Stalin a Mao Zedong: "¡Al diablo con Yalta!... Debemos ir hasta el final" (Conversación entre Stalin y Mao el 22 de enero de 1950) - publicado en el blog Crítica marxista-Leninista en febrero de 2013

avatar
pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9583
Reputación : 18561
Fecha de inscripción : 31/05/2010

Stalin a Mao Zedong: "¡Al diablo con Yalta!... Debemos ir hasta el final" (Conversación entre Stalin y Mao el 22 de enero de 1950) - publicado en el blog Crítica marxista-Leninista en febrero de 2013   Empty Stalin a Mao Zedong: "¡Al diablo con Yalta!... Debemos ir hasta el final" (Conversación entre Stalin y Mao el 22 de enero de 1950) - publicado en el blog Crítica marxista-Leninista en febrero de 2013

Mensaje por pedrocasca el Vie Feb 08, 2013 11:52 am

Stalin a Mao Zedong: "¡Al diablo con Yalta!... Debemos ir hasta el final"

publicado en el blog Crítica Marxista-Leninista en febrero de 2013
Recordando a Stalin, en el 60º aniversario de su muerte

Fuente: APFR, f. 45, op. 1, d. 329, ll. 29-38; traducción del ruso al inglés por Danny Rozas

Traducido del inglés por Ykv. Pk.

publicado en el Foro en dos mensajes


El 2 de enero de 1950, semanas después de su primera conversación con Stalin, Mao Zedong escribió a Beijing pidiendo que Zhou Enlai viaje a Moscú a fin de tomar parte en la elaboración del nuevo Tratado de Amistad, Alianza y Asistencia Mutua entre la URSS y China Popular. Zhou Enlai llegó el 20 de enero y participó en la segunda entrevista con Stalin, al igual que Chen Boda. Las dos semanas siguientes a esta entrevista con Stalin, serían los de elaboración del Tratado y los preparativos para su vigencia inmediata, particularmente en lo referente a la asistencia soviética a China. El nuevo Tratado fue firmado el 14 de febrero de 1950. La fotografía que acompaña el texto de la segunda conversación entre Stalin y Mao, que hoy publicamos, corresponde al momento de su suscripción.

Conversación entre Stalin y Mao
Moscú, 22 de enero de 1950


Registro de la conversación entre el camarada I.V. Stalin y el Presidente del Gobierno Popular Central de la República Popular de China, Mao Zedong, el 22 de enero de 1950.

Después de un intercambio de saludos y de una breve discusión sobre temas generales, tuvo lugar la siguiente conversación:

Stalin: Hay dos grupos de cuestiones que deben ser discutidas: el primer grupo corresponde a los acuerdos existentes entre la URSS y China; el segundo grupo concierne a los sucesos actuales en Manchuria, Xinjiang, etc.

Creo que sería mejor empezar no con los sucesos actuales sino con la discusión de los acuerdos vigentes. Aunque antes pensábamos que esos acuerdos deberían permanecer intactos, ahora creemos que se necesita cambiarlos. Deben cambiarse los acuerdos vigentes, incluyendo el tratado, porque la guerra contra el Japón figura en el mismo corazón del tratado. Dado que la guerra ha terminado y el Japón ha sido derrotado, la situación ha cambiado y el tratado se ha vuelto anacrónico.

Me gustaría escuchar vuestra opinión en relación con el tratado de amistad y alianza.

Mao Zedong: Hasta ahora no hemos preparado una propuesta concreta de tratado, sólo unos cuantos bosquejos.

Stalin: Podemos intercambiar opiniones y luego preparar un borrador apropiado.

Mao Zedong: A juzgar por la situación actual, creemos que debemos fortalecer nuestra amistad con la ayuda de tratados y acuerdos. Esto repercutiría bien, tanto en China como en el campo internacional. Todo lo que garantice la prosperidad futura de nuestros países debe ser establecido en el tratado de alianza y amistad, incluyendo la necesidad de evitar la repetición de la agresión japonesa. Aunque demostremos interés en la prosperidad de nuestros países, no se puede descartar la posibilidad de que los países imperialistas intenten obstaculizarnos.

Stalin: Es verdad. A Japón todavía le quedan dirigentes, y ciertamente se pondrá levantará de nuevo, especialmente si los norteamericanos continúan su actual política.

Mao Zedong: Dos puntos que señalé antes son cardinales para el cambio del tratado vigente por uno nuevo. Anteriormente, el Guomindang habló de amistad solo de palabra. Ahora la situación ha cambiado, existen todas las condiciones para una amistad y cooperación verdaderas.

Por otro lado, mientras antes hubo conversaciones para la cooperación en la guerra contra Japón, ahora se debe poner la atención en prevenir una agresión japonesa. El nuevo tratado debe incluir las cuestiones de cooperación política, económica, cultural y militar. La cuestión de la cooperación económica es de máxima importancia.

Stalin: ¿Es necesario mantener la disposición establecida en el artículo 3 del actual tratado de amistad: “...Este artículo permanecerá en vigor hasta que, a pedido de los dos Principales Participantes en el tratado, Naciones Unidas se haga cargo de la responsabilidad de prevenir cualquier agresión futura de parte de Japón”?

Mao Zedong: No creo que sea necesario mantener esa disposición.

Stalin: Yo tampoco creo que sea necesario. ¿Qué disposiciones necesitamos especificar en el nuevo tratado?

Mao Zedong: Creemos que el nuevo tratado debe incluir un parágrafo sobre consultas en relación con asuntos de preocupación internacional. La adición de este parágrafo fortalecería nuestra posición, dado que al interior de la burguesía nacional china hay objeciones a la política de acercamiento a la Unión Soviética sobre asuntos de interés internacional.

Stalin: Bien. Cuando firmemos el tratado de amistad y cooperación, la inclusión de ese parágrafo cae por su propio peso.

Mao Zedong: Correcto.

Stalin: ¿A quién encargamos la preparación del borrador? Creo que debemos encargárselo a [Ministro de Asuntos Exteriores soviético Andrei] Vishinsky y a [Ministro de Asuntos Exteriores chino] Zhou Enlai.

Mao Zedong: De acuerdo.

Stalin. Tratemos ahora el acuerdo sobre KChZhD. ¿Qué propuestas tienen sobre esta cuestión?

Mao Zedong: ¿Debemos, quizás, aceptar como principio guía la idea de hacer cambios prácticos en los acuerdos sobre KChZhD y Puerto Arturo, manteniendo su continuidad legal tal como están actualmente?

Stalin: Es decir, usted está de acuerdo en declarar la continuación legal del acuerdo vigente, mientras que de hecho permitimos que se hagan los cambios necesarios.

Mao Zedong: Debemos actuar así, teniendo en cuenta los intereses de ambas partes, China y la Unión Soviética.

Stalin. Es verdad. Creemos que el acuerdo sobre Puerto Arturo no es equitativo.

Mao Zedong: ¡¿Pero al cambiar este acuerdo, no vamos contra las decisiones de la Conferencia de Yalta?!

Stalin: Sí, pero ¡al diablo con eso! Una vez que hemos adoptado la posición de que los tratados deben ser cambiados, debemos ir hasta el final. Es cierto que esto entraña ciertos inconvenientes para nosotros, y que tendremos que pelear con los norteamericanos. Pero ya nos hemos avenido a ello.

Mao Zedong: Esta cuestión nos preocupa sólo porque puede tener consecuencias indeseables para la URSS.

Stalin: Como usted sabe, adoptamos ese acuerdo durante la guerra con Japón. No sabíamos que Jiang Jieshi sería derrotado. Actuamos bajo la premisa de que la presencia de nuestras tropas en Puerto Arturo sería en interés de la Unión Soviética y la democracia en China.

Mao Zedong: El asunto es claro.

Stalin: En ese caso, ustedes pueden considerar el siguiente escenario como aceptable: declarar que el acuerdo sobre Puerto Arturo quedará en vigor hasta que se firme un tratado de paz con Japón, después de lo cual las tropas rusas serán retiradas de Puerto Arturo. O quizá se puede proponer otro escenario: declarar que el actual acuerdo permanecerá en vigencia, mientras que de hecho retiramos las tropas de Puerto Arturo. Aceptaremos cualquiera de esos escenarios, el que sea más conveniente. Estamos de acuerdo con ambos escenarios.

Mao Zedong: Deberíamos pensar más esta cuestión. Estamos de acuerdo con la opinión del camarada Stalin y creemos que el acuerdo sobre Puerto Arturo debe permanecer en vigor hasta que se firme un tratado de paz con Japón, después de lo cual el tratado será nulo y los soldados soviéticos se retirarán. Sin embargo, quisiéramos que Puerto Arturo sea un lugar de colaboración militar, donde podamos entrenar a nuestras fuerzas navales militares.

Stalin: Sobre la cuestión de Dalny [Dairen, Dalian]. No tenemos la intención de asegurar ningún derecho soviético en Dalny.

Mao Zedong: ¿Dalny quedará como puerto libre?

Stalin: Dado que nosotros estamos cediendo nuestros derechos ahí, le corresponde a China decidir por sí misma la cuestión de Dalny: si queda como puerto libre o no. Durante su época, Roosevelt insistía que Dairen quedara como puerto libre.

Mao Zedong: ¿Entonces, mantenerlo como puerto libre estaría de acuerdo con los intereses de Estados Unidos y Gran Bretaña?

Stalin: Por supuesto. Es una casa con las puertas abiertas.

---fin del mensaje primero---


Stalin a Mao Zedong: "¡Al diablo con Yalta!... Debemos ir hasta el final" (Conversación entre Stalin y Mao el 22 de enero de 1950) - publicado en el blog Crítica marxista-Leninista en febrero de 2013   Stalin+y+Mao+-+Tratado+de+Amistad+-+1949
avatar
pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9583
Reputación : 18561
Fecha de inscripción : 31/05/2010

Stalin a Mao Zedong: "¡Al diablo con Yalta!... Debemos ir hasta el final" (Conversación entre Stalin y Mao el 22 de enero de 1950) - publicado en el blog Crítica marxista-Leninista en febrero de 2013   Empty Re: Stalin a Mao Zedong: "¡Al diablo con Yalta!... Debemos ir hasta el final" (Conversación entre Stalin y Mao el 22 de enero de 1950) - publicado en el blog Crítica marxista-Leninista en febrero de 2013

Mensaje por pedrocasca el Vie Feb 08, 2013 12:04 pm

Stalin a Mao Zedong: "¡Al diablo con Yalta!... Debemos ir hasta el final"

publicado en el blog Crítica Marxista-Leninista en febrero de 2013
Recordando a Stalin, en el 60º aniversario de su muerte
Fuente: APFR, f. 45, op. 1, d. 329, ll. 29-38; traducción del ruso al inglés por Danny Rozas

Traducido del inglés por Ykv. Pk.

publicado en el Foro en dos mensajes


Mao Zedong: Creemos que Puerto Arturo puede servir como base para nuestra cooperación militar, mientras Dalny puede servir como base para la colaboración económica sino-soviética. En Dalny hay toda una serie de empresas que no podríamos explotar sin la asistencia soviética. Deberíamos desarrollar una colaboración más estrecha ahí.

Stalin: En otras palabras, el acuerdo sobre Puerto Arturo permanecerá vigente hasta que se firme un tratado de paz con Japón. Después de la firma del tratado, el acuerdo actual se hará nulo y los rusos retirarán sus tropas. ¿Resumí sus ideas correctamente?

Mao Zedong: Sí, básicamente, y es exactamente eso lo que queremos poner en el nuevo tratado.

Stalin: Continuemos con la discusión sobre la cuestión KChZhD. Díganos, como un comunista honesto, ¿qué dudas tiene al respecto?

Mao Zedong: El punto principal es que el nuevo tratado debería establecer que la explotación y administración conjuntas continuarán en el futuro. Sin embargo, en el caso de la administración, China debería tener el papel principal ahí. Además, es necesario examinar la cuestión de acortar la duración del acuerdo y determinar el monto de inversión de cada parte.

Molotov: Las condiciones que rigen la cooperación y la administración conjunta de una empresa de dos países interesados usualmente establecen una participación equitativa para ambas partes así como una alternancia de los puestos gerenciales. En el antiguo acuerdo, la administración del ferrocarril pertenecía a los soviéticos; sin embargo, en el futuro, creemos necesario alternar las funciones gerenciales. Digamos que la alternancia podría tener lugar cada dos o tres años.

Zhou Enlai: Nuestros camaradas consideran que la gerencia actual de KChZhD y el cargo de director debe ser abolida y crearse en su lugar una comisión de administración del ferrocarril; y que los cargos de presidente de la comisión y director deben ser ocupados por cuadros chinos. Sin embargo, dada la propuesta del camarada Molotov, esta cuestión requiere más análisis.

Stalin: Si estamos hablando de una administración conjunta, entonces es importante que las posiciones gerenciales sean alternadas. Eso sería más lógico. En cuanto a la duración del acuerdo, no estaríamos en contra de reducirla.

Zhou Enlai: ¿No deberíamos cambiar la proporción del capital invertido por cada parte, incrementando el nivel de la inversión china a 51%, en lugar del actual requerimiento de paridad?

Molotov: Eso iría contra la estipulación actual de paridad.

Stalin: Nosotros tenemos acuerdos con los checos y los búlgaros que establecen paridad y pie de igualdad para ambas partes. Dado que ya tenemos una administración conjunta, entonces podemos tener igual participación.

Mao Zedong: El tema requiere ser examinado más profundamente, teniendo en cuenta los intereses de ambas partes.

Stalin: Discutamos el acuerdo de crédito. Necesitamos formalizar lo que ya ha sido acordado previamente. ¿Tienen alguna observación que hacer?

Mao Zedong: ¿Está incluido el envío de armamento militar en la parte del préstamo monetario?

Stalin: Eso lo deben decidir ustedes: podemos facturarlo contra el préstamo o podemos formalizarlo mediante acuerdos comerciales.

Mao Zedong: Si los envíos militares son facturados contra el préstamo, entonces quedarán menos recursos para la industria. Parece que parte de los envíos militares tendrán que ser cargados contra el préstamo mientras que otra parte la pagaremos con productos chinos. ¿Se puede reducir el período de entrega del equipo industrial y del armamento militar a 3 o 4 años?

Stalin: Debemos examinar nuestras opciones. El asunto depende de la lista de pedidos a nuestra industria. Sin embargo, podemos mover la fecha de entrada en vigor del acuerdo crediticio al 1 de enero de 1950, dado que los embarques deberían empezar precisamente ahora. Si el acuerdo especifica julio de 1949 como el momento del inicio del préstamo, la comunidad internacional no comprenderá cómo la Unión Soviética y China han llegado a un acuerdo, cuando esta última aún no tenía gobierno. Ustedes deberían apurarse un poco en presentar la lista de pedidos industriales. Debe tenerse en cuenta que mientras más pronto se presente la lista, mejor para el asunto en cuestión.

Mao Zedong: Creemos que las condiciones del acuerdo crediticio son generalmente favorables a China. Bajo esos términos, nosotros pagaremos sólo uno por ciento de interés.

Stalin: Nuestros acuerdos crediticios con las democracias populares establecen dos por ciento de interés. Podemos [bromeando] incrementar el interés para ustedes, si lo quieren. Por supuesto, nosotros actuamos bajo la premisa de que la economía china está prácticamente en ruina.

De los telegramas que hemos recibido, sabemos que el gobierno chino piensa utilizar su ejército en la reconstrucción de su economía. Eso está muy bien. En nuestro tiempo, también hicimos uso del ejército en nuestro desarrollo económico y tuvimos buenos resultados.

Mao Zedong: Correcto. Nos estamos basando en la experiencia de nuestros camaradas soviéticos.

Stalin: ¿Plantearon que China reciba una cierta cantidad de cereales para Xinjiang?

Mao Zedong: Trigo y textiles.

Stalin: Para eso necesitan traernos los pedidos necesarios, incluyendo cifras.

Mao Zedong: Muy bien, los prepararemos.

¿Cómo procederemos con el acuerdo comercial?

Stalin: ¿Cuál es su opinión? Hasta ahora sólo tenemos un acuerdo comercial con Manchuria. Nos gustaría saber qué clase de situación queremos en el futuro: ¿firmaremos acuerdos separados con Xinjiang, Manchuria y otras provincias, o un solo acuerdo con el gobierno central?

Mao Zedong: Queremos tener un solo acuerdo central. Pero en este momento Xinjiang podría tener un acuerdo aparte.

Stalin: ¿Solo Xinjiang? ¿Y qué acerca de Manchuria?

Zhou Enlai: Un acuerdo separado con Manchuria puede descartarse, dado que en el acuerdo con el gobierno central las obligaciones de China se cumplirán, en esencia, mediante los embarques hechos desde Manchuria.

Stalin: Nos gustaría que el gobierno central autorice y se haga responsable por los acuerdos con Xinjiang o Manchuria.

Mao Zedong: El acuerdo con Xinjiang debe ser firmado en nombre del gobierno central.

Stalin: Bien. [Un] gobierno provincial puede que no tome muchas cosas en cuenta, mientras que las cosas siempre son más claras para el gobierno central.

¿Qué otros asuntos tienen?

Mao Zedong: En el momento actual, la principal cuestión es la cooperación económica –la reconstrucción y desarrollo de la economía de Manchuria.

Stalin: Creo que podemos encargar esta cuestión a los camaradas Mikoyán, Vishinsky, Zhou Enlai y [miembro del CC PCCh y Vicepresidente de la Comisión de Economía y Finanzas] Li Fuchun.

¿Alguna otra cuestión?

Mao Zedong: Me gustaría resaltar que el regimiento aéreo que usted envió a China fue bastante útil. Ellos transportaron 10 mil personas. Déjeme agradecerle, camarada Stalin, por la ayuda, y pedirle que les permita quedarse un poco más, para que puedan transportar provisiones para las tropas de [miembro del CC PCCh y comandante del Segundo Ejército de Campo del EPL] Liu Bocheng, que actualmente se preparan para atacar Tíbet.

Stalin: Es bueno que se estén preparando para atacar. Es necesario someter a los tibetanos. En cuanto al regimiento aéreo, hablaremos esto con el personal militar y les daremos una respuesta.

La reunión duró dos horas.

Estuvieron presentes en la reunión, camaradas: Molotov, Malenkov, Mikoyán, Vishinsky, Roshchin, Fedorenko y Mao Zedong, Zhou Enlai, Li Fuchun [embajador de la RPCh en la URSS] Wang Jiaxiang, [miembro del CC del PCCh] Chen Boda y Shi Zhe /Karkii/.

Descargar el texto de la Conversación entre Stalin y Mao Zedong, del 22 de enero de 1950, desde el link:

https://docs.google.com/file/d/0B6ashtYNJL6xNGNlOWE2MTUtYmUwNy00YmU2LTg2YTQtNzA1NzA5YWRlNWYw/edit


---fin del mensaje segundo---FINAL del texto---


Stalin a Mao Zedong: "¡Al diablo con Yalta!... Debemos ir hasta el final" (Conversación entre Stalin y Mao el 22 de enero de 1950) - publicado en el blog Crítica marxista-Leninista en febrero de 2013   Images?q=tbn:ANd9GcQ8-GotMiQCOGVqQGnt4mzKazjNJxaP37uCm6WLyBVeyFv2ojR_Tw
sello conmemorativo de la República Popular China

    Fecha y hora actual: Dom Ene 26, 2020 6:26 am