Teoría valor-trabajo (crítica de un liberal)

    Comparte
    avatar
    AliveRC
    Revolucionario/a
    Revolucionario/a

    Cantidad de envíos : 1322
    Reputación : 1452
    Fecha de inscripción : 09/05/2011
    Edad : 22

    Teoría valor-trabajo (crítica de un liberal)

    Mensaje por AliveRC el Jue Oct 04, 2012 8:42 pm

    Teoría del valor-trabajo

    Con la excusa de ofrecerle (inútilmente, como todo) a Marcel Coderch un ejemplo de una teoría económica de la que se puede demostrar su falsedad, haré una explicación sucinta de la teoría del valor-trabajo y de su crítica.

    Lo que afirma dicha teoría es que el valor de cambio de los bienes depende de la cantidad de trabajo que se invierte en ellos. Si no es así, si los precios de mercado no reflejan la cantidad de trabajo, entonces se dice que el trabajo determina el valor normal o a largo plazo de los bienes. Aquel trabajo sobre el que versan los precios de mercado, y al que tienden. La vieja concepción de Adam Smith.

    1) Basar el valor de los bienes en la cantidad de trabajo que se invierte en su construcción implica necesariamente negar que los recursos naturales contribuyen a la producción. El argumento de la teoría del valor trabajo es que esos recursos naturales no serían nada si no es con la transformación, acaso mínima, del trabajo. Coger una manzana del árbol, por ejemplo. Pero lo mismo se podría decir de infinidad de bienes, quedándonos arbitrariamente con los recursos naturales y despreciando arbitrariamente el trabajo aportado. Como hace la teoría del valor trabajo, pero al revés. Los bienes en los que hay un contenido material, extraído de los recursos de la Tierra que nosotros convertimos en económicos, exigen una combinación de ambos factores; en su formulación clásica, trabajo y recursos naturales. Es el resultado combinado de los dos factores lo que resulta en el bien cuyo valor se quiere explicar. Excluir uno de ellos con el argumento de que es necesario, cuando también lo es el otro en la práctica totalidad de los casos, es arbitrario.

    Por cierto, que esto es así porque una característica de los bienes de capital (los que contribuyen a la producción de bienes de consumo) es su complementariedad, como demostró Carl Menger en sus Principios de Economía Política.

    2) Cuando relacionamos la cantidad de trabajo con los valores, aplicando la teoría del valor trabajo, nos encontramos con que no coinciden. No hay una relación entre las horas de trabajo aplicadas a un bien y el valor que éste alcanza en el mercado, o incluso el valor que le pueda dar un dictador socialista. La teoría del valor trabajo no explica la realidad. Marx, que ha llevado la teoría hasta sus últimas consecuencias, intentó salvar esta dificultad de un modo que no le sonaría extraño a Lakatos. Marx inventa una teoría ad-hoc, un parche. Dice, entonces, que hay trabajos más y menos complejos. No es lo mismo el trabajo de un enfermero que el de un ingeniero. Pero claro, la teoría pierde así elegancia. Ya el trabajo no es homogéneo, por lo que la cantidad (número de horas) ya no explica nada. Pero para dar contenido a la nueva teoría, tendría que establecer una relación entre los distintos tipos de trabajo. A no ser que se caiga en el razonamiento circular de que se puede observar la distinta complejidad del trabajo según sean los precios, para luego decir que es esa complejidad multiplicada por el tiempo la que explica los precios.

    3) La cantidad de trabajo. Hablar de ella es intentar cosificar, materializar en una magnitud observable, objetiva, lo que es un comportamiento. Trabajar es un comportamiento deliberado, es decir, encaminado hacia un fin. Esta es la verdadera clave del asunto. Se busca la creación de un determinado bien porque ese bien sirve a los fines del hombre. Si creamos un bien inútil al hombre, por más horas de trabajo complejo que le dediquemos no valdrá nada. Como consumidores, nosotros no sabemos qué cantidad de trabajo hay atesorado en cada bien. Ni lo sabemos ni nos importa. Lo adquirimos o no en función de lo que valoremos lo que de él podemos obtener. Luego el punto de partida no puede ser la cantidad de trabajo, sino nuestros propios fines.

    4) Centrar el estudio de los valores en los fines del hombre hace inútil el esfuerzo de buscarlo, además, en la cantidad de trabajo. No ya por el corte de la navaja de Occam, sino porque deja de ser necesario. Además, la atención al comportamiento deliberado de los hombres nos lleva a los conceptos de plan, causalidad y tiempo, incertidumbre, etc. La teoría del valor trabajo tendría sentido en un mundo mecanizado, no teleológico. Por eso Schumpeter, para buscar unas condiciones en las que la teoría del valor trabajo pudieran explicar algo, se tuvo que ir a un equilibrio sin cambios, en el que simplemente había un ajuste automático a unos datos ya conocidos.


    Fuente: http://www.liberalismo.org/bitacoras/3/3312/teoria/valortrabajo/
    avatar
    Ashandarei
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 293
    Reputación : 301
    Fecha de inscripción : 20/07/2012
    Edad : 25

    Re: Teoría valor-trabajo (crítica de un liberal)

    Mensaje por Ashandarei el Jue Oct 04, 2012 9:52 pm

    No se puede criticar algo que no se comprende, y obviamente este hombre no comprendió a Marx, en caso de que lo leyera por supuesto, luego saltan los liberales estos diciendo "se ha demostrado que el marxismo está obsoleto/ es erróneo". Lo peor de todo es que la gente les cree. Saludos.
    avatar
    inmundo
    Gran camarada
    Gran camarada

    Cantidad de envíos : 459
    Reputación : 487
    Fecha de inscripción : 29/07/2011
    Localización : Argentina

    Re: Teoría valor-trabajo (crítica de un liberal)

    Mensaje por inmundo el Vie Oct 05, 2012 7:57 am

    Siempre repiten lo mismo, y ya hemos visto esto.

    Contenido patrocinado

    Re: Teoría valor-trabajo (crítica de un liberal)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom Sep 24, 2017 12:00 am