Lucha ilegal contra el movimiento comunista en Italia (1976)

    Comparte

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Lucha ilegal contra el movimiento comunista en Italia (1976)

    Mensaje por NSV Liit el Sáb Jul 13, 2013 7:06 pm

    El golpe de estado británico, en la Italia comunista

    Según ‘La Repubblica’, el MI6 planeó apoyar en 1976 un alzamiento si los comunistas ganaban las elecciones.

    JESÚS CENTENO 14/01/2008 23:24 Actualizado: 14/01/2008 23:31



    Italia, años 70. El país naufraga entre corrupción, sobornos, escándalos judiciales, terrorismo de estado y las amenazas de las incipientes Brigadas Rojas. Entre todos marcan la agenda de un país en plena recesión económica y desencantada con la clase política. El caos social termina por convertir al Partido Comunista Italiano en la segunda fuerza del país: según las encuestas de 1976, año de elecciones, el PCI se acerca al 40% de los votos, superando a su principal rival, Democracia Cristiana.

    El miedo a que el comunismo se extendiese por Europa occidental asustó a la OTAN, la CIA y el MI6. El SISMI, los servicios secretos italianos, por su parte, crearon una estrategia de tensión para agravar la crisis política, en parte originada por los grupos revolucionarios de defensores de la lucha armada. Declarados únicos culpables, miles de activistas de extrema izquierda son detenidos dentro de la operación Gladio, reconocida en 2000 y que había sido apoyada y financiada por la propia CIA.

    Lo que no sabíamos hasta ahora es que estos organismos llegaron a plantearse apoyar un golpe de estado si el PCI ganaba las elecciones. Nada nuevo, por otra parte, pues Gladio ya había organizado el golpe Borghese en 1970, dirigido sin éxito por los neofascistas Licio Gelli y Stefano Delle Chiaie.

    Las acciones de apoyo
    Según desveló La Repubblica en la edición del domingo, el MI6 sopesó la opción de respaldar un golpe militar en Italia, pero la idea fue descartada por “irreal y temeraria”, dice el diario romano, que publica dos documentos olvidados que han dejado de ser secretos.

    En el primero de ellos, fechado en mayo de 1976, un mes antes de las elecciones, el ministro de Asuntos Exteriores británico escribió: “Italia y los comunistas, opciones”. La estrategia, redactada en abril, cuenta con campañas de difamación, advertencias a la
    URSS y presiones económicas por parte de la CEE y el FMI.

    Finalmente, una de las opciones, la cuarta, habla de “subversión” y perfila una “acción de apoyo” desde el exterior. Un alzamiento que comenzaría el Ejército, la policía y la derecha. Sin embargo, fue rechazado “por la fuerza del PCI en el movimiento sindical, por la posibilidad de una larga guerra civil o por la eventual intervención de la URSS”.

    El compromiso de Berlinguer
    Otro informe anuncia que, en caso de intervenir, “la situación política italiana podría permanecer inestable, reforzando la influencia comunista”. Según La Repubblica, el dossier resalta que, además de Gran Bretaña, EEUU, Francia y la cúpula de la OTAN también estaban “muy preocupados” por la posible victoria comunista.

    Al final, el 20 de junio, Democracia Cristiana logró el 38,7% de los votos por el 34,4% del PCI. Según el diario, una reunión secreta en París entre representantes de estos países había “decidido” que la única solución era “que el democristiano Giulio Andreotti gobernase en solitario”.

    Un año después, el secretario general del PCI, Enrico Berlinguer, da a conocer un plan, el Compromesso storico, para conseguir estabilidad política y democrática. Ha nacido el eurocomunismo a italiana. Pero como respuesta al pacto con Andreotti, las Brigadas Rojas asesinan en 1978 al democristiano Aldo Moro y los acuerdos quedan en suspenso.

    DOCUMENTACIÓN

    ¿Qué hay detrás de los informes desclasificados?

    ACUSACIONES
    Kissinger en la sombra
    El entonces secretario de estado de EEUU, Henry Kissinger, escribió la siguiente carta al presidente de la Internacional Socialista, Willy Brandt: “Tengo el deber de expresar mi preocupación por la situación .La naturaleza política de la OTAN cambiará si alguno de los países de la Alianza tiene que formar gobierno con comunistas”.

    AMENAZAS
    la intervención inglesa
    El Ministerio de Defensa británico escribió a los colegas de exteriores de la OTAN sobre la necesidad de tomar “una grave decisión” ante la presencia del PCI en el gobierno. Y el embajador británico ante la OTAN llegó a decir que “el organismo no descarta expulsar a Italia si gobiernan los comunistas”.

    DESCALIFICACIONES
    “Berlinguer es peligroso”
    Para el embajador británico en Roma, Berlinguer era más peligroso que otros líderes comunistas porque “es una figura atrayente que inspira confianza y de convincente oratoria”. Albino Luciani, futuro Juan Pablo I, también expresó el temor de la Iglesia por la llegada de los comunistas al poder.

    ESPECULACIONES
    ¿Quién mató a Aldo Moro?
    Ningún informe oficial lo recoge, pero tras el asesinato de Aldo Moro en 1978, su viuda narró un encuentro con Kissinger en el que les advertía sobre su estrategia de introducir al PCI en el gabinete: “Debe abandonar esa política de colaboración o lo pagará caro”. Y acertó.

    http://www.publico.es/37059/el-golpe-de-estado-britanico-en-la-italia-comunista

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 7:32 pm