"Revolucion de Octubre" - texto del Partido Vanguardia Popular de Costa Rica - noviembre de 2012

Comparte

pedrocasca
Colaborador estrella
Colaborador estrella

Cantidad de envíos : 9589
Reputación : 18570
Fecha de inscripción : 31/05/2010

"Revolucion de Octubre" - texto del Partido Vanguardia Popular de Costa Rica - noviembre de 2012

Mensaje por pedrocasca el Lun Nov 12, 2012 2:23 pm

Revolucion de Octubre

Partido Vanguardia Popular de Costa Rica - noviembre de 2012

¡Vivan por siempre las enseñanzas de Lenin y de la revolución socialista de octubre!

Este 7 de noviembre se cumplen 95 años de la Revolución Socialista de Octubre en Rusia. Es una fecha sagrada para los comunistas y de enorme importancia para todos aquellos que aspiran a la justicia, a la igualdad y a la auténtica democracia.

Esta gigantesca victoria del pueblo ruso y de los que luego constituyeron la Unión Soviética, fue conducida por el Partido Comunista de la URSS, encabezado por Vladimir Ilich Lenin. Fue un partido vigoroso constituido por camaradas sabios y aguerridos. Desde el momento mismo de la victoria proletaria en Rusia se despertó el odio del imperialismo internacional. Los más poderosos ejércitos del mundo capitalista se unieron a la reacción interna, dando lugar a una guerra brutal y sanguinaria. Cinco años de agresiones y crímenes. La contrarrevolución fue derrotada.

Se inició así un proceso de construcción de la nueva sociedad. Se cumplía con no pocas dificultades la consigna de los gloriosos días de octubre: paz, pan y tierra. A este objetivo se sumó la igualdad, la educación, el desarrollo científico y cultural. En un brevísimo período la Unión Soviética alcanzó una industrialización que le permitieron abrir las puertas al desarrollo y crear las condiciones para defenderse de las agresiones imperialistas.

El fascismo y los nazis crecieron y se fortalecieron precisamente levantando consignas antisoviéticas. Recibieron el apoyo del gran capital alemán y de los otros países imperialistas. Estados Unidos y Gran Bretaña esperaban que el choque militar entre los nazis y la Unión Soviética les permitiera apoderarse de Rusia y subordinar a la burguesía alemana.

En este ambiente se inicia la Segunda Guerra Mundial. Hitler ocupa una buena parte de Europa y logra utilizar sus capacidades industriales para armar su ejército. Los nazis deciden atacar a la URSS y el 22 de junio de 1941 inician la operación Barbarroja, dirigida a la ocupación de Rusia y la destrucción del socialismo.

El Ejército Rojo contuvo las operaciones nazis, enfrentó grandes batallas históricas en Kursk, Leningrado y Estalingrado. En su contraofensiva el Heroico Ejército Rojo liberó a los países del Este de Europa y tomó Berlín. La toma de Berlín selló la derrota militar de los nazis y del fascismo europeo. En este enorme esfuerzo los pueblos soviéticos perdieron 27 millones de sus mejores hijos. Eso sí dieron la libertad a muchos millones más.

La reconstrucción fue difícil y heroica. La Unión Soviética logra grandes éxitos en los campos de la industria y la ciencia. Los bandidos imperialistas imponen lo que se ha dado en llamar la “guerra fría” que no era otra cosa que la agresión permanente contra los países socialistas y la más feroz persecución contra los luchadores por el socialismo en el mundo entero. La Unión Soviética a pesar de sus propias dificultades despliegó la solidaridad con los pueblos de diversos países. Es destacable la desinteresada ayuda prestada a la heroica Revolución Cubana.

Es verdad que los enemigos más peligrosos estaban dentro de la URSS y algunos ocupaban altos puestos en el propia Partido Comunista. Elementos perversos como Gorbachev y Yeltsin y sus compinches, todos traidores infames, desde el seno del propio Partido Comunista crearon condiciones para la destrucción del socialismo.

La corrupción le sirvió una victoria al imperialismo. La lucha por el socialismo no está cerrada. El pueblo ruso recuperará lo que ha perdido. Los comunistas están vivos y luchando. En otros países por vías extraordinariamente originales se construye el socialismo. Los agentes y corifeos del imperialismo se apresuraron a decretar la muerte de la historia y, en consecuencia, la vida eterna de la explotación capitalista.

El mundo de hoy nos muestra un capitalismo decadente y hasta agónico. Las crisis, nacidas de la explotación, clavan sus colmillos en el corazón de los pueblos y, en especial daña las condiciones de vida de la clase obrera. La explotación de los trabajadores y la opresión sobre los pueblos nos muestran una historia viva, vivificada por la lucha popular.

Los multimillonarios están jugando con fuego y con toda seguridad que terminaran quemados. El poder militar no les ha permitido ganar ninguna de sus guerras de agresión y conquista. Lo que ganan con crímenes lo pierden ante la conciencia de los pueblos. El neoliberalismo y el imperialismo son el punto final de la sociedad capitalista.

No sabemos cuándo ni cómo, pero sí es seguro que los sentimientos humanitarios y una ética universal nacerán de la lucha política de los pueblos oprimidos y de los trabajadores explotados. Eso es el socialismo.

Todo lo sano, lo limpio y lo valiente tiene algunas de sus raíces clavadas en las luchas heroicas de los obreros y los campesinos que orientados por Lenin y el Partido Comunista, alcanzaron el triunfo de la Gran Revolución Socialista de Octubre.


    Fecha y hora actual: Vie Nov 24, 2017 6:46 am