El fascismo y el papel de la Internacional Comunista y el PCE durante la Guerra Civil española - texto del blog Revolución o barbarie

    Comparte

    Revolución o Barbarie
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 11
    Reputación : 27
    Fecha de inscripción : 18/05/2013

    El fascismo y el papel de la Internacional Comunista y el PCE durante la Guerra Civil española - texto del blog Revolución o barbarie

    Mensaje por Revolución o Barbarie el Dom Jun 23, 2013 5:18 pm


    El fascismo, la Internacional Comunista y el proletariado revolucionario


    Para entender los fenómenos socio-históricos en toda su complejidad y desde un punto de vista marxista-leninista, los comunistas tenemos que utilizar todas las herramientas teóricas que el materialismo histórico y dialéctico nos ha legado. Así, un fenómeno determinado solo puede ser estudiado de forma correcta, si -y solo si- se analizan los procesos interrelacionados y dinámicos que intervienen en la gestación de dicho fenómeno. Por este motivo, antes de analizar la época de los frentes populares, la Guerra Civil española y, en última medida, el papel de los comunistas a nivel estatal e internacional, es imprescindible que nos centremos previamente en la explicación del origen del fascismo.

    Durante el VII Congreso de la Internacional Comunista, los comunistas entendieron el fascismo como una nueva amenaza. Por supuesto, esa «dictadura terrorista abierta de los elementos más reaccionarios» (La ofensiva del fascismo y las tareas de la Internacional en la lucha por la unidad de la clase obrera contra el fascismo, Georgi Dimitrov) era interpretada como un peligro burgués; concretamente como una reacción de la oligarquía financiera, del capital monopolista, de los rapaces imperialistas. Este análisis, que era esencialmente correcto, dejaba de lado la complejidad de la naturaleza pluriclasista del fascismo. En este sentido, nosotros entendemos que el fascismo no era exclusivamente la respuesta político-militar de la dictadura de la oligarquía financiera, sino también la reacción de dicha oligarquía como gran movilizadora de todas las fuerzas, clases y estratos sociales reaccionarios de las sociedades de la Europa occidental.

    Recordemos que estos sectores, como la pequeña burguesía y la aristocracia obrera, constituían una parte importante de las bases de apoyo de los partidos socialdemócratas y oportunistas. Tras la subordinación de la socialdemocracia a los intereses del gran capital, muchos elementos de estas clases y estratos intermedios se sintieron defraudados por la «gestión» de la socialdemocracia en torno a la guerra imperialista, la represión contrarrevolucionaria y la crisis económica (caracterizada por un paro galopante, una hiperinflación sin precedentes en la historia de Alemania y unas medidas económicas que perjudicaban claramente los intereses de la gran mayoría de la población). Como bien señaló Dimitrov, estos sectores encontraron en los nazifascistas a sus «verdaderos» representantes. Cuando el Estado fascista se constituyó, la burguesía aniquiló las organizaciones combativas del proletariado y, además, consiguió adoctrinar y disciplinar mediante una política patronal terrorista a una gran parte de la clase obrera.

    Para seguir leyendo pulsa click aquí.

      Fecha y hora actual: Dom Dic 04, 2016 12:50 am