CTA AYESA A.T.-Salario Nominal vs. Salario real

Comparte

Raúl Valdés Vivó
Gran camarada
Gran camarada

Cantidad de envíos : 377
Reputación : 546
Fecha de inscripción : 24/10/2012

CTA AYESA A.T.-Salario Nominal vs. Salario real

Mensaje por Raúl Valdés Vivó el Lun Ene 07, 2013 2:15 pm

Los conceptos de salario y plusvalor son ejes fundamentales para comprender el modo de producción capitalista y la lucha por la pertenencia de ese plusvalor hace que trabajador y empresario tengan intereses contrapuestos. Bajo el sistema capitalista, es el empresario el que se apropia de dicho plusvalor y es el trabajador el que lucha por recuperarlo ya que éste es fruto de su propio trabajo. Sin embargo, este tema da para mucho más y en este artículo nos centraremos en el significado y diferencia entre salario nominal y salario real.

El salario nominal es el pago que recibe el trabajador por participar en el proceso de producción durante un tiempo determinado, es decir, es la compensación que recibe el trabajador por la venta de su fuerza de trabajo, ya sea esta fuerza del trabajo física o intelectual. Es evidente que la fuerza de trabajo que desarrollamos los informáticos es eminentemente intelectual ya que realizamos un esfuerzo mental para resolver problemas y situaciones y no andamos cargando todo el día los ordenadores arriba y abajo.

Con ese dinero satisfacemos nuestras necesidades básicas como son la alimentación, la vivienda (bien sea hipoteca o alquiler), vestimenta, facturas de luz, agua y gas, etc. Es decir, a ese salario nominal habría que descontar los gastos fijos que tenemos con asiduidad. Por lo tanto, el salario real es la diferencia entre el salario nominal y el coste de la cesta básica. Lo vemos claro con un ejemplo (que no tiene por qué estar exactamente ajustado a la realidad que vivimos… o sí), considerando un sueldo medio neto de 1.200 € con las pagas extras prorrateadas y suponiendo una cesta básica de unos 700 € [1]:
Salario nominal Coste cesta básica Salario real
(Salario nominal – Coste cesta Básica)
1.200 € / mes 700 € / mes 1.200 – 700 = 500 €

Como se puede observar, el salario que de verdad determina nuestra calidad de vida no es el salario nominal en sí sino que es el salario que va en función de la carestía o nivel de vida, es decir, el salario real. De esta forma, sabemos perfectamente que un salario de 1.200 € en Madrid o Barcelona dan para menos que ese mismo salario en Sevilla ya que el coste de la vida en las dos capitales principales es mayor que en la capital andaluza.

Hasta aquí lo tenemos bien claro pero ¿qué ocurre cuando nos congelan el salario (como vienen haciéndolo muchas empresas en estos últimos años)? Pues lo primero que hemos de decir es lo evidente y de perogrullo: al estar el sueldo congelado, el salario nominal no varía. Sin embargo, la inflación o índice de precios al consumo (IPC) aumentó en 2010 un 3% y en 2011 un 2,4% (obviaremos el 2,9% de 2012 al no estar el año cerrado aún). Esto quiere decir que el coste de la cesta básica se encareció un 3% en 2010 y un 2,4% adicional en 2011.

Veamos entonces cómo queda la tabla anterior con las cifras corregidas:
Año Salario nominal Coste cesta básica(*) Salario real
2010 1.200 € 700 € 500 €
2011 1.200 € 3% s/700 = 721 € 479 €
2012 1.200 € 2,4% s/721 = 738,30 € 461,70 €

(*) El incremento del IPC, a pesar de producirse en el año en curso, se aplica al año siguiente. Algo que en la plataforma de negociación del I Convenio de Sadiel aprobada en asamblea por los trabajadores se intentaba compensar.

Como podemos comprobar, en dos años el trabajador con salario medio de 1.200 € se ha empobrecido unos 38,30 € al mes. Eso supone una pérdida de 459,60€ al año. Algo que no es cuestión baladí.

Los informáticos ya conocemos cómo otras empresas del sector (y algunas más que no son de nuestro mismo sector) han decidido aplicar una rebaja salarial a sus trabajadores (Atos Origin, T-Systems, Cap Gemini, Alten, etc.). Por lo tanto, no creemos que sea descabellado que la dirección decida tomar esta misma decisión para aplicarla a los trabajadores de Sadiel/Ayesa Advanced Technologies, por ejemplo (empresa referente del sector informático en Andalucía). Para ver el impacto de una medida así, continuemos para 2013 considerando el IPC del 3% (muy cercano a la cifra con la que acabará el año) y una reducción salarial del 15% de media.
Año Salario nominal Coste cesta básica(*) Salario real
2010 1.200 € 700 € 500 €
2011 1.200 € 3% s/700€ = 721 € 479 €
2012 1.200 € 2,4% s/721€ = 738,30 € 461,70 €
2013 1.020 € 3% s/738,30€ = 760,45 € 259,55 €

Nos encontramos entonces con que, aunque el salario nominal nos lo han rebajado en un 15% (180€), el salario real ha descendido la friolera de un 56,21% (202,15€). Es decir, al año sufrimos una pérdida real de 2.425,80 €.

Por lo tanto, debemos ser conscientes de la gravedad de sufrir una medida de este tipo y que no debemos permitir de ninguna manera. Para evitarlo, es necesaria la unidad, la organización y la lucha. No hay más que observar el panorama que nos encontraremos fuera para comprobar que escurrir el bulto y pensar en abandonar el barco para huir a otra empresa no es la solución. Las condiciones impuestas a los trabajadores en una empresa con la excusa de la competitividad – irreal en la práctica ya que son condiciones acordadas por dichas empresas agrupadas en una patronal -, arrastrará al resto de empresas a esas condiciones para competir en igualdad de condiciones. Es decir, si una consultora informática reduce los costes salariales de la plantilla, podrá reducir las tarifas técnico/hora que le podrá aplicar a su cliente. De esta manera, se posiciona frente a otras empresas con ventaja para ganar más contratos. El resto de empresas, si quieren recuperar clientes, se verán obligadas a realizar un recorte salarial similar. Por lo tanto, cuando el trabajador abandone la empresa que le ha aplicado los recortes salariales para irse a otra con mejores condiciones, comprobará al cabo del tiempo que le volverán a recortar salarialmente ya que, con las cifras salariales tan beneficiosas que firmó con la nueva empresa, ésta no podría competir con la anterior en el mercado y se verá obligada a aplicarle de nuevo una rebaja (si no lo despide directamente, claro). El trabajador, por tanto, se verá envuelto en una especie de Día de la Marmota, saltando de empresa en empresa viviendo la misma situación hasta que llegue un momento en el que se dé cuenta de que su salario de informático no le permitirá vivir dignamente.

¿Cuál es la opción natural que tomará entonces este trabajador informático? Considerar que lo que dedicó a estudiar una carrera de Ingeniería Informática fue un desperdicio de tiempo y abandonar el sector para dedicarse a otra profesión. Sin embargo, es aquí cuando el trabajador se dará cuenta de que este es un problema global de toda la clase trabajadora provocado, no por la situación de un sector específico, sino que es un problema inherente al Capitalismo. En otras profesiones se encontrará con el mismo panorama de recortes salariales en cascada.

Esto puede llevar a la desesperanza al trabajador y ver que el problema no tiene solución. Nada más lejos de la realidad. Si el problema es de clase y no de una empresa o sector determinado, la solución debe venir de la propia clase. Por lo tanto, los trabajadores nos debemos organizar y luchar de manera conjunta, como clase, unificando luchas ya que, como vemos, el problema tiene una raíz común. A día de hoy se suceden luchas espontáneas por todo el territorio nacional. Se movilizan por un lado el personal sanitario, por otro el personal de educación, los funcionarios, el transporte público, etc. En la práctica, estamos viviendo una huelga general encubierta pero cada huelga se realiza de manera aislada, acabando todas ellas ahogadas por el desgaste.

Como hemos explicado comprobamos que los recortes, en cuestión salarial, y el incremento de los precios es algo que nos afecta independientemente de la profesión que tengamos. La subida de impuestos a las rentas del trabajo, el aumento de tasas universitarias, el repago sanitario, etc. son medidas impuestas desde la política. Si a esto unimos que las congelaciones salariales, modificación sustancial de condiciones de trabajo (MSCT) para reducir salarios, facilitación del despido para deshacerse de trabajadores con salarios más altos y contratar a trabajadores en peores condiciones, etc. vienen de reformas laborales aprobadas por distintos gobiernos y con la complicidad de sindicatos vendidos al Capital como CCOO, UGT y USO, encontramos que el problema hunde sus raíces en la política. Por tanto, debemos elevar todas esas luchas espontáneas y aisladas para convertirlas en una única lucha.

[1] El coste de la cesta básica está medido en unos 1.144€ al mes de media por familia. Sin embargo, aquí estamos midiéndolo de manera individual con lo que es una estimación aproximada a través de un ejemplo genérico. Fuente: http://www.laopinion.es/economia/2012/03/19/cesta-compra-90-euros-cara-canarias/403116.html

http://ctasadiel.wordpress.com/2012/12/28/salario-nominal-vs-salario-real/

    Fecha y hora actual: Vie Nov 24, 2017 8:39 am