[Revolución o barbarie] Apuntes sobre represión, capitalismo y vanguardia revolucionaria en el Estado español

    Comparte

    Araka la kana
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 308
    Reputación : 500
    Fecha de inscripción : 08/08/2010

    [Revolución o barbarie] Apuntes sobre represión, capitalismo y vanguardia revolucionaria en el Estado español

    Mensaje por Araka la kana el Lun Dic 17, 2012 4:51 pm



    1. Caracterización política y económica del Estado español

    El Estado español, en lo económico, es uno donde el capitalismo ha alcanzado el desarrollo imperialista, la fase superior del capitalismo, en el que las posiciones predominantes de la economía las ocupan, en todos los sectores productivos, unos pocos monopolios (los más poderosos, incluso, tienen gran proyección internacional y actividad imperialista, sobre todo en Latinoamérica). Asimismo, predomina la forma financiera del capital y, por tanto, la hegemonía de una fuerte y poderosa oligarquía financiera.

    Quizás, el caso más claro de este tipo de monopolio imperialista de sello “español” sea el de Telefónica, quinta compañía de telecomunicaciones del mundo en tamaño e importancia, que teniendo su sede y principal actividad en el Estado español, extiende sus tentáculos de manera abrumadora a Brasil, Perú, Argentina, Venezuela, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, México, Guatemala y Nicaragua y va introduciéndolos en Alemania, Eslovaquia, República Checa, Reino Unido e Irlanda. Además, como monopolio imperialista paradigmático, su capital es financiero (fusión del capital industrial y el bancario), ya que entre sus principales accionistas se encuentran el Banco Bilbao-Vizcaya Argentaria (BBVA), la Caja de Ahorros y Pensiones de Barcelona, Criteria Caixa S.A. y el BNP Paribas, entre otras corporaciones bancarias y grupos de grandes accionistas privados.

    1ª parte

    2. La represión del Estado en todos sus ámbitos

    Desde que el 29 de diciembre de 1978 la Constitución española formalizara el cambio de fachada política de la burguesía española (que pasaba, así, de disponer de un aparato estatal fascista a dotarse de un marco jurídico y político de democracia burguesa sui generis), el conjunto de los instrumentos represivos de los que se dota cualquier Estado burgués se han ido perfeccionando en el «Reino de España».

    Al contrario de lo que sostienen los distintos demócratas defensores a capa y espada de este orden depredador y de su Estado de clase, la represión en el Estado español no ha ido disminuyendo desde el fin del régimen fascista de Franco. Bien al contrario, dicha represión se ha intensificado y ha conformado un nuevo andamiaje legal y político que trata de legitimar un sistema como el capitalista (sistema que, sea cual sea el formato político de que se dote su Estado, se basa en la época del imperialismo en la violencia, la opresión y la dictadura del capital financiero sobre el proletariado).

    2ª parte

    3. La solidaridad contra la represión del Estado capitalista y el devenir del movimiento revolucionario

    En un sistema como el capitalista, la violencia ejercida por el Estado burgués es sistemática y alcanza cotas progresivamente mayores en términos históricos, aunque haya periodos en que la represión se “suaviza” por ausencia de un referente revolucionario real. Para el proletariado revolucionario, la solidaridad ante los ataques de la maquinaria represiva estatal es un arma indispensable, no solo para denunciar la política represiva de la clase dominante y apoyar a los represaliados, sino fundamentalmente para fortalecer el movimiento revolucionario y contribuir a su éxito a pesar de los golpes del capital y su Estado.

    El Estado español -del que ya hemos analizado su naturaleza política y económica en los dos puntos anteriores- es un ejemplo muy claro de que, en el marco del sistema de explotación capitalista y del reforzamiento del aparato estatal español, heredado del régimen fascista y modernizado por los motivos que ya expusimos, la política real es la de la violencia institucionalizada, la política de criminalización y la represión creciente contra cualquier organización o movimiento que trate de resquebrajar su armazón social, económico o político.

    3ª parte

      Fecha y hora actual: Dom Dic 11, 2016 6:59 am