"El síndrome Plejanov" - texto de Manuel Muñoz Navarrete - agosto de 2012

Comparte

pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9585
Reputación : 18562
Fecha de inscripción : 31/05/2010

"El síndrome Plejanov" - texto de Manuel Muñoz Navarrete - agosto de 2012

Mensaje por pedrocasca el Miér Mayo 29, 2013 2:02 pm

El síndrome Plejanov

texto de Manuel Muñoz Navarrete - agosto de 2012

"Las condiciones objetivas están hasta las narices de nosotros

Existe en la izquierda cierta tendencia derrotista que tiende a reproducir la vieja actitud de Plejanov: “hay que esperar, aún no se dan las condiciones objetivas para hacer la revolución”. Bien nos vendría en cambio recuperar la actitud de Lenin, que sorprendió a todos con sus “Tesis de abril”, o incluso del Che Guevara, que proponía “forzar las condiciones” a través de la agudización de la lucha.

Salvando las enormes distancias, un primer conato de agudización se está produciendo en Andalucía, donde el SAT ha asaltado supermercados para expropiar alimentos y se han producido significativas ocupaciones de edificios (como la Corrala Utopía) y tierras (como Somonte). Una parte de la izquierda está saliendo al fin de las asfixiantes instituciones y comienza a respirar y a construir poder popular.

Pero la izquierda institucional contraataca furiosa. En estos días, hemos oído al republicano y miembro del PSOE Jaume d’Urgell clamar contra la movilización organizada por el 15 M bajo el lema “25-S: Ocupa el congreso”, bajo el pobre pretexto de que oponerse al parlamento burgués es ser un fascista. Sorprendentemente, algunos enfurecidos blogueros de la izquierda se han hecho eco de esta visión, recordándonos que deberíamos protestar “únicamente contra el PP”, que está en la Moncloa, y animándonos a acudir a la manifestación pacífica del 15 de septiembre, organizada por los sindicatos del régimen y su “Cumbre Social”.

Comparemos, pues, ambas convocatorias, aunque en apariencia no sean excluyentes. La manifestación del 15-S es convocada entre otros por colectivos de jueces, de la Guardia Civil, del Ejército, de la policía, de CC OO, UGT y CSIF, además de por el Sindicato de Estudiantes (de sobra conocido) y las Mesas de Convergencia. La del 29-S, por su parte, es convocada entre otros por el 15 M, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, el alcalde de Marinaleda (Sánchez Gordillo), el activista anti-desahucios José Coy, además de por webs como Insurgente y Kaos en la Red.

Fijémonos también en el discurso de ambas convocatorias. La del 15-S tiene un discurso anti-recortes, de defensa del “Estado del bienestar” y del Estado de derecho y de “unidad contra el PP”. La del 25-S, por el contrario, tiene un discurso anti-capitalista, anti-patriarcal, habla de República y de Autodeterminación, habla de nacionalización de la banca, la energía y los sectores estratégicos, habla de rechazar el pago de la deuda ilegítima, habla de inmediata paralización de los desahucios, se declara nítidamente anti-fascista, hablando de justicia y reparación para las víctimas del franquismo y, en suma, llama a protestar no sólo contra el gobierno, sino también contra una oposición que siempre ha sido cómplice de los recortes, y que lo seguirá siendo igualmente en el futuro.

Es obvio que el discurso político del 25-S, aun con sus imperfecciones, refleja un nivel de conciencia de clase muy superior al del 15-S. Pero, además, hay otra diferencia: el programa del 15-S ha sido trazado por una burocracia, sin dejar la menor posibilidad para intervenir a la gente y añadir consignas más rupturistas. En cambio, el programa del 25-S ha sido discutido abiertamente. De hecho, ha sido modificado para bien (añadiendo énfasis antifascistas y anticapitalistas), tras una serie de reuniones entre los convocantes y la izquierda social.

En este sentido, es indignante que Jaume d’Urgell y los blogueros referidos hayan acusado a la convocatoria de “Ocupa el Congreso” de secretismo y de estar convocada de manera anónima. La convocatoria ha sido elaborada en reuniones abiertas a las cuales ha podido acudir todo aquel que lo haya deseado, pero, lógicamente, no van a darse nombres ni va a convocarse legalmente, allanándole el camino a la policía. Por cierto, ¿sabrá esta gente que los militantes del SAT fueron convocados a la acción del supermercado sin saber siquiera adónde iban, para evitar que la policía los interceptara?

Seamos sinceros. No es la primera vez que tenemos que avergonzarnos ante las teorías conspiranoides de cierta izquierda que aún no se sabe muy bien a qué juega. Cualquiera que se mueva en nuestros círculos estará harto de oír cosas como que el SIDA no existe, que el hombre jamás llegó a la luna o que el 15 M es en realidad una conspiración fascista. Sin ser 28 de diciembre, la nueva broma es la siguiente: la convocatoria “Ocupa el congreso” es una oscura conspiración neonazi para reprimirnos, disolver el parlamento burgués e instaurar un régimen fascista con su “paso de la oca” y todo.

Aquellos que por desgracia tenemos compañeros represaliados, y sabemos por ello de los montajes represivos del poder capitalista, no frivolizamos tanto al analizar el régimen de contrarrevolución preventiva que, sin folklore ni pasos de la oca, aún padecemos hoy día. Pero tampoco creemos que a este régimen le haga falta cambiar nada por el momento, cuando la abrumadora mayoría del parlamento representa a la oligarquía financiera. ¿Contra quién deberían, pues, dar su golpe de Estado? ¿Contra ellos mismos?

Sin embargo, en el fondo la discusión es absurda, ya que todos sabemos que estas insensateces no son más que excusas para la inacción. Es el síndrome de Plejanov. La realidad es que existe un sector de la izquierda profundamente aristocrático, antisocial y antipopular, con muchos militantes a los que les gusta debatir detalles freaks entre ellos y con gente que piensa casi igual que ellos, pero, eso sí, sin mezclarse con el populacho inculto que se mueve en los movimientos populares reales y que ignora la teoría laboral del valor.

Sin embargo, al final avalan cosas como la del 15-S, una movilización organizada por el PSOE y sus sindicatos, bajo el mito cuantitativista de que “siendo más” se consigue algo. La realidad es que probablemente ya hay más gente en las calles del Estado español que las que hubo en octubre del 17 en Rusia. Lo que nos falta es lo cualitativo.

Y es indudable que la movilización de “Ocupa el congreso” aporta mucho precisamente ahí, en lo cualitativo. El 25-S nace de la superación del mito de la mani pacífica, como paseo ritual y obediente, y sólo por eso ya debe reivindicarse. Pero es que además el 25-S es interesante no porque vaya a provocar ninguna caída real del gobierno (ni siquiera los convocantes lo creen), ni porque vaya a ocupar realmente ningún congreso (¿acaso “Occupy Wall Street” asaltó los rascacielos, en lugar de rodearlos?), sino porque se inscribe en una escalada creciente de movilizaciones y, sencillamente, supone un avance con respecto al estado anterior real de las cosas.

¿Ocupar el congreso? Ojalá, pero la realidad es que no. Es un lema, una convocatoria simbólica, como simbólico fue el robo del SAT en el Mercadona (¿o es que acaso alguien pensaba que con 5 carros de comida el sindicato iba a dar de comer a 300.000 familias pobres en Andalucía?). En ese sentido, ambas acciones son claramente insuficientes, y no deben idealizarse. Pero no hay que olvidar tampoco el peso de lo simbólico, cuando funciona como una amenaza al poder, como advertencia a los que mandan de lo que podría llegar a suceder si nos siguen jodiendo como lo están haciendo, además de como manera de generar entre la gente los debates que ahora realmente hacen falta.

Es obvio que la movilización del PSOE, sus sindicatos y los cuerpos represivos del Estado burgués del 15 de septiembre no sirve para agudizar las contradicciones en el Estado español. Y es obvio que la movilización del 15 M para “Ocupar el congreso” el 25 del mismo mes, sí. Probablemente, lo único que le falte a la izquierda viejuna para apoyar esta marcha es que se dé en algún lejano país latinoamericano. Como sucede aquí mismo, los revolucionarios con miedo a la revolución se inventan que son “los fascistas”. Es lógico.

Una cosa está clara: los comunistas seguirán siendo, no los que pongan 20 hoces y martillos en 20 banderitas, sino, como dijo Marx, “la fracción más decidida de la clase obrera: la que siempre empuja hacia adelante”. Señores, por favor, despierten: las masas, descontentas por el gobierno, por el régimen, por el sistema, avanzan hacia el Congreso. Hace años habríamos soñado con que sucediera algo así. Ahora, ha llegado el momento. ¿Qué nos pasa?.


pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9585
Reputación : 18562
Fecha de inscripción : 31/05/2010

Re: "El síndrome Plejanov" - texto de Manuel Muñoz Navarrete - agosto de 2012

Mensaje por pedrocasca el Miér Mayo 29, 2013 2:04 pm

Son varios los temas presentes en el Foro con textos de Manuel Muñoz Navarrete, que se localizan con la utilización del buen Buscador del Foro o con Google (site:www.forocomunista.com espacio en blanco palabras a buscar).
avatar
ArgalaNibali
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 35
Reputación : 43
Fecha de inscripción : 19/05/2013
Edad : 23
Localización : Murcia

Re: "El síndrome Plejanov" - texto de Manuel Muñoz Navarrete - agosto de 2012

Mensaje por ArgalaNibali el Miér Mayo 29, 2013 3:16 pm

Gran texto, sin duda.
avatar
rj93
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 215
Reputación : 316
Fecha de inscripción : 25/01/2010
Edad : 25

Re: "El síndrome Plejanov" - texto de Manuel Muñoz Navarrete - agosto de 2012

Mensaje por rj93 el Miér Mayo 29, 2013 9:47 pm

El problema es que las MASAS DESCONTENTAS son mayoritariamente asalariados no productivos y pequeñoburgueses, no obreros y campesinos asalariados (pobres). Existe una pequeña (no minúscula) clase obrera industrial en España, y es ésta y cuyos dirigentes más conscientes junto a comunistas no obreros de origen de clase, quienes deben encabezar un movimiento revolucionario.

Creo que debemos analizar realmente lo que quieren decir condiciones objetivas:
1.- CLASE OBRERA ES LA CLASE REVOLUCIONARIA EN EL CAPITALISMO: En España y varios países de Europa, que no en todos, la clase obrera propiamente dicha es minoritaria respecto los trabajadores.

2.- la clase mayoritaria es la ASALARIADA NO PRODUCTIVA, es decir, el funcionariado. Como pieza fundamental de la denominada "clase media", es profundamente reaccionaria, no revolucionaria (MARX, EL MANIFIESTO COMUNISTA), al igual que la pequeña-burguesía, los profesionales liberales (abogado, médicos independientes) y el campesinado propietario bienestante (no la clase campesina asalariada, como los jornaleros).

3.- aún bajo la experiencia histórica de realizar una revolución obrera con una minoría obrera (RUSIA 1917) se esperaría que varios países avanzados, con un proletariado consciente realizasen dicha revolución. Dicho proletariado masivo se halla en Bangladesh, Malaisia, Indonesia, Taiwan, Camboya, y la China costera.

4.- Además la construcción del socialismo en un solo país podía darse entonces en un país tan inmenso y rico como la URSS, nada comparable a España.

5.- Carecemos de medios de propaganda obreros y de organizaciones obreras socialistas. Estas organizaciones están en manos de los revisionistas en la España actual, de lo que se trataría es de recuperarlas. Si esto puede llevarse a cabo o no, es cuestión de examinar su composición, y de intentarlo mediante una fuerte coordinación.

6.- Las supuestas "vanguardias comunistas" españolas y de todo occidente están en la mayoría de casos lideradas por keynesianos ecologistas (eso sí, de izquierdas), o marxistas realistas demócratas (no lenininstas por ende). Desgraciadamente los pc-ml han sido aislados por sus "hermanos de ideología" aunque se allen arraigados fundamentalmente en sus sectores aislados obreros conscientes, en los pocos que aún sobreviven.

7.- El movimiento 15M o quinceemeísta se compone mayormente de jóvenes universitarios hijos de funcionarios y pequeñoburgueses, reaccionarios en esencia, al igual que sus consignas y demandas reales (PARA ELLOS ANTICAPITALISMO ESTÁ MUY LEJOS DE COMUNISMO). Lo único bueno que se desprende de su "antipolitiquería" es que no se ha alineado bajo alguna de las numerosas banderas postmodernistas o neomarxistas, ambas grancorrientes profundamente reaccionarias. Afirmar que el "15M es una conspiración fascista" carece de todo fundamento marxista. En todo caso algunos de sus dirigentes del momento serán fascistas (corporativistas)pero el movimiento se funda y se nutre del descontento de clases dominadas pero no revolucionarias, como son la clase asalariada no productiva (funcionarios) y la clase pequeñoburguesa, y su descendencia mayormente universitaria no trabajadora.

8.- la minoría obrera del 15M debe constituir la base fundamental y vanguardia del movimiento si no quiere perecer. El pc-ml debe actuar en esas bases, y no en las universitarias ya que éstas por su origen de clase son reaccionarias, o se decantarán por la reacción. Esta minoría obrera quinceemísta debe dirigir la revolución que se avecina, como la clase obrera rusa, también minoritaria respecto la población rusa, dirigió la revolución de octubre, bajo el mando del pc(b) DE LENIN.

9.- la vanguardia comunista, fundamentalmente la de origen de clase obrera industrial y jornalera, debe constituirse en un partido revolucionario. Debe mantener una línea teórica y una praxis firme, que jamás debe sucumbir al "concenso" y el "pluralismo" que constituyen un verdadero cáncer para el partido, dirigencia, movimiento y clase.

10.- La revolución en España solo será una más de las revoluciones en Europa. Huelga decir que los movimientos y dirigencias de los movimientos revolucionarios deben estar en PERMANENTE CONTACTO SEGURO, y los movimientos actuar coordinadamente. Un alzamiento en Portugal encenderá necesariamente la chispa revolucionaria en España, Italia, Grecia, Francia, Irlanda. ALEMANIA, donde la clase obrera es mayoritaria, la revolución es clave para Europa. Alemania es un caso especial. Guarda la mayor parte de sus estructura industrial, y por ende, la mayor parte del proletariado industrial. Necesariamente ha de existir una avanzada significativa entre la clase obrera industrial de ese país, que responda (pero que no inicie) la ola revolucionaria Europea.

11.- Este movimiento Europeo se dará antes o después de las revoluciones obreras del sureste asiático y de las revoluciones obrerocampesinas de América Latina (donde las clases obrreras industriales constituirán mayorías importantes, los gobiernos populistas caerán por su propio peso o serán derribados, y los estados (y la represión) están menos desarrollados y gozan de menor afecto civil). Si la revolución en Europa no llega antes de las revoluciones latino-asiáticas, llegarán obligadamente después, una vez expropiadas las fábricas de la ropa y calzado que consumen los europeos y norteamericanos, y una vez expropiadas las tierras que dan de comer a los eruopeos y yankis. Un movimiento aunque efímero en el medio oriente (una campaña general de guerrilleros nacionalistas) generaría la crisis capitalista que sepulturaría al capitalismo, pues acabaría con la exportación de la energía petrolera vital para Europa y EEUU, o dificultará el tránsito del ya escaso petroleo al norte.

12.- cabe esperar que la estructura de clases mundial se vea seriamente afectada durante los próximos años. Europa y EEUU podrían reindustrializarse (bajo el lema de un Nuevo New Deal-Marshallplan que sería recibido por las masas de exfuncionarios y sus hijos como lluvia de oro), parte de la población china podría llegar a burocratizarse (bajo otro lema, el de "avance del socialismo" chino, constituyéndose en clase media amplia). No obstante, la clase obrera genera necesariamente una consciencia obrera sobre la cual y en la cual su dirigencia comunista tendría mayor base y mayor potencial revolucionario. También es cierto que físicamente no existen los recursos necesarios para que China pueda generar una mayoritaria "clase media", o tal vez se generaría a costa de la reindustrialización de Europa.

13. NO debemos olvidar que la burguesía internacional tiene un arsenal completito de armas contra el marxismo-leninismo, arsenal que acoge bombas atómicas, contraguerrillas nacionales, espías y sicarios internacionales, guerrillas "rojas" criminales, ideólogos burgueses, ideólogos "marxistas" no leninistas, medios de comunicación, artistas, partidos comunistas verdes y plurales, y un largo etcétera.

14. NO debemos olvidar tampoco extraer toda la experiencia del socialismo soviético y generar aportes vitales al marxismo-leninismo sobre esa etapa histórica y sobre su derrota, tal como Marx y Engels hicieron sobre la Comuna. Lectura, debate y difusión de los clásicos es obligado para los miembros del PC-ML revolucionario que se merezca dicho nombre. La lectura es la base, pero ¿por donde empezar? Preferible por Hegel y Marx. Ovbiamente un conocimiento general de la filosofía griega y alemana anterior a Hegel no es superflua, pero el tiempo es oro. Lo mismo en el campo económico, fundamentalmente a Davd Ricardo, pues todos los economistas posteriores, neoclásicos, keynesianos y "alternativos" (los que siguen a Vicenç Navarro, Krugman y cia.)" se fundan en Smith. En el campo de historia política del socialismo, fundamentarse en las críticas de Marx a los utópicos de su tiempo, y de Lenin con sus contemporáneos, lo que nos otorga pautas y espíritu para realizar las mismas a nuestros utópicos, verdes, progres, "marxistas a secas" y renegados contemporáneos.



Camaradas, por favor no dejen de comentar pues lamentaría continuar asumiendo falsos conceptos e ideas mal fundadas.

Saludos revolucionarios.

Contenido patrocinado

Re: "El síndrome Plejanov" - texto de Manuel Muñoz Navarrete - agosto de 2012

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Miér Nov 21, 2018 4:37 pm