La unión sovietica según Daniel Stulin

    Comparte

    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por neweconomic el Lun Oct 22, 2012 12:10 am

    [...]

    El plan Marburg

    El plan Marburg -el diabólico plan de la banca para controlar entre bastidores el socialismo internacional-, desarrollado a principios del siglo XX, fue financiado por Andrew Carnegie, de la Fundación Carnegie, hoy bajo control del Club Bilderberg. Estos financieros internacionales, apolíticos y amorales, según explica el doctor Anthony Sutton in Wall Street and the Bolshevik Revolution, «buscaban mercados que pudiesen explotar monopolísticamente sin miedo a la competertcia».18 Sutton no deja piedra por remover cuando afirma que en 1917 los banqueros pusieron su mirada sobre Rusia, su «mercado cautivo de elección».

    El objetivo del plan, escribe Jennings C. Wise en Woodrow Wilson: Disciple o/ Revolution, era unificar a los «financieros y socialistas internacionales en un movimiento que diese lugar a la fonl1ación de una liga
    [la Liga de las Naciones, la precursora de la ONU] para reforzar la paz [ ... ] y controlar las organizaciones gubernamentales [y así] hallar un remedio para. todas las enfermedades políticas de la humanidad».19 Esto coincide con las palabras de Zbigniew Brzezinski: «La dirección deliberada del futuro de los Estados Unidos [ ... ] con el [ ... ] planificador como legislador y manipulador social clave.» ¿Cuántos millones murieron en el proceso? La palabra clave es monopolio. Piense sencillamente en la antigua Unión Soviética, donde el estado lo controlaba y supervisaba todo. Como planificadores sociales, los soviéticos apenas tenían problemas laborales, ya que la legislación social estaba controlada por el estado central. Eso es exactamente lo que Rockefeller, y por extensión su perrito faldero Brzezinski, ansían.

    No hace falta decir que, para «garantizar la paz» se necesita el prerrequisito de la guerra. (Ahora ya sabe por qué los globalizadores necesitaban de la Revolución Rusa.) Como explica el doctor Sutton, «Rusia era entonces, y es ahora, el mercado sin explotar más grande del mundo. Rusia, entonces y ahora, constituía la amenaza potencial más importante para la primacía industrial y financiera estadounidense. Wall Street debe de tener escalofríos cuando ve a Rusia como segundo gigante industrial mundial. Pero, ¿por qué permitir que Rusia se convierta en un competidor y ponga en peligro la supremacía estadounidense? A finales del siglo· XIX,
    Morgan/Rockefeller y Guggenheim ya habían demostrado su querencia por el monopolismo. En Railroads and Regulation 1877-/1916, Gabriel Kolko demostró que eran los propietarios del ferrocarril, y no los granjeros, quienes querían que el estado controlase el ferrocarril con la intención de preservar su monopolio y acabar con la competencia. Así que la explicación más simple con nuestros datos es que todo fue obra de un sindicato de financieros de Wall Street, que decidieron ampliar sus ambiciones monopolistas a escala global. El gigantesco mercado ruso tenía que convertirse en un mercado cautivo y una colonia a explotar por unos pocos financieros
    estadounidenses y las empresas bajo su control. Lo que no podían conseguir la Comisión Interestatal del Comercio y la Comisión Federal del Comercio en Estados Unidos, podía obtenerlo un gobierno socialista en el extranjero, 'con el apoyo y los incentivos de Wall Street y Washington D.C».

    La Revolución Rusa


    Según un testimonio del Congreso de los Estados Unidos de octubre de 1919,20 el apoyo financiero de John D. Rockefeller (a Lenin y Trotsky) provocó la (fracasada) Revolución Comunista de 1905. La biografia de Rockefeller omite un detalle «insignificante», esto es, la afinl1ación hecha en público por parte del banquero inversionista de la familia Rockefeller y presidente de la empresa de inversiones de Nueva York, Kuhn, Loeb & Co, el jesuita Jacob Schiff, también fundador de la Reserva Federal, de que sin su influencia financiera la revolución rusa nunca hubiese tenido éxito. Es decir, según los documentos del Congreso del doctor Sutton, en la
    primavera de 1917, Jacob Schiff empezó a financiar a Trotsky con el propósito de que prosperase la Revolución Socialista en Rusia. ¡La manera en que Sutton descubrió esos increíbles documentos es realmente sorprendente! Esos preciosos documentos se encontraron en un expediente más del Departamento de Estado de los Estados Unidos (861.00/5339). El documento más importante data del 13 de noviembre de 1918. Sin embargo, lo que es más increíble todavía es el hecho de que en privado Schiff estaba en contra del apoyo al Régimen Bolchevique, como se ha demostrado, y de nuevo, documentos reservados descubiertos por el doctor Sutton (como el Documento nº 3) demuestran que Jacob Schiff, de Kuhn, Loeb y Company, también había financiado secretamente a los japoneses en su guerra contra Rusia. Otro hecho omitido es que el emisario personal de John D.Rockefeller, George Kennan, pasó veinte años promocionando la actividad revolucionaria contra el zar de Rusia según el libro Rape of the Constitution; Death of Freedom de Gyeorgos C. Hatonn. ¿Quién financió a Kelman y por qué? ¿A qué coste? Aparte del deseo de crear un monopolio globalizador, ¿tenía John D. Rockefeller alguna razón personal para desear la caída del zar y apoyar la revolución? Después de todo, Rockefeller no era ningún adolescente idealista.

    La respuesta sigue hoy tan de actualidad como hace cien años: ¡por el petróleo! Antes de la Revolución Bolchevique, Rusia sucedió a Estados Unidos como mayor productor de petróleo del mundo.21 En 1900, los campos de aceite de Bakú en Rusia producían más petróleo crudo que todo Estados Unidos y en 1902 más de la mitad de las extracciones mundiales eran rusas. El caos y la destrucción de la revolución destruyeron la industria petrolífera rusa. En su libro, Wall Street and the Bolshevik Revolution, el doctor Sutton escribe: «Hacia 1922 la mitad de los pozos estaban parados»22 y la otra mitad apenas funcionaba debido a la falta de tecnología para hacerlos productivos.

    La otra razón, que tampoco se menciona en la biografía de Rockefeller, es la competencia. Como afirma Gary Alien, «la revolución eliminó durante varios años la competencia rusa de Standard Oil en los que la empresa americana pudo.

    Moviendo las piezas del tablero


    Cuando la revolución de 1905 fracasó, los banqueros reaccionaron. En su libro, Rape of the Constitution; Death of Freedom Gyeorgos C. Hatonn explica cómo «Lenin fue "almacenado" en Suiza hasta 1907 [fuera de peligro]. Trotsky fue llevado a Estados Unidos, donde vivió sin pagar alquiler en una propiedad de la Standard Oil en Bayonne, Nueva Jersey»24 Como anécdota, el doctor Anthony Sutton explica en Wall Street and the Bolshevik Revolution que León Trotsky visitó España después de ser expulsado de Francia, en septiembre de 1916, por escribir artículos «incendiarios» en un periódico parisino escrito en ruso. Fue, según Sutton, «escoltado
    educadamente hasta la frontera española». Algunos días después, la policía de Madrid lo detuvo para internarlo en una «celda de primera clase» a un precio de una peseta y media al día. Después, Trotsky fue trasladado a Cádiz y después a Barcelona, «donde finalmente subió a bordo del Montserrat, un vapor de la Compañía Trasatlántica Española. Trotsky y su familia cruzaron el Atlántico y desembarcaron en Nueva York el 13 de enero de 1917.
    Cuando el zar abdicó en 1916, Trotsky -con diez mil dólares de Rockefeller para gastos de viaje- fue conducido al Kristianiafiord (dejó Nueva York el 26 de marzo de 1917) con trescientos revolucionarios comunistas de Nueva York. ¿De dónde sacó Trotsky su pasaporte? ¿Quién se lo pagó? ¿Quién le arregló el trámite y por qué? Fue el mismo Rockefeller quien consiguió un pasaporte especial para Trotsky a través de Woodrow Wilson, el presidente de los Estados Unidos, y envió a Lincoln Steffens, un comunista estadounidense al servicio de Rockefeller, «con él para asegurarse de que volvía sano y salvo a Rusia».25

    Según archivos desclasificados del Gobierno canadiense, el 13 de abril de 1917, cuando el barco se detuvo en Halifax, funcionarios del Servicio Secreto canadiense y personal de la marina británica se llevaron inmediatamente a Trotsky (bajo instrucciones oficiales recibidas por cablegrama de Londres el 29 de marzo de 1917) para confinarlo en Amherst, Nueva Escocia, como prisionero de guerra alemán. El cablegrama advertía de la presencia de Trotsky en «Kristianiafjord [diciendo que debería ser] retenido a la espera de más instrucciones, [ya que] esos socialistas' rusos viajan con el propósito de empezar una revolución en contra del actual gobierno ruso, en razón de lo cual, Trotsky lleva consigo 10.000 dólares donados por los socialistas».

    Pero ¿por qué fue detenido? «Porque el servicio secreto había sido informado de que Trotsky iba a sacar a Rusia de la guerra, liberando así a los ejércitos alemanes para atacar a las tropas ( ... ) del frente occidental», matiza Eustace Mullins.26 Lo que sucedió después, se asemeja al clima político actual en el erróneamente llamado «Canadá Libre». Como en el Canadá de hoy - la influencia de los Rockefeller está tras los movimientos separatistas de Quebec los políticos de entonces estaban bajo la influencia de la familia Rockefeller.

    Gyeorgos C. Hatonn en el ya citado libro Rape of the Constitution; Death of Freedom explica: «El primer ministro Lloyd George envió órdenes urgentes por cable desde Londres al Servicio Secreto canadiense para que liberasen inmediatamente a Trotsky, pero aquél hizo caso omiso. Trotsky fue finalmente liberado gracias a la intervención de uno de los títeres más fieles a Rockefeller, el ministro canadiense Mackenzie King, un antiguo "especialista en laborismo" de los Rockefeller. King obtuvo personalmente la liberación de Trotsky y lo destacó como emisario de los Rockefeller con la misión de ganar la Revolución Bolchevique. Por lo tanto, el
    doctor Annand Hammer, que proclamaba en voz alta su influencia en Rusia como amigo de Lenin, jugó un papel insignificante en comparación con el respaldo que le dio Rockefeller al comunismo mundial.»

    ¿Por qué apoyó el implacable John D. Rockefeller a Trotsky?

    Porque Trotsky, el revolucionario bolchevique, como John D. y el resto de su familia abogaba por la «revolución y la dictadura mundial, por su uniformidad ideológica y su compromiso con el internacionalismo liberal. Los bólcheviques y los banqueros, entonces, tienen algo en común: el internacionalismo», explica una y otra vez Anthony Sutton. Tanto Alien como el doctor Sutton llegan a la misma conclusión: la revolución y las finanzas internacionales tienen los mismos objetivos comunes: la erradicación de los poderes descentralizados, mucho más difíciles de controlar, y el establecimiento de un Gobierno Mundial Único, un monopolio del poder que se perpetúe en el tiempo.

    Gracias al heroico trabajo de las otras impresionantes obras del doctor Sutton, las pruebas de la implicación de los Rockefeller en la «organización, patrocinio y apoyo a la revolución bolchevique son tan innumerables y avasalladoras que simplemente no admiten discusión».27

    Quizá, podría resumir el grado de crueldad con un ejemplo: «Para los Rockefeller el socialismo no es un sistema para redistribuir la riqueza (y mucho menos para redistribuir su propia riqueza), sino un sistema para controlar a la gente y a la competencia. El socialismo, pone todo el poder en manos del gobierno. Y como los Rockefelled controlan los gobiernos, eso significa que ellos tienen el control. ¡de hecho de que usted no lo sepa, no significa que ellos no lo sepan!» 28

    Como curiosidad, Trotsky se casaría después con la hija de uno de los banqueros más ricos, 1ivotovsky, quien también respaldó la Revolución Bolchevique.

    Tecnología estadounidense en manos de los comunistas

    En 1926, la Standard Oil de Nueva York, de Rockefeller, y su
    subsidiaria, la Vacuum Oil Company, a través del Chase National Bank,29 «cerró un acuerdo para vender petróleo soviético en los países europeos».30 En ese momento se informó de que John D.Rockefeller había hecho un préstamo a los bolcheviques de 75 millones de dólares, «parte del precio del acuerdo». Como resultado del trato, dice Alien, «en 1927, el socio secreto de Rusia, la Standard Oil de Nueva York, construyó una refinería de petróleo en Rusia». Por lo tanto, John D. Rockefeller, concluye el autor, el adalid del capitalismo, ayudó «a la recuperación de la economía bolchevique». El Gobierno de los Estados Unidos no reconoció oficialmente al
    Estado soviético hasta 1933. ¿Cómo es posible que ciudadanos privados, por muy ricos e influyentes que sean, hayan colaborado con el régimen soviético asesino cuando ello iba explícitamente en contra de la ley, según el Congreso de los Estados Unidos? Además, no sólo fueron ciudadanos privados los que colaboraron en la creación del monopolio soviético, sino que el mismo presidente Wilson aprobó tal colaboración. El doctor Sutton añade en su libro, «ésta fue, la primera inversión de los Estados Unidos en Rusia desde la revolución».

    Esto es lo que el congresista de los Estados Unidos Louis McFadden, presidente del Comité Bancario de la Cámara de Representantes, que se opuso valientemente a los manipuladores del sistema de la Reserva Federal en la década de 1920 y 1930, tenía que decir en un discurso a los congresistas el 10 de junio de 1932: «Abran los libros de Amtorg, la organización comercial del Gobierno soviético en Nueva York, los de Gostorg, la oficina general de la Organización del Comercio Soviético, y los del Banco Estatal de la URSS, y se sorprenderán de cuánto dinero americano ha salido del Tesoro de los Estados Unidos en beneficio de Rusia. Averigüen qué transacciones se han llevado a cabo entre el Banco Estatal de la URSS y el Chase Bank de Nueva York.» Como nota aparte cabe señalar que la persistente oposición de McFadden a la Reserva Federal, una entidad ilegal que controla el Tesoro de los Estados Unidos, le costó tres atentados. Finalmente, murió en condiciones todavía no aclaradas.

    ¿Cómo se sentiría si le dijesen que los Estados Unidos financiaron y ayudaron a construir el imponente poder de los soviets, el mismo estado comunista que asesinó a unos setenta millones de sus ciudadanos? ¿Y que el poder en la sombra responsable de ello era también la primera familia banquera de los Estados Unidos que representa los ideales de la sociedad capitalista? ¿Que los Estados Unidos transfirieron secretamente a Rusia la tecnología más sofisticada y cara del momento para así crear un enemigo visible para justificar los nuevos métodos de coerción y terror y ahora lo hacen con China, a expensas de sus propios compatriotas? Tristemente, todo eso forma parte del gran diseño del Nuevo Orden Mundial. Para conseguir el Gobierno Mundial Único, controlado por los globalizadores, deben unirse diferentes naciones.

    Para que el público general acepte inicialmente los «beneficios» del Gobiemo Mundial Único/CE, debe venderse la idea de que tal unión tiene ventajas y beneficios, como que el bloque de comercio libre no supondrá una pérdida de soberanía. El problema es que ya hoy
    hemos perdido nuestra soberanía. La CE ha invadido todos los aspectos de nuestra vida, atándonos a unos tratados desconocidos, unas leyes y unas regulaciones oscuras, muy difíciles de comprender.

    El Tratado de Maastricht es muy complejo y para entenderlo mínimamente debe leerse en conjunción con el Tratado de Amsterdam, el Tratado de Roma y la Ley Única Europea. ¿Es que los miembros de las Cortes han tenido el tiempo y los conocimientos necesarios para estudiarlos? ¿Cuántos saben realmente qué implican? Como ilustración sólo diré que en el debate parlamentario que hubo en Inglaterra acerca de los tratados mencionados (un paso que suponía nada menos que sustraer las libertades a los ciudadanos para transferirlas al organismo europeo), se les dio a los miembros del Parlamento británico un resumen de dos páginas de dichos tratados y se supone que debían tomar una decisión en base a ese único material. ¿Cómo se crea esa cacareada igualdad entre naciones y simultáneamente se convierte a los Estados Unidos en una provincia más del Nuevo Orden Mundial? En primer lugar, usando el dinero de los contribuyentes, el saber tecnológico y, tal como explica Gary Alien, «el equipamiento del que sólo uno dispone, para alimentar a la competencia, y al mismo tiempo usar todas las taimadas estrategias imaginables para debilitar y empobrecer a tu país»31 y al tiempo que se fortalece al enemigo, se asusta a la población diciéndole que la cooperación es necesaria porque sin acuerdos bilaterales el enemigo nos atacará.

    Ahora ya sabe por qué, desde la Revolución Rusa --que no fue un levantamiento espontáneo-32 los defensores del Orden Mundial han defendido y llevado a cabo políticas dirigidas a incrementar el poder de la Unión Soviética. En esencia, la Comisión Trilateral de Rockefeller fue fundada para acelerar la consecución del objetivo globalizador.

    El profesor Anthony Sutton, el mayor experto en el estudio de la contribución de la tecnología occidental a la creación del Estado Soviético, ofrece una evidencia irrefutable33 de que la capacidad industrial y militar soviética plasmada en «camiones, aviones, petróleo, hierro, petroquímicas, aluminio, ordenadores y demás, fue construida a expensas de los contribuyentes americanos para beneficio de la Unión Soviética, el mismo país que había jurado destruir a los Estados Unidos. Todo con el propósito de fabricar un enemigo y crear la paridad que permitiría, eventualmente, la convergencia en un Superestado, conocido como Gobierno Mundial Único». Como dice Gary Alien, «nadie ha intentado siquiera refutar las fuertes palabras de ese estudioso llamado Sutton».34

    En Wall Street and the Bolshevik Revolution, Surton, afirma: «La tecnología soviética no existía en realidad. El 90-95 % procedía directa o indirectamente de los Estados Unidos y sus aliados.»

    ¿Cuántos miles de millones se gasta los Estados Unidos para defenderse contra un enemigo fantasma, creado, alimentado y mantenido por ellos mismos? ¿Los costes justifican los medios? ¡Por supuesto que sí! Recuerde, la Gran Fusión será controlada por el mismo Grupo Bilderberg-CFR-CT que está orquestando entre bastidores los bloques regionales y las uniones monetarias «temporales».

    «Aunque parezca extraño -reflexiona Surton- parece que los Estados Unidos quieren que el enemigo siga siendo el enemigo.» Sin un enemigo visible y justificable, ninguna población, a pesar de la manipulación, cederá voluntariamente sus derechos y libertades individuales. Sutton ofrece miles de pruebas documentales de sus hallazgos. Por ejemplo, la Marina Mercante Soviética, en el momento de escribir su libro, era la más grande del mundo, con unos 6.000 barcos. Anthony Sutton declaró en 1972 ante un subcomité del Partido Republicano para decir: «Unos dos tercios fueron enteramente construidos fuera de la Unión Soviética y cuatro de cada cinco motores de esos barcos fueron construidos también fuera del país.

    Y continúa Sutton, «todos los automóviles, camiones, [armas, tanques, aviones] y tecnología soviética procede de Occidente. La organización Gorki, construida por las empresas Ford y Austin, produjo la mayor parte de los camiones utilizados para llevar el armamento suministrado por los soviéticos a Ho Chi Minh. Las empresas de automóviles también pueden utilizarse para construir tanques. La misma organización Gorki, bajo el disfraz de un "comercio pacífico", produjo en 1964 el primer sistema antitanque guiado. Los soviéticos tienen la planta de hierro y acero más grande del mundo. Fue construida por la Corporación McKee. Es una copia de una fábrica de acero de Indiana, en Estados Unidos».36

    Surton sostiene que el gobierno de los Estados Unidos es responsable directo del asesinato de 100.000 soldados estadounidenses muertos por medio de tecnología americana, como afirma de manera tajante: «La única respuesta de Washington y la Administración [de Estados Unidos] es esforzarse por esconder el escándalo.» 37

    Nada de lo que digo tiene sentido si creemos las mentiras propagadas por el poder acerca de los «malvados» comunistas. A no ser, por supuesto, que el comunismo sea un señuelo necesario, la herramienta de una conspiración mucho más grande para dejar el mundo en manos de multimillonarios ávidos de poder, entonces todo aparece como perfectamente lógico.38

    Rockefeller, sin embargo, no es en absoluto un poder independiente. Como explica Eustace Mullins en Murder by Injection: The Medical Conspiracy against America, «los Rockefeller operan bajo esferas de influencia laramente definidas. Las organizaciones "caritativas", las empresas y los grupos de influencia política, trabajan siempre conjuntamente. Ningún departamento del Grupo toma iniciativas por sí mismo o formula una política independiente. No hay justificación para eso, porque todo funciona bajo el control de la estructura financiera mundial, lo que significa que, cualquier día, toda la abundancia de una persona u organización puede verse reducida a cero mediante una hábil manipulación financiera. Éste es el control final que asegura que nadie pueda salirse de la organización. No sólo se le retirarían todos sus recursos, sino que entraría inmediatamente en la lista de un asesino a sueldo».39

    La idea de los Rockefeller y sus aliados es de crear un Gobierno Único Mundial que combine el supercapitalismo y el comunismo bajo un mismo techo, todo bajo su control [ . .,] los Rockefeller y sus aliados llevan al menos cincuenta años siguiendo un cuidadoso plan para controlar Estados Unidos y el resto del mundo haciéndose con el poder político a través de su poder económico.» El 31 de agosto de 1983, McDonald murió en un «accidente» a bordo de un avión comercial de Korean Airlines 007 en espacio aéreo soviético. [...]

    La verdadera historia del Club Bilderbeg
    Daniel Stulin


    Echospace
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2495
    Reputación : 2937
    Fecha de inscripción : 10/10/2011
    Edad : 33

    Estulin

    Mensaje por Echospace el Lun Oct 22, 2012 1:53 am

    Este tío dice cosas interesantes de vez en cuando, pero sus análisis sobre el marxismo son tan inexactos como sensacionalistas. Un poco de por aquí, y un poco de por allá... todo vale para montar una estupidez a base de un mejunje de datos mezclados.

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por NSV Liit el Lun Oct 22, 2012 5:44 am

    Mi padre y yo nos reímos mucho una vez que conseguí un pin de la URSS en el Rastro de Madrid... hecho en los EEUU...

    mi padre, con su sabiduría popular, decía: estos son capaces de vender a su madre por dinero...

    me imagino que de una experiencia así el Estulin este sacaría tropecientas pruebas "irrefutables" de cómo los EEUU sostenían a la URSS... o algo así....


    PD: todo sea dicho, ese pin era el más feo de mi colección.

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por NSV Liit el Lun Oct 22, 2012 8:09 am

    Más en detalle:


    Piense sencillamente en la antigua Unión Soviética, donde el estado lo controlaba y supervisaba todo. Como planificadores sociales, los soviéticos apenas tenían problemas laborales, ya que la legislación social estaba controlada por el estado central. Eso es exactamente lo que Rockefeller, y por extensión su perrito faldero Brzezinski, ansían.

    Pero es que eso es solo una cara de la moneda. El sistema soviético no era solo eso, reducirlo a eso es más bien un ejercicio de miopía intelectual o algo así. Los dirigentes de las empresas soviéticas no disponían de los bienes de ella (aunque pudieran apropiarse de parte por métodos ilegales sobre todo a partir de la muerte de Stalin). Por otro lado los obreros recibían todo tipo de prestaciones de las empresas, desde vacaciones pagadas hasta comedores o centros de salud o guarderías para los niños. No creo que a los Rockefeller les atrajera demasiado la experiencia soviética que "sus beneficios" fueran a parar a los trabajadores o de que la empresa no fuera suya.

    El señor este tiene una mierda de teoría y coge de la realidad solo aquellas cosas que sirven de apoyo a su teoría, todo lo que no, se lo calla. Eso no es muy honrado ni muy objetivo que digamos.


    Por lo demás las teorías de este señor recuerdan mucho al fascismo puro y duro.



    No hace falta decir que, para «garantizar la paz» se necesita el prerrequisito de la guerra. (Ahora ya sabe por qué los globalizadores necesitaban de la Revolución Rusa.)

    Sin embargo la industria rusa pre-revolucionaria estaba en manos de los franceses principalmente, que además fueron aliados de los EEUU en la guerra. La industria petrolera rusa estaba también en manos extranjeras (no francesas, sino inglesas y holandesas sobre todo). Por supuesto el señor autor del texto no explica esta cuestión, no sea que su teoría se venga abajo.

    Evidentemente la razón principal de las guerras es el interés económico, y la Primera Guerra Mundial es el caso típico. Eso mira por donde lo expresa bien Stulin, como dice el camarada Echospace, coge cosas (algunas básicamente correctas) de aquí y allí y las usa para justificar una teoría absurda.


    «Rusia era entonces, y es ahora, el mercado sin explotar más grande del mundo. Rusia, entonces y ahora, constituía la amenaza potencial más importante para la primacía industrial y financiera estadounidense. Wall Street debe de tener escalofríos cuando ve a Rusia como segundo gigante industrial mundial. Pero, ¿por qué permitir que Rusia se convierta en un competidor y ponga en peligro la supremacía estadounidense? A finales del siglo· XIX,

    El mercado sin explotar más grande del mundo no puede ser Rusia, ni la zarista ni la bolchevique, será China o la India, digo yo. Una cosa es que sea la principal fuente de materias del mundo, pero eso no significa que fuera el mercado. En segundo lugar, como he dicho, la industria estaba en manos extranjeras, como ya demostró Lenin en su día, fundamentalmente francesa.

    Por cierto ¿de cuándo es la cita del tal Sutton? A ver, para ver a Rusia como segunda potencia industrial del mundo hay que esperar a Stalin y quizás a la 2GM. Sin embargo aquí se habla de cosas que sucedieron en los años 20-30, cuando la URSS ni de cerca era la segunda potencia industrial del mundo. Desde luego la Rusia zarista no llegó ni de cerca a ese nivel de ser la segunda potencia industrial del mundo. Ni de coña, vamos.


    Según un testimonio del Congreso de los Estados Unidos de octubre de 1919,20 el apoyo financiero de John D. Rockefeller (a Lenin y Trotsky) provocó la (fracasada) Revolución Comunista de 1905.

    Eso del "testimonio del Congreso de los EEUU" ¿qué significa? ¿que el edificio del congreso habló? ¿o que lo hizo un congresista? Pues que un congresista diga eso es una cosa, que sea verdad es otra. En segundo lugar, ni Lenin ni Trotski empezaron la revolución de 1905, de hecho ni siquiera estaban en Rusia cuando esta estalló. También había otros partidos partidarios de la revolución, no solo el bolchevique, mira por donde. Además en 1905 Trotski no era bolchevique. Una cosa es que algunos industriales financiara en parte algunas organizaciones políticas en espera de algún beneficio (aunque fuera la desestabilización de un país), y otra que la Revolución la provocaran ellos. Eso es absurdo.


    La biografia de Rockefeller omite un detalle «insignificante», esto es, la afinl1ación hecha en público por parte del banquero inversionista de la familia Rockefeller y presidente de la empresa de inversiones de Nueva York, Kuhn, Loeb & Co, el jesuita Jacob Schiff, también fundador de la Reserva Federal, de que sin su influencia financiera la revolución rusa nunca hubiese tenido éxito.

    Yo también puedo decir que los elefantes vuelan, pero de ahí a que sea cierto hay un trecho. De hecho el propio texto se desmiente a sí mismo en parte ....

    Es decir, según los documentos del Congreso del doctor Sutton, en la
    primavera de 1917, Jacob Schiff empezó a financiar a Trotsky con el propósito de que prosperase la Revolución Socialista en Rusia.

    un pequeño detalle... para la primavera de 1917 ya había tenido lugar la revolución rusa, no la socialista, claro está. Pero el texto dice que la revolución de 1905 fue provocada por los capitalistas, pero resulta que de la de febrero de 1917, que es una revolución burguesa, no dice nada... vaya hombre...

    Por cierto, una cosa es que el tal Schiff financiara a Trotski y otra que Trotski no le estuviera tomando el pelo. Y además, por cierto, en la primavera de 1917 Trotski no era bolchevique (el ingreso de su grupo en los bolcheviques tuvo lugar en julio de 1917). Mucho antes de eso Lenin ya estaba luchando por el derrocamiento del gobierno provisional.


    La respuesta sigue hoy tan de actualidad como hace cien años: ¡por el petróleo! Antes de la Revolución Bolchevique, Rusia sucedió a Estados Unidos como mayor productor de petróleo del mundo.21 En 1900, los campos de aceite de Bakú en Rusia producían más petróleo crudo que todo Estados Unidos y en 1902 más de la mitad de las extracciones mundiales eran rusas. El caos y la destrucción de la revolución destruyeron la industria petrolífera rusa. En su libro, Wall Street and the Bolshevik Revolution, el doctor Sutton escribe: «Hacia 1922 la mitad de los pozos estaban parados»22 y la otra mitad apenas funcionaba debido a la falta de tecnología para hacerlos productivos.

    Al autor se le olvida el pequeño detalle de que precisamente los campos de petróleo de Bakú estaban antes de la Primera Guerra Mundial ... en manos de Rockefeller. Y los bolcheviques, al nacionalizarlos, se los quitaron.

    Por otro lado, manipula los datos a base de bien...

    En 1901 Rusia producía el 51,6% del petroleo del mundo... pero en 1909 solo producía el 18% (la producción pasó de 11,6 millones de toneladas a 9 millones). En 1913 la producción subió a 10,3 millones de toneladas (el 20% del mundo). Respecto a los EEUU, en 1899 se produjeron 7,8 millones de toneladas, y en 1906 17,2 millones. En 1913 los EEUU producían el 65% del petroleo del mundo. O sea que eso de que Rusia sucedió a EEUU como mayor productor de petróleo del mundo ES MENTIRA, más bien fue al revés, los EEUU sucedieron a Rusia como principal productor (antes de la Primera Guerra Mundial). El autor del texto es un manipulador, solo coge los datos que le interesa y los que contradicen sus teorías, pues los tira a la basura, junto con la honestidad. Lo que pasa es que antes del crecimiento de la producción de petróleo ruso a finales del siglo XIX sí que los EEUU habían sido el principal productor mundial, pero el autor del texto coge estos datos, y los que no le interesan (que a comienzos del siglo XX los EEUU adelantaron a Rusia de nuevo), se los calla.


    Cuando el zar abdicó en 1916

    El zar abdicó en 1917, no en 1916.Por cierto en marzo de 1917 Trotski no era bolchevique.


    Porque Trotsky, el revolucionario bolchevique,

    Que no, que no... entonces Trotski no era ningún revolucionario bolchevique.


    Gracias al heroico trabajo de las otras impresionantes obras del doctor Sutton, las pruebas de la implicación de los Rockefeller en la «organización, patrocinio y apoyo a la revolución bolchevique son tan innumerables y avasalladoras que simplemente no admiten discusión».27

    tan innumerables y avasalladoras que hay que inventarse que Trotski era bolchevique cuando no lo era...
    Por lo demás, como ya he dicho, que Trotski recibiera financiación del Rockefeller no quiere decir que el gobierno soviético siguiera las directrices de Rockefeller.



    En 1926, la Standard Oil de Nueva York, de Rockefeller, y su
    subsidiaria, la Vacuum Oil Company, a través del Chase National Bank,29 «cerró un acuerdo para vender petróleo soviético en los países europeos».30 En ese momento se informó de que John D.Rockefeller había hecho un préstamo a los bolcheviques de 75 millones de dólares, «parte del precio del acuerdo».

    Pues no parece muy lógico defender que Rockefeller financió la revolución rusa y luego salir con eso de que en 1926 firmaron un acuerdo. O sea, que la URSS (o la Rusia Bolchevique) se pasó desde 1917 hasta 1926 sin tener ningún acuerdo de colaboración con el "amigo" Rockefeller... por lo demás es que en 1926 funcionaba la NEP, que permitía ciertas formas de capitalismo, y el país estaba empezando a prepararse para la industrialización, así que esos acuerdos tienen sentido en su contexto lógico, no en las pajas mentales que se hacen algunos.

    Como resultado del trato, dice Alien, «en 1927, el socio secreto de Rusia, la Standard Oil de Nueva York, construyó una refinería de petróleo en Rusia». Por lo tanto, John D. Rockefeller, concluye el autor, el adalid del capitalismo, ayudó «a la recuperación de la economía bolchevique».


    Otra chorrada más... para 1927 la economía soviética ya estaba recuperada. Lo que este tío no entiendo, es que a un capitalista lo que le importa es el beneficio, y si obtiene beneficio, es capaz de vender a su madre.

    tal colaboración. El doctor Sutton añade en su libro, «ésta fue, la primera inversión de los Estados Unidos en Rusia desde la revolución».

    O sea, que la URSS y Rockefeller estaban compinchados... pero el mismo Sutton reconoce que hay que esperar 9 años desde la revolución socialista para que firmen un acuerdo económico la URSS y los EEUU. Por otro lado si lo que intenta demostrar el autor del texto es que la URSS comerciaba con países capitalistas, no hace falta que se moleste, ya lo sabemos.

    ¿Alguien con dos dedos de frente puede tomar en serio una teoría así?


    ¿Cómo se sentiría si le dijesen que los Estados Unidos financiaron y ayudaron a construir el imponente poder de los soviets, el mismo estado comunista que asesinó a unos setenta millones de sus ciudadanos?

    De aquí no paso... o sea que otro ignorante que tiene ni idea de lo que dice... 70 millones... ¿y por qué no 4939382848448 miles de trillones, no te jode?

    Por cierto, ¿cuánto es el monto de esa "colaboración" con los EEUU?

    Pues curiosamente en 1924-25 la URSS ya comerciaba con países capitalistas, de hecho su principal socio comercial era Alemania, y se segundo Inglaterra, y los EEUU solo el tercero. De hecho, en realidad nunca se paralizó totalmente el comercio con otros países, aunque en 1919 y 1920 apenas existió.

    Es más el comercio sovético en los años 20 superaba el 1% del comercio mundial (fue subiendo hasta llegar el 2,5% en 1931). En 1913 había sido del 3,9%.



    En fin no merece la pena perder más tiempo con las basuras que suelta el señor este...

    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por neweconomic el Lun Oct 22, 2012 7:50 pm

    Desde luego me llamo la atención de este señor al leer este fragmento, incluso estoy cuestionando si Stulin vivió en la URSS. Desde luego Stulin suelta cada mierda impresionante y peor todavía en que crea las publicaciones de Sutton. Ni siquiera hay una prueba empírica de algún documento que lo confirme. Hay cosas de este hombre que no me creo nada.

    Granma
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2913
    Reputación : 4428
    Fecha de inscripción : 06/08/2011
    Localización : ★Marte, Planeta Rojo★

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por Granma el Lun Oct 22, 2012 9:49 pm

    Stalin > Stulin

    :stalinaproved:

    neweconomic
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1143
    Reputación : 2252
    Fecha de inscripción : 17/04/2010

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por neweconomic el Mar Oct 23, 2012 1:57 pm

    Haber... pero también a pesar de algunas boberías que escribe sobre la URSS no quiere decir que todo lo que escribe sea falso y tenga odio al socialismo, por ejemplo estuvo con Fidel en Cuba y se publicaron artículos de el en los medios.

    PequeñoBurgués
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 7474
    Reputación : 7884
    Fecha de inscripción : 12/10/2010

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por PequeñoBurgués el Mar Oct 23, 2012 2:31 pm

    Todos los documentos que tratan algo tan complejo como la historia interna de un estado-continente como la URSS hay que cogerlos con pinzas, en este caso por ejemplo parece ser que esta persona directamente miente:

    Jóvenes rojos! no perdáis el tiempo con esto: usad el sentdo común y la ciencia!

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por nunca el Mar Oct 23, 2012 7:27 pm

    Solo digo que ha este tío le ha editado libros el Grupo Planeta, un grupo que entre otros medios posee "La Razón", Onda Cero y Antena 3.

    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por Shenin el Miér Oct 24, 2012 12:29 am

    Como dije en otro hilo:

    Yo no sé si sois conscientes de que estas teorías, construidas en base a verdades a medias, no hacen sino confirmar dos cosas:

    1) Que Lenin acertó en su libro "El imperialismo,fase superior del capitalismo" sobre el dominio del capital financiero y monopolista y el fin del capitalismo de "libre concurrencia".

    2) Que Stalin tenía razón al decir que Trotsky y los suyos fueron espías desde antes de la Revolución de 1917.

    Es más, fijaos bien en lo que plantean estas teorías. Los principales "bolcheviques" presuntamente implicados en la financiación de Rockefeller son Trotsky, trotskistas y víctimas de las Purgas de 1937-1938. Y esto me lleva a una reflexión. Siendo los trotskistas los supuestos perceptores de la financiación occidental, siendo estos mismos trotskistas los partidarios de llevar a la Revolución Rusa a una "guerra revolucionaria" en Europa (es decir al suicidio), es evidente que Rockefeller no estaba apoyando la Revolución, sino saboteándola.

    De Lenin solamente pueden asegurar que "fue almacenado en Suiza". Cosa para nada anormal, teniendo en cuenta que Rusia era vista como el baluarte de la reacción europea. Muchos rusos recibieron asilo.

    Y lo de descubrir la Coca-Cola con lo de que la URSS se industrializó con tecnología importada de Occidente ya es el colmo de la falta de seriedad. Sinceramente no sé cómo pretenden que un país que aun en 1917 era semifeudal se industrializara y más aun a marchas forzadas. Por otra parte, es interesante cómo se "olvidan" de que la principal fuente de recursos para la industrialización de la URSS no fueron préstamos occidentales (como tratan de "demostrar"), sino los excedentes agrícolas (a los que el poder soviético solo tuvo acceso gracias a la colectivización).

    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por NSV Liit el Miér Oct 24, 2012 3:16 am

    Shenin escribió:Como dije en otro hilo:

    Yo no sé si sois conscientes de que estas teorías, construidas en base a verdades a medias, no hacen sino confirmar dos cosas:

    1) Que Lenin acertó en su libro "El imperialismo,fase superior del capitalismo" sobre el dominio del capital financiero y monopolista y el fin del capitalismo de "libre concurrencia".

    2) Que Stalin tenía razón al decir que Trotsky y los suyos fueron espías desde antes de la Revolución de 1917.

    Es más, fijaos bien en lo que plantean estas teorías. Los principales "bolcheviques" presuntamente implicados en la financiación de Rockefeller son Trotsky, trotskistas y víctimas de las Purgas de 1937-1938. Y esto me lleva a una reflexión. Siendo los trotskistas los supuestos perceptores de la financiación occidental, siendo estos mismos trotskistas los partidarios de llevar a la Revolución Rusa a una "guerra revolucionaria" en Europa (es decir al suicidio), es evidente que Rockefeller no estaba apoyando la Revolución, sino saboteándola.

    De Lenin solamente pueden asegurar que "fue almacenado en Suiza". Cosa para nada anormal, teniendo en cuenta que Rusia era vista como el baluarte de la reacción europea. Muchos rusos recibieron asilo.

    Y lo de descubrir la Coca-Cola con lo de que la URSS se industrializó con tecnología importada de Occidente ya es el colmo de la falta de seriedad. Sinceramente no sé cómo pretenden que un país que aun en 1917 era semifeudal se industrializara y más aun a marchas forzadas. Por otra parte, es interesante cómo se "olvidan" de que la principal fuente de recursos para la industrialización de la URSS no fueron préstamos occidentales (como tratan de "demostrar"), sino los excedentes agrícolas (a los que el poder soviético solo tuvo acceso gracias a la colectivización).

    Totalmente de acuerdo, camarada Shenin.


    Shenin
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1712
    Reputación : 1969
    Fecha de inscripción : 09/12/2009

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por Shenin el Miér Oct 24, 2012 6:25 pm

    He aquí lo que escribe Philip E. Panaggio en Stalin y Yezhov, una perspectiva extraparadigmática:

    El 21 de enero de 1924, Lenin, líder y fundador del Partido, falleció. Los enemigos declarados de la Unión Soviética aprovecharon la enfermedad de Lenin y luego su muerte para tratar de desviar al Partido del camino propuesto por Lenin, y así preparar el terreno para la restauración del capitalismo. El principal adalid de estos ataques contra el bolchevismo era Trotsky (Lev Davidovich Bronstein). León Trotsky, que decía ser un revolucionario marxista, disfrutaba del apoyo de prominentes familias bancarias occidentales. Gracias principalmente a Trotsky y a sus agentes, los negocios de Wall Street invirtieron dinero en Rusia con el objetivo de financiar futuros levantamientos contrarrevolucionarios y rebeliones de disidentes prometedores. Las élites capitalistas también esperaban que el "ultraizquierdismo" de Trotsky arruinara tanto a la Unión Soviética desde dentro, que el capitalismo pudiera ser fácilmente restaurado. El biógrafo del presidente estadounidense Woodrow Wilson, J.C. Wise, escribió: "Los historiadores nunca deben olvidar que Woodrow Wilson hizo todo lo posible para que León Trotsky entrara en Rusia con pasaporte americano".

    Trotsky no fue nunca popular entre los miembros del Partido Bolchevique, que le veían como un oportunista. El colapso del régimen del Zar en marzo de 1917 encontró a Trotsky en la Ciudad de Nueva York. ¡A su vuelta a Rusia fue detenido por las autoridades canadienses, que sólo le permitieron proseguir su viaje tras la intervención del Gobierno Británico! Bruce Lockhart, en sus memorias, dijo que el Servicio de Inteligencia británico creía que Trotsky les sería de más utilidad en Rusia. Trotsky, al principio, intentó establecer un grupo revolucionario propio, pero al darse cuenta de que el Partido Bolchevique de Lenin contaba con un fuerte apoyo entre las masas, dio un salto mortal político sensacional. ¡Tras muchos años de oposición a Lenin, Trotsky solicitó su ingreso en el Partido Bolchevique!

    Tras su exilio de la Rusia Soviética en 1929, elementos antisoviéticos crearon por todo el mundo una imagen mítica del nombre y de la personalidad de León Trotsky. Según este cuento de hadas, Trotsky era “el excepcional Líder Bolchevique de la Revolución Rusa” y el “inspirador, el compañero de trabajo más cercano y el sucesor lógico de Lenin”. Ahora, en los años 1990, con el derrumbe de la Unión Soviética, los historiadores del establishment occidental ya no tienen que promover por más tiempo esta ficción. Ahora admiten abiertamente que Trotsky era un oportunista, y que en realidad se opuso con todas sus fuerzas a Lenin. Ahora nos dicen que Trotsky preparó "toda clase de mentiras y verdades a medias sobre su relación con Lenin y sobre la relación de Lenin con Stalin". "Su versión de los acontecimientos fue reforzada por la aduladora biografía de Trotsky en tres volúmenes escrita por Deutscher, que se apoyaba sobre una evidencia documental muy inestable. No obstante, hay indicaciones fiables de que, excepto en los cuatro últimos meses de vida consciente de Lenin, antes de marzo de 1923, cuando sufrió el golpe final de debilidad que le hizo perder la facultad del habla, Lenin estaba al lado de Stalin, tenía fe en su juicio y le confiaba cada vez mayores responsabilidades. Al mismo tiempo, no hay ninguna indicación en las fuentes de que alguna vez se preocupara personalmente por Trotsky" (Three Whys of the Russian Revolution [Tres Porqués de la Revolución Rusa], Richard Pipes).

    A lo largo de los años 1930, los países capitalistas occidentales aceleraron sus operaciones, tanto secretas como abiertas, contra la Unión Soviética. La Gran Depresión, con el apoyo creciente de las masas a los movimientos comunistas y obreros en las naciones de Europa, incitó a los gobiernos occidentales a apoyar numerosas tentativas encubiertas de causar estragos en la Unión Soviética. Además, para esta guerra secreta confiaron en las redes establecidas por León Trotsky, que había sido deportado de la URSS en 1929 por sus actividades contrarrevolucionarias. Estableciendo su oficina central fuera de Rusia, Trotsky disfrutó del patrocinio de varios gobiernos capitalistas, de agentes de varios Servicios de Inteligencia y de toda clase de elementos antisoviéticos.

    Winston Churchill, portavoz de los círculos dirigentes angloamericanos, inmediatamente se dio cuenta del valor de Trotsky para la cruzada mundial antisoviética. Resumiendo el objetivo de todas las acciones de Trotsky a partir del momento en que abandonó la Unión Soviética, Churchill escribió en Great Contemporaries [Grandes Contemporáneos]: "Trotsky se esfuerza por reunir a todo el hampa de Europa para derrocar al Ejército ruso", preludio necesario a un ataque militar occidental sobre la URSS.

    Los intelectuales occidentales del siglo XX, especialmente los profesionales académicos, han mostrado mucho más respeto por el libresco, miope y dispéptico Trotsky, encarnación de Hamlet, que por el áspero Stalin, es decir, por un fuerte hombre de montaña que se crió en su niñez a base de una dieta de cordero y vino, y que fue medio saqueador, medio patriota --una especie de Robin Hood georgiano antizarista-- en su juventud. Estos intelectuales se sienten poco dispuestos a confiar en el gobierno de alguien que una vez asaltó las caravanas del Zar para repartir los despojos entre los campesinos. No creen que semejante hombre pueda llegar a dirigir un gobierno realmente justo y racional, sobre todo si sus métodos políticos siguen pareciéndose de algún modo a sus antiguos y temibles hechos. Muchos consideran que esta clase de hechos son justificables o legítimos sólo en períodos revolucionarios, pero no en un régimen en curso --si es que los encuentran justificables en absoluto. En última instancia se sienten incómodos con alguien que no fue "designado por Dios", como eran proclamados los mismos Zares. Muchos, con toda probabilidad, nunca considerarían justificable ningún acto de rebelión abierta contra la autoridad legal de ningún gobierno, de no ser por el considerable éxito que los Estados Unidos han logrado desde su propia Revolución americana. Reconocen que los EEUU han tenido parcialmente éxito al realizar muchos ideales democráticos deseables, durante los dos siglos que comenzaron con una rebelión ilegal contra el Rey de Inglaterra iniciada por los miembros de una Logia Masónica. (Esto implica que "el fin justifica los medios", la clase de idea que por lo general tratan de evitar). El mismo Stalin era consciente de la diferencia entre él y Trotsky, y le gustaba compararse a sí mismo con su camarada revolucionario Yakov Sverdlov, a quien caracterizaba como "un anarquista intelectual", mientras él se veía como "un campesino por nacimiento". Según los numerosos parientes georgianos de Stalin, éste no creyó que alguien como Sverdlov (o Trotsky) pudiera realmente saber alguna vez lo que debía ser un hombre libre que no podía tolerar la esclavitud o la servidumbre. En el colegio de abogados de San Petersburgo, se sabe que los georgianos se hallaban entre los más radicales.
    http://cediamat.files.wordpress.com/2007/04/stalinyejov.pdf

    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15294
    Reputación : 19726
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por SS-18 el Miér Oct 24, 2012 7:15 pm

    Hola camaradas. Estoy buscando un texto en el foro sobre este tema que habla sobre como las refinerias de baku eran de rockefeller antes de la revolucion y fue expropiado. Desde entonces hizo campaña en las cancillerias occidentales sobrw todo, alemania, para recuperar sus antiguas posesiones. Era un texto muy importante pero lo hr perdido.

    Sobre esto hace referencia el estimado camarada nsv litt, no se si alguien pidria orientarme. Gracias. Un abrazo


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    SS-18
    Administrador
    Administrador

    Cantidad de envíos : 15294
    Reputación : 19726
    Fecha de inscripción : 16/06/2010

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por SS-18 el Jue Oct 25, 2012 1:38 am

    Jobar que putada, no lo encuentro..

    http://www.aporrea.org/movil/tiburon/a143550.html


    ------------------------------
    Ningún hombre puede concluir una opinión sobre otro hombre, lo único aceptable es corregirlo.
    SE BUSCAN TEMAS IGUALES O PARECIDOS y SOLO EN EL CASO de NO existir, se abre un hilo nuevo . El desorden es motivo de sanción.
    No ABRIR HILOS HASTA LEERSE ESTO:::
    http://www.forocomunista.com/t20128-aviso-a-la-comunidad-leer-antes-de-abrir-post-importante#245530
    Obligatorio leerse las reglas del foro
    http://www.forocomunista.com/comunicados-de-la-administracion-f19/reglamento-de-foro-comunista-t2214.htm


    NSV Liit
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 5387
    Reputación : 6719
    Fecha de inscripción : 01/02/2010
    Localización : República Socialista Soviética Húngara

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por NSV Liit el Dom Oct 28, 2012 3:48 am

    Pues yo tampoco lo encuentro, camarada SS-18,

    de hecho después de buscar en fuentes rusas tampoco que queda claro que Rockefeller tuviera intereses directos en la economía rusa... otra cosa son los Rotschild u otras familias. Esos sí tenían intereses, empresas, etc. Pero de Rockefeller no he podido encontrar datos fiables (alguno he visto, pero más allá de una cita de la wikipedia, sin ninguna fuente, no).

    Chapaev
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 2802
    Reputación : 3382
    Fecha de inscripción : 28/04/2010

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por Chapaev el Dom Oct 28, 2012 5:48 am

    En La gran conspiración contra Rusia de MICHAEL SAYERS y ALBERT E. KAHN de 1946, re-editado por los compañeros de Templando el acero, se cita esto sobre el petroleo ruso:


    El americano más notable que se identificó con la guerra antisoviética fue Herbert Hoover, el futuro presidente de los Estados Unidos, que era en aquel entonces Administrador de Abastecimientos de su país.

    Antiguo ingeniero de minas empleado por firmas inglesas antes de la primera guerra mundial, Herbert Hoover poseía inversiones en las minas y pozos petroleros rusos. En el corrompido régimen zarista pululaban los altos funcionarios y los terratenientes aristócratas dispuestos a malbaratar la riqueza y la mano de obra de su país, a cambio de sobornos extranjeros o de una participación en el botín. Hoover se había interesado en el petróleo ruso desde allá por el año de 1909, cuando se perforaban los primeros pozos en Maikop. Al año ya tenia intereses en no menos de once compañías petroleras rusas:

    Maikop Neftyanoi Sindicate.
    Maikop Shirvansky Oil Company.
    Maikop Apsheron Oil Company
    Maikop and General Petroleum Trust.
    Maikop Oil and Petroleum Products.
    Maikop Areas Oil Company.
    Maikop Valley Oil Company.
    Maikop Mutual Oil Company.
    Maikop Hadijensky Syndicate.
    Maikop New Producers Company.
    Amalgamated Maikop Oilfields.

    En 1912, el antiguo ingeniero de minas se hallaba ya asociado al famoso multimillonario inglés Leslie Urquhart en tres nuevas compañías que habían sido establecidas para explotar concesiones de extracción de minerales y de maderas en los Urales y en Siberia. Entonces Urquhart formó la Corporación Ruso-asiática e hizo un trato con dos bancos zaristas por el cual dicha corporación se encargaría de todas las explotaciones mineras en esos territorios. Las acciones de la Ruso-asiática subieron de $16.25 en 1913 a $47.50 en 1914. Este mismo año la Corporación obtuvo del régimen zarista tres nuevas concesiones muy ventajosas, que comprendían: 2500 acres, que incluían vastas tierras madereras, y reservas de oro, cobre, plata y zinc que se calculaban en 7.262.000 toneladas. 12 minas en explotación; 2 fundiciones de cobre; 20 aserraderos; 400 kilómetros de vía férrea; 2 buques a vapor y 29 lanchones; altos hornos, talleres de laminar, plantas de ácido sulfúrico, refinerías de oro y enormes reservas de carbón.

    El valor total de estas propiedades se calculaba en mil millones de dólares.

    En 1917, Hoover se había retirado de la Corporación Ruso-asiática. Después de la Revolución bolchevique, todas las concesiones a que anteriormente había estado asociado Hoover fueron derogadas y las minas confiscadas por el Gobierno soviético. Al año siguiente, la Ruso-asiática Consolidada, nuevo «cártel» que había formado Leslie Urquhart, el antiguo socio dé Hoover, presentó ante el gobierno inglés una reclamación por valor de 282 millones de dólares por daño a sus propiedades y pérdidas de sus probables ganancias anuales.

    «¡El bolchevismo — dijo Herbert Hoover en la Conferencia de la paz en París — es peor que la guerra!»

    Durante el resto de su vida hasta ahora, Hoover habría de seguir siendo uno de los enemigos más encarnizados que tiene en el mundo el Gobierno soviético.


    En el mismo libro la unica referencia a un rockefeller es esta:

    «La Revolución es una enfermedad — le dijo Stepan Georgevitch Lianozov, «el Rockefeller ruso», al corresponsal americano John Reed — .Tarde o temprano las potencias extranjeras tendrán que intervenir aquí, como se intervendría para curar a un chiquillo enfermo y enseñarle a caminar. »


    Danko
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1520
    Reputación : 1673
    Fecha de inscripción : 25/12/2011
    Edad : 37
    Localización : Barcelona

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por Danko el Dom Jun 09, 2013 7:42 am

    Daniel Estulín es un gran vendedor de conspiranoias a la moda. Las reinventa para que se ajusten a lo que está en los diarios y así vender muchos libros. No se puede desmontar su lógica porque no la tiene, simplemente acusa a los villanos preseleccionados (Bilderberg, la CIA, Tavistock, Iluminatis, etc.)

    Las historietas conspiranoicas que vende Estulín sobre la Unión Soviética son un reciclaje actualizado de mitos propagandísticos que hace unas décadas fueron difundidos por autores de corte ultraderechistas, como Antony Sutton o Gary Allen, miembro activo de la anticomunista y ultrareaccionaria John Birch Society y autor en 1971 de la publicación de un libro con el título: None Dare Call It Conspiracy ("Nadie se atreve a llamarle Conspiración"):


    El día que Estulín aporte una prueba sólida de algo (ni su nombre es real, según parece) sería digno de comentar.

    DeGaulle
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 562
    Reputación : 610
    Fecha de inscripción : 25/02/2011

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por DeGaulle el Jue Dic 19, 2013 10:39 pm

    Estulin es buen informador (¿desinformador?), pésimo novelista, buen periodista, gran orador, y gran RAJANTE de la URSS (y, encima, presume de haberse criado en ella, cuando también pone a parir a la URSS al mismo tiempo).

    Que sí, que podéis decirme que fue el primer investigador con dos cojones sobre Bieldelberg, sobre el oro robado en la II GM por Japón, que si lo del instituto Tavistoch (o como se escriba).

    Pero, ¿cómo exsoviético? No me lo creo. Él presume de ser un ex-KGB, no le creo. Aunque todos los datos sobre este tema que he leido/escuchado de él son muy creibles. Obviamente, tiene buenos contactos.

    Y también he de indicar, sin falta ni demora, que Estulin se niega a dar sus contactos con editores ingleses (lo sé de buena tinta, nunca mejor dicho). ¿Por qué será?

    ¡¡Es un fantasma!!

    Danko
    Miembro del Soviet
    Miembro del Soviet

    Cantidad de envíos : 1520
    Reputación : 1673
    Fecha de inscripción : 25/12/2011
    Edad : 37
    Localización : Barcelona

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por Danko el Jue Dic 19, 2013 11:04 pm

    DeGaulle escribió:Estulin es buen informador (¿desinformador?), pésimo novelista, buen periodista, gran orador, y gran RAJANTE de la URSS (y, encima, presume de haberse criado en ella, cuando también pone a parir a la URSS al mismo tiempo).

    Que sí, que podéis decirme que fue el primer investigador con dos cojones sobre Bieldelberg, sobre el oro robado en la II GM por Japón, que si lo del instituto Tavistoch (o como se escriba).

    Pero, ¿cómo exsoviético? No me lo creo. Él presume de ser un ex-KGB, no le creo. Aunque todos los datos sobre este tema que he leido/escuchado de él son muy creibles. Obviamente, tiene buenos contactos.

    Y también he de indicar, sin falta ni demora, que Estulin se niega a dar sus contactos con editores ingleses (lo sé de buena tinta, nunca mejor dicho). ¿Por qué será?

    ¡¡Es un fantasma!!



    Estulin siempre dice que vive amenazado y perseguido por los poderes ocultos, que no quieren que destape los secretos sobre Bilderber, los Illuminati, la CIA, etc... pero curiosamente, el tío puede publicar sus libros conspiranoicos sin problemas, los cuales se encuentran en todas las librerías, le promocionan en todas partes, lo mismo te aparece en Intereconomía como en La Sexta o Libertad Digital.

    Un poco contradictorio todo.


    Contenido patrocinado

    Re: La unión sovietica según Daniel Stulin

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:20 pm


      Fecha y hora actual: Vie Dic 09, 2016 10:20 pm