"El País, un mito que se cae" - artículo de Marcos Roitman Rosenmann - publicado en La Jornada, 28 de enero de 2013 - en los mensajes dos artículos más relacionados

    Comparte

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    "El País, un mito que se cae" - artículo de Marcos Roitman Rosenmann - publicado en La Jornada, 28 de enero de 2013 - en los mensajes dos artículos más relacionados

    Mensaje por pedrocasca el Lun Ene 28, 2013 7:52 pm

    'El País', un mito que se cae

    artículo de Marcos Roitman Rosenmann

    publicado en el periódico mexicano La Jornada, 28 de enero de 2013

    Hace ya unas décadas el Grupo Prisa, dueño del periódico 'El País', conglomerado cultural, ideológico y político, que cuenta con semanarios, editoriales educativas y literarias, periódicos deportivos, económicos, cadenas de radio y televisión, mantiene una línea, referente a la realidad latinoamericana, fundada en la calumnia y la infamia.

    La publicación de una foto falsa del presidente Hugo Chávez entubado y en estado comatoso, en primera plana, cuyo pie de foto alude al "secreto de la enfermedad de Chávez", es complementada con una noticia en internacional bajo el titular "La larga y oscura enfermedad del líder venezolano". La decisión de publicarlo no es un hecho aislado. Es una acción de las muchas que despliegan en todas las redes del grupo. Noticieros, tertulias, programas de radio, televisión, editoriales periodísticas, ediciones de libros. Prisa cuenta con un elenco de académicos, comunicólogos, firmas literarias y personajes del mundo político que día a día hacen piña y confabulan en crear un lenguaje de la desestabilización informativa. Amparados en el rumor, la opinión, las vaguedades, los tópicos y el secreto profesional, construyen un imaginario en el que confluyen la descalificación, la tergiversación de los hechos y la manipulación informativa sobre gobiernos latinoamericanos.

    Respecto a Venezuela son ya años, cuyos equipos dibujan un escenario de caos, violencia, ingobernabilidad, cuasi guerra civil, donde gobierna un autócrata. Como dato, sirva el tratamiento de las elecciones presidenciales de octubre, en el cual aseveraban que las encuestas daban empate técnico; ahora, remarcando la existencia de un vacío legal y de poder, al tiempo que hablan del secretismo médico sobre la enfermedad del presidente Hugo Chávez, tratada de manera obscena y sin ningún respeto. El que sí tienen cuando informan de la operación de cadera del rey.

    En cualquier caso, no se trata de columnas de opinión cuyos colaboradores se ceban en insultos a gobernantes que no son del agrado de los accionistas del grupo. Es una línea editorial diseñada estratégicamente para sostener a sus aliados naturales. En México, Chile, Bolivia, Argentina, Colombia, Venezuela o la población hispana en Florida. Entre sus habituales invitados se cuentan el ex presidente de Chile Ricardo Lagos, el español Felipe González, el uruguayo Julio María Sanguinetti, el costarricense Óscar Arias y algún hijo de famoso, como Álvaro Vargas Llosa, o ideólogos como el mexicano Enrique Krauze o el venezolano Teodoro Petkoff. Todos, sin excepción, liderados por Juan Luis Cebrián, quien fue director jefe durante la dictadura del diario vespertino del movimiento: Pueblo, y posteriormente jefe de informativos de Radio Televisión Española en la última etapa del franquismo. Su fama le llega al ser nombrado director del naciente periódico 'El País', matutino abanderado de la reforma política e infatigable defensor de Adolfo Suárez. Así, oculta su pasado. Hoy, Juan Luis Cebrián recibe como pago a sus servicios a la monarquía un sillón en la Real Academia de la Lengua y de paso participa en el grupo Bilderberg. De gustos refinados, presume de ser un demócrata de toda la vida. Sin embargo, quienes lo conocen y lo han tratado saben que es un anticomunista visceral, y me consta de primera mano.

    Pero volvamos a la inmerecida fama del periódico 'El País'. En los primeros años de vida fue vocero de la derecha moderna, de quienes se sumaron a la tarea de reformar el franquismo. Sus avales fueron viejos falangistas. Dada la censura, la falta de libertad de expresión, su salida a la calle se tomó como el pistoletazo de salida a la libertad de prensa. En sus páginas escribieron destacados periodistas latinoamericanos: Gregorio Selser, poetas y escritores como Mario Benedetti, Julio Cortázar, Carlos Fuentes o Gabriel García Márquez. Fue una bocanada de aire fresco. Eran otros tiempos. La guerra fría. El Grupo Prisa contó con ellos para proyectar una imagen hacia el continente de compromiso con las luchas democráticas en América Latina. Pronto se diluyó esta visión idílica, al poco tiempo se produjo la criba. A principios de los años 80 había apartado a los colaboradores y periodistas comprometidos, demócratas radicales y de izquierdas. El periódico miró a la derecha latinoamericana. Los intereses de Telefónica, Repsol, Iberdrola, Endesa, Santander, BBVA, se convirtieron en sus aliados. España buscaba la segunda colonización. El Grupo Prisa toma la delantera.

    Con el PSOE en el gobierno, la amistad entre Polanco y Felipe González, convierte sus páginas en vocero propagandístico de sus políticas. En los años 90 muchas firmas, desilusionadas por la línea editorial que toma el periódico, se retiran. Entre otras, Antonio Gala, uno de los escritores más relevantes del siglo XX en España. Igualmente, Mario Benedetti decide no escribir más en dicho tabloide, al ver la deriva neoliberal que asume la dirección tras su polémica con Vargas Llosa.

    'El País' ha publicado reportajes maniqueos sobre América Latina, en los cuales no hay una pizca de ética, buen hacer o responsabilidad profesional. Tras la edición de una foto falsa del presidente Chávez y de una información manipulada, lo menos que podría hacer su dirección, si le queda algo de dignidad, es producir el cese inmediato de su responsable de internacional o pedir su dimisión. Pero temo que no será ese el camino. Dentro de unos días volverá a las andadas. 'El País' nunca se ha comprometido con las causas democráticas de América Latina ni lo hará. Su historia lo demuestra.


    Última edición por pedrocasca el Lun Ene 28, 2013 8:00 pm, editado 1 vez

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: "El País, un mito que se cae" - artículo de Marcos Roitman Rosenmann - publicado en La Jornada, 28 de enero de 2013 - en los mensajes dos artículos más relacionados

    Mensaje por pedrocasca el Lun Ene 28, 2013 7:55 pm

    El diario El País y una nueva perla del terrorismo mediático

    Carlos Aznáres

    publicado en La Haine - 27 de enero de 2013

    Crueles alimañas. Eso y no otra cosas son los hacedores y ejecutores cotidianos del terrorismo mediático que están pendientes de la salud del Presidente Hugo Chávez. Representantes desinformativos de las viejas políticas, escribas fracasados de tanto mentir, tergiversar, omitir, buscan en las "primicias" y en los sitios donde su comportamiento carroñero pueda construir una falsa realidad, los detalles nauseabundos de algo que no pueden cambiar ni siquiera mintiendo.

    Chávez vive y se recupera favorablemente, a pesar de sus agorerías, sencillamente porque el Comandante pelea con todas sus fuerzas y vence a la adversidad, para volver al seno de su bravo pueblo, que lo quiere y lo defiende.

    El de estos medios es el colmo de un comportamiento ponzoñoso. Primero fue la CNN generando dudas sobre la última operación que sufriera el Presidente, y alentando (con su estilo sibilino) una muerte próxima, luego les tocó el turno a sus adlateres de Miami, quienes consultan habitualmente a un "médico" que dice saber lo que otros ignoran. Y ahora le toca el turno, en esta escalada interminable, a los directivos de esa central desestabilizadora que es el diario español El País.

    Parece, que los hacedores de "el periódico global en español", compraron "mercadería podrida", como se suele decir en Argentina, en la jerga del periodismo. Y les ocurrió precisamente a ellos, que se jactan de dar lecciones de ética, que organizan becas y talleres para que incrédulos aprendices (y no pocos veteranos) cronistas latinoamericanos "aprendan" las maravillas que inculca la troupe de Juan Luis Cebrián y sus bulldogs del Grupo Prisa. Ellos, que arman y desarman convenios con otros periódicos del continente, algunos "progres" y otros a los que se les descubren las entrañas derechistas, y desde allí desinforman sobre lo que ocurre en Venezuela, en Cuba, en Iraq, en Palestina o en Irán.

    Ellos, que en 2002 se montaron a la ola de festejar el fracasado golpe de Pedro Carmona, "el Breve", contra la Revolución Bolivariana.

    Precisamente ellos, los ponderados plumíferos de El País, adquirieron, pagando decenas de miles de dólares, una falsa foto, donde supuestamente el Comandante Chávez yacía en una camilla entubado y en estado comatoso. La imagen, lo denunció el periodista con mayúscula que es Walter Martínez, de Telesur, correspondía a una operación de un hombre muy parecido a Chávez, y data de 2008.

    Pero los de El País no son simples apéndices de una campaña, sino figuras destacadas en esta costumbre de generar climas para atacar a gobiernos y pueblos que no comulgan con su adhesión al capitalismo, y no satisfechos con lanzar en portada la famosa foto, aprovecharon para disculparse sutilmente, embistiendo también contra Cuba, otro de sus enemigos permanentes. Es así, como el diario madrileño precisa que no se pudieron "verificar de forma independiente las circunstancias en la que fue tomada la imagen, ni el momento preciso, ni el lugar. Las particularidades políticas de Cuba y las restricciones informativas que impone el régimen lo han hecho imposible".

    Sin embargo, la maniobra se les volvió en su contra, como un boomerang, y los hizo añicos. Desesperados, por ver que habían cometido un papelón internacional (justamente ellos, tan "serios" y "prolijos"), ordenaron levantar de la distribuidora, miles de ejemplares que lucía la vergonzosa y sanguinolienta portada, y la cambiaron por otra más acorde. Lo mismo hicieron con la "noticia" colgada en su página on line. Bochorno, que seguramente le costará la cabeza a algún integrante menor de la empresa (porque los de arriba nunca pagan los platos rotos) y a otra cosa. O mejor dicho, a seguir conspirando para que Chávez sea derrocado, o Cuba renuncie al socialismo.

    Si no fuera porque representan la flor y nata de un comportamiento deleznable en esta guerra en que el capitalismo libra contra nuestros pueblos, esta sería un item más en el manual del "perfecto terrorista mediático", pero lo que supone es mucho más grave. Demuestra, que están decididos a hacer lo que sea para derrocar a Hugo Chavez y apoderarse nuevamente de ese país que eligió hacer una Revolución socialista de contramano a lo que determinaba el discurso políticamente correcto.

    Por eso es que hay que estar alertas y movilizados, como lo ha hecho esta misma semana el pueblo venezolano, evocando la caída del dictador Pérez Jiménez y advirtiendo a propios y extraños, que son millones los que están dispuestos a defender con su propia vida todo lo conquistado. Y en ese mismo plano, está la lealtad y el amor hacia su máximo timonel, que pronto, restablecido y vital, volverá a sumergirse en el devenir revolucionario. Más allá de lo que deseen Obama, la oligarquía venezolana y el españolazo de Cebrián.

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: "El País, un mito que se cae" - artículo de Marcos Roitman Rosenmann - publicado en La Jornada, 28 de enero de 2013 - en los mensajes dos artículos más relacionados

    Mensaje por pedrocasca el Lun Ene 28, 2013 7:57 pm

    'El País' y la desvergüenza neoliberal

    texto publicado en el blog desde la parcialidad - 25 de enero de 2013

    Ya ha corrido como la pólvora por las redes sociales el hecho de que el diario El País publicase la foto de un hombre entubado asegurando falsamente que se trataba del presidente venezolano Hugo Chávez, que se encuentra en Cuba por razones médicas.

    No hace falta decir que El País es uno de los medios de comunicación que más ha manipulado sobre la figura de Chávez y más ha mentido sobre todo el proceso que se está llevando a cabo en Venezuela en favor del pueblo. No es de extrañar que lo haga, pues no esotra cosa que una empresa privada con intereses económicos a la que nada le conviene que prosperen los buenos ejemplos de gobiernos que legislan a favor del pueblo, en contra de los intereses del gran capital.

    Este diario neoliberal no ha tenido más remedio que publicar un artículo de “rectificación” al respecto (1), un artículo que nace con la excusa de “pedir disculpas” pero cuyas verdaderas intenciones son, para no variar, las de manipular y crear una falsa visión de la realidad, al estilo, por ejemplo, de las invasiones y bombardeos estadounidenses hechos tras el pretexto de “salvaguardar la democracia”.

    Como no podía ser de otra manera, las manipulaciones de El País en este vergonzoso artículo han ido a recaer sobre Cuba y Venezuela:

    1. “La agencia [Gtres Online] ha reconocido que fue engañada por quien le proporcionó el material y que emprenderá acciones legales”. Casualmente la culpa resulta ser de la enfermera cubana que supuestamente cedió la fotografía y no de la agencia ni del diario que“obviaron” su obligación de contrastar las fuentes y la veracidad de los hechos. Llama la atención que este diario, que dice preocuparse tanto por los intereses de los “pobres” cubanos, vaya a denunciar a una enfermera, una trabajadora, -si es que existe tal enfermera- para salvar su pellejo de cara a la opinión pública.

    2. “La corresponsal de EL PAÍS en la isla, Yoani Sánchez, es, además, una conocida y crítica bloguera vetada por las fuentes de información oficiales y cuyos movimientos son vigilados permanentemente por las autoridades, lo que dificulta cualquier trabajo de verificación. Tratar de que Yoani Sánchez se pusiese en contacto con cualquier fuente habría supuesto un riesgo para ella y las personas supuestamente implicadas en la foto.”

    El País usa este insultante artículo para arremeter contra el gobierno cubano, asegurando que Sánchez se encuentra expuesta a una férrea vigilancia. Esta señora trabaja al servicio de los intereses económicos de Estados Unidos (2), y aún así, estando como está al servicio de una potencia extranjera enemiga, utiliza Twitter cada día para difundir mentiras sobre Cuba, sin represalia alguna, y escribe para un medio neoliberal extranjero como es El País sin problema, sin contar con su blog, que sigue abierto y funcionando. Cabe además preguntarse, si tan difícil es el “proceso de verificación” para esta bloguera al servicio del gran capital, ¿cómo es que la presentan como la supuesta fuente fiable de la isla cuya información utilizan como “sacrosanta” verdad absoluta?

    3. En un momento dado El País trata de justificar su “error” achacando parte de la culpa a“la falta de transparencia de las autoridades”. Suponemos entonces que el hecho de no tener acceso a cierta información da derecho a inventársela según el libro de estilo de lo que llaman “periodismo”, como se ha hecho recientemente con unos falsos campos de concentración en Corea del Norte, por poner sólo un ejemplo de los cientos a los que se podría hacer referencia.

    4. Aprovecha este diario neoliberal para atacar a Diosdado Cabello. Es decir, que el periódico difunde, como siempre, una información ficticia y así de paso se dibuja como víctima, demonizando al Gobierno venezolano. Como viene siendo habitual recurren a su repulsivo uso de la neolengua con expresiones como “medios oficiales”. Suponemos que lo que querrá decir aquí son medios públicos, pero rara vez leeremos en este diario llamar a RTVE “medio oficial”, pues tienen claro lo que ello evoca en el lector, razón por la que también usan expresiones como “régimen” o “chavismo”, términos nada casuales que han sido utilizados en este Estado para referirse a la dictadura de Franco y que despiertan en el subconsciente relaciones con ella, a la que, por cierto, no atacan tanto.

    Aclaremos pues dos aspectos. En primer lugar el Gobierno venezolano no sólo ha sido elegido en unas elecciones democráticas que cuentan con un inmenso número de observadores internacionales, precisamente con el fin de evitar este tipo de manipulación de los medios oligárquicos, sino que además este país cuenta con la que ha sido tildada de la Constitución más democrática del mundo. Y en segundo lugar que, mientras El País habla de “medios oficiales” con el fin de manipular, ya que a lo que se refiere es a medios públicos, obvia que en Venezuela el 80% de los medios se encuentra en manos privadas (3), unas manos que, además de la manipulación mediática diaria a la que tratan de someter al pueblo, ocultaron el golpe de Estado perpetrado contra Chávez en 2002, desinformando mientras el presidente elegido por el pueblo era secuestrado para imponer una dictadura que favoreciese al capital al que ellos representan(4), al igual que lo representa El País.

    Notas:

    (1) “La foto que El País nunca debió publicar”
    (2) “¿Quién está detrás de Yoani Sánchez?“
    (3) “El ocultado rostro del presidente Chávez”
    (4) Recomiendo encarecidamente a este respecto el documental “La revolución no será televisada”

    Chapaev
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2802
    Reputación : 3382
    Fecha de inscripción : 28/04/2010

    Re: "El País, un mito que se cae" - artículo de Marcos Roitman Rosenmann - publicado en La Jornada, 28 de enero de 2013 - en los mensajes dos artículos más relacionados

    Mensaje por Chapaev el Lun Ene 28, 2013 7:58 pm

    La cosa, si va por chavez, les hunde más , si cabe.

    Maduro se ha tirado 14 minutos para leer un
    mensaje de Hugo Chavez...en la cumbre de la Celac.

    Si ya lo decían, y el pais no se entera: el muerto es un vivo...xD

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=qAvBJ9H3Hr8

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: "El País, un mito que se cae" - artículo de Marcos Roitman Rosenmann - publicado en La Jornada, 28 de enero de 2013 - en los mensajes dos artículos más relacionados

    Mensaje por pedrocasca el Vie Abr 12, 2013 11:46 am

    Se ha publicado en el Foro un interesante tema:

    El País: 30 años engañando a los lectores (Artículo de 2006 que sigue vigente)

    http://www.forocomunista.com/t27503-el-pais-30-anos-enganando-a-los-lectores-articulo-de-2006-que-sigue-vigente#312422



    Contenido patrocinado

    Re: "El País, un mito que se cae" - artículo de Marcos Roitman Rosenmann - publicado en La Jornada, 28 de enero de 2013 - en los mensajes dos artículos más relacionados

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:38 am


      Fecha y hora actual: Vie Dic 09, 2016 8:38 am