¿Es el momento de la Revolución?

    Comparte

    Lukh
    Novato/a rojo/a
    Novato/a rojo/a

    Cantidad de envíos : 9
    Reputación : 13
    Fecha de inscripción : 30/09/2012
    Edad : 25
    Localización : Zaragoza, República Popular Democrática de España

    ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por Lukh el Jue Oct 25, 2012 9:21 pm

    Deshaucios...

    Una palabra que llevamos meses oyendo continuamente en los medios de comunicación de toda ideología o concepción económica; y que, sin embargo, se hace presente en el sufrimiento de los afectados en cada caso particular.

    Tenemos un país que, aunque estoy claramente en contra de ese derecho, reconoce la propiedad privada como tal. Un derecho que, sin embargo, es inservible. Poca gente en este país se puede permitir la propiedad privada, básica en el sentido de la vivienda. ¿Significa esto que la gente debe concienciarse de lo que hasta hace pocos años era una "paranoia" para la mayoría?¿Significa esto que la gente debe concienciarse de que vivimos en una sociedad injusta, en la que la propiedad es exclusivamente de los bancos, quienes no la gestionan adecuadamente y amenazan constantemente a sus "deudores" con llevárselo todo? Ellos son la plaga, víctimas de una enfermedad llamada capitalismo. Una enfermedad sin síntomas, cuyo efecto convierte esta falsa democracia en una represión, en la que los poderosos juegan con el futuro de familias enteras. Una sociedad en la que la mayor preocupación de la gente ha sido ser más que el vecino, el compañero de trabajo o, incluso, el amigo; y que ahora se hunde en la miseria. Todos, enfermos de capitalismo. Una plaga a erradicar, a eliminar. La Revolución no llegará mañana, ni pasado mañana, la Revolución ha empezado, hoy más que nunca, cuando cada vez más gente se recupera de la plaga. Y la mejor forma de acabar con una pandemia como esta es acabando con el foco de infección. Y eso no lo hacen los gobiernos actuales. Ellos se dedican a engordar sus cuentas y a hacerse cómplices de los bancos y del capitalismo. Dedemos iniciar la Revolución, no necesariamente de forma violenta. Debemos estar en la calle, y explicar nuestro proyecto y contraponerlo al capitalismo, quien ataca a esta idea del pueblo porque constituye un antídoto, el más eficaz, contra sus efectos.

    Como se canta en Auferstanden aus ruinen, ¡que nunca más una madre llore por su hijo!

    RixoYunke
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 80
    Reputación : 94
    Fecha de inscripción : 26/08/2012

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por RixoYunke el Vie Oct 26, 2012 8:35 am

    Sin un trabajo previo la revolución es una palabra más que desgraciadamente para muchos Españoles no tiene significado, las revoluciones se dan gracias a la concienciación y el trabajo duro, El pueblo ruso de los años de 1900 vivía de pena (por no decir que no vivía) pero ese pueblo hasta la llegada de lenin, los soviets y los bolcheviques no sabia que era eso de una revolución

    Nafarroako
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 89
    Reputación : 97
    Fecha de inscripción : 05/08/2011

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por Nafarroako el Vie Oct 26, 2012 9:58 am

    para una revolucion hay que organizar a los mas avanzados entre la clase obrera en el partido comunista y el partido comunista tiene que ser hegemonico entre la clase obrera y los sectores populares, a traves de una estrategia de frente obrero y popular por el socialismo.

    www.pcpe.es buscas las tesis del 9 congreso que son bastante buenas en cuanto a esto

    JoseKRK
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 2438
    Reputación : 2612
    Fecha de inscripción : 15/10/2011
    Edad : 55
    Localización : Celtiberialandia

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por JoseKRK el Vie Oct 26, 2012 12:12 pm

    Nafarroako escribió:para una revolucion hay que organizar a los mas avanzados entre la clase obrera en el partido comunista y el partido comunista tiene que ser hegemonico entre la clase obrera y los sectores populares, a traves de una estrategia de frente obrero y popular por el socialismo.

    www.pcpe.es buscas las tesis del 9 congreso que son bastante buenas en cuanto a esto

    Compañero:

    Considero que has condensado en una frase casi toda la raíz de los problemas que llevan al Movimiento Comunista mayoritario en el mundo actual a una situación de permanente incapacidad revolucionaria.

    En mi opinión, expresas en esa frase la concepción errónea de raíz, más común y extendida, de lo que es el Partido de Nuevo Tipo, el Partido Leninista, el Comunista.

    El compañero que inicó el hilo también creo que lo muestra, si bien de una manera menos clara y contundente.

    Me explico con detalle sobre cuál es esa peculiar concepción del Movimiento Comunista y de la Revolución, falsamente Leninista, en mi opinión y hasta donde conozco el tema.

    Abunda la concepción, heredada tanto de la concepción democrática burguesa de qué son los partidos políticos y su función, como de las concepciones revisionistas de los caminos hacia la revolución en las democracias burguesas, de que el Partido Comunista es la organización de los comunistas, de los marxistas-leninistas, los cuales, autoerigidos en vanguardia del proletariado y autodenominados como al y de masas (por definición, vocación y punto), defienden los intereses del proletariado y le presentan y proponen a este "su" programa que, casi por casualidad, para ser realizado pasa por "organizar la Revolución Socialista".

    Y entonces, el trabajo de dicho pretendido y autodenominado "Partido Comunista", autoproclamado "porque Lenin así lo dijo y enseñó" (lo que es una falacia o mala interpretación garrafal) en "vanguardia revolucionaria del proletariado", es "llegar a las masas para hacerles llegar el programa comunista" y que éstas, despertadas por tan sabios y hábiles comunistas, se pongan las pilas para "hacer la Revolución" dejándose guiar por esa tan su particular y suigéneris "vanguardia" de sí mismos, que hasta ese momento, no tenían el gusto de conocer, curiosamente. No conocían a la que dice ser su propia vanguardia revolucionaria, tal como si "las masas" padecieran de golpe una especie de trastorno disociativo de personalidad que separa con un muro invisble de la conscienca a "las masas" de "su propia" vanguardia.

    Y luego, claro, semejantes comunistas, se extrañan muchísimo de que "las masas obreras" les miren como a extraños, a veces quizás simpáticos, pero totalmente alucinados y desconectados de su realidad, que hablan cosas muy raras y usan conceptos muy refinados y casi incomprensibles, salvo que seas universitario, cosa que ellos, esas "masas", casi nunca son.

    "¡Pobres alienados ignorantes, que ni siquiera saben quién defiende de veras sus verdaderos intereses! ¿Cómo solucionamos este problema? ¿Cómo "llegamos a las masas"?" Se preguntan, anonadados y sorprendidos estos "marxistas-leninistas". Esas preguntas son su obsesión y el centro de su vida como "revolucionarios", muy sinceros, pero eternamente frustrados.

    Y, metidos en esa dinámica absorvente de frenética y desesperada actividad para "llegar a las masas proletarias", los árboles no les dejan ver el bosque. No ven que su concepción de raíz del Partido Comunista y de todo el Movimiento Comunista, Revolucionario, parte de premisas falsas, de adulteraciones burguesas y revisionistas de la cuestión.

    Para empezar, el papel de los comunistas científicos, los marxistas-leninistas, no es crear por su cuenta y riesgo un "Partido Comunista" que "defienda los intereses del proletariado mediante la revolución". Esa es la concepción burguesa de un Partido que representa los intereses de un sector de la sociedad y está pensada para el juego y competición parlamentarios, no para dirigir un proceso revolucionario proletario.

    Esa concepción crea una entidad aparte de las masas (proletarias o no) que oferta u ofrece a estas un programa, en competencia con otros programas de otros partidos, una "propuesta comunista" a confrontar con otras "propuestas no comunistas". Todo muy democrático-burgués.

    La única variación práctica entre los "Partidos Comunistas" que se han erigido sobre esas bases, es las formas que diseñan para "llegar a las masas y ganarlas para la causa" y el programa defendido por cada una de ellas.

    La alienación, el extrañamiento y separación entre ese "P.C." y el proletariado, difícilmente puede ser mayor.

    En "conexión con las masas proletarias", los anarcosindicalistas y los sindicalistas "neutros o apolíticos", ganan por goleada a semejante "vanguardia revolucionaria del proletariado", sinceramente.

    Ese esquema y concepción del Comunsimo y de la Revolución se diferencia de la de Owen, por ejemplo, sólo en el sujeto a quien se dirige la "prédica" comunista y a quien se trata de "convencer" de que el Comunismo es teta de novicia, lo más mejor del mundo mundial, a pesar de lo que digan las mentiras burguesas sobre el Comunismo.

    La función y el papel reales, verdaderos, de los marxistas-leninistas es llevar el Marxismo-leninismo al movimiento obrero, con el fin de que el proletariado más consciente y decidido dé un contenido político comunista y científico a su lucha, de modo que se convierta en lucha por el poder político, por conquistarlo y edificar su Dictadura de clase revolucionaria y emplearla en construir la Sociedad Comunista.

    Los marxistas-leninistas no fundan partidos comunistas; no deben hacerlo, porque no pueden hacer de ese modo un Partido de Nuevo Tipo. Los marxistas-leninstas se unen y organizan para llevar el marxismo-leninismo a los sectores más avanzados en consciencia y resolución, en actividad de lucha obrera, y así lograr que estos se conviertan en líderes proletarios comunistas.

    Esos líderes natos, esa vanguardia obrera, proletaria, no necesita crear conexiones con las masas proletarias, porque ya las tienen desde hace años por su actividad natural y espontánea previa de liderazgo de luchas. Sus compañeros ya les conocen, les respetan, les escuchan y les siguen. No como a los cuarto marxistas-leninistas con pintas de universitario (lo sean o no, pues no se trata de las pintas fisicas, sino de la impresión causada) y que hablan cosas casi incomprensibles.

    Es a través de esos vanguardistas ganados para el Marxismo-leninsmo que existen y se amplían las conexiones con las masas proletarias. Los marxistas-leninistas se funden con las vanguardias, NO CON LAS MASAS, a las que apoyan y ayudan en sus luchas y en su formación política y revolucionaria, sin descanso y dando ejemplo. Éstas toman por ello conscienca política que se une a su consciencia previa de clase y empiezan a imbuir de dicha consciencia combinada y potente, ampliada, a las luchas obreras que lideran desde siempre, por ser lideres natos dotados de consciencia de clase y de lucha.

    Y ahí está la conexión con el proletariado que con el esquema revisionista y el heredado del burgués, en que los m-l que fundan por su cuenta y riesgo partidos "comunistas, revolucionarios y de vanguardia proletaria por definición", no encontraban manera humana de conseguir.

    De ese esquema básico, en que el Marxismo-leninismo ha ido penetrando en las vanguardias obreras y en el sector de las masas proletarias y populares que éstas movilizan, es de donde surge, ahora sí, el verdadero Partido Comunista, de masas y revolucionario, esta vez no por definición, sino porque realmente es así, ya que es el resultado de la autoorganziación política de la vanguardia proletaria pertrechada con el Marxismo-leninismo, ciencia revolucionaria que los m-l y vanguardia eminentemente teórica les hicieron llegar con éxito.

    Hasta ese momento, no hay Partido Comunista de veras, nos pongamos como nos pongamos, sino partidos (concebidos a la forma burguesa) que defienden los intereses objetivos del proletariado, con tanta buena fe como falta de resultados prácticos y revolucionarios. Y eso no es un "Partido de Nuevo Tipo", sino un partido clásico típico de las democracias burguesas, más viejo que el mear. De "Nuevo" no tiene ni el tipo, ni nada.

    El Partido de Nuevo Tipo es el que fundan los elementos reales de la vanguardia proletaria una vez que han asimilado y adquirido para sí el Marxismo-leninismo, que los m-l organizados en colectivos m-l de muy diverso tipo, les hicieron llegar a aquellos.

    Entonces, y sólo entonces, los m-l "puros" o "de origen", los teóricos ante todo, por llamarlos de alguna manera que los indentifique, se unen a los m-l de la vanguardia proletaria real (no sólo teórica) ganada para la casua comunista, en el naciente y flamante Partido Comunista, que nace ya conectado con el Movimiento Obrero y no antes, como un inviable bebé prematuro por cinco meses. Y nace pertrechado de la Ciencia Revolucionaria, de la ideología y línea verdaderamente m-l, y de los objetivos, estrategia y táctica revolucionarias.

    Nace siendo ya, y no teniendo que convertirse en (nadie sabe cómo) la máxima expresión organizativa política del proletariado, nacida en el seno del movimiento obrero, y en el cuartel general de la Revolución, que se pone desde el primer día manos a la obra de estructurar todos los elementos organizativos destinados a poner en marcha el proceso revolucionario y a sustituir por la fuerza el aparato estatal burgués por el proletario, todo ello guiado desde el primer día por su (esta vez de verdad) destacamento de vanguardia, que es el Partido de Nuevo Tipo, el Partido Comunista.

    Y puede emprender esa labor desde el primer momento porque desde su misma gestación, ese Partido de Nuevo Tipo contó como sus miembros, no sólo a la vanguardia teórica (los m-l de gafas, universitarios y autodidactas varios, melenas o barba, insignias comunistas y lenguaje raro que fundan organizaciones o partidos y debaten en foros comunistas), sino a lo más combativo de la propia clase obrera, del proletariado y de las masas populares en general. Y porque todos esos m-l comprendieron que hasta que esa fusión del marxismo-leninismo con el Movimiento Obrero no fuera completa o estuviera muy avanzada, no existía Partido Comunista alguno, ni en teoría, ni en la práctica, pues sería incapaz de cumplir sus funciones revolucionarias por carecer de la base material real para ello.

    No sé si me explico.

    Cómo articular ese proceso que he descrito y cómo mantener ese verdadero Partido Comunista limpio de polvo y paja desviacionista, revisionista y burgués, es otro debate diferente y labor teórica y práctica a realizar en estos momentos por los m-l desconectados aún del Movimiento Obrero y, más adelante, labor colectiva del Partido. Esas son las tareas a realizar por los m-l en estos momentos, y no fundar y unificar supestos Partido Comunistas que se fundan con las masas o lleguen a ellas por caminos ingeniosos y magicamente eficaces.

    Pero, en mi opinión, si no se tiene clarísimas estas bases y principios elementales, no hay nada que hacer en lo que a la Revolución Comunista se refiere.

    Saludos y buen debate (si surge aquí. Si no, no pasa nada, porque lo segurié llevando a donde haga falta hasta que me muera).

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por pedrocasca el Vie Oct 26, 2012 2:04 pm

    Del didáctico texto de tovarich JoseKRK, se esté o no de acuerdo con él, y yo básicamente lo estoy, se desprenden, desde mi punto de vista, al menos dos conclusiones: una, sin formación y comprensión del marxismo-leninismo (lo que exige, cuando menos, lectura, discusión de ideas y práctica en contacto con la realidad cotidiana, día tras día, conflico tras conflicto, proceso a proceso) de nada valen los partidos comunistas que se puedan crear; dos, los trabajadores conscientes tienen capacidad innata para definir las herramientas de las que se dotan para avanzar en el camino de la revolución y si los marxistas-leninistas hemos sabido penetrar en las vanguardias del proletariado, indefectiblemente, la herramienta será el Partido Comunista.

    El camino puede ser al revés de lo que estamos acostumbrados: yo pongo mi bienintencionado chiringuito comunista y espero que los trabajadores vengan iluminados por mi teoría y práctica. Eso es lo que dicen los curas que hacen los cristianos.

    Soldado Rojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 578
    Reputación : 762
    Fecha de inscripción : 01/01/2012

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por Soldado Rojo el Vie Oct 26, 2012 4:46 pm

    ¿De verdad creéis que en el Estado español del siglo XXI las masas van a estudiar espontáneamente el marxismo-leninismo y el Partido surgirá como una seta? En este caso eres tú el que rebosa teoría muy alejada de la realidad.
    En las circunstancias actuales hay que dotar al movimiento obrero de organización y armas ideológicas y esa tarea corresponde al PC. Además, ¿quién te dijo a tí que el PC no fue fundado por líderes obreros? En las circunstancias actuales es necesaria la tarea de Agitación y Propaganda del PC para elevar conciencias y después organizar a la clase obrera de cara a su lucha por la toma violenta del poder político.
    En cada país y en cada época los procesos son distintos porque las condiciones son distintas y no se puede pretender que el proceso concreto, los hechos, de la Revolución rusa se den en la España del siglo XXI.

    EDITO: aunque no estoy de acuerdo (ya que pienso que el PC debe existir y trabajar desde ya) valoro mucho tu aportación JoseKRK y la tengo en cuenta (quizá ni tú ni yo tengamos la razón y sea la síntesis de ambas posturas la más acercada a la realidad)

    Manifiesto
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1809
    Reputación : 2209
    Fecha de inscripción : 12/07/2010
    Localización : Galiza

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por Manifiesto el Vie Oct 26, 2012 5:03 pm

    Hay que tener en cuenta una cosa, las masas más atrasadas con respecto a los comunistas no van a ir cuando los comunistas queramos hacia la revolución, ellas irán cuando ellas quieran, los comunistas lo que tenemos que hacer es estar preparados para dirigirlas, con una férrea organización (que exige tanto disciplina, como formación, como clandestinidad...) con un programa adecuado para hacer frente a la situación y con una capacidad para hacer frente a los imprevistos (Por ejemplo una intervención imperialista). De aquí no se puede deducir una postura espontaneista de la revolución, puesto que si las masas quieren sumarse a la revolución depende también de la propaganda del Partido Comunista, aunque las circunstancias objetivas sean muy importantes. A la vista de la historia está que un Partido Comunista pueda conducir a las masas directamente a la revolución desde cualquier coyuntura política, en el Imperio Ruso fue fundamental la Primera Guerra Mundial, por ejemplo, en China la guerra de liberación contra Japón... Claro que, no se debe menospreciar el papel del Partido Comunista, sin él, ni la revolución en el Imperio Ruso ni en China hubiesen sido posibles. Esto viene reflejado bastante bien un fragmento del Manifiesto-Programa del PCE(r):
    El Partido no se puede proponer conducir directamente a la clase obrera desde la situación presente a la toma del poder. Para eso son necesarias determinadas condiciones interiores y exteriores, una potente organización y abundantes experiencias políticas, tanto por parte de las masas como del propio Partido. Todo esto habrá de aparecer o se irá creando en el curso de la lucha revolucionaria y en el proceso mismo de derrocamiento del régimen capitalista.

    También me parece necesario precisar una cosa, el Partido Comunista no puede dirigir a unas masas que están desorganizadas, si a día de hoy a cualquier Partido Comunista lo siguen cientos de miles de personas, este no tendrá capacidad para ponerse al frente de ellas, estas deben estar organizadas previamente en sus propias organizaciones, como las asambleas de trabajadores, organizaciones anti-represivas, organizaciones guerrilleras y demás... Sin ir más lejos, si los bolcheviques fueron capaces de dirigir la lucha en Rusia fue gracias a que estaban al frente de los Soviets, que eran la organización propia de las masas. En España las masas también se organizan en asambleas de estudiantes, de trabajadores, de afectados por la hipoteca, anti-taurinas y demás...

    EDITO: Me he olvidado de matizar una parte de la respuesta del compañero JoseKRK, con la cual discrepo e igual es por una mala lectura mía. Parece que entiendes que el Partido Comunista sólo lo es por una cuestión cuantitativa, a raíz de aquí:
    JoseKRK escribió:De ese esquema básico, en que el Marxismo-leninismo ha ido penetrando en las vanguardias obreras y en el sector de las masas proletarias y populares que éstas movilizan, es de donde surge, ahora sí, el verdadero Partido Comunista, de masas y revolucionario, esta vez no por definición, sino porque realmente es así, ya que es el resultado de la autoorganziación política de la vanguardia proletaria pertrechada con el Marxismo-leninismo, ciencia revolucionaria que los m-l y vanguardia eminentemente teórica les hicieron llegar con éxito.

    Hasta ese momento, no hay Partido Comunista de veras, nos pongamos como nos pongamos, sino partidos (concebidos a la forma burguesa) que defienden los intereses objetivos del proletariado, con tanta buena fe como falta de resultados prácticos y revolucionarios. Y eso no es un "Partido de Nuevo Tipo", sino un partido clásico típico de las democracias burguesas, más viejo que el mear. De "Nuevo" no tiene ni el tipo, ni nada.

    El Partido de Nuevo Tipo es el que fundan los elementos reales de la vanguardia proletaria una vez que han asimilado y adquirido para sí el Marxismo-leninismo, que los m-l organizados en colectivos m-l de muy diverso tipo, les hicieron llegar a aquellos.

    Entonces, y sólo entonces, los m-l "puros" o "de origen", los teóricos ante todo, por llamarlos de alguna manera que los indentifique, se unen a los m-l de la vanguardia proletaria real (no sólo teórica) ganada para la casua comunista, en el naciente y flamante Partido Comunista, que nace ya conectado con el Movimiento Obrero y no antes, como un inviable bebé prematuro por cinco meses. Y nace pertrechado de la Ciencia Revolucionaria, de la ideología y línea verdaderamente m-l, y de los objetivos, estrategia y táctica revolucionarias.
    Y sin el importante matiz que voy a añadir, no puedo estar de acuerdo con lo escrito: Aquí se describe a un Partido Comunista capacitado para llevar adelante la revolución, pero pasa por alto evidencias (que igual por evidentes, se salta) como la de que para ser muchos, primero tenemos que ser pocos, que para que tengamos en las filas de la revolución a los dirigentes naturales de las masas, primero tenemos que ganárnoslos... ¡Y lo más importante! Y lo que a mi me parecen dos errores fundamentales, de principio:

    - Primero: El Partido Comunista tiene un carácter no sólo cuantitativo, sino cualitativo, es decir, es la organización de los elementos más avanzados de las masas, los comunistas vamos, y esto tiene implícito lo segundo que añades (lo de los dirigentes naturales), es decir, que los comunistas ya procuran ganarse a todos ellos para la revolución, y en términos generales, los comunista son capaces de elaborar un programa necesario para crear las condiciones necesarias y propicias para la revolución, sea cual sea la coyuntura política desde la que parten, y esto, es una cuestión cualitativa.

    - Segundo: Esa forma de expresarte, derrocha metafísica por todas partes, al menos, por mi forma de entenderlo, vaya. El Partido Comunista no lo es sólo cuando es capaz de conducir a la clase obrera a la revolución, el Partido Comunista (como todo) se tiene que estudiar como un proceso, y me explico: No puedes decir, ah, ahora como nos ganamos a los dirigentes naturales de las masas para la revolución ya si, justo en este momento, ya podemos decir que somos un Partido Comunista, 5 minutos antes no, aunque pusiésemos los medios necesarios (políticos, ideológicos...) para ganárnoslos. Por que a raíz de esta concepción tuya (que no es nueva, ni desconocida por mi) puedo decirte, ¿Y cuantos dirigentes naturales de las masas exactamente necesitamos para decir que somos un Partido Comunista? Es evidente que no podemos dar una respuesta que no sea estúpida, un Partido Comunista es muchas cosas, son unos militantes, un comité central, un programa, una dirección política que permite actuar políticamente a la clase obrera por sus intereses objetivos... Un Partido Comunista es todas esas cosas y ninguna al mismo tiempo (he ahí la contradicción), con esto quiero decir, y es la misma objeción que le escribí al compañero RDC en el otro hilo, que no puedes entender al Partido Comunista como A, B, C y D cosas y como B y D faltan, ya no es un Partido Comunista, por que esto es metafísica, es silogística aristotélica, el Partido Comunista entendido como un proceso puede partir de una determinada realidad objetiva y se va desarrollando exitosamente o no hacia la revolución, y las circunstancias de las que depende el desarrollo exitoso de un Partido Comunista son muchísimas, por que la realidad es infinitamente compleja.

    Claro que, nosotros al analizar una cuestión, como una coyuntura política determinada, partimos de un conocimiento acumulado, en el caso de los comunistas, el marxismo-leninismo, y esto nos da unas claves y unas soluciones para enfrentar los problemas, y en el debate actual desde el marxismo-leninismo tu posición la considero errónea, por que claro, por esa regla de 3 que te he citado, el PCCh cuando fue fundado, no podía ser de ningún modo el Partido Comunista (pues por la escased de miembros ni Comité Central tenía, sino una oficina provisional para mantener contactos entre militantes) y sin embargo, el PCCh dirigió a las masas de China, la guerra y la revolución. Si hablamos del PCE, igual, fue un Partido muy minoritario, y acabó dirigiendo el bando antifascista en la guerra.


    Última edición por Manifiesto el Vie Oct 26, 2012 5:50 pm, editado 1 vez

    EatTheRich
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 59
    Reputación : 69
    Fecha de inscripción : 05/09/2012

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por EatTheRich el Vie Oct 26, 2012 5:05 pm

    Interesante debate.

    Con perdón, voy pillando sitio Smile

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por nunca el Vie Oct 26, 2012 6:00 pm


    Condiciones para el triunfo de la revolución

    publicado el: 27 de febrero de 2008
    Para conquistar el poder no es suficiente que los sectores más avanzados entiendan la necesidad del cambio social, se requiere también que las condiciones materiales de vida faciliten la agitación política y, con ello, se acelere la incorporación de otros sectores a la lucha por aquel. Para que la revolución se produzca, deben actuar en correspondencia las condiciones objetivas y subjetivas
    Tomamos como preámbulo de este artículo la siguiente aseveración publicado meses atrás en este semanario: “La revolución no es una revuelta del tipo que se producen espontáneamente y en las que se desfoga la insatisfacción acumulada por las arbitrariedades o en pro de reivindicaciones puntuales desatendidas. La revolución es un proceso organizado que tiene objetivos a largo plazo y se propone resolver global y definitivamente los problemas sociales...”. No es un hecho espontáneo -remarcamos-, responde a circunstancias concretas. La revolución se produce allí donde las condiciones lo permiten.

    ¿A qué tipo de condiciones nos referimos? A las conocidas bajo la denominación de objetivas y subjetivas, según el caso.

    Las condiciones objetivas son producto del desarrollo histórico concreto de la sociedad y se desarrollan independientemente de la voluntad de los hombres. Tienen que ver con las penosas condiciones de vida de los pueblos, con la explotación que soportan las clases trabajadoras, con la opresión política que sufren las masas. A su vez tienen que ver, como en nuestro país, con las condiciones de atraso que enfrenta la sociedad. Es decir, son circunstancias tangibles, que pueden ser cuantificadas, que están en el mundo y maduran como consecuencia de la explotación y opresión capitalistas.

    Sin embargo, la existencia de altos niveles de miseria, atraso, explotación, etc. no desemboca per se en el triunfo de la revolución social del proletariado. En el mundo existen países con elevados índices de miseria, donde la gente literalmente muere de hambre, en los que no ha triunfado la revolución. ¿A qué se debe aquello? A que en la mayoría de esos países las condiciones subjetivas de la revolución no han madurado lo suficiente y no tienen la fuerza suficiente para aprovechar al máximo la realidad o el escenario en el que actúan.

    Cuando hablamos de las condiciones subjetivas nos referimos a los aspectos relacionados con el nivel de conciencia política y de organización de las masas, con la disposición de éstas para la lucha política. El principal factor o elemento en éstas, que al mismo tiempo actúa para el desarrollo de las restantes, es la existencia de la vanguardia del proletariado, el Partido Comunista. Éste trabaja por elevar el nivel de conciencia política y organización de las masas, por llevarlas al combate contra la explotación y por el socialismo. La existencia de una Partido Comunista fuerte, enraizado en el movimiento popular, asimilado al marxismo leninismo, es garantía para llevar al éxito la revolución.

    No es raro escuchar que en nuestro país existen suficientes condiciones para el triunfo de la revolución. La crisis económica y política es grave, las condiciones materiales de vida de los trabajadores y el pueblo son difíciles, pero no podemos decir que se ha topado fondo; más aún, es innegable que en el movimiento de masas existen dificultades. Una significativa franja se encuentra influenciado ideológica y políticamente por corrientes socialdemócratas (es decir burguesas) que se mueven detrás de un proyecto que pregona la posibilidad de resolver los problemas de las masas con “más democracia”, “profundizando la participación y gestión popular” en las instancias gubernamentales locales y centrales; es decir, sin romper el campo de juego delimitado por la burguesía, respetando la institucionalidad capitalista.

    Nosotros entendemos esta realidad y trabajamos por transformarla; avanzamos en la construcción de un movimiento de masas revolucionario, que no solo luche por la reivindicación material, sino que vaya entendiendo la necesidad de enfrentar en su conjunto a las clases dominantes y al imperialismo.

    Las masas hacen la revolución, pero cuando éstas tienen conciencia de clase, cuando existe un escenario propicio en el que pueden actuar y, cuando tienen al frente, dirigiendo sus combates, una vanguardia política poderosa: el Partido Comunista.

    http://www.pcmle.org/EM/article.php3?id_article=1623

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por pedrocasca el Vie Oct 26, 2012 7:18 pm

    Se han publicado en el blog de Euskal Herria Sozialista dos artículos que reproduzco por si algo aportan al tema propuesto. Como suele suceder en este blog, no se especifica quien signa el texto, si es propio de EHS o de alguna otra organización (suelen publicar textos del PCML del Ecuador) o tomado de alguna revista internacional.

    Construir el partido al calor de la lucha de clases - 25 de octubre de 2012

    La existencia de un partido numeroso y de alta calidad es condición indispensable para el triunfo de la revolución social del proletariado.

    Contar con un partido grande y calificado es una tarea que nos hemos impuesto los marxista leninistas . No es solo nuestra aspiración, sobre todo es una necesidad básica para el triunfo de la revolución.
    En el análisis de los factores o condiciones indispensables para que una revolución social pueda resultar triunfante, la existencia de un partido marxista leninista -lo suficientemente desarrollado en todos los aspectos, que le permitan dirigir la lucha de las masas hacia los objetivos de la toma del poder y la construcción del socialismo- destaca como elemento irremplazable.

    Por ello, y por el compromiso con el triunfo de la revolución, trabajamos para que nuestra organización se desarrolle en todos los aspectos y, de esta manera, la clase obrera cuente con el instrumento político que le lleve hacia la liberación social.

    Y hablamos de desarrollo en todos los aspectos, puesto que el partido del proletariado debe ser mirado y entendido multilateralmente, es decir, en sus aspectos cuantitativos y cualitativos.

    La teoría leninista sobre el partido, al referirse a la construcción del mismo no restringe ese concepto exclusivamente al reclutamiento de nuevos militantes; la construcción es un hecho integral, una acción que topa aristas de índole ideológico, político y organizativo. En otras palabras, cuando hablamos de la construcción de la vanguardia revolucionaria actuamos o tomamos medidas para que esos aspectos se desarrollen en calidad y en cantidad, según el caso.

    Imaginemos una campaña de reclutamiento en nuestras filas: queremos ser más, necesitamos ser más. Sin embargo, este importante trabajo tiene implicaciones diversas porque demanda, por ejemplo, crear las condiciones políticas o el escenario concreto que facilite este trabajo. ¿Cuál es ese escenario? El accionar político de las masas y la lucha de éstas por sus derechos y reivindicaciones.

    Con frecuencia, al interior de nuestras filas se señala que no es posible construir el partido en frío, sino que debe hacérselo al calor de la lucha de las masas, lo que es completamente cierto. Pero, sin duda alguna, no es posible tener al pueblo todos los días en acciones callejeras, en paros o huelgas, de manera que ese señalamiento debe ser adecuadamente entendido. La lucha de las masas tiene niveles y características que responden a condiciones específicas.

    La presión en torno a un pliego de peticiones, la resistencia a una medida del gobierno, la confrontación a posiciones políticas reaccionarias de la derecha y el imperialismo, la participación electoral, etc. son formas de hacer acción política y de enfrentamiento a los enemigos del pueblo. Ser partícipes de esas acciones es fundamental para encontrar a los sectores más avanzados de las masas, a los más destacados, a los que tienen las condiciones básicas para asumir la militancia comunista. Pero el ser partícipe no significa que debamos “esperar” que esas manifestaciones se produzcan fuera de nuestro quehacer, que por cierto hay muchas de ellas que así se producen, sino que en cada uno de nuestros sectores de trabajo debemos agitarlas, provocarlas, organizarlas. Solo así estamos creando el escenario propicio para nuestro crecimiento.

    El partido crece en la lucha, pero crece también si sus militantes tienen la capacidad suficiente para persuadir a los trabajadores y a la juventud de que la política que pregonamos es correcta e indispensable para conquistar la liberación social y nacional. Esto nos pone por delante otro elemento: necesitamos militantes lo suficientemente instruidos en la teoría general (el marxismo) y en la política de nuestro partido (marxismo aplicado a la realidad concreta) para ganar a las masas a las posiciones revolucionarias.

    Recapitulando podemos decir que nos proponemos crecer, para lograrlo necesitamos generar un escenario propicio en el que pueda florecer y crecer la acción y la lucha política de las masas, y necesitamos militantes con capacidad teórica y política que puedan dirigir ese accionar político y convencer a las masas de la necesidad de la revolución.

    No son todo los aspectos que implica el trabajo de construcción del partido, pero posiblemente los más sobresalientes.


    Última edición por pedrocasca el Vie Oct 26, 2012 7:27 pm, editado 2 veces

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por pedrocasca el Vie Oct 26, 2012 7:23 pm

    El segundo de los artículos publicados en el blog de Euskal Herria Sozialista es:

    El Partido del proletariado - 26 de octubre de 2012

    El otro problema en torno al cual se libra hoy en día una aguda lucha ideológica, entre marxistas - leninistas y revisionistas contemporáneos, es el que concierne al partido del proletariado, su ideología y organización. Lenin completó en forma armónica su teoría de la hegemonía del proletariado con su doctrina sobre el Partido proletario de nuevo tipo. Con el burdo pretexto de modernizar los partidos comunistas, los renegados los han convertido en partidos burgueses. Esto es lo que ocurrió con todos los partidos que se plegaron incondicionalmente a la línea general del XX Congreso del PCUS, degenerando hasta convertirse en partidos reformistas burgueses, culpables de la quiebra del movimiento comunista internacional y la desaparición del campo socialista.

    La cuestión principal que caracteriza al Partido proletario de nuevo tipo es su ideología revolucionaria: el marxismo- leninismo. Esta arma poderosa, le otorga una fuerza revolucionaria incompatible con las clases explotadoras y opresoras de la sociedad, dirigiendo a la clase obrera y a las grandes masas populares a la conquista del Poder.

    Los adversarios del marxismo – leninismo, incluidos los revisionistas, no se limitan a negar en una u otra forma el rol de la clase obrera en el proceso revolucionario sino que también pretenden impedir que se organice en un partido que le permita cumplir su misión histórica. Infiltran a sus agentes con la finalidad de socavar la unidad ideológica y orgánica del partido, manteniéndolo en constantes luchas intestinas, con cuyo fin violan groseramente el centralismo democrático y la democracia interna del partido; son contrarios a la disciplina interna y acostumbran ejercer presiones movilizando matones para imponerse en las conferencias y congresos partidarios.

    Una de las corrientes más perniciosas es la que se propone diluir a los partidos comunistas en un gran frente, alianza, bloque o coalición en la cual desaparecería el partido del proletariado. El argumento que se utiliza para sustentar este liquidacionismo desvergonzado es que supuestamente la forma y contenido de los partidos comunistas han envejecido. Dicen sus defensores que “las viejas posiciones petrificadas” deberían sustituirse con “nuevas uniones”, en las cuales los comunistas no tendrían su formación orgánica propia.

    No es difícil advertir que tales “nuevas uniones”, sin estructura definida, abigarrada, en la que confluirían marxistas y no marxistas, católicos y protestantes, comunistas y no comunistas, no podrían cumplir jamás un papel revolucionario. Por eso la burguesía estimula la formación de estas “uniones”, en sustitución de los partidos comunistas organizados de acuerdo con la doctrina de Lenin sobre el partido proletario. Un ejemplo típico de abandono y negación del leninismo en el problema de la edificación del partido proletario es el Partido Italiano denominado “Partido de la Refundación Comunista”, un verdadero mazacote, sin pies ni cabeza, sin ideología, confluencia abigarrada de lo que denominan “nuevos sujetos sociales”. Este es el tipo de Partido comunista que quiere y necesita la burguesía. Un partido totalmente abierto, legal y debidamente registrado con el fin de controlar toda su actividad y, llegado el momento destruirlo totalmente. Este tipo de partido de la clase obrera es radicalmente opuesto al Partido organizado de acuerdo a la doctrina de Lenin: el Partido como destacamento de vanguardia de la clase obrera, y como instrumento de la dictadura del proletariado y unidad de voluntad incompatible con la existencia de fracciones.

    El Partido de nuevo tipo, organizado de acuerdo a la doctrina de Lenin, tomó el poder del estado, derrotó la intervención armada imperialista, construyó el socialismo, derrotó la agresión nazifascista y creó un gigantesco campo socialista. El revisionismo destruyó esta obra grandiosa después de usurpar el poder del estado y del partido en la que fue la gloriosa Unión Soviética.

    Es importante anotar que los partidos comunistas no pueden convertirse automáticamente en vanguardia de la clase obrera, si no están armados con la teoría científica del marxismo leninismo.

    Una cita de V. I. Lenin que en el blog de EHS está publicada entre ambos artículos:

    Lenin, la Vanguardia y la Batalla Decisiva

    (v. t. XXV, pág. 228)

    “Con la vanguardia sola — dice Lenin — es imposible triunfar. Lanzar sola a la vanguardia a la batalla decisiva, cuando toda la clase, cuando las grandes masas no han adoptado aún una posición de apoyo directo a esta vanguardia o, al menos, de neutralidad benévola con respecto a ella… sería no sólo una estupidez, sino, además, un crimen. Y para que realmente toda la clase, para que realmente las grandes masas de los trabajadores y de los oprimidos por el capital lleguen a ocupar esa posición, la propaganda y la agitación, solas, son insuficientes. Para ello se precisa la propia experiencia política de las masas. Tal es la ley fundamental de todas las grandes revoluciones, confirmada hoy, con fuerza y realce sorprendentes, no sólo por Rusia, sino también por Alemania. No sólo las masas incultas, y en muchos casos analfabetas, de Rusia, sino también las masas de Alemania, muy cultas, sin un solo analfabeto, necesitaron experimentar en su propia carne toda la impotencia, toda la veleidad, toda la flaqueza, todo el servilismo ante la burguesía, toda la infamia del gobierno de los caballeros de la II Internacional, toda la ineluctabilidad de la dictadura de los ultrarreaccionarios (Kornílov en Rusia, Kapp* y compañía en Alemania), única alternativa frente a la dictadura del proletariado, para orientarse decididamente hacia el comunismo”.


    Última edición por pedrocasca el Vie Oct 26, 2012 8:03 pm, editado 1 vez

    AlejoSola
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 929
    Reputación : 1145
    Fecha de inscripción : 02/02/2012
    Edad : 21
    Localización : Baza y/o Granada

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por AlejoSola el Vie Oct 26, 2012 7:39 pm

    Podemos concluir por tanto que; un PC es una herramienta que sólo ha de ser usada para la causa del proletariado, luchando junto a él día tras día contra la opresión hasta crear un movimiento que destruya la misma opresión de la minoría contra la mayoría; la dictadura "democrática" de los burgueses. El PC no se puede emplear a modo de chiringuito, como bien ha dicho alguien ya en el tema; esperando a que los proletarios iluminados con la magnanimidad de "sus líderes vanguardistas" (que mientras se estarían tocando las pelotas, para variar)acudan a revolucionarse por la cara. Hay que elaborar una estrategia clara, precisa, y contundente. Si no que se lo digan a Lenin con la revolución rusa de octubre de 1917.
    Salud!

    Repesp
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 477
    Reputación : 566
    Fecha de inscripción : 12/02/2011

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por Repesp el Vie Oct 26, 2012 8:24 pm

    que españa encabece una revolucion en el siglo xxi (al menos hasta 2050) es como intentar que las hormigas hablen, nos queda muchisimo trabajo por delante y muchas cosas que tienen que suceder en nuestro marco politico, social y economico. no en vano, la revolucion rusa se llevaba fraguando durante décadas.

    ademas no tenemos en cuenta la post-revolucion, verdaderamente tener planes solidos y funcionales una vez instaurado el estado socialista, aprender de los errores del pasado de todos los paises que fueron y son socialistas.

    si la revolucion sucediese antes de 2050 o 2040 tiene que ocurrir algo GORDISIMO.
    pero la revolucion llegara, es natural, el capitalismo se autodestruye por naturaleza, luego el socialismo y despues el comunismo (que creo que no lo llegaremos a ver en nuestra vida, ni nuestros hijos ni nuestros nietos, será cosa de siglos).

    JoseKRK
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 2438
    Reputación : 2612
    Fecha de inscripción : 15/10/2011
    Edad : 55
    Localización : Celtiberialandia

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por JoseKRK el Vie Oct 26, 2012 8:40 pm

    Por el momento, ninguna de las críticas a mi comentario que he leído, las reconozco como críticas a lo que he escrito. Ni siquiera reconozco lo que he escrito yo en vuestras críticas. Las percibo como críticas a cosas que yo no he dicho en absoluto, es decir, a posturas que yo no defiendo ni describo aquí.

    Por ejemplo, yo no he hablado en ningún momento de un partido que surge espontáneamente como las setas en el bosque (que, por otro lado, surgen, como todo en el Universo, por la conjunción e interrelación de causas y condiciones en un proceso constante, infinito), ni de masas que se ponen a estudiar el Marxismo-leninismo espontáneamente, en vez de hacer otras cosas. No tengo la más mínima idea de dónde se pueda deducir eso de mi escrito, la verdad.

    Tampoco he hablado de un partido que sea la ostia cuantitativamente o que surja de no tener en cuenta sino la cantidad, en lugar de la calidad. Tampoco veo que se pueda inferir eso ni siquiera del extracto que ha citado el camarada Manifiesto.

    Como parece evidente que me he explicado de una manera muy poco clara, quizás por muy extensa, trataré de recomenzar yendo muy poquito a poco,empezando por unb esquemita básico y muy resumido del prcoeso de constitución de un Partido Comunista (pues hablo de un proceso, no de la fabricación repentina o espontánea de nada en absoluto, sino de un largo proceso) que sirva de veras a las vanguardias revolucinarias a organizar y dirigir , en conexión con el sector más decidido de las masas populares (que son las que constituyen las fuerzas revolucionarias, las que la van a impulsar, que jamás han sido ni serán todo el pueblo, ni siquiera la mayoría del mismo) el proceso revolucionario.

    Si eso es hablar de cantidad, no ya en lo referente al Partido, sino incluso en el mismo proceso revolucionario en sus fases iniciales, que venga Alá y lo vea.

    Unos puntos clave, antes de ecribir el esquemita (que como tal, será incompleto, pero espero qu sirva para ir centrando la cosa un poco mejor que hasta ahora):

    El Partido Comunista, como todo en la Revolución, surge del desarrollo de un proceso conscientemente dirigido por quien tiene conciencia para ello, para emprenderlo y encauzarlo consciente y científicamente. Esto, en principio, sólo es posible a los educados en el Marxismo-leninismo que lo han acogido como su cosmovisión, independientemente de que sean vanguardia de uno u otro tipo y de la clase social de que procedan.

    Ese proceso empieza y es impulsado de principio a fin por los comunistas, por los marxistas-leninistas, que sos sí estudian el Marxismo-leninismo, en vez de hacer otras cosas menos provechosas para la revolución.

    En ese proceso, que ellos empiezan e impulsan consciente y científicamente (si son verdaderos m-l y no unos cantamañanas o gentes con tremendos malentendidos en esa Ciencia para la Revolución Comunista), su misma actividad va ampliando la base numérica y cualitativa de los mraxcsitas-leninistas. El proceso este tiene de espontáneo y masivo en detrimento de la calidad, lo mismo que yo de Venusiano.

    Ese mismo proceso es el que va llevando al Marxismo-leninismo a las vanguardias del Movimiento Obrero, que es con el que debe fundirse para realizar el Comunsimo. Ese proceso es comenzado sólo por los marxistas-leninistas, que son los que lo desarrollan organizada y progresivamente en formas organizativas que aún no son de verdad el Partido Comunista, pues aún no ha comenzado siquiera a acoger en su seno a los sectores más avanzados entre las futuras fuerzas revolucionarias. Son todavía embriones de dicho partido, en proceso de gestación.

    Bueno, el esquemita:

    1.- Los m-l y estudiosos del Marxismo-leninismo, como Dios los cría y ellos siempre encuentran la manera de irse juntando, se encuentran, debaten, estudian juntos y clarifican entre ellos el Marxismo-leninismo, lo depuran de desviaciones ideológicas en debates y luchas ideologicas y tal. Esto sucede a cada minuto desde que Marx y Engels dieron nacimiento al Marxismo, en cada país del mundo, sin excepciones conocidas. En unos sitios lo pueden hacer abierta y legalmente y en otros, ilegalmente, clandestinamnete; pero lo hacen y nadie los puede parar, ni siuiera metiéndolos en la cárcel, donde siguen erre que erre. En este foro, lo hacemos casi sin darnos cuenta, oye tu.

    2.- Fruto de esa actividad conjunta, bastante espontánea en sus fases iniciales, van saliendo deseos de hacer algo más útil por la Revolución, por llegar a construir algún día la Sociedad Comunista. Se llega a la conclusión, muy marxista, de que el sujeto revolucionario es el proletariado y que sin él, no hay revolución que valga. Eso pasa a su vez en este foro con nopocos foreros, casualmente.

    3.- Si se analizan las cosas con los [pies en la tierra, se llega a la conclusión de que el proletariado es la ostia de grande, inmenso, inabarcable sin tener el poder del Estado a disposición, porque son miles de millones de seres humanos en el mundo, y unos cuantos milloncejos de nada en el propio país. A esta conclusión, muchos marxistas-leninistas actuales, que ya han fundado, supuestamente, el Partido Comunista, no han llegado y se empeñan en abarcar a las masas proletarias con sus ejemplares y heroicos Partidos Comunistas, que pueden ser muy sonceros y heroicos, pero muy chiquititos para semajante gigantesca labor, por no hablar del acoso al que los Estados les someten. A esos sólo les deseo que tengan algún éxito, aunque sea chiquitito, en "llegar a las masas y atraerlas a la causa revolucionaria" antes del año 2115.

    4.- Se llega a la conclusión de que las masas no son algo homogéneo, no son "masa" informe, sino que está compuesta por sectores diferentes, algunos de los cuales están más avanzados en conciencia social y política y están más decididos y dotados para la lucha obrera que los otros. De hecho impulsan el movimiento obrero y no pocas luchas sociales y políticas. Esos sectores, son minoritarios entre "las masas" de marras, pero son los más accesibles y valiosos por sus caracterísitcas de vanguardia, de estar más adelante que el resto del proletariado, por su afan de lucha y porque estan curtidos en ella. Pero carecen en su mayoría del arma ideológica y científica del Marxismo-leninismo, que estos que están reuniéndose para estudiarlo y demás, sí poseen (esos somos nosotros, en este foro, por ejemplo, entre otros muchos).

    5.- Los m-l se organizan para buscar a las vanguardias del proletariado allí donde desarrollan sus actividades como tal vanguardia, establecen contacto con ellas, las ayudan en sus luchas, las apoyan y les van mostrando con el ejemplo cómo se lucha mejor cuando se está dotado de los conocimientos sociales y políticos científicos que proporciona el Marxismo-leninismo. Les ayudan a obtener victorias organizativas y en sus luchas y problemas de clase explotada. Y aprenden mutuamente unos de otros. Se van fundiendo entre ellos. Es un subproceso dentro del proceso principal de constitución de un verdadero Partido Comunista. Es el subproceso quizas mas largo y tedioso, pero el mas necesario y el que dara los mejores frutos en el futuro.

    Esa organización inicial, se llame como se llame a sí misma, yo no la considero todavía un Partido Comunista, pues no es útil aún para la Revolución, por carecer de capacidad para ello, por carecer de las bases materiales que lo permiten. Podrá ser un colectivo que emprende la tarea de constituir el Partido Comunista (que sólo puede ser uno, y no dos ni tres, luego veremos por qué).

    6.- Fruto de ese proceso, los líderes y vanguardias del Movimiento Obrero y de las luchas sociales, son atraídos al Marxismo-leninismo. Es el comienzo de la fusión del Marxismo-leninismo con el Movimiento Obrero, el político y el social, que se opera a través de las vanguardias que en principio eran m-l (que son las que comenzaron el proceso y lo impulsan siempre, sin descanso -un ejemplo de ellas, eomos los que participamos en este foro y outros muchos m-l encuadrados o no en organizaciones) y las que van siendo ganadas para la causa provenientes de la luchas obreras, políticas y sociales en general, a las que se ha ido y va a buscar, ayudar y emprender el proceso de fusión entre ellas, nosotros y el Marxismo-leninismo.

    Esta es la fase clave, a mi entender, en todo el proceso que llevará al Partido Comunista de veras capaz para la Revolución. No es corta ni facil, pero es insoslayable, imprescindible e impuenteable.

    7.- En este punto, ya está desarrollado el núcleo del Partido Comunista de verdad, que ya está vinculado a las masas más combativas a través de sus vanguardistas ganados para la causa comunista. Estos vanguardistas, que ahora son además comunistas formados teórica y prácticamente (en la lucha real), impulsan ahora las luchas bajo su liderazgo y carisma imbuidas del objetivo de la conquista del poder del Estado para implantar la Dictadura del Proletariado que lo hacen coordinados por y en el Partido, que ya ha sido fundado como tal y es ya operativo como cuartel revolucionario general de la vaguardia real del proletariado. A través de ella, de esa vanguardia ganada para el Comunsimo, organiza la lucha de masas.

    (En mi opinión, ni un solo partido comunista de los existentes hoy día en todo el Estado español, ha pasado por este proceso inicial de gestación, pues todos provienen de escisiones de partidos ya fallidos hace décadas y/o infestados de elementos oportunistas, revisionistas y desviacionistas mimetizados en sus filas y en su ideología. Están ademas separados desde el mismo principio de su existencia como entidades políticas, no ya de "las masas", sino incluso de los sectores más adelantados de las mismas. No son Partido Comunista, aunque se lo crean y lo juren por San Lenin, San Stalin o San Enver Hoxha. Son organizaciones de marxistas-leninistas, mezclados con elementos indeseables o pseudomarxistas-leninistas, que quieren luchar por la revolución, pero no son Partido Comunista por tener esas carencias, provenientes del modo en que se gestaron.)

    8.- Esa dinámica va aglutinando las luchas populares (a través de los vanguardistas ahora ya además comunistas) en torno al programa revolucionario del Partido de la Vanguardia y va atrayendo al mismo a cada vez más y más fuerzas revolucionarias (los sectores e individuos más combativos, más conscientes y dispuestos a la lucha). El Partido va ampliando el número y calidad de fuerzas bajo su dirección directa e indirecta para el objetivo revolucionario, para el programa comunista.

    9.- El Partido va organizando todos los elementos necesarios para el asalto al poder del Estado gracias a ese control científico y consciente de las fuerzas revolucionarias y va desarrollando el E.P., el Frente Unido, las organziaciones de masas y los diferentes consejos obreros, estudiantiles, campesinos, etc. Va desarrollando, en suma, los embriones del Poder Proletario al tiempo que los pone en movimiento organizado hacia su crecimiento, afianciamiento y el fin de la toma del poder del Estado y el establecimiento de la Dictadura del Proletariado.

    El proceso revolucionario ha comenzado, organizado desde su mismo inicio por el Partido Comunista, que ha sido constituido de manera que desde su inicio ha sido de veras de vanguardia revolucionaria y de masas simultáneamente, por el acertado proceso de gestación del mismo. Y todo comenzó, siguió y creció y continua por el impulso de los marxistas-leninistas, conectados de verdad, materialmente y no sólo en teoría, con las masas proletarias y populares revolucionarias.

    No sé si ahora estará más claro y si las críticas y debate vendrán a ser presentados sobre lo que sí he dicho y no sobre otras cosas que se me imputen erróneamente.

    En el pasado, no siempre se desarrollaron los PC que llegaron a dirigir Estados Socialistas de esa manera. Pero eran otros tiempos, en los que el parlamentarismo no estaba tan hiperdesarrollado y con tanta capacidad de fagocitar incluso a lo que se le oponía; el revisionismo soviético, que tan persistente y mala herencia ha dejado en el MC actual, tampoco existía; tampoco había fracasado la primera gran oleada de revoluciones y no se podía saber que iban a ser derrotadas, ni cómo ni por qué, etc.

    Yo considero que si en la actualidad, no se funda el Partido Comunista sobre estas bases que he expuesto, no será un verdadero Partido Revolucionario y, por ello, Comunista genuino, científico.

    Salud y buen debate y análisis colectivo, camaradas, en bien de la Revolución que nos hemos comprometido a organizar algún día, si puede ser no lejano.


    Última edición por JoseKRK el Vie Oct 26, 2012 9:21 pm, editado 2 veces

    JoseKRK
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 2438
    Reputación : 2612
    Fecha de inscripción : 15/10/2011
    Edad : 55
    Localización : Celtiberialandia

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por JoseKRK el Vie Oct 26, 2012 8:55 pm

    Repesp escribió:que españa encabece una revolucion en el siglo xxi (al menos hasta 2050) es como intentar que las hormigas hablen, nos queda muchisimo trabajo por delante y muchas cosas que tienen que suceder en nuestro marco politico, social y economico. no en vano, la revolucion rusa se llevaba fraguando durante décadas.

    ademas no tenemos en cuenta la post-revolucion, verdaderamente tener planes solidos y funcionales una vez instaurado el estado socialista, aprender de los errores del pasado de todos los paises que fueron y son socialistas.

    si la revolucion sucediese antes de 2050 o 2040 tiene que ocurrir algo GORDISIMO.
    pero la revolucion llegara, es natural, el capitalismo se autodestruye por naturaleza, luego el socialismo y despues el comunismo (que creo que no lo llegaremos a ver en nuestra vida, ni nuestros hijos ni nuestros nietos, será cosa de siglos).

    Camarada:

    las revoluciones no "llegan" jamás.

    Las revoluciones las impulsa y organiza el sector más decidido y avanzado de la clase revolucionaria en cada sistema social, que dirige a las fuerzas revolucionarias (los sectores populares mas decididos a luchar por la causa, a la que identifican con sus propios intereses). No son un proceso mecánico, sino dialéctico y que necesita de dirección consciente. Cada revolución habida y por haber, ha sido, es y será así.

    Ni una llega como cae la manzana madura del manzano. No funciona así. Si funcionara así, Marx y los demás revolucionarios, trabajaron todos en vano, para originar algo que iba a surgir solo de todos modos por sí mismo, cuando "las condiciones estén maduras".

    Eso es lo que afirman los revisonistas, que creen que entonces, sólo deben esperar el momento para subirse al carro, en el asiento del conductor y quedar como gente chupi güay que ha sabido "dirigir" la carreta revolucionaria que ya estaba en marcha por sí misma, espotáneamente.

    Eso es precisamente el revisionismo: los planteamientos que, disfrazados de marxistas y revolucionarios, desactivan el potencial y función revolucionarios del Marxismo-leninismo y del Partido Comunista.

    JoseKRK
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 2438
    Reputación : 2612
    Fecha de inscripción : 15/10/2011
    Edad : 55
    Localización : Celtiberialandia

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por JoseKRK el Vie Oct 26, 2012 9:49 pm

    pedrocasca escribió:
    Del didáctico texto de tovarich JoseKRK, se esté o no de acuerdo con él, y yo básicamente lo estoy, se desprenden, desde mi punto de vista, al menos dos conclusiones: una, sin formación y comprensión del marxismo-leninismo (lo que exige, cuando menos, lectura, discusión de ideas y práctica en contacto con la realidad cotidiana, día tras día, conflico tras conflicto, proceso a proceso) de nada valen los partidos comunistas que se puedan crear; dos, los trabajadores conscientes tienen capacidad innata para definir las herramientas de las que se dotan para avanzar en el camino de la revolución y si los marxistas-leninistas hemos sabido penetrar en las vanguardias del proletariado, indefectiblemente, la herramienta será el Partido Comunista.

    El camino puede ser al revés de lo que estamos acostumbrados: yo pongo mi bienintencionado chiringuito comunista y espero que los trabajadores vengan iluminados por mi teoría y práctica. Eso es lo que dicen los curas que hacen los cristianos.

    Me parece un resumen y conclusión muy acertdos y de alta calidad, camarada Pedrocasa.

    Añado además, que si no reconstituimos el Movimiento Comunista sobre esas bases, estamos perdiendo el tiempo y los recursos humanos en vanos intentos de emprender un proceso revolucionario sin las bases materiales necesarias para ello, sin haber reunido las causas y condiciones para ello.

    Se convertirá en un perpetuo y frustrado ejecicio de voluntarismo revolucionario, vano e inútil por ser eso mismo. Se querrá salvar con voluntad la carencia de bases adecuadas y las falta incial de conexión, de fusión con las masas a partir de sus vanguardias reales ganadas para el Comunismo. Perpetuaremos el Movimiento Comunista que ahora tenemos, lo que me pone los pelos de punta y me dan ganas de tirarme por un puente, jajajaja.

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por pedrocasca el Vie Oct 26, 2012 10:27 pm

    Día a día no logro quitarme la mosca de detrás de la oreja, porque en unos momentos en los que la información es de relativo fácil acceso, en calidad y cantidad, nos estamos quedando en las mismas situaciones que se daban hace cuarenta o cincuenta años cuando apenas encontrabas libros y textos para formarte y todos leíamos lo mismo, con los mismos errores y hasta las erratas y lo repetíamos en las células, en asambleas, con los amigos y en los pocos foros de discusión en los que se podía meter el hocico. No éramos, casi, más que loros de repetición con más moral que el Alcoyano, con un voluntarismo a prueba de bombas y totalmente chiringuiteros. Defendíamos a nuestro Partido a capa y espada (yo lo tenía fácil porque el mío era el más grande y prácticamente el único) y no debatíamos ni discutíamos, simplemente lo nuestro era lo bueno, lo chachi y cuando surgía el enfrentamiento teórico, con unos cuantos adjetivos de uso común entre los del rollo y media docena de frases de los maestros (los chinos utilizaban muchas más frases que el resto), todo quedaba solucionado. Pues estamos casi así hoy en día.
    Los distintos destacamentos, grupos, partidos, colectivos, organizaciones que tienen comunistas (este término lo sigo entendiendo idénticamente igual a marxista-leninista) en su seno siguen, mayoritariamente, encerrados en sí mismos, enfrentados entre ellos por cuestiones tácticas de muy dudoso valor y sin avanzar apenas nada a la espera de que las condiciones objetivas (debería escribir la putas condiciones objetivas, concepto que para todo vale pero que nadie explica lo que son) se den en un contexto favorable (que muchos resumen en: cuanto peor, mejor) y se den avances y saltos cualitativos que provoquen el milagro de los panes y los peces en cuanto a obreros concienciados y militantes de nuestro partido.
    Debo tener el día de moral baja, por lo que pido disculpas a todos/as aquellos que me consta se lo están currando con todo tipo de esfuerzos e intentan día a día llevar hacia adelante a la clase a la que pertenecemos, pero algo falla. Y podría ser la comprensión del trabajo a realizar, en el sentido defendido por tovarich JoseKRK.

    Araka la kana
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 308
    Reputación : 500
    Fecha de inscripción : 08/08/2010

    Un debate muy necesario

    Mensaje por Araka la kana el Vie Oct 26, 2012 10:48 pm

    Me gustaría sumarme, con una intervención breve por falta de tiempo, a un debate que a mi juicio es de los más fecundos que podemos tener hoy los comunistas. Concuerdo plenamente con lo planteado por los camaradas JoseKRK y pedrocasca, aunque también valoro muy positivamente las intervenciones de otros camaradas del foro, como Manifiesto (a pesar de no compartir buena parte de sus argumentaciones), pues hacen posible mantener un debate imprescindible hoy para cualquier comunista o proletario consciente.

    Yendo al grano, en mi opinión el error de base está en concebir el Partido proletario como una unión voluntarista y entre diferentes sujetos políticos que deciden, en base a una supuesta asunción de las bases del marxismo-leninismo, auto-constituirse en Partido de nuevo tipo.

    Pero está claro que el Partido Comunista no es eso, no puede ser eso; es más, nunca ha sido eso históricamente. El Partido es la fusión objetiva entre la vanguardia comunista y el movimiento de masas del proletariado. Es decir, no puede haber constitución partidaria previamente a la integración entre los destacamentos comunistas y el movimiento de la clase obrera (dialéctica, con contradicciones en cuanto a ritmo y entendimiento mutuo entre ambas partes de un todo social, etc.).

    Puede haber una organización que se acerque más que otra a la futura vanguardia comunista que se integre en el seno de la clase más combativa y conforme el Partido obrero, pero no puede existir una organización que se auto-proclame "Partido Comunista" de manera subjetiva y unilateral, porque -repito- el Partido revolucionario es mente y puño a la vez, es lo más avanzado de la sociedad a nivel ideológico y a nivel de luchas prácticas y de resistencia contra el sistema de explotación capitalista.

    Entiendo que, entonces, las tareas que debe plantearse hoy cualquier compañero comunista (por favor, dejemos a un lado las siglas, porque esto es un problema que nos atañe a todos los revolucionarios) pasan por unificar y fortalecer a la vanguardia comunista desde el punto de vista ideológico y, posteriormente, político. Es entonces cuando entendemos algunos que los comunistas podemos ganarnos al sector de las masas más avanzado social y políticamente, lo cual, a juicio de gente como yo, solo es posible a través de diferentes mediaciones sociales mediante las que el mensaje revolucionario se hace realidad política.

    El comunismo, limpio de todo revisionismo, penetra en la vanguardia fruto de la implacable lucha ideológica y política contra toda forma de oportunismo. Posteriormente, los sectores más avanzados de nuestra clase a nivel de resistencia (que, por cierto, no debe nunca desalentarnos, porque nuestra clase jamás tirará la toalla y, donde haya clases, seguirá habiendo lucha de clases) pueden ser permeables al mensaje que la vanguardia les transmite, tras lo cual, una vez fusionados estos dos elementos (comunistas y sectores proletarios más lúcidos y combativos), podrá constituirse el nuevo Partido y la línea se podrá transformar en programa concreto de lucha por el poder. ¿Cómo puede llegar este programa? En este momento sí se dan las premisas materiales, pues los intérpretes más conscientes de nuestra clase serán los encargados de hacerle llegar ese programa de poder a la mayoría de los explotados.

    Por último, me parece errónea la idea de que se nos achaque a los que defendemos esta línea (que, por cierto, no es ni ha sido nunca patrimonio de ninguna organización) que aún no hemos creado el Partido. Obviamente, es que repito que el Partido no es la creación espontánea de un puñado de comunistas.

    Saludos, y que prosiga el debate en los mismos términos de respeto mutuo.

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por pedrocasca el Vie Oct 26, 2012 11:09 pm

    No intento desviar el hilo (y si alguien cree algo parecido, por favor, que me lo indique para borrar este mensaje o para solicitar a los Administradores que lo hagan) pero tovarich VASILI ZAITSEV publicó en Biblioteca, en la sección de Lenin algo que me parece muy interesante para todo el mundo (y yo me he dado cuenta hace un rato). El centralismo democrático al descubierto:

    Actas Bolcheviques, agosto 1917 - febrero 1918, con link de descarga del libro escaneado en pdf. Es decir, ACTAS DEL COMITÉ CENTRAL DEL POSDR (bolchevique) ENTRE AGOSTO DE 1917 Y FEBRERO DE 1918 (...) Stalin, Sverdlov, Dzerzhinski, Trotski, Zinoviev, Kamenev, Bujarin, Preobrazhenski y Alexandra Kolontai fueron algunos de los miembros del CC que entonces discutieron en Petrogrado, en ocasiones con pasión, las decisiones a ser tomadas: Lenin no participó en las primeras reuniones porque estaba en la clandestinidad, perseguido por la policía de Kerenski (...)

    http://www.forocomunista.com/t9076-actas-bolcheviques-agosto-1917-febrero-1918

    Una vez hecha la publicidad, que nadie se vaya de este hilo. Gracias.

    Soldado Rojo
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 578
    Reputación : 762
    Fecha de inscripción : 01/01/2012

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por Soldado Rojo el Sáb Oct 27, 2012 2:16 am

    JoseKRK, reconozco que no estoy a tu altura y que tengo mucho por aprender, llevo poco tiempo formandome y tengo mucho que aprender de camaradas que como tu estais mas avanzados y mas formados en la ciencia marxista-leninista. Yo estoy con el Manifiesto Comunista y los documentos aprovados en el ultimo congreso de mi partido que es un libro donde se expresa la politica del partido, la propuesta comunista 61 y esos son los libros que estoy estudiando y ahi tengo El Estado y la Revolucion para proseguir la lectura cuando acabe con lo de ahora

    Manifiesto
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1809
    Reputación : 2209
    Fecha de inscripción : 12/07/2010
    Localización : Galiza

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por Manifiesto el Sáb Oct 27, 2012 2:40 am

    A ver, como he dicho antes, igual es por una mala lectura por mi parte, pero JoseKRK, he vuelvo a entender parte de lo que te he dicho, que intentaré volver a exponer más claramente, a ver si nos empezamos a entender todos, ja ja ja.

    Cuando dices:
    JoseKRK escribió:Esta es la fase clave, a mi entender, en todo el proceso que llevará al Partido Comunista de veras capaz para la Revolución. No es corta ni facil, pero es insoslayable, imprescindible e impuenteable.

    7.- En este punto, ya está desarrollado el núcleo del Partido Comunista de verdad (...)
    Te pregunto, ¿Y antes que pasa? ¿Es el Partido Comunista de mentira? Mi crítica hacia tu exposición es exactamente en este punto 7, que es, en mi parecer, clave. Antes de que el Partido Comunista se ligue a las masas, es Partido Comunista, este es mi parecer, puesto que, la organización de los comunistas (las masas más avanzadas, pero para abreviar) fue capaz de salir del paso de su aislamiento en base a una determinada línea política muy clara, según la cual definen hacia quien deben dirigirse, de que forma y con que objetivos, es por eso que el PCCh pudo ponerse al frente de la lucha cuando comenzó siendo una pequeña recua de militantes que ni Comité Central necesitaba, y es esta justa línea, la que lo hace ser Partido Comunista de verdad. Y esto, también va por el compañero (o compañera, no estoy seguro) Araka la kana, cuando dice:
    Araka la kana escribió:El Partido es la fusión objetiva entre la vanguardia comunista y el movimiento de masas del proletariado.

    Con respecto a otra de las consideraciones de JoseKRK, discrepo también totalmente, cito:
    JoseKRK escribió:En mi opinión, ni un solo partido comunista de los existentes hoy día en todo el Estado español, ha pasado por este proceso inicial de gestación, pues todos provienen de escisiones de partidos ya fallidos hace décadas y/o infestados de elementos oportunistas, revisionistas y desviacionistas mimetizados en sus filas y en su ideología. Están ademas separados desde el mismo principio de su existencia como entidades políticas, no ya de "las masas", sino incluso de los sectores más adelantados de las mismas. No son Partido Comunista, aunque se lo crean y lo juren por San Lenin, San Stalin o San Enver Hoxha. Son organizaciones de marxistas-leninistas, mezclados con elementos indeseables o pseudomarxistas-leninistas, que quieren luchar por la revolución, pero no son Partido Comunista por tener esas carencias, provenientes del modo en que se gestaron.
    Y esos pasos de gestación que tu describes, no fueron seguidos ni por el Partido Bolchevique: que apareció primero como una corriente en el POSDR y que posteriormente se escindió, y acabó por liderar la revolución. Ni por el PCCh: Que se creó por un congreso organizado por la Internacional Comunista y acabó liderando la revolución. Ni por el PCE: que se escindió del PSOE y sin embargo, lideró la lucha antifascista en la guerra. Ni por el PCI (maoista): Que nace de un congreso de unificación de diferentes Partidos de la India, y actualmente lidera una revolución que parece fructífera.

    ¿Qué nos dice la historia, y siendo más precisos, la práctica? Pues que ese proceso de gestación del Partido Comunista no existe, lo único que los comunistas sabemos seguro y en lo que no podemos discrepar, es que el Partido Comunista nace, se forja y se prepara en el transcurso de la lucha de clases, apareciendo como una necesidad objetiva de la clase obrera para alcanzar sus aspiraciones políticas, y aparece de formas diferentes en base a diferentes coyunturas políticas, tanto interiores como exteriores, con niveles distintos de experiencias políticas por parte de las masas, con lo cual lleva a formas diferentes, particulares, de gestación del Partido Comunista. Claro que, en todo particular está presente lo universal, y en lo que a la constitución del Partido Comunista respecta, también, y este universal es la necesidad histórica del propio Partido Comunista, por razones que ya todos conocemos y que ya fueron expuestas en este hilo, si mal no recuerdo. Es evidente que el Partido Comunista necesita ligar a si mismo a las masas, y las masas necesitan, a su vez, ligarse al Partido Comunista, es así como se lleva adelante el actuar político de la clase obrera, es decir, cuando la clase obrera posee conciencia de clase. Lo que no soy capaz de concebir, y mucho menos de aceptar, es la premisa de que el Partido Comunista que no tiene a las masas ligadas a si mismo, no es un Partido Comunista, por que sino, repito: El Partido Bolchevique, el PCCh y el PCE no fueron Partidos Comunistas, y sin embargo, consiguieron indudablemente, dirigir a las masas y hacer actuar politicamente al proletariado en sus respectivos países. Y aquí hago una aclaración, por si hay malentendidos: Estos Partidos comenzaron siendo pocos, para llegar a ser muchos, pero fue su justa línea, marxista-leninista, lo que los convierte en Partidos Comunistas (entre la cual se incluye, por supuesto, su línea de masas).

    Y coincido completamente con Araka la kana cuando dice que el debate debe proseguir con los mismos términos de respeto, ya no sólo por que es así como debemos debatir los comunistas entre nosotros, sino por que el debate es muy interesante y muy importante en los tiempos que corren, y sería una pena que se echase a perder por descalificaciones que nada aportan al debate.

    Smooth Jazz
    Comunista
    Comunista

    Cantidad de envíos : 194
    Reputación : 229
    Fecha de inscripción : 06/08/2009

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por Smooth Jazz el Sáb Oct 27, 2012 12:20 pm

    Decir que el Partido Bolchevique no fue un partido comunista, manda huevos.

    Para que un Partido sea Comunista, debe cumplir una serie de requisitos, y éstos existen tanto para la militancia y por tanto los comunistas y obreros de vanguardia, como para las estructuras del propio partido. Y todo debe gravitar sobre el Marxismo.

    Y el Marxismo, si se sigue, además de una teoría económica, es una guía filosófico-política que llama primero a entender el mundo y segundo a transformarlo. Por tanto, llama a actuar. Todo lo que no sea llevar a la práctica las tesis y principios marxistas (empezando por la necesidad de la organización obrera, pasando por la necesidad de la revolución socialista, y, en una primera etapa, concluyendo en la necesidad de la dictadura del proletariado en un sólo país) no se estará siendo verdaderamente marxista, y por tanto, no se estará siendo comunista.

    Por tanto, la primera y fundamental tarea que debe realizar el Partido Comunista, más allá de su gestación y orígenes, tiene que ver con el leninismo, es decir, con la manera de organizar y articular correctamente el Partido para movilizar, concienciar y organizar el proletariado. Sin esto nada de lo que vendrá después es posible. ¿Y que requisitos son necesarios para lograr alcanzar tales objetivos?. Tan sólo 3:

    1. El partido debe tener independencia económica con respecto a las instituciones y el poder burgués.
    2. El Partido debe desarrollar la democracia interna. Real, y sin burocracia (centralismo democrático).
    3. El Partido debe actuar bajo el principio de la Unidad de Acción.

    Pero claro, es evidente que sólo con esto no basta ni para empezar. Un Partido Comunista es mucho más que esto. Esto es la base del Partido. Luego vienen los requisitos que tienen que ver con la militancia, como financiar en la medida de lo posible al Partido, ser transparente, formarse en los principios marxistas, saber defenderlos, luchar por ellos codo con codo con el resto de camaradas, obedecer las decisiones del partido (tomadas democráticamente y bajo el punto de vista marxista), difundir la Teoría Revolucionaria Marxista, movilizar a las masas, escuchar a las masas, etc. Son muchísimas cosas.

    Pero un Partido Comunista será comunista cuando sea marxista. Cuando no divorcie la teoría de la práctica, cuando no caiga en el dogma de considerar ecolásticamente el marxismo, cuando cumpla los requisitos anteriormente descritos. No es imposible. Es cuestión de VOLUNTAD. Y muchos se han acostumbrado al "buen" vivir, a que basta con replicar, enfadarse y ser conscientes de la realidad. Olvidándose de que hay que moverse. Claro, el Partido Comunista aun no existe, fantástica excusa. Seguro que Lenin pensó lo mismo cuando aun no existía el Partido... en fin, que hay que construir camaradas, y no digo que sea fácil ni que yo sea aquí el más comunista, pero sí digo que es cuestión de voluntad. Querer es Poder, en más ocasiones de las que nos pensamos.

    Y respondiendo a la pregunta del hilo: No, no es momento de la revolución. La sociedad aun no está preparada. Es una simple cuestión de agotamiento, de aumento del malestar, de la miseria, la rabia y el odio. Éste es el caldo de cultivo de una revolución, pero aun no es la revolución. La revolución se organiza, pero sin el pueblo en la calle es imposible. El pueblo está dormido y nuestra principal tarear es intentar despertarlo. Atraerlo hacia los principios marxistas...

    Saludos.


    Última edición por Smooth Jazz el Sáb Oct 27, 2012 12:29 pm, editado 1 vez

    JoseKRK
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 2438
    Reputación : 2612
    Fecha de inscripción : 15/10/2011
    Edad : 55
    Localización : Celtiberialandia

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por JoseKRK el Sáb Oct 27, 2012 12:28 pm

    Estimado camarada Manifiesto:

    Creo que por fin vamos consiguiendo gracias a nuestros esfuerzos irnos centrando cada vez más en los puntos de discrepancia o polémica.

    ¿Sabes que apuntas con una precisión asombrosa, camarada? Eres preciso y muy lúcido en tu crítica, lo que resulta estimulante y enriquecedor.

    Bueno, voy al grano.

    Preguntas que qué es entonces esa organización marxista-leninista antes de estar fundida con las vanguardias de la luchas obreras, políticas y sociales populares. Y, en la concepción de este asunto que yo defiendo, te respondo que no es que sea un Partido Comunista "de mentira", sino que es el embrión ya casi maduro del Partido Comunista, que sigue en proceso de gestación, ya muy próximo al salto cualitativo del nacimiento. No es el Partido, sino una etapa de su gestación, de su constitución o re-constitución (segun el caso).

    A mí me gusta compararlo, salvando las enormes diferencias y sólo a modo de ayuda para enfocar la cuestión, a un parto, que es la etapa final de un proceso que se origina por el encuentro de diversos componentes que tienen el potencial de crear una entidad viva cuando se juntan, se funden y empiezan a interactuar sombiótica y sinérgicamente. Se encuentran, a modo resumido, el espermatozoide y el óvulo, y fruto de ese encuentro, se desencadenan toda una serie de procesos y desarrollos graduales que dan lugar a un embrión, que sigue desarrollándose según sus propias leyes internas y pasa por muchos cambios graduales de desarrollo progresivo, siendo nada más que embrión y feto, hasta que se produce el salto cualitativo del nacimiento, del parto, momento en que "de golpe", tras un rápido proceso de parto, cualitativamente muy diferente a todo cuanto le había acontecido hasta ese momento al feto, ha pasado de ser un feto a ser un cachorro humano cada vez más autónomo y capaz, más dueño de sí mismo y de sus actos.

    Para mí, el Partido surge del proceso de encuentro gradual del Marxismo-leninismo con la vanguardia social, que ambos son potencialmente revolucionarios, pero que sólo desatan ese potencial cuando se encuentran y conducen organizadamente de formas determindas y adecuadamente el proceso que desencadena ese encuentro. (Este proceso, a diferencia del proceso de gestación de un bebé, necesita de conducción consciente y voluntaria, científicamente desarrollado). No es fruto de una decisión repentina de un grupo de m-l, ya que su función y naturaleza es completamenbte diferente de la de los partidos tradicionales, sean burgueses o sean de trabajadores. Por eso le llamo, coincidiendo en ello con Lenin, de Nuevo Tipo.

    Ese proceso es largo y mientras no está suficientemente maduro, no da lugar a un órgano que pueda ser llamado con propiedad "Partido Comunista", sino que eso es algo que se está gestando y que puede prosperar o ser abortado, dependiendo de algunos factores externos (como la represión eficaz por parte de los enemigos del Comunismo, por ejemplo) o de factores subjetivos,internos, como una mala gestión y dirección del proceso emprendido. Y sé que en esto discrepo en parte con el mismísimo Lenin. quizás, pero repito que las condiciones objetivas y subjetivas de la época no eran las mismas que las de ahora, más de cien años más tarde de historia del Movimiento Comunista en pugna con el Imperialismo, en los que han pasado muchísimas cosas que han afectado a ambos irremediablemente.

    Yo considero que "nuestros" Partidos Comunistas actuales no son tales, sino procesos abortados en etapas inmaduras en unos casos, y en otros son mascaradas burguesas paridas por el revisionismo. Me refiero al caso del Estado español.

    Yo simplemente trato de tener en cuenta los factores objetivos y subjetivos que como consecuencia de esa Historia, afectan a las posibilidades y "mecanismos" de constitución en la actualidad de un Partido de Nuevo Tipo que, sin renunciar en nada al Marxismo-leninismo, salvo en las formas que se hayan mostrado ineficaces o demasiado peligrosas e imposibles de manejar exitosamente en la actualidad, nazca con su potencial revolucionario completo y capaz de ser desatado en la práctica. Espero que San Lenin me perdone por eso, pero estoy seguro de si no se procede en líneas generales como describo, no se gestará ni se tendrá nunca un Partido de verdad revolucionario, capaz de organizar y dirigir las fuerzas y el proceso revolucionarios y que sea la maxima eexpresión material de la organización de la vanguardia revolucionaria proletaria.

    Total, que sin esa conexión real, esa fusión real del marxismo-leninismo con lo mejor y más combativo del Movimiento Obrero (y de las luchas políticas y sociales populares, subordinadas a los intereses del proletariado y bajo su dirección), tenemos una etapa de la gestación del Partido, pero no el Partido todavía, porque no es capaz de cumplir su función y no es de Nuevo Tipo, sino que es algo casi idéntico en sus posibilidades y concepción a los partidos clásicos, tan necesarios en el juego burgués, pero inútiles para la Revolución Comunista.

    ¿Cuándo se funda o da "nacimiento" o "parto" al Partido? Cuando esas vanguardias ya organizadas y siendo comunistas, saben por la práctica de dirección de las luchas populares y obreras, que son el destacamento real y verdadero en la teoría Y en la práctica de las fuerzas revolucionarias (los sectores populares dispuestos a luchar por la causa comunista, impulsados por sus vanguardias comunistas), capaz de arrastrar y aglutinar en torno a si a las masas populares, bien activamente o bien no oponiendose al proceso de lucha revolucionaria, aunque en la realidad se daran ambas cosas junto con una oposición minoritaria.

    Entonces, estos señores, que son comunistas honestos y no quieren ni engañarse a ellos ni enganñar a sus retaguardias populares y que desean de veras la revolución comunista real y triunfante, toman la decisión, tras un irreprochable congreso fundacional, de constituirse en Partido Comunista de Cazurrolandia o de donde sea, mientras ya estaban de hecho dirigiendo desde un cierto tiempo coordinada y organizadamente las luchas populares en dirección comunista.

    Esta es la única manera en que el Partido surge de un proceso de Centralismo Democrático, de abajo hacia arriba junto con disciplina centralizada, de modo que es de veras y no por definición (como sucede en la actualidad con todo lo que existe en Españistán) la máxima expresión organizativa y política del proletariado, que agrupa organizada, democrática, centralizada y disciplinadamente a sus sectores más avanzados y que dirigen las luchas, y no sólo aspiran a hacerlo algún día futuro. El proceso surgió de veras de abajo hacia arriba, en vez de arriba hacia abajo, que es como sucede en la actualidad, fruto de las desviaciones hijas del revisionismo y el burocratismo del revisionismo y de las circunstancias del desarrollo histórico mundial acontecidos en la etapa histórica revolucionaria que se inauguró en Octubre de 1917 en Rusia y que ya sabemos como terminó, tras periodos de esplendor y de retroceso.

    Y se gestó el proceso descrito de esa manera de centralismo democrático gracias y sólo gracias al impulso constante consciente e incansable de una minoría muy minoritaria y selecta: los marxistas-leninistas disponibles en cada momento.

    Creo, camarada Manifiesto, que con esto respondo a tus objeciones.

    Si consideras que me he dejado algo en el tintero, te ruego me lo hagas saber, así como si deseas (tú o cualquier otro pacientísimo lector de mis tochos) cualquier aclaración o ampliación de algún punto de los que abordo, o las críticas que veas y veáis que son necesarias.

    Salud y gracias a todos por tan placentero, enriquecedor y necesario debate entre marxistas-leninistas, camaradas. De todo corazón. Creo que el futuro de nuestra causa pasa necesariamente por clarificar esta cuestión y obrar en consecuencia.

    JoseKRK
    Camarada Comisario
    Camarada Comisario

    Cantidad de envíos : 2438
    Reputación : 2612
    Fecha de inscripción : 15/10/2011
    Edad : 55
    Localización : Celtiberialandia

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por JoseKRK el Sáb Oct 27, 2012 12:31 pm

    Smooth Jazz escribió:
    Decir que el Partido Bolchevique no fue un partido comunista, manda huevos.

    ¿Quién ha dicho eso? Se me debe haber pasado. No he leído a nadie afirmando o insinuando eso en este hilo, camarada.


    Repesp
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 477
    Reputación : 566
    Fecha de inscripción : 12/02/2011

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por Repesp el Sáb Oct 27, 2012 12:38 pm

    Pero digo yo, que para que haya revolución, tiene que haber concienciación entre todo el proletariado, la conciencia de clase, y eso en españa que yo sepa no hay...
    o solo la tienen unos pocos.

    Contenido patrocinado

    Re: ¿Es el momento de la Revolución?

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:49 am


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 10, 2016 9:49 am