¿Gasto o inversión?

    Comparte

    tartesico
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 443
    Reputación : 887
    Fecha de inscripción : 26/03/2010

    ¿Gasto o inversión?

    Mensaje por tartesico el Jue Mayo 02, 2013 5:04 pm

    Desde la subida al poder del PP de Mariano Rajoy en noviembre de 2011, no han dejado de salir a relucir constantemente en los medios las constantes referencias a un eterno debate bastante largo y a veces muy cansino sobre la eterna dialéctica del modo a tratar la política publica. ¿Es gasto o inversión??

    Pues aunque pueda parecer lo contrario, para los diversos gobiernos de la oligarquía PP-PSOE, la forma que han tenido de tratar las políticas publicas, especialmente la sanidad y la educación ha sido un gasto, y a veces innecesario para ellos, mientras que el rescate constante a bancos e instituciones financieras son sin duda alguna grandes y provechosas inversiones necesarias para la prosperidad de la nación.

    El primer gran varapalo reciente en estos últimos años al gasto publico y que demuestran lo exactamente iguales que son ambos partidos de la oligarquía burguesa, vino precisamente en los últimos coletazos del gobierno del PSOE de Zapatero, cuando en septiembre de 2011, la mayoría oligárquica aprobó la reforma de la Constitución que fijaba un techo de gasto público. Es decir, que para pagarle el suelo a Emilio Botín y sus compinches no hay limites, pero para sufragar las escuelas y los hospitales públicos de todos los ciudadanos si que lo hay. Ya se sabe quien manda y esos no son los que nos "votan".

    Ello fue mas tarde agravado con el rescate en toda regla que en junio de 2012, ya gobernando el PP de Mariano Rajoy tuvo que pedir a la UE para inyectar aun mas dinero publico de todos para los bancos e instituciones financieras de nuestro país y que serian, a partir de ese momento, un autentico sepulturero en potencia de todo lo relacionado con el gasto publico: educación sanidad, pensiones.... la tijera, que ya se venia metiendo con ganas durante el gobierno del PSOE a partir de ahora seria y sera, resueltamente, imparable. Será especialmente notorio el tijeretazo conservador en los dos primeros.

    -Sanidad publica: El recortazo en la sanidad publica, especialmente en el caso de Madrid con Esperanza Aguirre viene ya de largo. Ya en el año 2006 se iniciaba la campaña contra la Ley 15/97, sobre habilitación de nuevas formas de gestión del Sistema Nacional de Salud, que fomentaba la introducción de la privatización en la sanidad publica en nuestro país y que, como vemos se remonta nada menos que a 1997. Ya para esa época las coordinadoras anti-privatización de la sanidad publica se empiezan a manifestar contra el truco que el gobierno madrileño derechista de Esperanza Aguirre pretende colarle a todos los madrileños con lo referido a la famosa "libre elección y área única". Según este sistema, el gobierno del PP afirmaba que Madrid pasará de las 11 áreas sanitarias actuales a un “Área única” en la que podremos elegir a la carta hospital, médico y enfermera.

    Esto vendría acompañado del famoso "copago", consistente en pagar para poder recibir atención sanitaria en casos básicos como: cada visita al medico de cabecera, especialista, urgencias, recetas de las medicinas de los pensionistas, ingresos hospitalarios, o diversas prestaciones sanitarias.

    Sin embargo, con este sistema, como afirmaban las plataformas por la sanidad pública, lo que buscan es la creación de un mercado sanitario, en el que los centros públicos y privados compitan entre sí para captar a los pacientes y procesos más rentables (población joven y sana que utiliza poco la sanidad, cirugía poco compleja...). Los pacientes no rentables (ancianos, discapacitados, crónicos, enfermedades costosas...) acabarán arrinconados en centros públicos de 2ª categoría, al estilo de los centros de beneficencia. Para los profesionales ofrecen “incentivos” salariales: aquellos médicos que más ahorren (en farmacia, pruebas diagnósticas, derivaciones al hospital...) o más pacientes tengan asignados, cobrarán más, como de hecho lleva ya pasando desde hace tiempo evidenciándose en las declaraciones de algunos trabajadores como en este vídeo con declaraciones de dos trabajadores del centro de salud de Pego y del Hospital de Manises.

    La calidad de la atención se verá seriamente deteriorada y aumentarán los riesgos para los paciente. Toda una estrategia de precarización de la sanidad publica para convertirla en un negocio a subasta orquestada por el gobierno del PP de Madrid ya durante la legislatura del PSOE.

    En el 2012 se introducen polémicas medidas como fueron la atención sanitaria a los inmigrantes irregulares, medida que bien podría considerarse un ataque racista y xenófobo propio de países totalitarios de extrema derecha. Con esta polémica medida, se proponía que los inmigrante irregulares sólo recibirán atención en caso de “urgencia por enfermedad grave o accidente; asistencia al embarazo, parto y postparto, y en el caso de ser menores de 18 años”.

    Ahora muchos médicos tendrá que afrontar el hecho de que los inmigrantes no podrán recibir atención sanitaria básica si no están regularizados, algo considerado contrario a los derechos humanos básicos y fundamentales.

    El año 2012 e inicios del 2013 cerraba con un penoso panorama en la inversión de la sanidad publica de Madrid y estatal por parte del gobierno del PP: privatización parcial de 6 grandes hospitales públicos de Madrid (Vallecas, Parla, San Sebastián de los Reyes, Arganda, Aranjuez, y Coslada), desmantelamiento de los hospitales de La Princesa y Carlos III, cierre de la atención sanitaria nocturna en muchos ambulatorios locales de todo el país (especialmente en Castilla La Mancha, gobernada también por el PP), fragmentación de servicios entre los grandes hospitales públicos para poder venderlos posteriormente a empresas privadas (como las del Grupo Capio que recibieron trato de favor del ex-consejero de sanidad madrileño Juan José Güemes, gran arquitecto de la privatización local, al asignarles la gestión de los análisis clínicos de seis hospitales madrileños y de más de 250 centros de atención primaria ), o la implantación de la mas famosas de las medidas, el famoso "euro por receta", un impuesto a la enfermedad para gravar a los mas desfavorecidos que no tienen la opción de pagarse una sanidad privada, y que ha generado actos de desobediencia masiva en los pacientes de Madrid, que ha dado lugar a la famosa "marea blanca".

    Como vemos, la situación actual de la sanidad publica para los gobiernos del PP y del PSOE, como dice el cómic del inicio de la noticia, son sin duda alguna mas un gasto innecesario a recortar que una inversión en la salud y el bienestar de todos los ciudadanos. Y si encima son inmigrantes, un autentico lujo que debemos suprimir. Ya se sabe que le UE nos obliga a recortar gasto publico.

    -Educación publica: El panorama del sistema de educación publica primaria, secundaria y superior no parece que haya ido mucho mejor con la subida al gobierno del nuevo ministro de educación del PP, José Ignacio Wert. Tras su nombramiento como ministro en diciembre de 2011, Wert empieza fuerte con su programa de ataques a la educación publica presentando en ese mismo momento su proyecto de reforma de la LOE, la llamada Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, (LOMCE), o "Ley Wert", que obedece a la política de austeridad generalizada en la Unión Europea de reducir el gasto público en educación dentro del contexto de crisis económica. Ya saben eso de considerar a los servicios públicos como un gasto a recortar, pero que no afecta a los bancos ni a las empresas.

    Esta medida, que contiene medidas fuertemente autoritarias, reaccionarias, y centralistas (tales como suprimir el peso de las AMPAS, menor autonomía de decisión de los centros escolares y mas peso al papel del gobierno en la educación la polémica medida de despreciar el papel de las asignaturas en lenguas nacionales propias o la supresión de la asignatura de "educación para la ciudadanía que introducía valores cívicos y democráticos por parte del anterior gobierno del PSOE y que fueron el blanco de las iras de la derecha política y religiosa más fascista del país , sin embargo enfoca sus mayores esfuerzos hacia la reducción del gasto público en el apartado de enseñanza, que se materializarían a partir del 2012 y 2013.

    El jueves 17 de mayo de 2012, el gobierno popular de Rajoy y su ministro Wert ratifica el recorte en el gasto público en educación y sanidad en más de 10.000 millones de euros (7.200 millones en sanidad y 3.700 millones en educación), para alcanzar el objetivo de déficit fijado por la Unión Europea.

    Entre las medidas del tijeretazo de Wert se encuentran el aumento de la ratio de alumnos por aula hasta un 20% y el aumento de horas lectivas (en Educación Secundaria se pasa de 18 a 20 horas) que provoca el despido masivo del profesorado en unos 40.000 interinos, la no cobertura de las bajas de profesores de una duración inferior a los 15 días, y el aumento de las tasas universitarias (el conocido "tasazo" que ha provocado constantes movilizaciones estudiantiles tales como la famosa "marea verde", y que son herencia clara del Sistema de Bolonia).

    Ello ha sido complementado en los gobiernos autonómicos de todo el estado, con la reducción del gasto en educación la supresión de cientos de puestos de interinos e incluso profesores fijos o la supresión o reducción drástica de los cupos en las convocatorias de oposiciones en enseñanza primaria y secundaria.

    Como vemos, el carnicero Rajoy, complementado a la perfección por sus ejecutores Mato y Wert (aunque no sean más que meros continuadores de la sangría previa del PSOE) son perfectos y claros ejemplos de aquello a lo que los partidos hablaban con el "techo de gasto publico" o lo que De Guindos afirmaba con el "rescate" de la UE y las necesarias medidas de "contención del gasto publico".

    Lo de siempre. Si se trata de meterle la tijera a los trabajadores y ciudadanos, todo son necesidades para la austeridad. Lo curioso es que, a la hora de meterle la tijera a los bancos y empresas, a los políticos y caciques del país que son quienes han causado esta crisis capitalista, nunca hay recortes, y cuando les tenemos que inyectar millones periódicamente nunca se habla, como con la educación o la sanidad publica de "gastos" si no de "inversiones".

    Dado que ellos han inventado a su gusto su propio lenguaje para esconder sus ataques a los derechos de todos los trabajadores, hora es de recuperar de nuestro vocabulario otra palabra nuestra, de los de abajo, de los currelas, que quizá les suene: revolución.

    http://nnbes.blogspot.co.uk/2013/04/gasto-o-inversion.html


      Fecha y hora actual: Lun Dic 05, 2016 1:28 am