¿Preparados para la lucha final?

    Comparte

    Joven Guardia
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 767
    Reputación : 1248
    Fecha de inscripción : 05/04/2010

    ¿Preparados para la lucha final?

    Mensaje por Joven Guardia el Mar Mar 05, 2013 2:45 pm

    - Una reflexión con mucha lógica…-

    http://lamanchaobrera.es/preparados-para-la-lucha-final/

    Pedro Pascual

    Hace un par de semanas tuve una interesante conversación con un compañero de la Asamblea por la Sanidad Pública de Calidad del Hospital donde trabajo, en relación con la hipótesis de que la privatización de la Sanidad y la Educación (y demás Servicios Públicos) es un camino sin retorno siempre y cuando no se recuperen las “viejas ideas”, así como el por qué, cómo, cuándo y quiénes hicieron posible que la Sanidad y la Educación fuesen considerados un derecho y un Servicio Público ajeno a intereses económicos.

    Bajo esta premisa y con el interés de plantear una alternativa seria por todos aquellos que antes y ahora (o siempre) luchan de manera tozuda contra los “Recortes” y las privatizaciones, y dejando de lado las acciones superficiales y banales (ya sea del tipo de hacer desaparecer de la escena al político de turno, al que gracias a la alternancia imperante, le sustituirá otro que hará más o menos lo mismo, o ya sea creyendo que la solución es tan básica – y tan sencilla de realizar- como hacer que “los que más tengan más paguen” o “impedir la corrupción”, etc) le indico que me diga lo que él haría si fuese el presidente de gobierno.

    “No realizar recorte alguno.”

    De acuerdo, pero si hay una cosa en estos momentos en lo que están de acuerdo todas las fuerzas parlamentarias de este país (y de Portugal, Grecia, Italia) es que resulta incompatible el pago de la deuda y la no realización de recortes, es decir, no es una cosa de PP o Psoe, sino que la misma Izquierda Unida es consciente que si tuviese que pagar la deuda no le quedaría más remedio que realizar recortes.

    Es entonces cuando el compañero de la Asamblea plantea en un primer momento “renegociar la deuda”

    De acuerdo, pero existe un hecho objetivo y es que la intención de que la Sanidad y la Educación pase a manos privadas y genere beneficios es una cuestión planteada en los años novena, es decir, que no es a causa de esta “crisis” ni la solución para esta “crisis”, y por lo tanto sería extraño que en la quita de la deuda, los acreedores accediesen a permitir una Sanidad y una Educación pública cuando llevan quince años esperando las condiciones adecuadas para meter mano en el negocio sanitario y educativo - hecho que por otra parte ya lo llevan haciendo aunque a pequeña escala en en europa, y de manera total en el resto del mundo.

    “No pagaremos la deuda”

    De acuerdo, pero esa decisión chocará frontalmente con la concepción de Unión Europea y su política económica. Y sin Unión Europea no hay euro, y sin euro no hay fondos de cohesión ni fondos estructurales ni ayudas ni subvenciones ni “rescates”.

    “Pues nos salimos de la Unión Europea y regresamos a la peseta”

    De acuerdo, ¿pero entonces cómo conseguimos los ingresos necesarios para pagar los Servicios Públicos, para el funcionamiento del Estado?

    “Pues muy fácil, con una Banca Pública y llevando a cabo una reforma fiscal progresiva que haga que los que más tienen paguen más en cuanto a porcentaje, así como combatiendo la corrupción y la evasión fiscal, metiendo mano en las SICAV, los paraísos fiscales, etc”

    De acuerdo, ¿pero y si la banca privada y las grandes empresas no están de acuerdo con dichas medidas?

    “Pues lo tendrán que estar”

    De acuerdo, ¿pero y si dicen que NO, e incluso te exigen que todo vuelva a ser como “antes” (Unión Europea, Euro, pago de la deuda, “recortes”) o si no se llevarán sus capitales a otros países o bien paralizarán el país poniendo en marcha una “huelga patronal” por el bien del país?

    “Pues en ese caso, no me amedrentarán y realizaré las expropiaciones y nacionalizaciones necesarias para el normal funcionamiento del país”

    De acuerdo, pero parémonos un momento para recapitular todo lo hecho hasta ahora: Nos hemos negado a pagar la deuda, ello nos ha obligado a salirnos del euro y de la Unión Europea, tras ello hemos creado una Banca Pública y hemos nacionalizado empresas en base al interés general (“Sin olvidar el artículo 128 de la constitución)



    Llegados a este punto, es necesario el mostrar una serie de aspectos que hasta ahora hemos dejado de lado, y que si bien ya han debido de ir apareciendo de manera progresiva a medida que se iban llevando a cabo las distintas medidas, es ahora, en el momento en el que nos hemos quedado, cuando se harán notar de manera crucial.

    No podemos obviar que durante todo este proceso la totalidad de los medios de comunicación (que son privados, es decir, que son propiedad de empresas, en la mayoría extranjeras, que provienen de fondos de inversión que son los mismos a los que nos hemos negado pagar la deuda) van a ir en contra de estas medidas y te van a criminalizar, creando una fuerte opinión en contra tuya y de tus políticas. Y de ello se hará eco parte de la población – y no solo la adinerada o propietaria.

    Por otro parte, es otro hecho objetivo, que ante una “huelga patronal”, los obreros cobran su sueldo por no trabajar, sin olvidar de que no es extraño de que una parte de los trabajadores – y eso es la política sindical actual- miren por el bien de aquel que les da trabajo, no de manera futura, sino presente, no de manera ficticia sino real, es decir que los oídos de los trabajadores escucharan más las palabras de su jefe que tus palabras sobre “emancipación”, “libertad”, “soberanía”, etc.

    Y en ningún momento podemos olvidar tanto el papel del ejército para evitar el “caos” en el que ha entrado el país, así como la condena de la comunidad internacional a las medidas ejecutadas.

    En definitiva, bajo este clima tan hostil, en el que tienes en contra a la práctica totalidad de los países, a los medios de comunicación nacionales e internacionales, a los banqueros y empresarios, y presumiblemente al ejército, ¿A quién tienes a tu favor?

    “A los trabajadores, al pueblo”

    De acuerdo, ¿pero por qué crees tú que te van a apoyar?

    “Porque ahora el poder suyo, porque tienen en sus manos las empresas”

    De acuerdo, ¿pero me estás queriendo decir que los trabajadores de hoy, “mañana”, cuando se encuentren en la situación descrita, te van apoyar a ti en base a que ahora son ellos los que detentan el poder y son ahora los jefes de las empresas y fábricas? Es decir, la clase trabajadora de hoy, de ahora, la presente, “mañana” no harán caso a las informaciones en tu contra de los medios de comunicación, no harán caso de la condena internacional a tus políticas, que ante la decisión a corto plazo de o bien trabajar más por menos a causa de la circunstancia actual para mantener un normal funcionamiento del país o bien colaborar en la huelga patrocinada y pagada por los empresarios nacionales y extranjeros, elegirán la primera opción, y finalmente, que no tendrán miedo a inundar las calles de todo el territorio para prevenir cualquier acción del ejercito. ¿Es eso lo que me quieres decir?

    “¡SÍ!



    De acuerdo, ¿pero acaso estamos preparados los trabajadores de hoy para acometer ese crucial final? Es decir, ¿somos conscientes de que al querer ser soberanos o libres o independientes, significa irremediablemente pasar por ese proceso relatado? En definitiva, ¿quienes hoy participamos de manera loable en asambleas, manifestaciones, mareas, estamos de acuerdo en su mayoría en la inevitabilidad de las medidas a llevar a cabo y por otra parte estamos seguros de proseguir la lucha cuando esta se intensifique de manera grave?

    Lo que pregunto es si la gran mayoría de aquellos que en los últimos años (o siempre) apelamos en contra de los recortes, de la corrupción política, de la evasión de impuestos, de los desahucios, etc., sabemos o somos conscientes, que dicha lucha solo es posible queriendo “cambiar”, de verdad, de manera seria, no utópica, el estado actual ( el sistema, la sociedad) y que ello significa el pasar por las distintas fases descritas – salvo que acontezca una excepción histórica- Y en todo caso, si estamos siendo preparados para ello (si somos conscientes de que ello ha de pasar y por ello sabemos cómo deberemos de actuar en cada momento), para continuar la lucha manteniendo un apoyo masivo y creciente a pesar de las graves adversidades que nos vamos a ir encontrando por el camino. O por lo contrario, si entre tanta marcha, marea y asambleas de trabajadores, aun ni nos hemos planteado en planificar la alternativa sería, no utópica (no hay mayor utopía que el reformismo), ni superficial (no hay posibilidad de cambio alguno sin el concepto de revolución) con la que enfrentarnos a la dictadura del capital, y si estamos seguros de que en cuanto la represión se intensifique un poco más el apoyo masivo no empezará a decrecer.

    http://lamanchaobrera.es/preparados-para-la-lucha-final/

      Fecha y hora actual: Vie Dic 09, 2016 12:36 pm