Confusión total sobre Valderas, Gordillo y el PCE.

avatar
smersh
Comunista
Comunista

Cantidad de envíos : 185
Reputación : 256
Fecha de inscripción : 07/07/2010

Confusión total sobre Valderas, Gordillo y el PCE. - Página 2 Empty Re: Confusión total sobre Valderas, Gordillo y el PCE.

Mensaje por smersh el Vie Nov 23, 2012 5:29 pm

A mí en el PCPE me montaron un proceso y propusieron mi expulsión por no dar las pagas semanales al partido... [modo ironic off]

Y los azañistas, ¡tssssssss! ¡a callar la boca! que no estáis para dar lecciones a nadie.

Huelga General del 14 de Noviembre: una cita histórica

El proletariado español ha cumplido sus compromisos en esta nueva movilización. Paro prácticamente total en la gran industria y el transporte; masivo en enseñanza y sanidad (en la Comunidad de Madrid, además, los trabajadores de 11 hospitales públicos mantienen un encierro indefinido); muy importante en hostelería y comercio; incluso, por primera vez, la convocatoria de huelga ha sido seguida por un número significativo de pequeños empresarios y comerciantes. El país parado de un extremo a otro, a pesar del boicot de sindicatos reaccionarios como el CSIF y de los nacionalistas ELA y LAB.

Un paso adelante al que seguirán otros

Decenas de miles de trabajadores han recorrido, agrupados en piquetes informativos, las calles y polígonos industriales de las ciudades y pueblos llamando a la huelga en un ambiente de gran combatividad, imponiendo el control del movimiento obrero sobre el impresionante despliegue policial. Las cargas, provocaciones y detenciones de la policía han sido constantes; pero su brutalidad y chulería no ha conseguido evitar que, desde primeras horas de la madrugada del 14 de noviembre, el proletariado impusiera su control en la calle.

Gigantescas manifestaciones en las principales ciudades han sido el colofón de una jornada histórica: en Madrid y Barcelona respectivamente, más de un millón de trabajadores y ciudadanos abarrotaron las calles céntricas; lo mismo ocurría en Valencia, Sevilla Bilbao, Vigo, etc. y otras muchas ciudades y pueblos del estado.

En todas estas movilizaciones, los camaradas de nuestro partido y de la JCE (m-l) han participado en primera línea, defendiendo la unidad de clase y la necesidad de llevar esa unidad también al ámbito político para construir un frente capaz de dar un sentido general a la batalla entablada.

La contundencia de la Huelga General ha llevado a los medios de propaganda del régimen a falsear la realidad hasta caer en lo grotesco. Así, por ejemplo, el Gobierno insistía en la normalidad de la jornada al tiempo que se publicaban imágenes de las bestiales cargas de la policía; afirmaba que el seguimiento de los paros era escaso en el transporte y las comunicaciones, cuando era palpable el carácter masivo de la huelga en metros, ferrocarriles y autobuses públicos, y numerosas televisiones hacían notar de diversas formas su seguimiento del paro o mantenían (es el caso de Telemadrid y Canal Sur) cerrada la emisión; cifraban en ¡35.000! los participantes en una manifestación, la de Madrid, que desbordaba las principales arterias de la capital durante más de dos horas y media. El nivel de manipulación ha sido tal que no han podido evitar caer en el ridículo: se ha terminado por saber, por ejemplo, que Hermann Tertsch, un colaborador particularmente reaccionario y baboso de la televisión madrileña controlada por el PP, tenía ya preparada su crónica y valoración de la Huelga desde el día anterior, anunciando el “fracaso” de la convocatoria con 24 horas de antelación, ¡todo un oráculo del fascismo! El grado de desfachatez del gobierno trufado de nuevos franquistas que dirige Rajoy es tan elevado, que contribuye a desacreditar aún más su gestión ante las masas, que perciben una realidad completamente distinta a la que pregonan las cadenas y medios escritos del régimen. Todo ello hace que la indignación de la ciudadanía sea cada vez mayor.

La respuesta de los trabajadores españoles no ha sido la única que ha demostrado la creciente disposición del proletariado para la lucha: nuestros hermanos de clase portugueses, italianos, griegos, chipriotas, malteses llevaron a cabo sendas movilizaciones generales, acompañadas por manifestaciones de apoyo y solidaridad en Francia, Alemania, Bélgica, Holanda y el resto de países europeos. La unidad de clase ha comenzado a fraguarse de nuevo en esta cita histórica, que debe contribuir a abrir un periodo de lucha generalizada y coordinada contra la oligarquía y sus gobiernos en toda Europa.



¿Cómo seguir avanzando?

Las propias direcciones sindicales, incluido alguno de los más acreditados representantes del oportunismo de derechas, se comprometieron a defender una movilización sostenida.

Todos sabemos a estas alturas que la lucha va a continuar, va a ser larga y probablemente más dura. Todos sabemos que en España, tras las elecciones catalanas del 25 de noviembre, el Ejecutivo va a seguir adelante con sus ataques generalizados; lo mismo que hará A. Mas si consigue ganar en Cataluña y, con mayor o menor entusiasmo, los diversos gobiernos que defienden los intereses de la oligarquía en el resto de las CCAA. Pero está clara también la disposición a la lucha de la mayoría social encabezada por el proletariado.

En España, al igual que en el resto de Europa, pero con mucha más contundencia, los Rajoy, Mas y cía., gestores de los intereses del capital especulativo, seguirán reforzando su poder represivo, anulando o ignorando las más elementales normas democráticas y redoblando la contundencia de sus recortes y su sumisión al becerro de oro, cueste lo que cueste en términos sociales.

En definitiva, en toda Europa se perfilan claramente las condiciones en las que se librarán las próximas luchas y cuál debe ser la actitud de las organizaciones de clase y populares, si no queremos perder el control de la situación y llevar a las clases populares a una derrota.

En primer lugar, es preciso profundizar en la unidad de los trabajadores europeos y de sus organizaciones sindicales y políticas de clase, coordinando las movilizaciones, acordando puntos comunes del programa y dirigiéndolo contra la Unión Europea, como representante que es de la política más reaccionaria y antipopular de los sectores parasitarios de la burguesía especuladora.

La única alternativa posible para avanzar en esa dirección, es reforzar consecuentemente la unidad y coordinación de la mayoría trabajadora, llevándolas al terreno político, para articular bloques y/o frentes populares, como el Front de Gauche en Francia o Syriza en Grecia.

En España, también se desarrolla (y lo hará más aún en el futuro) la tendencia a la unidad en la calle, en la lucha. Sin embargo, al contrario que en Francia y Grecia, no se avanza en el sentido de la unidad política. ¿Por qué? Porque en nuestro país no basta con atacar al “sistema”, definiéndolo únicamente en términos generales, o limitarse a defender programas progresistas en instituciones copadas por los elementos más turbios de la derecha. Por ese motivo, uno de los mayores obstáculos para que se consolide la unidad que los ciudadanos reclaman en la calle lo representan en nuestro país los dirigentes de izquierda, que, para articular un bloque popular sin el que el movimiento estaría abocado al fracaso, deben romper amarras con el régimen con el que siguen comprometidos.

En medio año, dos grandes Huelgas Generales han dejado claro que los trabajadores españoles no están dispuestos a continuar viendo cómo se pisotean sus derechos y se liquidan las conquistas que lograron con mucho esfuerzo y lucha.

En el futuro inmediato van a ser necesarias nuevas movilizaciones que deben ir acompañadas por nuevas exigencias y objetivos, orientados en una dirección común de ruptura con el régimen y sus lacayos; en un sentido de reforzamiento de la tendencia política democrática y popular que apuesta por la superación de la monarquía heredera del franquismo, como paso necesario para consolidar el campo de la mayoría social.

Los Gobiernos ilegítimos que violan constantemente la soberanía popular e incumplen sus propios compromisos deben dimitir. Debemos agruparnos sin fisuras, con la combatividad, la contundencia y el valor demostrados este 14 de noviembre, por la Unidad Popular y por la República.



¡Gobierno dimisión!

¡Frente a la crisis y el capital: Unidad Popular! ¡Hacia un frente popular!

¡Por la República Popular y Federativa!



15 de noviembre de 2012

Secretariado del CC del PCE (m-l)

http://www.pceml.info/2012/11/15/huelga-general-del-14-de-noviembre-una-cita-historica/

    Fecha y hora actual: Mar Mar 31, 2020 8:02 am