[PCOE MADRID] Sobre el “Asedia el Congreso” y el movimiento espontáneo de masas

Comparte
avatar
GhostRider
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 77
Reputación : 117
Fecha de inscripción : 04/12/2011
Localización : S-Pain

[PCOE MADRID] Sobre el “Asedia el Congreso” y el movimiento espontáneo de masas

Mensaje por GhostRider el Mar Abr 23, 2013 10:20 pm


Como bien es sabido, este jueves 25 de Abril, la Plataforma ¡En Pie! ha convocado una movilización denominada Asedia el Congreso, en la línea de las anteriores Rodea el Congreso, a la que se han sumado otras organizaciones y colectivos. Esta convocatoria, que difiere sustancialmente de todas las que han tenido lugar anteriormente -ahora explicaremos por qué-, no cuenta con el apoyo del grueso de las asambleas del 15M.

Los objetivos -no poco ambiciosos- que los convocantes se plantean conseguir con este asedio indefinido al Parlamento del Estado español son “la liberación simbólica y definitiva del mismo, la disolución de las Cortes, la dimisión del Gobierno y la apertura de un Proceso Constituyente hacia un nuevo sistema económico, político y social verdaderamente justo”.

La creación espontánea de las masas ha sido, históricamente, de gran utilidad para el movimiento obrero pues, cuando éste no está ligado con la vanguardia comunista, es fuente inagotable de diferentes formas de lucha de resistencia. En este marco llegamos a la cita del 25A, donde, aun sin existir un movimiento obrero consciente y cohesionado, vemos día a día las luchas protagonizadas por las masas -PAH, sanidad, diferentes mareas, huelgas estudiantiles, etcétera- que dan cuenta de la capacidad de resistencia de las capas populares. Pero asimismo, y como vemos también a diario, estas luchas no son suficientes. La burguesía y sus testaferros, perfectamente organizados -EU, FMI, BCE, CEOE, OCDE, parlamentos nacionales, etcétera- hacen oídos sordos a las reivindicaciones, todavía tenues, de los trabajadores. ¿Por qué? Porque pueden.

Esto, como era de esperar, no escapa a los movimientos actualmente en alza de la clase obrera, por desorganizados que estén. Así nace en su día Ocupa el congreso, como antecedente de la cita que nos ocupa en estas líneas. Ante la agudización de la crisis sistémica del capitalismo, y la evidente inefectividad e ineficiencia de actuaciones de corte ultrapacifista y enmarcadas dentro de la legalidad democrático-burguesa, dichos movimientos han visto necesario ascender un escalón más – y para ellos, el último – dentro de estas luchas espontáneas, con una llamada explícita a la autodefensa y a la resistencia activa en el marco de la movilización. Dicha acumulación de impotencia y rabia se ve reflejada en el comunicado difundido.

Entender esta verdad esencial -la necesidad de la violencia- supone ya un avance respecto a toda movilización anterior. Pero debemos preguntarnos qué violencia es la que necesitamos, pues la que posee carácter individual, sea del grado que sea, nunca es positiva para el movimiento obrero. Tal y como nos ha enseñado la historia, a través del análisis dialéctico de la misma, el motor de cambio y de desarrollo histórico es la sangre derramada en la confrontación directa entre las clases sociales, es decir, la lucha de clases. La violencia es punto esencial en la pugna de la clase obrera por la toma del Poder, pues el dueño actual del mismo, la burguesía, no entregará su herramienta dictatorial, que tantos beneficios le da, a cambio de ramos de flores y manifestaciones pacíficas. Debido a ello, por mucho que nos pese a quienes soñamos y trabajamos por un sistema al verdadero servicio del ser humano, debemos asumir dicha realidad. Asimismo, es preciso comprender lo señalado al comienzo del párrafo, relativo a que las acciones de violencia deben ser dirigidas y entroncadas en la dirección y punto avanzado de las masas: la vanguardia del proletariado, el Partido Comunista. Sólo de esta manera, conseguiremos que tengan el éxito esperado.

De igual forma, otra verdad primigenia reconocida hoy por la Plataforma ¡En Pie! es la necesidad de organización. Aunque, del mismo modo, hemos de preguntarnos qué tipo de organización necesitamos. Los convocantes han difundido un plan estratégico-táctico bastante detallado para las acciones del día 25 y posteriores, pero, ¿es ésto suficiente? Sabemos que no. Las fuerzas represivas del Estado están entrenadas y pertrechadas perfectamente para hacer frente a casi cualquier tipo de movilización popular, sin importarles nada -ni a ellos ni a sus jefes en despachos, que a su vez rinden cuentas ante banqueros y empresarios- causar cientos de heridos o detener a decenas de personas. El Estado burgués, como instrumento de opresión de banqueros y grandes empresarios sobre la clase obrera, está preparado para frenar estas movilizaciones espontáneas, sean o no violentas. Pero hay algo que les pesa, pues saben que engendran en su seno a su propio sepulturero, el proletariado. Por ello, el único método de lucha que dará frutos es el que consiga involucrar al conjunto de las masas, dirigidas por la clase obrera y ésta por el Partido Comunista. Sólo de este modo, funcionando como un único cuerpo articulado y perfectamente coordinado, podremos mandar al capitalismo al estercolero de la historia.

Todo lo expuesto anteriormente nos lleva al quid de la cuestión: y después del capitalismo ¿qué?. Los convocantes apuestan por la apertura de un proceso constituyente hacia la consecución de un nuevo sistema económico, político y social. Y ¿cuál es ese novedoso sistema que se ha de erigir en sepultero del capitalismo? En un mundo dividido en clases sociales, no cabe imaginar un sistema neutro, por encima o al margen de las mismas, por lo que resulta inaplazable que la clase obrera tome conciencia, no sólo de sí – lucha por reformas concretas -, sino también para sí – conciencia netamente obrera, revolucionaria; sabedora de su tarea histórica -. Y esta conciencia de clase para sí no se adquiere en el movimiento espontáneo de las masas – pues este sólo engendra conciencia burguesa -, sino que debe ser impulsada por los elementos avanzados de la clase trabajadora organizados – futura vanguardia efectiva -, desde la acción constante del Partido Comunista.

De este modo, no podemos sino concluir que la única lucha que tiene sentido para la clase trabajadora es la lucha por el Socialismo, sistema que elimina la principal contradicción que promueve la división y desajuste entre las clases sociales, la propiedad privada, burguesa, de los medios de producción y de sus frutos, en contraposición al carácter social de la misma. Con la toma del Poder por parte de la clase obrera y la implantación de la Dictadura revolucionaria del Proletariado, la posesión de los medios de producción pasará a manos de la clase trabajadora. De esta forma, controlará lo que ella misma produce, y por tanto, será dueña de su propia vida, teniendo cubiertas todas las necesidades materiales y espirituales del ser humano. De igual manera, podrá decidir por sí misma, a través de los órganos de poder popular, y sin injerencias externas de Parlamentos y Gobiernos burgueses que poco interés tienen respecto a ella, sobre cómo administrar y organizar su sociedad.

Desde el PARTIDO COMUNISTA OBRERO ESPAÑOL en Madrid somos conscientes de la realidad de los trabajadores, que a día de hoy siguen huérfanos y vencidos. Por ello luchamos a diario en el seno de la clase obrera, trabajando por elevar su conciencia, para que tomen las riendas de la historia, asumiendo su condición de sujeto revolucionario. Es un camino largo, pero es el único que nos brindará un futuro digno a nosotros y a las venideras generaciones. Es hora de salir de los estrechos márgenes de la lucha espontánea y pasar a la organización de forma consciente. Hemos de crear órganos de poder popular en cada centro de trabajo – Asambleas de Comités, Delegados y Trabajadores -, donde sean los propios trabajadores los que tomen decisiones y no los delegados de los sindicatos traidores CCOO y UGT; órganos de poder popular en los centros de estudio – Asambleas estudiantiles -, que entronquen su lucha con la de los trabajadores ; y órganos de poder popular en los barrios – Asambleas de Barrio – que, sin dejar de lado la lucha por el Socialismo, se concentren en los problemas concretos de su zona. La conjunción de estos tres frentes daría lugar al Frente Único del Pueblo (FUP), germen del futuro Poder de y para los obreros.

Así, hacemos un llamamiento extensivo a toda la clase trabajadora a la lucha consciente y organizada, cuyo objetivo no sea otro que el Socialismo, y posteriormente el Comunismo. Tal como hemos explicado, esta será la única manera de que la clase obrera se alce por fin con el Poder merecido, derrocando a la clase que nos oprime y extenúa día a día, a la burguesía.



Partido Comunista Obrero Español en Madrid



http://pcoemadrid.wordpress.com/2013/04/23/sobre-el-asedia-el-congreso-y-el-movimiento-espontaneo-de-masas/
avatar
Vidali
Novato/a rojo/a
Novato/a rojo/a

Cantidad de envíos : 27
Reputación : 30
Fecha de inscripción : 25/01/2010
Localización : Zona Antifascista

Re: [PCOE MADRID] Sobre el “Asedia el Congreso” y el movimiento espontáneo de masas

Mensaje por Vidali el Miér Abr 24, 2013 12:36 am

Excelente.

    Fecha y hora actual: Vie Nov 24, 2017 2:12 pm