"El problema de la religión - breve texto de Salman Rushdie

    Comparte

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    "El problema de la religión - breve texto de Salman Rushdie

    Mensaje por pedrocasca el Miér Ene 02, 2013 8:07 pm

    El problema de la religión

    texto de Salman Rushdie

    Nunca me consideré un escritor preocupado por la religión, hasta que una religión empezó a perseguirme. La religión formaba parte de mis obras, por supuesto; ¿cómo no iba a ser así en un novelista del subcontinente indio? Pero pensaba que había otros asuntos más amplios y jugosos de los que tratar. Sin embargo, cuando me atacaron, tuve que plantar cara a la agresión y decidir qué estaba dispuesto a defender frente a una embestida tan ruidosa, represiva y violenta.

    Ahora, 16 años después, la religión nos persigue a todos y, aunque seguramente son mayoría los que piensan, como pensaba yo, que tenemos otras preocupaciones más importantes, no vamos a tener más remedio que afrontar el reto. Si fracasamos, este asunto acabará por devorarnos a todos.

    Para quienes crecimos en India en el periodo que siguió a los disturbios de la Partición de 1946-1947, tras la creación de los Estados independientes de India y Pakistán, la sombra de aquellas matanzas sigue siendo una espantosa advertencia de lo que los hombres son capaces de hacer en nombre de Dios. Ha habido demasiados ejemplos de esa violencia en India: en Meerut, Assam y, hace poco, Gujarat. Y la historia europea también está llena de pruebas sobre los peligros de la religión politizada: las guerras de religión francesas, los enconados disturbios irlandeses, el “nacionalcatolicismo” del dictador español Franco, los ejércitos rivales en la guerra civil inglesa que entraban en combate cantando los mismos himnos.

    La gente siempre ha acudido a la religión en busca de respuestas a los dos grandes interrogantes de la vida: ¿de dónde venimos?, ¿cómo vamos a vivir? Pero todas las religiones se equivocan sobre el aspecto de nuestros orígenes. El universo no lo creó en seis días ninguna fuerza sobrehumana que descansó al séptimo. Tampoco lo sacó un dios de una batidora. Y, respecto al aspecto social, cuando las religiones toman las riendas de la sociedad, el resultado es sencillamente una tiranía: la Inquisición, los talibanes.

    Sin embargo, las religiones siguen insistiendo en que ofrecen acceso privilegiado a las verdades éticas y, por consiguiente, merecen protección y tratamiento especial. Y siguen saliendo de la vida privada -el ámbito al que pertenecen, como tantas otras cosas que son aceptables en privado y entre adultos dueños de su voluntad, pero inaceptables en medio de la plaza del pueblo- para intentar hacerse con el poder. No hace falta volver a hablar aquí de la aparición del islam radical, pero sí del resurgimiento de la fe, que es un tema más amplio.

    En Estados Unidos, hoy, casi cualquier persona -mujeres, homosexuales, afroamericanos, judíos- puede presentarse a unas elecciones y ocupar un alto cargo. Ahora bien, un ateo no tiene la menor posibilidad. De ahí que el discurso político estadounidense, en gran parte, sea cada vez más mojigato: según Bob Woodward, el actual presidente se considera un “mensajero” que hace “la voluntad del Señor”, y la expresión “valores morales” se ha convertido en otra forma de designar el viejo fanatismo homófobo y antiaborto. Da la impresión de que los demócratas, derrotados, están rebajándose a ese mismo nivel, tal vez porque están convencidos de que nunca ganarán una elección si no lo hacen.

    Según Jacques Delors, ex presidente de la Comisión Europea, “el choque entre los creyentes y los no creyentes será un aspecto dominante de las relaciones entre Estados Unidos y Europa en años venideros”.

    En Europa, el atentado en una estación de ferrocarril de Madrid y el asesinato del cineasta holandés Theo van Gogh se consideran advertencias de que es preciso defender y fortalecer los principios laicos en los que se basa cualquier democracia humanista. Ya antes de que ocurrieran estas atrocidades, la decisión francesa de prohibir prendas religiosas como los pañuelos islámicos contaba con el apoyo de todo el espectro político. También se rechazaron las exigencias islamistas de que hubiera aulas segregadas y descansos para rezar. Hoy en día, pocos europeos se consideran religiosos: sólo el 21%, según un reciente Estudio sobre Valores Europeos, frente al 59% de los estadounidenses, según el Pew Forum. En Europa, la Ilustración representó una forma de escapar del poder de la religión para limitar las ideas, mientras que en Estados Unidos representó una forma de escapar hacia la libertad religiosa del Nuevo Mundo, un paso hacia la fe, no una huida de ella. Hoy, muchos europeos consideran temible la combinación de religión y nacionalismo que se da en Estados Unidos.

    La excepción al laicismo europeo se puede encontrar en Gran Bretaña o, por lo menos, en el Gobierno del devoto cristiano Tony Blair, cada vez más autoritario, que está intentando obligar al Parlamento a aprobar una ley contra “la incitación al odio religioso”, en un cínico intento electoral de aplacar las voces de los musulmanes británicos, para los que prácticamente cualquier crítica del islam es ofensiva. Periodistas, abogados y una larga lista de personajes públicos han avisado que esta ley reprimirá enormemente la libertad de expresión y no alcanzará su objetivo, que no disminuirá los disturbios religiosos, sino que los aumentará. El Gobierno de Blair parece sentir cierto desdén por todo lo relacionado con las libertades civiles: ¿qué importancia tienen las libertades, por mucho que se haya luchado por ellas y mucho que se valoren, en comparación con las necesidades de un Gobierno que se enfrenta a la reelección?

    Pero la política de apaciguamiento de Blair debe ser derrotada. Tal vez la Cámara de los Lores haga lo que no hizo la de los Comunes, y deseche esta pésima ley. Y tal vez -aunque esto es menos probable- los demócratas estadounidenses acaben por entender que, en un país dividido por la mitad como el que hoy tienen, quizá les convenga más enfrentarse a la Coalición Cristiana y sus compañeros de viaje y negarse a que la visión del mundo de un Mel Gibson sea la que inspire la vida social y política. Si no ocurre así, si Estados Unidos y Gran Bretaña permiten que la fe religiosa controle y domine el discurso público, la alianza occidental sufrirácada vez más tensiones, y los otros grandes defensores de la religión, esos contra los que se supone que luchamos, tendrán grandes motivos de celebración.

    Victor Hugo escribió: “En todo pueblo existe una antorcha, el maestro, y un extintor, el párroco”. Necesitamos más maestros y menos curas en nuestras vidas, porque, como dijo en una ocasión James Joyce, “no hay herejía ni filosofía tan detestable para la Iglesia como un ser humano”. Aunque es posible que elmejor argumento laico fuera el del gran abogado estadounidense Clarence Darrow. “No creo en Dios”, dijo, “porque no creo en los cuentos de hadas”.



    Salman Rushdie

    Revolución Actitud Poesía
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 76
    Reputación : 85
    Fecha de inscripción : 24/01/2013

    Re: "El problema de la religión - breve texto de Salman Rushdie

    Mensaje por Revolución Actitud Poesía el Vie Ene 25, 2013 12:00 pm

    Muy interesante este breve texto, camarada.

    Catiusca
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 62
    Reputación : 67
    Fecha de inscripción : 04/11/2010
    Edad : 43

    Re: "El problema de la religión - breve texto de Salman Rushdie

    Mensaje por Catiusca el Jue Feb 07, 2013 12:29 pm

    Dudé si tenía una alucinación. Pensé que había pinchado en Salman Rushdie, y vi que ponía Sam Harris. Me ha encantado
    la frase última sobre el maestro y el cura. No entiendo cómo no se me había ocurrido, o no la había leído antes. Es un resumen, además enternecedor sobre lo que es un maestro, de la oposición entre conocimiento y libertad, por una parte, y religión y deshumanización, por otra.

    Aprovecho para daros una opinión que tengo: mi pareja es de India, cada vez que se lo cuento a alguien me dicen
    "ah la India, un país muy espiritual". Me cansa oír eso porque no es verdad. Solamente he oído a una chica opinar como yo, da la casualidad que tiene novio también de India.
    India tiene mucha religión, sí, pero por esa regla de 3, también había mucha religión en el franquismo, y a nadie, al menos en este foro, se le ocurre decir que era una España muy espiritual. El tema éste de la India me ha ayudado a verificar lo que yo ya pensaba: que la religión, en tanto que mentira es poco espiritual, en tanto que impuesta y manipuladora, es poco espiritual, etc, en tanto que cree en el mal en sí y en la condena, es poco espiritual. No relacionan delincuencia con injusticia social y solamente ven la delincuencia en el que es pobre, es decir, en el que es más bueno que dios, porque roba para que pueda comer su hijo.
    La verdad, ya había verificado que la religión no es muy espiritual cuando viví en un pueblo pequeño durante 15 años, un pueblo español, donde Franco no había muerto, al menos su perfume.
    Pero lo de India clama el cielo: no respeto al débil, ni al pobre, ni a los animales ni a la mujer, ni siquiera la honestidad de reconocerlo (ejemplo: muchos vegetarianos, pero al perro, que es muy inteligente, lo tratan a patadas, es decir, como en la España profunda). Mucha hipocresía social, mucho qué dirán. Los padres casan a la hija por el dinero, es decir, antiespirituales totales, porque lo peor es un chulo de putas, la diferencia es que se lo hacen a la hija, es decir, peor, y para siempre, no por un tiempo.
    En India les encanta el lujo en las películas, disimular su piel morena, son pro Usa totalmente.

    Y el colmo, que me acosté trastornada, es que en la religión hindú algunas chicas (digo algunas para el total de indias que hay pero serán muchas puesto que hay millones de indias en total), se hacen prostitutas con la bendición de sus padres y su religión. Celebran algo parecido a una boda y a partir de ese día, a hacer sexo con todo tipo de hombres, para dar de comer a sus familias. Se trata de salir de la pobreza pero lo revisten de "espiritualidad". El colmo del retorcimiento. En España ese padre iría a la cárcel por mucho tiempo. España es mucho más espiritual, y ya no te digo los comunistas y ateos. Si encima somos madres.... jajajjaja
    Río, pero lo digo en serio. Eso sí, se da de comer a cualquiera, en cualquier casa, pero vamos, que no tan fácilmente ni mucha cantidad, y eso, más que espiritualidad es un mecanismo solidario de defensa colectiva en tiempos de hambre, que se da en todos los países, incluido España en su tiempo. Aparte, que perfectamente, después de abrazar a alguien y darle de comer, lo ponen verde. Aunque esa costumbre está fenomenal. A mí me emociona y aprovecho para decir que es increíble que en 2013, en España, falten alimentos en época de crisis. A ver, la crisis llega incluso a las ayudas pero justo es lo que se debería garantizar en crisis (ayuda en alimentos, libros escolares, medicamentos, etc).

    Asterix M-L
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1363
    Reputación : 1699
    Fecha de inscripción : 29/08/2011
    Edad : 33
    Localización : Pueblo Trabajador

    Re: "El problema de la religión - breve texto de Salman Rushdie

    Mensaje por Asterix M-L el Jue Feb 07, 2013 2:16 pm

    Catiusca escribió: Dudé si tenía una alucinación. Pensé que había pinchado en Salman Rushdie, y vi que ponía Sam Harris. Me ha encantado
    la frase última sobre el maestro y el cura. No entiendo cómo no se me había ocurrido, o no la había leído antes. Es un resumen, además enternecedor sobre lo que es un maestro, de la oposición entre conocimiento y libertad, por una parte, y religión y deshumanización, por otra.

    Aprovecho para daros una opinión que tengo: mi pareja es de India, cada vez que se lo cuento a alguien me dicen
    "ah la India, un país muy espiritual". Me cansa oír eso porque no es verdad. Solamente he oído a una chica opinar como yo, da la casualidad que tiene novio también de India.
    India tiene mucha religión, sí, pero por esa regla de 3, también había mucha religión en el franquismo, y a nadie, al menos en este foro, se le ocurre decir que era una España muy espiritual. El tema éste de la India me ha ayudado a verificar lo que yo ya pensaba: que la religión, en tanto que mentira es poco espiritual, en tanto que impuesta y manipuladora, es poco espiritual, etc, en tanto que cree en el mal en sí y en la condena, es poco espiritual. No relacionan delincuencia con injusticia social y solamente ven la delincuencia en el que es pobre, es decir, en el que es más bueno que dios, porque roba para que pueda comer su hijo.
    La verdad, ya había verificado que la religión no es muy espiritual cuando viví en un pueblo pequeño durante 15 años, un pueblo español, donde Franco no había muerto, al menos su perfume.
    Pero lo de India clama el cielo: no respeto al débil, ni al pobre, ni a los animales ni a la mujer, ni siquiera la honestidad de reconocerlo (ejemplo: muchos vegetarianos, pero al perro, que es muy inteligente, lo tratan a patadas, es decir, como en la España profunda). Mucha hipocresía social, mucho qué dirán. Los padres casan a la hija por el dinero, es decir, antiespirituales totales, porque lo peor es un chulo de putas, la diferencia es que se lo hacen a la hija, es decir, peor, y para siempre, no por un tiempo.
    En India les encanta el lujo en las películas, disimular su piel morena, son pro Usa totalmente.

    Y el colmo, que me acosté trastornada, es que en la religión hindú algunas chicas (digo algunas para el total de indias que hay pero serán muchas puesto que hay millones de indias en total), se hacen prostitutas con la bendición de sus padres y su religión. Celebran algo parecido a una boda y a partir de ese día, a hacer sexo con todo tipo de hombres, para dar de comer a sus familias. Se trata de salir de la pobreza pero lo revisten de "espiritualidad". El colmo del retorcimiento. En España ese padre iría a la cárcel por mucho tiempo. España es mucho más espiritual, y ya no te digo los comunistas y ateos. Si encima somos madres.... jajajjaja
    Río, pero lo digo en serio. Eso sí, se da de comer a cualquiera, en cualquier casa, pero vamos, que no tan fácilmente ni mucha cantidad, y eso, más que espiritualidad es un mecanismo solidario de defensa colectiva en tiempos de hambre, que se da en todos los países, incluido España en su tiempo. Aparte, que perfectamente, después de abrazar a alguien y darle de comer, lo ponen verde. Aunque esa costumbre está fenomenal. A mí me emociona y aprovecho para decir que es increíble que en 2013, en España, falten alimentos en época de crisis. A ver, la crisis llega incluso a las ayudas pero justo es lo que se debería garantizar en crisis (ayuda en alimentos, libros escolares, medicamentos, etc).

    No me malinterpretes lo que te voy a decir, porque tu post me ha resultado muy interesante.
    Sin embargo, observo que hablas de "espiritual" como algo bueno... en cuanto a que les tildas de contradictorios y por ende "antiespirituales". Ese enfoque en particular no lo comparto.

    El "espiritual" no es otra cosa que un ignorante, carne de reacción. Y si no es un ignorante, es un listo que vive de ignorantes. Al más puro estilo de Dalai Lama, el Papa o cualquier otra figura de idéntica envergadura. Estas contradicciones que tú señalas, no son tales. Esas contradicciones ocurren precisamente en países muy "espirituales": Ciertos países arabo-musulmanes, Tíbet, India, etc.

    Pensar en que algo que es "espiritual" tiene que ser bueno, y que por ende la religión al ser mala es poco espiritual, es abrir la puerta a nuevas sectas o religiones que terminen por substituir antiguos roles cuando los marcos de este se agoten, a causa de su propio ciclo de crisis. Hay que señalar esa palabra, "espiritual", como debe de ser: Religión y espiritualidad es lo mismo, no hay diferencia y ambos deben de ser superados por la civilización, a través de la evolución desde el socialismo a la civilización comunista.

    Hoy, mientras hablamos, surgen ni te imaginas la cantidad de sectas New Age que se arropan en ese error conceptual y se reclaman "más espirituales". Los frikis de hoy, pueden ser el opio del mañana. Cuidado con eso.

    Yo soy antiespiritual.
    No creo en Dios, no creo en la familia, no creo en moralidad alguna que no sea la obvia para la convivencia en sociedad (la educación que nos enseñan nuestros padres, vamos), etc, etc, etc... Y no lo considero nada malo, francamente.

    Ya te digo que no me malinterpretes, es sólo esta observación. Por lo demás tu mensaje me parece muy interesante.
    Aborda mitos que tenemos en mayor o menor medida muchos que no conocemos prácticamente nada sobre ese país.

    Catiusca
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 62
    Reputación : 67
    Fecha de inscripción : 04/11/2010
    Edad : 43

    Re: "El problema de la religión - breve texto de Salman Rushdie

    Mensaje por Catiusca el Jue Feb 07, 2013 3:06 pm

    Hola Asterix, gracias por ser tan amable. La verdad, las palabras que se usan son importantes, pero considero que su límite está en que el fondo prime sobre la forma. La palabra justicia, democracia, libertad, espiritualidad, son usadas por todos; por cada uno y por sus enemigos. Y nos debemos negar a que se apropien de ellas. Considero que las palabras son de todos, otra cosa es el significado. Soy burra hablando, no tengo costumbre de expresarme en un foro, en directo ni por internet y no verifico (debería hacerlo, como cuando he hablado antes de las palabras ateo y agnóstico), el significado de las palabras. Al fin y al cabo las palabras son orgánicas, convencionales, van evolucionando y el diccionario de la real academia también. Cuando dije espiritual me refería a la única espiritualidad que admito, que es la bondad, el amor y respeto entre hombres, y también a los animales. Cuando imagino un acto espiritual me imagino cosas cotidianas y sumamente físicas como es una madre dando de comer a su hijo, o un grupo compartiendo la comida. Es algo así, para mí, como reconocer como iguales a los otros, ser sensibles a sus placeres y desdichas, y por tanto, repartirnos lo bueno y lo malo, la dicha y el sufrimiento. Creer en la verdad, en el amor. Es decir, para mí es muy espiritual un comunista y ateo. Hay quienes se autollaman espirituales, ejemplo, el papa, porque claro, apelar a algo bueno, como la bondad es el mejor modo de engañar y atraer al inocente. Así funcionan los psicópatas que tienen y quieren poder. Si atraco un banco, por ejemplo, me vestiré para coger desprevenido al cajero con traje (ejemplo Rodrigo Rato jajaja); para engañar a un niño, a una mujer, el depredador sexual es simpático y obsequioso. Ese es el mecanismo, atribuirse, en el caso del papa, espiritualidad, para mejor ejercer de depredador. O muchos disfrazados de socialistas para mejor robar o de comunistas para mejor matar. Pero yo soy comunista,¿me entiendes?, yo soy espiritual, ellos no.

    Asterix M-L
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1363
    Reputación : 1699
    Fecha de inscripción : 29/08/2011
    Edad : 33
    Localización : Pueblo Trabajador

    Re: "El problema de la religión - breve texto de Salman Rushdie

    Mensaje por Asterix M-L el Jue Feb 07, 2013 5:25 pm

    Buenas!

    Como te dije, era una matiz sin importancia Very Happy
    Supongo que podemos darle palabras distintas a significados idénticos, después de todo la mayoría somos víctimas del uso convencional (a menudo no literal) de las palabras.

    Por ejemplo:

    Cuando dije espiritual me refería a la única espiritualidad que admito, que es la bondad, el amor y respeto entre hombres, y también a los animales. Cuando imagino un acto espiritual me imagino cosas cotidianas y sumamente físicas como es una madre dando de comer a su hijo, o un grupo compartiendo la comida. Es algo así, para mí, como reconocer como iguales a los otros, ser sensibles a sus placeres y desdichas, y por tanto, repartirnos lo bueno y lo malo, la dicha y el sufrimiento. Creer en la verdad, en el amor.

    Supongo que a grandes rasgos, muchos de los presentes y yo mismo podemos subscribir cada una de estas palabras de tu párrafo. Sin embargo, yo a eso le llamo Socialismo.

    O muchos disfrazados de socialistas para mejor robar o de comunistas para mejor matar. Pero yo soy comunista,¿me entiendes?, yo soy espiritual, ellos no.

    Entiendo perfectamente el término que le das, de hecho me parece perfecto si estás a gusto usando esa palabra.
    Al asociar la palabra "espiritual" con "espíritu" no puedo evitar verle la relación metafísica (luego antimaterialista) y es por eso que maticé. De todas formas, como te digo, lejos de ser una crítica era una observación amistosa.

    Catiusca
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 62
    Reputación : 67
    Fecha de inscripción : 04/11/2010
    Edad : 43

    Re: "El problema de la religión - breve texto de Salman Rushdie

    Mensaje por Catiusca el Vie Feb 08, 2013 12:59 pm


    Yo soy celosa en estos temas. Supongo que es en parte la razón por la que la izquierda no triunfa, porque estamos divididos. Nos buscamos las diferencias entre unos y otros, que no está mal, pero no buscamos las similitudes, cuando hay una diferencia nos separamos. Nos dividimos y al final, el pueblo dividido, sin fuerza. Que yo no digo que para llevarse bien y poder hacer algo hay que decir que ahora es de noche, pero sí que podríamos hacer un esfuerzo para agruparnos la izquierda (no incluiría al psoe) sin perjuicio de los subgrupos que se mantengan dentro. Lo que quiero decir, aunque me esté desviando un poco es que a pesar de ello, cuando veo que una persona dice cosas que recuerdan ideologías muy diferentes, descofío mucho, pero después no me gusta que desconfíen de mí.

    Con ello me refiero al tema de la espiritualidad. No me gusta partir de ideas preconcebidas, sino partir al máximo de cero (en lo que se pueda) y de la máxima libertad de pensamiento. A ver si me explico. Que soy atea pero no tengo muy claro que muramos para siempre. No pienso que tenga que opinar todo lo contrario de mi enemigo por sistema, y una de las razones es que el enemigo usa muchas buenas ideas para atraerse a la gente. A mí me gusta la idea del bien, pero eso no quiere decir que sea de derechas, al revés, la asocio con la izquierda, a pesar de que la derecha suele ser más religiosa y la religión basa su discurso en el bien. Yo no tengo la culpa. Cuando nací, ya estaba la religión. Nadie me preguntó si me parecía bien. Ellos no son dueños de la verdad ni de mi pensamiento y ni siquiera nací para ser contraria a ellos, aunque sea contraria a ellos. Así, conozco varios casos de experiencias raras relacionadas con elmás allá y los fantasmas, incluso de momentos antes de morir. Una de ellas le ocurrió a mi hermano, también comunista y ateo. Otra a mi padre, que, además de ateo, llegó a pertenecer al partido comunista, otra le ocurrió a un chico que no sé si entrará aquí pero no voy a decir su nombre, que ocupaba un cargo en el partido, y también es ateo. De hecho, como me gusta la verdad, aunque me juegue que no me crean, a mi padre se le apareció la virgen. Y no era creyente. Yo sí le creo, y no obstante, uno de los aspectos que más me molesta de la religión católica es el de la virgen. Ni me gusta la palabrita, tan machista, ni el significado que le da la gente, ni veo importante a ese personaje, ni me creo que,de existir fuera virgen, y el colmo, encima son miles. Pero sí me creo qe se le apareció. Ahora, si era la madre de Jesús o no, es otro tema. Lo más seguro es que no era la virgen.
    Yo no sé si hay vida después, pero sí tengo mis dudas. Vida incluso sin cuerpo. No obsta esto ni a que haya que ser moral en vida (con independencia de que vivamos dos minutos, 50 años o seamos eternos, creo que ser buena persona no tiene que ver con ello), que haya que seguir siendo comunista en el más allá, con las adaptaciones necesarias (por ejemplo, a lo mejor no hay que comer). Me sorprende siquiera estar viva, me sorprende no solamente que haya una inteligencia sin cuerpo, pero con cuerpo también, y hasta más. Porque mi yo es lo que siento, incluso lo que siento de dolor físico, pero no me identifico para nada con mi cuerpo, aunque lo necesite. Todo me parece raro, y todo normal. Eso sí, creo que si existe un más allá, se sujeta a unas leyes científicas, que sencillamente no se han descubieto.
    Tampoco tengo muy claro que quiera ser eterna. A veces se te hace larga la vida, o una hora. Tampoco tengo claro que me guste ser un espíritu que no puede trabajar, barrer, y mucho menos poner el dvd o comer jamón, (dios mío, no concibo el paraíso sin jamón serrano, o sin cocido madrileño, no entiendo como les prometen muchas mujeres a los musulmanes en el paraíso, y no mucho jamón, ya que ahora está prohibido, al menos mucho cordero. Lo siento si me lee algún musulmán. <ya he leido lo de las promesas de las virgenes más de una vez. Supongo que es mentira, pues si es verdad es una barbaridad. Tampoco entiendo cómo vamos por el campo y no vemos nada pero llega la imagen de la televisión al mismo tiempo a todo el planeta. Ni siquiera entiendo como oigo ahora mismo el teclado. De todas formas no me parece importante para que se desarrolle el socialismo, ni si tenemos espíritu ni si morimos para siempre p np, porque pienso qe siempre será necesario y bueno.

    Contenido patrocinado

    Re: "El problema de la religión - breve texto de Salman Rushdie

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:24 pm


      Fecha y hora actual: Vie Dic 09, 2016 8:24 pm