[Angola] Presidente de la República de Angola rinde homenaje a héroes de Cuito Cuanavale

    Comparte

    *n0_l0g0*
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 667
    Reputación : 1105
    Fecha de inscripción : 18/03/2010
    Localización : Leganes, Castilla

    [Angola] Presidente de la República de Angola rinde homenaje a héroes de Cuito Cuanavale

    Mensaje por *n0_l0g0* el Dom Abr 04, 2010 1:52 am

    Presidente de la República de Angola rinde homenaje a héroes de Cuito Cuanavale




    Héroes internacionalistas cubanos en Angola que derrotaron el régimen racista sudafricano





    Los jefes de la Revolución anticolonialista de Angola Camarada Agostinho Neto y de la Revolución socialista de Cuba Camarada Fidel Castro

    Luanda - El Jefe de Estado angoleño, José Eduardo dos Santos, rinde homenaje, hoy, miércoles, en Luanda, a los héroes de la Batalla de Cuito Cuanavale durante una ceremonia prevista para el fin de la tarde en uno de los jardines del Palacio Presidencial “Ciudad Alta”.

    Además de algunos participantes a esta acción, considerada como una de las mayores batallas ocurridas en África Austral, participarán actuales responsables de las fuerzas armadas del país, entre otros invitados.

    Durante el acto será proyectado un documental que hace referencias a los principales aspectos de esta batalla, ocurrida hace 22 años, que opuso a las ex Fuerzas Armadas Populares de Libertación de Angola (FAPLA), juntamente con internacionalistas de Cuba, a los militares del antiguo régimen del Apartheid sudafricano, que, en la altura, invadian Angola a partir de esta región Sudeste del país.

    La derrota de las entonces fuerzas militares sudafricanas obligó al régimen del Apartheid a promover conversaciones cuadripartitas, que llevó a la firma del acuerdo de Nueva York (EUA) y, consecuentemente, a la independencia de Namibia y a la democratización de Sudáfrica, con el fin del régimen separatista.

    En una declaración dirigida a la nación, por ocasión del vigésimo aniversario de este acontecimiento, en 2008, el Presidente de la República elogió este hecho, por constituir la premisa fundamental para la paz y la reconciliación nacional de Angola.

    "La Batalla de Cuito Cuanavale fue, así, el punto de viraje decisivo en una guerra que se arrastaba hacía muchos años y en la cual el jóven Estado angoleño tuvo que sufrir las presiones y amenazas de grandes potencias y la agresión directa de fuerzas militares que ellas financiaban, apoyaban y armaban", afirmó.

    Para honrar la memoria de todos los que lucharon para defender aquella localidad de la ocupación sudafricana, el gobierno angoleño construyó, a la entrada de la sede municipal de Cuito Cuanavale, un edificio de aproximadamente 35 metros de altura, bajo la forma de pirámide, denominado "Monumento Histórico".

    El nombre Cuito Cuanavale, uno de los municipios de la provincia de Kuando Kubango, tiene origen de los ríos Cuito y Cuanavale, que convergen en esta región.

    Cuito Cuanavale posee una superfície de 35.610 kilómetros cuadrados, donde se estima que habiten 94.743 personas, que se dedican esencialmente a la agricultura y cría de ganado.

    Invitado
    Invitado

    Re: [Angola] Presidente de la República de Angola rinde homenaje a héroes de Cuito Cuanavale

    Mensaje por Invitado el Dom Abr 04, 2010 3:56 pm

    Una increible guerra bastante olvidada donde las fuerzas cubanas destrozaron a SudAfrica apoyados por occidente...

    Grandiosa victoria, bastante desconocida .


    Nadie o muy poca gente conoce al improtancia de la actuacion cubana , ya que su victoria cambio el panorama politico de SudAfrica, elimino el Apartheid, y corto las alas de los imperialistas en angola.

    *n0_l0g0*
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 667
    Reputación : 1105
    Fecha de inscripción : 18/03/2010
    Localización : Leganes, Castilla

    Re: [Angola] Presidente de la República de Angola rinde homenaje a héroes de Cuito Cuanavale

    Mensaje por *n0_l0g0* el Dom Abr 04, 2010 4:11 pm

    Efectivamente, es uno de los grandes logros cubanos que se ha visto silenciado de forma sistematica casi con mas efectividad, y del que pocas veces se habla.

    Una mezcla de tropas negras americanas (Cuba) y africanas(Angola) derroto a la supepotencia blanca africana. Que ironia...

    Que no caigan en el olvido los heroes de Cuito Cuanavale.

    Invitado
    Invitado

    Re: [Angola] Presidente de la República de Angola rinde homenaje a héroes de Cuito Cuanavale

    Mensaje por Invitado el Dom Abr 04, 2010 4:18 pm

    Es que lo gracioso que la propaganda mediatica occidental lo vendio como una victoria de SudAfrica...

    hay muchos ejemplos de manipulacion de la informacion de los hechos en combate...

    No cuadra mucho las versiones occidentales, por que aqui quien salio perjudicado , con cambio de sistema y el rabo entre las piernas con terror de que las fuerzas cubanas entrasen en Pretoria fue Sudafrica.


    Manipulaciones de los resultados de los combates los tienes tambien en la Guerra de los 6 dias, Yom Kipur, por parte del bando Israeli.

    italiano43
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 156
    Reputación : 193
    Fecha de inscripción : 29/03/2010
    Edad : 26
    Localización : $hile

    Re: [Angola] Presidente de la República de Angola rinde homenaje a héroes de Cuito Cuanavale

    Mensaje por italiano43 el Jue Abr 15, 2010 9:37 pm

    excelente no sabia mucho sobre aquellas batallas se agradece la informacion

    Chus Ditas
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2862
    Reputación : 5821
    Fecha de inscripción : 24/03/2011

    Re: [Angola] Presidente de la República de Angola rinde homenaje a héroes de Cuito Cuanavale

    Mensaje por Chus Ditas el Sáb Dic 21, 2013 11:44 am

    Publicado el jueves 19 de diciembre de 2013 en el blog El socialismo es la solución

    La batalla de Cuito Cuanavale, Angola, marzo de 1988

    texto de Dennis Laumann***

    Thenjiwe Mtintso, embajadora de Sudáfrica en Cuba, en diciembre del 2005: “hoy Sudáfrica tiene muchos nuevos amigos. Ayer estos amigos se referían a nuestros líderes y a nuestros combatientes como terroristas y nos acosaban desde sus países a la vez que apoyaban a la Sudáfrica del Apartheid. Esos mismos amigos hoy quieren que nosotros denunciemos y aislemos a Cuba. Nuestra respuesta es muy simple, es la sangre de los mártires cubanos y no de estos amigos la que corre profundamente en la tierra africana y nutre el árbol de libertad en nuestra Patria”

    La batalla de Cuito Cuanavale marcó el principio del fin del dominio de la minoría en el sur de África, el desmantelamiento del sistema de apartheid y la liberación total del continente de la ocupación europea. Un cuarto de siglo después de esta batalla crucial, Dennis Laumann explica su significado.

    Este año se cumplió el 25 aniversario de un acontecimiento clave en la lucha por la liberación de África del dominio colonial: la batalla de Cuito Cuanavale. En ese remoto pueblo en el sur de Angola en marzo de 1988, el ejército de la Sudáfrica del apartheid fue derrotado por una alianza panafricanista que incluyó decenas de miles de voluntarios cubanos. Su victoria obligó a los gobernantes racistas de Sudáfrica a comenzar las negociaciones que llevaron al levantamiento de la proscripción de las organizaciones anti-apartheid, la liberación de Nelson Mandela, la independencia de Namibia, y en última instancia la libertad de Sudáfrica. Aunque las narraciones históricas prevalecientes sobre el fin del apartheid ignoran la importancia de esta batalla épica, su papel central fue destacado por el propio Nelson Mandela.

    La batalla de Cuito Cuanavale fue la culminación de más de una década de guerra de Sudáfrica contra Angola. En los meses previos a la independencia de Angola de Portugal el 11 de noviembre de 1975, las Fuerzas de Defensa de Sudáfrica (SADF), con la ayuda encubierta de los Estados Unidos, invadieron Angola para impedir que el Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) asumiera el poder. El régimen del apartheid se veía amenazado por la perspectiva de otra nación africana libre, y además con orientación socialista, en sus fronteras, ya que Sudáfrica ocupaba a la vecina África del Sudoeste (actual Namibia).

    En ese momento, la Organización Popular de África Sudoccidental (SWAPO) libraba una lucha armada por la independencia de Namibia, mientras que en Sudáfrica, el movimiento anti-apartheid de masas mantenía al régimen a la defensiva. El gobierno de la minoría blanca de Sudáfrica se sentía sitiados, aunque algo envalentonado por el apoyo de Estados Unidos.

    Observando de cerca los acontecimientos del otro lado del Atlántico, el gobierno de Cuba de manera unilateral (en otras palabras, sin el conocimiento de la Unión Soviética) decidió defender la soberanía de Angola, tal como solicitara a La Habana el liderazgo del MPLA. Mientras las SADF avanzaban por el interior de Angola hacia Luanda, la capital, Cuba lanzó la Operación Carlota, llamada así en honor de una mujer africana que encabezó una rebelión de esclavos en Cuba en el siglo 19. Miles de soldados cubanos, junto con equipos militares vitales fueron transportados en una flota improvisada de buques mercantes y aviones de pasajeros desde el Caribe hasta el África Central, revirtiendo los viajes de los barcos negreros que llevaron a los angoleños a la esclavitud en Cuba en los siglos anteriores. A fines de marzo de 1976, los combatientes aliados del MPLA y Cuba empujaron a las SADF fuera de Angola hacia el África del Sudoeste ocupada, una derrota sorprendente del régimen del apartheid y una inspiración para los jóvenes sudafricanos que lideraron el histórico levantamiento de Soweto en junio de ese mismo año.

    Durante la próxima década, los gobernantes racistas sudafricanos intentaron desestabilizar a Angola, principalmente a través de su apoyo a UNITA (Unión Nacional para la Independencia Total de Angola). El ejército sudafricano y la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos armaron, entrenaron y coordinaron la campaña de terror de UNITA contra el pueblo angoleño. Cada vez que el ejército angoleño, con la asistencia de asesores soviéticos y cubanos, golpeó contra la UNITA, el SADF respondió con ataques aéreos e invasiones terrestres para proteger a sus mercenarios angoleños. Como resultado, dos provincias del sur de Angola fueron ocupadas efectivamente por el SADF, ampliando así el sistema del apartheid de África del Sur a través de África del Sudoeste hacia Angola.

    En julio de 1987, el ejército de Angola avanzó sobre los campos de la UNITA en el sureste de Angola. A punto de ser aplastado, en octubre la UNITA fue rescatado por los sudafricanos, que atacaron desde sus bases en África del Sudoeste. La situación rápidamente se volvió crítica para los angoleños, que se retiraron a una posición defensiva en Cuito Cuanavale. Una vez más, Cuba respondió rápidamente al pedido de ayuda y reanudó las operaciones de combate directo en Angola, con el envío de decenas de miles de voluntarios y sus mejores al sur de Angola. La batalla enfrentó a los ejércitos de Angola, Cuba y la SWAPO, con apoyo de inteligencia de miembros del ANC sudafricano, el partido de Nelson Mandela, contra las fuerzas de Sudáfrica y la UNITA, apoyadas por Estados Unidos.

    El SADF intentó varias veces capturar Cuito Cuanavale a principios de 1988, pero fue repelido con éxito. Mientras que la batalla continuaba, Las fuerzas aliadas cubanas, angoleñas y namibias, con superioridad aérea aseugurada por sus MiG-23, lanzaron una contraofensiva hacia el oeste, avanzando en Namibia, liberando las provincias ocupadas del sur de Angola, y obligando a la SADF al retirarse. Sin haber podido tomar Cuito Cuanavale, perdiendo el territorio angoleño que ocupaban, sufriendo grandes pérdidas y con creciente oposicion a la guerra entre la minoría blanca en Sudáfrica, el SADF, anunció su retirada de Angola en abril de 1988.

    Al mes siguiente, el régimen del apartheid acordó iniciar negociaciones que continuaron por un año, con Angola y Cuba en un lado de la mesa y Sudáfrica y Estados Unidos por el otro. El resto, como se dice, es historia conocida: el ANC, junto con su principal aliado, el Partido Comunista Sudafricano (SACP) fueron desproscriptos el 2 de febrero de 1990; Mandela fue liberado de prisión el 9 de febrero y Namibia recuperó su independencia el 21 de marzo.

    Mientras que el régimen del apartheid trató de presentar su derrota en Angola como una retirada táctica, o incluso una victoria, la prensa de Sudárica y Estados Unidos describió la batalla de Cuito Cuanavale como una victoria de la alianza cubano-namibiana-angoleña. Más recientemente, los ex comandantes de la SADF han reconocido que sufrieron una derrota humillante y destacaron la brillante conducción de Fidel Castro, quien dirigió a sus tropas desde una sala de mando a través del océano en Cuba. Los opositores al régimen del apartheid, nunca tuvieron dudas sobre quién ganó la batalla. Como dijo recientemente el ex-ministro de Inteligencia del gobierno de Mandela, Ronnie Kasrils, ‘…la evaluación [de la batalla de Cuito Cuanavale] es su resultado, que fue el fin del apartheid “.

    Significado:

    Cuito Cuanavale fue el enfrentamiento militar más grande en territorio africano desde las batallas de la Segunda Guerra Mundial entre los aliados y el Eje en el Norte de África y marcó el principio del fin de la dominación de la minoría blanca en el sur de África, el desmantelamiento del sistema de apartheid, y la liberación total de África de la ocupación europea. En Cuito Canavale se rompió el mito de la supremacía blanca que fue la base ideológica del régimen del apartheid y de la totalidad del proyecto colonial europeo. Fue una profunda demostración de panafricanismo, lo que los académicos llaman últimamente “diáspora inversa”, ya que más de 50 000 cubanos regresaron a la tierra de sus ancestros para librar al continente de la dominación racista.

    En un discurso ante decenas de miles de personas en la ciudad cubana de Matanzas en julio de 1991, Nelson Mandela elogió la contribución de Cuba a la liberación africana, declarando:

    “Durante mucho tiempo hemos querido visitar su país y expresar los muchos sentimientos que tenemos acerca de la revolución cubana, sobre el papel de Cuba en África, el sur de África y el mundo. El pueblo cubano tienen un lugar especial en los corazones de la gente de África. Los internacionalistas cubanos han hecho una contribución a la independencia africana, la libertad y la justicia, sin precedentes por sus principios y desinterés… Su aplastante derrota del ejército racista en Cuito Cuanavale fue una victoria para toda África! ”

    Hoy en día, los visitantes de Parque de la Libertad en Pretoria ven en la lista de los mártires antiapartheid los nombres de los más de dos mil cubanos que perdieron la vida en Angola.

    ***Dennis Laumann es profesor asociado de Historia de África en la Universidad de Memphis, en los EE.UU. y autor de Colonial África, 1884-1994 (Oxford University Press, 2013). Este artículo fue publicado, en inglés por “African Agenda” (Vol. 16, No. 2).


    Combatientes cubanos en Cuito Cuanavale, Angola, marzo de 1988

    Chus Ditas
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2862
    Reputación : 5821
    Fecha de inscripción : 24/03/2011

    Re: [Angola] Presidente de la República de Angola rinde homenaje a héroes de Cuito Cuanavale

    Mensaje por Chus Ditas el Sáb Dic 21, 2013 9:20 pm

    Extracto del artículo de Fidel Castro Ruz publicado el 18/12/2013 titulado: Mandela ha muerto ¿Por qué ocultar la verdad sobre el Apartheid?

    (...) Cuba cumplía sus deberes internacionalistas rigurosamente. Defendía puntos claves y entrenaba cada año a miles de combatientes angolanos en el manejo de las armas. La URSS suministraba el armamento. Sin embargo, en aquella época la idea del asesor principal por parte de los suministradores del equipo militar no la compartíamos. Miles de angolanos jóvenes y saludables ingresaban constantemente en las unidades de su incipiente ejército. El asesor principal no era, sin embargo, un Zhúkov, Rokossovski, Malinovsky u otros muchos que llenaron de gloria la estrategia militar soviética. Su idea obsesiva era enviar brigadas angolanas con las mejores armas al territorio donde supuestamente residía el gobierno tribal de Savimbi, un mercenario al servicio de Estados Unidos y Sudáfrica, que era como enviar las fuerzas que combatían en Stalingrado a la frontera de la España falangista que había enviado más de cien mil soldados a luchar contra la URSS. Ese año se estaba produciendo una operación de ese tipo.

    El enemigo avanzaba tras las fuerzas de varias brigadas angolanas, golpeadas en las proximidades del objetivo adonde eran enviadas, a 1 500 kilómetros aproximadamente de Luanda. De allí venían perseguidas por las fuerzas sudafricanas en dirección a Cuito Cuanavale, antigua base militar de la OTAN, a unos 100 kilómetros de la primera Brigada de Tanques cubana.

    En ese instante crítico el Presidente de Angola solicitó el apoyo de las tropas cubanas. El Jefe de nuestras fuerzas en el Sur, General Leopoldo Cintra Frías,  nos comunicó la solicitud, algo que solía ser habitual. Nuestra respuesta firme fue que prestaríamos ese apoyo si todas las fuerzas y equipos angolanos de ese frente se subordinaban al mando cubano en el Sur de Angola. Todo el mundo comprendía que nuestra solicitud era un requisito para convertir la antigua base en el campo ideal para golpear a las fuerzas racistas de Sudáfrica.

    En menos de 24 horas llegó de Angola la respuesta positiva.

    Se decidió el envío inmediato de una Brigada de Tanques cubana hacia ese punto. Varias más estaban en la misma línea hacia el Oeste. El obstáculo principal era el fango y la humedad de la tierra en época de lluvia, que había que revisar metro a metro contra minas antipersonales. A Cuito, fue enviado igualmente el personal para operar los tanques sin tripulación y los cañones que carecían de ellas.

    La base estaba separada del territorio que se ubica al Este por el caudaloso y rápido río Cuito, sobre el que se sostenía un sólido puente. El ejército racista lo atacaba desesperadamente; un avión teleguiado repleto de explosivos lograron impactarlo sobre el puente e inutilizarlo. A los tanques angolanos en retirada que podían moverse se les cruzó por un punto más al Norte. Los que no estaban en condiciones adecuadas fueron enterrados, con sus armas apuntando hacia el Este; una densa faja de minas antipersonales y antitanques convirtieron la línea en una mortal trampa al otro lado del río. Cuando las fuerzas racistas reiniciaron el avance y chocaron contra aquella muralla, todas las piezas de artillería y los tanques de las brigadas revolucionarias disparaban desde sus puntos de ubicación en la zona de Cuito.

    Un papel especial se reservó para los cazas Mig-23 que, a velocidad cercana a mil kilómetros por hora y a 100  —cien— metros de altura, eran capaces de distinguir si el personal artillero era negro o blanco, y disparaban incesantemente contra ellos.

    Cuando el enemigo desgastado e inmovilizado inició la retirada, las fuerzas revolucionarias se prepararon para los combates finales.

    Numerosas brigadas angolanas y cubanas se movieron a ritmo rápido y a distancia adecuada hacia el Oeste, donde estaban las únicas vías amplias por donde siempre los sudafricanos iniciaban sus acciones contra Angola. El aeropuerto sin embargo estaba aproximadamente a 300 —trescientos— kilómetros de la frontera con Namibia, ocupada totalmente por el ejército del Apartheid.

    Mientras las tropas se reorganizaban y reequipaban se decidió con toda urgencia construir una pista de aterrizaje para los Mig-23. Nuestros pilotos estaban utilizando los equipos aéreos entregados por la URSS a Angola, cuyos pilotos no habían dispuesto del tiempo necesario para su adecuada instrucción. Varios equipos aéreos estaban descontados por bajas que a veces eran ocasionadas por nuestros propios artilleros u operadores de medios antiaéreos. Los sudafricanos ocupaban todavía una parte de la carretera principal que conduce desde el borde de la meseta angolana a Namibia. En los puentes sobre el caudaloso río Cunene, entre el Sur de Angola y el Norte de Namibia, comenzaron en ese lapso con el jueguito de sus disparos con cañones de 140 milímetros  que le daba a sus proyectiles un alcance cercano a los 40 kilómetros. El problema principal radicaba en el hecho de que los racistas sudafricanos poseían, según nuestros cálculos, entre 10 y 12 armas nucleares. Habían realizado pruebas incluso en los mares o en las áreas congeladas del Sur. El presidente Ronald Reagan lo había autorizado, y entre los equipos entregados por Israel estaba el dispositivo necesario para hacer estallar la carga nuclear. Nuestra respuesta fue organizar el personal en grupos de combate de no más de 1 000 —mil— hombres, que debían marchar de noche en una amplia extensión de terreno y dotados de carros de combate antiaéreos.

    Las armas nucleares de Sudáfrica, según informes fidedignos, no podían ser cargadas por aviones Mirage, necesitaban bombarderos pesados tipo Canberra. Pero en cualquier caso la defensa antiaérea de nuestras fuerzas disponía de numerosos tipos de cohetes que podían golpear y destruir objetivos aéreos hasta decenas de kilómetros de nuestras tropas. Adicionalmente, una presa de 80 millones de metros cúbicos de agua situada en territorio angolano había sido ocupada y minada por combatientes cubanos y angolanos. El estallido de aquella presa hubiese sido equivalente a varias armas nucleares.

    No obstante, una hidroeléctrica que usaba las fuertes corrientes del río Cunene, antes de llegar a la frontera con Namibia, estaba siendo utilizada por un destacamento del ejército sudafricano.

    Cuando en el nuevo teatro de operaciones los racistas comenzaron a disparar los cañones de 140 milímetros, los Mig-23 golpearon fuertemente aquel destacamento de soldados blancos, y los sobrevivientes abandonaron el lugar dejando incluso algunos carteles críticos contra su propio mando. Tal era la situación cuando las fuerzas cubanas y angolanas avanzaban hacia las líneas enemigas.

    Supe que Katiuska Blanco, autora de varios relatos históricos, junto a otros periodistas y reporteros gráficos, estaban allí. La situación era tensa pero nadie perdió la calma.

    Fue entonces que llegaron noticias de que el enemigo estaba dispuesto a negociar. Se había logrado poner fin a la aventura imperialista y racista; en un continente que en 30 años tendrá una población superior a la de China e India juntas (...)

    Se puede leer el artículo completo en:

    http://www.cubadebate.cu/fidel-castro-ruz/2013/12/19/articulo-de-fidel-mandela-ha-muerto-por-que-ocultar-la-verdad-sobre-el-apartheid/

    Contenido patrocinado

    Re: [Angola] Presidente de la República de Angola rinde homenaje a héroes de Cuito Cuanavale

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:01 pm


      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 1:01 pm