"La renuncia del Papa muestra la descomposición de la Iglesia Católica" - artículo de Vicky Peláez - publicado en Ria Novosti en febrero de 2013 - en los mensajes el artículo: "Ratzinger, el Papa que surgió del hitlerismo", de Salvador Pérez

    Comparte

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    "La renuncia del Papa muestra la descomposición de la Iglesia Católica" - artículo de Vicky Peláez - publicado en Ria Novosti en febrero de 2013 - en los mensajes el artículo: "Ratzinger, el Papa que surgió del hitlerismo", de Salvador Pérez

    Mensaje por pedrocasca el Dom Feb 17, 2013 10:47 pm

    "La renuncia del Papa muestra la descomposición de la Iglesia Católica"

    artículo de Vicky Peláez - publicado en Ria Novosti en febrero de 2013

    El fenómeno vital humano tiene dos caras – la biológica y la espiritual – y está sometido, por tanto, a dos poderes distintos (José Ortega y Gasset)

    La abrupta renuncia del Papa Benedicto XVI (Joseph Ratzinger) sorprendió y consternó, no sólo a los 1.200 millones de católicos, sino al mundo entero porque las renuncias de papas sucedieron raras veces en los anales del catolicismo.

    La presente es la séptima abdicación en la historia de la Iglesia Católica fundada en el año 33 d.C... El último en renunciar al pontificado fue Gregorio XII en 1415. En el documento de su renuncia Benedicto XVI explicó que ha llegado a la convicción de que “por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio a mi cargo”. Sin embargo, hay serias dudas respecto los entretelones de su renuncia.

    Lo curioso fue que el mismo día después de anunciar Benedicto XVI su dimisión un rayo golpeó la cúpula de la Basílica de San Pedro en el Vaticano desatándose una ola de rumores sobre una señal de descontento que estaría mandando Dios o insinuando la posibilidad de una conspiración utilizando el Proyecto norteamericano H.A.R.P. (High Frequency Active Auroral Research Program – Sistema para Modificar y Controlar el Clima, Tiempo e Ionosfera).

    Aparte de todas las ideas que siempre ofrece la teoría de la conspiración, la posibilidad de la renuncia ya fue anticipada por el pontífice en una entrevista que fue concedida a un periodista católico alemán, Peter Seewald y reproducida el año 2010 en su libro “Luz del Mundo: el Papa, la Iglesia y los Signos de nuestro Tiempo”.

    Allí Benedicto XVI expresó de que “cuando un Papa alcanza la clara conciencia de no estar bien física y espiritualmente para llevar adelante el encargo confiado, entonces tiene derecho en algunas circunstancias y también el deber de dimitir”. También en la curia romana se rumoreaba sobre esta posibilidad después del viaje que realizó el Sumo Pontífice a Cuba y México el año pasado.

    Los defensores del Papa explican a la vez que los motivos reales de su renuncia no hayan sido su salud y edad, sino descarnadas luchas por el poder en el Vaticano y las permanentes intrigas de los burócratas que visten sotana que obstaculizaron todos sus intentos de limpiar la institución.

    Como escribió el periodista Pablo Ordaz desde Roma “el Papa estaba rodeado por los lobos y, los lobos aunque se vistan de púrpura se excitan con la sangre”.

    Lo que no menciona Ordaz es que el mismo Joseph Ratzinger ha sido parte de esta manada desde 1981 y sabía perfectamente cómo funciona. Los secretos, chismes, intrigas, ambiciones, negocios sucios, homosexualismo y corrupción en la Santa Sede, involucrando a monseñores, obispos y cardenales fueron divulgadas en el libro “Via col Vento in Vaticano” (“Lo que el Viento se llevó en el Vaticano”) y uno de sus autores el obispo Luigi Marinelli fue procesado por el Vaticano.

    Siendo Benedicto XVI “una de las mentes más lúcidas y grandes en la Iglesia Católica”, según Peter Seewald, no podría no haber sabido los entretelones de su institución. Precisamente ese conocimiento le ayudó a escalar en la jerarquía eclesiástica rápidamente. A los 14 años siendo seminarista fue obligado a ser miembro de la Juventud Hitleriana y posteriormente tuvo que servir en el ejército nazi durante la Segunda Guerra Mundial en el destacamento de defensa aérea.

    Terminada la guerra prosiguió sus estudios de teología en varias universidades alemanas y posteriormente se dedicó a la carrera académica, abrazando muchas ideas progresistas las que cambió abruptamente después de la rebelión de los estudiantes en Europa en 1968.

    Supo combinar su trabajo académico con el pastoral y en 1977 fue nombrado arzobispo de Munich y Freising convirtiéndose en cardenal, cuyo sobrenombre era “Panzercardenal” en alusión al tanque alemán de la Segunda Guerra Mundial caracterizado por la maniobrabilidad, precisión y velocidad en el ataque. Seguro que estas cualidades del cardenal Ratzinger en defensa de las tradiciones ortodoxas y conservadoras de la Iglesia Católica fueron tomadas en cuenta por el Papa Juan Pablo II pues en 1981 lo nombró Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, a quien en la época medieval llamaban el “Gran Inquisidor”.

    Muy pronto se le agregó otro apodo el “Rottweiler de Dios” por sus ataques a los sacerdotes, teólogos y laicos que querían acercar la Iglesia a los tiempos modernos y especialmente abrazar la defensa del ser humano frente a la injusticia social, desigualdad y el hambre.

    De acuerdo a uno de sus estudiantes de teología, Leonardo Boff, el cardenal Ratzinger, siempre era nostálgico de las posiciones reaccionarias, “teniendo la imagen de una Iglesia de mucha liturgia, mucho latín, mucho incienso, mucha piedad. No es la imagen de una Iglesia de compromiso en la sociedad y en el mundo, sino de una Iglesia fortaleza que se defiende contra los riesgos del mundo, es una nostalgia de la Iglesia que ya no existe”.

    Sin embargo, la piedad del cardenal Ratzinger se quedaba enclaustrada dentro de las paredes del templo tradicional mientras era despiadado contra todo y todos los que desde su punto dogmático podrían hacer resquebrajar la armonía forzada de su templo espiritual artificialmente construido y ajeno al mundo contemporáneo.

    Los sacerdotes latinoamericanos que en los años 1960 - 1980, período de las dictaduras militares y represión, crearon una corriente de pensamiento progresista llamada la Teología de la Liberación, fueron perseguidos sin piedad por el Gran Inquisidor Ratzinger.

    Cuando el teólogo brasileño Leonardo Boff declaró que la Iglesia Católica no había comprendido al Jesús histórico, el prefecto Ratzinger le exigió silencio durante un año. No podía aceptar la idea de la Teología de la liberación de que no hay que esperar el paraíso en la tierra sino habría que construirlo en la tierra.

    El 23 de noviembre de 1984 se hizo pública una “instrucción” sobre aspectos condenables de la Teología de la Liberación, que según el Gran Inquisidor exaltaba básicamente la contaminación marxista en el pensamiento teológico latinoamericano.

    Para el inquisidor Ratzinger, el paraíso tenía que ser inamovible en el cielo mientras que en la tierra habría que seguir sufriendo para que después de la muerte se halle la paz eterna. Los teólogos que se atrevían a discernir y buscar nuevas fronteras de felicidad han sido perseguidos por el Vaticano y sus libros han sido duramente criticados y no aconsejados para la lectura.

    Entre ellos figuraban “La pedagogía del Oprimido” de Paolo Freire, “Teología de la Liberación” de Gustavo Gutiérrez y “para una Ética de liberación Latinoamericana” de Enrique Dussel.

    También durante su prefectura se exigió silencio de prominentes figuras de esta corriente del pensamiento como Hélder Cámara, Oscar Arnulfo Romero, Leonidas Proaño, José María Pires, Raúl Silva Enríquez, Ernesto Cardenal y muchos otros Mientras el cardenal Ratzinger y posteriormente el mismo en calidad de Papa no dudaba en utilizar mano dura contra cualquier exponente no solamente de las ideas progresistas sino liberales, pero irónicamente era blando con los corruptos.

    Es muy sabido que no dudó en proteger al arzobispo Paul Marcinkus, hombre de confianza del Papa Juan Pablo II envuelto en el escándalo financiero del banco Ambrosiano, cuyo director Roberto Calvi, llamado “Banquero de Dios” era hombre clave de enlace con la mafia italiana y con la logia masónica P-2, fue encontrado colgado bajo un puente lo que fue considerado como un suicidio.

    Los escándalos siguen y actualmente un confidente de Benedicto XVI y ex director del Banco de Vaticano, Gotti Tedeschi está en la cárcel acusado de lavado de dinero.

    Lo más escandaloso de su gestión como Papa fue que tampoco aplicó mano dura contra los curas pedófilos que están llevando a la iglesia a la quiebra.

    En una carta enviada a los católicos irlandeses el Pontífice, que prometió ante la tumba de Juan Pablo II “limpiar la iglesia de la suciedad” comentó refiriéndose a un caso de pedofilia que allí hubo “expresión de una santidad insuficiente más que un producto de procedimientos defectivos”.

    Fue este Papa quien protegió al fundador de la Legión del Cristo, Marcial Maciel acusado de un sistemático abuso sexual de niños y jóvenes. También dio su apoyo al cardenal de Los Angeles, Roger Mahony por ocultar denuncias contra 124 sacerdotes acusados de abusos sexuales a 500 niños y jóvenes. La iglesia tuvo que indemnizar a las víctimas con 660 millones de dólares, es decir 1.200.000 a cada uno.

    Actualmente una organización de apoyo llamada la Red de Supervivientes de Personas Abusadas por Sacerdotes (SNAP) presentó una demanda contra el Vaticano por su “participación en el encubrimiento generalizado y sistemático de violaciones y crímenes sexuales” contra niños en todo el mundo. Según estudios de la SNAP hay 100.000 víctimas menores de edad sólo en Estados Unidos y no se sabe cuántos han pasado por vejaciones en el resto del mundo.

    Si los datos son ciertos, referente a Norteamérica, entonces la iglesia Católica estadounidense tendrá que pagar 132 mil millones de dólares en indemnización.

    Todos estos escándalos y los nuevos divulgados por el mayordomo del Santo Padre, Paolo Gabriele, bautizados como Vatileaks explican claramente las causas de una masiva fuga de los creyentes católicos que son automáticamente absorbidos por las corrientes budistas, musulmanes, protestantes, ateístas, evangélicas etc.

    En el mismo Estados Unidos las donaciones a la Iglesia Católica disminuyeron en los últimos cinco años de 12 mil millones al año a un seis mil millones. En el país más grande católico en el mundo, Brasil, el porcentaje de creyentes bajó en los últimos cinco años del 73.9 por ciento al 68.4 por ciento y en México, segundo país católico en el mundo sucede prácticamente lo mismo.

    Mientras tanto el Papa en vez de ir a la base del catolicismo – a sus feligreses identificándose con sus problemas, restituyendo la labor pastoral y el trabajo apostólico, busca el apoyo entre los ricos y poderosos. Nombró como su asesor financiero al Director no Ejecutivo de Goldman Sachs, Peter Sutherland y su asesor geopolítico es uno de los “halcones” del ex presidente George W. Bush, Paul Wolfowitz, uno de los más ardientes promotores de la guerra preventiva que destruyó a Irak y Afganistán.

    Con los asesores de este tipo y con los aliados reaccionarios incondicionales como Opus Dei, Los Legionarios de Cristo, Movimiento Comunión y Liberación y alejándose cada vez más de sus feligreses, la Iglesia Católica se está condenando a la desaparición.

    Quizás la “mente más lúcida de la Iglesia” lo haya percibido finalmente y decidió retirarse a tiempo porque como decía José Ortega y Gasset, frecuentemente al atreverse el hombre “a mirar dentro de sí, se le nubla la vista y padece vértigo”.



    Última edición por pedrocasca el Dom Feb 17, 2013 10:57 pm, editado 2 veces

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: "La renuncia del Papa muestra la descomposición de la Iglesia Católica" - artículo de Vicky Peláez - publicado en Ria Novosti en febrero de 2013 - en los mensajes el artículo: "Ratzinger, el Papa que surgió del hitlerismo", de Salvador Pérez

    Mensaje por pedrocasca el Dom Feb 17, 2013 10:55 pm

    Ratzinger, el Papa que surgió del hitlerismo

    texto de Salvador Pérez publicado en el blog Contracorriente en febrero de 2013

    * Ratzinger Perteneció a las Juventudes Hitlerianas y participó en la II Guerra Mundial construyendo sistemas de protección anti-tanque.

    * Desde el Inicio de su Sacerdocio hasta su final como Papa, ha sido el ‘LATIGO’ de las Posiciones Progresistas en la Iglesia Católica.


    Hoy los medios de comunicación han publicado la noticia como si se tratara de algo del mas allá. El Papa que pasara a la historia del cristianismo como Benedicto XVI, ha anunciado que el próximo 28 de febrero, a las 20:00 horas, a partir de ese momento se reunirá el Conclave de Cardenales para elegir nuevo Papa de la Iglesia de Roma, del cual no esperamos signifique nada nuevo, en un sentido progresista.

    Una vez consumada su renuncia Benedicto XVI se trasladara a la residencia de verano de los Papas, en Castel Gandolfo, a 20 de kilómetros al sur de Roma, situada a orillas del Lago Albano. Posteriormente tiene previsto trasladarse, una vez se haya elegido nuevo Papa, a una ‘retirada a un Monasterio de Clausura de Monjas, dentro de la ciudad del Vaticano.

    El hecho del anuncio ha ‘sorprendido’ a algunos porque este hecho de renuncia en vida de un Papa no se producía desde hacía 600 años, cuando renuncio Celestino V, en 1294 y anteriormente lo había hecho también Benedicto IX, quien fue elegido papa en el 1032. Ahora es Ratzinger, conocido en su pontificado como Benedicto XVI, quien hace la renuncia tal vez porque no ha querido ser visto como ‘un cadáver andante’, como se veía a su predecesor Juan Pablo.

    Podríamos decir que Benedicto XVI ha presentado la renuncia vencido por la vejez, la mala salud que comienza a manifestarse y sobre todo, vencido por las propias intrigas en el Vaticano. Hace tan solo un año pudimos conocer las filtraciones de `documentos privados de Benedicto XVI, cuando los ‘lobos hambrientos de poder’ en la Santa Sede sacaban día tras días documentos que reflejaban las miserias humanas del ‘representante de Dios en la Tierra’. No tan lejos como el mismo verano de 2012 su Mayordomo personal, Paolo Gabriele, que desde hacía años le daba el desayuno, lo vestía y desvestía, lo acompañaba en los viajes,… era detenido y acusado de ser el autor de la sustracción de esos documentos, de la ‘correspondencia papal’.

    Otro acto más que minaba el control que se suponía que Benedicto XVI ejercía sobre el Vaticano fue la destitución por los círculos del poder real en el Vaticano, sin derecho a defenderse, de su amigo personal, el banquero Tedeschi, quien fue elegido personalmente por Ratzinger para intentar limpiar y poner orden en la Banca del Vaticano y que sin piedad fue eliminado, como decimos por la alta curia sin consultar con el Papa. Pero ello solo era la punta del iceberg de una lucha fratricida que se libraba en la curia vaticana por ganar posiciones de poder y en un momento dado se hablo de que la propia vida del Papa podría estar en peligro, en el objetivo de sustituirlo.

    El Pontificado de Benedicto XVI sin duda está lleno más de sombras que de luces. Ha sido un ‘fiel guardián de la estricta ortodoxia, un exterminador de todo lo progresista en el Vaticano. Y sobre todo ha sido el Papa bajo el cual la Iglesia Católica ha tenido que reconocer viles crímenes humanos, sobre todo los abundantes, por miles, casos de Pederastia, crímenes que se han cometido en el seno de la iglesia y que durante años y décadas han sido tapados y ocultados por la misma Iglesia. En el mes de febrero de 2012 el Vaticano tuvo que reconocer públicamente no menos de 4.000 casos ‘abusos sexuales’, cometidos por curas y altos jerarcas del Vaticano contra menores de edad.

    Pero en el intento de comprender que ha significado el pontificio de Benedicto XVI y de donde salían sus horrorosas ideas ultraderechistas, debemos obligatoriamente realizar una mirada retrospectiva, de donde procedía y que ideas, ambiente social cultivo, al objeto de ligarlo todo con su práctica al frente de los sectores más reaccionarios al frente de la Iglesia, en donde a su sombra, al igual que del anterior Papa, han pasado de ser una pequeña minoría, ha ser decisivos en la conformación actual del verdadero poder dentro de la Iglesia Católica.

    Joseph Aloisius Ratzinger, conocido como el Papa Benedicto XVI, nació el 16 de abril de 1927, en la casa de sus padres, en la ciudad alemana de Marktl am Inn, en la región de Baviera.(Alemania) el 16 de abril de 1927. Fue el tercero de los hijos, el más joven, de un Oficial de Policía llamado Joseph Ratzinger, quien estaba casado con María Rieger.

    Cuentan que ya a los cinco añitos de edad se sintió muy impresionado y atraído por la vestimenta del entonces Cardenal Arzobispo de Múnich. Desde aquella visión del majestuoso traje él tuvo claro que quería seguir ese camino. Pero antes, para ello tenía pendientes algunos otros asuntos a los que dedicarse y los cuales no carecen de importancia en su conformación ideológica.

    En los años 30, con el ascenso del nacionalsocialismo, el Partido nazi, Ratzinger solicito el ingreso y lo obtuvo en el Seminario de San Miguel, donde cuentan que fue un estudiante aplicado. Pero también en ese momento se afilio a las Juventudes Hitlerianas, algo que era obligatorio para todos los seminaristas a partir de 1939, pero que para Ratzinger era de buen agrado.

    Desde hace ya tiempo, en la campaña por ‘lavar la cara del pasado’ al Cardenal Ratzinger, se dice que ‘fue obligado... a estar en el ejército nazi, pero bien es cierto que PERTENECIENDO A LAS JUVENTUDES HITLARIANAS, cuando tenía 16 años fue a filas, algo general entre los jóvenes influenciados por las ideas de Hitler, siendo destinado a la defensa y protección de la Fábrica de BMW, en las afueras de Múnich. Ratzinger hizo el Servicio Militar entre abril de 1943 y septiembre de 1944, periodo en el cual asistió al Instituto de Segunda Enseñanza ‘Maximiliansgymnasium’. Dicen que el ya tenía claro que quería ser sacerdote y la Iglesia en aquellos momentos colaboro activamente con el régimen nazi.

    Cuando termino la Instrucción militar fue destinado a Austria, a las tareas de la Protección Anti-Tanques, construyendo Sistemas de cierre de paso a los Tanques de Guerra. Cualquier intento de hacer creer que Ratzinger no estaba en la guerra con gusto es falso. Solamente desertó a pocos días del final de la guerra, cuando ya el ejército hitleriano estaba claramente derrotado en 1945.

    Al finalizar la guerra Ratzinger pudo, ‘por fin’ dedicarse a los estudios teológicos, primero en la Escuela Superior de Filosofía de Freising. Acabo doctorándose en Teología en la Universidad de Múnich. Tiempo más tarde, creemos que para justificar posiciones intelectuales, el afirmo que en aquel periodo tuvo influencias e interés por el llamado ‘Neo-Kantismo’ y por la literatura de Dostoievski . Sin embargo estudio con profundidad los textos de San Agustín de Hipona.

    Siendo ya ordenado sacerdote, el 29 de junio de 1951, se dedico a la profesión de docente, que compaginaba con el sacerdocio. En diferentes Universidades de Alemania impartió clases como profesor de Teología, de Dogmática e Historia del Dogma. Aunque sin embargo en su familia no fue el primero en dedicarse a las tareas de la Iglesia. Georg Ratzinger, un hermano mayor que el cuatro años, es aún en día sacerdote y su hermana María Ratzinger, quien jamás se caso, fue la fiel administradora de la Casa del Cardenal Ratzinger, hasta su fallecimiento en el año 1991.

    Ratzinger siempre destacó por sus posiciones ultraconservadoras, su visión de la Iglesia anclada en las ideas más reaccionarias ideológicamente y ello lo demostró desde sus comienzos como sacerdote y profesor. Ello igual justifico su participación, como asesor en los ‘asuntos de la fe’, en el Concilio Vaticano II. Ese fue el pistoletazo de salida para su rápida carrera dentro del Vaticano, ya que a partir de ese Concilio fue nombrado Arzobispo de Múnich (ironías de la vida, ya pudo mostrar al mundo aquellos trajes por los que el quedo prendado con tan solo cinco años de edad) y posteriormente fue nombrado Cardenal por el papa Pablo VI, ya en el año 1977.

    Ya siendo Papa Juan Pablo II, en el año 1981, lo llamaron a Roma, al objeto de hacerse cargo como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de Fe. Unos años más tarde, a la sombra de uno de los papas más reaccionarios habidos en la Iglesia, Juan Pablo II, este lo nombro Decano del Colegio Cardenalicio, Cardenal-Obispo de Ostia, en 2002. Desde ahí solo le quedaba ser paciente, esperar el momento dominando el ideológicamente el Vaticano, para una vez faltara Juan Pablo II ser designado nuevo Papa.

    Como Cardenal Ratzinger destaco durante las últimas décadas como el verdadero ‘azote de la Teología de la Liberación’, de las ideas más progresistas dentro de la Iglesia, sobre todo en Latinoamérica. Fue denominado sin reservas por algunos teólogos progresistas como el 'cancerbero de Dios'. Todos los asuntos peliagudos y comprometidos de la Iglesia Católica han pasado por sus manos en las ultimas décadas, como los archivos que seguro comprometen al Vaticano al lado de la CIA en los acontecimientos que tuvieron lugar en los Países del Este europeo desde finales de los años 70, hasta después de la caída del Muro de Berlín. Igualmente los documentos, que a muchos les produciría autentico asco, sobre las finanzas y los manejos del Banco del Vaticano, han estado bajo su custodia directa, al igual que las miles de denuncias de pederastia que se producen en la Iglesia.

    En lo personal, aun como hemos señalado sus ideas extremistas de derechas, reaccionarias, Ratzinger ha tenido la ventaja frente a muchos otros en la Iglesia de ser una persona ‘cultivada’ intelectualmente. Se dice que es un buen experto en Pianos y que siente predilección por las composiciones de su favorito. Mozart. Es un hombre que habla diez idiomas, de los cuales domina perfectamente al menos seis: alemán, italiano, francés, latín, inglés y español. Es capaz de leer el griego antiguo y el hebreo. Por otra parte, ya en el año 2005 Ratzinger vio su nombre incluido por la revista ‘Times’ entre las 100 personas más influyentes del planeta.

    Al parecer en estas últimas navidades ha causado cierto revuelo entre las tradiciones más arraigadas entre el pueblo, cuando ha sacado a las vacas y burros del Portal de Belén, elimino el Pesebre y afirmo que los Reyes Magos podrían no ser de oriente, sino de Huelva (España).

    Bueno, el que ha tenido hasta ahora hilo directo con Dios sabrá, de cualquier forma, como han cambiando los tiempos desde aquel Jesucristo, que fue crucificado por revolucionario, en lucha por los oprimidos y esclavos, que llevaba a unos pocos pescadores y oprimidos detrás suya,

    Ahora, en estos momentos, los de Ratzinger están permanentemente y de forma infalible al lado de los poderosos del planeta, cuando el mismo Vaticano el mayor encubridor de pederastas del mundo y su Banco se dedica a proteger y ocultar extraordinarias cifras millonarias de mafiosos, traficantes de armas y narcotraficantes de todo el mundo.

      Fecha y hora actual: Dom Dic 11, 2016 3:09 am