[República Checa] El gobierno conservador cae por escándalo de corrupción y escuchas ilegales

    Comparte

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    [República Checa] El gobierno conservador cae por escándalo de corrupción y escuchas ilegales

    Mensaje por NSV Liit el Sáb Jul 13, 2013 2:09 pm

    Terremoto político en Chequia por un escándalo de corrupción y de escuchas ilegales


    Hace unos meses fue Eslovaquia el país afectado por un escándalo de corrupción que implicaba a toda la clase política eslovaca, pero muy especialmente al gobierno, el llamado escándalo Gorila, que supuso elecciones anticipadas y la caída, con más pena que gloria, del ejecutivo de derechas que dirigía Iveta Radičová (puede leerse más en las entradas de Crónicas Húngara sobre el asunto, el escándalo Gorila, Eslovaquia ante las elecciones, Protestas en Eslovaquia contra la corrupción, Batalla campal en vísperas de las elecciones, Mayoría absoluta para Smer). Pues ahora les ha tocado a sus vecinos, la República Checa, donde el gobierno conservador-liberal se ha visto afectado por un escándalo múltiple de corrupción y de escuchas ilegales, que puede llevárselo por delante, a pesar de que el primer ministro Petr Nečas insistiera en un primer momento en que confiaba en la "limpieza" de su gobierno.



    El miércoles 12 de junio del 2013, varias unidades del cuerpo de lucha contra la corrupción de la policía checa (el ÚOOZ), irrumpieron en las residencias de dos importantes empresarios. Eso fue solo el comienzo, el jueves se supo que destacados políticos checos, vinculados al Partido Civil Demócrata - ODS, en el gobierno en la actualidad (es el principal partido de derechas de Chequia), habían sido detenidos, entre ellos Jana Nagyová, directora de la Oficina del Primer Ministro y persona de confianza de Petr Nečas (y puede que algo más incluso que eso); Petr Tuchloř, líder de la fracción parlamentaria del partido; Ivan Fuksa, exministro de agricultura; Ondrej Páleník, ex-jefe de los servicios de información del ejército; Milan Kuvanda, jefe actual de los servicios de información del ejército; y otros. Poco después quedaba claro que se estaba produciendo el mayor escándalo en la política checa desde la caída del comunismo. Las unidades de la policía se presentaron en varias instituciones oficiales para investigar o para detener a ciertas personalidades políticas: en el Ayuntamiento de Praga, en el Ministerio de Defensa y en la Oficina del Primer Ministro. La clase política checa fue incapaz de reaccionar en un primer momento ante la magnitud del escándalo. En el parlamento los primeros en pedir explicaciones fueron los diputados comunistas, en una sesión en la que faltaba el Primer Ministro, que prefirió escurrir el bulto y desaparecer sin dejar la menor huella sobre su paradero. Se estuvo especulando dónde podría estar y los medios checos afirmaban que nadie lo sabía, ni siquiera la policía. A lo largo del día fueron conociéndose las noticias de la detención de otros altos. Finalmente el Primer Ministro apareció para ofrecer una brevisima rueda de prensa en la que rechazó la posibilidad de dimitir y defendió la limpieza de su gobierno, y especialmente expresó su total confianza en Nagyová. Después de la rueda de prensa se reunió el Consejo de Seguridad Nacional, aunque no pudo estar al completo, ya que dos de sus miembros habían sido detenidos precisamente por este escándalo.

    Más tarde, el sábado 15 de junio, se detuvo a Marek Šnajdr, también miembro del partido en el poder, que había estado durante la semana en el extranjero. En definitiva han sido detenidas ocho personas, todas altos cargos políticos, siete de ellas han sido acusadas de diversos crímenes de corrupción y abuso de poder (por el empleo de los servicios de información militar por cuestiones personales). Durante las detenciones, la policía se ha encautado de 150 millones de coronas checas y varios kilos de oro.



    El escándalo tiene dos hilos diferenciados. Por un lado el caso de corrupción: a finales del año pasado, después de muchas discusiones, el parlamento aprobó un programa de reformas, restricciones y ahorro público. En un principio tres diputados del principal partido de la coalición en el poder se negaron a apoyarlo, y por eso las discusiones duraron bastante tiempo. Sin embargo, estos tres diputados de pronto abandonaron sus escaños de diputados, que fueron ocupados por otros miembros del partido leales a la reforma. Curiosamente, nada más abandonar los escaños, los tres políticos se convirtieron en directivos de importantes empresas estatales. La policía sospecha que se trata de un asunto claro de corrupción en el que estos políticos recibieron prebendas a cambio de ceder su puesto. Los diputados están ahora en prisión, se trata de Šnajdr, Tuchloř y Fuksa. El otro hilo del escándalo está relacionado con las escuchas ilegales a tres personas, empezando por la esposa del primer ministro Radka Nečasová, que habrían sido encargadas por Nagyová. La jefa de la Oficina del Primer Ministro habría usado la información conseguida para acelerar los conflictos de la pareja, contribuyendo a su separación (que fue anunciada el lunes de esta semana, aunque era un secreto a voces).

    La prensa local checa habla de tragicomedia, de un culebrón como los que les suelen llegar de Latinoamérica, pero detrás de ese apariencia hay cosas más importantes, por ejemplo que cómo es posible que un alto cargo pueda usar a su antojo los servicios de información sin que los oficiales rechacen el encargo. Y por otro lado está el escándalo de corrupción, muchos de los implicados, especialmente las personalidades con poder económico, no han sido detenidos. Se da la circunstancia de que el antiguo presidente, el conocido cleptómano Vaclav Klaus, antes de dejar su puesto (tras las elecciones presidenciales del 2013), decretó una aministía que afectó a grandes empresarios acusados de corrupción (que quedaron en libertad o sobre los que se interrumpió la investigación en curso).



    Por lo demás el Primer Ministro ha seguido defendiendo a capa y a espada a su "protegida", que no es la primera vez que se ve envuelta en un escándalo (dicen las malas lenguas que atropelló a una mujer que posteriormente murió; también el año pasado recibió un premio en metálico del gobierno por su trabajo, algo que sorprendió y escandalizó a muchos). Después de que el sábado la judicatura anunciara el inicio del proceso, el Primer Ministro no puede escudarse en la fórmula de "confiar ciegamente en la limpieza de su gobierno". El mismo presidente del país, Miloš Zeman, anunció en la prensa que Nečas debía dimitir. Finalmente, el mismo Nečas ha anunciado que el lunes presentará la dimisión, tanto al frente del gobierno como del partido. Lo que no está claro es si se llevará al gobierno por delante o el gobierno continuará; de todas formas si ya antes del escándalo las encuestas reflejaban un continuo descenso en la popularidad del ODS (ya está detras del Partido Comunista, por ejemplo, véase el último artículo sobre encuestas de opinión política de Crónicas Húngaras), está claro que este escándalo no va a traer nada bueno para su partido, algunos politólogos vaticinan que el ODS puede dejar de ser una fuerza política importante en Chequia.


    Fuentes: HVG, Index.hu (1, 2), Pravda.sk, Radio Praga,Új Szó (1, 2, 3, 4, 5)

    http://www.cronicashungaras.blogspot.hu/2013/06/terremoto-politico-en-chequia-por-un.html

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Re: [República Checa] El gobierno conservador cae por escándalo de corrupción y escuchas ilegales

    Mensaje por NSV Liit el Sáb Jul 13, 2013 2:13 pm

    Continúa el caos político en Chequia


    Después de la caída del gobierno conservador de Petr Nečas a causa del escándalo de corrupción y de escuchas ilegales, la situación política en Chequia está lejos de tranquilizarse. La cuestión que está causándole dolor de cabeza a muchos ahora es qué hacer. La derecha, que tiene mayoría en el parlamento, quiere formar un nuevo gobierno, la oposición socialdemócrata y comunista quieren elecciones anticipadas porque creen que la derecha no tiene legitimidad después de que el principal partido haya sufrido un duro golpe por los escándalos de corrupción. Y si la cosa parecía compleja, ha aparecido un tercer elemento que ha trastocado toda la situación: el presidente, Miloš Zeman.



    El presidente Zeman ha tomado la iniciativa propia y saltándose la práctica habitual ha nombrado primer ministro a un independiente de su gusto, Jíři Rusnok (exministro de financas durante su gobierno, cuando todavía estaba en las filas de los socialdemócratas), sin consultar con los partidos políticos del parlamento. Zeman había declarado en repetidas ocasiones que era partidario de un gobierno de expertos, pero ahora se ha puesto manos a la obra y esto se ve como primer paso para ese gobierno de expertos.

    El escándalo ha ido a mayores. En vano ha intentado explicar Zeman que lo hace para forzar las elecciones anticipadas, su actitud no le ha gustado a nadie. La derecha está que trina, habían conseguido reunir las 101 firmas mínimas necesarias para formar un nuevo gobierno, encabezado por la presidenta del parlamento, Miroslava Němcová, pero esta maniobra de Zeman hecha por tierra el intento. No solo eso, sino que además puede imposibilitar la opción de Němcová definitivamente, ya que si no se consigue formar gobierno, es decir, si Zeman no consigue que el parlamento apoye a su candidato, y es bastante complicado que el parlamento lo apoye, el tercer intento de formar gobierno tendría que hacerlo la presidenta del parlamento, que es la propia Němcová, pero según las leyes checas, no podría proponerse a sí misma.  Es decir, Zeman podría haber torpedeado directamente el candidato de consenso de la derecha. Los socialdemócratas son firmes partidarios de elecciones anticipadas. Saben que las encuestas pronostican un triunfo abultado para ellos, así que la idea de un gobierno de expertos de Zeman, no les gusta nada, y menos aún teniendo en cuenta la manera en la que Zeman ha llevado el asunto. Y lo mismo cabe decir de los comunistas, que también serían los grandes beneficiados, según las encuestas, en caso de unas elecciones anticipadas. Aunque Zeman ha intentado justificarse afirmando que este era el único medio para evitar un gobierno de derechas y conseguir elecciones anticipadas, muchos no creen sus palabra y piensan que simplemente han sido las ansias de poder de Zeman las que le han llevado a dar este paso, más que nada porque en unas elecciones anticipadas, no ganaría nada, mientras que la oposición socialdemócrata y comunista sí.

    Así que la situación política de Chequia está ahora mismo en la calma que precede a la tormenta. Con un gobierno desacreditado antes de ser nombrado incluso, unos partidos mayoritarios del parlamento más desacreditados todavía y una oposición que no tiene suficiente fuerza en el parlamento como para provocar la convocatoria de elecciones anticipadas (se necesitan 120 diputados al menos); sin contar ademas con un presidente que podría haberse saltado la constitución a la torera (según muchos, la cosa no está clara porque realmente la constitución le da derecho al presidente a elegir como primer ministro a la persona de su gusto, pero debe hacerlo de acuerdo con los partidos del parlamento).


    Y mientras pasa todo esto, ya se ha publicado la primera encuesta posterior al escándalo de corrupción y escuchas ilegales. Como era de suponer, la derecha sale muy dañada. El partido ODS, del ex-primer ministro, se derrumba hasta el 8% (desde un 14% en la encuesta anterior de esta misma agencia, o el 20% que consiguió en las elecciones). Ya antes del escándalo la popularidad del gobierno estaba bajo mínimos, y como era de esperar esto no va a hacer que la cosa cambie de tendencia. El otro gran partido de gobiero TOP 09, mantiene el tipo con el 15%, baja solo ligeramente, aunque en las elecciones consiguió el 16,7%. Sin embargo se ve superado por el Partido Comunista, que conseguiría el 16,1% de los votantes (la anterior encuesta de esta misma empresa les daba un 13,6%, pero respecto a las elecciones generales su ascenso es muy destacado: se quedaron en un 11,3%.  Los socialdemócratas también se verían beneficiados, fueron ellos los ganadores de las elecciones anteriores, con el 22,1%, pero no pudieron gobernar porque no tenían mayoría absoluta; la penúltima encuesta de esta agencia les pronosticaba un 26,2% y la actual un 29,3%.

    Si estos resultados se dieran en unas hipotéticas elecciones, los socialdemócratas tendrían 78 escaños en el parlamento, mientras que los comunistas se convertirían en la segunda fuerza política más importante, con 41. Plantea además una curiosidad, y es que socialdemócratas y comunistas tendrían una mayoría absoluta holgada (119 escaños, la mayoría absoluta es a partir de 101). Aunque hasta ahora los comunistas han sido un partido "apestado", ya en los últimos tiempos los socialdemócratas han ido suavizando algo su discurso, quizás pensando en la necesidad de contar con el apoyo comunista para un supuesto gobierno.

    E independientemente de la situación política,  los indicadores económicos de Chequia continúan bajo mínimos. El último trimestre la economía checa se contrajo un 1,3%, lo que significa que en todo el año la caída es ya del 2,4%. Es el sexto mes en el que la economía no crece. El consumo se ha reducido un 1,7%.


    Gráfica con una comparación entre los resultados de la encuesta y los resultados electorales. El interior es el resultado según la encuesta, el exterior los resultados electorales. El ČSSD es el Partido Socialdemócrata, el ODS el Partido Democrático Cívico, KSČM los comunistas, VV Hechos Públicos (liberal-conservador, es el tercer partido de la coalición de gobierno). KDU - Cristiano-demócratas. SPO - Partido de los Derechos Civiles (vinculado al presidente de Chequia, socialdemócrata). TOP 09 es liberal-conservador:



    Gráfica sobre la distribución hipotética de escaños en el caso de que se celebraran ahora elecciones parlamentarias:



    Fuente de las dos gráficas: Factum PPM

    Fuentes: Europa Press, Factum PPM,  HVG, Pravda.sk,



    http://www.cronicashungaras.blogspot.hu/2013/06/continua-el-caos-politico-en-chequia.html

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Re: [República Checa] El gobierno conservador cae por escándalo de corrupción y escuchas ilegales

    Mensaje por NSV Liit el Sáb Jul 13, 2013 2:14 pm

    miércoles, 10 de julio de 2013
    Chequia: Toma de posesión del gobierno de expertos


    Después del escándalo de corrupción y escuchas ilegales que se ha llevado por delante al gobierno conservador de Petr Nečas, el presidente checo, Miloš Zeman, ha nombrado, finalmente, un gobierno de expertos, desoyendo la opinión del parlamento. Encabeza el nuevo ejecutivo Jiři Rusnok, primer ministro, los otros son: Jan Fischer (finanzas y vicepresidente), Martin Pecina (interior y vicepresidente), Jan Kohout (exteriores), Marie Benešová (justicia), Vlastimir Picek (defensa), Martin Holcát (sanidad), Dalibor Štýs (educación), František Koníček (trabajo y asuntos sociales), Jiří Balvín (cultura), Jiří Cienciala (industria y comercio), Zdeněk Žák (transporte), Miroslav Toman (agricultura), Tomáš Podivínský (medio ambiente) y František Lukl (desarrollo local). Benešová, Kohout y Koníček eran hasta ahora miembros del Partido Socialdemócrata, pero han abandonado el partido ya que este rechaza al nuevo gobierno. Hay también un ministro del anterior ejecutivo, V. Picek, que se mantiene al frente de defensa. La estabilidad del gobierno está en entredicho dado que todos los partidos del parlamento, sin excepción, lo rechazan. Sin embargo puede que el ejercutivo de Rusnak consiga antes del 8 de agosto el apoyo de algún partido, la fecha es importante ya que presumiblemente se celebrará entonces la sesión del parlamento en la que este debe aprobar al gobierno. Por ejemplo los comunistas están planteándose la posibilidad de apoyar al nuevo gobierno, no por gusto, sino para forzar a la derecha a votar en favor de unas elecciones anticipadas (comunistas y socialdemócratas son partidarios de elecciones anticipadas, los principales partidos de derecha, en cambio, quieren formar un nuevo gobierno en las condiciones actuales y evitarse el trago de unas elecciones en las que es bastante probable que sufran un duro castigo de parte del electorado por los escándalos de los últimos meses y por la crisis económica). Los socialdemócratas, por el contrario, no tienen claro qué hacer ante la nueva situación. Por principio están también en contra del nuevo gobierno, pero hay diversidad de opiniones en su interior y es posible que su postura varíe en los próximos días, lo que tienen claro es que no quieren de ninguna manera un gobierno como el anterior.


    Fuentes: Haló Noviny, Pravda.sk, Újszó



    http://www.cronicashungaras.blogspot.hu/2013/07/chequia-toma-de-posesion-del-gobierno.html

    Contenido patrocinado

    Re: [República Checa] El gobierno conservador cae por escándalo de corrupción y escuchas ilegales

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:44 pm


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 6:44 pm