces el problema?.

¿Me puedes decir cuando he dicho yo que el fascismo "sea la forma de gestionar esas contradicciones necesariamente en todo momento y en cualquier país capitalista a partir de tal o cual momento."? Porque eso significaría que el fascismo se impone directamente en todo país imperialista y yo no he dicho eso. Yo vengo diciendo en todos los comentarios que el fascismo es una tendencia en todos y cada uno de los países imperialistas.

Lo vengo diciendo desde el principio.

El problema está cuando hablas de avances y retrocesos sólo de boquilla, sin identificar los retrocesos que puede experimentar la tendencia histórica hacia el fascismo en cada coyuntura. Yo sí lo hago. Por eso, como le comenté a Dzerjinskii, ni caracterizo como fascistas la mayoría de Estados capitalistas de hoy ni los caracterizo como democracias burguesas, sino que expongo cómo actualmente se dan elementos de lo uno y de lo otro y que no se parte de la democracia burguesa que existía previamente al auge del fascismo en los años 20 y 30. Y no sólo en España, sino también en los demás países capitalistas. Precisamente, porque en mi caso la dialéctica no es un simple barniz, tengo en cuenta que existen situaciones transitorias, tanto de avance como de retroceso.

Antifascista escribió:PD: Con lo de las citas y la autoridad... lo que no sé es como tienes tú la "Autoridad" de recriminar eso, cuando tienes que agarrarte a los "un", para justificar algo que luego tienes que desmentir en el siguiente mensaje. Antes el fascismo era "una" forma de dominación del capital monopolista. Ahora, cuando yo te he puesto lo que sigue la cita, es una tendencia. Te mueves de un lado para el otro, como un combate de boxeo, para tumbar al rival. Ya veo lo que son los foros comunistas.

Pues no, porque yo no me limito a los "un", pues ya he dicho que la cosa va más allá de las citas. Precisamente he argumentado cómo no es cierto que la democracia burguesa sea el Estado del capitalismo pre-monopolista y he planteado la cuestión de las formas de Estado y las formas de gobierno y la relación de estas últimas con las formas de gestión de las distintas contradicciones del capitalismo y relacionándolo con la tendencia hacia la reacción del capitalismo en su fase monopolista. Incluso me he referido al papel orgánico que juegan hoy en día en el Estado español instituciones como el parlamento en la forma de gestionar las contradicciones del capitalismo español, tanto entre la burguesía y el proletariado como entre las distintas fracciones de la burguesía. Mientras, tú eres incapaz de caracterizar el fascismo sin citar a Dimitrov hasta para poner la lavadora.

Y ya me parece que nos estamos repitiendo. Las posiciones están perfectamente delimitadas. No estamos aportando nada nuevo al debate.

1.Yo he dicho que el fascismo instaura el monopolismo en España. Que lo convierte en un país imperialista en los 50, punto. Vuelvo a repetir lo mismo: no he negado que el golpe lo diesen monopolistas ni paises imperialistas. No hay ningún punto discordante aquí.

2. El Ejército Popular no tiene ni punto de comparación con el viejo ejército. La política de la guerra, estaba a rebujo de la estrategia de los comunistas, que era ganar la guerra para hacer la revolución, avalada por una cantidad inmensa de propaganda que salía de las instituciones oficiales.

El PCE tuvo un peso en el Frente Popular, yo nunca he dicho que tenga el peso del Frente Popular.

De todos modos, cuando hablamos de República Popular, no estamos hablando solo del proletariado (aunque sea el dirigente de esa futura República) si no también de los sectores populares (que tendrán que aliarse con el proletariado).

3. Tu punto es el siguiente: En España se da un retroceso en cuanto la tendencia del fascismo en la transición, por lo tanto surgen formas de dominación democrático-burguesas. Podemos "aceptar" esta explicación. Pero no podemos aceptar que exista un régimen "transitorio" con motivo de un retroceso, que iguale las formas de fascismo y las democrático-burguesas.

Tiene que existir una fuerza dominante en una de las dos formas de dominación. ¿O es que porque haya fruterías y mucha PYME España ya no es un país monopolista?. Siempre hablamos de tendencias.

Esas formas "Democrático-burguesas" (que para mi solo son apariencias, pero bueno) ¿al servicio de quien están? ¿Del capitalismo "bueno", pequeñoburgués? ¿O forman parte de una reforma del propio fascismo? Esa es la cuestión.

¿Qué tiene que hacer una organización comunista ante una reforma del propio fascismo para perpetuarse los mismos? ¿No denunciarla?

Claro que han cambiado cosas respecto a la etapa franquista ¿quien lo niega? Pero lo que no ha cambiado ha sido el monopolismo y su represión a todas aquellas fuerzas que intentan disputarle el trono.

Que ya no hay garrote, que ya no hay paseillos, que ya no hay que hacer el saludo falangista...¿y qué?. Eso son formas que adopta el fascismo en una determinada etapa histórica. El fascismo actual puede prescindir de eso.

Te pregunto por lo que cambió, pero si quieres primero te digo yo algunas cosas que no cambiaron:

La constitución es impuesta directamente por el Ejército, no da ningún derecho democrático burgués como pueda ser la autodeterminación de las naciones (encerrando bajo llave a quien reclama este derecho), hay una continuidad "cultural" de una etapa del fascismo a otra: no hay memoria histórica y no hay rehabilitación de los antifascistas. En todos los casos que ha desaparecido el fascismo, por ejemplo como en Alemania, ha habido una rehabilitación a los antifascistas. Y claro, luego en Alemania vuelve la tendencia al fascismo. Ahí si podemos hablar de un retroceso y una posterior tendencia.

¿Sobre qué se forjó la nueva etapa del fascismo? Sobre represión, sobre muertes. No sobre asambleas, ni siquiera una libre concurrencia de los partidos de todo tipo, no. Los partidos fueron legalizados por el propio fascismo, por eso el PCE puedo ser legal y otros no. Cuando en una libre concurrencia parlamentaria, como tú defiendes (que el parlamento a vuelto a sus orígenes, a servir para las disputas del capitalismo, no te lo crees ni tú porque te invito a ver Parlamento TV, haber sí ahí se decide algo o a ver si identificas las facciones del capitalismo) los partidos se autolegalizan inscribiendose. Hubo partidos que se quedaron fuera (por ejemplo ERC). (No hablemos de la actual ley de partidos).

No hablemos del terrorismo de Estado, del GAL, Triple A, la Internacional Negra etc... financiado por el Estado y que no ha dejado de perseguir a los revolucionarios, a los que han planteado una batalla al monopolismo. Siendo los policias torturadores del franquismo, elevados a cargos de comisarios y directores de cuerpos oficiales del Estado. Cómo a ti no te persiguen...eso no existe. La Audiencia Nacional ¿Qué Estado democrático-burgués tiene hoy un tribunal como la Audiencia Nacional?. De entrada su forma, si quieres vamos a su historia. Un tribunal que cumple las mismas tareas que el TOP, que fue derrogado un día antes de su creación. Cómo a ti no te juzgan...eso no existe.

Aquí no hay un Nuremberg, no se cuelga a Mussolini de los pies. (Que si, que ya sabemos que Alemania e Italia luego vuelve a tender a lo mismo). Pero existió un Nuremberg. En España todos los responsables y carniceros siguieron en sus puestos, como capos de partidos que ellos mismos crearon a través de los servicios secretos del franquismo (véase AP y PSOE, toma libre parlamento). No hay una ruptura, la propia corte franquista se va haciendo su propia mutación: con sus propias reglas.

Podemos hablar de la vigencia de leyes fascistas como la de Movilización Nacional, que fue aplicada a los controladores aéreos (siendo orquestada previamente una campaña de todos los medios de comunicación escupiendo a esos trabajadores, el monopolismo se defiende con uñas y dientes...¿dónde está esa pequeñaburguesía que tiene esos espacios de poder?) Ah, espera que esa pequeñoburguesía que ha combatido al monopolismo: fue brutalmente reprimida, ilegalizandoles medios de comunicación. Solo cuando esa pequeñoburguesia se ha bajado los pantalones ante los intereses monopolistas, ha podido participar en tu parlamento (¿No era tan libre tu parlamento?). No hablemos de otros medios de comunicación ilegalizados.

La Monarquía es una potencia política y económica. Hablamos de la Monarquía que hereda, no al anterior Rey, si no al puesto del anterior Caudillo. Y por lo tanto tiene control del ejército y ha amasado una fortuna debido a esto. Poder intocable en la transición. ¿Dónde está la democracia-burguesa?. La Monarquía es un pilar fundamental en este país ¿muestras? Por ejemplo lo que ha ocurrido con el pederasta en Marruecos hace unos días. Delito de injurias a la corona....

Un Estado policiaco que viola el derecho a la intimidad. Un papel impórtantisimo del Vaticano (que avalo y se posó sobre el golpe de Estado Fascista) etc...


Estos son unos de los muchos ejemplos que hablan de la continuidad de un régimen con otro. También hay sus pequeñas diferencias, en la forma sobre todo, que eso ya me lo tienes que aportar tú.


Aceptando que las hay, los comunistas, que se han forjado en este país al calor de la lucha contra ese fascismo, no pueden darle una victoria a la historiografía fascista y lavarles la transición. Hay que decir que ellos se lavaron la cara y que siguen haciendo lo que hacían antes. Por eso hay que caracterizar al Estado de Fascista. Ya digo, mostrando que ha habido una reforma. (Y el Partido del que hemos hablado siempre ha hablado de esa reforma).

Es decir, que en la propaganda comunista hay que darle esa continuidad y explicarla como reforma.

Que CIU plantee la independencia no nos dice nada de la libre concurrencia de la Democracia-burguesa, solo corresponde a una disputa del propio monopolismo, que amasó sus fortunas en la transición (empresas catalanas como Gas Natural, Endesa, Danone...)


Qué los análisis tienen que ser particulares, cada país tiene su historia y su configuración. Los comunistas que han sufrido la represión de los mismos, no pueden dejar de denunciar como se perpetuo el monopolismo en este país, a través de sus formas de dominación fascistas, principalmente.


Última edición por Antifascista el Mar Ago 06, 2013 2:20 pm, editado 1 vez
avatar
The Red Hammer
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 727
Reputación : 992
Fecha de inscripción : 09/11/2010
Edad : 25
Localización : Tenerife / Canarias

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por The Red Hammer el Mar Ago 06, 2013 1:33 pm

Sólo pasaba porque el tono del debate se estaba caldeando un poco, pero bueno, ahora está la cosa mucho más calmada.

p.d: Lo digo simplemente porque un debate tan bueno como este no merece caer en insinuaciones "personales" o pullitas de uno hacia otro, nada más Wink
avatar
Shenin
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1712
Reputación : 1969
Fecha de inscripción : 09/12/2009

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Shenin el Mar Ago 06, 2013 2:49 pm

Antifascista escribió:1.Yo he dicho que el fascismo instaura el monopolismo en España. Que lo convierte en un país imperialista en los 50, punto. Vuelvo a repetir lo mismo: no he negado que el golpe lo diesen monopolistas ni paises imperialistas. No hay ningún punto discordante aquí.

Pues yo creo que sí. Porque, como he señalado, el monopolismo es internacional. Otra cosa es que los distintos países lo ejerzan (su oligarquía) o lo sufran o ambas cosas a la vez. Que España no fuera un país imperialista en los años 20 y 30 no quiere decir que el capital monopolista no tuviese ya una posición dirigente en la vida económica y política, aunque fuera en alianza con los terratenientes y los caciques en un país semifeudal. Otra cosa es que utilizando el fascismo el capital monopolista español se desarrollase y se consolidase, desarrollando las fuerzas productivas y dejando atrás el atraso económico semifeudal.

Antifascista escribió:2. El Ejército Popular no tiene ni punto de comparación con el viejo ejército. La política de la guerra, estaba a rebujo de la estrategia de los comunistas, que era ganar la guerra para hacer la revolución, avalada por una cantidad inmensa de propaganda que salía de las instituciones oficiales.

El PCE tuvo un peso en el Frente Popular, yo nunca he dicho que tenga el peso del Frente Popular.

De todos modos, cuando hablamos de República Popular, no estamos hablando solo del proletariado (aunque sea el dirigente de esa futura República) si no también de los sectores populares (que tendrán que aliarse con el proletariado).

Claro, la estrategia militar iba a "rebufo" de los comunistas. Por eso el gobierno republicano se niega de plano a desarrollar las guerrillas en la retaguardia fascista. Por eso termina prohibiendo los comisarios políticos del PCE en el Ejército. La iniciativa del PCE nunca fue suficiente para hacerse con la dirección militar de la guerra. La pequeña burguesía se vio obligada a ceder, pero nunca dejó de aferrarse con fuerza al control del ejército. Claro que el PCE tenía peso en el Frente Popular e iba directo a dirigirlo, pero por eso hubo el golpe de Casado en el 39. Para capitular ante los fascistas y entregarles a quienes más dispuestos estaban a resistir hasta el final.

Ya sé que con la República Popular se tiene en cuenta a los sectores populares bajo dirección del proletariado, principalmente sectores semiproletarios. Pero lo que yo planteo es que no me convence la denominación "popular" por motivos históricos y tácticos. Me convencen más denominaciones como "República Democrática" o "República de los Trabajadores". Es cierto que solo es una denominación y que su importancia no es tan grande. Pero, si pongo en cuestión el tema es porque planteas cuestiones históricas con las que no estoy de acuerdo.

Antifascista escribió:Estos son unos de los muchos ejemplos que hablan de la continuidad de un régimen con otro. También hay sus pequeñas diferencias, en la forma sobre todo, que eso ya me lo tienes que aportar tú.

Aceptando que las hay, los comunistas, que se han forjado en este país al calor de la lucha contra ese fascismo, no pueden darle una victoria a la historiografía fascista y lavarles la transición. Hay que decir que ellos se lavaron la cara y que siguen haciendo lo que hacían antes. Por eso hay que caracterizar al Estado de Fascista. Ya digo, mostrando que ha habido una reforma. (Y el Partido del que hemos hablado siempre ha hablado de esa reforma).

Es decir, que en la propaganda comunista hay que darle esa continuidad y explicarla como reforma.

Que CIU plantee la independencia no nos dice nada de la libre concurrencia de la Democracia-burguesa, solo corresponde a una disputa del propio monopolismo, que amasó sus fortunas en la transición (empresas catalanas como Gas Natural, Endesa, Danone...)

Qué los análisis tienen que ser particulares, cada país tiene su historia y su configuración. Los comunistas que han sufrido la represión de los mismos, no pueden dejar de denunciar como se perpetuo el monopolismo en este país, a través de sus formas de dominación fascistas, principalmente.

Precisamente las contradicciones intercapitalistas de las que hablo son las que se dan entre los distintos elementos monopolistas. No me refiero solamente a la pequeña burguesía, completamente subordinada a los monopolios y relegada a actividades auxiliares a estos. En el fascismo, los elementos más reaccionarios del monopolismo lo gestionan todo "manu miltiari", incluyendo sus conflictos internos. No solo reprimen de manera abierta y terrorista  a la clase obrera y las capas populares. Tú mismo expusiste el caso de Carrero Blanco.

Por lo demás, sigues ligando la democracia burguesa a la libre concurrencia del capitalismo pre-monopolista. Por otro lado, no es cierto que el capitalismo monopolista elimine la competencia, sino que, como decía Lenin, los monopolios existen por encima de ella. Sigues moviéndote en el esquema de "fascismo=Estado monopolista/democracia burguesa=Estado premonopolista", cuando lo he puesto en cuestión repetidas veces sin que rebatieras nada. Además, yo no he hablado de ninguna "libre concurrencia parlamentaria". De lo que hablé es del parlamentarismo como "junta de accionistas" para la gestión del Estado por los distintos sectores del capital, sobre todo los del monopolista. Y podríamos entrar en más elementos, como el desarrollo de las autonomías regionales y locales que son precisamente para incorporar a esa pequeña burguesía, que se ha bajado los pantalones, a la gestión del Estado, pero ya claramente supeditada al capital monopolista, aunque de formas, de momento más sutiles, aunque nada impide que vuelvan no dentro de mucho las más burdas. Que esto se combine con medidas fascistas de represión e ilegalización para obtener claudicaciones no es algo que haya negado en ningún momento. Más bien lo he señalado, de hecho.

Los elementos que citas yo también los he citado y he señalado su continuidad. Además, algunos de ellos, como el trato a la cuestión nacional o los papeles de la monarquía y la iglesia, no solo se dan en otros países imperialistas, sino que también se daban en Estados pre-monopolistas. Lo que señalo es que se dan muchos elementos que caracterizan a la forma fascista de gobierno, pero no todos. Porque, como he señalado, la concepción que manejo del fascismo es la de la dictadura abierta y terrorista de los sectores más reaccionarios del capital monopolista no solamente para tratar las contradicciones con la clase obrera y el pueblo, sino también sus contradicciones internas, entre sus distintos sectores monopolistas. Por eso no caracterizo al Estado español de fascista. Lo cual no me impide denunciar la farsa que supone para la clase obrera y el pueblo la reforma que se hizo la dictadura del capital monopolista en 1978 ni me impedirá denunciar las futuras reformas que se haga dentro de no mucho, por cierto. No me impide denunciar la continuidad de la dictadura del capital monopolista sobre la clase obrera y el pueblo. Ni tampoco me impide denunciar la persecución a revolucionarios, que no es característica del fascismo, sino de todo Estado capitalista, incluyendo esa para ti arcadia feliz que era el Estado pre-monopolista, que solo excepcionalmente fue democrático-burgués. Ni me impide tampoco denunciar que hay presos políticos. Ni me impide tampoco denunciar la continuidad de los elementos fascistas ni el peligro creciente del auge del fascismo bajo el capitalismo.

Contenido patrocinado

Re: Los revisionistas españoles tratan de ocultar la vigencia de la Resistencia Antifascista

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun Nov 20, 2017 7:45 pm