Nicaragua: Crítica al documento: “EL Frente Sandinista Colapsó…”

    Comparte

    Pedro José Madrigal Reyes
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 58
    Reputación : 82
    Fecha de inscripción : 14/03/2013

    Nicaragua: Crítica al documento: “EL Frente Sandinista Colapsó…”

    Mensaje por Pedro José Madrigal Reyes el Miér Mar 20, 2013 9:09 am

    Se trata de un intento de diseccionar el documento-entrevista de Dora María Téllez, ‘El Frente Sandinista Colapsó, Ahora es la Maquinaria Política de una Familia' publicado en la revista Envío, tomaremos los elementos que consideremos esenciales… e intentaremos ir dando respuestas concretas a algunos aspectos para no hacer engorroso el ejercicio crítico. Intentaré en lo posible abordar con la mayor objetividad y brevedad:


    “(…) el Frente fue una organización clandestina, altamente centralizada como corresponde a una organización clandestina, sumamente reducida, con una militancia reducida tal vez unas 300 personas y con una conexión con la sociedad bastante reducida también. Organizada para la lucha armada. Ese proceso duró desde que el Frente Sandinista se fundó en 1961 hasta 1978. Era una organización forjada en medio de la represión de la dictadura, una organización cerrada, donde no había debate democrático ni podía haberlo (…)”

    Evidentemente al tratarse de una organización que se enfrenta al régimen existente, a la dictadura, solo puede ser ilegal y esto hace que la lucha sea clandestina. En ese momento, con ese pequeño grupo de militantes, el FSLN está poniendo en práctica dos elementos fundamentales a saber, primero ‘el foquismo’ procurando la adhesión de la población en general en torno a la idea de derrocar a la dictadura como extensión del imperialismo y de hecho de la ocupación por otros medios, lo que divide a las fuerzas existentes en dos formas superiores enfrentadas, las fuerzas somocistas pro imperialistas (tesis) contra las fuerzas antisomocistas antiimperialistas (antítesis)…

    En ese momento ocurre algo que es elemental a una organización clandestina, que no dispone de los mecanismos para llevar a cabo un debate ‘democrático’ –como ella sugiere-, se adopta, como es preciso, el centralismo democrático… Otra cosa es que la fluidez de la crítica y autocritica se viera entorpecida por la realidad del momento… Hubo una necesidad histórica de concentrar las decisiones sobre una ‘autoridad’, Engels escribe al respecto:

    “(…) la necesidad de una autoridad es evidente; la necesidad de autoridad en alta mar, donde en caso de peligro, la vida de cada uno depende de la sumisión inmediata y sin fisura de todos a la voluntad de una sola persona (…)” (F. Engels, “Obras”, Tomo 18, págs. 302-305.)

    Lenin expresa:

    “(…) ¿Y cómo se puede asegurar una estricta unidad de la voluntad? Sometiendo la voluntad de miles a la voluntad de uno solo (…)” (V.I. Lenin, “Obras Completas”, Tomo 36, pág. 186. Sofí a, 1979.)


    “(…) el Frente Sandinista no era una única organización, eran tres. En 1975 el Frente se dividió en tres organizaciones distintas. No eran tendencias, como se decía entonces. Eran organizaciones distintas, cada una con su dirección, sus estructuras, su programa, su política, su filosofía de actuación. Cada una con su propio planteamiento ante la dictadura somocista. Lo que no cambió fue el nombre y se decía Frente Sandinista tendencia insurreccional tercerista, Frente Sandinista tendencia guerra popular prolongada, Frente Sandinista tendencia proletaria. A finales de 1978 a lo que llegan esas tres organizaciones no es a una unidad orgánica, sino a una unidad en la acción para el derrocamiento de la dictadura (…)”

    Por cuestiones lógicas esto no puede entenderse de ese modo… El FSLN se fractura en tendencias debido precisamente a lo que ella menciona. Lo delicado y difícil del momento impide un debate interno amplio, esto hace que en ciertos sectores se enquistes formas de comprensión de la lucha antisomocistas completamente distintas…, de alguna manera, con la caída del Comandante en Jefe se pierde de vista que el enfrentamiento de ese momento de la realidad está en las fuerzas somocistas y antisomocistas, que aún no ha dado el salto a la lucha de clases, y que en ese momento resulta estéril plantear luchas gremiales que bajo esas condiciones resultaban secundarias…

    Lo que facilitó que las tendencias surgieran, desde mi óptica, fueron dos hechos:

    1. La caída del comandante en jefe que resultaba hasta ese momento en el vértice cohesionador de toda la estructura, la autoridad moral…

    2. Cada grupo comandando por dirigentes con determinadas comprensiones ideológicas se agruparan en torno a cuestiones tácticas definidas que llevaron a la ruptura.

    No obstante no se puede hablar de tres organizaciones distintas… Pues de haber ocurrido estas no hubiesen llegado a la reunificación en un tiempo relativamente corto. Esto nos lleva a otra conclusión en este apartado; no era que no existieran las tendencias antes de la ruptura, seguramente existían; pero ocurría que el FSLN, su centralismo democrático posible, tenía a un dirigente cohesionador en la figura de Carlos Fonseca Amador, cuya ausencia determinó que se produjera una lucha al interior –voluntaria o involuntaria- por hegemonizar la lucha que llevó al fraccionamiento de las fuerzas revolucionarias…

    A tomar en consideración que, todos los militantes de las tendencias pueden ratificar, todas estudiaban Marxismo Leninismo y buscaban la pureza ideológica en ese fin.


    “(…) Con el triunfo de la Revolución en 1979 no se produjo tampoco una unidad orgánica como tal. Se fusionó la dirección de las tres tendencias y el Frente se rearticuló alrededor de las instituciones del Estado (…)”

    Tampoco puedo estar de acuerdo, porque el FSLN tras el triunfo, ya no se articula como una organización político-militar, sino como una fuerza política que se encamina a la hegemonía política del proceso en el que al momento convergen todas las fuerzas antisomocistas…, es ese hecho y no el poder ocupado en el estado el que hace posible la unidad orgánica…

    Apuntar que la fractura con el agente oligárquico-burgués dentro del FSLN tras el triunfo obedece a otra realidad; las fuerzas dialécticas han evolucionado con el triunfo, y la burguesía comprende que ya no es parte del FSLN -ni orgánica, ni aliada- en ese nuevo periodo que se abre con el triunfo y que pretendían hegemonizar para sus intereses… Es decir, el enfrentamiento de las fuerzas dialécticas anteriores había alcanzado una expresión superior, un enfrentamiento de las fuerzas revolucionarias y contrarrevolucionarias…

    Si bien se puede decir que la dirigencia de cada tendencia se articuló alrededor de determinados órganos del estado, no obstante ha de tomarse en consideración que la dirigencia no es toda la tendencia en sí, sino una expresión de la misma…


    “(…) Nadie entendía nada de la separación de poderes. La concentración de poderes en el Ejecutivo había sido en Nicaragua una tradición arraigadísima. Y la Constitución de 1987, la que hicimos durante la Revolución, había seguido ese mismo molde (…)”

    Imposible, si bien en la práctica se desconocía la separación de los poderes del estado, el FSLN tuvo esa vocación desde un primer momento… Ahora, la concentración de poder en el ejecutivo no se produce -como sugiere Téllez- como una continuación de la vieja cultura de poder, sino por la situación de guerra que requería un mando rápido, eficaz, oportuno y beligerante para tan delicada situación…

    Tomemos como ejemplo la dirección nacional; según Wheelock en entrevista a Harnecker, la Dirección Nacional en su aspecto negativo, perdía dinamismo en la toma de decisiones concretas dadas las diferencias de opiniones. (El Gran Desafío, 1. La dirección nacional del FSLN)


    “(…) En el gran debate que se abrió con la derrota electoral surgió un elemento clave, que es el que más ha influido en la situación actual. Ese debate se centró en las causas de la derrota, en cuál sería la actuación del sandinismo en la oposición y en la demanda de democratización del partido. La corriente encabezada por Daniel Ortega insistió en tratar de retrasar o frenar el proceso de democratización interna del partido dada la situación adversa que atravesábamos. Para entonces, la democratización del Frente era ya una demanda bastante amplia. Se le sumaba el contexto interno, influido por los resultados electorales (…)”

    Vale apuntar que este proceso de democratización fue entendió por los ramiristas –así se llamó a esa tendencia revisionista en el momento por estar liderada por Sergio Ramírez Mercado-, bajo conceptos rígidos y contrarrevolucionarios:

    1.- El programa del FSLN estaba agotado.

    2.- Que el colapso del campo socialista indicaba que el socialismo estaba agotado, que no era alternativa al capitalismo.

    3.- Que el FSLN debía de prepararse para convertirse en un partido ‘electorero’ insertado en un sistema democrático burgués y luchar por cuotas de poder desde donde impulsar el programa. (Nota: parece que ese fue el resultado final)

    4.- Renuncia explícita al centralismo democrático que de hecho se inició con la retirada de los programas de formación política en el 88.


    “(…) Los cuadros intermedios terminaron siendo los grandes culpables de todo. Y en todas partes les volaron la cabeza a todos. En esa tarea Daniel Ortega se empeñó a fondo. Así se preparaba el terreno para lo que sucedería después. Siguiendo a la dirección nacional, la base le echó también la culpa a los cuadros intermedios. Y como los cuadros intermedios era la gente que tenía más autoridad en el partido, la gente que podía debatir de tú a tú con la dirección nacional, una vez que fueron desapareciendo lo que fue quedando del Frente fue una dirección que tenía todo el poder y unos liderazgos de base con muchísimo menos poder (…)”

    Esto es cierto a medias… La dirigencia delego las responsabilidades en los intermedios al entender que estos eran los responsables de conectar con las masas de modo directo y las masas lo responsabilizaron porque eran lo dirigente a los que podían acceder… La dirigencia máxima evitó en lo posible la autocrítica abierta…

    Y aquí hay que ser categóricos; los cargos intermedios y la dirigencia máxima fueron los que verdaderamente se fracturaron en FSLN y MRS; de hecho el MRS tiene bajo sus filas a la mayor parte de ex funcionarios del FSLN de los ochenta… Mientras que las masas ‘consientes’ permanecieron cohesionadas en torno al FSLN… Esto viene a demostrar que la unidad si se había dado…


    “(…) El segmento que encabezaba Daniel Ortega también se oponía a una reforma constitucional que democratizara el sistema político, de corte presidencialista y autoritario (…)”

    Esto sencillamente no es verdad… La primera reforma constitucional de la revolución fue procurada por el MRS, esta ocurre fundamentalmente para crear las condiciones políticas que permitieran a este alcanzar el poder, recuérdese que esta reforma se hizo con la bancada del Frente sandinista que pasó a formar filas dentro del MRS…, incluso el MRS negoció con la derecha como fuerza opositora mayoritaria hasta que esta última abandona la mesa al entender que la fuerza con la que había que negociar es el FSLN… Ese hecho es el que hace que el MRS –que detenta todo el poder político del FSLN, el Frente estaba fuera de todo- incluya el artículo 147 especial para Daniel Ortega y para Antonio Lacayo, que a su vez es una suerte de carta de liquidación para el FSLN con la creación de los porcentajes mínimos para alcanzar el poder mediante el voto.


    “(…) El cultivo de su personalidad inició a partir de 1983. Primero bajo la tesis de que era necesario concentrar el poder para enfrentar la guerra contrarrevolucionaria (…)”

    Este es un artilugio sin sentido... Si Daniel Ortega se desarrolla políticamente dentro de las filas del FSLN, va acumulando prestigio, se le delegan cargos, hasta llegar a comandante, luego a la Dirección Nacional, a la Junta de Gobierno, secretario general, Presidente… Lo que ocurrirá –y esto está bien estudiado por Gramsci- es que en el devenir de los acontecimientos se irá convirtiendo para las masas en el individuo al que asociar las transformaciones procuradas, esto lo convierte en un autoridad para las masas que pasa a mitificar al sujeto… En ese mismo proceso las masas entienden que es el catalizador de todas las transformaciones acertadas y defienden al mismo de los errores, de los que culpan a los intermedios…

    En cuanto, no es una construcción, sino el resultado de un desempeño histórico… bien definido y reconocible…


    “(…) modelo de caudillo y masas, el cultivo de una relación directa y subordinada (…)”

    Merece más o menos el mismo comentario anterior, solo que agregar una pregunta ¿Por qué entonces no se posicionaron en contra de ese modelo de hacer política, sino al contrario, ya que en la reforma constitucional profundizan en su apuesta por esta forma?


    “(…) Daniel Ortega se ha dado a la tarea de decir que él fue el único que permaneció fiel después de la derrota electoral, el único que andaba del timbo al tambo con la gente. Ciertamente, él era el único que tenía recursos para andar del timbo al tambo. El resto tenía que buscar de qué comer y con qué vivir. Solamente los que habíamos quedado de diputados teníamos asegurado un salario para el debate político. Y exactamente eso fue lo que hicimos: el debate político (…)”

    Déjeme decirle que en efecto así fue…, todos los demás dirigentes de peso se fueron a sus casas... Es verdad que para visitar Nicaragua pueblo a pueblo se requieren recursos, y está claro que Daniel los tenia, pero no es menos cierto que todos los comandantes y dirigentes quedaron con recursos suficientes que bien pudieron haber sido empleados en ese propósito…

    En el caso de los cargos intermedios, buena parte se fueron a ocupar cargos dentro de universidades, ONG, etc. Los que verdaderamente quedaron ‘mordiendo el leño’ fueron las amplias masas de militantes que fueron barridos por el neoliberalismo de las instituciones…

    Sin embargo, lo cierto es que en el momento en el que el pueblo se sublevo solo estaba Daniel…


    “(…) “traidor”, “vendido”, “agente de la CIA, del imperialismo, de la socialdemocracia internacional (…)”

    No tengo datos históricos a los que acceder al respecto, más que el rumor… No obstante, actualmente la organización que usted dirige se ha destacado por su alianza con la oligarquía y burguesía nacional, con la ultraderecha; peor aún, con sujetos proto-fascistas de la internacional liberal como Hans van Baalen… resultado de esa alianza local… Y eso es traición a los principios que defendió con las armas en la mano.

    Tengo la misma consideración de la alianza del FSLN con Obando, Morales Carazo, Pastora, etc.


    “(…) Y es que la gente no ve argumentos, ve personalidades (…)”

    Desafortunadamente es así, pero esto es resultado de otra cosa, no de lo que expresa, esto se nutre fundamentalmente del empobrecimiento ideológico o de la pobre o nula formación ideológica de las masas; esto no es distinto para ningún partido político nicaragüense.


    “(…) La primera oleada que salió del Frente fuimos nosotros, pero no cedimos. Salimos a formar un partido político, el Movimiento Renovador Sandinista. Para Daniel Ortega lo ideal hubiera sido que nos saliéramos, pero no a hacer un partido, sino que pasáramos a ser un grupo de hablantines dispersos (…)”

    Habría que demostrar con datos prácticos lo de las oleadas…, suena a amplias masas.

    Lo segundo y más importante, es que su ‘oleada’ no salió a formar un partido, sino que secuestró el poder político otorgado por los votantes sandinistas al FSLN, de hecho, nunca más han podido alcanzar ese poder…

    En esencia… secuestraron un poder político –como les he comentado la mayor parte del funcionariado del sandinismo pasó a las filas del MRS- al que sencillamente pasaron a denominar MRS…


    *El resto del documento no lo abordaremos dado que preparamos documento al respecto…


    Pedro José Madrigal Reyes
    Bitácora de un Nicaragüense
    SANDINISTAS
    KBML – 1917
    MK9

    ArgentoRojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1103
    Reputación : 1150
    Fecha de inscripción : 14/05/2011

    Re: Nicaragua: Crítica al documento: “EL Frente Sandinista Colapsó…”

    Mensaje por ArgentoRojo el Jue Mar 21, 2013 2:55 am

    Muy interesante.

    ¿Algún libro bueno para leer sobre la experiencia del FSLN en los ochenta?

    Un saludo.

    Pedro José Madrigal Reyes
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 58
    Reputación : 82
    Fecha de inscripción : 14/03/2013

    Re: Nicaragua: Crítica al documento: “EL Frente Sandinista Colapsó…”

    Mensaje por Pedro José Madrigal Reyes el Jue Mar 21, 2013 6:46 am

    Hasta el momento los documentos existentes no dan buena respuesta a los problemas que se enfrentó el sandinismo en los ochenta…

    Preparo documento al respecto para dar una visión marxista leninista de todo ello…

    Contenido patrocinado

    Re: Nicaragua: Crítica al documento: “EL Frente Sandinista Colapsó…”

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:41 pm


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 3:41 pm