Comunismo etíope

Comparte
avatar
Comunista
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 402
Reputación : 809
Fecha de inscripción : 02/04/2010
Localización : Argentina

Comunismo etíope

Mensaje por Comunista el Vie Abr 02, 2010 8:26 pm

¿Alguien me puede dar información sobre el Comunismo etíope?.
avatar
Mecagoendios
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 4200
Reputación : 5097
Fecha de inscripción : 10/01/2010
Edad : 23
Localización : En la basura que abonará un gran futuro.

Re: Comunismo etíope

Mensaje por Mecagoendios el Sáb Abr 03, 2010 2:03 pm

Muevo a otros, debido a que es información acerca de un país socialista, y historia universal es para historia no socialista.
avatar
estrella roxa
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 101
Reputación : 126
Fecha de inscripción : 02/04/2010
Localización : Asturies

Re: Comunismo etíope

Mensaje por estrella roxa el Sáb Abr 03, 2010 2:12 pm

A mi siempre me ha interesado la historia de la revolución etiópe, te paso algun link.

Historia de la Etiopía socialista
Publicado por C. Marat

La Revolución y el CAMP

El 12 de septiembre de 1974 el emperador etíope Haile Selassie era derrocado dejando un país hambreado y en la bancarrota económica. El poder estatal quedó en manos del Consejo Administrativo Militar Provisional, un organismo creado previamente como Comité de Coordinación de las Fuerzas Armadas, Policía y Ejército Territorial para estudiar las quejas de varias unidades militares, investigar los abusos cometidos por oficiales superiores, y erradicar la corrupción en el ejército. No obstante, a medida que la situación se salía de control fue ganando más poder hasta que destituyó y encarceló al emperador.


Lista de Presidentes del CAMP

El presidente del CAMP era el jefe de Estado y Gobierno de Etiopía.

* Aman Andom (12 de septimbre de 1974 - 17 de noviembre de 1974);
* Mengistu Haile Mariam (17 de noviembre de 1974 - 28 de noviembre de 1974);
* Tafari Benti (28 de noviembre de 1974 - 3 de febrero de 1977);
* Mengistu Haile Mariam (11 de febrero de 1977 - 10 de septiembre de 1987).


El Partido de los Trabajadores y la redacción de una Constitución

Tras la Revolución de 1974, la Unión Soviética comenzó a presionar al CAMP para crear un partido de vanguardia civil que reemplazara al gobierno militar. Mengistu Haile Mariam, líder del CAMP, argumentó en contra de tal partido, afirmando que la Revolución había triunfado sin uno y que, por lo tanto, no era necesario para llevar adelante las reformas progresistas. Sin embargo, ante la creciente oposición armada al gobierno, Mengistu anunció la creación de la Comisión para Organizar el Partido de los Trabajadores de Etiopía (COPTE) en diciembre de 1979. También se establecieron varias organizaciones de masas, como la Asociación Juvenil Revolucionaria de Etiopía.


El 12 de septiembre de 1984, en el 10º Aniversario de la Revolución, es disuelto el COPTE y fundado el Partido de los Trabajadores de Etiopía (con Mengistu como secretario general), cuya principal labor era sentar las bases para la edificación del Estado socialista, entre ellas la redacción de una Constitución política que legalizara el nuevo Estado que se buscaba construir.

En marzo de 1986, se eligieron 343 miembros de la Comisión Constitucional. Esta Comisión tiene su origen en el Instituto para el Estudio de Nacionalidades de Etiopía, que el CAMP había establecido en marzo de 1983 para encontrar soluciones a los graves problemas derivados de la diversidad étnica de Etiopía. El Instituto estaba integrado en su mayoría por académicos de la Universidad de Addis Abeba, que siguieron actuando como asesores de la Comisión Constitucional. Los diversos miembros de la Comisión incluyeron a líderes religiosos, artistas, escritores, médicos, académicos, deportistas, trabajadores y antiguos nobles. También se buscó que todas las etnias tuvieras representación.

Durante unos seis meses, la Comisión debatió los detalles de la nueva Constitución. En junio de 1986, emitió un borrador. El gobierno imprimió un millón de copias a kebeles (similar a distritos de las ciudades) y asociaciones de campesinos en todo el país. Durante los siguientes dos meses, el proyecto fue discutido en cerca de 25.000 localidades. El interés popular se centró en cuestiones tales como los impuestos, el papel de la religión, el matrimonio, la organización de las elecciones, y los derechos y obligaciones de la ciudadanía. El proyecto más controvertido fue el de la prohibición de la poligamia, que causó mucho malestar entre los musulmanes. Los ciudadanos presentaron más de 500.000 sugerencias de revisiones. En agosto, la Comisión volvió a reunirse para examinar las enmiendas propuestas. En total, la Comisión aceptó noventa y cinco enmiendas al proyecto original.

El nuevo Estado

Mengistu.

La versión final de la Constitución fue sometida a referéndum el 1º de febrero de 1987 (aprobada con el 81% de los votos, aunque no se pudo votar en regiones de Eritrea y Tigray por estar controladas por facciones rebeldes), el 22 de ese mes comenzó a regir, el 14 de junio se celebraron elecciones generales (con participación del 85% del electorado). El CAMP se abolió el 10 de septiembre, el mismo día, Mengistu asumía como Presidente de la República Democrática Popular de Etiopía. La Constitución constaba de diecisiete capítulos y 119 artículos. El preámbulo mencionaba los orígenes de Etiopía desde la Antigüedad, el heroísmo histórico de su pueblo, los importantes recursos naturales y humanos y se comprometió a continuar la lucha contra el imperialismo, la pobreza y el hambre.

Nueva bandera de Etiopía: es la tradicional, pero con el escudo.

Nuevo escudo de Etiopía.

El nuevo himno de Etiopía se llamó Etiopía, Etiopía, Etiopía es primero y fue adoptado en 1975. La letra corresponde a Assefa Gebre-Mariam Tessama y la música es de Daniel Yohannes Haggos. Puede descargarse en formato MIDI haciendo click aquí.

Hay que mencionar la solidaridad internacionalista de los países socialistas, especialmente Cuba. También fue destacada la de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la República Democrática Popular del Yemen (con tropas) y la República Democrática Alemana (con entrenamiento técnico y artículos como ropa y juguetes para los niños que por primera vez en la historia del país africano asistían a jardines infantiles). Cuba contribuyó con médicos, docentes y otros profesionales y militares. Los cubanos son recordados con mucho cariño por los etíopes, incluso en el 2000, cuando la República Democrática Popular ya no existía, se levantó un monumento en honor a los soldados cubanos caídos en la Guerra de Ogadén (1977-1978). Recomiendo leer el artículo: La Guerra de Etiopía (Ogadén) 1977-1978, y la Aviación Cubana.

Fidel Castro y Mengistu en Adís Abeba durante las celebraciones por el 4º Aniversario de la Revolución Etíope.

Raúl y Fidel Castro junto a Mengistu.

Lamentablemente, la historia de la Etiopía socialista fue ensombrecida por fenómenos que ya se habían vivido en el país. En 1983, en 1985 y en 1987, hubo terribles sequías que causaron hambrunas devastadoras. La peor, la de 1985 afectó a tres millones de personas y fallecieron por inanición unas 200.000.

Lista de Presidentes de la República Democrática Popular

* Mengistu Haile Mariam (10 de septiembre de 1987 - 21 de mayo de 1991);
* Tesfaye Gebre Kidan (21 de mayo de 1991 - 28 de mayo de 1991).

Lista de Primeros Ministros de la República Democrática Popular

* Fikre Selassie Wogderess (10 de septiembre de 1987 - 8 de noviembre de 1989);
* Hailu Yimenu (8 de noviembre de 1989 - 26 de abril de 1991);
* Tesfaye Dinka (26 de abril de 1991 - 6 de junio de 1991).

Desde mediados de los '80, la ayuda soviética disminuyó paulatinamente (Gorbachov, jefe de gobierno de la URSS desde 1985, limitó hasta abolir totalmente la ayuda a Estados socialistas con graves problemas, como fue el caso de Etiopía y de Afganistán). Con ello (más los problemas causados por el caos poblacional, al ser reubicadas grandes cantidades de poblaciones debido a la hambruna en las tierras altas del país), la guerra civil se intensificó hasta que a comienzos de los '90 (en medio del derrumbe del Bloque del Este) Mengistu fue destituido por sus colaboradores. No están muy claros los hechos que rodean a la caída de Mengistu, parece que renunció o fue forzado a renunciar, según la fuente. Lo seguro es que pidió asilo en la embajada de Zimbabue y luego partió a ese país donde fue recibido en calidad de invitado oficial por el presidente zimbabuense Robert Mugabe; Mengistu reside allí hasta hoy día (a pesar de que el gobierno actual etíope solicita su extradición para juzgarlo por violaciones a los derechos humanos durante la RDPE). En junio de 1991 la República Democrática Popular llegó a su fin, pero no la Guerra Civil Etíope.

C. Marat



http://socialismoactual.blogspot.com/2010/02/historia-de-la-etiopia-socialista.html
avatar
estrella roxa
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 101
Reputación : 126
Fecha de inscripción : 02/04/2010
Localización : Asturies

Re: Comunismo etíope

Mensaje por estrella roxa el Sáb Abr 03, 2010 2:20 pm

Recordando la revolución etíope

Por Deirdre Griswold
en Workers World, Dic. 30, 1999

Traducción y adaptación de
Pakito Arriaran - Red Palante

Etiopía es el segundo país más extenso del África subsahariana. Su potencial económico es enorme, pero su pueblo está aún entre los más pobres del mundo.

El coronel Mengistu Haile Mariam se convirtió en su líder en los años 70, en una época de gran fermento revolucionario, después de que la monarquía feudal del emperador Haile Selassie fue debilitada por rebeliones campesinas, manifestaciones estudiantiles y huelgas de la pequeña clase obrera, tras una terrible hambruna.
El emperador Haile Selassie

Etiopía, a diferencia del resto de África, nunca había sido sometida a las peores brutalidades del dominio colonial, pues derrotó una fuerza expedicionaria italiana en 1895 en la batalla de Adawa. Pero fue invadida por el ejército de Mussolini en los años 30. Selassie sobrevivió a la ocupación en el exilio en Gran Bretaña, y regresó al trono tras la derrota de Italia en la Segunda Guerra Mundial.

Desde entonces, el emperador colaboró con el imperialismo norteamericano y británico. Durante muchos años, su principal puesto de observación para el Medio Oriente fue la base aérea de Kagnew en Eritrea, que entonces hacía parte de Etiopía. Sin embargo, Selassie mantuvo una reputación mundial como líder de un Estado africano orgulloso e independiente.

Una encarnizada lucha de clases

Fue la lucha de clases al interior de esta sociedad feudal la que eventualmente produjo el gobierno militar revolucionario dirigido por Mengistu. La clase obrera era muy pequeña para tomar el poder directamente. Los campesinos alzados estaban muy dispersos, aunque habían luchado igual que en las guerras campesinas europeas cientos de años antes, contra los terratenientes o sus capataces, ocupando las tierras y tratando de sobrevivir con cultivos de pancoger.

Con el país en revuelta, se inició una lucha entre los militares etíopes. que habían sido llamados a reprimir a las masas. Los oficiales jóvenes rompieron con sus oficiales que apoyaban el antiguo sistema feudal, llegando a fusilar a algunos de ellos. Establecieron un Consejo Administrativo Militar Provisional de 125 miembros para dirigir el país.
El coronel socialista Mengistu Haile Mariam

En sucesivas luchas, el liderazgo de este consejo se fue moviendo a la izquierda. Mengistu, un coronel que no venía de la élite sino de un pueblo de antiguos siervos, emergió como el líder con orientación socialista. El Consejo derrocó al emperador Haile Selassie y a su Consejo Real.

La transformación social en Etiopía combinó elementos tanto de una revolución burguesa como de una socialista. Su primer gran acto fue nacionalizar todas las tierras y las viviendas excedentes en 1975, rompiendo el espinazo de la clase terrateniente. A esta medida siguió la nacionalización de los bancos, las compañías de seguros y las pocas industrias existentes.

Todo esto fue recibido con un enorme apoyo popular, excepto, claro está, por los antiguos dirigentes y sus agentes. Algunos de éstos formaron un ejército contrarrevolucionario, llamado curiosamente la "Unión Democrática Etíope", que montó ataques desde el vecino Sudán.

El Consejo Provisional organizó en respuesta un gran ejército campesino. En el campo, se conformaron asociaciones campesinas con apoyo del gobierno. Éstas recibían a los visitantes con letreros que decían: "Nunca dejaremos que los terratenientes regresen".

En Addis Abeba, la capital, milicianos descalzos vigilaban los edificios públicos armados con rifles Kalashnikov. Las mujeres también estaban armadas en los kebeles urbanos, o asociaciones de cuadras.

Los kebeles organizaron mercados cooperativos que vendían bienes básicos a precios bajos, evadiendo a los comerciantes especuladores.

El crecimiento de las organizaciones populares fue de la mano con una campaña de alfabetización masiva. En ocho años, el alfabetismo creció de un 10 a un 63 % en el país.

Como crecía la hostilidad hacia la revolución etíope en Occidente, la Unión Soviética y los países de Europa oriental brindaron su ayuda. La República Democrática Alemana, en particular, ayudó con entrenamiento técnico y artículos como ropa y juguetes para los niños que por primera vez en la historia del país africano asistían a jardines infantiles.

La CIA trata de dividir a Etiopía

Los E.U. no se mostraban abiertamente como organizadores del derrocamiento del gobierno revolucionario, pero los medios de comunicación estaban llenos de injurias contra la orientación de Etiopía hacia los países socialistas. Y tras escena, la CIA trataba de dividir el país ayudando directamente o a través de sus aliados, a movimientos separatistas e invasiones abiertas. Con 90 grupos étnicos diferentes que habían sido sometidos a un Estado central a través de las conquistas de un imperio feudal, Etiopía era vulnerable.

Una de esas invasiones vino de Somalia en 1977. Fue descrita por los medios de comunicación imperialistas como un movimiento de liberación del pueblo somalí en las planicies Ogaden del oriente de Etiopía. De hecho, tropas con tanques de guerra y armas pesadas penetraron lejos en las tierras altas etíopes antes de ser rechazadas.

El editor de Newsweek, Arnaud de Borchgrave, reveló en su revista el 26 de septiembre de 1977, que el presidente somalí había recibido un mensaje secreto del presidente de E.U. Jimmy Carter animándolo a ocupar territorio etíope. Rápidamente, los E.U. acordaron una ayuda de US$ 500 millones de Arabia Saudita, equivalentes en ese momento a dos años del Producto Interno Bruto de Somalia.

Aunque Etiopía ganó la guerra, lo hizo a un costo bastante alto para un país pobre que trataba de reorganizar la sociedad.

La guerra con Eritrea

El problemas más espinoso para Etiopía fue el movimiento separatista de Eritrea. Esta provincia sobre el mar Rojo tenía los únicos puertos de Etiopía. Su lucha por la independencia había comenzado bajo Haile Selassie, y sus líderes habían sido originalmente antiimperialistas. Pero cuando ocurrió la revolución en Etiopía, empezó un desplazamiento sutil. Los eritreos empezaron a recibir mayor apoyo de los regímenes árabes en la región.

Los líderes eritreos caracterizaron al Consejo Provisional como fascista y colaboraron con todos sus opositores, incluyendo incluso al ejército de los terratenientes conocido como Unión Democrática Etíope. La guerra entre Etiopía y el movimiento de Eritrea fue encarnizada.

Mengistu había dicho a la Organización de Unidad Africana en 1977 que "hemos cortado el cordón umbilical con el imperialismo". Pero en un acuerdo firmado en Londres, el cordón umbilical fue restaurado en 1991, cuando el Consejo Provisional fue derrocado y Mengistu renunció. La URSS se había desintegrado y las perspectivas de construir cualquier forma de socialismo en Etiopía, con asistencia del campo socialista, se habían ido a pique.

El feudalismo no puede regresar

En 1993, el nuevo régimen aceptó un programa de provatización trazado por la banca imperialista internacional. Sin embargo, la obra de la revolución no fue en vano. Produjo resultados duraderos que no pueden ser echados atrás.

El aspecto antifeudal de la revolución logró su objetivo. Hoy, Etiopía se describe a sí misma como un lugar donde "la tierra es de propiedad pública". Los campesinos cultivan sus alimentos tomando en arriendo las tierras del gobierno. Los inversionistas extranjeros también pueden arrendar tierras para la agricultura moderna. Pero los días en que los campesinos debían entregar el 75 % de sus cosechas, y muchas veces sus propios cuerpos, a los terratenientes han pasado a la historia.

En esencia, casa sociedad de clases es una dictadura de una clase sobre otra, aunque su forma política sea una democracia o un Estado totalitario. La gran población carcelaria y las enormes fuerzas represivas de los E.U., autoproclamado como el más democrático de los países imperialistas, son evidencia de la lucha de clases que subyace y la fuerza bruta necesaria para contenerla.

Sin embargo, los imperialistas, que nadan en la opulencia, encuentran preferible en este punto de la historia comprar parlamentos y presidentes en sus propios países en vez de nutrir regímenes militares, aunque hayan diseñado las formas de gobierno más autocráticas y abiertamente brutales en los países oprimidos cuando las masas han retado al Establecimiento.

Los imperialistas odian a Mengistu no porque hubiera sido un dictador, sino porque la dictadura en Etiopía fue ejercida por las clases oprimidas sobre los feudales aburguesados y sus aliados imperialistas. Y por esta razón, Mengistu ha ganado su lugar en la historia de la revolución africana.

http://www.45-rpm.net/antiguo/palante/etiopia.htm
avatar
Comunista
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 402
Reputación : 809
Fecha de inscripción : 02/04/2010
Localización : Argentina

Re: Comunismo etíope

Mensaje por Comunista el Sáb Abr 03, 2010 10:52 pm

Muchas gracias por la información camarada.


Saludos!
avatar
italiano43
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 156
Reputación : 193
Fecha de inscripción : 29/03/2010
Edad : 27
Localización : $hile

Re: Comunismo etíope

Mensaje por italiano43 el Mar Abr 13, 2010 2:48 am

investigare sobre aquello, no estoy informado sobre eso. saludos camarada
avatar
Comunista
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 402
Reputación : 809
Fecha de inscripción : 02/04/2010
Localización : Argentina

Re: Comunismo etíope

Mensaje por Comunista el Mar Abr 13, 2010 1:55 pm

Arriba tienes un poco de información sobre el comunismo etiope, es muy interesante lo que puso el camarada estrella roxa.

Saludos
avatar
morcate
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 157
Reputación : 177
Fecha de inscripción : 09/07/2011

Republica Democratica Popular de Etiopia

Mensaje por morcate el Jue Ago 04, 2011 1:06 am

Seria interesante que pudieramos intentar acumular informacion acerca de la Republica Democratica Etiope y ensalzar las ventajas que pudo significar el comunismo desde el 74 hasta el 91 en Etiopia
avatar
canac
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 15
Reputación : 19
Fecha de inscripción : 29/07/2011

Re: Comunismo etíope

Mensaje por canac el Vie Ago 05, 2011 2:09 pm

Como ocurrio en Angola por ejemplo casi en el mismo periódo de tiempo, el gobierno de Mengistu, estuvo en constante confrontación, de ahí la guerra de Eritrea y Somalia, mucho esfuerzo contando incluso con el apoyo cubano. Para mi tambien tuvieron el error....bastante común en más de un país de querer copiar el modelo sovietico en ciertas areas, algo que es imposible, porque cada país tiene sus singularidades.

De todas maneras creo que en África hay muchos modelos que fueron truncados por el panorama internacional, casi todos los gobiernos progresistas y experiencias a raiz de la caida de la URSS....desparecieron por no tener la fuerza suficiente para oponerse a occidente.

Un saludo
avatar
PattoDiVarsavia
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 16
Reputación : 20
Fecha de inscripción : 02/07/2012
Localización : Republica Democratica Alemana

Etiopia Socialista

Mensaje por PattoDiVarsavia el Lun Jul 09, 2012 2:10 am

alguien tiene libros o articulos sobre el gobierno comunista de Etiopia? no he encontrado casi nada, se los agradeceria camaradas.

(disculpen no se si este pedido corresponde a esta seccion)
avatar
Granma
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2918
Reputación : 4433
Fecha de inscripción : 06/08/2011
Localización : ★Marte, Planeta Rojo★

Re: Comunismo etíope

Mensaje por Granma el Lun Jul 09, 2012 2:26 am

Hay poca información la verdad,en el foro se encuentra este hilo en el que se aportan algunos datos generales de interés.

http://www.forocomunista.com/t2849-comunismo-etiope?highlight=etiope

Aunque te recomiendo ir a las fuentes originales dónde se agregan imágenes y fotografías curiosas.

http://socialismoactual.blogspot.com.es/2010/02/historia-de-la-etiopia-socialista.html

http://www.45-rpm.net/antiguo/palante/etiopia.htm

Espero que te sirva,saludos.
avatar
PattoDiVarsavia
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 16
Reputación : 20
Fecha de inscripción : 02/07/2012
Localización : Republica Democratica Alemana

Re: Comunismo etíope

Mensaje por PattoDiVarsavia el Sáb Jul 21, 2012 2:36 am

Granma escribió:Hay poca información la verdad,en el foro se encuentra este hilo en el que se aportan algunos datos generales de interés.

http://www.forocomunista.com/t2849-comunismo-etiope?highlight=etiope

Aunque te recomiendo ir a las fuentes originales dónde se agregan imágenes y fotografías curiosas.

http://socialismoactual.blogspot.com.es/2010/02/historia-de-la-etiopia-socialista.html

http://www.45-rpm.net/antiguo/palante/etiopia.htm

Espero que te sirva,saludos.

muchas gracias camarada!

pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9589
Reputación : 18570
Fecha de inscripción : 31/05/2010

Re: Comunismo etíope

Mensaje por pedrocasca el Vie Ene 25, 2013 10:34 pm

Etiopía: la revolución desconocida, libro breve del cubano Raúl Valdés Vivó.

Este breve libro fue impreso en Cuba en el mes de enero de 1978. Son menos de 60 páginas en formato pdf de buena calidad para lectura. Esta copia, ofrecida en el blog de la Editorial Templando el acero, proviene de la antigua web (aún activa) leninist.biz, de ahí su extraño formato.

Se puede descargar desde los links:

https://www.box.com/s/yakldp17v7ge3dlif6vm

http://es.scribd.com/doc/53582947/Etiopia-la-revolucion-desconocida

Se puede leer y copiar desde:

http://www.leninist.biz/es/1977/ERD148/index.html

relojandante
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1064
Reputación : 1214
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Localización

Re: Comunismo etíope

Mensaje por relojandante el Miér Abr 10, 2013 2:29 am

¿Sequías? ¿Ya está? Me pregunto cómo es posible que un estado que supuestamente ha alcanzado el socialismo, con una geopolítica favorable que no se compara con Corea o Cuba actuales, puede permitir que su población muera de hambre. No sé, me suena a las típicas excusas que da la burguesía cuando los trabajadores pasan calamidades, pero que llaman la atención cuando son supuestos marxistas quienes las dicen.

Chus Ditas
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2870
Reputación : 5829
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Re: Comunismo etíope

Mensaje por Chus Ditas el Mar Nov 12, 2013 8:40 pm

Ha fallecido Raúl Valdés Vivó.

El insigne intelectual cubano dedicó plenamente su vida a la causa de la Revolución Cubana y a la divulgación de su ideología, con una militancia comunista que data de 70 años de entrega. A finales de la Segunda Guerra Mundial, Valdés Vivó solicitó su integración a las filas de la Juventud Socialista y se le asignó el trabajo ideológico en la Universidad de La Habana, donde conoció a Fidel Castro. También desarrolló labor periodística y como diplomático en las selvas vietnamitas, cuando el heroico pueblo asiático luchaba contra la invasión estadounidense, así como también en Laos y Etiopía, invadida por las tropas de Somalia.

Es autor del libro Etiopía: la revolución desconocida.

Se puede leer sobre Raúl Valdés Vivó en el blog Civilización socialista:

http://civilizacionsocialista.blogspot.com.es/2013/11/realizan-sepelio-de-raul-valdes-vivo.html

Chus Ditas
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2870
Reputación : 5829
Fecha de inscripción : 24/03/2011

Re: Comunismo etíope

Mensaje por Chus Ditas el Miér Mayo 14, 2014 8:27 pm

libro del cubano Raúl ValdésEtiopía, la revolución desconocida

se puede acceder a una copia en el link:

http://creandopueblo.files.wordpress.com/2013/10/etiopc3ada-la-revolucic3b3n-desconocida.pdf
avatar
Tripero
Moderador de Reserva
Moderador de Reserva

Cantidad de envíos : 911
Reputación : 1141
Fecha de inscripción : 04/01/2013
Localización : Sudamérica

Re: Comunismo etíope

Mensaje por Tripero el Dom Sep 14, 2014 11:32 pm

Rescatado de unos archivos de Web Archive la extinta página leninismo.org.
La Revolución Etíope revisitada, de Deirdre Griswold.



La Revolución Etíope revisitada
¿Por qué odian los imperialistas a Mengistu? [1]
Deirdre Griswold



La revolución que estalló en Etiopía en los años 1970 ha recibido esta semana la más oblicua de las referencias por parte de los imperialistas. Y ha sido sólo para denunciar que Sudáfrica haya permitido que el líder de la revolución de Etiopía, el Coronel Mengistu Haile Mariam, volviera a su casa en el exilio de Zimbawe tras recibir tratamiento médico.

Los EEUU y otros países imperialistas han ejercido una fuerte presión sobre Sudáfrica para detener a Mengistu por "crímenes de guerra". Los medios de comunicación occidentales añaden la palabra "dictador" a su nombre como si fuera su título.

¿Quién es Mengistu y por qué le odian tanto los imperialistas? ¿Es cierto que es un brutal criminal de guerra?

Etiopía es el segundo país más grande del África subsahariana. Su potencial económico es enorme, pero su pueblo todavía se encuentra entre los más pobres del mundo.

Mengistu se convirtió en su líder en los años 1970, en una época de gran fermento revolucionario después de que la monarquía feudal del Emperador Haile Selassie quedase debilitada por las rebeliones campesinas, las manifestaciones estudiantiles y las huelgas de la pequeña clase obrera que siguieron a una terrible hambruna.



Mengistu Haile Mariam


Etiopía nunca había estado sometida a las peores brutalidades del dominio colonial al mismo nivel que el resto de África, habiendo derrotado a una fuerza expedicionaria italiana en 1895 en la batalla de Adawa. Pero fue invadida por el ejército de Mussolini en los años 1930. Selassie sobrevivió a la ocupación exiliándose en Gran Bretaña, y volvió al trono tras la derrota de Italia en la Segunda Guerra Mundial.

Desde entonces, el emperador colaboró con el imperialismo estadounidense y británico. Durante muchos años, el mayor puesto supervisor de los EEUU para el Oriente Medio estuvo en la base aérea de Kagnew en Eritrea, más tarde parte de Etiopía. Sin embargo, Selassie conservó su reputación mundial como líder de un estado africano orgulloso e independiente.


Una lucha de clases feroz
Fue la lucha de clases dentro de esta sociedad feudal la que eventualmente llevó al poder al gobierno militar revolucionario liderado por Mengistu. La clase obrera era demasiado pequeña para tomar el poder directamente. Los campesinos sublevados se hallaban demasiado dispersos, aunque luchaban de la misma manera en que habían luchado los campesinos en las guerras de Europa cientos de años atrás --alzándose contra los terratenientes y sus capataces, apropiándose de la tierra y tratando de sobrevivir a continuación mediante una agricultura de subsistencia.

Con el país sumido en el caos, estalló una lucha interna entre los militares etíopes, que habían recibido la orden de reprimir a las masas. Los oficiales jóvenes se sublevaron --e incluso dispararon-- contra los oficiales que apoyaban al viejo sistema feudal. Establecieron un Consejo Provisional Militar-Administrativo (PMAC) de 125 miembros para controlar el país.

En sucesivas luchas, el mando de este consejo siguió desplazándose hacia la izquierda. Mengistu, un coronel que no venía de la elite sino de una gente que habían sido esclavos, se alzó como líder con una orientación socialista. El PMAC depuso al Emperador Haile Selassie y a su Consejo Real.

La transformación social de Etiopía combinó elementos tanto de una revolución burguesa como de una revolución socialista. Su primera actuación de envergadura consistió en nacionalizar toda la tierra y las grandes casas en 1975, rompiendo así la columna vertebral de la clase terrateniente. Esto fue seguido por la nacionalización de los bancos, las empresas de seguros y la escasa industria existente.

Todo esto fue recibido con un enorme apoyo popular --exceptuando, desde luego, a los antiguos amos y sus agentes. Algunos de ellos formaron un ejército contrarrevolucionario --llamado "Unión Democrática Etíope", de manera bastante curiosa-- que se dedicó a preparar ofensivas contra la revolución desde el vecino Sudán.



El PMAC organizó un enorme ejército de campesinos como respuesta. Este escritor visitó Etiopía dos veces en 1978, después de que el ejército de los terratenientes hubiera sido rechazado. En el campo se habían formado asociaciones y cooperativas de campesinos con el apoyo del gobierno. Recibían a los visitantes con carteles que ponían: "Nunca dejaremos que vuelvan los terratenientes" .

En la capital, Addis-Abeba, milicias descalzas defendían los edificios públicos con rifles Kalashnikov. Las mujeres también recibieron armas en los kebeles urbanos o asociaciones de barrio.

Los kebeles organizaron mercados cooperativistas que vendían productos básicos a precios muy bajos, superando a los comerciantes que buscaban obtener beneficios mediante el aumento de los precios. Una tendera orgullosa de su puesto me dijo que su vida había sido muy dura como esclava antes de la revolución. Ella había evitado el abuso físico andando durante días para llegar a la capital.

El crecimiento de las organizaciones populares fue paralelo a una campaña de alfabetización masiva. En tan sólo ocho años, el número de personas alfabetizadas pasó del 10 por ciento al 63 por ciento en todo el país.

Mientras la hostilidad hacia la Revolución Etíope crecía en occidente, el apoyo llegó de la Unión Soviética y de los países de la Europa Oriental. En particular, la República Democrática Alemana ayudó con formación y asistencia técnica y con artículos como ropas y juguetes para los jardines de infancia, que por primera vez en la historia etíope se construyeron para atender a los niños.


La CIA trata de desmembrar Etiopía
Los EEUU no podían aparecer como organizadores abiertos del derrocamiento de un gobierno africano, pero los medios de comunicación occidentales dedicaron todo tipo de calumnias y declaraciones ultrajantes a la orientación de Etiopía hacia los países socialistas. Y entre bastidores la CIA estaba ocupada intentando desmembrar el país, ayudando directamente o haciendo que sus aliados ayudasen a los movimientos separatistas y a las invasiones abiertas. Con 90 grupos étnicos diferentes que habían sido reunidos bajo un estado central mediante las conquistas de un Imperio feudal, Etiopía era vulnerable.

Una invasión llegó desde Somalia en 1977. Los medios de comunicación occidentales la presentaron como un movimiento de liberación de los somalíes de los llanos Ogaden, al este de Etiopía. Pero, en realidad, tropas del ejército somalí con tanques y armas pesadas penetraron un gran trecho en las tierras altas etíopes antes de ser rechazadas.

El redactor del Newsweek, Arnaud de Borchgrave, reveló --en el número del 26 de septiembre de 1977 de esta revista-- que el presidente somalí había recibido un mensaje secreto del Presidente Jimmy Carter animándole a invadir el territorio etíope. EEUU pronto envió 500 millones de dólares en ayuda de Arabia Saudí --una cantidad que en aquel tiempo era igual al producto nacional bruto de Somalia para dos años.

Aunque Etiopía ganara la guerra, ésta supuso un coste terrible para un país pobre que intentaba reorganizar la sociedad.


Guerra con Eritrea
El problema más espinoso para Etiopía fue el movimiento separatista eritreo. Esta provincia del Mar Rojo tenía los únicos puertos de Etiopía. Su lucha por la independencia había comenzado bajo Haile Selassie, y sus líderes fueron al principio antiimperialistas. Pero una vez que estalló la revolución en Etiopía, se inició un cambio sutil. Los eritreos comenzaron a recibir más apoyo de los regímenes árabes de la región.

Los líderes eritreos caracterizaron al PMAC como fascista y colaboraron con todos sus opositores, incluido el ejército de los terratenientes conocido como Unión Democrática Etíope.

La guerra entre Etiopía y el Movimiento Eritreo fue feroz. Pero el líder que sustituyó a Mengistu con las bendiciones de EE UU y Gran Bretaña, Meles Zenawi, también emprendió una guerra sangrienta con Eritrea el año pasado y nadie en occidente le llama dictador.




No existe ninguna demanda por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores o de la Casa Blanca para llevar ante la justicia a asesinos de masas probados como el General Suharto de Indonesia. Suharto mató a un millón de indonesios y a cientos de miles más en Timor Oriental. Pero asumió el poder en un golpe militar con el apoyo estadounidense, y era un aliado anticomunista en Asia que contaba con el pleno favor de Washington.

Mengistu, por otra parte, dijo a la Organización de la Unidad Africana en 1977: "Hemos cortado el cordón umbilical del imperialismo".  ¿Podría ser esta la razón de que los imperialistas todavía quieran su cabeza?

En un tratado firmado en Londres, el cordón umbilical se restauró en 1991 cuando el PMAC fue derrocado y Mengistu tuvo que dimitir. La URSS había caído y la perspectiva de construir alguna forma de socialismo en Etiopía, basada en la ayuda recibida del campo socialista, se había desvanecido.


El feudalismo no puede volver
En 1993, el nuevo régimen aceptó un programa de privatización apoyado por los bancos imperialistas internacionales. Sin embargo, los sacrificios de la revolución no fueron totalmente en vano. Ésta produjo resultados perdurables que no pueden tener marcha atrás.

El aspecto antifeudal de la revolución alcanzó su objetivo. Actualmente Etiopía  es descrita como un lugar en el que "la tierra es de propiedad pública". Los campesinos poseen parcelas de subsistencia arrendadas por el gobierno. Los inversionistas extranjeros también pueden arrendar la tierra para practicar la agricultura moderna. Pero los días en que los campesinos tenían que entregar el 75 por ciento de sus cosechas --y a menudo sus propios cuerpos-- a los terratenientes han pasado a la historia.

En esencia, cada sociedad de clases es una dictadura de una clase sobre otra, sea bajo la forma política de una democracia o de un estado totalitario. La enorme población de las prisiones y la fuerza policial de los Estados Unidos, que se autoproclama como el más democrático de los países imperialistas, son pruebas de la lucha de clases subyacente y de la fuerza bruta necesaria para contenerla.

Pero los imperialistas, que se revuelcan en dinero en efectivo,  en este momento de la historia consideran más conveniente comprar legislaturas y presidentes en sus países de origen antes que regímenes militares puros --aunque hayan tramado las formas más abiertamente autocráticas y brutales de gobierno en los países oprimidos cuando las masas de estos países osaron desafiar al status quo.

Los imperialistas odian a Mengistu no porque fuera un dictador, sino porque la dictadura fue ejercida en Etiopía por las clases oprimidas sobre  los feudalistas aburguesados y sus aliados imperialistas. Por esa misma razón, Mengistu se ha ganado un lugar en la historia de la revolución africana en pro de la liberación de los oprimidos.

--------------------------------------------------------------------
[1] Título original: 'The Ethipian Revolution Revisited. Why do the imperialists hate Mengistu?' [Traducción de 'En Defensa del Marxismo-Leninismo']. < http://www.workers.org/ww/1999/mengistu1230.html>



http://web.archive.org/web/20041024000940/http://www.leninismo.org/revolucion_etiope.htm


------------------------------
"Está claro, me parece, que los clamores contra el famoso burocratismo no son más que un medio de encubrir el descontento por la composición de los organismos centrales, no son más que una hoja de parra... ¡Eres un burócrata, porque has sido designado por el Congreso sin mi voluntad y contra ella! Eres un formalista, porque te apoyas los acuerdos formales del Congreso, y no en mi consentimiento. Obras de un modo brutalmente mecánico, porque te remites a la mayoría "mecánica" del Congreso del Partido y no prestas atención a mi deseo de ser cooptado. Eres un autócrata, porque no quieres poner el poder en manos de la vieja tertulia de buenos compadres!"
avatar
Galin
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1177
Reputación : 1560
Fecha de inscripción : 27/05/2013

Re: Comunismo etíope

Mensaje por Galin el Lun Sep 15, 2014 3:24 pm

Muchísimas gracias por compartir este artículo sobre Etiopía tenemos escasa información y esta ha sido muy importante

Contenido patrocinado

Re: Comunismo etíope

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb Nov 18, 2017 4:33 pm