"Anticomunismo y Nacionalismo Burgués - Carta de Juan Domingo Perón a Pedro Badanelli desde Madrid" - año 1970

    Comparte

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    "Anticomunismo y Nacionalismo Burgués - Carta de Juan Domingo Perón a Pedro Badanelli desde Madrid" - año 1970

    Mensaje por pedrocasca el Jue Oct 04, 2012 11:52 am

    Anticomunismo y Nacionalismo Burgués - Carta de Juan Domingo Perón a Pedro Badanelli desde Madrid - año 1970

    Carta de Perón al Doctor don Pedro Badanelli - Madrid, 17 de setiembre de 1970

    tomado del libro Comunismo o Justicialismo de Pedro Badanelli, editado por la Unión Obrera Metalúrgica de la República Argentina en 1975

    Mi querido amigo:

    Contesto su amable carta del 30 de agosto pasado que me llega por mano de la compañera Elena y le agradezco su recuerdo y su saludo que retribuyo con mi mayor afecto.

    He recorrido su hermosa tierra y he permanecido en Sevilla, Málaga, Torremolinos, etc., y como usted lo dice,con justificado orgullo, lo mejor de España, a mi gusto es Andalucía. Allí he pasado los mejores días de mi exilio, entre esa gente sencilla y buena que sabe endulzar la vida y hacerla alegre sin los artificios inútiles que hoy parece ambicionar la gente. Los andaluces se han portado conmigo de una forma que obligará mi gratitud mientras viva.

    Como usted dice en su libro COMUNISMO O JUSTICIALISMO, con profética verdad, se está cumpliendo: el comunismo avanza en todas partes con diabólica celeridad. Yo, que soy hombre del siglo pasado he vivido esta historia que muchos parecen no querer comprender. Cuando comenzó el siglo XX el comunismo era solo una idea, doctrinariamente expuesta en el libro "EL CAPITAL" de Carlos Marx. Dos o tres tecnificadores alemanes la desarrollaron y tres o cuatro grandes agitadores la expandieron. Esa acción era en 1907, año de la Primera Revolución Rusa, que fracasó porque no pasó de una aspiración comprimida en los sectores populares urbanos de la Rusia de los Zares. Han pasado sesenta y tres años y el comunismo domina a las tres cuartas partes del mundo, en territorio y habitantes.

    Como usted dice en su libro COMUNISMO O JUSTICIALISMO, con profética verdad, se está cumpliendo: el comunismo avanza en todas partes con diabólica celeridad.

    Ahora, que me ha sido dado observar el panorama del mundo con mayor tranquilidad y experiencia, que he podido apreciar las causas y consecuencias que están agobiando al mundo, he llegado a la conclusión de que si todo sigue así, dentro de no muchos años el mundo será comunista y nadie podrá evitarlo, porque el choque de ideologías no lo puede sino conducir a la catástrofe inminente, que todos parecen querer evitar, pero para lo cual nadie hace nada que sea inteligente y racional.

    El capitalismo internacional y las oligarquías; organizados para explotar al hombre, solo se ocuapan de sus ganancias sin mirar las consecuencias; el comunismo internacional, también organizado, en último análisis para lo mismo (insectificar al hombre), no atina sino a derribar a su enconado enemigo y reemplazarlo. La víctima de ambos son los pueblos.

    Nosotros hicimos tanto por evitar que se llegara en la Argentina a esta situación, hemos pagado un caro precio en sacrificio y sangre, como corresponde a todos los precursores. Ahora, frente al sombrío panorama que se viene encima, con la incomprensión y el egoísmo de todos, podemos apreciar con claridad lo que muchos enceguecidos por la pasión y los intereses, no aciertan a ver. El pueblo desesperado, acosado por a explotación y la miseria, impuesta por sus enemigos organizados, se considera impotente para liberar su destino frente a las fuerzas internacionales que dominan a los sátrapas que dicen gobernarlos y, con razón y con justicia, recurren a la única fuerza también internacionalmente organizada que puede defenderle; el comunismo. No sé si yo mismo, en semejante circunstancia pensaría de otra manera y tomaría otro camino. Para hacer lo contrario sería necesario tener un Pueblo formado solo por héroes y por santos y sabemos que los pueblos están formados solo por hombres.

    Lo que está pasando en Cuba es, como dice usted, ejemplificador. Pero lo que allí pasa en grande, es lo mismo que está pasando en cada uno de los hogares proletarios de nuestra Patria y del mundo actual. Ya nadie cree en la falaz propaganda yanqui ni en las palabras del mundo capitalista que vituperan contra el comunismo, porque ante la miseria que se vive y la injusticia que se palpa, las palabras suenan a escarnio. Ese es, en realidad, de verdad, el factor determinante de la expansión del comunismo en el espacio y de su intensificación en el tiempo. Ya, sobre este problema, no hay secretos ni para los negros del Congo, ni para los amarillos de Vietnam, ni para los blancos de Europa, porque, desgraciadamente, esto es una realidad irresistible que día a día se impone mediante una acción positiva por parte de los rusos y una negativa de todos sus enemigos.

    El Justicialismo tendió una mano en nuestra patria, pero los intereses, los odios y las pasiones, impidieron asirla. Si nosotros hubiéramos sido escuchados e imitados cuanto levantamos las banderas justicialistas, todavía se estaba a tiempo para superar por ese camino los grandes males que nos acechaban. Hoy, la realidad de los hechos ha superado a todos, y sólo un milagro puede salvarnos. En la Argentina, nosotros trabajamos con éxito sin precedente para una solución anticomunista. La malhadada "revolución libertadora" nos arrolló violentamente de nuestro quehacer patriótico y preparo admirablemente el advenimiento del caos actual que con sus entregas y sometimientos está preparando el triunfo del comunismo.

    En la Argentina, nosotros trabajamos con éxito sin precedente para una solución anticomunista. La malhadada "revolución libertadora" nos arrolló violentamente de nuestro quehacer patriótico y preparó admirablemente el advenimiento del caos actual que con sus entregas y sometimientos está preparando el triunfo del comunismo.

    Yo que eh visto avanzar en estos últimos años al comunismo que, desde la nada, ha llegado a dominan las tres cuartas partes del mundo, no puedo hacerme ilusiones de que ahora lo vayan a parar los yanquis con cerebro de robot, y alma de mercaderes. Cuando la hora del "Delenda est Carthago" llegue no hará falta ni siquiera un Escipión "El Africano".

    En este mundo, el devenir de los tiempos históricos, ha sido el quehacer de los imperialismos, desde los fenicios hasta nuestros días. Asistimos de nuevo a los "últimos días de Carthago" porque, en esta segunda mitad del Siglo XX de signo anglosajón, por el imperialismo comunista que preside la democracia popular que será el signo ideológico del Siglo XXI. La historia no va para atrás. A nosotros que no nos tocará decidir, ni siquiera intervenir en la decisión, nos queda, en cambio, el derecho de elegir: debemos estar con el vencedor, jamás con el vencido. El resto se reduce a rezar para que el nuevo amo sea mejor que el que termina, que a decir verdad,no ha sido nada bueno para los pueblos que le han sufrido.

    Veo la situación muy grave y, en especial en nuestro país, donde no existe salida dentro de los procederes actuales que nos llevan a todos por el único camino expeditivo para el Pueblo: el comunismo. Frente a la conjura internacional del capitalismo, la conjura internacional del comunismo. Esa es, actualmente, la terrible disyuntiva del Pueblo Argentino proscripto en su propia Patria, perseguido, explotado y escarnecido.

    Nosotros seguimos y seguiremos trabajando intensamente pero me temo que ya no llegaremos a tiempo. Toda América Latina esta intensamente sacudida por la pugna que envenena al mundo y la ola de contaminación que se impuso en Cuba por la incomprensión y la bellaquería yanqui, parece extenderse como un reguero de pólvora por todos los pueblos latinoamericanos. Ya la muletilla de la civilización occidental, de la barbarie comunista, etc.... encuentra oídos sordos. La iglesia, que en Argentina, Venezuela, Cuba, República Dominicana, Colombia, etc., trabajó en favor del comunismo parece ahora darse cuanta de lo que ha hecho siguiendo, en su momento, la funesta política del papa pio Xll. Pero el arrepentimiento que termina solo en palabras no sirve para mucho. Todo parece conjurarse en favor del peligro que avanza ante los que se asustan pero no hacen sino mostrar su femenino temor.

    Frente a todo este panorama desolador que el mundo muestra en la Argentina vemos a un grupo de "chantapufis" que cree resolver el problema entregando el país a la voracidad de la explotación capitalista, origen y causa del éxito comunista. No se les ocurre que hay que atacar las causas y no los efectos y creen que este asunto se puede resolver con aspirinas. El pueblo vencerá, ya sea con la hoz y el martillo si no lo puede hacer con los atributos nacionales, pero vencerá. La hora de los pueblos se acerca, el camino poco puede interesar a los que trabajan por su advenimiento. Siempre le dije a nuestros oligarcas y capitalistas, O TRIUNFA EL JUSTICIALISMO O LOS DEGOLLARAN LOS COMUNISTAS. Ellos parecen haber elegido lo segundo: que Dios los ampare.

    Las fuerzas armadas que parecen dominar en Argentina, emplearán, llegado el caso los métodos militares: represión y persecución violenta. Nada mejor para hacer triunfar una causa adversaria. Los cristianos sin las hogueras del circo quien sabe si habrían llegado a su meta. Los norteamericanos del F.B.I. manejando la información e inteligencia en Argentina, no harán sino extender los desaciertos que los han hechos famosos en el mundo y los han llevado al ruidoso fracaso en el que se retuercen en la actualidad. El Gobierno indigno, desprestigiado y sin el menor asomo de autoridad, como no sea en la intriga y la estafa, que asiste impávido a los mayores latrocinios tanto de civiles como de militares, no pueden ser sino el agente ideal para el caos que reina y el cataclismo que se avecina a pasos agigantados. La iglesia aferrada a sus intereses y pasiones, ha arrojado por la espalda la verdadera doctrina cristiana y como se desentiende, egoísta, de su misión fundamental para ponerse al servicio de los poderosos, es otro elemento coadyuvante del aquelarre que se avecina. Solo el Pueblo, con esa intuición fabulosa que lo ha caracterizado siempre, mantiene, con firmeza, una verdad que los demás no quieren ver. Por eso vencerá. La vuelta de los proscriptos será por eso más gloriosa que nunca.

    Sobre los resultados de la "Gran Misión" de la que tanto esperaban sus organizadores, coincido totalmente con usted, Plata y tiempo totalmente perdidos. La iglesia Argentina no recuperara con sermones sobre el "infierno" lo que ha perdido cuando se alió con la oligarquía y traicionó al pueblo y a su doctrina. El tiempo es desgraciadamente irreversible.

    Sobre mi viaje para esos lados puede estar usted persuadido de que llegaré siempre antes de lo necesario.

    Un gran abrazo


    Última edición por pedrocasca el Vie Oct 05, 2012 2:21 pm, editado 1 vez

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6892
    Reputación : 7311
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: "Anticomunismo y Nacionalismo Burgués - Carta de Juan Domingo Perón a Pedro Badanelli desde Madrid" - año 1970

    Mensaje por Razion el Vie Oct 05, 2012 2:07 pm

    Bueno, cada vez más claro que Perón representaba la mejor alternativa para la burguesía argentina, y que esta era totalmente "cabeza" y no supo entender las circunstancias. Aunque hay que decir la verdad, les costó casi treinta años más de represión sangrienta, de que el país estuviera al borde de la Revolución Socialista, pero se impusieron, y con el esquema más pro imperialista que se pueda uno imaginar. Barrieron al comunismo, lo aniquilaron.

    De Perón, algo que no me quedó claro: ¿En una muestra más de su "versatilidad" -oportunismo- planeaba aliarse con los soviéticos para estar del lado de los vencedores?

    Interesante artículo, gracias por publicarlo camarada pedrocasca.


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    pedrocasca
    Colaborador estrella
    Colaborador estrella

    Cantidad de envíos : 9592
    Reputación : 18575
    Fecha de inscripción : 31/05/2010

    Re: "Anticomunismo y Nacionalismo Burgués - Carta de Juan Domingo Perón a Pedro Badanelli desde Madrid" - año 1970

    Mensaje por pedrocasca el Vie Oct 05, 2012 2:32 pm

    Saludos tovarich Razion. Para los que no somos argentinos, Perón, sus esposas y el peronismo (se llame justicialismo o como se quiera) son bastante incomprensibles si lo enfocamos desde la óptica puramente política, dado que las implicaciones psicológicas en este asunto son tantas en el país americano que se nos escapan. Al menos desde los habituales puntos de vista de los argentinos, incluidos los que se definen claramente como marxistas.
    Para mí Perón y sus actuaciones políticas son simple fascismo, disfrado de populismos varios y con el soporte sindical y político de un amplio arco de organizaciones.
    Esto que aquí escribo me ha costado innumerables dicusiones (y hasta intentos de agresión) tanto en Argentina como en España, y en uno de los temas del Foro me echaron con el argumento de que no era argentino y era imposible que lo entendiera.
    Esta carta no es más que otro argumento bastante demostrativo del anticomunismo de Perón y de sus ideas plenamente coincidentes con la burguesía.

    Razion
    Moderador/a
    Moderador/a

    Cantidad de envíos : 6892
    Reputación : 7311
    Fecha de inscripción : 29/09/2011

    Re: "Anticomunismo y Nacionalismo Burgués - Carta de Juan Domingo Perón a Pedro Badanelli desde Madrid" - año 1970

    Mensaje por Razion el Vie Oct 05, 2012 4:22 pm

    pedrocasca escribió:
    Saludos tovarich Razion. Para los que no somos argentinos, Perón, sus esposas y el peronismo (se llame justicialismo o como se quiera) son bastante incomprensibles si lo enfocamos desde la óptica puramente política, dado que las implicaciones psicológicas en este asunto son tantas en el país americano que se nos escapan. Al menos desde los habituales puntos de vista de los argentinos, incluidos los que se definen claramente como marxistas.
    Para mí Perón y sus actuaciones políticas son simple fascismo, disfrado de populismos varios y con el soporte sindical y político de un amplio arco de organizaciones.
    Esto que aquí escribo me ha costado innumerables dicusiones (y hasta intentos de agresión) tanto en Argentina como en España, y en uno de los temas del Foro me echaron con el argumento de que no era argentino y era imposible que lo entendiera.
    Esta carta no es más que otro argumento bastante demostrativo del anticomunismo de Perón y de sus ideas plenamente coincidentes con la burguesía.

    Camarada tienes todo el derecho del mundo a pensar o analizar lo que quieras. Si algún camarada te echó basado en esa argumentación (creo saber a que hilo te refieres), no le des importancia, dado que la misma posiblemente sea propia de una calentura de momento.

    Entiendo perfectamente por qué para los Europeos en general, Perón les parece fascista (en términos concretos, él era fascista, o admirador del fascismo, y nunca lo ocultó). Muy difícil debe ser para un Español revolucionario, aceptar a quién era amigo del dictador y se exilió en la España franquista.

    El problema reside, y creo que es extensivo a otros gobiernos latinoamericanos (como el MNR Boliviano, o el socialismo-militar), en que la consciencia antiimperialista estuvo, hasta la irrupción de la izquierda sesentista, muy marcada por estos gobiernos militares-populistas (filo fascistas), cuyo objetivo no era otro que desmovilizar al comunismo y romper los lazos con el imperialismo dominante impulsando la generación y fortalecimiento de una Burguesía "verdaderamente" Nacional (lo que terminó en estrepitosos fracasos, porque como diría el Che, las burguesías autóctonas, no son más que el furgón de cola del imperialismo).

    Hay intelectuales y/o partidos que a mi entender correctamente, han caratulizado a estos gobiernos como Bonapartismos (de avanzada o reaccionarios, según como hayan influido en las conquistas obreras, y la confrontación con el imperialismo). Al ver este tipo de gobierno tanto el imperialismo como las oligarquías locales, como amenaza, proceden a derrocarlos, impidiendo que los bonapartistas "se desenmascaren" y así muestren que solo defienden los intereses de la burguesía. Cuando los derrocan, pasan a ser íconos populares, incluso son tomados por la izquierda para (aprovechando la gran popularidad de los líderes bonapartistas) radicalizar la lucha y redireccionarla hacia el socialismo (básicamente lo que ocurrió en Argentina con la izquierda peronista, salvando las diferencias entre las organizaciones). Algunos luchadores y/o militantes que comienzan en este tipo de movimientos abrazando posiciones nacionalistas filo fascistas, luego con el desarrollo de la lucha (de clases), toman posiciones decididamente revolucionarias en pos del socialismo (como por ejemplo el Comandante Segundo -Ricardo Masetti-). Pensadores combativos como Cooke (que llegó a ser el 2do en el movimiento peronista, pero al tomar contacto -y defender en Playa Girón- con la Revolución Cubana, se radicalizó y asumió posiciones marxistas-, han definido al peronismo como un "hecho maldito del país burgués", considerando que si el movimiento peronista (aquel que reclamaba la vuelta de Perón, y se lanzaba a la lucha contra las dictaduras) no se volvía revolucionario, sería desmovilizado y se volvería una pata más del sistema (algo que terminó ocurriendo, con muchas vidas de por medio, con brigadas fascistas creadas por el mismo Perón, y tras la dictadura más sangrienta de nuestra historia).

    Precisamente, es por toda esta herencia que tiene sobre sus hombros la izquierda argentina, es que sigue despertando "pasiones" el problema del peronismo. Hay que destacar que la definición de Perón, incluso en los 70 (sobre todo en el 73-74) por parte de la izquierda peronista (sobre todo los Montoneros), no es otra que la de "lider de la burguesía", que a medida que se distancian del "Viejo" van asumiendo más abiertamente, llegando incluso a publicar un documento (si no me equivoco el que entre los militantes de la época era llamado la "biblia") en el que marcan claramente las diferencias con Perón, haciéndose explícitas cuando le vuelven la espalda al mismo, el 1ero de Mayo de 1974 (llevándose consigo a más de la mitad de la gente que estaba en la plaza). Muchos de los que hoy en día reivindican la experiencia montonera, ven como un error haber seguido a Perón, y creer que bajo la presión del pueblo en armas, podrían haber obligado al "viejo" a instaurar el socialismo. Otros, consideran que por el contrario el error residió, precisamente en no haber "aguantado" más, y esperar que el viejo se muriera, para asumir la dirección del movimiento, e incluso algunos (como nuestra Presidente, que militó en agrupaciones ligadas a la Juventud Peronista), consideran que el error no fue someterse al mando de Perón, y aceptar el programa de gobierno burgués nacional.
    Camarada pedrocasca, te invito a que participes cuando quieras de los debates "argentinos", no creo que el lugar de procedencia sea motivo para restringir la participación de otro camarada.

    Saludos


    ------------------------------
    No hay Revolución sin Revolucionarios
    Los revolucionarios de todo el mundo somos hermanos

    Jose de San Martín


    "Toda nuestra acción es un grito de guerra contra el imperialismo y un clamor por la unidad de los pueblos contra el gran enemigo del género humano: los Estados Unidos de Norteamérica. En cualquier lugar que nos sorprenda la muerte, bienvenida sea, siempre que ése, nuestro grito de guerra, haya llegado hasta un oído receptivo y otra mano se tienda para empuñar nuestras armas, y otros hombres se apresten a entonar los cantos luctuosos con tableteo de ametralladoras y nuevos gritos de guerra y de victoria."
    Comandante Ernesto "Che" Guevara

    "En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre"
    Marcelo Bielsa

    Contenido patrocinado

    Re: "Anticomunismo y Nacionalismo Burgués - Carta de Juan Domingo Perón a Pedro Badanelli desde Madrid" - año 1970

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:04 am


      Fecha y hora actual: Dom Dic 11, 2016 5:04 am