¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Comparte

    PequeñoBurgués
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 7471
    Reputación : 7881
    Fecha de inscripción : 12/10/2010

    ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por PequeñoBurgués el Vie Oct 05, 2012 10:09 am

    https://sites.google.com/site/civilizacionsocialista/feminazismo

    ¿POR QUË EL SUPERCAPITALISMO y LOS POLITICOS PROMUEVEN EL FEMINISMO "DE GENERO"? Carlos Aurelio Caldito Aunión.

    El feminismo de género, también denominado “feminazismo” echó a andar de la mano de las fundaciones Ford y Rockefeller, es decir, el ultracapitalismo (aprovecharon un movimiento previo para crear una versión amarillista para sus fines, que luego veremos).
    En 1995 la ONU celebra la primera Conferencia de Pekín (Cumbre de Beijing 95) para abordar la situación de las mujeres en el mundo, su problemática, todo lo concerniente a las mujeres y, “casualmente” ambas fundaciones también se hicieron notar...

    En España el Gobierno Aznar, siguiendo los pasos del gobierno “socialista” de Felipe González (que pasará a la Historia por haber importado el invento, y ser el principal promotor de la ideología de genero en España, creando el Instituto de la Mujer...) y plagiando al Partido Republicano estadounidense, continúa con las directrices de la ya mencionada conferencia de la ONU, y profundiza en el camino emprendido por el socialista Felipe González y su partido...

    El “popular” Aznar lo amplia luego a bombo y platillo, y con su gobierno se consolidan los diversos Institutos de la Mujer en las diversas regiones (léase “comunidades autónomas”) y se sientan las bases para la futura “ley integral contra la violencia de género” y demás leyes de apartheid y de discriminación “positiva” contra los varones...

    Comienza a ponerse en marcha un enorme tinglado, una gran ubre, de mega subvenciones para grupos “de mujeres” que surgen por doquier, como setas, y cuyo último objetivo es la financiación fraudulenta de los partidos, sindicatos, y ONG-lobbies que están detrás de los mencionados grupos de mujeres...

    Algunas de las consecuencias de la implantación del feminismo de género, en Europa y en el Tercer Mundo, están siendo entre otras la desestructuración de las familias, el control de la población y la desestabilización de las sociedades, enfrentadas en guerras de sexos, así como la erradicación de las culturas locales de los países pobres, en especial los de África y Asia.

    En esencia el fascio-feminismo de género considera a un 50% de la población –las mujeres- “minoría discriminada”, y por tanto merecedora de cuantiosas subvenciones y ayudas (“deudas históricas” y cosas similares, lo denominan los neo-marxistas e izquierdistas “políticamente correctos”...)

    Desde el año 2000 se vienen poniendo en funcionamiento en España de manera acelerada las Políticas de Género basadas en la agenda de la Unión Europea. Coincidiendo con este periodo, tres de los cuatro principales cargos en el Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional han sido ocupados por tres españoles con la aprobación y complacencia de quienes controlan y financian tan importantes instituciones promotoras de las Políticas de Género.
    España se convirtió en el líder mundial de referencia en la aplicación de Políticas de Género, con la aprobación en 2004 de la denominada “Ley Integral contra la Violencia de Género”.
    Dicha Ley consagra el Derecho Penal de Autor, es decir discrimina entre hombre y mujer estableciendo diferentes tipos de sanciones para un mismo delito, en función del sexo del autor y de la víctima. No existe precedente mundial de una ley similar.

    Por poner un ejemplo, en España existen en la actualidad asociaciones “de mujeres” que reivindican la Prisión Provisional automática para cada orden de alejamiento dictada contra un hombre, lo que conllevaría el ingreso en prisión de varias decenas de miles de personas. E incluso llegan a exigir que se establezca que tres policías se turnen para proteger a cada mujer presuntamente maltratada.
    Aparte de cualquier otra consideración, y desde un punto de vista estrictamente económico, estas posturas disparan mortalmente contra la línea de flotación del sistema social español, dado que los recursos sociales, simplemente son limitados y escasos.
    La consideración de una simple denuncia, como documento acreditativo de la condición de Mujer Maltratada a efectos de recepción de ayudas, es una realidad legal ya plasmada en los distintos Boletines Oficiales de España.
    Somos muchos los que pensamos que la conculcación del Derecho a la Presunción de Inocencia y la presunta malversación de fondos públicos, son práctica común en nuestro país...
    Si uno de los aparentes objetivos de las Políticas de Género es el combatir la Violencia Doméstica, (o al menos la denominada Violencia de Género) los resultados de la aplicación de esta clase de políticas en otros países no dejan lugar a dudas. Países “Feministas de Género” como Suecia –siempre citados como ejemplo a seguir por el Feminismo de Género- son un pésimo modelo social a imitar, pues presentan las tasas de Violencia Doméstica más altas de la Unión Europea, en oposición a Irlanda, Grecia o Italia (países supuestamente de tradición machista. Desgraciadamente Suecia tampoco es modelo socialmente de casi nada esencial – a pesar de la deformada buena imagen de éste país- pues sus tasas de suicidio y de maltrato a la infancia lo sitúan por desgracia en los primeros lugares de la lista de lo que podríamos denominar lugares donde “falta felicidad social”.
    Algo especialmente destacable es que Suecia presenta una tasa de Maltrato a la Infancia que sólo es superada por Rumania de entre los países de la OCDE.
    Suecia por otra parte presenta una cultura de divorcio muchísimo más desarrollada que España, sistemas de Mediación Familiar, y una aplicación extensa de la Guarda y Custodia Compartidas...
    Pero, volvamos al asunto que nos ocupa: Existen algo más que sospechas, suficientes indicios que indican que el supercapitalismo (Ford, por ejemplo, mantuvo excelentes relaciones con los nazis, era antijudío y “antinegros”) ha manipulado el feminismo con claros objetivos, el más destacable es el de suplantar las tensiones sociales o lucha de clases por una lucha de sexos inducida. De esa manera la gente acaba poniendo más atención, en el hecho de que se haya producido la muerte de 60/70 mujeres por violencia intrafamiliar (todo queda en familia y se echa la culpa “a la violencia masculina/machista”, es decir, a los trabajadores varones) y le pasa desapercibido que se produzcan más de 1500 muertos durante el año en accidentes laborales o en accidentes de tráfico, en los que también mayoritariamente fallecen hombres. Por idénticos motivos, nadie habla de los más de 500 hombres separados que se suicidan anualmente en España tras el divorcio.

    Se desactiva el conflicto social, para evitar que las grandes empresas salgan perjudicadas; se divide a los trabajadores, creando un ambiente contencioso entre sexos; se acaba con la familia nuclear para pasar a unidades minifamiliares atomizadas en las que todos son consumidores individuales (dando entrada a consumidores adolescentes y niños. Negocio redondo.

    Por otra parte, se crea una sociedad donde otras creencias, como la religión, tiene menos margen de maniobra, y donde el capitalismo puro y duro campa a sus anchas, sin cortapisas ni “peros” morales.

    La alianza capitalismo- feminismo; aparte del importante efecto de desviar las metas y preocupaciones de progreso hacia las luchas de género (en un mismo país la diferencia de ingresos entre los más ricos y los más pobres puede ser, por ejemplo, de 1 a 60; y entre mujeres y hombres de 1 a 1,3 y sin embargo, la machacona publicidad del feminazismo ha logrado que haya una mucho mayor preocupación social por disminuir esta última)

    Otro asunto especialmente importante, es que las mujeres suelen ser más conservadoras y más “pasivas” políticamente que los hombres. Otorgándoseles más derechos y, sobre todo privando de ellos a los hombres, necesariamente aumenta la desmovilización social y el conservadurismo político (que no hay que confundir con “conservadurismo sexual”)

    Por otro lado, las iniciativas de todo tipo, encaminadas a destruir lo que siempre se ha llamado “la familia”, fomentando el divorcio, familias “monoparentales”, uniones homosexuales, etc. origina una mayor descohesión social y una sociedad muchísimo más fácil de manipular. Se está creando una sociedad acéfala...

    Estamos hablando de una política consistente en buscar “un problema” --lo haya o no, eso es lo de menos-, "encontrarlo" a fin de aplicar lo que les interese a determinados políticos, diagnosticar erróneamente, decretar soluciones duras e injustas y luego aplicarlas a medias...

    Es necesario mirar con lupa las consecuencias de la progresiva implantación de las políticas “de género” en el mundo, es imprescindible denunciar la política de apartheid por razón de sexo, los intentos megalómanos de imponer y crear "el hombre (mujer) nuevo",... teorías de semejante calibre siempre han producido enormes desastres.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por nunca el Vie Oct 05, 2012 11:03 pm

    Por otro lado, las iniciativas de todo tipo, encaminadas a destruir lo que siempre se ha llamado “la familia”, fomentando el divorcio, familias “monoparentales”, uniones homosexuales, etc. origina una mayor descohesión social y una sociedad muchísimo más fácil de manipular. Se está creando una sociedad acéfala...
    ¿Esto lo ha escrito un comunista o alguien del Opus Dei?

    Paulina
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 99
    Reputación : 99
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por Paulina el Sáb Oct 06, 2012 3:16 am

    ya no se en quepagina me encuentro. Qué es el SUPERCAPITALISMO.

    será del mundo de los superguay`s ese término?

    haber si nos enteramos que la mujer adquiere poder de decisión cuando participa de la producción, cuando aporta riqueza. Eso lo hizo en los pasados muy, muy remotos y ahora bajo el capitalismo vovió a formar parte de la masa productora de riqueza,con su incorporación a las fábricas, a los talleres; y bajo el imperialismo capitalista la mujer ya no solo aporta riqueza sno que se aporpia de ella. Está claro que la mujer no volvera a dejarse someter y avanzara hacia su liberación junto con los verdaderos productores de riqueza, la clase obrera.ç

    y lo demas se desarrolla bajo las contradicciones de ese proceso. Dejense de bailar el agua a la moral burguesa.



    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por nunca el Vie Sep 18, 2015 9:10 pm

    nunca escribió:
    Por otro lado, las iniciativas de todo tipo, encaminadas a destruir lo que siempre se ha llamado “la familia”, fomentando el divorcio, familias “monoparentales”, uniones homosexuales, etc. origina una mayor descohesión social y una sociedad muchísimo más fácil de manipular. Se está creando una sociedad acéfala...
    ¿Esto lo ha escrito un comunista o alguien del Opus Dei?
    La pregunta es, ¿este tipo de iniciativas se hicieron para ampliar derechos civiles, aún siendo iniciativas progresistas, el motivo por el que fueron tomadas fue por ampliar derechos o para favorecer un tipo de sociedad acorde al poder?

    walking
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 731
    Reputación : 810
    Fecha de inscripción : 08/11/2013
    Edad : 16
    Localización : bogota

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por walking el Vie Sep 18, 2015 11:26 pm

    nunca escribió:
    Por otro lado, las iniciativas de todo tipo, encaminadas a destruir lo que siempre se ha llamado “la familia”, fomentando el divorcio, familias “monoparentales”, uniones homosexuales, etc. origina una mayor descohesión social y una sociedad muchísimo más fácil de manipular. Se está creando una sociedad acéfala...
    ¿Esto lo ha escrito un comunista o alguien del Opus Dei?

    a lo mejor no lo leyó completo asi que una parte de lo que decía si era coherente- y se dejo llevar por ser una fuente "socialista".

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por nunca el Vie Sep 18, 2015 11:58 pm

    Otro asunto especialmente importante, es que las mujeres suelen ser más conservadoras y más “pasivas” políticamente que los hombres. Otorgándoseles más derechos y, sobre todo privando de ellos a los hombres, necesariamente aumenta la desmovilización social y el conservadurismo político (que no hay que confundir con “conservadurismo sexual”)

    ¿Esto es por genética o por cultura? ¿Cómo ha llegado a esa conclusión?

    Federos
    Camarada
    Camarada

    Cantidad de envíos : 59
    Reputación : 111
    Fecha de inscripción : 13/02/2015

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por Federos el Dom Sep 20, 2015 12:50 am

    Creo que no es tanto que las mujeres sean conservadoras o apoliticas sino que son mas gregarias que nosotros y eso hace que hasta cierto punto sigan a la masa, creo que no por nada la mayoria de los mensajes de publicidad se dirigen precisamnete a las mujeres.

    walking
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 731
    Reputación : 810
    Fecha de inscripción : 08/11/2013
    Edad : 16
    Localización : bogota

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por walking el Dom Sep 20, 2015 3:38 pm

    Federos escribió:Creo que no es tanto que las mujeres sean conservadoras o apoliticas sino que son mas gregarias que nosotros y eso hace que hasta cierto punto sigan a la masa, creo que no por nada la mayoria de los mensajes de publicidad se dirigen precisamnete a las mujeres.
    pero sin generalizar ,pues hay mujeres tan politizadas como rosa luxemburgo , margareth tatcher o cristina de kirchner.
    Ademas hay cosas en que somos iguales de consumistas  casi toda publicidad de los  videojuegos y tecnologia esta enfocada hacia los hombres porque somos quienes mas compramos estas cosas , aparatos como xbox,playstation que venden por millones. Y no por nada se usa tanto la figura femenina para vender en tantas campañas publicitarias.

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por nunca el Jue Oct 22, 2015 1:12 pm


    ¿Por qué el feminismo se ha convertido en política de Estado? (Otra vuelta de tuerca a la explotación de los hombres)



    "El Tinglado nunca tuvo la oportunidad de instalarle un control. Nada de esposas pidiendo un parquet nuevo. Nadie que se ocupase de él, por eso goza de la libertad necesaria para ser un buen farsante." (Ken Kesey, Alguien voló sobre el nido del cuco, Primera parte)

    Hoy en día el feminismo ocupa un lugar destacado en la política de Estado; una estrategia que ha servido no sólo para fortalecer a este último, sino también al sistema de producción capitalista en el que se apoya.

    La demagogia y el buenismo del discurso feminista, que victimiza a la mujer y culpabiliza al varón, al cual se le hace responsable en exclusiva de todos los males sufridos por la mujer a lo largo de la historia, olvida de forma interesada el papel jugado por muchas mujeres en el sometimiento de multitudes humanas (compuestas por mujeres y hombres), unas veces como protagonistas principales: las reinas Isabel I de Inglaterra y Victoria de Gran Bretaña son un buen ejemplo de ello (1), y, otras, como protagonistas en la sombra: las consortes de los hombres de poder, interesadas tanto o más que éstos en no perder o incluso mejorar su posición de privilegio. Este engañoso discurso, que en nuestros días ha alcanzado la categoría de dogma gracias a la incansable (y en muchos casos inquisitorial) labor de los aparatos ideológicos del Estado, ha sido adoptado por el Estado con el objetivo de ganarse el apoyo incondicional de las mujeres (al menos, de la mayoría), al presentarse ante éstas como el principal garante de su seguridad y valedor de sus deseos y aspiraciones (deseos y aspiraciones tras los que no siempre se esconde el instinto de supervivencia y sí, en muchos casos, una pueril vanidad o una rastrera codicia). De este modo, el Estado no sólo se asegura la fidelidad de la inmensa mayoría de las mujeres, sino que además consigue la de todos aquellos hombres que aspiran a tener algún tipo de relación con dichas mujeres. No hace falta ser ningún lumbreras para entender que una mujer que tiene como objetivo obtener una subvención del Estado para montar su propia empresa (lo que hoy se conoce como mujer emprendedora), lo último que le interesará será un hombre cuyo objetivo sea acabar con el Estado o, simplemente, que desconfíe de él. Se podría decir que el Estado, con la incorporación del feminismo a su política, coaccionaría a los hombres con una especie de mensaje subliminal como este: "Si queréis una mujer, tendréis que someteros a mi voluntad".

    Además, el feminismo es de gran ayuda al Estado para definir, en función de sus intereses, el tipo de hombre que debe gustar a las mujeres y el que no, pues gracias al término "machista" tiene la posibilidad de estigmatizar tanto actitudes éticamente censurables (que las mujeres no están exentas de cometer) como otras que no lo son pero podrían constituir una traba en sus ansias de control totalitario (virilidad, rebeldía).

    Por otra parte, el sistema de producción capitalista ha sido otro de los grandes beneficiados de que el discurso feminista haya alcanzado la categoría de política de Estado.

    El discurso feminista en ningún momento cuestiona el papel o rol del varón como proveedor principal de los recursos materiales de la familia (2), de tal forma que dicho rol sigue estando plenamente presente (grabado a fuego) en el subconsciente de la sociedad, y continúa descargando toda la presión y responsabilidad que lleva aparejado sobre las espaldas y las mentes de los hombres. De este modo, el acceso de muchas mujeres a puestos de trabajo muy bien remunerados (en muchas ocasiones, mejor remunerados que los de muchos hombres), gracias a las políticas feministas impulsadas por el Estado (3), ha tenido como consecuencia un aumento de la presión social sobre los hombres, quienes tendrán que hacer esfuerzos extras (sin ningún tipo de ayuda externa) para cumplir adecuadamente con el rol social que se espera de ellos (que las mujeres esperan de ellos): conseguir una fuente de ingresos mejor que la de la mujer a la que aspiran.

    En otras palabras, en la actualidad, si un hombre quiere estar a la altura de las expectativas de una mujer, los esfuerzos que tendrá que realizar serán aún mayores que en el pasado. No hay que haber estudiado precisamente un máster en economía para comprender que esto sólo puede repercutir positivamente en el proceso de producción capitalista, al conseguir que los varones sean (utilizando terminología neoliberal) más competitivos. En este caso, gracias a la adopción de políticas feministas, el capitalismo chantajearía a los hombres con un mensaje subliminal parecido a este: "Si queréis mujeres, tendréis que ser un poco más productivos".

    No nos engañemos, el hecho de que el capitalismo haya hecho suyos el discurso y la ideología feminista tiene como objetivo aumentar la presión sobre los hombros y las mentes de los varones, obligando a éstos a realizar mayores esfuerzos para estar a la altura de las expectativas que su rol social les exige. Una presión que muchos hombres no pueden superar y que, sin duda, es la causa de que el 75% de los alcohólicos, el 80% de los drogadictos o el 78% de los suicidas sean hombres (4).

    Esta forma de jugar con los instintos y prejuicios sociales de los hombres y de las mujeres puede parecernos un modo de proceder inhumano y brutal, pero es comprensible en una civilización decrépita y moribunda, donde sólo se ve a los otros como medios, nunca como fines en sí mismos.

    En este mismo contexto habría que situar la actual campaña en torno a la prostitución, cuyo objetivo sería el de dificultar todo lo posible lo que hasta ahora venía siendo una fácil vía de acceso al sexo femenino para muchos hombres (y en algunos casos, la única vía) en el escenario de represión y escasez sexual que hoy vivimos; de tal modo que si un hombre quiere tener acceso a una mujer de forma regular, no le quede más remedio que pasar por el aro: someterse al Estado y ser más productivo. En definitiva, el Estado pretende un control total sobre la gestión de las relaciones afectivas entre hombres y mujeres (5), de tal manera que si alguien quiere resolver de forma satisfactoria algo tan primario como esto, no tenga otra posibilidad que la de someterse a los caprichos del Estado.

    Tarde o temprano, las mujeres terminarán por darse cuenta de que el feminismo está muy lejos de ser un medio de liberación, y comprenderán que sólo se trata de una estrategia para el control social tanto de las propias mujeres como de los hombres; una estrategia empleada por el Estado con el fin de hacerse dueño y señor de los actos y de los deseos de las mujeres como si de la madre superiora de un convento se tratase (6).

    Es muy probable que, con el tiempo, estas actuales estrategias de control social sean superadas por el conjunto de la humanidad, lo cual sólo servirá para obligar al Poder a idear otras nuevas aún más sutiles, por lo que habrá que seguir muy atentos en el futuro.

    Notas:
    (1) Reinaron durante 44 y 63 años respectivamente, contribuyendo al desarrollo y fortalecimiento de uno de los más sanguinarios imperios de la historia
    (2) Las voceras del feminismo son las primeras en defender las desorbitadas pensiones alimenticias que los varones deben abonar a las mujeres en los casos de divorcio.
    (3) Estas políticas han sido fundamentales en este sentido, tanto actuando de forma directa: mediante la llamada discriminación positiva, como indirecta: el adoctrinamiento de todos los sectores de la sociedad, que ha favorecido el acceso de las mujeres a estos puestos por encima de los hombres.
    (4) Por contrapartida, es probable que la presión que ejerce sobre los hombres el rol social que la sociedad les impone sea también el causante de que muchos de ellos recurran al arte, a la ciencia o a la filosofía como vías para escapar de una situación que acarrea tanto esfuerzo y sacrificio; lo cual explicaría que detrás de las más grandes obras de arte, descubrimientos científicos o sistemas filosóficos de la historia estén hombres y no mujeres en la inmensa mayoría de los casos. Puro instinto de supervivencia.
    (5) Como el control total que ya tiene sobre la tierra, el agua y los animales, para lo cual, hoy en día, emplea el ecologismo como principal herramienta para ganarse el consentimiento de los sometidos.
    (6) Muchos investigadores empiezan a relacionar los orígenes del feminismo con diversos movimientos integristas cristianos estadounidenses de finales del siglo XIX y principios del XX vinculados al ku klux klan y al WASP, concretamente, con los colectivos de mujeres cristianas que encabezaron la lucha contra el consumo de alcohol y la prostitución.

    http://conspiracionabierta.blogspot.com.es/2015/10/por-que-el-feminismo-se-ha-convertido.html


    Última edición por nunca el Dom Oct 25, 2015 8:57 pm, editado 1 vez

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por nunca el Dom Oct 25, 2015 8:53 pm


    ¿QUE ES EL FEMINISMO DE GENERO?

    Autor: Eugenio Dorao. Resumen de la Ponencia presentada en Salamanca el 16 de Junio de 2006, en los salones de CajaDuero, con motivo de las I Jornadas Separación y Divorcio organizadas por APFS Salamanca.

    El Feminismo de Género (FG) es una ideología dogmática que nace en Septiembre de 1969 en la Universidad de San Diego (California), con el diseño y apoyo financiero por parte de la Fundación Ford del que fue el primer curso de una nueva disciplina denominada Women´s Studies. A partir de ésta fecha la misma Fundación Ford, bajo la presidencia de Mr. George Bundy, el ex Director para la Seguridad de EEUU, financia y promueve la creación de centenares de Departamentos de Women´s Studies a comienzos de los años 70. Estas “nuevas disciplinas” junto a las “Divinity Schools” y los “Afroamerican Studies” son apoyadas y financiadas por la Filantropía Americana, de la que la Fundación Ford y la Fundación Rockefeller son el máximo exponente (por su dimensión) seguidas de decenas de fundaciones hoy día integradas en el llamado “Conseil of Foundations”. Anteriormente a la creación de los Women´s Studies, no podemos negar trabajos teóricos que sustentan las tesis del FG, pero que de no haber sido promocionados a través de éstos departamentos su relevancia hubiese sido casi nula.

    El FG es una teoría que propone la deconstrucción de las estructuras “patriarcales” (familia, religión, ciencia, lenguaje), que son interpretadas como meras “construcciones sociales”. En la relación heterosexual es atribuida a la mujer una “superioridad moral” frente al hombre, y un carácter de “víctima” debido a la “opresión patriarcal” e histórica de la masculinidad. La palabra “Género” define los “roles masculino o femenino” con posibilidad social de cambio”. “Sexo” sería sin embargo una simple diferencia morfológica. Las principales autoras del FG identifican relación heterosexual con violación, llegando a afirmar del lesbianismo que es la condición natural de la mujer.

    Una de sus reivindicaciones es la de entender el aborto como el “Derecho de la Mujer a la Salud Reproductiva”, en relación con las políticas eugenésicas. Su máxima teórica fue la enfermera Margaret Sanger, precursora del FG y fundadora en 1915 de la primera clínica abortista de USA, también de la revista “eugenesic” y de la la Liga Americana de la Planificación Familiar, germen de lo que sería la “Internacional Planeed Parenthood Federation” (IPPF) de la que sería su primera presidenta. Actualmente la IPPF es una pieza clave del “Lobby de Mujeres”, de gran influencia en Naciones Unidas, la Unión Europea, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

    Henry Ford, fundó en 1936 la Ford Foundation, en estrecha relación, y con equivalentes fines que otras como la Rockefeller Foundation, la Carnegie Foundation, la Turner Foundation, la McArthur Foundation, la Bill y Melinda Gates Foundation y George Soros Foundation, todas ellas vinculadas a la cultura hipercapitalista americana y estrechamente relacionadas entre si. La Fundación Ford, en especial a partir del año 1947, fue utilizada como “Fachada Filantrópica de la CIA”, en palabras del profesor James Petras. Los altos cargos de la CIA eran compatibles con altos cargos en la Fundación Ford. Documentos desclasificados de la CIA prueban su relación con la imposición de la política imperialista americana en el mundo, actuando bajo las directrices de la CIA, y con el apoyo de instituciones públicas de la política exterior de USA, tales cómo el CFR (“Conseil of Foreing Relations”) el USAID (Cooperación Exterior) y el NED (Nacional Endowemt for Democracy).

    La Fundacion Ford, sólo en el año 2005, financió directamente con becas más de 1000 proyectos de los cuales unos 550 aproximadamente se basan en el apoyo directo y específico a movimientos Feministas de Género. La indú Irene Kahn (presidenta de Amnistía Internacional) y Kofi Annan (Presidente de Naciones Unidas) realizaron sus estudios con becas de la Fundación Ford. La Fundación Ford, promociona actualmente al Tribunal Penal Internacional, a través de la llamada “Coalition for The International Criminal Court”, en la que participa junto a la Palanethood Foundation, John D. and Catherine T. MacArthur Foundation y que ha sido apoyada con importantes recursos por el Open Society Institute (George Soros), Fundación Planethood, Paul and Daisy Soros Foundation, Reebok Foundation y Third Millennium Foundation. Advertimos del hecho que precisamente Fundaciones Filantrópicas americanas, vinculadas a grandes multinacionales y al hipercapitalismo duro, sean los principales valedores de un tribunal por parte del cual en la más estricta teoría pudieran ser algún día acusadas. De hecho, permanentemente se ha cuestionado por ejemplo la ética de las grandes multinacionales del deporte en relación con la explotación laboral infantil. Dejemos para la reflexión del lector el hecho de que EEUU, pais del que proviene éste gran Lobby del Feminismo de Género, sea un pais precisamente no ratificante del Tribunal Penal Internacional.

    Sin duda alguna, la influyente periodista Gloria Steinem es la Feminista de Género y personalidad que más ha promocionado dicha ideología en los Medios de Comunicación de todo el mundo, hasta el punto de ser considerada “la madre” del Feminismo de Genero. Gloria Steinem ha ejercido su influencia desde tribunas tan importantes como la CNN, New York Times, TIME, Reuters o Washington Post, medios vinculados estrechamente al poder de EEUU. Gloria Steinem, de origen judío, perteneció en los años 60 al ala más radical de la CIA en su lucha contra el comunismo ("The CIA Old Boys"), y fue artífice del siniestro "Festival de Viena", creado por la CIA para controlar a la izquierda centroeuropea. Gloria Steinem fue cofundadora en 1971 del NWPC National Women's Polític Caucus y de la revista Ms (la más antigua y primera revista del Feminismo de Género del mundo), ambas con el apoyo de la Fundación Ford y de su presidente Bundy, justamente en coincidencia con la implantación de los Women´s Studies.

    Dado el indudable origen "Anticomunista" de las Políticas de Género, éstas han tenido una estrecha vinculación con las políticas "Atlantistas". No por casualidad aquellos países que más las han promovido son precisamente los países incondicionalmente alineados con la política de Estados Unidos (OTAN), como por ejemplo Canadá, Noruega, Suecia, Dinamarca, Islandia, Finlandia, Holanda y Reino Unido. Quepa recordar que antes del nacimiento de la OTAN, junto a la Alemania de 1936 y Japón, estos países desde principios de siglo formaron parte del llamado "Club Eugenésico", impulsando políticas estatales de "Selección Racial", ya experimentadas en EEUU por parte de la "Escuela de Long Island" promovidas por Sanger y admiradas por los médicos del Tercer Reich. Contrastan estas políticas con las de países no atlantistas, de amplia tradición liberal e ilustrada, como es el caso de Francia, donde tan solo en los últimos años han penetrado de manos de la Unión Europea las Políticas de Género. En el mundo, las políticas racistas y eugenésicas adquirieron un impulso definitivo en 1915 bajo la presidencia en EEUU de Woodrow Wilson con la derogación de las leyes que prohibían la esclavitud, y con la refundación del KKK vinculado estrechamente a Margaret Sanger (Gran Maestra). La primera película producida por la industria cinematográfica de Hollywood, “El nacimiento de un Imperio” (1915) lo fue precisamente para conmemorar la refundación del KKK. Sanger, poco después, desarrolló proyectos como el "Negro Project", que culminaría con la implantación de clínicas de esterilización y promoción del “aborto no voluntario” practicado a millares de mujeres negras. El que estas políticas de violación de Derechos Humanos aplicadas por EEUU no hayan trascendido apenas fuera del ámbito de los estudiosos, tan solo acredita el enorme poder de los medios de comunicación del Imperio. Probablemente ni siquiera muchos cinéfilos conozcan el título la primera película de Hollywood, y menos aun su contenido y finalidad.

    Margaret Sanger, “la abuela” del Feminismo de Género, es elevada a la categoría de "heroína de la humanidad” por la “madre” del Feminismo de Género oficial, la citada periodista y exagente de la CIA Gloria Steinem, e incluida por ésta en el “TIME 100” en 1998 como una de las 100 personalidades mas influyentes del SXX. Recientemente, en los años 90, y con fondos aportados por la Fundación Ford, Gloria Steinem en un ambicioso y costoso proyecto universitario ha recopilado para la posteridad los archivos históricos de la obra de Sanger.

    Otra de las personalidades clave en la historia del FG fue Henry Ford (creador junto a su hijo Edsel de la fundación que lleva su nombre en 1936), promotor de la eugenesia y el racismo, amigo personal de Sanger y soporte económico de sus proyectos, mantuvo una estrechísima relación ideológica y económica con la política racial nazi. Fruto de la admiración que despertó en el Führer –el cual le describía como un gran ideólogo y hombre de acción- fue la concesión por parte de Hitler a éste de la Gran Cruz de Hierro en 1938, coincidiendo con el 75 cumpleaños de Henry. No olvidemos que Henry Ford colaboró tecnológicamente y financió la construcción de campos de exterminio cómo el de Auschwirtz a través de empresas como la Ford Werke, y fue autor de la obra antisemita "La Judería Internacional".

    El hecho de que las Políticas de Género han sido creadas diseñadas e implantadas en el Mundo por parte de la “Filantropía Americana”, como estrategia de consolidación de la influencia del poder imperial de EEUU en el mundo, y con la colaboración obvia de un imprescindible control de los Medios de Comunicación, reviste una absoluta verosimilitud histórica. Dichas estrategias se han dado en denominar por los expertos “Softh Power” como alternativa al “Hard Power” (poder militar). Ambas políticas se complementan, si bien las primeras se aplican allí donde no es viable ni aconsejable utilizar la lucha armada, como es el caso de los “países aliados”.

    Algunas de las consecuencias obvias de la implantación del FG en Europa y en el Tercer Mundo están siendo entre otras la desestructuración de las familias, el control de la población y la desestabilización de las sociedades enfrentadas en guerras de sexos, así como la erradicación de las culturas locales de los países pobres, en especial los de África y Asia.

    En esencia el FG lleva a considerar a un 50% de la población –las mujeres- como “minoría discriminada”, objeto de cuantiosas subvenciones y ayudas. En una región como la Unión Europa cuyo sistema social ha de soportar problemáticas graves como una emigración creciente, una población envejecida y la incorporación de nuevos estados con elevados niveles de pobreza y corrupción, puede suponer un sumidero de recursos que reviente literalmente un sistema social ya dañado y que sin duda nos diferencia a una sociedad europea basada en conceptos como la Justicia Social, de una sociedad americana, basada en conceptos calvinistas como la Filantropía. Desde el año 2000 -muy especialmente- se vienen implementando en España vertiginosamente las Políticas de Género basadas en la agenda de la Unión Europea. En coincidencia con este periodo la suma de tres de los cuatro principales cargos en el Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional a fecha de hoy son ocupados por tres españoles con la aprobación de quienes controlan y financian tan importantes instituciones promotoras de las Políticas de Género.

    Actualmente España, relegando a Canadá al segundo lugar, se ha convertido en el líder mundial de referencia en la aplicación de Políticas de Género, con la aprobación en 2004 de la denominada “Ley de Violencia de Género”. Dicha Ley consagra el Derecho Penal de Autor, es decir discrimina entre hombre y mujer estableciendo diferentes tipos penales para un mismo delito en función del sexo del autor y de la víctima. No existe precedente mundial de una Ley similar.

    Por citar un ejemplo, en España hoy, colectivos FG reivindican la “Prisión Provisional” automática para cada orden de alejamiento dictada contra un hombre, lo que conllevaría el ingreso en prisión de varias decenas de miles de personas. En España, hoy, colectivos FG reivindican tres policías protegiendo en turnos a cada mujer presuntamente maltratada. Al margen de cualquier otra consideración, y desde un punto de vista estrictamente económico, estas posturas disparan mortalmente contra la línea de flotación del sistema social español, dado que los recursos sociales, simplemente son limitados y escasos. La consideración de una simple Denuncia como documento acreditativo de la condición de Mujer Maltratada a efectos de recepción de ayudas, es una realidad legal ya plasmada en los distintos Boletines Oficiales de España. La conculcación del Derecho a la Presunción de Inocencia y la presunta malversación de fondos públicos, están sobre la mesa.

    Si desde un punto de vista práctico, uno de los aparentes objetivos de las Políticas de Género es el combatir la Violencia Doméstica, (o al menos la Violencia de Género) los resultados de la aplicación de estas políticas en otros países no dejan espacio a la duda. Países “Feministas de Género” como Suecia –siempre citados como ejemplares por el Feminismo de Género- son un pésimo modelo social a seguir, pues presentan las tasas de Violencia Doméstica más altas de la OCDE, en oposición a Irlanda o Italia (país machista). Desgraciadamente Suecia tampoco es modelo socialmente de casi nada esencial – a pesar de la deformada buena imagen de éste pais- pues sus tasas de suicidio y de maltrato infantil le colocan junto a la violencia doméstica y violencia común, encabezando la lista de lo que podríamos denominar la “falta de felicidad social”. Hecho llamativo es que Suecia presenta una tasa de Maltrato Infantil que sólo es superada por Rumanía de entre los países de la OCDE. Suecia por otra parte presenta una cultura de divorcio muchísimo más desarrollada que España, sistemas de Mediación Familiar, y una aplicación extensa de la Custodia Compartida, sistemas que previenen la violencia generada en relación con los procesos de separación.

    Cómo era fácilmente previsible, e indeseable, hoy tras mas de un año de aplicación en España de una draconiana y drástica Ley de Violencia de Género, las muertes en el entorno familiar han aumentado, y España sale del grupo de los países de la OCDE con menores tasas de Violencia Doméstica. Las muertes de mujeres también han aumentado. Aunque Suecia no sea prototipo de pais machista, muchos colectivos seguirán repitiendo en España : “el machismo mata” y poniendo a Suecia como modelo de bienestar familiar. A pesar de los resultados, éste incremento de muertes no servirá para cuestionar la Ley, sino para reclamar más fondos para “luchar contra” la Violencia de Género, tantos fondos como se hubiesen reclamado si los resultados hubiesen sido exitosos, y justamente diametralmente opuestos a los actuales.

    Subrayemos que el Feminismo de Género nada tiene que ver con el Feminismo, entendido éste como Feminismo de la Equidad, movimiento creado a lo largo de siglos con la aportación del esfuerzo, y en muchos casos de las vidas, de aquellas personas que han hecho que el avance del papel de la mujer sea una realidad en la sociedad actual de la que casi todos nos sentimos orgullosos.La autora feminista Christina Hoff Sommer (EEUU), ilustra ésta realidad en su obra “¿Quién nos robó el Feminismo?” (Who Stole Feminism? 1992). Mas recientemente la prestigiosa feminista francesa Elisabet Badinter , en su obra “Por mal camino” (La fause route 2005) ilustra perfectamente estas diferencias y ejemplifica la manipulación de las estadísticas del Feminismo de Género. Para ilustrar en que medida éste debate está presente en la sociedad francesa, cuna del feminismo, citemos que “La fause route” se alzó en 2005 como uno de los libros mas vendidos en Francia, calificándose de “inesperado Best Seller”.

    La carencia de tradición feminista en España, por coincidir el desarrollo y máximo auge del Feminismo Europeo con los años de la dictadura, es sin duda una carencia que facilita la permeabilidad de las Políticas de Género en España.


    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por nunca el Miér Nov 18, 2015 1:22 pm

    La relación entre feminismo y capitalismo: un ejemplo de retroalimentación sistémica



    "Las ideas de la clase dominante son las ideas dominantes en cada época" (K. Marx y F. Engels, La ideología Alemana)

    Independientemente de que se esté o no de acuerdo con el feminismo, o de que se esté o no a favor del sistema de producción capitalista, un hecho indiscutible es que, en nuestros días, capitalismo y feminismo se han convertido en aliados inseparables, hasta tal punto que el sistema de producción capitalista ha asimilado por completo la ideología y el discurso feminista, y el feminismo ha hecho suyo la ideología y el discurso capitalista; es decir, hoy en día se puede afirmar, sin temor a equivocarnos, que el capitalismo es feminista y el feminismo capitalista. La principal consecuencia de esta alianza ha sido una eficaz retroalimentación del actual sistema de dominación. La lucha del feminismo por conseguir incorporar (y adaptar) a la mujer al salvaje sistema de producción capitalista y la adopción del victimista discurso feminista por parte del capitalismo ha justificado la existencia del uno y del otro (el feminismo ha hecho bueno al capitalismo, y el capitalismo ha hecho bueno al feminismo).

    Una buena prueba de esta entente la podemos encontrar tan sólo con hacer un repaso muy superficial sobre quiénes son hoy algunos de los socios (patrocinadores) principales de la sección feminista de la ONU, la conocida como ONU Mujeres.

    Según la página web de ONU Mujeres, Coca-Cola, Microsoft o la Fundación Rockefeller son algunos buenos ejemplos de lo mucho que las grandes compañías transnacionales están apoyando (con cuantiosas sumas de dinero) las reivindicaciones feministas (enlace a los patrocinadores de ONU Mujeres).
    http://www.unwomen.org/es/partnerships/businesses-and-foundations/major-partners

    Estas sustanciosas cantidades de dinero han creado, por todo el mundo, una auténtica legión de mercenarios y mercenarias dispuestos a lo que sea por perpetuar un discurso centrado en ensalzar las "virtudes" del feminismo y del capitalismo; una labor que les garantiza, mensualmente, unos sueldos nada despreciables. Sólo en España, cientos de miles de personas cobran sueldos o reciben algún tipo de subvención con motivo de las conocidas como políticas de igualdad, lo cual ha generado una situación de clientelismo donde la última preocupación es el bienestar de las mujeres y, por su puesto, el de los hombres.

    Aquellas mujeres que aún ven en el feminismo un camino de liberación harían bien en preguntarse por qué un sistema como el capitalismo, basado en la explotación del hombre por el hombre (y, por lo tanto, en la dominación de unos sobre otros), ha decidido adoptar, sin el menor reparo, el discurso y la ideología feminista.

    El feminismo es una ideología demagógica que basa su discurso en una retórica victimista y reduccionista parecida a la empleada por otros sistemas ideológicos de corte totalitario (recordemos como Hitler, para alcanzar el éxito, basó su discurso en la victimización del pueblo alemán). La retórica victimista se dirige a las emociones, nunca a la razón, esto permite una efectiva manipulación de los individuos en las sociedades de masas. El objetivo del discurso victimista es siempre el de someter al grupo que se culpabiliza y ganarse la tutela del victimizado, es decir, el objetivo es la dominación. Comprender esto es fundamental para empezar a discernir el verdadero motivo del actual idilio entre capitalismo y feminismo. Seguir pensando que el feminismo es una ideología liberadora sólo servirá para fortalecer aún más las cadenas del actual sistema de dominación.

    El feminismo es, además, una ideología que promueve la más absoluta insolidaridad de las mujeres hacia sus compañeros varones, pues ignora y menosprecia los problemas que históricamente han venido afectando a éstos: reclutamiento forzoso para la guerra, desempeño de los trabajos con mayores índices de siniestralidad, condenas más duras en los códigos penales; de tal forma que una ideología así sólo puede promover la desunión y el recelo entre hombres y mujeres, lo cual, en última instancia, es de gran utilidad para la supervivencia del orden establecido.

    Los hombres, por su parte, deberían hacer también un poco de autocrítica, pues, quizá, el hecho de haber aceptado el capitalismo y todo su perverso sistema de valores, masivamente y sin a penas oponerle resistencia, haya tenido como consecuencia que las mujeres asumieran ciega y acríticamente los postulados feministas como una forma de defenderse ante el tipo de hombre al que ha dado origen el capitalismo. Es decir, también los hombres deberían revisar y aceptar la parte de responsabilidad que les corresponde en el actual clima de enfrentamiento entre sexos, sin, por ello, quitar la responsabilidad que las mujeres tienen también en todo este asunto (y en el hecho de que los hombres se hicieran tan fervientes adoradores del capitalismo). Es indudable que, por vivir en el mismo mundo y por necesitarnos mutuamente para poder vivir, los unos somos responsables del comportamiento de los otros, lo cual no quita para que cada individuo asuma la  parte de responsabilidad que le corresponde.

    http://conspiracionabierta.blogspot.com.es/2015/11/la-relacion-entre-feminismo-y.html



    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por nunca el Jue Nov 26, 2015 2:07 pm

    EL MACHISMO SUTIL DE MIGUEL LORENTE



    Lo cierto es que no pensaba escribir nada este 25 de noviembre que las instituciones del poder mundial han nombrado el día contra la violencia de género pero me desayuné con un artículo de Miguel Lorente en “el diario.es” con el título “El machismo se vuelve más sutil para confundir y seguir manteniendo su poder” y cambié de opinión, escribiré un análisis de las incongruencias del artículo del ex-delegado del gobierno de Zapatero para la Violencia de Género.
    Señala en primer lugar que el nuevo machismo es tan sutil que apenas puede detectarse pero se caracteriza por creer que lo lógico es “que los hombres sean los protagonistas” y lo dice, precisamente, un caballero (le presupongo esa condición con benevolencia) que se erige como protagonista permanentemente en lo que a las mujeres atañe. Si los hombres han de abandonar el protagonismo lo conveniente es que Miguel Lorente se calle y permita a las mujeres expresarse por sí mismas. Esta es su primera incoherencia a la que siguen muchas más.
    Ese post-machismo se manifiesta, según Lorente en que el 24% de los jóvenes cree que el lugar idóneo para la mujer es el hogar y las tareas domésticas. No dice, por cierto, de dónde saca esa cifra, qué estudios la avalan y con qué rigor están hechos, parece que, puesto que se habla para mujeres, no es preciso abundar en precisión o exactitud, (si es para chicas no hace falta que sea serio) debemos creer por fe en la palabra del hombre y mucho más cuando el hombre representa al poder y el poder constituye nuestra única salvación ante el ascenso del machismo sea este violento y asesino o tan sutil que sea casi invisible.


    La primera cuestión para ser libres y autónomas es no creer en nada por fe o por autoridad y ser suficientemente escépticas con las palabras de quien usa su poder y los medios que ello otorga para impartir doctrina. De entrada no me creo nada si no se demuestra.
    La segunda cosa importante es hacerse preguntas. Si efectivamente fuera como dice Lorente y los jóvenes se adscribieran a un machismo tan rudimentario (ese 24% ¿engloba solo chicos o a ambos sexos? Esto tampoco lo aclara, pero, ya se sabe, a las mujeres no hay que darnos tantas explicaciones), si fuera así, digo, ¿no tendrían entonces ellos mismos que dar cuentas por ello? Pues si venimos escuchando desde hace decenios que la solución a todos los problemas sociales es la educación ¿Cómo es posible que la generación más educada de la historia –o la que ha pasado más tiempo en sistema educativo- no haya superado la lacra del machismo? A esto nos contestará Lorente que la huella que dejamos las madres y los padres sobre nuestra prole es todavía demasiado importante y que de ella y no de las estructuras cuarteleras que llaman escuelas devienen todos los males que aquejan a la patria. Pero cualquiera que sea madre o padre con un mínimo de conciencia sabe que nuestros hijos han sido secuestrados por el sistema, que la influencia de los medios, internet, la cultura juvenil (creada no por la juventud sino por los dinosaurios de la multimillonaria industria del entretenimiento), la moda y el sistema educativo son de una fuerza tan arrolladora que las familias no podemos enfrentarnos con ello.
    Continúa diciendo que “los 15 últimos años de avance en el terreno de la igualdad han permitido a las mujeres ampliar su autonomía y alcanzar cuotas de poder”. Me pregunto si se refiere a las casi 700.000 mujeres empleadas domésticas, a las cientos de miles de cajeras de supermercado, empleadas de fábricas, dependientas de comercio y el poder que detentan… ¿o piensa Lorente desde la comodidad de su oficina que todas las mujeres somos ejecutivas de alto nivel? ¿Es que no se ha fijado en la señora que limpia su despacho?
    "Desgraciadamente", añade el forense, "los hombres machistas son los que más éxito tienen en la sociedad” ¿Es acaso él un hombre sin éxito, un paria o un perseguido? Para un triste médico con una visión de la historia llena de tópicos y afirmaciones gratuitas, un verbo ramplón y simplista y una estampa mediocre llegar a ocupar los cargos que él ha ocupado es una carrera exitosa sin duda ¿será el machismo el que impulsa su éxito? Yo afirmo que sí, que es justamente ese suave machismo, esa forma benévola y condescendiente que utiliza con las mujeres de las que se hace valedor y a las que ampara y acoge con gesto paternal, esa función que tiene como hombre del Estado, el auténtico nuevo patriarca, el componente esencial de su éxito.
    Y es así, los varones no machistas, que existen y son muchos, no tienen éxito, no están en los medios, en la prensa y la televisión, no tienen voz, y no se les escucha tanto como al señor Lorente que sí es un hombre de éxito. Los varones que aman a sus mujeres, que comparten con ellas los dramas existenciales en un mundo que niega el espacio de la vida privada a la mayoría de los individuos, que participan en las tareas cotidianas y colaboran con esfuerzo en la crianza de sus hijos, que son justos e igualitarios son, sencillamente, invisibles. En esta realidad fabricada por el orwelliano Ministerio de la Verdad solo existen los hombres como asesinos y maltratadores o como sutiles machistas con poder y solo existen las mujeres como víctimas o como ricas y poderosas triunfadoras. Los que no pertenecemos a esas categorías existimos en la sombra de la realidad, en el ostracismo y la exclusión.
    Bastará con que un día sustituyan el término hombre por maltratador y el término mujer por víctima para que el nuevo orden se haga realidad entre nosotros. Mientras tanto las campañas de propaganda del régimen alientan el miedo, miedo a que quien comparte tu lecho sea tu asesino, miedo a ser atrasadas o sumisas, miedo a ser maltratadores en potencia, miedo a no ser capaces de detectar el maltrato, miedo a ser micro-machistas, a ser pseudo-emancipadas, miedo a no saber lo que somos, ni lo que nos pasa… pero sobre todo asciende un miedo antiguo a ser señalados con el dedo, a que alguien te califique de neo-machista (seas hombre o mujer) o de cómplice de los asesinos y ese miedo nos condena a ser pequeños ratones en el laberinto.

    Otros artículos sobre el tema:

    http://prdlibre.blogspot.com.es/2013/03/la-palabra-del-hombre-una-reflexion.html

    http://prdlibre.blogspot.com.es/2015/08/contra-los-crimenes-machistas-y-la.html

    http://prdlibre.blogspot.com.es/2010/07/legislar-contra-el-amor-la-ley-de.html

    http://prdlibre.blogspot.com.es/2015/11/el-machismo-sutil-de-miguel-lorente.html

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por nunca el Mar Dic 01, 2015 6:18 pm

    Dentro del artículo vienen más enlaces que aquí no he colgado.

    La doncella en apuros y el hombre desechable: del tradicionalismo al feminismo



    Se han escrito ríos de tinta sobre la imagen del osado guerrero que rescata a una doncella en apuros (generalmente princesa) de las garras de un malvado monstruo. Desde la perspectiva de género, esta imagen se ha citado en las narrativas tradicionales y modernas para criticar la pasividad de la doncella, la imagen de la mujer como un ser desvalido, su carácter de trofeo, etc. El análisis que realizaremos en este blog partirá de una perspectiva diferente: nos centraremos en casos históricos donde esta narrativa se ha empleado para alcanzar fines políticos utilizando la desechabilidad masculina.

    Un conocido ejemplo donde la imagen de la doncella en apuros fue utilizada políticamente lo encontramos en la Primera Guerra Mundial. Para obtener el apoyo de la opinión pública estadounidense en un conflicto que buena parte de la población no consideraba en su mejor interés, el gobierno realizó una serie de carteles donde denunciaba las atrocidades alemanas en Bélgica.



    Como pueden ver, la nación belga es retratada como una mujer indefensa que va a ser asesinada, y muy probablemente violada, por el soldado que representa a Alemania. No por nada la ocupación alemana de Bélgica ha sido conocida como La violación de Bélgica. Asimismo, la ocupación de Nanking por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial también sería conocida como “la violación de Nanking” debido a las masacres y torturas cometidas por el ejército nipón.

    Resulta interesante ver que los crímenes más brutales de la guerra son comparados con la violación de una mujer, y no otro tipo de crimen. Además esa violación, o amenaza de violación, son el recurso utilizado por el gobierno tanto para cambiar la mentalidad de la opinión pública como para animar a que los hombres se alisten a matar y morir en una guerra que inicialmente poco tenía que ver con ellos.


    La ideología de género imperante actualmente (el feminismo) considera la violación un acto aprobado, normalizado e incluso promovido por el Patriarcado, como puede verse en este panfleto que circula por internet (abajo). Sin embargo, el cartel que condena la agresión alemana, así como el nombre dado a estos episodios históricos, nos muestran una historia muy diferente. Una historia donde la violación se considera un crimen tan ultrajante que sirve para compilar todas las atrocidades cometidas contra la población civil, y que el gobierno utiliza porque considera que apelará al papel de protector de los varones para marchar a la guerra.


    No, no lo es.


    Un uso político más reciente de la narrativa de la doncella en apuros lo encontramos en la Invasión de Panamá. Aunque la clase política estadounidense no las tenía todas consigo en cuanto a lanzar el ataque, un incidente fue aprovechado por el mandatario George H. W. Bush como pretexto para iniciar la guerra. La esposa de un oficial de la marina había sido (supuestamente) amenazada con ser violada por soldados panameños. George H. W. Bush denunció la agresión y afirmó contundentemente que no permitiría que esta mujer fuera ultrajada. Hubo otros argumentos, por supuesto, pero éste fue el identificado como detonante (página 19). Al día siguiente la invasión se puso en marcha. Un episodio que se saldó con cientos, o quizá miles de muertos, dependiendo de las fuentes consultadas.

    El tradicionalismo nunca ha tenido reparos en utilizar a la doncella en apuros para motivar a la opinión pública y enviar a hombres desechables a la guerra con tal de conseguir sus objetivos, amén de los civiles de ambos sexos que también mueren durante estas contiendas. Lo que realmente me resultó interesante es que el feminismo, que no se cansa de decir que lucha por ambos sexos, haya mantenido la misma actitud hacia la desechabilidad masculina.

    La Guerra de Afganistán de 2001 fue iniciada para combatir el terrorismo, pero también contaba con la narrativa de la doncella en apuros, esta vez en versión feminista: salvar a las mujeres afganas de sus opresores varones. Marit Nybakk, quien presidía el Comité de Defensa Noruego, declaró en 2002 al diario nacional Dagbladet:

    Ésta es una guerra de liberación y también una guerra para liberar a las mujeres de Afganistán. Por tanto el aspecto de los derechos de las mujeres es crucial para mí. Durante muchos años he estado gravemente preocupada por la extrema opresión de las mujeres bajo el gobierno talibán. Aquí en Occidente cerramos nuestros ojos al grotesco tratamiento al que las mujeres son sometidas porque no nos afecta.

    Recordemos que en aquel entonces Noruega tenía implantado el servicio militar obligatorio sólo para hombres. Pero no hubo una sola mención (en ningún país) sobre la sangre que tendrían que derramar los hombres para alcanzar dicha liberación, mientras que instituciones como el servicio militar obligatorio masculino vulneraban su propia libertad.

    Pero Marit Nybakk no estaba sola. Organizaciones de peso como la estadounidense Feminist Majority Foundation también ofrecieron su apoyo a la guerra de Afganistán. Si bien hubo feministas que se opusieron.

    Esta narrativa ganó mayor atención cuando nueve años después, la opinión pública estadounidense comenzó a preguntarse si no iba siendo hora de mandar a los soldados de vuelta a casa. Fue entonces cuando apareció esta portada en la revista TIME titulada Qué ocurrirá si nos vamos de Afganistán.



    Esta portada utilizaba descaradamente la narrativa de la doncella en peligro con propósitos políticos, aunque ahora encubierta en un lenguaje feminista donde la preocupación se centra en los derechos de las mujeres. Básicamente se le estaba diciendo al público estadounidense que para garantizar la seguridad de las mujeres extranjeras se requerían el sacrificio humano de los varones del país, que como demostré en mi análisis sobre la guerra de Iraq, constituyen el 98% de los soldados muertos en estos conflictos. Mientras la vida de la mujer, aunque extranjera, es valiosa, la del hombre, sea de donde sea, es desechable.

    Con esto no quiero que nadie piense que soy indiferente a la historia retratada por TIME. Pero hay que tener en cuenta que la mutilación mostrada en la revista ocurrió durante la ocupación americana, e incluso es posible que fuera debido a la ocupación americana, pues ante una invasión militar y cultural los sectores más reaccionarios de la sociedad invadida tienden a llevar sus costumbres a mayores extremos para reafirmar su identidad y resistir la aculturación. En cualquier caso no tienen que creerme a mí, pues hay muchas mujeres afganas que han alzado su voz contra la ocupación afirmando que la situación no ha mejorado, e incluso en algunos casos ha empeorado. Como ya mencioné en un artículo anterior, la situación del varón afgano tampoco es envidiable en absoluto. Y el discurso de “salvar a esos bárbaros de sí mismos” sirvió para justificar numerosos actos imperialistas, con la conquista española y el colonialismo europeo del siglo XIX como ejemplos más visibles.

    En el caso del Afganistán, el feminismo (o parte del feminismo) ha continuado la larga tradición de desechabilidad masculina heredada del tradicionalismo. Si bien la protección de los más débiles es un valor positivo y no voy a abogar por su eliminación, necesita desprenderse de la carga de género explícita e implícita que contiene, en la que el protector sacrificable siempre ha de ser el varón y la protegida la mujer.

    ¿Quién se beneficia de tu hombría?

    Como de costumbre, aquellos que mueren impulsados por su papel tradicional de protector, y porque otros les dicen que han de salvar a una doncella en peligro, no son los beneficiados, como tampoco lo son aquellas familias que dejan atrás. Es posible que las mujeres a quienes se brinda protección puedan beneficiarse a corto plazo, pero sin duda los grandes beneficiarios son quienes obtienen ganancias económicas con la guerra: compañías armamentísticas, empresas dedicadas a la reconstrucción, etc. además de otros beneficiarios (políticos, por ejemplo) dependiendo de la guerra que se trate. Recordemos que aunque el pretexto de la doncella en apuros se utiliza para ganarse a la opinión pública y empujar a los varones a luchar, ninguna de las guerras mencionadas tuvo como objetivo único o principal proteger a la mujer.

    https://quiensebeneficiadetuhombria.wordpress.com/2013/09/15/la-doncella-en-apuros-y-el-hombre-desechable-del-tradicionalismo-al-feminismo/

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por nunca el Jue Dic 17, 2015 2:25 pm


    El Pentágono necesita más carne de cañon y Kate Perry ayuda a convencer a las jóvenes norteamericanas

    31 DE ENERO DE 2013

    El Departamento de Defensa de Estados Unidos anunció oficialmente su decisión de levantar la prohibición de que las mujeres sirvan en primera línea de combate, un paso histórico en las Fuerzas Armadas del pais más violento del mundo.


    El Secretario de Defensa norteamericano y criminal de guerra, Leon Panetta, afirmó recientemente lo siguiente: "Como secretario de Defensa, sé que abrir más oportunidades a nuestros hombres y mujeres uniformados mejor cualificados fortalecerá nuestra habilidad para luchar y ganar guerras".





    Ademas de lo curioso de que esas palabras fueran escupidas en un acto de homenaje a Martin Luther King, el significado de esa decisión está más que claro: el pentágono necesita más carne de cañon para seguir invadiendo paises, expoliando recursos y asesinando a los pueblos que obstaculicen la ambición de quienes realmente mandan en el ejercito norteamericano y, en definitiva, en su gobierno: las grandes corporaciones mafiosas.

    A partir de ahora las mujeres yankees podrán combatir en primera linea junto en las acciones terroristas de Estados Unidos, lo que parece ser vendido como un gran honor para ellas por las autoridades. Claro que los ciudadanos de Estados Unidos no son todos estupidos, y como pasa también con los hombres, para que estos acaben metidos hasta el cuello en las matanzas de los marines por el mundo necesitan ser convencidos de alguna forma, y la mas efectiva hasta ahora, y muy bien explotada por EE.UU. es la industria del cine y la de la música.

    Tradicionalmente Hollywood y la industria musical norteamericanas han vendido la gloria y el honor del ejercito de EE.UU. en sus acciones por el mundo a través de un bombardeo de películas, canciones y, en definitiva, manipulaciones de la realidad, que han convertido los genocidios sanguinarios que protagoniza habitualmente el ejercito de las barras y estrellas en gloriosas acciones humanitarias para salvar el mundo y la democracia.

    Convencer a tantos jovenes soldados a lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI de que sean el cordero sacrificial de los sacerdotes de la religion del capital, ademas de meterles en la cabeza que el mundo y la supuesta democracia realmente estan en peligro, ha sido uno de los objetivos principales de la fabrica de ideologia que siempre han sido la industria del cine y de la musica, y que ha sido muy bien explotada para ello por los gobiernos norteamericanos y, en el fondo, por las grandes corporaciones capitalistas que lo controlan.

    Ahora hay que convencer a las mujeres de que se jueguen la vida y disfruten de asesinar árabes, orientales, palestinos o africanos en nombre de la "libertad", aunque para ello haya que lavarles muy bien el cerebro para que no ven que en realidad los beneficiados de las matanzas, masacres y carnicerias en las que serán protagonistas no son, ni mucho menos, los soldados que las perpetran.

    Para ello el pentágono ya se ha puesto manos a la obra y ha comenzado a financiar canciones y videos, por otro lado con la tipica mala calidad de la música enlatada de moda,  para lograr que las mujeres norteamericanas nutran las primeras filas de los ejercitos que asesguran a lo largo de los cinco continentes la pervivencia y multiplicacion de los privilegios de la mafia capitalista.  Un ejemplo evidente es el video "Part of me", de Kate Perry.


    La superestrella fue contactada por la división del Departamento de Defensa de los EEUU para la relación con las industrias culturales, a través de la discográfica Capitol Records (propiedad de Universal Music Group y ésta a su vez de la multinacional Vivendi) para darle un giro a los estupidos versos de la letra de “Part of Me”, convirtiendola en una canción patriotica dirigida a las mujeres. Así, lo que es un desengaño amoroso tipico de los que se nutren millones de canciones similares en el mundo musical, y que suelen resolverse con la reafirmación de la identidad del despechado, o despechada, o con el encuentro de otro objeto amoroso, se transforma en "Part of me" en una llamada a las filas de los marines

    La canción se convierte, pues, en una orgia de estrellas con la bandera norteamericana de cielo, mientras cientos de adolescentes juegan con armas de última tecnologia como si se tratara de videojuegos (lo mismo que el principe Harry en Afganistan, que afirmo recientemente que le gusta disparar afganos porque siempre le gustaron los videojuegos), y con Kate Perry convertida en una mujer marine dispuesta a darlo todo por el único verdadero amor: la patria.

    Como hemos dicho,  el videoclip fue cofinanciado por el Pentágono que surtió al equipo artístico de todo el material bélico necesario para la grabación (tanques, helicópteros, lugares de entrenamiento, etc.) y de los extras (80 marines del ejército que cambiaron sus maniobras habituales por las necesarias para el rodaje con una estrella del pop).

    Hasta aquí la ficción. En breve miles de mujeres se veran atraidas por la mágica y espectacular reafirmación de Kate Perry y se dispondran a jugar al videojuego de la guerra en nombre de la democracia, la libertad, etc..., hasta que se enfrenten al primer combate de verdad. Entonces sufriran la prueba de cuanto de eficaz fue el lavado de cerebro, y comprobaran si de verdad se han convertido en máquinas de matar insensible a la deshumanización de la masacre (version videojuego) o si se dan cuenta del engaño y, como tantos otros marines, jamás podrán ya vivir en paz consigo mismas cuando regresen, si lo hacen fuera de un feretro, a su país (donde seguiran siendo pobres, excluidos y despreciados como antes mientras los que la enviaron a la guerra, como carne de cañon, son todavia mas ricos y poderosos).

    Os dejo con el video que, a pesar de su mala calidad musical, algo compartido por la mayoria de los grandes exitos de los ultimos años, transmite una ideologia que ha transformado y lo seguirá haciendo a millones de jóvenes en convencidos voluntarios en el matadero del que las grandes fortunas y corporaciones capitalistas se alimentan.



    http://cuestionatelotodo.blogspot.com.es/2013/01/el-pentagono-necesita-mas-carne-de.html

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por nunca el Lun Feb 01, 2016 12:19 am

    Las mujeres y la revolución. Reflexiones en el 8 de marzo

    La realidad hoy es que un número creciente de mujeres poseen un formidable poder, un ejemplo es Angela Merkel que, como primera mandataria de Alemania es quien, de forma fáctica, ostenta la autoridad máxima en Europa. En todo el mundo las mujeres conquistan puestos señeros en la jerarquía política y económica, son hechos que no se pueden obviar al hablar de la condición femenina actual. Hoy el feminismo de Estado es quien dicta, de forma imperativa, la ortodoxia sobre la emancipación de la mujer, se ha dicho que éste desnaturalizó el verdadero feminismo pero lo cierto es que las principales corrientes de aquél movimiento fueron afines en lo esencial a los principios cardinales del poder estatal-burgués, pues todas las tendencias que no se adscribían, de una forma u otra, a sus intereses han sido condenadas al ostracismo y la marginación.

    Atropellando la libertad de conciencia de las mujeres y los hombres las instituciones han impuesto un complejo de ideas que son obligatorias. Se resumen en lo siguiente. El trabajo asalariado, la profesión y el dinero son los principales instrumentos de realización personal e independencia femenina. Al grito de “Todo por la empresa” y “Todo por el dinero” varias generaciones de féminas han arruinado sus vidas en las mazmorras de fábricas y oficinas, como recompensa un porcentaje creciente de ellas ha conseguido ascender en la escala de mando de las corporaciones laborales convirtiéndose, algunas, en verdugos de los hombres y mujeres a los que dirigen.

    Otra máxima del feminismo institucional es que las mujeres han de ocuparse únicamente de sus problemas, así viven según los cánones de un neo-machismo confinadas en las “cosas de mujeres”. Un nuevo narcisismo de género alimenta la idea de que podemos y debemos perseguir el poder y el dominio en las relaciones sociales, incorporándose a nuestro vocabulario el anglicismo “empoderamiento” para designarlo. Además es preceptivo “salvarse” del amor. El odio, fundado en un sexismo esencialista, ha de ser la emoción predominante en todas las féminas emancipadas y las que no quieran ser acusadas de sumisas, machos etc., la agresividad y la violencia deben formar parte de sus habilidades sociales básicas y el egoísmo de género debe prevalecer en su ideología y su práctica. El rencor y la hostilidad hacia los varones, convertida en cosmovisión esencial en un núcleo creciente de mujeres, ha impulsado la afluencia femenina en el ejército y las diversas policías. En un futuro próximo habrá muchas féminas, no solo entre las tropas y los efectivos policiales sino también en los mandos de todos los cuerpos militares y represivos. Cada vez con más frecuencia aparecen mujeres involucradas en actos de torturas y brutalidad policial o militar.

    Presentándonos como sempiternas víctimas de los varones el Estado se exime a sí mismo de ser la principal fuente de opresión sobre nosotras, el creador del patriarcado y el beneficiario primordial de la forma concreta de marginación y sumisión histórica de las féminas, a la vez que define un nuevo modelo de sujeto femenino más conveniente para sus proyectos presentes. Por ello todas las supuestas ideas y prácticas “emancipadoras” constituyen la forma moderna en que las mujeres se integrarán en los fines estratégicos del poder establecido y la manera como serán dominadas. Su afluencia en masa al mercado laboral ha sido dirigido desde arriba –se inició durante el franquismo y ha continuado con el parlamentarismo-, el objetivo no es la libertad de la mujer sino el crecimiento del Estado español como potencia imperialista, por un lado, y la legitimación del capitalismo que aparece como liberador al menos para la mitad de la población. Así hemos sido atadas a un laborar embrutecedor por repetitivo, mecanizado, especializado, jerarquizado y dirigido que conlleva la progresiva quiebra de nuestras facultades intelectuales, de la sensibilidad, la voluntad y la sociabilidad. Las empresas dirigen hoy de una forma inadmisible la existencia de sus empleadas que están obligadas a subordinar su vida personal y familiar a los intereses de las corporaciones para las que trabajan.

    Al demoler el antiguo patriarcado, que formaba parte del militarismo del pasado y que se basaba en dedicar a las mujeres a cubrir las necesidades demográficas de los Estados en pugna y a los hombres a combatir por los intereses de su nación, la máquina estatal-capitalista podrá movilizar a la población femenina (no solo a las soldados sino a todas las mujeres por conscripción) en caso de una guerra a gran escala. . A cambio de las migajas que el poder otorga, en lo venidero las mujeres serán tocadas por el horror, la muerte y la destrucción de una posible y previsible contienda mundial, al mismo nivel que los hombres.

    Para que tal situación se realice, la libertad de conciencia de las féminas es violada repetida y fatalmente por las instituciones del poder, nuestras libertades más primarias son atropelladas. La maternidad está prohibida, de hecho, por múltiples mecanismos, pues no conviene a los intereses de los poderosos ya que distrae de los principales cometidos femeninos, trabajar sin descanso y servir al Estado. Así, la “libertad reproductiva” se concreta en el derecho al aborto, pero no en la potestad de ser madres. Esta “liberación” que nos convierte en monjas laicas al servicio del capital, del Estado y sus instrumentos, se produce, además, a costa de la explotación de millones de mujeres, que, en los países del Tercer Mundo, están obligadas a parir hijos e hijas para cubrir nuestro permanente déficit demográfico.
    Al enfrentar de modo radical a los dos sexos impide que los de abajo seamos capaces de unirnos para hacer frente al aparato de dominación que ve reduplicado su poder. Con leyes como la de Violencia de Género, ha convencido a muchas de que toda relación entre los sexos está plagada de agresión y violencia machista. Así, lo que es producto de la acción de una ínfima minoría de los varones se achaca al género creando un mar de incomprensión, desencuentro y animadversión entre hombres y mujeres muy beneficioso para sus intereses. Condenados tanto nosotras como ellos a la soledad y la incomunicación, nuestras vidas se han convertido en un compendio de horrores de tal naturaleza que arruina en nuestro interior las virtudes humanas y nos convierte en sujetos solo aptos para las ergástulas del mundo laboral y militar, a la vez que impedidos para la vida moral, la libertad y la fraternidad con nuestros iguales.

    Las mujeres que deseamos una sociedad sin Estado, basada en las relaciones horizontales y en la libertad equitativa para todos, varones y féminas, debemos comprometernos en la resistencia al feminismo estatalista, al chovinismo femenino (tan nocivo como el masculino) y a todas las formas de sexismo. Tenemos igualmente que definir los instrumentos para construirnos como sujetos competentes en la lucha por la revolucionarización de la caduca sociedad presente. Tal proyecto nos impone el desprendernos de todas las formas del victimismo que nos degrada y envilece, y entregarnos a la comprensión reflexiva de la realidad presente y de los grandes problemas políticos, filosóficos, convivenciales, morales y vitales, realizada para establecer la verdad y para construir la cosmovisión que oriente nuestra acción. En tal tarea debemos aspirar a recuperar en nosotras las cualidades, que se llamaron femeninas, del desinterés, entrega, fortaleza, energía y cultivo del amor compartiendo la lucha y el esfuerzo en afectuosa unión con nuestros compañeros.

    Publicado en CNT marzo 2010

    Prado Esteban Diezma
    pradoesteban@hotmail.com

    http://prdlibre.blogspot.com.es/2010/07/las-mujeres-y-la-revolucion-reflexiones.html

    nunca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 6108
    Reputación : 7093
    Fecha de inscripción : 14/07/2011
    Localización : En la izquierda de los mundos de Yupy

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por nunca el Dom Feb 07, 2016 1:59 pm

    Atención, a partir del minuto 6 habla de un tema tabú dentro de los colectivos anticpaitalistas, por qué la gente más subversiva suele ser más hombres que mujeres.
    El feminismo: una estrategia del Estado y del capitalismo para el control social totalitario (audio-declaración)

    http://www.ivoox.com/feminismo-estrategia-del-estado-del-audios-mp3_rf_10340356_1.html


    El feminismo es una ideología dogmática y simplista que achaca a la condición masculina en exclusiva todos los males sufridos por la mujer a lo largo de la historia, obviando, tanto la opresión estatal sufrida por la inmensa mayoría de los varones, como los privilegios que el ente estatal ha venido concediendo a las mujeres de las clases oprimidas por encima de sus compañeros varones (códigos penales más laxos o no ser reclutadas forzosamente para la guerra).

    El objetivo buscado por el ente estatal al convertir el feminismo en política de Estado, es el de ganarse la adhesión incondicional del mayor número posible de mujeres y, de este modo, la de todos aquellos hombres que aspiran a tener algún tipo de relación con estas mujeres. Por otro lado, generando odio y desconfianza en las relaciones hombre-mujer, se busca también enfrentar a la población entre sí en una especie de guerra de sexos, con el fin de mantener oculto al verdadero opresor, es decir, al Estado (que, de este modo, además, aparecería  como una especie de salvador), dificultando una posible unidad de los oprimidos frente al mismo.

    La razón de que el sistema de producción capitalista también haya adoptado el credo feminista, privilegiando a las mujeres por encima de los hombres en el ámbito laboral (discriminación positiva), es conseguir que éstos no tengan más remedio que esforzarse un poco más si quieren cumplir con las expectativas que la sociedad tiene depositadas en ellos. Un esfuerzo que, evidentemente, sólo puede tener como consecuencia un aumento de la productividad capitalista.

    En nuestros días, toda aquella persona que se atreve a cuestionar el credo feminista corre el riesgo de sufrir la ira inquisitorial de sus más acérrimos partidarios. Esto dice mucho del carácter dogmático de esta ideología, y sólo eso debería ser motivo suficiente para que una persona medianamente inteligente no dudara ni por un segundo en clasificarla como lo que realmente es: una religión de tipo secular (por no hablar de complejo de culpa tan típicamente cristiano que inocula en la mente de los varones). Desgraciadamente, diferentes temores inconscientes de tipo gregario, como el de la posibilidad de no tener acceso al sexo femenino, hace que muchas mentes muy lúcidas no se hayan atrevido hasta la fecha a cuestionar el feminismo y toda la falacia argumental en la que se basa.

    http://conspiracionabierta.blogspot.com.es/2016/02/el-feminismo-una-estrategia-del-estado.html

    Contenido patrocinado

    Re: ¿Por qué el supercapitalismo promueve el feminismo "de género"?

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:06 pm


      Fecha y hora actual: Mar Dic 06, 2016 5:06 pm