Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

sorge
sorge
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 5086
Reputación : 5853
Fecha de inscripción : 15/12/2009

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por sorge el Mar Feb 19, 2013 11:43 am

http://www.marxists.org/reference/archive/hoxha/works/1968/10/21.html

21 de octubre 1968
(...) Che Guevara, sin embargo, fue víctima de su propio puntos de vistas no-marxista-leninistas.
¿Quién fue el Che Guevara? Cuando hablamos del Che Guevara, también nos referimos a alguien que se hace pasar por un marxista, en comparación con otros, en nuestra opinión, Resumiendo en pocas palabras lo que fue el Che Guevara.Fue un rebelde, un revolucionario, pero no es un marxista-leninista como se intenta presentarlo. Puedo estar equivocado-que los latinoamericanos están más familiarizados con el Che Guevara, pero creo que él era un luchador izquierdista. El suyo es un izquierdismo burgués y pequeño-burgues, junto con algunas ideas que eran progresistas, pero también habia anarquista que, en última instancia, conducen a la falta de responsabilidad.

Las opiniones del Che Guevara y cualquier otra persona que se hace pasar por marxista y afirma reclamar la"paternidad" de estas ideas nunca han sido o tienen algo que ver con el marxismo-leninismo. Che Guevara también tuvo algunos "exclairicies" en su adopción de ciertos principios marxistas-leninistas, pero aún no ha adquirido la condición filosófica completa como visión del mundo que le podría impulsar a las acciones verdaderamente revolucionarias.

No podemos decir que el Che Guevara y sus compañeros eran cobardes. No, de ninguna manera! Por el contrario, eran personas valientes. También hay burgueses que son valientes. Pero solamente los héroes verdaderamente grandes y proletarios revolucionarios realmente valientes son los que proceden de los principios filosóficos del marxismo-leninismo y ponen todas sus energías físicas y mentales al servicio del proletariado mundial por la liberación de los pueblos de la garra de los imperialistas, señores feudales y otros.

Hemos defendido la revolución cubana porque era contra el imperialismo de EE.UU.Como marxistas-leninistas vamos a estudiar las ideas que guiaron en esta lucha. La revolución cubana no se inició sobre la base del marxismo-leninismo y no se llevó a cabo sobre la base de las leyes de la revolución proletaria, de un partido marxista-leninista. Después de la liberación del país, Castro no se integro en el campo marxista-leninista, o bien, por el contrario, continúa en el curso de sus ideas liberales. Es un hecho que nadie puede negar, que los participantes en esta revolución tomaron las armas y se fue a las montañas, pero es un hecho innegable también que no luchó como marxistas-leninistas. Eran luchadores por la liberación contra la camarilla de Batista y triunfó sobre él, precisamente porque esa camarilla era un eslabón débil del capitalismo. Batista era un lacayo obediente del imperialismo, que domino duramente al pueblo cubano. El pueblo cubano, sin embargo, luchó y triunfó sobre esta camarilla y contra el imperialismo norteamericano, al mismo tiempo.

En nuestra opinión, la teoría de que la revolución es llevada a cabo por algunos "héroes" constituye un peligro para el marxismo-leninismo, sobre todo en los países de América Latina. El continente sudamericano tiene grandes tradiciones revolucionarias, pero, como hemos dicho anteriormente, también tiene algunas otras tradiciones que pueden parecer revolucionario, sino que, de hecho, no son realmente en el camino de la revolución. Cualquier golpe de Estado llevado a cabo allí se llama una revolución! Pero un golpe de estado no puede ser nunca una revolución, porque una camarilla derrocado se sustituye por otro, en una palabra, las cosas siguen como estaban. Además de todos los núcleos de anti-marxistas tendencias que aún existen en las filas de los viejos partidos que se han puesto al servicio de la contrarrevolución, ahora hay otra tendencia que llamamos aventurerismo izquierda.

Esta tendencia, y otras creaciones de la burguesía revisionismo moderno, constituyen un gran peligro para la población, incluidos los de los países de América Latina. Cuidadosamente encubierta, el revisionismo moderno es un gran engañador de los pueblos y revolucionarios. En diferentes países se pone disfraces diferentes. En América Latina, el castrismo, disfrazado como marxismo-leninismo, está llevando a la gente, incluso los revolucionarios, al aventurerismo izquierdista. Esta tendencia parece estar en contradicción con el revisionismo moderno. Los que son ideológicamente inmaduro puede pensar así, pero no es así. Los castristas no se oponen a los revisionistas modernos. Por el contrario, estan a su servicio. Los cursos por separado cada uno de ellos sirven para llevarlos a un mismo punto.

La question es que cada vez que los revisionistas soviéticos no pueden impedir que las masas de la clase obrera y el pueblo pueden llevar a cabo la revolución, esta tendencia busca la forma, por medio de un golpe de estado,de destruir lo que los revisionistas no son capaces de destruir por medio de la evolución. Los revisionistas soviéticos y todas las camarillas traidoras que llevaron a los partidos revisionistas predicar la evolución, la convivencia y todas aquellas otras teorías antimarxistas que conocemos. De los términos que emplea, el aventurerismo izquierda parece más revolucionaria, ya que aboga por la lucha armada! Pero ¿qué quiere decir con la lucha armada? Claramente, golpes de Estado. El marxismo-leninismo nos enseña que sólo por seguir con los pasos prudentes y seguros, sólo basándonos firmemente en los principios de la doctrina marxista-leninista, sólo por hacer consciente masas puede garantizar la victoria en la preparación y puesta en marcha de la insurrección armada, y sólo de esta manera nunca vamos a caer en el aventurerismo.

Los autores de la teoría de que el "motor de arranque", pone el "motor grande" en movimiento se presentan como si fueran para la lucha armada, pero en realidad se oponen a ella y trabajar para desacreditarla. El ejemplo y el final trágico del Che Guevara, y la siguiente prórroga de esta teoría también por otros autodenominados marxistas, que se oponen a las grandes luchas de las masas populares, son de conocimiento público los hechos que refutan sus afirmaciones: Debemos cuidarnos de la gente para que no nos traicione, no sea que nos entregue a la policía, tenemos que establecer "salvajes" destacamentos aislados, de modo que el enemigo no se enteran de ellos y no tomar represalias de terror contra la población! Ellos conocer estas y muchas otras teorías confusas, que usted conoce muy bien. ¿Qué clase de marxismo-leninismo es lo que defiende atacando al enemigo, luchando con estos "salvajes" destacamentos, etc sin tener un partido marxista-leninista para liderar la lucha? No hay nada de marxista-leninista al respecto. Tales teorías anti-marxistas y anti-leninista puede traer nada exceptuando la derrota del marxismo-leninismo y la revolución, como el proyecto que hizo Che Guevara en Bolivia.

Esta tendencia lleva las tesis de la insurrección armada al descrédito. ¡le causa un gran daño a la revolución! Con la muerte de Guevara, las masas populares, contaminados por la influencia de estos puntos de vista anarquistas, pensará: "Ahora no hay nadie que nos guíe, para liberarnos!" O tal vez un grupo de personas con otro Guevara se creará de nuevo a salir a las montañas para hacer la "revolución", y las masas, que esperan mucho de estas personas y lo que se están es quemando para luchar contra la burguesía, pueden ser engañados por ellos.

¿Y qué va a pasar? Algo que está claro para nosotros. Dado que estas personas no son la vanguardia de la clase obrera, ya que no se guían por los principios iluminadores del marxismo-leninismo, se encontrarán malentendido entre las amplias masas y tarde o temprano van a fallar, pero al mismo tiempo la lucha genuina será desacreditada, porque las masas veran a la lucha armada con desconfianza. Debemos preparar a las masas políticamente e ideológicamente, y convencerlos través de su propia experiencia práctica. Es por eso que decimos que esta teoría de la inhibición, reaccionaria de la revolución que está siendo difundido en América Latina es el descendiente del revisionismo moderno y debe ser desenmascarado por los marxistas-leninistas.[/quote]


Última edición por sorge el Dom Abr 07, 2013 9:44 pm, editado 11 veces
avatar
NG
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2037
Reputación : 2269
Fecha de inscripción : 25/02/2011

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por NG el Mar Feb 19, 2013 2:25 pm

Tejo el texto con una mejor traducción que la chapuzera de google, el texto fue traducido es del camarada Tiago:
El puño de los comunistas marxista-leninistas debe también golpear enérgicamente el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno
(Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del Partido Comunista (M-L) del Ecuador, el 21 de Octubre de 1968)
Enver Hoxha

Nuestros partidos deben esforzarse por aprender el uno del otro y aprovechar la experiencia mutua. Pero cada partido debe tener en cuenta que algunas experiencias de los demás son adecuadas únicamente en las condiciones concretas de sus propios países, y pueden no serlo en las condiciones de los otros. Cuando las necesidades lo exijan y cuando responda a las condiciones concretas de un partido, éste debe elaborar y adoptar la experiencia de otros partidos, porque lo contrario significa caer en el estereotipo. En lo que se refiere a nuestra experiencia, no podemos decirles si muchas de nuestras tácticas son o no adecuadas para ustedes. Les corresponde a ustedes estudiar y escoger. Pero estimamos que siempre se debe tener en cuenta que la brújula infalible en esta cuestión es el marxismo-leninismo, son las leyes generales de la revolución proletaria. Sólo estas leyes impedirán a un verdadero partido marxista-leninista incurrir en errores.

Para nosotros estas leyes están claras y nos esforzamos por ahondar cada vez más en ellas, por eso jamás hemos caído ni en el revisionismo, ni en el trotskismo, ni en el aventurerismo de izquierda, ni en otras corrientes antimarxistas.

Ustedes conocen mejor que nosotros estas teorías, el peligro que representan y los perjuicios que ocasionan. Che Guevara, por ejemplo, fue asesinado. Esto naturalmente puede ocurrir, porque un revolucionario puede ser asesinado. Pero Che Guevara fue víctima de sus propios puntos de vista no marxistas-leninistas.

¿Quién era Che Guevara? Cuando hablamos de Guevara, pensamos también en algún otro que se hace pasar por marxista y, en mi opinión, comparado con éste, Guevara era hombre sobrio de palabras. Era un rebelde, un revolucionario, pero no un marxista-leninista, como se pretende presentarlo. Puede ser que me equivoque, como latinoamericanos ustedes conocen mejor a Che Guevara, pero estimo que él fue un combatiente de izquierda. Su izquierdismo es un izquierdismo burgués y pequeñoburgués, entrelazado con algunas ideas progresistas pero al mismo tiempo también anarquistas, lo que a fin de cuentas conduce al aventurerismo.

Los puntos de vista de Che Guevara y de algún otro que se hace pasar por marxista y “padre” de estas ideas, jamás han tenido ni tienen nada que ver con el marxismo-leninismo. Asimismo Guevara ha tenido, por así decirlo, algunos éclaircies en la adopción de algunos principios del marxismo-leninismo, pero que aún no habían llegado a ser su concepción filosófica del mundo, de modo que le impulsaran a realizar actos verdaderamente revolucionarios.

No podemos decir que Che Guevara y sus compañeros fuesen cobardes. ¡No, en absoluto! Por el contrario, eran valerosos. También hay burgueses valientes. Pero héroes, revolucionarios proletarios, hombres valientes verdaderamente grandes son únicamente los que se guían por los principios filosóficos marxistas-leninistas y se ponen en cuerpo y en alma al servicio del proletariado mundial y de la liberación de los pueblos del yugo imperialista, feudal, etc.

Hemos defendido la revolución cubana porque estaba dirigida contra el imperialismo norteamericano. Como marxistas-leninistas, detengámonos un momento para analizar esta revolución y las ideas que la inspiraron. La revolución cubana no se inició sobre la base del marxismo-leninismo ni se desarrolló según las leyes de la revolución proletaria, por las cuales se rige un partido marxista-leninista. Tampoco después de la liberación del país, Castro se encauzó por el camino marxista-leninista, sino que por el contrario, continuó inspirándose en las ideas liberales. Es un hecho, y nadie puede negarlo, que los integrantes de esta revolución empuñaron las armas y ganaron las montañas, pero también es un hecho incontestable que no lucharon como marxistas-leninistas. Eran combatientes libertadores que se levantaron en lucha contra la camarilla de Batista y la vencieron, precisamente porque ésta constituía un eslabón débil del capitalismo. Batista era un dócil lacayo del imperialismo que oprimía al pueblo cubano, y éste se levantó en lucha contra esta camarilla y contra el imperialismo yanqui y los derrotó...

En nuestra opinión, la teoría de que la revolución la hacen unos cuantos “héroes”, representa un peligro para el marxismo-leninismo, particularmente para los países de América Latina. En su continente del Sur existen grandes tradiciones revolucionarias, pero como acabamos de señalar, también hay otras que son revolucionarias en apariencia, pero que en realidad no siguen la verdadera línea de la revolución. ¡Cualquier putsch que se perpetra allí es considerado como una revolución! Pero jamás un putsch puede ser una revolución, porque el lugar de la camarilla derrocada pasa a ocuparlo otra, es decir que todo sigue igual que antes. A los núcleos de las corrientes antimarxistas que existen aún en el seno de los viejos partidos, partidos que se han puesto al servicio de la contrarrevolución, se ha sumado en la actualidad otra corriente a la que calificamos de aventurerismo de izquierda.

Esta corriente, así como el otro engendro de la burguesía, el revisionismo moderno, representan grandes peligros para los pueblos, por tanto también para los países de América Latina. El revisionismo moderno, cuidadosamente enmascarado, es un gran engaño para los pueblos y los revolucionarios. Según los países, lleva diferentes máscaras. También el castrismo en América Latina, disfrazado con el marxismo-leninismo, conduce a la gente, incluso a revolucionarios, al aventurerismo de izquierda. En apariencia, esta corriente está en contradicción con el revisionismo moderno. Los ideológicamente inmaduros lo creen así, pero la verdad es otra. Lejos de estar en oposición con los revisionistas modernos, los castristas se han puesto enteramente a su servicio. El camino de cada uno de ellos converge en un mismo punto.

La cuestión es que, donde los revisionistas soviéticos no logran impedir que las masas de la clase obrera hagan la revolución, precisamente allí entra en acción esa corriente y mediante un putsch destruye lo que los revisionistas no pudieron destruir por medio de la evolución. Los revisionistas soviéticos y todas las camarillas traidoras que encabezan los partidos revisionistas, preconizan la evolución, la coexistencia y todas esas teorías antimarxistas que conocemos. El aventurerismo de izquierda, por la fraseología que utiliza, parece más revolucionario porque ¡predica la lucha armada! Pero, ¿qué es lo que entiende por lucha armada? Naturalmente los putschs. El marxismo-leninismo nos enseña que sólo dando pasos mesurados y seguros, y únicamente apoyándose con firmeza en los principios de la teoría marxista-leninista y haciendo que las masas adquieran conciencia, es posible conquistar éxitos en la preparación y el desencadenamiento de la insurrección armada y no caer jamás en el aventurerismo.

Los autores de la teoría de que el “motor pequeño” pone en movimiento el “motor grande”, pretenden hacer creer que están por la lucha armada pero en realidad están en contra de ella y trabajan para desacreditarla. El ejemplo de Che Guevara y su trágico fin, la difusión y aplicación de esta teoría por otros que se dicen marxistas, pero que están en contra de las luchas de gran envergadura, masivas y populares, son hechos públicamente conocidos que refutan sus prédicas. ¡Guardémonos del pueblo porque puede traicionarnos, delatarnos a la policía; formemos guerrillas “salvajes” y aisladas que –supuestamente– sean desconocidas por el enemigo y éste no desate el terror contra el pueblo! Estas y muchas otras teorías disolventes, que ustedes conocen bien, son difundidas por ellos. Atacar al enemigo con estas guerrillas “salvajes”, combatirlo con ellas, etc., sin que el partido marxista-leninista asuma la dirección de esta lucha ¿puede haber aquí algo de marxismo-leninismo? Por el contrario. Estas teorías antimarxistas y antileninistas sólo pueden ocasionar fracasos al marxismo-leninismo y a la revolución, tal como fracasó en Bolivia la empresa de Che Guevara.

Esa corriente está desacreditando las tesis sobre la insurrección armada. ¡Qué graves perjuicios ocasiona a la revolución! Con la muerte de Che Guevara, las masas sencillas infectadas de las influencias que ejercen sobre ellas las concepciones anarquistas pensarán que ¡ya no hay quien las dirija para liberarse! O bien puede surgir un nuevo grupo de personas como el de Che Guevara y echarse a las montañas “para hacer la revolución”. Es posible que las masas que esperan mucho de ellas, ansiosas de luchar contra la burguesía, se dejen engañar y les sigan. Y entonces ¿qué ocurriría? Ocurriría lo que para nosotros es evidente. Dado que esas personas no constituyen la vanguardia de la clase obrera ni se guían por los luminosos principios del marxismo-leninismo, se encontrarán con la incomprensión de las amplias masas y tarde o temprano fracasarán, pero junto con ello se desacreditará ante las masas la verdadera lucha, la lucha armada, porque éstas la mirarán con desconfianza. Debemos preparar a las masas política e ideológicamente y convencerlas por medio de su experiencia práctica. Por todas estas razones afirmamos que la teoría frenante y reaccionaria que se propaga por América Latina sobre la revolución es un engendro del revisionismo moderno y debe ser desenmascarada por los marxista-leninistas.

(Enver Hoxha, Obras escogidas, t. IV, pp. 524-529, Tirana, 1983)
Renombro el post con el nombre original del artículo.
Platon
Platon
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2354
Reputación : 3479
Fecha de inscripción : 06/02/2012

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Platon el Mar Feb 19, 2013 7:13 pm

Gran aporte, camaradas. Había escuchado sobre estas criticas de Hoxha a la revolución cubana, a Guevara y al foquismo pero nunca había tenido la posibilidad de constatarlas. Se los agradezco.
sorge
sorge
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 5086
Reputación : 5853
Fecha de inscripción : 15/12/2009

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por sorge el Vie Feb 22, 2013 12:36 pm

Lenin planteo en 1906 que la guerrilla deberia ser gobernada por el partido, pero la cuestión es que en la guerrilla boliviana estaban integrado las 2 fracciones del PCB prosovieticos y prochinos, el problema surge cuando se enfrentan entre ellos y el dirigente de la fracción prosovietica pide al Che mando,a lo cual este se niega por que Monge no estaba preparado.
En Cuba buscan reconducir la situación, convenciendo a varios dirigentes de la fracción prosovietica para que sigan apoyando a la guerrilla, pese a ir en sentido contrario lo que defiende la dirección suya.
Considero que Enver Hoxa cae en el problema sectarismo.
omarelrockero1
omarelrockero1
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 130
Reputación : 193
Fecha de inscripción : 02/08/2012
Edad : 36
Localización : VENEZUELA

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por omarelrockero1 el Jue Ago 22, 2013 8:35 am

No me parece las apreciaciones que hace el camarada Enver ese tiempo sobre el Che y Fidel, como es eso de que el che no era marxista-leninista? donde esta el revisionismo del che? que tal vez cometió algunos errores, si puede ser, por ejemplo puede ser emprender la lucha en Bolivia mientras no había las condiciones para ello o no había un gran apoyo popular para eso entonces; el che en muchos escritos hace referencia de que no había que caer en el revisionismo.
las condiciones concretas de latino américa para ese tiempo eran y son únicas o no?

Conocí el marxismo-leninismo por medio de los textos de che y fue ademas lo que me impulso a profundizar mis estudios marxistas.

Disculpen mi arrogancia camaradas pero que alguien me lo esplique mejor se lo agradecería. Saludos
Dzerjinskii
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Dzerjinskii el Vie Ago 23, 2013 12:49 am

No metan al camarada "Thiago" en esta burda patraña de "Sorge" que pretende encontrar alguna contradicción entre la postura ML de reivindicar la lucha de Ernesto Guevara y las diferencias que tenemos en varias cuestiones con respecto al foquismo.

Este es un extracto que digitalicé yo hace años para una revista ML de circulación en la universidad donde se polemizaba con los foquistas y trostkistas (que en Argentina suelen andar juntos) y que mucho tiempo después publique aquí en el foro ( http://www.forocomunista.com/t7468-ludo-martens-enver-hoxha-y-la-lucha-sobre-dos-frentes ) y que de alguna forma terminó en la página trostkista del MIA, seguramente con la misma intención de "Sorge" de meter cizaña.


Si se fijan verán que lo publique con esta aclaración:

Enver Hoxha siempre combatió el izquierdismo y el aventurerismo, hasta cuando eso le daba "mala prensa" (ja, al viejo Hoxha siempre le falto un poco de sutileza y un asesor en marketing) les dejo un extracto de una charla que tuvo con los camaradas del PCMLE a fines de los años 60. No es apto para románticos, solo pido que se tenga en cuenta que las criticas que hace, las hace un hombre que con un grupo reducido fundo el Partido Comunista Albanes en plena lucha guerrillera contra los ocupantes nazi fascistas, en la montaña, en el monte, quien dirigió tropas y organizo el Frente de Liberación Nacional sin recibir ayuda de nadie, y que cuando en el 44 los anglosajones quisieron meter las narices como en Yugoslavia los hecho a punta de pistola…
Saludos



Dzerjinskii
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Dzerjinskii el Vie Ago 23, 2013 1:17 am

omarelrockero1 escribió:No me parece las apreciaciones que hace el camarada Enver ese tiempo sobre el Che y Fidel, como es eso de que el che no era marxista-leninista? donde esta el revisionismo del che? que tal vez cometió algunos errores, si puede ser, por ejemplo puede ser emprender la lucha en Bolivia mientras no había las condiciones para ello o no había un gran apoyo popular para eso entonces; el che en muchos escritos hace referencia de que no había que caer en el revisionismo.
las condiciones concretas de latino américa para ese tiempo eran y son únicas o no?

Conocí el marxismo-leninismo por medio de los textos de che y fue ademas lo que me impulso a profundizar mis estudios marxistas.

Disculpen mi arrogancia camaradas pero que alguien me lo esplique mejor se lo agradecería. Saludos
Nadie dice que sea revisionista, de hecho en el texto tampoco se dice eso de Guevara, sino que es el foquismo aventurero y principista el que es un subproducto del revisionismo. Y esto como consecuencia de una equivocada forma de enfrentar la coexistencia pacífica y el trancito pacífico que inoculaba la URSS revisionista.

A Guevara se lo reconoce como un revolucionario, pero Enver, como corresponde a todo marxista leninista que entiende la leyes del desarrollo histórico, reconoce también el carácter democrático pequeño burgués y antiimperialista de muchos procesos latinoamericanos, y lo de "pequeño burgués" no es un insulto, como suelen usarlo los idiotas que no entiende el materialismo histórico, sino una categoría que implica no solo la vacilación y conservadurismo de estos sectores, sino también la capacidad revolucionaria de la burguesía nacional y de la pequeña burguesía en determinados contextos históricos del pasado.

Es recurrente un error en el movimiento comunista desde el triunfo de la revolución bolchevique, que es el de pensar que somos los único que podemos hacer una insurrección o luchar por el progreso. Y aunque es obvio que somos los únicos que podemos forzar la superación de las relaciones capitalistas de producción, no hay que olvidad que las revoluciones burguesas se han dado en sucesivas oleadas en cada país para ir borrando los vestigios feudales. Ni en los EEUU se impuso el capitalismo de un solo golpe, fue necesaria la guerra civil entre el norte y el sur, y menos en Francia donde la historiografía (la marxista muchas veces también) ha hecho un estereotipo de revolución burguesa, cuando en realidad hay que hablar de una sucesión de golpes revolucionarios, que se evidencian en las varias repúblicas frustradas y vueltas a imponer. Si esto es así para los principales países capitalistas ¿Qué podemos esperar para los países de desarrollo tardío y subordinados a los países imperialistas, donde los vestigios feudales permanecen puestos ahora al servicio de los monopolios extranjeros asociados a los grandes burgueses locales?

Desde la revuelta de esclavos en Haití, que abre el ciclo de guerras y revoluciones de independencia en América Latina, luego con la guerra de independencia dirigida por Martí en Cuba, hasta la revolución Mexicana en 1910 y el claro proyecto de Emiliano Zapata, muy similar a la insurgencia dirigida por Sandino y decenas de movimientos similares en toda América Latina, hasta llegar al Movimiento 26 de Julio, la revolución Boliviana etc. vemos que existe un movimiento legitimo propio e históricamente vigente durante el siglo XX y que no es ni quiere ser comunista (por más que obviamente la experiencia soviética y el triunfo de la URSS en la segunda guerra hayan influido mucho en ellos) y que tiene un “ADN” propio enraizado profundamente en las contradicciones y estructura especifica de América Latina.

Reconocer esto no es quitarle meritos a la revolución Cubana o a estos movimientos típicos de América Latina y en general del “tercer mundo” , menos aun situarlos siempre como enemigos, (aunque muchas veces nos han perseguido como ha hecho el ARPRA, el Peronismo etc. en países de más clara incidencia de la burguesía nacional) por el contrario, es reconocerlos como una fuerza histórica propia y no caer en la superficialidad de definir los proceso históricos por sus títulos, sino por sus contenido.

Que la revolución bolchevique, el triunfo en la segunda guerra mundial y la extraordinaria revolución que hizo el marxismo en la cabeza de los intelectuales de todas las clases, haya permitido que muchos movimientos de liberación, democráticos, anti feudales y antiimperialistas hayan simpatizado con el comunismo y que por esto podemos agradecer que muchos de estos proceso llegaran más allá de lo que la historia les tenía reservado, no implica que neguemos las causas y fuerzas que los generaron.

Saludos
Razion
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7222
Reputación : 7672
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Razion el Vie Ago 23, 2013 2:50 am

21 de octubre 1968
(...) Che Guevara, sin embargo, fue víctima de su propio puntos de vistas no-marxista-leninistas.
¿Quién fue el Che Guevara? Cuando hablamos del Che Guevara, también nos referimos a alguien que se hace pasar por un marxista, en comparación con otros, en nuestra opinión, Resumiendo en pocas palabras lo que fue el Che Guevara. Fue un rebelde, un revolucionario, pero no es un marxista-leninista como se intenta presentarlo. Puedo estar equivocado-que los latinoamericanos están más familiarizados con el Che Guevara, pero creo que él era un luchador izquierdista. El suyo es un izquierdismo burgués y pequeño-burgues, junto con algunas ideas que eran progresistas, pero también habia anarquista que, en última instancia, conducen a la falta de responsabilidad.

Las opiniones del Che Guevara y cualquier otra persona que se hace pasar por marxista y afirma reclamar la"paternidad" de estas ideas nunca han sido o tienen algo que ver con el marxismo-leninismo. Che Guevara también tuvo algunos "exclairicies" en su adopción de ciertos principios marxistas-leninistas, pero aún no ha adquirido la condición filosófica completa como visión del mundo que le podría impulsar a las acciones verdaderamente revolucionarias.
Creo que sin embargo la parte inicial del texto está fundada en un desconocimiento de Guevara y su obra (obra que fue bastante silenciada por el revisionismo soviético por lo que es entendible en parte ese desconocimiento). Sin entrar en el análisis que merece la Revolución Cubana (tal vez luego), considero que la crítica hacia el Che parte desde una visión sesgada que solo recoge la parte de la lucha armada. Considero que se puede criticar el foquismo sin por ello cuestionar el el carácter Marxista-Leninista de Guevara.
Fijémonos en los escritos económicos de Guevara, no se puede hablar de dejos anarquistas ni mucho menos, por el contrario era un crítico fuerte de cualquier desvío revisionista en este sentido y precisamente de lo que podrían ser concepciones filo-anarquistas respecto a la descentralización y la autonomía. Incluso tenía posiciones cercanas al fuerte disciplinamiento sindical, a no permitir fracciones que funcionaran por fuera de la dirección revolucionaria (dentro de una estructura centralista democrática). En las discusiones internas respecto a la construcción del socialismo en Cuba dudo que se pueda encontrar desvíos en el sentido revisionista, anarquista, o flexibilidad con la burguesía e incluso la pequeña burguesía, como si ocurría con otros sectores del M-26. La "ofensiva revolucionaria" en la economía, está muy vinculada al pensamiento económico Guevarista (por lo menos a lo que fue su impronta en los puestos que ocupó como dirigente revolucionario).
Considero que esto es fundamental a la hora de analizar a Guevara, más importante incluso que lo que en general más se rescata y que ayuda a caricaturizar al Che -en boca de la burguesía- como un aventurero amante de la pólvora y la adrenalina. Lamentablemente tanto defensores como detractores de Guevara caen en esto -no todos, por supuesto-.
Por otro lado, es interesante destacar que Guevara no fue un paracaidista que se sumó al pensamiento marxista en el momento de la revolución, como muchas veces se intenta hacer creer. Por el contrario, ya desde joven fue incorporando el marxismo -al nivel de cualquier militante jóven-, y esto fue lo que lo motiva a integrarse a la lucha revolucionaria, para llegar a hacer críticas -ya en posición de dirigente revolucionario- verdaderamente profundas respecto a la economía marxista, intentando volver a los orígenes como antes mencioné.

Hay aspectos ciertos de lo que menciona Dzerjinskii, sin embargo creo que Cuba, logra superar el planteamiento de un movimiento nacional revolucionario, y su programa democrático, dirigido por una izquierda radicalizada (que podría tener un carácter pequeñoburgués), y se convierte en un verdadero ejemplo de construcción del socialismo, más allá de sus limitaciones y reveses tras cincuenta y pico de años.

Saludos


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
omarelrockero1
omarelrockero1
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 130
Reputación : 193
Fecha de inscripción : 02/08/2012
Edad : 36
Localización : VENEZUELA

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por omarelrockero1 el Vie Ago 23, 2013 6:54 am

Muchas Gracias camaradas: Dzerjinskii y Razion, por aclararme mejor el asunto, aunque de momento lo que se me vino en mente despues de leer el texto, fue la impresion de que esta critica era un poco subjetiva ya que se enfocaba solo en la lucha armada, y por su obra me parecia que el caracter marxista-leninista del camarada Che era muy claro, ademas de su firme posicion anti-revisionista. Saludos...
Dzerjinskii
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Dzerjinskii el Sáb Ago 24, 2013 10:19 pm

¿Como se llega al foquismo en la cuestión político-militar y a la sobrestimación de los estímulos morales en el plano económico desde el marxismo-leninismo?

Que una persona conozca las obras del marxismo leninismo no implica que razone como tal o que actúe según sus principios.

Solo el foquismo implica toda una concepción distinta del poder, de la lucha de clases y de las leyes históricas que rigen la sociedad, a la que surge del marxismo leninismo.

No hay dudas que Guevara tomó mucho del marxismo leninismo, pero tampoco hay dudas de que su actuación en el contexto latinoamericano lo llevó a tomar también otras experiencias y posturas.

Nos queda a nosotros sacar conclusiones, más ahora cuando vemos la situación de la FARC o del EPP en Paraguay.

Salud.
Razion
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7222
Reputación : 7672
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Razion el Dom Ago 25, 2013 2:27 am

Dzerjinskii escribió:¿Como se llega al foquismo en la cuestión político-militar y a la sobrestimación de los estímulos morales en el plano económico desde el marxismo-leninismo?

Que una persona conozca las obras del marxismo leninismo no implica que razone como tal o que actúe según sus principios.

Solo el foquismo implica toda una concepción distinta del poder, de la lucha de clases y de las leyes históricas que rigen la sociedad, a la que surge del marxismo leninismo.

No hay dudas que Guevara tomó mucho del marxismo leninismo, pero tampoco hay dudas de que su actuación en el contexto latinoamericano lo llevó a tomar también otras experiencias y posturas.  

Nos queda a nosotros sacar conclusiones, más ahora cuando vemos la situación de la FARC o del EPP en Paraguay.  

Salud.
¿Qué es el foquismo? Porque en otros hilos se dio esta discusión y hay bastante de propaganda a la hora de tratar el tema. Por ejemplo, considerar que no era necesario el partido revolucionario (como se puede sacar de la obra de Debray y mantenido por sus principales detractores) algo que por el contrario no considero que formara parte del pensamiento de Guevara. Lo que sí fue parte de su pensamiento -junto con el de Raúl Castro- fue considerar que el enviciamiento y desviación ideológicas de los PCs latinoamericanos, eran el principal obstáculo para la construcción revolucionaria. Además del prólogo que citás en tu firma que aborda este punto, hay discursos como la construcción del Partido. Entonces ¿qué es lo que se entiende por foquismo?

Lo de los estímulos morales no considero que sean una sobreestimación, sino un contrapunto frente a quienes primaban los estímulos materiales y estaban justificando las reformas económicas que se buscaban aplicar en la URSS basadas en la competencia capitalista. Fue demostrado en la práctica el gran aporte a la economía del trabajo voluntario -íntimamente ligado- y lo que implicó en el desarrollo del socialismo cubano. Ojalá se buscaran salidas en la Cuba de hoy en ese sentido.

Che Guevara escribió:Quien aspire a ser dirigente tiene que poder enfrentarse, o mejor dicho,exponerse al veredicto de las masas, y tener confianza de que ha sido elegido dirigente o se propone como dirigente porque es el mejor entre lo buenos, por su trabajo, su espíritu de sacrificio, su constante actitud de vanguardia en todas las luchas que el proletariado debe realizar a diario para la construcción del socialismo. Eso todavía pesa en nosotros. Todavía nuestras organizaciones no están totalmente exentas de ese pecado que se incorporó a nuestras tradiciones tan jóvenes dentro de la Revolución, y que empezaron a hacer daño. Y también desterrar totalmente todo lo que significa el pensar que se elegido miembro de alguna organización de masas o del partido dirigente de la Revolución-dirigente en alguna de las distintas facetas que toma- le permite a estos compañeros tener la más mínima oportunidad de lograr algo más que el resto del pueblo. Es decir, esa política de premiar al bueno con bienes materiales, de premiar a quien demostró tener mayor conciencia y mayor espíritu de sacrificio con bienes materiales.

Y éstas son dos cosas que constantemente van chocando y van integrándose dialécticamente en el proceso de construcción del socialismo: por un lado los estímulos materiales necesarios, porque salimos de una sociedad que no pensaba nada más que en estímulos materiales y construimos una sociedad nueva sobre la base de aquella vieja sociedad, con toda una serie de traslados en la conciencia de la gente de aquella vieja sociedad, y porque no tenemos lo suficiente todavía para dar a cada cual según su necesidad.

Por eso el interés material estará presente durante un tiempo en el proceso de construcción del socialismo. Pero, precisamente, la acción del Partido de vanguardia es la de levantar al máximo la bandera opuesta, la del interés moral, la del estímulo moral, la de los hombres que luchan y se sacrifican y no esperan otra cosa que el reconocimiento de sus compañeros, no esperan otra cosa que la sanción que ustedes hoy han dado a los compañeros eligiéndolos para formar parte del Partido Unido de la Revolución. El estímulo moral, la creación de una nueva conciencia socialista, es el punto en que debemos apoyarnos y hacia donde debemos ir, y hacer énfasis en él.El estímulo material es el rezago del pasado, es aquello con lo que hay que contar, pero a lo que hay que ir quitándole preponderancia en la conciencia dela gente a medida que avance el proceso. Uno está en decidido proceso de ascenso; el otro debe estar en decidido proceso de extinción. El estímulo material no participará en la sociedad nueva que se crea, se extinguirá en el camino y hay que preparar las condiciones para que ese tipo de movilización que hoy es efectiva vaya perdiendo cada vez más su importancia y la vaya ocupando el estímulo moral, el sentido del deber, la nueva conciencia revolucionaria.
¿Defendés que el Che no fuera marxista leninista sino un revolucionario pequeño burgués?¿Considerás erróneo tomar ejemplos de las experiencias de la lucha de clases en latinoamérica?

Saludos


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
Kutukas
Kutukas
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 151
Reputación : 159
Fecha de inscripción : 19/08/2013

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Kutukas el Lun Ago 26, 2013 12:01 pm

Catalogar al camarada Enver Hotxa de que cae en el problema de sectarismo, es un argumento muy pobre y fascista.
Pero lo entiendo en su avatar tiene al social-democrata-cristiano de Hugo Chavez, como se puede verter todo ante el Camarada Enver Hotxa que plasmo íntegramente el dogma Maxista-Leninista, espero su argumentación ante tal adjetivo, es lo que pasa cuando se habla si saber que se queda en evidencia.
Supongo que tampoco sabrá colocar en el mapa a Albania...


:Enver: 
Dzerjinskii
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Dzerjinskii el Lun Ago 26, 2013 4:26 pm

Mira “Razion” a mí no me alcanza con espiar culpas en Régis Debray, y justamente porque no rechazo ninguna experiencia es que planteo que hay que hacerse cargo del problema y no quedarnos solo con la imagen del héroe.

Tú dices que Guevara no niega el partido, pues si, estoy de acuerdo, esto no lo hace en los textos ¿pero en la práctica que hace? Guevara y el guevarismo reducen en la práctica la función del partido a ser un organizador de retaguardia de la logística de la guerrilla y eso no es un partido marxista leninista. Y esto no se trata solo de diferencias en las formas de organización o en las tácticas de un Partido, se trata de que estas diferencias expresan una forma muy diferente de entender la lucha de clases y dónde reside el poder.      

El guevarismo parte de atribuirle a las injusticias una legitimidad en si misma que justifica poder lanzarse a la guerra de guerrillas preocupado solo de las cuestiones militares y tácticas. No entienden la lucha de clase como un fenómeno histórico independiente de la voluntad de los hombres que tiene sus leyes, sino que lo ven como una decisión moral ante la injusticia, que automáticamente será entendida por los oprimidos que los apoyaran. Omitiendo que son precisamente los oprimidos los que legitiman la injusticia de la explotación y que por eso el sistema mismo existe. Para ellos el explotado no lucha porque no sabe o no puede, atribuyen el mantenimiento del sistema de explotación solo a la violencia y propaganda que ejerce la clase dominante, sin ver los determinante estructurales que explican la aceptación que los oprimidos tienen de las relaciones de producción dadas y sus consecuentes relaciones de distribución en un momento dado. Hecho que solo se rompe ante las contradicciones propias del modo de producción y la descomposición de la clase dominante, en un largo proceso de definición del “partido del progreso” en lucha contra el “partido del orden” en todos los aspectos y no solo en el plano militar, el que aparece no por inoculación sino por la propia dinámica de la lucha de clases.

Guevara y los guevaristas no tienen la misma definición ni explicación de donde reside el poder que el marxismo-leninismo. Esto los lleva a asumir que ellos son “la chispa que puede incendiar la pradera” que “el poder surge de la boca del fusil” y a toda una recopilación de frases sueltas que extraen de autores revolucionarios y sacan de contexto, hasta generalizarlas como principios universales. Así terminan en un  denominador común que es la voluntad. En la voluntad y en las cualidades del revolucionario, que es al mismo tiempo el hombre nuevo y “la escala más alta de la evolución humana”, depositan toda su confianza.  

Entienden la lucha armada como pura y solamente responsabilidad del guerrillero y no que es le partido el que sistematiza, aprende y hace concientes los métodos de lucha que las masas van ensayando, en la misma dinámica de la lucha de clases, para poder dirigirlos y orientarlos hacia la toma del poder.

Siempre escucho a los guevaristas repetir como un rezo que “el partido manda al fusil” pero en ellos nunca se diferencia el partido de la guerrilla, porque trasladan métodos militaristas a la organización y funcionamiento del partido. Y nunca falta el dicho “no hay que separarse de las masas” pero parece que esto lo entienden como que hay que camuflar la guerrilla dentro de un sindicato, de una murga y en fin, en cualquier amontonamiento de gente.

Mi impresión es que su voluntarismo reside en el elitismo propio de la pequeña burguesía que subestima a las masas populares, y que el contexto latinoamericano de la época impregnó en toda esa generación. Las masas se presentan para ellos como “el apoyo” “los que reaccionaran ante mis acciones” y nunca como una fuerza histórica objetiva e independiente que se constituye en “clase para sí” en un proceso de lucha inevitable que atraviesa todos los frentes (económico, ideológico, político y político-militar)

V. I. Lenin en “Sobre la Guerra de guerrillas” decía:

“(…) el marxismo se distingue de todas las formas primitivas del socialismo pues no liga el movimiento a una sola forma determinada de lucha. El marxismo admite las formas más diversas de lucha; además, no las "inventa", sino que generaliza, organiza y hace conscientes las formas de lucha de las clases revolucionarias que aparecen por sí mismas en el curso del movimiento. El marxismo, totalmente hostil a todas las fórmulas abstractas, a todas las recetas doctrinas, exige que se preste mucha atención a la lucha de masas en curso que, con el desarrollo del movimiento, el crecimiento de la conciencia de las masas y la agudización de las crisis económicas y políticas, engendra constantemente nuevos y cada vez más diversos métodos de defensa y ataque. Por esto, el marxismo no rechaza categóricamente ninguna forma de lucha El marxismo no se limita, en ningún caso, a las formas de lucha posibles y existentes sólo en un momento dado, admitiendo la aparición inevitable de formas de lucha nuevas, desconocidas de los militantes de un período dado, al cambiar la coyuntura social. El marxismo, en este sentido, aprende, si puede decirse así, de la práctica de las masas, lejos de pretender enseñar a las masas formas de lucha inventadas por "sistematizadores" de gabinete”

Por esto de lo que se trata es de entender al partido, las organizaciones de masas, e incluso a las guerrillas como una resultante de un proceso propio, como partes emergentes de toda un sociedad que están en ebullición y no como algo que su existencia la deciden la voluntad de hombres. Los partidos, las guerrillas etc. no dejan de ser una expresión superestructural surgida de la estructura misma de la sociedad.  

Hay que hacerse algunas preguntas: ¿Los pueblos bolivianos necesitaban de la guerrilla de Guevara?  No. Mucho antes de que Guevara entrara triunfante en la Habana, los campesinos, mineros y pobres urbanos ya habían derrotado completamente al ejército regular boliviano en una oportunidad. Incluso el ejército boliviano fue desmantelado y remplazado por milicias populares.  ¿Necesitaban de los consejos prácticos del Che? ¿Necesitaban que alguien fuera a pelear por ellos? ¿La cuestión pasa entonces por discutir el “teatro de operaciones” y buscar las causa de la derrota en si había o no condiciones para la guerrilla, como parece ser el debate principal de los guevaristas?

¿Dónde estuvo el error entonces?
Razion
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7222
Reputación : 7672
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Razion el Mar Ago 27, 2013 6:04 pm

Dzerjinskii, luego respondo dedicando el tiempo que merece el debate, pero por ahora puntualizo en un par de cuestiones.

Mira “Razion” a mí no me alcanza con espiar culpas en Régis Debray, y justamente porque no rechazo ninguna experiencia es que planteo que hay que hacerse cargo del problema y no quedarnos solo con la imagen del héroe.
Me parece correcto lo que decís, sin embargo marco el punto del Partido, porque precisamente, Debray quien escribe "¿Revolución en la Revolución?" lo hace en el mismo año en que se retira de la experiencia guerrillera del Che en Bolivia, y año en que asesinan a Guevara. A mi entender su postura respecto a este punto está influenciada por el accionar del PCB para con la guerrilla, y no por una definición teórica pura del Che.

Cuando hablás del guevarismo, supongo que te referirás concretamente a las organizaciones que se denominaron como guevaristas, y uno de los referentes más conocidos es el PRT-ERP, además de que muchas de las frases que mencionás fueron pronunciadas por dicha organización. Cabe destacar que como en todo partido existieron luchas de líneas, errores, autocríticas, sobre todo referido al desvío militarista, que existió, pero es fácil analizarlo con el diario del lunes, cuando en la dinámica de la época y la condición de clandestinidad dificultaba muchas de estas discusiones y terminaba condicionando el accionar militante. Hoy en día las organizaciones que se dicen (o son) guevaristas y herederas del PRT, tienen un accionar que lejos está de primar la parte militar, y se enfocan principalmente en la organización de base. Los errores permiten aprender a la hora de construir, pero esto es algo común a casi todas las experiencias de la lucha de clases de la historia. Si fuera por estos errores, que siempre se pueden atribuir "a una comprensión errónea de la lucha de clases" nadie sería identificado como Marxista-Leninista.

Mi impresión es que su voluntarismo reside en el elitismo propio de la pequeña burguesía que subestima a las masas populares, y que el contexto latinoamericano de la época impregnó en toda esa generación. Las masas se presentan para ellos como “el apoyo” “los que reaccionaran ante mis acciones” y nunca como una fuerza histórica objetiva e independiente que se constituye en “clase para sí” en un proceso de lucha inevitable que atraviesa todos los frentes (económico, ideológico, político y político-militar)
Es necesario recordar, que aquí la lucha armada surge de las necesidades de la clase obrera. Experiencias como el EGP o la del Vasco Bengochea podrían ser atribuídas al aislamiento de las masas, a una necesidad de inmediatez y a análisis erróneos. La del PRT sin embargo tiene su arraigo en las luchas de los cañeros tucumanos quienes proclamaban la necesidad de combatir a brazo armado contra las fuerzas de la represión (literalmente sicarios de la patronal), luego muchos de ellos, así como también obreros cordobeces con la experiencia del Cordobazo a cuestas, se convirtieron en cuadros principales del Partido. Sin contar que los cuadros de extracción pequeñoburguesa eran obligados a proletarizarse. Pero vamos, que esto era común a todas las orgas guerrilleras de los 60-70 (de extracción obrera muchas de ellas, incluso muy anteriores a la irrupción de cuadros de la pequeñaburguesía como podrían ser los primeros Montoneros), así que dudo que se pueda acusar a un supuesto elitismo pequeñoburgués. No me refiero solamente a la extracción de los cuadros (un obrero claramente puede ser reaccionario) sino al nivel de inserción y movilización que se logró.

La cita de Lenin, (que creo que la habías publicado en otros hilos) es correcta, y comparto a lo que apuntás en el párrafo siguiente.

El "voluntarismo" el "intento de crear las condiciones subjetivas", en el sentido que marcaba Guevara o los "guevaristas", me parece necesario -además de ser una de las funciones del Partido de Vanguardia- en el marco de las discusiones que se mantenían con los PCs reformistas y revisionistas de los 60-70. Extraído de ese contexto, pareciera un simple "vanguardismo" por parte de Guevara, como que se confiara de que la acción aventurera de un par de convencidos era suficiente para arrastrar a los pueblos a la guerra de guerrillas y al triunfo revolucionario. Pero el punto es que en esos años, muchos partidos comunistas se quedaban esperando la "caída de la fruta madura" (como menciona Guevara), "esperando" a que se den las condiciones de la revolución, cuando no, negando la posibilidad de la lucha violenta para alcanzar el triunfo revolucionario, o evocando -posiblemente en otras palabras- la coexistencia pacífica.

Como dije anteriormente, me queda referirme a cuestiones importantes que marcás, como la experiencia del ELN en Bolivia y a lo que considero errores por parte de Guevara. Además de que considero que en algunos puntos pecás de subestimar el papel del accionar consciente relegándolo por una sobreestimación de las leyes del desarrollo de la lucha de clases, cayendo en la inevitabilidad del triunfo o fracaso -en este caso, del fracaso- de las experiencias revolucionarias, cuando en realidad estas también sirven como aprendizaje revolucionario.

Saludos


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
Thiago
Thiago
Camarada
Camarada

Cantidad de envíos : 130
Reputación : 148
Fecha de inscripción : 09/01/2011

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Thiago el Miér Ago 28, 2013 3:36 am

Creo que en lo fundamental, Hoxha está en lo correcto. Y considero que lo importante es la posición en relación con el castrismo y la revolución cubana. Una posición marxista-leninista que adquiere gran significado y trascendencia, considerando que lo dijo en 1968 cuando estaba fresca la tragedia del Che y en momentos en que parte de las juventudes latinoamericana se sumaba en cada país a grupos inspirados por el castrismo, alejándose de las masas y ubicándose por encima de ellas.

La apreciación de Hoxha sobre el Che puede parecer dura e injusta. Pero no lo es. Es una apreciación científica basada en el marxismo-leninismo. La aventura del Che y las prédicas castristas no se condicen con la teoría y práctica de la revolución proletaria, con la experiencia de la lucha del proletariado internacional. Y no son un modelo a seguir para los marxista-leninistas. Los intentos de llevar estas “teorías” a la práctica en América Latina han fracasado, y no sólo porque hayan sido derrotadas, sino porque desde el inicio reunían todas las condiciones para no constituirse en movimientos revolucionarios serios: alejados de las masas, situados por encima de ellas, adoptando el papel de salvadores, negando la necesidad de un partido leninista, obviando la dirección proletaria y el papel de la clase obrera, sin trabajo político de masas, convencidos que su solo llamado era suficiente para que las masas los sigan, nada de alianza obrero-campesina, nada de frente único revolucionario, sin proyecto de organización militar serio (pese a que ese era supuestamente su punto “fuerte”).

Cuando uno lee el diario del Che en Bolivia es evidente el desperdicio de entrega revolucionaria y lo desastroso del revolucionarismo pequeñoburgués. No hay que dejarse llevar por el mito. Hay que reconocer lo positivo de la trayectoria personal del Che: su contribución a la revolución cubana, su valentía, su entrega revolucionaria, su interés de formarse en el marxismo-leninismo, su sano esfuerzo de orientar a Cuba hacia el socialismo. Pero también hay que reconocer lo negativo en él: su inconsistencia ideológica, su inconsecuencia política, su conciliación con el castrismo, su práctica aventurerista.

Cuando Hoxha dice que el Che fue “víctima de sus propios puntos de vista”, tiene toda la razón que el marxismo-leninismo le da. Las ideas castristas están en contradicción con el leninismo.

Lenin, sistematizando la experiencia de las revoluciones, definió las condiciones objetivas y subjetivas de la revolución, enseñó la importancia de identificarlas para que el partido del proletariado esté a la altura de sus obligaciones con su clase y con la historia. A lo largo del periodo abril-octubre de 1917, Lenin enfatizó la necesidad de que la clase obrera aprenda por su propia experiencia para poder dar el paso necesario de tomar el poder en sus manos. En abril, mayo, junio y sobre todo julio de 1917, Lenin tuvo que advertir contra el ‘izquierdismo’ de aquellos bolcheviques que querían tomar el poder de una buena vez, en medio de la efervescencia revolucionaria de Petrogrado. Como consecuencia del error, los “días de julio” fueron adversos para los bolcheviques, que tuvieron que realizar un breve retroceso táctico para reagruparse y emprender la recuperación del terreno perdido.

En 1960, negando las experiencias revolucionarias, particularmente desconociendo la experiencia de la propia revolución cubana, el Che Guevara sentenciaba lo siguiente:

“No siempre hay que esperar a que se den todas las condiciones para la revolución; el foco insurreccional puede crearlas.”
(Che Guevara, La guerra de guerrillas, 1960).
Esta idea que acompañó al Che hasta su muerte, sintetiza toda la teoría de la revolución del castrismo y el guevarismo. Una teoría voluntarista que olvida que la revolución cubana misma fue precedida por una situación revolucionaria no creada por el foco guerrillero de Castro y los suyos, sino que fue el resultado de años de pertinaz resistencia -soterrada y abierta- a la dictadura de Batista. Castro y los suyos no “crearon” la generalizada protesta antidictatorial de los años precedentes, ni “crearon” la unánime lucha antidictatorial que permitió que los alzados en Sierra Maestra triunfaran militarmente y se pusieran al frente de la victoria en 1959.

Por esa razón, la síntesis que hace el Che es errónea y no recoge la esencia de la experiencia cubana. Además es una teoría contradictoria. Así, por ejemplo, establece:

Donde un gobierno haya subido al poder por alguna forma de consulta popular, fraudulenta o no, y se mantenga al menos una apariencia de legalidad constitucional, el brote guerrillero es imposible de producir por no haberse agotado las posibilidades de la lucha cívica.”
(Che Guevara, La guerra de guerrillas, 1960).
Sin embargo, la guerrilla de Salta, Argentina, en 1964, alentada por el Che y Cuba, se inicia casi al mismo tiempo del restablecimiento de la constitucionalidad burguesa con la presidencia de Illia. De igual forma las guerrillas del MIR y el ELN, en el Perú de 1965, inician sus operaciones y son derrotadas el mismo año durante el gobierno constitucional de Belaúnde.

Y en cuanto a su valoración de la lucha de masas y el papel de la guerrilla, primero, nos dice:

“…suele criticarse a aquellos que quieren hacer la guerra de guerrillas, aduciendo que se olvidan de la lucha de masas, casi como si fueran métodos contrapuestos. Nosotros rechazamos el concepto que encierra esa posición; la guerra de guerrillas es una guerra del pueblo, es una lucha de masas. Pretender realizar este tipo de guerra sin el apoyo de la población, es el preludio de un desastre inevitable. La guerrilla es la vanguardia combativa del pueblo, situada en un lugar determinado de algún territorio dado, armada, dispuesta a desarrollar una serie de acciones bélicas tendientes al único fin estratégico posible: la toma del poder. Está apoyada por las masas campesinas y obreras de la zona y de todo el territorio de que se trate. Sin esas premisas no se puede admitir la guerra de guerrillas.”
(Che Guevara, La guerra de guerrillas, 1960).
Sin embargo, afirma que las lucha obreras sólo son factibles y útiles en la etapa final de la lucha armada, cuando la guerrilla a punto de vencer convoque a la mítica huelga general como el escenario adecuado para que los alzados en armas ingresen triunfalmente a la ciudad. El Che nos dice:

“…es fácil que no existan organizaciones obreras en el marco de una guerra de guerrillas, en etapa que no sea de las postreras.”
(Che Guevara, La guerra de guerrillas, 1960).
Y específicamente, en el caso de la aventura de Bolivia, la guerrilla del Che emitió un pronunciamiento dirigido a los mineros bolivianos, la fuerza más combativa del proletariado boliviano, que dice así:

Comunicado número 5 del Ejército de Liberación Nacional de Bolivia

Fecha: 15 de junio de 1967

A los mineros de Bolivia

Compañero minero: no prestes nuevamente oídos a los falsos apóstoles de la lucha de masas, que interpretan ésta como un avance compacto y frontal del pueblo contra las armas opresoras. ¡Aprendamos de la realidad! Contra las ametralladoras no valen los pechos heroicos, contras las modernas armas de demolición, no valen las barricadas, por bien construidas que estén. La lucha de masas de los países subdesarrollados, con gran base campesina y extensos territorios, debe desarrollarla una pequeña vanguardia móvil: la guerrilla asentada en el seno del pueblo; que irá adquiriendo fuerza a costillas del ejército enemigo y capitalizará el fervor revolucionario de las masas hasta crear la situación revolucionaria en la que el poder estatal se derrumbará de un solo golpe, bien asestado y en el momento oportuno.

Entiéndase bien; no llamamos a la inactividad total, sino recomendamos no comprometer fuerzas en acciones que no garanticen el éxito, pero la presión de las masas trabajadoras debe ejercerse continuamente contra el gobierno, pues ésta es una lucha de clases, sin frentes limitados. Donde quiera que esté un proletario, tiene la obligación de luchar en la medida de sus fuerzas contra el enemigo común.

Compañero minero: las guerrillas del E.L.N. te esperan con los brazos abiertos y te invitan a unirte a los trabajadores del subsuelo que están luchando a nuestro lado. Aquí reconstruiremos la alianza obrero campesina que fue rota por la demagogia antipopular; aquí convertiremos la derrota en triunfo y el llanto de la viudas proletarias en un himno de victoria. Te esperamos.

(Víctor Montoya, Pasajes y personajes de la guerrilla de Ñancahuazú, en elortiba.org)
Estas palabras de la guerrilla del Che no son de carácter teórico como se podría decir de su folleto “La guerra de guerrillas”; es un pronunciamiento político en medio del desarrollo de su lucha militar. Claramente vanguardista: “la lucha de masas [sic!] de los países subdesarrollados… debe [ojo!!!] debe desarrollarla una pequeña vanguardia móvil [sic!!!]”. Es decir, para el castrismo: Lucha de masas = acciones de una pequeña vanguardia.

La teoría del foco guerrillero establece una línea demarcadora entre la guerrilla y las masas obreras. La expresión “Entiéndase bien; no llamamos a la inactividad total [¿inactividad parcial, entonces?]…”, es bastante clara en cuanto a lo que subyace en este llamado a los mineros bolivianos que no tenían ninguna ligazón con la guerrilla. ¿Qué se le dice a la clase obrera?: que todo debe estar en función de la guerrilla alejada de las masas, que la clase obrera no debe hacer caso a los falsos apóstoles de la lucha de masas, que no deben sacrificarse por gusto (y pone el mismo discurso del oportunismo de todo matiz: “Contra las ametralladoras no valen los pechos heroicos, contras las modernas armas de demolición, no valen las barricadas, por bien construidas que estén.”) ¿Cuál es el papel que la guerrilla tiene reservada a la clase obrera?: “la presión de las masas trabajadoras debe ejercerse continuamente contra el gobierno”… pero no te expongas en vano, deja que la pequeña vanguardia lo haga… ya te diremos qué hacer “en las etapas postreras” de la guerra de guerrillas, etc., etc.

Esta prédica es nefasta para la lucha del proletariado. Equivale a prohibirle la lucha política a la clase obrera, reducirla a mero apéndice de la pequeñaburguesía y en consecuencia destinarla a la sumisión ante la burguesía.

Lenin señaló que el desviar a la clase obrera de la lucha política general contra el zarismo, reduciendo su misión a la lucha económica contra los patronos y el gobierno y dejando en pie e indemnes a unos y otros, significaba condenar a los obreros a eterna esclavitud.
(Historia del PC (b) de la URSS).
En la teoría castrista-guevarista, el partido del proletariado, el partido marxista-leninista, no existe por ningún lado; su lugar está ocupado por una vanguardia político-militar. El partido sólo aparece después del triunfo de la revolución, hasta entonces es la pequeña vanguardia móvil, guerrillera, la que encabeza la lucha revolucionaria.

El rechazo a todo lo que sea teórico o ideológico-político es evidente en la teoría castrista-guevarista de la revolución. Es la sumisión al espontaneísmo más ramplón. Ahí no interesa la consciencia socialista en la clase obrera, el análisis marxista de la formación social, el estudio de las contradicciones, la formulación de la estrategia y la táctica de la revolución en cada país, etc. Para la teoría del foco guerrillero esos problemas no existen: se puede ir a cualquier país, y en cuestión de pocos meses informarse sobre las notas más saltantes de la historia, la economía, la situación política, la demografía y la geografía, para “conocer” el escenario. (¿De qué sirvió entonces que partidos se dividieran en torno a esa cuestiones fundamentales, a lo largo de su historia, en todos los países? !Si todo era tan simple!). En cambio, especial atención debe prestarse al que va a ser el teatro de operaciones y para ello es vital proveerse de buenos mapas.

Un escritor boliviano, admirador del Che, no puede dejar señalar algo que quedó en evidencia y que constituye uno de los errores de la empresa del Che (y no el error más importante, como muchos pretenden considerarlo):

La noche del 7 de noviembre, el Che se internó en una zona diferente a la Sierra Maestra, en una región cuyas condiciones naturales eran desfavorables para desarrollar la lucha, puesto que Ñancahuazú, a diferencia de la Sierra Maestra, presentaba cadenas montañosas áridas y riscosas; terrenos desprovistos de árboles frutales y escasos en fauna; ríos caudalosos y senderos que se podían vencer sólo machete en mano; climas sofocantes en verano y fríos y lluviosos en invierno. Es decir, la supervivencia en esta zona del sudeste boliviano se tornaba en una verdadera odisea. Además, la Sierra Maestra, donde antes combatió el Che junto a Fidel Castro, era una región económicamente activa, que permitió al Movimiento 26 de Julio formar una red de colaboradores entre los líderes del lugar. En Ñancahuazú, en cambio, aparte de existir regiones que no figuraban en los mapas oficiales, los pobladores actuarían como auténticos soplones.
(Víctor Montoya, Pasajes y personajes de la guerrilla de Ñancahuazú, en elortiba.org)
Con respecto a la importancia de la teoría, Lenin enseñó una cosa muy distinta:

"Sin teoría revolucionaria no puede haber tampoco movimiento revolucionario... Sólo un partido dirigido por una teoría de vanguardia puede cumplir su misión de combatiente de vanguardia"
Cuando se habla de fusión del socialismo con el movimiento obrero, el marxismo se hace referencia a la aplicación de la teoría marxista a la realidad concreta de cada país, a la formación del partido de la clase obrera, a la elaboración del programa y la línea general de la revolución proletaria, a la organización y movilización de la clase obrera bajo la dirección del partido.

Los anticuados marxista-leninistas todavía creemos en esas viejas teorías.

Regresando a lo que dijo Hoxha: el Che fue “víctima de sus propios puntos de vista”: Cualquiera que conozca la teoría castrista y lea el Diario de Bolivia y las memorias de Pombo sobre el 8 de octubre de 1967 no puede sacar otra conclusión. Cuando a Fidel Castro, le preguntaron en 1987, sobre la actitud de Cuba en relación con la aventura del Che en Bolivia, su respuesta guardó consonancia con la teoría expuesta por el Che:

“¿Qué podíamos haber hecho? ¿Enviar un batallón, una compañía, un ejército regular? Las leyes de la guerra de guerrillas son diferentes, todo depende de lo que la propia unidad guerrillera hace”.
(Miná, Gianni, Un encuentro con Fidel, 1987).
Resumen de lo anterior: todo depende de la unidad guerrillera, autónoma y autosuficiente; todo gira en torno a ella. En su escrito sobre la guerra de guerrillas, el Che enfatiza esa característica de la unidad guerrillera, considerándola una virtud y un principio.
Dzerjinskii
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Dzerjinskii el Jue Ago 29, 2013 12:09 am

Perdonen pero se está sepulando un fundamentado argumento por un comentario que no lo merece. Lo rescato.


Thiago escribió:
Creo que en lo fundamental, Hoxha está en lo correcto. Y considero que lo importante es la posición en relación con el castrismo y la revolución cubana. Una posición marxista-leninista que adquiere gran significado y trascendencia, considerando que lo dijo en 1968 cuando estaba fresca la tragedia del Che y en momentos en que parte de las juventudes latinoamericana se sumaba en cada país a grupos inspirados por el castrismo, alejándose de las masas y ubicándose por encima de ellas.

La apreciación de Hoxha sobre el Che puede parecer dura e injusta. Pero no lo es. Es una apreciación científica basada en el marxismo-leninismo. La aventura del Che y las prédicas castristas no se condicen con la teoría y práctica de la revolución proletaria, con la experiencia de la lucha del proletariado internacional. Y no son un modelo a seguir para los marxista-leninistas. Los intentos de llevar estas “teorías” a la práctica en América Latina han fracasado, y no sólo porque hayan sido derrotadas, sino porque desde el inicio reunían todas las condiciones para no constituirse en movimientos revolucionarios serios: alejados de las masas, situados por encima de ellas, adoptando el papel de salvadores, negando la necesidad de un partido leninista, obviando la dirección proletaria y el papel de la clase obrera, sin trabajo político de masas, convencidos que su solo llamado era suficiente para que las masas los sigan, nada de alianza obrero-campesina, nada de frente único revolucionario, sin proyecto de organización militar serio (pese a que ese era supuestamente su punto “fuerte”).

Cuando uno lee el diario del Che en Bolivia es evidente el desperdicio de entrega revolucionaria y lo desastroso del revolucionarismo pequeñoburgués. No hay que dejarse llevar por el mito. Hay que reconocer lo positivo de la trayectoria personal del Che: su contribución a la revolución cubana, su valentía, su entrega revolucionaria, su interés de formarse en el marxismo-leninismo, su sano esfuerzo de orientar a Cuba hacia el socialismo. Pero también hay que reconocer lo negativo en él: su inconsistencia ideológica, su inconsecuencia política, su conciliación con el castrismo, su práctica aventurerista.

Cuando Hoxha dice que el Che fue “víctima de sus propios puntos de vista”, tiene toda la razón que el marxismo-leninismo le da. Las ideas castristas están en contradicción con el leninismo.

Lenin, sistematizando la experiencia de las revoluciones, definió las condiciones objetivas y subjetivas de la revolución, enseñó la importancia de identificarlas para que el partido del proletariado esté a la altura de sus obligaciones con su clase y con la historia. A lo largo del periodo abril-octubre de 1917, Lenin enfatizó la necesidad de que la clase obrera aprenda por su propia experiencia para poder dar el paso necesario de tomar el poder en sus manos. En abril, mayo, junio y sobre todo julio de 1917, Lenin tuvo que advertir contra el ‘izquierdismo’ de aquellos bolcheviques que querían tomar el poder de una buena vez, en medio de la efervescencia revolucionaria de Petrogrado. Como consecuencia del error, los “días de julio” fueron adversos para los bolcheviques, que tuvieron que realizar un breve retroceso táctico para reagruparse y emprender la recuperación del terreno perdido.

En 1960, negando las experiencias revolucionarias, particularmente desconociendo la experiencia de la propia revolución cubana, el Che Guevara sentenciaba lo siguiente:

“No siempre hay que esperar a que se den todas las condiciones para la revolución; el foco insurreccional puede crearlas.”
(Che Guevara, La guerra de guerrillas, 1960).
Esta idea que acompañó al Che hasta su muerte, sintetiza toda la teoría de la revolución del castrismo y el guevarismo. Una teoría voluntarista que olvida que la revolución cubana misma fue precedida por una situación revolucionaria no creada por el foco guerrillero de Castro y los suyos, sino que fue el resultado de años de pertinaz resistencia -soterrada y abierta- a la dictadura de Batista. Castro y los suyos no “crearon” la generalizada protesta antidictatorial de los años precedentes, ni “crearon” la unánime lucha antidictatorial que permitió que los alzados en Sierra Maestra triunfaran militarmente y se pusieran al frente de la victoria en 1959.

Por esa razón, la síntesis que hace el Che es errónea y no recoge la esencia de la experiencia cubana. Además es una teoría contradictoria. Así, por ejemplo, establece:


Donde un gobierno haya subido al poder por alguna forma de consulta popular, fraudulenta o no, y se mantenga al menos una apariencia de legalidad constitucional, el brote guerrillero es imposible de producir por no haberse agotado las posibilidades de la lucha cívica.”
(Che Guevara, La guerra de guerrillas, 1960).
Sin embargo, la guerrilla de Salta, Argentina, en 1964, alentada por el Che y Cuba, se inicia casi al mismo tiempo del restablecimiento de la constitucionalidad burguesa con la presidencia de Illia. De igual forma las guerrillas del MIR y el ELN, en el Perú de 1965, inician sus operaciones y son derrotadas el mismo año durante el gobierno constitucional de Belaúnde.

Y en cuanto a su valoración de la lucha de masas y el papel de la guerrilla, primero, nos dice:

“…suele criticarse a aquellos que quieren hacer la guerra de guerrillas, aduciendo que se olvidan de la lucha de masas, casi como si fueran métodos contrapuestos. Nosotros rechazamos el concepto que encierra esa posición; la guerra de guerrillas es una guerra del pueblo, es una lucha de masas. Pretender realizar este tipo de guerra sin el apoyo de la población, es el preludio de un desastre inevitable. La guerrilla es la vanguardia combativa del pueblo, situada en un lugar determinado de algún territorio dado, armada, dispuesta a desarrollar una serie de acciones bélicas tendientes al único fin estratégico posible: la toma del poder. Está apoyada por las masas campesinas y obreras de la zona y de todo el territorio de que se trate. Sin esas premisas no se puede admitir la guerra de guerrillas.”
(Che Guevara, La guerra de guerrillas, 1960).
Sin embargo, afirma que las lucha obreras sólo son factibles y útiles en la etapa final de la lucha armada, cuando la guerrilla a punto de vencer convoque a la mítica huelga general como el escenario adecuado para que los alzados en armas ingresen triunfalmente a la ciudad. El Che nos dice:

“…es fácil que no existan organizaciones obreras en el marco de una guerra de guerrillas, en etapa que no sea de las postreras.”
(Che Guevara, La guerra de guerrillas, 1960).
Y específicamente, en el caso de la aventura de Bolivia, la guerrilla del Che emitió un pronunciamiento dirigido a los mineros bolivianos, la fuerza más combativa del proletariado boliviano, que dice así:

Comunicado número 5 del Ejército de Liberación Nacional de Bolivia

Fecha: 15 de junio de 1967

A los mineros de Bolivia

Compañero minero: no prestes nuevamente oídos a los falsos apóstoles de la lucha de masas, que interpretan ésta como un avance compacto y frontal del pueblo contra las armas opresoras. ¡Aprendamos de la realidad! Contra las ametralladoras no valen los pechos heroicos, contras las modernas armas de demolición, no valen las barricadas, por bien construidas que estén. La lucha de masas de los países subdesarrollados, con gran base campesina y extensos territorios, debe desarrollarla una pequeña vanguardia móvil: la guerrilla asentada en el seno del pueblo; que irá adquiriendo fuerza a costillas del ejército enemigo y capitalizará el fervor revolucionario de las masas hasta crear la situación revolucionaria en la que el poder estatal se derrumbará de un solo golpe, bien asestado y en el momento oportuno.

Entiéndase bien; no llamamos a la inactividad total, sino recomendamos no comprometer fuerzas en acciones que no garanticen el éxito, pero la presión de las masas trabajadoras debe ejercerse continuamente contra el gobierno, pues ésta es una lucha de clases, sin frentes limitados. Donde quiera que esté un proletario, tiene la obligación de luchar en la medida de sus fuerzas contra el enemigo común.

Compañero minero: las guerrillas del E.L.N. te esperan con los brazos abiertos y te invitan a unirte a los trabajadores del subsuelo que están luchando a nuestro lado. Aquí reconstruiremos la alianza obrero campesina que fue rota por la demagogia antipopular; aquí convertiremos la derrota en triunfo y el llanto de la viudas proletarias en un himno de victoria. Te esperamos.

(Víctor Montoya, Pasajes y personajes de la guerrilla de Ñancahuazú, en elortiba.org)
Estas palabras de la guerrilla del Che no son de carácter teórico como se podría decir de su folleto “La guerra de guerrillas”; es un pronunciamiento político en medio del desarrollo de su lucha militar. Claramente vanguardista: “la lucha de masas [sic!] de los países subdesarrollados… debe [ojo!!!] debe desarrollarla una pequeña vanguardia móvil [sic!!!]”. Es decir, para el castrismo: Lucha de masas = acciones de una pequeña vanguardia.

La teoría del foco guerrillero establece una línea demarcadora entre la guerrilla y las masas obreras. La expresión “Entiéndase bien; no llamamos a la inactividad total [¿inactividad parcial, entonces?]…”, es bastante clara en cuanto a lo que subyace en este llamado a los mineros bolivianos que no tenían ninguna ligazón con la guerrilla. ¿Qué se le dice a la clase obrera?: que todo debe estar en función de la guerrilla alejada de las masas, que la clase obrera no debe hacer caso a los falsos apóstoles de la lucha de masas, que no deben sacrificarse por gusto (y pone el mismo discurso del oportunismo de todo matiz: “Contra las ametralladoras no valen los pechos heroicos, contras las modernas armas de demolición, no valen las barricadas, por bien construidas que estén.”) ¿Cuál es el papel que la guerrilla tiene reservada a la clase obrera?: “la presión de las masas trabajadoras debe ejercerse continuamente contra el gobierno”… pero no te expongas en vano, deja que la pequeña vanguardia lo haga… ya te diremos qué hacer “en las etapas postreras” de la guerra de guerrillas, etc., etc.

Esta prédica es nefasta para la lucha del proletariado. Equivale a prohibirle la lucha política a la clase obrera, reducirla a mero apéndice de la pequeñaburguesía y en consecuencia destinarla a la sumisión ante la burguesía.

Lenin señaló que el desviar a la clase obrera de la lucha política general contra el zarismo, reduciendo su misión a la lucha económica contra los patronos y el gobierno y dejando en pie e indemnes a unos y otros, significaba condenar a los obreros a eterna esclavitud.
(Historia del PC (b) de la URSS).
En la teoría castrista-guevarista, el partido del proletariado, el partido marxista-leninista, no existe por ningún lado; su lugar está ocupado por una vanguardia político-militar. El partido sólo aparece después del triunfo de la revolución, hasta entonces es la pequeña vanguardia móvil, guerrillera, la que encabeza la lucha revolucionaria.

El rechazo a todo lo que sea teórico o ideológico-político es evidente en la teoría castrista-guevarista de la revolución. Es la sumisión al espontaneísmo más ramplón. Ahí no interesa la consciencia socialista en la clase obrera, el análisis marxista de la formación social, el estudio de las contradicciones, la formulación de la estrategia y la táctica de la revolución en cada país, etc. Para la teoría del foco guerrillero esos problemas no existen: se puede ir a cualquier país, y en cuestión de pocos meses informarse sobre las notas más saltantes de la historia, la economía, la situación política, la demografía y la geografía, para “conocer” el escenario. (¿De qué sirvió entonces que partidos se dividieran en torno a esa cuestiones fundamentales, a lo largo de su historia, en todos los países? !Si todo era tan simple!). En cambio, especial atención debe prestarse al que va a ser el teatro de operaciones y para ello es vital proveerse de buenos mapas.

Un escritor boliviano, admirador del Che, no puede dejar señalar algo que quedó en evidencia y que constituye uno de los errores de la empresa del Che (y no el error más importante, como muchos pretenden considerarlo):

La noche del 7 de noviembre, el Che se internó en una zona diferente a la Sierra Maestra, en una región cuyas condiciones naturales eran desfavorables para desarrollar la lucha, puesto que Ñancahuazú, a diferencia de la Sierra Maestra, presentaba cadenas montañosas áridas y riscosas; terrenos desprovistos de árboles frutales y escasos en fauna; ríos caudalosos y senderos que se podían vencer sólo machete en mano; climas sofocantes en verano y fríos y lluviosos en invierno. Es decir, la supervivencia en esta zona del sudeste boliviano se tornaba en una verdadera odisea. Además, la Sierra Maestra, donde antes combatió el Che junto a Fidel Castro, era una región económicamente activa, que permitió al Movimiento 26 de Julio formar una red de colaboradores entre los líderes del lugar. En Ñancahuazú, en cambio, aparte de existir regiones que no figuraban en los mapas oficiales, los pobladores actuarían como auténticos soplones.
(Víctor Montoya, Pasajes y personajes de la guerrilla de Ñancahuazú, en elortiba.org)
Con respecto a la importancia de la teoría, Lenin enseñó una cosa muy distinta:

"Sin teoría revolucionaria no puede haber tampoco movimiento revolucionario... Sólo un partido dirigido por una teoría de vanguardia puede cumplir su misión de combatiente de vanguardia"
Cuando se habla de fusión del socialismo con el movimiento obrero, el marxismo se hace referencia a la aplicación de la teoría marxista a la realidad concreta de cada país, a la formación del partido de la clase obrera, a la elaboración del programa y la línea general de la revolución proletaria, a la organización y movilización de la clase obrera bajo la dirección del partido.

Los anticuados marxista-leninistas todavía creemos en esas viejas teorías.

Regresando a lo que dijo Hoxha: el Che fue “víctima de sus propios puntos de vista”: Cualquiera que conozca la teoría castrista y lea el Diario de Bolivia y las memorias de Pombo sobre el 8 de octubre de 1967 no puede sacar otra conclusión. Cuando a Fidel Castro, le preguntaron en 1987, sobre la actitud de Cuba en relación con la aventura del Che en Bolivia, su respuesta guardó consonancia con la teoría expuesta por el Che:

“¿Qué podíamos haber hecho? ¿Enviar un batallón, una compañía, un ejército regular? Las leyes de la guerra de guerrillas son diferentes, todo depende de lo que la propia unidad guerrillera hace”.
(Miná, Gianni, Un encuentro con Fidel, 1987).
Resumen de lo anterior: todo depende de la unidad guerrillera, autónoma y autosuficiente; todo gira en torno a ella. En su escrito sobre la guerra de guerrillas, el Che enfatiza esa característica de la unidad guerrillera, considerándola una virtud y un principio.
Razion
Razion
Moderador/a
Moderador/a

Cantidad de envíos : 7222
Reputación : 7672
Fecha de inscripción : 29/09/2011

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Razion el Jue Ago 29, 2013 4:28 pm

Incluyo el siguiente texto (incluye partes citadas del libro de 1960, pero aborda tal vez temas más políticos y deja en claro el carácter de la guerra de guerrillas)

Che Guevara escribió:Guerra de guerrillas: un método

(Ernesto "Che" Guevara, septiembre de 1963)
La guerra de guerrillas ha sido utilizada innúmeras veces en la historia en condiciones diferentes y persiguiendo distintos fines. Ultimamente ha sido usada en diversas guerras populares de liberación donde la vanguardia del pueblo eligió el camino de la lucha armada irregular contra enemigos de mayor potencial bélico. Asia, Africa y América han sido escenario de estas acciones cuando se trataba de lograr el poder en lucha contra la explotación feudal, neocolonial o colonial. En Europa se la empleó como complemento de los ejércitos regulares propios o aliados.
En América se ha recurrido a la guerra de guerrillas en diversas oportunidades. Como antecedente mediato más cercano puede anotarse la experiencia de César Augusto Sandino, luchando contra las fuerzas expedicionarias yanquis en la Segovia nicarangüense. Y, recientemente, la guerra revolucionaria de Cuba. A partir de entonces, en América se han planteado los problemas de la guerra de guerrillas en las discusiones teóricas de los partidos progresistas del continente y la posibilidad y conveniencia de su utilización es materia de polémicas encontradas.
Estas notas tratarán de expresar nuestras ideas sobre la guerra de guerrillas y cuál sería su utilización correcta. Ante todo hay que precisar que esta modalidad de lucha es un método; un método para lograr un fin. Ese fin, indispensable, ineludible para todo revolucionario, es la conquista del poder político. Por tanto, en los análisis de las situaciones específicas de los distintos países de América, debe emplearse el concepto de guerrilla reducido a la simple categoría de método de lucha para lograr aquel fin. Casi inmediatamente surge la pregunta: ¿El método de la guerra de guerrillas es la fórmula única para la toma del poder en la América entera? ¿o será, en todo caso, la forma predominante?; o, simplemente, ¿será una fórmula más entre todas las usadas para la lucha? y, en último extremo se preguntan, ¿será aplicable a otras realidades continentales el ejemplo de Cuba? Por el camino de la polémica, suele criticarse a aquellos que quieren hacer la guerra de guerrillas, aduciendo que se olvidan de la lucha de masas, casi como si fueran métodos contrapuntos. Nosotros rechazamos el concepto que encierra esa posición; la guerra de guerrillas es una guerra del pueblo, es una lucha de masas. Pretender realizar este tipo de guerra sin el apoyo de la población, es el preludio de un desastre inevitable. La guerrilla es la vanguardia combativa del pueblo, situada en un lugar determinado de algún territorio dado, armada, dispuesta a desarrollar una serie de acciones bélicas tendientes al único fin estratégico posible: la toma del poder. Está apoyada por las masas campesinas y obreras de la zona y de todo el territorio de que se trate. Sin esas premisas no se puede admitir la guerra de guerrillas.
"En nuestra situación americana, consideramos que tres aportaciones fundamentales hizo la Revolución Cubana a la mecánica de los movimientos revolucionarios en América; son ellas: Primero: las fuerzas populares pueden ganar una guerra contra el ejército. Segundo: no siempre hay que esperar a que se den todas las condiciones para la revolución; el foco insurreccional puede crearlas. Tercero: en la América subdesarrollada, el terreno de la lucha armada debe ser fundamentalmente el campo". (La Guerra de Guerrillas ).
Tales son las aportaciones para el desarrollo de la lucha revolucionaria en América, y pueden aplicarse a cualquiera de los países de nuestro continente en los cuales se vaya a desarrollar una guerra de guerrillas.
La Segunda Declaración de La Habana señala: "En nuestros países se juntan las circunstancias de una industria subdesarrollada con un régimen agrario de carácter feudal. Es por eso que, con todo lo duras que son las condiciones de vida de los obreros urbanos, la población rural vive aún en las más horribles condiciones de opresión y explotación; pero es también, salvo excepciones, el sector absolutamente mayoritario, en proporciones que a veces sobrepasan el setenta por ciento de las poblaciones latinoamericanas.
"Descontando los terratenientes, que muchas veces residen en las ciudades, el resto de esa gran masa libra su sustento trabajando como peones en las haciendas por salarios misérrimos, o labran la tierra en condiciones de explotación que nada tienen que envidiar a la Edad Media. Estas circunstancias son las que determinan que en América Latina la población pobre del campo constituya una tremenda fuerza revolucionaria potencial.

"Los ejércitos, estructurados y equipados para la guerra convencional, que son la fuerza en que se sustenta el poder de las clases explotadoras, cuando tienen que enfrentarse a la lucha irregular de los campesinos en el escenario natural de éstos, resultan absolutamente impotentes; pierden diez hombres por cada combatiente revolucionario que cae, y la desmoralización cunde rápidamente en ellos al tener que enfrentarse a un enemigo invisible e invencible que no les ofrece ocasión de lucir sus tácticas de academia y sus fanfarrias de guerra, de las que tanto alarde hacen para reprimir a los obreros y a los estudiantes en las ciudades.
"La lucha inicial de reducidos núcleos combatientes se nutre incesantemente de nuevas fuerzas, el movimiento de masas comienza a desatarse, el viejo orden se resquebraja poco a poco en mil pedazos, y es entonces el momento en que la clase obrera y las masas urbanas deciden la batalla.
"¿Qué es lo que desde el comienzo mismo de la lucha de esos primeros núcleos los hace invencibles, independientemente del número, el poder y los recursos de sus enemigos? El apoyo del pueblo, y con ese apoyo de las masas contarán en grado cada vez mayor.
"Pero el campesino es una clase que, por el estado de incultura en que lo mantienen y el aislamiento en que vive, necesita la dirección revolucionaria y política de la clase obrera y los intelectuales revolucionarios sin la cual no podría por sí sola lanzarse a la lucha y conquistar la victoria.
"En las actuales condiciones históricas de América Latina, la burguesía nacional no puede encabezar la lucha antifeudal y antiimperialista. La experiencia demuestra que en nuestras naciones esa clase, aun cuando sus intereses son contradictorios con los del imperialismo yanqui, ha sido incapaz de enfrentarse a éste, paralizada por el miedo a la revolución social y asustada por el clamor de las masas explotadas".
Completando el alcance de estas afirmaciones que constituyen el nudo de la declaración revolucionaria de América, la Segunda Declaración de La Habana expresa en otros párrafos lo siguiente: "Las condiciones subjetivas de cada país, es decir, el factor conciencia, organización, dirección, puede acelerar o retrasar la revolución, según su mayor o menor grado de desarrollo; pero tarde o temprano en cada época histórica, cuando las condiciones objetivas maduran, la conciencia se adquiere, la organización se logra, la dirección surge y la revolución se produce.
"Que ésta tenga lugar por cauces pacíficos o nazca al mundo después de un parto doloroso, no depende de los revolucionarios, depende de las fuerzas reaccionarias de la vieja sociedad, que se resisten a dejar nacer la sociedad nueva que es engendrada por las contradicciones que lleva en su seno la vieja sociedad. La resolución es en la historia como el médico que asiste al nacimiento de una nueva vida. No usa sin necesidad los aparatos de fuerza, pero los usa sin vacilaciones cada vez que sea necesario para ayudar al parto. Parto que trae a las masas esclavizadas y explotadas la esperanza de una vida mejor.
"En muchos países de América Latina la revolución es hoy inevitable. Ese hecho no lo determina la voluntad de nadie. Está determinado por las espantosas condiciones de explotación en que vive el hombre americano el desarrollo de la conciencia revolucionaria de las masas, la crisis mundial del imperialismo y el movimiento universal de lucha de los pueblos subyugados".
Partiremos de estas bases para el análisis de toda la cuestión guerrillera en América. Establecimos que es un método de lucha para obtener un fin. Lo que interesa, primero, es analizar el fin y ver si se puede lograr la conquista del poder de otra manera que por la lucha armada, aquí en América.
La lucha pacífica puede llevarse a cabo mediante movimientos de masas y obligar -en situaciones especiales de crisis- a ceder a los gobiernos ocupando eventualmente el poder las fuerzas populares que establecerían la dictadura proletaria. Correcto teóricamente. Al analizar lo anterior en el panorama de América, tenemos que llegar a las siguientes conclusiones: En este continente existen en general condiciones objetivas que impulsan a las masas a acciones violentas contra los gobiernos burgueses y terratenientes, existen crisis de poder en muchos otros países y algunas condiciones subjetivas también. Claro está que, en los países en que todas las condiciones estén dadas, sería hasta criminal no actuar para la toma del poder. En aquellos otros en que esto no ocurre es lícito que aparezcan distintas alternativas y que de la discusión teórica surja la decisión aplicable a cada país. Lo único que la historia no admite es que los analistas y ejecutores de la política del proletariado se equivoquen. Nadie puede solicitar el cargo de partido de vanguardia como un diploma oficial dado por la universidad. Ser partido de vanguardia es estar al frente de la clase obrera en la lucha por la toma del poder, saber guiarla a su captura, conducirla por los atajos, incluso. Esa es la misión de nuestros partidos revolucionarios y el análisis debe ser profundo y exhaustivo para que no haya equivocación.
Hoy por hoy, se ve en América un estado de equilibrio inestable entre la dictadura oligárquica y la presión popular. La denominamos con la palabra oligárquica pretendiendo definir la alianza reaccionaria entre las burguesías de cada país y sus clases de terratenientes, con mayor o menor preponderancia de las estructuras feudales. Estas dictaduras transcurren dentro de ciertos marcos de legalidad que se adjudicaron ellas mismas para su mejor trabajo durante todo el período irrestricto de dominación de clase, pero pasamos por una etapa en que las presiones populares son muy fuertes; están llamando a las puertas de la legalidad burguesa y ésta debe ser violada por sus propios autores para detener el impulso de las masas. Sólo que las violaciones descaradas, contrarias a toda legislación preestablecida -o la legislación establecida a posteriori para santificar el hecho-, ponen en mayor tensión a las fuerzas del pueblo. Por ello, la dictadura oligárquica trata de utilizar los viejos ordenamientos legales para cambiar la constitucionalidad y ahogar más al proletariado, sin que el choque sea frontal.
No obstante, aquí es donde se produce la contradicción. El pueblo ya no soporta las antiguas y, menos aún, las nuevas medidas coercitivas establecidas por la dictadura, y trata de romperlas. No debemos de olvidar nunca el carácter clasista, autoritario y restrictivo del estado burgués. Lenin se refiere a él así: "El estado es producto y manifestación de carácter irreconciliable de las contradicciones de clase. El estado surge en el sitio, en el momento y en el grado en que las contradicciones de clase no pueden, objetivamente, conciliarse. Y viceversa: la existencia del estado demuestra que las contradicciones de clase son irreconciliables". (El Estado y la Revolución. )
Es decir, no debemos admitir que la palabra democracia, utilizada en forma apologética para representar la dictadura de las clases exportadoras pierda su profundidad de concepto y adquiera el de ciertas libertades más o menos óptimas dadas al ciudadano. Luchar solamente por conseguir la restauración de cierta legalidad burguesa sin plantearse, en cambio, el problema del poder revolucionario, es luchar por retornar a cierto orden dictatorial preestablecido por las clases sociales dominantes: es, en todo caso, luchar por el establecimiento de unos grilletes que tengan en su punta una bola menos pesada para el presidiario. En estas condiciones de conflicto, la oligarquía rompe sus propios contratos, su propia apariencia de "democracia" y ataca al pueblo, aunque siempre trate de utilizar los métodos de la superestructura que ha formado para la opresión. Se vuelve a plantear en ese momento el dilema: ¿Qué hacer? Nosotros contestamos: La violencia no es patrimonio de los explotadores, la pueden usar los explotados y, más aún, la deben usar en su momento. Martí decía: "Es criminal quien promueve en un país la guerra que se le puede evitar; y quien deja de promover la guerra inevitable".
Lenin, por otra parte, expresaba: "La social-democracia no ha mirado nunca ni mira la guerra desde un punto de vista sentimental. Condena en absoluto la guerra como recurso feroz para dilucidar las diferencias entre los hombres, pero sabe que las guerras son inevitables mientras la sociedad esté dividida en clases, mientras exista la explotación del hombre por el hombre. Y para acabar con esa explotación no podremos prescindir de la guerra, que empiezan siempre y en todos los sitios las propias clases explotadoras, dominantes y opresoras". Esto lo decía en el año 1905; después, en "El programa militar de la revolución proletaria", analizando profundamente el carácter de la lucha de clases, afirmaba: "Quien admita la lucha de clases no puede menos que admitir las guerras civiles, que en toda sociedad de clases representan la continuación, el desarrollo y el recrudecimiento -naturales y en determinadas circunstancias inevitables- de la lucha de clases. Todas las grandes revoluciones lo confirman. Negar las guerras civiles u olvidarlas sería caer en un oportunismo extremo y renegar de la revolución socialista".
Es decir, no debemos temer a la violencia, la partera de las sociedades nuevas; sólo que esa violencia debe desatarse exactamente en el momento preciso en que los conductores del pueblo hayan encontrado las circunstancias más favorables.
¿Cuáles serán éstas? Dependen, en lo subjetivo, de dos factores que se complementan y que a su vez se van profundizando en el transcurso de la lucha: la conciencia de la necesidad del cambio y la certeza de la posibilidad de este cambio revolucionario; los que, unidos a las condiciones objetivas -que son grandemente favorables en casi toda América para el desarrollo de la lucha-, a la firmeza en la voluntad de lograrlo y a las nuevas correlaciones de fuerzas en el mundo, condicionan un modo de actuar.
Por lejanos que estén los países socialistas, siempre se hará sentir su influencia bienhechora sobre los pueblos en lucha, y su ejemplo educador les dará más fuerza. Fidel Castro decía el último 26 de julio: "Y el deber de los revolucionarios, sobre todo en este instante, es saber percibir, saber captar los cambios de correlación de fuerzas que han tenido lugar en el mundo, y comprender que ese cambio facilita la lucha de los pueblos. El deber de los revolucionarios, de los revolucionarios latinoamericanos, no está en esperar que el cambio de correlación de fuerzas produzca el milagro de las revoluciones sociales en América Latina, sino aprovechar cabalmente todo lo que favorece al movimiento revolucionario ese cambio de correlación de fuerzas íy hacer las revoluciones!".
Hay quienes dicen "admitamos la guerra revolucionaria como el medio adecuado, en ciertos casos específicos, para llegar a la toma del poder político; ¿de dónde sacamos los grandes conductores, los Fidel Castro que nos lleven al triunfo?". Fidel Castro, como todo ser humano, es un producto de la historia. Los jefes militares y políticos, que dirijan las luchas insurreccionales en América, unidos, si fuera posible, en una sola persona, aprenderán el arte de la guerra en el ejercicio de la guerra misma. No hay oficio ni profesión que se pueda aprender solamente en los libros de texto. La lucha, en este caso, es la gran maestra.
Claro que no será sencilla la tarea ni exenta de graves amenazas en todo su transcurso. Durante el desarrollo de la lucha armada aparecen dos momentos de extremo peligro para el futuro de la revolución. El primero de ellos surge en la etapa preparatoria y la forma en que se resuelva da la medida de la decisión de lucha y claridad de fines que tengan las fuerzas populares. Cuando el estado burgués avanza contra las posiciones del pueblo, evidentemente tiene que producirse un proceso de defensa contra el enemigo que, en ese momento de superioridad, ataca. Si ya se han desarrollado las condiciones objetivas y subjetivas mínimas, la defensa debe ser armada, pero de tal tipo que no se conviertan las fuerzas populares en meros receptores de los golpes del enemigo; no dejar tampoco que el escenario de la defensa armada simplemente se transforme en un refugio extremo de los perseguidos. La guerrilla, movimiento defensivo del pueblo en un momento dado, lleva en sí, y constantemente debe desarrollarla, su capacidad de ataque sobre el enemigo. Esta capacidad es la que va determinando con el tiempo su carácter de catalizador de las fuerzas populares. Vale decir, la guerrilla no es autodefensa pasiva, es defensa con ataque y, desde el momento en que se plantea como tal, tiene como perspectiva final la conquista del poder político.
Este momento es importante. En los procesos sociales la diferencia entre violencia y no violencia no puede medirse por las cantidades de tiros intercambiados; responde a situaciones concretas y fluctuantes. Y hay que saber ver el instante en que las fuerzas populares, conscientes de su debilidad relativa, pero al mismo tiempo de su fuerza estratégica, deben obligar al enemigo a que dé los pasos necesarios para que la situación no retroceda. Hay que violentar el equilibrio dictadura oligárquica-presión popular. La dictadura trata constantemente de ejercerse sin el uso aparatoso de la fuerza; el obligar a presentarse sin disfraz, es decir, en su aspecto verdadero de dictadura violenta de las clases reaccionarias, contribuirá a su desenmascaramiento lo que profundizará la lucha hasta extremos tales que ya no se pueda regresar. De cómo cumplan su función las fuerzas del pueblo abocadas a la tarea de obligar a definiciones a la dictadura -retroceder o desencadenar la lucha-, depende el comienzo firme de una acción armada de largo alcance.
Sortear el otro momento peligroso depende del poder del desarrollo ascendente que tengan las fuerzas populares. Marx recomendaba siempre que una vez comenzado el proceso revolucionario, el proletariado tenía que golpear y golpear sin descanso. Revolución que no se profundice constantemente es revolución que regresa. Los combatientes, cansados, empiezan a perder la fe y puede fructificar entonces alguna de las maniobras a que la burguesía nos tiene tan acostumbrados. Estas pueden ser elecciones con la entrega del poder a otro señor de voz más meliflua y cara más angelical que el dictador de turno, o un golpe dado por los reaccionarios, encabezados, en general, por el ejército y apoyándose, directa o indirectamente, en las fuerzas progresistas. Caben otras, pero no es nuestra intención analizar estratagemas tácticas. Llamamos la atención principalmente sobre la maniobra del golpe militar apuntada arriba. ¿Qué pueden dar los militares a la verdadera democracia? ¿Qué lealtad se les puede pedir si son meros instrumentos de dominación de las clases reaccionarias y de los monopolios imperialistas y como casta, que vale en razón de las armas que posee, aspiran solamente a mantener sus prerrogativas?
Cuando, en situaciones difíciles para los opresores, conspiren los militares y derroquen a un dictador, de hecho vencido, hay que suponer que lo hacen porque aquél no es capaz de preservar sus prerrogativas de clase sin violencia extrema, cosa que, en general, no conviene en los momentos actuales a los intereses de las oligarquías. Esta afirmación no significa, de ningún modo, que se deseche la utilización de los militares como luchadores individuales, separados del medio social en que han actuado y, de hecho, rebelados contra él. Y esta utilización debe hacerse en el marco de la dirección revolucionaria a la que pertenecerán como luchadores y no como representantes de una casta.
En tiempos ya lejanos, en el prefacio de la tercera edición de "La guerra civil en Francia", Engels decía: "Los obreros, después de cada revolución, estaban armados; por eso, el desarme de los obreros era el primer mandamiento de los burgueses que se hallaban al frente del estado. De ahí que, después de cada revolución ganada por los obreros, se llevara a cabo una nueva lucha que acababa con la derrota de éstos..." (cita de Lenin, El Estado y la Revolución.)
Este juego de luchas continuas en que se logra un cambio formal de cualquier tipo y se retrocede estratégicamente, se ha repetido durante decenas de años en el mundo capitalista. Peor aún, el engaño permanente al proletariado en este aspecto lleva más de un siglo de producirse periódicamente. Es peligro o también que, llevados por el deseo de mantener durante algún tiempo condiciones más favorables para la acción revolucionaria mediante el uso de ciertos aspectos de la legalidad burguesa, los dirigentes de los partidos progresistas confundan los términos, cosa que es muy común en el curso de la acción, y se olviden del objetivo estratégico definitivo: la toma del poder.
Estos dos momentos difíciles de la revolución, que hemos analizado someramente, se obvian cuando los partidos dirigentes marxistas-leninistas son capaces de ver claro las implicaciones del momento y de movilizar las masas al máximo, llevándolas por el camino justo de la resolución de las contradicciones fundamentales.
En el desarrollo del tema hemos supuesto que eventualmente se aceptará la idea de la lucha armada y también la fórmula de la guerra de guerrillas como método de combate. ¿Por qué estimamos que, en las condiciones actuales de América, la guerra de guerrillas es la vía correcta? Hay argumentos fundamentales que, en nuestro concepto, determinan la necesidad de la acción guerrillera en América como eje central de la lucha.
Primero: aceptando como verdad que el enemigo luchará por mantenerse en el poder, hay que pensar en la destrucción del ejército opresor; para destruirlo hay que oponerle un ejército popular enfrente. Ese ejército no nace espontáneamente, tiene que armarse en el arsenal que brinda su enemigo, y esto condiciona una lucha dura y muy larga, en la que las fuerzas populares y sus dirigentes estarían expuestos siempre al ataque de fuerzas superiores sin adecuadas condiciones de defensa y maniobrabilidad.
En cambio, el núcleo guerrillero, asentado en terrenos favorables a la lucha, garantiza la seguridad y permanencia del mando revolucionario. Las fuerzas urbanas, dirigidas desde el estado mayor del ejército del pueblo, pueden realizar acciones de incalculable importancia. La eventual destrucción de estos grupos no haría morir el alma de la revolución, su jefatura, que, desde la fortaleza rural, seguiría catalizando el espíritu revolucionario de las masas y organizando nuevas fuerzas para otras batallas.
Además, en esta zona comienza la estructuración del futuro aparato estatal encargado de dirigir eficientemente la dictadura de clase durante todo el período de transición. Cuanto más larga sea la lucha, más grandes y complejos serán los problemas administrativos y en su solución se entrenarán los cuadros para la difícil tarea de la consolidación del poder y el desarrollo económico, en una etapa futura.
Segundo: La situación general del campesinado latinoamericano y el carácter cada vez más explosivo de su lucha contra las estructuras feudales, en el marco de una situación social de alianza entre explotadores locales y extranjeros.
Volviendo a la Segunda Declaración de La Habana: "Los pueblos de América se liberaron del coloniaje español a principios del siglo pasado, pero no se liberaron de la explotación. Los terratenientes feudales asumieron la autoridad de los gobernantes españoles, los indios continuaron en penosa servidumbre, el hombre latinoamericano en una u otra forma siguió esclavo y las mínimas esperanzas de los pueblos sucumbieron bajo el poder de las oligarquías y la coyunda del capital extranjero. Esta ha sido la verdad de América, con uno u otro matiz, con alguna que otra variante. Hoy América Latina yace bajo un imperialismo mucho más feroz, mucho más poderoso y más despiadado que el imperialismo colonial español.
"Y ante la realidad objetiva e históricamente inexorable de la revolución latinoamericana, ¿cuál es la actitud del imperialismo yanqui? Disponerse a librar una guerra colonial con los pueblos de América Latina; crear el aparato de fuerza, los pretextos políticos y los instrumentos pseudo legales suscritos con los representantes de las oligarquías reaccionarias para reprimir a sangre y fuego la lucha de los pueblos latinoamericanos".
Esta situación objetiva nos muestra la fuerza que duerme, desaprovechada, en nuestros campesinos y la necesidad de utilizarla para la liberación de América.
Tercero: El carácter continental de la lucha. ¿Podría concebirse esta nueva etapa de la emancipación de América como el cotejo de dos fuerzas locales luchando por el poder en un territorio dado? Difícilmente. La lucha será a muerte entre todas las fuerzas populares y todas las fuerzas de represión. Los párrafos arriba citados también lo predicen. Los yanquis intervendrán por solidaridad de intereses y porque la lucha en América es decisiva. De hecho, ya intervienen en la preparación de las fuerzas represivas y la organización de un aparato continental de lucha. Pero, de ahora en adelante, lo harán con todas sus energías; castigarán a las fuerzas populares con todas las armas de destrucción a su alcance; no dejarán consolidarse al poder revolucionario y, si alguno llegara a hacerlo, volverán a atacar, no lo reconocerán, tratarán de dividir las fuerzas revolucionarias, introducirán saboteadores de todo tipo, crearán problemas fronterizos, lanzarán a otros estados reaccionarios en su contra, intentarán ahogar económicamente al nuevo estado, aniquilarlo, en una palabra.
Dado este panorama americano, se hace difícil que la victoria se logre y consolide en un país aislado. A la unión de las fuerzas represivas debe contestarse con la unión de las fuerzas populares. En todos los países en que la opresión llegue a niveles insostenibles, debe alzarse la bandera de la rebelión, y esta bandera tendrá, por necesidad histórica, caracteres continentales. La cordillera de los Andes está llamada a ser la Sierra Maestra de América, como dijera Fidel, y todos los inmensos territorios que abarca este continente están llamados a ser escenarios de la lucha a muerte contra el poder imperialista.
No podemos decir cuándo alcanzará estas características continentales, ni cuánto tiempo durará la lucha, pero podemos predecir su advenimiento y su triunfo, porque es resultado de circunstancias históricas, económicas y políticas inevitables y su rumbo no se puede torcer. Iniciarla cuando las condiciones estén dadas, independientemente de la situación de otros países, es la tarea de la fuerza revolucionaria en cada país. El desarrollo de la lucha irá condicionando la estrategia general; la predicción sobre el carácter continental es fruto del análisis de las fuerzas de cada contendiente, pero esto no excluye, ni mucho menos, el estallido independiente. Así como la iniciación de la lucha en un punto de un país está destinada a desarrollarla en todo su ámbito, la iniciación de la guerra revolucionaria contribuye a desarrollar nuevas condiciones en los países vecinos.
Las negritas son mías, el texto no está completo citado. http://pendientedemigracion.ucm.es/info/bas/utopia/html/che20.htm
http://www.nahuelmoreno.org/pdf/guevara/guevara6.pdf

Primero, vuelvo a hacer referencia a que el Che no negaba el papel del Partido revolucionario. Se muy bien que los compañeros Thiago y Dzerjinskii no se refieren a lo escrito, sino a lo que ocurrió en la práctica. A pesar de que considero errónea la ida del Che a Bolivia, no puedo dejar de señalar que el asesinato del Che no significo el desmantelamiento del ELN, siguió combatiendo y mutó en otras organizaciones convirtiéndose en parte de la experiencia de la lucha de clases boliviana; que este tuvo más apoyo de los mineros que campesinos también es un hecho. Si nos fijamos en lo escrito por el Che, el indudablemente se refiere a las tareas democráticas pendientes en los países latinoamericanos y que estas deben ser fuerza de tracción para los campesinos, pero que la lucha debe estar dirigida por la vanguardia proletaria, y su programa debe superar el programa democrático burgués. Considero erróneo que haya ido a Bolivia, como decía, precisamente porque allí, los golpistas no habían derogado la reforma agraria impulsada por el MNR, pero Guevara, no fue a ciegas ni mucho menos ¿Acaso el Partido Comunista Boliviano no tuvo ningún papel? Guevara no era necesario para la guerrilla que se intentaba impulsar, Cuba debería haberse limitado a un apoyo solidario a una guerrilla formada por los Bolivianos, pero el problema residía en el tipo de Partido que buscaba dirigir esa guerrilla. La ruptura con el PCB, significó el aislamiento, la guerrilla no había sido planificada ni a espaldas ni por fuera del PCB. A las FARC y al FPMR les pasó algo similar, con la diferencia que contaron por lo menos con el impulso del Partido por más tiempo.
La lucha guerrillera en América Latina, como bien indica el Che, no la inicia ni él ni los cubanos. La experiencia triunfante cubana, y su viraje al socialismo, mostró que se podría derrotar a los ejércitos imperialista en las narices del imperialismo yanqui. Pero, no por Guevara, se lanzan "jóvenes pequeñoburgueses a la lucha armada" sino que constituía una tradición de las formas de lucha de latinoamérica, parte de la experiencia de la lucha de clases. Ésta sin embargo, estaba orientada principalmente a resolver las tareas democráticas y nacionales, a romper con el imperialismo y con los resabios feudales. Guiarlas hacia el socialismo, es lo que hacen los revolucionarios que había dentro del M-26, y mostrar que es posible convertir la lucha nacional en lucha revolucionaria por el socialismo también. Esto si se quiere es a lo que más apunta Guevara en diferentes textos, continuando con una línea propia del leninismo.

Thiago escribió:En la teoría castrista-guevarista, el partido del proletariado, el partido marxista-leninista, no existe por ningún lado; su lugar está ocupado por una vanguardia político-militar. El partido sólo aparece después del triunfo de la revolución, hasta entonces es la pequeña vanguardia móvil, guerrillera, la que encabeza la lucha revolucionaria.

El rechazo a todo lo que sea teórico o ideológico-político es evidente en la teoría castrista-guevarista de la revolución. Es la sumisión al espontaneísmo más ramplón. Ahí no interesa la consciencia socialista en la clase obrera, el análisis marxista de la formación social, el estudio de las contradicciones, la formulación de la estrategia y la táctica de la revolución en cada país, etc. Para la teoría del foco guerrillero esos problemas no existen: se puede ir a cualquier país, y en cuestión de pocos meses informarse sobre las notas más saltantes de la historia, la economía, la situación política, la demografía y la geografía, para “conocer” el escenario. (¿De qué sirvió entonces que partidos se dividieran en torno a esa cuestiones fundamentales, a lo largo de su historia, en todos los países? !Si todo era tan simple!). En cambio, especial atención debe prestarse al que va a ser el teatro de operaciones y para ello es vital proveerse de buenos mapas.
Sinceramente creo que esto es una reducción de lo dicho y hecho por Guevara. No creo que existiera ni de cerca el rechazo a lo que sea teórico o ideológico. El aporte a la construcción del socialismo en Cuba por parte de Guevara (las discusiones mantenidas, los textos y discursos producidos) fácilmente verifica lo que digo, sino se vuelve a considerar "la guerrilla" lo único a tener en cuenta. Por otra parte no considero que exista una teoría castrista-guevarista de la revolución (si no me equivoco Fidel Castro varias veces se desligó de un papel teórico de su parte) por eso hago extensivo tu comentario a los otros aspectos.


Thiago escribió:Sin embargo, la guerrilla de Salta, Argentina, en 1964, alentada por el Che y Cuba, se inicia casi al mismo tiempo del restablecimiento de la constitucionalidad burguesa con la presidencia de Illia. De igual forma las guerrillas del MIR y el ELN, en el Perú de 1965, inician sus operaciones y son derrotadas el mismo año durante el gobierno constitucional de Belaúnde.
Es cierto, la guerrilla de Oran, de Massetti (Comandante Segundo), fue una experiencia desastrosa, producto de un análisis erróneo y un entusiasmo revolucionario que llevó a anticipaciones innecesarias. Pero, la experiencia del EGP, de Uturuncos (la guerrilla peronista de Taco Ralo, cuyos integrantes provenían del campo popular), etc, sirvieron como acumulación para lo que fue la lucha revolucionaria que se dio años después en Argentina. Fueron experiencias, de sus errores se aprendió, mostrándole a los sectores revolucionarios que errores no cometer, y no por el contrario desanimándolos para la lucha. En el caso de Uturuncos, se convirtieron en bandera y motivaron la irrupción de organizaciones guerrilleras de origen obrero peronista de distinto tipo.

Hoxha escribió:Esa corriente está desacreditando las tesis sobre la insurrección armada. ¡Qué graves perjuicios ocasiona a la revolución! Con la muerte de Che Guevara, las masas sencillas infectadas de las influencias que ejercen sobre ellas las concepciones anarquistas pensarán que ¡ya no hay quien las dirija para liberarse! O bien puede surgir un nuevo grupo de personas como el de Che Guevara y echarse a las montañas “para hacer la revolución”. Es posible que las masas que esperan mucho de ellas, ansiosas de luchar contra la burguesía, se dejen engañar y les sigan. Y entonces ¿qué ocurriría? Ocurriría lo que para nosotros es evidente. Dado que esas personas no constituyen la vanguardia de la clase obrera ni se guían por los luminosos principios del marxismo-leninismo, se encontrarán con la incomprensión de las amplias masas y tarde o temprano fracasarán, pero junto con ello se desacreditará ante las masas la verdadera lucha, la lucha armada, porque éstas la mirarán con desconfianza. Debemos preparar a las masas política e ideológicamente y convencerlas por medio de su experiencia práctica. Por todas estas razones afirmamos que la teoría frenante y reaccionaria que se propaga por América Latina sobre la revolución es un engendro del revisionismo moderno y debe ser desenmascarada por los marxista-leninistas.
Vuelvo a lo mencionado anteriormente, a juzgar por lo acontecido en América Latina, el fracaso de algunas experiencias, no desalentó, sino que motivó el desarrollo de formas de lucha superadoras aprendiendo de los errores de las anteriores. El PRT, que se denominaba guevarista, estuvo lejos de ser el EGP de Massetti. El FSLN tampoco fue el sandinismo de los 30, o las guerrillas liberales colombianas no fueron lo mismo que las FARC. De la misma forma que el pensamiento nacional revolucionario se fue ligando cada vez más, muchas veces incluso hasta asumirlo, con el marxismo leninismo.


Hoxha escribió:Hemos defendido la revolución cubana porque estaba dirigida contra el imperialismo norteamericano. Como marxistas-leninistas, detengámonos un momento para analizar esta revolución y las ideas que la inspiraron. La revolución cubana no se inició sobre la base del marxismo-leninismo ni se desarrolló según las leyes de la revolución proletaria, por las cuales se rige un partido marxista-leninista. Tampoco después de la liberación del país, Castro se encauzó por el camino marxista-leninista, sino que por el contrario, continuó inspirándose en las ideas liberales. Es un hecho, y nadie puede negarlo, que los integrantes de esta revolución empuñaron las armas y ganaron las montañas, pero también es un hecho incontestable que no lucharon como marxistas-leninistas. Eran combatientes libertadores que se levantaron en lucha contra la camarilla de Batista y la vencieron, precisamente porque ésta constituía un eslabón débil del capitalismo. Batista era un dócil lacayo del imperialismo que oprimía al pueblo cubano, y éste se levantó en lucha contra esta camarilla y contra el imperialismo yanqui y los derrotó...
Fijémonos en este punto. ¿Un movimiento de liberación nacional, no puede encauzarse a la lucha revolucionaria por el socialismo?¿No fue acaso el M-26 de Julio un movimiento nacionalista revolucionario?¿No hubo cuadros como Guevara que intentaron encauzarlo hacia el socialismo, y que tuvieron éxitos notables haciendo aportes significativos a la construcción socialista?
Hoxha, reconoce su apoyo a Cuba frente al Imperialismo, pero descree del papel de los marxistas leninistas dentro del M-26, entre ellos de Guevara.

Informe de la comisión sobre los problemas nacional y colonial escribió:(...) Es indudable que todo movimiento nacional puede ser sólo democrático-burgués, pues la masa fundamental de la población en los países atrasados está compuesta de campesinos, que representan las relaciones burguesas y capitalistas. Sería utópico pensar que los partidos proletarios, si es que en general pueden surgir en estos países atrasados, puedan aplicar una táctica y una política comunistas sin mantener determinadas relaciones con el movimiento campesino y sin apoyarlo en los hechos. Pero aquí se ha objetado que si hablamos de movimiento democrático-burgués, se borrará toda diferencia entre el movimiento reformista y el revolucionario. Sin embargo, esta diferencia se ha manifestado con toda claridad en el último tiempo en los países atrasados y coloniales, pues la burguesía imperialista trata con todas sus fuerzas de introducir también entre los pueblos oprimidos el movimiento reformista. Entre la burguesía de los países explotadores y la de las colonias se ha producido cierto acercamiento, de modo que muy a menudo -- tal vez en la mayoría de los casos -- la burguesía de los países oprimidos, aunque apoye los movimientos nacionales, al mismo tiempo lucha de acuerdo con la burguesía imperialista, es decir, juntamente con ella, contra todos los movimientos revolucionarios y contra todas las clases revolucionarias. En la Comisión se ha demostrado esto de modo irrefutable, y hemos considerado que lo único acertado es tomar en consideración esta distinción y sustituir en casi todos los lugares la expresión "democrático-burgués" por la de "nacional-revolucionario". El sentido de esta sustitución consiste en que los comunistas debemos apoyar y apoyaremos los movimientos burgueses de liberación en las colonias sólo cuando estos movimientos sean realmente revolucionarios, cuando sus representantes no nos impidan educar y organizar en el espíritu revolucionario a los campesinos y a las grandes masas de explotados.(...)
A falta de una Internacional, Cuba de apoya en el bloque socialista. Algo criticado por sectores de izquierda, pero ¿que se iba a hacer?

Saludos.
Seguro me quedaron varios aspectos por mencionar y responder, con tiempo seguiré.


------------------------------
No hay Revolución sin Revolucionarios
Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

Jose de San Martín


"Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
Comandante Ernesto "Che" Guevara

"En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
Marcelo Bielsa
Dzerjinskii
Dzerjinskii
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 1801
Reputación : 2245
Fecha de inscripción : 29/04/2010

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Dzerjinskii el Mar Sep 17, 2013 11:37 pm

La discución sobre guevara la seguimos luego ahora le dejo esto al cisañero "sorgue":



Enver Hoxha, “Las superpotencias” Extractos del diario político 1959-1984 Casa Editora «8 Nëntori» Tirana 1986.


LUNES 17 DE ABRIL DE 1961


LOS IMPERIALISTAS AMERICANOS ATACAN CUBA

Hoy, a las 5 de la mañana, americanos y mercenarios cubanos atacaron Cuba. Comenzaron los combates. ¡El heroico pueblo cubano no será vencido!

Salió a la luz lo que son en realidad las viles fanfarronadas de Jruschov de lanzar los misiles. ¡Qué falsa suena la famosa «vía pacífica» para la toma del Poder que predican los revisionistas Jruschov, Gomulka, Togliatti y compañía! La burguesía, no sólo no te entrega el Poder si no se lo arrancas por la fuerza, sino que incluso cuando lo has conquistado de este modo, te ataca para arrebatártelo. Cuba sufrirá, pero la gran traición de los revisionistas, la de Jruschov y sus compañeros, se desenmascarará a los ojos de los pueblos y de los verdaderos comunistas.


(Página 47)


JUEVES 20 DE ABRIL DE 1961

BRILLANTE VICTORIA

Los cubanos triunfaron. El ataque de los imperialistas americanos y de sus mercenarios fue desbaratado, los contrarrevolucionarios han sido liquidados. Esto es lo que declaró hoy Castro.

¡Brillante victoria! Gran triunfo para Cuba, gran triunfo para nosotros y para la revolución en general. Confirmación de la justa línea de nuestro Partido, derrota de la línea oportunista revisionista de Jruschov y compañía, fracaso de la política de genuflexiones, sonrisas y concesiones ante los imperialistas. Fracaso para los imperialistas americanos. Así fracasarán en sus planes éstos, los revisionistas yugoslavos y los monarcofascistas griegos que complotan contra nosotros.

Nuestro pueblo y todos los pueblos revolucionarios no pueden ser vencidos jamás. ¡Los enemigos serán siempre desenmascarados!

¡Bravo por Cuba!

(Página 48)

Platon
Platon
Miembro del Soviet
Miembro del Soviet

Cantidad de envíos : 2354
Reputación : 3479
Fecha de inscripción : 06/02/2012

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Platon el Miér Nov 13, 2013 10:05 pm

"Por lo que sabemos, leyendo las 'teorías' de Castro y de otros como él sobre el partido, la lucha armada, el papel del campesinado y la confianza que el partido debe tener en él, vemos que todas estas 'teorías' suyas no son marxistas en absoluto. Al leer el cuaderno del Che Guevara que fue publicado en Cuba nos hacemos la pregunta: ¿qué clase de marxista puede vivir como un salvaje en la Sierra y organizar el trabajo alejado de las masas ["in secrecy from the masses", en el original en inglés], en quienes no tiene confianza?" (Hoxha, Speeches, Conversations and Articles: 1969-1970, p. 208.)
HastaLaVictoriaSiempre
HastaLaVictoriaSiempre
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 344
Reputación : 371
Fecha de inscripción : 24/07/2013

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por HastaLaVictoriaSiempre el Mar Feb 04, 2014 5:46 am

El marxismo-leninismo nos enseña que sólo dando pasos mesurados y seguros, y únicamente apoyándose con firmeza en los principios de la teoría marxista-leninista y haciendo que las masas adquieran conciencia, es posible conquistar éxitos en la preparación y el desencadenamiento de la insurrección armada y no caer jamás en el aventurerismo.

Esto esta mas que claro, pero creo que el camarada Hoxha no comprende del todo la situación en la que estaban los campesinos Cubanos, muchísimos eran analfabetos, hablarles de materialismo histórico y dialéctica habría sido como hablarles en otro idioma, no se les enseño marxismo-leninismo pero si se les demostró que se podía luchar contra la dictadura, claramente esto si se queda hasta ahí no sirve mucho, pero luego del triunfo de la revolución se hicieron las campañas de alfabetización que todos conocemos, y ahí si se enseño al pueblo sobre marxismo-leninismo, me parece que esto tendría que estar mas que claro, y también me parece importante recalcar el hecho de que el Che aun así a los que luchaban en su columna les daba clases básicas sobre marxismo.
También creo que hay que recordar que el 26 de julio no fue solo lucha en la sierra, estaba el directorio también que dirigía la lucha en el llano, entre las organizaciones que lo formaban estaban el PSP (partido socialista popular) que trato de crear conciencia entre los trabajadores del llano, y hubieron grandes revueltas y batallas también llevadas a cabo en el plano urbano.

sin que el partido marxista-leninista asuma la dirección de esta lucha

Aca tambien hay que entender que el PCB abandono a la guerrilla, El Che estaba consciente de que se iba a necesitar la labor de el partido, y por eso busco desde un principio el apoyo en el PCB, pero como ya dije esto no funciono, el otro partido, maoista, participo en la guerrilla pero la labor de su secretario general también fue un desastre, llevo hombres a la guerrilla que apenas sabían por lo que iban a luchar, muchos terminaron escapando y vendiendo a los guerrilleros, y la organización que realizo el partido tampoco fue muy buena por no decir que fue casi nula.


Yo creo que el Che se apuro, pero me parece que esta mal decir que esto sea consecuencia de una practica revisionista que "trabaja para desacreditar la insurrección armada". Creo que es un error garrafal del Che que llevo a la perdida de gente dispuesta a luchar, pero se debe mas a su personalidad, había acabado de tener un fracaso gigantesco en el Congo, estaba muy desanimado, los que lo rodeaban en esa época dan testimonio de ello, todo esto lo llevo a apurarse por volver a luchar, ignorando algunos factores que fueron los que luego hicieron fracasar la guerrilla boliviana.



En cuanto al análisis que hace Hoxha sobre el castrismo y su influencia en el movimiento obrero estoy de acuerdo, solo en los puntos que marque discrepo.

Tambien estoy de acuerdo con lo que dice el compañero Razion que hay que considerar lo que fueron muchos debates y discursos que se dieron durante los primeros cinco años del triunfo de la revolución cubana para definir con mas claridad al Che, son cruciales.

Saludos

Gbl_13
Gbl_13
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 276
Reputación : 304
Fecha de inscripción : 24/12/2011
Edad : 25
Localización : Uruguay

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Gbl_13 el Mar Feb 04, 2014 6:18 pm

Sin lugar a dudas este es uno de los temas mas frescos que tiene el MCI. Debo decir que soy parte de esa frescura, por lo que hay bastantes cosas que se me escapan. Igualmente, los camaradas han hecho una excelente demostracion del tema.

HastaLaVictoriaSiempre escribió:Esto esta mas que claro, pero creo que el camarada Hoxha no comprende del todo la situación en la que estaban los campesinos Cubanos, muchísimos eran analfabetos, hablarles de materialismo histórico y dialéctica habría sido como hablarles en otro idioma, no se les enseño marxismo-leninismo pero si se les demostró que se podía luchar contra la dictadura...también me parece importante recalcar el hecho de que el Che aun así a los que luchaban en su columna les daba clases básicas sobre marxismo.
También creo que hay que recordar que el 26 de julio no fue solo lucha en la sierra, estaba el directorio también que dirigía la lucha en el llano, entre las organizaciones que lo formaban estaban el PSP (partido socialista popular) que trato de crear conciencia entre los trabajadores del llano, y hubieron grandes revueltas y batallas también llevadas a cabo en el plano urbano.

Creo que si hay algo que Hoxha tenia claro, como decia "Dzerjinskii" "solo pido que se tenga en cuenta que las criticas que hace, las hace un hombre que con un grupo reducido fundo el Partido Comunista Albanes en plena lucha guerrillera contra los ocupantes nazi fascistas, en la montaña, en el monte, quien dirigió tropas y organizo el Frente de Liberación Nacional sin recibir ayuda de nadie, y que cuando en el 44 los anglosajones quisieron meter las narices como en Yugoslavia los hecho a punta de pistola…" [Los puntos suspensivos son parte de la cita] a esto hay que agregarle, que la Albania de los años 40s era un pais con relaciones capitalistas de produccion muy escasamente desarrolladas lo que se plasmaba en el desarrollo politico del pais y de las masas. Cuando se crea el FLN, ni siquiera partidos burgueses habia.
Esto significa, que en ningun momento se dice que sea necesario hablarle de materialismo historico y de dialectica a las masas, simplemente se decia de que habia que trabajar la conciencia de las masas. Algo contrario a lo que se planteaba de que el foco guerrillero por su mera presencia las creaba.
Que Guevara y el foco en exclusiva se encargue de la formacion de los guerrilleros, tambien es parte de caudillismo burgues que se critica, es otra de las expresiones que niega la importancia del partido y sobrestima el militarismo y el papel del foco guerrillero.
Precisamente, el M26/7 supo organizar varios frentes de lucha contando tambien con una amplia experiencia de las masas en la lucha contra contra el regimen opresor de Batista. Esto fue subestimado en varias ocasiones por Guevara y sus seguidores.

HastaLaVictoriaSiempre escribió:Aca tambien hay que entender que el PCB abandono a la guerrilla, El Che estaba consciente de que se iba a necesitar la labor de el partido, y por eso busco desde un principio el apoyo en el PCB, pero como ya dije esto no funciono, el otro partido, maoista, participo en la guerrilla pero la labor de su secretario general también fue un desastre, llevo hombres a la guerrilla que apenas sabían por lo que iban a luchar, muchos terminaron escapando y vendiendo a los guerrilleros, y la organización que realizo el partido tampoco fue muy buena por no decir que fue casi nula.

Yo creo que el Che se apuro, pero me parece que esta mal decir que esto sea consecuencia de una practica revisionista que "trabaja para desacreditar la insurrección armada". Creo que es un error garrafal del Che que llevo a la perdida de gente dispuesta a luchar, pero se debe mas a su personalidad, había acabado de tener un fracaso gigantesco en el Congo, estaba muy desanimado, los que lo rodeaban en esa época dan testimonio de ello, todo esto lo llevo a apurarse por volver a luchar, ignorando algunos factores que fueron los que luego hicieron fracasar la guerrilla boliviana.

En este caso, vos mismo dejas en claro la negacion del papel del partido por parte de Guevara. En la practica demostro que para el, el partido era prescindible. Un error que le costo carisimo.

Quizas no sea culpa del Che, pero muchas organizaciones foquistas como tambien maoistas, si han sabido desacreditar la insurreccion y el trabajo de masas. Cosa que le ha salido muy caro a las organizacioenes que apuntan al trabajo de masas, sino fijemonos en el nefasto papel que ha jugado el EPP en Paraguay.

Por todo este tipo de cosas, es importante borrarnos la imagen del Che leyendario que todo lo podia y todo lo sabia, para quedarse con una imagen mas realista de Guevara con muchos errores, si; pero tambien con grandes aportes de los cuales los M-L nos debemos nutrir.

Saludos.


HastaLaVictoriaSiempre
HastaLaVictoriaSiempre
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 344
Reputación : 371
Fecha de inscripción : 24/07/2013

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por HastaLaVictoriaSiempre el Mar Feb 04, 2014 8:41 pm

Creo que si hay algo que Hoxha tenia claro, como decia "Dzerjinskii" "solo pido que se tenga en cuenta que las criticas que hace, las hace un hombre que con un grupo reducido fundo el Partido Comunista Albanes en plena lucha guerrillera contra los ocupantes nazi fascistas, en la montaña, en el monte, quien dirigió tropas y organizo el Frente de Liberación Nacional sin recibir ayuda de nadie, y que cuando en el 44 los anglosajones quisieron meter las narices como en Yugoslavia los hecho a punta de pistola…" [Los puntos suspensivos son parte de la cita] a esto hay que agregarle, que la Albania de los años 40s era un pais con relaciones capitalistas de produccion muy escasamente desarrolladas lo que se plasmaba en el desarrollo politico del pais y de las masas.

Cierto subestime un poco el análisis de Hoxha en cuanto a esto.

Esto significa, que en ningun momento se dice que sea necesario hablarle de materialismo historico y de dialectica a las masas, simplemente se decia de que habia que trabajar la conciencia de las masas.

Me refería a la revolución Cubana, muchas veces se trabajaba la conciencia de las masas, aunque también tengo que admitir que lamentablemente se dio mas en el llano que en la sierra.

En este caso, vos mismo dejas en claro la negacion del papel del partido por parte de Guevara. En la practica demostro que para el, el partido era prescindible. Un error que le costo carisimo.

Quizas no sea culpa del Che, pero muchas organizaciones foquistas como tambien maoistas, si han sabido desacreditar la insurreccion y el trabajo de masas. Cosa que le ha salido muy caro a las organizacioenes que apuntan al trabajo de masas, sino fijemonos en el nefasto papel que ha jugado el EPP en Paraguay.

Capaz que no me exprese bien, a lo que intente referirme fue a que si, el Che termino continuando la guerrilla aun sabiendo que no tenia el apoyo del PCB que en ese momento era el partido que mas contacto tenia con las masas, pero que esto creo que se debió mas a una cuestión de la personalidad del Che y no a una desviación ideológica total, por su terquedad y ansiedad, pulidas ademas como ya dije por su fracaso en el Congo que lo tuvo muy desencantado, lo cual lo llevo a actuar de una forma bastante dogmática en Bolivia, el sabia que era necesario el partido pero cuando fallo el acuerdo con esto tenia tantas ganas de seguir, tanta euforia que pensó que se podía seguir sin un partido, a pesar de que desde Cuba le advirtieron, lo cual claramente es un error que como dijiste le salio carisimo.

Quizas no sea culpa del Che, pero muchas organizaciones foquistas como tambien maoistas, si han sabido desacreditar la insurreccion y el trabajo de masas. Cosa que le ha salido muy caro a las organizacioenes que apuntan al trabajo de masas, sino fijemonos en el nefasto papel que ha jugado el EPP en Paraguay

En esto concuerdo 100%, mucha gente dejo de creer en la lucha armada y la insurrección por culpa de estos movimientos.

Por todo este tipo de cosas, es importante borrarnos la imagen del Che leyendario que todo lo podia y todo lo sabia, para quedarse con una imagen mas realista de Guevara con muchos errores, si; pero tambien con grandes aportes de los cuales los M-L nos debemos nutrir.

Y denuevo completamente de acuerdo


Saludos compañero!!
HastaLaVictoriaSiempre
HastaLaVictoriaSiempre
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 344
Reputación : 371
Fecha de inscripción : 24/07/2013

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por HastaLaVictoriaSiempre el Mar Feb 04, 2014 8:47 pm

Creo que si hay algo que Hoxha tenia claro, como decia "Dzerjinskii" "solo pido que se tenga en cuenta que las criticas que hace, las hace un hombre que con un grupo reducido fundo el Partido Comunista Albanes en plena lucha guerrillera contra los ocupantes nazi fascistas, en la montaña, en el monte, quien dirigió tropas y organizo el Frente de Liberación Nacional sin recibir ayuda de nadie, y que cuando en el 44 los anglosajones quisieron meter las narices como en Yugoslavia los hecho a punta de pistola…" [Los puntos suspensivos son parte de la cita] a esto hay que agregarle, que la Albania de los años 40s era un pais con relaciones capitalistas de produccion muy escasamente desarrolladas lo que se plasmaba en el desarrollo politico del pais y de las masas.

Cierto subestime un poco el análisis de Hoxha en cuanto a esto.

Esto significa, que en ningun momento se dice que sea necesario hablarle de materialismo historico y de dialectica a las masas, simplemente se decia de que habia que trabajar la conciencia de las masas.

Me refería a la revolución Cubana, muchas veces se trabajaba la conciencia de las masas, aunque también tengo que admitir que lamentablemente se dio mas en el llano que en la sierra.

En este caso, vos mismo dejas en claro la negacion del papel del partido por parte de Guevara. En la practica demostro que para el, el partido era prescindible. Un error que le costo carisimo.

Quizas no sea culpa del Che, pero muchas organizaciones foquistas como tambien maoistas, si han sabido desacreditar la insurreccion y el trabajo de masas. Cosa que le ha salido muy caro a las organizacioenes que apuntan al trabajo de masas, sino fijemonos en el nefasto papel que ha jugado el EPP en Paraguay.

Capaz que no me exprese bien, a lo que intente referirme fue a que si, el Che termino continuando la guerrilla aun sabiendo que no tenia el apoyo del PCB que en ese momento era el partido que mas contacto tenia con las masas, pero que esto creo que se debió mas a una cuestión de la personalidad del Che y no a una desviación ideológica total, por su terquedad y ansiedad, pulidas ademas como ya dije por su fracaso en el Congo que lo tuvo muy desencantado, lo cual lo llevo a actuar de una forma bastante dogmática en Bolivia, el sabia que era necesario el partido pero cuando fallo el acuerdo con esto tenia tantas ganas de seguir, tanta euforia que pensó que se podía seguir sin un partido, a pesar de que desde Cuba le advirtieron, lo cual claramente es un error que como dijiste le salio carisimo.

Quizas no sea culpa del Che, pero muchas organizaciones foquistas como tambien maoistas, si han sabido desacreditar la insurreccion y el trabajo de masas. Cosa que le ha salido muy caro a las organizacioenes que apuntan al trabajo de masas, sino fijemonos en el nefasto papel que ha jugado el EPP en Paraguay

En esto concuerdo 100%, mucha gente dejo de creer en la lucha armada y la insurrección por culpa de estos movimientos.

Por todo este tipo de cosas, es importante borrarnos la imagen del Che leyendario que todo lo podia y todo lo sabia, para quedarse con una imagen mas realista de Guevara con muchos errores, si; pero tambien con grandes aportes de los cuales los M-L nos debemos nutrir.

Y denuevo completamente de acuerdo


Saludos compañero!!

Contenido patrocinado

Enver Hoxha -  El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)  Empty Re: Enver Hoxha - El puño de los comunistas marxista-leninistas tambien tiene que destruir el aventurerismo de izquierda, como engendro del revisionismo moderno, (Extractos de la conversación sostenida con dos dirigentes del PCMLE en 1968)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun Mayo 20, 2019 10:27 pm