RECONSTITUIR O LIQUIDAR EL MRI, LUCHA ENTRE MARXISMO Y REVISIONISMO

    Comparte

    PCE
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 38
    Reputación : 108
    Fecha de inscripción : 10/02/2012

    RECONSTITUIR O LIQUIDAR EL MRI, LUCHA ENTRE MARXISMO Y REVISIONISMO

    Mensaje por PCE el Mar Ene 08, 2013 2:44 am

    “La reconstitución del movimiento comunista internacional y su expresión orgánica, la Internacional Comunista, no se hará en seminarios, conferencias o foros, ni entre “cercanos y queridos”, sino será obra de los Partidos Comunistas que desarrollen guerra popular en cada país, teniendo como base las guerras populares de las naciones oprimidas. El movimiento comunista internacional será de los comunistas del mundo, de los maoístas, es una tarea inmediata, tenemos una gran responsabilidad, que cada Partido cumpla bien su jornada.” PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ, enero 2005

    Desde hace algunos años atrás se viene dando una dura polémica en las filas del movimiento comunista internacional en torno a la construcción de una nueva organización internacional o la reconstitución del Movimiento Revolucionario Internacionalista.

    Desde luego el eje del debate se da respecto a que tipo de organización internacional necesitamos los comunistas y revolucionarios, las tesis que sostenga, el norte hacia donde va, las perspectivas, etc.

    Para que este debate tenga resultados rojos y revolucionarios, corresponde no solo realizarlo entre los comunistas y revolucionarios de la “vieja generación”, es decir de aquellos que conocieron el MRI en sus años de gloria, sino también con los de la “nueva generación” que del año 2000 para acá solo pudieron ver un MRI en proceso de desgaste por el revisionismo y el centrismo; más aún los comunistas y revolucionarios de la nueva generación pueden ser presa fácil de las distintas posturas revisionistas y centristas al desconocer elementos históricos y prácticos del MCI o al tener un conocimiento parcial de los mismos.

    Es por esto que esta ponencia del PCE tiene tres ejes para el debate:

    1.-El MRI, su acumulado histórico y perspectivas
    2.-Breve Balance del MCI, 2012
    3.-Tareas de los comunistas y revolucionarios maoístas

    EL MRI, SU ACUMULADO HISTÓRICO Y PERSPECTIVAS

    El MRI es el primer centro embrionario de los partidos comunistas y organizaciones revolucionarias maoístas. Nace en la Segunda Conferencia de Partidos y Organizaciones Marxistas-Leninistas-pensamiento Mao Tsetung de 1984, y lo hace como un centro de coordinación de la propaganda y actividades de sus miembros en importantes eventos del proletariado internacional como por ejemplo la celebración del Primero de Mayo, el apoyo a las guerras populares, entre otros. No es todavía un centro de dirección del MCI como sus mismos documentos lo plantean: “Se debe establecer un comité provisional, o sea un centro político embrionario, para dirigir el proceso general de impulsar la unidad ideológica, política y organizativa de los comunistas, incluyendo la preparación de un proyecto de texto para la línea general del movimiento comunista.” DECLARACIÓN DEL MRI, 1984.

    El MRI tiene un importante acumulado histórico en lo ideológico, político y organizativo. Tras la derrota de los comunistas en la URSS en 1956, el PCCH y Mao Tsetung encabezaron la lucha por el agrupamiento del MCI durante 20 años en torno a la línea roja. Sin embargo, tras la muerte de Mao y el golpe contrarrevolucionario de Teng Siaoping en 1976, el MCI sufrió un severo proceso de dispersión que solo pudo ser llenado retomando las enseñanzas de Mao Tsetung. Producto de eso se realizó la Primera Conferencia de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas en 1980, con la participación de 13 partidos y organizaciones, que emitió un documento titulado “DECLARACIÓN DE OTOÑO” en el que defiende los aportes de Mao al marxismo-leninismo: “La defensa de las contribuciones de Mao Tse-tung a la ciencia del marxismoleninismo constituye una cuestión particularmente importante, actual y urgente en el Movimiento Comunista Internacional y entre los trabajadores conscientes. El principio en cuestión es nada menos que saber si hay que defender o no las contribuciones decisivas de Mao a la revolución proletaria y a la ciencia del marxismo-leninismo y avanzar sobre esa base. Mao Tse-tung ha desarrollado el marxismo-leninismo en los terrenos de la revolución democrática antimperialista que llevan al socialismo; de la guerra popular y de la estrategia militar en general; de la filosofía, en la cual hizo importantes contribuciones al análisis de las contradicciones—esencia de la dialéctica—y sobre la teoría del conocimiento, sus lazos con la práctica y con la línea de masas; también aportó en el terreno de la revolucionarización de la superestructura y de la continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado y en la lucha contra el revisionismo en los terrenos teórico y práctico. Se trata entonces, nada menos que de defender el marxismo-leninismo mismo. La dirección teórica y práctica de Mao constituye un desarrollo cuantitativo y cualitativo del marxismo-leninismo en numerosos frentes, y la concentración teórica de la experiencia histórica de la revolución proletaria en estas últimas décadas. Vivimos en la época del leninismo, esto es, la del imperialismo y la revolución proletaria. Al mismo tiempo afirmamos que la obra de Mao Tse-tung es una nueva etapa en el desarrollo del marxismo-leninismo. Sin defender las contribuciones de Mao y sin construir sobre la base que constituyen, no es posible derrotar al revisionismo, el imperialismo y la reacción en general.”

    Posteriormente, la Segunda Conferencia de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas en marzo de 1984, dio nacimiento al MRI, dotando así a los Maoístas de una organización internacional. La "Declaración del MRI” plantea: “Frente a la coyuntura actual de la historia mundial, le toca al proletariado internacional recoger el desafío de la conformación de su propia organización, una internacional de un nuevo tipo basada en el marxismo-leninismo-maoísmo, asimilando la experiencia importante del pasado. Hay que proclamar esta meta frente al proletariado internacional y los pueblos oprimidos del mundo con la misma audacia revolucionaria que nuestros antepasados, desde los Comuneros de París hasta los rebeldes proletarios de Shanghai, quienes se atrevieron a asaltar los cielos y resolvieron cumplir "lo imposible" - la construcción de un mundo comunista. Es muy probable que el proceso de la construcción de tal organización sea prolongado.”

    Hay que recalcar que en estos años, la poderosa Guerra Popular del Perú dirigida por el PCP y el Presidente Gonzalo, logran afirmar la línea roja dentro del MRI, potenciando el internacionalismo proletario sobre la base de aplicar el maoísmo a las condiciones específicas de cada país y de iniciar y desarrollar guerras populares en todo el mundo.

    Es así que el MRI va avanzando en la comprensión del Maoísmo como nueva, tercera y superior etapa del marxismo.
    Cuando en 1993 se cumplieron 100 años del natalicio del Presidente Mao Tsetung, el MRI dio un paso decisivo en el desarrollo de su concepción revolucionaria: ya no solo reivindicaba el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung, sino que avanzó a reconocer y comprender el marxismo-leninismo-maoísmo tal y como lo expresa el documento de ese año: “VIVA EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO” que nos plantea: “Centenares de millones de proletarios y masas oprimidas del mundo están cada vez más empujadas a la lucha contra el sistema mundial imperialista y toda reacción. En el campo de batalla contra el enemigo ellos buscan su propia bandera. Los comunistas revolucionarios debemos enarbolar nuestra ideología universal y difundirla entre las masas para desencadenarlas más y organizar sus fuerzas, para tomar el Poder por medio de la violencia revolucionaria. Para lograr esto, deben formarse partidos marxista-leninista-maoístas, unidos en el Movimiento Revolucionario Internacionalista, donde no existan y los existentes deben fortalecerse con el fin de preparar, lanzar y llevar a la victoria la Guerra Popular para tomar el Poder para el proletariado y el pueblo oprimido. Debemos enarbolar, defender y, lo más importante, aplicar el marxismo-leninismo-maoísmo.”

    El PCP siempre jugó el papel de fracción roja dentro del MCI y particularmente dentro del MRI. Lamentablemente tras la detención del Presidente Gonzalo en septiembre de 1992 y el asesinato de importantes líderes del Comité Central, el PCP se debilitó considerablemente así como la Guerra Popular que dirigía. Esto fue aprovechado por algunas cabezas negras, que ya venían asomando, para comenzar a fraguar sus propios proyectos revisionistas al interior del MRI. No obstante, de tal magnitud fueron y son los aportes de la GP del Perú y otras guerras populares, que el MRI continuó en la línea roja durante cerca de una década más.

    Al iniciar el siglo XXI, el MRI emitió una gran declaración marxista-leninista-maoísta titulada: “¡POR UN SIGLO DE GUERRAS POPULARES!”, con motivo del Primero de Mayo del año 2000 suscrita por 12 partidos comunistas y organizaciones revolucionarias. En este documento expresa: “Veamos la situación de la humanidad: opresión de clase, nación, género, raza, etnia y casta, chovinismo, intolerancia religiosa, mano de obra infantil, comercio de humanos, brutales formas de servidumbre feudal, vidas condenadas a una indecible miseria. Veamos el poder creador del pueblo, la inmensa capacidad de las fuerzas productivas que se tensa contra las trabas de un sistema inhumano e irracional. Basta ya. Queremos el mundo, todo, y eso es justo. Nosotros los maoístas, unidos en el Movimiento Revolucionario Internacionalista, declaramos nuestra firme determinación de ponernos a la altura y asumir nuestras responsabilidades como nos exige esta justa demanda de las masas explotadas y oprimidas de todo el mundo. Sí, junto con las masas, apoyándonos en ellas y sirviéndolas, tomaremos la delantera para transformar el siglo 21 en uno de guerras populares, marchando hacia el glorioso futuro del comunismo.”
    Como vemos el MRI durante un buen periodo de tiempo fue línea roja y contribuyó de manera importante en el agrupamiento de los partidos comunistas y organizaciones revolucionarias maoístas, así como a la defensa del marxismo-leninismo-maoísmo. Sin embargo, en su interior se venía gestando la línea negra, encabezada por el Partido Comunista Revolucionario de EEUU, con su vocero Bob Avakian. Así por ejemplo, apenas se había publicado la declaración del nuevo milenio “POR UN SIGLO DE GUERRAS POPULARES”, inmediatamente el PCR-EU se retractó por haber firmado la misma, esto fue denunciado por el PCP hace años y ahora el mismo Avakian lo confirma así: “Unos pocos meses después de la adopción de la Resolución del Milenio, el PCREU se hizo una autocrítica en una carta circulada a los partidos y organizaciones del MRI por haber aceptado esa resolución.” (Nota 24, Carta a los partidos y organizaciones participantes del Movimiento Revolucionario Internacionalista. Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos, 1º de Mayo de 2012)

    Simultáneamente, el PCR-EU y su vocero comenzaron una campaña sistemática por aislar al Partido Comunista del Perú, principalmente a su representación internacional, el Movimiento Popular Perú. Esto no es gratuito, ya que dentro del MRI el PCP cumple el papel de fracción roja, y por ende para que Bob Avakian pueda imponer sus negros planteamientos se torna necesario desconocer al PCP dentro del MRI. Un ejemplo de esto es la conferencia de Frankfurt, Alemania, de enero 2005, donde Avakian y sus lacayos desconocieron al PCP lo que fue denunciado de la siguiente manera: “Y lo peor es que esos miembros del CoMRI vienen haciendo un largo trabajo de sapa para desconocer la representación del Partido a nivel internacional, a pesar de que ellos mismos conocen muy bien la situación, porque es el propio PCP quien les ha comunicado en forma directa sobre su representación, pero ellos mañosamente usan el secreto revolucionario para tratar de sorprender a incautos, diciendo que “el PCP no sabe de la situación internacional”, etc. Después del evento han continuado estos ataques a través del “Servicio Noticioso” de Un Mundo Que Ganar que ha servido de portavoz para ese ataque revisionista. Su “informe” tendencioso nombra todas las intervenciones hechas por miembros del MRI, y algunas hechas por otras organizaciones, pero no menciona para nada la intervención del Movimiento Popular Perú, para después pasar a denigrar esta intervención. Desconociendo totalmente la representación de un miembro fundador en esta «celebración» de la fundación del MRI, el «Servicio Noticioso» se atreve a hablar de la intervención del MPP como «un ataque vil e infundado contra el Comité del MRI y algunos dirigentes de partidos en el MRI» hecho por «un grupo bajo el membrete de un mensaje de solidaridad».
    (Servicio Noticioso de Un Mundo Que Ganar, 7 de febrero del 2005)”. (Revista Sol Rojo, número 26).


    Como podemos ver, el PCR-EU y Bob Avakian vienen levantando la línea negra y revisionista al interior del MRI desde hace más de una década atrás, tratando de desconocer la unidad ideológica alcanzada, paralizándose ante el revisionismo en Nepal y tratando al máximo de aislar al PCP para que así vaya quedando el camino libre para imponer sus tesis revisionistas en el MRI y desde ahí al resto del MCI.

    Intentos liquidacionistas del MRI desde adentro

    El MRI tiene un indiscutible acumulado histórico que va desde su pre-fundación en 1980 con la “Declaración de Otoño”, pasando por la “Declaración del Movimiento Revolucionario Internacionalista” de 1984, “Viva el marxismo-leninismo-maoísmo” de 1993, hasta la declaración “Por un siglo de Guerras Populares” del año 2000. Ese acumulado histórico viene de un proceso de reagrupamiento de los partidos comunistas y organizaciones revolucionarias bajo las enseñanzas de las revoluciones de Octubre y la de China, de la epopeya de la guerra popular del Perú, de importantes luchas de masas proletarias y populares en todo el mundo, es decir no es un acumulado teórico en “frío”, realizado entre cuatro paredes y tampoco salido únicamente de las mentes de unos cuantos dirigentes sino todo lo contrario, producto de la práctica social y la lucha de clases de millones de personas.

    Contra este acumulado histórico rojo y revolucionario se lanza la “Nueva Síntesis” de Bob Avakian y el PCR-EU, para desconocerlo, aplastarlo y así imponer su línea revisionista.

    En ese sentido, Avakian y sus acólitos han venido intentando destruir las bases ideológicas del MRI desde hace muchos años atrás, siendo cada vez más notorio como cuando en el 2000 se retractaron de haber firmado una importante declaración que llamaba a desatar la guerra popular en los diferentes países, simultáneamente negando al PCP y llegando a su clímax en el 2008 cuando comienzan a difundir por todas partes la “Nueva síntesis”. Por todo esto, el primer y principal liquidador del MRI ha sido y es el PCR-EU con Bob Avakian (conjuntamente con los revisionistas de Nepal) y ese liquidacionismo de derecha consiste fundamentalmente en negar el acumulado histórico del MRI, del marxismo-leninismo-maoísmo y aislar internacionalmente al PCP.

    Bob Avakian viene cumpliendo el nefasto papel que en su tiempo lo tuvo el revisionista estadounidense Earl Browder (primer secretario del PC-EEUU), de promover revisionismo a escala internacional. Es una traba histórica del movimiento comunista en los Estados Unidos, que al forjarse dentro del principal país imperialista del mundo, no logran desembarazarse de todo un estilo de vida y pensamiento de aristocracia obrera, de pequeño-burguesía radicalizada. Eso no quita que en los EEUU pueda existir un partido u organización auténticamente comunista, pero por el momento la historia nos presenta dos casos muy similares de revisionismo nacido en EEUU y proyectado hacia el mundo: el browderismo, como viejo revisionismo de los años de la Segunda Guerra Mundial, y el avakianismo, nuevo revisionismo disfrazado de “maoísmo”, ambos capituladores, ambos reniegan de los fundamentos del marxismo, ambos sirven objetivamente al imperialismo y ambos, trató –en el caso de Browder- y trata –en el caso de Avakian- de difundirse a escala internacional. EN POCAS PALABRAS, BOB AVAKIAN ES EL EARL BROWDER DE NUESTROS DÍAS.

    Bob Avakian y el PCR-EU pretenden imponer su “Nueva Síntesis” al MRI y a través de él, al conjunto del MCI argumentando que es un desarrollo cualitativo del marxismo. Para no extendernos demasiado solo basta analizar lo siguiente: si en la actualidad no existe una guerra popular en los EEUU ni tampoco un poderoso movimiento sindical y huelguístico dirigido por el PCR-EU, entonces ¿de dónde saca Avakian sus ideas, sus “nuevas tesis”, su supuesta superación de los “errores” del marxismo? Simplemente de su cabeza y repitiendo las viejas y trilladas tesis revisionistas y reaccionarias contra el comunismo. No ha logrado entender y jamás lo hará, que primero es la materia y luego la idea, lo que en la lucha de clases significa que primero es el hecho político y luego la idea política. Es así que el marxismo-leninismo-maoísmo no se forjó en “frío” en las cabezas de Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao Tsetung, ni tampoco entre las cuatro paredes de una biblioteca o en los escritorios de los intelectuales, sino en medio de la insurrección de la Comuna de París, la Revolución de Octubre, la Revolución China, decenas de guerras de liberación nacional, movimientos de masas, dos guerras mundiales imperialistas, guerras civiles, lucha anti-fascista, etc. Aprovechamos este momento para combatir aquellas posiciones que pretenden comparar la revisionista “Nueva Síntesis” de Avakian y el PCR-EU con el Pensamiento Gonzalo del PCP, ya que el pensamiento Gonzalo está sustentando en la guerra popular del Perú realizada por cientos de miles de personas durante largos años, como la expresión más alta de la lucha de clases.

    Intentos liquidacionistas del MRI desde afuera

    Al MRI no solo lo quieren liquidar desde adentro Avakian y sus incondicionales. También lo hacen algunas organizaciones desde afuera, consciente o inconscientemente, cuando plantean “construir” una nueva internacional negando el acumulado histórico del MRI y por ende la unidad ideológica alcanzada hasta el momento entre los maoístas, con lo cual se le hace el juego a Avakian y el PCR-EU.

    Es bien conocido que desde hace algunos años atrás, existe una corriente de unas pocas organizaciones que pretenden un “maoísmo” y una “nueva Internacional” pero precisamente desconociendo y/o rechazando las principales tesis maoístas de: capitalismo burocrático, lucha de dos líneas, guerra popular hasta el comunismo, partidos comunistas militarizados, jefaturas, construcción concéntrica de los tres instrumentos de la revolución, contradicción entre el imperialismo y las naciones oprimidas como la contradicción principal en el mundo de hoy, entre otras.

    En este punto hay que saber distinguir entre dos tipos de organizaciones que se encuentran en esta corriente: por un lado, están quienes no se han tomado el trabajo de investigar, analizar y determinar a fondo qué es el MRI, su trayectoria, acumulado histórico y perspectivas, y por ende desconocen o conocen superficialmente estos asuntos asumiendo posiciones simplistas; y por otro lado, están quienes si conocen de este acumulado histórico del MRI pero discrepan a fondo con las tesis básicas del maoísmo que se ven plasmadas en el grado de unidad ideológica alcanzado hasta la actualidad, por lo que niegan cualquier posibilidad de reconstituir el MRI y plantean construir una nueva internacional “maoísta” con otro tipo de tesis; esto último engendra inevitablemente un liquidacionismo de “izquierda”. A los primeros hay que ayudarles a darse cuenta de su error, a los segundos hay que combatirles.

    Es así que existen algunos que sueñan con tener una “nueva internacional” con las fotos de Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao, pero que en sus documentos, declaraciones, debates y resoluciones no se diga nada del capitalismo burocrático en los países oprimidos, no se tope el tema de la guerra popular hasta el comunismo, no existan jefaturas en ningún partido, se rechacen a los partidos comunistas maoístas militarizados, no se vea a la lucha de dos líneas como motor del partido comunista, etc.

    De esta manera, vemos como contra el acumulado histórico del MRI se levanta el liquidacionismo de derecha e “izquierda”, dos caras de una misma moneda, Avakian desde posiciones post-comunistas y los otros desde posiciones aparentemente de izquierda pero que en esencia niegan lo medular del marxismo-leninismo-maoísmo, unos y otros pretenden destruir por completo este acumulado, para jalar cada cual el agua a su molino y todos ellos coinciden en hacer “carga montón” contra el PCP, en aislarlo internacionalmente para tener el camino libre y así poder imponer sus proyectos revisionistas.

    Propuesta de reconstitución del MRI

    Nuestro Partido plantea la reconstitución del Movimiento Revolucionario Internacionalista sobre dos bases objetivas. En primer lugar, existe un acumulado histórico muy importante, es decir una unidad ideológica alcanzada en dos décadas: “Declaración de Otoño” de 1980, “Declaración de fundación del MRI” de 1984, “Viva el marxismo-leninismo-maoísmo” de 1993 y “Por un siglo de Guerras Populares” del año 2000. Este periodo (1980-2000) y quizás algunos años más, viene a ser como un “primer congreso” de los comunistas y revolucionarios maoístas en todo el mundo; “primer congreso” que pretende ser borrado por la Nueva Síntesis de Bob Avakian y las tesis seudo-maoístas de algunas organizaciones. En segundo lugar, al interior del MRI, todavía existen partidos comunistas y organizaciones revolucionarias que como el PCP son de línea roja y pueden y deben enrumbar el debate y la lucha de líneas hacia la completa y cabal derrota de Avakian y sus acólitos, del revisionismo y el centrismo, logrando así dar un salto dialéctico en el MRI. Cogemos firmemente las enseñanzas de Lenin de que si el Partido se desenrumba por el despeñadero del oportunismo lo que hay que hacer es luchar por retomar el camino revolucionario y que no hacerlo es un crimen político, enseñanza que es válida para este caso.

    Finalmente plegamos al pronunciamiento del PCP, por medio del MPP, de que “También consideramos necesario reiterar que el MRI es un paso adelante en la reunificación de los comunistas a nivel mundial, pero no es la Internacional Comunista reconstituida. La reconstitución del movimiento comunista internacional y su expresión orgánica, la Internacional Comunista, no se hará en seminarios, conferencias o foros, ni entre “cercanos y queridos”, sino será obra de los Partidos Comunistas que desarrollen guerra popular en cada país, teniendo como base las guerras populares de las naciones oprimidas. El movimiento comunista internacional será de los comunistas del mundo, de los maoístas, es una tarea inmediata, tenemos una gran responsabilidad, que cada Partido cumpla bien su jornada.”

    BREVE BALANCE DEL MCI, 2012

    Guerras Populares

    Las guerras populares en la India, Perú, Filipinas y Turquía vienen remeciendo el viejo sistema capitalista-imperialista en distintas regiones del mundo. Con avances y reveces, se sostienen.

    -India.-La Guerra popular en la India en la actualidad tiene un importante acumulado de masas y militar revolucionario, es el proceso que más se está desarrollando en el mundo, con avances y retrocesos. Lleva ya 46 años en lucha armada por el Nuevo poder, contra el Estado burgués-terrateniente Indio y el imperialismo norteamericano. Este proceso indiscutiblemente es dirigido por el Partido Comunista de la India (Maoísta).

    El Estado Indio conjuntamente con el imperialismo estadounidense en el año 2005 financiaron el grupo paramilitar (SalwaJudum) que significa “campaña por la paz” grupo contrarrevolucionario encargado de instaurar terror y confundir a las masas indias contra los maoístas, asesinando aldeanos presuntamente pertenecientes o relacionados al Partido Comunista o utilizados de carne de cañón en contra del Ejército Guerrillero Popular de Liberación (PLGA). De igual manera el estado reaccionario en el 2009 inició la “Operación Casería Verde” como una estrategia para aniquilar el accionar del Partido Comunista y el ejército guerrillero y vale recalcar que la GP en la India fue declarada como la más grande amenaza de seguridad interna del Estado indio. Las acciones de la Guerra Popular se centran en los aniquilamientos selectivos de jefes militares, paramilitares, traidores y soplones; además de movilización de masas en las huelgas convocadas por el Partido.
    Teniendo al imperialismo principalmente yanqui, al sangriento Estado de la India, al paramilitarismo, al revisionismo y al capitalismo en esencia, el accionar del Partido Comunista de la India (Maoísta) y las masas combativas no cesa, más bien se incrementa cada día con acciones ideológicas, políticas, militares a la luz del marxismo-leninismo-maoísmo con el fin de destruir el capitalismo burocrático ligado a la semi-feudalidad y semi-colonialidad en la India, por la instauración del Estado de Nueva Democracia.

    Sin embargo de todo esto, vale advertir que si el PCI (Maoísta) no avanza en una mayor y profunda comprensión del Maoísmo, se corre el riesgo de tarde o temprano perder el horizonte, de la capitulación. Por ende, es un deber levantar el internacionalismo proletario con la GP de la India con crítica y lucha de dos líneas.

    -Perú.-La LOD y la LOI vienen siendo combatidas por el PCP, el mismo que viene fortaleciéndose en medio de la lucha de las masas magisteriales, campesinas y estudiantiles, contra viento y marea prosigue la GP. Es la fracción roja dentro del MCI, combate al avakianismo y al prachandismo, por la defensa del MRI. En las propias palabras del PCP ésta es la situación actual de la Guerra Popular en el Perú:

    “Mientras las miserables ratas de la LOD con su MOVADEF pugnan por participar en elecciones, y la LOI está negociando, centran en su militarismo y absurdamente están por hacer guerra regular con una fuerza principal de un puñado de combatientes, el PCP parte de los principios del Partido y la guerra popular, asumiendo su papel partiendo de la realidad, aplicando el principio que desde la cárcel no se dirige la revolución, y menos desde la biblioteca o el escritorio, ni desde el extranjero. Hoy, el Partido avanza en construir organismos en plena lucha reivindicativa, construyendo organismos generados, construyendo organismos con militantes en las fábricas, colegios, hospitales etc., y el Ejército asume su tarea de movilizar – todo en servicio del camino de cercar las ciudades desde el campo, manteniéndose firme en ‘campo principal-ciudad complemento’, el cumplimiento de la revolución democrática y la conquista del Poder en todo el país, para después sin interrupción ninguna continuarla como revolución socialista bajo la dictadura del proletariado, desarrollando sucesivas revoluciones culturales con guerra popular hasta el comunismo.” (¡VIVA EL PRESIDENTE GONZALO Y SU TODOPODEROSO PENSAMIENTO!¡VIVA EL EJÉRCITO POPULAR DE LIBERACIÓN! Movimiento Popular Perú, diciembre de 2012)

    -Filipinas.-En un sector de la dirección del PCF se vienen afincando ideas sobre la necesidad de “acuerdos de paz”, hay que tomar muy en cuenta el peligro de la existencia de otro Nepal, a nivel internacional mantiene una línea política ecléctica respecto al hoxhismo, las FARC y el gobierno de Venezuela. Esto nos demuestra que la GP no es solo fusiles modernos, sino y sobretodo una clara, justa y correcta línea ideológica.

    -Turquía.-La falta de información noticiera y de traductores hace muy difícil conocer a fondo lo que sucede en dicha guerra popular, sin embargo tiene su acumulado y se hace necesaria una mayor solidaridad internacional.

    Páginas web y blogs internacionales

    Nuestro Partido considera que dirigir un periódico, página web o blog de carácter internacional es una gran responsabilidad, pues directa o indirectamente, consciente o inconscientemente, se está direccionando al movimiento comunista internacional en un sentido u otro.

    Por esta razón consideramos como parte del balance del MCI del año 2012, ver el papel cumplido por las diferentes páginas web y blogs internacionales. Realizamos la crítica y autocrítica necesaria y esperamos que los compañeros y camaradas la asuman como proletarios, dejando de lado actitudes y poses pequeño-burguesas. Si en nuestro balance existen puntos erróneos, hay todo el derecho de rebatirlos pero con argumentos, con ideas claras y no con epítetos o toreándolos.

    -Dazibao Rojo.-Hace falta proletarizarse, ser autocríticos, en realidad existieron y existen errores de DR en torno a la caracterización del proceso revisionista en Nepal, tanto antes como ahora. De esto ya lo han planteado camaradas de distintos países. Los compañeros de DR deben comprender que la autocrítica lejos de lesionar la imagen de un partido, organización o dirigente, al contrario la levanta, es una muestra de sinceridad y deseo de avanzar sobre la base de aceptar y corregir los errores. De igual manera es necesario un mayor deslinde con la Línea Oportunista de Izquierda en el Perú, con la camada de José; las notas periodísticas de lo que sucede en dicho país deben ser verificadas y reflexionadas antes de emitirlas. Para ser periodistas revolucionarios hace falta también desarrollar trabajo práctico, pues ahí se comprueba la justeza de las tesis maoístas. Sugerimos desatar la lucha de dos líneas casa adentro.

    -Odio de Clase.-Los compañeros de ODC, si bien vienen difundiendo en alguna medida el marxismo-leninismo-maoísmo, no logran superar el eclecticismo existente en sus filas. No lo decimos nosotros, lo dicen sus propias acciones y comunicados. Unos cuantos ejemplos al respecto: ODC envía un saludo y apoyo al II Congreso de la organización “Reconstrucción Comunista” (con fecha 1/11/2012) que como todos sabemos se declara abiertamente hoxhista. ODC olvida que el hoxhismo es revisionismo anti-maoísta, con esto le hace daño a la tendencia maoísta en España. El 2 de octubre del 2012, publican un artículo sobre Chávez en cuyo encabezado dice: “Siempre nos hemos mostrado muy críticos y hemos sostenido que el régimen de Venezuela no es realmente socialista. Más bien se trata de un régimen reformista de la burguesía patriótica que ha jugado un papel anti-imperialista sobre todo contra el imperialismo yanki.” Con esto, ODC, está negando la tesis maoísta del capitalismo burocrático, pues Chávez no es “burguesía patriótica” sino burguesía burocrática, caso contrario entraría en el frente único y habría que apoyarlo, además no es un régimen reformista sino fascista, y no es anti-imperialista, sino demagogo de discurso anti-yanqui, pero en el fondo es pro-imperialista. En este caso ODC genera confusión en los comunistas y revolucionarios principalmente de América Latina. El 29 de noviembre de 2012, publican un comunicado sobre la Base Mantaro Rojo en el que dicen: “Hace tiempo nosotros ODC reconocemos que teníamos dudas sobre el PCP-BMR. Entre los rumores malintencionados de algunos y que otros nos trataron de malmeter contra estos camaradas nos crearon dudas.” Ahora que el propio PCP ha denunciado públicamente la existencia de una campaña internacional en su contra, valdría que los compañeros de ODC digan claramente quienes son los que andan propalando rumores malintencionados contra la base Mantaro Rojo, eso es un deber revolucionario y no hacerlo creará dudas respecto a la sinceridad de ODC. De igual manera el 11 de diciembre de 2012, publican un comunicado y enlace de la página “metal-arte: anti-fascismo y libertad”, dicha página y las organizaciones que la sostienen son de Ecuador y las conocemos muy bien por su tenaz eclecticismo, pues cogen tanto del anarquismo, marxismo e incluso de la “Nueva Síntesis” de Bob Avakian como está subido en su propia página con fecha 4 de diciembre y bajo el título “Todo lo que te han dicho sobre el comunismo es falso”. Con esto ODC contribuye a sembrar confusión en el Ecuador. ¿Por qué resaltamos todo esto? Simple y llanamente porque ODC no es un blog exclusivamente para un país específico, sino a nivel internacional y por ende todo lo que haga o deje de hacer tiende a repercutir en los comunistas y revolucionarios de otras latitudes, por tal razón es un deber internacionalista de nuestro Partido combatir ese eclecticismo, hasta que los compañeros de ODC se autocritiquen y cambien.
    -Sol Rojo.-La página y la revista SR, órgano teórico del PCP mediante el MPP, viene de un proceso de resistir la campaña internacional de la reacción y el revisionismo por aislar al PCP. Por un lado, les atacan Bob Avakian y sus acólitos, negando su representación en el MRI, falseando la realidad, combatiendo al pensamiento Gonzalo, etc. Por otro lado les atacan organizaciones seudo-maoístas; a los dos ataques se suma la campaña reaccionaria de la derecha que mediante personas como Luis Arce Borja, Colmenares y otros, les tiran lodo de una u otra forma tratando de desprestigiarles ante el MCI. Sin embargo de todo esto, los camaradas han resistido e incluso pasado a la ofensiva como fue la convocatoria y realización de la Conferencia de Madrid en Octubre del 2012 y la edición de la revista SR número 38. ¿Por qué nuestro Partido tiene confianza en los camaradas que dirigen el MPP, la página y la revista Sol Rojo? Porque políticamente aciertan en muchos aspectos de la lucha de clases en la arena internacional y del Perú, cumpliendo el principio maoísta de que la práctica es el criterio de la verdad. Así por ejemplo, en el año 2006 la revista Sol Rojo número 27 hace un importante e irrefutable análisis sobre los gobiernos fascistas en América del Sur, lo que se ha ido comprobando paso a paso de una forma científica. De igual manera contribuyen enormemente a la defensa del maoísmo y el combate al nuevo revisionismo, si leemos la revista Sol Rojo de hace varios años atrás veremos como ya, desde el 2004 aproximadamente, el PCP venía combatiendo abiertamente a Avakian y el PCR-EU cuando otros ni siquiera tenían noción del peligro que representaba; a la vez vienen bregando para que no se repita otro Nepal en el mundo demostrando cual es la esencia del plan del imperialismo de acuerdos de paz. Es decir, la página web y la revista Sol Rojo viene cumpliendo, en lo fundamental, el papel que el PCP le asignara respecto a funcionar como fracción roja dentro del movimiento comunista internacional, levantando un auténtico internacionalismo proletario. Lógicamente siempre hace falta mejorar y una crítica que les hacemos a los camaradas es prestar más atención a los pedidos de refuerzo ideológico de compañeros y camaradas de otros países.

    -Luminoso Futuro.-Puede dar más si logra avanzar de comprender el ml-pensamiento Mao al maoísmo como tercera, nueva y superior etapa del marxismo, de ahí se derivaría un salto dialéctico. Dicho blog aporta al MCI pero debido a insuficiencias ideológicas en repetidas ocasiones asoman artículos de organizaciones ajenas por completo al maoísmo como son comunicados de solidaridad con los 10 detenidos del MPD (hoxhismo, parlamentarismo) en Ecuador.

    -Maoísmo Línea Roja.-La sección del PCE para la difusión y defensa del maoísmo a nivel internacional cumple su primer aniversario de funcionamiento. En este primer año hemos tenido diferentes experiencias en ir consolidando nuestro trabajo.

    En primer lugar, se organizó la biblioteca marxista-leninista-maoísta por autores, temas y fechas históricas con alrededor de 100 libros y documentos para que sirva como fuente directa de consulta del MCI. En segundo lugar recopilamos y editamos el himno la Internacional en cerca de 20 idiomas para rescatar la identidad de los comunistas en todo el mundo y que puedan ser descargados y utilizados en los diferentes eventos del MCI. A nivel teórico y propagandístico tratamos de agrupar a todos los partidos comunistas y organizaciones revolucionarias de línea roja, en esto buscamos ser lo más meticulosos posibles para no generar confusión en el MCI, para no pasar contrabandos revisionistas bajo disfraz maoísta. Sin embargo, tenemos todavía serias limitaciones que superar y autocríticamente nos predisponemos a hacerlo en este nuevo año. Estas limitaciones tienen que ver con tres ejes: nos falta mejorar en cuanto al tiempo dedicado para la publicación de artículos y manejo del blog, traducción de documentos en otros idiomas e investigación de la existencia de otros partidos y organizaciones en el mundo y que están en proceso de afirmase en la línea roja para subir sus ponencias, fotos, etc.

    Simultáneamente expresamos nuestro sentido internacionalista de contribuir ideológicamente con otros compañeros y camaradas en proceso de organización en otros países, como es el caso de un grupo de revolucionarios en Venezuela que se predisponen a asumir el maoísmo y construir el Partido Comunista en su país. Dicho proceso es embrionario todavía, pero avanzará; aprovechamos la oportunidad para enviarles calurosos saludos proletarios desde la mitad del mundo y decirles a dichos compañeros que no flaqueen, que sigamos adelante, que este proceso es difícil pero muy luminoso a la vez.

    TAREAS DE LOS COMUNISTAS Y REVOLUCIONARIOS MAOÍSTAS


    -Levantar el internacionalismo proletario con debate y lucha: no contraponer unas guerras populares con otras, cada una tiene sus propios aportes y puntos débiles.

    -Prepararse para la guerra popular en sus propios países, no debe haber partido u organización de nuevo tipo que no tenga la GP en su agenda de trabajo o en sus planes estratégicos.

    -Defender el maoísmo de los ataques del nuevo revisionismo.

    -Determinar el programa democrático o socialista, según cada país, es decir dotarse de un norte rojo estratégico.

    -Combatir el plan del imperialismo de “acuerdos de paz”, y al revisionismo armado.

    -Luchar por la reconstitución del MRI, defendiendo su acumulado histórico y derrotando a Avakian y Prachanda.

    ¡VIVA EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO!
    ¡LA REBELIÓN SE JUSTIFICA!
    ¡SALVO EL PODER, TODO ES ILUSIÓN!
    ¡EL PODER NACE DEL FUSIL!
    ¡POR UN SIGLO DE GUERRAS POPULARES!
    ¡COMBATIR AL IMPERIALISMO, PRINCIPALMENTE A EEUU, CHINA Y RUSIA!
    ¡GUERRA POPULAR HASTA EL COMUNISMO!
    ¡ABAJO EL PLAN IMPERIALISTA DE “ACUERDOS DE PAZ”!
    ¡ABAJO EL CRETINISMO PARLAMENTARIO!
    ¡COMBATIR SIN TREGUA AL REVISIONISMO Y AL CENTRISMO!
    ¡POR LA CONSTITUCIÓN Y RECONSTITUCIÓN DE PARTIDOS COMUNISTAS MAOÍSTAS MILITARIZADOS!
    ¡DESATAR LA LUCHA DE DOS LÍNEAS EN EL SENO DEL MCI!
    ¡POR LA RECONSTITUCIÓN DEL MRI AFERRÁNDOSE AL MAOÍSMO, DERROTANDO Y EXPULSANDO A LOS REVISIONISTAS AVAKIAN Y PRACHANDA!
    ¡COMBATIR Y APLASTAR LA CAMPAÑA INTERNACIONAL DE LA REACCIÓN Y EL REVISIONISMO PARA AISLAR AL PCP!
    ¡COMBATIR AL IMPERIALISMO, LA REACCIÓN Y EL REVISIONISMO INDESLIGABLE E IMPLACABLEMENTE!
    ¡VIVA LAS GUERRAS POPULARES DE LA INDIA, PERÚ, FILIPINAS Y TURQUÍA!
    ¡NUESTRA META FINAL ES EL DORADO COMUNISMO!

    COMITÉ DE RECONSTRUCCIÓN
    PARTIDO COMUNISTA DEL ECUADOR

    05/01/2013

    PARTIDO COMUNISTA DEL ECUADOR

    kantaria
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 813
    Reputación : 912
    Fecha de inscripción : 12/05/2011

    Re: RECONSTITUIR O LIQUIDAR EL MRI, LUCHA ENTRE MARXISMO Y REVISIONISMO

    Mensaje por kantaria el Dom Ene 20, 2013 4:13 am

    RESPUESTA DE LA UOC AL COMUNICADO


    LUNES, 14 DE ENERO DE 2013
    Respuesta de la UOC (MLM) al documento del CR-PCE



    UN CAÑONAZO CON POLVORA MOJADA CONTRA LA DECLARACIÓN CONJUNTA DEL 26 DE DICIEMBRE 2012

    A pocos días de que partidos y organizaciones marxistas leninistas maoístas de diversos países, reafirmaran en una Declaración Conjunta que ¡LA UNIDAD INTERNACIONAL DE LOS COMUNISTAS EXIGE LA DERROTA DEL REVISIONISMO AVAKIANISTA, DEL CENTRISMO Y TODAS LAS FORMAS DE REVISIONISMO!, denunciando específicamente el revisionismo de la llamada “nueva síntesis” del Partido Comunista Revolucionario, Estados Unidos - PCR,EU, he aquí que de nuevo, de manera sospechosa y vergonzante, aparece un escrito del Comité de Reconstrucción del Partido Comunista del Ecuador - CR-PCE, cuya confusión de hecho sirve a la política oportunista de desviar el debate sobre la cuestión medular de la unidad internacional de los comunistas, además que en un pretendido “Balance del MCI en el 2012”, agravia y crea intrigas prestándose para desprestigiar, contrapuntear y desmoralizar a los comunistas firmantes de la Declaración.

    El escrito del CR-PCE titulado “RECONSTITUIR O LIQUIDAR EL MRI, LUCHA ENTRE MARXISMO Y REVISIONISMO” es un modelo de cómo, bajo palabrería anti-revisionista, termina sirviendo al centrismo, y en última instancia, al propio revisionismo. Su denuncia al revisionismo de Avakian y Prachanda, no va más allá de percibir la apariencia del nuevo revisionismo surgido en el Movimiento Revolucionario Internacionalista - MRI. El CR-PCE en su jactancioso análisis del MRI, ni siquiera logra ver una verdad revelada por los hechos, demostrada desde hace años por los marxistas leninistas maoístas, e incluso aceptada a regañadientes por los propios protagonistas del centrismo y del nuevo revisionismo: el Movimiento Revolucionario Internacionalista — MRI, cayó en la bancarrota ideológica, política y organizativa, colapsó, fue liquidado, fue asesinado por la unidad, tolerancia y conciliación con las tendencias oportunistas surgidas en ese movimiento, llevando al predominio de una nueva forma del viejo oportunismo, una nueva forma de oportunismo que falsea el marxismo a nombre del marxismo leninismo maoísmo. Por eso el CR-PCE invoca la “reconstitución del MRI” “expulsando” a unos malvados personajes, como si el oportunismo fuera un problema de individuos y no de intereses de clase que desnaturalizan y degeneran el partido. “¡Abajo los revisionistas Avakian, Prachanda y Bhattarai!” es la consigna de moda bajo la cual los partidos maoístas centristas provenientes del MRI y el propio hijo legítimo del prachandismo, el “nuevo” Partido Comunista de Nepal (Maoísta) - PCN(M) de Kiran, pretenden encubrir su conciliación con el revisionismo y su propia herencia revisionista. Esa es una posición diametralmente opuesta a la enseñada por Marx y Engels frente a Bakunin y el papel intrigante escisionista del anarquismo en la Primera Internacional; por Lenin y Stalin ante Kautsky y la traición socialchovinista en la Segunda Internacional; por Mao ante Jruschov y el degenero revisionista del Partido Comunista de la Unión Soviética - PCUS.

    El revisionismo surgido en el seno del MRI es la forma oportunista que en estos tiempos urge y necesita el sistema capitalista en completa descomposición. Tal revisionismo seudo MLM, es el peligro principal, puesto que divide y confunde a la vanguardia, maniata su papel dirigente de la revolución, liquida su organización, traiciona y malogra sus avanzadas, como lo demuestra la amarga experiencia del MRI y de la Guerra Popular en Nepal.

    Esa esencia del fenómeno y como tal, médula del debate internacional, es incomprensible para el CR-PCE, pero no para los marxistas leninistas maoístas, a quienes compromete no por un deseo voluntarioso, sino por la necesidad objetiva de la Revolución Proletaria Mundial de derrotar y sepultar al imperialismo, a proseguir la lucha por la Internacional Comunista de Nuevo Tipo basada en el Marxismo Leninismo Maoísmo, justamente la tarea histórica más importante inspiradora del MRI y por la cual se hizo realidad en 1984, jugando el papel de centro de dirección del Movimiento Comunista Internacional durante dos décadas, para luego ser abatido por la traición revisionista en sus propias filas.

    Son las enseñanzas de la inmediata experiencia histórica, que obligan a los marxistas leninistas maoístas a luchar por la unidad internacional de los comunistas, a condición del deslinde y combate irreconciliable con todo tipo de oportunismo, pues “la lucha contra el imperialismo es una frase vacía y falsa si no va ligada indisolublemente a la lucha contra el oportunismo.”[1]

    Esas han sido las verdades que partidos y organizaciones de varios países han proclamado conjuntamente en el aniversario del nacimiento del Presidente Mao tanto en el 2011 como en el 2012. Y contra ambas declaraciones de guerra al revisionismo, ha salido a mediar el CR-PCE: primero en su escrito “NOTAS DEL PCE SOBRE LA LUCHA CONTRA EL CENTRISMO” del 21 de enero 2012, llamando a centrar la atención en el revisionismo jruschovista, el trotskismo y el hoxhismo, corrientes oportunistas a las cuales el movimiento MLM desde años atrás había desenmascarado, derrotado y delimitado campos, en un triunfo del marxismo que hizo posible la base de unidad del MRI. Esa equivocada posición del CR-PCE al tildar de centristas y atacar a los partidos y organizaciones que osaron levantarse en lucha contra el centrismo y el revisionismo del MRI, de hecho sirvió de apoyo al verdadero y peligroso centrismo de estos tiempos, contra el cual fue dirigida en ese entonces la denuncia de la Declaración Conjunta. Posteriormente, el pasado 5 de enero de 2013, en el escrito mencionado al comienzo, el CR-PCE de nuevo enfila sus cañones contra la Declaración de los marxistas leninistas maoístas, sin mencionarla, sino con el estilo truculento y vergonzante, de confundir, desestimar la verdadera esencia del debate y llamar a resucitar el cadáver del MRI, elevando tal disparate a la categoría de “eje del debate” y centro de la lucha entre el marxismo y el revisionismo en cuanto al problema de la unidad y organización internacional de los comunistas, confundiendo la tarea de construir una nueva Internacional con los pasos y formas concretas del proceso para cumplirla. Todo un galimatías soportado en especulaciones y falsedades que solo sirven para engañar incautos, como el cuento de que quienes llaman a seguir la lucha por una nueva Internacional, desconocen la experiencia del MRI y han armado un complot contra el PCP. Por su forma y contenido el alegato del CR-PCE es absurdo, equivocado y ridículo, que en la práctica da una mano al centrismo internacional y en últimas, al revisionismo seudo MLM; de ahí los aplausos de los jefes centristas europeos y de los infaltables intrigantes anónimos en la Internet. El documento del CR-PCE es un cañonazo con pólvora mojada contra la trascendental, firme y correcta Declaración Conjunta anti-revisionista del 26 de Diciembre 2012.

    El CR-PCE habla de la lucha de líneas y de buscar la verdad en los hechos, pero los convierte en letra muerta cuando apela a guarecerse en el prestigio histórico del Partido Comunista del Perú, pues el método que dice defender, no lo aplica al difícil proceso del PCP, empezando porque son los comunistas de ese país quienes tienen la autoridad del conocimiento por experiencia directa y, como tal la responsabilidad ante el MCI, de racionalizar la verdad sobre el sobrevenir histórico y la situación actual del PCP y la Guerra Popular, luego del recodo de 1992. Pretender como lo hace el CR-PCE, exigir a los comunistas de otros países tomar partido incondicional por alguna de las diversas posiciones provenientes del PCP, en particular las del extranjero, donde cada una por su lado se dice representar el verdadero PCP y denuncia a las demás como parte de la línea oportunista de derecha o de la línea oportunista de “izquierda”, es genuino subjetivismo “izquierdista” de reemplazar la realidad objetiva por los deseos subjetivos. Es imperdonable desconocer que en esta época del imperialismo, las tendencias ideológicas y políticas ya no son exclusivas de cada país, sino expresiones particulares de las tendencias más generales sobre las cuales se debate en el MCI, como lo demuestra la denuncia y el deslinde con la Línea Oportunista de Derecha - LOD realizados en vida del MRI, contra una línea oportunista de derecha que no surgió exclusivamente en el PCP, sino que luego se impuso en otro partido del MRI, el viejo PCN(M), cuyo acuerdo de traición fue saludado por diversos partidos (ML) y también por los partidos centristas (MLM) del MRI, y hoy merodea por otros procesos, incluso de guerra popular, pues la lucha de líneas es una ley objetiva e inevitable en la construcción del partido del proletariado.

    El engreimiento intelectual del CR-PCE colinda con la ignorancia y la confusión. Alaba el mérito de las Declaraciones del MRI, pero no atina a comprender su verdadero contenido, como es el caso de la Declaración del 84 en la cual se denuncia la teoría revisionista de los tres mundos, se plantea en forma marxista el problema de las formas de lucha, e incluso se refleja la lucha de líneas en el propio MRI sobre el conocimiento científico del desarrollo del capitalismo en los países oprimidos, en un esfuerzo por conocer el mundo como es y no como se desea que fuera, sin ni siquiera utilizar la formulación de “capitalismo burocrático”. Un mérito materialista dialéctico de la Declaración, que el CR-PCE pasa por alto o no quiere ver o no le conviene admitir, a pesar de declararse defensor acérrimo del MRI y vengador contra quienes, según él, desconocen el “acumulado histórico” del MRI.

    Igual ocurre con el gran salto del Marxismo Leninismo a Marxismo Leninismo Maoísmo alcanzado en la Declaración del MRI en el 93, elogiado por el CR-PCE para a renglón seguido echarlo en saco roto, reduciendo el Marxismo Leninismo Maoísmo a una especie de “síntesis” en un simplemente “maoísmo”. En el contenido del maoísmo defendido por el CR-PCE, parece que se hubiera propuesto la desmaoización del maoísmo. El 3 de diciembre del año 2010 en su intervención en una conferencia, titulada “QUE EL MAOÍSMO PASE A COMANDAR LA NUEVA OLA DE LA REVOLUCIÓN PROLETARIA MUNDIAL” presenta la “teoría de los tres mundos” y la “teoría del capitalismo burocrático” como las dos tesis básicas del maoísmo, cuando bien se sabe que la primera es de cuño revisionista chino, y la segunda, se refiere al problema del conocimiento de la realidad socioeconómica de los países oprimidos, pero planteado como el principio del capitalismo burocrático como lo hace el CR-PCE, queda reducido a una fórmula tomada de manera mecánica, idealista y metafísica de la experiencia china.

    El 30 de septiembre de 2012 en “Enseñanzas de la Revolución China”, sin mediar autocrítica sino cambiando de posición disimuladamente — como es el estilo de los centristas provenientes del MRI — habla de la “guerra popular” (forma superior de la lucha política), “capitalismo burocrático” (una forma de concebir el capitalismo en los países oprimidos) y “lucha de líneas” (una ley de la construcción del partido), y lo erigen en los “puntos fundamentales” del maoísmo. Luego, en el documento del pasado 5 de enero amplían “las principales tesis del maoísmo” a: “capitalismo burocrático, lucha de dos líneas, guerra popular hasta el comunismo, partidos comunistas militarizados, jefaturas, construcción concéntrica de los tres instrumentos de la revolución, contradicción entre el imperialismo y las naciones oprimidas como la contradicción principal en el mundo de hoy, entre otras.” Es decir, el gran salto de la ciencia de la Revolución Proletaria Mundial a Marxismo Leninismo Maoísmo es reducido por el CR-PCE a simple “maoísmo” cuyos fundamentos ya no tienen nada que ver con los principios del marxismo, donde ni más ni menos que la suprema cuestión de la Dictadura del Proletariado desapareció de los “fundamentos o principales tesis maoístas”. En esencia, el CR-PCE por un camino “izquierdista”, llega a la misma conclusión revisionista del avakianismo y del prachandismo: “los viejos principios del marxismo, son insuficientes para comprender el mundo y hacer la revolución en el siglo XXI”. Y a manera de colofón, otra perlita: en el artículo “EL ANARQUISMO Y SU ESENCIA REACCIONARIA” del 13 de diciembre de 2012, el CR-PCE encabeza con una cita del camarada Stalin, que inicia diciendo “Nosotros consideramos que los anarquistas son verdaderos enemigos del marxismo…”, y a renglón seguido el ultra-maoísta CR-PCE afirma: “Una de las principales variedades del oportunismo de izquierda es precisamente el anarquismo”. Saca el anarquismo de los enemigos abiertos del marxismo y lo mete dentro de los falseadores del marxismo. Con razón su gran confusión frente a la lucha contra el oportunismo, si todavía no identifica qué es el oportunismo. En esas condiciones llamar eclécticos a otros comunistas, es pura presunción intelectual pequeño burguesa. Definitivamente el CR-PCE, borra con la derecha lo que escribe con la izquierda. Objetivamente sus ataques son contra la izquierda MLM; en los hechos, sirven al centrismo y al revisionismo seudo MLM.

    No nos arredran las anatemas del CR-PCE por no hablar su lenguaje. No hay nada soterrado, ni existe armado ningún complot. Somos perfectamente conscientes de las divergencias existentes sobre la caracterización de la sociedad y la revolución en los países oprimidos capitalistas, sobre la actual contradicción principal mundial, sobre la pretendida separación entre la insurrección y la guerra popular, entre otras, con camaradas de otros partidos y organizaciones con quienes hoy tenemos una importante base de identidad sobre la esencia de la debacle del MRI y el peligro principal para la unidad del MCI, la cual nos permite declarar abiertamente: ¡LA UNIDAD INTERNACIONAL DE LOS COMUNISTAS EXIGE LA DERROTA DEL REVISIONISMO AVAKIANISTA, DEL CENTRISMO Y TODAS LAS FORMAS DE REVISIONISMO! Tal es la base de unidad para tratar nuestras divergencias entre comunistas y como contradicciones en el seno del pueblo.

    Finalmente, llegando al colmo de la soberbia profesoral, en el escrito del 5 de enero, el CR-PCE se erige en autoridad suprema del MCI con poderes caídos del cielo, de un lado, para vanagloriarse por su trabajo y publicaciones; y de otro, para lanzar juicios salomónicos sobre el trabajo de otros comunistas, impartiendo consejos y recomendaciones a los pobres mortales de otros países.

    Y pareciera un pretexto para enfilar otra vez un ataque ponzoñoso contra los camaradas del Colectivo Odio de Clase, firmante de la Declaración del 26 de diciembre, juzgando atrevida y sesgadamente su trabajo en el Blog, rebuscando algunos defectos secundarios para presentar a los camaradas como eclécticos, pretendiendo desmoralizarlos desacreditando el trabajo de su Blog, que es fundamentalmente correcto pues sirve a la causa del proletariado y a las tareas de los marxistas leninistas maoístas. Así, desprestigiando a uno de los Colectivos firmantes de la Declaración y activista en la lucha actual contra el revisionismo seudo MLM, el CR-PCE pretende desacreditar la línea correcta que esta organización ha defendido públicamente en conjunto con otros partidos y organizaciones. Una intriga que sirve y llena de regocijo a los centristas prestos a aplaudir y publicitar el ataque del CR-PCE, pero que en las filas de los marxistas leninistas maoístas se traduce en odio de clase, ánimo, fervor y firmeza para proseguir la lucha contra todo tipo de oportunismo, incluidas las posiciones centristas del Comité de Reconstrucción Partido Comunista del Ecuador.

    Periodista Vocero Revolución Obrera

    Órgano de la Unión Obrera Comunista (MLM)

    Colombia, Enero 14 de 2012


    [1] Lenin - El imperialismo, fase superior del capitalismo.
    Publicado por Odio de Clase


    Mao
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 35
    Reputación : 39
    Fecha de inscripción : 08/10/2012

    Re: RECONSTITUIR O LIQUIDAR EL MRI, LUCHA ENTRE MARXISMO Y REVISIONISMO

    Mensaje por Mao el Mar Ene 22, 2013 6:20 am

    Impecable lo del PCE. Muy bueno.Por desgracia en mi país no hay maoístas sino troskos por todas partes. El Partido Comunista Popular es de la linea del PCP-SL pero creo que ya se fundieron. igual creo que eran dos o tres. saludos y suerte con la reconstrucción del MRI (que en mi opinión durante la época de mayor auge del Sendero, el MRI fue la verdadera Internacional).

    kantaria
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 813
    Reputación : 912
    Fecha de inscripción : 12/05/2011

    Re: RECONSTITUIR O LIQUIDAR EL MRI, LUCHA ENTRE MARXISMO Y REVISIONISMO

    Mensaje por kantaria el Miér Ene 23, 2013 2:14 am

    RESPUESTA DEL PARTIDO COMUNISTA (MARXISTA- LENINISTA) DE PANAMÁ


    UN PASO ADELANTE, AL FIRMAR LA DECLARACIÓN CONJUNTA DEL 26 DE DICIEMBRE, Y DOS ATRÁS

    Por Quibian Gaytan
    Vocero del Comité Central del Partido Comunista (Marxista-Leninista) de
    Panamá



    El partido en el Estado Español Organización Comunista Bandera Roja (OCBR) tomando como verdad de a puño una conseja dirigida a nosotros por el CR-PCE., asumiéndola también nos recomienda profesoralmente de “lo necesario que es pasar del “pensamiento Mao Tse-tung” al maoísmo”. (El resaltado les pertenece). No compañeros, no es correcto dar consejos sin que nadie se los solicite. ¿Por qué si Ustedes no se siglan así, recomiendan otros así lo hagan? Hacer eso es inadmisible, es ingerirse en la majestad estructural de un partido comunista independiente; irrespetuoso y violador de las normas tradicionales consagradas en las relaciones interpartidarias en el Movimiento Comunista Internacional, de ayer y de hoy.

    Escriben, además, como para remarcar el tributo que pagan al neocolonialismo ideológico: “… es perfectamente entendible para todos los maoístas, que consideran el maoísmo como parte y desarrollo del marxismo-leninismo”. ¡Habéis descubierto la goma de mascar! ¡La mayoría tiene siempre la razón, por lo que a la supuesta “minoría” sólo le toca marcar el paso del pelotón. ¡Que profundidad de pensamiento!

    Para algunas personas, por estarse dando pellizcos en el ombligo, obnubilada la conciencia por la creencia de ser el centro único no ya del mundo del marxismo sino del Pensamiento Maoísta, no dejan pasar por su mente el hecho político objetivo de que más allá de su horizonte ideologista existen otros proyectos de unificación internacional, que poseyendo el mismo objetivo correcto de construcción de la Nueva Internacional Comunista, están dando pasos concretos en esa misma dirección pero desde otras perspectiva del acumulado teórico y práctico del Movimiento Comunista Marxista-Leninista basado en la verdad universal y en el enriquecimiento de los principios revolucionarios proletarios legados por el camarada Mao, desde la segunda mitad del siglo XX a hoy.

    Ciertamente, entre esa diversidad de proyectos internacionales existen y subsisten una gran gama de diferencias teóricas interpretativas, de mayor o menor acercamiento al pensamiento de Mao, reclame de ortodoxia de líneas estratégicas y tácticas y del camino más o más expedito a la victoria de la revolución social. Son, ellos, factores de diferenciación ideológica, contradicciones objetivas y subjetivas, de desunión política y organizativa entre los diferentes proyectos organizativos internacionales y en el seno mismo de cada uno de ellos. Debido a los cuales encontraremos y encontramos siempre en el seno de los mismos, sea a nivel de proyecto organizativo y político internacional o de cada concreción organizativa nacional, un ala de derecha, un ala de centro y un ala de izquierda. No obstante, dichos factores hasta cierto punto limitantes, tienen en común, además de la realización victoriosa de la Revolución Proletaria Mundial y la instauración de la Dictadura del Proletariado internacional, el reconocimiento e implantación como ciencia de la emancipación del proletariado y de la humanidad aún oprimida el Pensamiento-guía de Mao Tse-tung o Maoísmo, el marxismo-leninismo del siglo XXI.

    Es, pues, tarea internacional central conseguir la unidad en la diversidad de interpretación y aplicación del Pensamiento-guía Maoísta. Tarea política, de valor internacional y absolutamente insoslayable, que demanda de todo comunista proletario e internacionalista el buscar, identificar y unir a la izquierda, maoísta, ganarnos al centro avanzable a la izquierda, neutralizar o recuperar a la derecha de cara al sano pensamiento maoísta y a la violencia revolucionaria.

    Eso exige el sano juicio comunista, marxista-leninista-maoísta hoy. Pero no para ciertos “maoístas” –pésimos seguidores del pensamiento Gonzalo-, del tipo del CR-PCE, al parecer seguidos, a pies juntillas, por los compañeros del OCBR, indigestados por un dogmatismo ideologista trotskysante, se comprometen en una adulteración absolutista y burocrática de la maoísta tesis de la lucha de dos líneas. La que en sus manos se convierte, bajo un atosigado y momificado enfrentamiento a “muerte” entre “línea roja” y “línea negra” sin contenido comunista proletario real en materia de organización del partido y de la Internacional en fraccionalismo de hecho y eternas pugnas “literarias” sobre cuestiones vitales o de segundo orden. Absolutizar, venga a cuento o no, la lucha de líneas: encontrar y batir al revisionismo, al eclecticismo y el conciliacionismo y si no lo encontramos entonces debemos inventarlo. Pero, no en la propia estructura partidaria. ¿Qué es todo eso? Revisionismo de nuevo tipo, pero en su real significado político y de clase anarquismo en materia de organización de la más pura cepa.

    ¿Acuso, por todo lo señalado arriba, a los compañeros dirigentes de la OCBR de ser trotskystas o de ser falsos maoístas? De ningún modo. Por firmantes de la Declaración Conjunta del 26 de diciembre último nada los señala de tales. Sólo que se han dejando sorprender en su buena fe o se han dejado llevar por diferencias circunstanciales o exacerbados sentimientos nacionalista como señalan los camaradas de la UOC (MLM) en su último Pronunciamiento - recordemos que ellos mismos se reconocen como formando parte del “Estado Español”- dados los venenosos y “carroñeros” ataques, como los calificase el Colectivo del blog Odio de Clases, y lo son aunque los señores del CR-PCE hayan intentado cubrirse con un desinteresado e inocuo derecho de “crítica”.

    El derecho de crítica es norma de principios y de vida en un Partido Comunista. Se trata de una ley general de construcción del Partido Comunista, en el país que sea, y del viejo Movimiento Comunista Internacional como del Nuevo en construcción. El principio de la crítica y autocrítica es un arma de evitar y corregir los errores en y el Partido y de cada miembro de él; una herramienta de educación colectiva y de autoeducación del militante o cuadro. Jamás puede ser utilizada como un arma destructiva del aparato del Partido o de la personalidad individual de cada miembro. Libertad de crítica y deber de autocrítica son, pues, dos aspectos que dialécticamente se complementan. Tiene un valor absoluto en y para el Partido, su único limitante es que debe apoyarse indefectiblemente en la Línea Organizativa del partido (Declaración de principios, Programa Político y en los Estatutos partidarios). Por lo que, de no existir crítica y autocrítica en un Partido Comunista y en el MCI (mlm), entonces o no existirá vida normal y sana en su seno o no estaremos ante un Partido Comunista de tipo leninista-maoísta.

    La crítica como la autocrítica, como queda dicho, jamás puede ser utilizada, por fuerte que sean las discrepancias, como un arma de aniquilamiento de un miembro o parte formativa del Partido, ni de sacudimiento de la vida democrática y unidad interior del Partido ni como mandurria utilizada contra un Partido o Colectivo comunista con la cual se han contraído compromisos de fraternidad o de mutuo reconocimiento. Si alguien hiciese eso, ya no estaríamos de cara ante un correcto utilizamiento de la crítica y la autocrítica, sino ante genuino ataque. Se crítica al camarada o al Partido Comunista fraternal, se ataca al enemigo de clase en materia ideológica, materia política y revolucionaria y en materia organizativa. Eso debe quedar absolutamente claro y no puede haber discusión o peros al respecto. Se trata del ABC del marxismo-leninismo-maoísmo.

    ABC del marxismo-leninismo-maoísmo que, por el contrario, caracteriza indeleblemente el tipo de relaciones que el CR-PCE quiere imponer –a golpe de vaqueta- a otros Partidos, con los cuales mantiene o ha mantenido puntos de afinidad y puntos de diferencias (preciso, toda diferencia es ya una contradicción en el seno del proletariado comunista a superar). Constante y reiterativamente éste Partido, aunque tratando de matizarlos con llamado a “no confundir la crítica con ataque”, ha estado violando estos principios normativos de las relaciones entre partidos fraternales. No tiene pepitas en la lengua ni control sobre las teclas del ordenador. Así públicamente, sin que mediasen relaciones formales de reconocimiento y respeto mutuo, nos han llenado y eso cuando sólo hemos tenido contactos informales desde 2011 de vituperios, groseros, infamantes e ingerecionistas: “oportunistas”, “revisionistas”, “oportunistas”, “eclécticos” y otras lindezas adjetivales. Los que las hemos recibido con encogernos de hombro; es más, le hemos señalado, en intercambio epistolar bilateral, libre sois de etiquetar a Raimundo y a todo el mundo como os plazca. Pero, por lo menos, tenemos el derecho de exigirles sobre que hechos concretos basan su exigencia de conducirnos ante un Tribunal de Disciplinamiento Internacional Comunista marxista-leninista-maoísta y la entidad internacional que debería atender este histórico caso. ¿El MRI? ¿CIPOML-ICOR?

    Por lo que se sabe, y lo saben tanto el Movimiento Comunista Internacional Marxista-leninista-Pensamiento de Mao Tse-tung, el Movimiento Comunista Internacional Marxista-Leninista-Maoísta como el Movimiento Comunista Internacional (Maoísta) nunca hemos sido parte del MRI, como tampoco adscritos hasta ahora a la Línea General Internacional del PCP. Aunque sí hemos sido y somos parte de CIPOML-ICOR, con el cual hemos contraído compromisos políticos, de respeto y reconocimiento mutuo, de respeto a la propia identidad ideológica marxista-leninista-Pensamiento de Mao Tse-tung y no injerencia en los asuntos que competen a cada quién y no realización de debates públicos, entre otros. CIPOML-ICOR han respetados dichos acuerdos y nosotros, el PC (ML) P, intentado cumplir con los compromisos conscientemente adquiridos.

    Aún antes de ese marco de acuerdos con CIPOML-ICOR, nuestro Partido ya ha establecido independientemente su propia Línea Internacional. Esquemáticamente resumible así, bregar activamente por la construcción del Partido Comunista Mundial de Nuevo Tipo, por una nueva Internacional Comunista basada en el Marxismo-Leninismo-Maoísmo, y buscar establecer contactos y relaciones con todos los Partidos Comunistas Marxistas-Leninistas-Pensamiento de Mao Tse-tung –aún no conocíamos la existencia del Movimiento Comunista Internacional (Maoísta), aunque sí referencias bastante débiles sobre el PCP y el MRI- de los diversos países del mundo. Desarrollando tal tarea nos hemos propuesto establecer contactos y relaciones con todos los partidos comunistas marxistas-leninistas, hoxhistas, no marcadamente hostiles al marxismo-leninismo-pensamiento de Mao Tse-tung, con la convicción en ellos podríase encontrar un ala de izquierda consecuentemente marxista-leninista antirrevisionista.

    OCBR ha cometido un desliz, por decir lo menos, por desconocer, al parecer, nuestra existencia política organizativa, trayectoria política y nuestra toma de posición ideológica plasmada en nuestros Documentos Centrales (Programa Político Fundamental y Programas concretos o plataformas políticas concretas, Declaración de Principios y Estatutos), como de nuestra Línea Política Internacional. Él, el redactor del comunicado de enero del OCBR, al repetir mecánica y seguidistamente el “consejo” del CR-PCE respecto a los comunistas de Panamá –quizás tras intentar informarse de escritos de renegados del maoísmo y degenerados en neorevisionistas parlamentaristas panameños, del tipo del MLN-29-, con la transparente ingenuidad de una monja política, condescendientemente nos alecciona el que debamos pasar del Pensamiento de Mao Tse-tung al “maoísmo” tal como lo entiende CR-PCE. La cosa era risible, por ridícula.

    Pero, a OCBR no vamos a pasarle el desaguisado. Puesto que también ellos cometen el mismo error de los maoístas ecuatorianos. Por cuanto, también él, nos resulta incapaz de no respetar nuestra independencia política e ideológica y orgánica. Hemos de señalarle en respuesta que: Desde nuestra ruptura con el partido revisionista de Panamá (denominado Partido del Pueblo, un partido browderiano y prokruschevista), y de la cual hacíamos parte hasta 1968, hemos asumido el Maoísmo como fundamento ideológico de nuestra fracción en el seno del mismo, la Corriente Ala Proletaria, y del intento organizador del Partido Comunista Revolucionario de Panamá, desgraciadamente fallido al fracasar un operativo nuestro contra la dictadura militar del gral. Omar Torrijos y por la cual la mayoría de la Dirección fue encarcelada. En 1972, nos reorganizamos provisionalmente como Frente Obrero Socialista (Marxista-Leninista-Pensamiento de Mao Tse-tung), identificándonos y siendo reconocidos públicamente como “maoístas” (1972-1979); luego de la acción divisionista y liquidadora de los “hoxhistas”, en 1980 hemos creado el Buró de Reconstrucción del Partido Comunista (Marxista-Leninista) de Panamá, asumiendo el marxismo-leninismo, hoy Maoísmo como nuestro Pensamiento-guía; hemos editado, en los diferentes períodos de nuestra existencia política y organizativa, Tribuna Socialista (1969-70), Bandera Roja (1973-1979) y Nueva Democracia (1981-2012) como órganos centrales de nuestras iniciativas orgánico-política en el transcurrir de los diferentes momentos políticos.

    Asimismo, cabe señalar, OCBR como el CR-PCE por alguna razón, lo más seguro por deficiencias en nuestro trabajo de relaciones internacionales –además, porque en nuestro país el imperialismo y la oligarquía burocrático-compradora han mantenido por largo período y que no nosotros no hemos podido romper las fronteras ideológicas cerradas al maoísmo, no así para el castroguevarismo y el revisionismo moderno, no hemos podido establecer relaciones formales con partidos marxistas-leninistas de los diversos países, como tampoco hemos podido discernir e individualizar claramente en la multiplicidad de escuelas de interpretación y aplicación del Pensamiento de Mao o maoísmo. Por lo que, a todo lo largo de 10 años, hemos estado forzados a desenvolver nuestra actividad política e ideológica completamente aislados y de manera independiente del Movimiento Comunista (ML). No obstante, por todos los años 80, fue la primera vez que rompíamos el cierre de la frontera ideológica, hemos establecido relaciones muy íntimas con el Partido Marxista Leninista Italiano (sustentado él en el Marxismo Leninismo Pensamiento de Mao) el cual nos ha servido de punto de guía y orientación ideológica, pero respetado firmemente nuestra independencia de interpretación ideológica y las relaciones que pudiésemos establecer con otros partidos comunistas antirrevisionistas aunque no compartiesen afinidad con su propia posición ideológica.

    Aclaremos también que con el Partido Comunista del Perú, como queda señalado más arriba, nunca tuvimos relaciones directas, informales o formales. Aunque ello no fue obstáculo para en nuestro país le defendiésemos y a la guerra popular que desarrolla. Así mismo hemos apoyado, defendido y propagandizado alrededor de la figura del camarada Abimael Guzmán y asumido tesis del Pensamiento Gonzalo; propagandizado y exigido por su libertad cuando en 1992 fuese detenido; tanto así que, a mediados de los años 80, los Servicios de Seguridad del dictador Noriega en colusión con aquel del Perú han enviado a Panamá a su agente provocador “periodista” Gorriti para que nos investigase. Se ha hecho costumbre en nuestro país, con miras de suscitar desconfianza y rechazo en parte de nuestro pueblo, desde los ambientes revisionistas (Partido del Pueblo) y neorevisionistas (MLN-29), el calificarnos de “gonzalistas” y “senderistas”. Si lo fuésemos, ello no nos agraviaría de modo alguno. Todo lo contrario, estaríamos orgullosos y altamente honorados. Pero, no lo hemos sido ni lo somos.

    Probablemente seremos uno, con el PCP, como con el OCBR y CR-PCE, de lograr llevar a culmine la histórica tarea y lucha por la constitución de la Internacional Comunista de Nuevo Tipo, marxista-leninista-maoísta, o simplemente maoísta.

    OCBR debe ser más serio en el tratamiento de cuestiones serias. Se trata de postulados marxistas-leninistas, máxime maoístas, en el tratamiento de cuestiones de principios. En eso no se tolera opiniones fáciles, no sustentada en investigaciones concretas y dejarse llevar por la presunción o la “verdad” expresada por tal partido u Organización, por prestigioso que sean, respecto a entidades organizativas que desenvuelven su acción revolucionarias en entidades en sociedades alejadas de la experiencia concreta del criticador. Ganar votos es fácil, no ocurre lo mismo con la investigación fáctica en que desenvuelve su acción política revolucionaria tal o cual Partido o Colectivo pro-construcción e Partido Comunista Maoísta. Los juicios subjetivos, la mayor de las veces, empañan u ocultan la verdad objetiva, revolucionaria.

    Tal es el caso, dicho sea de paso y aprovechando la ocasión, de su de su destructivo y sorprendente ataque a los camaradas del Colectivo Odio de Clase. ¡Pucha, que forma de anonadar al aliado, como si fuese el enemigo de clase!

    ¡En qué fundamentáis ese desaforado ataque público a OdeC? Mienten descaradamente y públicamente sobre el papel y comportamiento político e ideológico cumplido por ellos. Así como también de cara a su incuestionable papel internacionalista proletario y sus campañas por el logro de la unidad del Movimiento Comunista mundial (maoísta). De la que han dado muestras y pruebas sistemática y permanentemente. El Colectivo de Odio de Clase, por su férrea identificación y defensa del Marxismo-Leninismo- Maoísmo se ha ganado con creces un lugar especial dentro del Movimiento Maoísta internacional.

    Muy cuestionable y repudiable su ataque, que no crítica, al Colectivo de OdC por injusto y de mala leche. Por no haber sabido respetar las relaciones políticas e ideológicas que han mantenido hasta esa fecha con ellos. Nada les impedía, respetando dichas relaciones fraternales, el absolver las diferencias, de la índole que hayan sido, bilateralmente. Haciendo recurso al intercambio epistolar y a los encuentros bilaterales para la búsqueda de lo que los unía y superar los que los desunía.

    Pero, no. Ustedes, compañeros de la OCBR, por alguna razón que se nos escapa (¿inexperiencia política en el tratamiento de las contradicciones en el seno de pueblo?) han aprovechado la ocasión de su reafirmación de la suscripción de la Declaración Conjunta para asestarle, sorpresivamente y sin justificación política alguna, un golpe en la nuca a OdC. Intentan Ustedes tejer una justificación: OdC ha pecado de antimaoísmo por que mantiene relaciones con una Organización Hoxhista, calificando ello se traduce en que OdC “no practica la lucha de dos líneas en el seno del MCI”. ¿Hay alguna seriedad en una tal acusación?

    Asumen Ustedes que las Organizaciones hoxhista son compactas como un bloque de acero. Todos allí son provocadores, revisionistas y antirrevolucionarios, por lo que allí nadie es rescatable o sumable a la línea de la guerra revolucionaria como vía de la toma del poder. Allí no existen ni un ala de izquierda marxista-leninista sincera, ni un centro ganable a posiciones de izquierda proletaria. Por lo que sería inútil, quizá contrarrevolucionario, que el Partido Comunista (maoísta), el cual no existe aún o está en etapa de gestación en España, gastase esfuerzos y trabajo para acercarse a la base proletaria y al ala de izquierda de los mismos para atraerlos a la revolución y a posiciones favorables al marxismo-leninismo-maoísmo. Con esa actitud, con esa política de puertas cerradas, estén seguro de ello, malograrán la construcción del núcleo dirigente marxista-leninista-maoísta y remitirán a las calendas griegas a la revolución.

    La táctica que, al parecer, recomiendan ustedes echa a la basura toda la experiencia revolucionaria del Partido Obrero Socialdemócrata ruso (bolchevique) y del partido Comunista de Rusia (b) garantizador del triunfo de la lucha política prolongada y su coronación con la insurrección proletaria de 1917. Así, como toda esa rica experiencia de lucha política y guerra revolucionaria de larga duración en China por la revolución y construcción socialista. Ni el Partido Bolchevique, de Lenin y Stalin, ni el Partido Comunista de China de Mao Tse-tung se han negado nunca, sin menoscabar mínimamente los principios guías, a suscribir acuerdos políticos con los partidos pequeñoburgueses, mencheviques y socialrevolucionarios que más antileninistas no podían ser, como tampoco el PCCh de Mao a aplicado una política de puertas cerradas de frente al Kuomintang y otros partidos burgueses y pequeñoburgueses revolucionarios.

    El Colectivo Odio de Clases, al rechazar ese izquierdismo infantil y ese dogmatismo trotskysante de ninguna alianza, táctica o estratégica, con partidos radicales pequeñoburgueses autoproclamados “marxista-leninistas”, al llevar a la práctica una línea política consistente en unificar, primero, a los marxistas-leninistas-maoístas, para luego, en le transcurso de aplicación de una política de lucha en la unidad al establecer niveles de coordinación con partidos radicales o nacionalistas pequeñoburgueses, está aplicando una correcta política proletaria y cónsona las lecciones dadas por el Marxismo-Leninismo y el Maoísmo.

    Ustedes, compañeros de la OCBR, consideramos los comunistas de Panamá, no sólo se han equivocado ideológicamente en su valorización de la política del Colectivo Odio de Clases, sino en el método de enfrentar las contradicciones que mantienen con el mismo. En vez, de de tender puente de acercamiento y unidad con ODC, han buscado como dicen Ustedes mismo “sembrar cizaña y división”. Nada bueno cosecharán.


    Publicado por Quibian Gaytan


    Contenido patrocinado

    Re: RECONSTITUIR O LIQUIDAR EL MRI, LUCHA ENTRE MARXISMO Y REVISIONISMO

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:27 pm


      Fecha y hora actual: Dom Dic 04, 2016 7:27 pm