Ejercito negro en la guerra civil rusa

Comparte
avatar
stygma
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 296
Reputación : 362
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por stygma el Miér Mar 13, 2013 10:07 pm

Acabo de encontrar este texto, me lo ha pasado un colega anarquista, he buscado Ejercito negro y no he encontrado nada, si esta repetido borradlo o lo que sea oportuno, que opinais?:

Fuente:
http://www.portaloaca.com/historia/historia-libertaria/526-historia-completa-del-ejercito-negro-anarquista-en-la-guerra-civil-rusa.html

---

Portalloaca escribió:El Ejército Negro fue un grupo armado de anarquistas con base mayormente ucraniana y uno de los cuatro ejércitos que participaron en la Guerra Civil rusa, donde combatieron además, bolcheviques integrando el Ejército Rojo, pro-occidentales, conservadores y mencheviques agrupados en el Ejército Blanco, y nacionalistas que formaban el Ejército Verde.

No se trató de un Ejército grande, pero fue muy respetado debido a su ferocidad en el combate y la rapidez de movimientos. Recorría largas distancias a gran velocidad para atacar desde varios flancos y retirarse en corto espacio de tiempo, o atacar por sorpresa en la retaguardia enemiga después de una aparente huida. Por otro lado, al tratarse de un ejército con un amplio apoyo social, no requería importantes gastos en infraestructuras ni existía necesidad de organización centralizada.

La táctica más habitual del Ejército Negro era atacar con pocos combatientes, golpear con contundencia y desaparecer, o huir en mitad de la batalla para horas después atacar la retaguardia enemiga, lo que le permitía minar la moral del enemigo.
En combates a campo abierto era reconocido por la fiereza de sus hombres, en su mayoría campesinos que arriesgaban la vida en defensa de su tierra con más arrojo que cualquier otro grupo de combatientes.
Contexto

En Ucrania existía una mayoría campesina acostumbrada a ser agredida por diferentes ejércitos y a trabajar en conjunto con otros campesinos, hasta desarrollar pequeños grupos armados, especializados en defender los poblados de los intrusos. Para estos campesinos el Estado era una instancia ineludible, que periódicamente aparecía en los campos en forma de ejército para quedarse con una parte de la cosecha.

A finales de la Primera Guerra Mundial, entre diciembre de 1917 y enero de 1918, las guerrillas campesinas expulsaron a los grandes propietarios de sus zonas de influencia, repartiendo y valorando las tierras y las industrias.

Pero en marzo de 1918, Lenin firma el Tratado de Brest-Litovsk, que permite al eje austroalemán ocupar Ucrania. Las fuertes corrientes anarquistas y revolucionarias del pueblo ucraniano que meses atrás se aliaron con los bolcheviques y lucharon a su lado, fueron aplastadas por el poderoso ejército austríaco. Inmediatamente las tierras vuelven a sus antiguos dueños, cuyos privilegios se refuerzan con el fin de mantener la neutralidad de la región mientras se prepara la vuelta del Zar. Con ese fin se nombra al Ataman Skoropadsky, que es un zarista convencido, como jefe de la RADA central.

Los terratenientes a quienes se restituyó, se agruparon con el beneplácito de la RADA para cobrar venganza sobre los insurrectos que les quitaron las tierras. El amparo legal de la RADA era normal, teniendo en cuenta que los insurrectos eran potenciales rebeldes y debían ser eliminados para evitar la reedición del caso ruso, si el zar finalmente regresaba a Ucrania. Durante junio, julio y agosto de 1918, la represión de la RADA ucraniana fue sangrienta y muchos anarquistas fueron ejecutados.

Además de la represión del Ejército Verde nacionalista, pagado por los terratenientes y al servicio de Kiev, los campesinos sufrieron los azotes continuos de las tropas de ocupación alemanas y austríacas.

La necesidad de una cierta unificación frente a la inclemente represión, es lo que lleva a los campesinos de Gulai-Pole a organizarse para tomar partido activamente en la guerra que debía librarse contra el totalitarismo y los tiranos de la RADA. Una figura destacada del Ejército Negro fue Néstor Makhno, quien aglutinó los deseos de los campesinos, contrarios a la restauración pretendida por el Ejército Blanco, y de los que jamás perdió su apoyo.

Se organizó en verano de 1918 como azote de las posiciones del Ejército Verde y fuerzas del eje europeo. Integrado principalmente por campesinos, el Ejército Negro contaba a finales de ese año con más de 1.500 efectivos. Para su mala fortuna, Makhno siempre mantuvo la esperanza de que era posible mantener una alianza con los bolcheviques en contra de los nacionalismos del Ejército Verde y la monarquía que pretendía restaurar el Ejército Blanco.

En el Ejército Negro convivían dirigentes con formas distintas de entender la Guerra. Comandantes como Karetnik, Márchenko, Vasilevsky, Veretélnikoff, Gavrilenko y Stchuss simpatizaron al principio con los bolcheviques, igual que Majnó, que incluso se entrevistó con Lenin.

Otros militares e ideólogos como Kalinitchenko, Kurilenko, Belash y los hermanos Lepétchenko, eran anarquistas que se manifestaban igualmente alejados ideológicamente de cualquier otro bando y no eran partidarios de ninguna alianza.
Maknho toleraba la libertad de sus compañeros para aliarse con los bolcheviques o combatirlos.
Organización interna y recursos militares

La organización interna del Ejército Negro se basaba en tres principios esenciales:

El Voluntariado: Todos los combatientes eran voluntarios, no se obligaba a nadie a integrarse al ejército.

La Elegibilidad: Los comandantes de las unidades, los miembros del Estado Mayor y del Consejo de Insurgentes, y en general cuantos ocuparan puestos importantes, debían ser elegidos o bien aceptados por los insurgentes de la unidad respectiva y por el conjunto del ejército.

La Disciplina libremente consentida: Todas las reglas de la disciplina eran elaboradas por comisiones de insurgentes y posteriormente validadas en asambleas militares. Una vez establecidas, debían ser rigurosamente observadas bajo la responsabilidad personal de cada insurgente y de cada comandante.

La Caballería era considerada como una de las mejores del mundo, y tenía su propio cuerpo de élite: la "Sotnia Negra”.

Se estima que en 1919 más de 25.000 ucranianos combatían en el Ejército Negro.
La capacidad de movilización del Ejército Negro era muy alta, y también se acostumbraba a rotar las tropas, debido a que la mayoría de campesinos ucranianos tenían experiencia en combate, al haber participado en la I Guerra Mundial.

Algunas fuentes citan que más de 100.000 personas combatieron en el Ejército Negro durante la Guerra Civil, ya que debe ser tenido en cuenta que los campesinos, aunque muchos no fueran combatientes regulares, eran el entramado logístico.
Pese a que la historia oficial soviética siempre recalcó que ambos ejércitos eran uno solo, la realidad es que eso es falso. Los bolcheviques se sabían cada vez más débiles, combatiendo contra el Ejército Blanco y aliados, y carecían de infraestructuras y recursos para equipar, trasladar y alimentar efectivos. La posibilidad de que el Ejército Negro y el Verde pelearan contra los ejércitos blancos en Ucrania era la deseada por los bolcheviques, por lo que los soviets siempre se mostraron generosos a la hora de ofrecer hombres a cualquiera de esos dos bandos.

Los bolcheviques respetaban la bandera negra y el territorio conquistado por el Ejército Negro. A cambio, el Consejo de Insurgentes permitió instalar un soviet provisional en su territorio: El Soviet Militar Revolucionario de los Obreros y Campesinos Insurgentes. Lo que en un principio fue un soviet de carácter ejecutivo de carácter anarco-comunista, no tardó en provocar conflictos entre campesinos y obreros, ya que éste tenía la obligación de aplicar leyes y restricciones de libertad ordenadas desde Moscú, y los campesinos makhnovistas no reconocían ninguna autoridad superior a ellos, salvo la que ellos se quisieran imponer.

A juicio de los bolcheviques, Makhno se comportaba con excesiva autonomía, pues desarrollaba actividades que pronto chocaron con los comisarios políticos enviados por el Ejército Rojo desde Moscú. El aspecto esencial, es que Makhno no ordenaba coaccionar la libertad de actuación de los campesinos y acudía en su defensa cuando eran agredidos. Eso provocó numerosas escaramuzas entre pro-soviéticos y anarquistas, lo cual implicó un conflicto político.

No se produjo un enfrentamiento entre los ejércitos Rojo y Negro porque las malas relaciones entre los anarquistas y los comunistas coincidieron con la gran ofensiva del Movimiento Blanco en verano de 1919, apoyado por los que fueron aliados de Rusia durante la Primera Guerra Mundial y los sectores burgueses, mencheviques y prooccidentales del Ejército Verde.
Primera ofensiva de Denikin y Alianza con el atamán Grigóriev

Maknho sabía que tarde o temprano su sociedad anarquista sería engullida por uno de los enemigos, si bien la profunda admiración que sentía por Lenin lo mantenía convencido de poder llegar a un acuerdo con él.

En enero de 1919, el Estado Mayor del Movimiento Blanco ordena una retirada gradual de las tropas nacionalistas ucranias del Ejército Verde. La orden es aceptada por los nacionalistas, y esa subordinación no es aceptada por Grigóriev (Ejército Verde) y declara a sus tropas en rebeldía. Por ello, En febrero ataca al Ejército Verde, bajo el estandarte de la bandera roja pese a no tratarse él de un bolchevique. Se entiende que el uso de esta bandera fue debido a la voluntad común de los bolcheviques y de las tropas de Grigoriev.

En abril de 1919, el ejército de Grigoriev expulsó a los aliados del Ejército Blanco. A partir de ese momento la actividad de las chekas bolcheviques fue en aumento en las principales ciudades ucranianas, así como los saqueos de los campos ucranianos ordenados para el mantenimiento de las unidades de combate del Ejército Rojo. Estos saqueos trajeron consigo matanzas y fusilamientos de familias enteras de campesinos y obreros anarquistas y nacionalistas.

Existen datos que inducen a pensar que, a pesar de su victoria sobre los ejércitos de ocupación bajo bandera roja, las órdenes de Moscú eran claras respecto a Grigoriev: debía ser eliminado de forma inteligente porque pese a ser un héroe que luchó bajo la bandera comunista, sus ideas eran incompatibles con las bolcheviques.

Habían existido contactos y acercamientos entre Grigoriev y el Ejército Negro de Makhno, pero tanto la nula conciencia nacional como el arraigado anarquismo del segundo, imposibilitaban cualquier tipo de acuerdo con un nacionalista ucraniano como Grigoriev. Por otra parte, estaba el historial de la participación en pogromos antisemitas de Grigoriev, lo cual equivalía a ser un asesino a ojos de los libertarios.

Los enfrentamientos entre anarquistas y sindicatos bolcheviques eran cada vez mayores. Las consecuencias económicas en este período fueron una fuerte inflación, lo que permitió a los sindicatos argumentar que esa inflación se correspondía con los deseos del Ejército Negro de favorecer a los campesinos que explotaban recursos naturales, a costa de perjudicar a los obreros de las ciudades.

Nada de lo expuesto por los bolcheviques era cierto. La crisis fue debida a que tropas austríacas y alemanas habían acudido en ayuda de las posiciones nacionalistas durante 1917 - 1918; cobrando en forma de producción agrícola. Este cobro, debido a la debilidad económica de Alemania y Austria, pronto se convirtió en saqueos, y éstos aumentaron al encontrarse Ucrania infestada de tropas mercenarias al servicio del Ejército Blanco.

Los soviets locales practicaban políticas incómodas para la población campesina, y fueron produciéndose duros altercados. Ocurren matanzas de campesinos llevadas a cabo por guerrillas bolcheviques apoyadas por efectivos del Ejército Rojo, y se persigue a los dirigentes anarquistas, incluido Néstor Maknho.

En ese momento de conflicto en ciernes, el Jefe del Estado mayor del Ejército Blanco, Denikin, ordenó una ofensiva contra el Ejército Negro en un ataque sorpresa y tomó Gulai–Pole (6 de junio de 1919).

Mikhalev Pavlenko (anarquista ruso) fue apresado por los bolcheviques el 13 de junio de 1919 mientras se dirigía a combatir a las tropas de Denikin en un tren blindado, y ejecutado a los pocos días en Karkhov.

Esta situación fue la que acabó provocando el acuerdo entre dos personalidades tan diferentes como las de Grigoriev y el ejército anarquista, que se firmó el 25 de junio de 1919, probablemente por la política del enemigo común (primero el Ejército Verde y después los bolcheviques).

Los bolcheviques, horrorizados por la posibilidad de tener como enemigos a los Ejércitos Blanco, Verde y Negro; decidieron que la única forma de no ser aniquilados en una zona tan difícil de dominar como Ucrania, era romper la sociedad que formaban Grigoriev y Makhno, que unía a varios millones de personas.

La forma como el Ejército Negro ejerce su soberanía en Ucrania es vista con escepticismo desde Moscú y disgusta a los bolcheviques, cuyas chekas carecen del beneplácito para politizar la sociedad. Trotski plantea por vez primera la posibilidad de eliminar al Ejército Negro, formado por anarquistas sin la menor voluntad de someterse al proyecto leninista. Los enfrentamientos entre bolcheviques y anarquistas son cada vez mayores, y al parecer Lenin entiende que el principal culpable es el Capitán Grigoriev que, al contrario que Makhno, nunca ha confiado en los bolcheviques.

La relación entre los Ejércitos Rojo y Negro no había empeorado pese a la serie de asesinatos, por la sencilla razón de que a los bolcheviques no les interesaba que así fuera y el Ejército Negro no tenía otra opción. En primer lugar el Ejército Negro era correoso y atemorizaba a los enemigos con sus rápidos y devastadores ataques, y en segundo porque los bolcheviques consideraban a Makhno más afin a sus ideales que a Grigoriev, y era inútil deshacerse de Majno y dejar con vida a Grigoriev.

Al contrario que Makhno, Grigoriev (que sí luchó bajo bandera roja, algo que Makhno nunca hizo) pensaba que era más fácil un entendimiento con las fuerzas del Ejército Blanco que con los bolcheviques a pesar de las ideas contrarias de Makhno, a cuyas espaldas se carteó con los nacionalistas pro-Blancos.

Cuando Grigoriev se batía en retirada tras la ofensiva demoledora del Ejército Blanco de Denikin en verano de 1919, fue llamado por Makhno a un Congreso que estaban celebrando los anarquistas.

Según la historia oficial soviética, Makhno se consideró traicionado y ordenó el asesinato de Grigoriev después de que los bolcheviques le hicieran llegar una carta escrita por éste a Symon Petlyura, nacionalista ucraniano del Ejército Verde, que colaboró con la Entente europea que pretendía conquistar Ucrania.

Las fuentes makhnovistas atribuyen el asesinato a un discurso reaccionario de Grigoriev en un congreso anarquista. Al parecer dicho discurso fue desarmado por Makhno, y Grigoriev, al sentirse avergonzado empuñó un arma y llamó a la lucha a su guardia personal, provocando un tiroteo que se resolvió en pocos minutos.
El Ejército Negro moviliza por entonces a más de 15.000 hombres, muchos procedentes del Ejército Verde, y a mediados de 1919 parece ser la única fuerza armada en disposición de combatir el avance del Ejército Blanco en Ucrania, reforzado por nacionalistas del Ejército Verde, ingleses, franceses y polacos...

El General Denikin se demora en su ataque final sobre Moscú, debido en parte a las tropas que aún mantiene en el Sur de Ucrania luchando contra el Ejército Negro y con las que contaba para la ofensiva final. A finales de septiembre de 1919 el Ejército Blanco, en mayoría numérica, persiguió a los makhnovistas hasta obligarles a combatir a campo abierto. Combatieron durante dos días, al cabo de los cuales el Ejército Blanco huyó después de perder dos regimientos. En ese momento incierto para el Estado Mayor ruso, varios regimientos del Ejército Negro atacan sorpresivamente el grueso del ejército de General Denikin y en la batalla de Uman los aniquilan casi completamente, ocupando, también por sorpresa, las principales ciudades. Las tropas del Ejército Negro atacaban con una movilidad asombrosa, destruyendo tres regimientos Blancos en tres días, durante los cuales completaron un avance de más de 350 kilómetros.

La expansión makhnovista quebró la moral enemiga. El Ejército Negro conquistó puestos clave para el aprovisionamiento de las tropas británicas que avanzaban hacia Moscú. La interrupción de la ruta de aprovisionamiento debilitó sobremanera al Ejército Blanco y a sus aliados.
A partir de entonces el Ejército Negro mantuvo el control de Ucrania durante varios meses, mientras el Ejército Rojo devastaba los retazos del Ejército Blanco que quedaban en tierras rusas sin forma de aprovisionarse.

Poco después, los bolcheviques vuelven a entrar en Ucrania y en poco tiempo el poder soviético impregna a toda la sociedad. Para evitar conflictos mayores, la cheka no se moviliza contra los campesinos, pero muchos desaparecen. Los campesinos y el resto de anarquistas se rebelan continuamente contra las decisiones que el soviet toma por ellos. Los enfrentamientos entre bandas anarquistas y obreros bolcheviques son constantes en las grandes ciudades, mientras que en las aldeas, la implicación con la causa anarquista es total.

En primavera de 1920 el Consejo de Insurgentes, cerebro del Ejército Negro, recibe órdenes de Moscú para trasladar sus regimientos a la frontera polaca en auxilio del Ejército Rojo que está siendo golpeado con severidad en el frente occidental. El Consejo de Insurgentes liderado por Makhno se niega. Estalla entonces una guerra cruenta entre ambos ejércitos, que dura varios meses.

En la misma primavera de 1920 los bolcheviques incursionan en Gulai-Pole, arrestando y fusilando a Lepetchenko y a Sawa Makhno, hermano mayor de Néstor Makhno.
Durante esa misma primavera de 1920 el Barón de Wrangel recompone el Ejército Blanco reagrupando las derrotadas tropas de Denikin. Por su parte el Consejo de Insurgentes decide que el principal peligro es el Ejército Blanco. La petición de paz es enviada a Moscú pero el Ejército Rojo no contesta.

Estos movimientos son aprovechados por los servicios de propaganda soviética, que acusan nuevamente al Ejército Negro de planear una alianza con el Movimiento Blanco. Pero tales conversaciones nunca existieron.

Durante estos meses se produce una epidemia de tifus entre las tropas del Ejército Negro, y mueren algo menos de la mitad de los combatientes.

Los actos de guerra continúan, de manera que el Ejército Negro es debilitado aún más por los Ejércitos Blanco y Rojo, hasta el punto de que en ocasiones el Ejército Negro es atacado por el Rojo mientras se bate en retirada ante una ofensiva Blanca. Los heridos y enfermos, suelen ser llevados a poblados anarquistas que son frecuentemente asaltados.

Durante el verano de 1920 el Barón de Wrangel recupera numerosas ciudades ucranianas y expulsa al Ejército Rojo de la región, mermando las tropas bolcheviques, que debieron retirarse. Entonces accedieron a mantener conversaciones de paz con los anarquistas.

Ambos bandos liberaron prisioneros. Se habló de conceder varios departamentos ucranianos a los anarquistas, para que pudieran desarrollar en ellos sus “ensayos sociales”. El acuerdo final fue muy favorable a los bolcheviques, obteniendo los anarquistas como recompensa la retractación de los bolcheviques, que negaron que los insurgentes pretendieran aliarse con el Ejército Blanco.
Producto del Tratado de Paz, en otoño de 1920 ambos ejércitos se comprometieron a actuar conjuntamente, posponiendo el acuerdo final ante la inminencia de responder a las agresiones del Ejército Blanco.
La traición bolchevique

A mediados de octubre de 1920, el Ejército Negro al mando de Makhno combate al Ejército Blanco liderado por el Barón de Wrangel, derrotándolo y capturando más de 4.000 prisioneros. El Ejército Blanco se retiró a la península de Crimea.

Actuando conjuntamente pero bajo banderas distintas, los ejércitos Rojo y Negro se repartieron la tarea de atacar al Ejército Blanco. El 13 y el 14 de noviembre de 1920 el Ejército Negro tomó ambas posiciones y aisló al Ejército Blanco de Wrangel, provocando su huida.

El Ejército Rojo tomó la ciudad sin sufrir bajas, y envió 150.000 efectivos desde Rusia. En esos momentos, el Ejército Negro no contaba ni con 5.000 hombres organizados, y acababa de derrotar al Ejército Blanco (muy superior en número) después de una guerra de 9 meses.

Después de derrotar al Ejército Blanco, Karetnik es llamado por el Ejército Rojo en la noche del 25 de noviembre, para asistir a un Consejo Militar mediante el cual adecuar las condiciones futuras en favor de la convivencia de los ejércitos Rojo y Negro, y las sociedades anarquistas y comunistas, una vez expulsados los Blancos. En el trayecto es apresado por los bolcheviques. Ese mismo día el Ejército Rojo impone un Estado Mayor único para ambos ejércitos, algo que el Ejército Negro no acepta. Karetnik es fusilado al igual que Pedro Gavrilenko, el día 26 de noviembre.

El 26 de noviembre de 1920 se produce un ataque del descansado Ejército Rojo a todas las posiciones del Ejército Negro en Crimea. La proporción es de 30 bolcheviques por cada anarquista. La victoria de los bolcheviques es inevitable.

Cuando el Ejército Rojo ataca Gulai-Pole, allí se encuentra Makhno junto a unos 250 efectivos de Caballería. En una relación numérica muy desfavorable, la caballería del Ejército Negro enfrentó a las fuerzas de caballería bolcheviques y rompió el cerco enemigo. Gulai-Pole cayó en manos enemigas, pero Makhno consiguió huir.

El 7 de diciembre las tropas de Martchenko y Makhno se encuentran en Kermentchik, la desolación de Makhno es absoluta al ver que su Caballería ha sido virtualmente aniquilada. Martchenko, al bajar del caballo para saludar a Makhno, dijo: "Sí, hermanos. Ahora sabemos bien lo que son los comunistas". Los restos del Ejército Negro quedan aislados. Sólo quedaban 2.500 hombres para combatir con los 150.000 efectivos del Ejército Rojo.

Los restos del Ejército Negro se reúnen de nuevo a las órdenes de Makhno, que completa una unidad de 1.000 soldados de caballería y 1.500 de infantería. A partir de la primera semana de diciembre son atacadas las posiciones más importantes del Ejército Rojo en la zona de Gulai-Pole. En ese ataque muere Kalachnikoff, uno de los miembros más destacados del Consejo de Insurgentes.

El día 6 de diciembre el Ejército Negro ha recuperado parte de sus territorios, entre ellos Gulai-Pole, y Lenin ordena el envío de refuerzos desde Moscú.

A mediados de diciembre de 1920 el Ejército Rojo reconquistó las posiciones que le arrebató el Ejército Negro, cuyos seguidores y supuestos simpatizantes fueron masacrados. Parece correcto considerar esta fecha como el fin del Ejército Negro, ya que a partir de entonces (ante la desigualdad numérica) los anarquistas se organizaron en forma de guerrilla, formando comandos de menos de 100 hombres.

Las fuerzas comandadas por Makhno se vieron obligadas a combatir durante más de 15 horas seguidas, y cualquier daño que consiguieran causarle al Ejército Rojo era insignificante ya que los bolcheviques sólo combatían en esa guerra. Se estima que existían enfrentamientos cada día, y que en cada enfrentamiento las fuerzas rojas superaban en 4 ó 5 veces los efectivos anarquistas.

El desastre era una cuestión de tiempo. Se conocen victorias muy meritorias de Makhno, que llegó a hacer más de 20.000 prisioneros. Se sabe que más de 3.000 de estos prisioneros se unieron al Ejército Negro, así como que (debido a la imposibilidad de alimentarlos y debido a la lentitud que supondrían para las tropas) los prisioneros que no querían unírseles eran liberados después de haber sido desarmados.

A partir de entonces las tropas que custodiaban a Makhno se dirigieron al Oeste. Tras ocho meses de guerrilla y persecución ininterrumpida, en agosto de 1921 alcanzaron la frontera rumana. Makhno cruzó la frontera con numerosas heridas.

Martchenko, general jefe de la Caballería del Ejército Negro, fue muerto en febrero de 1921 por el Ejército Rojo en una emboscada. En primavera de 1921, Pedro Rybin fue arrestado por la cheka y fusilado días después en Kharkhov. Tomás Kojin, comandante general del Cuerpo de Ametralladoras, es gravemente herido en combate en mayo de 1921, y desaparece. Kurilenko, destacado en la guerra contra Denikin, muere en un enfrentamiento con el Ejército Rojo en junio de 1921. También en junio de 1921 muere Stchuss, anarquista de origen ruso y amigo personal de Makhno. Victor Belach cae en manos del Ejército Rojo y desaparece.

Pero el fin del Ejército Negro no fue el fin de los makhnovistas. La guerrilla makhnovista siguió combatiendo hasta 1924.

Componentes en el exilio de lo que fue el ejército makhnovista vinieron como brigadistas internacionales durante la Guerra Civil española; estos ucranianos formaban parte de una compañía comandada por el «teniente Shevchenko» dentro del Batallón Mickiewicz-Palafox, de la XIII Brigada Internacional o Brigada Dabrowski, que cruzó los Pirineos tras la caída de Cataluña, y que participaron en la Resistencia.
Según el historiador franco-búlgaro, Frank Mintz, incluso durante la Segunda Guerra Mundial, el impacto makhnovista apareció, puesto que "grupos de guerrilleros ucranianos blandieron aún la bandera negra y lucharon a la vez en contra de los nazis y de los estalinistas".(p.303), uno de estos grupos partisanos fue organizado en 1943 en los alrededores de Kiev por el makhnovista Ossip Tsébry. Cuando Stalin murió en 1953, hubo una gran insurrección en el Gulag en la que se vio una bandera negra con el nombre de "Makhno" escrito.
avatar
NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2038
Reputación : 2249
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por NG el Miér Mar 13, 2013 11:51 pm

La información que has puesto es la misma que puedes encontrar en la wikipedia normal. Espero que algún anarquista del foro nos trate de explicar cual era el modo en que este tipo de anarquistas "makhnovistas" pensaban "derrotar el yugo del capital" porque aquí no se especifica mucho:

2) El ejército insurreccional revolucionario tiene como meta ayudar a los campesinos y los obreros en su larga y penosa lucha por la emancipación de los trabajadores de todas las formas de yugo del capital y del poder político; yugo desastroso y que no necesitan en absoluto. Por eso, nuestro ejército aparece como el amigo y el defensor de los obreros, los campesinos y los pobres en general. El ejército no sólo cuenta con la simpatía y la confianza de éstos, sino con su colaboración y su participación. Alejandrovsk, el 7 de octubre de 1919, La plana mayor del ejército insurreccional (makhnovista)" (pp.455-456)

[...]

3) ¿Cómo se manifiesta para nosotros el sentido de toda emancipación?

Por el derrocamiento de todo gobierno: monárquico, de coalición, republicano, socialdemócrata, bolchevique comunista que debe ser sustituido por un régimen soviético independiente de todos [los autoritarios], sin autoridad ni leyes decididas arbitrariamente. En efecto, el orden soviético no es el poder de los socialdemócratas bolcheviques comunistas, que actualmente se autodefinen poder soviético, sino al contrario la forma superior del socialismo antiautoritario y antigubernamental. Éste se expresa por la edificación de una comunidad libre, armónica e independiente de todo poder, asicomo por la vida social de los trabajadores, en que cada trabajador en particular y la comunidad en general podrá construir de modo autónomo una vida feliz y próspera de acuerdo a los principios de solidaridad, amistad e igualdad entre todos.


Llaman no a la colectivización que en todas las experiencias producidas han causado cierto miedo y rechazo del campesino, sino a la transformación de la comuna auto suficiente, o sea como buenos anarquistas ignoran el carácter pequeñoburgués del campesino y las consecuencias que tendría este en poner en común los medios de producción y sus artículos personales en una comuna y proponen pues saltarse etapas en el campo, y encima hacen apología de un liberalismo, o sea que si los campesinos como pasó luego en Tambov por ejemplo deciden que quieren libre comercio, pues ¿habrá que aceptarlo no?, así no se destruye el capitalismo, se vuelve al modo primitivo inicial del capitalismo. Si alguién desea revisar la única experiencia llevada a la práctica sobre un "gobierno sin estado" o que "pretende" eliminarlo bajo la autogestión de las empresas y del campo lo que conlleva sobretodo en el campo al libre comercio capitalista, que vea la experiencia yugoslava (El estado yugoslavo titista aún así era diferente al "No Estado" pretendido por los makhnovistas):
http://www.forocomunista.com/t26414-enver-hoxha-la-auto-gestion-yugoslava-teoria-y-practica-capitalista-1978

De este manifiesto pues, no saca nada en claro como se solventará la división de clases de la sociedad, ni como romper este "yugo del capital", solo se aboga por frases bonitas sobre la amistad, libertad, y demás moralidades en medio de una guerra civil.

4) ¿Qué es el concepto del régimen soviético de los makhnovistas?

Los mismos trabajadores tienen que elegir libremente sus soviets; soviets que cumplirán la voluntad y las decisiones de estos trabajadores, o sea soviets ejecutivos y no autoritarios.

5) ¿Qué son los medios empleados por los makhnovistas para alcanzar estos fines?

La lucha revolucionaria, intransigente y consecuente contra toda mentira, toda arbitrariedad y toda opresión, de donde viniere; es una lucha a muerte, por la libre palabra, la obra real, llevada con las armas en las manos, mediante la supresión de todos los gobernantes, la destrucción de todos los fundamentos de sus mentiras, que esté en el plano político, estatal o económico. Y únicamente con la destrucción del Estado y con la revolución social será posible llevar a cabo un verdadero régimen socialista soviético de obreros y campesinos.

La sección de instrucción cultural del ejército insurgente (makhnovista), el 27 de abril de 1920" (pp.459-460)

[...]

1) Todas las medidas tomadas por el poder de Denikin quedan suprimidas. Las disposiciones del poder comunista que dañaban los intereses de los obreros y campesinos se cancelan igualmente.

Observación: respecto de las medidas del poder comunistas nefastas para los trabajadores, les corresponde discernir y tomar las decisiones adecuadas durante las asambleas de campesinos, obreros, en los pueblos y fábricas. El 7 de enero de 1920. El Soviet Militar y la Plana Mayor del ejército revolucionario insurgente de Ucrania (makhnovista)"


No sé a que medidas se refiere como dañinas al trabajador, si se refieren a las incautaciones de grano, el control de precios, o la centralización, creo que entonces vuelve a demostrar que al anarquismo le faltó siempre en las situaciones claves de la historia una compresión de la realidad de lo que pedía el momento, quizás es cierto esto que dicen, pero para un ejercito que se movía por ucrania y no tenía más ambiciones que "derruir todo gobierno" para realizar "el fin del yugo capitalista" es normal tener una ceguera que no le permite compartir la situación en la que se encontraba el ejercito rojo en Ucrania, Rusia, y en el resto de repúblicas recién nacidas a la caída del imperio zarista. Obviamente la incautación de granos por ejemplo no fue un hecho que le agradara a los bolcheviques, fue una situación impuesta por el hambre rampante que como todo el mundo sabe fue eliminada durante el fin de la guerra.

5) La existencia de chekas; comités revolucionarios de partidos y otras instituciones coercitivas, de poder o de disciplina no se tolerará en el seno de los campesinos y de los obreros libres.

6) El derecho de palabra, de prensa, de reunión, de organización, etc., es un derecho imprescriptible de cada trabajador, cualquier limitación de este derecho aparecería como un acto contrarrevolucionario.

7) Las policías estatales (guardias, policía, milicia) se suprimen. En su lugar, la población organiza su autodefensa. Esta autodefensa únicamente la pueden organizar los obreros y los mismos trabajadores.


Esto evidencia lo que acabo de decir sobre la nula conciencia del anarquismo durante la guerra civil para ganar esta, de ahí que el anarquismo viva de los recuerdos de la guerra civil española y del movimiento ucraniano de Makhno, y demás conatos de revolución ya que fueron las únicas experiencias reseñables del anarquismo, aunque, en estas propias experiencias ni siquiera fueron una fuerza superior a las fuerzas comunistas ya que estas acabaron la guerra con mayor popularidad entre el pueblo que los anarquistas, y todo por la nula compresión de la necesidad de medidas en el momento adecuado. Lenin ya refutó el liberalismo sobre la "libertad de prensa" burguesa y demás pasajes que aquí parecen repetir pero me centrare en lo importante aquí, la concepción anarquista de la estrategia para lograr la victoria en una guerra, veamos que decía Bakunin:

"Con la abolición del Estado. la autoorganización espontánea de la vida popular. paralizado desde hace siglos y es absorbido por el poder omnipotente del Estado, volverá a las comunas. El desarrollo de cada comuna tendrá como punto de partida la situación real de su civilización. Y puesto que la diversidad entre los niveles de civilización [la cultura, la tecnología] en diferentes comunas de Francia, como en el resto de Europa, es muy grande, allí en primer lugar será la guerra civil entre los propios municipios, inevitablemente seguida por acuerdo mutuo y el equilibrio entre ellos. ¿Pero, mientras tanto, no será la lucha interna dentro de las comunas y entre las comunas las que paralizan resistencia francesa, entregando así a Francia a los prusianos? De ninguna manera. La historia muestra que las naciones nunca se sienten tan seguras de sí mismas y del gran alcance en sus relaciones exteriores como cuando se encuentran profundamente divididoas internamente, y que, por el contrario, las naciones son tan débiles como cuando aparentemente están unidos bajo una autoridad aparentemente invencible." (Bakunin, Cartas a un francés en la crisis actual, 1879)

"Pero, no. El federalismo de los intransigentes y de su apéndice bakuninista consistía, precisamente, en dejar que cada ciudad actuase por su cuenta y declaraba esencial, no su cooperación con las otras ciudades, sino su separación de ellas, con lo cual cerraba el paso a toda posibilidad de una ofensiva general. Lo que en la guerra de los campesinos alemanes y en las insurrecciones alemanas de mayo de 1849 había sido un mal inevitable -la atomización y el aislamiento de las fuerzas revolucionarias, que permitió a unas y las mismas tropas del Gobierno ir aplastando un alzamiento tras otro-, se proclamaba aquí como el principio de la suprema sabiduría revolucionaria. Bakunin pudo disfrutar de este desagravio. Ya en septiembre de 1870 (en sus Lettres à un Français) había declarado que el único medio para expulsar de Francia a los prusianos con una lucha revolucionaria consistía en abolir toda dirección centralizada y dejar que cada ciudad, cada aldea, cada municipio, dirigiese la guerra por su cuenta. Si al ejército prusiano, con su dirección única, se oponía el desencadenamiento de las pasiones revolucionarias, el triunfo era seguro." (Engels, Los bakuninistas en acción, Memoria sobre el levantamiento en España en el verano de 1873)


Sigamos con los documentos makhnovistas:

10) El intercambio de los productos del trabajo y del comercio, mientras no establezcan las organizaciones de obreros y campesinos, quedará libre. Pero, al mismo tiempo, se propone que el intercambio de los productos del trabajo se haga principalmente entre los trabajadores.

Y aquí lo mismo, supongo que para los anarquistas el control de precios es más perjudicial que el libre intercambio de productos que conduce a la usura y la especulación contra la que el bolchevismo luchó:

"En Tsaritsyn, Astrakhan Saratov y el monopolio del trigo y los precios fijos fueron abolidos por los soviéticos, desde entonces hay caos y la especulación. Se ha asegurado la introducción del racionamiento y los precios fijos en Tsaritsyn. Lo mismo debe hacerse en Astrakhan y Saratov, de lo contrario todo el grano fluya lejos a través de estos canales de especulación. Que el Comité Ejecutivo Central y el Consejo de Comisarios del Pueblo también exigen que estos Soviets poner fin a la especulación. Stalin carta a Lenin del 29 de mayo de 1918"

Quizás como digo los anarquistas no notaron el hambre durante su estancia en Ucrania, o no tenían que abastecer a un gran ejercito como si necesitaba el ejercito rojo, pero la incautación de grano y la fijación de precios eran medidas tanto necesarias para los ejércitos como también para acabar con la usura. Finalmente dejaré lo que promulgaban los anarquistas sobre los bolcheviques:

¡Ahora les mandan a ustedes a combatirnos, nosotros los “insurgentes makhnovistas”, en nombre de un supuesto poder “obrero - campesino”, que les trae de nuevo cadenas y esclavitud! Las riquezas y las alegrías van a esta pandilla de burócratas - parásitos que les chupan la sangre. ¿Acaso no lo tienen claro tras tres años de guerra fratricida? ¿Acaso van a seguir vertiendo su sangre por la burguesía de nuevo nacida y los comisarios creados por ésta, que les mandan, como el ganado, al matadero? Mayo de 1920, Los insurgentes makhnovistas" (pp.461 -462)

Este tipo de propaganda repartían los anarquistas durante la guerra civil en 1920. ¿Alguien se ha fijado que los anarquistas repartían el bulo de el partido bolchevique era el de los burócratas como Trotsky diría en 1923 bajo la excusa de la degeneración de la vieja guardia?

Aquí teneís lo expresado por Makhno sobre la república española y los consejos para los anarquistas españoles:

Obviamente deben evitar unirse con los partidos políticos en general y con los bolcheviques en particular, ya que imagino que los bolcheviques españoles serán buenos imitadores de sus colegas rusos. Seguirán los pasos del jesuita Lenin o incluso los de Stalin, no dudando en establecer su monopolio sobre todos los resortes de la revolución, de cara a establecer el poder de su partido sobre el territorio, los efectos de lo cual nos son familiares por el vergonzoso ejemplo de Rusia: el silenciamiento de todas las tendencias revolucionarias y el fin de la independencia de las organizaciones de los trabajadores. Ya que se ven a ellos mismos como dueños absolutos del poder y en posición de controlar todas las libertades y derechos de la revolución. De modo que inevitablemente traicionarán tanto a sus aliados como a la propia causa revolucionaria. La causa de la revolución española es la causa de todos los trabajadores del mundo y en esta tarea es imposible trabajar conjuntamente con el partido que, en nombre de su dictadura, no tendría ningún reparo en burlar al pueblo y concentrar en sus manos todos los resortes revolucionarios, para emerger como los peores déspotas y enemigos de la libertad y las conquistas del pueblo. Que la experiencia de Rusia sea un aviso para vosotros. ¡Ojalá que la desgracia del bolchevismo ruso nunca arraigue en el suelo revolucionario de España!

Luego los anarquistas se presentan en ambos casos (el español y el ucraniano) como pacifistas que no iniciaron las hostilidades frente a los comunistas, pero su gran maestro les incitaba a romper cualquier posibilidad de cooperación con las fuerzas bolcheviques españolas, pero en conclusión, ya se ha demostrado la incapacidad del anarquismo historicamente para luchar eficazcamente con un plan general contra la reacción véase: el ejercito nacional o el ejercito blanco, tampoco tenía un plan general sólido para destruir el capitalismo, así como hemos visto el cariz anticomunista de Makhno pese que inicialmente fuera un enamorado de la figura de Lenin.

Veamos la concepción antietapista y de rechazó a toda reforma:

"Por el contrario, debemos esforzarnos por ayudarlas a presionar (mediante la fuerza si fuera preciso) al actual gobierno republicano, que está obstaculizando y desviando la revolución con sus absurdos decretos, para que desista de tales esfuerzos dañinos. Es también de vital importancia que ayuden a los trabajadores a instaurar, en su momento, órganos de autogestión económica y social, así como fuerzas armadas para la defensa de las conquistas sociales revolucionarias que inevitablemente serán impuestas una vez que se hayan hecho con el control de la situación y roto con las cadenas de su esclavitud." Lenin, marxismo y reformismo (1913)

Decir que las reformas de la república son dañinas es estar bajo los efectos nocivos de alguna sustancia alucinógena, obviamente este antietapismo es contrario al leninismo:

"A diferencia de los anarquistas, los marxistas admiten la lucha por las reformas, es decir, por mejoras de la situación de los trabajadores que no lesionan el poder, dejándolo como estaba, en manos de la clase dominante."

Esto no significa caer en el oportunismo reformista:

"Por una parte nos aseguran que para ellos las reformas no son todo, ni mucho menos; mas, por otra, siempre que los marxistas van en la práctica más allá del reformismo, se ganan las invectivas o el menosprecio de los liquidadores." [...] "Por cierto, lo que ocurre en todos los terrenos del movimento obrero nos muestra que los marxistas, lejos de quedarse a la zaga, van muy por delante en lo que se refiere a la utilización práctica de las reformas y a la lucha por las reformas. [...] Los marxistas realizan una labor constante sin perder una sola "posibilidad" de conseguir reformas y utilizarlas, sin censurar, antes bien apoyando y desarrollando con solicitud cualquier actividad que vaya más allá del reformismo tanto en la propaganda como en la agitación, en las acciones económicas de masas, etc. Mientras tanto, los liquidadores, que han abandonado el marxismo, no hacen con sus ataques a la existencia misma de un marxismo monolítico, con su destrucción de la disciplina marxista y con su prédica del reformismo y de la política obrera liberal más que desorganizar el movimiento obrero."

Sigamos con los consejos que se dieron a la CNT/FAI de nuestro protagonista:

"A mi parecer, la federación anarquista (1) y la Confederación Nacional del Trabajo deben considerar esta cuestión seriamente. A tal fin, deben formar grupos de acción en cada localidad. Del mismo modo, no deben temer a asumir en sus manos la dirección estratégica, organizativa y teórica del movimiento popular."

¿Si la CNT hubiera liderado "temer a asumir en sus manos la dirección estratégica, organizativa y teórica del movimiento popular" como hicieran los bolcheviques en 1917 los anarquistas que no estuvieran en el CNT les tendrían que haber llamado burócratas, verdugos del proletariado español, y demás definiciones que les dedicaron los anarquistas a los bolcheviques?

Hay algunos posts en el foro sobre anarquismo que quizás te interesen:


En especial te recomiendo el libro Anarquismo o Socialismo de I.V. Stalin escrito en 1907:



Última edición por NG el Sáb Mayo 04, 2013 4:33 pm, editado 1 vez
avatar
stygma
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 296
Reputación : 362
Fecha de inscripción : 08/01/2013

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por stygma el Jue Mar 14, 2013 7:27 am

Gracias por esos textos, me los leeré, empezare con el de Stalin que me ha llamado la atención y creo que va a estar bastante bien.
avatar
GAZGRAFF
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 1246
Reputación : 1290
Fecha de inscripción : 21/09/2011
Edad : 24
Localización : Una vieja cantina perdida...

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por GAZGRAFF el Vie Mayo 03, 2013 6:42 pm

El texto de wikipedia es ejemplo de como no escribir algo de manera objetiva.

No manejos datos numericos de dichas guerras. Pero la historia a demostrado que militarmente es totalmente necesario un mando centralizado para siquiera poder luchar coordinadamente, y eso de campesinos defendiendo sus tierras me suena (aunqe sea mas qe creible) extremadamente pequeñoburgues.
Agradeceria una informacion mas realista.
avatar
granados
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 765
Reputación : 799
Fecha de inscripción : 15/01/2012

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por granados el Sáb Mayo 04, 2013 1:43 pm

está claro después de la brillante exposición de NG, que seguir la via anarquiata en sus diferentes variantes, es el camino seguro al caos y la ruina y ojo porque el mundo actual especialmnte está dominado por estas delirantes ideas y prácticas anarquistas desde los anarcocapitalistas(minarquistas) hasta los bakunistas de toda la vida.
avatar
Durruti_36
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 187
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por Durruti_36 el Dom Mayo 05, 2013 5:52 pm

Si alguién desea revisar la única experiencia llevada a la práctica sobre un "gobierno sin estado" o que "pretende" eliminarlo bajo la autogestión de las empresas y del campo lo que conlleva sobretodo en el campo al libre comercio capitalista, que vea la experiencia yugoslava

Pero la Autogestión yugoslava era una experiencia marxista!, no anarquista. No se puede valorar una teoría libertaria (si es que la autogestión fuera parte de su teoria, que no lo es) conforme haya o no fracasado una praxis marxista. Es absurdo. Ya expliqué en otro hilo que la Autogestión es un concepto socialista y que cada rama socialista le da un significado diferente. En el caso yugoslavo (marxista) no se produjo una auto-gestión tal como la entienden los libertarios, más bien podría ser llamado co-gestión (auto-gestión marxista tipo yugoslavo). Pero que ya te digo, intentar criticar al anarquismo en base a la autogestión puede que no sea la mejor manera, porque cualquier libertario te puede saltar con: ¿autogestión?¿lo cualo?, yo mismo nunca la empleo, porque no la necesito para hacerme entender.

de ahí que el anarquismo viva de los recuerdos de la guerra civil española y del movimiento ucraniano de Makhno, y demás conatos de revolución ya que fueron las únicas experiencias reseñables del anarquismo, aunque, en estas propias experiencias ni siquiera fueron una fuerza superior a las fuerzas comunistas ya que estas acabaron la guerra con mayor popularidad entre el pueblo que los anarquistas

¿De veras que el Leninismo en Ucrania y España acabaron con más popularidad? Permíteme que lo dude..

Lenin ya refutó el liberalismo sobre la "libertad de prensa" burguesa y demás pasajes que aquí parecen repetir

¿Y cual es entonces la libertad de prensa proletaria? ¿En qué se diferencian una y otra?

Quizás como digo los anarquistas no notaron el hambre durante su estancia en Ucrania, o no tenían que abastecer a un gran ejercito como si necesitaba el ejercito rojo, pero la incautación de grano y la fijación de precios eran medidas tanto necesarias para los ejércitos como también para acabar con la usura.

Ya pero lo que pasa es que en muchas ocasiones a los campesinos les quitaban hasta la camisa, tanto es así que hasta el propio Lenin criticó con dureza esos requisitorios desproporcionados. Aún así se siguieron sucediendo, y el partido no pudo controlarlos, o no quiso, o los consideraron un mal menor.. vete a saber.

Luego los anarquistas se presentan en ambos casos (el español y el ucraniano) como pacifistas que no iniciaron las hostilidades frente a los comunistas

Es que es verdad NG. Considerais que el anarquismo es pequeñoburgués y aliado inconsciente de la reacción, y en base a esas premisas aniquilasteis las pocas experiencias que hubieron.

Un saludo.
avatar
NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2038
Reputación : 2249
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por NG el Sáb Mayo 11, 2013 8:57 am

Durruti_36 escribió:Pero la Autogestión yugoslava era una experiencia marxista!, no anarquista. No se puede valorar una teoría libertaria (si es que la autogestión fuera parte de su teoria, que no lo es) conforme haya o no fracasado una praxis marxista. Es absurdo. Ya expliqué en otro hilo que la Autogestión es un concepto socialista y que cada rama socialista le da un significado diferente. En el caso yugoslavo (marxista) no se produjo una auto-gestión tal como la entienden los libertarios, más bien podría ser llamado co-gestión (auto-gestión marxista tipo yugoslavo). Pero que ya te digo, intentar criticar al anarquismo en base a la autogestión puede que no sea la mejor manera, porque cualquier libertario te puede saltar con: ¿autogestión?¿lo cualo?, yo mismo nunca la empleo, porque no la necesito para hacerme entender.
Permiteme llevarte la contraria, no se puede calificar de experiencia marxista a la experiencia yugoslava, ya que bajo su partido se rompieron todas las reglas básicas en la construcción del socialismo, tampoco se puede calificar al titismo de anarquismo, pues, es una maraña revisionista que acoge bajo su teoría a varias tendencias hostiles al comunismo, el titismo como ya se ha escrito varias veces en el foro tiene su conexión directa con la oposición obrera, oposición que surgió en el propio partido bolchevique ruso y hacía frente a las tesis de Lenin, esto ya lo expliqué ampliamente en este post (mensaje º36):
http://www.forocomunista.com/t12249p30-las-tacticas-del-revisionismo-moderno-contra-el-marxismo-leninismo

Por lo tanto en este caso, el titismo se relaciona (yo lo relaciono), con la tendencia del anarquismo anarcosindicalista ya que ambas tendencias se inclinan a quemar etapas, al igual que la oposición obrera en Rusia, los titistas pensaban en eludir el papel del Estado en el paso del capitalismo al comunismo, rechazando pues la dictadura del proletariado, ambas tendencias comparten el menosprecio al obrero como clase social que debe liderar la revolución y ensalzan a las masas sin-partido, y como eso etc, etc. La diferencia es que el titismo puso en práctica a toda luz y sin el más mínimo sonrojamiento de su parte todas estas teorías sobre la negación del rol del partido, la descentralización económica, la abolición de la planificación económica y la libre inversión de cada empresa, competir en el mercado exterior capitalista y demás cosas que la oposición obrera no pudo poner en práctica pues como todos sabéis fue expulsada del partido que regía en Rusia sin mucho miramiento. Y yo solo recalco que la experiencia yugoslava que guarda similitudes con esta desviación anarcosindicalista que salió a flote pero no se materializó dentro del PC (b), fracasó estrepitosamente en detener y aniquilar el capitalismo, sino que lo fomentó, especialmente en el campo donde al igual que en la industria existió siempre la propiedad privada sólo que a diferencia de la industria de un modo masivo y sin mucho disfraz. Obviamente hay un trecho enorme entre las teorizaciones titistas sobre la autogestion y su puesta en práctica, eso hay que anotarlo también, pero no me quiero extender.

Durruti_36 escribió:¿De veras que el Leninismo en Ucrania y España acabaron con más popularidad? Permíteme que lo dude..
No vale la pena pararnos a discutir esto.

Durruti_36 escribió:¿Y cual es entonces la libertad de prensa proletaria? ¿En qué se diferencian una y otra?
Pues que como indica el texto anarquista la clásica necedad comprobada a lo largo de la historia del anarquismo, lo que llevo comentado desde el inicio, y perdón si te ofendo pero es la realidad, mira este escrito por ejemplo:

"La libertad completa de expresar sus convicciones, ideas, enseñanzas y opiniones, tanto oralmente como por escrito, se brinda a todas las organizaciones políticas socialistas sin exclusiones. Ninguna restricción de la libertad de palabra o de prensa socialistas es tolerable, ninguna persecución en este plano tendrá lugar en la vida de la ciudad."

Volvemos a lo mismo, no sabemos si es que los anarquistas no eran conscientes de esta en una guerra civil o si no eran conscientes del papel traidor al obrero, campesino, y demás de las diferentes organizaciones "socialistas" que apoyaron la guerra de rapiña, por lo tanto me estoy refiriendo al apoyo explícito de eseristas y mencheviques a la primera guerra mundial en la época del Zar, o que sino también con el gobierno provisional (en el cual mandaban estos dos grupos) introdujeron la pena de muerte en el frente para los que se negaran a ir a combatir.

En cuanto la libertad de prensa "proletaria" como tu dices me refiero a esto:

"Los capitalistas (seguidos, ya sea por estupidez o por inercia, por muchos socialistas-revolucionarios y mencheviques) llaman "libertad de prensa", una situación en la que la censura ha sido abolido y todas las partes libremente publicar todo tipo de papeles. En realidad no es la libertad de prensa, sino la libertad para los ricos, para la burguesía, para engañar a las masas oprimidas y explotadas del pueblo.

De hecho, tomar, digamos, la de Petrogrado y Moscú periódicos. Usted verá de inmediato que es el burgués papeles Rech , Birzherka , Vrernya Novoye , Russkoye Slovo [2] , y así sucesivamente, y así sucesivamente (ya que hay un gran número de documentos de este tipo)-que tiene, con mucho, la mayor circulación. ¿Qué hace que esta prevalencia? No es en absoluto la voluntad de la mayoría, para las elecciones han demostrado que en las dos capitales de la mayoría (mayoría gigantesca, también) favorece a los demócratas, es decir, el SR, mencheviques y bolcheviques. Estas tres partes comando de tres cuartas partes de las cuatro quintas partes de los votos, mientras que la circulación de los periódicos que publican es ciertamente menos de un cuarto, o incluso menos de una quinta parte, la de la prensa burguesa entera (que, como hemos conocer y ver ahora, con el apoyo de la intentona de Kornilov directa e indirectamente). ¿Por qué es así?

Todo el mundo sabe muy bien por qué. Debido a que la publicación de un periódico es una empresa capitalista grande y rentable en la que los ricos invierten millones y millones de rublos. "La libertad de prensa" en la sociedad burguesa significa la libertad para los ricos sistemáticamente, sin descanso, todos los días, en millones de copias, para engañar, corromper y engañar a las masas explotadas y oprimidas del pueblo, a los pobres.

Lenin, ¿Cómo garantizar el éxito de la Asamblea Constituyente?, 1917

"La "libertad de imprenta" es asimismo una de las principales consignas de la "democracia pura". Los obreros saben también, y los socialistas de todos los países lo han reconocido millones de veces, que esa libertad será un engaño mientras las mejores imprentas y grandísimas reservas de papel se hallen en manos de los capitalistas y mientras exista el poder del capital sobre la prensa, poder que se manifiesta en todo el mundo con tanta mayor claridad, nitidez y cinismo cuanto más desarrollados se hallan la democracia y el régimen republicano, como ocurre, por ejemplo, en Norteamérica. A fin de conquistar la igualdad efectiva y la verdadera democracia para los trabajadores, para los obreros y los campesinos, hay que quitar primero al capital la posibilidad de contratar a escritores, comprar las editoriales y sobornar a la prensa, y para ello es necesario derrocar el yugo del capital, derrocar a los explotadores y aplastar su resistencia. Los capitalistas siempre han llamado "libertad" a la libertad de lucro para los ricos, a la libertad de morirse de hambre para los obreros. Los capitalistas llaman libertad de imprenta a la libertad de soborno de la prensa por los ricos, a la libertad de utilizar la riqueza para fabricar y falsear la llamada opinión pública. Los defensores de la "democracia pura" también se manifiestan de hecho en este caso como defensores del más inmundo y venal sistema de dominio de los ricos sobre los medios de ilustración de las masas, resultan ser embusteros que engañan al pueblo y que con frases bonitas, bellas y falsas hasta la médula distraen de la tarea histórica concreta de liberar a la prensa de su sojuzgamiento por el capital.

Libertad e igualdad verdaderas será el orden de cosas que están instaurando los comunistas, y en él será imposible enriquecerse a costa de otros, no habrá posibilidad objetiva de someter directa o indirectamente la prensa al poder del dinero, no habrá obstáculo para que cada trabajador (o grupo de trabajadores, sea cual fuere su número) posea y ejerza el derecho igual de utilizar las imprentas y el papel que pertenecerán a la sociedad".

Lenin, primer congreso de la III Internacional, 1919

"Por último, hay otra particularidad en el proyecto de la nueva Constitución. Las Constituciones burguesas se limitan generalmente a establecer los derechos formales de los ciudadanos, sin preocuparse de las condiciones para el ejercicio de estos derechos, de la posibilidad de su ejercicio, de los medios de su ejercicio. Hablan de la igualdad de los ciudadanos, pero olvidan que no puede haber verdadera igualdad entre el patrono y el obrero, entre el terrateniente y el campesino, si los primeros poseen riquezas e importancia política en la sociedad, mientras los segundos están privados de lo uno y de lo otro; si los primeros son explotadores, mientras que los segundos son explotados. O, si no, hablan de libertad de palabra, de reunión y de prensa, pero olvidan que todas estas libertades pueden convertirse en palabras huecas para la clase obrera si se la priva de la posibilidad de poseer un local adecuado para sus reuniones, de buenas imprentas, de suficiente cantidad de papel, etc. [...]

Unas cuantas palabras sobre la crítica burguesa del proyecto de Constitución.

La cuestión de la actitud observada por la prensa burguesa extranjera ante el proyecto de Constitución, ofrece indudablemente cierto interés. Por cuanto la prensa extranjera refleja la opinión pública de varios sectores de la población en los países burgueses, no podemos pasar por alto la crítica que esta prensa ha desplegado contra el proyecto de Constitución.

Las primeras señales de la reacción de la prensa extranjera ante el proyecto de Constitución se expresaron en una tendencia determinada a guardar silencio sobre el proyecto de Constitución. Me refiero en este caso a la prensa más reaccionaria, a la prensa fascista. Este grupo de críticos consideró más conveniente guardar sencillamente silencio sobre el proyecto de Constitución; hacer pasar las cosas como si tal proyecto nunca hubiera existido. Pudiera decirse que la táctica del silencio no es crítica. Pero no es cierto. El método del silencio, como método especial de ignorar los hechos, también es una forma de crítica, aunque ciertamente tonta y ridícula; pero siempre una forma de crítica. Pero su método de silenciar las cosas no les salió bien. Al fin se vieron obligados a abrir la válvula e informar al mundo de que, por muy triste que fuera, el proyecto de Constitución de la U.R.S.S. existe, sin embargo, y no solamente existe, sino que está empezando a ejercer una influencia perniciosa en el espíritu de los pueblos. Y no podía ser de otra manera, porque, al fin y al cabo, en el mundo hay una especie de opinión pública, lectores, hombres vivientes que quieren saber la verdad de los hechos, y es completamente imposible mantenerlos mucho tiempo en la garra del engaño. Con el engaño no se va muy lejos."

Stalin, Sobre el proyecto de contitución de la URSS 1936

No hace falta tampoco aclarar que la prensa en los países socialistas, al haber derrocado a las clases explotadoras mediante una serie de medidas económicas, la libertad de prensa al servicio de las clases no antagónicas produce pues una proliferación de prensa menor que se dispara y enriquece la propia prensa de un modo variado ya que existen más círculos de prensa a diferencia de las grandes editoriales de prensa corroídas por miembros a sueldo de los monopolios periodísticos y que no son ajenos a los lobbys de cualquier tipo, como pasa en los países capitalistas, por lo tanto la prensa, al igual que la economía, no existe para el lucro, por eso florece de forma diferente:

"El desarrollo de la actividad de las bibliotecas testimonia que la cultura del pueblo se ha elevado. La biblioteca nacional en la ciudad de Tirana ha aumentado el fondo de libros este último año en 65.000 ejemplares, poseyendo en la actualidad 130 858 volúmenes. En 1946 había 6 bibliotecas con 96 219 ejemplares, en 1947 10 bibliotecas con 132 634 ejemplares, alcanzando en 1948 la cifra de 186.686 ejemplares. En 1947 se prestaron a los lectores 79.834 libros, mientras que en los siete meses transcurridos de 1948 la cifra fue de 75.682 préstamos de libros. En 1947 en las aldeas se crearon 72 bibliotecas y en 1948 su número ha aumentado hasta las 37.320. Pero no todo marcha bien todavía en nuestro trabajo en el frente literario; muchos de nuestros literatos se dedican poco al trabajo de creación; no se ha ayudado, educado ni alentado debidamente a nuestros jóvenes escritores.

Indice de la preparación política y cultural de las masas es también el aumento de la tirada de los órganos de prensa. En la Albania de antes se editaban pocos periódicos y revistas y tenían una reducida tirada, que no superaba los 8.000 ejemplares. En 1948 se publican más de 25 periódicos y revistas con una tirada de 1 millón de ejemplares, tirada que aumenta continuamente. Así, por ejemplo, el diario “Bashkimi” en 1945 tenía como promedio una tirada de 4.700 ejemplares diarios, en 1946 aumentó a 14.000, en 1947 a 17.000 y actualmente tira 27.000 ejemplares".

Enver Hoxha, Informe ante el I Congreso del PCA, 1948

No existe pues, prensa imparcial, eso es utópico.

Durruti_36 escribió:Ya pero lo que pasa es que en muchas ocasiones a los campesinos les quitaban hasta la camisa, tanto es así que hasta el propio Lenin criticó con dureza esos requisitorios desproporcionados. Aún así se siguieron sucediendo, y el partido no pudo controlarlos, o no quiso, o los consideraron un mal menor.. vete a saber.
Bueno ya lo he comentado pero haré un esfuerzo en repetirlo, como ya he comentado el comunismo de guerra y sus medidas más extremas coercitivas fueron algo impuesto por la guerra, basicamente uno no gana la guerra sin una línea de suministros por detrás del frente, los bolcheviques no van a tener ese plan en circunstancias normales, no son tontos, no van a crear levantamientos campesinos por que sí como les sucedió, el plan bolchevique para el campo cuando el último ejercito extranjero dejo Rusia estuvo explicado perfectamente y no tenía nada que ver con esa política agresiva, de todas formas lo mismo te podría decir yo de las colectividades anarquistas que como demostré en su día cometieron los mismos desfases en inclusive más, y podría añadir: para los anarquistas esto era un mal menor de su revolución social.

Durruti_36 escribió:Es que es verdad NG. Considerais que el anarquismo es pequeñoburgués y aliado inconsciente de la reacción, y en base a esas premisas aniquilasteis las pocas experiencias que hubieron.

Un saludo.
No, eso no tiene nada que ver, podemos ver el fracaso del anarquismo en experiencias donde los comunistas no tenían mano, y podemos ver los mismos comportamientos infantiles y conformistas en el libro de Engels: Los bakuninistas en acción, Memoria sobre el levantamiento en España en el verano de 1873, allí podemos ver la misma matriz de los anarquistas en la población de Alcoy que en Ucrania o en Aragón: se conforman con tomar el poder brevemente, no lo aseguran, y no se expanden hacía otros territorios cercanos, acaban pues en un aislamiento generalizado, en una ociosidad combativa y el movimiento muere, ya que la contrarrevolución se rearma.

Como comprenderás un marxista-leninista no deparará muchas confianzas en el actuar de un anarquista porque su estrategia no es similar ni de lejos de la de un marxista-leninista en cuanto a conceptos tan básicos como el partido. Estas cosas y otras como la de que los manhkovistas abolían el control de precios de los bolcheviques no auguran un fin del capitalismo, ni siquiera un inicio del fin de este bajo manos anarquistas, quizás de ahí puedas rascar la respuesta en cuanto a por qué se le califica de pequeñoburgués al anarquismo. De igual modo gracias por debatir sosegadamente conmigo.
avatar
Durruti_36
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 187
Reputación : 225
Fecha de inscripción : 25/06/2012

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por Durruti_36 el Sáb Mayo 11, 2013 1:33 pm

Tito era marxista, su partido y gobierno también. No compartían nada con el anarquismo o el anarcosindicalismo. Yo tampoco quiero extenderme sobre esto, pero he leido sobre el caso yugoslavo desde diferentes autores y no se parece en nada al modelo que propone el anarcosindicalismo. Otra cosa es que tú los consideres tal y cual, yo ahí no me meto, pero era un gobierno marxista con todas las consecuencias.

Entiendo que la burguesía apele a la libertad de prensa para poder montar sus grandes imprentas con las que editar miles de ejemplares de periódicos que vomiten sus nocivas desinformaciones, no hacía falta que me pusieras todas esas citas, la cosa es obvia. El caso es, si la libertad de prensa solo estaba autorizada para el gobierno y los bolcheviques ¿Porqué éstos dicen que los otros socialistas les hacen el juego a los capitalistas al reclamar una libertad de prensa neutra? Digo yo que esto no sería lo que reclamaban, en todo caso reclamarían una libertad de prensa para sus ideas, no las de los capitalistas, al igual que los bolches. Te quiero decir que no entiendo esa lógica que tenía el partido. Si no hay libertad de prensa, no la hay para nadie, ni para el partido que gobierna si fuera consecuente con su propio razonamiento, pues al igual que socialistas revolucionarios y mencheviques, le estaría dando razones a la burguesía. El gobierno no estaba en contra de la libertad de prensa, solo estaba en contra de la de los demás.

Trasladando esto al caso ucraniano maknovista, esa declaración corresponde al territorio liberado por ellos, y yo estoy de acuerdo con su postura. Podían haber hecho como los bolcheviques esgrimiendo el falaz argumento de que la libertad de prensa es un concepto burgués y haber prohibido toda prensa, no solo la burguesa, también la de otras tendencias socialistas circulando por la calle sólamente periodicos y diarios anarquistas. Pero parece ser que la única prensa que no circulaba por allí era la burguesa.

Pasando al tema de que en Ucrania la experiencia anarquista fuera disuelta porque los campesinos no daban trigo, lo que no se puede hacer es requisarle al campesino hasta lo suyo propio para vivir con su familia. Que le paguen un precio justo por sus cosechas y se acabó el problema. Aparte de que esa no fue la razón, infórmate bien, porque parece que utilizaban esa excusa cual comodín que podía valer tanto para el caso de Kronstadt y otros soviets rusos como para el ucraniano. Te explico cómo lo veo yo, el territorio maknovista, su pueblo y su ejercito, no reconocían la autoridad del gobierno soviético. Cuando un pueblo lucha contra la reacción y la vence adquiere la soberanía para administrar sus propios asuntos, es un derecho que te da la lucha y sangre derramada; por lo tanto nadie tenía derecho a inmiscuirse en los asuntos que al pueblo ucraniano anarquista atañían. Entonces que tú me digas que el asunto fue por el grano es como el dicho del arbol que impide ver el bosque. No, esa no era la razón, la cual estaba en el hecho de que eran un territorio y un ejercito que escapaban al control del gobierno, y eso por lo que se ve no podían permitirlo.
avatar
jugandoconhugo
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 71
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 18/02/2014

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por jugandoconhugo el Mar Feb 25, 2014 4:43 am

El anarquismo está incompleto


Última edición por jugandoconhugo el Jue Feb 27, 2014 7:59 am, editado 1 vez
avatar
AlejoSola
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 929
Reputación : 1145
Fecha de inscripción : 02/02/2012
Edad : 22
Localización : Baza y/o Granada

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por AlejoSola el Mar Feb 25, 2014 11:15 pm

Algunas citas sobre la Guerra Civil que nos aclararán las cosas:

[...]En la región central del Volga y en Siberia los anglofranceses intrigaron para organizar la sublevación del cuerpo de ejército checoslovaco. Este cuerpo de ejército, compuesto por prisioneros de guerra, había sido autorizado por el Gobierno Soviético para regresar a su país por Siberia y el Extremo Oriente. Por el camino, los socialrevolucionarios y los ingleses y franceses le indujeron a sublevarse contra el Poder Soviético. La sublevación de este cuerpo de ejército fue la señal para el alzamiento sedicioso de los "kulaks" del Volga y de Siberia y de los obreros de las fábricas de Votkinsk e Izhevsk influenciados por los socialrevolucionarios. En la región del Volga fue instaurado un gobierno de guardias blancos y socialrevolucionarios, con residencia en Samara. En Omsk, se estableció el gobierno de los guardias blancos de Siberia.[...]

[...]La vida en la Rusia Soviética, durante este periodo, fue terriblemente dura. Escaseaba el pan. Escaseaba la carne. El hambre atenaceaba a los obreros. Los obreros de Moscú y Petrogrado recibían una ración de un octavo de libra de pan cada dos días. Había días en que no se repartía ni un pedazo de pan. Las fábricas estaban paradas o trabajaban muy poco tiempo, pues no había materias primas ni combustible. Pero la clase obrera no se amilanaba, ni se amilanaba tampoco el Partido bolshevique. Las increíbles dificultades de este periodo y la lucha desesperada contra ellas revelaron cuán inagotables son las energías que atesora la clase obrera y cuán grande e inconmensurable es la fuerza de la autoridad del Partido bolshevique.[...]

[...]El Partido proclamó al país un campamento de guerra y reconstruyó su vida económica, política y cultural en consonancia con esto. El Gobierno Soviético declaró que "la patria socialista estaba en peligro" y llamó al pueblo a la defensa revolucionaria. Lenin lanzó la consigna de "¡Todo para el frente!", y cientos de miles de obreros y campesinos se enrolaron como voluntarios en el Ejército Rojo y se fueron al frente. Cerca de la mitad del total de afiliados al Partido y a las Juventudes Comunistas marcharon a ocupar su puesto en los frentes de lucha. El Partido puso al pueblo en pie para la guerra de salvación de la Patria contra la invasión de las tropas de los intervencionistas extranjeros y contra la sublevación de las clases explotadoras derrocadas por la revolución. El Consejo de la Defensa obrera y campesina, organizado por Lenin, dirigía el envío de hombres, víveres, equipos y armas a los frentes. El paso del sistema del voluntariado al servicio militar obligatorio llevó a las filas del Ejército Rojo a centenares de miles de hombres de refuerzo, y en poco tiempo el Ejército Rojo se convirtió en un ejército de un millón de combatientes.[...]

[...]A pesar de la durísima situación del país y de la juventud del Ejército Rojo, que no había logrado fortalecerse todavía, las medidas de defensa adoptadas no tardaron en acarrear los primeros éxitos. El general Krasnov fue repelido de Tsaritsin, cuya toma daba por segura, y rechazado más allá del Don. Las andanzas del general Denikin quedaron localizadas dentro de una región reducida del Cáucaso Norte, y el general Kornilov fue muerto en combate contra el Ejército Rijo. Los checoslovacos y las bandas de socialrevolucionarios y guardias blancos fueron desalojados de Kazán, Simbirsk y Samara y arrojados a los Urales. La sublevación del guardia blanco Savinkov en Yaroslavl, organizada por el jefe de la Misión inglesa en Moscú, Lockhart, fue aplastada y Lockhart detenido. Los socialrevolucionarios, que habían asesinado a los camaradas Uritski y Volodarski y perpetrado el atentado criminal contra la vida de Lenin, fueron sometidos al terror rojo en respuesta al terror blanco desencadenado por ellos contra los bolsheviques, siendo aplastados en todos los puntos más a menos importantes de la Rusia central.
[...]

Pero el Partido bolshevique comprendía que esto éxitos del Ejército Rojo no resolvían el problema, que no eran más que los éxitos iniciales. Comprendía que le aguardaban nuevos combates, aun más encarnizados, y que el país sólo podría recobrar las regiones perdidas, que eran sus fuentes de abastecimiento de materias primas y de combustible, a fuerza de una larga y dura lucha contra sus enemigos. Por eso, los bolsheviques comenzaron a prepararse intensivamente para una larga guerra y decidieron poner a toda la retaguardia al servicio del frente. El Gobierno Soviético implantó el comunismo de guerra. El Poder de los Soviets puso bajo su control, además de la gran industria, la industria pequeña y mediana, con el fin de acumular los artículos de primera necesidad para abastecer de ellos al ejército y al campo. Implantó el monopolio del comercio del trigo, prohibió el comercio privado de cereales e introdujo el sistema de la contingentación de productos agrícolas, con objeto de movilizar todo el sobrante de los productos recolectados por los campesinos, formar un stock de trigo y abastecer de víveres al Ejército y a los obreros. Finalmente, implantó el trabajo obligatorio, extensivo a todas las clases de la población. Esta incorporación de la burguesía al trabajo físico obligatorio permitía utilizar a los obreros para otros trabajos más importantes con vistas al frente, y con ella el Partido ponía en práctica el principio de "el que no trabaja, no come".[...]

[...]Todo este sistema de medidas impuestas por las condiciones extraordinariamente difíciles en que había que organizar la defensa del país, tenía carácter provisional y se englobaba bajo el nombre de comunismo de guerra.[...]

[...]El país se preparaba para una larga y dura guerra civil contra los enemigos exteriores e interiores del Poder Soviético. A fines del año 1918, hubo necesidad de triplicar el contingente del ejército. Este ejército exigía que se acumulasen los medios necesarios para abastecerlo.[...]

[...]He aquí cómo se expresaba Lenin, por aquellos días:


"Hemos decidido tener un ejército de un millón de hombres para la primavera; ahora, necesitamos un ejército de tres millones de hombres. Podemos tener este ejército y lo tendremos".[...]

[...]En los trabajos del VIII Congreso del Partido, ocupó un lugar importante el problema de la actitud que debía adoptarse ante los campesinos medios. Como resultado del célebre decreto sobre la tierra, la aldea se convertía cada vez más en aldea de campesinos medios. Ahora, éstos formaban la mayoría dentro de la población campesina. El estado de espíritu y la conducta de los campesinos medios, vacilantes entre la burguesía y el proletariado, tenían una importancia grandísima para la suerte de la guerra civil y de la edificación socialista. El desenlace de la guerra civil dependía, en buena parte, del lado a que se inclinase el campesino medio, de la clase que supiese atraérselo, de que esta clase fuese el proletariado o la burguesía. Si los checoslovacos, los guardias blancos, los kulaks, los socialrevolucionarios y los mensheviques lograron derribar el Poder Soviético en la región del Volga, en el verano de 1918, fue porque contaron con el apoyo de una parte considerable de los campesinos medios. Y lo mismo ocurrió en las sublevaciones organizadas por los kulaks en la Rusia central. Pero, a partir de otoño de 1918, el estado de espíritu de las masas de campesinos medios comenzó a orientarse resueltamente hacia el Poder Soviético. Los campesinos veían que el triunfo de los blancos conducía a la restauración del poder de los terratenientes, con su secuela de despojos de tierras, saqueos, torturas y apaleamientos de campesinos. A este cambio operado en cuanto al modo de pensar de los campesinos contribuyó también la actuación de los Comités de campesinos pobres, que aplastó a los kulaks. En relación con esto, Lenin lanzó, en noviembre de 1918, esta consigna:

"Saber llegar a un acuerdo con los campesinos medios, sin cejar ni un minuto en la lucha contra los kulaks y tomando como sólido punto de apoyo solamente a los campesinos pobres" (Lenin, t. XXIII, pág. 294, ed. rusa).
[...]

[...]La nueva política de relaciones con los campesinos medios, preconizada por Lenin en el VIII Congreso, exigía que el proletariado se apoyase en los campesinos medios, mantuviese una sólida alianza con los campesinos medios y que luchase contra los kulaks. Hasta el VIII Congreso, el Partido había seguido, en general, la política de neutralizar a los campesinos medios. Es decir, que su objetivo era conseguir que el campesino medio no se pusiese del lado del kulak, del lado de la burguesía, en general. Pero ahora, esto ya no bastaba. El VIII Congreso pasó de la política de neutralización del campesino medio a la política de una sólida alianza con él para luchar contra la intervención de los guardias blancos y de las tropas extranjeras, así como para la construcción victoriosa del socialismo.[...]

De manera que Denikin no fue exterminado por su retraso en una lucha contra los makhnovistas, sino por el apoyo campesino a los bolcheviques a raíz de las tesis del VIII Congreso del PC(b)URSS.

Eso explica:
1-Lo minoritario que era el "ejército" negro.
2-Que los bolcheviques ganasen la guerra, con el apoyo casi total de las masas trabajadoras.

[...]En el VIII Congreso se planteó también, con caracteres especiales, el problema de la organización del Ejército Rojo. En este Congreso, se destacó la llamada "oposición militar", en la que aparecían encuadrados no pocos de los antiguos "comunistas de izquierda". Pero justamente con estos representantes del "comunismo de izquierda", ya liquidado, la "oposición militar" englobaba a militantes del Partido que jamás habían formado parte de ninguna oposición, pero que estaban descontentos con la dirección que Trotski daba al ejército. La mayoría de los delegados militares estaban marcadamente en contra de Trotski, en contra de su admiración por los técnicos militares procedentes del viejo ejército zarista, una parte de los cuales traicionó abiertamente al Poder Soviético en la guerra civil, en contra de la actitud arrogante y hostil de Trotski para con los viejos cuadros bolsheviques dentro del ejército. En el Congreso se adujeron ejemplos de la "práctica" con que Trotski había intentado fusilar a toda una serie de comunistas que ocupaban puestos responsables en el frente y que no le agradaban a él, haciendo con ello el juego al enemigo, y en que, sólo gracias a la intervención del Comité Central y a las protestas de los militantes activos del frente, se había conseguido evitar la muerte de estos camaradas.[...]

[...]Sin embargo, aunque luchando en contra del falseamiento de la política militar del Partido por Trotski, la "oposición militar" defendía concepciones falsas respecto a una serie de problemas de la organización del Ejército. Lenin y Stalin intervinieron resueltamente en contra de la "oposición militar", que defendía las supervivencias de las guerrillas dentro del Ejército y luchaba contra la creación de un Ejército Rojo regular, contra el empleo de los técnicos militares, contra esa disciplina férrea, sin la cual no puede existir un verdadero ejército. Saliendo al paso de la "oposición militar", el camarada Stalin exigía la creación de un ejército regular, penetrado del espíritu de la más severa disciplina.[...] [...]esto asestó un golpe fatal a un Trotski que pronto fue destituido del ejército[...]

[...]Denikin operaba contra el Poder Soviético, por aquel entonces, en el sur, en la región de Kubán. La Entente pertrechó a su ejército con una gran cantidad de armas y municiones y lo puso en marcha hacia el Norte contra el Poder de los Soviets.

Por tanto, el frente Sur pasaba a ser el frente principal de la guerra civil.

Denikin comenzó su gran campaña contra el Poder Soviético en el verano de 1919. Trotski echó por tierra el trabajo realizado en el frente sur, y las tropas soviéticas sufrieron una derrota tras otra. A mediados de octubre, los blancos eran dueños de toda Ucrania, habían tomado Orel y se acercaban a Tula, que era el centro que abastecía al Ejército Rojo de cartuchos, fusiles y ametralladoras. Los blancos se aproximaban a Moscú. La situación de la República de los Soviets era muy apurada. El Partido dio el grito de alarma y llamó al pueblo a al resistencia. Lenin lanzó la consigna de "¡Todos a lucha contra Denikin!". Los obreros y los campesinos, respondiendo a la inspiración de los bolsheviques, pusieron en tensión todas sus fuerzas para aplastar al enemigo.

Con objeto de organizar el aplastamiento de Denikin, el Comité Central del Partido envió al frente Sur a los camaradas Stalin, Voroshilov, Ordzhonikidse y Budiony. Trotski fue separado de la dirección de las operaciones del Ejército Rojo en el Sur. Antes de la llegada del camarada Stalin, el mando del frente Sur, de acuerdo con Trotski, había preparado un plan, según el cual el ataque principal contra Denikin se haría desde Tsaritsin sobre Novorosisk, a través de las estepas del Don, donde el Ejército Rojo habría tenido que marchar por un terreno completamente impracticable y atravesar regiones pobladas de cosacos, una parte considerable de los cuales se hallaba, por entonces, bajo la influencia de los guardias blancos. El camarada Stalin sometió este plan a una crítica tajante y propuso al Comité Central otro concebido por él para aplastar a Denikin, en que el ataque principal seguiría la línea Jarkov-Cuenca del Donetz-Rostov. Este plan aseguraba una marcha rápida de las tropas del Ejército Rojo contra Denikin, pues en él se preveía el paso del Ejército Rojo por regiones obreras y campesinas, es decir, por territorios en que la población simpatizaba manifiestamente con las tropas soviéticas. Además, la rica red de ferrocarriles con que contaba esta región permitía abastecer al Ejército Rojo con regularidad de todos los elementos necesarios. Finalmente, este plan ofrecía la posibilidad de liberar la Cuenca del Donetz, asegurando para el país al aprovisionamiento de combustible.

El Comité Central aprobó el plan del camarada Stalin. En la segunda quincena de octubre de 1919, después de una encarnizada resistencia, Denikin fue derrotado por el Ejército Rojo en los combates decisivos que se libraron cerca de Orel y de Voronezh. Denikin comenzó a replegarse a toda prisa, y luego se dirigió precipitadamente hacia el Sur, perseguido por las tropas soviéticas. A comienzo de 1920, habían sido rescatados del poder de los blancos toda Ucrania y el Cáucaso Norte.

Mientras se libraban aquellos combates decisivos en el frente Sur, los imperialistas volvieron a lanzar el cuerpo de ejército de Yudenich sobre Petrogrado, con el fin de distraer del frente Sur fuerzas del Ejército Rojo y de aliviar la situación de las tropas de Denikin. Los blancos llegaron hasta las mismas puertas de Petrogrado. El heroico proletariado de la capital formó con sus pechos una muralla para defender la primera ciudad de la revolución. Los comunistas lucharon, como siempre, en primera línea. Después de furiosos combates, los blancos fueron derrotados y arrojados de nuevo al otro lado de las fronteras de Rusia, a Estonia.

También Denikin fue, pues, liquidado.
[...]

Texto íntegro aquí: http://www.marxists.org/espanol/tematica/histsov/pcr-b/cap8.htm

Un breve apunte sobre lo de Krondstadt como punto y final:

[...]Y el partido afrontó la tarea de trazarse esta nueva orientación respecto a los problemas de la edificación económica del país.

Pero el enemigo de clase no dormía. Procuraba aprovecharse de la difícil situación por que atravesaba la Economía, procuraba aprovecharse del descontento de los campesinos. Estallaron sublevaciones de kulaks, organizadas por la guardias blancos y los socialrevolucionarios, en Siberia, en Ucrania, en la provincia de Tambov (la rebelión de Antonov). Empezaron a moverse los elementos contrarrevolucionarios de todas las calañas: mensheviques, socialrevolucionarios, anarquistas, guardias blancos y nacionalistas burgueses. El enemigo cambió los métodos tácticos de lucha contra el Poder Soviético. Comenzó a disfrazarse con los colores soviéticos y su consigna ya no era el viejo grito fracasado de "¡Abajo los Soviets!", sino el nuevo grito de "¡Por los Soviets, pero sin comunistas!".

Una manifestación flagrante de la nueva táctica del enemigo de clase fue la sublevación contrarrevolucionaria de Cronstadt, que estalló en marzo de 1921, una semana antes de comenzar el X Congreso del Partido. Esta sublevación fue dirigida por guardias blancos, en contacto con los socialrevolucionarios, los mensheviques y representantes de Estados extranjeros. En los primeros momentos, los sublevados esforzáronse en encubrir con la pantalla "soviética" su aspiración de restaurar el Poder y la propiedad de los capitalistas y los terratenientes. Su consigna era: "¡Soviets sin comunistas!". La contrarrevolución pretendía aprovecharse del descontento de las masas pequeñoburguesas para derribar el Poder de los Soviets, bajo una consigna aparentemente soviética.

Dos circunstancias contribuyeron a facilitar la sublevación producida en Cronstadt: el hecho de haber empeorado la contextura de clase de los marinos de las dotaciones de los buques de guerra y la débil organización bolshevique existente en aquella base naval. Los viejos marinos que habían tomado parte en la Revolución de Octubre se habían marchado casi en bloque al frente, donde se batieron heroicamente en las filas de Ejército Rojo. Entraron a servir en la flota nuevas quintas de marinos, no templados en la revolución. Estas nuevas quintas estaban formadas por campesinos típicos que venían directamente de la aldea y en los que se reflejaba el descontento de la población del campo por el sistema de la contingentación. Además, la organización bolshevique de Cronstadt encontrábase, por aquel entonces, muy quebrantada por toda una serie de movilizaciones para el frente. Estas circunstancias habían permitido a los socialrevolucionarios y mensheviques y a los guardias blancos penetrar subrepticiamente en Cronstadt y ganar esta base.

Los sublevados hiciéronse dueños de la magnífica fortaleza, de la flota y de una enorme cantidad de armas y municiones. La contrarrevolución internacional cantaba victoria. Pero el júbilo de los enemigos del Poder Soviético era prematuro. Las tropas soviéticas redujeron rápidamente a los sediciosos. El Partido envió contra los sublevados de Cronstadt a sus mejores hijos, a los delegados del X Congreso, con el camarada Voroshilov a la cabeza. Los combatientes del Ejército Rojo marcharon contra Cronstadt, pisando sobre una delgada capa de hielo. El hielo se rompió y muchos de ellos perecieron ahogados. Hubo necesidad de lanzarse al asalto contra los fuertes casi inexpugnables de Cronstadt. Pero la bravura y la abnegación revolucionaria, el entusiasmo de aquellos hombres, dispuestos a dar su vida por el Poder Soviético, vencieron. Las tropas rojas tomaron por asalto la fortaleza de Cronstadt y la sublevación fue liquidada.
[...]

Puedo dar mi apunte al tema como finalizado. Con ésto he tratado de desmentir algunas falacias postradas sobre el ejército rojo con el fin de enaltecer a los contrarrevolucionarios makhnovistas.

Salud!
avatar
jugandoconhugo
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 71
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 18/02/2014

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por jugandoconhugo el Miér Feb 26, 2014 8:05 pm

AlejoSola escribió:

[...]En la región central del Volga y en Siberia los anglofranceses intrigaron para organizar la sublevación del cuerpo de ejército checoslovaco. Este cuerpo de ejército, compuesto por prisioneros de guerra, había sido autorizado por el Gobierno Soviético para regresar a su país por Siberia y el Extremo Oriente. Por el camino, los socialrevolucionarios y los ingleses y franceses le indujeron a sublevarse contra el Poder Soviético. La sublevación de este cuerpo de ejército fue la señal para el alzamiento sedicioso de los "kulaks" del Volga y de Siberia y de los obreros de las fábricas de Votkinsk e Izhevsk influenciados por los socialrevolucionarios. En la región del Volga fue instaurado un gobierno de guardias blancos y socialrevolucionarios, con residencia en Samara. En Omsk, se estableció el gobierno de los guardias blancos de Siberia.[...]

[...][i]La vida en la Rusia Soviética, durante este periodo, fue terriblemente dura. Escaseaba el pan. Escaseaba la carne. El hambre atenaceaba a los obreros. Los obreros de Moscú y Petrogrado recibían una ración de un octavo de libra de pan cada dos días. Había días en que no se repartía ni un pedazo de pan. Las fábricas estaban paradas o trabajaban muy poco tiempo, pues no había materias primas ni combustible. Pero la clase obrera no se amilanaba, ni se amilanaba tampoco el Partido bolshevique. Las increíbles dificultades de este periodo y la lucha desesperada contra ellas revelaron cuán inagotables son las energías que atesora la clase obrera y cuán grande e inconmensurable es la fuerza de la autoridad de...
De...


Última edición por jugandoconhugo el Jue Feb 27, 2014 7:33 am, editado 1 vez
avatar
AlejoSola
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 929
Reputación : 1145
Fecha de inscripción : 02/02/2012
Edad : 22
Localización : Baza y/o Granada

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por AlejoSola el Miér Feb 26, 2014 9:58 pm

jugandoconhugo escribió:
AlejoSola escribió:

[...]En la región central del Volga y en Siberia los anglofranceses intrigaron para organizar la sublevación del cuerpo de ejército checoslovaco. Este cuerpo de ejército, compuesto por prisioneros de guerra, había sido autorizado por el Gobierno Soviético para regresar a su país por Siberia y el Extremo Oriente. Por el camino, los socialrevolucionarios y los ingleses y franceses le indujeron a sublevarse contra el Poder Soviético. La sublevación de este cuerpo de ejército fue la señal para el alzamiento sedicioso de los "kulaks" del Volga y de Siberia y de los obreros de las fábricas de Votkinsk e Izhevsk influenciados por los socialrevolucionarios. En la región del Volga fue instaurado un gobierno de guardias blancos y socialrevolucionarios, con residencia en Samara. En Omsk, se estableció el gobierno de los guardias blancos de Siberia.[...]

[...][i]La vida en la Rusia Soviética, durante este periodo, fue terriblemente dura. Escaseaba el pan. Escaseaba la carne. El hambre atenaceaba a los obreros. Los obreros de Moscú y Petrogrado recibían una ración de un octavo de libra de pan cada dos días. Había días en que no se repartía ni un pedazo de pan. Las fábricas estaban paradas o trabajaban muy poco tiempo, pues no había materias primas ni combustible. Pero la clase obrera no se amilanaba, ni se amilanaba tampoco el Partido bolshevique. Las increíbles dificultades de este periodo y la lucha desesperada contra ellas revelaron cuán inagotables son las energías que atesora la clase obrera y cuán grande e inconmensurable es la fuerza de la autoridad del...
Del PROLETARIADO.

Señala a qué te referías con dicha "puntualización" en negrita en mi texto para poder dejarme elaborar una respuesta coherente que continúe el debate. De lo contrario, me veré obligado a realizar sendos interrogantes sin fundamento alguno sobre qué querías decir exactamente.

Salud.
avatar
jugandoconhugo
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 71
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 18/02/2014

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por jugandoconhugo el Miér Feb 26, 2014 10:07 pm

AlejoSola escribió:Señala a qué te referías con dicha "puntualización" en negrita en mi texto para poder dejarme elaborar una respuesta coherente que continúe el debate. De lo contrario, me veré obligado a realizar sendos interrogantes sin fundamento alguno sobre qué querías decir exactamente.

Salud.

Lo que pensaste.


Última edición por jugandoconhugo el Jue Feb 27, 2014 7:29 am, editado 1 vez
avatar
AlejoSola
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 929
Reputación : 1145
Fecha de inscripción : 02/02/2012
Edad : 22
Localización : Baza y/o Granada

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por AlejoSola el Jue Feb 27, 2014 12:04 am

jugandoconhugo escribió:
AlejoSola escribió:Señala a qué te referías con dicha "puntualización" en negrita en mi texto para poder dejarme elaborar una respuesta coherente que continúe el debate. De lo contrario, me veré obligado a realizar sendos interrogantes sin fundamento alguno sobre qué querías decir exactamente.

Salud.

Me gusta que estes muy atento y muy lucido. Se lo que pensaste jajaj
Dicha puntualizacion dice que, el partido bolchevique estaba formado fundamentalmente por el proletariado, el ejercito, su ejercito, no eran soldados entrenados por el estado (que si bien hubo soldados del ejercito del zar que pasaron a las filas del partido bolchevique) eran obreros y campesinos. La fuerza es del proletariado, el partido bolchevique organiza a ese proletariado disperso. Lo que no los separa, si no que les organiza y les une. Salud...

El Ejército Rojo pasó a ser un ejército regular de obreros, campesinos y soldados que renegaban del zarismo (en un alarde de conciencia de clase inaudito y esperadísimo por el Partido para hacer florecer el triunfo militar sobre los 14 ejércitos invasores en la Guerra Civil).

La situación del ejército es muy compleja tras la revolución: el viejo ejército burgués se ve relegado por milicias y, por la necesidad de la guerra civil, por un renovado ejército al servicio de la clase obrera y que de ésta mamaba su principal fuerza y origen social.

El "ejército" negro, sin embargo, no tenía otra opción que, para crecer y oponer su anarquismo señorial, su nihilismo individualista, destructivo, antidialéctico, a los bolcheviques, conformarse de los pocos campesinos alienados fácilmente reclutables por su situación aislada de los mayores focos industriales de Rusia, y en una serie de renegados cosacos que aún no sabían qué ocurría en su país.

El triunfo del "ejército" negro en una aldea, constituía un blanco fácil para que el Ejército Blanco de Imperialistas se asentase en éste, pues bien conocida es la pasividad anarquista en cuanto a éstos temas de defensa, prefiriendo vivir su propia realidad paralela que aquélla que evoluciona ante su atónita mirada, sin que ellos puedan hacer nada.

Así, dondequiera que el "ejército" negro se asentase, el Ejército Imperialista podría tomar dichos territorios como avanzadilla de sus tropas y sin constituirles un problema muy severo derrotar a los "negros" allí donde éstos estuvieren establecidos.

Fue mayor, por cierto, la combatividad de los anarquistas contra los Rojos que contra los capitalistas (como dato que denota dónde emplazar a los pequeñoburgueses anarquistas, que temen más al comunismo que al fascismo).

El Ejército Blanco se constituía como todo ejército regular burgués: burocracia, élites, y clasismo perpetrado en el orden de: obreros al servicio del interés de su clase antípoda como rasos preparados para luchas por su sojuzgamiento y explotación, y burgueses como élite militar. Es un curioso reflejo de la infraestructura capitalista (como es ya obvio para toda la superestructura).


Creo que es a ésto a lo que te referías, añadiendo que la combatividad de clase del proletariado no tiene comparación con la resistencia de los burgueses putrefactos, preparados para ser aniquilados como clase por los primeros no sin antes plantar la más cruenta oposición al hecho (la lucha de clases es en la dicprol la más cruenta de todas las vistas antes, pues, como Stalin decía "las clases no se destruyen apaciguando la lucha de clases, sino amplificándola hasta sus últimas consecuencias: o sea, la destrucción de la burguesía como clase social por la imposición proletaria de un punto y final a las relaciones de producción y poder que la engendraban como tal", y dicha imposición es la dictadura del proletariado).

Salud!
avatar
jugandoconhugo
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 71
Reputación : 71
Fecha de inscripción : 18/02/2014

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por jugandoconhugo el Jue Feb 27, 2014 2:04 am

AlejoSola escribió:-El triunfo del "ejército" negro en una aldea, constituía un blanco fácil para que el Ejército Blanco de Imperialistas se asentase en éste

-dondequiera que el "ejército" negro se asentase, el Ejército Imperialista podría tomar dichos territorios como avanzadilla de sus tropas y sin constituirles un problema muy severo derrotar a los "negros" allí donde éstos estuvieren establecidos.


Creo que es a ésto a lo que te referías, añadiendo que la combatividad de clase del proletariado no tiene comparación con la resistencia de los burgueses

Si
avatar
AlejoSola
Revolucionario/a
Revolucionario/a

Cantidad de envíos : 929
Reputación : 1145
Fecha de inscripción : 02/02/2012
Edad : 22
Localización : Baza y/o Granada

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por AlejoSola el Jue Feb 27, 2014 1:39 pm

Deja de trollear ahora ¿vale? Empezaste bien y sustituyes ahora los mensajes por auténticas subnormalidades monosílabas. Para decir eso, no contestas.

Has sustituido además los post que contesté por esas bobadas antes mencionadas que ahora te delatan como un troll.

Reflejado queda.

Salud.
avatar
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7166
Reputación : 7598
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por Razion el Jue Feb 27, 2014 3:49 pm

Se sanciona a jugandoconhugo con un baneo de 30 días por edición de sus mensajes, dejando vacía la discusión, encima reemplazándolos por frases cortas que no aportan nada.
Está prohibida la automoderación. Ya fue advertido el usuario en otras oportunidades.



------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa

Contenido patrocinado

Re: Ejercito negro en la guerra civil rusa

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun Nov 20, 2017 4:54 am